Sie sind auf Seite 1von 40

1

República Bolivariana de Venezuela


Ministerio Público
Fiscalía Décima Sexta del Estado Zulia

Ciudadanos:
MAGISTRADOS MIEMBROS DE
LA CORTE DE APELACIONES DEL
CIRCUITO JUDICIAL PENAL
DEL ESTADO ZULIA
SU DESPACHO

Quienes suscriben abogados ROBERT MARTINEZ GODOY Y EDUARDO


JOSE MAVAREZ GARCIA, Fiscal Provisorio y Auxiliar Interino Décimo Sexto del
Ministerio Público de la Circunscripción Judicial Penal del Estado Zulia, con
sede en Santa Bárbara del Zulia, ocurro ante su Competente Autoridad, en uso
de las facultades que me confiere el artículo 285 de la Constitución de la
República Bolivariana de Venezuela, artículo 34 de la Ley Orgánica del
Ministerio Público, con el debido respeto a los fines de interponer RECURSO
DE APELACIÓN, contra la sentencia Nº 011-16, de fecha 11/01/2016 dictada
por el Tribunal Primero en funciones de Juicio de este Circuito Judicial
Penal, Extensión San Carlos de Zulia, en la cual se absuelve la ciudadana
MARLOS ALBERTO DE PAULA BALCACAR, de nacionalidad brasileña,
natural de Coxim, Brasil, nacido en fecha 06-01-1980, de 34 años de edad, de
estado civil divorciado, de profesión u oficio abogado, carta de identidad Nº
887.562, residenciado en el Consulado de Brasil y ENLIL OLIVEIRA DA SILVA,
de nacionalidad brasileña, natural de Corumba, Brasil, nacido en fecha 02-09-
1965, de 48 años de edad, de estado civil soltero, de profesión u oficio piloto
(aviador), carta de identidad Nº 32.875.282-4, residenciado en el Consulado de
Brasil; por la presunta comisión de los delitos de INTERFERENCIA DE LA
SEGURIDAD OPERACIONAL Y DE AVIACIÓN CIVIL, prevista y sancionada en
el artículo 140 de la Ley de Aeronáutica Civil, DESVIACION Y OBSTENCION
FRAUDULETA DE RUTAS, prevista y sancionada en el artículo 142 de la Ley
de Aeronáutica Civil, SEÑALES DE INDIVIDULIZACION DE AERONAVES,
prevista y sancionada en el artículo 143 de la Ley de Aeronáutica Civil,
CONDUCCION ILEGAL DE AERONAVES, prevista y sancionada en el artículo
144 de la Ley de Aeronáutica Civil, TRAFICO ILICITO DE SUSTANCIAS
ESTUPEFACIENTES Y PSICOTROPICAS, previsto y sancionado en el articulo
149 de la Ley Orgánica de Droga, y ASOCIACION ILICITA PARA DELINQUIR,
descrito y castigado en el articulo 37 de la Ley Orgánica Contra la Delincuencia
2

Organizada y Financiamiento al Terrorismo, cometido en perjuicio del ESTADO


VENEZOLANO.

CAPITULO I
LOS HECHOS

Los hechos imputados a los ciudadanos identificados en el capitulo


anterior y que se describen de seguida, configuran las circunstancias de tiempo,
modo y lugar, de la comisión del delito en el cual se encuentra incurso los
imputados, siendo que:

Los hechos objetos de la acusación fiscal a probar en el juicio oral y


público, refieren los hechos ocurridos En fecha veintiséis (26) de marzo del año
2014, siendo aproximadamente las 21:40 horas de la noche, se encontraba una
avioneta desconocida sobrevolando el aeropuerto “Miguel Ángel Urdaneta”,
ubicado en el Sector Delicias de la Población de Santa Barbara de Zulia,
Municipio Colon del Estado Zulia, el funcionario de Seguridad Aeroportuaria
ciudadano JUAN CARLOS GEDHLER MARTINEZ, le informo por vía telefónica
al ciudadano CARLOS PEREZ, quien es el despachador de vuelos del referido
aeropuerto, lo relacionado con la avioneta desconocida que se encontraba
sobrevolando el lugar, quien a su vez realizo llamada telefónica al Comando
Regional N° 3, Destacamento de Fronteras N° 32, Primera Compañía,
recibiendo la llamada en dicho comando el funcionario militar LUIS ENRIQUE
GANDICA COLMENAREZ, informando la novedad a sus superiores y
trasladándose inmediatamente una comisión integrada por los funcionarios
TCNEL ARQUIMEDES ALEXANDER PADRINO Y TTE YARITZA VILLASMIL
CAVADIA, adscritos a la Guardia Nacional Bolivariana, Comando Regional N° 3,
Destacamento de Fronteras N° 32, Primera Compañía, a fin de verificar la
información, al llegar al lugar pudieron percatarse que había aterrizado una
aeronave de emergencia; la cual presentaba las siguientes características:
aeronave tipo Piper 310, de dos hélices, en la parte superior de color blanco con
una franja de color rojo, en la parte inferior de color azul marino con una franja
gris, identificada con las siglas venezolanas (Falsas) Nº YV-2503, siglas
elaboradas en material plástico con adhesivo, tipo calcomanía, súper puestas
sobre las matrículas originales de la aeronave (PT-AZT).

La aeronave era tripulada por dos (02) ciudadanos que fueron


identificados como ENLIL OLIVEIRA DA SILVA (Piloto) y MARLOS ALBERTO DE
PAULA BALCACAR, (copiloto); a quienes se les solicito el certificado de
3

aeronavegabilidad y de matrícula, libros, manuales, licencias y demás


documentos exigidos por el artículo 36 de la Ley de Aeronáutica Civil
Venezolana, al igual que el permiso requerido por las Autoridades Aeronáuticas
de nuestro país para que una aeronave pueda ingresar y transitar por el
Territorio Nacional, tal como lo dispone el artículo 58 eiusdem; en tal sentido, los
ciudadanos en cuestión, manifestaron no poseer ningún documento de los
solicitados ni la autorización por parte del Estado venezolano para ingresar al
país, ya que ellos venían de Brasil y su destino era la ciudad de Barranquilla
(Colombia); lugar donde el ciudadano MARLOS ALBERTO DE PAULA
BALCACAR, indicó que vendería la avioneta, ya que es presuntamente de su
propiedad.

Los ciudadanos ENLIL OLIVEIRA DA SILVA (Piloto) y MARLOS


ALBERTO DE PAULA BALCACAR, (copiloto) informaron que la aeronave había
presentado fallas mecánicas y problemas con el sistema de posicionamiento
global (GPS), es por lo que se vieron obligados a buscar el aeropuerto más
cercano y aterrizar de emergencia, una vez identificados y asegurados fueron
llevados hasta el Destacamento de Fronteras N° 32 de la Guardia Nacional con
seede en la poblacion de Santa Barbara de Zulia, donde le solicitaron sus
documentos personales, presentando lo siguiente: una (01) carta de identidad
de la República Federativa de Brasil, a nombre de ENLIL OLIVEIRA DA SILVA,
signada con el número de registro 32.875.282-4 y una (01) carta de identidad de
la República Federativa de Brasil, a nombre de MARLOS ALBERTO DE PAULA
BALCACAR, signada con el número de registro 887.562, quien además
manifestó ser abogado en ejercicio, en su país, presentando un carnet emanado
por el “Conselho Seccional do Mato Grosso do Sul”, el cual lo identifica como
abogado, bajo el Inscricao Nº 13851; en vista de que los mencionados
ciudadanos se encontraban infringiendo la Ley de Aeronáutica Civil, procedieron
a hacerle de su conocimiento de sus derechos constitucionales (en idioma
Portugués); garantizándoles todos sus derechos y garantías constitucionales, e
informarles que quedarían detenidos y puestos a la orden del Ministerio Publico.

En fecha 27 de Marzo de 2014, siendo aproximadamente, a las 6:00


horas de la mañana, se trasladó una comisión integrada por funcionarios TCNEL
ARQUIMEDES ALEXANDER PADRINO Y TTE YARITZA VILLASMIL CAVADIA,
adscritos a la Guardia Nacional Bolivariana, Comando Regional N° 3,
Destacamento de Fronteras N° 32, Primera Compañía, hasta el Aeropuerto
Miguel Ángel Urdaneta en compañía de los ciudadanos ENDER ANTONIO
BARRIOS RAMIREZ y ALFREDO JAVIER CONTRERAS MEDINA, quienes
4

fueron testigos presencial del presente procedimiento, durante la inspección de


la aeronave se pudo apreciar que el tren de aterrizaje presentaba partículas de
suciedad (Tierra) de color rojizo ladrillo, característico de que dicha aeronave
había aterrizado en una pista clandestina o improvisada; así mismo en el interior
de la aeronave se pudo observar que la misma solo poseía dos (02) asientos,
utilizados para el piloto y el copiloto, circunstancias que sirven como indicio para
determinar que esta aeronave que ingresó de manera ilegal al país, estaba
siendo utilizada para el tráfico ilícito de sustancias estupefacientes y
psicotrópicas. También se pudo apreciar que en interior de la avioneta
específicamente la parte trasera habían ocho (08) envases de material sintético
plástico de color azul, con capacidad para 50 litros cada uno, envases que a
pesar de que se encontraban vacíos, presentaban un olor característico o propio
a combustible, el cual fue utilizado por los ocupantes de la aeronave para
aumentar su autonomía de vuelo y hacer que el mismo fuera autónomo y
clandestino; igualmente se observaron tres (03) cauchos aeronáuticos de color
negro; una (01) caja contentiva de doce unidades de 946 ml cada uno, de aceite
marca Hule Aviation, Aeroshell W100 Aviation Oil y un (01) maletín tipo ejecutivo
de color negro, contentivo en su interior de dos mapas de la ciudad de Río de
Janeiro y documentos (plan de vuelo), y articulos de higiene y uso personal de
los ciudadanos ENLIL OLIVEIRA DA SILVA y MARLOS ALBERTO DE PAULA
BALCACAR, tambien fueron encontrados en el interior de la avioneta cuatro (04)
teléfonos celulares, Un (01) teléfono satelital, Dos (02) GPS y un Ipad (Tabla),
un (01) maletín de lona, de color azul con negro, marca IRWIN, contentivo en su
interior de una (01) bomba de combustible de avión, marca AIRBORNE, serial
12E1373, modelo 2B6-44, un (01) cable auxiliar para carga eléctrica de
aproximadamente 4 mts de largo, un (01) alicate marca TRAMONTINA, con
empuñadura de goma de color amarillo. Detrás de los asientos del Piloto y
Copiloto se pudo observar que habían dos bombas de Succión de combustible
conectadas a través de mangueras a ambos tanques (Derecho e Izquierdo) la
bomba con el numero 7K89, modelo 135-6, se encontró conectada en el tanque
del lado derecho y la bomba con el numero 1A85, modelo 286-44, marca
Airborne, se encontró conectada en el tanque del lado izquierdo, y el otro
extremo de las referidas bombas se conectaban a una manguera de
aproximadamente un metro y medio con un tubo de metal con varios orificios a
través del cual introducían en los envases contentivo de combustible para que a
través de las bombas de succión surtieran de gasolina a ambos tanques de la
aeronave, también se encontraron dos (02) embudos de metal y tres (03) fajas
de color verde y materiales e implementos que son utilizados por estas
aeronaves.
5

En fecha 28 de Marzo de 2014, una comisión integrada por el Mayor


MARIJUAN AUGUSTO y el Teniente MONTAÑEZ DARWIN, adscritos al
Laboratorio Central de la Dirección de Operaciones de la Guardia Nacional
Bolivariana de Venezuela, quienes realizaron Inspección Técnica Criminalista y
Estudio Químico a una Aeronave Marca Piper Aircraft Corporation, Modelo
PA23-2506PCLM, Serial 27-7405262, Matricula Venezolana (Falsa) YV2503 y
Matricula PT-AZT (Original), durante el procedimiento realizaron un barrido
utilizando Hisopados y Macerados en el interior de la aeronave y ciertas áreas
externas, donde realizaron el ensayo de coloración y orientación, obteniendo el
siguiente resultado: Reacción Positiva (Azul Turquesa) Contiocianato de
Cobalto, indicativo de la Presencia de Trazas de Cocaína.

Posteriormente, en fecha veintinueve (29) de marzo del año 2014, fueron


colocados a la orden del Juzgado Tercero de Primera Instancia en Funciones de
Control del Circuito Judicial Penal del estado Zulia, imputándole la presunta
comisión de los delitos de INTERFERENCIA DE LA SEGURIDAD
OPERACIONAL Y DE AVIACION CIVIL, previsto y sancionado en el artículo 140
de la Ley de Aeronáutica Civil; DESVIACION Y OBTENCION FRAUDULENTA
DE RUTAS, establecido y castigado en el artículo 142 eiusdem; SEÑALES DE
INDIVIDUALIZACION DE AERONAVES, penado en el artículo 143 ibidem;
CONDUCCION ILEGAL DE AERONAVES, sentenciado en el artículo 144 idem;
solicitando la Medida Cautelar de Privación Judicial Preventiva de Libertad, de
conformidad con lo establecido en los artículos 236, numerales 1º, 2º y 3º, 237 y
238 del Código Orgánico Procesal Penal, en relación a los ciudadanos, lo cual
fue decretado en esa misma fecha por el mencionado Juzgado.

CAPITULO II
PRIMERA DENUNCIA
ILOGICIDAD EN LA MOTIVACIÓN DE LA SENTENCIA

Honorables magistrados de la Corte de Apelaciones del Circuito Judicial Penal


del Estado Zulia, el Ministerio Público fundamenta el presente recurso de
apelación en base a la ilogicidad en la motivación de la sentencia, de
conformidad con lo establecido en el artículo 444 numeral 2 del Coligó Orgánico
Procesal Penal, ya que de la lectura de la decisión recurrida.

La ilogicidad como vicio de la motivación de la sentencia, tiene lugar cuando del


contenido de la decisión, específicamente de los razonamientos que en ella
imprime el Juez de Instancia, se desprende o se observa la falta de
6

acatamiento a los principios ó reglas de la lógica, al orden natural coherente y


común que tiene las cosas, en tal sentido el Dr. Frank E. Veechionacce, en su
tesis denominada “Motivos de la Apelación de Sentencia” Terceras Jornadas de
Derecho Procesal Penal. UCAB ha señalado que:

“... Es ilógica una motivación cuando de su contenido se desprende la falta de


acatamiento a los principios ó reglas de la lógica, los mismos a que se refiere el
COPP en materia de libre apreciación de las pruebas, en su artículo 22. Estas reglas
son: “Principio de identidad, Principio de Contradicción ó de no Contradicción,
Principio del Tercero excluido y Principio de Razón suficiente... la ilogicidad debe ser
manifiesta, es decir, patente y claramente percibible. No hay evidente ilogicidad por
las simple exigencias expositivas del recurrente, o porque la exposición de la
motivación no guarde un orden coherente de asuntos o, en fin, porque la exposición
sea técnicamente defectuosa. Lo importante es que la motivación, entendida como un
cuerpo único, contenga la necesaria exposición de la argumentación judicial y que
esta guarde un mínimo o la necesaria logicidad...”

En otras palabras hay ilogicidad en la motivación de la sentencia cuando el


juzgador llega a un convencimiento que carece de lógica o discurre sin aciertos
por la falta de logicidad de los medios propios a expresar el conocimiento, es
decir, no existe coherencia en el pensamiento con el cual el juzgador pretende
fundar su decisión.

En efecto la decisión recurrida en el capítulo referido a los fundamentos


de hecho y de derecho señala, entre otras cosas, lo siguiente:

“…Este sentenciador al analizar en forma conjunta y realizar el correspondiente


equilibrio valorativo-comparativo se observa que la declaración testimonial rendida en
la sala de audiencia por el funcionario, ciudadana JACKLIN MOLERO, efectivo Militar
adscrito a la Guardia Nacional Bolivariana de Venezuela,, a quien se le solicito la
identificación respectiva de conformidad con lo previsto en el artículo 356 del Código
Orgánico Procesal Penal, testigo promovido por la representación fiscal, y luego de
prestar de debido juramento de ley se le coloco en manifiesto la Experticia Química y
expuso “ El día 08-4-14, se recibieron en el laboratorio las evidencias de 8 envases
plásticos con capacidad de 60 litros; se solicito la identificación de la sustancia
contenida dentro de la misma, luego se procedió a verificar si tenía algún tipo de
sustancia los recipientes a través de la utilización de hizopado y escurrimiento, y
luego de obtener la muestra se procedió a la realización de los análisis químicos , se
realizo igualmente a la realización de la prueba de combustión para determinar si era
inflamable, se realizo la técnica de microanálisis para establecer si se estaba en
presencia de un hidrocarburo (gasolina o gasoil), luego de los resultados de los
análisis de orientación, se hizo el examen confirmatorio por un solvente orgánico y
fue leído por un equipo arrojando como resultado que la sustancia que se colecto de
los envases no corresponde a gasolina o gasoil .- A las preguntas de las partes y del
Fiscal contesto: “ que el resultado de la experticia fue 100% confiable el análisis
confirmatorio. La presente declaración se adminicula con la documental EXPERTICIA
QUIMICA de fecha 08-04-2014, donde deja constancia de la experticia practicada. - Al
realizar el análisis de dicha prueba y al someterlas al correspondiente equilibrio
valorativo-comparativo, éste Tribunal en torno a los hechos constitutivos del delito
atribuido a los acusados, así como su responsabilidad penal en el mismo, no le
confiere valor probatorio al dicho de la experta objeto de análisis y apreciación, toda
vez que el contenido del testimonio desmiente la circunstancia sostenida en la relación
de los hechos objeto de la acusación, respecto a sostener la Vindicta Publica que la
sustancia que contenían los envases colectados en el interior de la aeronave
7

incautado en la inspección llevada a cabo el dia 27-03-14, por los funcionarios


militares TTE. YARITZA VILLASMIL y TCNEL ARQUIMEDEZ PADRINO, era
característico o propio a combustible para aumentar la capacidad de vuelo de los
ocupantes de la nave, pues el resultado del dictamen pericial refleja científicamente
que la sustancia contenida en dichos envases no correspondían a gasolina o gasoil; lo
que permite sostener con suficiente vehemencia que dichos envases colectados como
evidencias físicas, al menos no contenían sustancia derivada de hidrocarburo, lo cual
desmiente la situación de que en los mismos eran utilizados para depositar gasolina
en aras de aumentar la capacidad y autonomía de vuelo de la nave, Razón por la cual
no se le da ningún valor probatorio en contra de los acusados de conformidad con lo
establecido en el contenido del articulo 22 del Código Orgánico Procesal Penal. ASI
SE DECIDE. Este sentenciador al analizar en forma conjunta y realizar el
correspondiente equilibrio valorativo-comparativo se observa que la declaración
testimonial rendida en la sala de audiencia por el funcionario Militar, ciudadano
RAMIRO SEGUNDO LOPEZ PARRA, testigo promovido por la representación fiscal a
quien se le solicito la identificación respectiva de conformidad con lo previsto en el
artículo 356 del Código Orgánico Procesal Penal, quien dijo ser funcionario actuante
del procedimiento de inspección realizado en fecha 27-03-2014 a la nave
incautada , a lo cual luego de prestar de debido juramento de ley expuso: El día 27-
03-03-15 fui comisionado como a eso de las 3:00 p.m. para realizar una inspección en
el Aeropuerto Miguel Angel Urdaneta de esta población, con el objeto de realizar una
inspección técnica en donde fueron detenidos los acusados.- A las preguntas de las
partes y del Fiscal contesto: “ que la inspección la inspección la realizo el día 27-03-
14, a eso de las 3:00 p.m, en el aeropuerto Miguel Angel Urdaneta; que a su persona
solo le correspondió la inspección del sitio abierto donde está ubicada la aeronave, no
la inspección interna de la nave, para determinar las coordenadas del sitio; que no
tiene conocimiento de que la Teniente Villasmil revisara las aéreas interna de la nave;
que no recuerda que la nave estuviese precintada en su área de acceso; que había un
angar de Apoyo del Comando Aéreo, y que la avioneta se encontraba como a 100
metros en la pista , y que su parte posterior daba con las instalaciones del angar; que
cuando llegaron al aeropuerto observo que la puerta de la avioneta estaña
abierta; que habían cordones de seguridad de varios funcionarios militares alrededor
de la nave, pero que el sitio de ubicación de la nave no estaba protegida con cinta de
seguridad; que la condición de detenidos de los acusados se las aporto la Teniente
Villasmil. La presente declaración se adminicula con las documentales acta policial de
fecha 10-04-2014 N° 318 y acta de inspección del lugar de los hechos de la misma
fecha. Igualmente se adminicula con la declaración que rindiera el experto JACKLIN
MOLERO, y con la documental Experticia Química de fecha 08-04-2014, puesto que
con su deposición donde deja constancia de la experticia practicada. – la cual con su
testimonio desmiente la circunstancia sostenida en la relación de los hechos objeto de
la acusación, respecto a sostener la Vindicta Publica que la sustancia que contenían
los envases colectados en el interior de la aeronave incautado en la inspección llevada
a cabo el dia 27-03-14, por los funcionarios militares TTE. YARITZA VILLASMIL y
TCNEL ARQUIMEDEZ PADRINO, era característico o propio a combustible para
aumentar la capacidad de vuelo de los ocupantes de la nave. Al realizar el análisis de
dicha prueba y al someterlas al correspondiente equilibrio valorativo-comparativo, éste
Tribunal en torno a los hechos constitutivos de los delitos atribuidos a los acusados,
así como su responsabilidad penal en el mismo, al estimar que dicho funcionario nada
aporta en su versión en cuanto al establecimiento de dichos hechos, solo su versión
demuestra la estadía de la nave en el aeropuerto Miguel Ángel Urdaneta de la
población de Santa Bárbara del Zulia, ubicada cernada al Angrar del Apoyo Aéreo de
la Guardia Nacional Bolivariana, en virtud que solo se limito a practicar la inspección
técnica en el sitio de ubicación de la nave, donde la misma se encontraba, teniendo su
declaración solo valor probatorio en cuanto a la determinación física del sitio donde
aterrizo la nave el día 26-03-2014, pero en cuanto los hechos constitutivos de los
delitos, este Juzgador no le confiere valor probatorio, ya que al testigo examinado no
le consta la incautación de los objetos que en su declaración la Teniente YARITZA
VILLASMIL, refiere colecto como evidencias físicas el día 27-03-14, así como tampoco
intervino en la inspección del barrido químico practicada a la nave, y nada aporto
respecto a los ilícitos penales de naturaleza aeronáutica imputados a los acusados.-
Sin embargo, resulta fundamental que el testimonio del testigo, señala que durante el
día 27-03/-14 al momento que llego al aeropuerto, observo que la nave tenía abierta la
puerta de acceso a la misma, lo que significa que, la garantía de la cadena de
8

custodia de la nave como sitio del suceso, donde presuntamente fue colectada trazas
de cocaína en procedimiento realizado en fecha 28-03-14 por funcionarios de
Laboratorio Central de la Guardia Nacional Bolivariana de Venezuela, no fue
respetada o cumplida desde el día 26-03-14 desde el momento en que aterrizo la nave
en el aeropuerto, es decir, que no existe la certeza legal de que la presunta sustancia
incautada en el barrido químico, no fuera sembrada o colocada, en virtud de que el
escenario del sitio constitutiva por la nave, fue contaminada con la intromisión de
factores externos al referir el testigo que su puerta de acceso al llegar el dia 27-03-14
a realizar la inspección del sitio, encontró la misma aperturada, circunstancia que se
corrobora con el dicho del Comandante Padrino Arquimedes y la teniente Yaritza
Villasmil, al sostener estas personas, que ciertamente el dia 26-03-2014, no se levanto
o dejo constancia del Registro de Planilla de Cadena de Custodia donde
presuntamente el escolta y el chofer del Comando, fueron dejados por el indicado en
primer término, bajo el resguardo de la aeronave el día 26-03-2914, sino que la
cadena de custodia se levanto a partir del día 27-03-2015, luego de que la Teniente
Yaritza Villasmil practicara la inspección técnica del interior de la nave, de donde
sustrajo varios objetos como evidencias de interés criminalisticos, situación que
demuestra, el interior de la nave como sitio del suceso en el delito de Trafico de
Droga, no fue resguardado su integridad desde el día 26-03-14 para llegar a la
conclusión de que las presuntas trazas de cocaína colectadas el dia 28-03-14 fueron
de alguna manera implantadas por factores externos que ingresaron al interior de la
nave desde el dia 26-03-15, toda vez que el trastigo examinado sostiene que el dia 27-
03-2014 consigo la puerta de la nave abierta, Razón por la cual no se le da ningún
valor probatorio en contra de los acusados de conformidad con lo establecido en el
contenido del articulo 22 del Código Orgánico Procesal Penal. ASI SE DECIDE. Este
sentenciador al analizar en forma conjunta y realizar el correspondiente equilibrio
valorativo-comparativo se observa que la declaración testimonial rendida en la sala de
audiencia por el funcionario Militar, ciudadano TCNEL ARQUIMIDEZ
PADRINO , testigo promovido por la representación fiscal a quien se le solicito la
identificación respectiva de conformidad con lo previsto en el artículo 356 del Código
Orgánico Procesal Penal, quien dijo ser funcionario actuante del procedimiento de
inspección realizado en fecha 26-03-2014 a la nave incautada , a lo cual luego de
prestar de debido juramento de ley expuso: “ El día 26-03-14 se recibió llamada del
Controlador Aéreo del Aeropuerto, informando la presencia de una aeronave que
aterrizo sin permiso, que fue al aeropuerto en compañía de la teniente Yaritza
Villasmil, al llegar al sitio pudimos observar la presencia de la nave, ubique a sus
ocupantes eran dos personas de nacionalidad brasileña; le solicite la documentación
de la nave, plan de vuelo que ampara su tránsito por Venezuela y respondieron que
no tenían plan de vuelo ni ninguna otra documentación; los traslade al Comando de la
Guardia Nacional y allá me aportaron su documentación de identificación, como la
nave tenían unas siglas como superpuestas aparentemente con una calcomanía ,
procedí a notificar al fiscal sobre la matrícula falsa superpuesta , ordenando la
detención de los ciudadanos.- A las preguntas de las partes y del Fiscal contesto:
“ que los hechos sucedieron el día 26-03-15, le informaron a las 9:40 de la noche por
llamada telefónica del Controlador Aéreo del aeropuerto; que el Fiscal dijo que se
detuvieran los ocupantes de la nave por violación a la Ley de Aeronáutica Civil, en
virtud de no tener plan de vuelo y los permisos para sobrevolar espacio aéreo; que
fuimos al sitio de los hechos, la teniente Yaritza, el conductor y un escolta; que se
trataba de una avioneta blanca en la parte superior y en la parte inferior era de color
azul, y en la parte de la cola tenía una matrícula superpuesta sobre otro serial de
matrícula, que al llegar al aeropuerto se encontraba el controlador aéreo, llamo a
todos los cuerpos de seguridad para atender el plan de contingencia que se suscito;
que las siglas de la nave las detecto su persona y la Teniente Villasmil; que no
mostraron permiso apara transitar por el territorio Nacional; que al ver la irregularidad
de que las silgas de la matricula era una calcomanía que ocultaba otros serial se le
notifico al Fiscal; que al llegar al sitio, ya los acusados estaban hablando con
funcionarios de la Policía del Estado , y estos me dijeron que ellos habían dicho que
iban a vender la nave en la Ciudad de Barranquilla Colombia; se les requiso y
portaban 3 celulares, un celular satelital y GPS; que a la inspección corporal no se les
hizo con testigos civiles, que el día 26-03-14, dejo custodiando la nave con el
conductor y el escolta, al dia siguiente 27-03-14 envió a la Teniente Yaritza Villasmil
para que hiciera un inventario sobre el contenido de la nave, consiguieron 8 envases,
3 cauchos, un maletín, que los envases constato que eran de combustibles según lo
9

determino el Laboratorio del Estado Zulia para aumentar la capacidad de vuelo de la


nave; que el dia 26-03-14 antes de retiarse ordeno que precintaran la aeronave a la
teniente Yaritza Villasmil; que desde la puerta de la nave se observaron los envases,
los cauchos y los lubricantes y un maletín en el asiento de adelante; que ninguno de
los funcionarios ingresaron a la nave para preservar físico de la nave; que el dia 26-
03-14 se colecto el maletín que se encontraba cerca de la puerta de acceso de la
aeronave (Yaritza dice que fue el dia 27-03-14), que al abrir la puerta estaba el maletín
que lo colecto la Teniente Yaritza Villasmil, pero ella no entro; que la nave estaba
cerca de la carpa del Distrito Militar; que el dia 27-03-14 se le levanto la cadena de
custodia de la nave, pero no el dia 26-03-14 con el chofer y el escolta que quedaron
bajo custodia de la nave ese dia, que la Teniente Villasmil colecto el maletín que
estaba cerca de la puerta de acceso porque la abrió. La declaración se adminicula con
la documental ACTA POLICIAL N° SIP-318: De fecha veintisiete (27) de marzo del
año 2014, suscrita por los funcionarios TCNEL ARQUIMEDES ALEXANDER
PADRINO y TTE YARITZA VILLASMIL CAVADIA, adscritos a la Guardia Nacional
Bolivariana, Comando Regional N° 3, Destacamento de Fronteras N° 32, Primera
Compañía, coincidiendo en su contenido. Se adminicula con la declaración que
rindiera durante el desarrollo del debate el Funcionario, RAMIRO SEGUNDO LOPEZ
PARRA y con las documentales acta policial de fecha 10-04-2014 N° 318 y acta de
inspección del lugar de los hechos de la misma fecha, al estimar que dicho
funcionario nada aporta en su versión en cuanto al establecimiento de dichos hechos,
solo su versión demuestra la estadía de la nave en el aeropuerto Miguel Angel
Urdaneta de la población de Santa Barbara del Zulia Igualmente se adminicula con la
declaración que rindiera el experto JACKLIN MOLERO, y con la documental
Experticia Química de fecha 08-04-2014, puesto que con su deposición donde deja
constancia de la experticia practicada. – la cual con su testimonio desmiente la
circunstancia sostenida en la relación de los hechos objeto de la acusación, respecto a
sostener la Vindicta Publica que la sustancia que contenían los envases colectados en
el interior de la aeronave incautado en la inspección llevada a cabo el dia 27-03-14,
por los funcionarios militares TTE. YARITZA VILLASMIL y TCNEL ARQUIMEDEZ
PADRINO, era característico o propio a combustible para aumentar la capacidad de
vuelo de los ocupantes de la nave. Al realizar el análisis de dicha prueba y al
someterlas al correspondiente equilibrio valorativo-comparativo, éste Tribunal en torno
a los hechos constitutivos de los delitos atribuidos a los acusados, así como su
responsabilidad penal en el mismo, no le confiere valor probatorio al testimonio del
testigo examinado, toda vez que si bien, su persona como Comandante de la
Guardia Nacional Bolivariana de Venezuela, acantonado en la población de Santa
Bárbara del Zulia, tiene pleno conocimiento respecto del aterrizaje de la nave el dia
26-03-14 en horas de la noche en el aeropuerto de la localidad, en virtud de
trasladarse en comisión junto a la Teniente Yaritza Villasmil, un escolta y un chofer
cuyos nombres no fueron mencionados por el testigo, donde se percataron acerca de
la falta del permiso y plan de vuelo para transitar el espacio aéreo venezolano por
parte de los acusados, asi como de la calcomanía sobrepuesta en la nave que a su
parecer era falsa, no menos cierto, que esos elementos aportados por el comandante
tienen la particularidad de demostrar la comisión del delito de Tráfico de droga, por el
solo hecho de que el barrido químico practicado en el interior de la nave el dia 28-03-
14 por expertos del Labotario Central, donde hallaron la presunta sustancia prohibida
que arrojo positiva a la prueba de orientación (reactivo scot), ya que su declaración
concatenándola con la declaración de la Teniente Yaritza Villasmil, dan por sentado
inequívocamente que el hallazgo de la presunta cocaína en el interior de la nave, no
puede ser considerada como el resultado de un procedimiento cierto y objetivo, toda
vez que se denota en sus propias declaraciones, que la garantía de la Cadena de
Custodia para resguardar y proteger el sitio del suceso de la nave antes de la
realización del barrido químico verificado el dia 28-03-14, no fue cumplido ni
respetado desde el dia 26-03-14, ya que a pesar de informar que ese día ordeno que
se precintara la avioneta, y quedaran bajo la custodia de la misma, el escolta y el
chofer , contrariamente señala que el dia 26-03-2014, la Teniente Villasmil abrió la
puerta de acceso a la avioneta y sustrajo un maletín, pero que no entro a la misma,
siendo que esa actuación de apertura de la puerta antes del barrido químico, comporta
una violación e incumplimiento a la Institución del Registro de Cadena de Custodia,
que no permite establecer o darle veracidad a que las partículas no hayan llegado al
interior de la nave, producto de la intromisión de factores externos para contaminar
intencionalmente el sitio del suceso, vale decir, que no hay la garantía legal, de que
10

esas trazas de supuesta cocaína encontradas el dia 28-03-14, no fueron sembradas


para perjudicar a los acusados, en virtud de que el testigo afirma que la nave fue
aperturada el dia 26-03-14 por la Teniente Villasmil para sustraer un maletín cerca de
la puerta, aunque esta señala en su declaración que esa actuación la realizo el dia 27-
03-14 cuando se traslado a practicar la inspección de la aeronave a las 6;00 a.m., que
en nada cambia la contaminación y manipulación del sitio del suceso (interior de la
nave), si se produjo el dia 26 o 26 de marzo del año 2014, lo importante que se
aperturo la puerta de la nave, antes del procedimiento de barrido químico realizado el
dia 28-03-14, que conlleva al irrespeto de la cadena de custodia, sin mencionar, que el
testigo examinado menciona en su versión que ordeno a la teniente Villasmil realizar el
dia 27-03-2014 una inspección al interior de la nave, producto de la cual, sostuvo que
la misma colecto varios objetos de intereses criminalisticos, situación que confirma
que la nave fue revisada antes del día 28-03-14, fecha en la cual se llevo a cabo el
barrido químico, con lo cual no existe la seguridad jurídica de que las partículas de
sustancias prohibidas (trazas de cocaína) no hayan llegado al interior de la nave,
producto de su colocación intencional para incriminar a osa acusados en el delito de
TRAFICO DE DROGA, ante el incumplimiento de la cadena de custodia de la
aeronave como sitio del suceso, máxime que esa circunstancia irregular e ilegal del
tratamiento que se le dio al resguardo de la nave desde el dia 26-0-14, lo confirma el
funcionario militar RAMIRTO SEGUNDO LOPEZ PARRA, quien en su declaración
refirió que la nave el dia 27-03-14 se encontraba abierta su puerta de acceso cuando
llego al sitio a practicar inspección técnica, sin mencionar que la propia acusación,
cuando relata los hechos, indica que el dia 27-03-14 cuando la Teniente Yaritza
Villasmil realizo la inspección técnica de la nave, percibió que del interior de los ocho
envases encontrados en el interior de la nave, emanaba un fuerte olor de
combustibles, entonces, la lógica indica que para poder esa funcionaria percibir ese
tipo de olor a gasolina, necesariamente debió haber ingresado a la nave para poder
olfatear a través de la boca de los envases, ya que resulta ilógico que desde la parte
externa de la nave su capacidad del sentido del olfato pudiera determinar dicho olor
desde esa distancia; siendo por demás que ese incumplimiento de la cadena de
custodia de la nave quedo demostrada con el señalamiento del propio comandante, al
sostener que el registro de la cadena de custodia de la nave, solo quedo reseñada a
partir del dia 27-03-14 y no el dia 26-03-14. Por otra parte, en relación a los delitos de
naturaleza aeronáuticos, la versión del COMANDANTE PADRINO ARQUÍMEDES tuvo
la capacidad de demostrar la ocurrencia de los mismos, ya que su testimonio, solo
permitió establecer que los acusados no exhibieron el permiso legal correspondiente
para sobrevolar el espacio aéreo venezolano, asi como tampoco presentaron el plan
de vuelo, y observo que la matricula de la nave era falsa porque se encontraba
ocultando o sobrepuesta sobre otra; pues para que los acusados incurrieran en el
delito de INTERFERERNCIA DE LA SEGURIDAD OPERACIONAL Y DE LA AVIACION
CIVIL, tipificados y sancionado en los artículos 140 de la Ley de Aeronáutica Civil, su
versión debió aportar elementos encaminados a determinar referido a la materialidad
de un acto en concreto o la utilización de algún medio capaz de interferir en la
seguridad operacional de la aviación civil, vale decir, que el sujeto activo del delito
ejecute acción determinada y concreta destinada a entorpecer u obstaculizar la
seguridad aeronáutica civil, que tenga la particularidad de poner en riesgo o la
exteriorización de una conducta capaz y suficiente de producir un resultado
relacionado con la seguridad operacional de la aviación civil, siendo que en el caso
que nos ocupa, el simple comportamiento de los acusados de ingresar al espacio
aéreo venezolano y sobrevolarlo, no constituye desde la óptica de la Teoría del Delito,
el ilícito penal objeto de análisis.- A su vez, en cuanto al delito de DESVIACION Y
OBTENCION FRAUDULENTA DE RUTAS, tipificado y sancionado en los artículos
142 de la Ley de Aeronáutica Civil, igualmente el testigo, nada estableció sobre los
elementos facticos para la materialidad del ilícito penal, pues el tipo penal
necesariamente debe ser analizado concatenadamente con la disposición del artículo
58 de la Ley Especial, para determinar si la situación de hecho se adecua o subsume
en el supuesto de hecho de la estructura del tipo in comento, y en ese sentido, incurre
en el indicado hecho punible cuando el sujeto desvía una ruta previamente establecida
sin causa justificada, o utiliza una ruta de manera engañosa; muttatis muttandi en el
caso bajo examen los acusados solo podrían ejecutar acción criminosa de este delito,
solo si, de acuerdo al contenido del artículo 58 Ejusdem, hubiesen tramitado el
permiso correspondiente, donde la autoridad aeronáutica le hubiese determinado
ingresar al territorio del espacio aéreo por los puntos y rutas que al efecto hubiesen
11

autorizado; de manera que, mal se podría hablar de desvió de rutas, cuando no existe
ninguna ruta preestablecida por donde se hayan permisado a sobrevolar el espacio
aéreo. Y en relación al delito de SEÑALES DE INDIVIDUALIZACION DE
AERONAVES, tipificado y sancionado en los artículos 143 de la Ley de Aeronáutica
Civil, mucho menos, la versión del testigo demuestra que los acusados hayan ejercido
acción tendiente a ser los autores director de la colocación de la calcomanía refutada
como falsa en el caso de la nave, solo se limito a establecer que la misma estaba
superpuesta encima de otra, y en el caso que nos ocupa, se requiere de prestar una
especial atención en el vocablo que entraña la acción o conducta del sujeto activo del
delito; es decir, la norma señala que comete este delito a la persona que coloca o
altere las marcas falsas de nacionalidad o matricula de aeronaves; en el caso de
marras, no existe en el acervo probatorio, ni mucho menos surgió durante el debate
oral y público, un órgano de prueba capaz de demostrar que los acusados de auto
ejercieran la acción de colocarle de forma directa, la presunta matricula con signos de
falsedad en el casco externo de la aeronave que tripulaban. Razones estas por las
cuales no se le da ningún valor probatorio de conformidad con lo establecido en el
contenido del artículo 22 del Código Orgánico Procesal Penal. ASI SE DECIDE. Este
sentenciador al analizar en forma conjunta y realizar el correspondiente equilibrio
valorativo-comparativo se observa que la declaración testimonial rendida en la sala de
audiencia por el funcionario Militar, ciudadano RAMIRO BARRIOS
HERNANDEZ , testigo promovido por la representación fiscal a quien se le solicito la
identificación respectiva de conformidad con lo previsto en el artículo 356 del Código
Orgánico Procesal Penal, quien dijo ser funcionario actuante del procedimiento de
inspección realizado en fecha 10-04-14 a la nave incautada, a lo cual luego de prestar
de debido juramento de ley expuso: que el día 10-04-14 fuimos a practicar una
inspección con el Fiscal José Camacho, el técnico aeronáutico , para llevar a cabo
una experticia mecánica y de reconocimiento a la nave; el técnico realizo la
inspección a la nave, encontraron dos bombas de succión detrás de los puestos del
piloto y copiloto de la nave que tenían alrededor unas mangueras y un tubo de cobre
conectado y un embudo de metal; que al finalizar la experticia se procedió al
prencitaje de la avioneta.- A las preguntas de las partes y del Fiscal contesto: A la
experticia fueron cuatro personas, 2 funcionarios, el técnico aeronáutico y el Fiscal
del Ministerio Publico; que la experticia fue mecánica y la inspección técnica del sitio
donde estaba la nave; que al llegar la nave estaba precintada, en presencia del fiscal
se abrió y se procedió, que habían dos bombas de succión, mangueras y un tubo de
cobre, que en la investigación o en el procedimiento se observo que no era normal la
conexión de las mangueras que debían ir al tanque de combustible; el experto
aeronáutico comentó que esas mangueras debían de ir del motor al tanque de
combustible original; mientras que las mangueras que salían de las bombas de
succión al tanque era irregular; es decir; que el experto concluyo que esa instalación
era para que el avión pudiera hacer un recorrido mas largo al de su autonomía de
vuelo; que aparte de las bombas de succión , se realizo la experticia de los seriales y
en la parte del avión tenía una etiqueta donde tenía unas siglas, y observaron que no
eran las originales, que tapaba el serial original. La presente declaración se
adminicula con la documentales acta policial de fecha 10-04-2014 N° 318 y acta de
inspección del lugar de los hechos de la misma, coincidiendo en su contenido.
Igualmente la declaración se Adminicula con las declaraciones rendidas
ARQUIMEDES ALEXANDER PADRINO y con ACTA POLICIAL N° SIP-318: De fecha
veintisiete (27) de marzo del año 2014, suscrita por los funcionarios TCNEL
ARQUIMEDES ALEXANDER PADRINO y TTE YARITZA VILLASMIL CAVADIA,
adscritos a la Guardia Nacional Bolivariana, Comando Regional N° 3, Destacamento
de Fronteras N° 32, Primera Compañía, funcionario este que explico en torno a los
hechos constitutivos de los delitos atribuidos a los acusados, así como su
responsabilidad penal en el mismo, no le confiere valor probatorio al testimonio del
testigo examinado, toda vez que si bien, su persona como Comandante de la
Guardia Nacional Bolivariana de Venezuela, acantonado en la población de Santa
Bárbara del Zulia, tiene pleno conocimiento respecto del aterrizaje de la nave el dia
26-03-14 en horas de la noche en el aeropuerto de la localidad, en virtud de
trasladarse en comisión junto a la Teniente Yaritza Villasmil, un escolta y un chofer
cuyos nombres no fueron mencionados por el testigo, donde se percataron acerca de
la falta del permiso y plan de vuelo para transitar el espacio aéreo venezolano por
parte de los acusados, asi como de la calcomanía sobrepuesta en la nave que a su
parecer era falsa, Se adminicula con la declaración que rindiera durante el desarrollo
12

del debate el Funcionario, RAMIRO SEGUNDO LOPEZ PARRA y con las


documentales acta policial de fecha 10-04-2014 N° 318 y acta de inspección del lugar
de los hechos de la misma fecha, al estimar que dicho funcionario nada aporta en su
versión en cuanto al establecimiento de dichos hechos, solo su versión demuestra la
estadía de la nave en el aeropuerto Miguel Angel Urdaneta de la población de Santa
Barbara del Zulia Igualmente se adminicula con la declaración que rindiera el experto
JACKLIN MOLERO, y con la documental Experticia Química de fecha 08-04-2014,
puesto que con su deposición donde deja constancia de la experticia practicada. – la
cual con su testimonio desmiente la circunstancia sostenida en la relación de los
hechos objeto de la acusación, respecto a sostener la Vindicta Publica que la
sustancia que contenían los envases colectados en el interior de la aeronave
incautado en la inspección llevada a cabo el dia 27-03-14, por los funcionarios
militares TTE. YARITZA VILLASMIL y TCNEL ARQUIMEDEZ PADRINO, era
característico o propio a combustible para aumentar la capacidad de vuelo de los
ocupantes de la nave. Al realizar el análisis de dicha prueba y al someterlas al
correspondiente equilibrio valorativo-comparativo, éste Tribunal en torno a los hechos
constitutivos de los delitos atribuidos a los acusados, así como su responsabilidad
penal en el mismo, no le confiere valor probatorio al testimonio del testigo examinado,
puesto que nadan aportan en cuanto a la configuración de los elementos constitutivos
del delito de Droga ya que su versión se limito a establecer que el junto a un experto
aeronáutico, otro funcionario militar y el fiscal del Ministerio Publico JOSE CAMACHO,
el día 10-04-14 colaboraron con el funcionario del INAC, ciudadano PABLO SEIJA a
practicar a la nave por parte del mismo una experticia técnica a la nave, donde a la
revisión de la nave observaron que los asientos de atrás del piloto y copiloto habían
dos bombas de succión que tenían conectadas dos mangueras y tubos de cobre que
llegaban a los tanques de la nave, al igual que la irregularidad observada en la
matricula de la nave, que al decir del experto indico que dicha sigla eran falas y que el
sistema de conexión de las mangueras de las bombas de succión era irregular de
acuerdo al certificado tipo de la nave; sin embrago, esa sola situación observada en el
funcionario examinado, para que se tomado como indicio del delito de tráfico de
droga, debe ser afianzado con otro elemento de prueba que converjan entre si para
su materialidad, y en el caso de marras, esa situación no ocurre.- Y en cuanto a la
irregularidad observadas en la matricula superpuesta que contenía la nave, valga el
mismo razonamiento expuesto en la valoración dada al testigo Arquimedes Padrino
para rechazar el testimonio del función ario en el establecimiento de los delitos
aeronáuticos.- Razón por la cual no se le da ningún valor probatorio en contra de los
acusados de actas. ASI SE DECIDE. Este sentenciador al analizar en forma conjunta
y realizar el correspondiente equilibrio valorativo-comparativo se observa que la
declaración testimonial rendida en la sala de audiencia por el funcionario Militar,
ciudadanoYERMAN SANTIAGO RIVERA, testigo promovido por la representación
fiscal a quien se le solicito la identificación respectiva de conformidad con lo previsto
en el artículo 356 del Código Orgánico Procesal Penal, quien dijo ser funcionario
actuante del procedimiento de inspección realizado en fecha 10-04-14 a la nave
incautada, a lo cual luego de prestar de debido juramento de ley expuso: que el día
10-04-14 se practico al experticia y la inspección en el aeropuerto con el fiscal y el
técnico; que este hizo la experticia mecánica y la parte interna; que se observaron que
en los asientos del piloto y copiloto estaban los succionadores de combustibles,
conectados a los mismos mangueras de metro y medio, tenían en sus extremos tubos
de cobre, había un embudo de hierro y en la pate de afuera de atrás estaba otro
embudo de hierro, y también había un maletín de color negro y bolso de color azul.- A
las preguntas de las partes y del Fiscal contesto: “ que la nave estaba cerca de los
angares del aeropuerto de la Guardia Nacional; que cuando llegaron la nave estaba
precintada con hoja y tirro, sellada la puerta de acceso al interior de la nave, y quien
retiro el precintaje fue el Fiscal del Ministerio Publico con ayuda suya); que se
observaron succionadores de combustibles que llevaban la manguera con el trozo de
cobre, igualmente había otro en la parte del copiloto; que se abrió el portaequiopaje
donde se encontró una maleta; que procedieron a observar que en la ve había una
calcomanía y se procedió a quitársela y ocultaba otra sigla; que los succionadores
eran originales, mas no las mangueras que eran que tenían conectadas directamente
al tanque de combustible de la nave; que los objetos que fueron colectados fue la
manguera detrás del asiento de cada cojín, un embudo de hierro detrás del piso de la
nave; que la maleta negra como el bolso azul estaban en el portaequipaje; que en el
procedimiento se ubico un testigo que vivía cerca del aeropuerto que presencio todo
13

el acto; que el precinto se coloco a la puerta como al portaequipaje; que el experto


retiro el precinto para ingresar a la nave ; que el precintaje significa que la nave ya
había sido inspeccionada.- La declaración se adminicula con la documental acta
policial de fecha 10-04-2014 N° 318 y acta de inspección del lugar de los hechos de la
misma fecha, coincidiendo en su contenido. Igualmente la declaración se Adminicula
con las declaraciones rendidas ARQUIMEDES ALEXANDER PADRINO y con ACTA
POLICIAL N° SIP-318: De fecha veintisiete (27) de marzo del año 2014, suscrita por
los funcionarios TCNEL ARQUIMEDES ALEXANDER PADRINO y TTE YARITZA
VILLASMIL CAVADIA, adscritos a la Guardia Nacional Bolivariana, Comando Regional
N° 3, Destacamento de Fronteras N° 32, Primera Compañía, funcionario este que
explico en torno a los hechos constitutivos de los delitos atribuidos a los acusados, así
como su responsabilidad penal en el mismo, no le confiere valor probatorio al
testimonio del testigo examinado, toda vez que si bien, su persona como
Comandante de la Guardia Nacional Bolivariana de Venezuela, acantonado en la
población de Santa Bárbara del Zulia, tiene pleno conocimiento respecto del aterrizaje
de la nave el dia 26-03-14 en horas de la noche en el aeropuerto de la localidad, en
virtud de trasladarse en comisión junto a la Teniente Yaritza Villasmil, un escolta y un
chofer cuyos nombres no fueron mencionados por el testigo, donde se percataron
acerca de la falta del permiso y plan de vuelo para transitar el espacio aéreo
venezolano por parte de los acusados, asi como de la calcomanía sobrepuesta en la
nave que a su parecer era falsa, Se adminicula con la declaración que rindiera
durante el desarrollo del debate el Funcionario, RAMIRO SEGUNDO LOPEZ PARRA y
con las documentales acta policial de fecha 10-04-2014 N° 318 y acta de inspección
del lugar de los hechos de la misma fecha, al estimar que dicho funcionario nada
aporta en su versión en cuanto al establecimiento de dichos hechos, solo su versión
demuestra la estadía de la nave en el aeropuerto Miguel Ángel Urdaneta de la
población de Santa Bárbara del Zulia Igualmente se adminicula con la declaración que
rindiera el experto JACKLIN MOLERO, y con la documental Experticia Química de
fecha 08-04-2014, puesto que con su deposición donde deja constancia de la
experticia practicada. – la cual con su testimonio desmiente la circunstancia sostenida
en la relación de los hechos objeto de la acusación, respecto a sostener la Vindicta
Publica que la sustancia que contenían los envases colectados en el interior de la
aeronave incautado en la inspección llevada a cabo el día 27-03-14, por los
funcionarios militares TTE. YARITZA VILLASMIL y TCNEL ARQUIMEDEZ PADRINO,
era característico o propio a combustible para aumentar la capacidad de vuelo de los
ocupantes de la nave. Igualmente se adminicula con la declaración que rindiera
RAMIRO BARRIOS HERNANDEZ , funcionario actuante del procedimiento de
inspección realizado en fecha 10-04-14 a la nave incautada, quien señalo que el día
10-04-14 fuimos a practicar una inspección con el Fiscal José Camacho, el técnico
aeronáutico , para llevar a cabo una experticia mecánica y de reconocimiento a la
nave; Al realizar el análisis de dicha prueba y al someterlas al correspondiente
equilibrio valorativo-comparativo, éste Tribunal en torno a los hechos constitutivos de
los delitos atribuidos a los acusados, así como su responsabilidad penal en el mismo,
no le confiere valor probatorio al testimonio del testigo examinado, puesto que nadan
aportan en cuanto a la configuración de los elementos constitutivos del delito de Droga
ya que su versión se limito a establecer que el junto a un experto aeronáutico, otro
funcionario militar y el fiscal del Ministerio Publico JOSE CAMACHO, el día 10-04-14
colaboraron con el funcionario del INAC, ciudadano PABLO SEIJA a practicar a la
nave por parte del mismo una experticia técnica, donde a la revisión de la nave
observaron que los asientos de atrás del piloto y copiloto habían dos bombas de
succión que tenían conectadas dos mangueras y tubos de cobre que llegaban a los
tanques de la nave, al igual que la irregularidad observada en la matricula de la nave,
que al decir del experto indico que dicha sigla eran falsas y que el sistema de
conexión de las mangueras de las bombas de succión era irregular de acuerdo al
certificado tipo de la nave; sin embargo, esa sola situación observada en el funcionario
examinado, para que se tomado como indicio del delito de tráfico de droga, debe ser
afianzado con otro elemento de prueba que converjan entre si para su materialidad, y
en el caso de marras, esa situación no ocurre.- Y en cuanto a la irregularidad
observadas en la matricula superpuesta que contenía la nave, valga el mismo
razonamiento expuesto en la valoración dada al testigo Arquimedes Padrino para
rechazar el testimonio del función ario en el establecimiento de los delitos
aeronáuticos. Razones estas por las cuales no se le da ningún valor probatorio como
prueba en contra de los acusados de actas. ASI SE DECIDE. Este sentenciador al
14

analizar en forma conjunta y realizar el correspondiente equilibrio valorativo-


comparativo se observa que la declaración testimonial rendida en la sala de audiencia
por el funcionario, ciudadano JUAN CARLOS GEDHLER MARTINEZ, testigo
promovido por la representación fiscal a quien se le solicito la identificación respectiva
de conformidad con lo previsto en el artículo 356 del Código Orgánico Procesal
Penal, quien dijo ser funcionario de seguridad aeroportuaria que estuvo presente en
el procedimiento de fecha 26-03-14 cuando aterrizo la nave en el aeropuerto, a lo
cual luego de prestar de debido juramento de ley expuso”:” El dia que aterrizo al
avioneta en el aeropuerto me encontraba de servicio , eso sucedió como a la 9:00
p.m. donde aterrizo sin autorización, en virtud de que era de noche en virtud de que la
puesta al sol en el aeropuerto de Santa Bárbara era de 6:20 a.m. a 6:30 p.m. .- Soy
Policía Aeroportuario adscrito al Ministerio de Transporte Aéreo.- A las preguntas de
las partes y del Fiscal contesto: “ el día 26-03014 aterrizo la avioneta como a la 9:20
de la noche ; que la puerta del sol ese día para el aeropuerto era de 6;30 a.m. a 6:40
p.m. de la tarde; que ese día como a las 9:00 p.m. estaba en el dormitorio del
aeropuerto y oyó que paso una nave rasante por la pista; que pasados como 10
minutos volvió pasando rasante la pista, abrí la puerta de acceso a la plataforma,
observe que la nave pasaba rasante la pista, porque quería aterrizar , que se traslado
a la Base de apoyo Aéreo de la Guardia Nacional Bolivariana de Venezuela; y
finalmente como a las 9;30 p.m. logro aterrizar la avioneta; que los ocupantes no le
dijeron que la nave tenía autorización para aterrizar; que al llegar al Apoyo Aéreo
hablo con los militares, pero que ellos desconocían de aeronáutica civil; que les dijo a
los militares que fueran a la pista, ya que presencio que la avioneta andaba en
cuestiones ilegales, que al llegar a la plataforma la nave les recomendó a los
funcionarios militares que revisaran a la tripulación ; que hizo una inspección ocular y
se dio cuenta que la matricula eran forjada según su experiencia, que cuando la
tripulación bajo le pregunto porque aterrizaron sin autorización y le dijeron que venían
de Barranquilla; que le pregunto si tenían plan de vuelo, y dijeron que no lo hicieron;
que a nivel mundial se necesita plan de Vuelo para hacer una ruta; que sin plan de
vuelo se pone en peligro la seguridad del resto de los vuelos de otras naves; que noto
que la matricula era una calcomanía , y se veía a simple vista que era falsa; que no
mostraron ningún permiso para transitar por Venezuela; que en mi experiencia ha
observado planes de vuelos internacionales; que les pidió pasaporte a los tripulantes
y sus documentos originales y no mostraron nada; que luego llegaron los funcionarios
militares del Comando 32 de la Guardia Nacional y se retiro del aeropuerto; que la
excepción de aterrizaje depende de la puerta del sol; que debieron avisarle ante el
INAC dos horas antes; que una nave que ande de emergencia no puede aterrizar en
el aeropuerto de Santa Bárbara, sino el aeropuerto autorizado era el de la Chinita, el
aeropuerto de el Vigia, que trabajan hasta las doce de la noche; que nadie ingreso a
la nave; que desde que aterrizo la nave pasaron como 20 minutos para que llegaran
los funcionarios de la Guardia Nacional ; que el GPS indica donde está el aeropuerto;
que la nave una vez que aterrizo se aparco en la plataforma de apoyo Aéreo de la
Guardia Nacional; que no se fijo si la nave fue movida de ese sitio; que no dejo
constancia de la inspección ocular que le practico a la avioneta.- Igualmente la
declaración se Adminicula con las declaraciones rendidas ARQUIMEDES
ALEXANDER PADRINO y con ACTA POLICIAL N° SIP-318: De fecha veintisiete (27)
de marzo del año 2014, suscrita por los funcionarios TCNEL ARQUIMEDES
ALEXANDER PADRINO y TTE YARITZA VILLASMIL CAVADIA, adscritos a la Guardia
Nacional Bolivariana, Comando Regional N° 3, Destacamento de Fronteras N° 32,
Primera Compañía, funcionario este que explico en torno a los hechos constitutivos de
los delitos atribuidos a los acusados, así como su responsabilidad penal en el mismo,
no le confiere valor probatorio al testimonio del testigo examinado, toda vez que si
bien, su persona como Comandante de la Guardia Nacional Bolivariana de
Venezuela, acantonado en la población de Santa Bárbara del Zulia, tiene pleno
conocimiento respecto del aterrizaje de la nave el dia 26-03-14 en horas de la noche
en el aeropuerto de la localidad, en virtud de trasladarse en comisión junto a la
Teniente Yaritza Villasmil, un escolta y un chofer cuyos nombres no fueron
mencionados por el testigo, donde se percataron acerca de la falta del permiso y plan
de vuelo para transitar el espacio aéreo venezolano por parte de los acusados, asi
como de la calcomanía sobrepuesta en la nave que a su parecer era falsa, Se
adminicula con la declaración que rindiera durante el desarrollo del debate el
Funcionario, RAMIRO SEGUNDO LOPEZ PARRA y con las documentales acta
policial de fecha 10-04-2014 N° 318 y acta de inspección del lugar de los hechos de la
15

misma fecha, al estimar que dicho funcionario nada aporta en su versión en cuanto al
establecimiento de dichos hechos, solo su versión demuestra la estadía de la nave en
el aeropuerto Miguel Ángel Urdaneta de la población de Santa Barbara del Zulia
Igualmente se adminicula con la declaración que rindiera el experto JACKLIN
MOLERO, y con la documental Experticia Química de fecha 08-04-2014, puesto que
con su deposición donde deja constancia de la experticia practicada. – la cual con su
testimonio desmiente la circunstancia sostenida en la relación de los hechos objeto de
la acusación, respecto a sostener la Vindicta Publica que la sustancia que contenían
los envases colectados en el interior de la aeronave incautado en la inspección llevada
a cabo el día 27-03-14, por los funcionarios militares TTE. YARITZA VILLASMIL y
TCNEL ARQUIMEDEZ PADRINO, era característico o propio a combustible para
aumentar la capacidad de vuelo de los ocupantes de la nave. Igualmente se
adminicula con la declaración que rindiera RAMIRO BARRIOS
HERNANDEZ , funcionario actuante del procedimiento de inspección realizado en
fecha 10-04-14 a la nave incautada, quien señalo que el día 10-04-14 fuimos a
practicar una inspección con el Fiscal José Camacho, el técnico aeronáutico , para
llevar a cabo una experticia mecánica y de reconocimiento a la nave; igualmente se
adminicula con la declaración que rindiera ciudadanoYERMAN SANTIAGO RIVERA y
con las documentales acta policial de fecha 10-04-2014 N° 318 y acta de inspección
del lugar de los hechos de la misma fecha, funcionario actuante del procedimiento de
inspección realizado en fecha 10-04-14 a la nave incautada, el día 10-04-14 se
practico al experticia y la inspección en el aeropuerto con el fiscal y el técnico; que
este hizo la experticia mecánica y la parte interna. Al realizar el análisis de dicha
prueba y al someterlas al correspondiente equilibrio valorativo-comparativo, éste
Tribunal en torno a los hechos constitutivos de los delitos atribuidos a los acusados,
así como su responsabilidad penal en el mismo, no le confiere valor probatorio al
testimonio del testigo examinado, puesto que en relación al delito de tráfico de droga,
no señala ningún elemento de convicción, que compruebe que en el interior de la nave
cuando observo que la misma aterrizo en el aeropuerto donde cumplía servicios de
Policía Aeroportuario el día 26-03-14, se encontrara en el interior de la misma alguna
sustancia contentiva de droga, solo se limito a indicar que la nave aterrizo sin el
permiso correspondiente para sobrevolar el espacio aéreo venezolano, y sin plan de
vuelo, cuyos documentos no fueron presentados por los tripulantes, al igual que
señalo en su declaración sobre la irregularidad de la calcomanía que contenía unas
siglas falsas a simple vista de acuerdo a su experiencia; siendo que el señalamiento
acerca de las irregularidades observadas en lo concerniente a los delitos
aeronáuticos, no constituye por si solo dichos ilícitos penales puesto que muy a pesar
de sostener el testigo que la falta de plan de vuelo genera un riesgo a la seguridad del
resto de los vuelos, ya que expresamente no indico que actos o acciones concretas
estimadas ilícitas pusieron en peligro la seguridad operacional de la aviación, en virtud
de que no ofreció un evento o reseño que cualquier Torre de Control cercana al
Aeropuerto de Santa Bárbara reportara que el tránsito de la nave produjo
concretamente un riesgo a la seguridad de la aviación, y en cuanto, al desvió de rutas
ilegal, solo se limito el testigo a aportar las circunstancias de su aterrizaje, pero no
refirió que le constara que los acusados utilizaran una ruta distinta, en virtud de que
era imposible sostener esa situación, porque para ello era menester que los mismos
contaran con una ruta previamente establecida, y finalmente, en cuanto al delito de
señal de Individualización de nave, solo informo que según su experiencia la
matricula le parecía falsa, pero en modo alguno esa circunstancia permitía determinar
que fueron los acusados los autores materiales de la colocación de la siglas en el caso
de la nave, acción que sanciona ese hecho como punible, adicional que la
investigación no estableció mediante una experticia que esa sigla era falsa, o que no
reunía los parámetros que requiere las Regulaciones de Aviación Civil Venezolanas.
Razones por las cuales no se le da ningún valor probatorio de conformidad con lo
establecido en el contenido del artículo 22 del Código Orgánico Procesal Penal. ASI
SE DECIDE. Este sentenciador al analizar en forma conjunta y realizar el
correspondiente equilibrio valorativo-comparativo se observa que la declaración
testimonial rendida en la sala de audiencia por el funcionario, ciudadano PABLO
SEJIAS, testigo promovido por la representación fiscal a quien se le solicito la
identificación respectiva de conformidad con lo previsto en el artículo 356 del Código
Orgánico Procesal Penal,quien dijo ser funcionario del Instituto Nacional de Aviación
civil (INAC) que estuvo presente en el procedimiento de Inspección Técnica fecha 10-
04-14 practicada a la avioneta, a lo cual luego de prestar de debido juramento de ley
16

expuso: “Que la Inspección fue practicada a través del INAC, que la inspección
ordenada practicar consiste en determinar cómo llego el avión; que la nave tenia
doble matricula; que la nave tenia dos bombas, una en el motor izquierdo y otra en el
motor derecho, que esas bombas no podían ser utilizadas según el certificado tipo de
la nave.- A las preguntas de las partes y del Fiscal contesto: que la inspección la
practico en el aeropuerto de Santa Bárbara; que al llegar la nave se encontraba
resguardada por cuatro funcionarios aproximadamente, que las siglas falsas que
tenia la nave son similares a las utilizadas por las naves venezolanas; eran falsas
porque venían tapadas; que no tiene conocimiento que las siglas están en el plan de
vuelo; que la inspección la practico con el Fiscal José ángel Camacho, que en su
dictamen pericial no dejo constancia sobre la inspección a las siglas; que la nave si
esta precintada pero no recuerda como era el mismo, que el Fiscal fue el que retiro el
precintaje para ingresar a la nave; pero no se recibió la nave con la cadena de
custodia. La presente declaración se adminicula con la documental Inspección
Técnica fecha 10-04-14 practicada a la avioneta, coincidiendo en su contenido;
Igualmente la declaración se adminicula con las declaraciones Igualmente la
declaración se Adminicula con las declaraciones rendidas ARQUIMEDES
ALEXANDER PADRINO y con ACTA POLICIAL N° SIP-318: De fecha veintisiete (27)
de marzo del año 2014, suscrita por los funcionarios TCNEL ARQUIMEDES
ALEXANDER PADRINO y TTE YARITZA VILLASMIL CAVADIA, adscritos a la Guardia
Nacional Bolivariana, Comando Regional N° 3, Destacamento de Fronteras N° 32,
Primera Compañía, funcionario este que explico en torno a los hechos constitutivos de
los delitos atribuidos a los acusados, así como su responsabilidad penal en el mismo,
no le confiere valor probatorio al testimonio del testigo examinado, toda vez que si
bien, su persona como Comandante de la Guardia Nacional Bolivariana de
Venezuela, acantonado en la población de Santa Bárbara del Zulia, tiene pleno
conocimiento respecto del aterrizaje de la nave el dia 26-03-14 en horas de la noche
en el aeropuerto de la localidad, en virtud de trasladarse en comisión junto a la
Teniente Yaritza Villasmil, un escolta y un chofer cuyos nombres no fueron
mencionados por el testigo, donde se percataron acerca de la falta del permiso y plan
de vuelo para transitar el espacio aéreo venezolano por parte de los acusados, asi
como de la calcomanía sobrepuesta en la nave que a su parecer era falsa, Se
adminicula con la declaración que rindiera durante el desarrollo del debate el
Funcionario, RAMIRO SEGUNDO LOPEZ PARRA y con las documentales acta
policial de fecha 10-04-2014 N° 318 y acta de inspección del lugar de los hechos de la
misma fecha, al estimar que dicho funcionario nada aporta en su versión en cuanto al
establecimiento de dichos hechos, solo su versión demuestra la estadía de la nave en
el aeropuerto Miguel Angel Urdaneta de la población de Santa Barbara del Zulia
Igualmente se adminicula con la declaración que rindiera el experto JACKLIN
MOLERO, y con la documental Experticia Química de fecha 08-04-2014, puesto que
con su deposición donde deja constancia de la experticia practicada. – la cual con su
testimonio desmiente la circunstancia sostenida en la relación de los hechos objeto de
la acusación, respecto a sostener la Vindicta Publica que la sustancia que contenían
los envases colectados en el interior de la aeronave incautado en la inspección llevada
a cabo el dia 27-03-14, por los funcionarios militares TTE. YARITZA VILLASMIL y
TCNEL ARQUIMEDEZ PADRINO, era característico o propio a combustible para
aumentar la capacidad de vuelo de los ocupantes de la nave. Igualmente se
adminicula con la declaración que rindiera RAMIRO BARRIOS
HERNANDEZ , funcionario actuante del procedimiento de inspección realizado en
fecha 10-04-14 a la nave incautada, quien señalo que el día 10-04-14 fuimos a
practicar una inspección con el Fiscal José Camacho, el técnico aeronáutico , para
llevar a cabo una experticia mecánica y de reconocimiento a la nave; igualmente se
adminicula con la declaración que rindiera ciudadanoYERMAN SANTIAGO RIVERA y
con las documentales acta policial de fecha 10-04-2014 N° 318 y acta de inspección
del lugar de los hechos de la misma fecha, funcionario actuante del procedimiento de
inspección realizado en fecha 10-04-14 a la nave incautada, el día 10-04-14 se
practico al experticia y la inspección en el aeropuerto con el fiscal y el técnico; que
este hizo la experticia mecánica y la parte intern; De igual forma se adminicula con la
declaración que rindiera JUAN CARLOS GEDHLER MARTINEZ, quien señalo que el
dia que aterrizo al avioneta en el aeropuerto se encontraba de servicio , eso sucedió
como a la 9:00 p.m. donde aterrizo sin autorización, en virtud de que era de noche en
virtud de que la puesta al sol en el aeropuerto de Santa Bárbara era de 6:20 a.m. a
6:30 p.m. Al realizar el análisis de dicha prueba y al someterlas al correspondiente
17

equilibrio valorativo-comparativo, éste Tribunal en torno a los hechos constitutivos de


los delitos atribuidos a los acusados, así como su responsabilidad penal en el mismo,
explica el testigo examinado en cuanto a la existencia de la nave objeto de la
acusación, así como a las irregularidades nave observadas en cuanto a la presencia
de bombas de succión conectadas con una manguera y tubo de cobre a los tanques
de la nave, y lo referente a la calcomanía contentiva de las presuntas matrícula falsa,
en virtud de practicar una experticia técnica, donde a la revisión de la nave
observaron que los asientos de atrás del piloto y copiloto habían dos bombas de
succión que tenían conectadas dos mangueras y tubos de cobre que llegaban a los
tanques de la nave, al igual que la irregularidad observada en la matricula de la nave,
que al decir de los funcionarios que lo acompañaron, indico que dicha sigla eran falsas
y que el sistema de conexión de las mangueras de las bombas de succión era
irregular de acuerdo al certificado tipo de la nave; sin emabrgo, esa sola situación
observada en el funcionario examinado, para que se tomado como indicio del delito de
tráfico de droga, debe ser afianzado con otro elemento de prueba que converjan entre
si para su materialidad, y en el caso de marras, esa situación no ocurre, aunado a la
particular circunstancia que el mismo no fue juramentado a los fines de practicar la
respectiva inspección por cuanto se trata de una persona que no cumple funciones ni
trabaja para ningún órgano de policía de investigaciones penales, por ante ningún de
control, lo cual hace ilcita a prueba ya que se obtuvo ilegalmente, razón por la cual no
se le da ningún valor probatorio de conformidad con lo establecido en el contenido del
articulo 22 del Código Orgánico Procesal Penal, como prueba en contra de los
acusados de actas. ASI SE DECIDE. Este sentenciador al analizar en forma conjunta
y realizar el correspondiente equilibrio valorativo-comparativo se observa que la
declaración testimonial rendida en la sala de audiencia por la funcionaria,
ciudadana TTE YARITZA VILLASMIL , testigo promovido por la representación fiscal a
quien se le solicito la identificación respectiva de conformidad con lo previsto en el
artículo 356 del Código Orgánico Procesal Penal, quien dijo ser funcionaria militar
adscrita a la Guardia Nacional Bolivariana de Venezuela, quien estuvo presente en los
procedimientos de aprehensión e Inspección Técnica, fechas 26 y 26-03-14, a lo
cual luego de prestar de debido juramento de ley expuso: “Que el día 26-03-14, se
encontraba de servicio en el Comando de la Guardia Nacional , como en la noche de
las 9:40 p.m., fui llamado por el Comandante quien nos ordeno que fuéramos de
comisión al Aeropuerto de Santa Bárbara, que se constituyeron en comisión el
Comandante, el escolta y su persona; que habían recibido una llamada en la oficina
de comunicación de parte de la Torre de Control, donde informaban del aterrizaje; que
al llegar a la aeropuerto estaba una nave tipo Piper y dos ciudadanos, que el
Comandante les pregunto su identidad y respondieron ser brasileros; que se les
solicito la identidad, plan de vuelo; permiso de aeronavegabilidad para transitar y
respondieron que no tenían ningún documentos; que debido a la falta el Comandante
ordeno al escolta y al chofer que se quedaran custodiando la nave; y los detenidos
fueron trasladados al Comando donde entregaron sus documentos de identidad; que
el Comandante notifico al Fiscal , informando sobre el aterrizaje sin el permiso para
sobrevolar el espacio aéreo venezolano que infringe la Ley de Aeronáutica civil,
ordenando el Fiscal la detención; que el dia siguiente 27-03-14, a las 6:00 a.m. , fue
de comisión su persona y dos testigos para practicar inspección e inventario de los
objetos; al llegar procedió a abrir la nave, que estaba cerca de la puerta un bolso, y se
pudo observar que faltaban los asientos de los pasajeros, dentro de la nave habían
unos envases, cauchos; que luego del procedimiento de inspección, con los testigos
se trasladaron hasta el Comando, llevando el maletín , los envases, los cauchos y
otros objetos, que al llegar al comando realizo las respectivas actas de retención, y se
leyeron los derecho de los imputados.- A las preguntas de las partes y del Fiscal
contesto: “que se encontraba en el Comando el dia 26-03-14ª las 9:45 p.m., cuando
llamaron sobre los hechos; que se trasladaron al aeropuerto el escolta, un chofer el
Comandante y su persona; que legaron al aeropuerto a las 10:00 p.m., que al llegar
estaban otros organismos policiales, que la nave estaba cerca de la carpa del Distrito
militar (Angar); que el Comandante les pidió el permiso de aeronavegabilidad y el plan
de vuelo, pero no fueron presentados, solo sus documentos de identidad, que el
Comandante le ordeno al chofer y al escolta a resguardar la nave y traslado con los
imputados al Comando; que ninguna persona ingreso a la nave durante el tiempo que
se estuvo en el aeropuerto el día 26-03-14 ; que los tripulantes dijeron que se
quedaron sin combustible, que uno de los tripulantes dijo que iban a Barranquilla a
vender la nave.- Actuación del día 27-03-14: que el día 27-03-14 salió de comisión
18

en compañía de dos testigos hasta el aeropuerto a realizar una inspección y un


inventario de lo que se podía observar en la nave; que el día 26-03-14, la nave por
orden del Comandante fue sellada con una hoja blanca colocada en la puerta de
acceso de la misma; que el día 27-03-17 también fue precintada la posterior a la
inspección que le realizo; que el escolta y el chofer quedaron encargados
resguardando la nave para que no ingresaran personas ajenas al procedimiento; que
en la inspección del día 27-03-14 abrió la nave por la puerta derecha, y observo un
bolso cerca de la puerta; que en la inspección estaba el chofer, el escolta, dos
testigos y su persona; que a las 6:00 a.m. o 7:00 a.m. del dia 27-03-14, abrió la
puerta, pero no ingrese a la nave, pero colecto un bolso que se encontraba cerca de
la puerta : que no colecto más evidencias para resguardar el lugar de los hechos (en
contraposición a las actas de retenciones y registro de cadena de custodia de fecha
27-03-14); que luego de su inspección los funcionarios de la ONA llegaron como a las
10:00 a.m. del mismo dia 27-03-14, donde realizaron un barrido a la aeronave; que
luego del barrido ingreso a la nave donde colecto los envases, los cauchos,
salvavidas y otros objetos (falso porque la ONA llego el dia 28-03-14); que las siglas
de la nave se podía observar que era una calcomanía que se encontraba pegada
sobre otra sigla, y los cauchos observo que se encontraba sucio de baros amarillo:
que la inspección se realizo en la tarde del dia 27-03-14; que el dia 26 y 27-03-14 se
comunicaron con las torres de control mas cercana para verificar sobre la autorización
de sobrevolar el espacio aéreo venezolano; que su persona no tuvo ningún tipo de
conocimiento acerca del ingreso de la nave a Venezuela; que en el aeropuerto están
autorizados los vuelos hasta las 6:00 p.m.; que el dia 27-03-14 se levanto las
Cadenas de Custodia; que el precintaje de la nave el dia 27-03-14 se realizo posterior
a la inspección, es decir, luego del Barrido Químico, que las siglas de la matricula se
presumen que no son las verdaderas de la nave, porque estaban pegadas a las siglas
azules que tenia la nave; que la parte posterior de la nave, es decir, la parte trasera
daba con el angar cuando quedo ubicada la nave luego del aterrizaje; que los
tripulantes dijeron que aterrizaron de emergencia por presentar fallas mecánicas;
que no se dejo constancia que el escolta y el chofer quedaron bajo la guarda y
custodia de la nave; que su persona aparce cumpliendo todos los pasos de los
registros de la cadena de custodia de los objetos incautados el día 27-03-14; que el
dia 27-03-17 antes del barrido químico, abrió la puerta de la nave y tomo el maletín ;
que ningún funcionario de la Guardia Nacional precinto la nave el día 26-03-14.- La
presente declaración se adminicula con las documentales ACTA POLICIAL N° SIP-
318: De fecha veintisiete (27) de marzo del año 2014, suscrita por los funcionarios
TCNEL ARQUIMEDES ALEXANDER PADRINO y TTE YARITZA VILLASMIL
CAVADIA, adscritos a la Guardia Nacional Bolivariana, Comando Regional N° 3,
Destacamento de Fronteras N° 32, Primera Compañía, Comando. CONSTANCIA DE
RETENCION DE AERONAVE: De fecha veintisiete (27) de marzo del año 2014,
suscrita por el funcionario TTE YARITZA VILLASMIL CAVADIA, adscrito a la Guardia
Nacional Bolivariana, Comando Regional N° 3, Destacamento de Fronteras N° 32,
Primera Compañía. CONSTANCIA DE RETENCION DE TELEFONO SATELITAL Y
GPS: De fecha veintisiete (27) de marzo del año 2014, suscrita por el funcionario TTE
YARITZA VILLASMIL CAVADIA, adscrito a la Guardia Nacional Bolivariana, Comando
Regional N° 3, Destacamento de Fronteras N° 32, Primera Compañía. CONSTANCIA
DE RETENCION DE TELEFONOS CELULARES: De fecha veintisiete (27) de marzo
del año 2014, suscrita por el funcionario TTE YARITZA VILLASMIL CAVADIA, adscrito
a la Guardia Nacional Bolivariana, Comando Regional N° 3, Destacamento de
Fronteras N° 32, Primera Compañía. CONSTANCIA DE RETENCION DE TELEFONO
CELULAR Y IPAD: De fecha veintisiete (27) de marzo del año 2014, suscrita por el
funcionario TTE YARITZA VILLASMIL CAVADIA, adscrito a la Guardia Nacional
Bolivariana, Comando Regional N° 3, Destacamento de Fronteras N° 32, Primera
Compañía. CONSTANCIA DE RETENCION DE OBJETOS Y DOCUMENTOS
PERSONALES, CON FIJACIONES FOTOGRAFICAS: De fecha veintisiete (27) de
marzo del año 2014, suscrita por el funcionario TTE YARITZA VILLASMIL CAVADIA,
adscrito a la Guardia Nacional Bolivariana, Comando Regional N° 3, Destacamento de
Fronteras N° 32, Primera Compañía. CONSTANCIA DE RETENCION DE PAPEL
MONEDA, de fecha veintisiete (27) de marzo del año 2014, suscrita por el funcionario
TTE YARITZA VILLASMIL CAVADIA, adscrito a la Guardia Nacional Bolivariana,
Comando Regional N° 3, Destacamento de Fronteras N° 32, Primera Compañía.
ACTA DE INSPECCION TECNICA DEL LUGAR Y SITIO DE LOS HECHOS: De fecha
veintisiete (27) de marzo del año 2014, suscrita por los funcionarios TTE YARITZA
19

VILLASMIL CAVADIA Y SM/2 RAMON LOPEZ PARRA, adscritos a la Guardia


Nacional Bolivariana, Comando Regional N° 3, Destacamento de Fronteras N° 32,
Primera Compañía. REGISTRO DE CADENA DE CUSTODIA DE EVIDENCIAS
FISICAS N° 222, de fecha veintisiete (27) de marzo del año 2014, suscrito por los
funcionarios TTE YARITZA VILLASMIL CAVADIA y MAY PEDRO LUIS GARRIDO
GUILLEN, adscritos a la Guardia Nacional Bolivariana, Comando Regional N° 3,
Destacamento de Fronteras N° 32, Primera Compañía. REGISTRO DE CADENA DE
CUSTODIA DE EVIDENCIAS FISICAS N° 223, de fecha veintisiete (27) de marzo del
año 2014, suscrito por los funcionarios TTE YARITZA VILLASMIL CAVADIA y MAY
PEDRO LUIS GARRIDO GUILLEN, adscritos a la Guardia Nacional Bolivariana,
Comando Regional N° 3, Destacamento de Fronteras N° 32, Primera Compañía.
REGISTRO DE CADENA DE CUSTODIA DE EVIDENCIAS FISICAS N° 224, de fecha
veintisiete (27) de marzo del año 2014, suscrito por los funcionarios TTE YARITZA
VILLASMIL CAVADIA y MAY PEDRO LUIS GARRIDO GUILLEN, adscritos a la
Guardia Nacional Bolivariana, Comando Regional N° 3, Destacamento de Fronteras
N° 32, Primera Compañía. REGISTRO DE CADENA DE CUSTODIA DE EVIDENCIAS
FISICAS N° 225, de fecha veintisiete (27) de marzo del año 2014, suscrito por los
funcionarios TTE YARITZA VILLASMIL CAVADIA y MAY PEDRO LUIS GARRIDO
GUILLEN, adscritos a la Guardia Nacional Bolivariana, Comando Regional N° 3,
Destacamento de Fronteras N° 32, Primera Compañía. REGISTRO DE CADENA DE
CUSTODIA DE EVIDENCIAS FISICAS N° 226, de fecha veintisiete (27) de marzo del
año 2014, suscrito por los funcionarios TTE YARITZA VILLASMIL CAVADIA y MAY
PEDRO LUIS GARRIDO GUILLEN, adscritos a la Guardia Nacional Bolivariana,
Comando Regional N° 3, Destacamento de Fronteras N° 32, Primera Compañía.
Registro De Cadena De Custodia De Evidencias Fisicas N° 227, de fecha veintisiete
(27) de marzo del año 2014, suscrito por el funcionario TTE YARITZA VILLASMIL
CAVADIA, adscrito a la Guardia Nacional Bolivariana, Comando Regional N° 3,
Destacamento de Fronteras N° 32, Primera Compañía. Registro De Cadena De
Custodia De Evidencias Físicas N° 281, de fecha diez (10) de abril del año 2014,
suscrito por los funcionarios TTE YARITZA VILLASMIL CAVADIA y CAP ARNESTO
RODRIGUEZ GONZALEZ, adscritos a la Guardia Nacional Bolivariana, Comando
Regional N° 3, Destacamento de Fronteras N° 32, Primera Compañía del expediente
marcado como anexo N° 02 (investigación fiscal). Coincidiendo en su contenido.
Igualmente la declaración se Adminicula con las declaraciones rendidas
ARQUIMEDES ALEXANDER PADRINO adscritos a la Guardia Nacional Bolivariana,
Comando Regional N° 3, Destacamento de Fronteras N° 32, Primera Compañía,
funcionario este que explico en torno a los hechos constitutivos de los delitos
atribuidos a los acusados, así como su responsabilidad penal en el mismo, no le
confiere valor probatorio al testimonio del testigo examinado, toda vez que si bien, su
persona como Comandante de la Guardia Nacional Bolivariana de Venezuela,
acantonado en la población de Santa Bárbara del Zulia, tiene pleno conocimiento
respecto del aterrizaje de la nave el dia 26-03-14 en horas de la noche en el
aeropuerto de la localidad, en virtud de trasladarse en comisión junto a la Teniente
Yaritza Villasmil, un escolta y un chofer cuyos nombres no fueron mencionados por el
testigo, donde se percataron acerca de la falta del permiso y plan de vuelo para
transitar el espacio aéreo venezolano por parte de los acusados, asi como de la
calcomanía sobrepuesta en la nave que a su parecer era falsa, Se adminicula con la
declaración que rindiera durante el desarrollo del debate el Funcionario, RAMIRO
SEGUNDO LOPEZ PARRA al estimar que dicho funcionario nada aporta en su
versión en cuanto al establecimiento de dichos hechos, solo su versión demuestra la
estadía de la nave en el aeropuerto Miguel Angel Urdaneta de la población de Santa
Barbara del Zulia Igualmente se adminicula con la declaración que rindiera el experto
JACKLIN MOLERO, y con la documental Experticia Química de fecha 08-04-2014,
puesto que con su deposición donde deja constancia de la experticia practicada. – la
cual con su testimonio desmiente la circunstancia sostenida en la relación de los
hechos objeto de la acusación, respecto a sostener la Vindicta Publica que la
sustancia que contenían los envases colectados en el interior de la aeronave
incautado en la inspección llevada a cabo el dia 27-03-14, por los funcionarios
militares TTE. YARITZA VILLASMIL y TCNEL ARQUIMEDEZ PADRINO, era
característico o propio a combustible para aumentar la capacidad de vuelo de los
ocupantes de la nave. Igualmente se adminicula con la declaración que rindiera
RAMIRO BARRIOS HERNANDEZ , funcionario actuante del procedimiento de
inspección realizado en fecha 10-04-14 a la nave incautada, quien señalo que el día
20

10-04-14 fuimos a practicar una inspección con el Fiscal José Camacho, el técnico
aeronáutico , para llevar a cabo una experticia mecánica y de reconocimiento a la
nave; igualmente se adminicula con la declaración que rindiera ciudadanoYERMAN
SANTIAGO RIVERA y con las documentales acta policial de fecha 10-04-2014 N° 318
y acta de inspección del lugar de los hechos de la misma fecha, funcionario actuante
del procedimiento de inspección realizado en fecha 10-04-14 a la nave incautada, el
día 10-04-14 se practico al experticia y la inspección en el aeropuerto con el fiscal y el
técnico; que este hizo la experticia mecánica y la parte intern; De igual forma se
adminicula con la declaración que rindiera JUAN CARLOS GEDHLER
MARTINEZ, quien señalo que el dia que aterrizo al avioneta en el aeropuerto se
encontraba de servicio , eso sucedió como a la 9:00 p.m. donde aterrizo sin
autorización, en virtud de que era de noche en virtud de que la puesta al sol en el
aeropuerto de Santa Bárbara era de 6:20 a.m. a 6:30 p.m. Igualmente se adminicula
con la declaración que rindiera PABLO SEJIAS, y con la documental Inspección
Técnica fecha 10-04-14 quien señalo que la Inspección fue practicada a través del
INAC, que la inspección ordenada practicar consiste en determinar cómo llego el
avión; que la nave tenia doble matricula; que la nave tenia dos bombas, una en el
motor izquierdo y otra en el motor derecho . A la cual no se le dio ningún valor
probatorio por considerarla totalmente ilícita. Al realizar el análisis de dicha prueba y al
someterlas al correspondiente equilibrio valorativo-comparativo, éste Tribunal en torno
a los hechos constitutivos de los delitos atribuidos a los acusados, así como su
responsabilidad penal en el mismo, no le confiere valor probatorio al testimonio del
testigo examinado, toda vez que si bien, su persona como funcionaria adscrita al
Comando de la Guardia Nacional Bolivariana de Venezuela, acantonado en la
población de Santa Bárbara del Zulia, tiene pleno conocimiento respecto del aterrizaje
de la nave el dia 26-03-14 en horas de la noche en el aeropuerto de la localidad, en
virtud de trasladarse en comisión junto al Comandante Padrino Arquimedes, un
escolta y un chofer cuyos nombres no fueron mencionados por el testigo, donde se
percataron acerca de la falta del permiso y plan de vuelo para transitar el espacio
aéreo venezolano por parte de los acusados, así como de la calcomanía sobrepuesta
en la nave que a su parecer era falsa, no menos cierto, que esos elementos
aportados por el comandante tienen la particularidad de demostrar la comisión del
delito de Tráfico de droga, por el solo hecho de que el barrido químico practicado en el
interior de la nave el dia 28-03-14 por expertos del Labotario Central, donde hallaron la
presunta sustancia prohibida que arrojo positiva a la prueba de orientación (reactivo
scot), ya que su declaración concatenándola con la declaración del Comandante
Padrino ArquimdeS, dan por sentado inequívocamente que el hallazgo de la presunta
cocaína en el interior de la nave, no puede ser considerada como el resultado de un
procedimiento cierto y objetivo, toda vez que se denota en sus propias declaraciones,
que la garantía de la Cadena de Custodia para resguardar y proteger el sitio del
suceso de la nave antes de la realización del barrido químico verificado el dia 28-03-
14, no fue cumplido ni respetado desde el dia 26-03-14, ya que a pesar de informar
que ese día le fue ordenada según las declaraciones de su comandante, precintar la
avioneta, y quedaran bajo la custodia de la misma, el escolta y el chofer,
contrariamente señala que el dia 27-03-2014, su persona abrió la puerta de acceso a
la avioneta y sustrajo un maletín, pero que no entro a la misma, siendo que esa
actuación de apertura de la puerta antes del barrido químico, comporta una violación e
incumplimiento a la Institución del Registro de Cadena de Custodia, que no permite
establecer o darle veracidad a que las partículas no hayan llegado al interior de la
nave, producto de la intromisión de factores externos para contaminar
intencionalmente el sitio del suceso, vale decir, que no hay la garantía legal, de que
esas trazas de supuesta cocaína encontradas el dia 27-03-14, según lo afirma dicha
testigo, puesto que la misma miente al sostener que el barrido se verifico el dia 27-03-
14, cuando la propia acusación y los elementos de pruebas contentiva de la Experticia
de Barrido Químico, refiere que fue realizada el dia 28-03-14, y en ese sentido, no
existe la certeza legal de que dichas partículas no fueron sembradas para perjudicar
a los acusados, en virtud de que la testigo afirma que la nave fue aperturada por ella
dia 27-03-14 para sustraer un maletín cerca de la puerta (aunque el Comandante
sostiene que fue abierta el dia 26-03-14), siendo que esta señala en su declaración
que esa actuación la realizo el dia 27-03-14 cuando se traslado a practicar la
inspección de la aeronave a las 6;00 a.m., sin embargo, nada cambia la
contaminación y manipulación del sitio del suceso (interior de la nave), si se produjo el
dia 26 o 27 de marzo del año 2014, lo importante que se aperturo la puerta de la nave,
21

antes del procedimiento de barrido químico realizado el dia 28-03-14, que conlleva al
irrespeto de la cadena de custodia, situación que confirma que la nave fue revisada
antes del día 28-03-14, fecha en la cual se llevo a cabo el barrido químico, con lo cual
no existe la seguridad jurídica de que las partículas de sustancias prohibidas (trazas
de cocaína) no hayan llegado al interior de la nave, producto de su colocación
intencional para incriminar a los acusados en el delito de TRAFICO DE DROGA, ante
el incumplimiento de la cadena de custodia de la aeronave como sitio del suceso,
máxime que esa circunstancia irregular e ilegal del tratamiento que se le dio al
resguardo de la nave desde el dia 26-0-14, lo confirma el funcionario militar RAMIRO
SEGUNDO LOPEZ PARRA, quien en su declaración refirió que la nave el dia 27-03-14
se encontraba abierta su puerta de acceso cuando llego al sitio a practicar inspección
técnica, sin mencionar que la propia acusación, cuando relata los hechos, indica que
el dia 27-03-14 cuando la Teniente Yaritza Villasmil realizo la inspección técnica de la
nave, percibió que del interior de los ocho envases encontrados en el interior de la
nave, emanaba un fuerte olor de combustibles, entonces, la lógica indica que para
poder esa funcionaria percibir ese tipo de olor a gasolina, necesariamente debió
haber ingresado a la nave para poder olfatear a través de la boca de los envases, ya
que resulta ilógico que desde la parte externa de la nave su capacidad del sentido del
olfato pudiera determinar dicho olor desde esa distancia; siendo por demás que ese
incumplimiento de la cadena de custodia de la nave quedo demostrada con el
señalamiento del propio comandante y la testigo recepcionada, al sostener que el
registro de la cadena de custodia de la nave, solo quedo reseñada a partir del dia 27-
03-14 y no el día 26-03-14, cuando lo correcto debió hacerse a partir de la primera
fecha indicada. Razones estas suficientemente explicadas que llevan a la plena
convicción de la inocencia de los acusados y no le da ningún valor probatorio al
testimonio analizado en contra de los acusados de actas, de conformidad con lo
establecido en el articulo 22 del código Orgánico Procesal Penal...”.

Como se observa de la anterior, transcripción efectivamente el A quo, al


momento de analizar los diferentes medios de prueba testimoniales promovidos
por las partes, procede a efectuar una evaluación genérica y aislada de sus
deposiciones, para luego dar una decisión subjetiva, por cuanto a su criterio las
misma no hacía prueba en relación a la responsabilidad del acusado sin entrar a
efectuar un examen exhaustivo del contenido de las declaraciones que reflejan
las actas del debate, así como las pruebas documentales y periciales; la propia
sentencia en el capítulo denominado “FUNDAMENTOS DE HECHO Y DE
DERECHO DE LA PRESENTE DECISION”; del cual se observa que de las
referidas declaraciones surgen una serie de indicios y evidencias que de
haberse valorado hubiese permitido una conclusión distinta de la dictada en el
dispositivo, tales como lo fueron: 1) Con la deposición de los funcionarios OMAR
ONGLINT BELTRAN CEBALLOS y ARAN ARGENIS MORALES PEREZ,
funcionarios adscritos al Primera Compañía de la Guardia Nacional Bolivariana,
los cuales participaron en el procedimiento y fueron contestes en relación a la
circunstancias de modo, tiempo y lugar de cómo ocurrieron los hechos, donde el
funcionario Morales fue la persona que realizo la captura el ciudadano Aran la
persona a la que le fue entregada la evidencia, siendo el ciudadano Aran el
encargado de buscar los testigos exigidos por la ley para realizar la revisión del
bolso que fue colectado en el procedimiento, en tal sentido mal podría el Juez
22

de instancia no tomar en confederación los planteamientos realizados por los


funcionarios actuantes; 2) en segundo lugar la entrevista realizada en el Juicio
Oral y Publico a la ciudadana EXPERTA LAURA VANESSA SANTIAGO
BRUGNOLI, adscrita al Cuerpo de Investigaciones, Científicas, Penales y
Criminalísticas, Sub Delegación San Carlos del Zulia, la cual ratifico en el Juicio
Oral y Público la experticia realizada, resultando que los trescientos cuarenta y
cinco envoltorios colectados por los funcionarios de la guardia nacional como
conclusión arrojo ser cocaína; 3) con la entrevista en el Juicio del ciudadano
LUIS GERARDO VILCHEZ TORRES, quien fue uno de los testigos ubicados por
los funcionarios para presenciar el procedimiento, en tal sentido ciudadanos
Jueces el testigo si bien es cierto fue ubicado con posterioridad a la captura de
la ciudadana debido a que el procedimiento fue en caliente, no es menos cierto
que da fe de la existencia del bolso y del contenido de la sustancia contenida en
el bolso, 4) según la entrevista que se le realizara a los ciudadanos RONNY
JOSE ROBLES BARRIOS y DANIEL JOSE RUBIO NAVARRO, testigos
aportados por la defensa los cuales aportan información de relevancia al
presente Juicio Oral y Público debido a que los mismos informan que la versión
aportadas por los funcionarios es veraz, ya que manifiestan que un funcionario
en procedimiento en caliente, se salta el cerco perimetral para la parte de atrás
del inmueble donde fue capturada la ciudadana Makarena, y luego de ello
regreso el funcionario que no fue identificado con un bolso en la mano, lo cual
es conteste con la información aportada por los funcionarios actuantes.

En este sentido, debe destacarse que la prueba de indicios, y por ende la


valoración de éstos, como método con el que cuenta el Juez, para llegar a la
certeza de un hecho incierto partiendo del conocimiento cabal de hechos ciertos,
no le está prohibida a los jueces de la jurisdicción penal, quienes perfectamente
pueden establecer la participación y responsabilidad penal del autor en relación
a la comisión de un hecho punible, mediante la valoración de la prueba de
indicios obtenida de los diferentes medios de prueba practicados durante el
juicio oral, por ello constituye un desatino como en la practica forense suele
pensarse, que nuestro sistema acusatorio prohíbe la prueba de indicios, o que
esta feneció con el Código de Enjuiciamiento Criminal, pues los indicios
conforme al vigente sistema procesal penal constituyen un medio de prueba
indirecta consagrada en el Código Orgánico Procesal Penal.

En tal sentido, el profesor Juvenal Salcedo Cárdenas, en su obra “Los Indicios


son Pruebas”, señala:
23

“... Es verdad que en el COPP no se menciona el término indicio, sólo


se habla de prueba directa o indirecta al decir: “Un medio de prueba,
para ser admitido, debe referirse, directa o indirectamente, al objeto
de la investigación...” (Art. 198 COPP). Como ya tenemos analizado,
el indicio es una prueba indirecta, de donde se concluye que los
indicios su están consagrados en el COPP, y por ende son pruebas
en el proceso penal venezolano...”. (Negritas y subrayado del
recurrente).

En igual sentido, el Alto Tribunal de la República, en extracto jurisprudencial


citado por el mencionado autor en la mencionada obra, expresó:

“... los jueces son libres en la apreciación de los hechos para constituir
la prueba conjetural o indiciaria, cuando su valor probatorio no ha sido
por la ley...” (S 27-07-1965. GF 49, 2. Ep. 540)

Por su parte la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia, en


decisión No. 032 de fecha 29.01.2003, en relación a la prueba de indicio ha
precisado:

“...La regla tradicional en cuanto a la valoración de la prueba de


indicios es que los jueces son soberanos en la apreciación de esta
prueba, puesto que la ley ha dejado a la prudencia del juzgador
ponderar la gravedad, precisión y concordancia de los indicios que
resulten de los autos, sin que pueda Casación censurar las razones
de hecho en que se funden los jueces de instancia para estimar o
rechazar los indicios, salvo infracción de regla legal expresa de
valoración (...) en la formación de la prueba circunstancial –como
también se le llama a la de indicios – el juzgador debe guiarse por
ciertos principios jurídicos, para que su apreciación no sea
censurable...por contraria a derecho o violatoria de ley expresa. Estos
principios son tres: a) que el hecho considerado como indicio esté
comprobado; b) que esa comprobación conste de autos; y, c) que no
debe atribuirse valor probatorio a un solo indicio (CFC. Memoria 1946.
Tomo II. Pág. 285). En un fallo relativamente reciente, Casación ha
expresado lo siguiente: ‘...en la aritmética procesal, los indicios
son quebrados: aislados, poco o nada valen; pero sumados,
forman, y en ocasiones exceden, la unidad probatoria plena, pues
la característica de los indicios es que ninguno por sí solo ofrece
plena prueba; ellos deben apreciarse en conjunto; su eficacia
probatoria debe contemplarse con la suma de todos los que den por
probados los jueces y no con algunos aisladamente’ (CFC. Memoria
24

1945. Tomo II. Pág. 107)” ( Ver sentencia de la Sala de Casación Civil,
del 5 de febrero de 2002. Exp. n° 99-973)...”. (Negritas y subrayado
del recurrente).

Precisado lo anterior, estiman estos representantes del estado, que en el


presente caso, efectivamente se evidencia la falta de ponderación y valoración
de los diferentes indicios de prueba, que quedaron acreditados durante el juicio,
efectivamente condujo a una conclusión desatinada, como lo fue la sentencia
absolutoria por estimar la falta de medios de pruebas técnicas suficientes para
acreditar la responsabilidad penal del acusado. Dicha conclusión comportó, una
clara infracción a las reglas que para la valoración de los medios de prueba
prevé el artículo 22 del Código Orgánico Procesal Penal, lo cual arrastra el vicio
de inmotivación de la decisión recurrida, tal como asertivamente lo denunciara el
recurrente, pues si bien los jueces son soberanos en la apreciación de las
pruebas y en el establecimiento de los hechos, esa soberanía es
jurisdiccional y no discrecional, razón por la cual éstos, deben someterse
a las disposiciones legales relativas al caso para asegurar el estudio del
pro y del contra de los puntos debatidos en el proceso (Sent. Nro. 369 de
fecha 10/10/2003); pues cuando se habla de la prueba libre, no se debe
entender que se trata de una prueba para la valoración de la cual es dada al
juez proceder discrecionalmente; dado que en atención al contenido del artículo
22 del Código Orgánico Procesal Penal, los criterios de valoración y apreciación,
están supeditados a la sana critica, las reglas de la lógica, el conocimiento
científico y las máximas de experiencia; por lo que resulta necesario que el
juzgador efectúe un análisis y comparación de las pruebas que le fueron
presentadas, para luego explicar en la sentencia las razones serias, por las
cuales tales pruebas y su comparación resultaron lógicas, verosímiles,
concordantes o no, y de allí establecer los hechos que consideró acreditados y
la base legal aplicable al caso concreto.

En tal sentido, la Sala de Casación Penal del Tribunal Supremo de Justicia, en


decisión de fecha 19 de julio de 2005, Exp. 2005-0250, ha señalado:

“…La Sala de Casación Penal ha dejado sentado que para poder decidir
sobre la responsabilidad o irresponsabilidad de un imputado es necesario
expresar en la sentencia los hechos que el tribunal considera probados. La
legalidad de la condenatoria o de la absolución del reo igualmente ha
dicho la Sala, debe resultar con absoluta claridad y precisión del
examen metódico y exhaustivo de los elementos probatorios en la
parte fundamental de la sentencia…”. (Resaltado del recurrente)
25

Finalmente, la misma Sala, mediante decisión Nro. 1065 de fecha 26 de julio de


2005, precisó:

“…Debe precisarse que el principio de legalidad es un requisito que debe


presidir toda la actividad dirigida a la consecución de las pruebas. Sólo de
la forma como se establece en la ley se debe realizar tal actividad, pues son
las reglas que el Estado ha aprobado para llevar a la causa aquellos
elementos de convicción en relación a los hechos que se diluciden. No se
puede probar de cualquier forma, sino de la forma como lo establezca
la ley adjetiva, específicamente el artículo 13 del Código Orgánico
Procesal Penal, este requisito hace por tanto declarar la nulidad de
cualquier actuación que violente tal garantía procesal, sobre todo
cuando a su vez viola garantías sustantivas establecidas en la
Constitución…”.(Resaltado del recurrente)

Ahora bien, el análisis genérico realizado por el A quo y no adminiculado, en


relación a los diferentes medios de prueba practicados durante el juicio oral y
público, no sólo llevó a un análisis errado de los mismos, sino a la construcción
como se dijo de una duda razonable en la que se soportó la absolución del
acusado, que es contraria al artículo 22 del Código Orgánico Procesal Penal,
estableciéndose así una valoración indebida de los medios de prueba contrarias
a las reglas de la sana crítica y las máximas de experiencia.

Al respecto, la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia, en decisión


Nro. 1159, de fecha 09 de agosto de 2000, ha señalado:

“… No puede seleccionarse caprichosamente (para su análisis) unas


pruebas y prescindir de otras; por el contrario, debe examinarse todo el
acervo probatorio como garantía de que el sentenciador se enteró de todos
los elementos de convicción existentes en el proceso, sea a favor o contra
los interesados en el mismo y de que precisamente en ello fundó las
razones de hecho y de derecho…”.

Por ello, en casos como el presente, deben anularse los pronunciamientos


jurisdiccionales de absolución o condena, cuando éstos, se fundan en una serie
de valoraciones y apreciación de pruebas, efectuada en abierta contradicción
con las reglas que rigen el criterio racional, esto es, las reglas de la lógica, la
sana crítica, el conocimiento científico y las máximas de experiencia; pues ello
26

degenera en un vicio de inmotivación, toda vez que si bien, en el proceso penal,


el juez tiene la libertad para apreciar las pruebas, éste debe explicar de manera
lógica y coherente las razones que lo llevan a tomar la decisión; situación ésta
que concierne directamente a la motivación de la sentencia; tal y como así lo ha
entendido la Sala de Casación Penal del Máximo Tribunal de la República, que
en ocasión a este punto, ha señalado, en decisión de fecha 08 de febrero de
2001, lo siguiente:

“... cuando denuncia la errónea aplicación por parte de los jueces de la


Corte de Apelaciones respecto al artículo 22 del citado código
procedimental, por cuanto si bien es cierto, que la citada norma se refiere a
la apreciación de las pruebas, según la libre convicción, observando las
reglas de la lógica y las máximas de experiencia, la infracción de dicha
norma lo que ataca es el sistema de la libre convicción razonada, según el
cual, el juez tiene la libertad para apreciar las pruebas, pero debe
explicar las razones que lo llevan a tomar la decisión, situación que
atañe a la motivación de la sentencia...”. (Negrita y subrayado del
recurrente)

La motivación de las decisiones judiciales, en especial de las sentencias,


constituye un requisito de seguridad jurídica, que permite determinar con
exactitud y claridad a las diferentes partes que intervienen en el proceso; cuáles
han sido los motivos de orden fáctico y legal, que en su respectivo momento han
determinado al juez, para que acorde con las reglas de la lógica, las máximas de
experiencia, la sana crítica y el conocimiento científico, declare el derecho, a
través de decisiones debidamente fundamentadas, en la medida que éstas se
hacen acompañar de una enumeración congruente, armónica y debidamente
articulada de los distintos elementos probatorios que cursan en las actuaciones
y se eslabonan entre sí, los cuales al ser apreciados jurisdiccional y
soberanamente por el Juez, convergen a un punto o conclusión serio, cierto y
seguro.

En tal sentido, el Dr. Sergio Brown Cellino, en su artículo Tópicos Sobre la


Motivación de la Sentencia Penal, ha sostenido:

“… la motivación debe ser expresa clara completa legítima y lógica


(1194:119). Expresa, porque el juez “no puede suplirla por una
remisión a otros actos, o a las constancias del proceso, o a
reemplazarla por una alusión global a la prueba rendida.” Clara,
porque el pensamiento jurídico “debe estar claramente determinado…
Completa, porque “comprende a todas las cuestiones de la causa, y
cada uno de los puntos decisivos que justifican la conclusión.” Debe
27

referirse al hecho y al derecho, “valorando las pruebas suministrando


las conclusiones a que arribe el tribunal sobre su examen, sobre la
subsunción del hecho comprobado en un precepto penal, y sobre las
consecuencias jurídicas que de su aplicación se derivan”.

Ahora, en el presente caso, determinada como ha quedado la falta e indebida


aplicación del artículo 22 del Código Orgánico Procesal Penal, resulta evidente,
que la decisión recurrida se encuentra afectada del vicio de inmotivación por
ilogicidad, toda vez que en ella existió una indebida valoración de los diferentes
medios de prueba presentados durante el juicio de los diferente indicios que de
ellas se derivaron, y de los cuales se hubiera podido llegar a una conclusión
distinta a la dictaminada en la recurrida.

En este sentido determinado, como ha sido el vicio de inmotivación, resulta


evidente que la decisión impugnada conculcó el derecho a la Tutela Judicial
Efectiva prevista en el artículo 26 del texto constitucional, por cuanto ésta, entre
otros aspectos, también comporta el derecho de los administrados a que se
garanticen decisiones justas, debidamente razonadas y motivadas que
explican clara y certeramente las razones, en virtud de las cuales se
resuelven las peticiones argumentadas y que en fin den seguridad jurídica
del contenido del dispositivo del fallo.

Circunstancias en razón de las cuales, estima este representante del estado,


que lo ajustado a derecho en el presente caso, es declarar CON LUGAR el
primer motivo de apelación.

SEGUNDA DENUNCIA
ERRONEA APLICACIÓN DE UNA NORMA JURIDICA

Ahora bien, respecto a este segundo punto de apelación se alega que en el


juicio oral y público celebrado contra los acusados, el Juez prescindió de
algunas pruebas testimoniales ofrecidas por el Ministerio Público y admitidas en
la audiencia preliminar, con vulneración a los principios de oralidad e
inmediación, indicando el juzgador que ya se habían agotado todas las vías para
citar a los testigos al Juicio Oral y Publico, amén de haberse violentado el
procedimiento para la ejecución del mandato de conducción que libró, al no
haberse verificado su efectivo cumplimiento, prescindiendo de los testigos.
Ahora bien para fundamentar la presente denuncia se hace necesario hacer un
resumen de las boletas que fueron libradas a los órganos de prueba los cuales
28

de oficio el tribunal acordó prescindir de los mismos, y lo realizo de la manera


siguiente:

A. EL día 01/07/2015 se dio inicio al debate oral y público, recibiendo el Tribunal


las declaración del funcionario RAMON SEGUNDO LOPEZ PARRA,
suspendiendo el juicio para los días 20/07/2015, 21/07/2015 y 22/07/2015,
acordando notificar a funcionaria JUSENIS RINCON RAMIREZ, experto, por
intermedio del Laboratorio Nº 3, Comando de la Guardia Nacional Bolivariana
de Venezuela, Maracaibo, para que se sirva hacerlos comparecer para la
próxima audiencia antes señalada, esto es el día lunes veinte (20) de julio de
2015, a las diez horas y treinta minutos de la mañana (10:30 a.m.). Líbrese
boletas de citación a los funcionarios MAY AUGUSTO A. MARIJUAN F. y TTE
DARWIN A. MONTAÑES S., por intermedio de la Guardia Nacional Bolivariana,
Comando de Operaciones, Laboratorio Central, así como y al funcionario CAP.
ARNESTO RODRIGUEZ GONZALEZ, adscrito a la Guardia Nacional
Bolivariana, Comando Regional N° 3, Destacamento de Fronteras N° 32,
Primera Compañía, quienes deberán comparecer ante esta Instancia Judicial el
día martes veintiuno (21) de julio de 2015, a las diez horas y treinta minutos de
la mañana (10:30 a.m.). Líbrese boletas de citación al funcionario ALEJANDRO
KELERIS BUCARITO, presidente de la Oficina Nacional Antidrogas (ONA), así
como a los funcionarios TCNEL. ARQUIMEDES ALEXANDER PADRINO, TTE.
YARITZA VILLASMIL CAVADIA y SM/2 RAMON LOPEZ PARRA, adscritos a la
Guardia Nacional Bolivariana, Comando Regional N° 3, Destacamento de
Fronteras N° 32, Primera Compañía
B. EL día 22/07/2015 se dio inicio al debate oral y público, recibiendo el Tribunal
las declaración del funcionario ARQUIMEDES ALEXANDER PADRINO GARCIA,
suspendiendo el juicio para los días 10/08/2015, 11/08/2015 y 12/08/2015,
acordando notificar a funcionaria funcionaria JUSENIS RINCON RAMIREZ,
experto, por intermedio del Laboratorio Nº 3, Comando de la Guardia Nacional
Bolivariana de Venezuela, Maracaibo, así como al funcionario ALEJANDRO
KELERIS BUCARITO, presidente de la Oficina Nacional Antidrogas (ONA), para
que se sirvan hacerlos comparecer para la próxima audiencia antes señalada,
esto es el día lunes diez (10) de agosto de 2015, a las diez horas de la mañana
(10:00 a.m.). Líbrese mandatos conducción a los funcionarios MAY AUGUSTO
A. MARIJUAN F. y TTE DARWIN A. MONTAÑES S., por intermedio de la
Guardia Nacional Bolivariana, Comando de Operaciones, Laboratorio Central,
Caracas, quienes deberán comparecer ante esta Instancia Judicial el día martes
once (11) de agosto de 2015, a las diez horas de la mañana (10:00 a.m.).
Líbrese mandato de conducción a los funcionarios TTE. YARITZA VILLASMIL
29

CAVADIA y CAP. ARNESTO RODRIGUEZ GONZALEZ, adscritos a la Guardia


Nacional Bolivariana, Comando Regional N° 3, Destacamento de Fronteras N°
32, Primera Compañía, quienes comparecerán el día miércoles doce (12) de
agosto de 2015, a las diez horas de la mañana (10:00 a.m.).
C. EL día 11/08/2015 se dio inicio al debate oral y público, donde no se
recibieron órganos de prueba, siendo citada para las próximas audiencias la
funcionaria JUSENIS RINCON RAMIREZ, experto, por intermedio del
Laboratorio Nº 3, Comando de la Guardia Nacional Bolivariana de Venezuela,
Maracaibo, así como al funcionario ALEJANDRO KELERIS BUCARITO,
presidente de la Oficina Nacional Antidrogas (ONA), para que se sirvan hacerlos
comparecer para la próxima audiencia antes señalada, esto es el día martes
veinticinco (25) de agosto de 2015, a las once horas de la mañana (11:00 a.m.).
Líbrese mandatos conducción a los funcionarios MAY AUGUSTO A. MARIJUAN
F. y TTE DARWIN A. MONTAÑES S., por intermedio Comando de Operaciones,
Laboratorio Central, de la Guardia Nacional Bolivariana de Venezuela, Caracas,
quienes deberán comparecer ante esta Instancia Judicial el día miércoles
veintiséis (26) de agosto de 2015, a las once horas de la mañana (11:00 a.m.).
Líbrese mandato de conducción a los funcionarios TTE. YARITZA VILLASMIL
CAVADIA y CAP. ARNESTO RODRIGUEZ GONZALEZ, adscritos a al Comando
Regional N° 3, Destacamento de Fronteras N° 32, Primera Compañía de la
Guardia Nacional Bolivariana de Venezuela.
D. EL día 26/08/2015 se dio inicio al debate oral y público, donde no se
recibieron órganos de prueba, siendo citada para las próximas audiencias la
funcionaria RICHARD BERRIOS, por intermedio de la Coordinación de Análisis
Periciales de la División de Análisis de Sistemas de Tecnología de Información,
Caracas, citación al funcionario PABLO SEJIAS, por intermedio del Instituto
Nacional de Aeronáutica Civil (INAC) Caracas, para que se sirvan hacerlos
comparecer para la próxima audiencia antes señalada, esto es el día martes
quince (15) de septiembre de 2015, a las nueve horas y cuarenta minutos de la
mañana (09:40 a.m.). Líbrese citación al funcionario JUAN CARLOS GEDHLER
MARTINEZ y CARLOS JAVIER PEREZ ROSAS, policía aeroportuario, por
intermedio del Aeropuerto Miguel Ángel Urdaneta Fernández, ubicado en la
población de Santa Bárbara de Zulia, municipio Colón, estado Zulia para que se
sirvan hacerlos comparecer para la próxima audiencia antes señalada, esto es
el día miércoles dieciséis (16) de septiembre de 2015, a las nueve horas y
cuarenta minutos de la mañana (09:40 a.m.).
E. EL día 22/07/2015 se dio inicio al debate oral y público, recibiendo el Tribunal
las declaración del funcionario JUAN CARLOS GEDHLER MARTINEZ,
suspendiendo el juicio para el día 30/09/2015, acordando notificar a los
30

ciudadanos ENDER ANTONIO BARRIOS RAMIREZ, ALFREDO JAVIER


CONTRERAS MEDINA y DANILSO JOSE LUJANO SOTO, a través del
departamento de alguacilazgo para que se sirvan hacerlos comparecer para la
próxima audiencia antes señalada, esto es miércoles treinta (30) de septiembre
de 2015, a las diez horas y veinte minutos de la mañana (10:20 a.m.).
F. EL día 30/09/2015 se dio inicio al debate oral y público, donde no se
recibieron órganos de prueba, siendo librado mandatos de conducción
respectivo a los ciudadano MAY AUGUSTO, DARWIN MONTAÑEZ, RICHARD
BERRIOS , ALEJANDRO BUCARITO, CARLOS JAVIER PEREZ SOSA, ENDER
BARRIOS, ALFREDO CONTRERAS Y DANILSO LUJANO, a fin que sena
conducidos por medio de la fuerza publica solicitándole al representante fiscal
que colabore con la diligencia, se suspende la presente audiencia oral, para
darle continuidad el día jueves quince (15) de octubre de 2015, a las diez horas
de la mañana (10:00 a.m.).
G. EL día 15/10/2015 se dio inicio al debate oral y público, donde no se
recibieron órganos de prueba, siendo librado mandatos de conducción
respectivo a los funcionarios MAY AUGUSTO, DARWIN MONTAÑEZ, por
intermedio de la Guardia Nacional Bolivariana, Laboratorio Central RICHARD
BERRIOS, por intermedio de la Coordinación de Análisis Periciales de la
División de Sistemas de Tecnología Caracas, ALEJANDRO BUCARITO, por
intermedio de la Oficina Nacional Antidrogas y a los ciudadanos CARLOS
JAVIER PEREZ SOSA, ENDER BARRIOS, ALFREDO CONTRERAS Y
DANILSO LUJANO por intermedio del Cuerpo de Policial del estado Zulia, para
que se sirva hacerlos comparecer para la próxima audiencia antes señalada,
para que se sirvan hacerlos comparecer para la próxima audiencia antes
señalada, esto es miércoles cuatro (04) de noviembre de 2015, a las diez horas
de la mañana (10:00 a.m.)
H. EL día 04/11/2015 se dio inicio al debate oral y público, recibiendo el Tribunal
las declaración de la funcionaria YARITZA VILLASMIL, suspendiendo el juicio
para los días 17/11/2015, acordando librar mandato de conducción a los
funcionarios funcionario MAY AUGUSTO, funcionario DARWIN MONTAÑEZ,
funcionario RICHARD BERRIOS, Jefe de la Oficina Nacional Antidrogas (ONA),
Maracaibo, Estado Zulia, que deberá hacer comparecer al funcionario
ALEJANDRO KELERIS BUCARITO, adscrito a esa Oficina, Jefe del Aeropuerto
“Miguel Ángel Urdaneta Fernández”, Santa Bárbara de Zulia, Municipio Colón
del Estado Zulia, que deberá hacer comparecer al funcionario CARLOS JAVIER
PEREZ ROSAS, adscrito a esa Oficina, ENDER ANTONIO BARRIOS
RAMIREZ, residenciado en el sector Las Delicias, Calle Principal, al lado del
Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales Y Criminalísticas, Sub.
31

Delegación San Carlos de Zulia, Jefe del Centro de Coordinación Policial N° 10


Sur del Lago Oeste, Cuerpo de Policía del Estado Zulia, que deberá hacer
comparecer al ciudadano ALFREDO JAVIER CONTRERAS MEDINA, Santa
Bárbara de Zulia, Municipio Colón del Estado Zulia, del Centro de Coordinación
Policial N° 10 Sur del Lago Oeste, Cuerpo de Policía del Estado Zulia, que
deberá hacer comparecer al ciudadano DANILSO JOSE LUJANO SOTO, para
que se sirvan hacerlos comparecer para la próxima audiencia antes señalada,
esto es diecisiete (17) de noviembre de 2015, a las diez horas de la mañana
(10:00 a.m.)
I. EL día 17/11/2015 se dio inicio al debate oral y público, donde no se recibieron
órganos de prueba, siendo librado mandato de conducción a los funcionarios
funcionario MAY AUGUSTO, funcionario DARWIN MONTAÑEZ, funcionario
RICHARD BERRIOS, Jefe de la Oficina Nacional Antidrogas (ONA), Maracaibo,
Estado Zulia, que deberá hacer comparecer al funcionario ALEJANDRO
KELERIS BUCARITO, adscrito a esa Oficina, Jefe del Aeropuerto “Miguel Ángel
Urdaneta Fernández”, Santa Bárbara de Zulia, Municipio Colón del Estado Zulia,
que deberá hacer comparecer al funcionario CARLOS JAVIER PEREZ ROSAS,
adscrito a esa Oficina, ENDER ANTONIO BARRIOS RAMIREZ, residenciado en
el sector Las Delicias, Calle Principal, al lado del Cuerpo de Investigaciones
Científicas, Penales Y Criminalísticas, Sub. Delegación San Carlos de Zulia,
Jefe del Centro de Coordinación Policial N° 10 Sur del Lago Oeste, Cuerpo de
Policía del Estado Zulia, que deberá hacer comparecer al ciudadano ALFREDO
JAVIER CONTRERAS MEDINA, Santa Bárbara de Zulia, Municipio Colón del
Estado Zulia, del Centro de Coordinación Policial N° 10 Sur del Lago Oeste,
Cuerpo de Policía del Estado Zulia, que deberá hacer comparecer al ciudadano
DANILSO JOSE LUJANO SOTO, para que se sirvan hacerlos comparecer para
la próxima audiencia antes señalada, esto es tres (03) de Diciembre de 2015, a
las once y quince minutos de la mañana (11:15 a.m.)
J. EL día 03/12/2015 se dio inicio al debate oral y público, donde no se
recibieron órganos de prueba, sin embargo rindió declaración uno de los
imputados de nombre MARLOS ALBERTO DE PAULA BALCACAR, una vez
concluida su declaración se ordeno librar mandato de conducción a los
funcionarios funcionario MAY AUGUSTO, funcionario DARWIN MONTAÑEZ,
funcionario RICHARD BERRIOS, Jefe de la Oficina Nacional Antidrogas (ONA),
Maracaibo, Estado Zulia, que deberá hacer comparecer al funcionario
ALEJANDRO KELERIS BUCARITO, adscrito a esa Oficina, Jefe del Aeropuerto
“Miguel Ángel Urdaneta Fernández”, Santa Bárbara de Zulia, Municipio Colón
del Estado Zulia, que deberá hacer comparecer al funcionario CARLOS JAVIER
PEREZ ROSAS, adscrito a esa Oficina, ENDER ANTONIO BARRIOS
32

RAMIREZ, residenciado en el sector Las Delicias, Calle Principal, al lado del


Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales Y Criminalísticas, Sub.
Delegación San Carlos de Zulia, Jefe del Centro de Coordinación Policial N° 10
Sur del Lago Oeste, Cuerpo de Policía del Estado Zulia, que deberá hacer
comparecer al ciudadano ALFREDO JAVIER CONTRERAS MEDINA, Santa
Bárbara de Zulia, Municipio Colón del Estado Zulia, del Centro de Coordinación
Policial N° 10 Sur del Lago Oeste, Cuerpo de Policía del Estado Zulia, que
deberá hacer comparecer al ciudadano DANILSO JOSE LUJANO SOTO, para
que se sirvan hacerlos comparecer para la próxima audiencia antes señalada,
esto es dieciséis (16) de Diciembre de 2015, a las once y quince minutos de la
mañana (11:15 a.m.).
K. EL día 16/12/2015 se dio inicio al debate oral y público, donde no se
recibieron órganos de prueba, siendo librado mandato de conducción a los
funcionarios funcionario MAY AUGUSTO, funcionario DARWIN MONTAÑEZ,
funcionario RICHARD BERRIOS, Jefe de la Oficina Nacional Antidrogas (ONA),
Maracaibo, Estado Zulia, que deberá hacer comparecer al funcionario
ALEJANDRO KELERIS BUCARITO, adscrito a esa Oficina, Jefe del Aeropuerto
“Miguel Ángel Urdaneta Fernández”, Santa Bárbara de Zulia, Municipio Colón
del Estado Zulia, que deberá hacer comparecer al funcionario CARLOS JAVIER
PEREZ ROSAS, adscrito a esa Oficina, ENDER ANTONIO BARRIOS
RAMIREZ, residenciado en el sector Las Delicias, Calle Principal, al lado del
Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales Y Criminalísticas, Sub.
Delegación San Carlos de Zulia, Jefe del Centro de Coordinación Policial N° 10
Sur del Lago Oeste, Cuerpo de Policía del Estado Zulia, que deberá hacer
comparecer al ciudadano ALFREDO JAVIER CONTRERAS MEDINA, Santa
Bárbara de Zulia, Municipio Colón del Estado Zulia, del Centro de Coordinación
Policial N° 10 Sur del Lago Oeste, Cuerpo de Policía del Estado Zulia, que
deberá hacer comparecer al ciudadano DANILSO JOSE LUJANO SOTO, para
que se sirvan hacerlos comparecer para la próxima audiencia antes señalada,
esto es cinco (05) de Enero de 2016, a las once y quince minutos de la mañana
(11:15 a.m.)

Con base a todo lo anteriormente transcrito y que constituye el íter procesal


ocurrido en la presente causa con ocasión al desarrollo del juicio oral y público,
juzga necesario esta Corte de Apelaciones realizar las siguientes
consideraciones: Consagra el artículo 357 del texto adjetivo penal las
formalidades que han de cumplirse para el decreto del mandato de conducción
para hacer conducir por la fuerza pública ante la sede del tribunal a los testigos
33

y expertos que, oportuna o debidamente citados, no hayan comparecido al


juicio. Así, establece esta norma:

ART. 340. —Incomparecencia. Cuando el experto o testigo oportunamente


citado no haya comparecido, el Juez presidente ordenará que sea conducido por
medio de la fuerza pública, y solicitará a quien lo propuso que colabore con la
diligencia.
Se podrá suspender el juicio por esta causa una sola vez conforme a lo previsto
para las suspensiones, y si el testigo no concurre al segundo llamado o no pudo
ser localizado para su conducción por la fuerza pública, el juicio continuará
prescindiéndose de esa prueba.
Cabe advertir que el legislador patrio dispuso en el Código Orgánico Procesal
Penal, en cuanto a los actos procesales correspondientes a la celebración del
juicio oral y público, que el Tribunal realizará el debate en un solo día y si ello no
fuere posible, el debate continuará durante los días consecutivos que fueren
necesarios hasta su conclusión, consagrando además que se podrá suspender
el juicio por un plazo máximo de diez días, computados continuamente, sólo en
los casos siguientes: 1. (…) 2. Cuando no comparezcan testigos, expertos o
intérpretes, cuya intervención sea indispensable, salvo que pueda continuarse
con la recepción de otras pruebas hasta que el ausente sea conducido por la
fuerza pública.

En efecto, una vez que el Tribunal de Juicio se constituye de manera


unipersonal o Mixta, deberá fijar la fecha para la celebración del juicio oral
librando las boletas de citaciones de la partes, testigos, expertos e intérpretes
para sus comparecencias, las cuales deben practicarse conforme a las reglas o
formalidades de ley.

En este sentido, debe destacarse que el Código Orgánico Procesal Penal sufrió
una reforma parcial el 26/08/2008, precisamente, en lo que al régimen de las
citaciones y notificaciones se refiere, en cuanto a los artículos que se citan:
ART. 167. —Negativa a firmar. Cuando la parte a notificar se niegue a firmar, el
Alguacil así lo hará constar en la misma boleta, y, a todo evento, procurará hacer
la entrega de la misma. En caso de no encontrarse, dejará la boleta en la
dirección a que se refiere el artículo 165. Se tendrá por notificada a la parte
desde la fecha de consignación de copia de la boleta en el respectivo
expediente, de lo cual se deberá dejar constancia por Secretaría el mismo día o
al día siguiente de practicada la diligencia.
34

ART. 168. —Citación personal.- La citación personal se hará mediante boleta


con la orden de comparecencia expedida por el tribunal, entregada por el
Alguacil o los órganos de investigación penal a la persona o personas cuyas
comparecencia sea requerida, en su domicilio, residencia o lugar donde trabaja
y se le expedirá recibo firmado por el citado, el cual se agregará al expediente
de la causa. El recibo deberá expresar el lugar, la fecha y la hora de la citación.
El resultado de las diligencias practicadas para efectuar las citaciones se hará
constar por secretaría.

Art. 169. Citación de la víctima, expertos, intérpretes y testigos. El tribunal


deberá librar la boleta de citación a las víctimas, expertos, intérpretes y testigos,
el mismo día que acuerde la fecha en que se realizará el acto para el cual se
requiere la comparecencia del citado. Deberán ser citados por medio del
Alguacil del tribunal o en su defecto con el auxilio de los órganos de
investigación penal siempre mediante boleta de citación. En caso de urgencia
podrán ser citados verbalmente, por teléfono, por correo electrónico, fax,
telegrama o cualquier otro medio de comunicación interpersonal, lo cual se hará
constar. Las personas a que se refiere este artículo podrán comparecer
espontáneamente.
En el texto de la boleta o comunicación se hará mención del proceso al cual se
refiere, lugar, fecha y hora de comparecencia y la advertencia de que si la orden
no se obedece, sin perjuicio de la responsabilidad penal correspondiente, la
persona podrá ser conducida por la fuerza pública y pagar los gastos que
ocasione, salvo justa causa.
Si el testigo reside en un lugar lejano a la sede del tribunal y no dispone de
medios económicos para trasladarse, se dispondrá lo necesario para asegurar la
comparecencia.

Artículo 170. Excepción a la citación personal. En caso de citación por boleta,


cuando no se encuentre a la persona a quien va dirigida, se entregará en su
domicilio, residencia o lugar donde trabaja copia de la misma, a quien allí se
encuentre. La boleta deberá expresar la identificación de la persona que la
recibió y las menciones fundamentales que se requieran a los fines de la
información del citado y su posterior comparecencia. El funcionario encargado
de efectuar la citación consignará al mismo día o al día siguiente la boleta y
expresará los motivos por los cuales no pudo practicarla.

Art. 171. Citación del ausente. Si el funcionario tiene conocimiento de que la


persona a quien va dirigida la citación está ausente así lo hará constar al dorso
35

de la boleta, junto a cualquier información que se le suministre sobre su


paradero, para que el tribunal dicte las decisiones procedentes.

Art. 172. Personas no localizadas. Cuando no se localice a la persona que debe


ser citada, se encargará a los órganos de investigación penal para que la cite en
el lugar donde se encuentre.

Art. 173. Militares en servicio activo y funcionarios policiales. Los militares en


servicio activo y funcionarios policiales deberán ser citados por conducto de sus
superiores jerárquicos respectivos, quien garantizará que con prontitud se
efectúe, y enviará constancia al tribunal sin perjuicio de la citación personal y
salvo disposiciones especiales de la ley. En caso de urgencia, podrán ser
citados verbalmente, por teléfono, por correo electrónico, fax, telegrama o
cualquier otro medio de comunicación interpersonal.

El resultado de las diligencias practicadas se hará constar por secretaría.

Conforme a estas normas legales se verifican las reglas que deben cumplirse
estrictamente para tener como debidamente citados a los expertos y testigos
que han de intervenir en los juicios orales y públicos, siendo consecuente el
Código con el cumplimiento de dichas formalidades y su constancia ante la
secretaría del Tribunal respecto de sus resultas, para tenerlas como válidamente
practicadas y sólo así, en caso de incomparecencia de los mismos, deberá
entonces procederse a la libración del o de los correspondientes mandatos de
conducción para ser trasladados por la fuerza pública, interesando destacar que
en los casos específicos de citaciones de funcionarios policiales, las mismas
pueden practicarse a través de sus superiores jerárquicos, quienes en todo caso
deberán dar respuesta al Tribunal respecto de sus resultas.
Esta circunstancia merece un análisis intenso para la resolución del recurso,
toda vez que, conforme se dejó asentado en varios de los particulares de la
relación que se efectuó en cuanto al trámite de las citaciones en el presente
asunto para la celebración del juicio oral y público, del mismo se desprende que
el Juez de Juicio ordenó librar varios mandatos de conducción contra los
funcionarios incomparecientes, a pesar de que las resultas no constaban en el
asunto, lo que constituyó una vulneración al contenido de la norma prevista en el
artículo 340 del Código Orgánico Procesal Penal, al disponer la misma que sólo
en los casos de citaciones válidamente practicadas y la incomparecencia del
testigo o experto, deberá procederse a la libratoria del mandato de conducción.
La Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia, fijó doctrina en
36

sentencia Nº 2831 del 29/09/2005, respecto a la necesidad de verificar, por parte


del Tribunal, si efectivamente las citaciones se han practicado en los términos
contemplados en las disposiciones legales, cuando expresó:

1.1 … Del texto de las disposiciones que antes fueron transcritas se evidencia
claramente que el propósito del legislador fue el aseguramiento de que la citación
fuera practicada de tal suerte que quedara inequívocamente acreditado en los autos
que, mediante dicho trámite, la persona que deba ser convocada al acto procesal del
cual se trate fue debida y oportunamente informada de ello, como garantía no sólo de
que el proceso no sufra demoras indebidas, en lo cual están comprometidos tanto el
interés público como el de las partes intervinientes en el proceso, sino de que la
referida convocatoria sea realizada sin menoscabo o compromiso de derechos
fundamentales de estas últimas, tales como la tutela judicial eficaz, la defensa y,
particularmente, en el caso presente, la libertad.
1.2 En la situación que se examina, se observa que el Tribunal de Control estimó que
la actuación del Alguacil fue suficiente para que se estimara que el quejoso de autos
había sido debidamente citado para la celebración de la referida presentación
anticipada de prueba de testigo; asimismo, que, como consecuencia de la no
comparecencia, no justificada, de dicho supuesto agraviado al acto en cuestión, se
había actualizado el supuesto de revocación de la medida cautelar sustitutiva de la de
privación de la libertad personal que establece el artículo 262.3 del Código Orgánico
Procesal Penal. Ahora bien, observa la Sala que, contrariamente a lo que decidió el
Juez de Control, la actuación del funcionario que estuvo encargado de la práctica de
la citación no estuvo ceñida a formalidades esenciales que la Ley establece, como
salvaguarda de los antes referidos derechos fundamentales. Así,
1.2.1 En primer término, quedó establecido que copia de la respectiva boleta fue
dejada “debajo de la puerta”. Si tal fue el procedimiento seguido para la práctica de la
citación en referencia, debe concluirse que fueron omitidas formalidades no
dispensables que deben conducir a que dicho acto se tenga como no efectuado; ello,
porque el mismo artículo 185 del Código Orgánico Procesal Penal establece que, en
caso de que no fuere encontrada la persona a ser citada, en el domicilio procesal que
la misma hubiere dejado señalado en el expediente, el funcionario encargado del
trámite en cuestión deberá procurar hacer entrega del talón despegable de la
respectiva boleta. Entregar es un verbo que denota una relación entre dos personas:
una que dé y otra que reciba; en otros términos, es el acto de “dar o poner en poder
de una persona” (Diccionario Clave, p. 717, 2000). En el caso que se examina, resulta
evidente que no hubo receptor de la boleta de citación en referencia, razón por la cual,
como antes se señaló, tal acto procesal debe ser tenido como jurídicamente
inexistente. Así se declara.
1.2.2 De acuerdo con el razonamiento que precede, no podía concluirse que el actual
quejoso había sido convocado al acto en cuestión, por cuanto la respectiva citación no
le fue entregada personalmente ni lo fue a otra persona, tal como lo permite la
precitada disposición legal, en concurrencia con el artículo 218 del Código de
Procedimiento Civil –aplicable al procedimiento penal, como norma supletoria de
Derecho común-, de acuerdo con el cual si la respectiva boleta hubiese sido
entregada a persona distinta de aquélla a quien iba dirigida la citación, el Alguacil
debió dejar constancia expresa de la identificación, por lo menos, de la persona que
recibió la boleta, para que pudiera considerarse como completada la diligencia de
citación del ahora quejoso.
1.2.3 Más aún, si la persona no fue localizada en su domicilio procesal, ni la boleta
pudo entregarse a persona alguna conforme a la Ley, debió, entonces, ser encargada
la autoridad policial, para que la citación fuera practicada dondequiera se encontrara
el destinatario de la referida convocatoria… Así se declara.
1.2.4 A la luz del caso que se examina, se trata de formalidades no dispensables, por
cuanto si la citación no fuere atendida por el imputado o acusado que se encuentre
sometido a medida de coerción personal sustitutiva de la privativa de libertad, se
impondrá la revocación de dicha cautelar, de conformidad con el artículo 262.2 del
Código Orgánico Procesal Penal. Mas, para ello, deberá haber plena convicción, que
emane de los autos, en el sentido de que el trámite de la citación fue seguido con
observancia de las formalidades a través de las cuales se asegure que la
37

Administración agotó todas las posibilidades legales para la práctica de la citación


personal –de acuerdo con el procedimiento que se describe en los artículos 185 al
187 del Código Orgánico Procesal Penal-, porque es esta modalidad la que
representa la mayor garantía de tutela judicial eficaz y porque de ella es que deriva la
mayor certidumbre de que la parte –en el caso que ocupa la atención de esta Sala: el
imputado- ha sido efectivamente citada, de lo cual, en consecuencia, pueda concluirse
si ha habido incumplimiento no justificado de dicha convocatoria y, consiguientemente,
si se deba decretar la revocación de la medida cautelar sustitutiva de libertad a la cual
esté sometido el encausado…

Con base en esta doctrina jurisprudencial, debe haber plena convicción, que
emane de los autos, en el sentido de que el trámite de la citación fue seguido
con observancia de las formalidades a través de las cuales se asegure que la
Administración, en este caso, el Tribunal, agotó todas las posibilidades legales
para la práctica de la citación personal, porque es esta modalidad la que
representa la mayor garantía de tutela judicial eficaz y porque de ella es que
deriva la mayor certidumbre de que la parte y en el caso que nos ocupa los
testigos y expertos no han sido efectivamente citados, conforme a estas reglas.

Debe señalar además esta Alzada que la Sala Constitucional del Tribunal
Supremo de Justicia, en decisión de fecha 16/11/2001, N° 2.278, al analizar la
actuación del Juez como Director del Proceso, estableció que:

“…El juez como director del proceso debe impulsarlo de oficio hasta su definitiva conclusión
(artículo 14 del Código de Procedimiento Civil), lo que implica remover ex officio los obstáculos
que impidan su prosecución; provengan éstos, de actuaciones de las partes o de terceros, o
bien de la acción u omisión imputable a los auxiliares de justicia y demás funcionarios judiciales.
Ese poder de remoción o corrección de los obstáculos inhibidores de la continuación del
proceso, debe hacerla el juzgador empleando los poderes jurisdiccionales, de orden y disciplina
que le confiere el ordenamiento jurídico, porque la incolumidad y supremacía de la Constitución
se garantiza desde el ordenamiento ordinario, y eventualmente, ante la vulneración directa y
flagrante de derechos fundamentales, a través de las acciones de tutela constitucional.
Igualmente, el juez, como responsable de la unidad decisoria que constituye el tribunal, dispone
de una serie de medidas disciplinarias y correctivas, de aplicación y efectos tanto internos como
externos, que consisten en requerir la colaboración de personas y entidades públicas y privadas,
y para la ejecución de sus sentencias y de todos los actos que decreten o acuerden, puede
requerir de las demás autoridades el concurso de la fuerza pública que de ellas dependa, y, en
general, valerse de todos los medios legales coercitivos de que disponga. (V. G.Artículos 8 y 11
de la Ley Orgánica del Poder Judicial).

Pues bien, conforme a todo lo anteriormente plasmado en este fallo,


respecto del íter procesal ocurrido en la causa penal con ocasión de la
celebración del debate oral y público, se observa que no se dio cumplimiento a
las normas legales que regulan el trámite de las citaciones para la
comparecencia de testigos y expertos al debate oral y público, toda vez que si
bien fueron libradas las boletas de citaciones de los funcionarios adscritos a la
Organización Nacional Antidroga, Guardia Nacional, y Cuerpo de
Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas de la Subdelegación San
Carlos del Zulia, las cuales se gestionó mediante oficio por el tribunal, estos
38

funcionarios comisionados no informaron al Tribunal sobre sus resultas,


conforme al marco normativo legal.

Respecto a esta disposición legal, la Sala Penal del Tribunal Supremo de


Justicia ha fijado criterios, como el asentado en la sentencia Nº 457 del
23/11/2004, que dispuso:

… Observa la Sala que el recurrente (representación del Ministerio Público), propuso el


testimonio del experto en la audiencia, testimonio que no se llevó a cabo, y la Corte de
Apelaciones decidió que el testimonio del experto podía relevarse en honor al Estado Acusador.
Así pues, se observa del acta del debate, que en efecto, ante la incomparecencia de los testigos
expertos propuestos en la acusación, el Juez de Juicio no aplicó el referido artículo 357 del
Código Orgánico Procesal Penal, que le ordena al Juez Presidente la conducción por la fuerza
pública de los testigos o expertos oportunamente citados, y la solicitud a quien lo propuso de
que colabore con tal diligencia, sólo se limitó a instar al Ministerio Público a que hiciera
comparecer a los testigos, pero debió emitir la orden expresa a los organismos policiales (fuerza
pública), de lo cual se colige, que es deber del Juez Presidente, como Director del proceso,
procurar la comparecencia de los testigos promovidos por cualquiera de las partes, con su
colaboración.
Ello lo corrobora el artículo 340 ejusdem, relativo a la imposibilidad de asistencia de los órganos
de prueba, que establece que en caso de impedimento justificado para asistir al debate, aquellos
serán examinados por el Juez Profesional, en el lugar donde se encuentren…

En este orden de ideas, se evidencia ciudadanos Jueces de la Corte


de Apelaciones que de la revisión que hizo de las actas procesales que el Juez
de Juicio ordenó en varias oportunidades librar mandatos de conducción por la
Fuerza Pública, sin el poder coercitivo que debió ejercer para su cumplimiento
conforme a lo establecido en el artículo 5 del Código Orgánico Procesal Penal,
ya que en los oficios que libró señalaba remitir a los diferentes organismos
participantes en el procedimiento, resolviendo prescindir de los testigos y
expertos, a pesar de dejar establecido que el procedimiento para sus citaciones
no se cumplió, que es lo constituye la cuestión más grave del asunto, se
constata de la revisión de las actuaciones, que el Juez prescindió de los testigos
en virtud de la celeridad procesal, produciendo una sentencia absolutoria.

Lo anteriormente reflejado demuestra que el Juez partió de un falso supuesto, al


acordar prescindir de los testigos por celeridad procesal, la cual, al no darse, y
no haberse debatido las pruebas admitidas por el Tribunal de Control en la
audiencia preliminar, por irregularidades cometidas en la práctica de las
citaciones de los testigos y expertos, al punto de admitir el Tribunal que en dos
oportunidades se libraron mandatos de conducción, cuando la norma sólo
contempla tal posibilidad por una sola vez, demuestra la subversión del proceso
que dejó en total estado de indefensión al Ministerio Público.

Por ello, cuando el texto adjetivo penal regula la excepción a la citación


personal, cuando la persona a citar no se encuentre, expresa que se entregará
39

copia de la boleta en el lugar donde la persona trabaje, a quien allí se encuentre,


debiéndose expresar la identificación de la persona que la recibió y las
menciones fundamentales que se requieran a los fines de la información del
citado y a su posterior comparecencia, debiendo la persona encargada de
practicar la citación (Alguacil) consignar la boleta ante el secretario el mismo día
o el día siguiente, expresando los motivos por los cuales no pudo practicarla y el
secretario a su vez colocar la nota de recibo respectiva en señal y prueba de su
consignación, lo cual no constó en la presente causa.

Por ello, ante la evidencia cierta de que en el presente caso el Juzgado Primero
de Primera Instancia de Juicio no cumplió con las formalidades legales para las
citaciones de los testigos, funcionarios y expertos, y visto la indebida aplicación
de la norma contenida en el artículo 340 del Código Orgánico Procesal Penal
para librar los mandatos de conducción a los mismos, causando indefensión al
Ministerio Público, lo cual produjo que el tribunal prescindiera de las
declaraciones de los ALEJANDRO KARELIS BUCARITO, JUSENIS RINCON,
AUGUSTO MARIJUAN, DARWIN MANTAÑEZ, RICHARD BERRIOS, ARNESTO
RODRIGUEZ, CARLOS JAVIER PEREZ, ENDER ANTONIO BARRIOS Y
ALFREDO CONTRERAS, darle celeridad al Juicio Oral y Público, ello conllevó a
la declaratoria de absolución a favor de los acusados, ante la no recepción de
órganos de prueba tan relevantes como la entrevista del funcionario
ALEJANDRO KARELIS BUCARITO, supuesto del que partió también para
prescindir de dichos órganos de prueba, se insiste, al no haber aplicado el
procedimiento establecido en el Código Orgánico Procesal Penal para la
práctica de las citaciones de los testigos y expertos y haber prescindido de ellos,
cobijando su proceder en la norma contenida en el artículo 340 eiusdem, sin
haber verificado exhaustivamente de las actuaciones que la Oficina del
Alguacilazgo no dejó constancia ni en las boletas ni ante la Secretaría del
Tribunal de las diligencias cumplidas ni de haber practicado efectivamente las
citaciones personales, que dieran certeza del proceder observado en la práctica
de las mismas, por parte de los Superiores de los diferentes cuerpo citados para
asistir al presente juicio oral y publico, todo lo cual conlleva a la declaratoria de
NULIDAD ABSOLUTA de la sentencia dictada por el Juzgado Primero de
Primera Instancia de Juicio de este Circuito Judicial Penal, al no poderse fundar
una sentencia en actos cumplidos en contravención o con inobservancia de las
formas y condiciones previstas en el Código, la Constitución de la República
Bolivariana de Venezuela, las leyes, tratados, convenios y acuerdos
internacionales suscritos por la República, y por implicar dicho proceder
inobservancia o violación de derechos y garantías fundamentales previstos en el
40

Código, la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, las leyes y los


tratados, convenios o acuerdos internacionales suscritos por la República.

Circunstancias en razón de las cuales, estima este representante del estado,


que lo ajustado a derecho en el presente caso, es declarar CON LUGAR el
primer motivo de apelación.

CAPITULO III
PETITORIO

En virtud de los razonamientos anteriormente expuestos, quien aquí suscribe,


solicita de forma muy respetuosa:

PRIMERO: Que el presente recurso de apelación sea admitido conforme a


derecho, una vez analizados los requisitos de precedibilidad.

SEGUNDO: Se anule la presente sentencia recurrida, se mantenga la medida


en contra de los ciudadanos MARLOS ALBERTO DE PAULA BALCACAR y
ENLIL OLIVEIRA DA SILVA
TERCERO: Ordene la celebración de un nuevo juicio oral y público, obviando
los vicios que causaron la nulidad en caso de que ese digno Tribunal Colegiado
lo considere necesario.
Es justicia, en la ciudad de Santa Bárbara del Zulia, a los veintiséis (26)
días del mes de Enero del año Dos Mil Dieciséis (2016).

ABOG. MANUEL GUILLERMO CASTRO


FISCAL PROVISORIO DECIMO SEXTO DEL MINISTERIO PÚBLICO
DE LA CIRCUNSCRIPCIÓN JUDICIALDEL ESTADO ZULIA

ABOG. EDUARDO JOSE MAVAREZ GARCIA


FISCAL AUXILIAR INTERINO DECIMO SEXTO DEL MINISTERIO PÚBLICO
DE LA CIRCUNSCRIPCIÓN JUDICIALDEL ESTADO ZULIA

CAUSA N° J01-1479-2015