Sie sind auf Seite 1von 7

REPORTE 1.

PROCESO DE FABRICACIÓN Y LAMINACIÓN


DE PERFILES ESTRUCTURALES

MATERIA:
DISEÑO DE SISTEMAS ESTRUCTURALES

TRABAJO REALIZADO POR:


ARIEL FERNANDA CORTES BARRIENTOS

PROFESOR:
ARQ. JOSE LUIS TAPIA MENDOZA

FECHA DE ENTREGA:
JUEVES 18 DE ENERO DEL 2018
Marco Teórico
Perfiles estructurales
Estos pueden ser sencillos o armados, y se utilizan cuando las
inversiones de carga pueden someter al miembro diseñado para tensión a
ciertas compresiones o cuando se requiere una cierta rigidez; los cables
varillas y barras no cumplirán con las necesidades del caso.

Los lingotes de acero de la refinación se laminan para formar placas de


anchos y espesores variables. Con ellas se fabrican distintos tipos de
perfiles estructurales; barras redondas, cuadradas y rectangulares; y
tubos. La mayor parte del laminado se efectúa sobre el acero en caliente,
y el producto se llama “acero laminado en caliente”. Algunas de las
placas más delgadas, se laminan o doblan aún más, después de enfriadas,
para hacer productos de acero laminados en frío o “formados en frío”.
Exposición
Proceso de fabicación y laminación
Existen dos materias primas fundamentales de las cuáles se puede
obtener el acero:
 El arrabio, obtenido a partir de mineral en instalaciones dotadas de
alto horno (proceso integral);
 Las chatarras tanto férricas como inoxidables.
El proceso de fabricación, se condiciona por el tipo de materia prima que
se utilice. Es decir, para fabricar acero a partir de arabio, se utiliza el
convertidor con oxígeno, mientras que para la chatarra como única
materia prima, se utiliza exclusivamente el horno de arco eléctrico.

La fabricación del acero en horno eléctrico se basa en la fusión de las


chatarras por medio de una corriente eléctrica, y al afino posterior del
baño fundido.
El proceso completo consiste en __ pasos que más delante de
describirán:
1. Fase de fusión
2. Fase de afino
3. Colada continua
4. Laminación
Fase de fusión
Una vez introducida la chatarra y los demás agentes en el horno, se
desplaza la bóveda hasta cerrar el horno y se bajan los electrodos hasta a
distancia apropiada, haciéndose saltar el arco hasa fundir completamente
los materiales cargados. El proceso se repite hasta completar la capacidad
del horno, constituyendo este acero una colada.

Fase de afino
El afino se lleva a cabo en dos etapas:
1. Se analiza la composición del baño fundido y se procede a la
eliminación de las impuresas y de los elementos indeseables, como
lo son el silicio, manganeso, fósforo, entre otros; y realizar un
primer ajuste de la composición química por medio de la adición
de ferroaleaciones que contienen los elementos necesarios.
2. El acero obtenido se vacía en una cuchara de colada, que hace la
función de cuba de un segundo horno de afino en el que termina de
ajustarse la composición del acero y de dársele la temperatura
adecuada.

Colada continua
Procedimiento siderúrgico en el que el acero se vierte directamente en un
molde, cuya seccion transversal tiene la forma geométrica del
semiproducto que se desea fabricar.
La artesa receptora tiene un orificio de fondo, o buza, por el que
distribuye el acero líquido en varias líneas de colada, cada una de las
cuales dispone de su lingotera o molde, generalmente de cobre y paredes
huecas para permitir su refrigeración con agua, que sirve par dar forma al
producto.
Se aplica un sistema de enfriamiento controlado por duchas de agua fría
primero y al aire después, cortándose el semiproducto en las longitudes
deseadas mediante sopletes que se desplazan durante el corte.

Laminación
Podemos decir, de manera concisa, que el proceso de laminación consiste
en hacer pasar al semiproducto entre dos rodillos o cilindros, que giran a
la misma velocidad y en sentidos opuestos, reduciendo su sección
transversal gracias a la presión ejercida por éstos. En este proceso se
aprovecha totalmente la ductilidad del hacer, es decir, su capacidad de
deformarse.
Conclusión
Al hacer esta investigación, me di cuenta de lo importante que es la
elaboración adecuada de los elementos de acero, ya que, sin un correcto
manejo de los materiales o los componentes necesarios, la fabricación
sería defectuosa y los perfiles estructurales no podrían cumplir su
función, lo cual resulta bastante peligroso, tanto para el individuo que
habitará el espacio con que se construyan los elementos, como la cartera
del patrocinador del material.