Sie sind auf Seite 1von 6

Los animales no 1

Los animales no son un lienzo para experimentar

¿Quién nos otorgó el derecho para catalogar a los animales como seres

inferiores y capaces de ser utilizados a nuestra conveniencia? La experimentación

en animales es una práctica que, a mi consideración, debería ser abolida, puesto

que dentro de los laboratorios, los animales que son obligados a formar parte de

los experimentos científicos tienen que experimentar en su día a día un trato

inhumano lleno de sufrimiento y dolor. A lo largo de este ensayo se analizarán,

primero, los efectos de los experimentos en animales por causa de probar nuevos

cosméticos; a continuación, por qué es una práctica que viola los derechos de los

animales; después, se hablará del sufrimiento y lo que deben experimentar en su día a

día los animales en los laboratorios; para luego pasar a explicar por qué esta práctica no

llega a considerarse totalmente fiable y cómo llega a cambiar el comportamiento de los

animales; como punto final se hablará de las alternativas disponibles.

En primer lugar, todo el proceso de crueldad que conlleva la experimentación en

animales busca ser una causa que justifique los medios. Estos experimentos se realizan

en nombre de la ciencia para avanzar en conocimientos, para realizar estudios de

enfermedades o probar una nueva droga y, la más absurda, para probar cosméticos

nuevos antes de ser lanzados al público. Las pruebas con animales por esta causa

“invocan la imagen de una gran compañía cosmética que aplica productos no

desarrollados a criaturas desprevenidas, independientemente de las consecuencias”(Sun,

2012, párr.1). Por esta causa, los animales de laboratorios deben pasar el resto de su

vidas siendo parte de pruebas de diferentes productos, como labiales, sombras,

perfumes, máscaras, etc., lo que puede llegar a causarles reacciones desfavorables. Con

1
Los animales no 2

eso en mente, les pregunto ¿cuándo podremos dibujar una línea entre lo ético y lo que

estamos dispuestos a sacrificar por una necesidad totalmente innecesaria?

En efecto, los experimentos en animales llegan a ser una práctica que viola los

derechos de los mismos, es importante aclarar que los animales principalmente usados

en procedimientos de laboratorios son: roedores, como ratas, ratones o conejos;

artiodáctilos; perisodáctilos y primates: “seres vivos dotados de sensibilidad, memoria y

capacidad de sufrir, sin poder además escapar del dolor”( Díaz, 2011, p.5), así como

cualquiera de nosotros. Por un momento, les pido que se pongan en el lugar de estos

animales, especialmente de los primates, estos animales para llegar a los laboratorios

deben ser capturados de su hábitat, muchos de ellos siendo apenas crías. Imagínense

tener la experiencia traumática de estar un día en libertad y al otro ser capturados,

separados de su familia y llevados a laboratorios donde deben permanecer en pequeñas

jaulas, experimentando cada día niveles de estrés, dolor y miedo. Aun así, ¿son capaces

de apoyar esta práctica que promueve el maltrato animal, obligándolos a pasar el resto

de sus vidas en laboratorios? Los primates son seres que comparten varias

características tanto psicológicas como biológicas con nosotros, lo que les convierte en

un blanco perfecto para estos experimentos.

Es importante recalcar todo el sufrimiento lento y atroz que llega a vivir

obligatoriamente cada animal que forma parte de los experimentos. Los encargados de

los laboratorios se dedican a “ inculcar virus infecciosos, inducirles parálisis, alterarlos

genéticamente, privarlos de comida y someterlos a descargas eléctricas, radiaciones o

sustancias irritantes en la piel o los ojos”(Cárdenas, s.f, p.13). Según la causa por la que

se estén realizando los experimentos se ejecutan diferentes pruebas en los animales.

Existen pruebas farmacéuticas, en las que a los animales se les coloca sondas en sus

narices y gargantas para que las drogas lleguen a sus estómagos o pruebas de

2
Los animales no 3

vacunación, en estas pruebas, especialmente a los primates, se les infecta diversas

enfermedades para después buscar una cura a las mismas.

De hecho, varios estudios han demostrado que la experiencia dentro de los

laboratorios llega a ser tan traumatizante que logra cambiar totalmente el

comportamiento de los animales. “Se estima que 115 millones de animales sufren y

mueren cada año en los laboratorios, las universidades y los centros de investigación de

todo el mundo”( Arana, 2014, p. 3). Antes de morir, los animales deben vivir sus días

con un comportamiento anormal que fue causado por el múltiple maltrato físico que

vivieron. Su comportamiento normal se modifica por uno hostil, desde que entran en las

jaulas, debido a que empiezan a experimentar estrés psicológico junto con el

aislamientos, de igual forma, otro factor que influye en este cambio de comportamiento

es que pierden totalmente sus días ricos en estimulación sensorial por unos que muchas

veces son desprovistos de color, olor y de cualquier otro enriquecimiento que tenían,

mientras estaban en su hábitat natural. Los animales de laboratorio inclusive llegan a

enloquecer, se mueven en sus jaulas de lado a lado sin parar, incluso pueden realizar

actos de automutilación, mordiéndose o arrancándose su pelaje.

A pesar de que se llega a afirmar que realizar los experimentos en animales es

una práctica necesaria para probar los fármacos y evitar cualquier tipo de efectos

secundarios o reacciones que podrían comprometer la salud de una persona, en varias

ocasiones se ha comprobado que los resultados que se obtienen de los experimentos en

animales no se llegan a aplicar en las personas, las reacciones que presentan los

animales después de haberles suministrado alguna droga o vacuna pueden llegar a

diferir no solo de los seres humanos, sino también de especie a especie. El no haber

considerado la posibilidad de que exista una diferencia en los resultados, ha llevado a

grandes errores médicos. Uno de los más conocidos es el caso de la Talidomida que

3
Los animales no 4

ocurrió entre los años 60 y 70. “A pesar de las pruebas de seguridad, por lo menos

10,000 niños de madres que tomaron Talidomida nacieron con deformidades severas”

(Strambotic, 2015, p. ) ,esta pastilla fue ensayada en miles de animales comprobando si

existía algún efectos, para luego ser vendida a mujeres embarazadas asegurando que no

causaba ningún daño a los bebés ni a las madres. Teniendo en cuenta este caso que dejó

atrás el principio que exigía esta práctica, el evitar cualquier tipo de malestar a las

personas al consumir un medicamento, ¿ aún están dispuestos a justificar un maltrato

animal que en ocasiones llega a ser totalmente en vano?

Debido a que estamos en pleno siglo XXI, a diferencia de otras épocas, en donde

no existía la tecnología suficiente o los estudios para busca otros métodos que no

incluyan la experimentación con animales, ahora sí se puede. Se han desarrollado

“diversas alternativas a las pruebas en animales para superar los inconvenientes

asociados con los experimentos con animales y evitar los procedimientos poco éticos”

(Doke, 2015, párr.1). Métodos alternativos que se han demostrado efectivos como

recorridos anatómicos virtuales, modelos de plásticos, métodos in vitro, sistemas que

sean de cultivos de bacterias, células o tejidos también podrían ser utilizados. Usando

cualquiera de estos métodos se lograría un menor y un uso mucho más racional de los

animales, evitando cualquier maltrato hacia los animales.

En conclusión, los experimentos en animales que causan sufrimiento y dolor

constantes a miles de animales son una práctica que en nuestro tiempos llega a ser

innecesaria e inclusive poco fiable, los animales deben pasar por condiciones de estrés y

una ausencia de t interacción con su ambiente natural, por lo que los animales pueden

experimentar alteraciones metabólicas modificando los resultados de algunos

compuestos, causando que los resultados finales no sean favorables y causen más daño

que bien. Ahora existen nuevas alternativas que se han mostrado efectivas dando la

4
Los animales no 5

oportunidad para que los laboratorios llenos de animales se cierren eliminando, así,

todas estas prácticas inhumanas, junto con los miles de asesinatos de animales. Es

momento que dejemos de buscar justificaciones que no existen para continuar con el

maltrato animal a nombre de la ciencia.

Referencias

5
Los animales no 6

Sun,S. (07/2012). The truth behind animal testing. DOI:

http://dx.doi.org/10.4103/0974-6102.105076

Díaz, M. (2011).Experimentación animal: Problemática y legislación. Recuperado el 21

de noviembre de 2017 de

https://ddd.uab.cat/pub/trerecpro/2011/80058/experimentacion_animal.pdf

Cárdenas, Guillermo (sf). Experimentos en animales ¿mal necesario?. Mexico

DF.:Ediciones Douglas.

Arana, Lucia. (25/04/2014 ). Médicos alemanes contra la experimentación animal. El

diario. Recuperado el 12 de octubre de 2017 de

http://www.eldiario.es/caballodenietzsche/Torturar-animales-cura-

Alzheimer_6_252384793.html

Strambotic. (21/04/2015). La cruda verdad sobre los animales de laboratorio. Vice.

Recuperado el 12 de octubre de 2017 de

https://www.vice.com/es/article/qb9bb3/la-cruda-verdad-sobre-los-animales-de-

laboratorio-514

Doke,S.(06/2015). Alternatives to animal testing: A review. DOI: 61516991