Sie sind auf Seite 1von 3

Real Decreto 137/1993, de 29 de enero, por el que se aprueba el

Reglamento de Armas.
Armas prohibidas
Artículo 4
1. Se prohíbe la fabricación, importación, circulación, publicidad, compraventa, tenencia y uso
de las siguientes armas o de sus imitaciones:
• a) Las armas de fuego que sean resultado de modificar sustancialmente las características de
fabricación u origen de otras armas, sin la reglamentaria autorización de modelo o prototipo.
• b) Las armas largas que contengan dispositivos especiales, en su culata o mecanismos, para
alojar pistolas u otras armas.
• c) Las pistolas y revólveres que lleven adaptado un culatín.
• d) Las armas de fuego para alojar o alojadas en el interior de bastones u otros objetos.
• e) Las armas de fuego simuladas bajo apariencia de cualquier otro objeto.
• f) Los bastones-estoque, los puñales de cualquier clase y las navajas llamadas automáticas.
Se considerarán puñales a estos efectos las armas blancas de hoja menor de 11 centímetros,
de dos filos y puntiaguda.
• g) Las armas de fuego, de aire u otro gas comprimido, reales o simuladas, combinadas con
armas blancas.
• h) Las defensas de alambre o plomo; los rompecabezas; las llaves de pugilato, con o sin
púas; los tiragomas y cerbatanas perfeccionados; los munchacos y xiriquetes, así como
cualesquiera otros instrumentos especialmente peligrosos para la integridad física de las
personas.

2. No se considerará prohibida la tenencia de las armas relacionadas en el presente artículo


por los museos, coleccionistas u organismos a que se refiere el artículo 107, con los requisitos
y condiciones determinados en él.

Artículo 5
1. Queda prohibida la publicidad, compraventa, tenencia y uso, salvo por funcionarios
especialmente habilitados, y de acuerdo con lo que dispongan las respectivas normas
reglamentarias de:
• a) Las armas semiautomáticas de las categorías 2.ª.2 y 3.ª.2, cuya capacidad de carga sea
superior a cinco cartuchos, incluido el alojado en la recámara, o cuya culata sea plegable o
eliminable.
• b) Los «sprays» de defensa personal y todas aquellas armas que despidan gases o
aerosoles, así como cualquier dispositivo que comprenda mecanismos capaces de proyectar
sustancialmente estupefacientes, tóxicas o corrosivas.
• c) Las defensas eléctricas, de goma, tonfas o similares.
• d) Los silenciadores aplicables a armas de fuego.
• e) La cartuchería con balas perforantes, explosivas o incendiarias, así como los proyectiles
correspondientes.
• f) Las municiones para pistolas y revólveres con proyectiles «dum-dum» o de punta hueca,
así como los propios proyectiles.
• g) Las armas de fuego largas de cañones recortados.

Código Penal, Artículo 563


• La tenencia de armas prohibidas y la de aquellas que sean resultado de la modificación
sustancial de las características de fabricación de armas reglamentadas, será castigada con la
pena de prisión de uno a tres años.

____________________________________________________________________________
____________________
Sentencia Tribunal Constitucional 24/2004 de 24 de febrero de
2004
... las armas cuya tenencia se prohíbe penalmente son, exclusivamente, aquellas que
cumplan los 4 requisitos:

1- En primer lugar, y aunque resulte obvio afirmarlo, que sean materialmente armas (pues no
todos los objetos prohibidos con ese nombre en la norma administrativa lo son). "Según la RAE
arma es instrumento, medio o máquina destinados a atacar o defenderse"

2- En segundo lugar, que su tenencia se prohíba por una norma extrapenal con rango de
ley o por el reglamento al que la ley se remite, debiendo excluirse del ámbito de prohibición del
art.563 CP todas aquellas armas que se introduzcan en el catálogo de los arts. 4 y 5 del
Reglamento de Armas mediante una Orden ministerial conforme a lo previsto en la disposición
final cuarta, por impedirlo la reserva formal de ley que rige en materia penal.

3- En tercer lugar, que posean una especial potencialidad lesiva.

4- Y, por último, que la tenencia se produzca en condiciones o circunstancias que la


conviertan, en el caso concreto, en especialmente peligrosa para la seguridad
ciudadana, quedando excluida la intervención del Derecho penal cuando no concurra
realmente ese concreto peligro sin perjuicio de que se acuda, en ese caso, al Derecho
administrativo sancionador.
____________________________________________________________________________
____________________

Para la Consulta 14/97 de la Fiscalía General del Estado, acerca de


algunas cuestiones relativas al alcance típico del delito de tenencia de armas, la tenencia
ha de tener una "traducción dinámica consistente en comerciar, portarlas en
establecimientos públicos y lugares de reunión, concentración, recreo o esparcimiento o
utilizarlas sin adoptar las medidas necesarias para no causar peligro o daño a personas
o cosas"

Actuación policial.-
Según la reiterada jurisprudencia y temarios de formación, así como la anteriormente citada
Consulta 14/97, para que proceda la vía penal en armas prohibidas que no sean de fuego,
es decir la detención, se han de dar los CUATRO requisitos indicados en la sentencia del TC
24/2004, destacando el cuarto apartado en el que el porte del arma debe
ser dinámico (empuñar o blandir) y, todo lo que se salga de ahí, se sancionará por la vía
administrativa.
En la tenencia de armas no de fuego prohibidas, y puesto que el bien jurídico se considera la
vida y la integridad física de las personas, la "traducción dinámica" no puede ser otra más
que el uso efectivo de esas armas. El uso no ha de consistir necesariamente en su empleo
contra los bienes jurídicos protegidos, sino que basta la proximidad del riesgo para estos
bienes jurídicos. Porque esto y no otra cosa significan peligro concreto. Así el porte de estas
armas en la vía pública o en establecimiento públicos, no supone un peligro concreto contra la
vida y la integridad física de nadie. Solamente se pondría en peligro cuando se usaran dichas
armas, en el sentido antedicho.

Serían delito, según el Código Penal:

- Armas DE FUEGO PROHIBIDAS del artículo 4 Real Decreto 137/1993.


- Armas reglamentadas modificadas sustancialmente.
- Armas DE FUEGO careciendo de licencia o permiso (la guía de pertenencia es
administrativa).
- Armas NO DE FUEGO del artículo 4, si se dan los CUATRO requisitos indicados en la
sentencia del TC 24/2004, especial y concretamente si existe un plus de peligrosidad que
conlleve peligro para las personas o bienes (según consulta 14/1997 a Fiscalía).
Serían infracción grave, según la LO 1/92:

- Armas prohibidas NO DE FUEGO sin ese plus de peligrosidad (por ejemplo el táser, machete,
catanas,…)
- Armas reglamentadas NO DE FUEGO careciendo de la documentación.
- Porte, tenencia y uso fuera del domicilio, trabajo o lugar de deporte de armas de fuego y
blancas, así como armas de las categorías 5,6 y 7 (pudiendo variar según la discrecionalidad
del agente).
- Llevar o usar armas a sitios donde concurra mucha gente, o quien haya sido condenado por
delitos contra personas o bienes o quien haya sido sancionado por uso indebido de armas o
sancionado por el reglamento de armas.
- Portar, exhibir o usar armas: de modo innecesario, negligente o temerario, bajo los efectos del
alcohol o estupefacientes o con cascos, auriculares...

Serían infracción leve, según la LO 1/92:

- Insuficiencia u omisión de la obligación de conservar la documentación o no denunciar su


pérdida o sustracción.
- Exhibir objetos peligrosos con intención de intimidar.

La aplicación del delito tipificado en el artículo 563 por la SIMPLE TENENCIA es aplicable
exclusivamente a los apartados a, b, c, d y e del Artículo 4 y al apartado g del Artículo
5 del Reglamento de Armas (hablamos en todo caso de armas de fuego), el resto de
apartados f, g y h son vía administrativa.