Sie sind auf Seite 1von 2

Ética

Nombre: Fernando Jaramillo

Nociones Generales
El lenguaje moral
El lenguaje constituye el mejor medio para descubrir la importancia social de cualquier
realidad. El lenguaje moral es esencial en la vida del ser humano ya que desde pequeños
nos enseñas las cosas buenas y las cosas malas que debemos y no debemos realizar, así
mismo a medida que vamos creciendo esta moral se vuelve más compleja ya que existen
otros factores que intervienen en la vida como por ejemplo las costumbres y tradiciones
que se tiene. Pero este lenguaje moral es psicológico ya que en la mentalidad común lo
moral y lo vital se hallan tan estrechamente unidos que llegan a confundirse. A través del
lenguaje descubrimos la costumbre social de distinguir las conductas, de acuerdo a su
moralidad, en buenas y malas.
Utilidad social de la moral
Se dice que existe la doble moral y eso se lo puede ver a diario desde los jóvenes hasta
los adultos. Esta doble actitud revela un hecho elemental: la vida en sociedad necesita una
serie de normas que aseguren la paz y el orden entre los individuos, de forma que los
intereses particulares no atenten contra los intereses comunes. Acorde con esto surgen
varios ideales y principios los cuales deben ser obedecidos por todos, así mismo existe el
mal moral. Si no existiera esta distinción entre el bien y el mal, la sociedad no podría
subsistir. El individuo se siente limitado en sus intereses por las normas morales.
Entonces, o bien renuncia a sus intereses para observar una conducta recta, o bien adopta
conductas condenadas por la moral pero que a él le satisface. La sociedad está conformada
por grupos antagónicos, el primer grupo son las familias acomodadas, que tienen el poder
económico y político y el otro grupo son las familias de bajos recursos, estas familias son
la mayoría en la sociedad y no les queda otra opción que aceptar los patrones impuestos
por el primer grupo. El orden moral establecido durante siglos por los poderosos, que
responde a sus intereses, se hace aparecer como “el orden moral” sin más.
Universalidad del hecho moral
El fenómeno que venimos describiendo posee un carácter universal. Debido a que es algo
arraigado en el ser mismo del hombre, como lo es en su sociabilidad, la moralidad lo ha
cualificado desde sus orígenes. En todos los pueblos, aparece siempre la estructura de lo
moral. Las diferencias entre los pueblos y los mismos individuos residen no en el hecho
de ser morales sino en el contenido de su vida moral, es decir que no siempre lo que es
bueno para unos, también es bueno para otros, como por ejemplo en la antigüedad el
hombre creía que era buena la esclavitud, la poligamia, entre otros, pero a medida que la
humanidad fue evolucionando se dieron cuenta que eso estaba mal, dejando de practicar
y prohibiendo ciertas actividades. Por lo tanto, se dice que todas las personas tienen
conciencia moral.
Definición de moral y ética
Etimológicamente estas dos palabras significan lo mismo, vienen de palabras griegas
diferentes, pero ambas significan costumbre. Podemos definir la moral como el conjunto
de reglas o normas de comportamiento que establecen la distinción entre lo bueno y lo
malo como criterio de perfección humana, en el plano más simple, se encuentran las
costumbres o tradiciones y las formas de convivencia y por encima de ellas se hallan los
valores, que cumplen con la función de principios universales. Damos el nombre de ética
al estudio sistemático de la moral, a la teoría de la moral, una cosa es moral, manifestada
en las costumbres y normas de comportamiento, y otro diferente es la teoría que la estudia.
La ética no se limita, al intentar fundamentar la bondad de las conductas, la ética se vuelve
disciplina normativa. La ética no crea la moral. Se encuentra con ella y la estudia.