Sie sind auf Seite 1von 2

Francesco Redi

(Francesco o Francisco Redi; Arezzo, 1626 - Pisa, 1698)


Naturalista, médico y poeta italiano. Por la diversidad de ramas del
saber que cultivó, aun sin unificarlas, por su agudo ingenio y sobre
todo por sus cualidades de sagaz observador de los hechos
naturales, Francesco Redi es una personalidad de capital
importancia en la vía experimental que Galileo había abierto en su
misma época. Licenciado en medicina y filosofía en Pisa (1647),
permaneció varios años en Roma como maestro de retórica en la familia Colonna. En
1654 se estableció en Florencia y figuró entre los promotores de la Academia del Cimento
(1657). Lector de lengua italiana en el Estudio florentino, tuvo como alumnos a algunos
literatos célebres como Menzini, Filicaia, Salvini y Marchetti. Fue considerado entonces en
Florencia y en Toscana como "el árbitro de la literatura". Francesco Redi fue sincera y
escrupulosamente religioso, alegremente bondadoso e íntegro, y supo pese a ello
manejarse muy bien en medio de la difícil sociedad contemporánea. Por sus estudios
sobre manuscritos que él mismo buscó y coleccionó, se le considera precursor de las
ciencias dialectales y lingüísticas modernas. Su fama de escritor y de poeta ha quedado
vinculada a la viveza y claridad de sus obras, en las que empleó como medio, con
preferencia, la forma epistolar.

Buen ejemplo de ello es El jorobado de Peretola, cuento narrado por Redi en una carta
dirigida al doctor Lorenzo Bellini, famoso profesor de anatomía en Pisa. A través de la
historia de un jorobado que pretendía que unas brujas le curaran su defecto y recibió
como castigo otra joroba, el autor previene, con un estilo límpido y festivo, a aquéllos que
creen ciegamente en los remedios fantásticos.

Es también célebre su ditirambo en 980 versos de metros varios Baco en Toscana (1685),
originado en una "intemperancia" de la Accademia della Crusca (12 de septiembre de
1666), de la cual Redi fue académico y archicónsul. El ditirambo, poesía impetuosa en
honor de Baco, había sido transformado por Chiabrera en composición lírica de
argumento variado; Redi volvió al tema báquico en una viva, saltarina y musical
composición en la que el ritmo pasa de la calma y la lentitud a la exaltación, al fragor y a
la embriaguez. El poeta imagina que Baco, con su cortejo y con su amada Ariadna, se
detiene en el Poggio Imperiale, cerca de Florencia, y allí teje el elogio del vino en general
y de los vinos toscanos en particular, probándolos todos hasta que, tras haber dado la
orden de las danzas orgiásticas, él y los suyos se embriagan. El poema es una expresión
genuina de la genialidad del espíritu de Redi y tuvo muchos imitadores, ya del tema, ya
del metro adaptado a diversos temas.
Tecnológicos

Verwandte Interessen