Sie sind auf Seite 1von 483

Historia de la Ley

Nº 20.014

Modifica la ley Nº 17.798, sobre control de armas.

13 de mayo, 2005
Téngase presente

Esta Historia de Ley ha sido construida por la Biblioteca del Congreso Nacional
a partir de la información proporcionada por el Sistema de Tramitación de
Proyectos del Congreso Nacional (SIL).

Se han incluido los distintos documentos de la tramitación legislativa,


ordenados conforme su ocurrencia en cada uno de los trámites del proceso de
formación de la ley, en ambas Cámaras.

Se han omitido documentos de mera o simple tramitación, que no


proporcionan información relevante para efectos de la Historia de Ley, como
por ejemplo la cuenta en Sala o la presentación de urgencias.

Para efectos de facilitar la impresión de la documentación de este archivo, al


lado izquierdo de su pantalla se incorpora junto al índice, las páginas
correspondientes a cada documento, según la numeración del archivo PDF.

La Biblioteca del Congreso Nacional no se hace responsable de las alteraciones,


transformaciones y/o del uso que se haga de esta información, las que son de
exclusiva responsabilidad de quienes la consultan y utilizan.
INDICE

1. Primer Trámite Constitucional: Cámara de Diputados 5


1.1. Moción Parlamentaria 5
1.2. Informe de Comisión Especial 16
1.3. Informe Comisión Defensa 45
1.4. Oficio de Corte Suprema a Cámara de Origen 89
1.5. Informe Comisión de Hacienda 91
1.6. Discusión en Sala 97
1.7. Informe Comisiones Unidas 133
1.8. Discusión en Sala 149
1.9. Oficio de Cámara de Origen a Cámara Revisora 174

2. Segundo Trámite. Constitucional: Senado 182


2.1. Primer Informe Comisión de Defensa 182
2.2. Discusión en Sala 203
2.3. Boletín de Indicaciones 221
2.4. Boletín de Indicaciones 234
2.5. Segundo Informe Comisión de Defensa 248
2.6. Informe Comisión de Hacienda 310
2.7. Discusión en Sala 332
2.8. Discusión en Sala 356
2.9. Oficio de Cámara Revisora a Cámara de Origen 362

3. Tercer Trámite Constitucional: Cámara de Diputados 372


3.1. Discusión en Sala 372
3.2. Oficio de Cámara de Origen a Cámara Revisora 386

4. Trámite de Comisión Mixta: Senado Cámara de Diputados 387


4.1. Informe Comisión Mixta 387
4.2. Discusión Sala 418
4.3. Oficio de Cámara de Origen a Cámara Revisora 427
4.4. Discusión Sala 428
4.5. Oficio de Cámara Revisora a Cámara de Origen 430
4.6. Oficio de Cámara de Origen al Ejecutivo 431

5. Trámite Tribunal Constitucional 443


5.1. Oficio de Cámara de Origen a Tribunal Constitucional 443
5.2. Oficio de Tribunal Constitucional a Cámara de Origen 455
6. Trámite Finalización: Cámara de Diputados 458
6.1. Oficio de Cámara de Origen al Ejecutivo 458

7. Publicación de Ley en Diario Oficial 470


7.1. Ley Nº 20.014 470
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 5 de 483

MOCIÓN PARLAMENTARIA

1. Primer Trámite Constitucional: Cámara de


Diputados
1.1. Moción Parlamentaria.
Moción de los diputados señores Juan Pablo Letelier, Juan Bustos y Carlos
Montes Cisternas. Fecha 18 de agosto, 1998. Cuenta en Sesión 27, Legislatura
338.

Modifica la ley Nº 17.798, sobre Control de Armas, estableciendo


mayores exigencias para inscribir un arma, prohibiendo el porte de las
mismas, y realiza otras modificaciones.
(Boletín Nº 2219-02)

“Ideas matrices.
La presente moción tiene por objeto aumentar las exigencias que la
actual ley contempla para inscribir un arma; prohibir el porte de ellas fuera de
los lugares en los que expresamente se autorizó su tenencia; prohibir que una
persona inscriba más de un arma; aumentar las multas, en los casos en que la
ley contempla esta sanción, para quienes posean o tengan armas sin contar
con la autorización e inscripción correspondiente, para quienes porten armas y
para quienes tienen armas inscritas y abandonen o no comuniquen a las
autoridades competentes la pérdida o extravío de la especie. Por último,
contempla la obligación de las personas que cuentan con armas inscritas, de
reinscribirlas cada cierto lapso y de informar a las Comisarías de Carabineros y
de la Policía de Investigaciones correspondientes a su domicilio, que cuenta
con un arma inscrita, sin perjuicio de las facultades de la Dirección de
Movilización Nacional y de las autoridades fiscalizadoras que señala el
Reglamento.

Consideraciones generales
De acuerdo a encuestas recientes, la seguridad ciudadana y el combate
a la delincuencia se han constituido en una de las principales preocupaciones
de la gente. Por ello, este tema ha ocupado un lugar de relevancia en las
políticas públicas desde principios de esta década.
Si bien no existe consenso entre las distintas fuerzas políticas respecto
al supuesto aumento de la delincuencia en los últimos años, es por todos
reconocido que se ha registrado un preocupante ascenso de los delitos de
robos con violencia y de los robos con fuerza.
Es así como en 1986, ingresaron a los tribunales de justicia, 12.012
causas por robos con violencia, aumentando en el año 1995 a 20.463 (Anuario
de estadísticas criminales, 1997, Fundación Paz Ciudadana).
Derecho comparado
España
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 6 de 483

MOCIÓN PARLAMENTARIA

La actual legislación española se caracteriza por ser un sistema


controlado y restringido, donde se requiere autorización de las autoridades
competentes para cualquier actuación relacionada con armas.
Entre las principales características de la normativa española (Real
Decreto Nº 137/93, por el que se aprueba el Reglamento de Armas) se
cuentan:
a) Se necesita autorización previa para adquirir armas de fuego.
b) Toda transferencia de la propiedad de un arma debe ser informada a la
Intervención de Armas de la Guardia Civil.
c) Cada arma se debe documentar con las correspondientes guías de
pertenencia expedidas por las Intervenciones de Armas y deben pasar revista
periódica.
d) Nadie puede poseer armas de fuego sin disponer de la correspondiente
autorización expedida por los órganos administrativos correspondientes.
Pueden ser licencia, autorizaciones especiales o tarjetas de armas.
e) El uso está reglamentado, restringido y sancionado en determinadas
circunstancias.
f) Se prohíbe el porte de armas.

Gran Bretaña
Este país también se caracteriza por tener una legislación que restringe
el uso de las armas de fuego. Su actual ley data de 1968, a la cual se
realizaron importantes modificaciones con posterioridad a la aprobación de la
Directiva del Consejo de la Unión Europea de 1991.
Entre otros, contempla los siguientes requisitos para la obtención de un
certificado de tenencia de armas:
a) Salud mental compatible.
b) Para escopetas y rifles, el peticionario debe ser avalado por una persona
que demuestre conocerlo, por al menos dos años y que dé fe de su buena
conducta.

Argentina
Su legislación, en términos generales, presenta las siguientes
características:
a) Prohíbe la adquisición, uso o tenencia a los menores de edad.
Requiere para la adquisición de armas la condición de “legítimo usuario”,
según requisitos y condiciones establecidas por el Ministerio de Defensa a
través del Registro Nacional de Armas. La condición de “legítimo usuario” se
acredita por medio de una credencial oficial que emite el Registro Nacional.
b) Fiscaliza la adquisición o transmisión, el uso, la tenencia y el porte de
armas de uso civil.
c) Requiere para la tenencia de armas la “autorización de tenencia” que
otorga la autoridad correspondiente.
d) Prohíbe el porte de armas salvo las excepciones contempladas en el
Reglamento de Armas.
e) Reglamenta y restringe el uso de armas.
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 7 de 483

MOCIÓN PARLAMENTARIA

Normativa actual
Quién puede autorizar la posesión o tenencia de armas.
El artículo 4º de la Ley de Control de Armas, establece en su inciso 2º
que ninguna persona natural o jurídica, podrá poseer o tener las armas
indicadas en el artículo 2º, letras a, b, c, d y e, sin la autorización de la
Dirección General de Movilización Nacional o de las Comandancias de
Guarnición de las FF.AA., o por la autoridad de Carabineros de Chile de mayor
jerarquía, designados en uno y otro caso por el Ministro de Defensa Nacional, a
proposición del Director General de Movilización Nacional, el que podrá
también señalar para este efecto, a nivel local, a otras autoridades militares o
de Carabineros de Chile. A todas las autoridades recién mencionadas el
Reglamento de la Ley, las llama “autoridades fiscalizadoras”.
En el caso de las armas indicadas en la letra a), del art. 2º, la
autorización sólo podrá ser otorgada por la Dirección General de Movilización
Nacional.
El artículo 2º de la ley estable lo siguiente: “Quedan sometidos a este
control (se refiere al que le corresponde a la Dirección General de Movilización
Nacional en cuanto a la supervigilancia y control de las armas, explosivos y
otros elementos similares de que trata esta ley)”:
a) El material de uso bélico, entendiéndose por tal, las armas cualquiera
sea su naturaleza, construidas para ser utilizadas en la guerra por las FF.AA. y
los medios de combate terrestres, navales y aéreos, fabricados o
acondicionados especialmente para esta finalidad;
b) Las armas de fuego, sea cual fuere su calibre, y sus partes y piezas;
c) Las municiones y cartuchos;
d) Los explosivos, bombas y otros artefactos de similar naturaleza, y sus
partes y piezas;
e) Las sustancias químicas que esencialmente son susceptibles de ser
usadas o empleadas para la fabricación de explosivos, o que sirven de base
para la elaboración de municiones, proyectiles, misiles o cohetes, bombas,
cartuchos y los elementos lacrimógenos o de efecto fisiológico, y
f) Las instalaciones destinadas a la fabricación, armaduría,
almacenamiento o depósito de estos elementos.

Inscripción de las armas


Toda arma de fuego que no sea de las señaladas en el art. 3º de la ley
(aquéllas cuya tenencia o posesión está prohibida) deberá ser inscrita ante las
autoridades recién mencionadas.
Para este efecto la Dirección General de Reclutamiento y Movilización
llevará un Registro Nacional de las inscripciones de armas.
Esta inscripción sólo autoriza a su poseedor o tenedor para mantener el
arma en el bien raíz declarado, correspondiente a su residencia, a su sitio de
trabajo o al lugar que se pretende proteger.
El artículo 3º señala lo siguiente: “Ninguna persona podrá poseer o tener
armas largas cuyos cañones hayan sido recortados, armas cortas de cualquier
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 8 de 483

MOCIÓN PARLAMENTARIA

calibre que funcionen en forma totalmente automática, armas de fantasía,


entendiéndose por tales aquellas que se esconden bajo una apariencia
inofensiva; ametralladoras, subametralladoras, metralletas o cualquiera otra
arma automática y semiautomática de mayor poder destructor o efectividad,
sea por su potencia, por el calibre de sus proyectiles o por sus dispositivos de
puntería.
Asimismo, ninguna persona podrá poseer o tener artefactos fabricados
sobre la base de gases asfixiantes, paralizantes o venenosos, de sustancias
corrosivas o de metales que por la expansión de los gases producen esquirlas,
ni por los implementos destinados a su lanzamiento o activación.
Se exceptúa de estas prohibiciones a las FF.AA. y a Carabineros de
Chile. La Policía de Investigaciones de Chile, Gendarmería de Chile y la
Dirección de Aeronáutica Civil, estarán exceptuadas sólo respecto de la
tenencia y posesión de armas automáticas livianas y semiautomáticas, y de
disuasivos químicos, lacrimógenos, paralizantes o explosivos y de granadas,
hasta la cantidad que autorice el Ministro de Defensa Nacional, a proposición
del Director del respectivo Servicio. Estas armas y elementos podrán ser
utilizados en la forma que señale el respectivo Reglamento Orgánico y de
Funcionamiento Institucional.
En todo caso, ninguna persona podrá poseer o tener armas
denominadas especiales, que son las que corresponden a las químicas,
biológicas y nucleares”.

Permiso para portar armas


El artículo 6º de la ley establece que ninguna persona podrá portar
armas fuera del bien raíz declarado, sin permiso de las autoridades señaladas
en el art. 4º antes reseñado. El permiso durará un año como máximo y sólo
autorizará al beneficiario a portar un arma. Estas autorizaciones se inscribirán
en el Registro Nacional de Armas.
Por su parte, el Reglamento de la Ley (Decreto Nº 77, del año 1982, del
Ministerio de Defensa Nacional) establece en su artículo 19, lo siguiente: “A las
autoridades fiscalizadoras les corresponde:
a) Inscribir las armas de fuego a nombre de las personas naturales que
sean poseedoras o tenedoras que residan en la zona de su jurisdicción, y las
de personas jurídicas que se guarden en dicha zona.
b) Otorgar permisos para portar armas que estén inscritas en su
jurisdicción.

Principales modificaciones que se proponen en la presente moción

1. Aumento de las exigencias que la actual ley y su reglamento contemplan


para adquirir un arma.
El artículo 5º de la ley, en su inciso final establece que “las referidas
autoridades sólo permitirán la inscripción del arma cuando, a su juicio, su
poseedor o tenedor sea una persona que, por sus antecedentes, haga presumir
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 9 de 483

MOCIÓN PARLAMENTARIA

que cumplirá lo prescrito en el inciso anterior (mantener el arma en el bien raíz


declarado)”.

Normas del Reglamento referidas a las exigencias establecidas para inscribir un


arma.
El artículo 36 señala “Para efectuar compras de armas, los particulares,
tendrán presente las limitaciones relacionadas con la tenencia de ellas, que se
indican en el artículo 44 del presente Reglamento”.
El artículo 37 establece: “La Dirección General y las autoridades
fiscalizadoras podrán exigir los antecedentes que estimen necesarios relativos
a la idoneidad personal de los solicitantes, y a las características y finalidad de
la operación de que se trata”.
El artículo 44 al que hace referencia el artículo 36 se limita a clasificar
las armas en aquellas de posesión prohibida y aquellas de posesión permitida.
El artículo 45 establece que toda arma de fuego de uso permitido debe
ser inscrita ante las autoridades fiscalizadoras a nombre de su poseedor o
tenedor (en general, según lo dispuesto por el artículo 17 del Reglamento, son
las Comandancias de Guarnición de las FF.AA. y en ciertos casos, Comisarías
de Carabineros).
El artículo 46 sostiene que “todas las armas de fuego deberán someterse
al examen del Banco de Pruebas de Chile o al de los delegados de éste, a fin
de que se certifique sobre su naturaleza, calidad, condiciones de seguridad y
exacta identificación”.
Por último, el artículo 47 establece que para su inscripción deberá
presentarse el certificado del Banco de Pruebas al que alude el artículo
anterior. Asimismo, se consagra la obligación de la autoridad fiscalizadora de
verificar los antecedentes de seguridad de las personas involucradas.

Exigencias que se incorporan a la ley, a través de la presente moción


La persona que pretende inscribir un arma a su nombre, deberá cumplir,
además de los requisitos señalados en el Reglamento, los siguientes:
1. Ser mayor de edad.
2. Haber cursado enseñanza básica y media.
3. Acreditar que tiene un trabajo lícito.
4. Acreditación de salud física o psíquica compatible con el uso de armas.
5. Haber aprobado un curso que le proporcione los conocimientos
necesarios sobre conservación, mantenimiento y manejo del arma que
pretende inscribir. El Reglamento de esta ley establecerá la autoridad que
impartirá el curso y las demás especificaciones relacionadas con el mismo.
6. No padecer de alcoholismo ni ser adicto a alguna sustancia prohibida por
la ley.
7. Declaración de cinco personas mayores de edad, que aseguren conocer
a la persona que solicita la inscripción del arma, y que den fe de su
honorabilidad y prudencia.
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 10 de 483

MOCIÓN PARLAMENTARIA

8. Que no se trate de una persona que haya sido eliminada de alguna de


las instituciones pertenecientes a alguna de las ramas de las FF.AA. o de
Orden, o Gendarmería, por alguna causa deshonrosa.
9. Contar con un lugar seguro donde guardar el arma, que evite o procure
evitar la sustracción, pérdida o robo de la misma, pudiendo acreditarse este
requisito a través de una inspección que efectuará la autoridad fiscalizadora.
10. Que el lugar que se pretende proteger con el arma, se encuentre en un
sector desprovisto de vigilancia policial.
11. No debe estar procesado ni haber sido condenado por delito en que se
haya utilizado violencia psíquica o física.
12. No debe estar procesado ni haber sido condenado por delito que contemple
una pena privativa de libertad, superior a la de presidio o reclusión menor en
su grado medio.
13. No debe existir sentencia condenatoria en su contra por causas de
violencia intrafamiliar.

2. Obligación de informar a la Comisaría de Carabineros y de la Policía de


Investigaciones correspondientes a su domicilio, que cuenta con un arma de
fuego debidamente inscrita.
Actualmente la ley contempla que la persona inscriba su arma, por lo
general, ante las Comandancias de Guarnición de las Fuerzas Armadas.
Asimismo, el artículo 16 inciso 3º establece: “Sin perjuicio de lo anterior,
el Ministro de Defensa Nacional dispondrá, en la forma que estime conveniente
y para los efectos de la prevención e investigación de delitos, que la Dirección
General de Movilización Nacional proporcione a Carabineros de Chile y a la
Policía de Investigaciones de Chile, información expedita y permanente sobre
las armas y elementos similares inscritos en el registro nacional a que se
refiere el artículo 5º de esta ley”.
Al respecto creemos que es posible proporcionar tanto a Carabineros
como a la Policía de Investigaciones una información más directa, proveniente
de las propias personas que inscriben un arma.
Por ello, proponemos que, además de la obligación de inscribir el arma y
de lo dispuesto en el artículo 16, se informe de esta inscripción a la Comisaría
de Carabineros y de la Policía de Investigaciones correspondiente al domicilio
de la persona, dando una completa especificación de las características del
arma.
De esta forma, ambas policías podrán conocer, efectivamente, la
cantidad de armas inscritas que existe en una determinada población y las
características de las mismas, lo que les permitirá contar con una información
más específica y localizada respecto del número de armas de fuego inscritas
por Comisaría, antecedentes que con el sistema actualmente vigente resulta
difícil de obtener, ya que por más expedita y permanente que sea la
información que se les remite por parte de la Dirección General de Movilización
Nacional, no se equipara a la que se podrá obtener de aprobarse la presente
iniciativa.
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 11 de 483

MOCIÓN PARLAMENTARIA

Ello, porque de acuerdo a lo dispuesto en el artículo 17 del Reglamento,


las autoridades fiscalizadoras ante las cuales deben practicarse las
inscripciones que establece la presente ley, se dividen en regionales o locales.
Por ejemplo, en Valparaíso, la autoridad fiscalizadora local es la
Comandancia de Guarnición de Valparaíso, y las áreas y comunas que controla
son Valparaíso, Viña del Mar, Quintero, Quilpué, Villa Alemana, Casablanca,
Puchuncaví y Juan Fernández.
En cambio, de acuerdo a la modificación que se propone, las Policías
podrán contar con una información bastante más detallada, conociendo las
armas inscritas por sectores dentro de cada comuna.

3. Prohibir el porte de armas fuera de los lugares indicados.


Actualmente la ley en su artículo 6º establece que para poder portar
armas se requiere autorización de las autoridades señaladas en el artículo 4º.
Al respecto estimamos absolutamente innecesario el permitir que
personas que carecen de mayores conocimientos en el manejo de armas
circulen armados por las calles.
Por ello proponemos que sólo las personas señaladas en el artículo 3º de
la ley (FF.AA., Carabineros, Investigaciones, Gendarmería y Dirección General
de Aeronáutica Civil) y los funcionarios de servicios de vigilantes privados que
estén legalmente constituidos de acuerdo a las disposiciones del Decreto Ley
Nº 3.607 de 1981, e inscritos en la Dirección General, podrán portar armas.

4. Aumento de las multas establecidas para quienes posean o tengan


armas sin contar con la autorización e inscripción correspondientes o
abandonen las armas o no comuniquen a alguna de las autoridades la pérdida
o extravío de las mismas, así como también el aumento de las multas para el
porte de armas, en los casos en que la ley contempla esta sanción, sin
perjuicio de mantener las penas privativas de libertad que la propia ley
contempla.
El artículo 9 de la Ley de Control de Armas establece: “Los que
poseyeren o tuvieren algunos de los elementos señalados en las letras a), b),
c), d), y e) del artículo 2º, sin las autorizaciones a que se refiere el artículo 4º,
o sin la inscripción establecida en el artículo 5º, serán sancionados con presidio
menor en su grado mínimo a presidio mayor en su grado mínimo. (Es decir, la
pena puede ir desde 61 días hasta 10 años).
No obstante, si las circunstancias o antecedentes del proceso permiten
presumir fundadamente que la posesión o tenencia de las armas o elementos a
que se refieren las letras b), c), d) y e) del artículo 2º no estaban destinadas a
alterar el orden público, a atacar a las Fuerzas Armadas o a las de Orden y
Seguridad Pública o a perpetrar otro delito, se aplicará únicamente la pena de
multa de diez a quince ingresos mínimos. Si, además de las circunstancias o
antecedentes referidos, consta en el proceso la conducta anterior irreprochable
del inculpado, podrá el tribunal aplicar una multa de hasta nueve ingresos
mínimos, sobreseer definitivamente o dictar sentencia absolutoria”.
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 12 de 483

MOCIÓN PARLAMENTARIA

Al respecto, proponemos aumentar las multas contempladas en este


artículo, sin perjuicio de mantener la pena privativa de libertad establecida por
esta norma.
En cuanto a las personas que abandonen las armas o no comuniquen a
alguna de las autoridades la pérdida o extravío de las mismas, el artículo 14 de
la ley establece lo siguiente:
“Los que abandonaren armas o elementos sujetos al control de esta ley,
incurrirán en la pena de multa de cinco a diez ingresos mínimos.
Se presumirá que existe abandono cuando no se haya comunicado a
alguna de las autoridades indicadas en el artículo 4º, la pérdida o extravío de
la especie dentro de los cinco días desde que se tuvo o pudo tenerse
conocimiento de dicha pérdida o extravío”.
Dado el sensible aumento de los delitos cometidos con armas robadas a
particulares, creemos necesario aumentar la multa impuesta a quienes
abandonen las armas u otros elementos sujetos al control de esta ley, para
incentivar de alguna manera, a que las personas guarden sus armas en un
lugar seguro, y adopten las medidas necesarias para evitar su pérdida, robo o
sustracción.
En cuanto a la pena establecida para el porte de armas de fuego, el
artículo 11 de la ley establece lo siguiente: “Los que portaren armas de fuego
sin el permiso establecido en el artículo 6º, serán sancionados con la pena de
presidio menor en su grado mínimo a presidio mayor en su grado mínimo. (61
días a 10 años).
Sin embargo, si las circunstancias o antecedentes del proceso permiten
presumir fundadamente que la posesión o porte del arma no estaba destinado
a alterar el orden público, a atacar a las Fuerzas Armadas o a las de Orden y
Seguridad Pública, o a perpetrar otro delito, se aplicará únicamente la pena de
multa de diez a quince ingresos mínimos. Si, además de las circunstancias o
antecedentes referidos, consta en el proceso la conducta anterior irreprochable
del inculpado, podrá el tribunal aplicar una multa de hasta nueve ingresos
mínimos, sobreseer definitivamente o dictar sentencia absolutoria”.
Al igual que en los casos anteriores, proponemos aumentar la multa
contemplada en este artículo, sin perjuicio de mantener la pena privativa de
libertad establecida por esta norma.

5. Reinscripción de las armas cada año.


Con el fin de permitir que las autoridades respectivas cuenten con la
información actualizada respecto del número de armas inscritas en poder de
particulares, se establece la obligación de reinscribirlas cada año.
Asimismo, se contempla que quien no cumpla con esta obligación,
sufrirá la cancelación de la inscripción de su arma.
Respecto de las personas que con anterioridad a la publicación de la
presente ley ya tengan inscrita un arma, se establece un artículo transitorio
que ordena su inscripción en el plazo de un año a contar de la publicación de la
ley.
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 13 de 483

MOCIÓN PARLAMENTARIA

6. Se prohíbe que una persona inscriba más de un arma.


El inciso 2º del artículo 7º de la ley señala: “Sin embargo, por resolución
de la Dirección General de Reclutamiento y Movilización de las Fuerzas
Armadas, se podrán otorgar las referidas autorizaciones y los permisos e
inscripciones de más de dos armas a personas jurídicas o a personas naturales
debidamente calificadas”.
A través del presente Proyecto, junto con la modificación del inciso 1º
del citado artículo, proponemos la derogación de su inciso 2º antes transcrito.

7. Actualización del Reglamento conforme se apruebe el presente Proyecto


de Ley.
Dado que la aprobación del presente Proyecto repercutirá en el
Reglamento que complementa la actual Ley de Control de Armas, es que
estimamos necesario efectuar las modificaciones pertinentes al Reglamento a
fin de que concuerde con las normas aprobadas.

Además, creemos conveniente que se modifique el artículo 48 del


Reglamento, a fin de que éste contemple que el padrón que se otorgue a la
persona que inscribe un arma señale: a) La cédula nacional de identidad del
titular del arma; b) Datos personales del propietario del arma, y c)
Especificación lo más completa posible de las características del arma.
Por último, hacemos presente que, todas las modificaciones propuestas
dejan a salvo las disposiciones que regulan las armas en lo que dice relación
con la caza y las armas de colección.
En virtud de las consideraciones antes expuestas, los diputados abajo
firmantes vienen en proponer el siguiente:

PROYECTO DE LEY QUE MODIFICA LA LEY DE CONTROL DE ARMAS

Artículo 1º: Introdúcense las siguientes modificaciones a la ley Nº


17.798, sobre control de armas:
1) Modifícase el artículo 5º en la siguiente forma:
A) Reemplázase el inciso 4º del artículo 5º, por el siguiente: “Las referidas
autoridades sólo permitirán la inscripción del arma cuando su poseedor o
tenedor cumpla los siguientes requisitos:
a) Ser mayor de edad;
b) Haber aprobado la educación básica y media;
c) Tener domicilio conocido y un trabajo lícito;
d) Aptitud física o psíquica compatible con el uso de armas, según lo
determine la respectiva autoridad fiscalizadora;
e) Haber aprobado un curso que le proporcione los conocimientos
necesarios sobre conservación, mantenimiento y manejo del arma que se
pretende inscribir, curso que estará regulado por el Reglamento de la presente
ley;
f) No padecer de alcoholismo ni ser adicto a alguna sustancia o droga
prohibida por la ley;
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 14 de 483

MOCIÓN PARLAMENTARIA

g) Tener una conducta anterior irreprochable, lo que se acreditará


mediante declaración jurada de al menos cinco personas, que den fe sobre su
honorabilidad y prudencia;
h) No haber sido eliminado de alguna de las instituciones de las Fuerzas
Armadas o de Orden, ni de Gendarmería, por alguna causal deshonrosa;
i) Contar con un lugar seguro donde guardar el arma, que evite o procure
evitar la sustracción, pérdida o robo de la misma, lo que se acreditará
mediante una inspección efectuada por la autoridad fiscalizadora;
j) Que el lugar que se pretende proteger con el arma, se encuentre en un
sector desprovisto de vigilancia policial, según informe emitido por
Carabineros;
k) No hallarse condenado o procesado por crimen o simple delito que
contemple una pena privativa de libertad superior a la de presidio o reclusión
menor en su grado medio;
l) No hallarse condenado o procesado por crimen o simple delito en que se
haya utilizado algún grado de violencia psíquica o física, y
m) No hallarse condenado en causas de violencia intrafamiliar.
B) Incorpóranse los siguientes incisos 5º y 6º:
“Las armas indicadas en el inciso primero de este artículo, deberán
reinscribirse cada año, teniendo como plazo fatal hasta el último día hábil del
mes de diciembre. En caso de infringir esta disposición se cancelará la
correspondiente inscripción.
Sin perjuicio de las facultades que la ley otorga a la Dirección de
Movilización Nacional y a las autoridades fiscalizadoras, quienes tengan o
posean un arma de fuego inscrita a su nombre, deberán informar de esta
inscripción a las Comisarías de Carabineros y de la Policía de Investigaciones
correspondientes a su domicilio, dando una completa especificación de las
características del arma”.
2) Reemplázase el artículo 6º por el siguiente:
“Artículo 6º: Ninguna persona podrá portar armas fuera de los lugares
indicados en el artículo anterior.
Están exceptuados de esta prohibición, el personal señalado en el inciso
tercero del artículo 3º, sin perjuicio de lo que disponga la reglamentación
institucional respectiva, y los aspirantes a oficiales de Carabineros y de
Investigaciones Policiales, que cursen tercer año en las Escuelas de
Carabineros y de Investigaciones Policiales, durante la realización de las
respectivas prácticas policiales.
También se exceptúan los vigilantes privados que cumplan los requisitos
exigidos en el artículo 55 del Reglamento.
Corresponderá a la Dirección General de Movilización Nacional velar por
la regularidad de las inscripciones a que se refiere el artículo anterior,
representando a las autoridades señaladas en el inciso tercero del artículo 4º
cualquier situación ilegal o antirreglamentaria en las inscripciones autorizadas,
para su inmediata corrección.
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 15 de 483

MOCIÓN PARLAMENTARIA

La Dirección General y las autoridades antes aludidas podrán denegar,


suspender, condicionar o limitar las autorizaciones que exige esta ley, sin
expresión de causa, salvo la inscripción de que trata el artículo 5º.
3) Modifícase el artículo 7º en la siguiente forma:
A) Reemplázase el inciso 1º por el siguiente:
“Las autoridades indicadas en el inciso tercero del artículo 4º no podrán
conceder las autorizaciones ni aceptar las inscripciones que se establecen en
los artículos 4º y 5º de más de un arma de fuego a nombre de una misma
persona”.
B) Suprímese el inciso 2º del mismo artículo, pasando el actual inciso
tercero a ser inciso segundo, y así sucesivamente.
4) Modifícase el artículo 9º en la siguiente forma:
A) Reemplázase en el inciso 2º la frase “de diez a quince ingresos
mínimos.” por la siguiente: “de treinta a cuarenta y cinco ingresos mínimos”.
B) Reemplázase en el inciso 2º la frase “nueve ingresos mínimos”, por la
siguiente: “quince ingresos mínimos,”.

5) Modifícase el artículo 11 en la siguiente forma:


A) Reemplázase en el inciso segundo la frase “de diez a quince ingresos
mínimos.” por la siguiente: “de treinta a cuarenta y cinco ingresos mínimos.”.
B) Reemplázase en el inciso segundo la expresión “nueve ingresos
mínimos,” por la siguiente: “quince ingresos mínimos,”.
6) Reemplázase en el inciso 1º del artículo 14 A la frase “de cinco a diez
ingresos mínimos.” por la siguiente: “de veinte a treinta ingresos mínimos.”.
7) Artículos transitorios:
Artículo 1º: Las personas que a la fecha de la publicación de la presente
ley tengan o posean un arma de fuego inscrita a su nombre, deberán
reinscribirla, teniendo como plazo para ello, hasta el último día hábil del año
calendario siguiente a la fecha recién indicada. Para ello deberán acreditar que
cumplen con cada uno de los requisitos exigidos por la ley”.
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 16 de 483

INFORME COMISIÓN ESPECIAL

1.2. Informe de Comisión Especial


Cámara Diputados de Fecha 08 de marzo, 2001. Cuenta en Sesión 51,
Legislatura 350

Informe de la Comisión especial de Seguridad Ciudadana recaido en el


proyecto de ley que modifica la ley Nº 17.798, sobre Control de Armas,
estableciendo mayores exigencias para inscribir un arma, prohibiendo
el porte de las mismas y realiza otras modificaciones.
(Boletín Nº 2219-02)

“Honorable Cámara:

La Comisión Especial de Seguridad Ciudadana viene en informar el


proyecto de la referencia, originado en una moción de los diputados señores
Juan Pablo Letelier Morel, Juan Bustos Ramírez y Carlos Montes Cisternas.
La moción indicada fue incluida en la convocatoria a la legislatura
extraordinaria mediante el mensaje Nº 2-341, de S.E. el Presidente de la
República, de 17 de septiembre de 1999 y luego por el mensaje N° 1-343, de
13 de sepriembre de 2000.
Durante el análisis de esta iniciativa la Comisión contó con la
colaboración de las siguientes personas:
-Don Waldo Zauritz Sepúlveda, Brigadier General, Director General de
Movilización Nacional.
-Don Waldo Ojeda Torrent, Coronel, Jefe del Departamento de Control
de Armas y Explosivos.
-Don Jaime Cruzat Corvera, abogado, asesor de la Dirección General de
Movilización Nacional.
-Don Jorge Bahamonde Rodríguez, General Inspector, Director de Orden
y Seguridad.
-Don Federico Schwerter Atero, General, Jefe Quinta Zona Valparaíso.
-Don Jorge Burgos Varela, Subsecretario del Interior.
-Don Jorge Vives Dibarrart, abogado, asesor del Ministerio del Interior.
-Don Carlos Mackenney, abogado asesor del Ministerio del Interior.
-Don Guillermo Ortiz, Gerente de la División de Armamentos de la
Fábrica y Maestranza del Ejército (Famae) y representante de su Director.
-Don Carlos Alarcón, Fiscal de la Fábrica y Maestranza del Ejército.
-Don René Valenzuela Soto, Presidente del Club de Tiro Cordillera.
-Don Alfonso de Iruarrizaga Hoces de la Guardia, Gerente General de la
Asociación Gremial de Comerciantes de Productos de Caza y Deportes.
-Don Camilo Sandoval Gouet, Gerente General de la Empresa Nacional
de Explosivos.

ANTECEDENTES
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 17 de 483

INFORME COMISIÓN ESPECIAL

1. La moción fundamenta las modificaciones que pretende introducir a la


Ley sobre Control de Armas, en las circunstancias de que la seguridad
ciudadana y el combate a la delincuencia se han constituido en unos de los
principales factores de preocupación de la ciudadanía y si bien no existe un
total acuerdo acerca del posible incremento de la delincuencia, si lo hay en el
sentido de que se ha producido un manifiesto aumento en los delitos de robo
con fuerza y de robo con violencia.
Añade que de los delitos señalados, una importante cantidad ha sido
cometida mediante el uso de armas de fuego, las que provienen de asaltos
efectuados a particulares, generándose así un verdadero círculo vicioso, por
cuanto las víctimas han adquirido armamento para su defensa y éste ha
terminado incrementando el parque en poder de los antisociales. Lo anterior
queda demostrado con el notorio aumento del decomiso de armas por parte de
Carabineros.
De acuerdo a los registros, las armas inscritas a favor de particulares al
mes de marzo de 1998, alcanzaban a 617.000, de las cuales un 62%
corresponderían a defensa personal y el resto a caza o deporte.
Asimismo, recuerdan también los patrocinantes de esta iniciativa, los
desgraciados acontecimientos ocurridos recientemente en los Estados Unidos y
en países de Europa, en que menores, empleando armas sustraídas de sus
hogares, han cometido graves delitos, incluso, homicidios. A su parecer, los
países que permiten armarse a sus poblaciones para repeler la elincuencia, no
han alcanzado resultados satisfactorios.
Todo lo anterior los lleva a proponer formas para desincentivar la
adquisición de armas por parte de los particulares, a fin de evitar que éstas
terminen en manos de la delincuencia.
2. Legislación comparada.
Los mismos autores de la moción entregan una serie de antecedentes
relativos a los sistemas de control de armas aplicables en España, Inglaterra y
Argentina.
a) España.
a) El régimen español contempla un sistema controlado y restringido, que
exige la autorización de los servicios competentes para cualquier actuación
relacionada con las armas.
Las principales características de este sistema son:
-la necesidad de autorización previa para adquirir armas de fuego.
-exigencia de documentación expedida por las Intervenciones de Armas
para acreditar la pertenencia, la que está sujeta a revisiones periódicas.
-No se puede poseer un arma sin la correspondiente autorización
expedida por los órganos administrativos que correspondan.
-Toda transferencia de un arma debe ser informada a la Intervención de
Armas de la Guardia Civil.
-El uso de armas está restringido y reglado.
-Está prohibido el porte de armas.
b) Inglaterra.
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 18 de 483

INFORME COMISIÓN ESPECIAL

Su legislación restringe el uso de armas de fuego y para obtener un


certificado de tenencia de armas se exige salud mental compatible. En el caso
de tenencia de escopetas y rifles, el interesado debe contar con el aval de una
persona que demuestre conocerlo por al menos dos años y que de fe de su
buena conducta.
c) Argentina.
Tiene, igualmente, una legislación restrictiva.
-Prohibe la adquisición, tenencia y uso de armas por los menores de
edad.
-Para la adquisición de armas, se requiere tener la condición de legítimo
usuario, la que se adquiere cumpliendo con los requisitos establecidos por el
Ministerio de Defensa por medio del Registro Nacional de Armas. Para la
tenencia se exige la autorización de tenencia que otorga la correspondiente
autoridad.
-La adquisición, transmisión, uso, tenencia y porte de armas de uso civil
están sujetas a fiscalización.
-Salvo las excepciones contempladas en el Reglamento respectivo, se
prohibe portar armas.

3. La ley Nº 17.798, sobre control de armas.


A. En términos generales cabe señalar lo siguiente:
Su artículo 1º dispone que el Ministerio de Defensa Nacional, por medio
de la Dirección General de Movilización Nacional, estará a cargo de la
supervigilancia y control de las armas, explosivos y otros elementos similares a
que se refiere la ley.
Su artículo 2º señala que quedan sometidos a control:
-el material de uso bélico, es decir, las armas de cualquier naturaleza
destinadas a ser usadas en la guerra por las Fuerzas Armadas y los medios de
combate terrestres, navales y aéreos fabricados o acondicionados para tal
finalidad.
-las armas de fuego, de cualquier calibre, sus partes y piezas.
-las municiones y cartuchos.
-los explosivos, bombas y otros artefactos de similar naturaleza, sus
partes y piezas.
-las substancias químicas susceptibles de ser usadas, esencialmente,
para la fabricación de explosivos, la elaboración de municiones, proyectiles,
misiles o cohetes, bombas y demás elementos lacrimógenos o de efecto
fisiológico, y
-las instalaciones destinadas a la fabricación, armaduría,
almacenamiento o depósito de estos elementos.
Su artículo 3º se refiere a las llamadas armas de guerra y prohibe a toda
persona la posesión o tenencia de armas largas con cañones recortados, armas
cortas de cualquier calibre que funcionen automáticamente, armas de fantasía
(las que parecen inofensivas), ametralladoras, subametralladoras, metralletas
o cualquiera otra automática o semiautomática de mayor poder destructor.
Tampoco podrá tenerse o poseerse artefactos fabricados sobre la base de
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 19 de 483

INFORME COMISIÓN ESPECIAL

gases asfixiantes, paralizantes o venenosos, substancias corrosivas o metales


que por expansión de gas, producen esquirlas.
El mismo artículo exceptúa de esta prohibición a las Fuerzas Armadas y
a Carabineros y, en forma parcial, a la Policía de Investigaciones, Gendarmería
y a la Dirección General de Aeronáutica Civil.
Respecto de las llamadas armas químicas, biológicas y nucleares, la
prohibición es absoluta.
Su artículo 4º prohibe a toda persona natural o jurídica, tener o poseer
las armas señaladas en el artículo 2º, transportarlas o almacenarlas, sin
autorización de la Dirección General de Movilización Nacional, las
Comandancias de Guarnición de las Fuerzas Armadas o la autoridad de
Carabineros que designe el Ministro de Defensa Nacional a proposición de la
Dirección. No obstante, tratándose de las armas indicadas en la letra a) del
artículo 2º, es decir, el material de uso bélico construido para ser usado en la
guerra por las Fuerzas Armadas, la autorización sólo podrá ser otorgada por la
Dirección General.
B. En lo que interesa más directamente a este informe, cabe agregar que:
Su artículo 5º dispone que toda arma de fuego que no sea de las
llamadas armas de guerra (las que señala el artículo 3º), deberá inscribirse a
nombre del poseedor o tenedor ante las autoridades que indica el artículo 4º,
es decir, la Dirección General de Movilización Nacional, las Comandancias de
Guarnición de las Fuerzas Armadas y las autoridades de Carabineros
designadas por el Ministro de Defensa Nacional, a proposición del Director
General de Movilización Nacional. Si el poseedor es un particular, deberá
recurrir a la autoridad que corresponda a su residencia, y, si se trata de una
persona jurídica, a la del lugar en que se guarden las armas.
A la misma Dirección General mencionada corresponde llevar un registro
nacional de las inscripciones de armas. Dicha inscripción solamente autoriza al
poseedor o tenedor para mantener el arma en el bien raíz declarado,
correspondiente a su residencia, su sitio de trabajo o el lugar que se pretende
proteger.
El inciso cuarto y final de este artículo señala que las autoridades
mencionadas sólo admitirán la inscripción del arma, cuando, a su juicio, los
antecedentes de quien solicita la inscripción, hagan presumir que cumplirá lo
preceptuado en cuanto a mantener el arma en su residencia, en su lugar de
trabajo o en el que se pretende proteger.
Su artículo 6º señala que ninguna persona podrá portar armas fuera del
lugar señalado al inscribirla, sin permiso de las autoridades habilitadas para
efectuar la inscripción, todas las que podrán otorgar el permiso de acuerdo a
los requisitos que fije la Dirección General de Movilización Nacional.
El citado permiso tendrá una duración de un año y sólo autorizará para
portar un arma. En todo caso, las autorizaciones que se concedan deberán
inscribirse en el Registro Nacional de Armas.
Añade el artículo que no requerirán este permiso el personal de las
Fuerzas Armadas, de Carabineros de Chile, de la Policía de Investigaciones, de
Gendarmería y de la Dirección General de Aeronáutica Civil, como tampoco los
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 20 de 483

INFORME COMISIÓN ESPECIAL

aspirantes a oficiales de Carabineros y de la Policía de Investigaciones que


cursen tercer año en las respectivas escuelas, mientras efectúen las
correspondientes prácticas policiales.
Los incisos finales de este artículo disponen que corresponderá a la
Dirección General de Movilización Nacional velar por la corrección de las
inscripciones y de las autorizaciones para portar armas de fuego, debiendo
representar a las autoridades encargadas de efectuar la inscripción, cualquier
irregularidad que perciban en las inscripciones o en las autorizaciones para
portar armas.
Tanto la Dirección General de Movilización Nacional como las demás
autoridades encargadas de recibir las inscripciones y otorgar los permisos,
podrán denegar, suspender, condicionar o limitar, sin expresión de causa, las
autorizaciones y permisos señalados, salvo en el caso de la inscripción en el
Registro Nacional de Armas.
Su artículo 7º dispone que las autoridades encargadas de efectuar las
inscripciones y de conceder las autorizaciones para portar armas, no podrán
aceptar las primeras ni conceder las segundas si se trata de más de dos armas
de fuego a nombre de una misma persona, salvo en el caso de una resolución
favorable de la Dirección General de Movilización Nacional, respecto de
personas jurídicas o naturales debidamente calificadas.
El inciso tercero de esta norma exceptúa de lo dispuesto en los dos
incisos anteriores a las personas naturales o jurídicas inscritas como
coleccionistas, cazadores o comerciantes autorizados.
Su artículo 9º sanciona a quienes tuvieren o poseyeren algunas de las
armas o elementos sujetos a control y que deben inscribirse o contarse con
autorización para su tenencia, transporte o almacenamiento, sin las
correspondientes autorizaciones o inscripciones, según el caso, con presidio
menor en su grado mínimo a presidio mayor en su grado mínimo.
Su inciso segundo establece que si, fundadamente, pudiere presumirse
que la tenencia o posesión de tales armas o elementos, no tenía por objeto
alterar el orden público, atacar a las Fuerzas Armadas o de Orden y Seguridad
Pública o perpetrar otro delito, la pena será únicamente multa de diez a quince
ingresos mínimos y si, además, el inculpado tuviere una conducta anterior
irreprochable, el tribunal podrá aplicar una multa de hasta nueve ingresos
mínimos, sobreseer definitivamente o dictar sentencia absolutoria.
Su artículo 11 sanciona a quienes portaren armas de fuego sin la
correspondiente autorización, con presidio menor en su grado mínimo a
presidio mayor en su grado mínimo.
Su inciso segundo, atendiendo a las mismas circunstancias descritas en
el artículo 9º, es decir, si fundadamente pudiera presumirse que la posesión o
porte del arma, no estaba destinada a alterar el orden público, atacar a las
Fuerzas Armadas o a las de Orden y Seguridad Pública o perpetrar otro delito,
se aplicará únicamente la pena de multa de diez a quince ingresos mínimos y
si el inculpado tuviere una irreprochable conducta anterior, podrá aplicarse una
multa de hasta nueve ingresos mínimos, sobreseerse definitivamente o
dictarse setencia absolutoria.
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 21 de 483

INFORME COMISIÓN ESPECIAL

Su artículo 12 agrava en uno o dos grados la penalidad establecida en


los artículos 9°, 10 y 11 para quienes cometieren los delitos señalados en esas
disposiciones con más de dos armas de fuego.
Su artículo 14 A sanciona a los que abandonaren armas o elementos
sujetos a control, con multa de cinco a diez ingresos mínimos.
Su inciso segundo presume que existe abandono de un arma cuando no
se de el correspondiente aviso dentro de los cinco días de que se tuvo o pudo
tener conocimiento del extravío del arma, a alguna de las autoridades
señaladas en el artículo 4°, es decir, las Comandancias de Guarnición de las
Fuerzas Armadas o la autoridad de Carabineros de mayor jerarquía,
designadas por el Ministro de Defensa Nacional a proposición del Director
General de Movilización Nacional.

IDEAS MATRICES O FUNDAMENTALES DEL PROYECTO

La idea central del proyecto se orienta a desincentivar la tenencia o


adquisición de armas de fuego por parte de los particulares, como una forma
de prevenir que, debido al desconocimiento de su manejo y la frecuencia del
delito de robo, terminen incrementando el armamento en poder de la
delincuencia.
Tal idea, la que es llevada adelante por medio de modificaciones a la Ley
de Control de Armas, es propia de ley al tenor de lo establecido en los artículos
60 Nº 2 de la Constitución Política, en relación con el artículo 92 de la misma
Carta Fundamental.

SÍNTESIS DEL CONTENIDO DE LAS DISPOSICIONES DEL PROYECTO

El artículo 1º del proyecto modifica la ley Nº 17.798, sobre control de


armas, en los siguientes aspectos:
a) Por el Nº 1 modifica el artículo 5º en la siguiente forma:
1. Substituye el inciso cuarto o final, para establecer nuevas exigencias
para la inscripción de un arma, señalando que la autoridad sólo permitirá la
inscripción cuando su poseedor o tenedor cumpla, entre otros, con los
requisitos de:
Ser mayor de edad; haber aprobado la educación básica y media; tener
domicilio conocido y un trabajo lícito; haber realizado un curso y aprobado un
examen que acredite que el peticionario tiene los conocimientos necesarios
para el manejo, conservación y mantenimiento del arma y aptitud física o
psíquica compatible con el uso de armas; no padecer de alcoholismo o tener
adicción a las drogas u otros elementos prohibidos, no haber sido eliminado de
alguna de las instituciones de las Fuerzas Armadas o de Orden, ni de
Gendarmería por alguna causal deshonrosa; contar con un lugar seguro donde
guardar el arma, tener una conducta anterior irreprochable, que el lugar que
se quiere proteger se encuentre en un sector desprovisto de vigilancia policial,
no hallarse condenado o procesado por delito que tenga una pena privativa de
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 22 de 483

INFORME COMISIÓN ESPECIAL

libertad superior al presidio o reclusión menor en su grado medio o en que


haya habido violencia física o condenado en causa de violencia intrafamiliar.
2. Agrega dos nuevos incisos a este mismo artículo, para:
-establecer la obligación de reinscribir las armas cada año, so pena de
cancelarse la inscripción respectiva en caso de incumplimiento.
-imponer a las personas que tengan o posean un arma inscrita, la
obligación de entregar un informe detallado de la misma a las comisarías de
Carabineros o de la Policía de Investigaciones correspondientes a su domicilio
b) Por el número 2, reemplaza el artículo 6º para establecer lo siguiente:
-Suprimir el porte de armas, las que sólo pueden mantenerse en algunos
de los lugares señalados al momento de la inscripción.
-Mantiene la excepción a esta regla a favor del personal de las Fuerzas
Armadas y de Orden y Seguridad Pública, Gendarmería de Chile y Dirección
General de Aeronáutica Civil, los aspirantes a oficiales de Carabineros de Chile
y de la Policía de Investigaciones, al que agrega a los vigilantes privados que
cumplan las exigencias reglamentarias.
-Mantiene, asimismo, la obligación de la Dirección General de
Movilización Nacional de velar por la regularidad de las inscripciones de armas
y la facultad que tiene para denegar, suspender, condicionar o limitar las
autorizaciones a que se refiere la ley.
c) Por el número 3 modifica el artículo 7º en los términos siguientes:
-Rebaja a sólo un arma de fuego por persona las inscripciones que las
autoridades pueden aceptar.
-Suprime la facultad de la Dirección General de Movilización Nacional de
autorizar el porte o la inscripción de más de dos armas de fuego a personas
jurídicas o naturales debidamente calificadas.
d) Por el número 4 modifica el artículo 9º en la siguiente forma:
-eleva la multa establecida para la posesión o tenencia de armas sin las
correspondientes autorizaciones o inscripciones requeridas, cuando fuere
posible presumir que con dichas armas no se pretende atacar a las Fuerzas
Armadas o de Orden y Seguridad Pública, alterar el orden público o perpetrar
otro delito.
-eleva también dicha multa en el caso de configurarse a favor del
inculpado la atenuante de la irreprochable conducta anterior.
e) Por el número 5 modifica el artículo 11 en términos muy similares a la
letra anterior, elevando las multas para el caso del porte no autorizado de
armas pero en que pudiere presumirse que no se atentaría contra el orden
público, las Fuerzas Armadas y de Orden y Seguridad Pública o se cometería
algún otro delito, o bien, concurriere a favor del inculpado la atenuante de la
irreprochable conducta anterior.
f) Por el número 6 modifica el artículo 14-A para elevar la multa
establecida para el caso de abandono de armas o de elementos sujetos a
control.
g) Por el número 7 establece la obligación para las personas que tengan o
posean un arma inscrita, de reinscribirla dentro del año calendario siguiente a
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 23 de 483

INFORME COMISIÓN ESPECIAL

la publicación de la ley, para lo que deberán cumplir con todos los requisitos
que ésta establece.

DISCUSIÓN DEL PROYECTO

A) Opinión de las personas invitadas a exponer.


1. El Brigadier General don Waldo Zauritz Sepúlveda, Director General de
Movilización Nacional, dijo entender que la Ley de Control de Armas constituía
una expresión de política de estado, toda vez que era de interés general que la
mayor cantidad posible de armas que se encuentran en manos de civiles,
estuvieran inscritas; de ahí la necesidad de facilitar los trámites para la
inscripción, debiendo ser propósito de esta legislación permitir que las
personas regularicen la situación de sus armas.
En lo que se refiere a los nuevos requisitos para inscribir un arma que
impone el proyecto, señaló estar plenamente de acuerdo con las exigencias de
mayoría de edad y de haber efectuado un curso relativo a la conservación,
mantenimiento y manejo de la misma, estimando que ello constituía un
verdadero aporte a la legislación y una posibilidad de mejorar las condiciones
de la legítima defensa. Asimismo, consideró positivo el aumento de la
penalidad por cuanto la drasticidad de las sanciones sería beneficioso para la
comunidad.
En cuanto al requisito de contar con un lugar seguro para guardar el
arma, sostuvo que ello debería ser preocupación del propietario y q ue, en
todo caso, para que constituyera un verdadero aporte debería estudiarse una
redacción distinta que permitiera una efectiva fiscalización, aún cuando creía
que ello podría incidir en los costos del trámite.
La exigencia de tener un trabajo lícito, le mereció reparos por cuanto
podría complicar la situación de personas cesantes que tuvieran un arma.
Se manifestó absolutamente contrario a la exigencia de no haber sido
separado de las Fuerzas Armadas o de Orden por alguna causal deshonrosa,
requisito que estimó arbitrario y contrario al principio de la igualdad ante la
ley, y en cuanto a que el lugar que se pretende proteger se encuentre
desprovisto de vigilancia policial, consideró que Carabineros no podría certificar
una circunstancia de tal naturaleza, la que no podría darse salvo en lugares
desérticos, ya que la institución tiene presencia real en todo el territorio, por lo
que un requisito de esta naturaleza, simplemente, significaría que nadie podría
inscribir un arma.
En lo que se refiere a la obligación de reinscribir las armas anualmente,
estimó que constituía un requisito imposible de cumplir por el elevado costo
que implica, recordando que hasta 1978 la ley imponía la obligación de
reempadronar cada cinco años, mecanismo que colapsó por la razón señalada.
Indicó que estudios para reinscribir realizados en abril de 1999, arrojaron un
costo de 807 millones de pesos.
Igualmente, en lo referente a la obligación de informar a Carabineros y a
la Policía de Investigaciones que pesa sobre quienes tengan un arma inscrita,
sostuvo que era innecesario y que, en la práctica, significaba una duplicación
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 24 de 483

INFORME COMISIÓN ESPECIAL

del trabajo por cuanto tanto los tribunales como las policías pueden acceder al
registro que lleva la Dirección General las 24 horas del día. Al respecto, señaló
que de las más de mil consultas realizadas por los tribunales y las policías en el
primer trimestre de este año, referentes a delitos cometidos con armas de
fuego, resultó que sólo 400 armas figuraban registradas, lo que estaría
demostrando que la mayoría de las acciones delictuales se perpetran con
armas no inscritas.
Finalmente, en lo que dice relación a la limitación de sólo un arma por
persona, lo estimó muy restrictivo, por cuanto de la relación existente entre el
total de armas inscritas -630.000- y el número de personas que figuran como
sus propietarios - 380.000 - resultaría un excedente de 240.000 armas que
habría que transferir o vender.
En su segunda intervención, referida a la indicación substitutiva total
enviada por el Ejecutivo, señaló que al 31 de diciembre de 1979, fecha de
culminación del último proceso de reinscripción de armas, se reinscribieron
343.000 armas. De lo anterior, deducía que si existe un total de 630.000
armas inscritas y la mitad de las consultas formuladas por los tribunales y las
policías se refiere a armas comprometidas en acciones delictuales que no
figuran inscritas, querría decir que la mitad del total de armas existentes no
estaría inscrita. Señaló que gran parte de las consultas que reciben de las
policías se refieren a armas hechizas o modificadas, todas las que son ilegales.
Añadió que lo que la Dirección General buscaba, era la formulación de
una legislación que indujera a los particulares a inscribir y les facilitara los
trámites para ello. A su parecer, la iniciativa recogía varias de sus
proposiciones como la exigencia de que quienes inscriben un arma por primera
vez, deban acreditar el conocimiento de su manejo mediante la realización de
cursos regulados en polígonos privados, de las policías o de las Fuerzas
Armadas, como también la facultad entregada a la autoridad para verificar la
mantención de un arma en el domicilio indicado en el registro.
Se manifestó contrario a la idea de restringir las inscripciones a sólo un
arma por persona, ya que si la totalidad inscrita pertenece a un número de
personas bastante inferior, querrá decir que gran parte de esas armas pasarán
a la clandestinidad. Asimismo, se expresó negativamente respecto de la
obligación que se quiere imponer a la Dirección General de entregar
trimestralmente a las policías la información sobre las armas en poder de los
particulares, porque ello significaba un traspaso sistemático del banco de datos
que tiene esa Dirección y que de acuerdo a la Constitución y a la ley sólo a ella
corresponde. Sostuvo, además, que tal traspaso, incluso, le parecía peligroso,
toda vez que Carabineros daba de baja anualmente a 1400 funcionarios, todos
los que en razón de sus funciones tenían contacto con el mundo de la
delincuencia, circunstancia que podría dar lugar a una filtración de la
información tomada de la base paralela a la de la Dirección que se formaría.
2. El General Inspector don Jorge Bahamonde Rodríguez, Director de Orden
y Seguridad de Carabineros, partió haciendo presente que existía una
tendencia hacia la baja en lo que se refiere a las solicitudes de inscripción de
armas, pero un fuerte aumento en cuanto a la incautación de armamento no
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 25 de 483

INFORME COMISIÓN ESPECIAL

inscrito, siendo notorio que la comisión de delitos que más afectan a la


población, son los que demuestran mayor violencia, la que se ejerce por medio
de las armas.
En lo que se refiere a los requisitos para inscribir un arma, coincidió con
los de edad y de domicilio conocido y trabajo lícito, no así con la exigencia de
educación media, por cuanto, precisamente en el caso de Carabineros, buena
parte de su personal de tropa no tiene completo ese nivel educacional. Creyó
necesario hacer una excepción por cuanto aún estando de franco, Carabineros
tiene la obligación de actuar ante hechos delictuales, lo que en tales casos
hace empleando armamento de su propiedad.
En cuanto al requisito de aptitud física o psíquica, estimó necesario
consignar ambos requisitos en forma copulativa, es decir, exigir ambos y
respecto a la exigencia de un curso de capacitación para el manejo y uso de
armas, lo estimó apropiado pero debiendo establecerse quién impartiría estos
cursos que, incluso, podría recaer en entidades privadas debidamente
regladas, su costo y quién lo asumiría.
Asimismo, creyó necesario dejar establecido quién cargaría con el mayor
costo que implicaría la fiscalización del lugar seguro para guardar las armas.
Coincidió plenamente con el aumento de la penalidad, sin perjuicio de
configurar agravantes por el hecho de cometer delitos con armas hurtadas o
robadas e, igualmente, creyó adecuado complementar la redacción para
comprender en la letra m), que se refiere a las condenas por violencia
intrafamiliar, las disensiones violentas que suelen producirse y que son
públicas y notorias en el vecindario, pero que por falta de denuncia, no llegan
al conocimiento de los tribunales.
Se mostró contrario al requisito de no haber sido eliminado de las
Fuerzas Armadas y de Orden por alguna causal deshonrosa, por ser contrario
al principio de igualdad ante la ley y por discriminatorio, como también a la
exigencia de tratarse de un lugar desprovisto de protección policial, por cuanto
no existe parte alguna del territorio que no esté bajo vigilancia de Carabineros.
Finalmente, estimó necesario precisar si la exigencia de reinscripción,
implicaría asimismo la obligación de cumplir con todos los requisitos para
inscribir por primera vez, como también que la información que debiera darse
a Carabineros e Investigaciones por las personas que tuvieren armas inscritas
en los sectores respectivos, sería más conveniente centralizarla en Carabineros
por su mayor cobertura territorial, lo que permitiría mantener actualizada la
información respecto de las personas que mudan de domicilio.
3. El Subsecretario del Interior don Jorge Burgos Varela se refirió
específicamente a las modificaciones introducidas por la indicación substitutiva
enviada por el Ejecutivo, señalando que no se había considerado en ella el
tema relativo al transporte de armas inscritas, es decir, cuando una persona,
por ejemplo, por motivo de vacaciones, pide autorización para llevar su arma
al lugar en que estará, por cuanto se estimó que ello resultaba muy complejo
y, especialmente, porque implicaba no sólo la posesión de un arma sino que
también su porte, cuestión que se quiere suprimir. Asimismo, en lo que se
refiere a la proposición de reinscribir las armas, se estimó innecesario recurrir
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 26 de 483

INFORME COMISIÓN ESPECIAL

a una norma de rango legal para establecerlo por cuanto ello puede
concretarse por la vía administrativa.
Señaló, igualmente, que se buscaba reafirmar el papel coordinador de la
Dirección General de Movilización Nacional; se establecía un control fiscalizador
sobre los polígonos de tiro, pudiendo las entidades a cargo de ellos impartir
también cursos de capacitación; se ampliaba la prohibición del uso de armas
con cañones recortados por la de introducir cualquier modificación que las
transformara en elementos prohibidos; se entregaban facultades para fiscalizar
la tenencia del arma en el domicilio indicado por el titular de la inscripción; se
establecía la obligatoriedad de la Dirección General de informar a las policías
de las inscripciones de armas efectuadas cada trimestre; se modificaban los
requisitos para inscribir un arma y se suprimía su porte, salvo resolución
fundada de la autoridad fiscalizadora; se establecía que no podría inscribirse
más de un arma por persona, salvo en el caso de coleccionistas y cazadores;
se obligaba a las policías a comunicar a la autoridad fiscalizadora toda
constancia o denuncia de extravío de armas de fuego y se aumentaban los
montos de las sanciones pecuniarias por infracciones a la ley.
4. El señor Guillermo Ortiz, Gerente de la División de Armamentos de
Famae, señaló que, a su parecer, las personas que tienen armas, requieren
capacitación y, así, a quienes adquieren una en Famae se les ofrece un curso
básico respecto del arma que adquieren, tales como desarme, medidas de
seguridad y tiro, pero ello es absolutamente voluntario para el comprador.
Agregó que un curso básico debería tener a lo menos dos horas de duración y
comprender una introducción sobre las características generales de las armas,
información técnica respecto del arma, arme y desarme, uso, medidas de
seguridad, especialmente las relacionadas con el almacenaje y la mantención.
Agregó que el 98% de la producción de Famae se destinaba a las
instituciones de la defensa y a la exportación y una cantidad muy escasa a
armas de puño, no alcanzando a más de cien revólveres en los últimos tres
años.
5. El señor René Valenzuela Soto, Presidente del Club de Tiro Cordillera,
estimó positiva la inclusión de los clubes de tiro entre las instituciones
reguladas por la autoridad como también la disposición que sanciona la
transformación de las armas convirtiéndolas en prohibidas, aclarando que las
transformaciones que requieren introducir los deportistas en atención a las
características de las distintas especialidades de tiro, nunca llegan a dar a las
armas el carácter de prohibidas.
En lo que se refiere a los requisitos para inscribir un arma, estimó que
debería excepcionarse a los deportistas de la necesidad de hacer un curso, por
cuanto se trata de personas que conocen el manejo de un arma. Igualmente,
sería muy difícil que personas que habitan en los medios rurales y que,
normalmente, utilizan las armas para defender sus ganados de los
depredadores o para cazar, puedan seguir cursos de capacitación como,
también, el requisito de haber aprobado la enseñanza básica será causa de
problemas respecto del pequeño campesino y de la población indígena.
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 27 de 483

INFORME COMISIÓN ESPECIAL

En cuanto a la prohibición del porte de armas, estimó que ello daría


lugar a un mayor requerimiento de policías por cuanto muchas personas
necesitan de guardaespaldas y en lo que se refiere a la posibilidad de inscribir
sólo un arma por persona, señaló que ello significaba la virtual obligación de
dejar sin resguardo el lugar en que se vive o aquel en que se trabaja o tiene
alguna actividad, ya que éstos son, generalmente, los ámbitos que se necesita
proteger. En todo caso, debería excepcionarse a los deportistas de esta
prohibición y no sólo a los cazadores y comerciantes autorizados.
6. El señor Alfonso de Iruarrizaga Hoces de la Guardia, Gerente General de
la Asociación Gremial de Comerciantes de Productos de Caza y Deportes,
sostuvo que la actual ley le parecía buena y útil pero podría siempre
perfeccionarse, aunque las modificaciones que se pretendía introducirle, a su
juicio, se focalizaban, fundamentalmente, en las armas de puño y en quienes
las usaban, no considerándose al resto. Señaló inspirarse en la idea de que una
legislación de este tipo debía orientarse al control y al registro eficiente de las
armas, pero, especialmente, debía permitir o facilitar su cumplimiento por el
ciudadano medio.
Indicó que siendo el fundamento original del proyecto, la necesidad de
combatir la delincuencia y partiéndo de la base que ésta se nutre del robo de
armas a los particulares, se opta por aumentar las exigencias para adquirir un
arma, se prohibe la tenencia de más de un arma y se veda el porte de las
mismas.
A pesar de las premisas anteriores, la realidad señala que la importación
de armas de puño al país no ha aumentado sino que, por lo contrario, registra
una disminución desde hace cinco años. Asimismo, el ciento por ciento de las
armas importadas desde 1994 a la fecha, se encuentran inscritas,
conociéndose las referencias de sus propietarios y si a esta realidad se une el
hecho de que de las armas decomisadas por las policías en 1999, más del 52%
eran de origen desconocido, es decir, no inscritas y del total de ellas 1939 eran
hechizas, resulta que la mayor parte del armamento empleado por los
delincuentes proviene del mercado negro,

del contrabando o de la fabricación clandestina. De aquí entonces la necesidad


de evitar que los controles que se impongan a los particulares para la
adquisición de armas con miras a mejorar su control, no establezcan ventajas
a favor de los delincuentes y en perjuicio de los ciudadanos.
B) Documentos recibidos por la Comisión.
Durante su análisis, la Comisión tuvo a la vista los siguientes
documentos:
1. Informe de la Policía de Investigaciones de Chile.
En este documento, el Director General de la institución, da cuenta
sobre la procedencia u origen de las armas incautadas por ese servicio a la
delincuencia. Al respecto informa que entre enero y septiembre de 2000, se
incautó un total de 345 armas, de las cuales 167 son revólveres, 109 pistolas,
58 escopetas, 9 rifles y 2 subametralladoras. Agrega que en su gran mayoría
tales armas proceden de robos a casas particulares, que los delincuentes
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 28 de 483

INFORME COMISIÓN ESPECIAL

utilizan en posteriores asaltos o venden a otros más especializados o las


transfieren a narcotraficantes, incluso las arriendan entre ellos mismos.
Por último acompaña el siguiente cuadro:

Clase de delito Cantidad de armas %


Robos a casas particulares 20 5,80
Robos a transeúntes 24 6,96
Robos a empresas y comercios 52 15.07
Robos a Bancos o entidades Financieras 4 1,16
Armas hechizas 7 2,03
Quitadas o mejicanas 4 1,16
Incautadas en redadas de drogas 67 19,42
Homicidios 22 6,38
Otras circunstancias
(control Armas, suicidios, hurtos) 145 42,03
Totales 345 100

2. Informe de Carabineros de Chile


La Dirección General de Carabineros informa, asimismo, sobre la
procedencia u origen de las armas que utiliza la delincuencia.
Al respecto, señala que durante el año 2000, hasta septiembre inclusive,
se habían formulado 851 denuncias por robo de armas de fuego, de
conformidad al siguiente cuadro:

Tipo de armas Cantidad %


Pistola 318 37,37
Revólver 347 40,78
Rifle 14 1,65
Escopeta 164 19,27
Fusil 2 0,24
Carabina 4 0,47
No especificado 2 0,24

En cuanto a los lugares en que dicho total de 851 armas fueron


sustraídas, se señala lo siguiente:

Lugar Cantidad %
Residencia particular 544 63,9
Interior vehículos estacionados 47 5,5
Establec. Comerciales u Oficinas 44 5,2
Robos en vía pública 140 16,5
Bancos 5 0,6
Locomoción colectiva 15 1,4
Otras circunstancias 44 5,2
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 29 de 483

INFORME COMISIÓN ESPECIAL

De los antecedentes transcritos, concluye que la mayoría del armamento


utilizado por la delincuencia corresponde a pistolas y revólveres obtenidos en
robos a residencias, con o sin moradores, y adquiridas por sus propietarios con
fines de autodefensa. Igualmente, agrega, que la experiencia indica que el
objetivo principal del delincuente especializado, se orienta a la sustracción de
armas, dinero y joyas y que existe un notorio aumento en la cantidad de casos
de robo de armas denunciados entre enero- septiembre del 2000 (851) y el
año 1999 (777).
Acompaña finalmente dos cuadros indicativos del encargo de armas
durante los años 1999 y 2000, por lugar de ocurrencia del delito y estado del
encargo según el tipo de arma sustraída.
3. Informe del Servicio Nacional de Aduanas.
Por último el Director Nacional de este Servicio informa sobre la
incautación de diversas armas como consecuencia de antejuicios de
contrabando seguidos en Arica, Iquique, Antofagasta, Valparaíso y Punta
Arenas. En tal informe, se da cuenta de 7 rifles, 1 pistola, 2 revólveres, 1
escopeta, 4 mechas detonantes, 1 cartucho de dinamita y 6 cajas de balas.
C) Discusión en general.
Durante la discusión en general del proyecto, el diputado señor Ávila
anunció su abstención sosteniendo que se estaba ante una iniciativa que
buscaba alcanzar un determinado propósito, pero que en su implementación
terminaba por desnaturalizarlo completamente. A su parecer, lo que debería
buscarse sería permitir a las autoridades registrar la mayor cantidad de armas
posibles a fin de que pudieran efectuar un verdadero control de las mismas,
pero con las dificultades y exigencias que se formulan para inscribir, se
obtendrá exactamente lo contrario, por cuanto las personas que deseen
legalizar la posesión de sus armas, verán ante sí tantos obstáculos que se
inhibirán de hacerlo. Esta misma circunstancia debería redundar en un
incremento clandestino de estos elementos, no obstante el deseo e interés de
sus propietarios por actuar conforme a la ley.
A su juicio, para lograr las finalidades perseguidas, debería facilitarse al
máximo el mecanismo de la inscripción, sin perjuicio de establecer penas
severas para quienes fueren sorprendidos con armas no inscritas.
Cerrado finalmente el debate, se aprobó la idea de legislar por mayoría
de votos, haciéndolo a favor los diputados señora Guzmán y señores Bustos,
Errázuriz, Hales y Paya. Se abstuvo el señor Ávila.
D) Indicación substitutiva total presentada por el Ejecutivo.
Con fecha 6 de septiembre de 2000, el Ejecutivo, respondiendo una
solicitud de la Comisión en el sentido de requerir su patrocinio por contener la
moción original ya preinformada por la Comisión, dos disposiciones de su
exclusiva competencia, presentó una indicación substitutiva total del proyecto,
compuesta por un artículo único con 13 números, adicionada luego con dos
más, mediante la cual propuso introducir diversas modificaciones a la ley N°
17.798, acogiendo muchas de las observaciones formuladas durante el
transcurso del debate, texto sobre el cual se llevó a efecto la discusión en
particular de la iniciativa.
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 30 de 483

INFORME COMISIÓN ESPECIAL

E) Discusión en particular.
Durante la discusión pormenorizada la Comisión acordó tratar el artículo
único de la indicación separadamente por números y letras.

Nº 1.-
Substituye el inciso segundo del artículo 1° para entregar a la Dirección
General de Movilización Nacional, además de la supervigilancia y control de las
armas, explosivos y demás que se indican y que le concede el inciso primero,
la coordinación a nivel nacional de todas las autoridades ejecutoras y
contraloras correspondientes a las Comandancias de Guarnición, autoridades
de Carabineros, Banco de Pruebas y los Servicios Especializados de las Fuerzas
Armadas.
Los representantes del Ejecutivo sostuvieron que esta disposición había
sido solicitada por la misma Dirección General de Movilización Nacional, con el
objeto de establecer un mayor control sobre el sistema, en concordancia con la
supervigilancia y control sobre las armas que le entrega el inciso primero. Se
buscaba, asimismo, con esta modificación asegurar el funcionamiento del
sistema bajo un solo organismo ministerial, supeditado a la Cartera de
Defensa, del cual, en definitiva, dependería la supervisión de todo el temario
relativo al control de las armas.
Se aprobó el número por unanimidad, sólo con correcciones de carácter
formal.

N° 2.-
Substituye la letra f) del artículo 2°. Este artículo indica las armas y
elementos sujetos a control y su letra f) señala entre ellos las instalaciones
destinadas a la fabricación, armaduría, almacenaniento o depósito de dichos
elementos. La indicación agrega las instalaciones de prueba y los polígonos de
tiro.
Sobre este punto, la Comisión debatió la conveniencia de sujetar
también a control otro tipo de armas, tales como las de aire comprimido y
otras como arcos y ballestas, coincidiendo finalmente en que ello podría
dificultar en demasía las tareas de control, sin perjuicio de la necesidad de
analizar con más detenimiento el asunto.
Finalmente, la Comisión coincidió con la extensión de las actividades de
control a los polígonos privados, materia solicitada expresamente por la
Dirección General de Movilización Nacional.
Se aprobó el número en los mismos términos, por unanimidad.

N° 3.-
Modifica el inciso primero del artículo 3°. Este artículo se refiere a las
armas cuya posesión está prohibida y su inciso primero menciona entre ellas a
“las armas largas cuyos cañones hayan sido recortados”.
La indicación substituye la frase mencionada por la siguiente:
“modificadas respecto de su condición original y que, por ello, se hayan
transformado en armas de carácter prohibido”.
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 31 de 483

INFORME COMISIÓN ESPECIAL

Los representantes del Ejecutivo explicaron que esta disposición,


también solicitada por la Dirección General de Movilización Nacional, obedece a
que no sólo el corte de los cañones de un arma la transforma en prohibida sino
que también otras modificaciones que son producto del avance tecnológico y
que terminan por tornar en prohibida un arma adquirida en carácter de
permitida.
El diputado señor Galilea Vidaurre expresó preocupación por esta
disposición, toda vez que a su juicio no se lograba la precisión que se buscaba,
puesto que en el caso mismo del recorte de cañones, el que se lleva a cabo en
un arma de ánima estriada como un rifle no le quita peligrosidad aunque si lo
hace más fácil de transportar. No sucede así con las armas de ánima lisa como
las escopetas que son, precisamente, las que suelen recortarse para utilizarlas
en la caza. De lo anterior su aprensión por cuanto podría darse el caso de
alguien aficionado a la caza que con el afán de hacer más utilizable su arma,
recorte sus cañones y la transforme en prohibida.
Finalmente, la Comisión entendió que la mayor amplitud dada a la
norma por la indicación, no significaba que se aumentaran los tipos de armas
prohibidas por cuanto éstas se encontraban debidamente especificadas en la
ley y en el reglamento.
Procedió, en consecuencia, a aprobar el número en los mismos términos,
por unanimidad.

N° 4.-
Modifica el inciso segundo del artículo 4°. Este artículo requiere la
autorización de la Dirección General de Movilización Nacional para fabricar,
armar, importar o exportar las armas o elementos sujetos a control y su inciso
segundo prohibe la posesión, tenencia, transporte, almacenamiento,
distribución o la celebración de otras convenciones sobre los mismos sin la
autorización de la citada Dirección.
La norma vigente exceptúa de la necesidad de solicitar esta última
autorización respecto de las instalaciones destinadas a la fabricación,
armaduría, almacenamiento o depósito de tales elementos y a los fuegos
artificiales, excepciones todas que la indicación suprime.
Se aprobó el número, sin debate, en los mismos términos, por
unanimidad.

N° 5.-
Introduce cuatro modificaciones al artículo 5º, el que establece la
obligación de inscribir toda arma de fuego cuya tenencia no esté prohibida.
La Comisión acordó dividir la votación por letras.
Por la letra a) modifica el inciso tercero, el que señala que la inscripción
del arma solamente autoriza a su poseedor para mantenerla en su residencia,
su sitio de trabajo o el lugar que desea proteger.
La indicación agrega al final de este inciso, reemplazando el punto final
por una coma, las siguientes expresiones: “circunstancias que podrán ser
verificadas por la autoridad respectiva en las oportunidades que se estime
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 32 de 483

INFORME COMISIÓN ESPECIAL

conveniente, estando su poseedor o tenedor obligado a otorgar la facilidad de


inspección del caso, presumiéndose que el arma no se encuentra en el lugar
autorizado en caso de negativa de éste a exhibirla.”.
Los representantes del Ejecutivo fundamentaron esta indicación en la
necesidad de entregar a la autoridad fiscalizadora, facultades para controlar la
veracidad de la mantención del arma inscrita en el domicilio declarado.
El diputado señor Galilea Vidaurre relacionó esta disposición con la que,
dentro del mismo proyecto, sólo autoriza la posesión de un arma por persona,
argumentando que, normalmente, lo que se desea proteger es la residencia y
el lugar de trabajo. A su juicio, para evitarse los posibles problemas legales
que se suscitarían como consecuencia del porte de un lugar a otro o la
tenencia ilegal en un domicilio no registrado, podría analizarse la posibilidad de
señalar dos domicilios al inscribir, evitándose así la necesidad de pedir
autorización para trasladar el arma entre dichos lugares.
Los representantes del Ejecutivo señalaron que lo que se quería era, por
un lado, evitar que una persona pudiera inscribir más de un arma y, por el
otro, eliminar el porte de las mismas, incluso el temporal, que en un principio
había propuesto la Comisión, por ser de muy difícil control.
Finalmente, la Comisión consideró que la situación podría salvarse por la
vía de recurrir a la posibilidad que entrega el inciso segundo del artículo 7° de
la ley, en el sentido de pedir a la Dirección General de Movilización Nacional la
autorización para inscribir más de un arma.
Se aprobó en los mismos términos por unanimidad.
Por la letra b), intercala un nuevo inciso cuarto del siguiente tenor:
“Sin perjuicio de lo anterior, si el poseedor o tenedor se ausentare de
dichos lugares, por razones de seguridad podrá depositar el arma registrada en
la Autoridad Fiscalizadora de su domicilio, la que para el sólo efecto de su
guarda y depósito emitirá la guía de libre tránsito correspondiente.”.
Los representantes del Ejecutivo explicaron esta disposición, señalando
que la mayoría de los robos que se cometen en los domicilios en períodos de
vacaciones, comprenden como uno de sus principales objetivos las armas
guardadas en los inmuebles.
Se aprobó, sin mayor debate, sólo con adecuaciones de forma, por
unanimidad.
Por la letra c), se modifica el inciso cuarto, que pasa a ser quinto, el que
establece que las autoridades sólo autorizarán la inscripción del arma cuando
los antecedentes del poseedor o tenedor, permitan presumir que cumplirá con
la exigencia de mantener el arma en el domicilio o lugar declarado.
La modificación consiste en intercalar después de las palabras “por sus
antecedentes” una oración del siguiente tenor: “ y capacitación en el manejo
de armas cuando se trate de aquellas para fines de defensa personal”.
La indicación, que no tiene otro objeto que la de agregar una exigencia
más para permitir la inscripción, se aprobó sin debate, por unanimidad, en los
mismos términos.
Por la letra d, se agregan tres nuevos incisos a este artículo ( sexto,
séptimo y octavo) del siguiente tenor:
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 33 de 483

INFORME COMISIÓN ESPECIAL

“Los cursos de capacitación que soliciten los poseedores o tenedores de


armas inscritas, deberán ser impartidos en instalaciones o polígonos
autorizados y controlados por la Dirección General de Movilización Nacional en
la forma que lo establezca el reglamento.
Para los efectos de la reinscripción, el poseedor o tenedor de un arma
deberá acreditar que cumple con los requisitos señalados en las letras e), f) y
g) del artículo 5° bis.
Sin perjuicio de las facultades de supervigilancia y control de las armas
que corresponden al Ministerio encargado de la Defensa Nacional o a
organismos de su dependencia, la Dirección General de Movilización Nacional
deberá informar trimestralmente al Director General de Carabineros de Chile y
al Director de la Policía de Investigaciones de Chile, acerca de las inscripciones
y registros de armas efectuadas en el respectivo período.”.
Ante una consulta del diputado señor Galilea Vidaurre, los
representantes del Ejecutivo señalaron que la exigencia de capacitación para el
manejo del arma no sería aplicable a quienes ya tienen un arma inscrita, sino
sólo para las inscripciones futuras, tal como lo establece el artículo 5° bis.
Asimismo, ante la sugerencia del diputado en cuanto a exigir el curso sólo a
quienes adquieran armas de defensa personal y no de caza, señalaron que el
reglamento consideraba armas de caza solamente a las escopetas y que para
su uso únicamente se exigía tener un permiso al día otorgado por el Servicio
Agrícola y Ganadero.
Cerrado finalmente el debate, la Comisión concordó respecto del inciso
sexto en cuanto a precisar su alcance en el sentido de que los cursos a que se
refiere, solamente deben decir relación con las armas de defensa personal y
que, por razones de seguridad, parecía lógico establecer en forma imperativa
que ellos deberían efectuarse en polígonos autorizados y controlados por la
Dirección General de Movilización Nacional.
En tal sentido, aprobó por unanimidad el siguiente texto para este
inciso:
“Los cursos de capacitación que soliciten los poseedores o tenedores de
armas de defensa personal debidamente inscritas, serán impartidos en
instalaciones o polígonos autorizados y controlados por la Dirección General de
Movilización Nacional en la forma que lo establezca el reglamento.”.
En lo que dice relación con el inciso séptimo, los representantes del
Ejecutivo señalaron que luego de un nuevo estudio, estimaron que la norma no
era necesaria toda vez que para disponer la reinscripción de las armas bastaba
con un acto de carácter administrativo, sin necesidad de recurrir a una ley.
En consecuencia, se procedió a rechazar la indicación por unanimidad,
conjuntamente con la proposición original de la Comisión.
Respecto del inciso octavo, la Comisión, que había propuesto
originalmente un sistema que ponía de cargo de los particulares comunicar a la
autoridad fiscalizadora la existencia de armas inscritas a su nombre, no acogió
las aprensiones del Director de la Dirección General de Movilización Nacional,
por estimar que la disposición permitía a las autoridades policiales contar con
una adecuada y, sobre todo, actualizada información acerca de las armas
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 34 de 483

INFORME COMISIÓN ESPECIAL

inscritas y su localización. Aprobó por tanto la indicación, por unanimidad, con


adecuaciones formales.

N° 6.-
Agrega un artículo 5° bis, nuevo, del siguiente tenor:
“Artículo 5° bis.- Las autoridades señaladas en el artículo 4° sólo
permitirán la inscripción del arma cuando su poseedor o tenedor cumpla los
siguientes requisitos:
a) Ser mayor de edad;
b) Haber aprobado la educación básica;
c) Tener domicilio conocido;
d) Haber realizado un curso y haber aprobado un examen que acredite que
tiene los conocimientos necesarios sobre conservación, mantenimiento y
manejo del arma que se pretende inscribir y que posee una aptitud física y
psíquica compatible con el uso de armas. El curso y el examen respectivo
estarán regulados por el reglamento de la presente ley. Lo anterior no se
aplicará a los comerciantes autorizados, deportistas, coleccionistas inscritos y a
los miembros de las Fuerzas Armadas, de Orden y Seguridad Pública, de
Gendarmería de Chile y de la Dirección de Aeronáutica Civil.
e) No haber sido separado de alguna de las instituciones de las Fuerzas
Armadas o de Orden y Seguridad Pública, ni de Gendarmería, por mal uso de
arma;
f) No hallarse condenado o procesado por delito sancionado con una pena
privativa de libertad superior a la de presidio o reclusión menor en su grado
medio, o en el que se haya utilizado algún grado de violencia física, lo que se
acreditará con el respectivo certificado de antecedentes, y
g) No hallarse condenado en procesos sobre violencia intrafamiliar o
relacionados con la ley N° 19.327, que fija normas para la prevención y
sanción de hechos de violencia en recintos deportivos con ocasión de
espectáculos de fútbol profesional.”.
Los representantes del Ejecutivo señalaron que con esta proposición se
acogían en los mismos términos propuestos por la Comisión, las letras a), b),
f) y g). Respecto de la letra c), se había optado por mantener sólo la exigencia
del domicilio conocido por ser éste un elemento fundamental para el control.
Las otras dos exigencias consideradas originalmente, es decir, ejercer una
actividad lícita o tener un ingreso estable, fueron desechadas porque de una u
otra forma, podían llevar a situaciones injustas como podría ser el caso de las
dueñas de casa o los cesantes.
En lo que se refiere a la letra d), se había acogido la sugerencia
planteada durante el debate en cuanto a no exigir la realización de cursos de
capacitación para el manejo de armas a los comerciantes autorizados, a los
deportistas, a los coleccionistas inscritos y a los miembros de las Fuerzas
Armadas, de Orden y Seguridad Pública, de Gendarmería de Chile y de la
Dirección de Aeronáutica Civil, porque se trata de personas que conocen ese
manejo y no necesitan de capacitación.
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 35 de 483

INFORME COMISIÓN ESPECIAL

La última diferencia con la proposición de la Comisión se encuentra en la


letra e), en cuanto substituye el término “eliminado” por “separado”, por
razones de adecuación del término empleado.
Respecto de estas dos letras, es decir, d) y e), la Comisión, en lo
referente a la primera, acordó precisar los alcances de los términos
“comerciantes autorizados”, agregándoles las expresiones “ para vender
armas” y, en lo que se refiere a la segunda, estimó más apropiado reemplazar
los términos “por mal uso de arma” por los siguientes “uso indebido del arma”.
Con las adecuaciones anteriores, procedió a aprobar este número, por
unanimidad.

N° 7.-
Substituye el artículo 6°, disposición que establece la prohibición de
portar armas fuera de los lugares señalados en la inscripción, salvo el
correspondiente permiso de las autoridades fiscalizadoras, el que sólo puede
referirse a un arma, debiendo inscribirse la autorización en el Registro Nacional
de Armas.
La indicación es del siguiente tenor:
“Artículo 6°.- Ninguna persona podrá portar armas de fuego fuera de los
lugares indicados en el artículo 5°.
Están exceptuados de esta prohibición, el personal señalado en el inciso
tercero del artículo 3°, sin perjuicio de lo que disponga la reglamentación
institucional respectiva, y los aspirantes a oficiales de Carabineros y de la
Policía de Investigaciones, que cursen tercer año de las Escuelas de
Carabineros y de Investigaciones Policiales, durante la realización de las
respectivas prácticas policiales.
Se exceptúan también los deportistas y los vigilantes privados que sean
autorizados por la autoridad fiscalizadora, cumpliendo con los requisitos
señalados en el reglamento.
Corresponderá a la Dirección General de Movilización Nacional velar por
la regularidad de las inscripciones a que se refiere el artículo 5°, representando
a las autoridades señaladas en el inciso tercero del artículo 4°, cualquier
situación ilegal o antirreglamentaria en las inscripciones autorizadas, para su
inmediata corrección.
La Dirección General y las autoridades antes aludidas podrán denegar,
suspender, condicionar o limitar las autorizaciones que exige esta ley, sin
expresión de causa, salvo la inscripción de que trata el citado artículo 5°.”.
La nueva disposición, que tiene por objeto consagrar la prohibición del
porte de armas, salvo resolución fundada de la autoridad, sólo se diferencia del
texto propuesto por la Comisión en cuanto precisa el concepto de armas
señalado en el inciso primero, puntualizando que deben ser armas de fuego y
porque agrega entre las excepciones que consagra el inciso tercero, a los
deportistas, acogiendo así las opiniones vertidas en el seno de la Comisión por
los representantes de ese sector.
Se aprobó la indicación, en iguales términos, por unanimidad.
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 36 de 483

INFORME COMISIÓN ESPECIAL

N° 8.-
Modifica el artículo 7°, el que dispone que las autoridades no podrán
autorizar la inscripción o el porte de más de dos armas de fuego, salvo
mediante resolución de la Dirección General de Movilización Nacional.
La indicación introduce las siguientes modificaciones:
a) Substituye el inciso primero por el siguiente:
“Las autoridades indicadas en el inciso tercero del artículo 4° no podrán
conceder las autorizaciones y permisos ni aceptar las inscripciones que se
establecen en los artículos 4° y 5°, de más de un arma de fuego a nombre de
una misma persona.”
b) Intercala en el inciso segundo, entre la palabra “resolución y la
preposición “de”, la expresión “fundada”, y substituye las palabras “dos armas”
por “ un arma”.
c) Intercala en el inciso tercero, a continuación de la palabra “cazadores” el
término “deportistas” y agrega, suprimiendo el punto final, la frase “ para
vender armas”.
La indicación sólo difiere del texto propuesto por la Comisión, en que
restablece en el inciso primero la expresión “permisos” por ser la forma
utilizada en el texto vigente y corresponder toda vez que se mantiene
excepcionalmente el permiso para portar armas, y por agregar a los
deportistas entre las personas exceptuadas de la necesidad de obtener
autorización para tener o portar más de un arma.
Se aprobó en los mismos términos, sin debate, por unanimidad.

N° 9.-
Substituye el inciso segundo del artículo 9º, disposición que sanciona a
los que poseyeren o tuvieren alguno de los elementos sujetos a control que se
indican, sin las autorizaciones o inscripciones pertinentes, por el siguiente:
“No obstante, si de los antecedentes o circunstancias del proceso,
pudiera presumirse fundadamente que la posesión o tenencia de las armas o
elementos a que se refiere el inciso anterior, estaba destinada a fines distintos
que los de alterar el orden público, atacar a las Fuerzas Armadas o las de
Orden y Seguridad Pública o perpetrar otros delitos, se aplicará únicamente la
multa de 11 a 57 unidades tributarias mensuales. Si además de las
circunstancias o antecedentes referidos, consta en el proceso la conducta
anterior irreprochable del inculpado, podrá el tribunal aplicar una multa de
hasta 10 unidades tributarias mensuales, sobreseer definitivamente o dictar
sentencia absolutoria.”.

La indicación acogió íntegramente la proposición de la Comisión para


modificar este inciso, en cuanto a fijar las multas en valores constantes y de
fácil determinación y a expresar su contenido en términos positivos.
Se aprobó sin mayor debate, en los mismos términos propuestos, por
unanimidad.

N° 10.-
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 37 de 483

INFORME COMISIÓN ESPECIAL

Modifica el artículo 11, disposición que sanciona a quienes portaren


armas de fuego sin el permiso de la autoridad.
La indicación suprime en el inciso primero la frase “ sin el permiso
establecido en el artículo 6°”, y substituye el inciso segundo por el siguiente:
“Sin embargo, si de las circunstancias o antecedentes del proceso,
pudiera presumirse fundadamente que la posesión o porte del arma estaba
destinada a fines distintos que los de alterar el orden público, atacar a las
Fuerzas Armadas o las de Orden y Seguridad Pública o perpetrar otros delitos,
se aplicará únicamente la pena de multa de 11 a 57 unidades tributarias
mensuales. Si, además de las circunstancias o antecedentes referidos, consta
en el proceso la conducta anterior irreprochable del inculpado, podrá el tribunal
aplicar una multa de hasta 10 unidades tributarias mensuales, sobreseer
definitivamente o dictar sentencia absolutoria.”.
La indicación, al igual que en el caso anterior, acogió íntegramente la
proposición de la Comisión en orden a suprimir la frase señalada del inciso
primero y a expresar las multas del inciso segundo en unidades tributarias
mensuales y dar a esta disposición una redacción en sentido positivo.
No obstante lo anterior, la Comisión reconsideró la primera parte de la
indicación que ella misma había propuesto, por cuanto el Ejecutivo al modificar
el artículo 7° mediante el N° 8 de la indicación substitutiva, mantuvo la
posibilidad del porte de armas exigiendo para ello una resolución fundada de la
Dirección General de Movilización Nacional. En consecuencia, la supresión de la
frase “sin el permiso establecido en el artículo 6°”, obedecería, más bien, a una
prohibición de carácter absoluto que no se avenía con la realidad, razón por la
cual optó por substituir dicha frase por la siguiente: “ sin el permiso
establecido en el artículo 7°”.
Se aprobó con la modificación señalada, por unanimidad.

N° 11.-
Modifica el artículo 12, disposición que sanciona a quienes cometieren
los delitos descritos en los artículos 9°, 10 y 11, es decir, la posesión o
tenencia sin la debida autorización de explosivos, bombas u otros artefactos
similares y las substancias químicas susceptibles de ser usadas en la
fabricación de explosivos; la fabricación, armado, importación o exportación de
los elementos y armas a que se refiere el artículo 2° sin autorización, y el
porte de armas de fuego sin el correspondiente permiso, respectivamente,
utilizando o empleando en ello más de dos armas de fuego.
La indicación agrega, substituyendo el punto final por una coma, la
siguiente frase:
“como asimismo cuando se usaren las armas señaladas en el inciso final
del artículo 3°.”
Los representantes del Ejecutivo explicaron que la modificación extendía
la penalidad agravada establecida en el artículo 12 a quienes utilizaren las
llamadas armas especiales, es decir, químicas, biológicas y nucleares.
No se produjo debate y se aprobó la indicación en los mismos términos,
por unanimidad.
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 38 de 483

INFORME COMISIÓN ESPECIAL

N° 12.-
Modifica el artículo 14-A, disposición que sanciona con multa a quienes
abandonaren armas afectas al control de esta ley.
El inciso segundo de este artículo presume el abandono de las armas
cuando no se hubiere dado aviso de la pérdida o extravío a la autoridad, dentro
de los cinco días siguientes desde que se tuvo o se pudo tener conocimiento de
la pérdida.
La indicación modifica el inciso primero para elevar la multa y para
expresarla en unidades tributarias mensuales, y para agregar en el inciso
segundo, substituyendo el punto final por uno seguido, la siguiente oración:
“Si esta comunicación se hubiere efectuado ante Carabineros de Chile o
la Policía de Investigaciones de Chile, éstas instituciones deberán comunicarlo
oportunamente a las autoridades citadas precedentemente.”
Los representantes del Ejecutivo explicaron que la indicación acogía en
plenitud la proposición de la Comisión respecto del inciso primero, en lo
referente a elevar las multas y a expresarlas en unidades tributarias mensuales
y, en lo que se refiere al inciso segundo, se hacía eco de una sugerencia de la
Dirección General de Movilización Nacional, la que había señalado que en el
caso de pérdida o extravío los afectados simplemente colocaban el hecho en
conocimiento de las policías, las que, a su vez, no notificaban de ello a la
Dirección, circunstancia que se traducía en que en los registros el arma
extraviada continuaba figurando a nombre de su propietario.
Se aprobó la indicación sin debate, en los mismos términos, por
unanimidad.

N° 13.-
Substituye el artículo 21, norma que encomienda a la Dirección General
de Movilización Nacional dar publicidad a las prohibiciones, permisos,
autorizaciones e inscripciones a que se refiere esta ley, mediante avisos en las
Comandancias de Guarnición, Prefecturas de Carabineros, Oficinas de Correos
y Municipalidades.
La indicación reemplaza este artículo por el siguiente:
“La Dirección General de Movilización Nacional deberá difundir, por los
medios de publicidad que estime convenientes, las disposiciones de esta ley,
principalmente las relativas a prohibiciones, permisos, autorizaciones,
inscripciones y sanciones.”
La modificación, junto con actualizar los términos de la norma, flexibiliza
el mandato que contiene, permitiendo a la Dirección General escoger los
medios de publicidad más adecuados.
Se aprobó sin debate, en los mismos términos, por unanimidad.

N° 14.-
Agrega el siguiente artículo 1° transitorio:
“Las personas que a la fecha de la publicación de la presente ley tengan
o posean un arma de fuego no inscrita a su nombre, o bien, inscrita a nombre
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 39 de 483

INFORME COMISIÓN ESPECIAL

de un tercero, podrán inscribirla a su nombre, hasta el último día hábil del año
calendario siguiente a la fecha recién indicada. Para ello, deberán acreditar que
cumplen con los requisitos establecidos en las letras a), c), e), f) y g) del
artículo 5° bis de la ley N°17.798, modificado por esta ley.”
La indicación acogió una sugerencia del diputado señor Galilea Vidaurre
en el sentido de estimular la inscripción de armas que sus dueños, por una u
otra causa, no han inscrito nunca o no han efectuado las transferencias o
transmisiones de rigor, agregando los representantes del Ejecutivo que para
incentivar este tipo de inscripciones, se optó por no exigir el cumplimiento de
los requisitos de haber aprobado la enseñanza básica ni haber realizado el
curso de capacitación que exige el artículo 5° bis.
Se aprobó la indicación, con adecuaciones formales, por unanimidad.

N° 15.-
Agrega un segundo artículo transitorio del siguiente tenor:
“Para los efectos de la reinscripción de armas de fuego inscritas con
anterioridad a la entrada en vigencia de esta ley, no regirá lo preceptuado en
el inciso primero del artículo 7° de la ley N° 17.798, modificado por esta ley.”
Los representantes del Ejecutivo justificaron la nueva disposición,
señalando que con ello se buscaba solucionar el problema de quienes tuvieren
más de un arma de fuego inscrita a su nombre, permitiéndoles reinscribir
cuando así se dispusiere, sin estar sujetos a la limitante de no tener más de
una.
Se aprobó la indicación en iguales términos, por unanimidad.

INDICACIÓN PARLAMENTARIA

El diputado señor Elgueta, con el copatrocinio de los diputados señores


Luksic y Patricio Walker, presentó una indicación para intercalar un nuevo
artículo 22 del siguiente tenor:
“ El poseedor o tenedor de un arma inscrita a que se refiere el artículo
5° inciso primero, será solidariamente responsable de los daños que con ella se
causaren por terceros, a menos que aquél pruebe que le fue tomada sin su
consentimiento o autorización expresa o tácita, sin perjuicio de la
responsabilidad penal o civil de otras personas conforme al derecho común.”.
Fundamentó el diputado la indicación, señalando que con ello se
perseguía obtener que el poseedor o tenedor de un arma inscrita, extremara la
cautela en el manejo o cuidado de la misma, haciéndolo responsable, en forma
solidaria, de los daños que pudiere causar con ella un tercero. Sostuvo que el
establecimiento de la responsabilidad objetiva, similar a la situación que
contempla en su caso el artículo 174 de la Ley de Tránsito, permitiría sancionar
la conducta desaprensiva del poseedor o tenedor inscrito y facilitaría el
resarcimiento de los perjuicios causados a la víctima.
Se aprobó sin debate, por unanimidad.
CONSTANCIA
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 40 de 483

INFORME COMISIÓN ESPECIAL

Para los efectos de lo establecido en los números 2º, 4º, 5º y 7º del


artículo 287 del Reglamento de la Corporación, la Comisión dejó constancia de
lo siguiente:
1º Que los N°s. 3; 4; 5, letra c); 6, y 8, letras a) y b) del artículo único y
los artículos 1° y 2° transitorios son normas que deben aprobarse con rango
de quórum calificado, por cuanto fijan requisitos para obtener la autorización
para poseer o tener armas, materia propia de este tipo de ley de conformidad
al artículo 92, inciso primero de la Constitución Política.
2º Que el N° 13 del artículo único es de la competencia de la Comisión de
Hacienda.
3º Que el proyecto no fue aprobado en general por unanimidad.
4º Que la Comisión rechazó solamente el nuevo inciso séptimo propuesto
para el artículo 5° por la letra d) del N° 5 del artículo único de la indicación
substitutiva planteada por el Ejecutivo.

-o-
Por las razones señaladas y por las que expondrá en su oportunidad el
señor diputado informante, esta Comisión recomienda aprobar el proyecto, al
que además de las modificaciones acordadas se le han introducido otras de
tipo formal sin mayor relevancia, de conformidad al siguiente texto:

“PROYECTO DE LEY:

Artículo único.- Introdúcense las siguientes modificaciones en la ley Nº


17.798, sobre control de armas:
1) Substitúyese el inciso segundo del artículo 1°, por el siguiente:
“Sin perjuicio de lo señalado en el inciso anterior, la Dirección General
de Movilización Nacional actuará como autoridad central de coordinación, a
nivel nacional, de todas las autoridades ejecutoras y contraloras, que
correspondan a las comandancias de guarnición de las Fuerzas Armadas y
autoridades de Carabineros de Chile, y asimismo, de las autoridades asesoras,
que correspondan al Banco de Pruebas de Chile y los servicios especializados
de las Fuerzas Armadas, en los términos previstos en esta ley.”.

2) Substitúyese la letra f) del artículo 2°, por la siguiente:


“f) Las instalaciones destinadas a la fabricación, armaduría, prueba,
almacenamiento o depósito de estos elementos, y los polígonos de tiro, y”.
3) Modifícase el inciso primero del artículo 3°, en el sentido de reemplazar
la expresión “largas cuyos cañones hayan sido recortados”, por la frase
“modificadas respecto de su condición original y que, por ello, se hayan
transformado en armas de carácter prohibido”.
4) Elimínase en el inciso segundo del artículo 4°, la frase “las letras
a),b),c),d) y e) del” y agrégase el artículo “el”, a continuación de la preposición
“en”.
5) Modifícase el artículo 5° en la siguiente forma:
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 41 de 483

INFORME COMISIÓN ESPECIAL

a) Agrégase en el inciso tercero, a continuación de la palabra “proteger”,


reemplazando el punto (.) que la sigue por una coma (,), lo siguiente:
“circunstancias que podrán ser verificadas por la autoridad respectiva en
las oportunidades que se estime conveniente, estando su poseedor o tenedor
obligado a otorgar la facilidad de inspección del caso, presumiéndose que el
arma no se encuentra en el lugar autorizado en caso de negativa de éste a
exhibirla.”.
b) Intercálase el siguiente inciso cuarto, nuevo, pasando el actual a ser
quinto:
“Sin perjuicio de lo anterior, si el poseedor o tenedor se ausentare de
dichos lugares, por razones de seguridad podrá depositar el arma registrada
ante la autoridad fiscalizadora de su domicilio, la que para el sólo efecto de su
guarda y depósito emitirá la guía de libre tránsito correspondiente.”.
c) En el inciso cuarto, que pasa a ser quinto, intercálase entre las frases
“por sus antecedentes” y “ haga presumir que cumplirá lo prescrito en el inciso
anterior.”, la siguiente frase: “y capacitación en el manejo de armas cuando se
trate de aquellas para fines de defensa personal.”.
d) Agréganse los siguientes incisos sexto y séptimo, nuevos:
“Los cursos de capacitación que soliciten los poseedores o tenedores de
armas de defensa personal inscritas, serán impartidos en instalaciones o
polígonos autorizados y controlados por la Dirección General de Movilización
Nacional en la forma que lo establezca el reglamento.
Sin perjuicio de las facultades de supervigilancia y control de las armas
que corresponden al Ministerio encargado de la Defensa Nacional o a
organismos de su dependencia, la Dirección General de Movilización Nacional
deberá informar trimestralmente al General Director de Carabineros de Chile y
al Director General de la Policía de Investigaciones de Chile, acerca de las
inscripciones y registros de armas efectuadas en el respectivo período.”.
6) Intercálase el siguiente artículo 5° Bis, nuevo:
“Artículo 5° Bis.- Las autoridades señaladas en el artículo 4° sólo
permitirán la inscripción del arma cuando su poseedor o tenedor cumpla los
siguientes requisitos:
a) Ser mayor de edad;
b) Haber aprobado la educación básica;
c) Tener domicilio conocido;
d) Haber realizado un curso y aprobado un examen que acredite que tiene
los conocimientos necesarios sobre conservación, mantenimiento y manejo del
arma que se pretende inscribir y que posee una aptitud física y psíquica
compatible con el uso de armas. El curso y el examen respectivo estarán
regulados por el reglamento de la presente ley. Lo anterior no se aplicará a los
comerciantes autorizados para vender armas, deportistas, coleccionistas
inscritos y a los miembros de las Fuerzas Armadas, de Orden y Seguridad
Pública, de Gendarmería de Chile y de la Dirección de Aeronáutica Civil.”
e) No haber sido separado de alguna de las instituciones de las Fuerzas
Armadas o de Orden y Seguridad Pública, ni de Gendarmería, por uso indebido
del arma.
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 42 de 483

INFORME COMISIÓN ESPECIAL

f) No hallarse condenado o procesado por delito sancionado con una pena


privativa de libertad superior a la presidio o reclusión menor en su grado
medio, o en el que se haya utilizado algún grado de violencia física, lo que se
acreditará con el respectivo certificado de antecedentes, y
g) No hallarse condenado en procesos sobre violencia intrafamiliar o
relacionados con la ley N° 19.327, que fija normas para la prevención y
sanción de hechos de violencia en recintos deportivos con ocasión de
espectáculos de fútbol profesional.”.
7) Reemplázase el artículo 6°, por el siguiente:
“Artículo 6°.- Ninguna persona podrá portar armas de fuego fuera de los
lugares indicados en el artículo 5°.
Están exceptuados de esta prohibición, el personal señalado en el inciso
tercero del artículo 3°, sin perjuicio de lo que disponga la reglamentación
institucional respectiva, y los aspirantes a oficiales de Carabineros y de la
Policía de Investigaciones, que cursen tercer año de las Escuelas de
Carabineros y de Investigaciones Policiales, durante la realización de las
respectivas prácticas policiales.
Se exceptúan también los deportistas y los vigilantes privados que sean
autorizados por la autoridad fiscalizadora, cumpliendo con los requisitos
señalados en el reglamento.
Corresponderá a la Dirección General de Movilización Nacional velar por
la regularidad de las inscripciones a que se refiere el artículo 5°, representando
a las autoridades señaladas en el inciso tercero del artículo 4°, cualquier
situación ilegal o antirreglamentaria en las inscripciones autorizadas, para su
inmediata corrección.
La Dirección General y las autoridades antes aludidas podrán denegar,
suspender, condicionar o limitar las autorizaciones que exige esta ley, sin
expresión de causa, salvo la inscripción de que trata el citado artículo 5°.”.
8) Modifícase el artículo 7° en la siguiente forma:

a) Substitúyese el inciso primero por el siguiente:


“Artículo 7°.- Las autoridades indicadas en el inciso tercero del artículo
4° no podrán conceder las autorizaciones y permisos, ni aceptar las
inscripciones que se establecen en los artículos 4° y 5°, de más de un arma de
fuego a nombre de una misma persona.”.
b) Intercálase en el inciso segundo, entre la palabra “resolución” y la
preposición “de”, la expresión “fundada”, y substitúyense las palabras “ dos
armas” por “un arma”.
c) En el inciso tercero, intercálase a continuación del término “cazadores”,
la palabra “deportistas” precedida de una coma (,); e incorpórase antes del
punto final (.), la frase “para vender armas.”.
9) Substitúyese el inciso segundo del artículo 9°, por el siguiente:
“No obstante, si de los antecedentes o circunstancias del proceso,
pudiera presumirse fundadamente que la posesión o tenencia de las armas o
elementos a que se refiere el inciso anterior, estaba destinada a fines distintos
que los de alterar el orden público, atacar a las Fuerzas Armadas o a las de
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 43 de 483

INFORME COMISIÓN ESPECIAL

Orden y Seguridad Pública o perpetrar otros delitos, se aplicará únicamente la


multa de 11 a 57 unidades tributarias mensuales. Si además de las
circunstancias o antecedentes referidos, consta en el proceso la conducta
anterior irreprochable del inculpado, podrá el tribunal aplicar una multa de
hasta 10 unidades tributarias mensuales, sobreseer definitivamente o dictar
sentencia absolutoria.”.
10) Modifícase el artículo 11 en la siguiente forma:
a) Reemplázase en el inciso primero el ordinal “6°” por “7°”.
b) Substitúyese el inciso segundo por el siguiente:
“Sin embargo, si de las circunstancias o antecedentes del proceso,
pudiera presumirse fundadamente que la posesión o porte del arma estaba
destinado a fines distintos que los de alterar el orden público, atacar a las
Fuerzas Armadas o de Orden y Seguridad Pública o perpetrar otros delitos, se
aplicará únicamente la pena de multa de 11 a 57 unidades tributarias
mensuales. Si además de las circunstancias o antecedentes referidos, consta
en el proceso la conducta anterior irreprochable del inculpado, podrá el tribunal
aplicar una multa de hasta 10 unidades tributarias mensuales, sobreseer
definitivamente o dictar sentencia absolutoria.”.
11) Agrégase en el artículo 12°, a continuación de la frase “ en dichos
artículos.”, reemplazando el punto (.) por una coma (,), la siguiente frase:
“como asimismo cuando se usaren las armas señaladas en el inciso final del
artículo 3°.”.
12) Modifícase el artículo 14-A, en la siguiente forma:
a) Reemplázase en el inciso primero la frase “de cinco a diez ingresos
mínimos”, por la siguiente: “de ocho a cincuenta unidades tributarias
mensuales”.
b) Agrégase en el inciso segundo, a continuación de la frase “ de dicha pérdida
o extravío.”, la siguiente oración:
“Si esta comunicación se hubiere efectuado ante Carabineros de Chile o
la Policía de Investigaciones de Chile, estas instituciones deberán darla a
conocer oportunamente a las autoridades citadas precedentemente.”.
13) Substitúyese el artículo 21°, por el siguiente:
“Artículo 21°.- La Dirección General de Movilización Nacional deberá
difundir, por los medios de publicidad que estime convenientes, las
disposiciones de esta ley, principalmente, las relativas a prohibiciones,
permisos, autorizaciones, inscripciones y sanciones.”.

14) Intercálase el siguiente artículo 22, nuevo, pasando los actuales artículos
22, 23, 24, 25, 26, 27 y 28 a ser 23, 24, 25, 26, 27, 28 y 29,
respectivamente:
“Artículo 22°.- El poseedor o tenedor de un arma inscrita a que se
refiere el inciso primero del artículo 5°, será solidariamente responsable de los
daños que con ella se causen por terceros, a menos que pruebe que le fue
tomada sin su conocimiento o autorización expresa o tácita, sin perjuicio de la
responsabilidad civil o penal que pueda corresponder a otras personas
conforme a las normas del derecho común.”.
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 44 de 483

INFORME COMISIÓN ESPECIAL

ARTÍCULOS TRANSITORIOS

Artículo 1°.- Las personas que a la fecha de la publicación de la presente


ley tengan o posean un arma de fuego no inscrita, o bien, inscrita a nombre de
un tercero, podrán inscribirla a su nombre hasta el último día hábil del año
calendario siguiente a la fecha recién indicada. Para ello deberán acreditar que
cumplen con los requisitos establecidos en las letras a), c), e), f) y g) del
artículo 5°Bis de la ley N° 17.798, modificado por esta ley.”.
Artículo 2°.- Para los efectos de la reinscripción de armas de fuego
inscritas con anterioridad a la entrada en vigencia de esta ley, no regirá lo
preceptuado en el inciso primero del artículo 7° de la ley N° 17.798,
modificado por esta ley.”.

-o-

Sala de la comisión, a 6 de marzo de 2001.

Se designó diputado informante al señor Juan Bustos Ramírez.

Acordado en sesiones de fechas 23 de junio, 7 de julio, 17 de agosto, 7


y 15 de septiembre, 5 de octubre y 3 de noviembre de 1999; 19 de enero, 12
de septiembre, 3 y 10 de octubre y 7 de noviembre de 2000, y 9 de enero y 6
de marzo de 2001, con la asistencia de los diputados señores Zarko Luksic
Sandoval y Patricio Walker Prieto (Presidentes), señora María Pía Guzmán
Mena y señores Nelson Ávila Contreras, Juan Bustos Ramírez, Maximiano
Errázuriz Eguiguren, Patricio Hales Dib, Waldo Mora Longa, Darío Paya Mira,
José Pérez Arriagada y Edmundo Salas de la Fuente.
En reemplazo de los diputados señores Juan Bustos Ramírez, Alberto
Espina Otero, señora María Pía Guzmán Mena, Edmundo Salas de la Fuente y
señor Jaime Mulet Martínez asistieron los diputados señores Juan Pablo Letelier
Morel, Baldo Prokurica Prokurica, José Antonio Galilea Vidaurre, Tomás
Joselyn-Holt Letelier, Sergio Elgueta Barrientos y Homero Gutiérrez Román.

Asistió también el diputado señor Carlos Montes Cisternas.

(Fdo.): EUGENIO FOSTER MORENO, Secretario”.


Historia de la Ley Nº 20.014 Página 45 de 483

INFORME COMISIÓN DEFENSA

1.3. Informe Comisión de Defensa.


Cámara Diputados. Fecha 26 noviembre, 2003 Cuenta en Sesión 51,
Legislatura 350.

INFORME DE LA COMISIÓN DE DEFENSA NACIONAL RECAÍDO EN EL


PROYECTO DE LEY QUE MODIFICA LA LEY N° 17.798, SOBRE CONTROL
DE ARMAS, CON OBJETO DE ESTABLECER MAYORES EXIGENCIAS PARA
INSCRIBIR UN ARMA Y PROHIBIR EL PORTE DE LA MISMA, ENTRE
OTRAS MODIFICACIONES.

(BOLETÍN Nº 2219-02)
Honorable Cámara:
La Comisión de Defensa Nacional viene en informar el proyecto de ley
singularizado en el epígrafe, iniciado en una moción de los Diputados señores
Letelier Morel, don Juan Pablo; Bustos Ramírez, don Juan, y Montes Cisternas,
don Carlos.
Esta iniciativa legal tiene como propósito establecer normas tendientes a
desincentivar la tenencia o adquisición de armas de fuego por parte de los
particulares, como una forma de prevenir el incremento del armamento en
poder de los delincuentes, como consecuencia de la periodicidad con que se
comete el delito de robo y del desconocimiento del manejo de las armas por
parte de quienes las han adquirido para su defensa personal.
Se hace presente que el proyecto fue remitido a esta Comisión; que
posteriormente fue enviado a la Comisión Especial de Seguridad Ciudadana,
conforme al acuerdo adoptado en sesión 30ª., de 1 de septiembre de 1998, y
que, luego de evacuado el informe respectivo, se radicó en esta Comisión, en
cumplimiento del acuerdo de la sesión 33ª, de 5 de septiembre de 2000.
En virtud de lo anterior, esta Comisión acordó pronunciarse sobre el
proyecto aprobado por la mencionada Comisión Especial, de modo que las
proposiciones que formula recaen sobre este último, cuyo contenido se reseña
en la discusión en particular.
Se hace constar que el Ejecutivo hizo presente la urgencia para el
despacho de este proyecto, que calificó de “suma”, según consta en la cuenta
de la sesión 21ª., celebrada el 18 de noviembre de este año.
La Comisión contó con la asistencia del Ministro del Interior, señor José
Miguel Insulza; del Subsecretario del Interior, señor Jorge Correa; de la
asesora de dicha Secretaría de Estado señorita Paulina Muñoz; de la Ministra
de Defensa Nacional, señora Michelle Bachelet; del Subsecretario de Guerra,
señor Gabriel Gaspar; del Subsecretario de Marina, señor Carlos Mackenney;
del Subsecretario de Carabineros, señor Felipe Harboe; del Subsecretario de
Investigaciones, señor Gonzalo Miranda; del ex Comandante General de la
Guarnición del Ejército de la Región Metropolitana, General de División señor
Luis Clavel; del Director General de Movilización Nacional, General de Brigada
señor Carlos Oviedo; del ex General Subdirector de Carabineros de Chile,
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 46 de 483

INFORME COMISIÓN DEFENSA

General señor Federico Schwerter; del ex Director General (S) de


Investigaciones de Chile, Prefecto General señor Luis Henríquez; de los
representantes de la Federación Chilena de Tiro Deportivo, señores Luis
Cortés, Rodemil Madariaga y José Pedro Álvarez, y de los señores Alfonso de
Iruarrizaga y Mario Garrido.
Asimismo, concurrieron, en representación de la Asociación Nacional de
Magistrados de Chile, los Ministros de la Corte de Apelaciones de Valparaíso
señor Gonzalo Morales y señora Mónica González; de la Facultad de Derecho
de la Universidad de Chile, la profesora de Derecho Penal señora Myrna
Villegas, y de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, el profesor de
Derecho Constitucional señor Eduardo Aldunate.
Además, las mencionadas entidades universitarias evacuaron sendos
informes en relación con esta iniciativa legal. En representación de la Facultad
de Derecho de la Universidad de Chile emitieron opiniones acerca de materias
propias de sus respectivas cátedras, los profesores de Derecho Constitucional,
señores Augusto Quintana y Alvaro Tejos; de Derecho Procesal, señores Jorge
Bofill, Julián López y Cristián Maturana, y de Derecho Penal, señora Myrna
Villegas. Por su parte, en representación de la Escuela de Derecho de la
Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, se recibieron observaciones de
los profesores de Derecho Constitucional, señor Eduardo Aldunate; de Derecho
Procesal, señor Germán Lührs; de Derecho Administrativo, señor Pedro Pierry,
y de Derecho Penal, señor Luis Rodríguez.
Se hace constar que para facilitar el estudio del proyecto se acompaña
un texto comparado entre la normativa vigente y los proyectos aprobados por
esta Comisión y la Comisión Especial de Seguridad Ciudadana.

I. CONSTANCIAS PREVIAS.
De conformidad con lo dispuesto en el artículo 287 del Reglamento de la
Corporación, se hace constar lo siguiente:
1. El proyecto fue aprobado en general por unanimidad.
2. La Comisión determinó que el número 19, nuevo, del artículo único,
debe aprobarse con quórum de ley orgánica constitucional, por cuanto trata
una materia relativa a la organización y atribuciones de los tribunales a que se
refiere el artículo 74 de la Constitución Política. Asimismo, acordó que los
números 3, 4, 5, 6, y 8 del artículo único, y el artículo 1° transitorio, contienen
preceptos que deben votarse con quórum calificado, por cuanto fijan requisitos
que se deben cumplir para obtener la autorización para la posesión o tenencia
de armas, de conformidad con lo preceptuado en el inciso primero del artículo
92 de la Carta Fundamental.
3. La Comisión acordó, además, que el numeral 24 del artículo único y el
artículo 1° transitorio requieren cumplir trámite en la Comisión de Hacienda.
4. Se hace constar que el numeral 19, nuevo, del artículo único, fue
puesto en conocimiento de la Corte Suprema.

II. PRINCIPALES MODIFICACIONES INTRODUCIDAS POR LA COMISIÓN.


Historia de la Ley Nº 20.014 Página 47 de 483

INFORME COMISIÓN DEFENSA

Como se ha expresado, la Comisión de Defensa Nacional adoptó el


acuerdo de pronunciarse sobre el proyecto aprobado por la Comisión Especial
de Seguridad Ciudadana.
Durante su estudio, se introdujeron modificaciones en el texto del
mencionado proyecto, que dicen relación con las siguientes materias:
1. Se establecen mayores exigencias para la posesión o tenencia de
armas de fuego, con objeto de restringir la inscripción indiscriminada de
aquéllas y de limitarla sólo a personas capacitadas para el manejo del
armamento que tengan una irreprochable conducta anterior. Asimismo, se
incorporan procedimientos de control que permiten a la autoridad verificar, a
través de exámenes periódicos, que las aptitudes de los poseedores o
tenedores de armas se mantienen en el tiempo. Además, se faculta a la
Dirección General de Movilización Nacional para proceder a cancelar la
respectiva inscripción si, por circunstancia sobreviniente, el poseedor o tenedor
inscrito perdiere las aptitudes físicas y psíquicas compatibles con el uso de
armas o se encontrare en alguna de las hipótesis señaladas en el inciso final
del artículo 5° A.
En este mismo orden de ideas, se limita la venta de municiones y
cartuchos, de modo tal que solamente puedan ser adquiridos por los
poseedores, tenedores o portadores de armas de fuego inscritas siempre que
correspondan al calibre de éstas, so pena de aplicarse una sanción de carácter
penal al adquirente que no reuniere tales condiciones, a quienes vendieren
dichos elementos sin contar con la autorización respectiva y a quienes, estando
autorizados para hacerlo, omitieren dejar constancia de la venta en un registro
(artículo 9° A).
2. Se incluyen expresamente, dentro de las armas y elementos cuya
posesión o tenencia se encuentra prohibida, las bombas o artefactos
incendiarios, las armas cuyos números de serie hayan sido borrados o
alterados, las armas de fabricación artesanal y las modificadas respecto de su
condición original. Sin embargo, en el caso de las dos últimas, la prohibición
rige en la medida en que no se obtenga la correspondiente autorización de la
Dirección General de Movilización Nacional (artículo 3°, incisos primero,
segundo y tercero).
3. Se prohíbe la transformación de las armas o elementos indicados en
el artículo 2°, sin la autorización de la Dirección General de Movilización
Nacional, con objeto de evitar la proliferación de las denominadas “armas
hechizas” en los sectores más jóvenes de la población. A partir de la entrada
en vigencia de esta ley, se pretende sancionar a quienes transformaren, sin la
correspondiente autorización, el material de uso bélico, las armas de fuego, las
municiones y cartuchos, los explosivos, las bombas y artefactos de similar
naturaleza y las sustancias químicas que son utilizadas para la fabricación de
explosivos (artículo 4°, inciso primero).
4. Se aumentan las sanciones en los casos de posesión, tenencia o porte
ilegal de armas de fuego, principalmente de las armas prohibidas enumeradas
en el artículo 3°. Se mantiene la facultad del juez de aplicar una multa
expresada en unidades tributarias mensuales y se elimina la de sobreseer
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 48 de 483

INFORME COMISIÓN DEFENSA

definitivamente o dictar sentencia absolutoria cuando constare en el proceso la


conducta anterior irreprochable del inculpado, en relación con los procesos
relacionados con los tipos penales contemplados en los artículos 9°, 10° y 11°.
5. Se incorpora una circunstancia eximente de responsabilidad criminal,
en favor del poseedor o tenedor ilegal de armas que las entregare
voluntariamente a la autoridad competente, sin que haya mediado actuación
policial, judicial o del Ministerio Público de ninguna especie (artículo 14 C).
6. Se permite, en casos calificados y en virtud de una resolución fundada
de la Dirección General de Movilización Nacional, el porte de armas de fuego en
lugares que no sean el bien raíz declarado correspondiente a la residencia del
poseedor o tenedor, el sitio de trabajo o el lugar que se pretende proteger. En
relación con la situación de los deportistas, se incorpora un precepto que
facilita el porte de las mismas cuando cuenten con permiso al día otorgado por
el Servicio Agrícola y Ganadero o cuando se encuentren debidamente inscritos
en clubes afiliados a federaciones cuyos socios utilicen armas como
implementos deportivos (artículo 7°, inciso cuarto).
7. Se autoriza el depósito del arma de fuego, por razones de seguridad,
ante la autoridad contralora, como asimismo, el transporte de la misma, hasta
por dos veces en el año calendario, previo aviso debidamente fundado a las
autoridades correspondientes, al lugar que se indique y con la condición de
mantenerla allí hasta por un plazo de sesenta días. De este modo, se pretende
resolver el problema que se genera en el caso de las armas de fuego que son
robadas en inmuebles cuyos moradores se ausentan y no las llevan consigo
por falta de autorización para el porte (artículo 5°, incisos sexto y séptimo,
nuevos).
8. Se solucionan los problemas derivados del fallecimiento del poseedor
o tenedor de un arma de fuego inscrita, mediante un mecanismo que facilita la
posesión provisoria por parte de un comunero hasta la adjudicación, cesión o
transferencia del arma (artículo 5°, inciso décimo).
9. Se disminuye el plazo para comunicar a las autoridades
correspondientes la pérdida o extravío de las armas o elementos sujetos al
control de esta ley, de cinco días a 48 horas, contado desde que se tuvo o
pudo tenerse conocimiento de dicha pérdida o extravío (artículo 14 A, inciso
segundo).
10. Se dispone que Carabineros de Chile y la Policía de Investigaciones
de Chile, a través de las jefaturas que indica, estarán interconectados con la
base de datos sobre inscripciones y registro de armas que debe mantener la
Dirección General de Movilización Nacional, en la forma que determine el
reglamento, de modo que en este último se disponga la manera de
proporcionar el mencionado acceso, garantizando la privacidad de las
personas, por una parte, y la eficiencia y eficacia policial, por otra.
Consecuentemente con lo anterior, se crea un nuevo tipo penal destinado a
sancionar la violación de la obligación de reserva de la información contenida
en dichas base de datos (artículos 16°, inciso cuarto, y 17 A).
11. Se restringe la facultad que tiene la Dirección General de
Movilización Nacional para cobrar derechos en cuanto a las solicitudes
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 49 de 483

INFORME COMISIÓN DEFENSA

relacionadas con la aplicación de esta ley, por medio de la supresión del


precepto contenido en el inciso tercero del artículo 26.
12. Se otorga a las personas que, con anterioridad a la fecha de
publicación de esta ley, posean o tengan un arma de fuego no inscrita o bien
inscrita a nombre de un tercero, la posibilidad de regularizar su situación
dentro del plazo que se indica, eximiéndoles de la obligación de pagar los
correspondientes derechos, como consecuencia del espíritu que anima a la
Comisión en orden a establecer un incentivo para posibilitar la inscripción
masiva de armas de fuego y su fiscalización dentro de la normativa vigente
(artículo 1° transitorio).

III. DISCUSIÓN DEL PROYECTO.


a) Discusión en general.
El Ministro del Interior, señor José Miguel Insulza, hizo presente la
preocupación que existe en materia de seguridad ciudadana, debido al
aumento de la delincuencia y a la utilización de armas para la comisión de
delitos, específicamente respecto del incremento de la transferencia ilegal de
armas y de la fabricación de armas hechizas, lo cual justifica la idea de
modificar la ley N° 17.798, sobre Control de Armas . Se refirió a la necesidad
de aumentar las atribuciones de la Dirección General de Movilización Nacional y
de las autoridades contraloras, a fin de lograr que disminuya la cantidad de
armas que se encuentra en poder de los particulares, a través de la imposición
de restricciones en materia de adquisición y uso de armas de fuego.
En el debate habido en la Comisión hubo consenso en el sentido de que
las modificaciones que se proponen introducir en la ley N° 17.798 contribuyen
a mejorar y modernizar la actual normativa sobre control de armas, sin
perjuicio de lo cual se mantienen sin resolver problemas relativos a su
aplicación, debido a la falta de precisión de sus disposiciones.
Particularmente, el Diputado señor Leal señaló que, aunque la idea
principal de este proyecto consiste en desincentivar la adquisición y tenencia
de armas de fuego, se puede constatar una efectiva legitimación de ambos
aspectos, por razones de seguridad ciudadana, toda vez que es posible
justificar en mayor medida la compra de armas de fuego por parte de
particulares para fines de defensa personal frente al preocupante aumento de
la delincuencia.
Hubo especial inquietud entre los integrantes de la Comisión por el
progresivo incremento del tráfico ilegal de armas; por el porcentaje importante
de armas hechizas o transformadas que son utilizadas en la comisión de los
delitos y por la existencia de una gran cantidad de armamento que no se
encuentra inscrito y cuya posesión o tenencia no ha sido autorizada.
El Diputado señor Ulloa expresó su parecer en el sentido de que no
debiera imponerse un cúmulo de restricciones a quienes desean poseer armas
para fines legítimos de defensa personal, en circunstancias de que quienes
tienen en su poder armas hechizas con propósitos delictuales permanecen en
una situación de ilegalidad.
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 50 de 483

INFORME COMISIÓN DEFENSA

Hubo consenso, sin embargo, en la necesidad de establecer requisitos en


orden a restringir la inscripción indiscriminada de armas, a limitar su
inscripción sólo a personas capacitadas para el manejo del armamento y a
incorporar procedimientos de control que permitan a la autoridad verificar, a
través de exámenes periódicos, que las aptitudes de los poseedores o
tenedores de armas se mantienen en el tiempo.
Por otra parte, el Diputado señor Cardemil destacó la conveniencia de
contemplar como circunstancia agravante de carácter general el hecho de
haber utilizado armas de fuego en la comisión de los delitos. Específicamente,
propuso aumentar en un grado las penas por delitos cometidos con armas de
fuego y en dos grados las penas para los delitos en que se hubieren utilizado
armas no inscritas o hechizas .
El Subsecretario del Interior, señor Jorge Correa, se comprometió a
estudiar una propuesta que debe ser incluida en otro proyecto de ley, puesto
que esta iniciativa legal trata una materia específica como es el control de las
armas y la regulación del porte y la tenencia de las mismas .
En relación con la discusión habida en materia de porte de armas, se
sostuvo como criterio general que no deben establecerse más restricciones de
las que sean necesarias a fin de garantizar el cumplimiento de la normativa y
de cautelar los intereses de aquellas personas que sólo pretenden resguardar
su seguridad personal, sin perjuicio de aumentar las penas respectivas.
Específicamente, hubo especial preocupación por la cantidad de delitos
que se cometen con armas blancas, especialmente en lugares públicos,
espectáculos y recintos deportivos. Sobre el particular, el Diputado señor Pedro
Muñoz presentó un conjunto de indicaciones para incorporar, entre otras
materias, un Título III, nuevo, denominado “Del control de armas blancas”, con
objeto de prohibir y sancionar el porte de armas blancas bajo la influencia del
alcohol, drogas, estupefacientes, psicotrópicos, estimulantes y otras sustancias
análogas, en grupos o pandillas y en espectáculos públicos.
Aunque se valoró en el seno de la Comisión la propuesta antedicha, no
se estimó conveniente legislar sobre el particular en este cuerpo legal,
principalmente debido a que el Ejecutivo recogió dicha proposición en un
proyecto de ley que incorpora en el Código Penal el artículo 288 bis, nuevo, a
fin de sancionar el porte de elementos cortantes o punzantes en la vía pública
o en lugares de reunión pública .
En el debate originado en torno a la conveniencia de que las Fuerzas de
Orden y Seguridad Pública puedan acceder a la base de datos sobre
inscripciones y registro de armas que maneja la Dirección General de
Movilización Nacional, la Ministra de Defensa Nacional, señora Michelle
Bachelet, sugirió establecer que el mencionado organismo deberá brindar
acceso permanente a las bases de datos a determinados funcionarios de
Carabineros de Chile y de la Policía de Investigaciones de Chile, en la forma
que determine el reglamento, de modo que en este último se disponga la
manera de proporcionar el mencionado acceso, garantizando la privacidad de
las personas, por una parte, y la eficiencia y eficacia policial, por otra.
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 51 de 483

INFORME COMISIÓN DEFENSA

En esta materia, se acordó que las mencionadas entidades policiales


deben estar interconectadas a la base de datos de la Dirección General de
Movilización Nacional en lo que respecta a la información sobre armas inscritas
que están en posesión de los particulares, sin perjuicio de que se establezcan
tipos penales que sancionen el mal uso de la información.
Finalmente, se otorga a las personas que, con anterioridad a la fecha de
publicación de esta ley, posean o tengan un arma de fuego no inscrita o bien
inscrita a nombre de un tercero, la posibilidad de regularizar su situación
dentro del plazo que se indica, eximiéndoles de la obligación de pagar los
correspondientes derechos, como consecuencia del espíritu que anima a la
Comisión en orden a establecer un incentivo para posibilitar la inscripción
masiva de armas de fuego y su fiscalización dentro de la normativa vigente.
La idea de legislar fue aprobada por asentimiento unánime de los
Diputados integrantes de la Comisión, señores Bauer, don Eugenio; Burgos,
don Jorge; Errázuriz, don Maximiano; Ibáñez, don Gonzalo; Leal, don Antonio;
Muñoz Aburto, don Pedro (en reemplazo del señor Paredes, don Iván); Pérez,
don José; Tarud, don Jorge, y Ulloa, don Jorge.
b) Discusión en particular.
Como se ha expresado, la Comisión adoptó el acuerdo de pronunciarse
sobre el proyecto aprobado por la Comisión Especial de Seguridad Ciudadana,
con las modificaciones que se señalan en los numerales que se transcriben a
continuación.
El mencionado proyecto consta de un artículo único, compuesto de 14
numerales y de dos artículos transitorios.
Se hace constar que el Presidente de la República, mediante oficios de
fechas de 5 de marzo, 3 de octubre, 3, 11 y 26 de noviembre de 2003, formuló
indicaciones al proyecto aprobado por la señalada Comisión Especial, con
objeto de materializar los acuerdos alcanzados en la discusión en general.
Artículo único
Consta de catorce numerales, en los cuales se propone introducir las
siguientes modificaciones en la ley N° 17.798, sobre Control de Armas:
Número 1
Propone sustituir el inciso segundo del artículo 1°, con objeto de
encomendar a la Dirección General de Movilización Nacional la coordinación a
nivel nacional de todas las autoridades ejecutoras y contraloras que
correspondan a las Comandancias de Guarnición de las Fuerzas Armadas y
autoridades de Carabineros de Chile, como asimismo, de las autoridades
asesoras del Banco de Pruebas y de los servicios especializados de las Fuerzas
Armadas, en los términos previstos en esta ley.
En el debate habido en la Comisión, hubo consenso respecto de la
necesidad de reforzar la labor de coordinación de la Dirección General de
Movilización Nacional en relación con las autoridades ejecutoras, contraloras y
asesoras enumeradas en el inciso segundo. Sin embargo, se insistió en la
necesidad de dejar expresa constancia que dicha labor debe ejecutarse,
además, en los términos previstos en el reglamento y se optó por eliminar la
frase “a nivel nacional“, por considerarla innecesaria.
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 52 de 483

INFORME COMISIÓN DEFENSA

Con objeto de materializar dichos acuerdos, los Diputados señores


Bauer, Burgos, Cardemil y Ulloa presentaron la correspondiente indicación.
El numeral con la indicación, fue aprobado por unanimidad.
Número 2
Propone reemplazar la letra f) del artículo 2°, que enumera las armas y
elementos sujetos al control de esta ley, a fin de agregar dentro de éstos las
instalaciones de prueba y los polígonos de tiro.
Aunque hubo acuerdo respecto de esta propuesta, se estimó necesario
incluir las denominadas bombas molotov dentro de los elementos sujetos al
control de esta ley. El Ejecutivo presentó la correspondiente indicación, que
intercala en la letra d), a continuación del vocablo “bombas”, la expresión
“incluidas las incendiarias”.
Asimismo, se consideró pertinente que la letra f) pase a ser g) y
viceversa, de modo de dejar establecido que están sometidas a control las
instalaciones en que se fabriquen, armen, almacenen o depositen los fuegos
artificiales y otros artefactos similares, las que, de acuerdo con la redacción
actual, parecieren estar excluidas de dicho control . La Diputada señora Pérez,
doña Lily, y los Diputados señores Bauer, Burgos, Cardemil, Ibáñez, Mora y
Ulloa presentaron la correspondiente indicación.
El numeral con ambas indicaciones, fue aprobado por unanimidad.
Número 3
Propone modificar el inciso primero del artículo 3°, que prohíbe la
posesión o tenencia de armas que indica, en el sentido de sustituir la frase que
se refiere a armas “largas cuyos cañones hayan sido recortados”, por armas
“modificadas respecto de su condición original y que, por ello, se hayan
transformado en armas de carácter prohibido”.
Se presentaron las siguientes indicaciones:
- Del Ejecutivo, que reemplaza el numeral por el siguiente:
“3) Introdúcense las siguientes modificaciones al artículo 3°:
a) En el inciso primero, reemplázase la oración “Ninguna persona podrá
poseer o tener armas largas cuyos cañones hayan sido recortados,”, por la
siguiente:
“Ninguna persona podrá poseer o tener armas modificadas respecto de
su condición original y que, por ello, se hayan transformado en armas de
carácter prohibido, sin autorización de la Dirección General de Movilización
Nacional. Tampoco se podrá poseer o tener”.
b) Agrégase en el inciso segundo, a continuación del punto aparte, que
pasa a ser punto seguido, la siguiente frase: “Quedará igualmente prohibida la
posesión o tenencia de bombas o artefactos incendiarios.”
Hubo consenso para rechazar la indicación relativa a la letra a), por
cuanto, aunque se enmarca dentro del criterio de incluir las armas modificadas
dentro de las prohibidas, no incluye las armas de fabricación artesanal como
tampoco las armas cuyos números de serie hayan sido borrados o alterados.
En lo que respecta a la indicación referente a la letra b), se estimó
oportuna la idea de incluir la posesión o tenencia de bombas o artefactos
incendiarios dentro de los elementos prohibidos, criterio que responde a los
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 53 de 483

INFORME COMISIÓN DEFENSA

planteamientos efectuados por los señores Diputados en la discusión en


general.
La indicación signada con la letra b) fue aprobada por asentimiento
unánime. Por la misma votación, fue rechazada la relativa a la letra a).
- Del Diputado señor Burgos, que intercala, en el inciso primero, entre
los términos “apariencia inofensiva;” y “ametralladoras”, la frase “armas cuyos
números de serie se encuentren adulterados o borrados;”.
En consonancia con el criterio expuesto con antelación, hubo consenso
en orden a prohibir la posesión o tenencia de armas cuyos números de serie
hayan sido adulterados o borrados.
Esta indicación fue aprobada por unanimidad.
- De los Diputados señores Álvarez-Salamanca, Cardemil y Ulloa, que
agrega el siguiente inciso tercero, nuevo, pasando el actual a ser cuarto:
“Además, ninguna persona podrá poseer o tener armas de fabricación
artesanal ni armas modificadas respecto de su condición original, sin
autorización de la Dirección General de Movilización Nacional.”
Durante el debate se destacó la importancia de incorporar dicho
precepto, con objeto de prohibir la posesión o tenencia de armas de fabricación
artesanal y de armas modificadas respecto de su condición original, sin la
autorización de la Dirección General de Movilización Nacional. Se hizo presente
que la práctica de disciplinas que emplean las armas como implemento
deportivo supone la modificación de estas últimas, de modo que si se
considerase como arma prohibida aquélla modificada respecto de su condición
original, se impediría el desarrollo de dichas actividades deportivas. Por ello, se
estimó necesario permitir a los deportistas obtener una autorización de la
Dirección General de Movilización Nacional para modificar sus armas.
Asimismo, se dejó constancia de que las personas que actualmente poseen o
tienen un arma de fabricación artesanal o modificada respecto de su condición
original deberán regularizar su situación recabando la autorización
correspondiente del mencionado organismo.
Esta indicación fue aprobada por asentimiento unánime.
Número 4
Propone modificar el inciso segundo del artículo 4°, a fin de eliminar la
referencia a las letras a), b), c), d) y e) del artículo 2°, de modo de precisar
que se requiere la autorización de la Dirección General de Movilización Nacional
y de las autoridades que se indican en el inciso tercero, para poseer o tener
cualquiera de las armas y elementos a que se refiere el mencionado precepto.
En la discusión se hizo presente que el artículo 2° no somete al control
de esta ley a las armas o elementos sino también a las instalaciones
destinadas a la fabricación, armaduría, almacenamiento o depósito de
aquéllos, en conformidad con la letra g) de dicho precepto. En consecuencia,
se advirtió la necesidad de mencionar expresamente a estas últimas,
acogiendo de este modo la observación formulada por la profesora de Derecho
Penal de la Universidad de Chile, señora Myrna Villegas.
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 54 de 483

INFORME COMISIÓN DEFENSA

La Diputada señora Pérez, doña Lily, y los Diputados señores Bauer,


Burgos, Cardemil, Leal, Mora, Muñoz y Ulloa, presentaron una indicación en tal
sentido.
Asimismo, el Ejecutivo presentó una indicación que incorpora, en el
inciso primero, a continuación de la palabra “armar” el vocablo “transformar”,
con objeto de explicitar que corresponde también a la Dirección General de
Movilización Nacional autorizar la transformación de las armas o elementos
indicados en dicho artículo.
Ambas indicaciones fueron aprobadas por unanimidad.
Número 5
Propone modificar el artículo 5° del siguiente modo. En el inciso tercero,
se establece que podrá ser verificada por la autoridad respectiva la obligación
del poseedor o tenedor del arma de mantenerla en su residencia, en el sitio de
trabajo o en el lugar que desea proteger. Se intercala un inciso cuarto, nuevo,
a fin de disponer que si el poseedor o tenedor se ausentare de dichos lugares
podrá depositar el arma registrada ante la autoridad fiscalizadora de su
domicilio. Se modifica el inciso cuarto, que pasaría a ser quinto, con el
propósito de agregar el requisito de la capacitación en el manejo de armas
cuando se trate de elementos para fines de defensa personal. Finalmente, se
agregan los incisos sexto y séptimo, nuevos, con la finalidad de prescribir que
los cursos de capacitación serán impartidos en instalaciones o polígonos
autorizados y controlados por la Dirección General y de establecer que este
organismo tendrá el deber de informar trimestralmente a Carabineros de Chile
y a la Policía de Investigaciones de Chile respecto de las inscripciones y
registros de armas efectuadas en el respectivo período.
Se presentaron las siguientes indicaciones:
- Del Ejecutivo, que sustituye el numeral por el siguiente:
“5) Sustitúyese el inciso cuarto del artículo 5°, por los siguientes incisos
cuarto, quinto y sexto, nuevos:
“Las circunstancias indicadas podrán ser verificadas por funcionarios de
Carabineros de Chile o de Policía de Investigaciones de Chile, previa orden
expedida por el Comisario o el Jefe de la Brigada, respectivamente, a cuya
jurisdicción corresponda el lugar autorizado para mantener el arma.
El poseedor o tenedor estará obligado a otorgar la facilidad de inspección
del caso, presumiéndose que el arma no se encuentra en el lugar autorizado y
que se ha portado sin permiso, en caso de negativa de éste a exhibirla. Si el
arma no se encuentra en el lugar autorizado, se presumirá que su poseedor o
tenedor ha incurrido en el delito previsto en el artículo 11° de esta ley. Si el
poseedor o tenedor no es habido, no podrá practicarse la fiscalización.
Sin perjuicio de lo anterior, si el poseedor o tenedor se ausentare de
dichos lugares, por razones de seguridad podrá depositar el arma registrada
ante la autoridad contralora de su domicilio, la que para el sólo efecto de su
guarda y depósito emitirá la guía de libre tránsito correspondiente”.
En la discusión habida en relación con esta propuesta, el Diputado señor
Ulloa opinó que la facultad de verificación es demasiado amplia y puede afectar
la vida privada de las personas y las garantías individuales. Agregó que al no
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 55 de 483

INFORME COMISIÓN DEFENSA

haberse establecido límites para su ejercicio, podría ser mal utilizada por la
autoridad que, excediendo sus atribuciones, podría llegar incluso a realizar un
allanamiento sin contar con una orden judicial que así lo disponga,
especialmente si se considera que puede concurrir, cuando lo estime
conveniente, al domicilio de una persona que tiene un arma inscrita que está
obligada a otorgar facilidades de inspección. Además, no fue partidario de
sancionar como delito el hecho de que el arma no sea encontrada en el lugar
autorizado.
El Subsecretario del Interior, señor Jorge Correa, hizo hincapié en la
necesidad de fiscalizar que se cumpla con la obligación de mantener el arma en
el bien raíz que se ha declarado o en otro lugar que se pretende proteger, toda
vez que en muchos casos hay poseedores o tenedores de armas que han
obtenido la autorización correspondiente para estos efectos, pero las portan o
venden ilegalmente. Aclaró que no se pretende facultar a las Fuerzas de Orden
y Seguridad Pública para que practiquen un allanamiento o ingresen a un
domicilio, sin una orden judicial previa. Destaca que, no obstante, es
indispensable lograr que el arma sea simplemente exhibida a requerimiento de
los funcionarios de Carabineros de Chile o de la Policía de Investigaciones de
Chile.
Por su parte, el Diputado señor Bauer no fue partidario de que se
verifique el lugar en que se encuentra un arma inscrita y estimó que sería
suficiente ejercer un control respecto del domicilio de su poseedor o tenedor.
A su vez, el Diputado señor Leal no estuvo de acuerdo en que los
tribunales de justicia autoricen previamente esta verificación, como lo propuso
la Diputada señora Pérez, doña Lily, y destacó la importancia de este
procedimiento por cuanto constituye una señal para la ciudadanía en el sentido
de que las armas inscritas están sujetas a un control que puede efectuarse en
cualquier momento.
Finalmente, el Diputado señor Burgos señaló que el ejercicio de la
facultad de verificar no requiere de autorización judicial, a diferencia de la
inspección que sí necesitaría cumplir con esa exigencia. Señaló que, en todo
caso, podría establecerse que la inscripción tendrá una duración determinada,
al cabo de la cual deberá ser renovada, con lo cual podría evitarse esta forma
de fiscalización.
La indicación fue rechazada por asentimiento unánime.
- De los Diputados señores Álvarez-Salamanca, Burgos, Cardemil, Tarud
y Ulloa, que sustituye el inciso cuarto, por los siguientes incisos cuarto y
quinto, nuevos:
“El cumplimiento de lo dispuesto en el inciso anterior podrá ser
verificado, sin previo aviso, por funcionarios de Carabineros de Chile, quienes
deberán exhibir una orden escrita expedida por el Comisario a cuya jurisdicción
corresponda el lugar autorizado para mantener el arma. Una copia de dicha
orden se remitirá dentro de las veinticuatro horas siguientes al juez de
garantía competente.
El poseedor o tenedor estará obligado a exhibir el arma, presumiéndose
que ésta no se encuentra en el lugar autorizado, en caso de negativa de aquél
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 56 de 483

INFORME COMISIÓN DEFENSA

a enseñarla. Si el arma no es exhibida, se lo denunciará, a fin de que se


investigue la eventual comisión de alguno de los delitos previstos en los
artículos 11 ó 14 A. Si el poseedor o tenedor no es habido, no podrá
practicarse la fiscalización.”
Aunque en un principio no hubo consenso para que los funcionarios de
Carabineros de Chile tuviesen la facultad de verificar la circunstancia de que el
arma inscrita se encuentre en el lugar autorizado, se valoró esta propuesta que
establece los resguardos necesarios para no contravenir las normas
constitucionales, sobre la base de que la posibilidad de poseer o tener un arma
constituye un privilegio, de modo que el Estado debe cautelar que se cumpla
con la obligación de mantener el arma en un lugar determinado.
En cambio, el Diputado señor Bauer manifestó su preocupación, por
cuanto, de acuerdo con la mencionada indicación, no podrá practicarse la
fiscalización si el poseedor o tenedor no es habido. Agregó que ello obligará a
los funcionarios de Carabineros a ejercer esta facultad de verificación en días y
horas inhábiles, que son inapropiadas y constituyen un inconveniente para las
personas que poseen o tienen armas inscritas en sus domicilios.
Esta indicación fue aprobada por cinco votos a favor y dos en contra.
- De la Diputada señora Pérez, doña Lily, y de los Diputados señores
Bauer, Errázuriz, Leal, Muñoz y Ulloa, que agrega los siguientes incisos sexto,
séptimo, octavo y noveno, nuevos:
“Sin perjuicio de lo anterior, si el poseedor o tenedor se ausentare del
lugar autorizado para mantener el arma, podrá depositarla, por razones de
seguridad, ante la autoridad contralora de su domicilio, la que, en la forma que
disponga el reglamento, emitirá una guía de libre tránsito para su transporte,
guarda y depósito.
Asimismo, el poseedor o tenedor, previa solicitud fundada, será
autorizado para transportar el arma de fuego al lugar que indique y mantenerla
allí hasta por un plazo de sesenta días. La autorización no podrá otorgarse más
de dos veces durante el año calendario y deberá señalar los días específicos en
que el arma podrá transportarse. En caso de que el poseedor o tenedor, por
cualquier circunstancia, requiera transportar el arma de fuego en día distinto
del señalado en la autorización, podrá solicitar, por una sola vez, un permiso
especial a la autoridad contralora correspondiente.
Las personas que se encuentren registradas como deportistas o
cazadores podrán solicitar, a las autoridades señaladas en el inciso tercero del
artículo 4°, un permiso para transportar las armas que utilicen con tales
finalidades, por el período de un año, renovable.
El transporte a que se refiere este artículo no constituirá porte de armas
para los efectos del artículo 6°.”
Mediante esta indicación se establece, por una parte, que el poseedor o
tenedor de un arma de fuego que se ausentare de los lugares autorizados,
puede depositarla ante la autoridad contralora, y por otro lado, se otorga la
posibilidad de un permiso extraordinario de transporte, que debe ser otorgado
por dicha autoridad, previa resolución fundada. Por otra parte, se pretende
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 57 de 483

INFORME COMISIÓN DEFENSA

otorgar un permiso especial de transporte, renovable, a los cazadores y


deportistas, a fin de facilitar sus prácticas deportivas.
Esta indicación fue aprobada por asentimiento unánime.
- De los Diputados señores Álvarez-Salamanca, Bauer, Burgos,
Cardemil, García-Huidobro, Tarud y Ulloa, que incorpora el siguiente inciso
décimo, nuevo:
“En caso de fallecimiento de un poseedor o tenedor de arma de fuego
inscrita, quien tenga la calidad de heredero deberá comunicar a la autoridad
contralora correspondiente al domicilio del causante, dentro de los quince días
siguientes, la circunstancia del fallecimiento y la individualización del comunero
que, bajo su responsabilidad, tendrá la posesión provisoria hasta que sea
adjudicada, cedida o transferida a una persona que cumpla con los requisitos
para inscribir el arma a su nombre. En todo caso, la adjudicación, cesión o
transferencia deberá efectuarse dentro del plazo de sesenta días, contado a
partir de la fecha de la mencionada comunicación, prorrogable, por una sola
vez, por treinta días. La infracción de lo establecido en esta norma será
sancionada por la autoridad contralora con multa de cinco a diez unidades
tributarias mensuales.”
Hubo consenso en cuanto a que mientras no se tramite la posesión
efectiva, debiera simplemente comunicarse a la autoridad contralora el
fallecimiento del causante poseedor o tenedor de un arma inscrita, así como
también respecto de que debe designarse a un heredero que se haga
responsable de la posesión o tenencia del arma mientras no sea adjudicada o
transferida. Asimismo, hubo acuerdo en torno a establecer un plazo breve
dentro del cual deberá efectuarse dicha adjudicación o transferencia a nombre
de una persona que cumpla los requisitos para inscribirla y a que debe
sancionarse la contravención de las obligaciones que se consagran en esta
materia.
La indicación fue aprobada por unanimidad.

Número 6
Propone intercalar el artículo 5° A, nuevo, con el propósito de establecer
los requisitos que deberá cumplir el poseedor o tenedor de un arma para
obtener la inscripción de la misma.
Se presentaron las siguientes indicaciones:
- Del Ejecutivo:
a) Para sustituir el encabezamiento por el siguiente:
“Artículo 5° A.- Las autoridades señaladas en el artículo 4° sólo
permitirán la inscripción del arma respecto de un poseedor o tenedor que, por
sus antecedentes, haga presumir que cumplirá lo prescrito en el inciso tercero
del artículo anterior, y que reúna los siguientes requisitos:”
b) Para reemplazar la letra d) por la siguiente:
“d) Haber realizado un curso y aprobado un examen que acredite que
tiene los conocimientos necesarios sobre conservación, mantenimiento y
manejo del arma que se pretende inscribir y que posee una aptitud física y
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 58 de 483

INFORME COMISIÓN DEFENSA

psíquica compatible con el uso de armas. Los cursos de capacitación serán


impartidos en instalaciones o polígonos autorizados y controlados por la
Dirección General de Movilización Nacional. Estos y el examen respectivo
estarán regulados por el reglamento de la presente ley. Lo anterior no se
aplicará a los comerciantes autorizados para vender armas, coleccionistas
inscritos y a los miembros de las Fuerzas Armadas, de Orden y Seguridad
Pública, de Gendarmería de Chile y de la Dirección de Aeronáutica Civil.”
c) Para agregar los siguientes incisos finales:
“El poseedor o tenedor inscrito deberá someterse cada cinco años a un
examen para determinar su idoneidad física y psíquica para la tenencia y el uso
de armas, en la forma establecida en la letra d) de este artículo.
Si por circunstancia sobreviniente, el poseedor o tenedor inscrito pierde
las aptitudes consignadas en la letra d) precedente o se encuentra en alguna
de las hipótesis contempladas en las letras e), f) ó g) de este artículo, la
Dirección General de Movilización Nacional deberá proceder a cancelar la
respectiva inscripción. Esta resolución deberá ser notificada personalmente al
afectado. Si dentro del plazo de diez días hábiles contados desde la
notificación, el afectado hace entrega del arma ante las autoridades
fiscalizadoras que señala el artículo 1°, estará exento de responsabilidad penal
por posesión o tenencia ilegal de armas. Dichas armas serán enviadas a los
Arsenales de Guerra del Ejército para su destrucción.”
En el debate se tuvo en consideración la opinión expresada por el
Diputado señor Burgos respecto de la conveniencia de exigir al poseedor o
tenedor una irreprochable conducta anterior para la inscripción de un arma.
Sin embargo, primó el criterio sustentado por el Subsecretario señor Correa,
en orden a consignar como requisito el que la persona no haya sido procesada
o condenada por un crimen o simple delito.
Por otra parte, se optó por eliminar los requisitos de haber aprobado la
enseñanza básica y un curso de capacitación en el manejo del arma,
propuestos en el precepto aprobado por la Comisión Especial de Seguridad
Ciudadana.
Se concordó, además, en la necesidad de eximir del cumplimiento de los
requisitos contemplados en dicho precepto solamente a los miembros en
servicio activo de las Fuerzas Armadas, de Orden y Seguridad Pública y de
Gendarmería de Chile.
Asimismo, se destacó la importancia de que el poseedor o tenedor de
un arma inscrita deba someterse cada cinco años a un examen para
determinar su aptitud física y psíquica para la tenencia y el uso de armas. Por
otra parte, se hizo hincapié en que es necesario disponer la cancelación de la
inscripción en el evento de que el poseedor o tenedor de un arma inscrita
pierda las mencionadas aptitudes por circunstancia sobreviniente.
Esta indicación fue rechazada por unanimidad.
- De la Diputada señora Pérez, doña Lily, y de los Diputados señores
Cardemil; Pérez, don José, Tarud y Ulloa, la siguiente indicación sustitutiva:
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 59 de 483

INFORME COMISIÓN DEFENSA

“Artículo 5° A.- Las autoridades señaladas en el artículo 4° sólo


permitirán la inscripción de un arma cuando su poseedor o tenedor cumpla con
los siguientes requisitos:
a) Ser mayor de edad;
b) Tener domicilio conocido;
c) Haber aprobado un examen que acredite que tiene los conocimientos
necesarios sobre conservación, mantenimiento y manejo del arma que
pretende inscribir y que posee una aptitud física y psíquica compatible con el
uso de armas.
d) No hallarse condenado o procesado por crimen o simple delito, lo que
se acreditará con el respectivo certificado de antecedentes, y
e) No haber sido sancionado en procesos relacionados con la ley N°
19.325, sobre Violencia Intrafamiliar.
La letra c) del inciso primero no se aplicará a los miembros en servicio
activo de las Fuerzas Armadas, de Orden y Seguridad Pública y de
Gendarmería de Chile.
El poseedor o tenedor de un arma inscrita deberá someterse cada cinco
años a un examen para determinar su aptitud física y psíquica para la tenencia
y el uso de armas, conforme a lo dispuesto en la letra c) de este artículo.
Si, por circunstancia sobreviniente, el poseedor o tenedor de un arma
inscrita pierde las aptitudes consignadas en la letra c) o es procesado o
condenado en conformidad con la letra d), o bien sancionado en los procesos a
que se refiere la letra e), la Dirección General de Movilización Nacional deberá
proceder a cancelar la respectiva inscripción, reemplazándola por una nueva a
nombre de la persona que el poseedor o tenedor original señale y que cuente
con autorización para la posesión o tenencia de armas.”
En la discusión habida se estimó más conveniente aprobar esta
propuesta, cuyo inciso final fue respaldado por una indicación del Ejecutivo,
por cuanto recoge las opiniones emitidas por los integrantes de la Comisión
durante el debate.
La indicación sustitutiva fue aprobada por asentimiento unánime.
Número 7
Propone reemplazar el artículo 6°, del modo que a continuación se
indica:
En el inciso primero, se dispone que ninguna persona podrá portar
armas de fuego fuera de los lugares indicados en el artículo 5°. En el inciso
segundo, se exime de dicha prohibición al personal de las Fuerzas Armadas, de
Orden y Seguridad Pública, Gendarmería de Chile, de la Dirección General de
Aeronáutica Civil y a los aspirantes a oficiales de Carabineros de Chile y de la
Policía de Investigaciones de Chile en las condiciones que indica. En el inciso
tercero, se exceptúa a los deportistas y vigilantes privados que sean
autorizados por la autoridad fiscalizadora. En el inciso cuarto, se establece la
función de la Dirección General de Movilización Nacional en cuanto a velar por
la regularidad de las inscripciones. Finalmente, en el inciso quinto, se establece
que dicho organismo, las Comandancias de Guarnición de las Fuerzas Armadas
y la autoridad de Carabineros de Chile de mayor jerarquía podrán denegar,
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 60 de 483

INFORME COMISIÓN DEFENSA

suspender, condicionar o limitar las autorizaciones que exige esta ley, sin
expresión de causa, salvo la inscripción de que trata el artículo 5°.
Se presentaron las siguientes indicaciones:
- Del Ejecutivo, que sustituye el inciso primero por el siguiente:
“Ninguna persona podrá portar armas de fuego fuera de los lugares
indicados en el artículo 5° sin permiso de las autoridades señaladas en el
artículo 4°, las que podrán otorgarlo en casos calificados y en virtud de una
resolución fundada, de acuerdo con los requisitos y modalidades que
establezca la Dirección General de Movilización Nacional.
b) Para intercalar, en el inciso segundo, que pasa a ser tercero, a
continuación de la expresión “artículo 3°”, la frase “respecto de su arma de
servicio”.
c) Para sustituir el inciso tercero, por el siguiente:
“Se exceptúan también los deportistas y los vigilantes privados que sean
autorizados por la autoridad fiscalizadora, cumpliendo con los requisitos
señalados en el reglamento. Tendrán la calidad de deportistas aquellos que
cuenten con permiso de caza al día otorgado por el Servicio Agrícola y
Ganadero o que se encuentren debidamente inscritos en un club afiliado a la
Federación de Tiro al Blanco o al Vuelo.”
El Subsecretario del Interior, señor Jorge Correa, sostuvo que dichas
proposiciones tienen como finalidad que los deportistas obtengan un permiso
especial de porte de armas y que en el caso de las armas destinadas a la
defensa personal sea necesario obtener dicho permiso de las autoridades
indicadas en el inciso tercero del artículo 4°, en virtud de una resolución
fundada.
Los Diputados señores Ulloa y Bauer no compartieron la propuesta en lo
que atañe a restringir en cuanto sea posible el otorgamiento de permisos de
porte, de modo de evitar que las armas pasen a manos de los delincuentes, en
razón de que el ciudadano común que cumple con la normativa vigente no
debiera ser objeto de restricciones, sino que éstas debieran estar orientadas a
quienes actúan al margen de la legalidad.
En relación con la indicación relativa a la letra c), se discutió la
conveniencia de considerar deportistas a quienes se encuentren inscritos en un
club afiliado a la Federación de Tiro al Blanco o al Vuelo, para los efectos de
exceptuarlos de la prohibición de porte de armas, toda vez que ello podría dar
origen a abusos en la aplicación de la norma, de modo tal que bastaría que una
persona sólo se inscribiera en un club para estar exceptuado.
La indicación relativa a la letra a) fue aprobada por cuatro votos a favor
y dos en contra.
La indicación referente a la letra b) fue aprobada por la misma votación,
conjuntamente con el inciso segundo, que pasa a ser tercero. Por la misma
votación, fue rechazada la indicación signada con la letra c).
- De los Diputados señores Bauer y Ulloa, que agrega, en el inciso
segundo, el siguiente párrafo segundo, nuevo:
“Asimismo, se exceptúan de esta prohibición el Presidente de la
República, los Ministros de Estado, los Subsecretarios, los parlamentarios y los
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 61 de 483

INFORME COMISIÓN DEFENSA

Ministros de los tribunales superiores de justicia, mientras se encuentren en el


ejercicio de sus cargos. “
Los Diputados autores de la indicación recordaron que en el marco de la
discusión en general de este proyecto el Director General de Movilización
Nacional y los representantes de Carabineros de Chile y de la Policía de
Investigaciones de Chile sostuvieron que el objetivo del otorgamiento del
permiso para portar armas consiste en brindar un mayor grado de seguridad a
las personas y darles la posibilidad de defenderse, toda vez que el Estado no
puede garantizarles su presencia en todo momento y que, en dicho contexto,
las autoridades se encuentran permanentemente en situación de riesgo debido
a eventuales atentados que podrían sufrir en razón de los cargos que
desempeñan, lo cual justificaría exceptuarlos de la prohibición a que se refiere
el inciso primero del artículo 6°.
Sin embargo, hubo una opinión mayoritaria en el sentido de que no es
conveniente legislar sobre el particular, en el entendido de que la situación en
que se encuentran quienes ejercen dichos cargos públicos podría constituir un
caso calificado para los efectos de que la Dirección General de Movilización
Nacional, en virtud de una resolución fundada, otorgue el permiso
correspondiente para portar armas fuera de los lugares indicados en el artículo
5°.
Esta indicación fue rechazada por cuatro votos en contra y dos a favor.
- De los Diputados señores Álvarez-Salamanca, Cardemil y García-
Huidobro, que agrega el siguiente inciso segundo, nuevo:
“El permiso durará un año como máximo y sólo autorizará al beneficiario
para portar un arma. Estas autorizaciones se inscribirán en el Registro Nacional
de Armas.”
El fundamento de dicha propuesta reside en la necesidad de mantener
las normas contenidas en los incisos segundo y tercero del artículo 6°, que
establecen la duración del permiso para portar armas y la inscripción de las
autorizaciones en el Registro Nacional de Armas, las cuales no fueron incluidas
en el texto aprobado por la Comisión Especial de Seguridad Ciudadana.
Esta indicación fue aprobada por asentimiento unánime.
- De los Diputados señores Álvarez-Salamanca, Cardemil y Ulloa, que
reemplaza el inciso tercero, que pasa a ser cuarto, por el siguiente:
“Se exceptúan también los deportistas y los vigilantes privados que sean
autorizados por la autoridad fiscalizadora, cumpliendo con los requisitos
señalados en el reglamento. Tendrán la calidad de deportistas aquellos que
cuenten con permiso de caza al día otorgado por el Servicio Agrícola y
Ganadero o que se encuentren debidamente inscritos en clubes afiliados a
federaciones cuyos socios utilicen armas como implementos deportivos.”
Esta propuesta es más amplia que la contenida en la indicación del
Ejecutivo, debido a que extiende la posibilidad de obtener la correspondiente
autorización a los deportistas que se encuentren debidamente inscritos en
clubes afiliados a federaciones cuyos socios utilicen armas como implementos
deportivos.
Esta indicación fue aprobada por unanimidad.
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 62 de 483

INFORME COMISIÓN DEFENSA

- De los Diputados señores Bauer, Burgos, Cardemil y Ulloa, que


reemplaza el inciso final, por el siguiente.
“La Dirección General y las autoridades indicadas en el inciso anterior
podrán, en virtud de una resolución fundada, denegar, suspender, condicionar
o limitar las autorizaciones que exige esta ley.”
Esta propuesta, que fue respaldada por una indicación del Ejecutivo,
tuvo su origen en la necesidad de mantener la norma actual, con la salvedad
de que deben ser fundadas las resoluciones que dicten la Dirección General de
Movilización Nacional y otras autoridades contraloras para denegar, suspender,
condicionar o limitar las autorizaciones que exige esta ley.
Se aprobó esta indicación por unanimidad, conjuntamente con el inciso
cuarto, que pasa a ser quinto. Por mayoría de votos, fue aprobado el numeral.
Número 8
Propone modificar el artículo 7°, con objeto de establecer, en la letra a),
relativa al inciso primero, que las autoridades no podrán conceder
autorizaciones y permisos ni aceptar inscripciones de más de un arma de fuego
a nombre de una misma persona; de exigir, en la letra b), referente al inciso
segundo, que sea fundada la resolución dictada por la Dirección General para
autorizar los permisos e inscripciones de más de un arma en beneficio de
personas jurídicas a personas naturales debidamente calificadas, y de eximir,
en la letra c) atinente al inciso tercero, de la aplicación de sus restricciones a
los deportistas y a los comerciantes autorizados para vender armas.
Hubo consenso en orden a mantener los preceptos contenidos en los
actuales incisos primero y segundo, con objeto de facilitar la inscripción de
hasta dos armas de fuego a nombre de una misma persona, y de modificar
solamente el inciso segundo, a fin de dejar establecido que se requiere una
resolución fundada de la Dirección General para autorizar las inscripciones de
más armas de fuego.
En concordancia con lo anterior, los Diputados señores Bauer, Burgos,
Cardemil y Ulloa, presentaron una indicación que intercala, en el inciso
segundo, entre la palabra “resolución” y la preposición “de”, la expresión
“fundada”.
La letra c) del numeral, con la indicación, fue aprobada por unanimidad.
Las letras a) y b) fueron rechazadas por tres votos en contra y uno a favor.
Número 9
Propone sustituir el inciso segundo del artículo 9°, que sanciona la
posesión o tenencia de armas con fines distintos que los de alterar el orden
público, atacar a las Fuerzas Armadas o a las de Orden y Seguridad Pública, a
fin de reemplazar la equivalencia de la multa allí establecida por la de once a
cincuenta y siete unidades tributarias mensuales. Además, cuando constare en
el proceso la conducta anterior irreprochable del inculpado se podrá aplicar una
multa de hasta diez unidades tributarias mensuales, sobreseer definitivamente
o dictar sentencia absolutoria.
Se presentaron las siguientes indicaciones:
- Del Ejecutivo, que sustituye el numeral por el siguiente:
“9) Modifícase el artículo 9° del siguiente modo:
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 63 de 483

INFORME COMISIÓN DEFENSA

a) Sustitúyese, en el inciso primero, la frase “presidio menor en su


grado mínimo” por “presidio menor en su grado medio”.
b) Sustitúyese el inciso segundo por el siguiente:
“La adquisición de los elementos señalados en la letra c) del artículo 2°
por quien no es tenedor o portador, en su caso, de arma de fuego inscrita o
que no correspondan al calibre de ésta, será sancionada con presidio menor en
su grado mínimo. Igual sanción se aplicará al que los venda sin contar con la
autorización respectiva o al que estando autorizado para la hacerlo, omita
registrar la venta. El registro deberá contemplar la individualización completa
del comprador y del arma respectiva.”
Hubo acuerdo para aprobar la propuesta de aumentar el mínimo de la
pena, como lo propone la indicación del Ejecutivo, por cuanto responde al
espíritu orientador de este proyecto consistente en sancionar a todo evento la
posesión o tenencia de armas que no han sido inscritas.
Hubo consenso, además en cuanto a que el precepto propuesto en la
letra b) de la indicación pase a ser artículo 9° bis, nuevo, atendida la
especialidad de la materia de que trata, cual es la sanción aplicable en el caso
de la adquisición y venta de municiones y cartuchos en los supuestos que allí
se indican.
La indicación relativa a la letra a) fue aprobada por unanimidad. La
indicación atinente a la letra b) fue rechazada por la misma votación.
- De la Diputada señora Pérez, doña Lily, y de los Diputados señores
Bauer, Cardemil, Pérez, don José; Tarud y Ulloa, que sustituye, en el inciso
primero, la frase “algunos de los elementos” por la siguiente: “algunas de las
armas o elementos” con objeto de efectuar una corrección de carácter formal.
Fue aprobada por asentimiento unánime.
- De los Diputados señores Bauer, Burgos, Cardemil y Ulloa, que
reemplaza el inciso segundo por el siguiente:
“No obstante, si de los antecedentes o circunstancias del proceso
pudiera presumirse fundadamente que la posesión o tenencia de las armas o
elementos a que se refiere el inciso anterior estaba destinada a fines distintos
que los de alterar el orden público, atacar a las Fuerzas Armadas o a las de
Orden y Seguridad Pública o perpetrar otros delitos, se aplicará únicamente la
multa de once a cincuenta y siete unidades tributarias mensuales.”
Hubo acuerdo en mantener la norma propuesta por la Comisión Especial
de Seguridad Ciudadana, salvo en lo que respecta a la facultad del juez para
imponer una multa inferior, sobreseer definitivamente o dictar sentencia
absolutoria en el caso de que conste en el proceso la irreprochable conducta
anterior del inculpado.
Esta indicación fue aprobada por unanimidad. Por la misma votación, fue
rechazado el numeral.
Número 10, que pasa a ser 12
- Se comentará más adelante.
Número 10, nuevo
Propone agregar el artículo 9° A, nuevo, con objeto de sancionar al
poseedor, tenedor o portador de un arma inscrita que adquiriere municiones o
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 64 de 483

INFORME COMISIÓN DEFENSA

cartuchos que no correspondan al calibre de ésta; al que, sin ser poseedor,


tenedor o portador, en su caso, de arma inscrita, adquiriere municiones y
cartuchos; al que vendiere estos últimos sin contar con la autorización
respectiva y al que estando autorizado para hacerlo, omitiere registrar la
venta.
Como corolario de la discusión habida con motivo de la aprobación del
número 9, se acordó que el inciso segundo, nuevo, del artículo 9°, propuesto
en la indicación del Ejecutivo, pase a ser artículo 9 A, nuevo, con el propósito
de consignar en un precepto distinto las conductas que allí se tipifican.
La Diputada señora Pérez, doña Lily, y los Diputados señores Bauer,
Cardemil; Pérez, don José; Tarud y Ulloa, presentaron una indicación que
agrega el siguiente artículo, nuevo:
“Artículo 9° A.- Será sancionado con la pena de presidio menor en su
grado mínimo:
1° El que, no siendo poseedor, tenedor o portador de un arma de fuego
inscrita, adquiriere las municiones o cartuchos a que se refiere la letra c) del
artículo 2°.
2° El que, siendo poseedor, tenedor o portador de un arma de fuego
inscrita, adquiriere municiones o cartuchos que no correspondan al calibre de
ésta.
3° El que vendiere municiones o cartuchos sin contar con la autorización
respectiva.
4° El que, estando autorizado para vender municiones o cartuchos,
omitiere registrar la venta con la individualización completa del comprador y
del arma respectiva.”
Fue aprobada por unanimidad.
Número 11
- Se comentará más adelante.
Número 11, nuevo
Propone modificar el artículo 10, con objeto de sancionar, en el inciso
primero, a quienes transformaren los elementos indicados en las letras a), b),
c) d) y e) del artículo 2°, sin la autorización a que se refiere el artículo 4°, y de
reemplazar el inciso tercero, de modo de suprimir la posibilidad de que el juez
aplique una multa inferior, sobresea definitivamente la causa o dicte sentencia
absolutoria, si el inculpado tiene una irreprochable conducta anterior.
Se presentaron las siguientes indicaciones:
- Del Ejecutivo, que incorpora el siguiente numeral 11, nuevo:
“11) Modifícase el artículo 10, del siguiente modo:
a) Intercálase, en el inciso primero, a continuación del término
“armaren,” la palabra “transformaren” seguida de una coma (,).
b) Suprímese el inciso tercero.”.
Se debatió el alcance de la expresión “transformar” que se propone
intercalar en el inciso primero, debido a que las armas deportivas son
generalmente transformadas o modificadas respecto de su condición original.
Sin embargo, se tuvo presente que las transformaciones que efectúan los
deportistas debieran ser aprobadas o autorizadas por la Dirección General de
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 65 de 483

INFORME COMISIÓN DEFENSA

Movilización Nacional, por cuanto no todas están estrictamente relacionadas


con la actividad deportiva que se practica.
Por otro lado, se optó por mantener el inciso tercero en su redacción
actual, en virtud del mismo criterio sustentado por la Comisión en el numeral
9, con motivo de la discusión del inciso segundo del artículo 9°.
La indicación relativa a la letra a) fue aprobada por unanimidad. Por la
misma votación, fue rechazada la referente a la letra b).
- De la Diputada señora Pérez, doña Lily, y de los Diputados señores
Bauer, Cardemil; Pérez, don José; Tarud y Ulloa, que reemplaza, en el inciso
segundo, la expresión “letra f)”, por “letra g)”, con el propósito de guardar la
debida armonía con lo aprobado en el numeral 2, con motivo de la discusión
del artículo 2°.
Fue aprobada por asentimiento unánime.
- De los Diputados señores Bauer, Burgos, Cardemil y Ulloa, que
reemplaza el inciso tercero, por el siguiente:
“No obstante lo establecido en los incisos anteriores, si las circunstancias
y antecedentes del proceso permiten presumir fundadamente que la
fabricación, armaduría, importación, internación al país, exportación,
transporte, almacenamiento, distribución o celebración de convenciones
respecto de las armas o elementos indicados en las letras b) y c) del artículo
2° no estaban destinados a alterar el orden público, atacar a las Fuerzas
Armadas o a las de Orden y Seguridad Pública o a perpetrar otros delitos, se
aplicará únicamente la pena de multa de once a cincuenta y siete unidades
tributarias mensuales.”
Como se ha sostenido, el fundamento de dicha indicación reside en la
necesidad de mantener la norma que dispone la aplicación de la sanción de
multa en el evento de que se configuren las circunstancias allí consignadas, sin
perjuicio de eliminar la facultad del juez para imponer una multa inferior,
sobreseer definitivamente o dictar sentencia absolutoria en el caso de que
conste en el proceso la irreprochable conducta anterior del inculpado.
Fue aprobada por unanimidad.
- Del Diputado señor Cardemil, que reemplaza, en el inciso cuarto, la
frase “cincuenta a quinientos ingresos mínimos” por “ciento noventa a mil
novecientas unidades tributarias mensuales”, con objeto de actualizar la
mencionada multa.
Fue aprobada por unanimidad. Por la misma votación, fue aprobado el
numeral.
Número 10, que pasa a ser 12
Propone modificar el artículo 11, que sanciona el porte ilegal de armas,
con el propósito de aclarar que se trata del permiso para portar armas de
fuego establecido en el artículo 7° y de reemplazar la multa establecida por la
de once a cincuenta y siete unidades tributarias. Además, se dispone que
cuando constare en el proceso la conducta anterior irreprochable del inculpado,
el tribunal podrá aplicar una multa de hasta diez unidades tributarias
mensuales, sobreseer definitivamente o dictar sentencia absolutoria.
Se presentaron las siguientes indicaciones:
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 66 de 483

INFORME COMISIÓN DEFENSA

- Del Ejecutivo, que sustituye el numeral por el siguiente:


“11) Modifícase el artículo 11, del siguiente modo:
a) Sustitúyese el inciso primero, por el siguiente:
“Los que portaren armas de fuego sin el permiso establecido en el
artículo 6° serán sancionados con la pena de presidio menor en su grado
medio a presidio mayor en su grado mínimo.”.
b) Suprímese el inciso segundo.”
Hubo consenso en torno a aprobar la indicación signada con la letra a),
que eleva el mínimo de la pena asignada al delito de porte ilegal de armas, por
cuanto se encuadra dentro del criterio sustentado por la Comisión en el sentido
de imponer mayores restricciones que dificulten la reiteración de conductas
que revisten mayor peligrosidad.
Sin embargo, no hubo acuerdo para aceptar la propuesta de suprimir el
inciso segundo, por tratarse de una materia en que es conveniente mantener
el mismo predicamento sustentado con motivo de la aprobación del inciso
segundo del artículo 9° y del inciso tercero del artículo 10°.
La indicación referente a la letra a) fue aprobada por unanimidad. Por la
misma votación, fue rechazada la relativa a la letra b).
- De los Diputados señores Cardemil y Ulloa, que reemplaza el inciso
segundo por el siguiente:
“Sin embargo, si de las circunstancias o antecedentes del proceso
pudiera presumirse fundadamente que la posesión o porte del arma estaba
destinado a fines distintos que los de alterar el orden público, atacar a las
Fuerzas Armadas o de Orden y Seguridad Pública o perpetrar otros delitos, se
aplicará únicamente la pena de multa de once a cincuenta y siete unidades
tributarias mensuales.”
Como consecuencia de lo expuesto con precedencia, hubo acuerdo en
mantener como facultad del juez la posibilidad de aplicar la sanción de multa,
en el evento de que se configuren las circunstancias allí consignadas. sin
perjuicio de eliminar la para imponer una multa inferior, sobreseer
definitivamente o dictar sentencia absolutoria en el caso de que conste en el
proceso la irreprochable conducta anterior del inculpado.
Fue aprobada por asentimiento unánime. Por la misma votación, fue
rechazado el numeral.
Número 11
Propone modificar el artículo 12°, a fin de sancionar con la pena que allí
se indica a quienes cometieren los delitos tipificados en los artículos 9°, 10° y
11°, cuando usaren las armas señaladas en el inciso final del artículo 3°, esto
es, las armas químicas, biológicas y nucleares.
El Ejecutivo presentó la siguiente indicación:
“11) Sustitúyese en el artículo 12° la frase “uno o dos grados” por
“grado”.
Sin discusión, fue rechazada, por unanimidad, conjuntamente con el
numeral.
Números 12 y 13, que pasan a ser 15 y 22, respectivamente
- Se comentarán más adelante.
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 67 de 483

INFORME COMISIÓN DEFENSA

Número 13, nuevo


Propone modificar, en el artículo 13°, el mínimo de la pena aplicable al
que poseyere o tuviere alguna de las armas o elementos prohibidos señalados
en los incisos primero, segundo o tercero del artículo 3° y sancionar, con una
pena distinta, al que poseyere o tuviere las armas señaladas en el inciso final
del mismo precepto.
Se presentaron las siguientes indicaciones:
- Del Ejecutivo:
a) Sustitúyese, en el inciso primero, la frase “presidio menor en su
grado medio” por “presidio menor en su grado máximo”.
b) Intercálase en el inciso segundo, entre las expresiones “bélico” y “la
pena”, la frase “o aquellas señaladas en el inciso final del artículo 3°.”
Estas indicaciones tuvieron su fundamento en la necesidad de aumentar
el mínimo de la pena aplicable a quienes poseyeren o tuvieren algunas de las
armas o elementos prohibidos a que se refiere el artículo 3°, debido a su
peligrosidad y poder destructivo. Sin embargo, habida consideración de las
modificaciones aprobadas en relación con el artículo 3°, se optó por reemplazar
el inciso primero, mediante otra indicación de la cual se da cuenta
seguidamente.
La referente a la letra b) fue aprobada por unanimidad. Por la misma
votación, fue rechazada la relativa a la letra a).
- De la Diputada señora Pérez, doña Lily, y de los Diputados señores
Bauer, Cardemil; Pérez, don José; Tarud y Ulloa, que reemplaza el inciso
primero, por el siguiente:
“Los que poseyeren o tuvieren alguna de las armas o elementos
señalados en los incisos primero, segundo o tercero del artículo 3° serán
sancionados con presidio menor en su grado máximo a presidio mayor en su
grado mínimo.”
Dicha propuesta tiene su fundamento en la necesidad de especificar en
dicho tipo penal las distintas situaciones a que se hace referencia en los incisos
primero, segundo y tercero del artículo 3°.
Fue aprobada por asentimiento unánime. Por la misma votación, fue
aprobado el numeral.
Número 14
- Se comentará más adelante.
Número 14, nuevo
Propone reemplazar el artículo 14°, con objeto de sancionar, con la pena
que indica, a quienes portaren alguna de las armas o elementos señalados en
los incisos primero, segundo o tercero del artículo 3°, aumentándose la sanción
en el caso de que dichas armas sean material de uso bélico o aquéllas
señaladas en el inciso final del artículo 3° y estableciéndose una pena aún
mayor en caso de que el delito se cometiere en tiempo de guerra.
El Ejecutivo presentó la siguiente indicación sustitutiva:
“Artículo 14°.- Los que portaren alguna de las armas o elementos
señalados en los incisos primero, segundo o tercero del artículo 3° serán
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 68 de 483

INFORME COMISIÓN DEFENSA

sancionados con presidio menor en su grado máximo a presidio mayor en su


grado mínimo.
Si dichas armas son material de uso bélico o aquéllas señaladas en el
inciso final del artículo 3°, la pena será de presidio mayor en sus grados
mínimo a medio.
En tiempo de guerra, la pena será de presidio mayor en su grado medio
a presidio perpetuo.”
Esta modificación responde a la necesidad de aplicar respecto del porte
de armas prohibidas el mismo criterio aprobado en el número anterior.
Sin debate, fue aprobada, por asentimiento unánime.
Número 12, que pasa a ser 15
Propone modificar el artículo 14 A, que sanciona el abandono de armas o
elementos sujetos al control de esta ley. Se reemplaza la multa establecida en
el inciso primero por la de ocho a cincuenta unidades tributarias mensuales.
Asimismo, se modifica el inciso segundo, con objeto de establecer la obligación
de Carabineros de Chile o de la Policía de Investigaciones de Chile de
comunicar la pérdida o extravío de dichas armas o elementos cuando hubieren
recibido la denuncia respectiva.
Se presentaron las siguientes indicaciones:
- Del Diputado señor Muñoz, que reemplaza, en el inciso primero, la
frase “sujetos al control“ por “de los descritos en el Título II”.
Fue rechazada por unanimidad.
- Del Ejecutivo, que sustituye, en el inciso segundo, la frase “los cinco
días desde que” por “las 48 horas siguientes a que”.
Hubo acuerdo en aprobar dicha indicación, por cuanto permite acortar el
plazo para denunciar la pérdida o extravío de un arma a las autoridades
correspondientes.
El numeral con la indicación, fue aprobado por asentimiento unánime.
Número 16, nuevo.
Propone reemplazar el artículo 14 C, con objeto de incorporar una
circunstancia eximente de responsabilidad criminal, en favor del poseedor o
tenedor ilegal de armas que las entrega voluntariamente a la autoridad
competente, sin que haya mediado actuación policial, judicial o del Ministerio
Público.
Se presentaron las siguientes indicaciones:
- Del Ejecutivo, que lo reemplaza por el siguiente:
“Artículo 14 C.- Constituye circunstancia eximente de responsabilidad
penal por posesión o tenencia de armas, incluso las prohibidas que indica el
artículo 3°, la entrega voluntaria de ellas, sin que haya mediado actuación
policial, judicial o del ministerio público, de ninguna especie, a las autoridades
señaladas en el artículo 1°.”
En el debate se valoró esta propuesta que pretende incentivar la
devolución de armas no inscritas y que es más amplia que la contenida en la
norma actual, pues incluye la posesión o tenencia de las armas o elementos
permitidos de conformidad con el artículo 2°.
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 69 de 483

INFORME COMISIÓN DEFENSA

Sin embargo, el Diputado señor Bauer manifestó su preocupación por


cuanto si bien se pretende, por una parte, incentivar la inscripción de armas y
sancionar drásticamente a quien no cumple con esta obligación, por otra,
parece darse una señal en el sentido de que no sufrirá ningún castigo quien
entregare voluntariamente un arma no inscrita a las autoridades competentes.
A su vez, el Diputado señor Burgos estimó que deben precisarse de mejor
forma los delitos respecto de los cuales es aplicable la circunstancia eximente,
haciendo referencia expresa a los artículos 9° y 13°, toda vez que no basta con
mencionar en forma general la posesión o tenencia de armas.
Esta indicación fue rechazada por unanimidad.
- De los Diputados señores Bauer, Burgos, Cardemil y Tarud, que
sustituye el artículo 14 C a fin de mejorar la redacción de la indicación del
Ejecutivo y recoger las sugerencias expresadas con antelación:
“Artículo 14 C.- En los delitos previstos en los artículos 9° y 13°,
constituye circunstancia eximente la entrega voluntaria de las armas o
elementos a las autoridades señaladas en el artículo 1°, sin que haya mediado
actuación policial, judicial o del Ministerio Público de ninguna especie.”
Por asentimiento unánime fue aprobada esta indicación sustitutiva.
Número 17, nuevo
Propone sustituir el inciso final del artículo 16°, a fin de autorizar la
interconexión de Carabineros de Chile y de la Policía de Investigaciones de
Chile a la base de datos sobre inscripciones y registros de armas que mantiene
la Dirección General de Movilización Nacional y de señalar que el reglamento
fijará las normas con arreglo a las cuales se usará dicha base de datos.
Se presentaron las siguientes indicaciones:
- Del Ejecutivo, que sustituye el inciso final por el siguiente:
“Sin perjuicio de lo anterior y de las facultades de supervigilancia y
control de las armas que corresponden al Ministerio encargado de la Defensa
Nacional o a organismos de su dependencia, Carabineros de Chile y la Policía
de Investigaciones de Chile estarán interconectados con la base de datos sobre
inscripciones y registro de armas que mantiene la Dirección Nacional de
Movilización Nacional. Sólo tendrán acceso a ella los funcionarios de las
instituciones indicadas, hasta los niveles de Oficiales Superiores y Prefectos. El
reglamento fijará las normas con arreglo a las cuales se usará dicha base de
datos, debiendo en todo caso resguardarse la reserva de los antecedentes
contenidos en ella.”
En el debate se hizo presente por parte del Diputado señor Ulloa la
necesidad de establecer una especie de registro respecto de las personas que
tienen acceso a la información contenida en la base de datos de la Dirección
General de Movilización Nacional, para fines de controlar dicho acceso. A su
vez, el Diputado señor Bauer fue partidario de precisar que Carabineros de
Chile y la Policía de Investigaciones de Chile sólo puedan consultar dicha base
de datos y no modificar la información en ella contenida.
En relación con este tópico, hubo acuerdo en dejar constancia que la
prohibición que afecta al personal de la Dirección General de Movilización
Nacional y al de los demás organismos mencionados en el artículo 1°, en
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 70 de 483

INFORME COMISIÓN DEFENSA

cuanto a la revelación de hechos, informaciones y del contenido de las


solicitudes recibidos por ellos, no procede frente a eventuales requerimientos
de los tribunales de justicia o del Ministerio Público.
Fue rechazada por unanimidad.
- De los Diputados señores Bauer, Burgos, Cardemil y Tarud, que
sustituye el mencionado inciso, que fue respaldada por el Ejecutivo:
“Sin perjuicio de lo anterior y de las facultades de supervigilancia
y control de las armas que corresponden al Ministerio encargado de la Defensa
Nacional o a organismos de su dependencia, Carabineros de Chile y la Policía
de Investigaciones de Chile estarán interconectados con la base de datos sobre
inscripciones y registro de armas que debe mantener la Dirección Nacional de
Movilización Nacional. Sólo tendrán acceso a ella los funcionarios de las
instituciones indicadas hasta los niveles de Oficiales Superiores y Prefectos. El
reglamento fijará las normas con arreglo a las cuales se consultará dicha base
de datos debiendo, en todo caso, registrarse dicha consulta y resguardarse la
reserva de los antecedentes contenidos en aquélla.”
Con esta nueva propuesta se recoge en lo fundamental la indicación del
Ejecutivo y se mejora su redacción, incorporando además las ideas planteadas
por los Diputados señores Bauer y Ulloa.
Esta indicación sustitutiva fue aprobada por unanimidad.
Número 18, nuevo
Propone intercalar el artículo 17 A, nuevo, con objeto de sancionar al
funcionario policial o de la Dirección General de Movilización Nacional que
violare la obligación de reserva de la obligación contenida en la base de datos
a que se refiere el inciso final del artículo 16°.
El Ejecutivo presentó una indicación que intercala el siguiente artículo,
nuevo:
“Artículo 17 A.- El funcionario policial o de la Dirección General de
Movilización Nacional que violare la obligación de reserva de la información
contenida en la base de datos a que refieren el inciso final del artículos 16°
será sancionado con la pena de reclusión mayor en su grado mínimo y con la
inhabilitación absoluta temporal en su grado medio a perpetua para ejercer
cargos y oficios públicos.
El funcionario que utilizare la información contenida en dicha base de
datos en beneficio propio o ajeno, en perjuicio de alguna persona, autoridad u
organismo, o para ejercer presiones o amenazas, será sancionado con la pena
de reclusión mayor en sus grados mínimo a máximo y con la inhabilitación
absoluta y perpetua para ejercer cargos públicos.”
Luego de un breve debate acerca de la pena que debería asignarse al
delito tipificado en el inciso primero, que se consideró excesiva, los Diputados
señores Bauer, Burgos, Mora y Ulloa presentaron una indicación que reemplaza
en el mencionado inciso la frase “reclusión mayor en su grado mínimo” por la
siguiente: “reclusión menor en su grado máximo a reclusión mayor en su
grado mínimo”.
Ambas indicaciones fueron aprobadas por cinco votos a favor y una
abstención.
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 71 de 483

INFORME COMISIÓN DEFENSA

Número 19, nuevo


Propone modificar el inciso primero del artículo 18°, con objeto de
establecer que los tribunales ordinarios con competencia en lo criminal
conocerán de los delitos tipificados en los artículos 13° y 14°, cuando se
cometieren con armas de fabricación artesanal o modificadas respecto de su
condición original, o bien con armas cuyos números de serie han sido
adulterados o borrados. Asimismo, se elimina, en la letra a) del mismo
artículo, la frase “en las comunas que no sean asiento de juzgado militar”.
Se presentaron las siguientes indicaciones:
- De los Diputados señores Álvarez-Salamanca, Cardemil y Ulloa, que
agrega, en el inciso primero, el siguiente párrafo segundo, nuevo:
“Los mismos tribunales conocerán de los delitos tipificados en los
artículos 13° y 14°, cuando se cometieren con armas de fabricación artesanal
o modificadas respecto de su condición original, o bien con armas cuyos
números de serie se encuentren adulterados o borrados.”
El fundamento de dicha indicación radica en el hecho de que no existen
razones que justifiquen que el conocimiento de los delitos tipificados en los
artículos 13° y 14°, sea de competencia de los tribunales militares, en caso de
que sean cometidos con armas de fabricación artesanal o modificadas respecto
de su condición original, o bien con armas cuyos números de serie han sido
adulterados o borrados.
Fue aprobada por unanimidad.
- De los Diputados señores Bauer, Burgos, Cardemil y Tarud, que
elimina, en la letra a) del inciso segundo, la frase “en las comunas que no sean
asiento de juzgado militar”.
Durante el debate, se tuvo en consideración la opinión formulada por
escrito por el catedrático de la Universidad de Chile, señor Cristián Maturana,
quien destacó la necesidad de modificar la letra a) del artículo 18°, en el
sentido de establecer que la denuncia puede ser presentada ante el Ministerio
Público, sin que importe que el lugar sea o no asiento de un juzgado militar.
Fue aprobada por asentimiento unánime.
Número 20, nuevo
Propone derogar el artículo 19°, que dispone que los procesos a que
dieren lugar los delitos previstos en el Título II sólo se iniciarán por denuncia
de las autoridades que indica.
Los Diputados señores Bauer, Burgos, Cardemil y Mora presentaron una
indicación en el sentido indicado, que fue aprobada por unanimidad.
Número 21, nuevo
Propone derogar las letras b, c), d) y e) del artículo 20°, manteniendo el
precepto que dispone que la tramitación de los procesos que, conforme al
artículo 18° deban ser conocidos por tribunales militares, se someterá a las
normas establecidas en el Título II del Libro II del Código de Justicia Militar.
Hubo consenso en orden a suprimir las letras b) y c, en virtud de las
cuales se dispone que los autos de procesamiento y las resoluciones que
nieguen lugar a la libertad provisional no podrán ser objeto del recurso de
apelación y que no procederá el recurso de casación contra la sentencia
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 72 de 483

INFORME COMISIÓN DEFENSA

definitiva de segunda instancia, en razón de que la ausencia de tales recursos


atenta contra el principio del debido proceso, establecido en el artículo 19, N°
3, de la Carta Fundamental.
Asimismo, en relación con las letras d) y e), que dispone que los
culpables serán juzgados en un solo proceso y que no existirán otros delitos
conexos que los señalados en el N° 1 del artículo 165 del Código Orgánico de
Tribunales, se tuvo presente la opinión formulada por escrito por el catedrático
de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, señor Germán Lührs, en el
sentido de que las remisiones que en dichas letras se efectúan a los artículos
160 y 165, N° 1, del mencionado cuerpo legal han perdido su vigencia,
atendido a que las mencionadas disposiciones fueron derogadas por las leyes
19.708 y 19.665, respectivamente, en el marco de la reforma procesal penal.
En razón de lo anterior, se adoptó el acuerdo de derogar las letras d) y
e), sin perjuicio de incorporar un artículo transitorio, a fin de mencionar
expresamente las disposiciones del Código Orgánico de Tribunales que,
habiendo sido derogadas, deben aplicarse en la Región Metropolitana, hasta la
entrada en vigencia de la reforma procesal penal en dicha región.
Como consecuencia del debate, se presentaron las siguientes
indicaciones:
- De los Diputados señores Bauer, Burgos, Cardemil y Tarud, que
mantiene como encabezamiento del artículo 20 el siguiente:
“La tramitación de los procesos que conforme al artículo 18 deban ser
conocidos por tribunales militares se someterá a las normas establecidas en el
Título II del Libro II del Código de Justicia Militar.”
Fue aprobada por unanimidad.
- De la Diputada señora Pérez, doña Lily, y de los Diputados señores
Burgos, Cardemil y Mora, que deroga las letras b) y c), que fue aprobada por
unanimidad.
- De la Diputada señora Pérez, doña Lily, y de los Diputados señores
Mora y Ulloa, que suprime las letras d) y e), que
Fue aprobada por tres votos a favor y dos abstenciones. Por la misma
votación, fue aprobado el numeral.
Número 22, nuevo
Propone intercalar el artículo 20 bis, nuevo, con objeto de establecer que
la Policía de Investigaciones de Chile mantendrá una base de datos que
contendrá la evidencia balística y características de cada una de las armas que
se inscriban en el registro que señala el inciso segundo del artículo 5°.
Asimismo, dispone el acceso permanente a dicha base de datos por parte de
Carabineros de Chile y de la Dirección General de Movilización Nacional.
El Ejecutivo presentó una indicación que agrega el siguiente artículo,
nuevo:
“Artículo 20° bis.- La Policía de Investigaciones de Chile mantendrá una
base de datos a nivel nacional, que contendrá la evidencia balística y
características particulares de cada una de las armas que se inscriban en el
registro que señala el inciso segundo del artículo 5°. Para estos efectos, el
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 73 de 483

INFORME COMISIÓN DEFENSA

Banco de Pruebas de Chile deberá remitir, a la institución señalada, la


evidencia balística relativa a las armas sometidas a su control.
A dicho registro tendrán acceso permanente Carabineros de Chile y la
Dirección de Movilización Nacional, en la forma que establezca el reglamento,
el que también fijará las normas con arreglo a las cuales se remitirá la
información señalada en el inciso anterior y se hará uso de la base de datos,
debiendo en todo caso resguardarse la reserva de los antecedentes contenidos
en ella.
Cualquier transferencia de armas nuevas o ya inscritas requerirá contar
con un certificado que acredite haber sido registrada en la base de datos
indicada.”
Después de un breve debate, no hubo consenso en el sentido de
encomendarle a la Policía de Investigaciones de Chile el desempeño de labores
de carácter administrativo que, en concepto de la Comisión, podrían provocar
un desmedro de las funciones que le son propias.
Fue rechazada por cuatro votos en contra y una abstención.
Número 13, que pasa a ser 22
Propone reemplazar el artículo 21°, a fin de encomendar a la Dirección
General de Movilización Nacional la misión de difundir, por los medios de
publicidad que estime convenientes, las disposiciones de esta ley.
En el debate se sostuvo que la Dirección General de Movilización
Nacional debería difundir masivamente la información relativa a las
prohibiciones, permisos, autorizaciones, inscripciones y sanciones, a través de
los medios de comunicación existentes, particularmente mediante avisos que
deben colocarse en los servicios públicos.
Hubo consenso en cuanto a que el precepto vigente es más preciso en
su redacción que el propuesto por la Comisión Especial de Seguridad
Ciudadana. Sin perjuicio de lo anterior, se acordó complementar dicho
precepto con objeto de dejar establecida la importancia que se asigna a esta
función de la Dirección General.
Los Diputados señores Bauer, Burgos, Cardemil y Tarud presentaron una
indicación que agrega el siguiente párrafo segundo, nuevo:
“Además, procurará difundir las disposiciones de esta ley a través de
todos los medios de comunicación a su alcance.”
La indicación fue aprobado por unanimidad. Por la misma votación, fue
rechazado el numeral.
Número 14
Propone intercalar el artículo 22°, nuevo, con el propósito de establecer
que el poseedor o tenedor de un arma inscrita será solidariamente responsable
de los daños que con ella se causen por terceros, a menos que se pruebe que
le fue tomada sin conocimiento o autorización expresa o tácita.
No hubo acuerdo en aprobarlo, debido a que su inclusión podría
provocar el efecto de disuadir a la población de mantener armas para su
defensa personal, aumentando su inseguridad, no resultando propio, a
diferencia de lo que ocurre en materia de vehículos, que se pueda entender
que si alguien comete un delito con el arma de otro, éste deba ser
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 74 de 483

INFORME COMISIÓN DEFENSA

responsable, tal como lo planteara por escrito el profesor de Derecho


Administrativo de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, señor Pedro
Pierry.
El numeral fue rechazado por cuatro votos en contra y uno a favor.
Número 23, nuevo
Propone derogar el artículo 25°, que dispone que los delitos previstos en
esta ley serán considerados para todos los efectos legales como delitos contra
la seguridad del Estado.
El Ejecutivo presentó la correspondiente indicación, que fue aprobada,
sin debate, por cuatro votos a favor y uno en contra.
N° 24, nuevo
Propone suprimir el inciso tercero del artículo 26°, que dispone que las
diligencias que determine el reglamento, estarán afectas a derechos que serán
fijados por resolución de la Dirección General de Movilización Nacional.
Durante el debate hubo consenso en cuanto a que, si bien en el inciso
primero se dispone que las solicitudes relacionadas con esta ley estarán
afectas a derechos cuyas tasas no podrán exceder de una unidad tributaria
mensual, en el inciso tercero no se establecen límites para la fijación de los
derechos vinculados con las diligencias que determine el reglamento.
Por tal motivo, la Diputada señora Pérez, doña Lily, y los Diputados
señores Burgos, Cardemil, Mora y Ulloa, presentaron una indicación que
suprime el inciso tercero.
Fue aprobada por unanimidad.
Número 25, nuevo
Propone derogar el artículo 27°, que faculta a quienes tengan o posean
armas permitidas por esta ley, para inscribirlas antes de que se inicie
procedimiento en su contra.
Durante el debate, se estimó necesario derogarlo, toda vez que es
contradictorio con el precepto contenido en el artículo 1° transitorio.
La Diputada señora Pérez y los Diputados señores Bauer, Cardemil;
Pérez, don José; Tarud y Ulloa, presentaron una indicación en el sentido
indicado, que fue aprobada por asentimiento unánime.
Número 26, nuevo
Propone derogar el artículo transitorio, que autoriza a las personas
naturales que tengan inscritas más de dos armas de fuego a su nombre para
mantenerlas en su posesión o tenencia, con la limitación de que no podrán
transferirlas, sino a personas naturales que no tengan o sólo posean un arma
de fuego inscrita, o a personas jurídicas autorizadas para poseer más de dos
armas de fuego.
Hubo asentimiento unánime respecto de la conveniencia de derogar
dicho precepto, por estimar que el precepto en comento ha perdido su razón
de ser, toda vez que el artículo 7° limita a dos el número de armas de fuego
que pueden inscribirse a nombre de una misma persona, con lo cual el
supuesto en que se coloca esta disposición transitoria carece de aplicación
práctica.
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 75 de 483

INFORME COMISIÓN DEFENSA

Los Diputados señores Bauer, Burgos, Cardemil y Ulloa, presentaron una


indicación que deroga el artículo transitorio.
Fue aprobada por unanimidad. Por mayoría de votos, fue aprobado el
artículo único.
ARTÍCULOS TRANSITORIOS
Artículo 1° transitorio
Propone otorgar un plazo, que se extingue el último día hábil del año
calendario siguiente a la fecha de la publicación de esta ley, a fin de que
aquellas personas que, a la fecha de la entrada en vigencia de la misma,
tengan o posean un arma de fuego no inscrita a su nombre, o bien inscrita a
nombre de un tercero, puedan regularizar su situación. Se exige, para ello, el
cumplimiento de los requisitos establecidos en las letras a), c), e), f) y g) del
artículo 5° bis.
En el debate se planteó la necesidad de establecer un mecanismo que
contemple los incentivos necesarios a fin de que quienes poseen o tienen
armas no inscritas o inscritas a nombre de un tercero puedan regularizar su
situación, eximiéndolos de la obligación de pagar los derechos
correspondientes, como consecuencia del espíritu que anima a la Comisión en
orden a promover la inscripción masiva de armas de fuego y de posibilitar su
fiscalización dentro de la normativa vigente. Asimismo, se hizo presente la
necesidad de que se otorgue un plazo adicional para que la persona se efectúe
los exámenes físicos y psicológicos y obtenga el correspondiente certificado.
El Ejecutivo presentó la siguiente indicación sustitutiva:
“Artículo 1° transitorio.- Las personas que a la fecha de publicación de la
presente ley tengan o posean un arma de fuego no inscrita, o bien, inscrita a
nombre de un tercero, podrán inscribirla a su nombre hasta el último día hábil
del cuarto mes siguiente a la fecha recién indicada, sin estar obligados durante
dicho plazo, al pago de la tasa de derechos correspondiente a la solicitud de
inscripción ni de transferencia respectiva, a que hace referencia el artículo 26°.
Para ello, deberán acreditar que cumplen los requisitos establecidos en las
letras a), b), d) y e) del artículo 5° A de esta ley.
El requisito contemplado en la letra c) del artículo 5° bis podrá ser
cumplido con posterioridad a la inscripción, dentro del plazo máximo de ciento
ochenta días contado a partir de ésta.”.
En relación con la propuesta, se estimó necesario acotarla en el sentido
de señalar que se aplicará exclusivamente a las personas que, con anterioridad
a la fecha de publicación de la ley tengan o posean un arma de fuego no
inscrita, o bien, inscrita a nombre de un tercero. Además, en lo relativo a la
gratuidad del beneficio, se precisó que, acuerdo con los cálculos estimativos,
de aprobarse dicha norma la Dirección General de Movilización Nacional dejaría
de percibir anualmente alrededor de 200 millones de pesos, cifra que no
representa una merma significativa en los ingresos del mencionado organismo.
Los Diputados señores Bauer, Burgos, Tarud, y Ulloa, presentaron una
indicación que intercala entre las frases “las personas que” y “a la fecha de
publicación” la frase “con anterioridad”, precedida de una coma.
Ambas indicaciones fueron aprobadas por unanimidad.
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 76 de 483

INFORME COMISIÓN DEFENSA

Artículo 2° transitorio
Propone declarar que, para los efectos de la reinscripción de armas de
fuego inscritas con anterioridad a la entrada en vigencia de esta ley, no regirá
lo preceptuado en el inciso primero del artículo 7°.
Luego de un breve debate se concordó que dicha propuesta no se aviene
con el tratamiento acordado en relación con el mencionado artículo.
Fue rechazada por unanimidad.
Artículo 2° transitorio, nuevo
Propone incorporar un artículo transitorio, nuevo, a fin de establecer que
las disposiciones contenidas en la letra a) del artículo 18 y en los artículo del
Código Orgánico de Tribunales que fueron derogados en virtud del numeral 22,
nuevo, deberán aplicarse en la Región Metropolitana hasta la entrada en
vigencia de la reforma procesal penal en dicha región.
El Ejecutivo presentó la siguiente indicación que incorpora el siguiente
artículo, nuevo:
“Artículo 2° transitorio.- Esta ley entrará en vigencia desde la fecha de
su publicación en el Diario Oficial, con excepción de la modificación efectuada
en la letra a) del artículo 18 y la derogación de las letras d) y e) del artículo
20°, disposiciones que entrarán en vigencia gradualmente para las Regiones V,
VI, VIII, X y Metropolitana de Santiago, de conformidad con lo dispuesto en el
artículo 7° transitorio de la ley N° 19.665 y sus modificaciones posteriores.”
Durante el debate se tuvo en consideración el hecho de que
probablemente esta ley será publicada cuando haya entrado en vigencia la
reforma procesal penal en las regiones V, VI, VIII y X, motivo por el cual hubo
consenso en orden a simplificar la redacción de la norma propuesta, de modo
de hacer referencia exclusivamente a la Región Metropolitana, lo que se
materializa a través de otra indicación.
Fue rechazada por sentimiento unánime.
En cumplimiento del criterio precedentemente expuesto, los Diputados
señores Cardemil y Ulloa, presentaron la siguiente indicación sustitutiva:
Artículo 2° transitorio.- Esta ley entrará en vigencia desde la fecha de su
publicación en el Diario Oficial, con excepción de la modificación efectuada en
la letra a) del artículo 18 y de la derogación de las letras d) y e) del artículo
20, disposiciones que entrarán en vigor en la Región Metropolitana, de
conformidad con lo dispuesto en el artículo 4° transitorio de la ley N° 19.640,
orgánica constitucional del Ministerio Público.
La indicación sustitutiva fue aprobada por asentimiento unánime. Por la
misma votación, fue aprobado el epígrafe.

IV. INDICACIONES RECHAZADAS POR LA COMISIÓN.


- Del Ejecutivo:
1. Para reemplazar, en el inciso primero del artículo 3°, la oración
“Ninguna persona podrá poseer o tener armas largas cuyos cañones hayan
sido recortados,”, por la siguiente:
“Ninguna persona podrá poseer o tener armas modificadas respecto de
su condición original y que, por ello, se hayan transformado en armas de
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 77 de 483

INFORME COMISIÓN DEFENSA

carácter prohibido, sin autorización de la Dirección General de Movilización


Nacional. Tampoco se podrá poseer o tener”.
2. Para sustituir el inciso cuarto del artículo 5°, por los siguientes incisos
cuarto, quinto y sexto, nuevos:
“Las circunstancias indicadas podrán ser verificadas por funcionarios de
Carabineros de Chile o de Policía de Investigaciones de Chile, previa orden
expedida por el Comisario o el Jefe de la Brigada, respectivamente, a cuya
jurisdicción corresponda el lugar autorizado para mantener el arma.
El poseedor o tenedor estará obligado a otorgar la facilidad de inspección
del caso, presumiéndose que el arma no se encuentra en el lugar autorizado y
que se ha portado sin permiso, en caso de negativa de éste a exhibirla. Si el
arma no se encuentra en el lugar autorizado, se presumirá que su poseedor o
tenedor ha incurrido en el delito previsto en el artículo 11° de esta ley. Si el
poseedor o tenedor no es habido, no podrá practicarse la fiscalización.
Sin perjuicio de lo anterior, si el poseedor o tenedor se ausentare de
dichos lugares, por razones de seguridad podrá depositar el arma registrada
ante la autoridad contralora de su domicilio, la que para el sólo efecto de su
guarda y depósito emitirá la guía de libre tránsito correspondiente”.
3. Para modificar el artículo 5° A, de la siguiente manera:
a) Para sustituir el encabezado por el siguiente:
“Artículo 5° A.- Las autoridades señaladas en el artículo 4° sólo
permitirán la inscripción del arma respecto de un poseedor o tenedor que, por
sus antecedentes, haga presumir que cumplirá lo prescrito en el inciso tercero
del artículo anterior, y que reúna los siguientes requisitos:”
b) Para reemplazar la letra d) por la siguiente:
“d) Haber realizado un curso y aprobado un examen que acredite que
tiene los conocimientos necesarios sobre conservación, mantenimiento y
manejo del arma que se pretende inscribir y que posee una aptitud física y
psíquica compatible con el uso de armas. Los cursos de capacitación serán
impartidos en instalaciones o polígonos autorizados y controlados por la
Dirección General de Movilización Nacional. Estos y el examen respectivo
estarán regulados por el reglamento de la presente ley. Lo anterior no se
aplicará a los comerciantes autorizados para vender armas, coleccionistas
inscritos y a los miembros de las Fuerzas Armadas, de Orden y Seguridad
Pública, de Gendarmería de Chile y de la Dirección de Aeronáutica Civil.”
c) Para agregar los siguientes incisos finales:
“El poseedor o tenedor inscrito deberá someterse cada cinco años a un
examen para determinar su idoneidad física y psíquica para la tenencia y el uso
de armas, en la forma establecida en la letra d) de este artículo.
Si por circunstancia sobreviniente, el poseedor o tenedor inscrito pierde
las aptitudes consignadas en la letra d) precedente o se encuentra en alguna
de las hipótesis contempladas en las letras e), f) ó g) de este artículo, la
Dirección General de Movilización Nacional deberá proceder a cancelar la
respectiva inscripción. Esta resolución deberá ser notificada personalmente al
afectado. Si dentro del plazo de diez días hábiles contados desde la
notificación, el afectado hace entrega del arma ante las autoridades
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 78 de 483

INFORME COMISIÓN DEFENSA

fiscalizadoras que señala el artículo 1°, estará exento de responsabilidad penal


por posesión o tenencia ilegal de armas. Dichas armas serán enviadas a los
Arsenales de Guerra del Ejército para su destrucción.”
4. Para sustituir el inciso tercero del artículo 6° por el siguiente:
“Se exceptúan también los deportistas y los vigilantes privados que sean
autorizados por la autoridad fiscalizadora, cumpliendo con los requisitos
señalados en el reglamento. Tendrán la calidad de deportistas aquellos que
cuenten con permiso de caza al día otorgado por el Servicio Agrícola y
Ganadero o que se encuentren debidamente inscritos en un club afiliado a la
Federación de Tiro al Blanco o al Vuelo.”.
5. Para reemplazar el inciso segundo del artículo 9° por el siguiente:
“La adquisición de los elementos señalados en la letra c) del artículo 2°
por quien no es tenedor o portador, en su caso, de arma de fuego inscrita o
que no correspondan al calibre de ésta, será sancionada con presidio menor en
su grado mínimo. Igual sanción se aplicará al que los venda sin contar con la
autorización respectiva o al que estando autorizado para la hacerlo, omita
registrar la venta. El registro deberá contemplar la individualización completa
del comprador y del arma respectiva.”
6. Para suprimir el inciso tercero del artículo 10.
7. Para suprimir el inciso segundo del artículo 11.
8. Para agregar el siguiente numeral 11, nuevo:
“11) Sustitúyese en el artículo 12° la frase “uno o dos grados” por
“grado”.
9. Para sustituir, en el inciso primero del artículo 13° la frase “presidio
menor en su grado medio” por “presidio menor en su grado máximo”.
10. Para reemplazar el artículo 14 C, por el siguiente:
“Artículo 14° C.- Constituye circunstancia eximente de responsabilidad
penal por posesión o tenencia de armas, incluso las prohibidas que indica el
artículo 3°, la entrega voluntaria de ellas, sin que haya mediado actuación
policial, judicial o del ministerio público, de ninguna especie, a las autoridades
señaladas en el artículo 1°.”
11. Para sustituir el inciso final del artículo 16, por el siguiente:
“Sin perjuicio de lo anterior y de las facultades de supervigilancia y
control de las armas que corresponden al Ministerio encargado de la Defensa
Nacional o a organismos de su dependencia, Carabineros de Chile y la Policía
de Investigaciones de Chile estarán interconectados con la base de datos sobre
inscripciones y registro de armas que mantiene la Dirección Nacional de
Movilización Nacional. Sólo tendrán acceso a ella los funcionarios de las
instituciones indicadas, hasta los niveles de Oficiales Superiores y Prefectos. El
reglamento fijará las normas con arreglo a las cuales se usará dicha base de
datos, debiendo en todo caso resguardarse la reserva de los antecedentes
contenidos en ella.”
12. Para agregar el siguiente artículo 20 B, nuevo:
“Artículo 20° Bis.- La Policía de Investigaciones de Chile mantendrá una
base de datos a nivel nacional, que contendrá la evidencia balística y
características particulares de cada una de las armas que se inscriban en el
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 79 de 483

INFORME COMISIÓN DEFENSA

registro que señala el inciso segundo del artículo 5°. Para estos efectos, el
Banco de Pruebas de Chile deberá remitir, a la institución señalada, la
evidencia balística relativa a las armas sometidas a su control.
A dicho registro tendrán acceso permanente Carabineros de Chile y la
Dirección de Movilización Nacional, en la forma que establezca el reglamento,
el que también fijará las normas con arreglo a las cuales se remitirá la
información señalada en el inciso anterior y se hará uso de la base de datos,
debiendo en todo caso resguardarse la reserva de los antecedentes contenidos
en ella.
Cualquier transferencia de armas nuevas o ya inscritas requerirá contar
con un certificado que acredite haber sido registrada en la base de datos
indicada.”
- De los Diputados señores Bauer y Ulloa, que agrega, en el inciso
segundo del artículo 6°, el siguiente párrafo segundo, nuevo:
“Asimismo, se exceptúan de esta prohibición el Presidente de la
República, los Ministros de Estado, los Subsecretarios, los parlamentarios y los
Ministros de los tribunales superiores de justicia, mientras se encuentren en el
ejercicio de sus cargos. “
- Del Diputado señor Muñoz, don Pedro:
1. Para agregar un número 1, nuevo, con objeto de reemplazar el
epígrafe del Título I por “Disposiciones Generales”.
2. Para agregar un número 2, nuevo, a fin de intercarlar, entre los
artículos 1º y 2º, el siguiente epígrafe: “Título II Control de armas de fuego y
elementos bélicos y explosivos”.
3. Para intercalar el siguiente Título III, nuevo:
“Título III Control de armas blancas
Artículo 7 A.- Para los efectos de esta ley se considerarán armas blancas
los cuchillos, navajas, cortaplumas, estoques y, en general, cualquier
instrumento o utensilio cortante o punzante de similares características, que
pueda utilizarse para agredir o poner en riesgo la integridad de otra persona.
Artículo 7 B.- Se prohíbe el porte de armas blancas en cualquiera de las
siguientes circunstancias:
a.- Bajo la influencia del alcohol, drogas, estupefacientes, psicotrópicos,
estimulantes y otras sustancias análogas;
b.- En grupos o pandillas, y
c.- En espectáculos públicos.
Artículo 7 C.- Serán requisadas las armas blancas que se porten en
cualquiera otra circunstancia que, a juicio de la autoridad, pudiera revestir
peligro para la población, registrándose la identidad de su titular.
El propietario podrá recuperarlas con posterioridad a la situación o
circunstancia que motiva el riesgo, en la unidad correspondiente a la autoridad
respectiva, comprobando que ella resulta indispensable para el ejercicio de una
actividad lícita.
Si éste no la reclamare en el plazo de treinta días o no pudiere acreditar
dicha necesidad, tendrá lugar lo dispuesto en el artículo 15º, procediéndose a
su destrucción.
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 80 de 483

INFORME COMISIÓN DEFENSA

Artículo 7 D.- Lo dispuesto en los artículos precedentes, no se aplicará


respecto de las armas de este carácter de uso institucional, portadas por el
personal señalado en el inciso tercero del artículo tercero.”
4. Para incorporar, en el inciso quinto del artículo 8º, a continuación de
la expresión “armas”, la frase “de aquéllas señaladas en los artículos 2º y 3º ”,
entre comas.
5. Para agregar el siguiente numeral 11, nuevo:
“11) Incorpórense los siguientes artículos 11 A y 11 B:
“Artículo 11 A.- La infracción a lo dispuesto en el artículo 7 B, será
sancionada con presidio menor en su grado medio, salvo que el hecho sea
constitutivo de un delito mayor, en cuyo caso se aplicará la pena que
corresponda a éste.
En todo caso, tratándose de la primera denuncia de este tipo, podrá el
Juez, atendida las circunstancias del hecho y los antecedentes del infractor,
aplicar, en lugar de aquélla, una multa de 1 a 5 UTM.
Artículo 11 B.- Se aplicarán las reglas previstas en la Ley No 16.618, de
Menores, a los menores de edad que incurrieren en las conductas
contempladas en el artículo 7 B.
Si el menor fuera mayor de dieciséis y menor de dieciocho años, y se
declarase que obró sin discernimiento, el juez de letras de menores podrá
imponerle, sin perjuicio de las medidas de protección previstas en ese cuerpo
legal, las siguientes:
1º Prohibición de asistir a espectáculos públicos hasta por el término de
un año, debiendo presentarse en los días y horas de aquéllos que el Juez
determine previamente, en el lugar que éste designe.
2º La asistencia a algún tratamiento de rehabilitación de alcohol o
drogas, según el caso.
3º La realización de actividades determinadas en beneficio de la
comunidad, las que tendrán una duración inferior a dos meses, deberán fijarse
de común acuerdo con el infractor y se ajustarán a lo dispuesto en el inciso
penúltimo del artículo 6º de la Ley 19.327.
La persona que tuviere a su cargo el cuidado del menor, será civilmente
responsable de los perjuicios que éste cause.”
6. Para incorporar, en el numeral 12 del artículo único, que pasaría a ser
14, la siguiente letra a), alterándose la ordenación correlativa de las restantes:
a) Reemplázase la frase “sujetos al control“ por “de los descritos en el
Título II”.
7. Para agregar el siguiente numeral 13, nuevo:
“13) Intercálese, en el inciso primero de su artículo 18, entre el
guarismo 11 y la conjunción “y” que le sucede la expresión “11 A”, precedida
por una coma.

VII. TEXTO DEL PROYECTO APROBADO POR LA COMISIÓN.


En mérito de lo expuesto y por las consideraciones que, en su
oportunidad, se darán a conocer por el señor Diputado informante, la Comisión
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 81 de 483

INFORME COMISIÓN DEFENSA

de Defensa Nacional recomienda la aprobación del siguiente proyecto, al cual


se le han introducido correcciones formales que no es del caso explicitar:

PROYECTO DE LEY
Artículo único.- Introdúcense las siguientes modificaciones en la ley Nº
17.798, sobre Control de Armas:
1) Sustitúyese el inciso segundo del artículo 1° por el siguiente:
“Sin perjuicio de lo señalado en el inciso anterior, la Dirección General
de Movilización Nacional actuará como autoridad central de coordinación de
todas las autoridades ejecutoras y contraloras que correspondan a las
comandancias de guarnición de las Fuerzas Armadas y autoridades de
Carabineros de Chile y, asimismo, de las autoridades asesoras que
correspondan al Banco de Pruebas de Chile y a los servicios especializados de
las Fuerzas Armadas, en los términos previstos en esta ley y en su
reglamento.”
2) Modifícase el artículo 2° de la siguiente manera:
a) Intercálase, en la letra d), a continuación del vocablo “bombas”, la
expresión “incluidas las incendiarias”, entre comas.
b) Sustitúyense las letras f) y g) por las siguientes:
“f) Los fuegos artificiales, artículos pirotécnicos y otros artefactos de
similar naturaleza, sus partes y piezas. En este caso no será aplicable lo
dispuesto en los artículos 8º y 14 A.
g) Las instalaciones destinadas a la fabricación, armaduría, prueba,
almacenamiento o depósito de estos elementos, y los polígonos de tiro.”
3) Modifícase el artículo 3° del siguiente modo:
a) Intercálase, en el inciso primero, entre las locuciones “apariencia
inofensiva;” y “ametralladoras”, la frase “armas cuyos números de serie se
encuentren adulterados o borrados;”.
b) Agrégase, en el inciso segundo, a continuación del punto y aparte (.),
que pasa a ser coma (,), la siguiente frase: “así como tampoco bombas o
artefactos incendiarios.”
c) Agrégase el siguiente inciso tercero, nuevo, pasando el actual a ser
cuarto:
“Además, ninguna persona podrá poseer o tener armas de fabricación
artesanal ni armas modificadas respecto de su condición original, sin
autorización de la Dirección General de Movilización Nacional.”
4) Modifícase el artículo 4º de la siguiente manera:
a) Intercálase, en el inciso primero, a continuación de la palabra
“armar”, el vocablo “transformar,”.
b) Reemplázase, en el inciso segundo, la frase “las armas y elementos
indicados en las letras a), b), c), d) y e) del artículo 2°” por la siguiente: “las
armas, elementos o instalaciones indicados en el artículo 2°,”.
5) Modifícase el artículo 5° de la siguiente forma:
a) Sustitúyese el inciso cuarto por los siguientes incisos cuarto y quinto,
nuevos:
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 82 de 483

INFORME COMISIÓN DEFENSA

“El cumplimiento de lo dispuesto en el inciso anterior podrá ser


verificado, sin previo aviso, por funcionarios de Carabineros de Chile, quienes
deberán exhibir una orden escrita expedida por el Comisario a cuya jurisdicción
corresponda el lugar autorizado para mantener el arma. Una copia de dicha
orden se remitirá dentro de las veinticuatro horas siguientes al juez de
garantía competente.
El poseedor o tenedor estará obligado a exhibir el arma, presumiéndose
que ésta no se encuentra en el lugar autorizado, en caso de negativa de aquél
a enseñarla. Si el arma no es exhibida, se lo denunciará, a fin de que se
investigue la eventual comisión de alguno de los delitos previstos en los
artículos 11° ó 14 A. Si el poseedor o tenedor no es habido, no podrá
practicarse la fiscalización.”
b) Agréganse los siguientes incisos sexto, séptimo, octavo, noveno y
décimo, nuevos:
“Sin perjuicio de lo anterior, si el poseedor o tenedor se ausentare del
lugar autorizado para mantener el arma, podrá depositarla, por razones de
seguridad, ante la autoridad contralora de su domicilio, la que, en la forma que
disponga el reglamento, emitirá una guía de libre tránsito para su transporte,
guarda y depósito.
Asimismo, el poseedor o tenedor, previa solicitud fundada, será
autorizado para transportar el arma de fuego al lugar que indique y mantenerla
allí hasta por un plazo de sesenta días. La autorización no podrá otorgarse más
de dos veces durante el año calendario y deberá señalar los días específicos en
que el arma podrá transportarse. En caso de que el poseedor o tenedor, por
cualquier circunstancia, requiera transportar el arma de fuego en día distinto
del señalado en la autorización, podrá solicitar, por una sola vez, un permiso
especial a la autoridad contralora correspondiente.
Las personas que se encuentren registradas como deportistas o
cazadores podrán solicitar, a las autoridades señaladas en el inciso tercero del
artículo 4°, un permiso para transportar las armas que utilicen con tales
finalidades, por el período de un año, renovable.
El transporte a que se refiere este artículo no constituirá porte de armas
para los efectos del artículo 6°.
En caso de fallecimiento de un poseedor o tenedor de arma de fuego
inscrita, quien tenga la calidad de heredero deberá comunicar a la autoridad
contralora correspondiente al domicilio del causante, dentro de los quince días
siguientes, la circunstancia del fallecimiento y la individualización del comunero
que, bajo su responsabilidad, tendrá la posesión provisoria hasta que sea
adjudicada, cedida o transferida a una persona que cumpla con los requisitos
para inscribir el arma a su nombre. En todo caso, la adjudicación, cesión o
transferencia deberá efectuarse dentro del plazo de sesenta días, contado a
partir de la fecha de la mencionada comunicación, prorrogable, por una sola
vez, por treinta días. La infracción de lo establecido en esta norma será
sancionada por la autoridad contralora con multa de cinco a diez unidades
tributarias mensuales.
6) Intercálase el siguiente artículo 5° A, nuevo:
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 83 de 483

INFORME COMISIÓN DEFENSA

“Artículo 5° A.- Las autoridades señaladas en el artículo 4° sólo


permitirán la inscripción de un arma cuando su poseedor o tenedor cumpla con
los siguientes requisitos:
a) Ser mayor de edad;
b) Tener domicilio conocido;
c) Haber aprobado un examen que acredite que tiene los conocimientos
necesarios sobre conservación, mantenimiento y manejo del arma que
pretende inscribir y que posee una aptitud física y psíquica compatible con el
uso de armas.
d) No hallarse condenado o procesado por crimen o simple delito, lo que
se acreditará con el respectivo certificado de antecedentes, y
e) No haber sido sancionado en procesos relacionados con la ley N°
19.325, sobre Violencia Intrafamiliar.
La letra c) del inciso primero no se aplicará a los miembros en servicio
activo de las Fuerzas Armadas, de Orden y Seguridad Pública y de
Gendarmería de Chile.
El poseedor o tenedor de un arma inscrita deberá someterse cada cinco
años a un examen para determinar su aptitud física y psíquica para la tenencia
y el uso de armas, conforme a lo dispuesto en la letra c) de este artículo.
Si, por circunstancia sobreviniente, el poseedor o tenedor de un arma
inscrita pierde las aptitudes consignadas en la letra c) o es procesado o
condenado en conformidad con la letra d), o bien sancionado en los procesos a
que se refiere la letra e), la Dirección General de Movilización Nacional deberá
proceder a cancelar la respectiva inscripción, reemplazándola por una nueva a
nombre de la persona que el poseedor o tenedor original señale y que cuente
con autorización para la posesión o tenencia de armas.”
7) Sustitúyese el artículo 6° por el siguiente:
“Artículo 6º.- Ninguna persona podrá portar armas de fuego fuera de los
lugares indicados en el artículo 5° sin permiso de las autoridades señaladas en
el artículo 4°, las que podrán otorgarlo en casos calificados y en virtud de una
resolución fundada, de acuerdo con los requisitos y modalidades que
establezca la Dirección General de Movilización Nacional.
El permiso durará un año como máximo y sólo autorizará al beneficiario
para portar un arma. Estas autorizaciones se inscribirán en el Registro Nacional
de Armas.
Están exceptuados de esta prohibición el personal señalado en el inciso
cuarto del artículo 3°, respecto de su arma de servicio, sin perjuicio de lo que
disponga la reglamentación institucional respectiva, y los aspirantes a oficiales
de Carabineros y de la Policía de Investigaciones que cursen tercer año de las
Escuelas de Carabineros y de Investigaciones Policiales, durante la realización
de las respectivas prácticas policiales.
Se exceptúan también los deportistas y los vigilantes privados que sean
autorizados por la autoridad contralora y que cumplan con los requisitos
señalados en el reglamento. Tendrán la calidad de deportistas aquellos que
cuenten con permiso de caza al día otorgado por el Servicio Agrícola y
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 84 de 483

INFORME COMISIÓN DEFENSA

Ganadero o que se encuentren debidamente inscritos en clubes afiliados a


federaciones cuyos socios utilicen armas como implementos deportivos.”
Corresponderá a la Dirección General de Movilización Nacional velar por
la regularidad de las inscripciones a que se refiere el artículo 5°, representando
a las autoridades señaladas en el inciso tercero del artículo 4° cualquier
situación ilegal o antirreglamentaria en las inscripciones autorizadas, para su
inmediata corrección.
La Dirección General y las autoridades indicadas en el inciso anterior
podrán, en virtud de una resolución fundada, denegar, suspender, condicionar
o limitar las autorizaciones que exige esta ley.”
8) Modifícase el artículo 7° del siguiente modo:
a) Intercálase, en el inciso segundo, entre el vocablo “resolución” y la
preposición “de”, la expresión “fundada”.
b) Intercálase, en el inciso tercero, a continuación del término
“cazadores”, la palabra “deportistas”, precedida de una coma (,) e incorpórase,
antes del punto final (.), la frase “para vender armas”.
9) Modifícase el artículo 9° de la siguiente manera:
a) Sustitúyese, en el inciso primero, la frase “algunos de los elementos”
por la siguiente: “algunas de las armas o elementos”.
b) Reemplázase, en el mismo inciso, la frase “presidio menor en su
grado mínimo” por “presidio menor en su grado medio”.
c) Sustitúyese el inciso segundo por el siguiente:
“No obstante, si de los antecedentes o circunstancias del proceso
pudiera presumirse fundadamente que la posesión o tenencia de las armas o
elementos a que se refiere el inciso anterior estaba destinada a fines distintos
que los de alterar el orden público, atacar a las Fuerzas Armadas o a las de
Orden y Seguridad Pública o perpetrar otros delitos, se aplicará únicamente la
multa de once a cincuenta y siete unidades tributarias mensuales.”
10) Agrégase el siguiente artículo 9° A, nuevo:
“Artículo 9° A.- Será sancionado con la pena de presidio menor en su
grado mínimo:
1° El que, no siendo poseedor, tenedor o portador de un arma de fuego
inscrita, adquiriere las municiones o cartuchos a que se refiere la letra c) del
artículo 2°.
2° El que, siendo poseedor, tenedor o portador de un arma de fuego
inscrita, adquiriere municiones o cartuchos que no correspondan al calibre de
ésta.
3° El que vendiere municiones o cartuchos sin contar con la autorización
respectiva.
4° El que, estando autorizado para vender municiones o cartuchos,
omitiere registrar la venta con la individualización completa del comprador y
del arma respectiva.”
11) Modifícase el artículo 10° de la siguiente forma:
a) Intercálase, en el inciso primero, a continuación del término
“armaren,” la palabra “transformaren”, seguida de una coma (,).
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 85 de 483

INFORME COMISIÓN DEFENSA

b) Reemplázase, en el inciso segundo, la expresión “letra f)”, por “letra


g)”.
c) Sustitúyese el inciso tercero por el siguiente:
“No obstante lo establecido en los incisos anteriores, si las circunstancias
y antecedentes del proceso permiten presumir fundadamente que la
fabricación, armaduría, importación, internación al país, exportación,
transporte, almacenamiento, distribución o celebración de convenciones
respecto de las armas o elementos indicados en las letras b) y c) del artículo
2° no estaban destinados a alterar el orden público, atacar a las Fuerzas
Armadas o a las de Orden y Seguridad Pública o a perpetrar otros delitos, se
aplicará únicamente la pena de multa de once a cincuenta y siete unidades
tributarias mensuales.”
d) Reemplácese, en el inciso cuarto, la frase “cincuenta a quinientos
ingresos mínimos” por “ciento noventa a mil novecientas unidades tributarias
mensuales”.
12) Modifícase el artículo 11° del siguiente modo:
a) Sustitúyese el inciso primero por el siguiente:
“Los que portaren armas de fuego sin el permiso establecido en el
artículo 6° serán sancionados con la pena de presidio menor en su grado
medio a presidio mayor en su grado mínimo.”
b) Reemplázase el inciso segundo por el siguiente:
“Sin embargo, si de las circunstancias o antecedentes del proceso
pudiera presumirse fundadamente que la posesión o porte del arma estaba
destinado a fines distintos que los de alterar el orden público, atacar a las
Fuerzas Armadas o de Orden y Seguridad Pública o perpetrar otros delitos, se
aplicará únicamente la pena de multa de once a cincuenta y siete unidades
tributarias mensuales.”
13) Modifícase el artículo 13° de la siguiente manera:
a) Reemplázase el inciso primero por el siguiente:
“Los que poseyeren o tuvieren alguna de las armas o elementos
señalados en los incisos primero, segundo o tercero del artículo 3° serán
sancionados con presidio menor en su grado máximo a presidio mayor en su
grado mínimo.”
b) Intercálase, en el inciso segundo, entre las expresiones “bélico” y “la
pena”, la frase “o aquéllas señaladas en el inciso final del artículo 3°”.
14) Sustitúyese el artículo 14° por el siguiente:
“Artículo 14°.- Los que portaren alguna de las armas o elementos
señalados en los incisos primero, segundo o tercero del artículo 3° serán
sancionados con presidio menor en su grado máximo a presidio mayor en su
grado mínimo.
Si dichas armas son material de uso bélico o aquéllas señaladas en el
inciso final del artículo 3°, la pena será de presidio mayor en sus grados
mínimo a medio.
En tiempo de guerra, la pena será de presidio mayor en su grado medio
a presidio perpetuo.”
15) Modifícase el artículo 14 A de la siguiente forma:
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 86 de 483

INFORME COMISIÓN DEFENSA

a) Reemplázase, en el inciso primero, la frase “de cinco a diez ingresos


mínimos”, por la siguiente: “de ocho a cincuenta unidades tributarias
mensuales”.
b) Sustitúyese, en el inciso segundo, la frase “los cinco días desde que”
por “las cuarenta y ocho horas siguientes a que”.
c) Agrégase, en el mismo inciso, el siguiente párrafo segundo, nuevo:
“Si esta comunicación se hubiere efectuado ante Carabineros de Chile o
la Policía de Investigaciones de Chile, estas instituciones deberán darla a
conocer oportunamente a las mencionadas autoridades.”
16) Reemplázase el artículo 14 C por el siguiente:
“Artículo 14 C.- En los delitos previstos en los artículos 9° y 13,
constituye circunstancia eximente la entrega voluntaria de las armas o
elementos a las autoridades señaladas en el artículo 1°, sin que haya mediado
actuación policial, judicial o del Ministerio Público de ninguna especie.”
17) Sustitúyese el inciso cuarto del artículo 16° por el siguiente:
“Sin perjuicio de lo anterior y de las facultades de supervigilancia y
control de las armas que corresponden al Ministerio encargado de la Defensa
Nacional o a organismos de su dependencia, Carabineros de Chile y la Policía
de Investigaciones de Chile estarán interconectados con la base de datos sobre
inscripciones y registro de armas que debe mantener la Dirección Nacional de
Movilización Nacional. Sólo tendrán acceso a ella los funcionarios de las
instituciones indicadas hasta los niveles de Oficiales Superiores y Prefectos. El
reglamento fijará las normas con arreglo a las cuales se consultará dicha base
de datos debiendo, en todo caso, registrarse dicha consulta y resguardarse la
reserva de los antecedentes contenidos en aquélla.”
18) Agrégase el siguiente artículo 17 A, nuevo:
“Artículo 17 A.- El funcionario policial o de la Dirección General de
Movilización Nacional que violare la obligación de reserva de la información
contenida en la base de datos a que se refiere el inciso final del artículo 16°
será sancionado con la pena de reclusión menor en su grado máximo a
reclusión mayor en su grado mínimo y con la inhabilitación absoluta temporal
en su grado medio a perpetua para ejercer cargos y oficios públicos.
El funcionario que utilizare la información contenida en dicha base de
datos en beneficio propio o ajeno, en perjuicio de alguna persona, autoridad u
organismo, o para ejercer presiones o amenazas, será sancionado con la pena
de reclusión mayor en sus grados mínimo a máximo y con la inhabilitación
absoluta y perpetua para ejercer cargos públicos.”
19) Modifícase el artículo 18° del siguiente modo:
a) Agrégase, en el inciso primero, el siguiente párrafo segundo, nuevo:
“Los mismos tribunales conocerán de los delitos tipificados en los
artículos 13° y 14° cuando se cometieren con armas de fabricación artesanal o
modificadas respecto de su condición original, o bien con armas cuyos números
de serie se encuentren adulterados o borrados.”
b) Elimínase, en la letra a), la frase “en las comunas que no sean asiento
de juzgado militar,”.
20) Derógase el artículo 19°.
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 87 de 483

INFORME COMISIÓN DEFENSA

21) Modifícase el artículo 20° de la siguiente forma:


a) Reemplázase el encabezamiento por el siguiente:
“La tramitación de los procesos que conforme al artículo 18° deban ser
conocidos por tribunales militares se someterá a las normas establecidas en el
Título II del Libro II del Código de Justicia Militar.”
b) Deróganse las letras b), c), d) y e).
22) Agrégase, en el artículo 21°, el siguiente párrafo segundo, nuevo:
“Además, procurará difundir las disposiciones de esta ley a través de
todos los medios de comunicación a su alcance.”
23) Derógase el artículo 25°.
24) Derógase el inciso tercero del artículo 26°.
25) Derógase el artículo 27°.
26) Derógase el artículo transitorio.

ARTÍCULOS TRANSITORIOS
Artículo 1° transitorio.- Las personas que, con anterioridad a la fecha de
publicación de esta ley, posean o tengan un arma de fuego no inscrita, o bien
inscrita a nombre de un tercero, podrán inscribirla a su nombre hasta el último
día hábil del cuarto mes siguiente a la fecha de su entrada en vigencia, sin
estar obligadas, durante dicho plazo, al pago de la tasa de derechos
correspondiente a la solicitud de inscripción ni a la transferencia respectiva, a
que hace referencia el artículo 26°. Para ello, deberán acreditar que cumplen
los requisitos establecidos en las letras a), b), d) y e) del artículo 5° A.
El requisito contemplado en la letra c) del artículo 5° A deberá ser
cumplido con posterioridad a la inscripción, dentro del plazo máximo de ciento
ochenta días, contado a partir de ésta.
Artículo 2° transitorio.- Esta ley entrará en vigencia desde la fecha de su
publicación en el Diario Oficial, con excepción de la modificación efectuada en
la letra a) del artículo 18° y de la derogación de las letras d) y e) del artículo
20°, disposiciones que entrarán en vigor en la Región Metropolitana de
conformidad con lo dispuesto en el artículo 4° transitorio de la ley N° 19.640,
orgánica constitucional del Ministerio Público.
Artículo 3° transitorio.- Facúltase al Presidente de la República para que,
dentro del plazo de ciento ochenta días, contado desde la fecha de publicación
de esta ley, fije el texto refundido y actualizado de la ley N° 17.798, sobre
Control de Armas.

Se designó Diputado informante al señor ULLOA AGUILLÓN, don Jorge.

Sala de la Comisión, a 26 de noviembre de 2003.

Tratado y acordado, según consta en las actas correspondientes a las


sesiones de los días 15 y 29 de julio; 5 y 12 de agosto; 2 y 9 de septiembre;
7, 14, 28 y 30 de octubre, y 4, 13, 18 y 20 de noviembre de 2003, con la
asistencia de los Diputados señores Cardemil, don Alberto (Presidente);
Álvarez, don Rodrigo; Bauer, don Eugenio; Burgos, don Jorge; Errázuriz, don
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 88 de 483

INFORME COMISIÓN DEFENSA

Maximiano; Ibáñez, don Gonzalo; Leal, don Antonio; Mora, don Waldo;
Paredes, don Iván; Pérez, don José; Pérez, doña Lily; Tarud, don Jorge, y
Ulloa, don Jorge.
Concurrieron por la vía del reemplazo, los Diputados Álvarez-Salamanca,
don Pedro; García-Huidobro, don Alejandro; Kast, don José Antonio; Jarpa,
don Carlos Abel; Muñoz, don Pedro, y Olivares, don Carlos. Asistió, además, el
Diputado Bustos, don Juan.

ELENA MELÉNDEZ URENDA


Abogado Secretaria de la Comisión

ÍNDICE
I. CONSTANCIAS PREVIAS. 2
II. PRINCIPALES MODIFICACIONES INTRODUCIDAS POR LA COMISIÓN. 2
III. DISCUSIÓN DEL PROYECTO. 4
a) Discusión en general. 4
b) Discusión en particular. 6
IV. INDICACIONES RECHAZADAS POR LA COMISIÓN. 29
VII. TEXTO DEL PROYECTO APROBADO POR LA COMISIÓN. 32
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 89 de 483

OFICIO DE CORTE SUPREMA

1.4. Oficio de Corte Suprema a Cámara de Origen


Remite opinión solicitada. Fecha 22 de diciembre de, 2003. Cuenta en Sesión
38. Legislatura 350.

Oficio N 2787
Ant AD 20. 032

Santiago. 22 de diciembre de, 2003

Por oficio N 93 2003 de 13 de noviembre pasado, La Comisión de


Defensa Nacional de la Cámara de Diputados, se ha servido remitir a esta
Corte un Proyecto de Ley que modifica la Ley N°17.798 sobre Control de
Armas -cuyo objetivo es establecer mayores exigencias para inscribir un arma
y prohibir el porte de la misma- a fin de que este Tribunal emita su opinión, en
conformidad a lo dispuesto en los artículos 74 de la Constitución Política y 16
de la ley N°18.918 Orgánica Constitucional del Congreso Nacional.
Impuesto el Tribunal Pleno de esta Corte Suprema de !a materia consultada,
en sesión del día 19 de diciembre pasado, presidida por el Subrogante Señor
Hernán Alvarez, García y con la asistencia de los Ministros señores Libedinsky,
Ortiz, Benquis, Tapia, Gálvez, Rodríguez, Cury, Pérez, Alvarez Hernández,
Marín, Yurac, espejo, Medina, Kokisch, Juica y Oyarzún, acordó emitir el
siguiente informe:
El proyecto pretende dos modificaciones al artículo 18: a) agregar al
inciso primero un párrafo segundo nuevo, cuyo tenor es el siguiente: “Los
mismas tribunales conocerán de los delitos tipificados en los artículos 13 y 14
cuando se cometieren con armas de fabricación artesanal a modificadas
respecto de su condición original, o bien con armas cuyos números de serie se
encuentren adulterados o barrados"; y b) eliminar en la letra a) !a frase . "en
las comunas que no sean asientos de juzgado militar".
La primera de estas modificaciones referida a la prohibición de la
posesión, tenencia y porte de armas largas, cuyas cañones hayan sido
recortados, armas cortas automáticas, armas de fantasía, ametralladoras,
subametralladoras, metralletas y otras armas automáticas o semiautomáticas
de mayor poder destructor a efectividad, sea par su potencia, por el calibre de
sus proyectiles a por sus dispositivos de puntería, y cuyo conocimiento
corresponde, por regla general, a los Tribunales Militares de conformidad con
lo dispuesto en el inciso 2 ° del artículo 18 , otorga competencia a los
Tribunales Ordinarios cuando las armas sean o posean aquellas cuyas
características señala la disposición modificatoria.
La segunda modificación, adecua las normas sobre la denuncia y
conocimiento de los delitos contemplados en esta ley en aquellas Comunas en
que de conformidad con la Reforma Procesal Penal esté presente e! Ministerio
Público y señala que ella deberá presentarse ante este funcionario.
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 90 de 483

OFICIO DE CORTE SUPREMA

Debemos tener presente que e! articulo 18 de la ley N°17.798 fue


modificado por el articulo 32 de la Ley 19.806 adecuatoria de la Reforma
Procesal Penal, de 31 de mayo de 2002 que dispuso que estos delitos "sean
conocidos por los tribunales ordinarios con competencia en lo criminal con
arreglo al Código Procesal Penal".
Sin embargo, en su artículo transitorio dispuso que las normas relativas
al ejercicio de la acción penal pública, la dirección de la investigación y la
protección de las víctimas y testigos; con la competencia en materia penal y a
la ley procesal penal aplicable entrarán en vigencia gradualmente para las
regiones I, XI, XII, V, VI, VIII, X y Metropolitana de Santiago, de conformidad
al calendario establecido en el articulo 4° transitorio de !a Ley 19. 640.
En consecuencia, donde no rige aún el nuevo Código procesal Penal, son
competentes los tribunales ordinarios que deben aplicar el procedimiento
ordinario por crimen o simple delito de acción pública.
Esta Corte no tiene observaciones que formular, salvo lo que tiene
relación con otorgar los recursos económicos necesarios que fuere menester, al
entregarle el conocimiento de nuevos delitos a los actuales tribunales del país.
Es todo cuanto podemos informar en torno aI proyecto en examen.
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 91 de 483

INFORME COMISIÓN HACIENDA

1.5. Informe Comisión de Hacienda


Cámara de Diputados. Fecha 23 de enero, 2004. Cuenta en Sesión 51.
Legislatura 350.

INFORME DE LA COMISIÓN DE HACIENDA RECAÍDO EN EL PROYECTO


DE LEY QUE MODIFICA LA LEY N° 17.798, SOBRE CONTROL DE ARMAS,
CON EL OBJETO DE ESTABLECER MAYORES EXIGENCIAS PARA
INSCRIBIR UN ARMA Y PROHIBIR EL PORTE DE LA MISMA, ENTRE
OTRAS MODIFICACIONES.

(BOLETÍN Nº 2.219-02)
HONORABLE CÁMARA:

La Comisión de Hacienda pasa a informar el proyecto de ley mencionado


en el epígrafe, en cumplimiento del inciso segundo del artículo 17 de la ley N°
18.918, Orgánica Constitucional del Congreso Nacional y conforme a lo
dispuesto en los artículos 220 y siguientes del Reglamento de la Corporación.

CONSTANCIAS PREVIAS

1.- Origen y urgencia

La iniciativa tuvo su origen en la Cámara de Diputados por una Moción


de los Diputados señores Letelier, don Juan Pablo; Bustos, don Juan, y Montes,
don Carlos. El Ejecutivo calificó de “suma urgencia” la tramitación de este
proyecto.

2.- Disposiciones o indicaciones rechazadas

Los numerales 9), 10) letra b) y 12) letra a) del artículo único propuesto
por la Comisión Especial de Seguridad Ciudadana.

3.- Disposiciones que no fueron aprobadas por unanimidad

Ninguna.

Asistieron a la Comisión durante el estudio del proyecto el señor Carlos


Mackenney, Subsecretario de Marina y la señorita Paulina Muñoz, Asesora del
Ministerio del Interior.
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 92 de 483

INFORME COMISIÓN HACIENDA

El propósito de la iniciativa consiste en establecer normas tendientes a


desincentivar la tenencia o adquisición de armas de fuego por parte de los
particulares.

Asimismo, se otorga un período de cuatro meses para que se inscriban


las armas que no están en los registros y cuya inscripción será gratuita.

Por otra parte, se hizo presente en la Comisión que el proyecto aumenta


las penas por los diversos ilícitos que se contemplan, toda vez que las multas
actuales son de bajo monto.

El informe financiero elaborado por la Dirección de Presupuestos, con


fecha 9 de enero de 2004, señala que la Dirección General de Movilización
Nacional dejará de percibir mayores ingresos a los presupuestados anualmente
por $ 6.330 por cada inscripción y $ 15.070 por cada transferencia
regularizada.

Por otra parte, estima para estas actuaciones un costo en insumos de $


266 y $ 185, respectivamente. Asimismo, si se optara por realizar una
campaña comunicacional especial por radio y televisión, ésta tendría un costo
cercano a los $ 200.000.000.

El mayor gasto que se produzca por estos conceptos será financiado con
los ingresos provenientes de la ley N° 17.798.

Finalmente, en cuanto a las multas, pese a que el proyecto incrementa


sus montos, no es posible cuantificar los mayores ingresos que podrían
generarse, por cuanto no se cuenta con la información que permita efectuar
estimaciones.

Este proyecto fue informado por la Comisión Especial de Seguridad


Ciudadana con fecha 6 de marzo de 2001, disponiéndose que el numeral 13)
del artículo único aprobado por ella es de competencia de esta Comisión.
Posteriormente, con fecha 26 de noviembre de 2003, la Comisión de Defensa
evacuó su informe, consignando que el numeral 24) del artículo único y el
artículo 1° transitorio del proyecto aprobado por ella son de conocimiento de
esta Comisión. Por su parte, la Comisión de Hacienda acordó incorporar a su
conocimiento los numerales 9), 10) letra b) y 12) letra a) del artículo único del
proyecto aprobado por la Comisión Especial de Seguridad Ciudadana y los
numerales 5) letra b) inciso final, 9) letra c), 11) letras c) y d), 12) letra b), y
15) letra a) del artículo único aprobado por la Comisión de Defensa Nacional,
en conformidad al numeral segundo del artículo 220 del Reglamento.
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 93 de 483

INFORME COMISIÓN HACIENDA

En relación con la discusión particular del articulado, cabe señalar lo


siguiente:

En el informe de la Comisión de Defensa se consignan las siguientes


disposiciones:

Por el artículo único del proyecto, se introducen diversas modificaciones


a la ley N° 17.798, sobre Control de Armas.

En el numeral 5) se modifica el artículo 5° de la siguiente forma:

Por la letra b), se agregan los siguientes incisos sexto, séptimo, octavo,
noveno y décimo, nuevos:

(inciso final) En caso de fallecimiento de un poseedor o tenedor de arma


de fuego inscrita, quien tenga la calidad de heredero deberá comunicar a la
autoridad contralora correspondiente al domicilio del causante, dentro de los
quince días siguientes, la circunstancia del fallecimiento y la individualización
del comunero que, bajo su responsabilidad, tendrá la posesión provisoria hasta
que sea adjudicada, cedida o transferida a una persona que cumpla con los
requisitos para inscribir el arma a su nombre. En todo caso, la adjudicación,
cesión o transferencia deberá efectuarse dentro del plazo de sesenta días,
contado a partir de la fecha de la mencionada comunicación, prorrogable, por
una sola vez, por treinta días. La infracción de lo establecido en esta norma
será sancionada por la autoridad contralora con multa de cinco a diez unidades
tributarias mensuales.

En el numeral 9), se modifica el artículo 9° de la siguiente manera:

Por la letra c), se sustituye el inciso segundo por el siguiente:

“No obstante, si de los antecedentes o circunstancias del proceso


pudiera presumirse fundadamente que la posesión o tenencia de las armas o
elementos a que se refiere el inciso anterior estaba destinada a fines distintos
que los de alterar el orden público, atacar a las Fuerzas Armadas o a las de
Orden y Seguridad Pública o perpetrar otros delitos, se aplicará únicamente la
multa de once a cincuenta y siete unidades tributarias mensuales.”.

En el numeral 11), se modifica el artículo 10 de la siguiente forma:

Por la letra c), se sustituye el inciso tercero por el siguiente:

“No obstante lo establecido en los incisos anteriores, si las circunstancias


y antecedentes del proceso permiten presumir fundadamente que la
fabricación, armaduría, importación, internación al país, exportación,
transporte, almacenamiento, distribución o celebración de convenciones
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 94 de 483

INFORME COMISIÓN HACIENDA

respecto de las armas o elementos indicados en las letras b) y c) del artículo


2° no estaban destinados a alterar el orden público, atacar a las Fuerzas
Armadas o a las de Orden y Seguridad Pública o a perpetrar otros delitos, se
aplicará únicamente la pena de multa de once a cincuenta y siete unidades
tributarias mensuales.”

Por la letra d), se reemplaza en el inciso cuarto, la frase “cincuenta a


quinientos ingresos mínimos” por “ciento noventa a mil novecientas unidades
tributarias mensuales”.

En el numeral 12), se modifica el artículo 11 del siguiente modo:

Por la letra b), se reemplaza el inciso segundo por el siguiente:

“Sin embargo, si de las circunstancias o antecedentes del proceso


pudiera presumirse fundadamente que la posesión o porte del arma estaba
destinado a fines distintos que los de alterar el orden público, atacar a las
Fuerzas Armadas o de Orden y Seguridad Pública o perpetrar otros delitos, se
aplicará únicamente la pena de multa de once a cincuenta y siete unidades
tributarias mensuales.”.

En el numeral 15), se modifica el artículo 14 A de la siguiente forma:

Por la letra a), se reemplaza en el inciso primero, la frase “de cinco a


diez ingresos mínimos”, por la siguiente: “de ocho a cincuenta unidades
tributarias mensuales”.

Por el numeral 24), se deroga el inciso tercero del artículo 26 que


establece que las diligencias que indica estarán afectas a derechos que serán
fijados por resolución de la Dirección General de Reclutamiento y Movilización
de las Fuerzas Armadas.

En el artículo 1° transitorio, se dispone que las personas que, con


anterioridad a la fecha de publicación de esta ley, posean o tengan un arma de
fuego no inscrita, o bien inscrita a nombre de un tercero, podrán inscribirla a
su nombre hasta el último día hábil del cuarto mes siguiente a la fecha de su
entrada en vigencia, sin estar obligadas, durante dicho plazo, al pago de la
tasa de derechos correspondiente a la solicitud de inscripción ni a la
transferencia respectiva, a que hace referencia el artículo 26°. Para ello,
deberán acreditar que cumplen los requisitos establecidos en las letras a), b),
d) y e) del artículo 5° A.
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 95 de 483

INFORME COMISIÓN HACIENDA

El requisito contemplado en la letra c) del artículo 5° A deberá ser


cumplido con posterioridad a la inscripción, dentro del plazo máximo de ciento
ochenta días, contado a partir de ésta.

Puestas en votación las disposiciones precedentes fueron aprobadas por


unanimidad.

En el informe de la Comisión Especial de Seguridad Ciudadana se


consigna el siguiente articulado:

En el artículo único se introducen diversas modificaciones en la ley N°


17.798, sobre control de armas.

Por el numeral 9), se sustituye el inciso segundo del artículo 9°, por el
siguiente:

"No obstante, si de los antecedentes o circunstancias del proceso,


pudiera presumirse fundadamente que la posesión o tenencia de las armas o
elementos a que se refiere el inciso anterior, estaba destinada a fines distintos
que los de alterar el orden público, atacar a las Fuerzas Armadas o a las de
Orden y Seguridad Pública o perpetrar otros delitos, se aplicará únicamente la
multa de 11 a 57 unidades tributarias mensuales. Si además de las
circunstancias o antecedentes referidos, consta en el proceso la conducta
anterior irreprochable del inculpado, podrá el tribunal aplicar una multa de
hasta 10 unidades tributarias mensuales, sobreseer definitivamente o dictar
sentencia absolutoria.”.

Por el numeral 10), se modifica el artículo 11 en la siguiente forma:

En la letra b), se sustituye el inciso segundo por el siguiente:

“Sin embargo, si de las circunstancias o antecedentes del proceso,


pudiera presumirse fundadamente que la posesión o porte del arma estaba
destinado a fines distintos que los de alterar el orden público, atacar a las
Fuerzas Armadas o de Orden y Seguridad Pública o perpetrar otros delitos, se
aplicará únicamente la pena de multa de 11 a 57 unidades tributarias
mensuales. Si además de las circunstancias o antecedentes referidos, consta
en el proceso la conducta anterior irreprochable del inculpado, podrá el tribunal
aplicar una multa de hasta 10 unidades tributarias mensuales, sobreseer
definitivamente o dictar sentencia absolutoria.”.

Por el numeral 12), se modifica el artículo 14-A, en la siguiente forma:


Historia de la Ley Nº 20.014 Página 96 de 483

INFORME COMISIÓN HACIENDA

En la letra a), se reemplaza en el inciso primero la frase “de cinco a diez


ingresos mínimos”, por la siguiente: “de ocho a cincuenta unidades tributarias
mensuales”.

Por el numeral 13), se sustituye el artículo 21, por el siguiente:

“Artículo 21.- La Dirección General de Movilización Nacional deberá


difundir, por los medios de publicidad que estime convenientes, las
disposiciones de esta ley, principalmente, las relativas a prohibiciones,
permisos, autorizaciones, inscripciones y sanciones.”.

En relación con el articulado precedente propuesto por la Comisión


Especial, se acordó rechazar los numerales 9), 10) letra b) y 12) letra a) y el
numeral 13), se consideró que no era de competencia de esta Comisión.

SALA DE LA COMISIÓN, a 23 de enero de 2004.

Acordado en sesiones de fechas 3 y 10 de diciembre de 2003, con la


asistencia de los Diputados señores Jaramillo, don Enrique (Presidente);
Alvarez, don Rodrigo; Alvarez-Salamanca, don Pedro Pablo; Cardemil, don
Alberto; Dittborn, don Julio; Escalona, don Camilo; Lorenzini, don Pablo; Ortiz,
don José Miguel; Pérez, don José; Saffirio, don Eduardo; Tuma, don Eugenio y
Von Mühlenbrock, don Gastón.

Se designó Diputado Informante al señor JARAMILLO, don ENRIQUE.

JAVIER ROSSELOT JARAMILLO


Abogado Secretario de la Comisión
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 97 de 483

DISCUSIÓN SALA

1.6. Discusión en Sala


Cámara de Diputados. Legislatura 350, Sesión 61. Fecha 17 de marzo, 2004.
Discusión general. Aprobado en general.

MAYORES EXIGENCIAS PARA LA INSCRIPCIÓN Y PORTE DE ARMAS DE


FUEGO. Modificación de la ley Nº 17.798, sobre control de armas. Primer
trámite constitucional.

El señor LEAL (Vicepresidente).-


A continuación, corresponde tratar el proyecto de ley, iniciado en moción, que
modifica la ley Nº 17.798, sobre control de armas, con el objeto de establecer
mayores exigencias para inscribir un arma y prohibir el porte de la misma,
entre otras modificaciones.
Diputados informantes de las Comisiones de Defensa Nacional, Especial
de Seguridad Ciudadana y de Hacienda, son los señores Jorge Ulloa, Juan
Bustos y Enrique Jaramillo, respectivamente.

Antecedentes:
-Moción, boletín Nº 2219-02, sesión 27ª, en 18 de agosto de 1998.
Documentos de la Cuenta Nº 9.
-Informes de las Comisiones de Seguridad Ciudadana, de Defensa
Nacional y de la de Hacienda, sesión 51ª, en 2 de marzo de 2004. Documentos
de la Cuenta Nºs 42, 43 y 44.

El señor LEAL (Vicepresidente).-


Tiene la palabra el diputado Jorge Ulloa, informante de la Comisión de Defensa
Nacional.

El señor ULLOA.- Señor Presidente, el proyecto de ley sobre el cual


tengo el honor de informar tuvo su origen en moción de los diputados señores
Juan Pablo Letelier, Juan Bustos y Carlos Montes.
Como esta iniciativa legal se radicó inicialmente en la Comisión Especial
de Seguridad Ciudadana, la Comisión de Defensa adoptó el acuerdo de
pronunciarse sobre el proyecto que aprobó dicha Comisión Especial.
Como se ha dicho, el objetivo perseguido por sus autores es establecer
disposiciones tendientes a desincentivar la tenencia o adquisición de armas de
fuego por parte de particulares, como una forma de evitar que pasen
posteriormente a poder de los delincuentes como consecuencia de los robos, y
los frecuentes accidentes que se producen por el desconocimiento del manejo
de las armas por quienes las han adquirido para su defensa personal.
Durante el debate habido en la Comisión hubo consenso en el sentido de
que las modificaciones que se propone introducir a la ley Nº 17.798
contribuyen a mejorar, y también a modernizar, la actual normativa sobre
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 98 de 483

DISCUSIÓN SALA

control de armas, sin perjuicio de lo cual se mantiene sin resolver problemas


relativos a su aplicación, debido a la falta de precisión de sus disposiciones.
Hubo especial inquietud por parte de los integrantes de la Comisión, por
el progresivo incremento del tráfico ilegal de armas, por el porcentaje
importante de armas hechizas o transformadas que son utilizadas en la
comisión de muchos delitos y por la existencia de una gran cantidad de
armamento que no se encuentra inscrito y cuya posesión o tenencia no ha sido
autorizada.
Sin embargo, no imperó en la Comisión de Defensa el criterio de
imponer restricciones exageradas en perjuicio de los ciudadanos que deseen
poseer armas para fines legítimos de defensa personal, sobre todo si se tiene
en consideración que una gran cantidad de armas hechizas con propósitos
delictuales permanecen en la más completa ilegalidad.
En razón de lo anterior, se concordó en cuanto a la necesidad de
establecer requisitos para restringir la inscripción indiscriminada de armas,
limitar su inscripción sólo a personas capacitadas para el manejo del
armamento e incorporar procedimientos de control que permitan a la autoridad
verificar, a través de exámenes periódicos, que las aptitudes de los poseedores
o tenedores de armas se mantienen en el tiempo.
Por otra parte, se destacó la conveniencia de contemplar como
circunstancia agravante de carácter general el hecho de haber utilizado armas
de fuego en la comisión de los delitos. Específicamente, el diputado Cardemil
propuso aumentar en un grado las penas por delitos cometidos con armas de
fuego, y en dos, para los delitos en que se hubieren utilizado armas no
inscritas o hechizas.
En materia de porte de armas, se sostuvo como criterio general que no
deben establecerse más restricciones de las necesarias, a fin de garantizar el
cumplimiento de la normativa y de cautelar los intereses de aquellas personas
que sólo pretenden resguardar su seguridad personal, sin perjuicio de
aumentar las penas respectivas.
Específicamente, hubo especial preocupación por la cantidad de delitos
que se cometen con armas blancas, especialmente en lugares públicos, de
espectáculos y recintos deportivos. Sobre el particular, el diputado Pedro
Muñoz presentó un conjunto de indicaciones para incorporar, entre otras
materias, un Título III, nuevo, denominado “Del control de armas blancas”, con
el objeto de prohibir y sancionar el porte de armas blancas bajo la influencia
del alcohol, drogas, estupefacientes, psicotrópicos, estimulantes y otras
sustancias análogas, en grupos o pandillas y en espectáculos públicos.
Aunque se valoró la propuesta antedicha, no se estimó conveniente
legislar sobre el particular en este cuerpo legal, principalmente debido a que el
Ejecutivo recogió dicha proposición en un proyecto que modifica el Código
Penal en materia de uso y porte de armas, cuyo primer informe, evacuado por
la Comisión de Seguridad Ciudadana, fue conocido por la Corporación.
La idea de legislar fue aprobada por asentimiento unánime de los
diputados integrantes de la Comisión, señores Bauer, don Eugenio; Burgos,
don Jorge; Errázuriz, don Maximiano; Ibáñez, don Gonzalo; Leal, don Antonio;
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 99 de 483

DISCUSIÓN SALA

Muñoz, don Pedro -en reemplazo del señor Paredes, don Iván-; Pérez, don
José; Tarud, don Jorge, y de quien habla.
Como se ha expresado, en la discusión particular la Comisión adoptó el
acuerdo de pronunciarse sobre el proyecto aprobado por la Comisión Especial
de Seguridad Ciudadana, iniciativa que consta de un artículo único, compuesto
de 14 numerales, y de dos artículos transitorios.
En el informe que obra en poder de los señores diputados se consigna el
contenido de la discusión particular. Asimismo, se ha preparado un texto
comparado entre la normativa vigente y los proyectos aprobados por esta
Comisión y la Especial de Seguridad Ciudadana.
Sin perjuicio de lo anterior, se introdujeron importantes modificaciones
que dicen relación con los siguientes aspectos:

Modificaciones a la ley de armas.


Se establecen mayores exigencias para la posesión o tenencia de armas
de fuego, con el objeto de restringir la inscripción indiscriminada de aquellas, y
de limitarlas sólo a personas capacitadas para el manejo del armamento, que
tengan una irreprochable conducta anterior.
Asimismo, se incorporan procedimientos de control que permiten a la
autoridad verificar, a través de exámenes periódicos, que las aptitudes de los
poseedores o tenedores de armas se mantienen en el tiempo.
Además, se faculta a la Dirección General de Movilización Nacional para
cancelar la respectiva inscripción si, por circunstancias sobrevinientes, el
poseedor o tenedor inscrito perdiere las aptitudes físicas o psíquicas
compatibles con el uso de armas o se encontrare en alguna de las hipótesis
señaladas en el inciso final del artículo 5º A.
En este mismo orden de ideas, se limita la venta de municiones y
cartuchos, de modo tal que solamente puedan ser adquiridos por los
poseedores, tenedores o portadores de armas de fuego inscritas, siempre que
correspondan al calibre de éstas, so pena de aplicarse una sanción de carácter
penal al adquirente que no reuniere tales condiciones, a quienes vendieren
dichos elementos sin contar con la autorización respectiva y a quienes, estando
autorizados para hacerlo, omitieren dejar constancia de la venta en un
registro.
También se incluyen expresamente, dentro de las armas y elementos
cuya posesión o tenencia se encuentra prohibida -algo muy importante, pues
había un vacío legal profundo-, las bombas o artefactos incendiarios, las armas
cuyos números de serie hayan sido borrados o alterados, las armas de
fabricación artesanal y las modificadas respecto de su condición original. Sin
embargo, en el caso de las dos últimas, la prohibición rige en la medida en que
no se obtenga la correspondiente autorización de la Dirección General de
Movilización Nacional. Ello, en atención a que la gente que práctica deportes
con armas de fuego, muchas veces requiere hacer modificaciones.
Se prohíbe la transformación de las armas o elementos indicados en el
artículo 2º, sin la autorización de la Dirección General de Movilización Nacional,
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 100 de 483

DISCUSIÓN SALA

con el objeto de evitar la proliferación de las denominadas armas hechizas en


los sectores más jóvenes de la población.
A partir de la entrada en vigencia de esta ley en proyecto, se pretende
sancionar a quienes transformaren, sin la correspondiente autorización, el
material de uso bélico, las armas de fuego, las municiones y cartuchos, los
explosivos, las bombas y artefactos de similar naturaleza y las sustancias
químicas que son utilizadas para la fabricación de explosivos.
Se aumentan las sanciones en los casos de posesión, tenencia o porte
ilegal de armas de fuego, principalmente de las armas prohibidas enumeradas
en el artículo 3º. Se mantiene la facultad del juez de aplicar una multa,
expresada en unidades tributarias mensuales, y se elimina la facultad de
sobreseer definitivamente o de dictar sentencia absolutoria cuando constare en
el proceso la conducta anterior irreprochable del inculpado, en relación con los
procesos relacionados con los tipos penales contemplados en los artículos 9º,
10 y 11, respectivamente.
Se incorpora una circunstancia eximente de responsabilidad criminal en
favor del poseedor o tenedor ilegal de armas que las entregare
voluntariamente a la autoridad competente, sin que haya mediado actuación
policial, judicial o del Ministerio Público de ninguna especie. Esta es una
materia relevante, porque permitirá que aquellas personas que tienen en su
poder un arma no inscrita puedan entregarla voluntariamente, eximiéndoseles
de la responsabilidad penal correspondiente.
Se permite, en casos calificados y en virtud de una resolución fundada
de la Dirección General de Movilización Nacional, el porte de armas de fuego en
lugares que no sean el bien raíz declarado correspondiente a la residencia del
poseedor o tenedor, el sitio de trabajo o el lugar que se pretende proteger. En
relación con la situación de los deportistas, se incorpora un precepto que
facilita el porte de las mismas cuando cuenten con permiso al día otorgado por
el Servicio Agrícola y Ganadero o cuando se encuentren debidamente inscritos
en clubes afiliados a federaciones, cuyos socios utilicen armas como
implementos deportivos.
Se autoriza el depósito del arma de fuego, por razones de seguridad,
ante la autoridad contralora, como también el transporte de la misma, hasta
por dos veces en el año calendario, previo aviso debidamente fundado a las
autoridades correspondientes, al lugar que se indique y con la condición de
mantenerla allí hasta por un plazo de sesenta días. De este modo,
pretendemos resolver el problema que se genera en el caso de las armas de
fuego que son robadas en inmuebles cuyos moradores se ausentan y no las
llevan consigo por falta de autorización para el porte.
Se solucionan, también, los problemas derivados del fallecimiento del
poseedor o tenedor de un arma de fuego inscrita, mediante un mecanismo que
facilita la posesión provisoria por parte de un comunero hasta la adjudicación,
cesión o transferencia del arma.
Se disminuye el plazo para comunicar a las autoridades
correspondientes la pérdida o extravío de las armas o elementos sujetos al
control de esta ley, de cinco días -actualmente- a 48 horas, contadas desde el
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 101 de 483

DISCUSIÓN SALA

momento en que se tuvo o pudo tenerse conocimiento de dicha pérdida o


extravío.
Se dispone que Carabineros de Chile y la Policía de Investigaciones de
Chile, a través de las jefaturas que se indican, estarán interconectados con la
base de datos sobre inscripciones y registro de armas que debe mantener la
Dirección General de Movilización Nacional, en la forma que determine el
reglamento, de modo que en este último se disponga la manera de
proporcionar el mencionado acceso, garantizando siempre la privacidad de las
personas, por una parte, y la eficiencia y eficacia policial, por otra.
Consecuentemente con lo anterior, se crea un nuevo tipo penal destinado a
sancionar la violación de la obligación de reserva de la información contenida
en dichas base de datos.
Se restringe la facultad que tiene la Dirección General de Movilización
Nacional para cobrar derechos en cuanto a las solicitudes relacionadas con la
aplicación de esta ley, por medio de la supresión del precepto contenido en el
inciso tercero del artículo 26.
Se otorga a las personas que, con anterioridad a la fecha de publicación
de esta ley, posean o tengan un arma de fuego no inscrita, o bien inscrita a
nombre de un tercero, la posibilidad de regularizar su situación dentro del
plazo que se indica, eximiéndolas de la obligación de pagar los
correspondientes derechos, como consecuencia del espíritu que anima a la
Comisión en orden a establecer un incentivo para posibilitar la inscripción
masiva de armas de fuego y su fiscalización dentro de la normativa vigente.
Este proyecto, que nació de una moción presentada por tres señores
diputados con el único objeto de establecer mayores exigencias, ha sido
perfeccionado suficientemente, a juicio de la Comisión de Defensa Nacional,
con el objeto de dar la mayor facilidad para que la autoridad en Chile sepa
cuántas armas existen. En virtud de aquello, esta última disposición, que de
alguna manera puede llamarse “blanqueo”, no tiende a más objetivo que el de
poder tener con claridad el conocimiento exacto de cuántas armas existen en
el país.
Finalmente, cabe señalar que se estima que un equivalente a la mitad de
las armas contabilizadas -700 mil-se encuentra en situación completa y
absolutamente irregular.
La propuesta de la Comisión de Defensa apunta, leal, sincera y
objetivamente, a mejorar la situación planteada por los diputados que
originaron esta moción.
He dicho.

El señor LEAL (Vicepresidente).-


A petición del Comité de la UDI, convoco a reunión de Comités a las 12.30.
Solicito el acuerdo de los señores diputados y de las señoras diputadas
para que pueda ingresar a la Sala el subsecretario del Interior, señor Jorge
Correa Sutil.
No hay acuerdo.
Tiene la palabra el diputado Juan Bustos.
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 102 de 483

DISCUSIÓN SALA

El señor BUSTOS.- Señor Presidente, en nombre de la Comisión Especial


de Seguridad Ciudadana, me corresponde informar sobre el proyecto de ley,
iniciado en moción de los diputados señores Juan Pablo Letelier, Carlos Montes
y quien habla, que está estrechamente relacionado con el tema de la seguridad
ciudadana.
Como se sabe, la primitiva ley de armas es de 1972, y su objetivo era
completamente diferente al que hoy se estima que debe corresponder en
relación con el tema de la seguridad ciudadana y de la violencia, cual es
prevenir que en nuestra población se multiplique la cantidad de armas en
poder de los privados. Por una serie de hechos que se produjeron y que
detectaron Carabineros y la Policía de Investigaciones, se verificó que una gran
cantidad de armas encontradas en poder de los delincuentes provenían, por
una parte, de robos perpetrados a particulares, y, por otra parte, de la
inexistencia de una regulación o de una fiscalización rigurosa de su venta libre
en los locales autorizados para ello.
En otro orden de cosas, la excesiva cantidad de armas en poder de
particulares explica los frecuentes accidentes, algunos con consecuencias
fatales, provocados por la falta de capacitación en su uso como por el descuido
en su mantenimiento.
El proyecto, entre otras cosas, establece restricciones en el uso,
tenencia y porte de armas, y regula la relación que en esta materia debe
existir entre la Dirección General de Movilización Nacional, Carabineros y la
Policía de Investigaciones. Ello permitirá obviar graves descoordinaciones
existentes hoy día. Por ejemplo, la base de datos de dicha Dirección no está a
disposición de Carabineros ni de Investigaciones de Chile, lo que, es grave,
tanto desde el punto de vista de la prevención y pesquisa del delito como de la
fiscalización del porte y tenencia irregular o ilícito de armas.
Desde esa perspectiva, en la Comisión de Seguridad Ciudadana hubo
una serie de propuestas, también recogidas por la Comisión de Defensa, entre
ellas, cursos de capacitación para los poseedores o tenedores de armas de
defensa personal. Estos cursos de capacitación se deberán realizar en
instalaciones, polígonos o escuelas autorizados para ello, y serán los
autorizados y controlados por la Dirección General de Movilización Nacional,
fiscalizando con ello, además, la tenencia y uso de las armas.
Otro problema abordado dice relación con los requisitos que deben
cumplir los privados para la tenencia y posesión de armas. Con ese objeto, se
aprobó el artículo 15 bis de la ley de control de armas, que establece una serie
de requisitos nuevos, como ser mayor de edad, haber aprobado la educación
básica, tener domicilio conocido, que era un aspecto bastante importante y un
vacío en la ley; haber realizado y aprobado el curso de capacitación para la
tenencia y porte de armas, y tener aptitud física y psíquica compatible con el
uso de armas. En este aspecto había un vacío en la ley. Ha habido muchos
casos ilícitos cometidos por personas carentes de condiciones psíquicas para
portar armas. Asimismo, se establece la prohibición de portar armas a las
personas que han sido separadas de alguna de las ramas de las Fuerzas
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 103 de 483

DISCUSIÓN SALA

Armadas. Eran frecuentes los casos de personas que, a pesar de haber sido
separadas de algunas de estas instituciones por incurrir en infracciones o
graves irregularidades, continuaban portando armas. También se establecen
como requisitos para la tenencia de armas no hallarse condenado o procesado
por delitos graves y por violencia intrafamiliar. Todos estos nuevos requisitos
se estimaron como mínimos para los efectos del porte de armas.
Del mismo modo, la Comisión de Defensa aprobó restricciones para el
traslado de armas. Cuando su tenencia ha sido autorizada, las armas sólo
pueden estar en los lugares indicados en el artículo 5º de la ley de control de
armas. No obstante, se estableció una excepción: siempre que ello fuese
debidamente notificado a la autoridad correspondiente dos veces al año,
cuando el dueño del arma deba trasladarse por vacaciones. En ese caso, es
lógico y conveniente, cuando sea autorizado, que también traslade el arma al
lugar o a la residencia donde pasa sus vacaciones.
En la Comisión de Defensa también se aprobaron algunas modificaciones
que no habían quedado claras en la Comisión Especial de Seguridad
Ciudadana, entre ellas, las relativas a las excepciones en favor de una serie de
actividades deportivas en las cuales se usan armas, como la caza, el tiro,
etcétera. Por ello, se modifica el artículo 7º, con el objeto de establecer que las
restricciones en el porte y traslado de armas no implicarán una limitación de
los derechos de las personas que practican algún deporte en el cual se usan
armas.
Se aprobó una atenuante especial cuando se compruebe que en el uso
irregular del arma no hubo la intención de la comisión de un delito o de atacar
a las Fuerzas Armadas. En ese caso, sólo se estableció una multa y no una
pena privativa de libertad.
Otro aspecto importante es la relación que debe existir entre la Dirección
General de Movilización Nacional con Carabineros y con la Policía de
Investigaciones, como hemos dicho. Al respecto, se aprobó una disposición,
que, quizás, fue la más discutida dentro de la Comisión de Seguridad
Ciudadana, que permite a Carabineros y a Investigaciones entrar sin mayores
problemas a la base de datos de dicha Dirección. En todo caso, en la Comisión
de Defensa se concordó en que la Dirección General de Movilización deberá
informar trimestralmente al general director de Carabineros de Chile y al
director general de la Policía de Investigaciones sobre todas las nuevas
inscripciones y registros de armas efectuadas en el respectivo período. De esa
manera, creemos que se cumple, aunque no totalmente, la exigencia
planteada en la Comisión de Seguridad Ciudadana, en el sentido de que esa
base de datos esté a total disposición de la Policía de Investigaciones y de
Carabineros, que tienen a su cargo la seguridad ciudadana. Porque estimamos
que no es suficiente esta simple información trimestral.
También se estableció una responsabilidad solidaria en el caso de que se
produjeren daños por el uso de armas, cuando su utilización no fuere
consentida expresa ni tácitamente por el poseedor o tenedor del arma.
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 104 de 483

DISCUSIÓN SALA

Por último, es importante el artículo 1º transitorio, que establece un


plazo dentro del cual las personas podrán inscribir las armas que poseen en
forma irregular.
Aun cuando en la Comisión de Defensa se cambió el espíritu de la
iniciativa, de todas maneras estimamos que es un avance. La Comisión de
Seguridad Ciudadana había establecido una mayor diferenciación y distinción
entre la tenencia y el porte del arma. Se quería excluir el porte del arma y sólo
autorizar la tenencia de ella, salvo en el caso de su uso por parte de
deportistas, de clubes de caza, etcétera. Esto no quedó claro en las
modificaciones introducidas por la Comisión de Defensa; pero, reitero,
estimamos que es un avance respecto de la actual la ley de control de armas.
He dicho.

El señor LEAL (Vicepresidente).-


Convoco a reunión de Comités.
Quiero corregir una omisión del informe de la Comisión de Defensa, pues
en el debate y aprobación del proyecto también participó la diputada señora
Lily Pérez.
Tiene la palabra el diputado informante de la Comisión de Hacienda,
señor Enrique Jaramillo.

El señor JARAMILLO.- Señor Presidente, en nombre de la Comisión de


Hacienda, paso a informar sobre el proyecto de ley que modifica la ley Nº
17.798.
La iniciativa tuvo su origen en la Cámara de Diputados, por una moción
de los diputados señores Letelier, don Juan Pablo;
Bustos, don Juan, y Montes, don Carlos.
Quiero expresar un especial reconocimiento para ellos, por la
importancia que tendrá este proyecto a futuro, tanto para la juventud como
para la seguridad ciudadana.

Disposiciones o indicaciones rechazadas:


los numerales 9); 10), letra b), y 12), letra a), del artículo único
propuesto por la Comisión Especial de Seguridad Ciudadana.
Asistieron a la Comisión durante el estudio del proyecto, el señor Carlos
Mackenney, subsecretario de Marina, y la señorita Paulina Muñoz, asesora del
Ministerio del Interior.
El objeto de la iniciativa consiste en establecer normas tendientes a
desincentivar la tenencia o adquisición de armas de fuego por los particulares.
Se otorga un período de cuatro meses para que se inscriban las armas
que no están en los registros y su inscripción será gratuita.
Por otra parte, en la Comisión se hizo presente que el proyecto aumenta
las penas por los diversos ilícitos que se contemplan, toda vez que las multas
actuales son de bajo monto.
El informe financiero elaborado por la Dirección de Presupuestos, con
fecha 9 de enero de 2004, señala que la Dirección General de Movilización
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 105 de 483

DISCUSIÓN SALA

Nacional dejará de percibir mayores ingresos a los presupuestados anualmente


por 6 mil 330 pesos por cada inscripción y 15 mil 70 pesos por cada
transferencia regularizada.
Por otra parte, estima para estas actuaciones un costo en insumos de
266 pesos y 185 pesos, respectivamente. Asimismo, si se optara por realizar
una campaña comunicacional especial por radio y televisión, ésta tendría un
costo cercano a los 200 millones de pesos.
El mayor gasto que se produzca por estos conceptos será financiado con
los ingresos provenientes de la ley Nº 17.798.
En cuanto a las multas, pese a que el proyecto incrementa sus montos,
no es posible cuantificar los mayores ingresos que podrían generarse, por
cuanto no se cuenta con la información que permita efectuar estimaciones.
Producido este ordenamiento sí se podrá hacer estimaciones concretas
en cuanto al escenario económico.
El proyecto fue informado por la Comisión Especial de Seguridad
Ciudadana con fecha 6 de marzo de 2001, disponiéndose que el numeral 13)
del artículo único aprobado por ella es de competencia de esta Comisión.
Posteriormente, con fecha 26 de noviembre de 2003, la Comisión de Defensa
evacuó su informe, consignando que el numeral 24) del artículo único y el
artículo 1º transitorio del proyecto aprobado por ella son de conocimiento de
esta Comisión. Por su parte, la Comisión de Hacienda acordó incorporar a su
conocimiento los numerales 9); 10), letra b), y 12), letra a), del artículo único
del proyecto aprobado por la Comisión Especial de Seguridad Ciudadana, y los
numerales 5), letra b), inciso final; 9), letra c); 11), letras c) y d); 12), letra
b), y 15), letra a), del artículo único aprobado por la Comisión de Defensa
Nacional, en conformidad al numeral segundo del artículo 220 del Reglamento.
En relación con la discusión particular del articulado, cabe señalar lo
siguiente:
El artículo único del proyecto introduce diversas modificaciones a la ley
Nº 17.798, sobre Control de Armas.
En el numeral 5) se modifica el artículo 5º de la siguiente forma:
Por la letra b), se agregan los siguientes incisos sexto, séptimo, octavo,
noveno y décimo, nuevos. Su inciso final es del siguiente tenor:
“En caso de fallecimiento de un poseedor o tenedor de arma de fuego
inscrita, quien tenga la calidad de heredero deberá comunicar a la autoridad
contralora correspondiente al domicilio del causante, dentro de los quince días
siguientes, la circunstancia del fallecimiento y la individualización del comunero
que, bajo su responsabilidad, tendrá la posesión provisoria hasta que sea
adjudicada, cedida o transferida a una persona que cumpla con los requisitos
para inscribir el arma a su nombre. En todo caso, la adjudicación, cesión o
transferencia deberá efectuarse dentro del plazo de sesenta días, contado a
partir de la fecha de la mencionada comunicación, prorrogable, por una sola
vez, por treinta días. La infracción de lo establecido en esta norma será
sancionada por la autoridad contralora con multa de cinco a diez unidades
tributarias mensuales.
El numeral 9) modifica el artículo 9º de la siguiente manera:
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 106 de 483

DISCUSIÓN SALA

Por la letra c), se sustituye el inciso segundo por el siguiente:


“No obstante, si de los antecedentes o circunstancias del proceso
pudiera presumirse fundadamente que la posesión o tenencia de las armas o
elementos a que se refiere el inciso anterior estaba destinada a fines distintos
que los de alterar el orden público, atacar a las Fuerzas Armadas o a las de
Orden y Seguridad Pública o perpetrar otros delitos, se aplicará únicamente la
multa de once a cincuenta y siete unidades tributarias mensuales.”
El numeral 11) modifica el artículo 10 de la siguiente forma:
Por la letra c), se sustituye el inciso tercero por el siguiente:
“No obstante lo establecido en los incisos anteriores, si las circunstancias
y antecedentes del proceso permiten presumir fundadamente que la
fabricación, armaduría, importación, internación al país, exportación,
transporte, almacenamiento, distribución o celebración de convenciones
respecto de las armas o elementos indicados en las letras b) y c) del artículo
2º no estaban destinados a alterar el orden público, atacar a las Fuerzas
Armadas o a las de Orden y Seguridad Pública o a perpetrar otros delitos, se
aplicará únicamente la pena de multa de once a cincuenta y siete unidades
tributarias mensuales.”
Por la letra d), se reemplaza, en el inciso cuarto, la frase “cincuenta a
quinientos ingresos mínimos” por “ciento noventa a mil novecientas unidades
tributarias mensuales”.
El numeral 12) modifica el artículo 11 del siguiente modo:
Por la letra b), se reemplaza el inciso segundo por el siguiente:
“Sin embargo, si de las circunstancias o antecedentes del proceso
pudiera presumirse fundadamente que la posesión o porte del arma estaba
destinado a fines distintos que los de alterar el orden público, atacar a las
Fuerzas Armadas o de Orden y Seguridad Pública o perpetrar otros delitos, se
aplicará únicamente la pena de multa de once a cincuenta y siete unidades
tributarias mensuales.”
En el artículo 1º transitorio, se dispone que “Las personas que, con
anterioridad a la fecha de publicación de esta ley, posean o tengan un arma de
fuego no inscrita, o bien inscrita a nombre de un tercero, podrán inscribirla a
su nombre hasta el último día hábil del cuarto mes siguiente a la fecha de su
entrada en vigencia, sin estar obligadas, durante dicho plazo, al pago de la
tasa de derechos correspondiente a la solicitud de inscripción ni a la
transferencia respectiva, a que hace referencia el artículo 26º. Para ello,
deberán acreditar que cumplen los requisitos establecidos en las letras a), b),
d) y e) del artículo 5º A.
“El requisito contemplado en la letra c) del artículo 5º A deberá ser
cumplido con posterioridad a la inscripción, dentro del plazo máximo de ciento
ochenta días, contado a partir de ésta”.
Puestas en votación las disposiciones precedentes, fueron aprobadas por
unanimidad.
En el informe de la Comisión Especial de Seguridad Ciudadana se
consigna el siguiente articulado:
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 107 de 483

DISCUSIÓN SALA

En el artículo único se introducen diversas modificaciones a la ley Nº


17.798, sobre Control de Armas.
El numeral 9) sustituye el inciso segundo del artículo 9º, por el
siguiente:
“No obstante, si de los antecedentes o circunstancias del proceso,
pudiera presumirse fundadamente que la posesión o tenencia de las armas o
elementos a que se refiere el inciso anterior, estaba destinada a fines distintos
que los de alterar el orden público, atacar a las Fuerzas Armadas o a las de
Orden y Seguridad Pública o perpetrar otros delitos, se aplicará únicamente la
multa de 11 a 57 unidades tributarias mensuales. Si además de las
circunstancias o antecedentes referidos, consta en el proceso la conducta
anterior irreprochable del inculpado, podrá el tribunal aplicar una multa de
hasta 10 unidades tributarias mensuales, sobreseer definitivamente o dictar
sentencia absolutoria.”
El numeral 10) modifica el artículo 11 en la siguiente forma:
En la letra b), se sustituye el inciso segundo por el siguiente:
“Sin embargo, si de las circunstancias o antecedentes del proceso,
pudiera presumirse fundadamente que la posesión o porte del arma estaba
destinado a fines distintos que los de alterar el orden público, atacar a las
Fuerzas Armadas o de Orden y Seguridad Pública o perpetrar otros delitos, se
aplicará únicamente la pena de multa de 11 a 57 unidades tributarias
mensuales. Si además de las circunstancias o antecedentes referidos, consta
en el proceso la conducta anterior irreprochable del inculpado, podrá el tribunal
aplicar una multa de hasta 10 unidades tributarias mensuales, sobreseer
definitivamente o dictar sentencia absolutoria.”
El numeral 13 sustituye el artículo 21 por el siguiente:
“Articulo 21.- La Dirección General de Movilización Nacional deberá
difundir, por los medios de publicidad que estime convenientes, las
disposiciones de esta ley, principalmente, las relativas a prohibiciones,
permisos, autorizaciones, inscripciones y sanciones.”
En relación con el articulado precedente, propuesto por la Comisión
Especial, se acordó rechazar los numerales 9), 10), letra b); 12), letra a), y
13), pues se consideró que no eran competencia de esta Comisión.
El informe fue acordado en sesiones de fechas 3 y 10 de diciembre de
2003, con la asistencia de los diputados señores Rodrigo Álvarez, Pedro Pablo
Álvarez-Salamanca, Alberto Cardemil, Julio Dittborn, Camilo Escalona, Pablo
Lorenzini, José Miguel Ortiz, José Pérez, Eduardo Saffirio, Eugenio Tuma,
Gastón von Mühlenbrock y Enrique Jaramillo, quien les habla.
Es cuanto puedo informar.
He dicho.

El señor LEAL (Vicepresidente).-


Tiene la palabra el ministro del Interior, señor José Miguel Insulza.
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 108 de 483

DISCUSIÓN SALA

El señor INSULZA (ministro del Interior).- Señor Presidente, es nuestro


interés que la discusión del proyecto proceda tan rápidamente como lo
requiere la urgencia de la materia.
Agradezco la invitación de la Cámara de Diputados para darles a conocer
nuestra opinión. Asimismo, agradezco los informes presentados por los tres
señores diputados informantes.
Sólo haré breves comentarios respecto del proyecto, pues su contenido
ya fue bien descrito por quienes me antecedieron en el uso de la palabra.
En primer lugar, como sabemos bien, el tema de la delincuencia es una
de las principales preocupaciones de la ciudadanía y uno de los ejes centrales
de la acción del Gobierno. Por lo tanto, es necesario abordar los problemas
que, en relación con la delincuencia, se asocian con la tenencia de armas por
parte de particulares, por las consecuencias negativas que derivan de ello.
Esta reflexión es válida, aunque sea a título de introducción, porque bien
sabemos que la ley sobre Control de Armas fue dictada en circunstancias
distintas. No voy a entrar en el tema político, pero en esa época la tenencia de
armas estaba vinculada a la posesión de armas de fuego por parte de
organizaciones, de grupos políticos, etcétera. Hoy se vincula
fundamentalmente con el problema de la delincuencia y, por consiguiente, es
necesario introducir en nuestra legislación modificaciones que la hagan más
eficiente en función de ese objetivo principal.
En segundo lugar, considero importante señalar que nuestra situación en
cuanto a tenencia armas de fuego todavía es manejable si nos atenemos al
número de las que están inscritas. Hay un arma de fuego inscrita por cada
veintitrés chilenos. En total son 650 mil o 700 mil, como señaló el diputado
señor Ulloa. El 40 por ciento de ellas corresponde a revólveres, el 31,4 por
ciento a escopetas y el 21,3 por ciento a pistolas. No obstante, sólo en la
última década se han inscrito 220 mil nuevas armas de fuego,
mayoritariamente escopetas.
Estos números ya son bastante importantes; pero si además
consideramos otros dos factores: que hay armas hechizas, de contrabando,
que nunca han sido legales, y la transferencia de armas de fuego desde el
circuito legal al ilegal, nos enfrentamos a una situación relativamente
compleja, que se nota en los delitos.
Es cierto que si uno examina las cifras de delitos denunciados en la
Región Metropolitana en 2001, sólo en un 5,6 por ciento de los casos se
emplearon armas de fuego. En 2002, esa cifra disminuyó a 4,6 por ciento. Sin
embargo, esos delitos incluyen más del 80 por ciento de los casos de robo con
violencia o intimidación, lo que ciertamente es preocupante.
¿Cómo enfrentar esta situación? Sin entrar en temas de carácter
doctrinario, no cabe duda de que cada país maneja un modelo diferente en
cuanto al tratamiento de las armas de fuego en el seno de la sociedad. Dejo a
un lado la situación de Estados Unidos de América, pues se trata de un caso
desviante: existen más armas que habitantes. En algunos países existe la
percepción de que no es malo que existan armas de fuego en manos de
ciudadanos buenos y respetables a fin de que puedan defenderse. En otros,
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 109 de 483

DISCUSIÓN SALA

como Gran Bretaña, la política a este respecto es bastante estricta -lo mismo
sucede en algunos países asiáticos- y persigue que los ciudadanos
prácticamente no posean armas de fuego, salvo cuando sea estrictamente
indispensable.
Entiendo que la moción original -queremos que ese espíritu, en general,
se mantenga- busca que cada vez existan menos armas de fuego en poder de
particulares, lo que coincide con la posición del Ejecutivo. Sin embargo,
también debemos atender al hecho de que existen 650 mil armas legales y
varios cientos de miles ilegales. En tal sentido, lo primero es transparentar esa
realidad, y lo segundo, aplicar en forma mucho más estricta los requisitos para
poseer un arma de fuego, de modo de evitar que estén en manos de quienes
no puedan registrarlas y, sobre esa base, propender a una reducción.
Aplicar normas muy drásticas -me parece razonable decirlo- podría
conducir a una clandestinización de las armas de fuego, lo que ciertamente
sería negativo. Por eso me parece bien que, manteniendo el concepto original,
existan normas que permitan transparentar las armas de fuego que existen en
la sociedad y cerrar el camino a la inscripción y transferencia ilegal y a las
armas hechizas.
He seguido el debate con mucho interés. La base de la posición del
Ejecutivo coincide con la moción presentada por los diputados Bustos, Juan
Pablo Letelier y Montes y con el debate habido en la Comisión de Defensa. En
septiembre de 2000, presentamos una indicación sustitutiva total del proyecto
presentado por los diputados para adecuarlo al contexto a que me he referido
e introducir las acciones que el Ejecutivo consideró pertinentes acoger fruto de
las observaciones formuladas en el transcurso del debate en la Comisión
especial de Seguridad Ciudadana de la Cámara de Diputados.
Sobre esa base, trabajamos con la Comisión de Defensa, lo que se
tradujo en una nueva redacción del proyecto, que recoge una cantidad
importante de aspectos planteados por el Ejecutivo y las distintas comisiones,
como el fortalecimiento del rol de supervigilancia y control de la Dirección
General de Movilización Nacional, que incorpora una serie de instalaciones y de
armas que no estaban consideradas; la adecuación formal técnica referida a
las armas de fuego cuya posesión está prohibida; la facultad de Carabineros -
es algo raro decirlo, pero ella no existe en la actualidad- de verificar el
cumplimiento de la obligación del poseedor inscrito de un arma de fuego, de
mantenerla en lugar autorizado al efecto. En la actualidad, existen problemas
de relación entre las policías y la institución encargada de las armas de fuego,
lo que no permite una verificación rápida del registro del arma. También se
perfeccionan los requisitos para inscribirlas. Todas esas cosas están
planteadas.
En suma, el proyecto cumple con los tres conceptos fundamentales que
el Ejecutivo quiere patrocinar:
En primer lugar, hay un cambio fundamental en la normativa para
solucionar el grave problema que hoy significa el control de armas de fuego,
fundamentalmente las que se encuentran en poder de los delincuentes. Se
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 110 de 483

DISCUSIÓN SALA

trata de dar transparencia a la inscripción y término al traspaso ilegal de


armas, y terminar, especialmente, con el contrabando y las armas hechizas.
En segundo lugar, en doctrina una sociedad funciona mejor, en términos
de disminuir la delincuencia, mientras menos armas de fuego haya y su
monopolio esté en manos de la policía.
Y en tercer lugar, es necesario trasparentar una situación hoy compleja,
cual es que hay muchas armas no inscritas. Hay que crear mecanismos a
través de los cuales pueda regularizarse esa situación.
Por lo tanto, manifestamos nuestra conformidad en general, y también
como un buen acuerdo en lo particular, con el texto aprobado por la Comisión
de Defensa Nacional, sin perjuicio de estar abiertos a analizar aquellos temas
específicos que los señores parlamentarios quieran introducir.
Muchas gracias.

El señor LEAL (Vicepresidente).-


Tiene la palabra el diputado señor José Antonio Galilea.

El señor GALILEA (don José Antonio).- Señor Presidente, tuve la ocasión


de participar en algunas sesiones en que se trató el proyecto y también he
intentado seguir con atención el debate.
Advierto en este asunto un principio que se aplica permanentemente en
muchas de las normas que dicta el Congreso Nacional: cuando la autoridad no
fiscaliza en forma adecuada, entonces opta por el camino de dictar normas de
carácter restrictivo.
Ocurre en materias tributarias, en que la autoridad incapaz de efectuar
una adecuada fiscalización, dicta normas restrictivas, que complican la vida de
los ciudadanos.
Aquí estamos frente a normas que tienen precisamente esas
características, porque en numerosos párrafos del informe se reconoce, por la
Dirección de Movilización Nacional, que no existen las condiciones suficientes
como para garantizar una adecuada fiscalización, principalmente en relación
con la tenencia de armas.
Quiero plantear también que es tal el cúmulo de requisitos que debe
cumplir una persona para inscribir un arma a su nombre y, más aún, para
portarla, que mucho me temo que, en definitiva, se va a incrementar su
tenencia irregular. Lo mismo ocurre cuando una persona vende un arma. Es
tan complicado el proceso de transferencia, que finalmente el negocio se
produce, pero la persona que adquiere el arma no la transfiere a su nombre
por las enormes complicaciones que el trámite tiene para llevarlo a efecto.
Quiero hacer presente una duda, que creo haberla planteado en la
Comisión. No existe en el proyecto y ni siquiera en la legislación vigente, una
adecuada diferenciación entre lo que se entiende por armas de defensa
personal y armas para practicar deportes. Normalmente, la gente piensa que
sólo las armas largas, como los rifles de caza o las escopetas, son para
practicar deportes, pero se olvida con frecuencia que muchos deportistas
practican el tiro al blanco -disciplina que cada vez tiene más adeptos- con
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 111 de 483

DISCUSIÓN SALA

revólveres o pistolas, que en todos los párrafos de este proyecto son tratadas
como armas de defensa personal.
Si va a existir la restricción, entre otras, de no poder inscribir más de
una sola arma, estaremos estableciendo una limitante complicada de fiscalizar
respecto de quienes, cada día en mayor número, practican este deporte.
Se hacen las salvedades con respecto a los deportistas y a los
coleccionistas. Pero, sin duda, las posibilidades de acreditar la condición de
tales va a verse enfrentada a una norma tan tajante, como la que en este
momento comento. Creo que ello va a provocar problemas de interpretación,
por lo cual planteo la imperiosa necesidad hacer la distinción entre un arma -
no qué tipo de arma- que es destinada a fines de defensa personal y un arma
destinada a la práctica deportiva. Sólo la clarificación de ese punto permitirá
dilucidar bien quiénes tienen armas porque son coleccionistas o deportistas
respecto de aquellos que desean proveerse de una de ellas para defensa
personal.
No puede perderse de vista en el análisis del proyecto de que mucha
gente adquiere armas aunque no tiene ninguna familiaridad con ellas.
Simplemente las adquiere porque tiene miedo y se siente insegura.
Considero indispensable que el proyecto vuelva a la Comisión para
perfeccionar las disposiciones relativas a las restricciones que afectan a las
personas que poseen armas con finalidades distintas a la defensa personal. Ello
es perfectamente posible en la medida en que haya suficiente información
respecto del tipo de deporte que se practica con los diversos tipos de armas
que existen. Sólo en ese evento vamos a poder resguardar la tenencia de
armas con finalidades de defensa personal sin afectar a los que practican
deportes con ellas.
He dicho.

El señor LEAL (Vicepresidente).-


Tiene la palabra el diputado Jorge Burgos.

El señor BURGOS.- Señor Presidente, la iniciativa en debate, patrocinada


por los diputados Bustos, Letelier y Montes, se inserta en la llamada Agenda
Proseguridad Ciudadana. En la Cámara ya hemos despachado varias normas
que contienen nuevas agravantes de tipo general en lo relativo al uso o porte
del arma en la perpetración de un delito, como las relativas a los cambios del
control de identidad y otras que están en el Senado desde hace bastante
tiempo, a mi juicio, más que el prudente.
Esperamos que una vez que éste sea despachado, por su importancia,
tenga en el Senado un tratamiento más rápido.
Desde hace bastante tiempo se ha ido construyendo una propuesta
simétrica entre dos grandes mundos. En uno están aquellos que
equivocadamente -a mi juicio- quieren crear condiciones para que haya más
armas en poder de los particulares. No digo que lo hagan con una intención
aviesa. Lo quieren hacer porque creen que es bueno para la seguridad. Yo me
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 112 de 483

DISCUSIÓN SALA

inclino más por los abolicionistas de la posibilidad de que los particulares


tengan armas.
Creo que el proyecto, incluso, podría ir más allá. Pero lo que se pretende
con él es concitar votos para introducirle modificaciones básicas, por lo menos,
a esta antigua ley. Es de 1972, tiene 32 años de vigencia y fue dictada para
enfrentar circunstancias totalmente distintas a las actuales. Su objetivo era
entregar instrumentos, en particular a Carabineros y las Fuerzas Armadas,
para evitar la posesión de armas en manos de grupos subversivos a comienzas
de la década de los 70. Nos hemos batido con esa ley durante treinta y tantos
años para luchar con una cosa totalmente distinta, como es la delincuencia
común. En consecuencia, es indispensable su modificación.
En honor a la brevedad del tiempo, sólo me referiré en detalle a lo que
señalaba el diputado Jorge Ulloa, o sea, a las doce consideraciones novedosas
del proyecto.
Dichas consideraciones se pueden resumir en dos categorías: las que
hacen más rigurosa la posesión legal de armas en manos de particulares: más
requisitos para la inscripción, aumento de las sanciones en caso de no informar
el robo de un arma, examen cada cuatro años para verificar la utilización
correcta. (Así como se debe dar examen cada cuatro años para obtener
licencia de conducir, con mayor razón se debe tomar examen a los poseedores
de armas. ¡Debe ser así!)
También hay otro rango de modificaciones muy importantes, relacionado
con la posesión ilegal de armas. Esta última debe preocuparnos más. Tiene que
ver con agregar nuevos tipos penales, agravar penas y cubrir vacíos legales
graves de la ley, porque la ley fue hecha con otros objetivos. Por ejemplo, será
penado portar un arma con la serie borrada. Eso no estaba legislado y es muy
común.
¿Qué pasa con los poseedores legales de armas? Muchas veces no
toman buenos recaudos para guardarlas, tienen más armas de las necesarias,
las dejan encargadas a un tercero cuando salen de vacaciones o entra un
ladrón y les roba el arma. Éste lo primero que hace es borrar la serie del arma.
Entonces, el Estado queda en la peor de las condiciones. Anda un arma,
supuestamente inscrita, circulando en manos de un delincuente. El porte de un
arma con la serie borrada será un delito muy grave, desde del punto de vista
del uso. Esa novedad justifica por sí el proyecto.
Por cierto que el proyecto original de la Comisión de Seguridad
Ciudadana era mucho más riguroso respecto de algunas cuestiones. Pero
debemos buscar una simetría para conseguir los votos suficientes. Al respecto,
creo que ello se logró muy bien en la Comisión de Defensa sobre la base de
una indicación del Ejecutivo.
Esos dos objetivos centrales, requisitos para poseer armas y mayores
sanciones para las posesiones ilegales, le dan el sentido básico a esta
iniciativa.
Me parece muy importante que hagamos un esfuerzo por despachar el
proyecto, pues es un instrumento muy importante para las policías en el
combate del delito y es una señal que nuestro país va a establecer más
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 113 de 483

DISCUSIÓN SALA

exigencias en esta materia. Si alguien sigue creyendo que es bueno tener


armas de defensa personal en las casas, desde el punto de vista de la
seguridad creo que más bien está equivocado. Todos los días surgen ejemplos
múltiples por el mal uso de las armas, por los riesgos que se corren frente al
delito. Pero, en fin, es un tema que aún no está zanjado en nuestra sociedad y
no lo está en ninguna parte del mundo.
Me parece que la iniciativa origina una nueva institucionalidad, ya que
da buenos instrumentos a las policías, otorga más obligaciones a los
poseedores de armas, regulariza algunas situaciones y crea sanciones penales
más claras respecto de los poseedores ilegales.
Por último, abre una posibilidad muy importante a quienes hoy, por
distintas circunstancias tienen un arma ilegal en sus casas: porque la
heredaron, porque no se hizo la posesión efectiva, porque la compraron sin
una compraventa definida, porque les salía muy caro inscribirla, por lo que
sea. Si “fulanito” tiene un arma no inscrita, aun siendo una persona correcta,
de acuerdo con la ley actual, está en una situación delictual y grave. Si se
aprueba el proyecto, esa persona tendrá la posibilidad, dentro de un plazo
razonable y de manera gratuita, de poner al día la posesión de su arma. Ese
elemento también es muy importante, porque da seguridad en la posesión de
las armas.
He dicho.
El señor LEAL (Vicepresidente).-
Tiene la palabra el diputado señor Juan
Pablo Letelier.

El señor LETELIER (don Juan Pablo).- Señor Presidente, quiero partir


compartiendo una reflexión sobre la sociedad en que vivimos, en la cual se
acepta comerciar todo. Se puede comprar y vender de todo y nos parece
normal que haya negocios donde se puedan comprar pistolas y municiones
que, lo demuestran todas las estadísticas, terminan siendo utilizadas para fines
que no son, precisamente, de seguridad personal.
Más del 30 por ciento de las armas incautadas a delincuentes -hablo de
casos debidamente registrados- fueron sustraídas en viviendas a personas que
las compraron para otros fines; sin embargo, su destino no fue el deseado.
Hoy, como lo reiteró el ministro del Interior, en el 80 por ciento de los
delitos de robo con violencia o intimidación se usan armas de fuego. Nuestra
responsabilidad, como sociedad, es hacer lo humanamente posible por eliminar
la tenencia y porte de armas en manos de ciudadanos.
La regla de oro, el deber ser, lo óptimo en una sociedad como la
nuestra, es que las Fuerzas Armadas y las organizaciones policiales tengan el
monopolio en el uso de las armas. Por cierto, excluyo a los deportistas
cazadores y coleccionistas, porque corresponden a otra categoría de
portadores de armas.
Nuestro óptimo debe propender a que no existan armerías en el país;
nuestro óptimo, si creemos en la seguridad ciudadana, es recuperar la
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 114 de 483

DISCUSIÓN SALA

convivencia entre las personas y entender que uno no se defiende más


armándose más. Uno no está más seguro con más armas.
En lo personal, no he visto ningún estudio convincente que diga que por
tener un arma de fuego, uno logra defender mejor a su familia, a su hogar o a
sus negocios. Quienes venden armas tienden a creer -algunos aceptan esta
teoría- que con ellas es posible defenderse mejor, pero los hechos demuestran
que cuando una persona es asaltada en su hogar no tiene tiempo para hacer
uso del arma.
Este proyecto lo propusimos hace algunos años en conjunto con los
diputados
Carlos Montes y Juan Bustos, porque creemos que el óptimo es que cada vez
haya menos armas de fuego en manos de los ciudadanos; que se prohiba su
porte; que avancemos hacia una sociedad en la cual la seguridad ciudadana
vaya más allá de la prédica, es decir, hacia la práctica y que se tomen
decisiones, difíciles para ese fin.
Sociedades que han avanzado en este tema, prohiben comprar un arma
de fuego y que un ciudadano tenga un arma en su hogar. Las estadísticas en
esos países, respecto de la seguridad ciudadana, son bastante más alentadoras
que las nuestras, ya que de ellas se desprende que la seguridad, la integridad
física y el patrimonio de los ciudadanos se encuentran más garantizados. Ese
es el objetivo que perseguimos los autores de este proyecto.
Sin embargo, entendemos que en nuestro país este debate aún es
nuevo, sobre todo cuando hay personas que creen que porque tienen armas
están mejor defendidas. Algunos no compartimos ese punto de vista, entre
otras cosas, porque provenimos de una corriente de reflexión y de educación
en pro de la paz y de los derechos humanos. Tenemos la convicción de que lo
que la sociedad debe hacer es dar señales claras.
Sin duda, en este debate algunos estamos situados en el extremo del
debate, distinto de quienes tienen de una opción valórica y filosófica absoluta.
No somos partidarios de que se promuevan acciones tendientes a promover
contenidos bélicos, porque pensamos que representan antivalores para la
sociedad.
El proyecto está avanzando en esa dirección, aunque no con la firmeza
que deseamos. Sin duda, la prohibición del porte de armas y las exigencias
para su tenencia que establece la iniciativa constituyen un gran avance,
aunque creemos que se deberían haber precisado más algunas proposiciones
originales. A nuestro juicio, desde la propuesta original a lo que tenemos hoy
han disminuido las exigencias para lograr ese fin. Sin perjuicio de lo anterior,
el establecimiento de cursos y de condiciones de evaluación psicológica para
quienes adquieren armas es un avance extraordinariamente importante,
aunque hubiésemos preferido su prohibición. Entendemos que por razones
constitucionales eso no es posible.
Quiero destacar lo curioso de algunas reflexiones en este debate.
El proyecto preceptúa que basta tener educación básica para adquirir un
arma. Así lo estiman los colegas de las bancadas del frente, en particular el
diputado señor Ulloa, con quien hemos participado en la discusión desde
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 115 de 483

DISCUSIÓN SALA

diferentes puntos de vista. No comparto ese criterio. Para que una persona sea
electa por los ciudadanos la ley establece que debe tener educación media
completa. El problema está en la forma en que se equiparan ciertos valores.
Para tener un arma, que sirve para matar, no es necesario tener tanta
instrucción como para ser electo en un cargo de elección popular. Al respecto,
deberíamos haber avanzado para lograr mayor igualdad valórica, estableciendo
mayores exigencias para poseer un arma de fuego no para quienes hoy las
tienen, sino para los que las adquirirán a futuro. Sin duda, deberían disponerse
mayores restricciones a la tenencia de armas, lo cual excluye las armas de
caza y las que se usan para fines deportivos.
Siento que en materia de municiones se ha avanzado significativamente,
pues se ha dispuesto un mayor control de ellas. No obstante, debería
preceptuarse con mayor claridad una restricción cuantitativa, porque una
persona que tiene un arma para fines de seguridad en su hogar, como un
revolver calibre 38 milímetros, sólo necesita cierta cantidad de municiones.
Asimismo, debería establecerse que si una persona no usa las municiones y
requiere renovarlas porque se encuentran vencidas, tiene que devolver las que
no ha usado a fin de evitar que siga operando, sobre todo en la Región
Metropolitana, un mercado negro de municiones, hecho muy preocupante,
conocido por todos y que el diputado señor Montes denunció en su momento.
Se ha avanzado en dar mayores facultades a Carabineros para controlar,
estableciendo nuevas exigencias y mayores sanciones para quienes tienen en
su hogar armas no inscritas. En todo caso, espero que a futuro avancemos en
garantizar algo que este proyecto no podrá hacer, como es evitar que un par
de veces al año la prensa dé a conocer la noticia de que un menor murió
porque detonó un arma de fuego en su casa, debido a que se disparó un arma
manipulada por un hermano o porque ésta se encontraba en el velador del
padre y el niño la sacó y la disparó. Debemos entender que lo mejor para
todos es que no haya armas de fuego de ese tipo en la casa de ningún
ciudadano. Ello impedirá que los delincuentes se sigan proveyendo de armas
de fuego.
Vamos a votar a favor de este proyecto de ley, a la espera de que, en el
futuro, se establezcan restricciones a las armas de fuego que están en poder
de los ciudadanos.
Por último, respecto de las reflexiones del colega Galilea, nada tienen
que ver con cuestionamientos a la idea matriz del proyecto, sino con
inquietudes planteadas por los cazadores. Me sumo a la petición de que en el
reglamento que se dicte se delimiten bien las distintas situaciones, porque en
el plano deportivo Chile ha tenido campeones mundiales, como Jorge Jottar, en
los años 60. Otros jóvenes también obtuvieron medalla de bronce en las
últimas Olimpíadas, lo que ha sido un aporte al desarrollo del deporte nacional.
Entendemos que ése no es el objetivo del proyecto, que sólo apunta a la
seguridad ciudadana.
He dicho.

El señor LEAL (Vicepresidente).-


Historia de la Ley Nº 20.014 Página 116 de 483

DISCUSIÓN SALA

Tiene la palabra el diputado señor Jorge Ulloa.

El señor ULLOA.- Señor Presidente, intentaré dar a conocer en forma


muy breve nuestra posición sobre el proyecto.
En primer lugar, lo que los integrantes de la Comisión de Defensa, en
particular los diputados Rodrigo Álvarez y Eugenio Bauer, de la UDI; y la
diputada Lily Pérez y el diputado Alberto Cardemil, de RN, consideraron que lo
más importante es que la autoridad tenga claro dónde están las armas.
Sin embargo, no podemos pretender -ésa fue, de algún modo, la gran
conclusión- inocentemente que, restringiendo la tenencia y porte de armas a la
gente decente, lograremos que los delincuentes no las usen. Eso es ser muy
ingenuo.
Al terminar mi informe, expresé que más de la mitad de las armas son
de tenencia o de procedencia ilegal. Muchos delitos se cometen con armas
hechizas o con armas muchas veces con sus números de serie borrados. Por
cierto, esas armas no siempre provienen del ámbito legal.
Es necesario, dentro de lo sustantivo, que la autoridad restrinja el porte
de armas, pero también es importante considerar -anuncio que presentaré una
indicación en ese sentido- que cuando el dueño de un arma decide portarla es
porque piensa, en atención al cargo que ocupa, que corre un riesgo mayor.
Pues bien, siguiendo esa misma lógica, así como se exceptúa a los miembros
de las Fuerzas Armadas, de Carabineros de Chile y a otras personas de la
obligación de tener un permiso de porte de armas, debe considerarse que
también están expuestos a riesgos las altas autoridades del Estado. Puede ser
que a algunas no les guste portarlas, lo cual me parece bien; pero es
absolutamente necesario que dentro de las excepciones establecidas por la
propia Dirección General de Movilización Nacional, las altas autoridades del
Estado tengan, por el solo hecho de serlo, la posibilidad de portar armas.
En segundo lugar, hubo dudas respecto del numeral 5), letra a), del
artículo único, que sustituye el inciso cuarto del artículo 5º de la ley Nº 17.798,
sobre Control de Armas, en cuanto a que la verificación de que el arma se
encuentra en el lugar declarado será efectuada por funcionarios de Carabineros
de Chile, quienes deberán exhibir una orden escrita del comisario de la unidad
que corresponda al lugar autorizado para mantener el arma. Copia de dicha
orden se remitirá al juez de garantía competente.
Hubo una gran discusión y reconozco que todavía está flotando en el
ambiente la idea de si, en este caso, es prudente que un funcionario policial se
presente en alguna casa a verificar si el arma existe. Está pendiente la
discusión sobre esa materia.
Debo reconocer que el proyecto constituye un gran avance y, aparte de
las objeciones que he planteado, en la Comisión consensuamos muchos
aspectos con los representantes del Ejecutivo. Lo más importante es que
hemos decidido enfrentar el riesgo que implica para las policías, en particular
para Carabineros, no poder detener a quienes portan armas incendiarias,
porque no constituye delito ni se les considera armas prohibidas, lo que es un
absurdo. A partir de la vigencia de la ley se considerarán como tales, porque
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 117 de 483

DISCUSIÓN SALA

todos sabemos que cuando alguien porta una botella con líquido inflamable y
una mecha es para provocar algún daño. En ese sentido, las prevenciones y
perfeccionamientos introducidos al proyecto apuntan en la dirección correcta.
Por lo tanto, con las salvedades mencionadas, nuestra bancada dará su
aprobación a la idea de legislar sobre esta materia.
He dicho.

El señor LEAL (Vicepresidente).-


Tiene la palabra el diputado Zarko Luksic.

El señor LUKSIC.- Señor Presidente, el uso de la fuerza y el efecto


inmediato de poseer y portar armas es monopolio del Estado.
El artículo 92 de la Constitución Política señala: “Ninguna persona, grupo
u organización podrá poseer o tener armas u otros elementos similares que
señale una ley aprobada con quórum calificado, sin autorización otorgada en
conformidad a ésta.”
Esto significa, en primer lugar, que este proyecto constituye una
excepción. Lo normal y lógico es que las armas sólo pueden ser portadas y
usadas por los miembros de las instituciones autorizadas por nuestro
ordenamiento, es decir, las fuerzas Armadas, Carabineros de Chile y la Policía
de Investigaciones. El hecho de que un civil posea o porte un arma constituye
un hecho excepcional y debe ser regulado por una ley aprobada -así lo
establece la Constitución- con quórum calificado.
Por consiguiente, cuando se discute si poseer una, dos o tres armas es
mucho, lo importante es que su uso sea el mínimo. Eso -reitero- está
consignado en nuestra Carta Fundamental.
Pero quiero detenerme en el hecho concreto de que en nuestro país hay
700 mil armas inscritas.
En primer lugar, ¿qué pasa con una persona que posee un arma y que la
porta por vacaciones, cambio de trabajo u otro motivo? Cuando analizamos
este hecho en la Comisión de Seguridad Ciudadana señalamos que ese porte
debería ser comunicado a Carabineros de Chile. Entiendo que hubo un gran
debate sobre esa materia y que algunas instituciones, con justa razón, se
opusieron a ello. Por ejemplo, al Ejército no le gustó mucho la idea, porque la
lógica indica que la Dirección General de Movilización Nacional también debe
ser informada del porte o traslado de armas. El proyecto no responde esta
duda, que generó un gran debate.
El inciso sexto del artículo 5º, que se agrega en virtud de la letra b) del
número 5) del artículo único, se refiere a la autoridad contralora, pero no deja
claro si es la Dirección General de Movilización Nacional o Carabineros de Chile.
En definitiva, ¿quién autoriza el transporte de armas? Espero que alguna
autoridad o algún parlamentario que conozca bien la materia me pueda
responder.
Otro caso -es una innovación aprobada por la Comisión de Seguridad
Ciudadana, y felicito a sus integrantes por ello- dice relación con tantos
chilenos que no saben qué hacer con el arma que heredan del padre, del
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 118 de 483

DISCUSIÓN SALA

abuelo o de un pariente que ha fallecido. La dejan guardada en un baúl o en el


clóset y nadie se atreve a tocarla porque no están preparados para usarla.
Por eso, me parece muy bueno el inciso décimo, que se agrega al
artículo 5º de la ley sobre Control de Armas, en virtud de la letra b) del
número 5) del artículo único, porque resuelve el problema ante el fallecimiento
del poseedor de un arma. El heredero deberá comunicarlo a la autoridad
contralora, pero hay que aclarar si es la Dirección General de Movilización
Nacional o Carabineros de Chile.
Por último, hay cientos de miles de chilenos que tienen un arma en
forma ilegal porque no está inscrita, pero no se atreven a concurrir a la
Dirección General de Movilización Nacional porque tienen miedo de ser
sancionados. Pues bien, el proyecto contempla una especie de amnistía, puesto
que se les otorga la posibilidad de regular su tenencia.
Sin embargo, echamos de menos una idea que también surgió en la
Comisión de Seguridad Ciudadana, en cuanto a que hay muchas personas que
quieren deshacerse del arma -reitero- que han heredado o que les regalaron.
Nosotros habíamos hablado de una suerte de estanco al cual las personas
llevaran las armas para ser eliminadas. Creo que esta situación debe regularse,
por cuanto hay muchas armas que no están inscritas -en ese sentido existen
estadísticas un poco negras-, pero pertenecen a personas de buena fe que no
son necesariamente delincuentes.
Sabemos que hay setecientas mil armas inscritas y que hay cientos de
miles de personas que no han inscrito sus armas, por lo que sería conveniente
buscar un mecanismo para que no sean sancionadas por ello.
He dicho.

El señor LEAL (Vicepresidente).-


Tiene la palabra la diputada Ximena Vidal.

La señora VIDAL (doña Ximena).-


Señor Presidente, a pesar de que las armas de fuego las carga el diablo, hoy
estamos discutiendo este proyecto sobre control de armas.
En primer lugar, felicito a sus autores, porque, de alguna manera,
estamos dando solución a un problema fundamental que afecta a nuestro país.
Es un tremendo y necesario avance para la realidad que vivimos. Buscamos el
equilibrio entre el justo resguardo de la seguridad humana y el uso de las
armas.
No quiero meterme en el fondo del asunto, porque es debate para otra
iniciativa, pero, efectivamente, tal como señalaba quien me antecedió en el
uso de la palabra, éste es un proyecto de ley necesario para continuar con la
agenda de seguridad ciudadana.
Además, este tema se cruza con el relacionado con la defensa y la
seguridad, para instalarse fuertemente en una preocupación no sólo de Chile,
sino también del mundo. Los últimos acontecimientos de violencia así lo
indican.
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 119 de 483

DISCUSIÓN SALA

Este proyecto busca controlar el uso de las armas y a determinar cuándo


no deben ser usadas. Por eso, quiero destacar que se autoriza el depósito del
arma de fuego por razones de seguridad ante la autoridad contralora como,
asimismo, el transporte de la misma, hasta por dos veces en el año calendario,
previo aviso debidamente fundado a las autoridades correspondientes.
Es decir, todo estará controlado por Carabineros de Chile y por la Policía
de Investigaciones, quienes estarán interconectados con la base de datos
sobre inscripciones y registros de armas, que deberá mantener la Dirección
General de Movilización Nacional.
Los artículos más importantes del proyecto dicen relación con cómo
usamos adecuadamente estas armas, que podrían utilizarse contra nosotros
mismos. Si estamos en contra de la violencia, debemos crear armas para
defendernos que tengan que ver con la paz.
Por último, diputado Ulloa, no se trata de ingenuidad. Cuando legislamos
para mejorar la ley de Control de Armas, con el aporte de los diputados,
estamos tomando en cuenta todas las visiones y miradas para llegar a un
instrumento que es importante, pero que no va a solucionar el problema de
fondo.
Debemos poner el pie en el acelerador y avanzar mucho más, sobre todo
en la fiscalización. Nosotros estamos cumpliendo con nuestra parte y espero
que votemos a favor el proyecto. Cuando se promulgue la ley, el Ejecutivo será
quien se preocupará de fiscalizar y nosotros, como ciudadanos, ayudaremos a
que esto llegue a buen fin.
He dicho.

El señor LEAL (Vicepresidente).-


Tiene la palabra el diputado Carlos Hidalgo.

El señor HIDALGO.- Señor Presidente, manifestaré mi preocupación por


la intervención de dos diputados de la Concertación, aunque lo hicieron con
buena voluntad e intención.
Uno dijo que tener armas en las casas siempre es malo o, lo que es lo
mismo, siempre es malo para la seguridad ciudadana. Y otro manifestó que
ojalá no existieran armas. Estaría completamente de acuerdo con ellos,
siempre que no hubiera delincuencia y no tuviéramos la actual tasa de
criminalidad.
Además, uno de ellos dijo que las personas que tienen un arma en la
casa generalmente, no reaccionan a tiempo en caso de asaltos. Esta referencia
al tiempo me pareció particularmente simpática.
En la última intervención que realicé respecto del tema del porte de
armas, en esta misma Sala, hace dos meses, manifesté que la experticia es
necesaria. En la medida que las personas que tienen armas en sus casas,
debidamente inscritas, como corresponde, realicen cursos de manipulación,
obviamente, no sólo se van a sentir más seguros, tal como lo decía el diputado
José Antonio Galilea, sino que, además, automáticamente, eso le va a servir a
la comunidad, a Carabineros y a la Policía de Investigaciones, porque, al saber
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 120 de 483

DISCUSIÓN SALA

que hay gente experta o que tiene la habilidad para manipular armas,
naturalmente que los delincuentes lo pensarán más de una vez antes de
asaltar, robar o cometer un acto delictivo en las casas.
He dicho.

El señor LEAL (Vicepresidente).-


Tiene la palabra, por tres minutos, la diputada señor Isabel Allende.

La señora ALLENDE (doña Isabel).- Señor Presidente, felicito a los


autores de la moción. Me parece muy importante destacar su espíritu.
Este tema es debatible y controvertible, pero ¿qué duda cabe de que hay
preocupación respecto de la seguridad ciudadana? ¿Acaso los chilenos y los
ciudadanos de cualquier país del mundo no desean vivir con la mayor
seguridad posible?
El proyecto apunta a la dirección correcta, sobre todo si se considera el
uso indiscriminado de armas de fuego, la no regularización de su tenencia, la
falta de requisitos más rigurosos para su inscripción, la cantidad de armas
ilegales, hechizas. A lo anterior se deben agregar los antecedentes que hay en
Chile y otros países y que dan cuenta sobre lamentables sucesos ocurridos
cuando ciudadanos, sin el entrenamiento previo ni la idoneidad para
manejarlas, tratan o intentan defenderse con armas de fuego.
Nadie niega que ha aumentado la comisión de delitos graves, como el
robo con violencia, pero ello no debe llevarnos a pensar que la respuesta o la
solución más eficaz e inmediata que busca el ciudadano es portar armas de
fuego. En ese sentido, el proyecto va muy bien encaminado.
Es importante que la ciudadanía entienda que estamos hablando, sobre
todo, de seguridad ciudadana. Lo más relevante es contar con políticas
públicas claras y una comunidad más organizada. También que nuestras
policías den más acciones preventivas y eficaces como el plan cuadrante de
Carabineros. Ello nos permitirá garantizar la seguridad ciudadana para que los
chilenos no se sigan armando en forma indiscriminada, ilegal o irregular, sin
contar con las condiciones ni los atributos necesarios.
Represento a comunas del área sur de la Región Metropolitana, donde,
muchas veces, desgraciadamente existen pandillas rivales, las que se
enfrentan entre sí y cometen asesinatos. Con esto, no quiero decir que en
estas comunas sólo vivan personas que provocan esos hechos. En ellas hay
muchos ciudadanos honestos que merecen todo nuestro respeto y, por cierto,
la no discriminación. En consecuencia, lo importante es aumentar las
exigencias para autorizar la inscripción y el porte del uso de las armas de
fuego.
He dicho.

El señor LEAL (Vicepresidente).-


Tiene la palabra el ministro señor Insulza.
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 121 de 483

DISCUSIÓN SALA

El señor INSULZA (ministro del Interior).- Señor Presidente, en primer


lugar, cuando el proyecto de ley señala el organismo competente, siempre se
refiere a la Dirección General de Movilización Nacional, porque si hubiera algún
otro organismo, se mencionaría taxativamente.
En segundo lugar, el procedimiento para la devolución de armas está
establecido en el reglamento de la Dirección General de Movilización Nacional.
Eso se mantiene.
Los temas que aquí se han planteado -por lo que entiendo- son materia
de las indicaciones que se discutirán en la Comisión después de la votación en
general. Los hemos discutido numerosas veces, por ejemplo, el uso de armas
para asuntos deportivos, la posibilidad que las autoridades tengan armas de
fuego y la conveniencia o inconveniencia que los ciudadanos tengan armas en
sus casas. Entendí que estos puntos los agotamos en la Comisión antes de
votar el proyecto que ha sido sometido a la consideración de esta Sala. Por lo
tanto, no puedo sino pedir que el examen de las indicaciones en la Comisión de
Defensa se haga lo más rápido posible a fin de que la iniciativa sea despachada
a la brevedad. Repito: muchos de estos temas ya fueron debatidos,
concordados y votados. Por lo tanto, me parece una lástima que nuevamente
deban ser analizados. Pero, en fin, ése es el procedimiento. Ojalá no demore
mucho el despacho del proyecto.
Muchas gracias.

El señor LEAL (Vicepresidente).-


En votación en general el proyecto de ley, iniciado en moción, que modifica la
ley
Nº 17.798, sobre control de armas, con el objeto de establecer mayores
exigencias para inscribir un arma y prohibir su porte.
Los números 3, 4, 5, 6 y 8 del artículo único y el artículo 1º transitorio
son normas de quórum calificado, por lo que para su aprobación deben contar
con el voto afirmativo de 57 diputadas y diputados en ejercicio. Por su parte, el
número 19 del artículo único es materia de ley orgánica constitucional, por lo
que para su aprobación se requiere del voto favorable de 65 diputadas
diputados en ejercicio.
En votación general el proyecto.

-Efectuada la votación, en forma económica, por el sistema electrónico,


dio el siguiente resultado: por la afirmativa, 96 votos; por la negativa, 2 votos.
Hubo 2 abstenciones.

El señor LEAL (Vicepresidente).-


Aprobado.
Para segundo informe reglamentario, el proyecto vuelve a Comisiones.

-Votaron por la afirmativa los siguientes señores diputados:


Accorsi, Aguiló, Alvarado, Álvarez, Allende (doña Isabel), Araya,
Ascencio, Barros, Bauer, Bayo, Becker, Burgos,
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 122 de 483

DISCUSIÓN SALA

Bustos, Caraball (doña Eliana), Cardemil, Ceroni, Cornejo, Correa, Cristi (doña
María Angélica), Cubillos (doña Marcela), Díaz, Dittborn, Egaña, Encina,
Escalona,
Espinoza, Forni, García-Huidobro, Girardi, González (don Rodrigo), Guzmán
(doña Pía), Hales, Hernández, Hidalgo, Ibáñez (don Gonzalo), Jaramillo, Jarpa,
Jeame
Barrueto, Kast, Leal, Leay, Letelier (don Juan Pablo), Letelier (don Felipe),
Longueira, Luksic, Martínez, Masferrer, Melero, Mella (doña María Eugenia),
Meza, Molina, Monckeberg, Montes, Mora,
Moreira, Mulet, Muñoz (don Pedro), Muñoz (doña Adriana), Navarro,
Norambuena, Ojeda, Olivares, Ortiz, Palma, Paredes,
Paya, Pérez (don José), Pérez (don Ramón), Pérez (doña Lily), Prieto,
Quintana,
Recondo, Riveros, Robles, Rojas, Rossi, Saa (doña María Antonieta), Saffirio,
Salaberry, Sánchez, Seguel, Sepúlveda (doña
Alejandra), Silva, Soto (doña Laura), Tapia, Tarud, Tuma, Ulloa, Uriarte,
Urrutia,
Valenzuela, Varela, Vargas, Vidal (doña Ximena), Von Mühlenbrock y Walker.

-Votaron por la negativa los siguientes señores diputados:


Galilea (don José Antonio) y Kuschel.

-Se abstuvieron los diputados señores:


Bertolino y García (don René Manuel).

-El proyecto fue objeto de las siguientes indicaciones:


Artículo único: Introdúcense las siguientes modificaciones en la ley N°
17.798, sobre Control de Armas:

Número 1)
De la Comisión de Defensa Nacional:
Para sustituir el inciso segundo del
artículo 1° por el siguiente:
“Sin perjuicio de lo señalado en el inciso anterior, la Dirección General
de Movilización Nacional actuará como autoridad central de coordinación de
todas las autoridades ejecutoras y contraloras que correspondan a las
comandancias de guarnición de las Fuerzas Armadas y autoridades de
Carabineros de Chile y, asimismo, de las autoridades asesoras que
correspondan al Banco de Pruebas de Chile y a los servicios especializados de
las Fuerzas Armadas, en los términos previstos en esta ley y en su
reglamento.”.

Número 2), nuevo.


De la Comisión de Defensa Nacional, para reemplazar este número por
el siguiente:
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 123 de 483

DISCUSIÓN SALA

“2. Modifícase el artículo 2° de la siguiente manera:


a) Intercálase, en la letra d), a continuación del vocablo “bombas”, la
expresión “incluidas las incendiarias”, entre comas.
b) Sustitúyense las letras f) y g) por las siguientes:
“f) Los fuegos artificiales, artículos pirotécnicos y otros artefactos de
similar naturaleza, sus partes y piezas. En este caso no será aplicable lo
dispuesto en los artículos 8º y 14 A.
g) Las instalaciones destinadas a la fabricación, armaduría, prueba,
almacenamiento o depósito de estos elementos, y los polígonos de tiro.”.”.

Número 3)
1. De la Comisión de Defensa Nacional, para reemplazar este número por
el siguiente:
“3. Modifícase el artículo 3° del siguiente modo:
a) Intercálase, en el inciso primero, entre las locuciones “apariencia
inofensiva” y “ametralladoras”, la frase “armas cuyos números de serie se
encuentren adulterados o borrados;”.
b) Agrégase, en el inciso segundo, a continuación del punto y aparte (.),
que pasa a ser coma (,), la siguiente frase: “así como tampoco bombas o
artefactos incendiarios.”
c) Agrégase el siguiente inciso tercero, nuevo, pasando el actual a ser
cuarto:
“Además, ninguna persona podrá poseer o tener armas de fabricación
artesanal ni armas modificadas respecto de su condición original, sin
autorización de la Dirección General de Movilización Nacional.”.”.
2. De las señoras Cristi y Pérez, y de los señores Álvarez, Leay y Ulloa,
para agregar la siguiente letra b), nueva:
“b) Sustitúyese en el inciso primero, la oración que sigue a la palabra
“ametralladoras”, hasta el final, por la siguiente: “subametralladoras,
metralletas o cualquier otra arma automática o semiautomática de un calibre
mayor a 50 milímetros”.”.

Número 4)
De la Comisión de Defensa Nacional, para reemplazar este número por
el siguiente:
“4. Modifícase el artículo 4º de la siguiente manera:
a) Intercálase, en el inciso primero, a continuación de la palabra “armar”,
el vocablo “transformar,”.
b) Reemplázase, en el inciso segundo, la frase “las armas y elementos
indicados en las letras a), b), c), d) y e) del artículo 2°” por la siguiente: “las
armas, elementos o instalaciones indicados en el artículo 2°,”.”.

Número 5
1. De la Comisión de Defensa Nacional, para sustituirlo por el siguiente:
“5. Modifícase el artículo 5° de la siguiente forma:
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 124 de 483

DISCUSIÓN SALA

a) Sustitúyese el inciso cuarto por los siguientes incisos cuarto y quinto,


nuevos:
“El cumplimiento de lo dispuesto en el inciso anterior podrá ser
verificado, sin previo aviso, por funcionarios de Carabineros de Chile, quienes
deberán exhibir una orden escrita expedida por el Comisario a cuya jurisdicción
corresponda el lugar autorizado para mantener el arma. Una copia de dicha
orden se remitirá dentro de las veinticuatro horas siguientes al juez de
garantía competente.
El poseedor o tenedor estará obligado a exhibir el arma, presumiéndose
que ésta no se encuentra en el lugar autorizado, en caso de negativa de aquél
a enseñarla. Si el arma no es exhibida, se lo denunciará, a fin de que se
investigue la eventual comisión de alguno de los delitos previstos en los
artículos 11° ó 14 A. Si el poseedor o tenedor no es habido, no podrá
practicarse la fiscalización.”.
b) Agréganse los siguientes incisos sexto, séptimo, octavo, noveno y
décimo, nuevos:
Sin perjuicio de lo anterior, si el poseedor o tenedor se ausentare del
lugar autorizado para mantener el arma, podrá depositarla, por razones de
seguridad, ante la autoridad contralora de su domicilio, la que, en la forma que
disponga el reglamento, emitirá una guía de libre tránsito para su transporte,
guarda y depósito.
Asimismo, el poseedor o tenedor, previa solicitud fundada, será
autorizado para transportar el arma de fuego al lugar que indique y mantenerla
allí hasta por un plazo de sesenta días. La autorización no podrá otorgarse más
de dos veces durante el año calendario y deberá señalar los días específicos en
que el arma podrá transportarse. En caso de que el poseedor o tenedor, por
cualquier circunstancia, requiera transportar el arma de fuego en día distinto
del señalado en la autorización, podrá solicitar, por una sola vez, un permiso
especial a la autoridad contralora correspondiente.
Las personas que se encuentren registradas como deportistas o
cazadores podrán solicitar, a las autoridades señaladas en el inciso tercero del
artículo 4°, un permiso para transportar las armas que utilicen con tales
finalidades, por el período de un año, renovable.
El transporte a que se refiere este artículo no constituirá porte de armas
para los efectos del artículo 6°.
En caso de fallecimiento de un poseedor o tenedor de arma de fuego
inscrita, quien tenga la calidad de heredero deberá comunicar a la autoridad
contralora correspondiente al domicilio del causante, dentro de los quince días
siguientes, la circunstancia del fallecimiento y la individualización del comunero
que, bajo su responsabilidad, tendrá la posesión provisoria hasta que sea
adjudicada, cedida o transferida a una persona que cumpla con los requisitos
para inscribir el arma a su nombre. En todo caso, la adjudicación, cesión o
transferencia deberá efectuarse dentro del plazo de sesenta días, contado a
partir de la fecha de la mencionada comunicación, prorrogable, por una sola
vez, por treinta días. La infracción de lo establecido en esta norma será
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 125 de 483

DISCUSIÓN SALA

sancionada por la autoridad contralora con multa de cinco a diez unidades


tributarias mensuales.”.”.
2. De la señora Pérez, y de los señores
Álvarez y Bauer, para eliminar la letra a) de la indicación propuesta por la
Comisión de Defensa Nacional, que sustituye el inciso cuarto, por los
precedentes incisos cuarto y quinto, nuevos.
3. De las señoras Cristi y Pérez, y de los señores Álvarez, Leay y Ulloa:
Para agregar, en el nuevo inciso cuarto que se propone por la Comisión
de Defensa Nacional en la letra a), a continuación de las expresiones iniciales
“El cumplimiento de lo dispuesto”, la oración “sin allanamiento o
descerrajamiento”.
4. De la señora Pérez, y de los señores
Álvarez y Bauer, para eliminar la letra c) del número 5 propuesto por el texto
de la Comisión de Seguridad Ciudadana.

Número 6)
1. De la Comisión de Defensa Nacional, para reemplazarlo por el siguiente:
“6 Intercálase el siguiente artículo 5° A, nuevo:
“Artículo 5° A.- Las autoridades señaladas en el artículo 4° sólo
permitirán la inscripción de un arma cuando su poseedor o tenedor cumpla con
los siguientes requisitos:
a) Ser mayor de edad;
b) Tener domicilio conocido;
c) Haber aprobado un examen que acredite que tiene los conocimientos
necesarios sobre conservación, mantenimiento y manejo del arma que
pretende inscribir y que posee una aptitud física y psíquica compatible con el
uso de armas.
d) No hallarse condenado o procesado por crimen o simple delito, lo que se
acreditará con el respectivo certificado de antecedentes, y
e) No haber sido sancionado en procesos relacionados con la ley N°
19.325, sobre Violencia Intrafamiliar.
La letra c) del inciso primero no se aplicará a los miembros en servicio
activo de las Fuerzas Armadas, de Orden y Seguridad Pública y de
Gendarmería de Chile.
El poseedor o tenedor de un arma inscrita deberá someterse cada cinco
años a un examen para determinar su aptitud física y psíquica para la tenencia
y el uso de armas, conforme a lo dispuesto en la letra c) de este artículo.
Si, por circunstancia sobreviniente, el poseedor o tenedor de un arma
inscrita pierde las aptitudes consignadas en la letra c) o es procesado o
condenado en conformidad con la letra d), o bien sancionado en los procesos a
que se refiere la letra e), la Dirección General de Movilización Nacional deberá
proceder a cancelar la respectiva inscripción, reemplazándola por una nueva a
nombre de la persona que el poseedor o tenedor original señale y que cuente
con autorización para la posesión o tenencia de armas.”.”.
2. Del señor Urrutia:
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 126 de 483

DISCUSIÓN SALA

Para suprimir la letra c) del artículo 5° A, nuevo, propuesto por la


Comisión de Defensa Nacional.
Para suprimir el inciso tercero propuesto por la Comisión de Defensa
Nacional.

Número 7)
1. De la Comisión de Defensa Nacional, para sustituirlo por el siguiente:
“7 Sustitúyese el artículo 6° por el siguiente:
“Artículo 6º.- Ninguna persona podrá portar armas de fuego fuera de los
lugares indicados en el artículo 5° sin permiso de las autoridades señaladas en
el artículo 4°, las que podrán otorgarlo en casos calificados y en virtud de una
resolución fundada, de acuerdo con los requisitos y modalidades que
establezca la Dirección General de Movilización Nacional.
El permiso durará un año como máximo y sólo autorizará al beneficiario
para portar un arma. Estas autorizaciones se inscribirán en el Registro Nacional
de Armas.
Están exceptuados de esta prohibición el personal señalado en el inciso
cuarto del artículo 3°, respecto de su arma de servicio, sin perjuicio de lo que
disponga la reglamentación institucional respectiva, y los aspirantes a oficiales
de Carabineros y de la Policía de Investigaciones que cursen tercer año de las
Escuelas de Carabineros y de Investigaciones Policiales, durante la realización
de las respectivas prácticas policiales.
Se exceptúan también los deportistas y los vigilantes privados que sean
autorizados por la autoridad contralora y que cumplan con los requisitos
señalados en el reglamento. Tendrán la calidad de deportistas aquellos que
cuenten con permiso de caza al día otorgado por el Servicio Agrícola y
Ganadero o que se encuentren debidamente inscritos en clubes afiliados a
federaciones cuyos socios utilicen armas como implementos deportivos.
Corresponderá a la Dirección General de Movilización Nacional velar por
la regularidad de las inscripciones a que se refiere el artículo 5°, representando
a las autoridades señaladas en el inciso tercero del artículo 4° cualquier
situación ilegal o antirreglamentaria en las inscripciones autorizadas, para su
inmediata corrección.
La Dirección General y las autoridades indicadas en el inciso anterior
podrán, en virtud de una resolución fundada, denegar, suspender, condicionar
o limitar las autorizaciones que exige esta ley.”.”.
2. De los señores Álvarez, Bauer y Ulloa:
Para agregar, en el texto propuesto por la Comisión de Defensa
Nacional, un inciso cuarto, del siguiente tenor, pasando el actual a ser quinto:
“Igual excepción rige para las altas autoridades del Estado, las que serán
especificadas por la Dirección de Movilización Nacional.”.

Número 8)
1. De la Comisión de Defensa Nacional para sustituirlo por el siguiente:
“8 Modifícase el artículo 7° del siguiente modo:
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 127 de 483

DISCUSIÓN SALA

a) Intercálase, en el inciso segundo, entre el vocablo “resolución” y la


preposición “de”, la expresión “fundada”.
b) Intercálase, en el inciso tercero, a continuación del término “cazadores”,
la palabra “deportistas”, precedida de una coma (,) e incorpórase, antes del
punto final (.), la frase “para vender armas”.”.
2. De las señoras Cristi y Pérez, y de los señores Álvarez, Leay y Ulloa:
Para agregar al final de la letra b), propuesta en el texto de la Comisión
de Defensa Nacional, la frase “empresas de vigilantes privados”.

Número 9
De la Comisión de Defensa Nacional para sustituirlo por el siguiente:
“9 Modifícase el artículo 9° de la siguiente manera:
a) Sustitúyese, en el inciso primero, la frase “algunos de los elementos” por
la siguiente: “algunas de las armas o elementos”.
b) Reemplázase, en el mismo inciso, la frase “presidio menor en su grado
mínimo” por “presidio menor en su grado medio”.
c) Sustitúyese el inciso segundo por el siguiente:
“No obstante, si de los antecedentes o circunstancias del proceso
pudiera presumirse fundadamente que la posesión o tenencia de las armas o
elementos a que se refiere el inciso anterior estaba destinada a fines distintos
que los de alterar el orden público, atacar a las Fuerzas Armadas o a las de
Orden y Seguridad Pública o perpetrar otros delitos, se aplicará únicamente la
multa de once a cincuenta y siete unidades tributarias mensuales.”.”.

Número 10), nuevo.


De la Comisión de Defensa Nacional para incorporar el siguiente número
10:
“10. Agrégase el siguiente artículo 9° A, nuevo:
“Artículo 9° A.- Será sancionado con la pena de presidio menor en su
grado mínimo:
1° El que, no siendo poseedor, tenedor o portador de un arma de fuego
inscrita, adquiriere las municiones o cartuchos a que se refiere la letra c) del
artículo 2°.
2° El que, siendo poseedor, tenedor o portador de un arma de fuego
inscrita, adquiriere municiones o cartuchos que no correspondan al calibre de
ésta.
3° El que vendiere municiones o cartuchos sin contar con la autorización
respectiva.
4° El que, estando autorizado para vender municiones o cartuchos, omitiere
registrar la venta con la individualización completa del comprador y del arma
respectiva.”.”.

Número 11), nuevo


De la Comisión de Defensa Nacional, para incorporar el siguiente número
11:
“11 Modifícase el artículo 10° de la siguiente forma:
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 128 de 483

DISCUSIÓN SALA

a) Intercálase, en el inciso primero, a continuación del término “armaren,”


la palabra “transformaren”, seguida de una coma (,).
b) Reemplázase, en el inciso segundo, la expresión “letra f)”, por “letra
g)”.
c) Sustitúyese el inciso tercero por el siguiente:
“No obstante lo establecido en los incisos anteriores, si las circunstancias
y antecedentes del proceso permiten presumir fundadamente que la
fabricación, armaduría, importación, internación al país, exportación,
transporte, almacenamiento, distribución o celebración de convenciones
respecto de las armas o elementos indicados en las letras b) y c) del artículo
2° no estaban destinados a alterar el orden público, atacar a las Fuerzas
Armadas o a las de Orden y Seguridad Pública o a perpetrar otros delitos, se
aplicará únicamente la pena de multa de once a cincuenta y siete unidades
tributarias mensuales.”.
d) Reemplácese, en el inciso cuarto, la frase “cincuenta a quinientos
ingresos mínimos” por “ciento noventa a mil novecientas unidades tributarias
mensuales”.”.

Número 10)
De la Comisión de Defensa Nacional, para sustituirlo por el siguiente,
pasando a ser 12:
“12. Modifícase el artículo 11 del siguiente modo:
a) Sustitúyese el inciso primero por el siguiente:
“Los que portaren armas de fuego sin el permiso establecido en el
artículo 6° serán sancionados con la pena de presidio menor en su grado
medio a presidio mayor en su grado mínimo.”.
b) Reemplázase el inciso segundo por el siguiente:
“Sin embargo, si de las circunstancias o antecedentes del proceso
pudiera presumirse fundadamente que la posesión o porte del arma estaba
destinado a fines distintos que los de alterar el orden público, atacar a las
Fuerzas Armadas o de Orden y Seguridad Pública o perpetrar otros delitos, se
aplicará únicamente la pena de multa de once a cincuenta y siete unidades
tributarias mensuales.”.”.

Número 11
De la Comisión de Defensa Nacional, para suprimirlo.

Número 13), nuevo


De la Comisión de Defensa Nacional, para agregar el siguiente número
13:
“13. Modifícase el artículo 13 de la siguiente manera:
a) Reemplázase el inciso primero por el siguiente:
“Los que poseyeren o tuvieren alguna de las armas o elementos
señalados en los incisos primero, segundo o tercero del artículo 3° serán
sancionados con presidio menor en su grado máximo a presidio mayor en su
grado mínimo.”.
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 129 de 483

DISCUSIÓN SALA

b) Intercálase, en el inciso segundo, entre las expresiones “bélico” y “la


pena”, la frase “o aquéllas señaladas en el inciso final del artículo 3°”.”.

Número 14), nuevo


De la Comisión de Defensa Nacional, para agregar el siguiente número
14 nuevo:
“14.Sustitúyese el artículo 14 por el siguiente:
“Artículo 14°.- Los que portaren alguna de las armas o elementos
señalados en los incisos primero, segundo o tercero del
artículo 3° serán sancionados con presidio menor en su grado máximo a
presidio mayor en su grado mínimo.
Si dichas armas son material de uso bélico o aquéllas señaladas en el
inciso final del artículo 3°, la pena será de presidio mayor en sus grados
mínimo a medio.
En tiempo de guerra, la pena será de presidio mayor en su grado medio
a presidio perpetuo.”.”.
Número 12)
De la Comisión de Defensa Nacional, para sustituirlo por el siguiente,
pasando a ser 15:
“15. Modifícase el 14 A de la siguiente forma:
a) Reemplázase, en el inciso primero, la frase “de cinco a diez ingresos
mínimos”, por la siguiente: “de ocho a cincuenta unidades tributarias
mensuales”.
b) Sustitúyese, en el inciso segundo, la frase “los cinco días desde que” por
“las cuarenta y ocho horas siguientes a que”.
c) Agrégase, en el mismo inciso, el siguiente párrafo segundo, nuevo:
“Si esta comunicación se hubiere efectuado ante Carabineros de Chile o
la Policía de Investigaciones de Chile, estas instituciones deberán darla a
conocer oportunamente a las mencionadas autoridades.”.”.

Número 16), nuevo


De la Comisión de Defensa Nacional, para incorporar el siguiente número
16:
“16. Reemplázase el artículo 14 C por el siguiente:
“Artículo 14 C.- En los delitos previstos en los artículos 9° y 13,
constituye circunstancia eximente la entrega voluntaria de las armas o
elementos a las autoridades señaladas en el artículo 1°, sin que haya mediado
actuación policial, judicial o del Ministerio Público de ninguna especie.”.”.

Número 17), nuevo


De la Comisión de Defensa Nacional, para incorporar el siguiente número
17:
“17. Sustitúyese el inciso inciso cuarto del artículo 16 por el siguiente:
“Sin perjuicio de lo anterior y de las facultades de supervigilancia y
control de las armas que corresponden al Ministerio encargado de la Defensa
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 130 de 483

DISCUSIÓN SALA

Nacional o a organismos de su dependencia, Carabineros de Chile y la Policía


de Investigaciones de
Chile estarán interconectados con la base de datos sobre inscripciones y
registro de armas que debe mantener la Dirección Nacional de Movilización
Nacional. Sólo tendrán acceso a ella los funcionarios de las instituciones
indicadas hasta los niveles de Oficiales Superiores y Prefectos. El reglamento
fijará las normas con arreglo a las cuales se consultará dicha base de datos
debiendo, en todo caso, registrarse dicha consulta y resguardarse la reserva de
los antecedentes contenidos en aquélla.”.”.

Número 18), nuevo


De la Comisión de Defensa Nacional, para incorporar el siguiente número
18:
“18. Agrégase el siguiente artículo 17 A, nuevo:
“Artículo 17 A.- El funcionario policial o de la Dirección General de
Movilización Nacional que violare la obligación de reserva de la información
contenida en la base de datos a que se refiere el inciso final del
artículo 16° será sancionado con la pena de reclusión menor en su grado
máximo a reclusión mayor en su grado mínimo y con la inhabilitación absoluta
temporal en su grado medio a perpetua para ejercer cargos y oficios públicos.
El funcionario que utilizare la información contenida en dicha base de
datos en beneficio propio o ajeno, en perjuicio de alguna persona, autoridad u
organismo, o para ejercer presiones o amenazas, será sancionado con la pena
de reclusión mayor en sus grados mínimo a máximo y con la inhabilitación
absoluta y perpetua para ejercer cargos públicos.”.”.

Número 19), nuevo.


De la Comisión de Defensa Nacional, para incorporar el siguiente
número 19:
“19. Modifícase el artículo 18 del siguiente modo:
a) Agrégase, en el inciso primero, el siguiente párrafo segundo, nuevo:
“Los mismos tribunales conocerán de los delitos tipificados en los
artículos 13° y 14° cuando se cometieren con armas de fabricación artesanal o
modificadas respecto de su condición original, o bien con armas cuyos números
de serie se encuentren adulterados o borrados.”.
b) Elimínase, en la letra a), la frase “en las comunas que no sean asiento
de juzgado militar,”.”.

Número 20), nuevo.


De la Comisión de Defensa Nacional, para incorporar el siguiente
número 20:
“20. Derógase el artículo 19.”.

Número 21, nuevo.


De la Comisión de Defensa Nacional, para incorporar el siguiente número
21:
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 131 de 483

DISCUSIÓN SALA

“21. Modifícase el artículo 20 de la siguiente forma:


a) Reemplázase el encabezamiento por el siguiente:
“La tramitación de los procesos que conforme al artículo 18° deban ser
conocidos por tribunales militares se someterá a las normas establecidas en el
Título II del Libro II del Código de Justicia Militar.”.
b) Deróganse las letras b), c), d) y e).”.

Número 13)
De la Comisión de Defensa Nacional, para sustituirlo por el siguiente,
pasando a ser 22:
“22. Agrégase en el artículo 21, el siguiente párrafo segundo, nuevo:
“Además, procurará difundir las disposiciones de esta ley a través de
todos los medios de comunicación a su alcance.”.”.

Número 23), nuevo.


De la Comisión de Defensa Nacional, para incorporar el siguiente número
23:
“23. Derógase el artículo 25.”.

Número 24), nuevo.


De la Comisión de Defensa Nacional, para incorporar el siguiente número
24:
“24. Derógase el inciso tercero del artículo 26.”.

Número 25), nuevo.


De la Comisión de Defensa Nacional, para incorporar el siguiente número
25:
“25. Derógase el artículo 27.”.

Número 26), nuevo.


De la Comisión de Defensa Nacional, para incorporar el siguiente número
26:
“26. Derógase el artículo transitorio.”.

Artículos transitorios
De la Comisión de Defensa Nacional, para sustituirlos por los siguientes:
“Artículo 1° - Las personas que, con anterioridad a la fecha de
publicación de esta ley, posean o tengan un arma de fuego no inscrita, o bien
inscrita a nombre de un tercero, podrán inscribirla a su nombre hasta el último
día hábil del cuarto mes siguiente a la fecha de su entrada en vigencia, sin
estar obligadas, durante dicho plazo, al pago de la tasa de derechos
correspondiente a la solicitud de inscripción ni a la transferencia respectiva, a
que hace referencia el artículo 26°. Para ello, deberán acreditar que cumplen
los requisitos establecidos en las letras a), b), d) y e) del artículo 5° A.
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 132 de 483

DISCUSIÓN SALA

El requisito contemplado en la letra c) del artículo 5° A deberá ser


cumplido con posterioridad a la inscripción, dentro del plazo máximo de ciento
ochenta días, contado a partir de ésta.
Artículo 2°.- Esta ley entrará en vigencia desde la fecha de su
publicación en el Diario Oficial, con excepción de la modificación efectuada en
la letra a) del artículo 18° y de la derogación de las letras d) y e) del artículo
20°, disposiciones que entrarán en vigor
en la Región Metropolitana de conformidad con lo dispuesto en el artículo 4°
transitorio de la ley N° 19.640, orgánica constitucional del Ministerio Público.
Artículo 3°.- Facúltase al Presidente de la República para que, dentro del
plazo de ciento ochenta días, contado desde la fecha de publicación de esta
ley, fije el texto refundido y actualizado de la ley N° 17.798, sobre Control de
Armas.”.”
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 133 de 483

INFORME COMISIONES UNIDAS

1.7. Informe de Comisiones Unidas


Cámara de Diputados. Fecha 20 de abril 2004. Cuenta en Sesión 79.
Legislatura 350.

INFORME DE LAS COMISIONES UNIDAS DE DEFENSA NACIONAL Y DE


SEGURIDAD CIUDADANA RECAÍDO EN EL PROYECTO DE LEY QUE
MODIFICA LA LEY N° 17.798, SOBRE CONTROL DE ARMAS, CON
OBJETO DE ESTABLECER MAYORES EXIGENCIAS PARA INSCRIBIR UN
ARMA Y PROHIBIR EL PORTE DE LA MISMA, ENTRE OTRAS
MODIFICACIONES.

(BOLETÍN Nº 2219-02-2)

Honorable Cámara:

Las Comisiones Unidas de Defensa Nacional y de Seguridad Ciudadana,


en cumplimiento de un acuerdo adoptado por los Comités Parlamentarios,
pasan a informar sobre el proyecto de ley singularizado en el epígrafe, iniciado
en una moción de los Diputados señores Letelier, don Juan Pablo; Bustos, don
Juan, y Montes, don Carlos, en primer trámite constitucional y en segundo
reglamentario.
El Ejecutivo hizo presente la urgencia para el despacho de este proyecto,
que califica de “simple”, según consta en la cuenta de la sesión 68ª., ordinaria,
celebrada el 4 de abril de 2004.
Se hace presente que tanto la Comisión Especial de Seguridad
Ciudadana como la Comisión de Defensa Nacional evacuaron los primeros
informes en relación con esta iniciativa legal, en cumplimiento de sendos
acuerdos adoptados por la Sala en las sesiones 30ª. y 33ª., celebradas los días
1 de septiembre de 1998 y 5 de septiembre de 2000.
Asimismo, se hace constar que este informe recae sobre el proyecto
aprobado en general por la Sala, que tomó en consideración el texto propuesto
por la Comisión de Defensa Nacional, con las indicaciones admitidas a
tramitación, que se refieren a las materias que se señalan en el acápite III.
Durante el estudio de esta iniciativa legal, las Comisiones Unidas
contaron con la asistencia y colaboración del Subsecretario del Interior, señor
Jorge Correa, y de la asesora de dicha Secretaría de Estado señora Paulina
Muñoz.

I. CONSTANCIAS PREVIAS.
En cumplimiento de lo dispuesto en el artículo 288 del Reglamento de la
Corporación, se hace constar lo siguiente:
1. Los números 1, 2, 4, y los comprendidos entre el 9 y el 26, que pasa
a ser 23, ambos inclusive, del artículo único, que pasa a ser 1°, y los artículos
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 134 de 483

INFORME COMISIONES UNIDAS

primero, segundo y tercero transitorios no fueron objeto de indicaciones ni de


modificaciones.
2. La Comisión mantuvo el criterio de que el número 19 del artículo
único, que pasa a ser 1°, debe aprobarse con quórum de ley orgánica
constitucional, por cuanto trata una materia relativa a la organización y
atribuciones de los tribunales a que se refiere el artículo 74 de la Constitución
Política. Asimismo, acordó que los números 3, 4, 5, 6, y 8 del mencionado
artículo, y el artículo 1° transitorio, contienen preceptos que deben votarse con
quórum calificado, por cuanto fijan requisitos que se deben cumplir para
obtener la autorización para la posesión o tenencia de armas, de conformidad
con lo preceptuado en el inciso primero del artículo 92 de la Carta
Fundamental.
3. Se hace presente, igualmente, que esta iniciativa legal no requiere ser
conocida por la Comisión de Hacienda, que hubo indicaciones rechazadas y que
no existen artículos suprimidos.

II. ANTECEDENTES.
1) Origen.
El mandato en virtud del cual las Comisiones Unidas de Defensa Nacional
y de Seguridad Ciudadana procedieron a evacuar el segundo informe del
proyecto de ley en comento, proviene de un acuerdo adoptado por los Comités
Parlamentarios, del cual se dio cuenta en la sesión 75ª., ordinaria, celebrada el
día 15 de abril de 2004.
Las mencionadas Comisiones Unidas se abocaron al conocimiento de
dicho cometido en la sesión 1ª., celebrada el 20 de abril de 2004. En dicha
oportunidad, adoptaron el acuerdo, por la unanimidad de sus integrantes
presentes, de despachar el proyecto en la misma sesión.
Finalmente, se hace constar que de conformidad con lo establecido en el
artículo 228 del Reglamento de la Corporación, las Comisiones Unidas fueron
presididas por el titular de la Comisión de Defensa Nacional, Diputado señor
Jorge Ulloa.
2) Lo obrado por la Comisión de Defensa Nacional en el primer trámite
reglamentario.
El proyecto aprobado por la Comisión de Defensa Nacional, en el primer
trámite reglamentario, consta de un artículo único y de tres artículos
transitorios. El artículo único, mediante 26 numerales, que pasan a ser 23,
introduce diversas modificaciones en la ley N° 17.798, sobre Control de Armas.
El artículo 1° transitorio otorga un incentivo en favor de las personas que, con
anterioridad a la fecha de publicación de esta ley, posean o tengan un arma de
fuego no inscrita o bien inscrita a nombre de un tercero, con la finalidad de que
puedan regularizar su situación dentro del plazo que se indica, sin pagar los
correspondientes derechos. El artículo 2° transitorio dispone las fechas de
entrada en vigencia de esta ley, en tanto que el artículo 3° transitorio faculta
al Presidente de la República para fijar el texto refundido y actualizado de la
ley N° 17.798.
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 135 de 483

INFORME COMISIONES UNIDAS

A modo de antecedente, cabe recordar que en dicha oportunidad la


señalada Comisión introdujo modificaciones en la ley N° 17.798 que, en
consonancia con las ideas plasmadas en la moción, tuvieron por finalidad
establecer normas tendientes a desincentivar la tenencia o adquisición de
armas de fuego por parte de los particulares, como una forma de prevenir el
incremento del armamento en poder de los delincuentes.
Dichas modificaciones se refieren fundamentalmente a las materias que
se señalan a continuación.
- Se incorporan normas destinadas a establecer mayores exigencias para
la posesión o tenencia de armas de fuego, con el propósito de restringir la
inscripción indiscriminada de aquéllas y de limitarla sólo a personas
capacitadas para el manejo del armamento que tengan una irreprochable
conducta anterior, acorde con las ideas contenidas en los fundamentos de la
moción.
- Se introducen procedimientos de control que permiten a la autoridad
verificar, a través de exámenes periódicos, las aptitudes de los poseedores o
tenedores de armas. En este mismo orden de ideas, se limita la venta de
municiones y cartuchos, de modo tal que solamente puedan ser adquiridos por
los poseedores, tenedores o portadores de armas de fuego inscritas cuando
correspondan al calibre de éstas, so pena de aplicarse una sanción de carácter
penal en caso de inobservancia.
- Se incluyen expresamente, dentro de las armas y elementos cuya
posesión o tenencia se encuentra prohibida, las bombas o artefactos
incendiarios, las armas cuyos números de serie hayan sido borrados o
adulterados, las armas de fabricación artesanal y las modificadas respecto de
su condición original.
En consonancia con lo anterior, a partir de la entrada en vigencia de esta
ley, se sanciona a quienes transformaren, sin la correspondiente autorización,
el material de uso bélico, las armas de fuego, las municiones y cartuchos, los
explosivos, las bombas y artefactos de similar naturaleza y las sustancias
químicas que son utilizadas para la fabricación de explosivos.
- Se aumentan las sanciones en los casos de las personas que sean
poseedores, tenedores o portadores ilegales de armas de fuego,
principalmente de las armas prohibidas enumeradas en el artículo 3°. No
obstante lo anterior, se incorpora una circunstancia eximente de
responsabilidad criminal, en favor del poseedor o tenedor ilegal de armas que
las entregare voluntariamente a las autoridades señaladas en el artículo 1°, sin
que haya mediado actuación policial, judicial o del Ministerio Público.
- Se facilita el porte de armas de fuego en los casos de los vigilantes
privados y de los deportistas que cuenten con permiso de caza al día otorgado
por el Servicio Agrícola y Ganadero o que se encuentren debidamente inscritos
en clubes afiliados a federaciones cuyos socios utilicen armas como
implementos deportivos.
- Se incorpora la posibilidad de que el poseedor o tenedor de un arma de
fuego pueda depositarla, por razones de seguridad, ante la autoridad
contralora correspondiente a su domicilio, como asimismo, transportarla al
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 136 de 483

INFORME COMISIONES UNIDAS

lugar que se indique, hasta por dos veces en el año calendario, con la
condición de mantenerla allí hasta por un plazo de sesenta días.
- Se solucionan los problemas derivados del fallecimiento del poseedor o
tenedor de un arma de fuego inscrita, mediante un mecanismo que facilita la
posesión provisoria por parte de un comunero hasta la adjudicación, cesión o
transferencia del arma.
- Se dispone que Carabineros de Chile y la Policía de Investigaciones de
Chile estarán interconectados con la base de datos sobre inscripciones y
registro de armas que debe mantener la Dirección General de Movilización
Nacional, de modo tal que se garantice la privacidad de las personas, por una
parte, y la eficiencia y eficacia policial, por otra. Consecuentemente con lo
anterior, se crea un nuevo tipo penal destinado a sancionar la violación de la
obligación de reserva de la información contenida en dicha base de datos.
- Finalmente, se establece un incentivo con objeto de posibilitar la
inscripción masiva de armas de fuego y su fiscalización dentro de la normativa
vigente. En efecto, se otorga a las personas que, con anterioridad a la fecha de
publicación de esta ley, posean o tengan un arma de fuego no inscrita o bien
inscrita a nombre de un tercero, la posibilidad de regularizar su situación
dentro del plazo que se indica, eximiéndoles de la obligación de pagar los
correspondientes derechos.

III. ARTÍCULO MODIFICADO.


Las indicaciones presentadas dicen relación con los números 3, 5, 6, 7 y
8 del artículo único, que pasa a ser 1°, y con la incorporación de un artículo 2°,
nuevo, al texto del proyecto de ley aprobado por la Comisión de Defensa
Nacional. Éstas fueron discutidas y votadas del modo que se indica
seguidamente.
Artículo único, que pasa a ser 1°
Consta de 23 numerales que introducen modificaciones en la ley N°
17.798, sobre Control de Armas.
Número 3
Propone modificar el artículo 3°, que prohíbe la posesión o tenencia de
armas que indica, en el sentido de incorporar dentro de esta prohibición
aquellas armas cuyos números de serie se encuentren adulterados o borrados
y las bombas o artefactos incendiarios, y de prohibir la posesión o tenencia de
armas de fabricación artesanal y de las modificadas respecto de su condición
original, sin la autorización de la Dirección General de Movilización Nacional.
Las Diputadas señoras Cristi y Pérez, doña Lily, y los Diputados señores
Álvarez, Leay y Ulloa, presentaron una indicación para sustituir, en el inciso
primero, la frase “subametralladoras, metralletas o cualquiera otra arma
automática y semiautomática de mayor poder destructor o efectividad, sea por
su potencia, por el calibre de sus proyectiles o por sus dispositivos de
puntería.”, por la siguiente: "subametralladoras, metralletas o cualquier otra
arma automática o semiautomática de un calibre mayor a cincuenta
milímetros.”
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 137 de 483

INFORME COMISIONES UNIDAS

Esta propuesta tiene por finalidad establecer un criterio preciso para


calificar como armas prohibidas a las subametralladoras, metralletas o a
cualquiera otra arma automática o semiautomática, toda vez que el texto
vigente dispone que aquellas armas se consideran prohibidas si tienen un
mayor poder destructor o efectividad, sea por su potencia, por el calibre de sus
proyectiles o por sus dispositivos de puntería.
El Subsecretario del Interior, señor Correa, don Jorge, informó que,
según lo manifestado por la Dirección General de Movilización Nacional, el
calibre es sólo uno de los factores que debe ser considerado para determinar
que un arma automática o semiautomática es de una peligrosidad tal que
justifica la prohibición de su posesión o tenencia, motivo por el cual sería más
conveniente mantener los criterios que ya han sido aprobados y que permiten
apreciar con una mayor flexibilidad la peligrosidad de las armas. Agregó que
esta materia debiera ser regulada con mayor precisión en el reglamento y que
es necesario admitir un cierto grado de discrecionalidad en la aplicación de los
criterios, pues la tecnología actual introduce cambios en los modelos de las
armas en forma acelerada.
- La indicación fue rechazada por nueve votos en contra, dos a favor y
dos abstenciones.
Número 5
Propone efectuar diversas modificaciones en el artículo 5°.
El inciso primero se refiere a la obligación que tiene el poseedor o
tenedor de un arma de fuego de inscribirla a su nombre ante las autoridades
indicadas en el artículo 4°.
El inciso segundo dice relación con la creación del Registro Nacional de
las inscripciones de armas, a cargo de la Dirección General de Movilización
Nacional.
El inciso tercero dispone que la inscripción sólo autoriza al poseedor o
tenedor para mantener el arma en el bien raíz declarado correspondiente a su
residencia, a su sitio de trabajo o al lugar que se pretende proteger.
El inciso cuarto faculta a funcionarios de Carabineros de Chile para
verificar, sin previo aviso, y en cumplimiento de una orden escrita expedida
por el Comisario correspondiente, la obligación del poseedor o tenedor del
arma de mantenerla en el lugar autorizado.
El inciso quinto obliga al poseedor o tenedor a exhibir el arma,
presumiéndose, en caso de negativa a exhibirla, que ésta no se encuentra en
el lugar autorizado, situación que deberá ser denunciada, a fin de que se
investigue la eventual comisión de alguno de los delitos previstos en los
artículos 11 ó 14 A.
Los incisos sexto y séptimo permiten que el poseedor o tenedor pueda
depositar el arma de fuego, por razones de seguridad, ante la autoridad
contralora correspondiente a su domicilio, como asimismo, transportarla al
lugar que se indique, hasta por dos veces en el año calendario, con la
condición de mantenerla allí hasta por un plazo de sesenta días.
Finalmente, el inciso octavo permite a los deportistas o cazadores
transportar las armas que utilicen en el ámbito de sus actividades deportivas,
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 138 de 483

INFORME COMISIONES UNIDAS

en tanto que el inciso final establece que el transporte que se autoriza


mediante este artículo no constituirá porte de armas.
Se presentaron las siguientes indicaciones:
1. De las Diputadas señoras Cristi y Pérez, y de los Diputados señores
Álvarez, Leay y Ulloa, para intercalar, en el inciso cuarto, entre las frases “El
cumplimiento de lo dispuesto” y “en el inciso anterior”, la expresión "sin
allanamiento o descerrajamiento".
El Diputado señor Ulloa explicó que la propuesta tiene por objeto aclarar
que, en el ejercicio de la facultad de verificación del lugar en que debe
mantener el arma su poseedor o tenedor, los funcionarios de Carabineros de
Chile no tendrán facultades para efectuar allanamientos ni descerrajamientos,
con lo cual se pretende resguardar los derechos de los ciudadanos, idea que
fue compartida por los Diputados señores Álvarez-Salamanca y Bertolino.
Particularmente, el Diputado señor Bertolino manifestó su preocupación
en cuanto a que las personas que tienen un arma inscrita y cumplen, por lo
tanto con la exigencia que les impone la ley, podrían verse expuestas a que un
funcionario de Carabineros de Chile, ingrese, sin previo aviso, a sus domicilios
y exija que aquélla le sea exhibida.
Por otra parte, el Diputado señor Bustos planteó que es innecesario
especificar que dichos funcionarios carecerán de facultades para efectuar este
tipo de procedimientos, toda vez que éstos requieren ser autorizados en virtud
de una resolución judicial, so pena de incurrir en la comisión de un delito,
criterio que fue compartido por el Diputado señor Burgos.
- Fue rechazada por siete votos en contra y seis a favor.
2. De la Diputada señora Pérez, y de los Diputados señores Álvarez y
Bauer, para eliminar los incisos cuarto y quinto.
El Diputado señor Bauer explicó que su propuesta se fundamenta en la
dificultad de practicar la diligencia de verificación cuando el poseedor o tenedor
del arma no es habido, circunstancia que probablemente será la regla general,
a menos que los funcionarios de Carabineros efectúen la verificación en
horarios que de por sí representan una incomodidad para las personas.
A su vez, el Diputado señor Burgos justificó la existencia de un
procedimiento de verificación del lugar autorizado para mantener el arma, toda
vez que actualmente el robo, el hurto y la pérdida de las armas han traído
consigo un aumento de las mismas en poder de los delincuentes.
- Fue aprobada por siete votos a favor y seis en contra.
3. De la Diputada señora Pérez, y de los Diputados señores Álvarez y
Bauer, para eliminar la letra a) del número 5) propuesto en el texto aprobado
por la Comisión de Seguridad Ciudadana.
Durante el debate se dejó constancia de que esta indicación fue
formulada en relación con un texto del proyecto distinto al aprobado por la
Comisión de Defensa Nacional en el primer trámite reglamentario.
- Fue rechazada por asentimiento unánime.
Número 6
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 139 de 483

INFORME COMISIONES UNIDAS

Propone intercalar el artículo 5° A, nuevo, con el propósito de establecer


los requisitos que deberá cumplir el poseedor o tenedor de un arma para
obtener la inscripción de la misma.
Se presentaron dos indicaciones del Diputado señor Urrutia para
suprimir la letra c) del artículo 5° A, nuevo, y para eliminar el inciso tercero del
mismo precepto.
Mediante esta propuesta se pretende, por una parte, eliminar el
requisito que debe cumplir el poseedor o tenedor de un arma para obtener la
inscripción de la misma, consistente en haber aprobado un examen que
acredite que tiene los conocimientos necesarios sobre conservación,
mantenimiento y manejo del arma que pretende inscribir y que posee una
aptitud física y psíquica compatible con el uso de las armas. Por otra parte, en
concordancia con lo anterior, se propone suprimir la norma que establece que
el mencionado examen deberá efectuarse cada cinco años.
En el debate habido se sostuvo por parte del Diputado señor Bustos, que
no debiera eliminarse este requisito, por cuanto es importante determinar si el
poseedor o tenedor de un arma tiene los conocimientos necesarios para
manejarla, opinión que fue compartida por el Diputado señor Mora.
El Diputado señor Bertolino comentó que, al exigirse una aptitud física
compatible con el uso de las armas se privaría a los adultos mayores de la
posibilidad de contar con este tipo de elementos para su defensa personal, lo
que podría atentar incluso contra el derecho de propiedad. A su vez, el
Diputado señor Bauer opinó que la exigencia de este requisito implicará que los
poseedores o tenedores de armas preferirán no inscribirlas, con lo cual no se
conseguirá uno de los objetivos primordiales del proyecto.
El Subsecretario señor Correa aclaró que la sola circunstancia de que el
poseedor o tenedor de un arma sea adulto mayor no implica necesariamente
que carezca de una aptitud física compatible con el uso de la misma.
- Ambas indicaciones fueron rechazadas por nueve votos en contra y
cinco votos a favor.
Número 7
Propone reemplazar el artículo 6°, del modo que a continuación se
indica:
En el inciso primero, se dispone que ninguna persona podrá portar
armas de fuego fuera de los lugares indicados en el artículo 5°, sin permiso de
las autoridades señaladas en el artículo 4º.
En el inciso segundo, se establece la duración del permiso.
En el inciso tercero, se exime de dicha prohibición al personal de las
Fuerzas Armadas, de Orden y Seguridad Pública, Gendarmería de Chile, de la
Dirección General de Aeronáutica Civil y a los aspirantes a oficiales de
Carabineros de Chile y de la Policía de Investigaciones de Chile en las
condiciones que indica.
En el inciso cuarto, se exceptúa a los deportistas y vigilantes privados
que sean autorizados por la autoridad contralora, y se define quiénes tendrán
la calidad de deportistas para estos efectos.
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 140 de 483

INFORME COMISIONES UNIDAS

En el inciso quinto, se establece la función de la Dirección General de


Movilización Nacional en cuanto a velar por la regularidad de las inscripciones.
Finalmente, en el inciso sexto, se dispone que dicho organismo y las
autoridades que indica podrán, en virtud de una resolución fundada, denegar,
suspender, condicionar o limitar las autorizaciones que exige esta ley.
Los Diputados señores Álvarez, Bauer y Ulloa presentaron una indicación
para intercalar el siguiente inciso cuarto, nuevo, pasando el actual a ser
quinto:
"Igual excepción regirá para las altas autoridades del Estado, las que
serán especificadas por la Dirección General de Movilización Nacional."
Esta propuesta tiene por finalidad eximir a las autoridades del Estado
que sean determinadas por la Dirección General de Movilización Nacional, de la
obtención del permiso que se exige para portar armas de fuego.
El Diputado señor Ulloa sostuvo que la autorización para portar armas
tiene su fundamento en que el Estado no tiene la capacidad de velar por la
seguridad de las personas con plena eficiencia, de modo que éstas deben suplir
esta carencia, para lo cual se les permite contar con elementos para su
defensa.
Agregó que el permiso para portar armas debiera ser otorgado
preferentemente a quienes están expuestos a sufrir algún tipo de atentado o
agresión, como es el caso de las altas autoridades del Estado, argumento que
sirve de base a la indicación que se ha presentado para eximir de la obtención
de dicho permiso a estas últimas, a fin de facilitar su defensa personal. A
mayor abundamiento, hizo presente que en el pasado los parlamentarios
estaban autorizados para portar armas sin necesidad de obtener un permiso
especial.
El Diputado señor Burgos sostuvo que dicha exención vulnera el principio
de igualdad ante la ley y que es, por tanto, de dudosa constitucionalidad. Por
otra parte, hizo presente que la expresión “altas autoridades” es imprecisa y
de excesiva amplitud, de modo que deja al intérprete en condiciones de aplicar
criterios subjetivos inconvenientes. Concluyó que sólo sería procedente que las
autoridades que, por razones de seguridad personal debidamente acreditadas,
deseen obtener un permiso para portar armas lo soliciten ante la Dirección
General de Movilización Nacional.
El Subsecretario señor Correa afirmó que la Dirección General tiene las
herramientas necesarias para determinar, frente a la solicitud de un permiso
para portar armas, a aquellas personas que están expuestas en forma
permanente a un riesgo o peligro que justifique otorgarlo. Por otra parte,
expresó que las autoridades del Poder Ejecutivo no desean ser incluidas dentro
de la excepción que se propone, por cuanto estiman que no deben portar
armas por derecho propio.
- La indicación fue aprobada por siete votos a favor, cuatro en contra y
dos abstenciones.

Número 8
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 141 de 483

INFORME COMISIONES UNIDAS

Propone modificar el artículo 7°, con objeto de establecer, en el inciso


segundo, que sea fundada la resolución dictada por la Dirección General para
autorizar los permisos e inscripciones de más de dos armas en beneficio de
personas jurídicas o personas naturales debidamente calificadas, y de eximir,
en el inciso tercero, de la aplicación de sus restricciones a los deportistas y a
los comerciantes autorizados para vender armas.
Las Diputadas señoras Cristi y Pérez, y los Diputados señores Álvarez,
Leay y Ulloa, presentaron una indicación para agregar, al final del inciso
tercero, la frase "y las empresas que contraten vigilancia privada".
El fundamento de dicha proposición reside en la necesidad de eximir a
las empresas que contraten vigilantes privados de las restricciones que se
establecen en los incisos primero y segundo. De este modo, dichas empresas
pueden, a vía ejemplar, obtener autorizaciones y permisos para poseer, tener
o portar armas e inscribirlas en un número superior a dos, sin necesidad de
una resolución fundada de la Dirección General de Movilización Nacional.
- Fue aprobada por asentimiento unánime.

IV. ARTÍCULO NUEVO INTRODUCIDO.


El Diputado señor Burgos presentó una indicación para agregar el
siguiente artículo 2º, nuevo, pasando el artículo único a ser primero:
“Artículo 2ª.- Derógase el numeral 3 del artículo 494 del Código Penal.”
Esta propuesta tiene por objeto eliminar de la categoría de faltas
contempladas en el artículo 494 del Código Penal la consistente en cargar
armas prohibidas por la ley o los reglamentos, sin licencia de la autoridad
competente, por tratarse de una conducta que ha sido considerada como delito
en el numeral 14 de este proyecto.
- Fue aprobada por unanimidad.

V. INDICACIONES RECHAZADAS.
1. De las Diputadas señoras Cristi y Pérez, y de los Diputados señores
Álvarez, Leay y Ulloa, para sustituir, en el inciso primero del artículo 3°, la
frase “subametralladoras, metralletas o cualquiera otra arma automática y
semiautomática de mayor poder destructor o efectividad, sea por su potencia,
por el calibre de sus proyectiles o por sus dispositivos de puntería.”, por la
siguiente: "subametralladoras, metralletas o cualquier otra arma automática o
semiautomática de un calibre mayor a cincuenta milímetros.”
2. De las Diputadas señoras Cristi y Pérez, y de los Diputados señores
Álvarez, Leay y Ulloa, para intercalar, en el inciso cuarto, nuevo, del artículo
5°, entre las frases “El cumplimiento de lo dispuesto” y “en el inciso anterior”,
la expresión "sin allanamiento o descerrajamiento".
3. De la Diputada señora Pérez, y de los Diputados señores Álvarez y
Bauer, para eliminar la letra c) del número 5) propuesto por el texto de la
Comisión de Seguridad Ciudadana.
4. Del Diputado señor Urrutia, para suprimir la letra c) del artículo 5° A,
nuevo.
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 142 de 483

INFORME COMISIONES UNIDAS

5. Del Diputado señor Urrutia, para eliminar el inciso tercero del artículo
5º A, nuevo.

**********

En mérito de lo expuesto y por las consideraciones que, en su


oportunidad, dará a conocer el señor Diputado informante, la Comisión de
Defensa Nacional recomienda la aprobación del siguiente proyecto de ley en el
cual se han introducido correcciones de carácter formal que no es del caso
especificar:
PROYECTO DE LEY
"Artículo 1º.- Introdúcense las siguientes modificaciones en la ley Nº
17.798, sobre Control de Armas:
1) Sustitúyese el inciso segundo del artículo 1° por el siguiente:
“Sin perjuicio de lo señalado en el inciso anterior, la Dirección General
de Movilización Nacional actuará como autoridad central de coordinación de
todas las autoridades ejecutoras y contraloras que correspondan a las
comandancias de guarnición de las Fuerzas Armadas y autoridades de
Carabineros de Chile y, asimismo, de las autoridades asesoras que
correspondan al Banco de Pruebas de Chile y a los servicios especializados de
las Fuerzas Armadas, en los términos previstos en esta ley y en su
reglamento.”
2) Modifícase el artículo 2° de la siguiente manera:
a) Intercálase, en la letra d), a continuación del vocablo “bombas”, la
expresión “incluidas las incendiarias”, entre comas (,).
b) Sustitúyense las letras f) y g) por las siguientes:
“f) Los fuegos artificiales, artículos pirotécnicos y otros artefactos de
similar naturaleza, sus partes y piezas. En este caso no será aplicable lo
dispuesto en los artículos 8º y 14 A.
g) Las instalaciones destinadas a la fabricación, armaduría, prueba,
almacenamiento o depósito de estos elementos, y los polígonos de tiro.”
3) Modifícase el artículo 3° del siguiente modo:
a) Intercálase, en el inciso primero, entre las locuciones “apariencia
inofensiva;” y “ametralladoras”, la frase “armas cuyos números de serie se
encuentren adulterados o borrados;”.
b) Agrégase, en el inciso segundo, a continuación del punto y aparte (.),
que pasa a ser coma (,), la siguiente frase: “así como tampoco bombas o
artefactos incendiarios.”
c) Agrégase el siguiente inciso tercero, nuevo, pasando el actual a ser
cuarto:
“Además, ninguna persona podrá poseer o tener armas de fabricación
artesanal ni armas modificadas respecto de su condición original, sin
autorización de la Dirección General de Movilización Nacional.”
4) Modifícase el artículo 4º de la siguiente manera:
a) Intercálase, en el inciso primero, a continuación de la palabra
“armar”, el vocablo “transformar,”.
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 143 de 483

INFORME COMISIONES UNIDAS

b) Reemplázase, en el inciso segundo, la frase “las armas y elementos


indicados en las letras a), b), c), d) y e) del artículo 2°”, por la siguiente: “las
armas, elementos o instalaciones indicados en el artículo 2°,”.
5) Agréganse, en el artículo 5°, los siguientes incisos quinto, sexto,
séptimo, octavo y noveno, nuevos:
“Sin perjuicio de lo anterior, si el poseedor o tenedor se ausentare del
lugar autorizado para mantener el arma, podrá depositarla, por razones de
seguridad, ante la autoridad contralora de su domicilio, la que, en la forma que
disponga el reglamento, emitirá una guía de libre tránsito para su transporte,
guarda y depósito.
Asimismo, el poseedor o tenedor, previa solicitud fundada, será
autorizado para transportar el arma de fuego al lugar que indique y mantenerla
allí hasta por un plazo de sesenta días. La autorización no podrá otorgarse más
de dos veces durante el año calendario y deberá señalar los días específicos en
que el arma podrá transportarse. En caso de que el poseedor o tenedor, por
cualquier circunstancia, requiera transportar el arma de fuego en día distinto
del señalado en la autorización, podrá solicitar, por una sola vez, un permiso
especial a la autoridad contralora correspondiente.
Las personas que se encuentren registradas como deportistas o
cazadores podrán solicitar, a las autoridades señaladas en el inciso tercero del
artículo 4°, un permiso para transportar las armas que utilicen con tales
finalidades, por el período de un año, renovable.
El transporte a que se refiere este artículo no constituirá porte de armas
para los efectos del artículo 6°.
En caso de fallecimiento de un poseedor o tenedor de arma de fuego
inscrita, quien tenga la calidad de heredero deberá comunicar a la autoridad
contralora correspondiente al domicilio del causante, dentro de los quince días
siguientes, la circunstancia del fallecimiento y la individualización del comunero
que, bajo su responsabilidad, tendrá la posesión provisoria hasta que sea
adjudicada, cedida o transferida a una persona que cumpla con los requisitos
para inscribir el arma a su nombre. En todo caso, la adjudicación, cesión o
transferencia deberá efectuarse dentro del plazo de sesenta días, contado a
partir de la fecha de la mencionada comunicación, prorrogable, por una sola
vez, por treinta días. La infracción de lo establecido en esta norma será
sancionada por la autoridad contralora con multa de cinco a diez unidades
tributarias mensuales.”
6) Intercálase el siguiente artículo 5° A, nuevo:
“Artículo 5° A.- Las autoridades señaladas en el artículo 4° sólo
permitirán la inscripción de un arma cuando su poseedor o tenedor cumpla con
los siguientes requisitos:
a) Ser mayor de edad;
b) Tener domicilio conocido;
c) Haber aprobado un examen que acredite que tiene los conocimientos
necesarios sobre conservación, mantenimiento y manejo del arma que
pretende inscribir y que posee una aptitud física y psíquica compatible con el
uso de armas.
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 144 de 483

INFORME COMISIONES UNIDAS

d) No hallarse condenado o procesado por crimen o simple delito, lo que


se acreditará con el respectivo certificado de antecedentes, y
e) No haber sido sancionado en procesos relacionados con la ley N°
19.325, sobre Violencia Intrafamiliar.
La letra c) del inciso primero no se aplicará a los miembros en servicio
activo de las Fuerzas Armadas, de Orden y Seguridad Pública y de
Gendarmería de Chile.
El poseedor o tenedor de un arma inscrita deberá someterse cada cinco
años a un examen para determinar su aptitud física y psíquica para la tenencia
y el uso de armas, conforme a lo dispuesto en la letra c) de este artículo.
Si, por circunstancia sobreviniente, el poseedor o tenedor de un arma
inscrita pierde las aptitudes consignadas en la letra c) o es procesado o
condenado en conformidad con la letra d), o bien sancionado en los procesos a
que se refiere la letra e), la Dirección General de Movilización Nacional deberá
proceder a cancelar la respectiva inscripción, reemplazándola por una nueva a
nombre de la persona que el poseedor o tenedor original señale y que cuente
con autorización para la posesión o tenencia de armas.”
7) Sustitúyese el artículo 6° por el siguiente:
“Artículo 6º.- Ninguna persona podrá portar armas de fuego fuera de los
lugares indicados en el artículo 5° sin permiso de las autoridades señaladas en
el artículo 4°, las que podrán otorgarlo en casos calificados y en virtud de una
resolución fundada, de acuerdo con los requisitos y modalidades que
establezca la Dirección General de Movilización Nacional.
El permiso durará un año como máximo y sólo autorizará al beneficiario
para portar un arma. Estas autorizaciones se inscribirán en el Registro Nacional
de Armas.
Están exceptuados de esta prohibición el personal señalado en el inciso
cuarto del artículo 3°, respecto de su arma de servicio, sin perjuicio de lo que
disponga la reglamentación institucional respectiva, y los aspirantes a oficiales
de Carabineros y de la Policía de Investigaciones que cursen tercer año de las
Escuelas de Carabineros y de Investigaciones Policiales, durante la realización
de las respectivas prácticas policiales.
Igual excepción regirá para las altas autoridades del Estado, las que
serán especificadas por la Dirección General de Movilización Nacional.
Se exceptúan también los deportistas y los vigilantes privados que sean
autorizados por la autoridad contralora y que cumplan con los requisitos
señalados en el reglamento. Tendrán la calidad de deportistas aquellos que
cuenten con permiso de caza al día otorgado por el Servicio Agrícola y
Ganadero o que se encuentren debidamente inscritos en clubes afiliados a
federaciones cuyos socios utilicen armas como implementos deportivos.
Corresponderá a la Dirección General de Movilización Nacional velar por
la regularidad de las inscripciones a que se refiere el artículo 5°, representando
a las autoridades señaladas en el inciso tercero del artículo 4° cualquier
situación ilegal o antirreglamentaria en las inscripciones autorizadas, para su
inmediata corrección.
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 145 de 483

INFORME COMISIONES UNIDAS

La Dirección General y las autoridades indicadas en el inciso anterior


podrán, en virtud de una resolución fundada, denegar, suspender, condicionar
o limitar las autorizaciones que exige esta ley.”
8) Modifícase el artículo 7° del siguiente modo:
a) Intercálase, en el inciso segundo, entre el vocablo “resolución” y la
preposición “de”, la expresión “fundada”.
b) Intercálase, en el inciso tercero, a continuación del término
“cazadores”, la palabra “deportistas”, precedida de una coma (,) e incorpórase,
antes del punto final (.), la frase “para vender armas, y las empresas que
contraten vigilancia privada.”
9) Modifícase el artículo 9° de la siguiente manera:
a) Sustitúyese, en el inciso primero, la frase “algunos de los elementos”
por la siguiente: “algunas de las armas o elementos”.
b) Reemplázase, en el mismo inciso, la frase “presidio menor en su
grado mínimo” por “presidio menor en su grado medio”.
c) Sustitúyese el inciso segundo por el siguiente:
“No obstante, si de los antecedentes o circunstancias del proceso
pudiera presumirse fundadamente que la posesión o tenencia de las armas o
elementos a que se refiere el inciso anterior estaba destinada a fines distintos
que los de alterar el orden público, atacar a las Fuerzas Armadas o a las de
Orden y Seguridad Pública o perpetrar otros delitos, se aplicará únicamente la
multa de once a cincuenta y siete unidades tributarias mensuales.”
10) Agrégase el siguiente artículo 9° A, nuevo:
“Artículo 9° A.- Será sancionado con la pena de presidio menor en su
grado mínimo:
1° El que, no siendo poseedor, tenedor o portador de un arma de fuego
inscrita, adquiriere las municiones o cartuchos a que se refiere la letra c) del
artículo 2°.
2° El que, siendo poseedor, tenedor o portador de un arma de fuego
inscrita, adquiriere municiones o cartuchos que no correspondan al calibre de
ésta.
3° El que vendiere municiones o cartuchos sin contar con la autorización
respectiva.
4° El que, estando autorizado para vender municiones o cartuchos,
omitiere registrar la venta con la individualización completa del comprador y
del arma respectiva.”
11) Modifícase el artículo 10° de la siguiente forma:
a) Intercálase, en el inciso primero, a continuación del término
“armaren,” la palabra “transformaren”, seguida de una coma (,).
b) Reemplázase, en el inciso segundo, la expresión “letra f)”, por “letra
g)”.
c) Sustitúyese el inciso tercero por el siguiente:
“No obstante lo establecido en los incisos anteriores, si las circunstancias
y antecedentes del proceso permiten presumir fundadamente que la
fabricación, armaduría, importación, internación al país, exportación,
transporte, almacenamiento, distribución o celebración de convenciones
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 146 de 483

INFORME COMISIONES UNIDAS

respecto de las armas o elementos indicados en las letras b) y c) del artículo


2° no estaban destinados a alterar el orden público, atacar a las Fuerzas
Armadas o a las de Orden y Seguridad Pública o a perpetrar otros delitos, se
aplicará únicamente la pena de multa de once a cincuenta y siete unidades
tributarias mensuales.”
d) Reemplázase, en el inciso cuarto, la frase “cincuenta a quinientos
ingresos mínimos” por “ciento noventa a mil novecientas unidades tributarias
mensuales”.
12) Modifícase el artículo 11° del siguiente modo:
a) Sustitúyese el inciso primero por el siguiente:
“Los que portaren armas de fuego sin el permiso establecido en el
artículo 6° serán sancionados con la pena de presidio menor en su grado
medio a presidio mayor en su grado mínimo.”
b) Reemplázase el inciso segundo por el siguiente:
“Sin embargo, si de las circunstancias o antecedentes del proceso
pudiera presumirse fundadamente que la posesión o porte del arma estaba
destinado a fines distintos que los de alterar el orden público, atacar a las
Fuerzas Armadas o de Orden y Seguridad Pública o perpetrar otros delitos, se
aplicará únicamente la pena de multa de once a cincuenta y siete unidades
tributarias mensuales.”
13) Modifícase el artículo 13° de la siguiente manera:
a) Reemplázase el inciso primero por el siguiente:
“Los que poseyeren o tuvieren alguna de las armas o elementos
señalados en los incisos primero, segundo o tercero del artículo 3° serán
sancionados con presidio menor en su grado máximo a presidio mayor en su
grado mínimo.”
b) Intercálase, en el inciso segundo, entre las expresiones “bélico” y “la
pena”, la frase “o aquéllas señaladas en el inciso final del artículo 3°”.
14) Sustitúyese el artículo 14° por el siguiente:
“Artículo 14°.- Los que portaren alguna de las armas o elementos
señalados en los incisos primero, segundo o tercero del artículo 3° serán
sancionados con presidio menor en su grado máximo a presidio mayor en su
grado mínimo.
Si dichas armas son material de uso bélico o aquéllas señaladas en el
inciso final del artículo 3°, la pena será de presidio mayor en sus grados
mínimo a medio.
En tiempo de guerra, la pena será de presidio mayor en su grado medio
a presidio perpetuo.”
15) Modifícase el artículo 14 A de la siguiente forma:
a) Reemplázase, en el inciso primero, la frase “de cinco a diez ingresos
mínimos”, por la siguiente: “de ocho a cincuenta unidades tributarias
mensuales”.
b) Sustitúyese, en el inciso segundo, la frase “los cinco días desde que”
por “las cuarenta y ocho horas siguientes a que”.
c) Agrégase, en el inciso segundo, el siguiente párrafo segundo, nuevo:
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 147 de 483

INFORME COMISIONES UNIDAS

“Si esta comunicación se hubiere efectuado ante Carabineros de Chile o


la Policía de Investigaciones de Chile, estas instituciones deberán darla a
conocer oportunamente a las mencionadas autoridades.”
16) Reemplázase el artículo 14 C por el siguiente:
“Artículo 14 C.- En los delitos previstos en los artículos 9° y 13°,
constituye circunstancia eximente la entrega voluntaria de las armas o
elementos a las autoridades señaladas en el artículo 1°, sin que haya mediado
actuación policial, judicial o del Ministerio Público de ninguna especie.”
17) Sustitúyese el inciso cuarto del artículo 16° por el siguiente:
“Sin perjuicio de lo anterior y de las facultades de supervigilancia y
control de las armas que corresponden al Ministerio encargado de la Defensa
Nacional o a organismos de su dependencia, Carabineros de Chile y la Policía
de Investigaciones de Chile estarán interconectados con la base de datos sobre
inscripciones y registro de armas que debe mantener la Dirección Nacional de
Movilización Nacional. Sólo tendrán acceso a ella los funcionarios de las
instituciones indicadas hasta los niveles de Oficiales Superiores y Prefectos. El
reglamento fijará las normas con arreglo a las cuales se consultará dicha base
de datos debiendo, en todo caso, registrarse dicha consulta y resguardarse la
reserva de los antecedentes contenidos en aquélla.”
18) Intercálase el siguiente artículo 17 A, nuevo:
“Artículo 17 A.- El funcionario policial o de la Dirección General de
Movilización Nacional que violare la obligación de reserva de la información
contenida en la base de datos a que se refiere el inciso final del artículo 16°
será sancionado con la pena de reclusión menor en su grado máximo a
reclusión mayor en su grado mínimo y con la inhabilitación absoluta temporal
en su grado medio a perpetua para ejercer cargos y oficios públicos.
El funcionario que utilizare la información contenida en dicha base de
datos en beneficio propio o ajeno, en perjuicio de alguna persona, autoridad u
organismo, o para ejercer presiones o amenazas, será sancionado con la pena
de reclusión mayor en sus grados mínimo a máximo y con la inhabilitación
absoluta y perpetua para ejercer cargos públicos.”
19) Modifícase el artículo 18° del siguiente modo:
a) Agrégase, en el inciso primero, el siguiente párrafo segundo, nuevo:
“Los mismos tribunales conocerán de los delitos tipificados en los
artículos 13° y 14° cuando se cometieren con armas de fabricación artesanal o
modificadas respecto de su condición original, o bien con armas cuyos números
de serie se encuentren adulterados o borrados.”
b) Elimínase, en la letra a), la frase “en las comunas que no sean asiento
de juzgado militar,”.
20) Derógase el artículo 19°.
21) Modifícase el artículo 20° de la siguiente forma:
a) Reemplázase el encabezamiento por el siguiente:
“La tramitación de los procesos que conforme al artículo 18° deban ser
conocidos por tribunales militares se someterá a las normas establecidas en el
Título II del Libro II del Código de Justicia Militar.”
b) Deróganse las letras b), c), d) y e).
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 148 de 483

INFORME COMISIONES UNIDAS

22) Agrégase, en el artículo 21°, el siguiente párrafo segundo, nuevo:


“Además, procurará difundir las disposiciones de esta ley a través de
todos los medios de comunicación a su alcance.”
23) Deróganse el artículo 25°, el inciso tercero del artículo 26°; el
artículo 27°, y el artículo transitorio.
Artículo 2°.- Derógase el numeral 3 del artículo 494 del Código Penal.”

ARTÍCULOS TRANSITORIOS
Artículo 1° transitorio.- Las personas que, con anterioridad a la fecha de
publicación de esta ley, posean o tengan un arma de fuego no inscrita, o bien
inscrita a nombre de un tercero, podrán inscribirla a su nombre hasta el último
día hábil del cuarto mes siguiente a la fecha de su entrada en vigencia, sin
estar obligadas, durante dicho plazo, al pago de la tasa de derechos
correspondiente a la solicitud de inscripción ni a la transferencia respectiva, a
que hace referencia el artículo 26°. Para ello, deberán acreditar que cumplen
los requisitos establecidos en las letras a), b), d) y e) del artículo 5° A.
El requisito contemplado en la letra c) del artículo 5° A deberá ser
cumplido con posterioridad a la inscripción, dentro del plazo máximo de ciento
ochenta días, contado a partir de ésta.
Artículo 2° transitorio.- Esta ley entrará en vigencia desde la fecha de su
publicación en el Diario Oficial, con excepción de la modificación efectuada en
la letra a) del artículo 18° y de la derogación de las letras d) y e) del artículo
20°, disposiciones que entrarán en vigor en la Región Metropolitana de
conformidad con lo dispuesto en el artículo 4° transitorio de la ley N° 19.640,
orgánica constitucional del Ministerio Público.
Artículo 3° transitorio.- Facúltase al Presidente de la República para que,
dentro del plazo de ciento ochenta días, contado desde la fecha de publicación
de esta ley, fije el texto refundido y actualizado de la ley N° 17.798, sobre
Control de Armas.

Se designó como Diputado informante al señor Burgos, don Jorge.

Sala de las Comisiones Unidas, a 20 de abril de 2004.

Tratado y acordado en sesión de esta fecha con la asistencia de los


Diputados señores Ulloa, don Jorge, (Presidente); Bauer, don Eugenio; Becker,
don Germán; Bertolino, don Mario; Burgos, don Jorge; Bustos, don Juan;
Mora, don Waldo; Pérez Arriagada, don José; Pérez Opazo, don Ramón, y
Walker, don Patricio.
Concurrieron, además, por la vía del reemplazo, los Diputados señores
Álvarez-Salamanca, don Pedro, y Montes, don Carlos.

ELENA MELÉNDEZ URENDA


Abogado Secretaria de las Comisiones Unidas.
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 149 de 483

DISCUSIÓN SALA

1.8. Discusión en Sala


Cámara de Diputados. Legislatura 350, Sesión 82. Fecha 11 de mayo, 2004.
Discusión particular. Aprobado.

MAYORES EXIGENCIAS PARA LA INSCRIPCIÓN Y PORTE DE ARMAS DE


FUEGO. Modificación de la ley Nº 17.798, sobre control de armas.
Primer trámite constitucional.

El señor LEAL (Presidente en ejercicio).- Corresponde conocer el


proyecto de ley, en primer trámite constitucional y segundo reglamentario, que
modifica la ley
Nº 17.798, sobre control de armas, con el objeto de establecer mayores
exigencias para inscribir un arma, para el porte de la misma e introduce otras
modificaciones.
Diputado informante de las Comisiones unidas de Defensa Nacional y de
Seguridad Ciudadana es el señor Jorge Burgos.

Antecedentes:
-Segundo informe de las Comisiones Unidas de Defensa Nacional y
Seguridad Ciudadana, sesión 79ª, en 4 de mayo de 2004. Boletín Nº 2219-02.
Documentos de la Cuenta Nº 18.

El señor LEAL (Presidente en ejercicio).- Tiene la palabra el diputado


informante.

El señor BURGOS.- Señor Presidente, en mi calidad de diputado


informante de las Co-misiones unidas de Defensa Nacional y de Seguridad
Ciudadana, paso a informar sobre el proyecto de ley, en primer trámite
constitucio-nal y segundo reglamentario, iniciado en mo-ción de los diputados
señores Juan Pablo Lete-lier, Juan Bustos y Carlos Montes, que modifi-ca la ley
Nº 17.798, sobre control de armas, con el objeto de establecer mayores
exigencias para inscribir y portar armas.
El informe contiene lo obrado por las Comisiones unidas de Defensa
Nacional y de Seguridad Ciudadana en relación con las indicaciones formuladas
al primer informe evacuado por la Comisión de Defensa.
Se hace presente que ambas comisiones emitieron los primeros informes
en relación con esta iniciativa legal, en cumplimiento de sendos acuerdos
adoptados por la Sala en las sesiones 30ª y 33ª, celebradas los días 1º de
septiembre de 1998 y 5 de septiembre de 2000.
Asimismo, debo dejar constancia de que este informe recae sobre el
proyecto aproba-do en general por la Sala, que tomó en consi-deración el
texto propuesto por la Comisión de Defensa Nacional, con las indicaciones
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 150 de 483

DISCUSIÓN SALA

admitidas a tramitación y que constan en el informe que obra en poder de los


colegas.
A modo de antecedente, cabe recordar que el propósito perseguido por
los autores de la iniciativa legal es establecer normas tendientes a
desincentivar la tenencia o adquisición de armas de fuego por parte de
particulares, como una forma de impedir que aumente el armamento en poder
de los delincuentes, como consecuencia de la periodicidad con que se comete
el delito de robo de armas y del desconocimiento de su manejo por parte de
quienes las han adqui-rido en forma legal para su defensa perso-nal.
Estos objetivos están contenidos en un artículo único, compuesto de
veintiséis nu-merales, que pasaron a ser veintitrés, y tres artículos transitorios,
que introducen diver-sas modificaciones a la ley Nº 17.798, sobre control de
armas.
Las modificaciones que se propone in-corporar al mencionado cuerpo
legal, en virtud del texto aprobado por la Comisión de Defensa Nacional, se
relacionan con la dictación de normas tendientes a establecer mayores
exigencias para la posesión o te-nencia de armas de fuego, con el objeto de
restringir su inscripción indiscriminada y de limitarla sólo a personas
capacitadas para su manejo y que tengan una irreprochable con-ducta
anterior, acorde con las ideas conteni-das en los fundamentos de la moción.
En consonancia con lo anterior, se intro-ducen procedimientos de control
que permi-tan a la autoridad verificar, a través de exá-menes periódicos, las
aptitudes de los po-seedores o tenedores de armas.
En este mismo orden de ideas, se inclu-yen expresamente, dentro de las
armas y elementos cuya posesión o tenencia se en-cuentra prohibida, las
bombas o artefactos incendiarios, las armas cuyos números de serie hayan
sido borrados o adulterados, las armas de fabricación artesanal y las modifi-
cadas respecto de su condición original.
Asimismo, se aumentan las sanciones en los casos de las personas que
sean poseedo-ras, tenedoras o portadoras ilegales de armas de fuego,
principalmente de las armas prohibidas, aunque se incorpora una cir-
cunstancia eximente de responsabilidad criminal en favor del poseedor o
tenedor ilegal de armas que las entregare volunta-riamente a las autoridades
competentes.
También se incorpora la posibilidad de que el poseedor o tenedor de un
arma de fuego pueda depositarla, por razones de seguridad, ante la autoridad
contralora co-rrespondiente a su domicilio, como, asimis-mo, transportarla al
lugar que se indique, hasta por dos veces en el año calendario, con la
condición de mantenerla allí hasta por un plazo de sesenta días.
Finalmente, se establece un incentivo con el objeto de posibilitar la
inscripción masiva de armas de fuego y su fiscalización, de acuerdo con la
normativa vigente. En efecto, se otorga a las personas que, con anteriori-dad a
la fecha de publicación de esta ley en proyecto, posean o tengan un arma de
fuego no inscrita o bien inscrita a nombre de un tercero, la posibilidad de
regularizar su si-tuación jurídica dentro del plazo que se in-dica, eximiéndolas
de la obligación de pagar los correspondientes derechos.
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 151 de 483

DISCUSIÓN SALA

Hasta aquí las novedades fundamentales que contiene el proyecto, que


conocimos hace algún tiempo, cuando se rindió el in-forme de la Comisión de
Defensa Nacional.

Lo obrado por las Comisiones Unidas.


Como pueden ver los colegas en el infor-me que tienen en su poder, las
indicaciones presentadas dicen relación con los numerales 5), 7) y 8) del
artículo único, que pasa a ser 1º, y con la incorporación de un artículo 2º,
nuevo, al texto del proyecto aprobado por la Comisión de Defensa Nacional.
En consecuencia, me referiré sucinta-mente sólo a las indicaciones
aprobadas en este trámite. Lo hecho en relación con el resto de los numerales
se encuentra explici-tado en el informe que los señores diputados tienen a su
disposición.
El número 5) modifica el artículo 5º de la ley de control de armas, cuyo
inciso primero se refiere a la obligación que tiene el posee-dor o tenedor de un
arma de fuego de inscri-birla a su nombre ante las autoridades seña-ladas en
el artículo 4º.
La diputada señora Lily Pérez y los diputa-dos señores Rodrigo Álvarez y
Eugenio Bauer presentaron una indicación para eliminar los incisos cuarto y
quinto de dicho artículo.
Debo recordar que el inciso cuarto facul-ta a los funcionarios de
Carabineros de
Chile para verificar, sin previo aviso y en cumplimiento de una orden escrita
expedida por el comisario correspondiente, la obliga-ción del poseedor o
tenedor del arma de mantenerla en el lugar autorizado.
Por su parte, el inciso quinto obliga al po-seedor o tenedor a exhibir el
arma, presumién-dose, en caso de negarse, que ésta no se en-cuentra en el
lugar autorizado, situación que deberá ser denunciada, a fin de que se investi-
gue la eventual comisión de alguno de los delitos previstos en los artículos 11
ó 14 A.
Los autores de la indicación explicaron que ella se fundamenta en la
dificultad de practicar la diligencia de verificación cuan-do el poseedor o
tenedor del arma no es habido, circunstancia que probablemente será la regla
general, a menos que los fun-cionarios de Carabineros efectúen la verifi-cación
en horarios que resulten cómodos para las personas.
Por su parte, el diputado que habla justi-ficó la existencia de un
procedimiento de verificación del lugar autorizado para man-tener el arma,
toda vez que actualmente el robo, el hurto y la pérdida de armas ha traí-do
consigo un aumento de las mismas en poder de los delincuentes.
La indicación fue aprobada por siete vo-tos a favor y seis en contra.
El número 7) propone reemplazar el artí-culo 6º, que regula lo relativo
al porte de armas de fuego.
Los diputados señores Álvarez, Bauer y Ulloa presentaron una indicación
para inter-calar el siguiente inciso cuarto, nuevo, pa-sando el actual a ser
quinto:
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 152 de 483

DISCUSIÓN SALA

“Igual excepción regirá para las altas autoridades del Estado, las que
serán especi-ficadas por la Dirección General de Movili-zación Nacional.”
Debo recordar que el inciso tercero
exime de dicha prohibición al personal de las Fuerzas Armadas, de Orden y
Seguridad Pública, de Gendarmería de Chile, de la Dirección General de
Aeronáutica Civil y a los aspirantes a oficiales de Carabineros de Chile y de la
Policía de Investigaciones de Chile, en las condiciones que indica.
El inciso cuarto exceptúa a los deportis-tas y vigilantes privados que
sean autoriza-dos por la autoridad contralora y define quiénes tendrán la
calidad de deportistas para estos efectos.
El diputado señor Ulloa sostuvo que la autorización a las autoridades
para portar armas tiene su fundamento en que el Estado no tiene la capacidad
de velar por la seguri-dad de las personas con plena eficacia y eficiencia, y la
única forma que éstas tienen de suplir esta carencia es contando con ele-
mentos para su defensa. Agregó que el per-miso para portar armas debería ser
otorgado preferentemente a quienes están expuestos a sufrir algún tipo de
atentado o agresión, como es el caso de las altas autoridades del Estado, a fin
de facilitar su defensa personal.
Por el contrario, un grupo minoritario de diputados opinamos que dicha
exención vulne-ra el principio de igualdad ante la ley y que es, por tanto, de
dudosa constitucionalidad. Agre-gamos que la expresión “altas autoridades” es
imprecisa y tan amplia que deja al intérprete en condiciones de aplicar criterios
subjetivos inconvenientes, y que sólo sería procedente que las autoridades
que, por razones de seguri-dad personal debidamente acreditadas, deseen
obtener un permiso para portar armas, lo soli-citen ante la Dirección General
de Moviliza-ción Nacional.
Este criterio fue compartido por el subse-cretario señor Correa.
La indicación fue aprobada por siete votos a favor, cuatro en contra y
dos abstenciones.
El número 8) limita a dos las inscripcio-nes de armas de fuego a nombre
de una misma persona, sin perjuicio de las excep-ciones que establece el
mismo precepto.
Las diputadas señoras María Angélica Cristi y Lily Pérez y los diputados
señores Álvarez, Leay y Ulloa presentaron indica-ción para agregar, al final del
inciso tercero, la frase “y las empresas que contraten vigi-lancia privada”.
El fundamento de dicha proposición resi-de en la necesidad de eximir a
las empresas que contraten vigilantes privados de las res-tricciones que se
establecen en los incisos primero y segundo.
La indicación fue aprobada por unanimi-dad.
El diputado que habla presentó indica-ción para agregar el siguiente
artículo 2º, nuevo, pasando el artículo único a ser 1º:
“Artículo 2º.- Derógase el numeral 3 del artículo 494 del Código Penal.”
La propuesta tiene por objeto eliminar de la categoría de faltas
contempladas en dicho artículo el porte de armas prohibidas por la ley o los
reglamentos, sin licencia de la au-toridad competente, por tratarse de una con-
ducta tipificada como delito en el numeral 14 de este proyecto. Obviamente,
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 153 de 483

DISCUSIÓN SALA

sería una contradicción establecer como delito del porte ilegal de armas, y,
luego, disponer en el Código Penal que puede ser una falta. Esto queda
tácitamente derogado, pero sería bueno aprovechar esta oportunidad para
hacerlo expresamente.
La indicación fue aprobada por unanimi-dad.
Con este informe, cumplimos el mandato hecho a las Comisiones unidas
de Defensa Nacional y de Seguridad Ciudadana, y esta-ríamos en condiciones
de despachar el pro-yecto para que continúe su trámite, atendi-dos sus
características, importancia y el hecho de que hemos sostenido transversal-
mente que debe ser incluido en la agenda prioritaria de seguridad ciudadana.
He dicho.

El señor LEAL (Presidente en ejercicio).- Tiene la palabra el diputado


señor Jorge Ulloa.

El señor ULLOA.- Señor Presidente, este proyecto, que modifica la ley


Nº 17.798, sobre control de armas, inicial-mente contenía una gran cantidad
de modi-ficaciones y exigencias para la inscripción y porte de armas.
Básicamente, el objetivo del proyecto era restringir las posibilidades de
que las perso-nas pudieran tener armas, mediante el au-mento de las
exigencias para su inscripción y la prohibición de su tenencia en lugares no
autorizados y de la inscripción de más de un arma. Asimismo, aumentaba las
multas con-templadas en caso de violación de la ley sobre la materia, como
una manera de hacer un aporte o contribución al combate contra la
delincuencia, del cual se desprende una gran falencia por parte de los
gobiernos de la Concertación, pese a la preocupación que ella ocasiona en los
distintos sectores, según las diferentes encuestas.
El proyecto fue estudiado, primero, en la Comisión de Seguridad
Ciudadana, y, poste-riormente, en la de Defensa, que tengo el honor de
presidir, la cual, en la práctica, terminó por modificarlo casi de común acuerdo
con el Ejecutivo, porque en pocas materias hubo disenso. El mayor de los des-
encuentros se produjo debido a las distintas posturas de los miembros de las
comisiones unidas de Seguridad Ciudadana y de Defen-sa, hace unas semanas,
en relación con la facultad que se había concordado inicial-mente para que
Carabineros verificara sin previo aviso la inscripción del arma.
Aun cuando esta cuestión no es de carác-ter valórico, es legítimo que a
algunos par-lamentarios no les agrade la posibilidad de que Carabineros pueda
llegar hasta el domi-cilio de alguien, sin aviso previo ni cumplir con cierto
requisito -bastaba la orden del jefe de la comisaría respectiva-, y pedir que se
exhiba el arma.
En lo personal, no me provoca dificultad la verificación de la tenencia del
arma. Sin em-bargo, reconozco la legitimidad de aquellas personas que sí
piensan que podría prestarse para situaciones de gran anormalidad. En esa
perspectiva, pareció más razonable establecer que el tribunal competente
ordene verificar el cumplimiento de esa disposición legal.
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 154 de 483

DISCUSIÓN SALA

También se revisó en las comisiones unidas, como bien lo dijo el


diputado infor-mante, el porte de armas y sus excepciones.
La autorización para portar armas está dada, fundamentalmente, a
aquellos que tienen el monopolio de su uso -las Fuerzas Armadas y de Orden y
Seguridad- y, excep-cionalmente, a algunos ciudadanos a los cuales, por su
labor, el Estado no les garan-tiza salir indemnes de alguna agresión. Por eso, si
la excepción es para aquellas perso-nas con más riesgo, ¿qué sentido tiene ex-
cluir a las altas autoridades del Estado, tales como ministros, subsecretarios,
parlamenta-rios y, eventualmente, determinados inte-grantes del Poder
Judicial, quienes, por sus funciones, también están expuestos a sufrir algún
tipo de ataque?
Por esa razón, y con la intención de vol-ver a una vieja tradición
ciudadana y repu-blicana, presentamos una indicación, que fue aprobada, para
que a las altas autorida-des del Estado, las que serán especificadas por la
Dirección General de Movilización Nacional, se les exima de la obtención del
permiso que se exige para portar armas de fuego mientras se mantengan en el
ejercicio de sus cargos públicos.
Por otro lado, en las comisiones unidas se propuso una modificación
para que los comer-ciantes autorizados para vender armas puedan inscribir un
número superior a dos. Lo mismo ocurrió respecto de las empresas que
contraten vigilancia privada, porque son las que nor-malmente compran
armas. Ambas indicacio-nes fueron aprobadas por asentimiento unáni-me,
luego de un intercambio de ideas.
El proyecto modifica la ley Nº 17.798, sobre control de armas,
principalmente en cuanto a la inscripción de armas de fuego por aquellas
personas que desean poseer una en forma legal, pero no incidirá en las que
poseen los delincuentes, cuyo número, se-gún la estimación que tienen las
autoridades, se iguala al de armas inscritas legalmente. Es decir, si hay
aproximadamente 800 mil armas debidamente inscritas, existe al me-nos un
número igual de armas ilegales, entre las que se encuentran las hechizas,
robadas e internadas ilegalmente.
Es necesario subrayar que no son preci-samente los delincuentes los
interesados en inscribir sus armas. Por lo tanto, el proyecto no desincentivará
su utilización en la comi-sión de delitos o crímenes, pero ayudará de algún
modo a conseguir ese objetivo.

Aun cuando en parte es verdad que las ar-mas en manos de ciudadanos


honestos consti-tuyen una especie de almacén para los delin-cuentes, lo
importante es que se ha querido mantener la posibilidad de que la población
pueda acceder a un arma. Por eso, las modifi-caciones a la ley que establece
su control, cuyo aporte será valioso en lo que se denomina el “blanqueo de
armas”, permitirá a la autoridad tener claridad sobre quiénes las poseen, cuán-
tas son y dónde se encuentran.
En consecuencia, la Unión Demócrata Independiente aprobará el
proyecto, con las indicaciones que presentamos en las comi-siones unidas de
Defensa Nacional y de Seguridad Ciudadana.
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 155 de 483

DISCUSIÓN SALA

He dicho.

El señor LEAL (Presidente en ejercicio).- Tiene la palabra el diputado


Juan Pablo
Letelier.

El señor LETELIER (don Juan Pablo).- Señor Presidente, no cabe duda de


que el combate contra la delincuencia -en favor de la seguridad ciudadana- es
uno de los obje-tivos principales de nuestra sociedad. Ésta ha sufrido
tremendas transformaciones que implican el desarrollo de prácticas antisocia-
les que atentan contra la integridad física de las personas y bienes y alteran
nuestra con-vivencia. En este contexto, dar mayor segu-ridad a los ciudadanos
es tarea de todos.
Quienes pretenden inclinar las responsa-bilidades en el combate contra
la delincuen-cia, no entienden que la paz social es tarea de todos y fruto de
una política de Estado indiscutida. Todos debemos empujar en una misma
dirección. De ahí, entonces, el senti-do de la moción de los diputados señores
Montes, Bustos y de quien habla, porque, según la opinión de los técnicos y
expertos, si se quiere promover la seguridad ciudada-na, debe eliminarse,
reducirse, restringirse y dificultarse la tenencia de armas de fuego en manos
de los ciudadanos.
Todos los estudios sobre el particular señalan que una sociedad que se
arma no es más segura, y en nuestro país las proyeccio-nes indican que hay
un exceso de armas de fuego en manos de los ciudadanos. Además, las
estadísticas demuestran que los delin-cuentes “se hacen” de armas cuando las
roban a quienes las compran legalmente, a quienes no saben usarlas o a
quienes las venden en el mercado negro.
Es importante destacar que se dejan fuera las de uso en prácticas
deportivas y las armas de fuego de las armerías, a las cuales cualquie-ra
puede ingresar y, sin mayores antecedentes, comprar una y sus respectivas
municiones, las que muchas veces terminan en poder de los delincuentes, a
quienes todos queremos parar. El proyecto apunta en esa dirección.
Como bien lo indicó el diputado Ulloa, existen dos visiones sobre la
materia. Una, que Carabineros y la Policía de Investiga-ciones deben tener el
monopolio del uso del poder de fuego para controlar el orden y seguridad
internos. La otra, que la policía no es capaz de hacer esta labor y que los
ciuda-danos deben cumplir esa función en ciertas esferas. Nosotros
discrepamos de ese juicio.
Este proyecto pretende reducir las armas de fuego; apunta,
esencialmente, a tres obje-tivos. El primero, establecer barreras, requi-sitos
mínimos -lo subrayo: requisitos míni-mos- para que una persona compre un
arma de fuego.
La Comisión de Defensa, en particular, eliminó la gran mayoría de los
requisitos establecidos en la moción original, como un curso especializado para
que las personas sepan usar un arma de fuego. Asimismo, que éstas no tengan
antecedentes de violencia intrafamiliar ni de otro tipo; que demuestren
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 156 de 483

DISCUSIÓN SALA

estabilidad laboral y familiar. En síntesis, que sean idóneas; que la sociedad se


asegure de que un psicópata o delincuente no accedan a la compra de un
arma.
Los últimos debates en la Comisión giraron en torno de este punto.
Algunos diputados se oponen a las barreras para la adquisición de armas de
fuego, como también -insisto- a cur-sos para que las personas aprendan a
manejar-las.
Me llama la atención cómo en otros ám-bitos de la vida se establecen
múltiples re-quisitos, por ejemplo, para conducir un ve-hículo. Sin embargo,
hay quienes piensan que no es necesario un curso o una licencia especial para
adquirir un arma. En eso, sin duda, tenemos visiones distintas.
El proyecto -en forma tímida, a nuestro juicio, no como hubiésemos
querido- estable-ce algunas barreras de entrada al mercado de los tenedores
de armas. Hubiéramos querido que este fuere mucho más restrictivo.
En segundo lugar, aquí se estableció el criterio de la cantidad de armas
de fuego que una persona puede poseer si se quiere defender con ese tipo de
armas. Si eso fuera posible, que no termine almacenándolas en su hogar o
lugar de trabajo.
Todos los años lamentamos la muerte de niños o menores de edad
debido a la mala manipulación de armas de fuego que sus padres compran,
supuestamente, para de-fenderse.
Se quiere restringir el número de armas existentes. Asimismo, prohibir
su porte. Si las personas creen que pueden defenderse me-diante armas, no
hay ninguna razón para dis-putarle a la policía el monopolio de su tenen-cia y
su rol en la seguridad de la sociedad.
Al respecto, sin duda, discrepamos pro-fundamente de la posición del
diputado Ulloa, quien ha dicho que Carabineros de Chile es incapaz de cumplir
adecuadamente sus funciones y que es necesario que los ciudadanos se
armen.
En mi opinión, para organizar mejor nues-tra seguridad ciudadana
necesitamos, preci-samente, eliminar los elementos que facilitan la comisión
de delitos. Las estadísticas sobre la materia son claras: cada vez hay más deli-
tos violentos con uso de armas de fuego. Por eso queremos prohibir su porte.
En tercer lugar, otra proposición de las comisiones -no sé si es la
fórmula más ade-cuada, porque el proyecto original era distinto- dice relación
con cómo sincerar, cómo objeti-var la existencia de armas de fuego en nuestra
sociedad, cómo establecer un mecanismo de registro periódico de las armas
que hay en la comunidad y sancionar gravemente a quien no cumpla con la
disposición.
Se dice que fijar este mecanismo es cos-toso; puede ser, pero quienes
deseen tener armas de fuego deberán financiarlo; que paguen una patente
para asegurar un sistema de control y registro de las mismas; porque los
ciudadanos que no las portamos, que somos contrarios a su uso, que creemos
que su tenencia no es buena, ya nos sentimos amenazados porque hay
demasiadas armas en nuestra sociedad, las cuales se compran legalmente,
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 157 de 483

DISCUSIÓN SALA

pero terminan en manos de de-lincuentes que atentan contra la integridad


física de las personas.
Los grandes promotores de la compra de armas de fuego, los dueños de
armerías, hacen tremendos negocios, muchas veces en forma irresponsable,
puesto que no informan de ello a las autoridades ni se preocupan del destino
final de las armas. Estudios interna-cionales demuestran que el nivel de irres-
ponsabilidad de las armerías es altísimo. En nuestro país no hemos llegado a
niveles, por ejemplo, de comerciar hasta con armas se-miautomáticas.
Por último, el proyecto apunta en la di-rección que deseamos, cual es
restringir el acceso a las armas de fuego, reducir la can-tidad existente en la
sociedad y poder since-rar, en un registro público y conocido, cuán-tas armas
hay, de manera que los organis-mos correspondientes puedan impulsar polí-
ticas de seguridad ciudadana.
Sin embargo, lamento que no hayamos logrado tener un debate más a
fondo y un viraje mayor sobre la materia, como en paí-ses más desarrollados,
en el sentido de en-tender que una sociedad no se protege con más armas,
sino con más convivencia, más diálogo y más recuperación de espacios pú-
blicos, dado que armándose sólo se logra vivir más en la indefensión.
He dicho.

El señor LEAL (Presidente en ejercicio).- Tiene la palabra el diputado


Jorge Burgos.

El señor BURGOS.- Señor Presidente, este proyecto, originalmente -ahí


está lo más esencial y valioso de la indicación que se presentó hace un par de
años-, buscaba hacerse cargo de una situación compleja que había en nuestra
sociedad: el riesgo de proli-feración de armas. Es cierto que si compara-mos el
número de armas que poseen los par-ticulares chilenos con el de países con un
PGB parecido, estamos en la cota baja, pero es un número creciente. Hoy, las
cifras hablan de, más o menos, 800 mil armas ins-critas para tenerlas en casa,
porque para por-tarlas los permisos son bajísimos, del orden de setecientos
mil. En consecuencia, el pro-blema está radicado en el número de armas que
la gente compra y mantiene en sus hoga-res, con los riesgos que ello implica
en la perspectiva de su mal uso. Hay tantos casos que escuchamos en que un
niño manipula un arma y termina descerrajándose un balazo.
Desgraciadamente, es bastante común.
También presenciamos que, en los deli-tos de robo con violencia a casas
-que no son los más comunes en el país; pero sí los hay-, lo que más les
interesa a los delincuen-tes son, precisamente, armas, a las que les borran las
series a fin de ocuparlas en el mundo del delito, con la agravante de que,
muchas veces, el poseedor legal de dicha arma no hace la denuncia
correspondiente. En consecuencia, se agrega un arma más al tráfico ilícito sin
constancia de ello.
Todas estas situaciones se mejoran en la ley en trámite. Es cierto que la
idea original, de ser más duros a la hora de establecer normas de posesión -del
diputado Juan
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 158 de 483

DISCUSIÓN SALA

Pablo Letelier, entre otros-, no se concretó con todo el rigor que se pretendía.
Sin em-bargo, de parte de quienes estaban en contra también hubo algunos
sacrificios en cuanto a mejorar la iniciativa.
En consecuencia, el proyecto debe ser aprobado, porque es un justo
medio entre una pretensión más bien punitiva desde el punto de vista del
control de armas en ma-nos de particulares, y una más liberal. Me habría
gustado -repito- más dureza al res-pecto, pero sólo se llegó hasta donde hubo
cierto consenso.
En lo que sí estamos todos de acuerdo es en aumentar las penas y
mejorar los tipos penales, pues la ley data de 1972, es decir, tiene treinta y
dos años. Además, se dictó en condiciones políticas, sociales y jurídicas
totalmente distintas, y, en consecuencia, su objetivo principal fue perseguir
grupos de combate; es decir, que Carabineros y las Fuerzas Armadas buscaran
armas en pose-sión de grupos de carácter político y seudo-político que, en ese
entonces, pretendían subvertir el orden público.
Hoy, el es tema es qué instrumentos da-mos a Carabineros, a
Investigaciones, al Gobierno y a los alcaldes para poder comba-tir el delito.
Uno de los instrumentos esen-ciales es la creación de una estructura jurí-dica
que permita combatir el tráfico ilícito de armas. En consecuencia, eso está bien
tratado, desde el punto de vista de tipificar mejor, de aumentar penalidades y
de crear nuevas hipótesis delictuales en consonancia con los tiempos.
Sí, como consecuencia de la discusión, sufrimos una derrota quienes
creíamos que debía haber una manifestación de control preventivo de parte de
la autoridad, a través de Carabineros, para determinar si un arma estaba en el
lugar determinado. Eso se per-dió en las comisiones unidas, porque no se
presentó una indicación -asumo mi respon-sabilidad-, que no podemos reponer
en la Sala. Creo que el Ejecutivo, que es el autor original de la indicación,
debería intentar reponerla en el Senado, puesto que es muy importante que
exista un instrumento de control. Muchas veces sucede que la gente compra
armas, pero no las cuida, no las tie-ne en el lugar adecuado y quedan más a
mano de la delincuencia.
Un punto que, a mi juicio, sí se puede resolver acá, sobre el que pido
votación separada, se refiere al inciso cuarto propues-to por las Comisiones
unidas en el numeral 7), que señala: “Igual excepción -de prohi-bición general
de porte de armas, salvo para las Fuerzas Armadas, de Orden y Seguridad
Pública, Gendarmería de Chile y vigilantes privados- regirá para las altas
autoridades del Estado, las que serán especificadas por la Dirección General de
Movilización Na-cional”. Se aprobó por una mayoría sustan-cial de votos en las
Comisiones unidas.
En primer lugar, gracias a Dios, en nues-tro país no es necesario que las
altas autori-dades anden armadas. Eso lo pueden suplir las fuerzas de orden y
seguridad.
En segundo lugar, el término “alta auto-ridad” es muy impreciso, y
entregar tal cali-ficación a una autoridad reglamentaria de nivel administrativo,
como el director gene-ral de Movilización Nacional, me parece peligroso y
complejo, puesto que va a ser difícil negarse a la petición de una persona que
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 159 de 483

DISCUSIÓN SALA

invista un poder mayor. Por lo demás, hoy, “altas autoridades” pueden ser no
sólo

las del ámbito político. Así, por ejemplo, alguien podría decir que es autoridad
de la Sofofa o de la CUT y podría alegar el dere-cho a usar armas sin permiso
previo.
En consecuencia, pido votación separada para el inciso cuarto del
numeral 7).
Salvo esa consideración, estamos en pre-sencia de un buen proyecto.
Para algunos, no es el ideal; pero sí hemos llegado a un justo medio entre el
control duro, respecto de los poseedores legales, y en mejorar las normas
punitivas para quienes ocupan un arma en la comisión de delitos.
Me permito recomendar la aprobación del proyecto para que pase a
segundo trámi-te constitucional, teniendo presente que aporta a la agenda de
seguridad ciudadana, donde existe un consenso transversal en cuanto a que
necesitamos mejorar los ins-trumentos de combate contra el delito.
He dicho.

-o-

El señor LEAL (Presidente en ejercicio).- Señores diputados, en la


tribuna de honor se encuentran honorables colegas parlamenta-rios del
Mercosur, quienes se reúnen en nuestra Cámara bajo la presidencia del
honorable diputado Alfredo Atanasof, presi-dente pro témpore de la Comisión y
jefe de la delegación argentina. Le acompañan los honorables presidentes de
las secciones na-cionales de la Comisión Parlamentaria Con-junta del
Mercosur: honorable diputado Ro-sinha, de Brasil; honorable senador Alfonso
González, de Paraguay; honorable diputado Ricardo Berois, de Uruguay, y
honorable congresista Eduardo Salhuana, del Perú.
Además, los acompañan los honorables colegas que trabajan en el
estudio de la ini-ciativa que tiene por objeto constituir el Parlamento del
Mercosur, asistidos por su secretario ejecutivo, señor Óscar Casal.

Doy a todos una cordial bienvenida y los mejores augurios para el éxito
de su trabajo.

-Aplausos.

-o-

El señor LEAL (Presidente en ejercicio).- Tiene la palabra el diputado


Alberto
Cardemil.
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 160 de 483

DISCUSIÓN SALA

El señor CARDEMIL.- Señor Presiden-te, solamente quiero anunciar


nuestro voto favorable, en general y en particular, a un proyecto que, por su
origen, tramitación y resultado, después de pasar por varias comi-siones de la
Cámara de Diputados, se ha constituido en una correcta y útil iniciativa que va
a llenar un vacío importante en cuan-to a mejorar y modernizar normas
dictadas hace ya mucho tiempo respecto del control de las armas de fuego en
nuestro país. En ese sentido, coincido en líneas generales con lo que planteaba
el diputado señor Burgos.
Es importante destacar algo que no se ha expresado en esta Cámara de
Diputados en momentos en que arrecia el problema de la delincuencia y se
agudiza el ingenio de las autoridades del Estado para poner coto a este
aumento de la delincuencia: nuestro ordenamiento jurídico consagra el
derecho a la autodefensa. El defenderse de la delin-cuencia no es un ilícito ni
una incorrección; muchas veces, es una necesidad. Este dere-cho tiene
amparo jurídico-constitucional y penal en nuestra legislación como circuns-
tancia eximente de la responsabilidad crimi-nal. Entonces, ¿cuál es el esfuerzo
que debe hacer el legislador? Equilibrar adecuada y debidamente este derecho
a la autodefensa y estas garantías constitucionales con el debi-do control de
las armas y, obviamente, con una política que, en forma continua, vaya
tomando en consideración el número de armas que hay en poder de
particulares, de tal manera que esos indicadores no se exce-dan. En este caso,
se ha tenido como resul-tado un buen equilibrio entre el derecho a la
autodefensa y el debido control que hay que ejercer sobre las armas de fuego
en poder de particulares. En tal sentido, reivindico el trabajo, bueno y
adecuado, que han hecho la Comisión de Defensa y, luego, las comisio-nes
unidas. Así, me refiero concretamente a algunos comentarios del diputado
señor Juan Pablo Letelier.
El principal problema de la tenencia de armas en poder de particulares
no radica en aquel universo o volumen de armas que tienen algún tipo de
control, sino en el in-menso número, que a veces es muy difícil cuantificar, que
no tienen ningún control, armas completamente clandestinas e ilegales y que
se transan en el mercado negro del armamentismo.
Se han hecho comentarios sobre las ar-merías y sobre los comerciantes
establecidos en el rubro. También quiero reivindicar su trabajo. Hemos tenido
un muy buen apoyo de ellos, buenas ideas. Por supuesto, puede haber
excepciones, pero, en lo general, se trata de comerciantes muy prestigiados
que necesitan y quieren hacer bien su trabajo, pues saben lo delicado que es y
están dis-puestos a ayudar para que el control se haga en forma debida. Ellos
mismos son agentes de control. El problema no está -repito- en las armas
controladas o susceptibles de al-gún control, sino en las armas hechizas, en las
que se venden o se compran en el mer-cado negro, a las cuales se les borra la
serie; en las que se comercian por delincuentes o son adquiridas por
reducidores. Ahí está el gran universo cuyo control y supervisión hay que
tratar de mejorar.
Votaremos a favor del proyecto porque la ley Nº 17.798 ha resultado
buena y adecua-da. Ahora se avanza notablemente, por ejemplo, en incorporar
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 161 de 483

DISCUSIÓN SALA

mayores exigencias para la posesión o tenencia de armas de fue-go, con el


objeto de restringir la inscripción indiscriminada de aquellas, y se limita -y en
esto también le respondo al diputado señor Juan Pablo Letelier- efectivamente
esta po-sibilidad de inscripción sólo a personas ca-pacitadas para el manejo de
armamento que tengan una irreprochable conducta anterior acorde, con las
ideas contenidas en los fun-damentos de esta moción.
No es verdad que aquí se ablande la norma. Es al revés. Precisamente,
el artículo 5º A, nuevo, establece que el poseedor o tenedor de un arma podrá
inscribirla sólo cuando cumpla con los siguientes requisitos:
“a) Ser mayor de edad;
“b) Tener domicilio conocido;
“c) Haber aprobado un examen que acre-dite que tiene los
conocimientos necesarios sobre conservación, mantenimiento y mane-jo del
arma que pretende inscribir y que posee una aptitud física y psíquica compati-
ble con el uso de armas.
“d) No hallarse condenado o procesado por crimen o simple delito, lo
que se acreditará con el respectivo certificado de antecedentes, y
“e) No haber sido sancionado en proce-sos relacionados con la ley Nº
19.325, sobre Violencia Intrafamiliar.”
Estas disposiciones posibilitan un mejor control respecto de quienes
inscriben armas de fuego.
Se introducen procedimientos de control que permiten a la autoridad
verificar, a través de exámenes periódicos, las aptitudes de los poseedores o
tenedores de armas. En el mismo orden -disposición que antes no estaba con-
templada-, se limita la venta de municiones y cartuchos, de modo tal que
puedan ser adqui-ridos sólo por los poseedores, tenedores o por-tadores de
armas de fuego inscritas, cuando correspondan al calibre de éstas. Antes, cual-
quier persona podía adquirir cartuchos o mu-niciones.
Se incluyen expresamente, dentro de las armas y elementos cuya
posesión o tenencia se encuentra prohibida, las bombas o artefactos
incendiarios. Durante el análisis de esta inicia-tiva, a la que concurrieron
representantes del Ministerio del Interior y de Carabineros, se hizo presente
que se da la situación de que las personas que provocan lesiones con bombas
molotov al personal de Carabineros quedan en libertad porque dichas bombas
no están tipifi-cadas como arma.
Se aumentan las sanciones en los casos de las personas que sean
poseedoras, tene-doras o portadoras ilegales de armas de fue-go y que no
hayan cumplido con los trámites de inscripción de las mismas.
Se facilita el porte de arma de fuego en los casos de los vigilantes
privados -con ello se aborda una realidad nueva, no contem-plada en la ley
anterior- y de los deportistas que cuenten con permiso de caza al día. En este
último caso, el objeto de la disposición es no obstaculizar la práctica deportiva
de muchas personas inscritas en clubes de caza y de tiro.
Se incorpora la posibilidad de que el poseedor o tenedor de un arma de
fuego pueda depositarla, por razones de seguridad, ante la autoridad
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 162 de 483

DISCUSIÓN SALA

contralora correspondiente a su domicilio, cuando deba trasladarse a otro


lugar.
Se solucionan los problemas derivados del fallecimiento del poseedor o
tenedor de un arma de fuego inscrita. Esta disposición no estaba considerada
en la ley anterior.
Se establece -disposición importantísi-ma- que Carabineros de Chile y la
Policía de Investigaciones de Chile estarán interconec-tados con la base de
datos sobre inscripción y registro de armas que debe mantener la Dirección
General de Movilización Nacio-nal. Esto permitirá a ambas instituciones
policiales llevar a cabo las pesquisas corres-pondientes en aquellos casos en
que se haya utilizado un arma de fuego.
Finalmente, se establece un incentivo con el objeto de posibilitar, dentro
de la normativa vigente, la inscripción masiva de armas de fuego y su
fiscalización. Esta disposición otor-ga a las personas que, con anterioridad a la
publicación de este proyecto como ley de la República, posean o tengan un
arma de fuego, la posibilidad de regularizar su situación.
Cabe advertir a quienes utilizan armas de fuego en el área negra de la
irregularidad, que se dictó una ley, en paralelo, aprobada ya en la Cámara de
Diputados, que establece que cualquier delito que se cometa con ellas tendrá
una sanción mayor debido a la cir-cunstancia agravante que ello constituye.
Este proyecto es un avance notorio, pues -repito- equilibra el derecho de
los ciudada-nos de autodefenderse, con un mejoramiento notable en el control
de las armas de fuego, y aborda la realidad de este universo oscuro de la
tenencia irregular de armas. En ese sentido, las comisiones unidas mejoraron
la normativa vigente.
Se incorporan algunas altas autoridades a la posibilidad de acceder al
permiso de porte o tenencia de armas. En principio, los diputa-dos de
Renovación Nacional habíamos vota-do en contra de esta disposición. Sin
embar-go, consideramos que esta norma incorporada por las comisiones
unidas es buena.

El señor LEAL (Presidente en ejercicio).- Ha terminado su tiempo, señor


diputado.

El señor CARDEMIL.- Termino, señor Presidente.


Consideramos que esta norma es buena porque establece que será la
Dirección Na-cional de Movilización Nacional la que otorgue el permiso.
En general, como las modificaciones que incorporaron las comisiones
unidas, a través de indicaciones, mejoraron el proyecto, lo vamos a votar
favorablemente.
He dicho.

El señor LEAL (Presidente en ejercicio).- Tiene la palabra el diputado


Jaime Quintana.
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 163 de 483

DISCUSIÓN SALA

El señor QUINTANA.- Señor Presidente, estamos en presencia de un


proyecto de tre-menda importancia, que hace un verdadero aporte en el marco
de la seguridad ciudadana, pues tiende a dar protección a la ciudadanía. Por lo
tanto, es válido destacar el aporte de la moción de los diputados señores Juan
Pablo Letelier, Juan Bustos y Carlos Montes.
La iniciativa reconoce los nuevos escena-rios que vive el país, la realidad
de la delin-cuencia y las políticas de seguridad ciudadana. En este contexto,
debemos valorar lo pertinen-te que resulta modificar la ley Nº 17.798, sobre
control de armas, en especial si atendemos al dato cierto de que muchos
delincuentes se nutren de las armas no inscritas o que, aun cuando están
inscritas, se encuentran en manos de quienes son incapaces de usarlas debida-
mente en los casos de defensa personal.
¿Qué duda cabe de que un registro na-cional de armas es una necesidad
muy senti-da en la hora presente? Este proyecto, que muy bien se puede
calificar de moderno y de pragmático, recoge las observaciones deri-vadas del
riguroso diagnóstico de la vida social actual, asume adecuadamente la res-
ponsabilidad de las Fuerzas Armadas, Cara-bineros e Investigaciones y
también sociabi-liza la tenencia de armas en manos de parti-culares, al
comprometer responsablemente a quienes las tienen, pues fija normas y exi-
gencias acerca de qué circunstancias permi-ten tener dichas armas.
El proyecto aprobado por la Comisión de Defensa en su primer trámite
reglamentario, consta de un artículo único y de tres artícu-los transitorios que
introducen diversas mo-dificaciones a la citada ley Nº 17.798. Ade-más,
merece destacarse la iniciativa, recogi-da en el artículo 1º transitorio, de
otorgar un

incentivo en favor de las personas que, con anterioridad a la fecha de


publicación de esta ley en proyecto, posean o tengan un arma de fuego no
inscrita, a fin de que pue-dan regularizar su situación, sin pagar los derechos
correspondientes.
En el espíritu del legislador está la volun-tad de establecer normas
tendientes a desin-centivar la tenencia o adquisición de armas de fuegos por
parte de los particulares, como una forma de prevenir el incremento de ar-
mamento en poder de los delincuentes. Ello se justifica, pues existen políticas
de desa-rrollo que posibilitan mayor capacidad de acción de las policías, con lo
que podrán cumplir mejor su rol de prevención y repre-sión del delito. Dejar
que cada persona ase-gure por sí misma su defensa, significaría un riesgo,
aunque hay que reconocer que, en algunos casos y circunstancias, algunas
per-sonas, por la naturaleza de sus funciones, puedan poseer armas.
En este proyecto se incorporan normas destinadas a establecer mayores
exigencias para la posesión o tenencia de armas de fue-go, con el objeto de
restringir la inscripción indiscriminada de aquéllas y de acotarla sólo a
personas capacitadas para el manejo del armamento que posean una
irreprocha-ble conducta anterior.
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 164 de 483

DISCUSIÓN SALA

También se introducen en el proyecto procedimientos de control que


permiten a la autoridad verificar, a través de exámenes periódicos, las
aptitudes de los poseedores o tenedores de armas.
En este mismo orden, se limita la venta de municiones, de modo que
sólo pueden ser adquiridas por los poseedores, tenedores o portadores
autorizados de armas de fuego inscritas. Un factor que resulta tan novedoso
como necesario en el proyecto es que se incluyen expresamente, dentro de las
armas y elementos cuya posesión o tenencia se encuentra prohibida, las
bombas y artefactos incendiarios, las armas cuyos números de serie hayan
sido borrados o adulterados, las armas de fabricación artesanal y las modifi-
cadas respecto de su condición original.
El resto de las disposiciones solucionan varios otros problemas derivados
o vincula-dos con la tenencia de armas, que sería largo enumerar. Me permito
destacar la parte del proyecto que establece un incentivo para posibilitar la
inscripción masiva de armas de fuego y su fiscalización dentro de la norma-tiva
vigente. También es de relevancia el punto que dice relación con la creación
del Registro Nacional de Inscripciones de Ar-mas, a cargo de la Dirección
General de Movilización Nacional.
Al respecto, la Comisión de Defensa recomienda la aprobación del
proyecto de ley, que, en su artículo 1º, señala que la Di-rección General de
Movilización Nacional actuará como autoridad central de coordina-ción de todas
las autoridades ejecutoras y contraloras que correspondan a las coman-dancias
de guarnición de las Fuerzas Arma-das y autoridades de Carabineros de Chile.
Además, que ninguna persona podrá poseer armas de fabricación artesanal ni
armas mo-dificadas respecto de su condición original, sin autorización de la
Dirección General de Movilización Nacional.
Finalmente, resulta muy interesante co-mentar que las autoridades sólo
permitirán la inscripción de un arma cuando su posee-dor cumpla con los
requisitos señalados en el proyecto, lo cual busca resguardar debi-damente el
bien común.
Por lo tanto, en consideración a los ante-cedentes entregados en el
proyecto, a la realidad de la comunidad nacional y local, a los principios y
valores que sustentan a una sociedad democrática y al motivo transver-sal que
sustenta al articulado del proyecto, en el sentido de resolver, de manera
práctica y eficaz, este delicado asunto, votaremos favorablemente el proyecto
de ley.
He dicho.
El señor LEAL (Presidente en ejercicio).- Tiene la palabra el ministro José
Miguel Insulza.

El señor INSULZA (ministro del Interior).- Señor Presidente, sólo quiero


hacer referen-cia a dos indicaciones. La primera propone eliminar los incisos
cuarto y quinto del artí-culo 5º, con lo que se suprime la facultad de la policía
para concurrir al domicilio de una persona, sin aviso previo, a verificar que el
poseedor o tenedor de determinada arma la mantenga en el lugar autorizado,
y que obli-ga a éste a exhibirla.
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 165 de 483

DISCUSIÓN SALA

Se argumentó que la indicación tiene por objeto proteger la privacidad


de las perso-nas. Incluso, se preguntó qué ocurriría si la verificación se hacía
en horarios incómodos.
Señor Presidente, si la policía concurre al domicilio de una persona para
verificar si tiene el arma que inscribió, no lo hace de manera aleatoria o porque
se le da la gana, sino porque ello se considera necesario en el proceso de
investigación de un delito. Por lo tanto, considero negativo restringir tanto las
facultades de la policía, por lo que manifes-tamos nuestro deseo que se
respete la redac-ción original del artículo 5º.
Sin embargo, si tuviera que jerarquizar, me preocupa más la segunda
indicación, relativa a agregar un inciso cuarto, nuevo, al artículo 6º, que
exceptúa a las autoridades del Estado de la prohibición de portar ar-mas.
Somos claramente contrarios a que, por regla general, los ministros, los
presidentes y vicepresidentes de las Mesas de ambas Cámaras, los ministros
de las cortes, etcéte-ra, porten armas. Sé que esto está permitido en algunos
países. Hace poco conversé con un colega extranjero, quien hizo referencia al
permiso para portar armas que le habían entregado al momento de asumir el
cargo de ministro del Interior de su país. Él nunca había portado un arma,
pero, junto con la acreditación de ministro de Estado, le llegó el referido
permiso.
Consideramos profundamente negativo que se establezca en una ley que
las autori-dades del Estado puedan andar armadas sin pedir el correspondiente
permiso. Por consi-guiente, pido que esa indicación sea recha-zada.
No se puede asimilar lo anterior con el caso a los aspirantes a oficiales
de Carabine-ros y de Investigaciones que realizan su práctica policial. ¡Cómo
podrán hacerla si no andan armados! Cuestión distinta es que un ministro de
Estado, por el solo hecho de serlo, pueda portar armas sin permiso. Con esto
se introduciría un factor completamente negativo, desde el punto de vista de la
polí-tica restrictiva que se quiere aplicar.
Por lo tanto, quiero llamar la atención sobre las dos indicaciones
mencionadas y manifestar mi satisfacción por la forma co-mo se ha tramitado
el proyecto.
He dicho.

El señor LEAL (Presidente en ejercicio).- Cerrado el debate.

-Posteriormente, la Sala votó el proyecto en los siguientes términos:

El señor LEAL (Presidente en ejercicio).- Corresponde votar el proyecto,


originado en mensaje, que modifica la ley Nº 17.798, sobre control de armas,
con el objeto de establecer mayores exigencias para inscribir armas y prohibir
su porte, entre otras modi-ficaciones.
Por no haber sido objeto de indicaciones ni modificaciones, se declaran
aprobados los números 1), 2) y los comprendidos entre el 9) y el 23),
inclusive, con excepción del 19), todos del artículo 1º, y los artículos 2º y 3º
transitorios.
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 166 de 483

DISCUSIÓN SALA

Tampoco fueron objeto de indicaciones los números 4) y 19) del artículo


1º y el
artículo 1º transitorio, pero por ser materias que requieren quórum especial,
serán vota-dos en particular.
En votación el número 3) del artículo 1º.

-Efectuada la votación en forma econó-mica, por el sistema electrónico,


dio el si-guiente resultado: por la afirmativa, 100 votos. No hubo votos por la
negativa ni abs-tenciones.

El señor LEAL (Presidente en ejercicio).- Aprobado.

-Votaron por la afirmativa los siguientes señores diputados:


Aguiló, Alvarado, Álvarez-Salamanca, Álvarez, Allende (doña Isabel),
Araya,
Ascencio, Barros, Bauer, Bayo, Becker, Bertolino, Burgos, Bustos, Cardemil,
Ceroni, Cornejo, Correa, Cubillos (doña Marcela), Delmastro, Díaz, Dittborn,
Egaña, Encina, Errázuriz, Escalona, Espìnoza,
Forni, Galilea (don Pablo), Galilea (don José Antonio), García (don René
Manuel), García-Huidobro, González (don Rodrigo), Guzmán (doña Pía), Hales,
Hernández, Hidalgo, Ibáñez (don Gonzalo), Ibáñez
(doña Carmen), Jaramillo, Jarpa, Kast,
Kuschel, leal, Leay, Letelier (don Juan
Pablo), Letelier (don Felipe), Longton,
Longueira, Luksic, Martínez, Masferrer, Melero, Mella (doña María Eugenia),
Meza, Molina, Monckeberg, Montes, Mora,
Moreira, Muñoz (don Pedro), Muñoz (doña Adriana), Navarro, Norambuena,
Ojeda, Olivares, Ortiz, Palma, Paredes, Pérez (don Aníbal), Pérez (doña Lily),
Pérez (don
Víctor), Prieto, Quintana, Recondo, Riveros, Robles, Rojas, Rossi, Saa (doña
María
Antonieta), Saffirio, Salaberry, Salas,
Sánchez, Seguel, Sepúlveda (doña
Alejandra), Silva, Soto (doña Laura), Tapia, Tarud, Tohá (doña Carolina),
Tuma, Ulloa,

Valenzuela, Varela, Vargas, Vilches,


Villouta, Von Mühlenbrock y Walker.

El señor LEAL (Presidente en ejercicio).- En votación el número 4) del


artículo 1º.

-Efectuada la votación en forma econó-mica, por el sistema electrónico,


dio el si-guiente resultado: por la afirmativa, 93 votos; por la negativa, 2
votos. No hubo abstenciones.
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 167 de 483

DISCUSIÓN SALA

El señor LEAL (Presidente en ejercicio).- Aprobado.

-Votaron por la afirmativa los siguientes señores diputados:

Aguilo, Alvarado, Álvarez-Salamanca, Álvarez, Allende (doña Isabel),


Araya,
Barros, Bauer, Bayo, Becker, Bertolino, Burgos, Bustos, Cardemil, Ceroni,
Cornejo, Correa, Cubillos (doña Marcela), Delmastro, Díaz, Dittborn, Egana,
Encina, Errázuriz, Escalona, Espinoza, Forni, Galilea (don Pablo), García (don
Rene Manuel), García-Huidobro, González (don Rodrigo), Guzmán (doña Pía),
Hales, Hernández, Hidalgo,
Ibáñez (don Gonzalo), Ibáñez (doña
Carmen), Kast, Kuschel, Leal, Leay,
Letelier (don Juan Pablo), Letelier (don
Felipe), Longton, Longueira, Luksic,
Martínez, Masferrer, Melero, Mella (doña María Eugenia), Meza, Monckeberg,
Montes, Mora, Moreira, Muñoz (don
Pedro), Muñoz (doña Adriana), Navarro, Ojeda, Olivares, Ortiz, Palma,
Paredes,
Pérez (don Aníbal), Pérez (doña Lily), Pérez (don Víctor), Prieto, Quintana,
Recondo, Robles, Rojas, Rossi, Saa (doña María
Antonieta), Saffirio, Salaberry, Salas,
Sánchez, Seguel, Sepúlveda (doña
Alejandra), Silva, Soto (doña Laura), Tapia, Tarud, Tohá (doña Carolina),
Tuma, Ulloa,

Valenzuela, Varela, Vargas, Vilches,


Villouta, Von Mühlenbrock y Walker.

-Votaron por la negativa los siguientes señores diputados:


Ascencio y Galilea (don José Antonio).

El señor LEAL (Presidente en ejercicio).- En votación el número 5) del


artículo 1º.

-Efectuada la votación en forma econó-mica, por el sistema electrónico,


dio el si-guiente resultado: por la afirmativa, 92 votos; por la negativa, 0
votos. Hubo 2 abs-tenciones.

El señor LEAL (Presidente en ejercicio).- Aprobado.

-Votaron por la afirmativa los siguientes señores diputados:


Alvarado, Álvarez-Salamanca, Álvarez, Allende (doña Isabel), Araya,
Ascencio, Barros, Bauer, Bayo, Becker, Bertolino, Burgos, Bustos, Cardemil,
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 168 de 483

DISCUSIÓN SALA

Ceroni, Cornejo, Correa, Cubillos (doña Marcela), Delmastro, Díaz, Dittborn,


Egana, Encina, Errázuriz, Galilea (don Pablo), García (don René
Manuel), García-Huidobro, González (don Rodrigo), Guzmán (doña Pía), Hales,
Hernández, Hidalgo, Ibáñez (don Gonzalo), Ibáñez Carmen, Jaramillo, Jarpa,
Kast,
Kuschel, Leal, Letelier (don Juan Pablo), Letelier (don Felipe), Longton,
Longueira, Luksic, Martínez, Masferrer, Melero, Mella (doña María Eugenia),
Meza, Molina, Monckeberg, Montes, Mora, Moreira,
Muñoz (don Pedro), Muñoz (doña Adriana), Navarro, Norambuena, Ojeda,
Olivares, Ortiz, Palma, Paredes, Pérez (don Aníbal), Pérez (doña Lily), Pérez
(don Víctor),
Prieto, Quintana, Recondo, Riveros, Robles, Rojas, Rossi, Saa (doña Maria
Antonieta), Salaberry, Salas, Sánchez, Seguel,
Sepúlveda (doña Alejandra), Silva, Soto (doña Laura), Tapia, Tohá (doña
Carolina), Tuma, Ulloa, Valenzuela, Varela, Vargas, Vilches, Villouta, Von
Muhlenbrock y
Walker Patricio.

-Votaron por la negativa los siguientes señores diputados:


Galilea (don José Antonio) y Saffirio.

El señor LEAL (Presidente en ejercicio).- En votación el número 6) del


artículo 1º.

-Efectuada la votación en forma econó-mica, por el sistema electrónico,


dio el si-guiente resultado: por la afirmativa, 98 votos; por la negativa, 2
votos. No hubo abstenciones.

El señor LEAL (Presidente en ejercicio).- Aprobado.

-Votaron por la afirmativa los siguientes señores diputados:


Aguiló, Alvarado, Álvarez, Allende
(doña Isabel), Araya, Ascencio, Barros, Bauer, Bayo, Becker, Bertolino,
Burgos, Bustos, Cardemil, Ceroni, Cornejo, Correa, Cubillos (doña Marcela),
Delmastro, Díaz, Dittborn, Egana, Encina, Errázuriz,
Escalona, Espinoza, Forni, Galilea (don Pablo), García (don René Manuel),
García-Huidobro, Girardi, González (don Rodrigo), Guzmán Pía, Hales,
Hernández, Hidalgo, Ibáñez (don Gonzalo), Ibáñez (doña
Carmen), Jaramillo, Jarpa, Jeame-Barrueto, Kast, Kuschel, Leal, Letelier (don
Juan
Pablo), Letelier (don Felipe), Longton,
Longueira, Luksic, Martinez, Masferrer, Melero, Mella (María Eugenia), Meza,
Molina, Monckeberg, Nicolas, Montes,
Mora, Moreira, Munoz (don Pedro), Munoz (doña Adriana), Navarro,
Norambuena, Ojeda, Olivares, Ortiz, Palma, Paredes,
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 169 de 483

DISCUSIÓN SALA

Pérez (don José), Pérez (don Aníbal), Pérez (doña Lily), Pérez (don Víctor),
Prieto, Quintana, Recondo, Riveros, Robles, Rojas, Rossi, Saa (doña María
Antonieta), Saffirio, Salaberry, Salas, Seguel, Sepúlveda (doña Alejandra),
Silva, Soto (doña Laura), Tapia, Tarud, Tohá (doña Carolina), Tuma, Ulloa,
Valenzuela, Varela, Vargas, Villouta, Von Muhlenbrock y Walker.

-Votaron por la negativa los siguientes señores diputados:


Galilea (don José Antonio), y Sánchez.

El señor LEAL (Presidente en ejercicio).- En votación el número 7) del


artículo 1º, con excepción del inciso cuarto, respecto del cual se ha pedido
votación separada.

El señor ULLOA.- Señor Presidente, en este trámite ¿es posible pedir


votación sepa-rada?

El señor LEAL (Presidente en ejercicio).- Sí, señor diputado.

-Efectuada la votación en forma econó-mica, por el sistema electrónico,


dio el si-guiente resultado: por la afirmativa, 88 votos; por la negativa, 2
votos. No hubo abstenciones.

El señor LEAL (Presidente en ejercicio).- Aprobado.

-Votaron por la afirmativa los siguientes señores diputados:


Aguilo, Álvarez Rodrigo, Allende (doña Isabel), Araya, Ascencio, Barros,
Bauer, Bayo, Becker, Bertolino, Burgos, Bustos, Cardemil, Ceroni, Correa,
Cubillos (doña Marcela), Delmastro, Díaz, Dittborn, Egaña, Encina, Errázuriz,
Escalona, Espinoza,
Forni, Galilea (don Pablo), Galilea (don José Antonio), Garcéa (don Rene
Manuel), García-Huidobro, Girardi, Gonzalez (don Rodrigo), Guzmán (doña
Pía), Hales,
Hernández, Ibáñez (don Gonzalo), Ibáñez (doña Carmen), Jaramillo, Jarpa,
Jeame-Barrueto, Kast, Leal, Leay, Letelier (don Juan Pablo), Longton,
Longueira, Luksic, Masferrer, Melero, Mella (doña María
Eugenia), Meza, Molina, Monckeberg, Montes, Mora, Moreira, Muñoz (don
Pedro), Muñoz (doña Adriana), Navarro, Norambuena, Ojeda, Olivares, Ortiz,
Paredes, Pérez (don Aníbal), Pérez (doña Lily), Pérez (don Víctor), Prieto,
Quintana, Recondo, Riveros, Rojas, Rossi, Saffirio, Salaberry, Salas, Sánchez,
Seguel, Silva, Soto (doña Laura), Tapia, Tuma, Ulloa, Valenzuela, Varela,
Vargas, Villouta, Von Muhlenbrock y Walker.

-Votaron por la negativa los siguientes señores diputados:


Kuschel y Tohá (doña Carolina).
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 170 de 483

DISCUSIÓN SALA

El señor LEAL (Presidente en ejercicio).- En votación el inciso cuarto del


número 7) del artículo 1º.

-Efectuada la votación en forma econó-mica, por el sistema electrónico,


dio el si-guiente resultado: por la afirmativa, 50 votos; por la negativa, 52
votos. No hubo abstenciones.

El señor LEAL (Presidente en ejercicio).- Rechazado.

-Votaron por la afirmativa los siguientes señores diputados:


Alvarado, Álvarez, Barros, Bauer, Bayo, Becker, Bertolino, Cardemil,
Cornejo,
Correa, Cubillos (doña Marcela), Delmastro, Díaz, Dittborn, Egaña, Errázuriz,
Forni, Galilea (don Pablo), Galilea (don José
Antonio), García (don René Manuel),
García-Huidobro, Guzmán (doña Pía),
Hernández, Hidalgo, Ibáñez (don Gonzalo), Ibáñez (doña Carmen), Kast,
Kuschel, Leay, Longton, Longueira, Martínez, Masferrer, Melero, Molina,
Monckeberg, Moreira,
Norambuena, Palma, Pérez (doña Lily), Pérez (don Víctor), Prieto, Rojas,
Salaberry, Ulloa, Varela, Vargas, Vilches, Villouta y Von Muhlenbrock.

-Votaron por la negativa los siguientes señores diputados:


Aguiló, Allende (doña Isabel), Araya, Ascencio, Burgos, Bustos, Ceroni,
Encina, Escalona, Espinoza, Girardi, González (don Rodrigo), Hales, Jaramillo,
Jarpa, Jeame-Barrueto, Leal, Letelier (don Juan Pablo), Letelier (don Felipe),
Luksic, Mella (doña María Eugenia), Meza, Montes, Mora,
Muñoz (don Pedro), Muñoz (doña Adriana), Navarro, Ojeda, Olivares, Ortiz,
Paredes, Pérez (don José), Pérez (don Aníbal),
Quintana, Riveros, Robles, Rossi, Saa (doña María Antonieta), Saffirio, Salas,
Sánchez, Seguel, Sepúlveda (doña Alejandra), Silva, Soto (doña Laura), Tapia,
Tarud, Tohá
(doña Carolina), Tuma, Valenzuela,
Venegas, y Walker.

El señor LEAL (Presidente en ejercicio).- En votación el número 8) del


artículo 1º.

-Efectuada la votación en forma econó-mica, por el sistema electrónico,


dio el si-guiente resultado: por la afirmativa, 99 votos; por la negativa, 1 voto.
Hubo 2 abs-tenciones.

El señor LEAL (Presidente en ejercicio).- Aprobado.

-Votaron por la afirmativa los siguientes señores diputados:


Aguiló, Alvarado, Álvarez, Allende
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 171 de 483

DISCUSIÓN SALA

(doña Isabel), Araya, Ascencio, Barros, Bauer, Bayo, Becker, Bertolino,


Burgos, Bustos, Cardemil, Ceroni, Cornejo, Correa,

Cubillos (doña Marcela), Delmastro, Díaz, Dittborn, Egaña, Encina, Errázuriz,


Escalona, Espinoza, Forni, Galilea (don Pablo), García (don René Manuel),
García-Huidobro, Girardi, González (don Rodrigo), Guzmán (doña Pía), Hales,
Hernández, Hidalgo, Ibáñez (don Gonzalo), Ibáñez
(doña Carmen), Jaramillo, Jarpa, Jeame Barrueto, Kast, Kuschel, Leal, Leay,
Letelier (don Juan Pablo), Longton, Luksic, Masferrer, Melero, Mella (doña
María
Eugenia), Meza, Molina, Monckeberg, Montes, Mora, Moreira, Muñoz (don
Pedro), Muñoz (doña Adriana), Navarro, Norambuena, Ojeda, Olivares, Ortiz,
Palma, Paredes, Paya, Pérez (don Aníbal), Pérez (doña Lily), Pérez (don
Víctor), Prieto, Quintana, Recondo, Riveros, Robles, Rojas, Rossi, Saa (doña
María Antonieta), Saffirio, Salaberry, Salas, Sánchez, Seguel,
Sepúlveda (doña Alejandra), Silva, Soto (doña Laura), Tapia, Tarud, Tohá
(doña Carolina), Tuma, Ulloa, Valenzuela, Varela, Vargas, Venegas, Vilches,
Villouta, Von Mühlenbrock y Walker.

-Votó por la negativa el diputado señor Longueira.

-Se abstuvieron los diputados señores:


Galilea (don José Antonio) y Letelier (don Felipe).

El señor LEAL (Presidente en ejercicio).- En votación el número 19) del


artículo 1º.

-Efectuada la votación en forma econó-mica, por el sistema electrónico,


dio el si-guiente resultado: por la afirmativa, 98 votos. No hubo votos por la
negativa ni abs-tenciones.

El señor LEAL (Presidente en ejercicio).- Aprobado.

-Votaron por la afirmativa los siguientes señores diputados:


Aguiló, Alvarado, Álvarez, Allende
(doña Isabel), Araya, Ascencio, Barros, Bauer, Becker, Bertolino, Burgos,
Bustos, Cardemil, Ceroni, Cornejo, Correa, Cubillos (doña Marcela), Delmastro,
Díaz, Dittborn, Egaña, Encina, Errázuriz, Escalona,
Espinoza, Forni, Galilea (don Pablo),
Galilea (don José Antonio), García (don René Manuel), García-Huidobro,
Girardi, González (don Rodrigo), Guzmán (doña Pía), Hales, Hernández, Ibáñez
(don
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 172 de 483

DISCUSIÓN SALA

Gonzalo), Ibáñez (doña Carmen), Jaramillo, Jarpa, Jeame Barrueto, Kast,


Kuschel, Leal, Leay, Letelier (don Juan Pablo), Longton, Longueira, Luksic,
Masferrer, Melero,
Mella (doña María Eugenia), Meza, Molina, Monckeberg, Montes, Mora, Moreira,
Muñoz (don Pedro), Muñoz (doña Adriana), Navarro, Norambuena, Ojeda,
Olivares, Ortiz, Palma, Paredes, Paya, Pérez (don José), Pérez (don Aníbal),
Pérez (doña Lily), Pérez (don Víctor), Prieto, Recondo,
Riveros, Robles, Rojas, Rossi, Saa (doña María Antonieta), Saffirio, Salaberry,
Salas, Sánchez, Seguel, Sepúlveda (doña
Alejandra), Silva, Soto (doña Laura), Tapia, Tarud, Tohá (doña Carolina),
Tuma, Ulloa, Varela, Vargas, Venegas, Vilches, Villouta, Von Mühlenbrock y
Walker.

El señor LEAL (Presidente en ejercicio).- En votación el artículo 2º.

-Efectuada la votación en forma econó-mica, por el sistema electrónico,


dio el si-guiente resultado: por la afirmativa, 96 votos; por la negativa, 1 voto.
No hubo abs-tenciones.

El señor LEAL (Presidente en ejercicio).- Aprobado.

-Votaron por la afirmativa los siguientes señores diputados:


Aguiló, Alvarado, Álvarez, Allende
(doña Isabel), Araya, Ascencio, Bayo,
Becker, Bertolino, Burgos, Bustos,
Cardemil, Ceroni, Cornejo, Correa, Cubillos (doña Marcela), Delmastro, Díaz,
Dittborn, Egaña, Encina, Errázuriz, Espinoza, Galilea (don José Antonio), García
(don René
Manuel), García-Huidobro, Girardi, González (don Rodrigo), Guzmán (doña
Pía), Hales, Hernández, Hidalgo, Ibáñez (don Gonzalo), Ibáñez (doña Carmen),
Jaramillo, Jarpa, Jeame Barrueto, Kast, Kuschel, Leal, Leay, Letelier (don Juan
Pablo), Longton,
Longueira, Luksic, Masferrer, Melero,
Mella (doña María Eugenia), Meza, Molina, Montes, Mora, Moreira, Mulet,
Muñoz (don Pedro), Muñoz (doña Adriana), Navarro, Norambuena, Ojeda,
Olivares, Ortiz, Palma, Paredes, Pérez (don José), Pérez (don
Aníbal), Pérez (doña Lily), Pérez (don
Víctor), Prieto, Quintana Recondo, Riveros, Robles, Rojas, Rossi, Saa (doña
María
Antonieta), Saffirio, Salaberry, Salas,
Sánchez, Seguel, Sepúlveda (doña Alejandra), Silva, Soto (doña Laura), Tapia,
Tarud, Tohá (doña Carolina), Tuma, Ulloa,
Valenzuela, Varela, Vargas, Venegas,
Vilches, Villouta, Von Mühlenbrock y
Walker.
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 173 de 483

DISCUSIÓN SALA

-Votó por la negativa el diputado señor Escalona.

El señor LEAL (Presidente en ejercicio).- En votación el artículo 1º


transitorio.

-Efectuada la votación en forma econó-mica, por el sistema electrónico,


dio el si-guiente resultado: por la afirmativa, 100 votos. No hubo votos por la
negativa ni abs-tenciones.

El señor LEAL (Presidente en ejercicio).- Aprobado.


Despachado el proyecto.

-Votaron por la afirmativa los siguientes señores diputados:


Aguiló, Alvarado, Álvarez, Allende
(doña Isabel), Araya, Ascencio, Barros, Bauer, Bayo, Becker, Bertolino,
Burgos, Bustos, Cardemil, Ceroni, Cornejo, Correa, Cubillos (doña Marcela),
Delmastro, Díaz, Dittborn, Egaña, Encina, Errázuriz,
Escalona, Espinoza, Forni, Galilea (don José Antonio), García (don René
Manuel),
García-Huidobro, Girardi, González (don Rodrigo), Guzmán (doña Pía), Hales,
Hernández, Hidalgo, Ibáñez (don Gonzalo), Ibáñez (doña Carmen), Jaramillo,
Jarpa, Jeame Barrueto, Kast, Kuschel, Leal, Leay, Letelier (don Juan Pablo),
Longton,
Longueira, Luksic, Martínez, Masferrer, Melero, Mella (doña María Eugenia),
Meza, Molina, Montes, Mora, Moreira, Mulet, Muñoz (don Pedro), Muñoz (doña
Adriana), Navarro, Norambuena, Ojeda, Olivares, Ortiz, Palma, Paredes, Pérez
(don José), Pérez (don Aníbal), Pérez (doña Lily), Pérez (don Víctor), Prieto,
Quintana, Recondo, Riveros, Robles, Rojas, Rossi, Saa (doña María Antonieta),
Saffirio, Salaberry, Salas, Sánchez, Seguel, Sepúlveda (doña
Alejandra), Silva, Soto (doña Laura), Tapia, Tarud, Tohá (doña Carolina),
Tuma, Ulloa, Valenzuela, Varela, Vargas, Venegas,
Villouta, Von Mühlenbrock y Walker.
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 174 de 483

OFICIO LEY

1.9. Oficio de Cámara de Origen a Cámara Revisora.


Oficio de Ley a Cámara Revisora. Comunica texto aprobado. Fecha 11 de mayo
2004. Cuenta en Sesión 58. Legislatura 350. Senado

A S.E. EL Oficio Nº 4925


PRESIDENTE DEL
H. SENADO VALPARAISO, 11 de mayo de 2004

Con motivo del Mensaje, informes y demás antecedentes que tengo a


honra pasar a manos de V.E., la Cámara de Diputados ha tenido a bien prestar
su aprobación al siguiente

PROYECTO DE LEY:

"Artículo 1º.- Introdúcense las siguientes modificaciones en la ley Nº


17.798, sobre Control de Armas:
1) Sustitúyese el inciso segundo del artículo 1° por el siguiente:
“Sin perjuicio de lo señalado en el inciso anterior, la Dirección General
de Movilización Nacional actuará como autoridad central de coordinación de
todas las autoridades ejecutoras y contraloras que correspondan a las
comandancias de guarnición de las Fuerzas Armadas y autoridades de
Carabineros de Chile y, asimismo, de las autoridades asesoras que
correspondan al Banco de Pruebas de Chile y a los servicios especializados de
las Fuerzas Armadas, en los términos previstos en esta ley y en su
reglamento.”.

2) Modifícase el artículo 2° de la siguiente manera:


a) Intercálase, en la letra d), a continuación del vocablo “bombas”, la
expresión “incluidas las incendiarias”, entre comas (,).
b) Sustitúyense las letras f) y g) por las siguientes:
“f) Los fuegos artificiales, artículos pirotécnicos y otros artefactos de
similar naturaleza, sus partes y piezas. En este caso no será aplicable lo
dispuesto en los artículos 8º y 14 A.
g) Las instalaciones destinadas a la fabricación, armaduría, prueba,
almacenamiento o depósito de estos elementos, y los polígonos de tiro.”.

3) Modifícase el artículo 3° del siguiente modo:


a) Intercálase, en el inciso primero, entre las locuciones “apariencia
inofensiva;” y “ametralladoras”, la frase “armas cuyos números de serie se
encuentren adulterados o borrados;”.
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 175 de 483

OFICIO LEY

b) Agrégase, en el inciso segundo, a continuación del punto y aparte (.),


que pasa a ser coma (,), la siguiente frase: “así como tampoco bombas o
artefactos incendiarios”.
c) Agrégase el siguiente inciso tercero, nuevo, pasando el actual a ser
cuarto:
“Además, ninguna persona podrá poseer o tener armas de fabricación
artesanal ni armas modificadas respecto de su condición original, sin
autorización de la Dirección General de Movilización Nacional.”.

4) Modifícase el artículo 4º de la siguiente manera:


a) Intercálase, en el inciso primero, a continuación de la palabra
“armar”, el vocablo “transformar,”.
b) Reemplázase, en el inciso segundo, la frase “las armas y elementos
indicados en las letras a), b), c), d) y e) del artículo 2°”, por la siguiente: “las
armas, elementos o instalaciones indicados en el artículo 2°,”.

5) Agréganse, en el artículo 5°, los siguientes incisos quinto, sexto,


séptimo, octavo y noveno, nuevos:
“Sin perjuicio de lo anterior, si el poseedor o tenedor se ausentare del
lugar autorizado para mantener el arma, podrá depositarla, por razones de
seguridad, ante la autoridad contralora de su domicilio, la que, en la forma que
disponga el reglamento, emitirá una guía de libre tránsito para su transporte,
guarda y depósito.
Asimismo, el poseedor o tenedor, previa solicitud fundada, será
autorizado para transportar el arma de fuego al lugar que indique y mantenerla
allí hasta por un plazo de sesenta días. La autorización no podrá otorgarse más
de dos veces durante el año calendario y deberá señalar los días específicos en
que el arma podrá transportarse. En caso de que el poseedor o tenedor, por
cualquier circunstancia, requiera transportar el arma de fuego en día distinto
del señalado en la autorización, podrá solicitar, por una sola vez, un permiso
especial a la autoridad contralora correspondiente.
Las personas que se encuentren registradas como deportistas o
cazadores podrán solicitar, a las autoridades señaladas en el inciso tercero del
artículo 4°, un permiso para transportar las armas que utilicen con tales
finalidades, por el período de un año, renovable.
El transporte a que se refiere este artículo no constituirá porte de armas
para los efectos del artículo 6°.
En caso de fallecimiento de un poseedor o tenedor de arma de fuego
inscrita, quien tenga la calidad de heredero deberá comunicar a la autoridad
contralora correspondiente al domicilio del causante, dentro de los quince días
siguientes, la circunstancia del fallecimiento y la individualización del comunero
que, bajo su responsabilidad, tendrá la posesión provisoria hasta que sea
adjudicada, cedida o transferida a una persona que cumpla con los requisitos
para inscribir el arma a su nombre. En todo caso, la adjudicación, cesión o
transferencia deberá efectuarse dentro del plazo de sesenta días, contado a
partir de la fecha de la mencionada comunicación, prorrogable, por una sola
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 176 de 483

OFICIO LEY

vez, por treinta días. La infracción de lo establecido en esta norma será


sancionada por la autoridad contralora con multa de cinco a diez unidades
tributarias mensuales.”.

6) Intercálase el siguiente artículo 5° A, nuevo:


“Artículo 5° A.- Las autoridades señaladas en el artículo 4° sólo
permitirán la inscripción de un arma cuando su poseedor o tenedor cumpla con
los siguientes requisitos:
a) Ser mayor de edad;
b) Tener domicilio conocido;
c) Haber aprobado un examen que acredite que tiene los conocimientos
necesarios sobre conservación, mantenimiento y manejo del arma que
pretende inscribir y que posee una aptitud física y psíquica compatible con el
uso de armas.
d) No hallarse condenado o procesado por crimen o simple delito, lo que
se acreditará con el respectivo certificado de antecedentes, y
e) No haber sido sancionado en procesos relacionados con la ley N°
19.325, sobre Violencia Intrafamiliar.
La letra c) del inciso primero no se aplicará a los miembros en servicio
activo de las Fuerzas Armadas, de Orden y Seguridad Pública y de
Gendarmería de Chile.
El poseedor o tenedor de un arma inscrita deberá someterse cada cinco
años a un examen para determinar su aptitud física y psíquica para la tenencia
y el uso de armas, conforme a lo dispuesto en la letra c) de este artículo.
Si, por circunstancia sobreviniente, el poseedor o tenedor de un arma
inscrita pierde las aptitudes consignadas en la letra c) o es procesado o
condenado en conformidad con la letra d), o bien sancionado en los procesos a
que se refiere la letra e), la Dirección General de Movilización Nacional deberá
proceder a cancelar la respectiva inscripción, reemplazándola por una nueva a
nombre de la persona que el poseedor o tenedor original señale y que cuente
con autorización para la posesión o tenencia de armas.”.

7) Sustitúyese el artículo 6° por el siguiente:


“Artículo 6º.- Ninguna persona podrá portar armas de fuego fuera de los
lugares indicados en el artículo 5° sin permiso de las autoridades señaladas en
el artículo 4°, las que podrán otorgarlo en casos calificados y en virtud de una
resolución fundada, de acuerdo con los requisitos y modalidades que
establezca la Dirección General de Movilización Nacional.
El permiso durará un año como máximo y sólo autorizará al beneficiario
para portar un arma. Estas autorizaciones se inscribirán en el Registro Nacional
de Armas.
Están exceptuados de esta prohibición el personal señalado en el inciso
cuarto del artículo 3°, respecto de su arma de servicio, sin perjuicio de lo que
disponga la reglamentación institucional respectiva, y los aspirantes a oficiales
de Carabineros y de la Policía de Investigaciones que cursen tercer año de las
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 177 de 483

OFICIO LEY

Escuelas de Carabineros y de Investigaciones Policiales, durante la realización


de las respectivas prácticas policiales.
Se exceptúan también los deportistas y los vigilantes privados que sean
autorizados por la autoridad contralora y que cumplan con los requisitos
señalados en el reglamento. Tendrán la calidad de deportistas aquellos que
cuenten con permiso de caza al día otorgado por el Servicio Agrícola y
Ganadero o que se encuentren debidamente inscritos en clubes afiliados a
federaciones cuyos socios utilicen armas como implementos deportivos.
Corresponderá a la Dirección General de Movilización Nacional velar por
la regularidad de las inscripciones a que se refiere el artículo 5°, representando
a las autoridades señaladas en el inciso tercero del artículo 4° cualquier
situación ilegal o antirreglamentaria en las inscripciones autorizadas, para su
inmediata corrección.
La Dirección General y las autoridades indicadas en el inciso anterior
podrán, en virtud de una resolución fundada, denegar, suspender, condicionar
o limitar las autorizaciones que exige esta ley.”.

8) Modifícase el artículo 7° del siguiente modo:


a) Intercálase, en el inciso segundo, entre el vocablo “resolución” y la
preposición “de”, la expresión “fundada”.
b) Intercálase, en el inciso tercero, a continuación del término
“cazadores”, la palabra “deportistas”, precedida de una coma (,) e incorpórase,
antes del punto final (.), la frase “para vender armas, y las empresas que
contraten vigilancia privada”.
9) Modifícase el artículo 9° de la siguiente manera:
a) Sustitúyese, en el inciso primero, la frase “algunos de los elementos”
por la siguiente: “algunas de las armas o elementos”.
b) Reemplázase, en el mismo inciso, la frase “presidio menor en su
grado mínimo” por “presidio menor en su grado medio”.
c) Sustitúyese el inciso segundo por el siguiente:
“No obstante, si de los antecedentes o circunstancias del proceso
pudiera presumirse fundadamente que la posesión o tenencia de las armas o
elementos a que se refiere el inciso anterior estaba destinada a fines distintos
que los de alterar el orden público, atacar a las Fuerzas Armadas o a las de
Orden y Seguridad Pública o perpetrar otros delitos, se aplicará únicamente la
multa de once a cincuenta y siete unidades tributarias mensuales.”.

10) Agrégase el siguiente artículo 9° A, nuevo:


“Artículo 9° A.- Será sancionado con la pena de presidio menor en su
grado mínimo:
1° El que, no siendo poseedor, tenedor o portador de un arma de fuego
inscrita, adquiriere las municiones o cartuchos a que se refiere la letra c) del
artículo 2°.
2° El que, siendo poseedor, tenedor o portador de un arma de fuego
inscrita, adquiriere municiones o cartuchos que no correspondan al calibre de
ésta.
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 178 de 483

OFICIO LEY

3° El que vendiere municiones o cartuchos sin contar con la autorización


respectiva.
4° El que, estando autorizado para vender municiones o cartuchos,
omitiere registrar la venta con la individualización completa del comprador y
del arma respectiva.”.

11) Modifícase el artículo 10° de la siguiente forma:


a) Intercálase, en el inciso primero, a continuación del término
“armaren,” la palabra “transformaren”, seguida de una coma (,).
b) Reemplázase, en el inciso segundo, la expresión “letra f)”, por “letra
g)”.
c) Sustitúyese el inciso tercero por el siguiente:
“No obstante lo establecido en los incisos anteriores, si las circunstancias
y antecedentes del proceso permiten presumir fundadamente que la
fabricación, armaduría, importación, internación al país, exportación,
transporte, almacenamiento, distribución o celebración de convenciones
respecto de las armas o elementos indicados en las letras b) y c) del artículo
2° no estaban destinados a alterar el orden público, atacar a las Fuerzas
Armadas o a las de Orden y Seguridad Pública o a perpetrar otros delitos, se
aplicará únicamente la pena de multa de once a cincuenta y siete unidades
tributarias mensuales.”.
d) Reemplázase, en el inciso cuarto, la frase “cincuenta a quinientos
ingresos mínimos” por “ciento noventa a mil novecientas unidades tributarias
mensuales”.

12) Modifícase el artículo 11° del siguiente modo:


a) Sustitúyese el inciso primero por el siguiente:
“Los que portaren armas de fuego sin el permiso establecido en el
artículo 6° serán sancionados con la pena de presidio menor en su grado
medio a presidio mayor en su grado mínimo.”.
b) Reemplázase el inciso segundo por el siguiente:
“Sin embargo, si de las circunstancias o antecedentes del proceso
pudiera presumirse fundadamente que la posesión o porte del arma estaba
destinado a fines distintos que los de alterar el orden público, atacar a las
Fuerzas Armadas o de Orden y Seguridad Pública o perpetrar otros delitos, se
aplicará únicamente la pena de multa de once a cincuenta y siete unidades
tributarias mensuales.”.

13) Modifícase el artículo 13° de la siguiente manera:


a) Reemplázase el inciso primero por el siguiente:
“Los que poseyeren o tuvieren alguna de las armas o elementos
señalados en los incisos primero, segundo o tercero del artículo 3° serán
sancionados con presidio menor en su grado máximo a presidio mayor en su
grado mínimo.”.
b) Intercálase, en el inciso segundo, entre las expresiones “bélico” y “la
pena”, la frase “o aquellas señaladas en el inciso final del artículo 3°”.
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 179 de 483

OFICIO LEY

14) Sustitúyese el artículo 14° por el siguiente:


“Artículo 14°.- Los que portaren alguna de las armas o elementos
señalados en los incisos primero, segundo o tercero del artículo 3° serán
sancionados con presidio menor en su grado máximo a presidio mayor en su
grado mínimo.
Si dichas armas son material de uso bélico o aquéllas señaladas en el
inciso final del artículo 3°, la pena será de presidio mayor en sus grados
mínimo a medio.
En tiempo de guerra, la pena será de presidio mayor en su grado medio
a presidio perpetuo.”.

15) Modifícase el artículo 14 A de la siguiente forma:


a) Reemplázase, en el inciso primero, la frase “de cinco a diez ingresos
mínimos”, por la siguiente: “de ocho a cincuenta unidades tributarias
mensuales”.
b) Sustitúyese, en el inciso segundo, la frase “los cinco días desde que”
por “las cuarenta y ocho horas siguientes a que”.
c) Agrégase, en el inciso segundo, el siguiente párrafo segundo, nuevo:
“Si esta comunicación se hubiere efectuado ante Carabineros de Chile o
la Policía de Investigaciones de Chile, estas instituciones deberán darla a
conocer oportunamente a las mencionadas autoridades.”.

16) Reemplázase el artículo 14 C por el siguiente:


“Artículo 14 C.- En los delitos previstos en los artículos 9° y 13°,
constituye circunstancia eximente la entrega voluntaria de las armas o
elementos a las autoridades señaladas en el artículo 1°, sin que haya mediado
actuación policial, judicial o del Ministerio Público de ninguna especie.”.

17) Sustitúyese el inciso cuarto del artículo 16° por el siguiente:


“Sin perjuicio de lo anterior y de las facultades de supervigilancia y
control de las armas que corresponden al Ministerio encargado de la Defensa
Nacional o a organismos de su dependencia, Carabineros de Chile y la Policía
de Investigaciones de Chile estarán interconectados con la base de datos sobre
inscripciones y registro de armas que debe mantener la Dirección Nacional de
Movilización Nacional. Sólo tendrán acceso a ella los funcionarios de las
instituciones indicadas hasta los niveles de Oficiales Superiores y Prefectos. El
reglamento fijará las normas con arreglo a las cuales se consultará dicha base
de datos debiendo, en todo caso, registrarse dicha consulta y resguardarse la
reserva de los antecedentes contenidos en aquélla.”.
18) Intercálase el siguiente artículo 17 A, nuevo:
“Artículo 17 A.- El funcionario policial o de la Dirección General de
Movilización Nacional que violare la obligación de reserva de la información
contenida en la base de datos a que se refiere el inciso final del artículo 16°
será sancionado con la pena de reclusión menor en su grado máximo a
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 180 de 483

OFICIO LEY

reclusión mayor en su grado mínimo y con la inhabilitación absoluta temporal


en su grado medio a perpetua para ejercer cargos y oficios públicos.
El funcionario que utilizare la información contenida en dicha base de
datos en beneficio propio o ajeno, en perjuicio de alguna persona, autoridad u
organismo, o para ejercer presiones o amenazas, será sancionado con la pena
de reclusión mayor en sus grados mínimo a máximo y con la inhabilitación
absoluta y perpetua para ejercer cargos públicos.”.

19) Modifícase el artículo 18° del siguiente modo:


a) Agrégase, en el inciso primero, el siguiente párrafo segundo, nuevo:
“Los mismos tribunales conocerán de los delitos tipificados en los
artículos 13° y 14° cuando se cometieren con armas de fabricación artesanal o
modificadas respecto de su condición original, o bien con armas cuyos números
de serie se encuentren adulterados o borrados.”.
b) Elimínase, en la letra a), la frase “en las comunas que no sean asiento
de juzgado militar,”.

20) Derógase el artículo 19°.

21) Modifícase el artículo 20° de la siguiente forma:


a) Reemplázase el encabezamiento por el siguiente:
“La tramitación de los procesos que conforme al artículo 18° deban ser
conocidos por tribunales militares se someterá a las normas establecidas en el
Título II del Libro II del Código de Justicia Militar.”.
b) Deróganse las letras b), c), d) y e).

22) Agrégase, en el artículo 21°, el siguiente párrafo segundo, nuevo,


pasando su punto final a ser punto seguido:
“Además, procurará difundir las disposiciones de esta ley a través de
todos los medios de comunicación a su alcance.”.

23) Deróganse el artículo 25°, el inciso tercero del artículo 26°; el


artículo 27°, y el artículo transitorio.

Artículo 2°.- Derógase el numeral 3 del artículo 494 del Código Penal.

Artículos transitorios

Artículo 1° transitorio.- Las personas que, con anterioridad a la fecha de


publicación de esta ley, posean o tengan un arma de fuego no inscrita, o bien
inscrita a nombre de un tercero, podrán inscribirla a su nombre hasta el último
día hábil del cuarto mes siguiente a la fecha de su entrada en vigencia, sin
estar obligadas, durante dicho plazo, al pago de la tasa de derechos
correspondiente a la solicitud de inscripción ni a la transferencia respectiva, a
que hace referencia el artículo 26°. Para ello, deberán acreditar que cumplen
los requisitos establecidos en las letras a), b), d) y e) del artículo 5° A.
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 181 de 483

OFICIO LEY

El requisito contemplado en la letra c) del artículo 5° A deberá ser


cumplido con posterioridad a la inscripción, dentro del plazo máximo de ciento
ochenta días, contado a partir de esta ley.

Artículo 2° transitorio.- Esta ley entrará en vigencia desde la fecha de su


publicación en el Diario Oficial, con excepción de la modificación efectuada en
la letra a) del artículo 18° y de la derogación de las letras d) y e) del artículo
20°, disposiciones que entrarán en vigor en la Región Metropolitana de
conformidad con lo dispuesto en el artículo 4° transitorio de la ley N° 19.640,
orgánica constitucional del Ministerio Público.
Artículo 3° transitorio.- Facúltase al Presidente de la República para que,
dentro del plazo de ciento ochenta días, contado desde la fecha de publicación
de esta ley, fije el texto refundido y actualizado de la ley N° 17.798, sobre
Control de Armas.”.

Hago presente a V.E. que el número 19 del artículo 1º permanente fue


aprobado, en general, con el voto conforme de 97 señores Diputados de 113
en ejercicio, en tanto que en particular, fue sancionado por la afirmativa de 98
señores Diputados, de 115 en ejercicio, dándose cumplimiento a lo
preceptuado en el inciso segundo del artículo 63 de la Carta Fundamental.

Asimismo, los números 3, 4, 5, 6 y 8 del artículo 1° permanente, y el


artículo 1º transitorio, fueron aprobados, en general, con el voto conforme de
97 señores Diputados, de 113 en ejercicio; a su turno, y en particular, los
mencionados artículos fueron aprobados de la forma que se indica: el número
3, por la afirmativa de 100 votos; el número 4, de 93 votos; el número 5, de
92 votos, y los números 6 y 8, por la afirmativa de 98 votos, en todos los
casos, de 115 diputados en ejercicio, dándose cumplimiento a lo preceptuado
en el inciso tercero del artículo 63 de la Carta Fundamental.
Dios guarde a V.E.

ANTONIO LEAL LABRÍN


Presidente en ejercicio de la Cámara de Diputados

CARLOS LOYOLA OPAZO


Secretario General de la Cámara de Diputados
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 182 de 483

PRIMER INFORME COMISIÓN DEFENSA

2. Segundo Trámite Constitucional: Senado


2.1. Primer Informe Comisión de Defensa.
Senado. Fecha 16 de julio, 2004. Cuenta en Sesión 13. Legislatura 351.

INFORME DE LA COMISIÓN DE DEFENSA NACIONAL, recaído en el


proyecto de ley, en segundo trámite constitucional, que modifica la Ley
Nº 17.798, sobre Control de Armas, con objeto de establecer mayores
exigencias para inscribir un arma y prohibir el porte de la misma, entre
otras modificaciones.
(BOLETÍN Nº 2.219-02)

HONORABLE SENADO:

Vuestra Comisión de Defensa Nacional tiene el honor de informaros


respecto del proyecto de ley de la referencia, iniciado en una Moción de los
Honorables Diputados señores Juan Bustos, Juan Pablo Letelier y Carlos
Montes, con urgencia calificada de “simple”.

Cabe destacar que este proyecto fue discutido sólo en general, en virtud
de lo dispuesto en el artículo 36 del Reglamento de la Corporación.

A una o más de las sesiones en que la Comisión estudió esta


iniciativa de ley, asistieron, además de sus miembros, el Honorable Senador
señor Jorge Martínez Busch; la Ministra de Defensa Nacional, señora Michelle
Bachelet; el Ministro del Interior, señor José Miguel Insulza; el Subsecretario
del Interior, señor Jorge Correa; la asesora del Ministerio de Defensa Nacional,
señora Gloria Requena, y las asesoras del Ministerio del Interior, señoras
Paulina Muñoz y Antonia Urrejola.

OBJETIVOS DEL PROYECTO

En lo fundamental, establecer normas tendientes a desincentivar la


tenencia o adquisición de armas de fuego por parte de los particulares, a fin de
evitar que éstas terminen en poder de la delincuencia.

NORMAS DE QUÓRUM ESPECIAL

Os hacemos presente que el número 19 del artículo 1º permanente del


proyecto debe aprobarse como norma de rango orgánico constitucional, por
cuanto incide en atribuciones de los tribunales de justicia, en atención a lo
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 183 de 483

PRIMER INFORME COMISIÓN DEFENSA

prescrito en el artículo 74 de la Constitución Política. Lo anterior, en relación


con el artículo 63, inciso segundo, del Texto Fundamental.

Cabe dejar constancia de que, en su oportunidad, la Honorable Cámara


de Diputados ofició a la Excelentísima Corte Suprema, con el objetivo de
recabar su parecer respecto a la iniciativa de ley, la que emitió su opinión por
Oficio Nº 2.787, de 22 de diciembre de 2003.

Por otra parte, es menester señalar que los números 3, 4, 5, 6 y 8 del


artículo 1º permanente, y el artículo 1º transitorio deben aprobarse con
quórum calificado, dado que fijan requisitos que han de cumplirse para obtener
la autorización para la posesión o tenencia de armas, de conformidad con lo
preceptuado en el inciso primero del artículo 92 de la Ley Suprema. Lo
anterior, en relación con el artículo 63, inciso tercero, de la Constitución
Política.

Durante la discusión en general del proyecto, concurrieron


especialmente invitados para exponer sus puntos de vista sobre el mismo, las
instituciones y organismos que se indican a continuación, representados del
siguiente modo:

- Por la Dirección General de Movilización Nacional (DGMN), el Director


General, General de Brigada, señor Eduardo Aldunate; el Subdirector General,
Coronel de Ejército, señor Luis Prussing, y el Jefe del Departamento de Control
de Armas, Coronel de Ejército, señor Marcelo Rebolledo.

- Por Carabineros, el General, señor Gustavo González; el Coronel, señor


José Hernández, y el Capitán (J), señor Carlos Aguilar.

- Por la Policía de Investigaciones, el Prefecto General, señor Fernando


Ilabaca; el Prefecto Inspector, señor Carlos Wisse; el Subprefecto, señor
Hernán Ocárez; el Comisario, señor Manuel Águila; el Comisario (J), señor
Francisco Velilla, y el Subcomisario, señor Rolando Iribarra.

- Por la Fundación Paz Ciudadana, la Gerente de Proyectos, señora Javiera


Blanco.

- Por la Federación Chilena de Tiro al Vuelo, su Presidente, señor Pedro


González.

- Por la Federación Chilena de Tiro al Blanco Deportivo, su Presidente,


señor Juan Cancino.

- Por la Asociación Deportiva Metropolitana de Tiro al Blanco, su


Presidente, señor Francisco Javier Martin.
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 184 de 483

PRIMER INFORME COMISIÓN DEFENSA

Los invitados acompañaron sus exposiciones con diversos documentos, o


los hicieron llegar con posterioridad, los que quedaron a disposición de la
Comisión y fueron debidamente considerados por sus integrantes.

Por su parte, la Federación de Caza y Pesca de Chile hizo llegar su


opinión por escrito acerca del proyecto.

Además, la asesora del Ministerio de Defensa Nacional, señora Gloria


Requena, envió diversos antecedentes relacionados con la iniciativa legal.

Se deja constancia de que todos los documentos acompañados por


quienes concurrieron invitados a la Comisión, así como el de la entidad que
hizo llegar su opinión por escrito y los antecedentes enviados por la asesora
del Ministerio de Defensa Nacional, se contienen en un Anexo que se adjunta al
original de este informe, copia del cual queda a disposición de los señores
Senadores en la Secretaría de la Comisión.

ANTECEDENTES

Para el debido estudio de este proyecto de ley, se han tenido en


consideración, entre otros, los siguientes:

I.- ANTECEDENTES JURÍDICOS

1.- La ley Nº 17.798, sobre Control de Armas.

2.- La ley Nº 19.325, que establece normas sobre procedimiento y


sanciones relativas a los actos de violencia intrafamiliar.

3.- El Código Procesal Penal.

4.- El Código de Justicia Militar.

5.- El Código Orgánico de Tribunales.

6.- El Código Penal.

7.- La ley Nº 19.640, Orgánica Constitucional del Ministerio Público.

II.- ANTECEDENTES DE HECHO

La Moción que dio origen al proyecto, que destaca que éste tiene por
objetivo aumentar las exigencias que la actual ley contempla para inscribir un
arma; prohibir el porte de ellas fuera de los lugares en los que expresamente
se autorizó su tenencia; prohibir que una persona inscriba más de un arma;
aumentar las multas, en los casos en que la ley contempla esta sanción, para
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 185 de 483

PRIMER INFORME COMISIÓN DEFENSA

quienes posean o tengan armas sin contar con la autorización e inscripción


correspondientes, para quienes porten armas y para quienes tienen armas
inscritas y abandonen o no comuniquen a las autoridades competentes la
pérdida o extravío de la especie. Por último, contempla la obligación de las
personas que cuentan con armas inscritas, de reinscribirlas cada cierto lapso y
de informar a las Comisarías de Carabineros y de la Policía de Investigaciones
correspondientes a su domicilio, que tienen un arma inscrita, sin perjuicio de
las facultades de la Dirección de Movilización Nacional y de las autoridades
fiscalizadoras que señala el reglamento respectivo.

La Moción agrega que, de acuerdo a diversas encuestas, la seguridad


ciudadana y el combate a la delincuencia se han constituido en una de las
principales preocupaciones de la gente. Por ello, este tema ha ocupado un
lugar de relevancia en las políticas públicas desde principios de la década
anterior.

Si bien no existe consenso entre las distintas fuerzas políticas respecto


al supuesto aumento de la delincuencia en los últimos años, es por todos
reconocido que se ha registrado un preocupante ascenso de los delitos de
robos con violencia y de los robos con fuerza.

Es así como, en 1986, ingresaron a los tribunales de justicia 12.012


causas por robos con violencia, aumentando, en el año 1995, a 20.463
(Anuario de Estadísticas Criminales, 1997, Fundación Paz Ciudadana).

Por otra parte, cifras entregadas, en su momento, por el Ministerio del


Interior, dan cuenta de este aumento de los delitos de robo con violencia.

Ahora bien, de los delitos recién señalados una cantidad no menor ha


sido cometida por delincuentes que portaban armas de fuego, las que
provienen en un número importante de asaltos que se han realizado a
particulares, produciéndose un círculo vicioso, dado que las personas han
procurado tener armas para defenderse de la delincuencia y, con ello, se ha
suministrado estos elementos a los antisociales.

Así, el decomiso de armas por parte de Carabineros ha aumentado


notoriamente, lo que motivó que, en su oportunidad, el Gobierno ordenara la
reinscripción de todas las armas de fuego en poder de los particulares.

En otro orden de materias, la Moción hace presente que no deben


perderse de vista los desgraciados acontecimientos ocurridos en Estados
Unidos de América, Inglaterra y otras naciones, donde menores de edad han
cometido graves delitos, incluyendo homicidios, con armas de fuego que han
sustraído de sus hogares, subrayando que cabe considerar que los países que
han combatido la delincuencia armando a su población no han tenido
resultados felices.
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 186 de 483

PRIMER INFORME COMISIÓN DEFENSA

Por ello, los autores de esta iniciativa de ley estiman necesario


desincentivar la compra de armas por parte de particulares, para evitar que
éstas terminen en poder de los delincuentes.

Finalmente, hacen presente que todas las modificaciones propuestas


dejan a salvo las disposiciones que regulan las armas en lo que dice relación
con la caza y con aquéllas de colección.

DISCUSIÓN EN GENERAL

En primer término, la señora Ministra de Defensa Nacional destacó que,


en lo fundamental, el texto actual del proyecto restringe el uso de armamento,
por la vía de establecer mayores exigencias para la inscripción de un arma y
prohibir el porte de las mismas. Al mismo tiempo, se busca introducir una serie
de modificaciones cuya necesidad ha quedado demostrada a la luz de la
aplicación práctica de la ley Nº 17.798.

De acuerdo a los antecedentes de que dispone la Dirección General de


Movilización Nacional (DGMN), en nuestro país existe un arma de fuego inscrita
por cada veintitrés habitantes, alcanzando, en total, aproximadamente, a
695.000, entre revólveres, escopetas y pistolas. Sólo en la última década, se
han inscrito alrededor de 220.000 nuevas armas de fuego.

La Secretaria de Estado expresó que el Ministerio de Defensa Nacional


está interesado en introducir, durante la discusión en particular, algunas
enmiendas en el proyecto que, entre otras cosas, hagan coherente la ley Nº
17.798 con la normativa internacional relativa a la fabricación y el tráfico ilícito
de armas de fuego, municiones, explosivos y otros materiales relacionados.

Luego, el señor Subsecretario del Interior subrayó que el proyecto opera


sobre la lógica de cambiar el sentido de la legislación original, cuya finalidad
principal era evitar que existieran grupos armados que alteraran el orden
público. La idea es contar con una ley que sea eficaz en el combate a la
delincuencia y, con este propósito, los ilícitos relacionados con la Ley sobre
Control de Armas dejan de considerarse como delitos que siempre atentarían
contra la seguridad del Estado. En esa línea, se propone un incremento en las
sanciones por tenencia y porte ilegal de armas de fuego. También aumenta el
tipo de armas que se consideran prohibidas.

Por otra parte, resaltó que, si bien el Registro de las armas continúa a
cargo de la DGMN -que sigue siendo la autoridad fiscalizadora-, aquél quedará
en línea, a disposición de ambas Policías.
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 187 de 483

PRIMER INFORME COMISIÓN DEFENSA

Agregó que, además, se propone sancionar la venta de municiones en


los casos que se señala y se establece un plazo especial para inscribir armas
de fuego no inscritas, consagrándose una eximente permanente de
responsabilidad, destinada a no sancionar a aquellas personas que entreguen
voluntariamente armas antes de que se haya iniciado cualquier acción en su
contra. Al mismo tiempo, se dispone el cumplimiento de una serie de requisitos
específicos para la inscripción de un arma y se amplía el campo de acción de la
DGMN.

Por último, el señor Subsecretario expresó que, en términos generales,


el proyecto cumple con el objetivo de establecer legalmente ciertos requisitos
para la tenencia de armas de fuego, otorgando, en todo caso, la flexibilidad
razonable para no impedir la tenencia legítima ni dar lugar a un aumento de
armas ilegales. Asimismo, podrá sancionarse de mejor manera el porte y
tenencia ilegal de dichos elementos.

El Honorable Senador señor Flores expresó que, si bien es importante


contar, en esta materia, con una buena normativa, resulta fundamental que los
procesos de fiscalización de parte de la autoridad sean eficaces, especialmente
considerando que el crimen organizado está jugando un papel cada vez mayor
en Latinoamérica.

Por otra parte, Su Señoría consultó acerca del control que se efectúa
respecto de las armas químicas y biológicas.

El señor Director de la DGMN señaló que nuestro sistema de control de


armas ha demostrado, con cifras, ser muy eficiente en cuanto a las armas
inscritas. Se trata de un sistema centralizado en que un solo organismo dirige
el control, a saber, la Dirección General de Movilización Nacional, a diferencia
de la mayoría de los países latinoamericanos, en que existen muchos entes
fiscalizadores.

La citada Dirección tiene representación en todos los lugares donde


existen Comandancias de Guarnición y autoridades fiscalizadoras. Precisó que,
en total, hay 62 autoridades fiscalizadoras, que se distribuyen a lo largo de
todo el país, y que, entre otros elementos, controlan las armas de fuego, las
municiones y los explosivos.

Como ya se dijo, hoy existen alrededor de 695.000 armas de fuego que


están registradas, de las cuales 400.000 son armas de defensa -pistolas y
revólveres-. De estas 400.000, sólo 300 tienen permiso para su porte. El
promedio de armas que se inscriben al año es cercano a las 10.000, número
que ha ido decreciendo.

El Honorable Senador señor Flores consultó si hay antecedentes en


relación a la cantidad de armas no registradas.
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 188 de 483

PRIMER INFORME COMISIÓN DEFENSA

Sobre el particular, el señor Director de la DGMN informó que los


especialistas nacionales e internacionales no han encontrado fórmulas
adecuadas para determinar ese dato. Ahora bien, las armas decomisadas en
virtud de procesos judiciales concluidos son destruidas, y éstas alcanzan a las
3.000 al año. Un 25% de estas últimas son armas legalmente inscritas,
mientras que un 75% de ellas no lo están.

El Honorable Senador señor Fernández consultó por el número de


personas a las que pertenecen las 695.000 armas de fuego registradas.

El señor Director de la DGMN señaló que, oportunamente, haría llegar


ese dato al señor Senador, precisando que, en todo caso, a este respecto es
importante tener presente lo ya señalado, en orden a que sólo existen 300
permisos para portar armas de defensa. Incluso, las Fuerzas Armadas han
restringido las autorizaciones de porte para su personal en retiro y en servicio
activo.

En otro orden de cosas, el señor Subsecretario del Interior señaló que


las armas que llegan a los delincuentes tienen, fundamentalmente, tres
fuentes: 1) armas robadas, 2) armas ilegalmente importadas y 3) armas
hechizas. En relación con esto, existe interés de poder fiscalizar que las armas
inscritas para tenencia estén en el domicilio respectivo.

El Honorable Senador señor Flores hizo presente que en nuestra frontera


norte el control del caso no es lo suficientemente estricto. Además, Su Señoría
consultó si se ha pensado en implementar sistemas electrónicos que permitan
detectar dónde se encuentra un arma.

El señor Director de la DGMN señaló que, en materia de control de


armas, la idea es incorporar en un registro la huella digital de cada arma nueva
que se incorpore y, por otra parte, ejercer una mayor fiscalización respecto de
la munición.

La señora Ministra de Defensa Nacional sostuvo que, especialmente a


nivel aeroportuario y portuario, existen elementos técnicos que permiten la
detección de armas, lo que ciertamente debe ir a la par de la mejoría de los
controles de seguridad fronterizos, con la tecnología con que se cuenta
actualmente.

El Honorable Senador señor Páez consultó si en el país hay fabricantes


importantes de munición.

El señor Director de la DGMN expresó que en Chile sólo existe una


fábrica de armamentos, lo cual permite ejercer una buena fiscalización.
Además, todas las importaciones son controladas por la DGMN. Agregó que se
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 189 de 483

PRIMER INFORME COMISIÓN DEFENSA

incrementará la fiscalización respecto de la compra de munición y, en general,


se prohibirá la recarga de la misma.

El Honorable Senador señor Fernández preguntó acerca del


procedimiento de adquisición de munición, informando, el señor Director de la
DGMN, que el comprador, para obtener la autorización de la autoridad
fiscalizadora correspondiente, debe acreditar que está autorizado para tener un
arma, pero la idea es incrementar las restricciones.

La señora Ministra de Defensa Nacional hizo presente que, en estas


materias, debe buscarse un equilibrio, ya que si se establecen muchas
restricciones ello puede derivar en que disminuya el registro de armas y, en
consecuencia, no se logre el verdadero fin perseguido.

Por otra parte, destacó que el tema del control de las armas químicas y
biológicas se ha trabajado fuertemente por la DGMN y se han logrado avances.

Sobre ese particular, el señor Director de la DGMN agregó que, desde


1999, esa Dirección controla tales armas, pero para ejercer esa labor de la
mejor manera posible necesita de disposiciones legales que, en tanto
excederían el marco del proyecto en informe, se contendrán en otra iniciativa
legal.

El Honorable Senador señor Flores consultó acerca de qué armamento se


encuentra cuando se realizan operativos, especialmente, en relación con
traficantes de drogas.

El señor Subsecretario del Interior expresó que, fundamentalmente, se


trata de subametralladoras.

El Honorable Senador señor Fernández preguntó por la cantidad de


personas que actualmente tienen armas inscritas y se verían afectadas por los
nuevos requisitos que propone el proyecto para obtener autorización para
dicha inscripción, ante lo cual el señor Director de la DGMN respondió que se
encuentran en tal situación, aproximadamente, 200.000 personas.

El Honorable Senador señor Fernández hizo presente que la ley, al


establecer más requisitos para obtener la autorización aludida, ciertamente
apunta a quienes tienen la voluntad de cumplir los preceptos legales, ya que
los delincuentes no respetan ninguna normativa. Por ello, hay que tener
cuidado, puesto que aumentar excesivamente dichos requisitos puede provocar
que se incremente la tenencia ilegal de armas.

Esta situación deberá tenerse en cuenta cuando el proyecto se discuta


en particular, oportunidad en la que, incluso, podrán corregirse problemas de
la ley actual que apuntan en la línea señalada.
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 190 de 483

PRIMER INFORME COMISIÓN DEFENSA

Su Señoría sostuvo que debe analizarse la conveniencia de incorporar


alguna disposición transitoria para que determinados requisitos que el proyecto
exige para poder inscribir armas -por ejemplo, exámenes de aptitud física y
síquica- no se apliquen a quienes ya tienen armas inscritas, puesto que, si no
pueden cumplirlos, dichas personas caerán en la ilegalidad. A lo menos,
debiera otorgarse facilidades para que, en este último caso, entreguen sus
armas a la autoridad.

Por último, el señor Ministro del Interior subrayó que, en la materia en


debate, existen dos modelos. El primero, dar facilidades a los particulares para
inscribir armas. El segundo, castigar la posesión ilegal con penas extremas.

Al respecto, señaló que, si bien no se busca apuntar a ninguno de esos


modelos en forma rígida, la idea del Ejecutivo es que exista la menor cantidad
posible de armas de fuego en poder de los particulares. De hecho, las
encuestas de victimización muestran que el delito de comisión más frecuente
en Chile es el robo en hogares; por lo tanto, el tránsito de un arma legal para
convertirse en ilegal se produce con bastante frecuencia y, por ello, surge la
necesidad del control periódico.

A la segunda sesión, concurrieron especialmente invitados a exponer


sobre el proyecto, los representantes de Carabineros, de la Policía de
Investigaciones, de la Fundación Paz Ciudadana, de la Federación Chilena de
Tiro al Vuelo, y de la Federación Chilena de Tiro al Blanco Deportivo -ya
individualizados en la parte inicial de este informe-. Respecto de sus
exposiciones, los miembros de la Comisión efectuaron diversas consultas, las
que fueron contestadas por los invitados.

Cabe destacar que el Honorable Senador señor Moreno manifestó que,


en su calidad de representante de una región eminentemente rural, estima de
suma importancia que la normativa de la iniciativa en análisis considere
debidamente las especiales circunstancias en que se desenvuelve la vida en el
campo, ya que ésta sigue una lógica distinta a la del sector urbano.

Su Señoría subrayó que todos estamos de acuerdo en fortalecer el


combate a la delincuencia, pero ello no puede llevar a que, eventualmente, se
dicten preceptos legales que, por establecer restricciones que no tengan en
cuenta la realidad de los distintos ámbitos en que serán aplicadas, pasen a ser
letra muerta.

A la tercera sesión, asistió especialmente invitado a exponer acerca de la


iniciativa legal en trámite, el Presidente de la Asociación Deportiva
Metropolitana de Tiro al Blanco -ya individualizado en la parte inicial de este
informe-. En relación con su exposición, los miembros de la Comisión
efectuaron diversas consultas, las cuales fueron respondidas por el invitado.
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 191 de 483

PRIMER INFORME COMISIÓN DEFENSA

A continuación, y en cuanto a algunas materias a las que se refiere el


proyecto de ley, el Honorable Senador señor Fernández manifestó su
preocupación respecto del siguiente punto. El proyecto -en el artículo 5º A que
propone- establece como requisito para mantener vigente la inscripción de un
arma, entre otros, que el poseedor o tenedor de la misma apruebe, cada cinco
años, un examen para determinar su aptitud física y psíquica para la tenencia
y el uso de armas.

Su Señoría expresó que dicho examen se realizará no sólo a quienes


inscriban un arma una vez vigente el proyecto de ley en análisis, sino también
a los actuales poseedores o tenedores de armas inscritas. Es decir, serán más
de cuatrocientas mil personas las que deberán someterse al examen en
cuestión, lo que, eventualmente, sería en extremo complejo de manejar para
la DGMN, aparte de la molestia que significará para los poseedores o tenedores
de armas inscritas de que se trata.

La asesora del Ministerio de Defensa Nacional sostuvo que los


representantes de la DGMN habrían señalado que tenían la capacidad técnica y
operativa para asumir las responsabilidades que les asigna esta iniciativa legal.

El señor Subsecretario del Interior resaltó que, si bien el proyecto


consagra diversos requisitos para la inscripción de armas, también propone
modificaciones importantes con el objetivo de perseguir a los delincuentes que
las usan, y es este último aspecto el que informa en esencia esta iniciativa
legal.

Ahora bien, en materia de restricciones, efectivamente hay algunas que


difieren de las consagradas actualmente, pero ello responde a que la realidad
ha demostrado que muchas de las armas inscritas están en poder de personas
que no cuentan con las aptitudes deseables al efecto. En todo caso, insistió en
que estas restricciones o requisitos no constituyen el punto central del
proyecto, puesto que la idea esencial es combatir la delincuencia.

El Honorable Senador señor Fernández consultó acerca de la forma


concreta en que esta iniciativa persigue la idea fundamental enunciada.

El señor Subsecretario del Interior señaló que la delincuencia opera,


especialmente, con armas a las que se les borra el número de registro y con
armas hechizas.

Hoy, producto de que la Ley sobre Control de Armas se pensó sobre la


base de un sistema para la conservación del orden público democrático, las
penas que ella contempla son muy bajas e, incluso, se exime de las mismas a
quienes usen armas, pero sin el objetivo de atentar contra dicho orden. El
proyecto aumenta las penas y también el tipo de armas prohibidas -por
ejemplo, incluye las bombas molotov-. Por último, expresó que el hecho de
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 192 de 483

PRIMER INFORME COMISIÓN DEFENSA

tener un arma sin cumplir con determinados requisitos básicos, por lo menos
de inscripción ante la autoridad, es muy inconveniente.

El Honorable Senador señor Fernández manifestó su acuerdo con los


dichos del señor Subsecretario del Interior, en cuanto a la orientación principal
del proyecto a la que este último hizo alusión, y si la iniciativa apuntara en ese
sentido Su Señoría la apoyaría decididamente. Ahora bien, a su juicio, la
normativa del proyecto no necesariamente sigue esa línea, ya que exige
requisitos que dificultarán la inscripción -o la vigencia de la misma- a quienes
legítimamente quieran poseer armas o las posean actualmente, y esta
situación, lejos de combatir la delincuencia, podría aumentar el número de
armas ilegales.

Su Señoría precisó que, si bien no está por fomentar que la gente tenga
armas, cree que los requisitos que se plantean para poder inscribirlas, o para
mantener vigente la inscripción, no debieran establecerse en los términos
propuestos, y, en esta lógica, a lo más, apoyaría dichos requisitos para quienes
inscriban armas una vez vigente la nueva normativa, conservando las actuales
regulaciones para quienes ya poseen armas inscritas. En todo caso, respaldó
toda medida que realmente sirva para combatir la delincuencia.

El Honorable Senador señor Páez manifestó que entiende y respalda la


motivación fundamental del proyecto -resaltada por el señor Subsecretario del
Interior-, por lo que adelantó su voto positivo a la idea de legislar. El proyecto
es útil, sin perjuicio de introducirle las correcciones pertinentes durante su
discusión en particular.

El señor Subsecretario del Interior destacó que la Ley sobre Control de


Armas no establece ningún requisito para inscribir un arma y la materia queda
entregada a la discrecionalidad de la DGMN. No parece conveniente que en un
país no se consagren requisitos legales objetivos y permanentes sobre este
particular, especialmente considerando que, si bien la intención fundamental
de la iniciativa es combatir la delincuencia, como ya se dijo, la realidad ha
demostrado que muchas de las armas inscritas están en poder o al alcance de
personas que no cuentan con las aptitudes deseables al efecto.

El Honorable Senador señor Canessa recordó que se ha sostenido que el


proyecto, entre otras cosas, busca evitar que los particulares tengan armas, ya
que los delincuentes se abastecen de las mismas, pero eso no sería así. De
hecho, la mayor parte de las armas con que se delinque no están inscritas y
provienen del contrabando o son hechizas. Entonces, si se quiere combatir la
delincuencia debe controlarse este último aspecto más que dificultar la
tenencia legítima de quienes sólo buscan proteger su vida y la de su familia.

Su Señoría subrayó que el objetivo final del proyecto no se advierte con


claridad al analizar la normativa que propone.
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 193 de 483

PRIMER INFORME COMISIÓN DEFENSA

El Honorable Senador señor Páez expresó que lo que se persigue es


establecer requisitos legales objetivos en materia de inscripción de armas, e
insistió en que, en los aspectos centrales del proyecto, parece haber acuerdo,
no obstante los perfeccionamientos que, en su momento, puedan hacerse al
articulado de la iniciativa.

El señor Subsecretario del Interior aclaró que la gran mayoría de las


armas incautadas a los delincuentes tienen su número de serie borrado y, en
consecuencia, no es posible saber qué porcentaje de ellas son armas inscritas
o armas que no lo están.

Ahora bien, en el afán de alcanzar un consenso para el despacho en


general de esta iniciativa, dejó constancia de que el Ejecutivo no tendría
inconveniente, respecto del artículo 5º A que propone el proyecto, en eliminar
su inciso penúltimo y, en su inciso final, suprimir lo relacionado con la letra c).

A la última sesión, concurrieron especialmente invitados a exponer en


relación con determinados aspectos del proyecto, el Subdirector General de
Movilización Nacional y el Jefe del Departamento de Control de Armas de la
DGMN -ya individualizados en la parte inicial de este informe-, quienes
explicaron el procedimiento que utiliza esa Dirección General para la
inscripción de un arma y la forma en que se controlaría el cumplimiento de los
requisitos que, al efecto, se proponen en el artículo 5º A, nuevo, del proyecto
en informe. Los invitados acompañaron su exposición con la proyección de
transparencias que detallan los aspectos fundamentales de la misma,
antecedentes que forman parte del Anexo de documentos que se adjunta al
original de este informe.

En relación con la exposición, los miembros de la Comisión y el


Honorable Senador señor Martínez efectuaron diversas consultas y
planteamientos que fueron respondidos por los invitados.

Enseguida, los miembros de la Comisión hicieron presente a los


representantes del Ejecutivo los aspectos esenciales de la iniciativa que
debieran modificarse, en su oportunidad, de manera de que el proyecto cumpla
con sus objetivos fundamentales, pero sin crear dificultades innecesarias a
quienes legítimamente poseen o deseen poseer armas. Los puntos centrales a
considerar serían los siguientes:

- suprimir la norma del inciso penúltimo del artículo 5º A, nuevo, que


exige al poseedor o tenedor de un arma inscrita someterse, cada cinco años, a
un examen para determinar su aptitud física y psíquica para la tenencia y el
uso de armas.

- en cuanto al requisito de examen de aptitud física y psíquica


compatible con el uso de armas, para los efectos de las futuras inscripciones
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 194 de 483

PRIMER INFORME COMISIÓN DEFENSA

de las mismas, establecer que bastará con la presentación de un certificado


que acredite la realización de un examen médico general que avale dichas
aptitudes.

- facilitar la posesión, tenencia, transporte y uso de armas inscritas a los


deportistas que las ocupan para la práctica de sus disciplinas.

- flexibilizar los plazos que contempla el inciso noveno, nuevo, propuesto


para el artículo 5º, respecto de la reinscripción de un arma por fallecimiento de
su poseedor o tenedor.

- revisar la pertinencia de la normativa que se propone en el artículo 1º


transitorio del proyecto, así como la derogación del artículo 27 de la ley que se
modifica, a fin de no dificultar la inscripción de armas que actualmente no lo
están.

A continuación, la señora Ministra de Defensa Nacional manifestó la


disposición del Ejecutivo para concurrir, con motivo de la discusión en
particular, a perfeccionar la iniciativa respecto de los aspectos que han sido
recién señalados.

- Al tenor de lo consignado precedentemente, vuestra Comisión aprobó


en general el proyecto, por la unanimidad de sus miembros presentes,
Honorables Senadores señores Canessa, Fernández y Paéz.

TEXTO DEL PROYECTO

A continuación, se transcribe literalmente el texto del proyecto de ley


despachado por la Honorable Cámara de Diputados, y que vuestra Comisión de
Defensa Nacional os propone aprobar en general:

PROYECTO DE LEY

"Artículo 1º.- Introdúcense las siguientes modificaciones en la ley Nº


17.798, sobre Control de Armas:
1) Sustitúyese el inciso segundo del artículo 1° por el siguiente:
“Sin perjuicio de lo señalado en el inciso anterior, la Dirección General
de Movilización Nacional actuará como autoridad central de coordinación de
todas las autoridades ejecutoras y contraloras que correspondan a las
comandancias de guarnición de las Fuerzas Armadas y autoridades de
Carabineros de Chile y, asimismo, de las autoridades asesoras que
correspondan al Banco de Pruebas de Chile y a los servicios especializados de
las Fuerzas Armadas, en los términos previstos en esta ley y en su
reglamento.”.

2) Modifícase el artículo 2° de la siguiente manera:


Historia de la Ley Nº 20.014 Página 195 de 483

PRIMER INFORME COMISIÓN DEFENSA

a) Intercálase, en la letra d), a continuación del vocablo


“bombas”, la expresión “incluidas las incendiarias”, entre comas (,).
b) Sustitúyense las letras f) y g) por las siguientes:
“f) Los fuegos artificiales, artículos pirotécnicos y otros
artefactos de similar naturaleza, sus partes y piezas. En este caso no será
aplicable lo dispuesto en los artículos 8º y 14 A.
g) Las instalaciones destinadas a la fabricación, armaduría, prueba,
almacenamiento o depósito de estos elementos, y los polígonos de tiro.”.
3) Modifícase el artículo 3° del siguiente modo:
a) Intercálase, en el inciso primero, entre las locuciones “apariencia
inofensiva;” y “ametralladoras”, la frase “armas cuyos números de serie se
encuentren adulterados o borrados;”.
b) Agrégase, en el inciso segundo, a continuación del punto y aparte (.),
que pasa a ser coma (,), la siguiente frase: “así como tampoco bombas o
artefactos incendiarios”.
c) Agrégase el siguiente inciso tercero, nuevo, pasando el actual a
ser cuarto:
“Además, ninguna persona podrá poseer o tener armas de fabricación
artesanal ni armas modificadas respecto de su condición original, sin
autorización de la Dirección General de Movilización Nacional.”.
4) Modifícase el artículo 4º de la siguiente manera:
a) Intercálase, en el inciso primero, a continuación de la palabra
“armar”, el vocablo “transformar,”.
b) Reemplázase, en el inciso segundo, la frase “las armas y
elementos indicados en las letras a), b), c), d) y e) del artículo 2°”, por la
siguiente: “las armas, elementos o instalaciones indicados en el artículo 2°,”.
5) Agréganse, en el artículo 5°, los siguientes incisos quinto, sexto,
séptimo, octavo y noveno, nuevos:
“Sin perjuicio de lo anterior, si el poseedor o tenedor se ausentare del
lugar autorizado para mantener el arma, podrá depositarla, por razones de
seguridad, ante la autoridad contralora de su domicilio, la que, en la forma que
disponga el reglamento, emitirá una guía de libre tránsito para su transporte,
guarda y depósito.
Asimismo, el poseedor o tenedor, previa solicitud fundada, será
autorizado para transportar el arma de fuego al lugar que indique y mantenerla
allí hasta por un plazo de sesenta días. La autorización no podrá otorgarse más
de dos veces durante el año calendario y deberá señalar los días específicos en
que el arma podrá transportarse. En caso de que el poseedor o tenedor, por
cualquier circunstancia, requiera transportar el arma de fuego en día distinto
del señalado en la autorización, podrá solicitar, por una sola vez, un permiso
especial a la autoridad contralora correspondiente.
Las personas que se encuentren registradas como deportistas o
cazadores podrán solicitar, a las autoridades señaladas en el inciso tercero del
artículo 4°, un permiso para transportar las armas que utilicen con tales
finalidades, por el período de un año, renovable.
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 196 de 483

PRIMER INFORME COMISIÓN DEFENSA

El transporte a que se refiere este artículo no constituirá porte de armas


para los efectos del artículo 6°.
En caso de fallecimiento de un poseedor o tenedor de arma de fuego
inscrita, quien tenga la calidad de heredero deberá comunicar a la autoridad
contralora correspondiente al domicilio del causante, dentro de los quince días
siguientes, la circunstancia del fallecimiento y la individualización del comunero
que, bajo su responsabilidad, tendrá la posesión provisoria hasta que sea
adjudicada, cedida o transferida a una persona que cumpla con los requisitos
para inscribir el arma a su nombre. En todo caso, la adjudicación, cesión o
transferencia deberá efectuarse dentro del plazo de sesenta días, contado a
partir de la fecha de la mencionada comunicación, prorrogable, por una sola
vez, por treinta días. La infracción de lo establecido en esta norma será
sancionada por la autoridad contralora con multa de cinco a diez unidades
tributarias mensuales.”.
6) Intercálase el siguiente artículo 5° A, nuevo:
“Artículo 5° A.- Las autoridades señaladas en el artículo 4° sólo
permitirán la inscripción de un arma cuando su poseedor o tenedor cumpla con
los siguientes requisitos:
a) Ser mayor de edad;
b) Tener domicilio conocido;
c) Haber aprobado un examen que acredite que tiene los conocimientos
necesarios sobre conservación, mantenimiento y manejo del arma que
pretende inscribir y que posee una aptitud física y psíquica compatible con el
uso de armas.
d) No hallarse condenado o procesado por crimen o simple delito, lo que
se acreditará con el respectivo certificado de antecedentes, y
e) No haber sido sancionado en procesos relacionados con la ley N°
19.325, sobre Violencia Intrafamiliar.
La letra c) del inciso primero no se aplicará a los miembros en servicio
activo de las Fuerzas Armadas, de Orden y Seguridad Pública y de
Gendarmería de Chile.
El poseedor o tenedor de un arma inscrita deberá someterse cada cinco
años a un examen para determinar su aptitud física y psíquica para la tenencia
y el uso de armas, conforme a lo dispuesto en la letra c) de este artículo.
Si, por circunstancia sobreviniente, el poseedor o tenedor de un arma
inscrita pierde las aptitudes consignadas en la letra c) o es procesado o
condenado en conformidad con la letra d), o bien sancionado en los procesos a
que se refiere la letra e), la Dirección General de Movilización Nacional deberá
proceder a cancelar la respectiva inscripción, reemplazándola por una nueva a
nombre de la persona que el poseedor o tenedor original señale y que cuente
con autorización para la posesión o tenencia de armas.”.
7) Sustitúyese el artículo 6° por el siguiente:
“Artículo 6º.- Ninguna persona podrá portar armas de fuego fuera de los
lugares indicados en el artículo 5° sin permiso de las autoridades señaladas en
el artículo 4°, las que podrán otorgarlo en casos calificados y en virtud de una
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 197 de 483

PRIMER INFORME COMISIÓN DEFENSA

resolución fundada, de acuerdo con los requisitos y modalidades que


establezca la Dirección General de Movilización Nacional.
El permiso durará un año como máximo y sólo autorizará al beneficiario
para portar un arma. Estas autorizaciones se inscribirán en el Registro Nacional
de Armas.
Están exceptuados de esta prohibición el personal señalado en el inciso
cuarto del artículo 3°, respecto de su arma de servicio, sin perjuicio de lo que
disponga la reglamentación institucional respectiva, y los aspirantes a oficiales
de Carabineros y de la Policía de Investigaciones que cursen tercer año de las
Escuelas de Carabineros y de Investigaciones Policiales, durante la realización
de las respectivas prácticas policiales.
Se exceptúan también los deportistas y los vigilantes privados que sean
autorizados por la autoridad contralora y que cumplan con los requisitos
señalados en el reglamento. Tendrán la calidad de deportistas aquellos que
cuenten con permiso de caza al día otorgado por el Servicio Agrícola y
Ganadero o que se encuentren debidamente inscritos en clubes afiliados a
federaciones cuyos socios utilicen armas como implementos deportivos.
Corresponderá a la Dirección General de Movilización Nacional velar por
la regularidad de las inscripciones a que se refiere el artículo 5°, representando
a las autoridades señaladas en el inciso tercero del artículo 4° cualquier
situación ilegal o antirreglamentaria en las inscripciones autorizadas, para su
inmediata corrección.
La Dirección General y las autoridades indicadas en el inciso anterior
podrán, en virtud de una resolución fundada, denegar, suspender, condicionar
o limitar las autorizaciones que exige esta ley.”.
8) Modifícase el artículo 7° del siguiente modo:
a) Intercálase, en el inciso segundo, entre el vocablo “resolución” y
la preposición “de”, la expresión “fundada”.
b) Intercálase, en el inciso tercero, a continuación del término
“cazadores”, la palabra “deportistas”, precedida de una coma (,) e incorpórase,
antes del punto final (.), la frase “para vender armas, y las empresas que
contraten vigilancia privada”.

9) Modifícase el artículo 9° de la siguiente manera:


a) Sustitúyese, en el inciso primero, la frase “algunos de los
elementos” por la siguiente: “algunas de las armas o elementos”.
b) Reemplázase, en el mismo inciso, la frase “presidio menor en su
grado mínimo” por “presidio menor en su grado medio”.
c) Sustitúyese el inciso segundo por el siguiente:
“No obstante, si de los antecedentes o circunstancias del proceso
pudiera presumirse fundadamente que la posesión o tenencia de las armas o
elementos a que se refiere el inciso anterior estaba destinada a fines distintos
que los de alterar el orden público, atacar a las Fuerzas Armadas o a las de
Orden y Seguridad Pública o perpetrar otros delitos, se aplicará únicamente la
multa de once a cincuenta y siete unidades tributarias mensuales.”.
10) Agrégase el siguiente artículo 9° A, nuevo:
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 198 de 483

PRIMER INFORME COMISIÓN DEFENSA

“Artículo 9° A.- Será sancionado con la pena de presidio menor en su


grado mínimo:

1° El que, no siendo poseedor, tenedor o portador de un arma de


fuego inscrita, adquiriere las municiones o cartuchos a que se refiere la letra c)
del artículo 2°.

2° El que, siendo poseedor, tenedor o portador de un arma de fuego


inscrita, adquiriere municiones o cartuchos que no correspondan al calibre de
ésta.

3° El que vendiere municiones o cartuchos sin contar con la


autorización respectiva.
4° El que, estando autorizado para vender municiones o cartuchos,
omitiere registrar la venta con la individualización completa del comprador y
del arma respectiva.”.

11) Modifícase el artículo 10° de la siguiente forma:


a) Intercálase, en el inciso primero, a continuación del término
“armaren,” la palabra “transformaren”, seguida de una coma (,).
b) Reemplázase, en el inciso segundo, la expresión “letra f)”, por
“letra g)”.
c) Sustitúyese el inciso tercero por el siguiente:
“No obstante lo establecido en los incisos anteriores, si las circunstancias
y antecedentes del proceso permiten presumir fundadamente que la
fabricación, armaduría, importación, internación al país, exportación,
transporte, almacenamiento, distribución o celebración de convenciones
respecto de las armas o elementos indicados en las letras b) y c) del artículo
2° no estaban destinados a alterar el orden público, atacar a las Fuerzas
Armadas o a las de Orden y Seguridad Pública o a perpetrar otros delitos, se
aplicará únicamente la pena de multa de once a cincuenta y siete unidades
tributarias mensuales.”.
d) Reemplázase, en el inciso cuarto, la frase “cincuenta a quinientos
ingresos mínimos” por “ciento noventa a mil novecientas unidades tributarias
mensuales”.
12) Modifícase el artículo 11° del siguiente modo:

a) Sustitúyese el inciso primero por el siguiente:

“Los que portaren armas de fuego sin el permiso establecido en el


artículo 6° serán sancionados con la pena de presidio menor en su grado
medio a presidio mayor en su grado mínimo.”.
b) Reemplázase el inciso segundo por el siguiente:
“Sin embargo, si de las circunstancias o antecedentes del proceso
pudiera presumirse fundadamente que la posesión o porte del arma estaba
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 199 de 483

PRIMER INFORME COMISIÓN DEFENSA

destinado a fines distintos que los de alterar el orden público, atacar a las
Fuerzas Armadas o de Orden y Seguridad Pública o perpetrar otros delitos, se
aplicará únicamente la pena de multa de once a cincuenta y siete unidades
tributarias mensuales.”.

13) Modifícase el artículo 13° de la siguiente manera:


a) Reemplázase el inciso primero por el siguiente:
“Los que poseyeren o tuvieren alguna de las armas o elementos
señalados en los incisos primero, segundo o tercero del artículo 3° serán
sancionados con presidio menor en su grado máximo a presidio mayor en su
grado mínimo.”.
b) Intercálase, en el inciso segundo, entre las expresiones “bélico” y
“la pena”, la frase “o aquellas señaladas en el inciso final del artículo 3°”.
14) Sustitúyese el artículo 14° por el siguiente:

“Artículo 14°.- Los que portaren alguna de las armas o elementos


señalados en los incisos primero, segundo o tercero del artículo 3° serán
sancionados con presidio menor en su grado máximo a presidio mayor en su
grado mínimo.

Si dichas armas son material de uso bélico o aquéllas señaladas en el


inciso final del artículo 3°, la pena será de presidio mayor en sus grados
mínimo a medio.
En tiempo de guerra, la pena será de presidio mayor en su grado medio
a presidio perpetuo.”.
15) Modifícase el artículo 14 A de la siguiente forma:
a) Reemplázase, en el inciso primero, la frase “de cinco a diez ingresos
mínimos”, por la siguiente: “de ocho a cincuenta unidades tributarias
mensuales”.
b) Sustitúyese, en el inciso segundo, la frase “los cinco días desde que”
por “las cuarenta y ocho horas siguientes a que”.
c) Agrégase, en el inciso segundo, el siguiente párrafo segundo, nuevo:
“Si esta comunicación se hubiere efectuado ante Carabineros de Chile o
la Policía de Investigaciones de Chile, estas instituciones deberán darla a
conocer oportunamente a las mencionadas autoridades.”.
16) Reemplázase el artículo 14 C por el siguiente:
“Artículo 14 C.- En los delitos previstos en los artículos 9° y 13°,
constituye circunstancia eximente la entrega voluntaria de las armas o
elementos a las autoridades señaladas en el artículo 1°, sin que haya mediado
actuación policial, judicial o del Ministerio Público de ninguna especie.”.
17) Sustitúyese el inciso cuarto del artículo 16° por el siguiente:
“Sin perjuicio de lo anterior y de las facultades de supervigilancia y
control de las armas que corresponden al Ministerio encargado de la Defensa
Nacional o a organismos de su dependencia, Carabineros de Chile y la Policía
de Investigaciones de Chile estarán interconectados con la base de datos sobre
inscripciones y registro de armas que debe mantener la Dirección Nacional de
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 200 de 483

PRIMER INFORME COMISIÓN DEFENSA

Movilización Nacional. Sólo tendrán acceso a ella los funcionarios de las


instituciones indicadas hasta los niveles de Oficiales Superiores y Prefectos. El
reglamento fijará las normas con arreglo a las cuales se consultará dicha base
de datos debiendo, en todo caso, registrarse dicha consulta y resguardarse la
reserva de los antecedentes contenidos en aquélla.”.

18) Intercálase el siguiente artículo 17 A, nuevo:

“Artículo 17 A.- El funcionario policial o de la Dirección General de


Movilización Nacional que violare la obligación de reserva de la información
contenida en la base de datos a que se refiere el inciso final del artículo 16°
será sancionado con la pena de reclusión menor en su grado máximo a
reclusión mayor en su grado mínimo y con la inhabilitación absoluta temporal
en su grado medio a perpetua para ejercer cargos y oficios públicos.
El funcionario que utilizare la información contenida en dicha base de
datos en beneficio propio o ajeno, en perjuicio de alguna persona, autoridad u
organismo, o para ejercer presiones o amenazas, será sancionado con la pena
de reclusión mayor en sus grados mínimo a máximo y con la inhabilitación
absoluta y perpetua para ejercer cargos públicos.”.
19) Modifícase el artículo 18° del siguiente modo:
a) Agrégase, en el inciso primero, el siguiente párrafo segundo, nuevo:
“Los mismos tribunales conocerán de los delitos tipificados en los
artículos 13° y 14° cuando se cometieren con armas de fabricación artesanal o
modificadas respecto de su condición original, o bien con armas cuyos números
de serie se encuentren adulterados o borrados.”.
b) Elimínase, en la letra a), la frase “en las comunas que no sean asiento
de juzgado militar,”.
20) Derógase el artículo 19°.
21) Modifícase el artículo 20° de la siguiente forma:
a) Reemplázase el encabezamiento por el siguiente:
“La tramitación de los procesos que conforme al artículo 18° deban ser
conocidos por tribunales militares se someterá a las normas establecidas en el
Título II del Libro II del Código de Justicia Militar.”.
b) Deróganse las letras b), c), d) y e).
22) Agrégase, en el artículo 21°, el siguiente párrafo segundo, nuevo,
pasando su punto final a ser punto seguido:
“Además, procurará difundir las disposiciones de esta ley a través de
todos los medios de comunicación a su alcance.”.
23) Deróganse el artículo 25°, el inciso tercero del artículo 26°; el
artículo 27°, y el artículo transitorio.
Artículo 2°.- Derógase el numeral 3 del artículo 494 del Código Penal.
Artículos transitorios
Artículo 1° transitorio.- Las personas que, con anterioridad a la fecha de
publicación de esta ley, posean o tengan un arma de fuego no inscrita, o bien
inscrita a nombre de un tercero, podrán inscribirla a su nombre hasta el último
día hábil del cuarto mes siguiente a la fecha de su entrada en vigencia, sin
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 201 de 483

PRIMER INFORME COMISIÓN DEFENSA

estar obligadas, durante dicho plazo, al pago de la tasa de derechos


correspondiente a la solicitud de inscripción ni a la transferencia respectiva, a
que hace referencia el artículo 26°. Para ello, deberán acreditar que cumplen
los requisitos establecidos en las letras a), b), d) y e) del artículo 5° A.
El requisito contemplado en la letra c) del artículo 5° A deberá ser
cumplido con posterioridad a la inscripción, dentro del plazo máximo de ciento
ochenta días, contado a partir de esta ley.
Artículo 2° transitorio.- Esta ley entrará en vigencia desde la fecha de su
publicación en el Diario Oficial, con excepción de la modificación efectuada en
la letra a) del artículo 18° y de la derogación de las letras d) y e) del artículo
20°, disposiciones que entrarán en vigor en la Región Metropolitana de
conformidad con lo dispuesto en el artículo 4° transitorio de la ley N° 19.640,
orgánica constitucional del Ministerio Público.
Artículo 3° transitorio.- Facúltase al Presidente de la República para que,
dentro del plazo de ciento ochenta días, contado desde la fecha de publicación
de esta ley, fije el texto refundido y actualizado de la ley N° 17.798, sobre
Control de Armas.”.

Acordado en sesiones celebradas los días 8 y 15 de junio, y 6 y 13 de


julio, de 2004, con asistencia de los Honorables Senadores señores Sergio
Fernández Fernández (Presidente), Julio Canessa Robert, Fernando Flores
Labra, Sergio Páez Verdugo (Rafael Moreno Rojas) y Andrés Zaldívar Larraín.

Sala de la Comisión, a 16 de julio de 2004.

MARIO LABBÉ ARANEDA


Secretario de la Comisión

RESUMEN EJECUTIVO
_____________________________________________________________
PRIMER INFORME DE LA COMISIÓN DE DEFENSA NACIONAL, ACERCA DEL
PROYECTO DE LEY QUE MODIFICA LA LEY Nº 17.798, SOBRE CONTROL DE
ARMAS, CON OBJETO DE ESTABLECER MAYORES EXIGENCIAS PARA
INSCRIBIR UN ARMA Y PROHIBIR EL PORTE DE LA MISMA, ENTRE OTRAS
MODIFICACIONES
(Boletín Nº 2.219-02)

I. PRINCIPALES OBJETIVOS DEL PROYECTO PROPUESTO POR LA


COMISIÓN: en lo fundamental, establecer normas tendientes a desincentivar la
tenencia o adquisición de armas de fuego por parte de los particulares, a fin de
evitar que éstas terminen en poder de la delincuencia.

II. ACUERDOS: aprobado en general (3x0).


Historia de la Ley Nº 20.014 Página 202 de 483

PRIMER INFORME COMISIÓN DEFENSA

III. ESTRUCTURA DEL PROYECTO APROBADO POR LA COMISIÓN: consta de


dos artículos permanentes -el primero, dividido en 23 números- y tres
disposiciones transitorias.

IV. NORMAS DE QUÓRUM ESPECIAL: el número 19 del artículo 1º


permanente del proyecto es norma de rango orgánico constitucional, por
cuanto incide en atribuciones de los tribunales de justicia, en atención a lo
prescrito en el artículo 74 de la Constitución Política.

Cabe señalar que, en su oportunidad, la Honorable Cámara de Diputados


recabó el parecer de la Excelentísima Corte Suprema, la que emitió su opinión
por Oficio Nº 2.787, de 22 de diciembre de 2003.

Por otra parte, es dable destacar que los números 3, 4, 5, 6 y 8 del


artículo 1º permanente, y el artículo 1º transitorio deben aprobarse con
quórum calificado, dado que fijan requisitos que han de cumplirse para obtener
la autorización para la posesión o tenencia de armas, de conformidad con lo
preceptuado en el inciso primero del artículo 92 de la Ley Suprema.

V. URGENCIA: “simple”.

VI. ORIGEN INICIATIVA: Cámara de Diputados. Moción de los Honorables


Diputados señores Juan Bustos, Juan Pablo Letelier y Carlos Montes.

VII. TRÁMITE CONSTITUCIONAL: segundo.

VIII. APROBACIÓN POR LA CÁMARA DE DIPUTADOS: 96 votos a favor, 2 en


contra y 2 abstenciones.

IX. INICIO TRAMITACIÓN EN EL SENADO: 18 de mayo de 2004.

X. TRÁMITE REGLAMENTARIO: primer informe.

XI. LEYES QUE SE MODIFICAN O QUE SE RELACIONAN CON LA MATERIA: 1)


la ley Nº 17.798, sobre Control de Armas; 2) la ley Nº 19.325, que establece
normas sobre procedimiento y sanciones relativas a los actos de violencia
intrafamiliar; 3) el Código Procesal Penal; 4) el Código de Justicia Militar; 5) el
Código Orgánico de Tribunales; 6) el Código Penal, y 7) la ley Nº 19.640,
Orgánica Constitucional del Ministerio Público.

Valparaíso, 16 de julio de 2004.

MARIO LABBÉ ARANEDA


Secretario de la Comisión
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 203 de 483

DISCUSIÓN SALA

2.2. Discusión en Sala


Senado. Legislatura 351. Sesión 20. Fecha 11 de agosto, 2004. Discusión
general. Aprobado en general.

MAYORES EXIGENCIAS PARA INSCRIPCIÓN Y PORTE DE ARMAS

El señor LARRAÍN (Presidente).- Proyecto, en segundo trámite constitucional,


que modifica la ley Nº 17.798, sobre control de armas, con el objeto de
establecer mayores exigencias para inscribir armas y permitir su porte, con
informe de la Comisión de Defensa Nacional y urgencia calificada de “simple”.

--Los antecedentes sobre el proyecto (2219-02) figuran en los Diarios de


Sesiones que se indican:
Proyecto de ley:
En segundo trámite, sesión 58ª, en 18 de mayo de 2004.
Informe de Comisión:
Defensa Nacional, sesión 13ª, en 20 de julio de 2004.

El señor LARRAÍN (Presidente).- Tiene la palabra el señor Secretario.


El señor HOFFMANN (Secretario).- La iniciativa persigue el objetivo de
consagrar normas tendientes a desincentivar la tenencia o adquisición de
armas de fuego por parte de los particulares, con el fin de evitar que terminen
en poder de los delincuentes.
La Comisión de Defensa Nacional discutió el proyecto sólo en
general, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 36 del Reglamento, y
aprobó la idea de legislar por la unanimidad de sus miembros presentes
(Honorables señores Canessa, Fernández y Páez), en los mismos términos en
que lo hizo la Cámara de Diputados.
Cabe considerar que el número 19) del artículo 1º permanente
tiene el carácter de norma orgánica constitucional, por lo cual requiere para su
aprobación el voto conforme de 27 señores Senadores.
Por su parte, los números 3), 4), 5) y 8) del artículo 1º
permanente y el artículo 1º transitorio son normas de quórum calificado, por lo
cual precisan para su aprobación 24 votos.
El señor LARRAÍN (Presidente).- Solicito autorización para que ingrese a la Sala
el Subsecretario del Interior, señor Jorge Correa Sutil.
--Se accede.
El señor LARRAÍN (Presidente).- En discusión general.
Tiene la palabra el Honorable señor Fernández.
El señor FERNÁNDEZ.- Señor Presidente, estamos en presencia de un proyecto
que tiene por objeto limitar de modo estricto la tenencia de armas y,
eventualmente, su porte, y también, sancionar algunos delitos cometidos
haciendo uso de armas de fuego.
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 204 de 483

DISCUSIÓN SALA

Si bien la iniciativa tiene esa inspiración, me parece que la


finalidad no se logra con las normas que la conforman, porque se ponen
requisitos de tal naturaleza que, de una manera u otra, incentivarán la no
inscripción de las armas y su porte ilegal, pues son tan severos que, en
definitiva, se castigará a gente inocente, en circunstancias de que la idea es
evitar que los delincuentes cuenten con aquéllas.
Es decir, estamos de acuerdo en que hay que sancionar a quienes
modifican armas, borran sus números, alteran sus registros e incurren en todo
tipo de hechos fraudulentos con el fin de utilizarlas en forma indebida. Pero,
obviamente, una ley correcta en tal sentido tiene que facilitar la inscripción de
las armas y no dificultarla.
Por ejemplo, en la iniciativa hay una norma que obliga a
someterse a exámenes psicológico y físico cada cinco años para mantener la
inscripción de las armas. Es decir, 400 mil personas deberían cumplir esa
exigencia.
Consulté al organismo pertinente, la Dirección General de
Movilización Nacional del Ejército, y concluí que aquello resulta imposible. O
sea, el asunto se va a transformar en un trámite burocrático.
Además, existen problemas serios cuando se trata de actividades
como la caza deportiva y la profesional. ¿Qué ocurrirá, por ejemplo, con la
caza de liebres que se realiza con fines comerciales en la Región de Aisén y,
también, en Magallanes? El problema, que tiene mucha relevancia, ha sido
expuesto por el Senador señor Adolfo Zaldívar, pues allí habría dificultades
enormes para desarrollar esa actividad, que es absolutamente legítima y da
trabajo a mucha gente.
Pues bien, conversé con el señor Subsecretario del Interior, quien
está llano a recoger las observaciones que le hemos planteado y a analizarlas
en la Comisión.
En el entendido de que se introducirán las modificaciones
necesarias -por ejemplo, las tendientes a suprimir la exigencia al poseedor o
tenedor de un arma inscrita de someterse cada cinco años a los exámenes
antes referidos; a simplificar los requisitos para la primera inscripción; a
facilitar a los deportistas la tenencia, transporte y uso de sus armas; a
flexibilizar los plazos para la reinscripción por fallecimiento de su poseedor o
tenedor (sería extraordinariamente difícil cumplir los fijados)-, la Comisión de
Defensa Nacional prestó su aprobación unánime a la iniciativa en debate.
Repito: el proyecto, según lo conversamos con el señor
Subsecretario, debe ser perfeccionado mediante indicaciones, alguna de las
cuales serán presentadas por nosotros, y otras, por el propio Ejecutivo.
Concordamos en que éste debe ser un instrumento que permita
controlar y perseguir a los delincuentes. Pero es obvio que en ningún caso ello
debe afectar a gente inocente, a la que debe facilitársele la práctica de la caza
tanto deportiva como profesional y comercial, así como el uso o la tenencia
legítima de armas de fuego.
He dicho.
El señor MARTÍNEZ.- Pido la palabra.
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 205 de 483

DISCUSIÓN SALA

El señor LARRAÍN (Presidente).- Tiene la palabra el Senador señor Prokurica.


El señor MARTÍNEZ.- ¿Podría hacer antes una consulta, señor Presidente, si el
Honorable señor Prokurica me concediera una interrupción?
El señor PROKURICA.- No tengo inconveniente, Su Señoría.
El señor LARRAÍN (Presidente).- Con la venia de la Mesa, tiene la palabra el
Honorable señor Martínez.
El señor MARTÍNEZ.- Señor Presidente, ¿no debería estar en la Sala el señor
Subsecretario o algún representante del Ministerio de Defensa?
Éste es un problema netamente de esa Cartera. ¿Por qué se
encuentra representado aquí el Ministerio del Interior?
El señor LARRAÍN (Presidente).- Vamos a transmitir su inquietud al Ejecutivo,
señor Senador.
Recupera el uso de la palabra el Senador señor Prokurica.
El señor MARTÍNEZ.- Perdón, señor Presidente. Éste no es un problema del
Ejecutivo. El que planteó y defendió el proyecto fue el Ministerio de Defensa,
con la señora Ministra a la cabeza.
Entonces, la responsabilidad parece trasladada.
¿Quién es el interlocutor aquí, señor Presidente?
El señor LARRAÍN (Presidente).- Su inquietud es muy legítima, señor Senador.
Y respeto mucho su opinión. Empero, no puedo obligar al Ministerio de Defensa
a concurrir a las sesiones del Senado.
Por consiguiente, quedará planteada la inquietud de Su Señoría.
Más no podemos hacer.
El señor MARTÍNEZ.- Le agradezco su comprensión, señor Presidente.
El señor LARRAÍN (Presidente).- Recupera la palabra el Senador señor
Prokurica, a quien el Honorable señor Fernández está pidiendo una
interrupción.
El señor PROKURICA.- La concedo, señor Presidente.
El señor LARRAÍN (Presidente).- Con la venia de la Mesa, tiene la palabra el
Senador señor Fernández.
El señor FERNÁNDEZ.- Señor Presidente, a las sesiones de la Comisión
asistieron representantes de la Dirección General de Movilización Nacional.
También concurrieron personeros del Ministerio de Defensa, encabezados por
la señora Ministra, quien expuso sus planteamientos. Sin embargo, como la
normativa en análisis está enfocada desde el punto de vista de la seguridad
interna, ha tenido una participación mayor el Ministerio del Interior, a través
del señor Subsecretario.
El señor LARRAÍN (Presidente).- Recupera el uso de la palabra el Honorable
señor Prokurica.
El señor PROKURICA.- Señor Presidente, si uno lee los antecedentes de hecho
y el objetivo de la moción que dio origen al proyecto en análisis, no puede
estar más en contra de la forma como se pretende alcanzar aquél.
Chile debe de ser uno de los países donde hay mayores
restricciones para inscribir un arma y obtener permiso a los efectos de
portarla.
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 206 de 483

DISCUSIÓN SALA

Entonces, creo que aumentar las exigencias ya existentes sólo


conducirá a que quienes tienen armas y quieran inscribirlas no lo hagan.
Y me tocó verlo. Porque este proyecto, señor Presidente, es muy
antiguo. Ingresó al sistema legislativo por la Cámara de Diputados. Consulté
en su momento cuántos delitos se cometen con armas inscritas. Y sucede que
no hay delitos cometidos con armas inscritas.
Ahora se meten en un solo saco las armas de defensa, las
deportivas, las escopetas, los revólveres, etcétera. ¡Todo es lo mismo!
Yo pregunto por qué la persona que practica tiro skeet, por
ejemplo, no va a poder tener más de un arma.
En mi concepto, lo que se está haciendo mediante esta iniciativa
es un despropósito. La ley debe procurar que la inscripción de armas se
facilite. Porque, según dije, nadie comete un delito con un arma inscrita.
Si analizáramos las estadísticas, comprobaríamos que Chile es de
los países del mundo que registran más bajo número de personas con permiso
para portar armas (no con armas inscritas), es decir, para salir a la calle con
ellas y utilizarlas. Entiendo que no se llega a setecientas.
Estamos, pues, frente a un hecho indesmentible: en Chile los
delitos se perpetran con armas hechizas, con armas robadas o internadas
ilegalmente, pero no con las que se hallan inscritas.
Por consiguiente, la legislación en proyecto sólo ayudará a los
delincuentes y, en definitiva, provocará el efecto de que nadie pueda inscribir
armas.
Hoy día, quienes poseemos armas somos objeto de tal cantidad de
trámites que casi se nos imposibilita su inscripción. Agregar más exigencias
sería, francamente, un despropósito.
Ahora, ¡qué decir de la obtención de permiso para portar armas!
Hay que tener un informe psiquiátrico, autorización de la Dirección General de
Movilización Nacional, en fin.
Y eso es solamente una parte.
Si uno quiere comprar tiros de escopeta o balas para otro tipo de
armas, debe realizar diversos trámites. Además, tiene que pagar una serie de
permisos.
¡Pero los delincuentes se pasean a sus anchas con armas
hechizas!
Francamente, este proyecto va en la línea contraria de la debida.
De modo que voy a rechazarlo, porque parece haber sido hecho por gente que
no tiene idea de lo que son las armas.
Sumemos a todo lo anterior la circunstancia de que hoy día la
delincuencia ha aumentado ostensiblemente.
Yo, señor Presidente, no concuerdo con un alcalde del sur que
sostiene que la gente debe armarse. Pero al menos -¡al menos!- posibilitemos
que quienes tienen un arma se defiendan.
Con esta iniciativa únicamente lograremos que haya más armas
ilícitas; que la gente no las inscriba, por la cantidad de trámites que deberán
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 207 de 483

DISCUSIÓN SALA

cumplirse, y que los delincuentes sigan haciendo de las suyas con armas
hechizas.
En mi concepto, es necesario realizar un esfuerzo importante para
que todas las personas poseedoras de armas en nuestro país las inscriban.
Entiendo que son alrededor de seiscientas mil, según el informe que acompaña
al proyecto. Debe facilitarse el trámite respectivo, porque de ahí en adelante
nadie va a cometer un delito con un arma inscrita.
Lo contrario, señor Presidente, va en una línea por completo
absurda en cuanto a la obtención de los objetivos que se persiguen con esta
iniciativa.
El señor LARRAÍN (Presidente).- Tiene la palabra el Senador señor Adolfo
Zaldívar.
El señor ZALDÍVAR (don Adolfo).- Señor Presidente, el informe expuesto por el
Senador señor Fernández, Presidente de la Comisión de Defensa, refleja
perfectamente el problema que deberemos resolver.
Me parece que todos compartimos en general la intención de este
proyecto de ley. Pero ocurre que no todo lo que contiene su texto se
compadece con el objetivo perseguido. Por eso, quiero hacer un
planteamiento, acorde con la realidad del país.
Una parte importante de quienes tienen armas de fuego, sobre
todo en el campo, las usan para fines prácticos, incluso de mantención, de
alimentación. Me parecería absurdo no reconocer esa realidad, no entenderla.
En aquellos lugares, el empleo de ese tipo de armas es un hábito de vida.
En esa línea, debo señalar que en la Undécima Región se
desarrolla una parte importante de la caza de liebres para exportación.
Además, esa actividad permite durante varios meses del año dar trabajo a un
sector significativo de la población. Y para tal efecto se utilizan escopetas; no
podría ser de otra manera.
Pues bien: toda la normativa que ahora nos ocupa, como muy
bien señaló el Honorable señor Fernández, desconoce esa realidad.
De allí la trascendencia de las indicaciones que será necesario
presentar para perfeccionar el ordenamiento jurídico. En el hecho, lo que se
persigue -quizás lo más central-, la seguridad ciudadana, no pasa tanto por la
estrictez en la inscripción o por la regulación de esta materia, dado que, como
muy bien decía el Senador señor Prokurica, las armas de fuego con que se
cometen la mayoría de los ataques y hechos de sangre no son precisamente
con las inscritas.
Por todo eso, adhiero plenamente al planteamiento del Senador
señor Fernández en cuanto a formular indicaciones en este sentido, a fin de
producir una buena normativa, que el Gobierno seguramente enriquecerá con
mayores elementos de juicio, y mirado desde el punto de vista de la seguridad
ciudadana. Pero creemos que, tal cual está, el proyecto no se compadece con
la realidad ni con la necesidad del país de contar con una adecuada
reglamentación de armas.
He dicho.
El señor LARRAÍN (Presidente).- Tiene la palabra el Senador señor Horvath.
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 208 de 483

DISCUSIÓN SALA

El señor HORVATH.- Señor Presidente, en primer lugar, deseo resaltar que el


objeto de la iniciativa debiera apuntar a facilitar la inscripción de armas y no a
dificultarla. De los antecedentes expuestos, resulta claro que los ilícitos se
cometen mayoritariamente con armas no inscritas.
Además, se atenta contra actividades prácticas, señaladas aquí en
forma general, según datos que se manejan a nivel de Santiago; pero ellos, en
el ámbito regional, y más precisamente en la zona austral, son bien
específicos. Allí, más de 1.200 personas obtienen ingresos sustantivos en
períodos de menor actividad laboral -como en el invierno- de la caza de
liebres, con rifle. Eso hace funcionar todo el año una planta que procesa el
producto y lo exporta, con sello de origen y certificación de limpieza, a países
de la Unión Europea.
Por lo tanto, al dificultarse la inscripción se estaría dañando una
fuente laboral relevante de la Región de Aisén, y por extensión, de la zona
austral.
De aprobarse la idea de legislar, se establecería una gradualidad,
facilitándose la inscripción; incluso, se la desconcentraría en sentido territorial,
eventualmente a través de Carabineros.
Son deseables, también, una adecuada regulación y el registro de
las armas de defensa personal en poder de particulares. Lo importante es que
las exigencias no lleguen al punto de dificultar en tal medida el derecho a tener
un arma que la normativa se transforme en algo irrisorio.
Por ello, si bien se pretende actualizar la legislación, concebida
para reprimir grupos armados revolucionarios de los años 70, hoy sus
disposiciones deben orientarse hacia la represión de la delincuencia común
armada. Y ese objetivo debe concretarse mediante indicaciones, como se ha
planteado.
El señor LARRAÍN (Presidente).- Tiene la palabra el Senador señor Páez.
El señor PÁEZ.- Señor Presidente, estoy absolutamente de acuerdo con el
informe del señor Presidente de la Comisión de Defensa.
Sólo destaco que en ella se analizaron, durante bastante tiempo,
los pros y los contras de esta iniciativa, que obviamente merece ser corregida
por la vía de las indicaciones.
Asistieron a sus reuniones, además de algunos señores Senadores
que no forman parte de ella, la Ministra de Defensa, señora Michelle Bachelet;
el Ministro del Interior, don José Miguel Insulza; el Subsecretario del Interior,
don Jorge Correa, y sus respectivos asesores. O sea, contamos con la
presencia de representantes del Ejecutivo, quienes nos acompañaron en las
discusiones.
Prefiero que el debate en particular lo hagamos una vez conocidas
las indicaciones que sea menester formular, pero no ahora.
La iniciativa fue aprobada en general por la unanimidad de los
miembros presentes de la Comisión, en el entendido de mejorarla vía
indicaciones, en lo que el Ejecutivo concordó. Así que no creo que surjan
problemas en ese sentido.
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 209 de 483

DISCUSIÓN SALA

En suma, lo dicho por el Senador señor Fernández corresponde a


lo que se trató en la Comisión de Defensa, la cual –reitero- aprobó el proyecto
por la unanimidad de sus miembros presentes.
Para terminar, solicito que se dé un plazo de dos o tres semanas
para formular indicaciones.
El señor LARRAÍN (Presidente).- Tiene la palabra el Honorable señor Moreno.
El señor MORENO.- Señor Presidente, tuve oportunidad de asistir a una de las
sesiones de la Comisión, donde planteé una de las inquietudes ya manifestadas
por quienes me antecedieron en el uso de la palabra.
Represento a una zona rural donde el uso y la costumbre han
establecido, desde hace muchos años, que prácticamente en cada hogar, por
muy modesta que sea la familia campesina, haya una escopeta, un revólver o
algún tipo de arma que muchas veces se ha transmitido de generación en
generación. Ninguna de ellas está inscrita. Y difícilmente podrían estarlo,
porque, dada la normativa legal vigente, los que viven en zonas rurales deben
recorrer 300 a 400 kilómetros de distancia para registrarlas en la guarnición
respectiva, en Rancagua. Dada esta lejanía, las personas no tienen posibilidad
alguna de cumplir el trámite, más aún si se considera su temor a que las
acusen de algo o a que les decomisen el arma.
Como están vencidos los plazos y prescritas todas las situaciones,
es indispensable mirar lo que se nos propone desde esta perspectiva.
Entiendo y participo del criterio de colocar restricciones al porte de
armas en zonas urbanas, donde se ha incrementado la delincuencia. Nadie
podría estar en contra de eso. Pero una normativa genérica no da cuenta de la
dificultad que involucra. Por ejemplo, los que caminen por sectores rurales con
perros y escopetas con el fin de cazar tórtolas o liebres (que son parte de
nuestro paisaje, como se refleja en los cuadros de pintores nacionales) -en
algunos casos para subsistir; en otros, por un afán deportivo-, deben ser
detenidos si pasa un furgón de Carabineros, pues lo que están haciendo sería
absolutamente ilegal: caminar por la vía pública con escopetas u otras armas
de fuego.
Está claro que la iniciativa requiere modificaciones. No obstante,
la votaré favorablemente, ya que, al igual que un señor Senador que me
antecedió, tenía dudas acerca de la forma como se planteó.
He dicho.
El señor LARRAÍN (Presidente).- Con la venia de la Sala, puede hacer uso de la
palabra el señor Subsecretario del Interior.
El señor CORREA (Subsecretario del Interior).- Señor Presidente, la Ley sobre
Control de Armas que nos rige se aprobó en 1972. Su propósito fundamental
fue desarmar a los grupos que pudieran alterar el orden público establecido y,
fundamentalmente, atentar en contra del Gobierno.
En la lucha contra la delincuencia, resulta esencial contar
con un instrumento más eficaz que el existente para combatir los ilícitos que se
cometen con armas, y particularmente con las de fuego, que son, sin duda, las
que más preocupan y alarman a la población.
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 210 de 483

DISCUSIÓN SALA

Tal es la razón por la cual, si bien el proyecto ha sido patrocinado


por los Ministerios del Interior y de Defensa, es el primero el que la ha
impulsado y ha tenido mayor presencia en su tramitación, porque su objeto es
procurar la seguridad ciudadana.

Creo que el país no entendería no tomar medidas indispensables


de protección, de seguridad, para combatir la delincuencia, y que dicen
relación a la tenencia ilegal, pero de ningún modo a los permisos de porte y
tenencia de armas.
Se ha puesto el acento por varios señores Senadores –y pueden
tener razón- en el sentido de las restricciones a dichos permisos, pero olvidan
que los propósitos fundamentales del proyecto –y, por cierto, de la mayoría de
los artículos que se reforman- consisten en el establecimiento de sanciones
respecto del porte y tenencia ilegal de armas de fuego. Me refiero, por
ejemplo, a las bombas molotov, cuyos portadores o tenedores actualmente no
son sancionados, porque esos artefactos no se consideran armas, pero,
indudablemente, son elementos de alteración del orden público.
Eso, en primer término.
En segundo lugar, hoy no se sanciona el porte y tenencia ilegal de
armas de fuego cuando la persona no tiene antecedentes anteriores y no se
logra probar en el proceso el propósito delictivo de portarlas o de tenerlas. Ésa
es una infracción que merece ser castigada si queremos combatir la
delincuencia, y nada tiene que ver con la restricción de los permisos.
En tercer término, en lo referente a lo que echaba de menos el
Honorable señor Prokurica –lamento que no esté Su Señoría en la Sala-, las
armas hechizas, precisamente no tienen un tratamiento legislativo. A partir de
este proyecto, se las considera armas prohibidas y sus portadores reciben una
sanción especial.
Las armas hechizas y las que tienen borrados los números de
serie son las típicas que portan los delincuentes. Por lo tanto, éstos merecen
una sanción más grave que los campesinos que señalaba el Honorable señor
Moreno, quienes simplemente son tenedores de un arma que no han inscrito.
La iniciativa en debate sanciona con mayor drasticidad el porte o
tenencia de armas hechizas, así como el de aquellas a las cuales se han
borrado los números de serie. Esto tampoco tiene que ver con su inscripción,
pero es asimismo un instrumento necesario para combatir la delincuencia.
Cuarto, se ha hecho mucho hincapié aquí en la restricción de la
tenencia o porte de armas.
¿Qué establece el proyecto como requisito para la tenencia y porte
de armas?
1) Ser mayor de edad. (No sé si éste es un requisito excesivo, a
juicio de los Senadores que han formulado la crítica, para obtener un permiso
de porte y tenencia de armas).
2) Tener domicilio conocido.
3) Haber aprobado un examen que acredite los conocimientos
necesarios sobre conservación y mantenimiento de las armas, así como
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 211 de 483

DISCUSIÓN SALA

aptitudes física y mental. La aptitud física es para portar y disparar un arma; o


sea, se trata de excluir a quienes sufren del síndrome de Alzheimer o del mal
de Parkinson. Si se quisiera poner en el proyecto un ejemplo como el de estos
últimos para restringir el uso de armas, no habría inconveniente. Pero parece
razonable que las personas que padezcan las referidas enfermedades queden
excluidas.
4) En cuanto al examen psiquiátrico, tal como señaló el Presidente
de la Comisión, hago constar que, en el evento de que se transformara en una
traba compleja o de que no se encontraran fórmulas para garantizar que las
personas puedan inscribir las armas sin mayor dificultad, existe la mejor
disposición del Ejecutivo para no considerarlo, sobre todo tratándose de
personas que ya cuenten con el permiso.
No es el propósito del Gobierno poner más dificultades en esta
materia, porque estamos conscientes de que el porte y tenencia de armas
legales favorece la seguridad ciudadana.
5) No hallarse condenado o procesado por crimen o simple delito.
¿Es ése un requisito excesivo para alguien que desea portar armas?
6) No haber sido sancionado en procesos sobre violencia
intrafamiliar. ¿Es ése un requisito desmesurado? ¿Se trata de que las personas
que practican la violencia intrafamiliar puedan tener armas? ¿Eso es lo que se
busca? No parece ser un requisito excesivo.
Debo hacer presente que concurrieron a la Comisión
representantes de todas las federaciones de tiro, de organizaciones de pesca y
caza, y de la Fundación Paz Ciudadana, y ninguno consideró, a pesar de ser
críticos de algunos aspectos de la iniciativa, que fueran requisitos excesivos.
Muchas de las armas (un 30 por ciento) -y con esto respondo al
Honorable señor Prokurica- que hoy ocupan los delincuentes están inscritas y
han sido robadas. Y otro porcentaje, que nadie ha logrado determinar pero que
es significativo -me atrevería a estimarlo cercano al 70 por ciento-,
corresponde a armas con los números de serie borrados. Se presume aquí que
probablemente también fueron inscritas y posteriormente robadas.
Señor Presidente, respecto al tiro al vuelo y al tiro deportivo, debo
señalar que, a diferencia de lo expuesto, existe una facilitación para tener las
armas que se desee, así como para portarlas a los lugares de tiro y para
transportarlas cuando la persona sale el fin de semana de su casa, que es la
oportunidad en que se sustraen.
En conclusión, y sin perjuicio de reiterar que el Ejecutivo está
abierto para lograr los propósitos que aquí se han expresado, esto es,…
El señor LARRAÍN (Presidente).- Señor Subsecretario, el Honorable señor
Prokurica le pide una interrupción.
El señor CORREA (Subsecretario del Interior).- Por supuesto.
El señor LARRAÍN (Presidente).- Con la venia de la Mesa, tiene la palabra el
Honorable señor Prokurica.
El señor PROKURICA.- Señor Presidente, mi consulta es la siguiente.
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 212 de 483

DISCUSIÓN SALA

El señor Subsecretario reconoce que el 70 por ciento de los delitos


se cometen con armas hechizas, y el 30 por ciento restante, con armas
robadas. Pero el proyecto no propone ninguna solución en ese sentido.
¿En qué parte de la iniciativa se evita que se cometan delitos con
armas robadas? No entiendo eso.
El señor LARRAÍN (Presidente).- Recupera la palabra el señor Subsecretario.
El señor CORREA (Subsecretario del Interior).- Con la venia del señor
Presidente y la disculpa a los señores Senadores que estuvieron presentes en
la Comisión, quiero recordar al Honorable señor Prokurica, como lo mencioné
recién, que las armas hechizas y aquellas cuyos números de serie han sido
borrados, conforme a las normas del proyecto -y que no existen en la
actualidad-, se consideran armas prohibidas. Por lo tanto, se aumenta
significativamente la sanción y se impide cualquier atenuante o eximente.
Además, el número de armas hechizas incautadas es todavía muy
bajo. No alcanza al 10 a 15 por ciento. Sin embargo, el 30 por ciento de las
armas que se encuentran en manos de los delincuentes son robadas. Y otro
porcentaje, que nadie puede calcular, pero que estimo en 40 por ciento,
aproximadamente, corresponde a armas con los números de serie borrados y,
probablemente, sustraídas a sus propietarios.
Deseo terminar señalando la plena disposición del Ejecutivo a
discutir y a patrocinar cualquier indicación que vaya en pos de los objetivos
fundamentales del proyecto, que son los siguientes:
Uno, facilitar el porte y tenencia de armas de fuego inscritas a
personas con aptitudes básicas para esos efectos y sin condenas anteriores.
Dos, facilitar el uso de armas deportivas, su porte y transporte.
Tres, establecer un plazo para la inscripción de armas ilegales que
hoy puedan existir en los campos, sin sanción alguna.
Y, cuatro, aumentar las sanciones y las reglas procesales para
combatir las armas ilegales, con el objeto de dar una señal y contar con un
instrumento básico para hacer frente a los delitos violentos.
Gracias.
El señor LARRAÍN (Presidente).- A continuación, tiene la palabra el Honorable
señor Cantero.
El señor CANTERO.- Señor Presidente, nuestra situación de seguridad
ciudadana hace que la gente demande un mayor número de armas para
sentirse más protegida, atendido lo que dice el propio informe: que la mayor
parte de estos delitos ocurren porque roban o asaltan la casa donde vive un
ciudadano. En consecuencia, es razonable que éste desee poseer un arma con
la cual defender la integridad de su propiedad y de su familia.
Las cifras señalan, según los datos proporcionados por la
Dirección General de Movilización, que un 25 por ciento son armas incautadas
y que el 75 por ciento corresponde a armas de diversa naturaleza, o que han
ingresado al país en forma ilegal, o que son hechizas.
Me parece que la lógica debe discurrir en el sentido de castigar la
posesión ilegal con penas extremas. Yo recuerdo que esto en el pasado dio
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 213 de 483

DISCUSIÓN SALA

buenos resultados, toda vez que los delincuentes se cuidaban precisamente de


caer en esta situación.
En consecuencia, no me parece razonable exacerbar los
requisitos, los controles y los exámenes a quienes deseen tener un arma en su
hogar.
Las encuestas de victimización muestran que el delito más
frecuente en Chile es el robo en los hogares. Por lo tanto, me parece que allí
hay un punto de incoherencia.
También considero muy importante el alcance en el sentido de
que es muy distinto el tratamiento de esta materia en zonas urbanas que en el
sector rural, particularmente en la vida campesina.
Por cierto, soy partidario de incentivar y estimular las actividades
deportivas –es decir, de no restringirlas-, en especial las competitivas.
Asimismo, estimo extremadamente positivo que por fin la
autoridad se haya hecho cargo de una situación que hemos mirado con un
criterio permisivo y, en algunos momentos, con una actitud un tanto hipócrita,
porque las bombas molotov son armas eventualmente mortales.
Hace un par de años presenté un proyecto de ley que no ha sido
tramitado -no ha sido posible agilizarlo-, el cual busca precisamente sancionar
el uso de bombas incendiarias, como las molotov, que -repito- son armas que
causan daño, e incluso la muerte, y revisten, en mi opinión, gravedad extrema.
En este ámbito de materias, también hace falta incorporar otro
elemento tan peligroso como el anterior. Me refiero a los balines o proyectiles
que se lanzan con honda, los cuales provocan un daño similar al de una bala.
Son usados especialmente en las manifestaciones o concentraciones. Allí se
observa a encapuchados que no sólo portan bombas molotov, sino que
también usan hondas o elementos semejantes que les permiten lanzar balines
y proyectiles. A mi juicio, éste es un asunto muy importante de considerar.
Por otra parte, tengo la impresión de que la demanda de
exámenes de aptitud física y síquica para renovar cada cinco años las licencias
para portar armas es un requerimiento un tanto excesivo. De modo que me
inclino por sancionar fuertemente el porte y uso de las armas hechizas, las
importadas ilegalmente o las que tienen borrado su número de registro, para
que la delincuencia reciba una clara señal de advertencia, de luz roja, en este
sentido.
A pesar de todo, el proyecto es perfectible.
Insisto en que estamos frente a una oportunidad que no se puede
desaprovechar. Debemos incorporar medidas destinadas a sancionar a quienes
usan bombas molotov y arrojan balines con honda. Repito que he visto una
actitud muy permisiva en torno a esta materia, y pienso que no hay conciencia
del daño que causan esos elementos. En la televisión muestran habitualmente
a funcionarios de la policía quemándose vivos producto de aquellos actos
vandálicos.
En consecuencia, se trata de hechos horrendos, criminales e
inaceptables en la sociedad, que deben ser sancionados con la mayor
rigurosidad.
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 214 de 483

DISCUSIÓN SALA

He dicho.
El señor LARRAÍN (Presidente).- Tiene la palabra el Honorable señor Naranjo.
El señor NARANJO.- Señor Presidente, la intervención del señor Subsecretario
me ahorra repetir muchos de los planteamientos que pensaba hacer.
Como señaló el representante del Gobierno, el proyecto busca
normar una situación absolutamente irregular que hoy existe en nuestro país.
Aquí no se pretende perseguir ni atacar a quienes portan armas, sino, como
muy bien se sostuvo, resolver la situación de muchas personas que las poseen
pero no las tienen inscritas. Entonces, se quiere abrir un plazo para que esas
personas, sin que sean sancionadas como establece la ley vigente, puedan
hacerlo.
Asimismo, en la actualidad existe una estrecha relación entre la
delincuencia y la tenencia de armas. Por tanto, dada la enorme cantidad de
armas inscritas últimamente, le haremos un bien al país al normar y
regularizar esta situación.
Aún más, es concordante con el planteamiento del Ejecutivo el
hecho de que cada cierto tiempo la gente deba reinscribir sus armas. Y pondré
un par de ejemplos para ilustrar bien lo que ocurre.
Hace pocos días la prensa informó que un arma perteneciente al
señor Augusto Pinochet Ugarte apareció en manos de uno de sus hijos. ¡Eso es
ilegal! ¿Por qué el arma inscrita a su nombre aparece en la casa, en el velador
de ese hijo, para ser más preciso? Es una situación absolutamente anormal.
Por otra parte, los señores Senadores de las bancas del frente,
que tanto se jactan y que con entusiasmo defendieron a Paul Schaefer,
presentaron un recurso de protección e incluso acudieron al Tribunal
Constitucional…
El señor LARRAÍN (Presidente).- Diríjase a la Mesa, señor Senador.
El señor NARANJO.- Estoy mirando a Su Señoría y levantando la mano.
El señor LARRAÍN (Presidente).- Diríjase a la Mesa, Su Señoría.
El señor NARANJO.- Le repito, señor Presidente: estoy mirando a la Mesa y
levantando la mano.
A los señores Senadores que hoy día se ríen les pregunto…
El señor LARRAÍN (Presidente).- Por favor, respeten a quien hace uso de la
palabra.
El señor NARANJO.- ¡Por lo menos, le pido a una persona que algún día sea
señora –no sólo Senadora, sino señora- y tenga respeto cuando uno está
interviniendo!
Pues bien, yo pregunto lo siguiente: ¿Estarán en condiciones hoy
día de defender la tenencia de armas por parte de Paul Schaefer cuando con
ellas a lo mejor amenazó a los niños para violarlos? ¿No corresponde,
entonces, que cada cierto tiempo quienes están en edad senil y cometen
abusos deban reinscribir sus armas?
Me parece legítimo, señor Presidente.
Me gustaría saber por qué, ante una organización de esa
naturaleza, muchos de los señores Senadores que se están jactando y riendo
acudieron al Tribunal Constitucional. Y debo decirles que un número
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 215 de 483

DISCUSIÓN SALA

importante de armas encontradas en la ex Colonia Dignidad no estaban


inscritas ante el organismo competente. Sin embargo, quienes se ríen avalaron
esa tenencia ilegal de armas.
¡Pido a los caballeros que están acostumbrados a tener armas que
guarden silencio y que me dejen intervenir! El señor Presidente sabe a quienes
me refiero.
El señor LARRAÍN (Presidente).- Ruego a los señores Senadores respetar el
derecho de quien está haciendo uso de la palabra.
El señor NARANJO.- ¿No parece lógico, como muy bien señaló el señor
Subsecretario, que los que incurren en violencia intrafamiliar deban cada cierto
tiempo reinscribir su arma? ¿O que lo hagan personas de edad avanzada cuyo
comportamiento o conducta se desconoce?
Por considerar que ésta es una buena medida, no sólo para
combatir la delincuencia sino también para normar una situación irregular,
anuncio mi voto favorable al proyecto.
El señor LARRAÍN (Presidente).- Tiene la palabra el Honorable señor Coloma.
El señor COLOMA.- Señor Presidente, no me haré cargo de las expresiones del
señor Senador que me antecedió en el uso de la palabra porque, francamente,
no vale la pena.
Desde mi perspectiva, en el proyecto hay dos ideas matrices
contrarias a la forma como se debe enfrentar el tema de la delincuencia y de la
institucionalidad en Chile.
En primer término, abordaré una situación planteada
explícitamente en la iniciativa.
No me parece lógico sostener que, para evitar que los
delincuentes sigan contraviniendo la ley, es necesario limitar la tenencia de
armas y establecer más exigencias a los ciudadanos respetuosos.
Ése es el primer principio que se halla en juego. Ayer estudiamos
con detención lo relativo a las ideas matrices. Y la moción busca precisamente
fijar mayores requisitos para inscribir un arma.
En consecuencia, creer que se combate la delincuencia -es decir,
a quienes no cumplen la ley- fijando más requisitos a los que sí se someten a
ella, no corresponde, en mi concepto, a la forma como uno debería enfrentar
este tipo de situaciones. Porque los delincuentes seguirán teniendo armas y no
las van a inscribir. Pero, además, adquirirán la convicción de que en las casas
habrá menos armas, y con esta forma de pensar enfrentaremos más
dificultades. Ese principio no debería usarse para combatir la delincuencia.
Concuerdo con lo propuesto por el Honorable señor Prokurica en el
sentido de que, por el contrario, se pueden plantear exigencias desde otra
perspectiva, pero obviamente no en este proyecto, sino en otro distinto, donde
se establezcan sanciones mucho mayores a las personas que portan armas
robadas o a las que les han borrado las series identificatorias.
Por lo tanto, aquí hay un problema conceptual de fondo que me
hace pensar que la forma de enfocar el tema es contraria a lo que el país
necesita.
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 216 de 483

DISCUSIÓN SALA

Una segunda cuestión, que también pugna en el sentido contrario,


es que aquí se crea una nueva institucionalidad respecto del modo de obtener
armas. Y me preocupa particularmente -y en esto coincido con lo planteado
por varios señores Senadores- lo que pasa en el mundo regional. Y quiero
hablar con seriedad. Porque el proyecto agrega que el poseedor o tenedor de
un arma inscrita deberá someterse cada cinco años a un examen para
determinar su aptitud física y psíquica a los efectos de la tenencia y uso de
armas.
Más allá de que se pueda hablar del caso determinado de una
persona con cierta enfermedad -como lo planteó el señor Subsecretario-, que
pueda estar afecta a ese tipo de situaciones, ¿qué significan expresiones como
“en el campo de Chile”, “en las Regiones”? (este punto fue planteado
previamente por otro Parlamentario). ¿Quiere decir que al interior de
Constitución, de Cauquenes, de San Clemente, o de todas las poblaciones que
uno conoce, cada cinco años la persona que esté en condiciones de usar un
arma tendrá que hacerse un examen físico y psíquico, el cual no se realizará
en Constitución, en Cauquenes o en Rancagua, sino en lugares específicos,
grandes capitales de Regiones?
Entiendo la lógica a que se atuvo el constituyente. No digo que se
trata de un error intrínseco, pero creo que su aplicación es absolutamente
imposible. Y como las ideas matrices hay que respetarlas en su contenido,
tengo la impresión de que, más allá de la buena fe de los autores de la moción
y del señor Subsecretario al plantear normas que estima combaten la
delincuencia –soy muy respetuoso en ese sentido-, lamentablemente, el
proyecto se aleja del objetivo que deberíamos buscar. A mi juicio, éste apunta
a una fórmula más decidida tanto para combatir a los delincuentes, a los que
no inscriben las armas, a los que las roban, como para evitar la desprotección,
en particular en el mundo rural, que, quiérase o no, a través de esta iniciativa
legal tendría un catastro de nuevos requisitos, cuyo cumplimiento generaría
grandes dificultades.
Por eso, señor Presidente, más allá de la intención de los
legisladores, me asaltan dos dudas muy de fondo acerca de la idea de legislar
sobre esta materia.
He dicho.
El señor LARRAÍN (Presidente).- Tiene la palabra el Senador señor Sabag.
El señor SABAG.- Señor Presidente, el proyecto lleva ya un buen tiempo en la
Comisión de Defensa y viene aprobado en general por la unanimidad de sus
miembros presentes. Asimismo, cuenta con el patrocinio del Ejecutivo, lo cual,
por supuesto, constituye un hecho bastante importante.
En lo sustantivo, pretende desincentivar la tenencia o adquisición
de armas de fuego por parte de los particulares, para intentar, entre otras
finalidades, que no terminen en manos de los delincuentes. Con el fin de
cumplir este objetivo, se restringe el uso de armas por medio del
establecimiento de mayores exigencias para su inscripción y porte.
En Chile existen 695 mil armas, entre revólveres, escopetas y
pistolas. Es decir, en promedio hay una por cada 23 habitantes, todas
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 217 de 483

DISCUSIÓN SALA

debidamente inscritas. Se desconoce el número de las ilegales. Éstas


provienen de tres fuentes: robadas, ilegalmente importadas y hechizas. Ha
sorprendido últimamente encontrar armas de grueso calibre en poder de los
delincuentes. Por ejemplo, en narcotraficantes, quienes utilizan
subametralladoras.
Debemos tener presente un hecho importante en lo que respecta
a contar con la mayor fiscalización posible, considerando que en nuestro país
ya está presente la figura del crimen organizado. De las 695 mil armas ya
señaladas, 400 mil son de defensa -tanto pistolas como revólveres-, y de
éstas, tan sólo respecto de 300 se tiene permiso para el porte. Las
restricciones que impone el proyecto alcanzan incluso a las Fuerzas Armadas,
las que han limitado sustantivamente los permisos de porte para su personal
en retiro y en actividad.
Naturalmente, votaré a favor el proyecto, porque será un estímulo
para la lucha contra la delincuencia y porque, además, permitirá regular
situaciones que en este momento carecen de normativa clara. Desde luego,
deberá ser objeto de indicaciones para mejorarlo; y si es necesario contar con
el patrocinio del Ejecutivo para presentarlas, éste les será otorgado, tal como
lo manifestó el Subsecretario del Interior, señor Correa.
He dicho.
El señor LARRAÍN (Presidente).- Ofrezco la palabra.
Ofrezco la palabra.
Cerrado el debate.
Procederemos a votar en forma electrónica.
El señor RUIZ-ESQUIDE.- Pido votación nominal, señor Presidente.
El señor LARRAÍN (Presidente).- En votación nominal la idea de legislar.
--(Durante la votación).
El señor ESPINA.- Señor Presidente, pienso que en el proyecto –he logrado
informarme de él a través del debate habido en esta Sala y del informe de la
Comisión- hay que distinguir la orientación general que, probablemente,
prevalece en muchas de sus disposiciones.
Tengo la impresión de que no podemos desaprovechar la
oportunidad de mejorar la normativa vigente sobre esta materia. Y la idea de
legislar apunta en esa dirección. Sin embargo, hay un conjunto de normas
bastante incomprensibles e impracticables. Pero no existe duda de que un país
con niveles importantes de delincuencia debe hacer un esfuerzo tendiente
tanto a la inscripción de la mayoría o de todas las armas y al seguimiento de
ellas como a sancionar a los que hoy día utilizan armas hechizas.
Tal vez hay vacíos legales que, según las explicaciones del señor
Subsecretario, contribuyen a que, cuando son descubiertas armas hechizas o
con la inscripción borrada, no se imponga la sanción correspondiente.
Creo que en lo referente al deporte de la caza existen normas que
deben perfeccionarse sustancialmente. Me da la impresión de que algunas de
ellas obstaculizan su práctica. Al respecto, cabe mencionar que menores de
edad se hallan en condiciones de competir y hoy día tienen restricciones.
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 218 de 483

DISCUSIÓN SALA

En suma, se trata de un proyecto de ley respecto del cual, aun


cuando uno pueda discrepar de muchas de sus disposiciones, el Senado no
debe desaprovechar la oportunidad de perfeccionamiento, por la vía de las
indicaciones. Por lo demás, entiendo que la Comisión lo votó sólo en general y,
por lo tanto, no le introdujo enmiendas, lo que es distinto de cuando una
iniciativa llega con modificaciones provenientes de ese trámite.
Por consiguiente, fundado en la orientación que el proyecto busca,
en la ocasión que tenemos de perfeccionar la legislación, más allá de todas las
reservas que se tengan sobre sus disposiciones, pienso que es bueno votar a
favor.
Por último, una cuestión técnica: si se rechaza la idea de legislar
respecto de esta iniciativa, irá a Comisión Mixta, por lo que se perderá la
oportunidad de perfeccionarla.
Por todas esas razones, convencido de que las ideas generales del
proyecto están bien orientadas, y obviando las reservas sobre sus
disposiciones, voto que sí.
El señor VEGA.- Señor Presidente, por estar de acuerdo con lo que plantea el
proyecto, votaré a favor de la idea de legislar. Obviamente, existen muchos
aspectos particulares que se deben corregir. Pero, a mi juicio, el problema de
la delincuencia no son las armas, sino la falta de educación, el desempleo, la
información indiscriminada que hoy se entrega mediante 500 medios de
comunicación, televisión, películas. Uno prende el televisor y lo primero que
escucha son disparos, bombazos y asesinatos.
A través de este proyecto se pretende regular el problema de la
tenencia y porte de armas, lo cual me parece legítimo, aunque esta función la
cumple muy bien la Dirección General de Movilización Nacional, que cuenta con
sesenta y tantas dependencias subordinadas y conectadas entre sí. Asimismo,
me parece adecuada la interconexión de Carabineros e Investigaciones con las
bases de datos a que se refiere la iniciativa. Todo perfecto. Estoy de acuerdo
con ello. Sin embargo, deberíamos hacer algo más concreto con respecto a la
delincuencia, cuya causa principal es la falta de educación.
Es cierto que existen organismos preocupados de ese flagelo; pero
me gustaría que en cierto momento se produjera, de alguna forma, un debate
más de fondo sobre la materia. Su control compete a Carabineros, no así su
origen.
Del mismo modo, el control de las armas es importante, pero
éstas no provienen de la delincuencia.
Voto a favor.
El señor CANESSA.- Señor Presidente, concurriré con mi voto a aprobar la
presente iniciativa legal, por cuanto la Ley sobre Control de Armas debe ser
modernizada en algunos aspectos. Y este proyecto puede ser útil para lograrlo,
si se corrigen algunas deficiencias para no convertirlo en un elemento que
desincentive la inscripción de armas de fuego y promueva, indirectamente, su
tenencia ilegal. Algunos de los acuerdos a los que se llegó en la propia
Comisión de Defensa, lo cual es positivo, van en esa dirección.
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 219 de 483

DISCUSIÓN SALA

Sin embargo, y a pesar de que respaldo la iniciativa, me parece


indispensable aclarar que el fundamento esgrimido en el mensaje que la inició
no es, evidentemente, el más acertado. Así, se señala que gran cantidad de
armas utilizadas por los delincuentes en hechos punibles provendrían del robo
de ellas a particulares. Y se sostiene que, como una manera de combatir la
delincuencia, debe restringirse y desincentivarse la adquisición de armas de
fuego por parte de la ciudadanía.
Esa premisa es, a mi juicio, equivocada.
No se puede pretender traspasar la responsabilidad de la
seguridad pública –obligación que pesa sobre el Gobierno en ejercicio- al
ciudadano, cuya arma de fuego, debidamente inscrita, puede ser sustraída en
un hecho delictivo. No es esa persona la que da facilidades al delincuente para
que se provea de armas. El problema es bastante más complejo y radica en
que, por desgracia, se está perdiendo terreno en el combate contra la
delincuencia y no se puede hacer responsable de ello al hombre común.
Es cierto que todos debemos cooperar, en la medida de nuestras
capacidades, para disminuir la comisión de delitos. Sin embargo, en esta
particular materia, ello no pasa por hacer más restrictiva la inscripción de un
arma de fuego, desincentivando de ese modo su adquisición legal.
Al reducir el número de armas en potencial riesgo de ser
sustraídas por los malhechores, no se les está limitando el acceso a esos
elementos, pues, si deben usar armas de fuego para cometer sus ilícitos,
siempre les será posible recurrir a la adquisición ilegal o a la fabricación
artesanal.
Señor Presidente, es preciso ser honestos. En el fondo, lo que se
logrará por medio de esta iniciativa, si no se le introducen las correcciones
necesarias para evitar que sus normas hagan excesivamente compleja y difícil
la inscripción de un arma de fuego, será, por un lado, fomentar la tenencia de
armas no inscritas, y, por otro, otorgar al propio delincuente la seguridad de
que, al perpetrar sus actos criminales, habrá menos posibilidad de una defensa
efectiva de parte de los afectados. En esta forma se estimula la comisión de
delitos.
Debemos ser prudentes y establecer un adecuado equilibrio entre
el efectivo control en la inscripción y tenencia de armas de fuego, y la
posibilidad de que las personas recurran de manera legal a un eficaz medio de
defensa para ellas y sus familias.
Cada cierto tiempo, los cuerpos legales deben ser objeto de las
correspondientes modificaciones, a fin de ir adaptándolos a la realidad que
impera en la sociedad donde se aplican. Mi voluntad de aprobar este proyecto
va en esa dirección: corregir la Ley sobre Control de Armas en todo aquello
que sea indispensable para su eficiente aplicación. Pero no es mi propósito
consagrar normas que, en definitiva, devenguen en más inseguridad para la
población al restringir indebidamente el acceso controlado a la adquisición e
inscripción de armas de fuego.
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 220 de 483

DISCUSIÓN SALA

En ese entendido aprobaré el texto propuesto. Y anuncio que en


su discusión particular formularé las indicaciones necesarias para lograr el
objetivo señalado.
Voto a favor de la idea de legislar.
El señor HOFFMANN (Secretario).- ¿Algún señor Senador no ha emitido su
voto?
El señor LARRAÍN (Presidente).- Terminada la votación.
--Se aprueba en general el proyecto (33 votos contra 2 y
una abstención), cumpliéndose con el quórum constitucional exigido.
Votaron por la afirmativa los señores Arancibia, Boeninger,
Bombal, Canessa, Cantero, Cordero, Chadwick, Espina, Fernández, Flores,
Foxley, Frei (doña Carmen), Frei (don Eduardo), Gazmuri, Horvath, Martínez,
Matthei, Moreno, Muñoz Barra, Naranjo, Novoa, Núñez, Páez, Parra, Pizarro,
Ruiz (don José), Ruiz-Esquide, Sabag, Stange, Vega, Viera-Gallo, Zaldívar (don
Adolfo) y Zaldívar (don Andrés).
Votaron por la negativa los señores Coloma y Prokurica.
Se abstuvo el señor Larraín.
El señor LARRAÍN (Presidente).- Debe fijarse plazo para la formulación de
indicaciones.
El señor MARTÍNEZ.- Sugiero hasta septiembre, señor Presidente.
El señor CORDERO.- Que sea el más amplio posible.
El señor LARRAÍN (Presidente).- ¿Habría acuerdo para fijarlo hasta el 6 de
septiembre, a las 12?
--Así se acuerda.
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 221 de 483

BOLETÍN INDICACIONES

2.3. Boletín Indicaciones.


Senado. Fecha 06 de septiembre, 2004. Indicaciones de parlamentarios.

INDICACIONES FORMULADAS DURANTE LA DISCUSIÓN GENERAL DEL


PROYECTO QUE MODIFICA LA LEY Nº 17.798, SOBRE CONTROL DE
ARMAS, CON OBJETO DE ESTABLECER MAYORES EXIGENCIAS PARA
INSCRIBIR UN ARMA Y PROHIBIR EL PORTE DE LA MISMA, ENTRE
OTRAS MODIFICACIONES.

BOLETÍN Nº 2219-02
INDICACIONES
06.09.04
ARTÍCULO 1º
Nº 2)
letra b)

1.- De los Honorables Senadores señores Cantero, Fernández y Prokurika, y


2.- señor Zaldívar (don Adolfo), para sustituir la letra g) propuesta por la
siguiente:

“g) Las instalaciones destinadas a la fabricación, armaduría,


prueba, almacenamiento o depósito de estos elementos.”.

3.- De los Honorables Senadores señores Chadwick, Coloma y Novoa, y 4.-


señores Horvath y Prokurika, para reemplazar la letra g) propuesta por la
siguiente:

“g) Las instalaciones destinadas a la fabricación, armaduría,


prueba, almacenamiento o depósito de estos elementos, y los polígonos de tiro
privados abiertos al público.”.

Nº 3)
letra c)

5.- De los Honorables Senadores señores Chadwick, Coloma y Novoa, y 6.-


señores Horvath y Prokurika, para sustituir la frase “armas modificadas
respecto de su condición original” por “armas transformadas respecto de su
condición original”.

Nº 5)

7.- De S.E. el Presidente de la República, para reemplazar su


encabezamiento por el siguiente:
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 222 de 483

BOLETÍN INDICACIONES

“5) Agréganse, en el artículo 5º, los siguientes incisos quinto,


sexto, séptimo, octavo, noveno, décimo, undécimo y duodécimo, nuevos:”.

8.- De S.E. el Presidente de la República, para agregar, a continuación de su


encabezamiento, los siguientes incisos nuevos:

“El cumplimiento de lo dispuesto en el inciso tercero podrá ser


verificado exclusivamente por las autoridades fiscalizadoras, dentro de su
respectiva jurisdicción, y por los funcionarios de Carabineros de Chile, quienes
deberán exhibir una orden escrita expedida por el Comisario a cuya jurisdicción
corresponda el lugar autorizado para mantener el arma.

Esta diligencia sólo podrá realizarse entre las ocho y las veintidós
horas y no requerirá de aviso previo. La fiscalización referida no facultará a
quien la practique para ingresar al domicilio del fiscalizado.

El poseedor o tenedor estará obligado a exhibir el arma,


presumiéndose que ésta no se encuentra en el lugar autorizado, en caso de
negativa de aquél a enseñarla. Si el arma no es exhibida, se lo denunciará, a
fin de que se investigue la eventual comisión de alguno de los delitos previstos
en los artículos 11 ó 14 A. Sin perjuicio de lo anterior, si el poseedor o tenedor
no es habido, no podrá practicarse la fiscalización.”.

9.- Del Honorable Senador señor Canessa, para sustituir, en el segundo de


los incisos propuestos, la expresión “dos veces” por “cuatro veces”.

10.- Del Honorable Senador señor Stange, para reemplazar el cuarto inciso
propuesto por el siguiente:

“Las personas que se encuentren registradas como deportistas o


cazadores, podrán transportar las armas que utilicen con ocasión de tales
finalidades.”.

11.- De los Honorable Senadores señores Chadwick, Coloma y Novoa, y 12.-


señores Horvath y Prokurika, para suprimir los tres últimos incisos propuestos.

13.- De los Honorables Senadores señores Cantero, Fernández y Prokurika, y


14.- señor Zaldívar (don Adolfo), para reemplazar el tercer inciso propuesto
por el siguiente:

“El porte, uso y transporte de las armas que utilicen los


deportistas o cazadores deportivos o profesionales, no se regirán por las
normas de esta ley, salvo en lo que respecta a su inscripción.”.

15.- De los Honorables Senadores señores Cantero, Fernández y Prokurika, y


16.- señor Zaldívar (don Adolfo), para suprimir el cuarto inciso propuesto.
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 223 de 483

BOLETÍN INDICACIONES

17.- Del Honorable Senador señor Stange, para sustituir el último inciso
propuesto por el siguiente:

“Cualquiera de los herederos deberá comunicar a la autoridad


fiscalizadora, dentro del plazo de 30 días siguientes, al fallecimiento de un
poseedor o tenedor de una o varias armas de fuego, la identidad y domicilio de
quien asumirá la responsabilidad de la custodia de ellas, hasta la adjudicación
final de las mismas.”.

18.- De los Honorables Senadores señores Cantero, Fernández y Prokurika, y


19.- señor Zaldívar (don Adolfo), para suprimir las dos últimas oraciones del
inciso final propuesto.

20.- Del Honorable Senador señor Canessa, para sustituir las dos oraciones
finales del último inciso propuesto por las siguientes: “En todo caso, la
adjudicación, cesión o transferencia deberá efectuarse dentro del plazo de
ciento ochenta días, contado a partir de la fecha de la mencionada
comunicación, prorrogable por una sola vez, por igual período. Si transcurrido
el plazo, o su prórroga, el o los herederos acreditan ante la respectiva
autoridad contralora, que por hechos no imputables a el o ellos se ha hecho
imposible efectuar la adjudicación, cesión o transferencia, podrá, la referida
autoridad otorgar un plazo adicional para la realización de dichos actos. En
caso que por culpa de el o los herederos se infrinja lo dispuesto en esta norma,
se aplicará una sanción por la autoridad contralora correspondiente a una
multa de cinco a diez unidades tributarias mensuales.”.

Nº 6)

21.- Del Honorable Senador señor Stange, para reemplazar el


encabezamiento del artículo 5º A propuesto por el siguiente:

“Artículo 5º A.- Las autoridades señaladas en el artículo 4º sólo


permitirán la inscripción de armas cuando su poseedor o tenedor cumpla los
siguientes requisitos:”.

letra a)

22.- De los Honorables Senadores señores Cantero, Fernández y Prokurika, y


23.- señor Zaldívar (don Adolfo), para sustituir el punto y coma (;) por un
punto (.) seguido, agregando la siguiente oración: “Se exceptúan de este
requisito los menores de edad que se encuentren registrados como deportistas
o cazadores, para el solo efecto del desarrollo de dichas actividades. En este
caso, el uso de las armas deberá ser supervisado por una persona mayor de
edad.”.
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 224 de 483

BOLETÍN INDICACIONES

letra c)

24.- De los Honorables Senadores señores Chadwick, Coloma y Novoa, 25.-


señores Horvath y Prokurika, 26.- señor Canessa, 27.- señores Cantero,
Fernández y Prokurika, y 28.- señor Zaldívar (don Adolfo), para suprimirla.

29.- De los Honorables Senadores señores Chadwick, Coloma y Novoa, y 30.-


señores Horvath y Prokurika, en subsidio de sus indicaciones Nos 24 y 25,
para reemplazarla por la siguiente:

“c) Un certificado médico que acredite que tiene una aptitud física
y psíquica compatible con el uso de armas.

Se entenderá que cumple este requisito el que sea titular de una


licencia para conducir vehículos motorizados que se encuentre vigente.”.

31.- Del Honorable Senador señor Canessa, en subsidio de su indicación Nº


26, para sustituirla por la siguiente:

“c) Poseer la aptitud física y psíquica compatible con el uso de


armas, la cual se acreditará con el correspondiente certificado médico.”.

32.- De S.E. el Presidente de la República, para reemplazarla por la


siguiente:

“c) Haber aprobado un examen que demuestre que tiene los


conocimientos necesarios sobre conservación, mantenimiento y manejo del
arma que se pretende inscribir, y acreditar, en la forma que establece el
Reglamento, que no se encuentra afectado por alguna incapacidad física o
psíquica que sea incompatible con el uso de armas.”.

33.- Del Honorable Senador señor Stange, para sustituirla por la siguiente:

“c) Tener medios de subsistencia conocidos y tributables, en su


caso.”.

letra d)

34.- De S.E. el Presidente de la República, para reemplazarla por la


siguiente:

“d) No hallarse condenado por crimen o simple delito, lo que se


acreditará con el respectivo certificado de antecedentes.”.

35.- De los Honorables Senadores señores Chadwick, Coloma y Novoa, y 36.-


señores Horvath y Prokurika, para sustituirla por la siguiente:
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 225 de 483

BOLETÍN INDICACIONES

“d) No haber sido condenado a pena aflictiva o por crimen o


simple delito contra la vida o la integridad de las personas, o por crimen o
simple delito contra la propiedad cometido con armas.”.

37.- De S.E. el Presidente de la República, para intercalar, a continuación de


la letra d), la siguiente, nueva:

“…) No haber sido dictado a su respecto auto de apertura del


juicio oral. Para estos efectos, los jueces de garantía deberán comunicar
mensualmente a la Dirección General de Movilización Nacional las personas
respecto de las cuales se hubiere dictado dicha resolución.”.

38.- De los Honorables Senadores señores Chadwick, Coloma y Novoa, y 39.-


señores Horvath y Prokurika, para intercalar, a continuación de la letra e), el
siguiente inciso nuevo:

“El cumplimiento de los requisitos establecidos en las letras d) y


e) se acreditará con el respectivo certificado de antecedentes emitido por el
Servicio de Registro Civil e Identificación.”.

ºººº

40.- De los Honorables Senadores señores Chadwick, Coloma y Novoa, 41.-


señores Horvath y Prokurika, 42.- señor Canessa, 43.- señores Cantero,
Fernández y Prokurika, y 44.- señor Zaldívar (don Adolfo), para suprimir los
incisos segundo y tercero del artículo propuesto.

45.- Del Honorable Senador señor Stange, para adecuarse las letras que se
mencionan en el inciso segundo en la siguiente forma: La referencia a la letra
c) debe entenderse hecha a la letra d); la referencia a la letra d) debe
entenderse a la letra e) y la letra e) debe entenderse a la letra f).

46.- Del Honorable Senador señor Stange, para suprimir el inciso tercero del
artículo propuesto.

47.- De S.E. el Presidente de la República, para reemplazar el inciso tercero


del artículo propuesto por el siguiente:

“El poseedor o tenedor de un arma inscrita deberá acreditar cada


seis años su aptitud física y psíquica para la tenencia y el uso de armas,
conforme a lo dispuesto en la letra c) de este artículo. Con todo, se presumirán
dichas aptitudes respecto de quien posea licencia para conducir vehículos
motorizados, expedida por la autoridad competente, y mientras ésta se
encuentre vigente.”.
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 226 de 483

BOLETÍN INDICACIONES

48.- Del Honorable Senador señor Canessa, para sustituir el inciso tercero
por el siguiente:

“El poseedor o tenedor de un arma inscrita deberá, cada siete


año, acreditar, de la misma manera dispuesta en la letra c) de este artículo
que mantiene la aptitud física y psíquica para la tenencia y uso de armas.”.

49.- De los Honorables Senadores señores Chadwick, Coloma y Novoa, y 50.-


señores Horvath y Prokurika, para reemplazar el inciso cuarto del artículo
propuesto por el siguiente:

“Si el poseedor o tenedor de un arma inscrita es condenado por


crimen o simple delito de aquéllos que señala la letra d), o es sancionado en
los procesos a que se refiere la letra e), la Dirección General de Movilización
Nacional deberá proceder a cancelar la respectiva inscripción, reemplazándola
por una nueva a nombre de la persona que el poseedor o tenedor original
señale y que cuente con autorización para la posesión o tenencia de armas.”.

51.- Del Honorable Senador señor Canessa, para suprimir, en el inciso


cuarto, la frase “pierde las aptitudes consignadas en la letra c) o”.

ºººº

52.- De S.E. el Presidente de la República, para agregar el siguiente inciso


nuevo:

“Para los efectos indicados en el inciso anterior, dentro de los


cinco primeros días de cada mes, el Registro Nacional de Conductores de
Vehículos Motorizados deberá comunicar a la Dirección General de Movilización
Nacional las cancelaciones de licencia de conducir que se practicaren durante
dicho período.”.

ºººº

Nº 7)

53.- De los Honorables Senadores señores Chadwick, Coloma y Novoa, y 54.-


señores Horvath y Prokurika, para sustituir el inciso tercero del artículo
propuesto por el siguiente:

“Están exceptuados de esta prohibición el personal señalado en el


inciso cuarto del artículo 3º, en conformidad a lo que disponga la
reglamentación institucional respectiva, y los aspirantes a oficiales de
Carabineros y de la Policía de Investigaciones que cursen tercer año de las
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 227 de 483

BOLETÍN INDICACIONES

Escuelas de Carabineros y de Investigaciones Policiales, durante la realización


de las respectivas prácticas policiales.”.

55.- Del Honorable Senador señor Canessa, para suprimir en el inciso tercero
la frase “respecto de su arma de servicio, sin perjuicio de lo que disponga la
reglamentación institucional respectiva,”.

56.- De los Honorables Senadores señores Chadwick, Coloma y Novoa, y 57.-


señores Horvath y Prokurika, para reemplazar el inciso cuarto por el siguiente:

“Se exceptúan también los deportistas, los cazadores y los


vigilantes privados que sean autorizados por la autoridad contralor ay que
cumplan con los requisitos señalados en el reglamento. Tendrán la calidad de
cazadores aquéllos que cuenten con permiso de caza al día otorgado por el
Servicio Agrícola y Ganadero y por deportistas los que se encuentren
debidamente inscritos en clubes afiliados a federaciones cuyos socios utilicen
armas como implementos deportivos. Estas autorizaciones no constituyen
permiso de porte de armas y sólo habilitan para transportar y utilizar armas en
las actividades indicadas.”.

Nº 8)
letra b)

58.- De los Honorables Senadores señores Chadwick, Coloma y Novoa, para


sustituir la frase “y las empresas que contraten vigilancia privada” por “y las
empresas que presten servicios de vigilancia privada o aquéllas que posean
vigilantes privados”.

59.- De los Honorables Senadores señores Horvath y Prokurika, para


reemplazar la frase “y las empresas que contraten vigilancia privada” por “y las
empresas que presten servicios de vigilancia privada”.

Nº 9)
letra b)

60.- De los Honorables Senadores señores Chadwick, Coloma y Novoa, y 61.-


señores Horvath y Prokurika, para suprimirla.

letra c)

62.- De los Honorables Senadores señores Chadwick, Coloma y Novoa, y 63.-


señores Horvath y Prokurika, para suprimirla.

Nº 10)
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 228 de 483

BOLETÍN INDICACIONES

64.- De los Honorables Senadores señores Cantero, Fernández y Prokurika, y


65.- señor Zaldívar (don Adolfo), para suprimir los numerales 1º y 2º del
artículo propuesto.

66.- De los Honorables Senadores señores Chadwick, Coloma y Novoa, y 67.-


señores Horvath y Prokurika, para sustituir el numeral 4º del artículo
propuesto por el siguiente:

“4º El que, estando autorizado para vender municiones o


cartuchos, omitiere maliciosamente registrar la venta con la individualización
completa del comprador y del arma respectiva, para facilitar que el comprador
eluda el cumplimiento de las normas de esta ley.”.

68.- De los Honorables Senadores señores Chadwick, Coloma y Novoa, para


consultar el siguiente inciso nuevo:

“Las facultades concedidas al juez en el inciso segundo del artículo


9º, de aplicar una multa del monto señalado o bien sobreseer definitivamente
o dictar sentencia absolutoria, será aplicable a la presente disposición.”.

Nº 11)
letra c)

69.- De los Honorables Senadores señores Chadwick, Coloma y Novoa, y 70.-


señores Horvath y Prokurika, para suprimirla.

letra d)

71.- De los Honorables Senadores señores Chadwick, Coloma y Novoa, y 72.-


señores Horvath y Prokurika, para reemplazarla por la siguiente:

“d) Reemplázase, en el inciso cuarto, la frase “cincuenta a


quinientos ingresos mínimos” por “cincuenta a mil quinientas unidades
tributarias mensuales”.
Nº 12)
letra b)

73.- De los Honorables Senadores señores Chadwick, Coloma y Novoa, y 74.-


señores Horvath y Prokurika, para suprimirla.

75.- De los Honorables Senadores señores Cantero, Fernández y Prokurika, y


76.- señor Zaldívar (don Adolfo), para agregarle la siguiente oración final: “Si,
además de las circunstancias o antecedentes referidos, consta en el proceso la
conducta anterior irreprochable del inculpado, el tribunal podrá aplicar una
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 229 de 483

BOLETÍN INDICACIONES

multa de hasta diez unidades tributarias mensuales o dictar sentencia


absolutoria.”.

Nº 15)
letra a)

77.- De S.E. el Presidente de la República, para reemplazar la palabra


“cincuenta” por “cien”.

letra b)

78.- De los Honorables Senadores señores Chadwick, Coloma y Novoa, 79.-


señores Horvath y Prokurika, 80.- señores Cantero, Fernández y Prokurika, y
81.- señor Zaldívar (don Adolfo), para suprimirla.

Nº 16)

82.- De los Honorables Senadores señores Chadwick, Coloma y Novoa, y 83.-


señores Horvath y Prokurika, para sustituirlo por el siguiente:

“16.- Reemplázase el artículo 14 C por el siguiente:

“Artículo 14 C.- En los delitos previstos en los artículo 9º y 13, y


en la falta establecida en el artículo 14 A, constituye circunstancia eximente la
entrega voluntaria de las armas o elementos, o la comunicación de su pérdida
o extravío, a las autoridades señaladas en el artículo 1º, sin que haya mediado
actuación policial, judicial o del Ministerio Público de ninguna especie.”.”.

Nº 17)

84.- De los Honorables Senadores señores Chadwick, Coloma y Novoa, y 85.-


señores Horvath y Prokurika, para suprimirlo.

86.- De los Honorables Senadores señores Chadwick, Coloma y Novoa, y 87.-


señores Horvath y Prokurika, en subsidio de sus indicaciones Nos 82 y 83,
para reemplazarlo por el siguiente:

“17) Sustitúyese el inciso cuarto del artículo 16 por el siguiente:

“Sin perjuicio de lo anterior y de las facultades de supervigilancia


y control de las armas que corresponden al Ministerio encargado de la Defensa
Nacional o a organismos de su dependencia, el Ministerio Público estará
interconectado con la base de datos sobre inscripciones y registro de armas
que debe mantener la Dirección Nacional de Movilización Nacional. Sólo
tendrán acceso a ella los fiscales del Ministerio Público. El reglamento fijará las
normas con arreglo a las cuales se consultará dicha base de datos debiendo,
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 230 de 483

BOLETÍN INDICACIONES

en todo caso, registrarse dicha consulta y resguardarse la reserva de los


antecedentes contenidos en aquélla.”.”.

88.- Del Honorable Senador señor Canessa, para reemplazar la denominación


“Dirección Nacional de Movilización Nacional” por “Dirección General de
Movilización Nacional”.

Nº 18)

89.- De los Honorables Senadores señores Chadwick, Coloma y Novoa, y 90.-


señores Horvath y Prokurika, para suprimirlo.

91.- De los Honorables Senadores señores Chadwick, Coloma y Novoa, y 92.-


señores Horvath y Prokurika, en subsidio de sus indicaciones Nos 89 y 90,
para reemplazar el artículo propuesto por el siguiente:

“Artículo 17 A.- El empleado público que violare o consintiere en


que otro violare la obligación de reserva de la información contenida en la base
de datos a que se refiere el inciso final del artículo 16 será sancionado con la
pena de reclusión menor en su grado máximo a reclusión mayor en su grado
mínimo y con la inhabilitación absoluta temporal en su grado medio a perpetua
para ejercer cargos y oficios públicos.

El funcionario que utilizare la información contenida en dicha base


de datos en beneficio propio o ajeno, en perjuicio de alguna persona, autoridad
u organismo, o para ejercer presiones o amenazas, será sancionado con la
pena de reclusión mayor en sus grados mínimo a máximo y con la
inhabilitación absoluta y perpetua para ejercer cargos públicos.”.

Nº 19)
letra a)

93.- De los Honorables Senadores señores Chadwick, Coloma y Novoa, y 94.-


señores Horvath y Prokurika, para sustituir en el párrafo nuevo propuesto la
palabra “modificadas” por “transformadas”.

Nº 22)

95.- De los Honorables Senadores señores Chadwick, Coloma y Novoa, y 96.-


señores Horvath y Prokurika, para reemplazar el párrafo nuevo propuesto por
el siguiente:

“Además, difundirá las disposiciones de esta ley a través de los


medios de comunicación, de acuerdo a sus disponibilidades presupuestarias.”.
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 231 de 483

BOLETÍN INDICACIONES

Nº 23

97.- De los Honorables Senadores señores Cantero, Fernández y Prokurika,


98.- señor Zaldívar (don Adolfo), 99.- señores Chadwick, Coloma y Novoa, y
100.- señores Horvath y Prokurika, para sustituirlo por el siguiente:

“23) Deróganse el artículo 25 y el inciso tercero del artículo 26.”.

ARTÍCULO 1º TRANSITORIO

101.- De los Honorables Senadores señores Chadwick, Coloma y Novoa, y


102.- señores Horvath y Prokurika, para reemplazarlo por el siguiente:

“Artículo 1º transitorio.- Las personas que, con anterioridad a la


fecha de publicación de esta ley, posean o tengan un arma de fuego inscrita a
nombre de un tercero, podrán inscribirla a su nombre hasta el último día hábil
del cuarto mes siguiente a la fecha de su entrada en vigencia, sin estar
obligadas, durante dicho plazo, al pago de la tasa de derechos correspondiente
a la solicitud de inscripción ni a la transferencia respectiva, a que hace
referencia el artículo 26.

Dentro del mismo plazo y condiciones señaladas en el inciso


precedente, las personas que, con anterioridad a la fecha de publicación de
esta ley, posean o tengan un arma de fuego inscrita a su nombre en un bien
raíz diferente al declarado en la inscripción, podrán rectificar e lugar de su
residencia o sitio de trabajo.

Asimismo, las personas que hubieren perdido o extraviado un


arma inscrita a su nombre, omitiendo comunicar esta circunstancia a la
autoridad indicada en el artículo 4º, podrán, dentro del plazo y condiciones
referidas, efectuar dicha comunicación a las autoridades señaladas o ante
Carabineros de Chile o la Policía de Investigaciones, aplicándose en tal caso lo
dispuesto en el párrafo segundo del inciso segundo del artículo 14 A.”.

103.- Del Honorable Senador señor Stange, para sustituirlo por el siguiente:

“Artículo 1º transitorio.- Con el objeto de regularizar la posesión o


tenencia de armas, mediante la inscripción respectiva, cada interesado deberá
recurrir a la autoridad correspondiente, en un plazo de 60 días, contados desde
la vigencia de la presente ley. Actuando de este modo no será necesario
demostrar la procedencia del o las armas y podrá también declarar la pérdida o
extravío de una o más armas que estaban inscritas a su nombre. Vendido este
plazo, el infractor a este catastro, será sancionado con pena de multa de 1 a 5
Unidades Tributarias Mensuales.
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 232 de 483

BOLETÍN INDICACIONES

Cualquier pérdida o extravío, que se denuncie después de los 60


días de ocurrido éste, será sancionado con reclusión menor en cualquiera de
sus grados.

Las personas que se acojan a las normas anteriores no estarán


obligadas al pago de la tasa de derechos correspondiente a la solicitud de
inscripción ni a la transferencia respectiva, a que hace referencia el artículo
26.”.

104.- Del Honorable Senador señor Canessa, para reemplazar, en su inciso


primero, la expresión “cuarto mes” por “octavo mes”.

105.- De los Honorables Senadores señores Cantero, Fernández y Prokurika, y


106.- señor Zaldívar (don Adolfo), para suprimir la oración final del inciso
primero.

107.- De S.E. el Presidente de la República, para sustituir, en la frase final del


inciso primero, la expresión “a), b), d) y e)” por “a), b), d), e) y f)”.

108.- De los Honorables Senadores señores Canessa, 109.- señores Cantero,


Fernández y Prokurika, y 110.- señor Zaldívar (don Adolfo), para suprimir el
inciso segundo.

111.- Del Honorable Senador señor Canessa, en subsidio de su indicación Nº


105, para reemplazar el inciso segundo por el siguiente:

“El requisito contemplado en la letra c) del artículo 5º A,


tratándose de personas que tuvieren un arma ya inscrita a su nombre, deberá
ser cumplido al séptimo año desde la entrada en vigencia de esta ley. Respecto
de las personas cuya arma no estuviere inscrita, deberán acreditar el
cumplimiento de los requisitos de la referida letra c) una vez inscrita el arma a
su nombre, y dentro del plazo de doce meses contados a partir de la entrada
en vigencia de esta ley.”.

ARTÍCULO 2º TRANSITORIO

112.- Del Honorable Senador señor Stange, para sustituirlo por el siguiente:

“Artículo 2º transitorio.- Facúltase al Presidente de la República


para que dentro del plazo de ciento ochenta días, contados desde la fecha de
promulgación de esta ley, fije el texto refundido y actualizado de la ley Nº
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 233 de 483

BOLETÍN INDICACIONES

17.798 sobre Control de Armas, conteniendo las normas introducidas y


modificadas en esta oportunidad.

Esta ley entrará en vigencia ciento ochenta días después de la


publicación en el Diario Oficial, del texto refundido y actualizado a que se
refiere anteriormente.”.

113.- De los Honorables Senadores señores Cantero, Fernández y Prokurika, y


114.- señor Zaldívar (don Adolfo), para agregar el siguiente artículo transitorio
nuevo:

“Artículo…- transitorio.- Los requisitos establecidos en el artículo


5º A para la inscripción de un arma, sólo regirán para las personas que las
adquieran con posterioridad a la entrada en vigencia de esta ley.”.

De S.E. el Presidente de la República, para agregar los siguientes


artículos transitorios nuevos:

115.- “Artículo … transitorio.- Las personas que a la fecha de


publicación de esta ley posean o tengan armas de fuego inscritas, no estarán
sujetas al cumplimiento del requisito establecido en el inciso tercero del
artículo 5° A.

Sin perjuicio de lo establecido en el inciso anterior, los


actuales poseedores deberán sujetarse a lo dispuesto en la norma señalada,
desde la fecha en que cumplan 65 años de edad.”.

116.- “Artículo … transitorio.- Para los efectos de lo dispuesto en


la letra e) del artículo 5° A y respecto de las normas contempladas en el
Código de Procedimiento Penal, se entiende que no cumple con el requisito allí
establecido, quien se hallare procesado por crimen o simple delito,
circunstancia que será acreditada con el certificado de antecedentes
respectivo.”.

ARTÍCULO 3º TRANSITORIO

117.- Del Honorable Senador señor Stange, para suprimirlo.


Historia de la Ley Nº 20.014 Página 234 de 483

BOLETÍN INDICACIONES

2.4. Boletín Indicaciones.


Senado. Fecha 13 de septiembre, 2004. Indicaciones de parlamentarios.

INDICACIONES FORMULADAS DURANTE LA DISCUSIÓN GENERAL DEL


PROYECTO QUE MODIFICA LA LEY Nº 17.798, SOBRE CONTROL DE
ARMAS, CON OBJETO DE ESTABLECER MAYORES EXIGENCIAS PARA
INSCRIBIR UN ARMA Y PROHIBIR EL PORTE DE LA MISMA, ENTRE
OTRAS MODIFICACIONES.

BOLETÍN Nº 2219-02
INDICACIONES
13.09.04
ARTÍCULO 1º
Nº 2)
letra b)

1.- De los Honorables Senadores señores Cantero, Fernández y Prokurica, y


2.- señor Zaldívar (don Adolfo), para sustituir la letra g) propuesta por la
siguiente:

“g) Las instalaciones destinadas a la fabricación, armaduría,


prueba, almacenamiento o depósito de estos elementos.”.

3.- De los Honorables Senadores señores Chadwick, Coloma y Novoa, y 4.-


señores Horvath y Prokurica, para reemplazar la letra g) propuesta por la
siguiente:

“g) Las instalaciones destinadas a la fabricación, armaduría,


prueba, almacenamiento o depósito de estos elementos, y los polígonos de tiro
privados abiertos al público.”.

Nº 3)
letra c)

5.- De los Honorables Senadores señores Chadwick, Coloma y Novoa, y 6.-


señores Horvath y Prokurica, para sustituir la frase “armas modificadas
respecto de su condición original” por “armas transformadas respecto de su
condición original”.

Nº 5)

7.- De S.E. el Presidente de la República, para reemplazar su


encabezamiento por el siguiente:
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 235 de 483

BOLETÍN INDICACIONES

“5) Agréganse, en el artículo 5º, los siguientes incisos quinto,


sexto, séptimo, octavo, noveno, décimo, undécimo y duodécimo, nuevos:”.

8.- De S.E. el Presidente de la República, para agregar, a continuación de su


encabezamiento, los siguientes incisos nuevos:

“El cumplimiento de lo dispuesto en el inciso tercero podrá ser


verificado exclusivamente por las autoridades fiscalizadoras, dentro de su
respectiva jurisdicción, y por los funcionarios de Carabineros de Chile, quienes
deberán exhibir una orden escrita expedida por el Comisario a cuya jurisdicción
corresponda el lugar autorizado para mantener el arma.

Esta diligencia sólo podrá realizarse entre las ocho y las veintidós
horas y no requerirá de aviso previo. La fiscalización referida no facultará a
quien la practique para ingresar al domicilio del fiscalizado.

El poseedor o tenedor estará obligado a exhibir el arma,


presumiéndose que ésta no se encuentra en el lugar autorizado, en caso de
negativa de aquél a enseñarla. Si el arma no es exhibida, se lo denunciará, a
fin de que se investigue la eventual comisión de alguno de los delitos previstos
en los artículos 11 ó 14 A. Sin perjuicio de lo anterior, si el poseedor o tenedor
no es habido, no podrá practicarse la fiscalización.”.

9.- Del Honorable Senador señor Canessa, para sustituir, en el segundo de


los incisos propuestos, la expresión “dos veces” por “cuatro veces”.

10.- Del Honorable Senador señor Stange, para reemplazar el cuarto inciso
propuesto por el siguiente:

“Las personas que se encuentren registradas como deportistas o


cazadores, podrán transportar las armas que utilicen con ocasión de tales
finalidades.”.

11.- De los Honorable Senadores señores Chadwick, Coloma y Novoa, y 12.-


señores Horvath y Prokurica, para suprimir los tres últimos incisos propuestos.

13.- De los Honorables Senadores señores Cantero, Fernández y Prokurica, y


14.- señor Zaldívar (don Adolfo), para reemplazar el tercer inciso propuesto
por el siguiente:

“El porte, uso y transporte de las armas que utilicen los


deportistas o cazadores deportivos o profesionales, no se regirán por las
normas de esta ley, salvo en lo que respecta a su inscripción.”.

15.- De los Honorables Senadores señores Cantero, Fernández y Prokurica, y


16.- señor Zaldívar (don Adolfo), para suprimir el cuarto inciso propuesto.
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 236 de 483

BOLETÍN INDICACIONES

17.- Del Honorable Senador señor Stange, para sustituir el último inciso
propuesto por el siguiente:

“Cualquiera de los herederos deberá comunicar a la autoridad


fiscalizadora, dentro del plazo de 30 días siguientes, al fallecimiento de un
poseedor o tenedor de una o varias armas de fuego, la identidad y domicilio de
quien asumirá la responsabilidad de la custodia de ellas, hasta la adjudicación
final de las mismas.”.

18.- De los Honorables Senadores señores Cantero, Fernández y Prokurica, y


19.- señor Zaldívar (don Adolfo), para suprimir las dos últimas oraciones del
inciso final propuesto.

20.- Del Honorable Senador señor Canessa, para sustituir las dos oraciones
finales del último inciso propuesto por las siguientes: “En todo caso, la
adjudicación, cesión o transferencia deberá efectuarse dentro del plazo de
ciento ochenta días, contado a partir de la fecha de la mencionada
comunicación, prorrogable por una sola vez, por igual período. Si transcurrido
el plazo, o su prórroga, el o los herederos acreditan ante la respectiva
autoridad contralora, que por hechos no imputables a el o ellos se ha hecho
imposible efectuar la adjudicación, cesión o transferencia, podrá, la referida
autoridad otorgar un plazo adicional para la realización de dichos actos. En
caso que por culpa de el o los herederos se infrinja lo dispuesto en esta norma,
se aplicará una sanción por la autoridad contralora correspondiente a una
multa de cinco a diez unidades tributarias mensuales.”.

Nº 6)

21.- Del Honorable Senador señor Stange, para reemplazar el


encabezamiento del artículo 5º A propuesto por el siguiente:

“Artículo 5º A.- Las autoridades señaladas en el artículo 4º sólo


permitirán la inscripción de armas cuando su poseedor o tenedor cumpla los
siguientes requisitos:”.

letra a)

22.- De los Honorables Senadores señores Cantero, Fernández y Prokurica, y


23.- señor Zaldívar (don Adolfo), para sustituir el punto y coma (;) por un
punto (.) seguido, agregando la siguiente oración: “Se exceptúan de este
requisito los menores de edad que se encuentren registrados como deportistas
o cazadores, para el solo efecto del desarrollo de dichas actividades. En este
caso, el uso de las armas deberá ser supervisado por una persona mayor de
edad.”.
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 237 de 483

BOLETÍN INDICACIONES

letra c)

24.- De los Honorables Senadores señores Chadwick, Coloma y Novoa, 25.-


señores Horvath y Prokurica, 26.- señor Canessa, 27.- señores Cantero,
Fernández y Prokurica, 28.- señor Zaldívar (don Adolfo), y 29.- señor Vargas,
para suprimirla.

30.- De los Honorables Senadores señores Chadwick, Coloma y Novoa, y 31.-


señores Horvath y Prokurica, en subsidio de sus indicaciones Nos 24 y 25,
para reemplazarla por la siguiente:

“c) Un certificado médico que acredite que tiene una aptitud física
y psíquica compatible con el uso de armas.

Se entenderá que cumple este requisito el que sea titular de una


licencia para conducir vehículos motorizados que se encuentre vigente.”.

32.- Del Honorable Senador señor Canessa, en subsidio de su indicación Nº


26, para sustituirla por la siguiente:

“c) Poseer la aptitud física y psíquica compatible con el uso de


armas, la cual se acreditará con el correspondiente certificado médico.”.

33.- De S.E. el Presidente de la República, para reemplazarla por la


siguiente:

“c) Haber aprobado un examen que demuestre que tiene los


conocimientos necesarios sobre conservación, mantenimiento y manejo del
arma que se pretende inscribir, y acreditar, en la forma que establece el
Reglamento, que no se encuentra afectado por alguna incapacidad física o
psíquica que sea incompatible con el uso de armas.”.

34.- Del Honorable Senador señor Stange, para sustituirla por la siguiente:

“c) Tener medios de subsistencia conocidos y tributables, en su


caso.”.

letra d)

35.- De S.E. el Presidente de la República, para reemplazarla por la


siguiente:

“d) No hallarse condenado por crimen o simple delito, lo que se


acreditará con el respectivo certificado de antecedentes.”.
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 238 de 483

BOLETÍN INDICACIONES

36.- De los Honorables Senadores señores Chadwick, Coloma y Novoa, y 37.-


señores Horvath y Prokurica, para sustituirla por la siguiente:

“d) No haber sido condenado a pena aflictiva o por crimen o


simple delito contra la vida o la integridad de las personas, o por crimen o
simple delito contra la propiedad cometido con armas.”.

ºººº

38.- De S.E. el Presidente de la República, para intercalar, a continuación de


la letra d), la siguiente, nueva:

“…) No haber sido dictado a su respecto auto de apertura del


juicio oral. Para estos efectos, los jueces de garantía deberán comunicar
mensualmente a la Dirección General de Movilización Nacional las personas
respecto de las cuales se hubiere dictado dicha resolución.”.

ºººº

39.- De los Honorables Senadores señores Chadwick, Coloma y Novoa, y 40.-


señores Horvath y Prokurica, para intercalar, a continuación de la letra e), el
siguiente inciso nuevo:

“El cumplimiento de los requisitos establecidos en las letras d) y


e) se acreditará con el respectivo certificado de antecedentes emitido por el
Servicio de Registro Civil e Identificación.”.

ºººº

41.- De los Honorables Senadores señores Chadwick, Coloma y Novoa, 42.-


señores Horvath y Prokurica, 43.- señor Canessa, 44.- señores Cantero,
Fernández y Prokurica, y 45.- señor Zaldívar (don Adolfo), para suprimir los
incisos segundo y tercero del artículo propuesto.

46.- Del Honorable Senador señor Stange, para adecuarse las letras que se
mencionan en el inciso segundo en la siguiente forma: La referencia a la letra
c) debe entenderse hecha a la letra d); la referencia a la letra d) debe
entenderse a la letra e) y la letra e) debe entenderse a la letra f).

47.- Del Honorable Senador señor Vega, para intercalar, en el inciso


segundo, a continuación de la frase “en servicio activo”, la siguiente: “, en
retiro y reserva”.

48.- De los Honorables Senadores señor Stange, y 49.- señor Vega, para
suprimir el inciso tercero del artículo propuesto.
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 239 de 483

BOLETÍN INDICACIONES

50.- De S.E. el Presidente de la República, para reemplazar el inciso tercero


del artículo propuesto por el siguiente:

“El poseedor o tenedor de un arma inscrita deberá acreditar cada


seis años su aptitud física y psíquica para la tenencia y el uso de armas,
conforme a lo dispuesto en la letra c) de este artículo. Con todo, se presumirán
dichas aptitudes respecto de quien posea licencia para conducir vehículos
motorizados, expedida por la autoridad competente, y mientras ésta se
encuentre vigente.”.

51.- Del Honorable Senador señor Canessa, para sustituir el inciso tercero
por el siguiente:

“El poseedor o tenedor de un arma inscrita deberá, cada siete


año, acreditar, de la misma manera dispuesta en la letra c) de este artículo
que mantiene la aptitud física y psíquica para la tenencia y uso de armas.”.

52.- De los Honorables Senadores señores Chadwick, Coloma y Novoa, y 53.-


señores Horvath y Prokurica, para reemplazar el inciso cuarto del artículo
propuesto por el siguiente:

“Si el poseedor o tenedor de un arma inscrita es condenado por


crimen o simple delito de aquéllos que señala la letra d), o es sancionado en
los procesos a que se refiere la letra e), la Dirección General de Movilización
Nacional deberá proceder a cancelar la respectiva inscripción, reemplazándola
por una nueva a nombre de la persona que el poseedor o tenedor original
señale y que cuente con autorización para la posesión o tenencia de armas.”.

54.- De los Honorables Senadores señor Canessa, y 55.- señor Vega, para
suprimir, en el inciso cuarto, la frase “pierde las aptitudes consignadas en la
letra c) o”.

ºººº

56.- De S.E. el Presidente de la República, para agregar el siguiente inciso


nuevo:

“Para los efectos indicados en el inciso anterior, dentro de los


cinco primeros días de cada mes, el Registro Nacional de Conductores de
Vehículos Motorizados deberá comunicar a la Dirección General de Movilización
Nacional las cancelaciones de licencia de conducir que se practicaren durante
dicho período.”.

ºººº

Nº 7)
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 240 de 483

BOLETÍN INDICACIONES

57.- De los Honorables Senadores señores Chadwick, Coloma y Novoa, y 58.-


señores Horvath y Prokurica, para sustituir el inciso tercero del artículo
propuesto por el siguiente:

“Están exceptuados de esta prohibición el personal señalado en el


inciso cuarto del artículo 3º, en conformidad a lo que disponga la
reglamentación institucional respectiva, y los aspirantes a oficiales de
Carabineros y de la Policía de Investigaciones que cursen tercer año de las
Escuelas de Carabineros y de Investigaciones Policiales, durante la realización
de las respectivas prácticas policiales.”.

59.- Del Honorable Senador señor Canessa, para suprimir en el inciso tercero
la frase “respecto de su arma de servicio, sin perjuicio de lo que disponga la
reglamentación institucional respectiva,”.

60.- Del Honorable Senador señor Vega, para suprimir, en el inciso tercero, la
frase “respecto de su arma de servicio”.

61.- De los Honorables Senadores señores Chadwick, Coloma y Novoa, y 62.-


señores Horvath y Prokurica, para reemplazar el inciso cuarto por el siguiente:

“Se exceptúan también los deportistas, los cazadores y los


vigilantes privados que sean autorizados por la autoridad contralor ay que
cumplan con los requisitos señalados en el reglamento. Tendrán la calidad de
cazadores aquéllos que cuenten con permiso de caza al día otorgado por el
Servicio Agrícola y Ganadero y por deportistas los que se encuentren
debidamente inscritos en clubes afiliados a federaciones cuyos socios utilicen
armas como implementos deportivos. Estas autorizaciones no constituyen
permiso de porte de armas y sólo habilitan para transportar y utilizar armas en
las actividades indicadas.”.

Nº 8)
letra b)

63.- De los Honorables Senadores señores Chadwick, Coloma y Novoa, para


sustituir la frase “y las empresas que contraten vigilancia privada” por “y las
empresas que presten servicios de vigilancia privada o aquéllas que posean
vigilantes privados”.

64.- De los Honorables Senadores señores Horvath y Prokurica, para


reemplazar la frase “y las empresas que contraten vigilancia privada” por “y las
empresas que presten servicios de vigilancia privada”.

Nº 9)
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 241 de 483

BOLETÍN INDICACIONES

letra b)

65.- De los Honorables Senadores señores Chadwick, Coloma y Novoa, y 66.-


señores Horvath y Prokurica, para suprimirla.

letra c)

67.- De los Honorables Senadores señores Chadwick, Coloma y Novoa, y 68.-


señores Horvath y Prokurica, para suprimirla.

Nº 10)

69.- De los Honorables Senadores señores Cantero, Fernández y Prokurica, y


70.- señor Zaldívar (don Adolfo), para suprimir los numerales 1º y 2º del
artículo propuesto.

71.- De los Honorables Senadores señores Chadwick, Coloma y Novoa, y 72.-


señores Horvath y Prokurica, para sustituir el numeral 4º del artículo propuesto
por el siguiente:

“4º El que, estando autorizado para vender municiones o


cartuchos, omitiere maliciosamente registrar la venta con la individualización
completa del comprador y del arma respectiva, para facilitar que el comprador
eluda el cumplimiento de las normas de esta ley.”.

ºººº

73.- De los Honorables Senadores señores Chadwick, Coloma y Novoa, para


consultar el siguiente inciso nuevo:

“Las facultades concedidas al juez en el inciso segundo del artículo


9º, de aplicar una multa del monto señalado o bien sobreseer definitivamente
o dictar sentencia absolutoria, será aplicable a la presente disposición.”.

ºººº

Nº 11)
letra c)

74.- De los Honorables Senadores señores Chadwick, Coloma y Novoa, y 75.-


señores Horvath y Prokurica, para suprimirla.

letra d)
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 242 de 483

BOLETÍN INDICACIONES

76.- De los Honorables Senadores señores Chadwick, Coloma y Novoa, y 77.-


señores Horvath y Prokurica, para reemplazarla por la siguiente:

“d) Reemplázase, en el inciso cuarto, la frase “cincuenta a


quinientos ingresos mínimos” por “cincuenta a mil quinientas unidades
tributarias mensuales”.
Nº 12)
letra b)

78.- De los Honorables Senadores señores Chadwick, Coloma y Novoa, y 79.-


señores Horvath y Prokurica, para suprimirla.

80.- Del Honorable Senador señor Vega, para reemplazar la frase “once a
cincuenta y siete” por “cinco a diez”.

81.- De los Honorables Senadores señores Cantero, Fernández y Prokurica, y


82.- señor Zaldívar (don Adolfo), para agregarle la siguiente oración final: “Si,
además de las circunstancias o antecedentes referidos, consta en el proceso la
conducta anterior irreprochable del inculpado, el tribunal podrá aplicar una
multa de hasta diez unidades tributarias mensuales o dictar sentencia
absolutoria.”.

Nº 15)
letra a)

83.- De S.E. el Presidente de la República, para reemplazar la palabra


“cincuenta” por “cien”.

letra b)

84.- De los Honorables Senadores señores Chadwick, Coloma y Novoa, 85.-


señores Horvath y Prokurica, 86.- señores Cantero, Fernández y Prokurica,
87.- señor Zaldívar (don Adolfo), y 88.- señor Vega, para suprimirla.

Nº 16)

89.- De los Honorables Senadores señores Chadwick, Coloma y Novoa, y 90.-


señores Horvath y Prokurica, para sustituirlo por el siguiente:

“16.- Reemplázase el artículo 14 C por el siguiente:

“Artículo 14 C.- En los delitos previstos en los artículo 9º y 13, y


en la falta establecida en el artículo 14 A, constituye circunstancia eximente la
entrega voluntaria de las armas o elementos, o la comunicación de su pérdida
o extravío, a las autoridades señaladas en el artículo 1º, sin que haya mediado
actuación policial, judicial o del Ministerio Público de ninguna especie.”.”.
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 243 de 483

BOLETÍN INDICACIONES

Nº 17)

91.- De los Honorables Senadores señores Chadwick, Coloma y Novoa, y 92.-


señores Horvath y Prokurica, para suprimirlo.

93.- De los Honorables Senadores señores Chadwick, Coloma y Novoa, y 94.-


señores Horvath y Prokurica, en subsidio de sus indicaciones Nos 89 y 90,
para reemplazarlo por el siguiente:

“17) Sustitúyese el inciso cuarto del artículo 16 por el siguiente:

“Sin perjuicio de lo anterior y de las facultades de supervigilancia


y control de las armas que corresponden al Ministerio encargado de la Defensa
Nacional o a organismos de su dependencia, el Ministerio Público estará
interconectado con la base de datos sobre inscripciones y registro de armas
que debe mantener la Dirección Nacional de Movilización Nacional. Sólo
tendrán acceso a ella los fiscales del Ministerio Público. El reglamento fijará las
normas con arreglo a las cuales se consultará dicha base de datos debiendo,
en todo caso, registrarse dicha consulta y resguardarse la reserva de los
antecedentes contenidos en aquélla.”.”.

95.- Del Honorable Senador señor Vega, para sustituir la frase “sobre
inscripciones y registro de armas” por “, única y exclusivamente sobre las
inscripciones y registro de armas especificados en el artículo 5º de esta ley,”.

96.- Del Honorable Senador señor Canessa, para reemplazar la denominación


“Dirección Nacional de Movilización Nacional” por “Dirección General de
Movilización Nacional”.

Nº 18)

97.- De los Honorables Senadores señores Chadwick, Coloma y Novoa, y 98.-


señores Horvath y Prokurica, para suprimirlo.

99.- De los Honorables Senadores señores Chadwick, Coloma y Novoa, y


100.- señores Horvath y Prokurica, en subsidio de sus indicaciones Nos 97 y
98, para reemplazar el artículo propuesto por el siguiente:

“Artículo 17 A.- El empleado público que violare o consintiere en


que otro violare la obligación de reserva de la información contenida en la base
de datos a que se refiere el inciso final del artículo 16 será sancionado con la
pena de reclusión menor en su grado máximo a reclusión mayor en su grado
mínimo y con la inhabilitación absoluta temporal en su grado medio a perpetua
para ejercer cargos y oficios públicos.
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 244 de 483

BOLETÍN INDICACIONES

El funcionario que utilizare la información contenida en dicha base


de datos en beneficio propio o ajeno, en perjuicio de alguna persona, autoridad
u organismo, o para ejercer presiones o amenazas, será sancionado con la
pena de reclusión mayor en sus grados mínimo a máximo y con la
inhabilitación absoluta y perpetua para ejercer cargos públicos.”.

Nº 19)
letra a)

101.- De los Honorables Senadores señores Chadwick, Coloma y Novoa, y


102.- señores Horvath y Prokurica, para sustituir en el párrafo nuevo
propuesto la palabra “modificadas” por “transformadas”.

Nº 22)

103.- De los Honorables Senadores señores Chadwick, Coloma y Novoa, y


104.- señores Horvath y Prokurica, para reemplazar el párrafo nuevo
propuesto por el siguiente:

“Además, difundirá las disposiciones de esta ley a través de los


medios de comunicación, de acuerdo a sus disponibilidades presupuestarias.”.

Nº 23

105.- De los Honorables Senadores señores Cantero, Fernández y Prokurica,


106.- señor Zaldívar (don Adolfo), 107.- señores Chadwick, Coloma y Novoa, y
108.- señores Horvath y Prokurica, para sustituirlo por el siguiente:

“23) Deróganse el artículo 25 y el inciso tercero del artículo 26.”.

ARTÍCULO 1º TRANSITORIO

109.- De los Honorables Senadores señores Chadwick, Coloma y Novoa, y


110.- señores Horvath y Prokurica, para reemplazarlo por el siguiente:

“Artículo 1º transitorio.- Las personas que, con anterioridad a la


fecha de publicación de esta ley, posean o tengan un arma de fuego inscrita a
nombre de un tercero, podrán inscribirla a su nombre hasta el último día hábil
del cuarto mes siguiente a la fecha de su entrada en vigencia, sin estar
obligadas, durante dicho plazo, al pago de la tasa de derechos correspondiente
a la solicitud de inscripción ni a la transferencia respectiva, a que hace
referencia el artículo 26.

Dentro del mismo plazo y condiciones señaladas en el inciso


precedente, las personas que, con anterioridad a la fecha de publicación de
esta ley, posean o tengan un arma de fuego inscrita a su nombre en un bien
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 245 de 483

BOLETÍN INDICACIONES

raíz diferente al declarado en la inscripción, podrán rectificar e lugar de su


residencia o sitio de trabajo.

Asimismo, las personas que hubieren perdido o extraviado un


arma inscrita a su nombre, omitiendo comunicar esta circunstancia a la
autoridad indicada en el artículo 4º, podrán, dentro del plazo y condiciones
referidas, efectuar dicha comunicación a las autoridades señaladas o ante
Carabineros de Chile o la Policía de Investigaciones, aplicándose en tal caso lo
dispuesto en el párrafo segundo del inciso segundo del artículo 14 A.”.

111.- Del Honorable Senador señor Stange, para sustituirlo por el siguiente:

“Artículo 1º transitorio.- Con el objeto de regularizar la posesión o


tenencia de armas, mediante la inscripción respectiva, cada interesado deberá
recurrir a la autoridad correspondiente, en un plazo de 60 días, contados desde
la vigencia de la presente ley. Actuando de este modo no será necesario
demostrar la procedencia del o las armas y podrá también declarar la pérdida o
extravío de una o más armas que estaban inscritas a su nombre. Vendido este
plazo, el infractor a este catastro, será sancionado con pena de multa de 1 a 5
Unidades Tributarias Mensuales.

Cualquier pérdida o extravío, que se denuncie después de los 60


días de ocurrido éste, será sancionado con reclusión menor en cualquiera de
sus grados.

Las personas que se acojan a las normas anteriores no estarán


obligadas al pago de la tasa de derechos correspondiente a la solicitud de
inscripción ni a la transferencia respectiva, a que hace referencia el artículo
26.”.

112.- Del Honorable Senador señor Canessa, para reemplazar, en su inciso


primero, la expresión “cuarto mes” por “octavo mes”.

113.- Del Honorable Senador señor Vega, para reemplazar, en el inciso


primero, la expresión “cuarto mes” por “sexto mes”.

114.- De los Honorables Senadores señores Cantero, Fernández y Prokurica, y


115.- señor Zaldívar (don Adolfo), para suprimir la oración final del inciso
primero.

116.- De S.E. el Presidente de la República, para sustituir, en la frase final del


inciso primero, la expresión “a), b), d) y e)” por “a), b), d), e) y f)”.

117.- De los Honorables Senadores señores Canessa, 118.- señores Cantero,


Fernández y Prokurica, 119.- señor Zaldívar (don Adolfo), y 120.- señor Vega,
para suprimir el inciso segundo.
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 246 de 483

BOLETÍN INDICACIONES

121.- Del Honorable Senador señor Canessa, en subsidio de su indicación Nº


114, para reemplazar el inciso segundo por el siguiente:

“El requisito contemplado en la letra c) del artículo 5º A,


tratándose de personas que tuvieren un arma ya inscrita a su nombre, deberá
ser cumplido al séptimo año desde la entrada en vigencia de esta ley. Respecto
de las personas cuya arma no estuviere inscrita, deberán acreditar el
cumplimiento de los requisitos de la referida letra c) una vez inscrita el arma a
su nombre, y dentro del plazo de doce meses contados a partir de la entrada
en vigencia de esta ley.”.

ARTÍCULO 2º TRANSITORIO

122.- Del Honorable Senador señor Stange, para sustituirlo por el siguiente:

“Artículo 2º transitorio.- Facúltase al Presidente de la República


para que dentro del plazo de ciento ochenta días, contados desde la fecha de
promulgación de esta ley, fije el texto refundido y actualizado de la ley Nº
17.798 sobre Control de Armas, conteniendo las normas introducidas y
modificadas en esta oportunidad.

Esta ley entrará en vigencia ciento ochenta días después de la


publicación en el Diario Oficial, del texto refundido y actualizado a que se
refiere anteriormente.”.

ºººº

123.- De los Honorables Senadores señores Cantero, Fernández y Prokurica, y


124.- señor Zaldívar (don Adolfo), para agregar el siguiente artículo transitorio
nuevo:

“Artículo…- transitorio.- Los requisitos establecidos en el artículo


5º A para la inscripción de un arma, sólo regirán para las personas que las
adquieran con posterioridad a la entrada en vigencia de esta ley.”.

ºººº

De S.E. el Presidente de la República, para agregar los siguientes


artículos transitorios nuevos:

125.- “Artículo … transitorio.- Las personas que a la fecha de


publicación de esta ley posean o tengan armas de fuego inscritas, no estarán
sujetas al cumplimiento del requisito establecido en el inciso tercero del
artículo 5° A.
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 247 de 483

BOLETÍN INDICACIONES

Sin perjuicio de lo establecido en el inciso anterior, los


actuales poseedores deberán sujetarse a lo dispuesto en la norma señalada,
desde la fecha en que cumplan 65 años de edad.”.

126.- “Artículo … transitorio.- Para los efectos de lo dispuesto en


la letra e) del artículo 5° A y respecto de las normas contempladas en el
Código de Procedimiento Penal, se entiende que no cumple con el requisito allí
establecido, quien se hallare procesado por crimen o simple delito,
circunstancia que será acreditada con el certificado de antecedentes
respectivo.”.

ARTÍCULO 3º TRANSITORIO

127.- Del Honorable Senador señor Stange, para suprimirlo.


Historia de la Ley Nº 20.014 Página 248 de 483

SEGUNDO INFORME COMISIÓN DEFENSA

2.5. Segundo Informe Comisión de Defensa.


Senado. Fecha 10 de noviembre, 2004. Cuenta en Sesión 23. Legislatura 352.

SEGUNDO INFORME DE LA COMISIÓN DE DEFENSA NACIONAL,


recaído en el proyecto de ley, en segundo trámite constitucional, que
modifica la Ley Nº 17.798, sobre Control de Armas, con objeto de
establecer mayores exigencias para inscribir un arma y prohibir el
porte de la misma, entre otras modificaciones.
BOLETÍN Nº 2.219-02

HONORABLE SENADO:

Vuestra Comisión de Defensa Nacional tiene el honor de presentaros su


segundo informe respecto del proyecto de ley de la referencia, iniciado en una
Moción de los Honorables Diputados señores Juan Bustos, Juan Pablo Letelier y
Carlos Montes.

A una o más de las sesiones en que la Comisión estudió esta


iniciativa, asistieron, además de sus miembros, el Honorable Senador señor
Ramón Vega Hidalgo; el Subsecretario del Interior, señor Jorge Correa,
acompañado de su asesora, señora Paulina Muñoz; el Subsecretario de Guerra,
señor Gabriel Gaspar; el Jefe del Departamento de Armas y Explosivos de la
Dirección General de Movilización Nacional (DGMN), Coronel de Ejército, señor
Marcelo Rebolledo; la asesora del Ministerio de Defensa Nacional, señorita
Gloria Requena, y la representante de la Fundación Jaime Guzmán, señorita
Carolina Infante.

NORMAS DE QUÓRUM ESPECIAL

Os hacemos presente que el número 19) del artículo 1º permanente del


proyecto debe aprobarse como norma de rango orgánico constitucional, por
cuanto incide en atribuciones de los tribunales de justicia, en atención a lo
prescrito en el artículo 74 de la Constitución Política. Lo anterior, en relación
con el artículo 63, inciso segundo, del Texto Fundamental.

Cabe dejar constancia de que, en su oportunidad, la Honorable Cámara


de Diputados ofició a la Excelentísima Corte Suprema, con el objetivo de
recabar su parecer respecto a la iniciativa de ley, la que emitió su opinión por
Oficio Nº 2.787, de 22 de diciembre de 2003, señalando, en lo sustancial, que
no tiene observaciones que formular.
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 249 de 483

SEGUNDO INFORME COMISIÓN DEFENSA

Por otra parte, es menester señalar que los números 3), 4), 5), 6) y 8)
del artículo 1º permanente, y el artículo 1º transitorio deben aprobarse con
quórum calificado, dado que fijan requisitos que han de cumplirse para obtener
la autorización para la posesión o tenencia de armas, de conformidad con lo
preceptuado en el inciso primero del artículo 92 de la Ley Suprema. Lo
anterior, en relación con el artículo 63, inciso tercero, de la Constitución
Política.

Para los efectos de lo dispuesto en el artículo 124 del Reglamento del


Senado, se deja constancia de lo siguiente:

1.- Artículos que no fueron objeto de indicaciones ni modificaciones: artículos


1º, números 1), 13), 14), 20) y 21), y 2º permanentes, y artículo 3º
transitorio (que pasa a ser quinto transitorio).

2.- Indicaciones aprobadas sin modificaciones: 5, 6, 35, 38, 63, 83, 84, 85,
86, 87, 88, 96, 99, 100, 101, 102, 103, 104, 105, 106, 107, 108 y 116.

3.- Indicaciones aprobadas con modificaciones: 1, 2, 3, 4, 7, 9, 10, 13, 14,


18, 19, 21, 22, 23, 24, 25, 26, 27, 28, 29, 30, 31, 32, 33, 41, 42, 43, 44, 45,
48, 49, 50, 51, 56, 57, 58, 59, 60, 61, 62, 64, 65, 66, 67, 68, 69, 70, 109,
110, 111, 123, 124, 125 y 126.

4.- Indicaciones rechazadas: 8, 11, 12, 15, 16, 17, 20, 34, 36, 37, 39, 40, 46,
47, 52, 53, 54, 55, 71, 72, 73, 74, 75, 76, 77, 78, 79, 80, 81, 82, 89, 90, 91,
92, 93, 94, 95, 97, 98, 112, 113, 114, 115, 117, 118, 119, 120, 121, 122 y
127.

5.- Indicaciones retiradas: no hay.

6.- Indicaciones declaradas inadmisibles: ninguna.

DISCUSIÓN EN PARTICULAR

A continuación, se efectúa, en el orden del articulado del proyecto -que


se describe-, una relación de las distintas indicaciones presentadas al texto
aprobado en general por el Honorable Senado, así como de los acuerdos
adoptados al respecto.

Artículo 1º
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 250 de 483

SEGUNDO INFORME COMISIÓN DEFENSA

Contempla, en veintitrés numerales, sendas modificaciones a la ley Nº


17.798 sobre Control de Armas.

Número 2)

Modifica, mediante sus letras a) y b), el artículo 2°. En lo que interesa a


este informe, su letra b) sustituye las letras f) y g) por las siguientes:

“f) Los fuegos artificiales, artículos pirotécnicos y otros artefactos


de similar naturaleza, sus partes y piezas. En este caso no será aplicable lo
dispuesto en los artículos 8º y 14 A.
g) Las instalaciones destinadas a la fabricación, armaduría, prueba,
almacenamiento o depósito de estos elementos, y los polígonos de tiro.”.

Las indicaciones números 1, de los Honorables Senadores señores


Cantero, Fernández y Prokurica, y 2, del Honorable Senador señor Zaldívar
(don Adolfo), son para sustituir la letra g), por la siguiente:

“g) Las instalaciones destinadas a la fabricación,


armaduría, prueba, almacenamiento o depósito de estos elementos.”.

Las indicaciones números 3, de los Honorables Senadores señores


Chadwick, Coloma y Novoa, y 4, de los Honorables Senadores señores Horvath
y Prokurica, reemplazan la letra g), por la siguiente:

“g) Las instalaciones destinadas a la fabricación,


armaduría, prueba, almacenamiento o depósito de estos elementos, y los
polígonos de tiro privados abiertos al público.”.

El señor Subsecretario del Interior expresó que la pregunta que cabe


formularse en relación con esta materia es si los polígonos de tiro -de cualquier
naturaleza- deben someterse o no al control de la autoridad fiscalizadora a que
se refiere la ley en reforma. De optarse por la negativa, no quedarían sujetos
al control de armas, debiendo sólo aplicarse a su respecto, en consecuencia,
las fiscalizaciones propias de todo establecimiento comercial, deportivo,
etcétera.

Subrayó que los polígonos de tiro son lugares a los que ingresa gran
cantidad de armas y municiones, por lo que parece conveniente que la
autoridad fiscalizadora consagrada en la Ley sobre Control de Armas pueda
enterarse de lo que ocurre en ellos. Además, no hay razones para pensar que
el sujetarlos a esta fiscalización dará lugar a actos arbitrarios o ilegales.

Por último, precisó que de no establecerse en la ley el control en


cuestión, dicha autoridad sólo podría ingresar a un polígono de tiro en virtud
de una orden judicial.
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 251 de 483

SEGUNDO INFORME COMISIÓN DEFENSA

El Honorable Senador señor Canessa manifestó que el control de que se


trata tendría que ser de carácter genérico, pero no debiera significar que los
polígonos de tiro dependan de la Dirección General de Movilización Nacional
(DGMN), ya que ésta no tendría los medios para ejercer una fiscalización
pormenorizada.

El señor Subsecretario del Interior destacó que no se busca que dichos


polígonos dependan de la DGMN ni que ésta los autorice para existir, sino sólo
que pueda fiscalizarlos y llevar un registro de los mismos para asegurar que no
involucrarán riesgos para las personas.

El Honorable Senador señor Fernández expresó que, según el tenor de la


norma aprobada en general por el Senado sobre este tema, el control
propuesto se ejercería respecto de los polígonos de tiro como tales y no sólo
sobre las armas que se encuentren en su interior. Precisó que es razonable
facultar a la autoridad en cuestión para que ingrese a tales recintos, a fin de
controlar dichas armas, pero ello no puede significar que fiscalice los polígonos
de tiro en sí mismos, incluso en cuanto a sus condiciones de funcionamiento.

Su Señoría agregó que son las Municipalidades las encargadas de


autorizar el funcionamiento de cualquier tipo de establecimiento en sus
comunas -incluidos los polígonos de tiro-, por lo que serán aquéllas las que
determinarán -en base a los informes técnicos pertinentes- si quien solicita el
permiso correspondiente cumple con los requisitos necesarios.

Al término del debate, los miembros presentes de la Comisión


coincidieron en que no se trata de que exista un control general sobre los
polígonos de tiro y sus condiciones de funcionamiento por parte de la DGMN,
sino que lo que hay que asegurar es que pueda ejercerse, en dichos lugares,
un control respecto de las armas que ahí se encuentran y, para ello, debe
autorizarse a las autoridades a que se refiere el artículo 1º de la Ley sobre
Control de Armas para que ingresen a los polígonos de tiro.

A tal efecto, se estimó pertinente suprimir de la letra g) contenida en el


texto aprobado en general por el Senado, la frase “, y los polígonos de tiro”, e
incorporar en el artículo 2º de la citada ley un inciso segundo, nuevo, del
siguiente tenor:

“Para los efectos de este control, las autoridades a que se refiere el


artículo 1º de esta ley podrán ingresar a los polígonos de tiro.”.

- Consecuencialmente, la unanimidad de los miembros presentes de la


Comisión, Honorables Senadores señores Canessa, Fernández, Flores y Páez,
aprobó las indicaciones números 1, 2, 3 y 4, modificadas a fin de consultar las
enmiendas consignadas precedentemente.
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 252 de 483

SEGUNDO INFORME COMISIÓN DEFENSA

Número 3)

Modifica el artículo 3°, que contempla los tipos de armas o artefactos


que ninguna persona puede tener o poseer -con las excepciones que señala su
inciso tercero-, del siguiente modo:
Su letra c), agrega un inciso tercero, nuevo, del siguiente tenor:
“Además, ninguna persona podrá poseer o tener armas de fabricación
artesanal ni armas modificadas respecto de su condición original, sin
autorización de la Dirección General de Movilización Nacional.”.

Las indicaciones números 5, de los Honorables Senadores señores


Chadwick, Coloma y Novoa, y 6, de los Honorables Senadores señores Horvath
y Prokurica, sustituyen la frase “armas modificadas respecto de su condición
original” por “armas transformadas respecto de su condición original”.

La Comisión, a instancias del Honorable Senador señor Flores, reparó en


que el proyecto aprobado en general por el Senado modifica el texto del
artículo 4º de la Ley sobre Control de Armas, a fin de establecer que se
requerirá la autorización de la DGMN para “transformar” las armas o elementos
indicados en el artículo 2º de dicha ley, por lo que resulta conveniente acoger
las indicaciones números 5 y 6, con el objeto de homologar la terminología,
tanto respecto de la posesión de un arma transformada como de la acción de
transformarla.

- En consecuencia, la unanimidad de los miembros presentes de vuestra


Comisión, Honorables Senadores señores Canessa, Fernández, Flores y Páez,
aprobó las referidas indicaciones.

Número 4)

Modifica el artículo 4º de la siguiente manera:


a) Intercálase, en el inciso primero, a continuación de la palabra
“armar”, el vocablo “transformar,”.
b) Reemplázase, en el inciso segundo, la frase “las armas y elementos
indicados en las letras a), b), c), d) y e) del artículo 2°”, por la siguiente: “las
armas, elementos o instalaciones indicados en el artículo 2°,”.

- La Comisión, por la unanimidad de sus miembros presentes,


Honorables Senadores señores Canessa, Fernández, Flores y Páez, le introdujo
enmiendas formales para ajustar las modificaciones al texto vigente.

Número 5)

Su texto es el siguiente:
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 253 de 483

SEGUNDO INFORME COMISIÓN DEFENSA

5) Agréganse, en el artículo 5°, los siguientes incisos quinto, sexto,


séptimo, octavo y noveno, nuevos:
“Sin perjuicio de lo anterior, si el poseedor o tenedor se ausentare del
lugar autorizado para mantener el arma, podrá depositarla, por razones de
seguridad, ante la autoridad contralora de su domicilio, la que, en la forma que
disponga el reglamento, emitirá una guía de libre tránsito para su transporte,
guarda y depósito.
Asimismo, el poseedor o tenedor, previa solicitud fundada, será
autorizado para transportar el arma de fuego al lugar que indique y mantenerla
allí hasta por un plazo de sesenta días. La autorización no podrá otorgarse más
de dos veces durante el año calendario y deberá señalar los días específicos en
que el arma podrá transportarse. En caso de que el poseedor o tenedor, por
cualquier circunstancia, requiera transportar el arma de fuego en día distinto
del señalado en la autorización, podrá solicitar, por una sola vez, un permiso
especial a la autoridad contralora correspondiente.
Las personas que se encuentren registradas como deportistas o
cazadores podrán solicitar, a las autoridades señaladas en el inciso tercero del
artículo 4°, un permiso para transportar las armas que utilicen con tales
finalidades, por el período de un año, renovable.
El transporte a que se refiere este artículo no constituirá porte de armas
para los efectos del artículo 6°.
En caso de fallecimiento de un poseedor o tenedor de arma de fuego
inscrita, quien tenga la calidad de heredero deberá comunicar a la autoridad
contralora correspondiente al domicilio del causante, dentro de los quince días
siguientes, la circunstancia del fallecimiento y la individualización del comunero
que, bajo su responsabilidad, tendrá la posesión provisoria hasta que sea
adjudicada, cedida o transferida a una persona que cumpla con los requisitos
para inscribir el arma a su nombre. En todo caso, la adjudicación, cesión o
transferencia deberá efectuarse dentro del plazo de sesenta días, contado a
partir de la fecha de la mencionada comunicación, prorrogable, por una sola
vez, por treinta días. La infracción de lo establecido en esta norma será
sancionada por la autoridad contralora con multa de cinco a diez unidades
tributarias mensuales.”.

Este número 5) fue objeto de catorce indicaciones:

La indicación número 7, de S.E. el Presidente de la República, reemplaza


su encabezamiento por el siguiente:

“5) Agréganse, en el artículo 5º, los siguientes incisos quinto,


sexto, séptimo, octavo, noveno, décimo, undécimo y duodécimo, nuevos:”.

La indicación número 8, de S.E. el Presidente de la República, es para


agregar, a continuación de su encabezamiento, los siguientes incisos nuevos:
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 254 de 483

SEGUNDO INFORME COMISIÓN DEFENSA

“El cumplimiento de lo dispuesto en el inciso tercero podrá ser verificado


exclusivamente por las autoridades fiscalizadoras, dentro de su respectiva
jurisdicción, y por los funcionarios de Carabineros de Chile, quienes deberán
exhibir una orden escrita expedida por el Comisario a cuya jurisdicción
corresponda el lugar autorizado para mantener el arma.

Esta diligencia sólo podrá realizarse entre las ocho y las veintidós horas
y no requerirá de aviso previo. La fiscalización referida no facultará a quien la
practique para ingresar al domicilio del fiscalizado.

El poseedor o tenedor estará obligado a exhibir el arma, presumiéndose


que ésta no se encuentra en el lugar autorizado, en caso de negativa de aquél
a enseñarla. Si el arma no es exhibida, se lo denunciará, a fin de que se
investigue la eventual comisión de alguno de los delitos previstos en los
artículos 11 ó 14 A. Sin perjuicio de lo anterior, si el poseedor o tenedor no es
habido, no podrá practicarse la fiscalización.”.

La indicación número 9, del Honorable Senador señor Canessa,


sustituye, en el segundo de los incisos propuestos, la expresión “dos veces”
por “cuatro veces”.

La indicación número 10, del Honorable Senador señor Stange,


reemplaza el cuarto inciso propuesto, por el siguiente:

“Las personas que se encuentren registradas como deportistas o


cazadores, podrán transportar las armas que utilicen con ocasión de tales
finalidades.”.

Las indicaciones números 11, de los Honorables Senadores señores


Chadwick, Coloma y Novoa, y 12, de los Honorables Senadores señores
Horvath y Prokurica, son para suprimir los tres últimos incisos propuestos.

Las indicaciones números 13, de los Honorables Senadores señores


Cantero, Fernández y Prokurica, y 14, del Honorable Senador señor Zaldívar
(don Adolfo), son para reemplazar el tercer inciso propuesto, por el siguiente:

“El porte, uso y transporte de las armas que utilicen los


deportistas o cazadores deportivos o profesionales, no se regirán por las
normas de esta ley, salvo en lo que respecta a su inscripción.”.

Las indicaciones números 15, de los Honorables Senadores señores


Cantero, Fernández y Prokurica, y 16, del Honorable Senador señor Zaldívar
(don Adolfo), son para suprimir el cuarto inciso propuesto.

La indicación número 17, del Honorable Senador señor Stange, sustituye


el último inciso propuesto, por el siguiente:
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 255 de 483

SEGUNDO INFORME COMISIÓN DEFENSA

“Cualquiera de los herederos deberá comunicar a la autoridad


fiscalizadora, dentro del plazo de 30 días siguientes, al fallecimiento de un
poseedor o tenedor de una o varias armas de fuego, la identidad y domicilio de
quien asumirá la responsabilidad de la custodia de ellas, hasta la adjudicación
final de las mismas.”.

Las indicaciones números 18, de los Honorables Senadores señores


Cantero, Fernández y Prokurica, y 19, del Honorable Senador señor Zaldívar
(don Adolfo), son para suprimir las dos últimas oraciones del inciso final
propuesto.

La indicación número 20, del Honorable Senador señor Canessa, es para


sustituir las dos oraciones finales del último inciso propuesto por las
siguientes: “En todo caso, la adjudicación, cesión o transferencia deberá
efectuarse dentro del plazo de ciento ochenta días, contado a partir de la fecha
de la mencionada comunicación, prorrogable por una sola vez, por igual
período. Si transcurrido el plazo, o su prórroga, el o los herederos acreditan
ante la respectiva autoridad contralora, que por hechos no imputables a el o
ellos se ha hecho imposible efectuar la adjudicación, cesión o transferencia,
podrá, la referida autoridad otorgar un plazo adicional para la realización de
dichos actos. En caso que por culpa de el o los herederos se infrinja lo
dispuesto en esta norma, se aplicará una sanción por la autoridad contralora
correspondiente a una multa de cinco a diez unidades tributarias mensuales.”.

En primer término, se consideró la indicación número 9, respecto de la


cual la Comisión estuvo conteste en que no se ven razones que justifiquen
limitar el número de veces en que, durante el año calendario, el poseedor o
tenedor de un arma podrá transportarla al lugar que indique, toda vez que
siempre deberá contar con la autorización pertinente para hacerlo.

- En consecuencia, la unanimidad de sus miembros presentes,


Honorables Senadores señores Canessa, Fernández, Flores y Páez, aprobó la
indicación número 9, modificada de manera de suprimir en el inciso en el que
ella recae, lo siguiente: “no podrá otorgarse más de dos veces durante el año
calendario y”.

- Enseguida, con los votos de los Honorables Senadores señores


Canessa, Fernández, Flores y Páez, la Comisión rechazó unánimemente las
indicaciones números 11 y 12, por cuanto se consideró necesario legislar sobre
las materias a las que se refieren los incisos que dichas indicaciones proponen
suprimir.

Luego, la Comisión analizó las indicaciones números 10, 13 y 14.


Historia de la Ley Nº 20.014 Página 256 de 483

SEGUNDO INFORME COMISIÓN DEFENSA

Cabe señalar que se advirtió que la indicación número 10 busca


reemplazar el tercer inciso propuesto, ya que éste es el que se refiere a la
situación de los deportistas y cazadores.

El Honorable Senador señor Fernández se mostró partidario de que el


porte, uso y transporte de las armas que utilicen los deportistas o cazadores
deportivos o profesionales no se rija por las normas de esta ley, salvo en lo
que respecta a su inscripción.

El señor Subsecretario del Interior señaló que el punto es ver cómo se


acredita que alguien es deportista o cazador, y por cuánto tiempo debe tener
autorización para transportar un arma.

Precisó que la idea es otorgarles facilidades -lo que no ocurre en la ley


vigente-, pero parece razonable que estén inscritos como tales en la DGMN,
toda vez que transportan armas peligrosas. Por consiguiente, no bastaría con
que una entidad privada les dé el carácter de deportistas o cazadores para
considerarlos como tales, a efectos de que, por esa sola condición, puedan
transportar armas, ya que sería difícil verificar la idoneidad de esas entidades
para habilitarlos a este transporte.

Por otra parte, expresó que sería conveniente establecer que el permiso
que otorgaría la DGMN se extendería por un año, ya que eso permitiría
mantener la debida fiscalización de un movimiento de armas que puede ser
muy significativo en el país. No exigir esa autorización implicaría riesgos
graves.

A su turno, el señor Subsecretario de Guerra acotó que existen 231.000


armas de caza y 39.000 de carácter deportivo en el país.

El Honorable Senador señor Fernández manifestó que establecer una


serie de trámites burocráticos para acreditar la calidad de deportista o cazador,
a los efectos de permitirles el transporte de sus armas, así como fijar
autorizaciones por un tiempo determinado, sólo hará que la ley sea ineficaz a
este respecto. La DGMN no tendría los medios para preocuparse de otorgar las
referidas certificaciones, por lo que resultaría más adecuado -para los fines
perseguidos-, por ejemplo, que la calidad de deportista se acredite estando
asociado a un club afiliado a la institucionalidad deportiva, en tanto que la de
cazador se demuestre mediante el respectivo permiso del Servicio Agrícola y
Ganadero (SAG). Esto último, manifestó Su Señoría, podría complementar lo
propuesto en la indicación número 13, de la cual es uno de sus autores.

El Honorable Senador señor Flores coincidió en que debe evitarse el


establecimiento de trámites burocráticos que, en definitiva, no se cumplen,
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 257 de 483

SEGUNDO INFORME COMISIÓN DEFENSA

pero sostuvo la conveniencia de que exista algún tipo de fiscalización y


registro, en atención al peligro que involucra el transporte de armas.

La representante de la Fundación Jaime Guzmán destacó que parte de lo


que se está discutiendo está incluido en las indicaciones números 61 y 62, que
se relacionan con las excepciones a la prohibición de porte de armas a que se
refiere el artículo 6º de la ley en reforma. En consecuencia, planteó la
conveniencia de tenerlo presente en el debate sobre el tema en análisis.

En otro orden de cosas, el Honorable Senador señor Flores señaló que


en el extranjero se ha utilizado tecnología avanzada para poder hacer
seguimientos electrónicos de diversos artefactos e, incluso, de personas.
Consultó si se ha pensado aplicar tales sistemas en Chile para el control de las
armas -sin perjuicio de evaluar su costo-, ya que podría ser positivo.

El señor Subsecretario del Interior expresó que esa materia se ha


examinado, por ejemplo, respecto de camiones que son asaltados
frecuentemente. Ahora bien, el costo sería alto para efectos de controlar armas
de deportistas o cazadores, pero ello debiera ser manejable al cabo de tres o
cuatro años.

En la siguiente sesión, el señor Subsecretario del Interior


manifestó que, actualmente, cuando se inscriben las armas en la DGMN, se
hace para un efecto determinado, por ejemplo, para cacería o deporte;
entonces, sería razonable que, por el solo hecho de inscribir para los fines
enunciados, el cazador o deportista tenga derecho a que se le otorgue, por un
período determinado, permiso para transportar las armas en cuestión. En todo
caso, al Ejecutivo le interesaría que quede claro en la ley que dicho permiso
sería para transporte -distinto al de porte-, no permitiéndose llevar el arma
adosada al cuerpo, o cargada, en vías públicas.

Subrayó que lo anterior despejaría la duda acerca de cómo se reconoce,


para estos efectos, la calidad de cazador o deportista, sin mayor burocracia, ya
que, como se dijo, las inscripciones se realizan para fines determinados.

El Coronel señor Marcelo Rebolledo precisó que, hoy en día, cuando la


persona inscribe armas para cazar -incluso profesionalmente- o para hacer
deporte, se le concede, en tanto lo pida, permiso para portarlas, por un año.
Ello, toda vez que nuestra ley no contempla el concepto de “transporte” de
armas.

La Comisión debatió ampliamente los aspectos planteados por los


representantes del Ejecutivo, solicitándoles la presentación de una propuesta
de texto sobre la materia.
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 258 de 483

SEGUNDO INFORME COMISIÓN DEFENSA

En la sesión posterior, los representantes del Ejecutivo hicieron entrega


de una proposición para sustituir los incisos séptimo y octavo, nuevos, del
artículo 5º del texto aprobado en general, por los que se indican a
continuación:

“Las personas que se inscriban ante la autoridad fiscalizadora como


deportistas o cazadores tendrán derecho a solicitar y obtener un permiso para
transportar las armas que utilicen con esas finalidades.

El permiso antes señalado se otorgará por un período de dos años y no


autorizará a llevar las armas cargadas en la vía pública.”.

La Comisión estimó adecuado acoger la propuesta recién descrita, con


precisiones de redacción, aclarando que este permiso de transporte se
obtendrá en el mismo acto de inscripción del arma. Además, se acordó precisar
que el texto aprobado sólo sustituirá el aludido inciso séptimo.

- A tal efecto, la unanimidad de sus miembros presentes, Honorables


Senadores señores Canessa, Fernández y Flores, aprobó, con modificaciones,
las indicaciones números 10, 13 y 14, contemplándose el texto definitivo en el
Capítulo de Modificaciones.

Acto seguido, se consideraron las indicaciones números 15 y 16, que


proponen suprimir del precepto en análisis su inciso que señala que el
transporte a que se refiere este artículo no constituirá porte de armas para los
efectos del artículo 6º de la ley en reforma.

- Como consecuencia de los acuerdos adoptados respecto del ya


analizado inciso séptimo, vuestra Comisión rechazó, por unanimidad, las
indicaciones números 15 y 16, votando los Honorables Senadores señores
Canessa, Fernández y Flores.

Por otra parte, la Comisión analizó el tema relacionado con la situación


que se da respecto de un arma de fuego inscrita cuando fallece su poseedor o
tenedor.

Al respecto, el señor Subsecretario del Interior expresó que la idea del


Ejecutivo es que las armas no queden por períodos largos en poder de
personas que no tienen autorización para poseer o tener ese tipo de
elementos, ya que, incluso, podría tratarse de individuos que no cumplen con
los requisitos legales habilitantes.

Por ello, la custodia provisoria debiera acotarse en el tiempo,


estableciéndose que, además de comunicar el hecho a la autoridad contralora,
quien tenga el arma deberá entregársela o permitir que ella la retire, luego de
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 259 de 483

SEGUNDO INFORME COMISIÓN DEFENSA

transcurrido el plazo en cuestión. Todo ello, a fin de regularizar


convenientemente lo relativo a la respectiva inscripción del arma.

La Comisión estimó atendibles los objetivos perseguidos por la


propuesta precedentemente enunciada, siempre que no signifique un exceso
de trámites que sólo burocraticen el sistema, ya que se trata de facilitar estas
gestiones para que la norma sea eficaz.

A tal efecto, los representantes del Ejecutivo quedaron de presentar una


nueva redacción para esta disposición.

En la siguiente sesión, los representantes del Ejecutivo formularon una


propuesta para sustituir el inciso noveno, nuevo, del artículo 5º del texto
aprobado en general, por el que se indica enseguida:

“En caso de fallecimiento de un poseedor o tenedor de arma de fuego


inscrita, quien tenga la posesión o tenencia provisoria del arma deberá
comunicar dicha circunstancia a la autoridad fiscalizadora correspondiente al
domicilio del causante, dentro de los treinta días siguientes al fallecimiento. Si
dentro del plazo de treinta días contados desde esa comunicación, el arma no
es adjudicada, cedida o transferida a una persona que cumpla con los
requisitos para inscribir el arma a su nombre, la Dirección General de
Movilización Nacional podrá retirarla desde el domicilio del poseedor o tenedor
provisorio, dejándola en depósito hasta que sea reclamada por quien pueda
legítimamente inscribirla a su nombre. Transcurridos 2 años desde el
vencimiento de dicho plazo, la Dirección podrá disponer su destrucción.”.

Los representantes del Ejecutivo destacaron la necesidad de reglar


adecuadamente esta materia, en atención a la gran cantidad de armas
involucradas en el caso en cuestión, a saber, siete mil, a fin de regularizar la
posesión o tenencia de las mismas.

En relación con la propuesta descrita, los miembros presentes de la


Comisión y el Honorable Senador señor Vega realizaron un acabado análisis,
advirtiendo que los avances tecnológicos actuales hacen factible implementar
enlaces en línea entre la DGMN y el Registro Civil, que permitirían a la
autoridad fiscalizadora conocer los fallecimientos acaecidos y cruzar la
información con sus bases de datos sobre inscripción de armas.

Asimismo, se consideró el punto relativo a la real posibilidad de que


quienes tengan la posesión o tenencia provisoria del arma, o los presuntos
herederos, estén convenientemente informados de las obligaciones y
responsabilidades que, sobre este particular, se pretende establecer a su
respecto, así como la pertinencia de tales cargas.
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 260 de 483

SEGUNDO INFORME COMISIÓN DEFENSA

En cuanto a lo anterior, la Comisión estimó que resultaría más adecuado


que las acciones tendientes a regularizar la inscripción de un arma, en las
situaciones en análisis, sean iniciadas por la DGMN, de manera de no hacer
responsables, más allá de lo razonable, a los poseedores o tenedores
provisorios, exponiéndolos, incluso, a una posible ilegalidad. En todo caso, el
Honorable Senador señor Canessa manifestó su inquietud en cuanto a que la
DGMN cuente con los medios que le permitan realizar estas gestiones.

Por otra parte, dentro del procedimiento propuesto, la Comisión planteó


sus dudas acerca de la legalidad de la atribución que se propone conferir a la
DGMN para destruir estas armas, teniendo presente que están correctamente
inscritas y que se trata de bienes de la masa hereditaria que pueden tener un
alto valor, como sería el caso, por ejemplo, de armas de colección o de
carácter histórico.

Cabe señalar que el Honorable Senador señor Fernández consultó si


existen datos acerca del número de armas de personas fallecidas, sin
regularizar su inscripción, con las cuales se han cometido delitos.

El Coronel señor Marcelo Rebolledo respondió que la DGMN no cuenta


con esa información.

Al respecto, el Honorable Senador señor Fernández destacó que sería


importante conocer ese tipo de datos, ya que ello permitiría tener más
elementos de juicio que sirvan para determinar la pertinencia de la normativa
propuesta.

En otro orden de materias, se consideraron las indicaciones


números 7 y 8.

El señor Subsecretario del Interior manifestó que la idea es fiscalizar que


las armas se mantengan en los lugares para cuya protección se autorizó la
inscripción. Ello, en atención a que es un hecho que las armas cambian de sitio
repetidas veces y es importante saber dónde se encuentran.

Para lo anterior se otorga a las autoridades fiscalizadoras y a


Carabineros la facultad de realizar la aludida verificación, consagrando
resguardos básicos que tienen por objeto no atentar contra la tranquilidad de
la persona que ha inscrito un arma. De esta manera, debiera detectarse la
ubicación de muchos de estos elementos.

El Honorable Senador señor Fernández consultó si existe capacidad para


ejercer este control.

El Coronel señor Marcelo Rebolledo expresó que sí existe esa capacidad


y, de hecho, hoy se realiza una fiscalización aleatoria, pero, al no estar
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 261 de 483

SEGUNDO INFORME COMISIÓN DEFENSA

normado, todo esto depende de la voluntad de las personas controladas. Ahora


bien, tal fiscalización alcanza a un 2% ó 3% de las armas inscritas.

El Honorable Senador señor Fernández señaló que si actualmente se


está realizando este control no sería necesario dictar normas al respecto. De
hecho, en la Cámara de Diputados se rechazaron las disposiciones que
proponen estas indicaciones. Destacó, además, que no es partidario de dar
más funciones a Carabineros, ya que esta institución debe abocarse a las
funciones que le son más propias.

Su Señoría agregó que la normativa propuesta por estas indicaciones -


en los términos poco categóricos en que está redactada- no tendría utilidad
práctica y sería fácil de burlar. Si hay sospecha de que se ha cometido un
delito, lo eficaz es solicitar autorización judicial para ingresar al lugar
correspondiente.

El Honorable Senador señor Páez manifestó que las indicaciones en


análisis proponen una fórmula que podría contribuir a detener la violencia que
se observa en nuestro país.

El Honorable Senador señor Canessa sostuvo que las normas que dichas
indicaciones sugieren tienen, más bien, un alcance teórico, ya que será muy
difícil llevarlas a la práctica, especialmente teniendo en cuenta la gran cantidad
de tareas que cumple Carabineros.

Su Señoría insistió en que, en este tipo de materias, los preceptos que


las regulen deben ser lo suficientemente simples para que sean eficaces.

El señor Subsecretario del Interior subrayó que no se está obligando a


fiscalizar, puesto que sólo se está otorgando la facultad de hacerlo, para poder
realizar controles preventivos. Precisó que no se trata de una atribución
exagerada, ya que es propio de las entidades fiscalizadoras verificar el
cumplimiento de la ley.

Por su parte, el señor Subsecretario de Guerra expresó que la idea es


obligar a quien tiene un arma en un lugar determinado a exhibirla, obligación
que hoy no existe. Además, las autoridades fiscalizadoras y Carabineros -que
realizarían esta labor- ya están facultadas por la Ley sobre Control de Armas
para ejercer la fiscalización de las mismas.

- En la última sesión, en lo relativo al tema precedentemente analizado,


vuestra Comisión rechazó, por unanimidad, la indicación número 8, votando
los Honorables Senadores señores Canessa, Fernández y Flores.

- También en la última sesión, y con la misma unanimidad recién


consignada, la Comisión estimó pertinente no consultar ninguna norma
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 262 de 483

SEGUNDO INFORME COMISIÓN DEFENSA

relacionada con la situación que se da respecto de un arma de fuego inscrita,


cuando fallece su poseedor o tenedor, para lo cual acordó lo siguiente:

- Aprobó, con modificaciones, las indicaciones números 18 y 19.

- Rechazó las indicaciones números 17 y 20, así como la propuesta de


redacción del Ejecutivo -oportunamente transcrita- sobre esta materia.

- Aprobó con modificaciones la indicación número 7,


puesto que el numeral 5) sólo considerará incisos quinto a octavo, nuevos.

Número 6)

Intercala un artículo 5° A, nuevo, en la Ley sobre Control de Armas.

Atendida la extensión de este artículo 5º A y el número de indicaciones


presentadas, la Comisión resolvió analizar su texto y pronunciarse
separadamente sobre las indicaciones recaídas en esta disposición, con el
objeto de facilitar los acuerdos que se adoptarán al respecto.

Inciso primero
Su encabezamiento es del siguiente tenor:
“Artículo 5° A.- Las autoridades señaladas en el artículo 4° sólo
permitirán la inscripción de un arma cuando su poseedor o tenedor cumpla con
los siguientes requisitos:”.

La indicación número 21, del Honorable Senador señor Stange,


reemplaza su encabezamiento por el que sigue:

“Artículo 5º A.- Las autoridades señaladas en el artículo 4º sólo


permitirán la inscripción de armas cuando su poseedor o tenedor cumpla los
siguientes requisitos:”.

- Esta indicación fue aprobada por la unanimidad de los miembros


presentes de la Comisión, Honorables Senadores señores Canessa, Fernández
y Páez, modificada de manera de aclarar que se refiere a la inscripción de una
o más armas.
Letra a)
Contempla como primer requisito ser mayor de edad.
Las indicaciones números 22, de los Honorables Senadores señores
Cantero, Fernández y Prokurica, y 23, del Honorable Senador señor Zaldívar
(don Adolfo), agregan la siguiente oración: “Se exceptúan de este requisito los
menores de edad que se encuentren registrados como deportistas o cazadores,
para el solo efecto del desarrollo de dichas actividades. En este caso, el uso de
las armas deberá ser supervisado por una persona mayor de edad.”.
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 263 de 483

SEGUNDO INFORME COMISIÓN DEFENSA

En primer término, la Comisión reparó en que la ley Nº 19.473, sobre


Caza, establece como requisito para obtener permiso para ser cazador, ser
mayor de 18 años de edad, por lo que la mención que al efecto hacen las
indicaciones en análisis no es procedente.

A continuación, se debatió acerca de la excepción que dichas


indicaciones proponen a favor de los menores de edad que se encuentren
registrados como deportistas.

Al término del debate, la Comisión coincidió en la pertinencia de aprobar


las indicaciones números 22 y 23, modificadas de manera de eliminar la
mención que hacen a los cazadores, estableciendo, asimismo, que los
deportistas menores de edad deberán estar debidamente autorizados por sus
representantes legales. Se concordó, además, en que la supervisión a que
alude esta normativa se aplicará para el uso y transporte de las armas.

- Puestas en votación las indicaciones números 22 y 23, se aprobaron,


con las enmiendas reseñadas -con el texto que se transcribe en el Capítulo de
Modificaciones-, votando favorablemente los Honorables Senadores señores
Canessa, Fernández y Flores.

Letra c)
Exige como requisito el siguiente:
“c) Haber aprobado un examen que acredite que tiene los conocimientos
necesarios sobre conservación, mantenimiento y manejo del arma que
pretende inscribir y que posee una aptitud física y psíquica compatible con el
uso de armas.”.

Las indicaciones números 24, de los Honorables


Senadores señores Chadwick, Coloma y Novoa; 25, de los Honorables
Senadores señores Horvath y Prokurica; 26, del Honorable Senador señor
Canessa; 27, de los Honorables Senadores señores Cantero, Fernández y
Prokurica; 28, del Honorable Senador señor Zaldívar (don Adolfo), y 29, del
Honorable Senador señor Vega, son para suprimirla.

Las indicaciones números 30, de los Honorables Senadores


señores Chadwick, Coloma y Novoa, y 31, de los Honorables Senadores
señores Horvath y Prokurica, en subsidio de sus indicaciones números 24 y 25,
son para reemplazarla por la siguiente:

“c) Un certificado médico que acredite que tiene una aptitud física y
psíquica compatible con el uso de armas.

Se entenderá que cumple este requisito el que sea titular de una licencia
para conducir vehículos motorizados que se encuentre vigente.”.
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 264 de 483

SEGUNDO INFORME COMISIÓN DEFENSA

La indicación número 32, del Honorable Senador señor Canessa, en


subsidio de su indicación número 26, es para sustituirla por la siguiente:

“c) Poseer la aptitud física y psíquica compatible con el uso de


armas, la cual se acreditará con el correspondiente certificado médico.”.

La indicación número 33, de S.E. el Presidente de la República, es para


reemplazarla por la siguiente:

“c) Haber aprobado un examen que demuestre que tiene los


conocimientos necesarios sobre conservación, mantenimiento y manejo del
arma que se pretende inscribir, y acreditar, en la forma que establece el
Reglamento, que no se encuentra afectado por alguna incapacidad física o
psíquica que sea incompatible con el uso de armas.”.

La indicación número 34, del Honorable Senador señor Stange, es para


sustituirla por la siguiente:

“c) Tener medios de subsistencia conocidos y tributables, en su


caso.”.

El Honorable Senador señor Fernández consultó qué requisitos se exigen


actualmente sobre este particular.

El Coronel señor Marcelo Rebolledo señaló que, fundamentalmente, se


solicita un certificado de antecedentes y se verifica que la persona no
sobrepase el cupo de armas inscritas autorizado por la ley. Es decir, no se
exigen los mismos requisitos propuestos en esta iniciativa legal.

El señor Subsecretario del Interior expresó que la idea es hacer un


examen con preguntas que demuestre que se tienen los conocimientos
necesarios sobre conservación, mantenimiento y manejo del arma a inscribir.
Además, se solicita acreditar la aptitud física y psíquica compatible con el uso
de armas.

Precisó que el examen físico sólo determinaría si la persona tiene la


capacidad de apuntar y disparar correctamente, lo que podría demostrarse con
un certificado médico o si la persona acredita haber aprobado un examen para
conducir vehículos motorizados, ya que esto comprobaría su capacidad de
motricidad fina.

En cuanto al examen psíquico, manifestó que es más complejo, pero en


esta materia hay ciertos estándares aceptados por la Psicología que podrían
ser administrados por la DGMN, sin incurrir en altos costos. Ahora bien, el
Ejecutivo no tendría inconvenientes en que esta aptitud se acredite mediante
el competente certificado médico.
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 265 de 483

SEGUNDO INFORME COMISIÓN DEFENSA

El Honorable Senador señor Fernández se mostró partidario de eliminar


la letra c) en análisis, pero, en caso de que se estableciera la necesidad de
contemplarla, estimó que bastaría pedir un certificado médico que acredite
tanto la aptitud física como la psíquica, o bien, como ya se propuso, que se
demuestre contar con una licencia para conducir vehículos motorizados.

El señor Subsecretario del Interior subrayó que, a juicio del Ejecutivo, la


fórmula propuesta en su indicación número 33 -ya transcrita- es la que regula
esta materia de manera más completa.

Analizado este tema en el seno de la Comisión, los señores Senadores


concordaron en la siguiente redacción para la letra c) en debate:

“c) Poseer aptitud física y psíquica compatible con el uso de armas, la


que se acreditará con un certificado médico.

Se entenderá que cumple este requisito el que sea titular de una licencia
para conducir vehículos motorizados que se encuentre vigente.”.

- A continuación, vuestra Comisión, con los votos positivos de los


Honorables Senadores señores Canessa, Fernández y Páez, aprobó las
indicaciones números 24, 25, 26, 27, 28, 29, 30, 31, 32 y 33, modificadas de
manera de contemplar esta letra c) con el texto transcrito precedentemente.

Luego, la Comisión consideró la indicación número 34, que propone


como letra c), la siguiente:

“c) Tener medios de subsistencia conocidos y tributables, en su caso.”.

- Consecuencialmente con los acuerdos adoptados anteriormente, esta


última indicación fue rechazada unánimemente, votando los mismos señores
Senadores recién individualizados.

Letra d)

Contempla el siguiente requisito:

“d) No hallarse condenado o procesado por crimen o simple delito, lo


que se acreditará con el respectivo certificado de antecedentes.”.

La indicación número 35, de S.E. el Presidente de la República, la


reemplaza por la siguiente:

“d) No hallarse condenado por crimen o simple delito, lo que se


acreditará con el respectivo certificado de antecedentes.”.
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 266 de 483

SEGUNDO INFORME COMISIÓN DEFENSA

Las indicaciones números 36, de los Honorables Senadores señores


Chadwick, Coloma y Novoa, y 37, de los Honorables Senadores señores
Horvath y Prokurica, son para sustituirla por la siguiente:

“d) No haber sido condenado a pena aflictiva o por crimen o simple


delito contra la vida o la integridad de las personas, o por crimen o simple
delito contra la propiedad cometido con armas.”.

- La unanimidad de los miembros presentes de la Comisión, Honorables


Senadores señores Canessa, Fernández y Páez, adoptó los siguientes
acuerdos:
- Aprobó la indicación número 35.
- Rechazó las indicaciones números 36 y 37.

ooo
Enseguida se consideró la indicación número 38, de S.E. el Presidente de
la República, que intercala, a continuación de la letra d), la siguiente letra
nueva:
“…) No haber sido dictado a su respecto auto de apertura del juicio oral.
Para estos efectos, los jueces de garantía deberán comunicar mensualmente a
la Dirección General de Movilización Nacional las personas respecto de las
cuales se hubiere dictado dicha resolución.”.
- Fue aprobada como letra e), nueva, con los votos favorables de los
Honorables Senadores señores Canessa, Fernández y Páez.
ooo

Enseguida se analizaron las indicaciones números 39, de los Honorables


Senadores señores Chadwick, Coloma y Novoa, y 40, de los Honorables
Senadores señores Horvath y Prokurica, que intercalan, a continuación de la
letra e), el siguiente inciso, nuevo:

“El cumplimiento de los requisitos establecidos en las letras d) y e) se


acreditará con el respectivo certificado de antecedentes emitido por el Servicio
de Registro Civil e Identificación.”.

Cabe consignar que la letra e) -que no fue objeto de indicaciones-


establece el requisito de no haber sido sancionado en procesos relacionados
con la ley Nº 19.325, sobre Violencia Intrafamiliar.

- Como consecuencia de los acuerdos adoptados previamente, la


Comisión, con los votos por la negativa de los Honorables Senadores señores
Canessa, Fernández y Páez, rechazó las indicaciones números 39 y 40.
ooo

Incisos segundo y tercero


Historia de la Ley Nº 20.014 Página 267 de 483

SEGUNDO INFORME COMISIÓN DEFENSA

Sus textos son los que siguen:

“La letra c) del inciso primero no se aplicará a los miembros en servicio


activo de las Fuerzas Armadas, de Orden y Seguridad Pública y de
Gendarmería de Chile.
El poseedor o tenedor de un arma inscrita deberá someterse cada cinco
años a un examen para determinar su aptitud física y psíquica para la tenencia
y el uso de armas, conforme a lo dispuesto en la letra c) de este artículo.”.

Fueron objeto de once indicaciones:

Las indicaciones números 41, de los Honorables Senadores señores


Chadwick, Coloma y Novoa; 42, de los Honorables Senadores señores Horvath
y Prokurica; 43, del Honorable Senador señor Canessa; 44, de los Honorables
Senadores señores Cantero, Fernández y Prokurica, y 45, del Honorable
Senador señor Zaldívar (don Adolfo), suprimen los incisos segundo y tercero
del artículo propuesto.

La indicacion número 46, del Honorable Senador señor Stange, es para


adecuar las letras que se mencionan en el inciso segundo, en la siguiente
forma: La referencia a la letra c) debe entenderse hecha a la letra d); la
referencia a la letra d) debe entenderse a la letra e) y a la letra e) debe
entenderse a la letra f).

La indicación número 47, del Honorable Senador señor Vega, intercala,


en el inciso segundo, a continuación de la frase “en servicio activo”, la
siguiente: “, en retiro y reserva”.

Las indicaciones números 48, del Honorable Senador señor Stange, y


49, del Honorable Senador señor Vega, son para suprimir el inciso tercero del
artículo propuesto.

La indicación número 50, de S.E. el Presidente de la República, es para


reemplazar el inciso tercero por el siguiente:

“El poseedor o tenedor de un arma inscrita deberá acreditar cada


seis años su aptitud física y psíquica para la tenencia y el uso de armas,
conforme a lo dispuesto en la letra c) de este artículo. Con todo, se presumirán
dichas aptitudes respecto de quien posea licencia para conducir vehículos
motorizados, expedida por la autoridad competente, y mientras ésta se
encuentre vigente.”.

La indicación número 51, del Honorable Senador señor Canessa, es para


sustituir el inciso tercero por el siguiente:
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 268 de 483

SEGUNDO INFORME COMISIÓN DEFENSA

“El poseedor o tenedor de un arma inscrita deberá, cada siete


años, acreditar, de la misma manera dispuesta en la letra c) de este artículo
que mantiene la aptitud física y psíquica para la tenencia y uso de armas.”.

La Comisión centró el debate respecto de la norma del inciso tercero en


análisis.

El señor Subsecretario del Interior manifestó que el propósito


fundamental del Ejecutivo es que la persona acredite, cada cierto tiempo, que
mantiene sus aptitudes físicas y psíquicas compatibles con el uso de armas.

El Honorable Senador señor Fernández expresó que debiera seguirse la


línea ya acordada en relación con la letra c) del inciso primero de este artículo
5º A, nuevo, que se propone, pero acreditando el requisito en cuestión cada
seis años, atendiendo a la regla general del plazo por el que se otorga la
licencia de conducir vehículos motorizados.

Su Señoría remarcó que, en todo caso, esta exigencia sólo debiera regir
las futuras inscripciones de armas, ya que, en ese entendido, aprobó la aludida
letra c), y no se aplicaría a los actuales poseedores o tenedores de armas
inscritas. Así se planteó en la discusión en general de este proyecto, lo que, en
ese momento, fue respaldado por los representantes del Ejecutivo.

La Comisión advirtió que, precisamente, la indicación número 125 del


Ejecutivo -que agrega un artículo transitorio nuevo al proyecto- contempla la
regulación de esta materia, con el siguiente texto:

“Artículo … transitorio.- Las personas que a la fecha de publicación de


esta ley posean o tengan armas de fuego inscritas, no estarán sujetas al
cumplimiento del requisito establecido en el inciso tercero del artículo 5º A.

Sin perjuicio de lo establecido en el inciso anterior, los actuales


poseedores deberán sujetarse a lo dispuesto en la norma señalada, desde la
fecha en que cumplan 65 años de edad.”.

El Honorable Senador señor Fernández expresó su desacuerdo con el


inciso segundo del artículo transitorio recién transcrito, por las razones que ya
señaló en la discusión en general, en orden a que no deben establecerse
nuevos requisitos para quienes, cumpliendo siempre con la ley, ya tienen sus
armas inscritas.

El señor Subsecretario del Interior precisó que dicho precepto sólo busca
acreditar que la persona mantiene sus aptitudes físicas y psíquicas compatibles
con el uso de armas.
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 269 de 483

SEGUNDO INFORME COMISIÓN DEFENSA

- Terminado el debate, la Comisión, por la unanimidad de sus miembros


presentes, Honorables Senadores señores Canessa, Fernández y Páez, adoptó
los siguientes acuerdos:

- Aprobó el inciso segundo del artículo 5º A, nuevo, propuesto, sin


modificaciones.

- Sustituyó su inciso tercero, por el siguiente:

“El poseedor o tenedor de un arma inscrita deberá acreditar, cada seis


años, contados desde la fecha de la inscripción, que cumple con el requisito
contemplado en la letra c) del inciso primero de este artículo.”.

- A tal efecto, con igual votación a la consignada precedentemente,


aprobó, con modificaciones, las indicaciones números 41, 42, 43, 44, 45, 48,
49, 50 y 51. Al mismo tiempo, rechazó la indicación número 47.

- En lo que respecta a la indicación número 125 -ya transcrita-, los


mismos señores Senadores previamente individualizados, aprobaron
unánimemente, con una enmienda de técnica legislativa, el inciso primero del
artículo transitorio, nuevo, que propone, dejando pendiente lo relativo a su
inciso segundo.

En la siguiente sesión, se analizó la posibilidad de consultar como texto


para ese inciso segundo, el que se indica a continuación:

“Si dichas personas, desde la fecha en que cumplan sesenta y cinco años
de edad, no tuvieran una licencia para conducir vehículos motorizados que se
encuentre vigente, deberán someterse a un examen que determine su aptitud
física y psíquica para la tenencia y el uso de armas, en la forma que disponga
el reglamento.”.

El Honorable Senador señor Fernández reiteró que, con motivo de la


discusión en general de este proyecto, el Ejecutivo estuvo de acuerdo en que a
quienes actualmente posean o tengan armas inscritas no se les exigirían
nuevos requisitos, por lo que Su Señoría no es partidario del inciso segundo de
la indicación en análisis ni del texto transcrito precedentemente.

El señor Subsecretario del Interior insistió en que se trata de evitar que


personas que puedan haber perdido su capacidad para poseer o tener armas,
las mantengan en su poder, y, es por ello, que se propone efectuar el examen
en cuestión a quienes hayan cumplido sesenta y cinco años de edad.

- Puesto en votación el inciso segundo de la indicación número 125 en


análisis, se rechazó unánimemente, votando los Honorables Senadores señores
Canessa, Fernández y Flores.
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 270 de 483

SEGUNDO INFORME COMISIÓN DEFENSA

- Cabe señalar que, en una sesión posterior, la Comisión rechazó,


unánimemente, la indicación número 46, votando los Honorables Senadores
señores Canessa, Fernández y Flores.

Inciso cuarto

Su texto es el siguiente:

“Si, por circunstancia sobreviniente, el poseedor o tenedor de un arma


inscrita pierde las aptitudes consignadas en la letra c) o es procesado o
condenado en conformidad con la letra d), o bien sancionado en los procesos a
que se refiere la letra e), la Dirección General de Movilización Nacional deberá
proceder a cancelar la respectiva inscripción, reemplazándola por una nueva a
nombre de la persona que el poseedor o tenedor original señale y que cuente
con autorización para la posesión o tenencia de armas.”.

Las indicaciones números 52, de los Honorables Senadores señores


Chadwick, Coloma y Novoa, y 53, de los Honorables Senadores señores
Horvath y Prokurica, son para reemplazarlo por el siguiente:

“Si el poseedor o tenedor de un arma inscrita es condenado por


crimen o simple delito de aquéllos que señala la letra d), o es sancionado en
los procesos a que se refiere la letra e), la Dirección General de Movilización
Nacional deberá proceder a cancelar la respectiva inscripción, reemplazándola
por una nueva a nombre de la persona que el poseedor o tenedor original
señale y que cuente con autorización para la posesión o tenencia de armas.”.

Las indicaciones números 54, del Honorable Senador señor Canessa, y


55, del Honorable Senador señor Vega, suprimen la frase “pierde las aptitudes
consignadas en la letra c) o”.

- La Comisión, por la unanimidad de sus miembros presentes,


Honorables Senadores señores Canessa, Fernández y Flores, acordó lo
siguiente:

- Rechazó las indicaciones números 52, 53, 54 y 55.

- Aprobó el inciso cuarto en análisis, con adecuaciones formales.


ooo

A continuación se consideró la indicación número 56, de S.E. el


Presidente de la República, para agregar en el artículo 5º A propuesto en el
proyecto, el siguiente inciso, nuevo:
Historia de la Ley Nº 20.014 Página 271 de 483

SEGUNDO INFORME COMISIÓN DEFENSA

“Para los efectos indicados en el inciso anterior, dentro de los cinco


primeros días de cada mes, el Registro Nacional de Conductores de Vehículos
Motorizados deberá comunicar a la Dirección General de Movilización Nacional
las cancelaciones