Sie sind auf Seite 1von 1

MODELO ESTRATÉGICO

EVALUACIÓN DEL TERAPEUTA EN LA PRIMERA SESIÓN


(FUENTE: HALEY, J. (1990). TERAPIA PARA RESOLVER PROBLEMAS.
BUENOS AIRES: AMORRORTU)

INSTRUCCIONES: Lee el siguiente fragmento escrito por Jay Haley y contesta el cuestionario con base en
la primera sesión de alguno de tus casos de tu práctica clínica. No te limites a decir ‘si’ o ‘no’, explica cada
respuesta de manera breve –de preferencia describiendo algo sucedido en tu caso.

Revisando la grabación de una primera entrevista podemos juzgar si el terapeuta ha conducido adecuadamente
o no las etapas de la primera sesión. Aparte de ello, es posible formular varios interrogantes en torno al
terapeuta y su enfoque. Cabe esperar que un estudiante vaya adquiriendo aplomo a través de una formación
adecuada y de la experiencia recogida en materia de entrevistas. Debe ser capaz de enfrentar una sesión sin
nerviosismo, sentirse razonablemente cómodo con la familia entrevistada y dirigirse por igual a maestros de
escuela, funcionarios encargados de personas en libertad condicional, o quienquiera que se vea envuelto en el
caso; también deberá poder entrevistar a familias de diferentes clases sociales o razas, realizar las sesiones en
el consultorio o el hogar, y conducirse de manera competente ya se halle ante un grupo familiar numeroso, una
familia nuclear, una madre con su hijo o una persona sola. Al observar la primera entrevista con una familia,
se pueden plantear las siguientes preguntas:

1. ¿El terapeuta establece claramente el encuadre de la entrevista, de modo que la familia sepa quién es él/ella,
cuál es la situación y por qué somete a sus integrantes a diversas clases de preguntas?
2. ¿Ha organizado bien a la familia dentro del consultorio, de modo que pueda manejar la reunión (p. ej., tratar
con niños demasiado díscolos o diálogos caóticos)?
3. ¿Es lo suficientemente «tolerante», desde el punto de vista moral, como para que la familia se sienta
alentada a exponer sus problemas?
4. ¿Ha demostrado flexibilidad, cambiando de enfoques al advertir la ineficacia de un determinado método de
recabar información?
5. ¿Es capaz de actuar según una gama de conductas que van desde la actitud reflexiva al enfrentamiento?
6. ¿Ha evitado insistir en algo que reviste interés personal para él pero nada tiene que ver con el problema
familiar?
7. ¿Puede asumir la posición de un experto, pero también manifestar ignorancia cuando corresponda?
8. ¿Evita ofrecer soluciones antes de que se haya aclarado el problema?
9. ¿Parece saber cuándo debe fomentar la disensión entre los miembros de la familia y cuándo ha de
apaciguarlos?
10. ¿Evita ponerse de parte de un miembro de la familia contra otro, o de una facción contra otra (p. ej., del
niño contra sus padres)?
11. ¿Se abstiene de establecer una relación demasiado personal con la familia?
12. ¿Se abstiene de adoptar una actitud demasiado profesional y de mostrar desapego hacia la familia?
13. ¿Trata de que todos los miembros de la familia participen de la entrevista?
14. ¿Ha demostrado ser capaz de tolerar la exposición de datos desagradables, o la manifestación de
sentimientos violentos, por parte de los integrantes de la familia?
15. ¿Recoge información sobre otras personas importantes, ausentes en la entrevista?
16. ¿Averigua si otras instituciones sociales intervienen en la familia?
17. ¿Motiva el cambio entre los miembros de la familia? ¿Genera en ellos esperanzas y la voluntad de hacer
un esfuerzo?
18. ¿Su enfoque ha sido más positivo que negativo, esto es, no ha regañado ni humillado a la familia?
19. ¿Le ha demostrado a la familia que tiene algo que ofrecerle, y que es capaz de producir un cambio?