Sie sind auf Seite 1von 4

¿Qué es una leyenda?

La Leyenda es un relato folclórico, que se transmite de forma


oral pero que también puede convertirse en un texto narrativo, ya
sea en prosa o en verso. Es un relato que se ubica entre lo real
y lo ficticio, entre hechos verídicos o verificables (incluso pueden
ser históricos) y hechos inexplicables, muchas veces
sobrenaturales.
Cada región, según su geografía, cultura y religión, tiene sus
propias leyendas, y éstas se van transmitiendo de generación
en generación.
La veracidad de la Leyenda no es comprobable; sin embargo, la
comunidad suele recibirla como algo posible, ya que la narración
suele incluir personajes y paisajes del entorno, lo cual le otorga
credibilidad.

Etimología de la palabra Leyenda


La palabra Leyenda proviene del latín legere, cuyo significado era
variable ya que se podía entender como ‘leer’ o ‘escoger’. Cerca
del siglo XVI el verbo adopta carácter de ‘Narración no histórica’.

Tipos de Leyenda
Según su temática y la zona donde se cuente, la leyenda puede
dividirse en varios tipos:

 La Leyenda Religiosa: Este tipo de leyenda normalmente


recopila información de algún evento como las apariciones,
episodios de la vida de algún santo, vírgenes que lloran,
pactos diabólicos, rostros sagrados que se vislumbran en, por
ejemplo, cortezas de árboles, manchas de humedad, etc.
 La Leyenda Escatológica: Es la que trata sobre los temas
finales, como la muerte, el Juicio Final, etc.
 La Leyenda Etiológica: Una leyenda etiológica pretende
explicar el origen de distintos elementos naturales, como los
ríos, las montañas, algunos árboles o animales.
 La Leyenda Local: Este tipo de leyenda se basa en supuestos
acontecimientos ocurridos en una zona en particular, y que son
muy divulgadas en esa comunidad.
 La Leyenda Urbana: Estas leyendas son las más conocidas,
ya que narran historias que son comunes en muchas ciudades
y que suelen tener carácter terrorífico, como la leyenda de La
Llorona, o la de La Mancha de Café. Para resultar más
verosímiles suelen incluir en la trama elementos modernos,
como automóviles, teléfonos celulares, etc.
 La Leyenda Rural: Es la que se narra en comunidades de
campo, y es una especie de mezcla entre la leyenda local y la
urbana. Estas leyendas normalmente hablan sobre animales
bestiales como El Familiar (animal diabólico), el Lobizón; o
sobre temas sobrenaturales, como espíritus de ultratumba o la
Luz Mala.

Características de la Leyenda
A nivel gramatical y literario la leyenda posee una gran cantidad de
características:

 Puede ser un texto en prosa o en verso: La leyenda escrita


suele ser un texto en prosa. Pero también hay algunas
leyendas en verso, incluso las hay musicalizadas, como en el
caso de “Anahí”, canción que cuenta la leyenda de la flor del
ceibo.
 En general, son narraciones simples y breves: Hay que
señalar que son relatos de amplia tradición oral, que se
transmitían de memoria; es más sencillo, entonces,
recordarlas y transmitirlas si son cortas y sencillas.
 Dejan una enseñanza: Entre las características más
importantes está la intención de dejar una enseñanza, algo
que sirva de reflexión para las personas de la comunidad.
 Pretenden causar un golpe de efecto: Por los personajes y
hechos que involucra, el narrador de una leyenda suele buscar
el asombro y muchas veces el miedo de la audiencia.
 Los personajes suelen ser reales: El protagonista muchas
veces es alguien que existe o existió en la realidad. A veces
es una persona común y a veces es un personaje histórico, y
puede alcanzar carácter de héroe y realizar alguna hazaña
imposible. Esta hazaña le hace merecedor de grandes
honores por las generaciones que le siguen. Es conocida la
leyenda que rodea a Rodrigo Díaz de Vivar, también llamado
“El Cid”, al que se le atribuyeron victorias militares aún
después de muerto.
 Se transmiten por generaciones: Normalmente las leyendas
se transmiten de una generación a la siguiente entre miembros
de una comunidad o miembros de una tribu religiosa, una
sociedad o un grupo de personas que residen en una misma
zona.
 Es común que empiecen con una muletilla: Es
característico de la leyenda que el narrador comience a
contarla con frases ya populares, como por ejemplo “Una vez
allá en […] me contaron que…”, o “Dice la leyenda que…”.
 Nombres geográficos reales: en las leyendas suelen
incluirse características del medio ambiente y geográfico que
suelen ser reales: se nombra alguna laguna conocida, o una
montaña, o un pueblo, etc., para hacer más creíble la historia.
 Algunas recurren a la magia: En la narración, muchas veces
aparece un elemento milagroso o mágico. Algunos, como la
pata de conejo o los tréboles de cuatro hojas, han quedado en
la imaginación colectiva como amuletos de la suerte.
 Son frecuentes las transformaciones y encantamientos:
Las leyendas suelen hablar de personas que se transforman
en animales o en plantas, o que han muerto y vuelven en forma
de espíritus, o que se ven beneficiados o perjudicados por
encantamientos mágicos o por maldiciones.
 A veces relatan miedos profundos: Es característico que
existan leyendas que narren experiencias abrumadoras, como
persecuciones interminables, encuentros con entidades
malignas o monstruosas, enfrentamientos con hechos
sobrenaturales, etc.
 Hechos que explican el origen de un lugar o de las cosas:
En algunas leyendas se narran historias muy antiguas que,
mediante hechos ficticios, describen el nacimiento de un
pueblo real. También suele intentarse explicar el color
particular de una flor o los rasgos particulares de un animal,
como ocurre con las leyendas de la Flor de Irupé o
la Leyenda del Picaflor.

Verwandte Interessen