Sie sind auf Seite 1von 7

Universidad Abierta Para Adultos

(UAPA)

Asignatura

Psicología General 2

Tema

Tarea #4 y #5

Facilitador (a)

Annery Mariel Hiraldo Grullon

Participante/matricula

Maritza Paulino / 04-0531

Fecha

31 de Enero del 2018


TAREAS #4-5

Lectura y análisis del tema trastorno psicológico del texto básico, Feldman,
R. (2014). Psicología con aplicaciones en países de habla hispana Santa Fe:
Mc Graw Hill Interamericana.de la páginas: 444 a la 483 2 u otras fuentes y:

1. Presente en un diario de doble entrada en donde se evidencie los


aspectos que caracterizan los trastornos psicológicos normales y
anormales.
Lo “normal” de lo “anormal” en el aspecto psicológico, se debe en gran parte a la
dificultad que ha existido para definir tales condiciones. En la psicología, se ha
hecho difícil llegar a un claro consenso sobre lo que debemos considerar como
“normal” y qué debemos considerar como “anormal”. Pero además, la falta de
consenso no acaba allí, pues, es una situación que también se presenta cuando
de definir la salud mental se refiere. Incluso, estamos los psicólogos que
consideramos inapropiado utilizar el concepto de “salud” o el de “enfermedad”
para referirnos a los estados psicológicos o mentales. Para que ustedes conozcan
lo difícil que resulta definir la normalidad en la psicología, voy a hablarles de los
diferentes criterios de normalidad que se utilizan en las ciencias psicológicas. No
hay un criterio único de lo que es normal a la hora de calificar el comportamiento o
el estado psicológico de una persona.
2. Elabora un mapa mental con los principales trastornos
psicológicos conductuales tomando en cuenta sus clasificaciones

Trastornos

Psicológicos
Bulimia

Esquizofrenia

Sonambulismo
Anorexia
nerviosa
Fobia
3. Redacte un informe integrando los siguientes aspectos:
a. Los trastornos psicológicos en perspectiva

Frecuencia
Los llamados mecanismos de defensa que son los procesos mentales
inconscientes que el yo utiliza para resolver sus conflictos y que habitualmente son
la fantasía, la disociación, la negación, el aislamiento, la proyección, la escisión, la
agresión pasiva y la identificación proyectiva, se va desapareciendo en las
personas que con frecuencia padecen estos trastorno. Ya sea por los genético
como dice estos datos Daneses que encontré de adopción, se vio que los padres
adoptivos de niños que desarrollan posteriormente trastornos de la personalidad
tenían un 7% de psicopatía, porcentaje similar al de la población general, mientras
que un 14% de los padres biológicos de dichos niños tenían trastornos de la
personalidad. Y si es Biológico, aparte de las anomalías existentes en las
regiones frontales, existen también ciertas anomalías en regiones como el giro
angular y el cuerpo calloso y esto afecta y ayuda a los trastorno Psicológico.

c. Contexto social y cultural


Como en todos los trastornos, en la valoración de la personalidad se debe tener
en cuenta los antecedentes étnicos, culturales y sociales de la persona ya que no
se debe confundir un trastorno de personalidad con una serie de problema
asociados a la adaptación a una cultura diferente; o con la expresión de hábitos,
costumbres o valores religiosos o políticos que le son propios al sujeto por su
cultura de origen. Por ello, tenemos que mencionar la importancia para el
profesional de obtener información de personas externas que conozcan el entorno
cultural y social de la persona que se va a tratar.

d. El DSM-IV-R / El DSM-V y la cultura


Es una clasificación categorial que divide los trastornos mentales en diversos tipos
basándose en series de criterios con rasgos definitorios:

Desordenes clínico.
Desordenes de personalidad y de retardación mental.
Condición médica general.
Problemas psicosociales y ambientales.
Evaluación global del funcionamiento.

La amplia aceptación internacional del DSM indica que esta clasificación es una
herramienta muy útil para identificar los trastornos mentales tal y como son
padecidos por los individuos de todo el mundo. Sin embargo, existen pruebas de
que los síntomas y el curso de un gran número de trastornos están influidos por
factores étnicos y culturales. Con el fin de facilitar su aplicación a personas de
diversas culturas y etnias, el DSM-IV consta de un nuevo apartado dedicado a los
rasgos ligados a la cultura.

TAREA#5
Estimados participantes contesta las siguientes preguntas y al final realiza
un análisis interpretativo con tu opinión personal de las mismas...
¿Cualquier persona puede desarrollar una enfermedad mental?

Sí. En el origen de la enfermedad mental se sabe que existe una predisposición


genética, pero también una serie de desencadenantes de dicha enfermedad, que
tienen que ver con el estilo de vida, conductas de riesgo y acontecimientos vitales,
y con cómo éstos afectan a cada persona.

¿La enfermedad mental se cura?

Es una enfermedad crónica y como tal las personas deberán seguir un tratamiento
para mantenerse estables y evitar las recaídas. Con los tratamientos existentes y
facilitando a la persona los apoyos necesarios, puede vivir de forma independiente
y alcanzar sus objetivos personales y, con ello, una buena calidad de vida.

¿Cuáles son sus limitaciones?

Las personas que sufren un trastorno mental grave presentan tanto sintomatología
positiva (delirios, alucinaciones, etc.) como sintomatología negativa (apatía,
aislamiento, baja tolerancia a situaciones de estrés,…). No todas las personas
presentan los mismos síntomas ni en la misma intensidad. Existe una tendencia
general a pensar que son personas “incapaces” física e intelectualmente de
realizar muchas tareas de la vida diaria pero con los apoyos adecuados (recursos,
servicios, programas, medicación, terapia, etc.) son capaces de alcanzar una vida
normalizada.

¿Cuál es la evolución de la enfermedad mental?

Depende de cada caso particular. El seguimiento del tratamiento y de las


indicaciones terapéuticas es condición necesaria pero no suficiente para asegurar
una buena evolución, ya que los acontecimientos vitales que le toque vivir a la
persona, y los apoyos con los que cuente también tienen su influencia. Se sabe
que hay ciertas condiciones que mejoran el pronóstico, pero también hay muchas
variables subjetivas que influyen en el mismo y que no son controlables.
¿Pueden vivir solos/as?

Una persona con enfermedad mental puede vivir sola contando con los apoyos
necesarios que respondan a su situación personal. Encontramos diferentes
realidades, personas que viven solas, personas que comparten piso con apoyo
profesional, etc. Cada persona debe tener en cuenta su situación y los apoyos con
los que cuenta.

¿Pueden trabajar? ¿Qué tipos de trabajo pueden realizar?

El trabajo es una buena opción para muchas personas que encuentran en él una
motivación importante. Pueden desempeñar cualquier trabajo que se adecue a sus
habilidades y/o formación y que no implique un elevado grado de estrés o presión.

¿Es importante que la persona con enfermedad mental trabaje?

Indudablemente la inserción laboral es una asignatura pendiente en este colectivo.


Es tan importante obtener un empleo como mantener el que ya se tenía cuando
aparece la enfermedad. Es primordial, siempre que la persona quiera trabajar,
apostar por ello y buscar aquellos empleos que se ajusten mejor a la situación de
cada persona.

¿Puede una persona con enfermedad mental tener varios diagnósticos?

Sí. Una persona puede presentar la manifestación de varias enfermedades


mentales.

¿Pueden a una persona cambiarle el diagnóstico?

Sí, una persona puede presentar varios cambios en los diagnósticos a lo largo de
su vida.
Poder diagnosticar y poner nombre a la enfermedad mental resulta complejo, ya
que:

 La persona tiene que cumplir con criterios para la clasificación.


 Estos criterios, además tienen que permanecer una temporalidad.
 Hay síntomas de una y otras enfermedades que se pueden solapar.
 Hay momentos vitales en los que la sintomatología predominante va
variando, lo cual puede llevar a la modificación del diagnóstico.

Por ello resulta complejo poder hacer un diagnóstico diferencial que sea único en
La vida de la persona.
¿A qué edad puede aparecer una enfermedad mental?

A cualquier edad. Es frecuente que aparezcan durante la adolescencia o los


primeros años de la edad adulta, pero la persona es susceptible de desarrollarla a
cualquier edad.

¿Las personas que tienen una enfermedad mental tienen un coeficiente


intelectual más bajo?

No, las enfermedades mentales no están relacionadas con la capacidad


intelectual.