Sie sind auf Seite 1von 3

EL ACCIDENTE GRAMATICAL

Autor: Mario Manuel Montero Medina


Caballero Rojo
(Texto interdisciplinario)
Merry, es una maestra de química, oriunda de San Cristóbal de las Casas, que ya
estaba harta de la insostenible situación que vivía con su esposo Martín, un
maestro de español que siempre justificaba con “accidentes” las torpezas que
cometía, producto de su afición inmoderada al aguardiente.

─¡Martín, ya no soporto más esta situación que vivo contigo! ¡Tú y tu maldita
garrafa de caña de tres litros!; ¡pero yo soy la única culpable, porque con tal de
tenerte contento, yo misma asisto al expendio a comprártela, sorteando las
indecencias de las que soy objeto por parte de los ebrios y holgazanes que me
encuentro en el camino!

La vez pasada que estabas arreglando, según tú, el contacto para enchufar el
refrigerador, acompañado de tu maldito botellón, y me dijiste que girara el tornillo.
Me dio un tremendo sacudón la corriente; solo te justificaste con “perdóname,
mujer, fue un accidente casero”. Luego resultó que el enchufe nada tenía que ver,
pues la intensidad de la energía era muy baja y eso impedía que el aparato
enfriara bien. Y el otro día que venías borracho, para variar con tu garrafa, y nos
pasaste a matar al rebasar sin precaución a aquel taxi con número económico
1910 que terminó colisionando con nosotros… Como siempre, saliste con tu
“perdóname, mujer, fue un accidente automovilístico”. Bien recuerdo el número del
taxi porque es el de una fecha memorable aquí en México.

Qué decir de aquella tarde en que estábamos haciendo las figuras geométricas,
trabajo manual de nuestra única hija; tú con tu inherente garrafa me dijiste que
tomara el cartoncillo de ambas esquinas para que lo cortaras con el cúter… y
¡tras!, me cortaste el dedo anular. Hasta ahora me duele cuando hay frío. O
aquella mañana que mañosamente para desviar mi enfado, desde temprano te
pusiste el mandil que me regalaron el día de las madres, para cocinar aquellas
horripilantes lentejas que más bien parecían municiones de plomo con otras
aleaciones, pero que tú te autoeximiste diciendo: “Excuseme my love, fue un
accidente gastronómico”. ¡Uy, qué feas estaban! Así nos las comimos.

Todo eso te lo pude perdonar, tus excusas de “accidentes”, tu garrafa, tu


inutilidad… pero ahora resulta que, sin querer, leo en tu celular; que bien sabes
que jamás ando husmeando en ese aparato porque soy respetuosa de la
privacidad…, pero lo dejas ahí, junto a tu garrafa, y que suena… y que me atrevo
a ver quién te había dejado un whatsapp… ¿y qué descubro? Descubro que tú no
tienes mujer sino mujeres, descubro que no tienes hija sino hijas, descubro que no
tienes casa sino casas… ¿¡y eso, Martín!?, ¿¡es también un accidente!?

─Sí Merry…, es un accidente.

─¡Conque accidente, eh! ¿Y… qué accidente es, Martín?, ¿me podrías informar?

─Eso, eso es… un accidente gramatical.

No te enojes mujer… Sírveme un traguito de la garrafa.

─Está bien, te serviré un traguito de la garrafa como todos los días, como en todos
los accidentes: caseros, automovilísticos, de trabajo, gastronómicos… y…
gramaticales.

─¡Glup, glup, glup, glup!

Oye mujer, este trago sabe diferente. ¿Qué me… ser…viste…? ¡Ouch! ¡Ay! ¿Qué
es… es…to…, muj…er? #$%&¡?!#=. Esto no es aguar… diente…

─¡Ay, perdón mi amor!… ¡Fue un accidente!

─¿Y… qué… ac…ci…den…te… es…, mu…jer?

─Este es… un accidente garrafal. Me confundí de botellón y tomé el del vinagre.


No te preocupes, al rato se te pasa.

Moraleja:
Cuídate de los accidentes gramaticales… porque después… podría ser garrafal.

Realiza una paráfrasis del texto


1.- ¿Qué puedes decir sobre el título de este texto?
2.- ¿Qué valores y antivalores se ven en la historia?
3.- Relaciona el valor de la dignidad con este texto.
4.- ¿Qué temáticas se presentan en esta historia?
5.- Encuentra la contradicción que presenta la historia.
Texto interdisciplinario
5.- ¿En qué momentos del texto se presentan las diferentes asignaturas?
Química.-
Física.-
Matemáticas.-
Español.-
Geografía.-
Historia.-
Tecnología.-
Inglés.-
Form. Cív. Ética.-