You are on page 1of 4

Alimentos que ayudan a los niños a crecer

1. Lácteos: son claves para el desarrollo de los huesos ya que las proteínas que
contiene son un macronutriente esencial para su formación.
2. Carnes: las proteínas que contienen son fundamentales para el desarrollo del niño.
Sobre todo las carnes rojas, ayudan a formar tejido nuevo y estimulan la hormona
del crecimiento.
3. Cereales: proporcionan energía y ayudan a las proteínas para que realicen su
función de forma correcta.
4. Frutas: de la misma manera que los cereales, son el combustible del cuerpo y
ayudan a proporcionar la energía necesaria a los niños.
5. Aceite de oliva: ya sea en ensalada o para cocinar, debemos introducirlo en la dieta
del niño ya que contiene grasas saludables, las monoinsaturadas y ricas en omega 3
que ayudan a su crecimiento.
6. Pescado: sobre todo los azules, también ricos en ácidos omega 3, que no puede
fabricarlos el cuerpo y son necesarios durante la etapa de desarrollo del niño.
7. Agua: es básica para vivir, y el organismo la necesita para, entre otras cosas,
abastecer a los músculos cuando aumentan de tamaño.
8. Verduras: ayudan al correcto crecimiento de los niños ya que aportan vitaminas y
minerales.
9. Legumbres: aportan, además de vitaminas y minerales, hierro. El hierro estimula la
resistencia física, la inmunidad del cuerpo y evita la anemia.
10. Frutos secos: son una estupenda fuente de energía para el cuerpo y además tienen
propiedades antioxidantes.

LÁCTEOS
Son los alimentos más recurrentes a la hora de pensar en calcio, por ello
son las principales fuentes de éste para la mayoría. Entre los lácteos
encontramos alimentos como la leche, el yogur o el queso. Los lácteos
desnatados tienen la misma cantidad de calcio que sin desnatar

2. FRUTOS SECOS
Algunos como las almendras, avellanas, nueces o pistachos contienen un
alto contenido en calcio. El problema que suponen es que éste no se
absorbe del todo y tienen un contenido calórico a tener en cuenta para
personas que tengan algún tipo de problema de obesidad.

3. PESCADO AZUL
Éste es el que más calcio contiene, sobre todo cuando se trata de pescado
enlatado. Destacan las sardinas, ya que durante el tratamiento térmico al
que es sometida la conserva, la espina se ablanda y el calcio de ésta pasa
directamente a la carne.

4. MARISCO
Aunque no sea algo que se pueda consumir diariamente, hay alimentos en
este grupo que contienen importantes cantidades de calcio como por
ejemplo las gambas, los langostinos, los mejillones, los berberechos, el
pulpo o las almejas.

5. ESPECIAS
Cuenta a su favor con que pueden condimentar cualquier plato que
cocinemos, además apenas aportan calorías. Algunos ejemplos son el
orégano, la canela y el laurel.
El calcio y la vitamina D ayudarán a que nuestros hijos crezcan fuertes

6. HUEVO
Es un alimento básico en la alimentación de cualquiera persona y, además
es rico en calcio, aunque éste se concentra principalmente en su cáscara.
Es también recomendable su consumo por la concentración de vitamina D
que tiene su yema.

7. LEGUMBRES
Son ricas en calcio pero la presencia de fibra y ácido fítico arrastra parte de
éste e impide su total absorción. Para poder minimizar los efectos de estos
es recomendable, al cocinarlas, respetar los tiempos de cocción. Destacan
las judías blancas, los garbanzos y las lentejas.

8. TOFU
Para aquellas personas que sean vegetarianas, el tofu es la solución para
poner obtener calcio, además es bajo en calorías.

9. VERDURAS
Hay mayor concentración de calcio en las verduras de hoja verde, como los
berros o las espinacas. Son muy recomendables como fuentes de calcio la
col rizada, brócoli y el repollo chino.

Para que los niños crezcan sanos y fuertes es importante cuidar de


su alimentación para ayudar al organismo a crecer y adaptarse a cada edad. Una
adecuada selección de los alimentos, en especial, en los primeros años de vida, es
importante para asegurar el crecimiento y la salud. Por estas razones te vamos a
indicar qué alimentos son los más recomendados para tus hijos.
La infancia y la pubertad son las dos etapas en las que se experimenta el
crecimiento, es por ello que cada nutriente es fundamental para los niños y
adolescentes. No obstante, los alimentos para crecer deben tenerse en cuenta
durante toda la vida, ya que el cuerpo humano nunca deja de cambiar.
1. Proteínas. Este nutriente resulta esencial para el crecimiento, nunca debe faltar
en la dieta diaria, ni de un niño, ni de un adulto. Alimentos como la carne de pollo,
los lácteos (queso, leche o yogur) y el huevo son de vital importancia. Su principal
función es la formación de tejido nuevo, pero además, al ser alimentos ricos en
proteínas, se encargan de estimular la hormona del crecimiento (triptófano,
arginina, lisina y tirosina), sobre todo en los más pequeños.
Te puede interesar:¡Consume carne roja para fortalecer tus músculos!
2. Hidratos de carbono. Este grupo de alimentos es el encargado de proporcionar
energía al cuerpo y de preservar a las proteínas para que puedan realizar sus
funciones de manera correcta. Se aconsejan los hidratos de carbono de absorción
lenta, los azúcares complejos (cereales integrales, legumbres, verduras) y, como
azúcares rápidos que aportan la energía de manera instantánea, la fruta.
3. Grasas insaturadas. Las grasas son importantes para el organismo, puesto que
son las responsables de proteger el sistema cardiovascular y forman parte de las
membranas que recubren los órganos. Se aconseja consumir frutos secos, aceite
de oliva o vegetal y todo tipo de semillas
4. Agua: el agua es fuente de vida. Sin ella, esta es imposible y, además, abastece a
los músculos cuando aumentan de tamaño, de modo que nunca puede faltar.
Beber dos litros de agua al día es suficiente para cubrir las necesidades del
organismo.
5. Vitaminas. Son responsables en gran medida de la reparación tisular. Participan
en el metabolismo energético y actúan también en la síntesis de colágeno. Las
siguientes son las principales vitaminas responsables de un correcto crecimiento y
los alimentos donde se acumulan: alimentos como los cítricos, fuente de vitamina
C; las verduras frescas, fuente de vitamina A; el aceite de oliva, fuente de vitamina
E; las carnes, leche y yogures, fuentes de vitaminas del grupo B; o el huevo y
el pescado, fuentes de vitamina D.
6. Minerales. Calcio, fósforo y hierro son imprescindibles para un buen
crecimiento. El calcio se halla en la leche y sus derivados, las legumbres,
el pescado y los frutos secos. El fósforo se encuentra en estos mismos alimentos y
en la carne. El hierro está presente en verduras de hoja verde, legumbres,
carne y cereales integrales.