Sie sind auf Seite 1von 28

2

PROCEDIMIENTO DE FABRICACIÓN DE LOSAS AUTOPORTANTES


CERÁMICAS SOBRE PISTA LARGA DE PRETENSADO, LAS LOSAS ASÍ
OBTENIDAS Y LA MÁQUINA NECESARIA PARA SU FABRICACIÓN
5
DESCRIPCIÓN

OBJETO DE LA INVENCION

10 La presente invención tiene por objeto un procedimiento


de fabricación de losas autoportantes cerámicas sobre pista
larga de pretensado, las losas obtenidas por dicho método y
la máquina necesaria para su fabricación. Mediante el
procedimiento de fabricación objeto de la invención se
15 obtienen losas o placas autoportantes que se construyen por
medio de bovedillas cerámicas, o bien bovedillas de hormigón
o de fibras vegetales, y con hormigón pretensado,
consiguiendo losas o placas autoportantes en toda su
longitud para la edificación, que son capaces de soportar en
20 fase de construcción el peso de la capa de compresión y la
de los trabajadores caminando sobre ellas, sin tener aún
fraguado el hormigón de la capa de compresión.

Caracteriza a la presente invención las mejoras


25 llevadas a cabo en el procedimiento de fabricación de las
losas o placas cerámicas que hasta ahora se hacían sobre
bandejas metálicas y que con este nuevo método se fabrican
de manera continua sobre pista larga de pretensado, entre
100 y 200 m de longitud, permite disminuir los costes
30 directos de personal, mantenimiento, gastos generales, ya
que la productividad se ve claramente incrementada.
3

Caracteriza igualmente a la presente invención, las


características constructivas que presenta la losa o placa
así obtenida que la hacen más barata en materias primas al
5 tratarse de hormigón pretensado y poder reducir el canto si
las comparamos con las de hormigón armado, así mismo son
fácilmente manipulables, muy ligeras y permiten construir un
forjado con mayor rapidez, así como poder evitar el empleo
de sopandas inferiores.
10
Por lo tanto la presente invención se circunscribe
dentro del ámbito de la construcción de edificios, y más en
concreto de las placas cerámicas previamente elaboradas en
fábrica o prefabricadas que permiten construir en obra de
15 forma rápida un forjado.

ANTECEDENTES DE LA INVENCION

Normalmente los forjados en la edificación, se suelen


20 montar directamente en obra, a base de disponer una serie de
viguetas entre las vigas de hormigón armado, colocando entre
las viguetas las correspondientes bovedillas. Todo esto
obligaba a disponer una serie de sopandas y elementos de
protección para evitar la caída de trabajadores al pisar y
25 romperse las bovedillas sueltas o resbalar de su apoyo en la
vigueta.

Actualmente y con el objetivo de automatizar y reducir


la mano de obra necesaria, se fabrican losas o placas
30 cerámicas, que tanto en el procedimiento empleado como en la
losa o placa obtenida presentan varios inconvenientes.
4

El procedimiento de fabricación actual de losas o


placas cerámicas de hormigón armado, consiste en unas
bandejas metálicas que son desplazadas por toda la factoría,
5 comenzando el proceso con la disposición de las bovedillas
cerámicas sobre las bandejas en una zona de la factoría,
para luego posteriormente colocar los aceros corrugados en
otra zona de la cadena productiva, pasar a hormigonar las
placas, y llevar la bandeja a una zona de fraguado.
10 Transcurrido un día, las bandejas son sacadas de la zona de
fraguado, se les retira de encima las placas ya fraguadas,
siendo apiladas de forma automática unas sobre otras, para
que posteriormente una carretilla elevadora las retire al
parque de almacenamiento de productos elaborados. Finalmente
15 las bandejas sobre las que se ha fabricado las placas son
limpiadas y rascadas de forma automática empezando de nuevo
el procedimiento de fabricación.

Con este procedimiento de fabricación y la forma con la


20 cual se manipulan las placas, la productividad obtenida es
bastante baja, lo que encarece las placas.

Para el caso del procedimiento actual de fabricación de


placas cerámicas de hormigón pretensado, dicho procedimiento
25 consiste en la disposición de forma seriada de las
bovedillas sobre una cinta sin fin, sobre la cual se tienden
los cables de acero que luego posteriormente se tensan,
procediendo finalmente a hormigonar con cuba desplazable
sobre la cinta inmóvil. Cuando el hormigón ha fraguado se
30 pone de nuevo la cinta en marcha, procediéndose en el final
de la cinta al corte mediante disco de diamante de la placa
5

continua obtenida, cortándola a la longitud deseada.

Este procedimiento de fabricación sobre cinta sin fin y


su posterior corte, presenta el inconveniente de que las
5 placas obtenidas no son aptas para hacer apoyos
“indirectos”, es decir, sobre vigas que tengan los mismos
cantos o espesores que el forjado, ya que es necesario que
de la parte baja de los nervios en su unión con las vigas
sobresalgan las armaduras de la placa penetrando en las
10 vigas y sirviendo de conectores o conexión. Como estas
armaduras o cables han sido cortados con el disco de
diamante, sólo es posible construir apoyos de tipo
“directo”, es decir que la placa monte sobre las vigas, o
sobre los muros de carga del edificio, debiendo entregar a
15 las vigas o muros de 5 a 10 cm de placa.

Por lo tanto el objetivo de la presente invención es el


de superar los anteriores inconvenientes desarrollando para
ello un procedimiento de fabricación de losas autoportantes
20 cerámicas de hormigón pretensado, que aumentan
considerablemente la productividad final del proceso,
obteniendo un mayor número de losas o placas en el mismo
espacio de tiempo, que permita además obtener losas o placas
que puedan ser utilizadas para hacer apoyos “indirectos”,
25 que sean portantes en toda su longitud y muy ligeras para
ser elevadas por grúas torre convencionales.

DESCRIPCIÓN DE LA INVENCION
30
El procedimiento objeto de la presente invención
6

consiste en la disposición de las bovedillas alineadas y


pegadas unas a otras sobre la pista larga de pretensado.
Puede hacerse “a mano” o bien utilizar unas pinzas que son
capaces de elevar hasta dos filas de dos hileras de 5 a 8
5 metros de bovedillas a la vez, de manera que con un pórtico
rodante sobre la pista, o colgada la pinza de un puente
grúa, se coloca toda la longitud de la pista llena de
bovedillas cerámicas alineadas.

10 A continuación se lanzan y tensan los cables de acero


pretensado.

Posteriormente con una moldeadora deslizante, o tolva


vibrante con ruedas sobre los raíles de la pista, se procede
15 al llenado o adosado de los nervios de hormigón de las
bovedillas. Para ello la moldeadora o extrusora deslizante
deberá contar con unos rodillos o pequeñas ruedas tumbadas
laterales a las bovedillas, que servirán para centrarlas
correctamente o alinearlas sobre la pista. Estas ruedas
20 podrán ser también del tipo patín deslizante con muelle
posicionador o cinta sin fin. Este sistema de centrado de
bovedillas irá en la parte delantera de la máquina de
moldeo, antes de la zona de llenado o tolvas vibrantes. Por
último, un molde afinador dejará la forma que nos interese
25 sobre las bovedillas, es decir, con canal o alveolo abierto,
cerrado, o con nervios adosados lateralmente a las
bovedillas.

Transcurridos 2 o 3 días y una vez fraguado el hormigón


30 se procede a destesar los cables de acero pretensado, y se
corta la pista con la longitud de placa deseada, mediante
7

máquina de disco de corte de diamante, rodante sobre la


pista.

Por último el mismo sistema de pinzas de introducción


5 podrá sacar o extraer las placas al exterior de la nave de
fabricación, quedando listas las placas para apilarse y
estocarse en el almacenamiento, o para cargarse directamente
en el camión.

10 Este procedimiento es aplicable a cualquier tipo de


diseño de bovedilla cerámica, y en principio se fabrican con
ancho mitad al ancho útil de la pista, típico de 1,2 m. Es
decir se fabrican placas de ancho mitad o 0,6 m, ya que
aunque se cortan, extraen y manipulan en camiones y con las
15 grúas de obra siempre de 2 en dos o en ancho 1,2m, existe la
posibilidad de separarlas en placas individuales de ancho
0,6 m si por ejemplo la grúa torre de obra en punta no puede
elevar el conjunto de 2 placas a la vez por exceso de peso.

20
DESCRIPCIÓN DE LOS DIBUJOS

Para complementar la descripción que seguidamente se va


a realizar y con objeto de ayudar a una mejor comprensión de
25 sus características, se acompaña a la presente memoria
descriptiva, de un juego de planos en cuyas figuras, de
forma ilustrativa y no limitativa, se representan los
detalles más significativos de la invención.

30 Figura 1. Muestra una representación en perspectiva de


una porción de pista de pretensado, donde se observan los
8

raíles.

Figura 2. Muestra la pista anterior, donde se van


depositando las bovedillas cerámicas con unas pinzas largas
5 de entre 5 a 8 metros de longitud por viaje.

Figura 3. Muestra una vista en perspectiva de las


partes más importantes de la máquina moldeadora, donde se
aprecian las tolvas de llenado, la guillotina retenedora, el
10 molde afinador final y las ruedas de centrado de las
bovedillas.

Figura 4. Muestra en perspectiva dos placas juntas de


ancho 0,6 cada una con alvéolos abiertos, ya fraguadas y
15 cortadas.

Figura 5. Muestra una sección de dos placas del tipo


alveolo abierto superiormente en el centro del nervio de
hormigón pretensado.
20
Figura 6. Muestra una sección transversal de otro tipo
de placas de alveolo abierto, pero en forma de “V”.

Figura 7. Muestra una representación en sección dos


25 placas de ancho mitad, donde los laterales de hormigón del
alveolo abierto superiormente, sobresalen superiormente de
las bovedillas.

Figura 8. Muestra la sección de dos placas con alveolo


30 cerrado, y posicionado de la armadura de conexión con viga.
9

Figura 9. Muestra una variante de 2 placas, con nervios


longitudinales laterales o exteriores a cada bovedilla.

Figura 10. Muestra una sección de 2 placas como las


5 anteriores, pero con cabeza superior ancha extendida encima
de las propias bovedillas cerámicas.

Figura 11. Muestra 2 placas de 2 nervios laterales cada


una, donde la parte superior de cada nervio se separa de las
10 bovedillas, las cuales presentan un retranqueo en sus
esquinas superiores para permitirlo.

Figura 12. Muestra 2 placas de bovedillas cerámicas que


son recubiertas lateralmente y superiormente por el hormigón
15 pretensado de factoría.

Figura 13. Muestra 2 placas de nervio macizo y cabeza


en “T” superior, con posicionado de la armadura de conexión
con viga.
20
Figura 14. Muestra 4 secciones de una porción de la
máquina de vertido o moldeado de hormigón, para placas
configuradas con nervio central y bovedillas laterales
alrededor de dicho nervio.
25
Figura 15. Muestra 4 secciones de una porción de la
máquina de vertido o moldeado de hormigón, para placas
configuradas con bovedilla central y dos nervios laterales
adosados a la bovedilla.
30
REALIZACIÓN PREFERENTE DE LA INVENCION
10

A la vista de las mencionadas figuras se describe a


continuación un modo de realización preferente de la
invención así como la explicación de los dibujos.
5
El procedimiento objeto de la invención de fabricación
de losas autoportantes cerámicas de hormigón pretensado
sobre pista larga para la edificación, consiste en las
siguientes etapas, las cuales se muestran en las figuras 1 a
10 4 resumidamente:
- Sobre la pista larga de pretensado (1) de suelo de
chapa metálica u hormigón pulido con raíles laterales (2) se
disponen las bovedillas (3) por conjuntos de 5 a 8 metros de
longitud, que han sido tomadas mediante unas pinzas (4) de
15 los palets especiales que desde la fábrica de cerámica
llegan a la factoría cargados en los camiones. Estos palets
tienen las bovedillas orientadas en sentido longitudinal, y
en varias capas unas sobre otras según la altura de
transporte, y están listas para ser pinzadas cómodamente de
20 manera que se facilite el trabajo de introducción en la
pista de pretensado, con el menor número de pinzamientos y
desplazamientos posibles. Estas pinzas (4) podrán montarse
sobre carro pórtico rodante autopropulsado sobre la pista, o
colgarse del puente grúa de la nave de fabricación. Además
25 normalmente vendrán dispuestas en 2 hileras paralelas (5 y
6) en cada bandeja o palet, de esta forma se fabrican dos
placas a la vez sobre la pista, aunque sean independientes
las dos placas, es decir, cada placa con un nervio central
(fig. 5) o dos nervios laterales (fig. 9), al hacer tan
30 estrechas las placas (0,6m) se evita el exceso de tensiones
al destesar los cables de pretensado y se evita la rotura de
11

las bovedillas por efecto de esta precompresión del


pretensado.
- Mediante carro rodante sobre los railes de la pista de
pretensado se humidifican o bien se pulverizan con
5 imprimación anti absorción de agua todas las bovedillas a lo
largo de toda la pista. También puede sumergirse todo el
palet en una bañera antes de situarlo en cabeza de pista, o
pulverizarse antes de entrar en pista.
- Tendido o colocación mediante carro rodante de los
10 aceros pretensados (8) en los receptáculos y/o nervios (7)
con los que cuentan las bovedillas (3), donde se
configurarán los nervios resistentes de las losas o placas,
tensándolos.
- Hormigonado de los nervios y receptáculos anteriores
15 (7), mediante máquina moldeadora o rodante sobre los raíles
de la pista, que comprende en su parte delantera de unos
patines o ruedas centradoras laterales (9) para las
bovedillas (3), una guillotina retenedora (10) para que el
hormigón (11) no se adelante a la máquina y que sirven de
20 guiado de los aceros de pretensado (8) situándose por detrás
de los rodillos centradores (9), y que sirven para tapar las
tolvas de hormigonado (12) centrales vibrantes las cuales
llevarán unos patines de sellado (13) apoyando sobre las
bovedillas para evitar que se salga el hormigón (11) o bien
25 cepillos rozantes a modo de pantalla de cerdas o goma blanda
rozando también sobre las bovedillas, y finalmente por
detrás de las tolvas, unos moldes afinadores (14) que darán
la forma final al hormigón (15) ya introducido en los huecos
(7) de las bovedillas (3) de la pista.
30 - Una vez fraguado el hormigón, a los 2 o 3 días, se
corta (16) la pista extrudida con máquina rodante de corte
12

de disco de diamante tradicional, y con la longitud de placa


(17) deseada.
- Con el mismo sistema de pinzas de colocación de
bovedillas, o con variante similar, ya que las placas no
5 tienen por qué medir los 5 a 8 metros descritos
anteriormente para el pinzado de introducción de bovedillas
en pista, se vuelven a extraer de las pistas las losas o
placas prefabricadas (17) al exterior de la nave de
fabricación, para su apilado y almacenamiento en el parque,
10 o para la carga del camión directo a obra.

En general con este sistema podemos aprovechar una


instalación de pistas largas de pretensado típica de
viguetas pretensadas o de placas alveolares, para fabricar
15 en continuo estas nuevas losas autoportantes cerámicas de
hormigón pretensado.

En la figura 5 se observa la forma de realización


preferente que presentan las bovedillas empleadas en la
20 fabricación de las placas, contando cada bovedilla con un
receptáculo (7), donde se aloja el hormigón de fábrica y el
acero pretensado. Estos receptáculos (7) sirven a la vez de
encofrado exterior para el hormigón moldeado de los nervios
(18) con su alveolo central abierto superiormente (19), que
25 servirá para alojar la armadura de conexión con vigas planas
o para alojar refuerzo de celosías o estribos para cortante,
o para alojar una varilla de refuerzo longitudinal para
aumentar el momento flector positivo, además de recibir el
hormigón vertido en obra de la capa de compresión, para
30 configurar el nervio macizo propiamente dicho del forjado.
También podrán disponer de una cabeza superior en forma de
13

“T” (20) como el de la figura 5, e incluso disponer esta


cabeza sobre toda la bovedilla. Así mismo el alveolo podrá
tener mayor anchura en su parte superior o presentar forma
de “V” (21), además de poder sobresalir superiormente los
5 dos lados del nervio (22) para embeberse en el hormigón de
obra y aumentar la solidaridad. El forjado podrá utilizarse
con o sin capa de compresión superior, ya que si el alveolo
es en “V” por ejemplo (21), podrá alojarse incluso las
armaduras de momentos negativos al pasar por los apoyos y
10 calcular los forjados en continuidad. También podrá tener el
nervio un alveolo central cerrado (23) como el de la figura
8, donde se alojará la armadura de conexión (24) para apoyo
en vigas planas donde penetrará el hormigón de obra vertido
en dichas vigas, lográndose un solape entre conector y el
15 hormigón pretensado del prefabricado.

En la figura 4, se muestra la forma que presenta una


placa una vez fabricada en perspectiva, placa que está
formada a su vez por un par de placas en contacto lateral
20 longitudinal. En otras palabras, en realidad llamaremos
placa de ancho 1,2 m al conjunto de dos sub-placas de ancho
0,6 ya que se manipulan como un solo cuerpo casi siempre.
Bien entendido que se fabrican de dos en dos de 0,6 m para
abaratar costes de fabricación, mano de obra, etc. ya que se
25 aprovecha el ancho total de la pista de pretensado de 1,2 m,
se extraen de las pistas así mismo de dos en dos y se apilan
y almacenan en el parque de dos en dos también. Se cargan en
los camiones, se elevan en obra y se colocan sobre los
encofrados de vigas de dos en dos también. No obstante
30 podrán elevarse en obra por separado si la grúa torre en su
punta no puede con las dos a la vez por ser placas muy
14

largas.

El ancho de fabricación de cada losa o placa podrá ser


de unos 60 u 80 cm para favorecer el ancho de transporte de
5 240 cm del camión. Así 4 placas en horizontal de 60 cm suman
240 cm, y 3 placas en horizontal de 80 cm suman 240 cm.
Además las de 60 cm se manipularán y elevarán siempre de 2
en 2 como si de una sola placa se tratara. Sólo en caso de
necesidad como dijimos anteriormente se separarán en obra.
10 También esto facilita poder modular mejor los paños.

Las losas o las placas podrán disponer de unas


varillas atravesadas introducidas en “fresco” en la pista
entre dos bovedillas consecutivas y a media altura, que
15 atravesarán el alveolo central de los nervios y servirán
para anclar los ganchos de elevación de obra. Para ello en
la fabricación de las bovedillas, y más concreto en el
corte del barro húmedo entre unas bovedillas y otras, con
el hilo de corte, se hará un rebaje en media luna donde se
20 alojará luego dicho acero pasante para el gancho de
elevación.

El borde longitudinal exterior de las bovedillas,


podrá tener un retranqueo (25) que al colocar en obra unas
25 placas adosadas unas a otras, creará un receptáculo de
pequeño ancho (26), que será rellenado del hormigón vertido
en obra y que tendrá por misión pegar longitudinalmente
unas placas a otras, con el fin de que el enlucido de yeso
no se fisure bajo la unión de las placas por dilatación del
30 forjado. Estos laterales dispondrán además de las clásicas
acanaladuras longitudinales superficiales para favorecer el
15

agarre del hormigón y por tanto el pegado de las bovedillas


de las dos placas adyacentes.

Este ancho (26) a su vez relleno en obra de hormigón


5 hará que el peso del forjado sea mayor, favoreciendo la
absorción acústica, sin que se vea afectado excesivamente el
coste del forjado, ya que el hormigón vertido en obra es
mucho más barato que el prefabricado en factoría.

10 También podremos fabricar placas que tengan una


bovedilla central (27) y dos nervios adosados lateralmente
(28) a las bovedillas, y del mismo canto, de forma lateral
o de borde exterior tal, que al adosar unas placas junto a
otras en obra, se configura un receptáculo (29) similar a
15 las placas de nervio con alveolo abierto (19), y cuyo fin
es igualmente situar en dicho receptáculo la armadura de
conexión, refuerzo de cortante o refuerzo de positivos,
además de recibir o rellenarse con hormigón vertido en
obra, para configurar el nervio macizo final resistente del
20 forjado. De la misma forma podrán usarse con o sin capa de
compresión superior vertida en obra pero siempre rellenando
de hormigón de obra los receptáculos abiertos (19, 21, 23 y
26).
También podrán estos nervios (28) disponer una cabeza
25 de hormigón (30) sobre la bovedilla como el de la figura
10. Además los nervios laterales (28) podrán sobresalir
conformando una cabeza (31) o separarse de la pared de la
bovedilla, para que el hormigón vertido en obra abrace con
mayor solidaridad la parte superior de estos nervios como
30 en la figura 11. Por último podrá recubrirse (32)
superiormente toda la bovedilla con hormigón prefabricado,
16

para no disponer en obra de capa de compresión.

Como última variante, el nervio de cada losa o placa


podrá ser macizo en toda su altura (33) y tener cabeza más
5 ancha superiormente (34) (figura 13), y presentar por
encima de dicha cabeza en su cara superior un rayado (35)
conveniente para favorecer el agarre con el hormigón de la
capa de compresión vertido en obra. El conector (36) se
alojará en los dos huecos (37) de las bovedillas cerámicas
10 junto a los aceros inferiores (38) del nervio central. El
hormigón vertido en obra en las vigas se vibrará para que
penetre en dichos alvéolos (37), pudiendo tener los demás
huecos de las bovedillas taponados o con más divisiones de
paredes para evitar que se introduzca en exceso el hormigón
15 en ellos.

Dentro de las losas o placas de nervio macizo sin


alveolo abierto ni cerrado, tendremos la posibilidad de
fabricarlas sin ser cortadas con disco de diamante sobre la
20 pista, sino que en fabricación contarán con unos
separadores o encofrados en los extremos de los nervios de
cada placa a fabricar, a fin de dejar las armaduras limpias
de hormigón, y que una vez cortadas servirán como armadura
de conexión entre nervio y apoyos, como por ejemplo con
25 vigas planas. En este caso también la máquina de llenado no
tendrá guillotinas de retención ni molde afinador, ya que
el hormigón deberá ser vertido superiormente y con el
caudal adecuado para no rebosar por encima de las
bovedillas.
30
Las bovedillas pueden diseñarse con cruces de San
17

Andrés o configuración de paredes interiores en celosía, lo


que aumenta del orden de diez veces la resistencia de las
bovedillas para caminar sobre ellas o para soportar choques
o esfuerzos de apilado, sin aumentar su peso. También
5 aumenta, una vez fraguada la capa de compresión de obra, el
reparto transversal de cargas de cerramientos o paredes sin
disponer ningún mallazo extra de refuerzo dentro de la capa
de compresión, como le ocurre al forjado tradicional que no
tiene en diagonal los tabiquillos interiores de las
10 bovedillas.

El método de fabricación descrito es en general


aplicable a todo tipo de diseños de bovedillas cerámicas y
nervios de hormigón pretensado, tales como los descritos
15 anteriormente, o bien en doble “T”, o placa de ancho total
como el de la pista, o mayor número de nervios de hormigón
por placa, con o sin recubrimiento cerámico inferior debajo
de los nervios sea cual sea su forma, etc. etc.

20 La máquina de vertido o moldeado de hormigón sobre las


bovedillas cerámicas del tipo de placa de nervio central
alveolado abierto y bovedilla a ambos lados del nervio,
constará de las siguientes partes:
- Una zona delantera de rodillos (fig. 14.A) de goma o
25 neumáticos (9), que sirven para centrar correctamente las
bovedillas (3) en la pista de pretensado (1) al paso de la
máquina de moldeo, donde se aprecia un conjunto de ruedas
delanteras (41) de las 4 que suele disponer la máquina para
rodar por los raíles (2) de la pista de pretensado.
30 - Unas guillotinas (10) retenedoras (fig. 14.B) en la
parte delantera de las tolvas (12) de hormigón, que
18

servirán para contener el hormigón (11) de dichas tolvas y


que este no se adelante a la máquina derramándose sobre las
bovedillas de la pista por delante de la máquina.
- Unas tolvas (12) vibrantes fig. 14.C) que contendrán
5 el hormigón (11) de fabricación de los nervios, y que por
gravedad y vibrado, se adapta a la forma de los huecos (7)
longitudinales de las bovedillas, que posteriormente
constituirán los nervios (18) de las placas, disponiéndose
en la máquina unos tubos o botellas longitudinales (42) en
10 el centro de los receptáculos centrales de las bovedillas,
que irán configurando por deslizamiento unos canales
abiertos (19) en los nervios de hormigón (18) de las
placas.
- Un molde afinador (fig. 14.D) deslizante no vibrante
15 (14), separado por una junta de goma elástica de las tolvas
(12) de contención del hormigón, que permitirán configurar
la forma final refinada de los nervios de hormigón (18),
incluyendo el alveolo abierto superiormente (19) en el
centro de dicho nervio de la placa (17). En esta parte
20 trasera se situarán las dos ruedas posteriores (43) de la
máquina.

La máquina de moldeado de hormigón sobre las


bovedillas cerámicas en la configuración de placa de
25 bovedilla central y dos nervios adosados lateralmente,
tendrá las siguientes partes:
- Una zona delantera de rodillos (fig. 15.A) de goma o
neumáticos (9), que sirven para centrar correctamente las
bovedillas (3) en la pista de pretensado (1) al paso de la
30 máquina de moldeo, donde se aprecia un conjunto de ruedas
delanteras (41) de las 4 que suele disponer la máquina para
19

rodar por los raíles (2) de la pista de pretensado.


- Unas guillotinas (10) retenedoras (fig. 15.B) en la
parte delantera de las tolvas (12) de hormigón, dispuestas
en el centro de la máquina y a sus dos lados, que servirán
5 para contener el hormigón (11) de dichas tolvas y que éste
no se adelante a la máquina derramándose sobre las
bovedillas de la pista por delante de la máquina.
- Una tolva (12) vibrante (fig. 15.C) que contendrá el
hormigón (11) de fabricación de los nervios, y que por
10 gravedad y vibrado, se adapta a la forma de los laterales
longitudinales de las bovedillas, que posteriormente
constituirán los nervios (28) de las placas, disponiéndose
en la máquina un tubo o botella longitudinal central (42),
y dos bordes laterales (44) con forma de media botella
15 central (42), que irán configurando los nervios laterales
(28) de las placas de este tipo o configuración.
- Un molde afinador (fig. 15.D) deslizante no vibrante
(14), separado por una junta de goma elástica de la tolva
(12) de contención del hormigón, que permitirá configurar
20 la forma final refinada de los nervios de hormigón (28)
laterales. En esta parte trasera se situarán las dos ruedas
posteriores (43) de la máquina de moldeo.

Por último y como hemos dicho anteriormente, una vez


25 dispuestas en obra las placas así fabricadas sobre ellas se
podrá colocar un mallazo y una capa de compresión. Pudiendo
colocar adicionalmente si así lo pide el cálculo, unos
armados de acero corrugado que soporten los momentos
negativos si queremos que el forjado tenga continuidad sobre
30 los apoyos.
20

No se considera necesario hacer más extensa esta


descripción para que cualquier experto en la materia
comprenda el alcance de la invención y las ventajas que de
la misma se derivan.
5
Los materiales de las bovedillas, su forma, tamaño y
disposición de los elementos o tabiquillos interiores serán
susceptibles de variación siempre y cuando no alteren la
esencialidad del invento.
10
Los términos en que se ha descrito esta memoria deberán
ser tomados siempre en sentido amplio y no limitativo.

15

20

25

30
21

REIVINDICACIONES

1.- Procedimiento de fabricación de losas


10 autoportantes cerámicas sobre pista larga de pretensado,
que se caracteriza por comprender las siguientes etapas:
- Sobre la pista larga de pretensado (1) de suelo de
chapa metálica u hormigón pulido con raíles laterales
(2) se disponen las bovedillas (3), “a mano” o bien
15 por conjuntos de 5 a 8 metros de longitud, que han
sido tomadas mediante pinzas (4) de los palets
especiales que desde la fábrica de cerámica llegan a
la factoría cargados en los camiones. Estas pinzas
podrán montarse sobre carro pórtico rodante
20 autopropulsado sobre la pista, o colgarse del puente
grúa de la nave de fabricación.
- Mediante carro rodante sobre los raíles de la pista de
pretensado se humidifican o bien se pulverizan con
imprimación anti-absorción de agua todas las
25 bovedillas a lo largo de toda la pista. También puede
sumergirse todo el palet en una bañera antes de
situarlo en cabeza de pista, o pulverizarse antes de
entrar en pista.
- Tendido o colocación mediante carro rodante de los
30 aceros pretensados (8) en los receptáculos y/o nervios
(7) con los que cuentan las bovedillas (3), donde se
22

configurarán los nervios resistentes de las losas o


placas, tensándolos.
- Hormigonado de los nervios y receptáculos anteriores
(7), mediante máquina moldeadora rodante sobre los
5 raíles de la pista, que comprende en su parte
delantera de unos patines o ruedas centradoras
laterales (9) para las bovedillas (3), una guillotina
retenedora (10) para que el hormigón (11) no se
adelante a la máquina y que sirven de guiado de los
10 aceros de pretensado (8) situándose por detrás de los
rodillos centradores (9), y que sirven para tapar las
tolvas de hormigonado (12) centrales vibrantes las
cuales llevarán unos patines de sellado (13) apoyando
sobre las bovedillas para evitar que se salga el
15 hormigón (11) o bien cepillos rozantes a modo de
pantalla de cerdas o goma blanda rozando también sobre
las bovedillas, y finalmente por detrás de las tolvas,
unos moldes afinadores (14) que darán la forma final
al hormigón (15) ya introducido entre los nervios de
20 las bovedillas (3) de la pista.
- Una vez fraguado el hormigón, a los 2 o 3 días, se
corta (16) la pista extrudida, y con la longitud de
placa (17) deseada.
- Con el mismo sistema de pinzas de colocación o
25 similar, se puede realizar la extracción de las placas
prefabricadas (17) de las pistas, llevándolas hacia al
exterior de la nave de fabricación para su apilado y
almacenamiento en el parque, o para la carga del
camión directo a obra.
30
2.- Losas autoportantes cerámicas obtenidas por el
23

procedimiento de fabricación anterior sobre pista larga de


pretensado, que se caracterizan por tener (fig. 5) en el
centro de las bovedillas cerámicas un nervio (18) con un
alveolo central abierto superiormente (19), que servirá
5 para alojar la armadura de conexión con vigas planas o para
alojar refuerzo de celosías o estribos para cortante, o
para alojar una varilla de refuerzo longitudinal para
aumentar el momento flector positivo, además de recibir el
hormigón vertido en obra de la capa de compresión, para
10 configurar el nervio macizo propiamente dicho del forjado.

3.- Losas autoportantes cerámicas según la reivindicación 2


caracterizadas porque los extremos de los nervios (18)
disponen de una cabeza superior en forma de “T” (20),
15 apoyada sobre toda la bovedilla.

4.- Losas autoportantes cerámicas según la reivindicación 2


caracterizadas porque el alveolo (19) tiene mayor anchura
en su parte superior presentando forma de “V” (21),
20 pudiendo sobresalir también superiormente los dos lados del
nervio (22) para embeberse en el hormigón de obra y
aumentar la solidaridad.

5.- Losas autoportantes cerámicas según la reivindicación 2


25 caracterizadas porque el nervio (18) cuenta con un alveolo
central cerrado (23), donde se alojará la armadura de
conexión (24) para apoyo en vigas planas donde penetrará el
hormigón de obra vertido en dichas vigas.

30 6.- Losas autoportantes cerámicas obtenidas por el


procedimiento de fabricación anterior sobre pista larga de
24

pretensado, según cualquiera de las reivindicaciones 2 a 5,


que se caracterizan por que el borde longitudinal exterior
de las bovedillas, podrá tener un retranqueo (25) que al
colocar en obra unas bovedillas adosadas unas a otras,
5 creará un receptáculo de pequeño espesor (26), que será
rellenado del hormigón vertido en obra y que tendrá por
misión pegar longitudinalmente unas placas a otras, con el
fin de que el enlucido de yeso no se fisure bajo la unión
de las placas por dilatación del forjado. Estos laterales
10 dispondrán además de las clásicas acanaladuras
longitudinales superficiales para favorecer el agarre del
hormigón y por tanto el pegado de las bovedillas o placas
adyacentes.

15 7.- Losas autoportantes cerámicas según cualquiera de las


reivindicaciones 2 a 6 caracterizadas porque el forjado se
utiliza con o sin capa de compresión en obra, pero siempre
rellenando de hormigón de obra los receptáculos abiertos
(19, 21, 23 y 26).
20
8.- Losas autoportantes cerámicas obtenidas por el
procedimiento de fabricación anterior sobre pista larga de
pretensado, según cualquiera de las reivindicaciones 2 a 5,
que se caracterizan por disponer de unas varillas
25 atravesadas introducidas en “fresco” en la pista entre dos
bovedillas consecutivas y a media altura, que atravesarán
el alveolo central de los nervios y servirán para anclar
los ganchos de elevación de obra. Para ello en la
fabricación de las bovedillas, y más concreto en el corte
30 del barro húmedo entre unas bovedillas y otras, con el hilo
de corte, se hará un rebaje en media luna donde se alojará
25

luego dicho acero pasante para el gancho de elevación.

9.- Losas autoportantes cerámicas obtenidas por el


procedimiento de fabricación anterior sobre pista larga de
5 pretensado, según la reivindicación 2ª, que se caracterizan
por que las placas cuentan con una bovedilla central (27) y
dos nervios adosados lateralmente (28) a las bovedillas con
su mismo canto, y con forma lateral exterior o borde
exterior longitudinal tal, que al adosar unas placas junto
10 a otras en obra, se configura un receptáculo (29) similar a
las placas de nervio en alveolo abierto (19), y cuyo fin es
igualmente situar en el la armadura de conexión, refuerzo
de cortante o refuerzo de positivos, además de recibir o
rellenarse con hormigón vertido en obra, para configurar el
15 nervio macizo final resistente del forjado.

10.- Losas autoportantes cerámicas según la reivindicación


9 caracterizadas porque los nervios laterales (28) cuentan
con una cabeza (30) dispuesta sobre la bovedilla.
20
11.- Losas autoportantes cerámicas según la reivindicación
9 caracterizadas porque los nervios laterales (28)
sobresalen de la bovedilla o separan de la pared de la
bovedilla conformando una cabeza (31).
25
12.- Losas autoportantes cerámicas según la reivindicación
9 caracterizadas porque las bovedillas se recubren
superiormente con hormigón prefabricado con objeto de no
disponer capa de compresión.
30
13.- Losas autoportantes cerámicas según cualquiera de las
26

reivindicaciones 9 a 12 caracterizadas porque dichas losas


son usadas con o sin capa de compresión en obra, pero
siempre rellenando de hormigón de obra los receptáculos
abiertos (29).
5
14.- Losas autoportantes cerámicas obtenidas por el
procedimiento de fabricación anterior sobre pista larga de
pretensado, según la reivindicación 2ª, que se caracterizan
por tener el nervio macizo en toda su altura (33) y cabeza
10 ancha superior (34), y presentar por encima de dicha cabeza
en su cara superior un rayado (35) conveniente para
favorecer el agarre con el hormigón de la capa de
compresión vertido en obra. El conector (36) se alojará en
los dos huecos (37) de las bovedillas cerámicas junto a los
15 aceros inferiores (38) del nervio central. El hormigón
vertido en obra en las vigas se vibrará para que penetre en
dichos alvéolos (37), pudiendo tener los demás huecos de
las bovedillas taponados o con más divisiones de paredes
para evitar que se introduzca en exceso el hormigón en
20 ellos.

15.- Losas autoportantes cerámicas obtenidas por el


procedimiento de fabricación anterior sobre pista larga de
pretensado, según la reivindicación 14, caracterizadas
25 porque las losas o placas no son cortadas con disco en toda
su sección (bovedilla, hormigón y acero), sino solamente
los cables de acero pretensados, ya que las bovedillas han
sido separadas previamente sobre la pista en función de la
longitud de la placa deseada y cuentan con unos separadores
30 o encofrados en los extremos de los nervios de cada placa a
fabricar, a fin de dejar las armaduras limpias de hormigón,
27

y que servirán, una vez cortadas, como armadura de conexión


entre nervio y apoyos, como por ejemplo con vigas planas.

16.- Losas autoportantes cerámicas obtenidas por el


5 procedimiento de fabricación anterior sobre pista larga de
pretensado, según las reivindicaciones 2ª a 14ª, que se
caracterizan por disponer en sus bovedillas cruces de San
Andrés o configuración de paredes interiores en celosía, lo
que aumenta del orden de diez veces la resistencia de las
10 bovedillas para caminar sobre ellas o para soportar choques
o esfuerzos de apilado, sin aumentar su peso. También
aumenta, una vez fraguada la capa de compresión de obra, el
reparto transversal de cargas de cerramientos o paredes sin
disponer ningún mallazo extra de refuerzo dentro de la capa
15 de compresión.

17.- Máquina para la obtención de las losas autoportantes


cerámicas obtenidas por el método anteriormente
reivindicado, para el vertido o moldeado de hormigón sobre
20 bovedillas cerámicas de nervio de hormigón central a las
bovedillas, con procedimiento de fabricación sobre pista
larga de pretensado, que se caracteriza por tener:
- Una zona delantera de rodillos de goma o neumáticos
(9), que sirven para centrar correctamente las
25 bovedillas (3) en la pista de pretensado al paso de
la máquina de moldeo,
- Un conjunto de ruedas delanteras (41) de las 4 que
normalmente dispone la máquina para rodar por los
raíles (2) de la pista de pretensado.
30 - Unas guillotinas (10) retenedoras en la parte
delantera de las tolvas (12) de hormigón, que
28

servirán para contener el hormigón (11) de dichas


tolvas y que éste no se adelante a la máquina
derramándose sobre las bovedillas de la pista por
delante de la máquina.
5 - Unas tolvas (12) vibrantes que contendrán el hormigón
de fabricación de los nervios, y que por gravedad y
vibrado, se adapta a la forma de los canales
longitudinales (7) de las bovedillas, que
posteriormente constituirán los nervios (18) de las
10 placas, disponiéndose en la máquina unos tubos o
botellas longitudinales (42) en el centro de los
receptáculos centrales de las bovedillas, que irán
configurando unos canales abiertos (19) en los
nervios de hormigón (18) de las placas.
15 - Un molde afinador deslizante no vibrante (14),
separado por una junta de goma elástica de las tolvas
(12) de contención del hormigón (11), que permitirán
configurar la forma final refinada de los nervios de
hormigón (18), incluyendo el alveolo abierto
20 superiormente (19) en el centro de dicho nervio de la
placa (17). En esta parte trasera se situarán las dos
ruedas posteriores (43) de la máquina.

18.- Máquina para la obtención de las losas


25 autoportantes cerámicas obtenidas por el método
anteriormente reivindicado, según la reivindicación 17ª,
caracterizada porque en el caso que se empleen
bovedillas centrales (27) sobre las que se conforman
nervios de hormigón laterales (28), la máquina presenta
30 los mismos elementos, donde las guillotinas retenedoras
se encuentran dispuestas en el centro de la máquina (10)
29

y a sus dos lados, que servirán para contener el


hormigón de dichas tolvas (12) y que éste no se adelante
a la máquina derramándose sobre las bovedillas de la
pista por delante de la máquina; por otro lado la tolva
5 (12) dispondrá de una forma que se adapta a la silueta
de lo que serán los nervios laterales (28) de las
bovedillas que posteriormente conformarán los nervios
resistentes (28) de las placas, contando igualmente con
un tubo o botella longitudinal central (42), y dos
10 bordes laterales (44) con forma de media botella central
(42), que irán configurando los nervios laterales (28)
de las placas de este tipo o configuración; también un
molde afinador adaptado que separado por una junta de
goma elástica de la tolva (12) de contención del
15 hormigón (11), permitirá configurar la forma final
refinada de los nervios de hormigón (28) laterales.