Sie sind auf Seite 1von 5

MITJANS INTERACTIUS

PAC 1

Els antecedentes dels


mitjans de comunicació

Rubén Mejias Alonso

(CC BY-NC-SA 2.0)


Mitjans Interactius - PAC1

Introducción
El presente artículo trata de analizar el nuevo entorno digital en el que estamos inmersos, cómo hemos
llegado a él y, hasta qué punto es beneficioso o peligroso para la sociedad y la especie humana. Para ello,
haremos un recorrido histórico repasando el nacimiento de los medios de comunicación masivos, su
consolidación y su evolución hacia el entorno digital actual. Por otro lado, me gustaría hacer hincapié en la
importancia histórica que tiene el hecho de que tanto Gobiernos como multinacionales han tratado de
controlar la información, influyendo de manera significativa en la creación, evolución y control de dichos
medios de comunicación de masas, además, analizaremos como este hecho ha acelerado notablemente la
globalización.

La historia nos hace reflexionar sobre cómo las naciones más ricas y las corporaciones más poderosas del
mundo, han utilizado y controlado históricamente las tecnologías de la información y comunicación en
beneficio propio y por encima del bienestar y libertades más básicas de los pueblos, naciones y colectivos
más vulnerables del mundo. Este histórico control sobre los medios de comunicación ha corrompido muchas
de las tecnologías e inventos que los han precedido y hecho posibles. Este poder ha permitido “colonizar”
sociedades y culturas utilizando la información proporcionada y distribuida por los diferentes medios, a este
método de colonización del que hablaremos más adelante se le ha llamado: colonialismo cultural.

Para tratar de analizar correctamente éste tema, apoyaré mis ideas con los conceptos básicos que propone el
autor Javier Echeverría en su libro Los señores del aire: Telépolis y el tercer entorno (1999). En su obra, el autor
analiza el impacto de las tecnologías de la información a lo largo de la historia humana y como éstas han
derivado en nuevos entornos sociales. Según Echeverría, existen tres tipos de entornos sociales donde el ser
humano ha evolucionado hasta nuestros tiempos. El primer entorno social (E1), estaba formado por el medio
ambiente y la vida en la naturaleza. En el segundo entorno (E2), el ser humano realiza la mayor parte de sus
interacciones en entornos urbanos, modificando casi por completo las interacciones sociales y culturales en
espacios naturales, trasladándolas a dichos entornos urbanos como pueblos o ciudades.

El tercer entorno (E3), en el que nos encontramos actualmente, surge como consecuencia de los avances
tecnológicos surgidos en E2 y se presenta no de manera física, sino que transcurre en un mundo virtual. En
este tercer entorno cuya máxima expresión es el ciberespacio, los nuevos medios de comunicación de masas
han encontrado el Santo Grial de la expansión y han conseguido llegar a más personas que en toda la historia.
En este nuevo entorno social y en un cortísimo espacio de tiempo, la red de internet ha producido el mayor
impacto socio-económico desde la última Revolución Industrial. Si en la Revolución Industrial fue el vapor el
desencadenante de un cambio radical en la tecnología, no hay lugar a duda que la red de internet es el
desencadenante y el vapor que mueve las máquinas de la actual revolución digital. Al igual que el vapor
permitió multiplicar infinitamente la fuerza física en los procesos industriales, la red se ha convertido en
multiplicador de la libre circulación de información.

Nacimiento y consolidación de los medios de comunicación


Los medios de comunicación de masas nacen entre 1914 y 1945, propiciados por la imprenta y las
innovaciones tecnológicas surgidas a raíz de las diferentes Revoluciones Industriales, Guerras Mundiales o la
propia globalización. Cuando en 1448 Johannes Gutenberg introdujo la prensa de caracteres móviles, la
Iglesia ya controlaba todo escrito que no estuviese de acorde con sus doctrinas. Decenas de miles de
científicos, filósofos y escritores tuvieron que adaptar sus trabajos y pensamientos de acorde a lo que

Rubén Mejias Alonso - (CC BY-NC-SA 2.0) Pàgina 2


Mitjans Interactius - PAC1
dictaminaba la Iglesia sino querían ser tachados de herejía. Éste primer ejemplo de cómo el poder establecido
controla el medio de comunicación más poderoso de la época es, tan sólo, un hecho que se repetirá a lo largo
de la historia de los medios de comunicación.

Posteriormente en 1650 y con una clase burguesa establecida, nace el primer diario. Para entonces la prensa
ya era la encargada de difundir noticias de carácter político y comercial que fuesen de interés público. Este
extracto de una crónica realizada muchos años después por el británico George Orwell, ilustra como una
nación bajo el control férreo de un régimen totalitario, secuestra en beneficio propio la información y ejerce
su control sobre las masas.

“En España vi por primera vez noticias que no tenían ninguna relación con los hechos. Que la noticia se estaba
escribiendo no desde el punto de vista de lo que había ocurrido, sino desde el punto de vista de lo que TENÍA
QUE HABER OCURRIDO según las distintas «líneas de partido»”

- George Orwell -

Hacia 1840 y de la mano de Samuel Morse nace el telégrafo y, poco después, en 1877 aparece el teléfono
gracias al italiano Antonio Meucci. Estos dos inventos, proporcionaron un salto gigantesco en la transmisión
de información y generaron los primeros monopolios y oligopolios en las telecomunicaciones, ya que tan
solo las grandes fortunas privadas podían costear las infraestructuras necesarias para poder implementarlas.
Grandes inventores como Nicola Tesla, vieron cómo la mayor parte de sus patentes, pensadas en gran parte
para el beneficio colectivo de todas las personas, eran secuestradas por Gobiernos y vendidas a empresas
multinacionales para su explotación e implementación. Es en este momento y gracias a la amplia difusión
que proporcionan estos nuevos medios, donde gran parte de la sociedad comienza a interesarse por la
información, acababa de nacer la denominada sociedad de la información.

Con la llegada de la radio a finales de 1890 y de la televisión en 1925, se consolida la sociedad de la


información y los medios de comunicación dominantes durante el siglo XX, los llamados medios de
radiodifusión. Esto supuso un cambio profundo en todos y cada uno de los aspectos socio-económicos a lo
largo del globo, favoreciendo el imparable fenómeno de la globalización a todos los niveles y ofreciendo a los
Estados la capacidad de manipular la opinión pública como nunca antes lo habían hecho. En 1969 nace
Arpanet, la antecesora del actual internet y con ella llegaba la transmisión de datos mediante el uso de
ordenadores utilizando una red de nodos independientes. Finalmente, en 1993 Sir Tim Berners Lee creó el
lenguaje de marcado HTML basado en hipervínculos para poder publicar, encontrar e intercambiar la
información dispersada por toda la red, había nacido la World Wide Web y la red se volvió accesible para
todo aquel que tuviera un PC.

El entorno digital actual

La red prometía en sus inicios una especie de nueva democracia y libertad, donde las verticales estructuras y
poderes del Estado quedaban minimizadas, ya que los pioneros de esta tecnología como Berners Lee habían
subministrado el software necesario para utilizarla de manera gratuita. Todo cambió cuando las empresas
comenzaron a ver la red como un medio para hacer negocios, se crearon nuevos monopolios como el de
Microsoft, quien llegó a tener un 90 % de cuota de mercado al obligar a los fabricantes de ordenadores a
instalar su sistema operativo junto con su Internet Explorer.

Rubén Mejias Alonso - (CC BY-NC-SA 2.0) Pàgina 3


Mitjans Interactius - PAC1
Dicho esto, con la red se pone en manos individuales el poder de intercambiar y transmitir cualquier tipo de
información en tiempo real y a todo el planeta. En este nuevo paradigma, Internet ofrece un amplísimo catá-
logo de herramientas a las personas para poder expresar y crear libremente todo tipo de contenidos, saltando
y burlando en muchos casos las censuras Gubernamentales. Así pues, la red se transforma en el principal
obstáculo para aquellos Estados que pretenden controlar la información, ya que es prácticamente imposible
controlar a cada persona con acceso a la red.

Internet se ha transformado en el altavoz de cada persona, generando igualdad de oportunidades, dando po-
der a colectivos marginados, cuestionando a los medios de comunicación establecidos, minimizando la sen-
sación de control sobre los individuos y potenciando la libertad individual de las personas. Pero esta supuesta
libertad que nos ofrece la red colisiona frontalmente con la naturaleza humana, compulsiva a la hora de
obtener el beneficio propio por encima del colectivo y obsesionada por tener el control de todo aquello que
cree que le perjudica. Lo que debería haber sido una transición hacia un libertarismo digital e individual, se
ha convertido en la mejor arma para Gobiernos e Instituciones a la hora de controlar, censurar y manipular
la información. Evidentemente, parece relativamente sencillo controlar a las masas si es posible controlar el
acceso a la información que estas consumen.

Como anteriormente he comentado, tanto naciones como grandes multinacionales han utilizado los diferen-
tes medios de comunicación para conseguir imponer sus diferentes objetivos, esto se conoce como colonialis-
mo cultural. A diferencia del colonialismo territorial en un espacio físico, esta nueva forma de colonialismo
utiliza el espacio virtual que le ofrecen los medios de comunicación de masas y así poder llevar su mensaje a
todos y cada uno de nosotros. Jamás la homogeneización de las diferentes culturas del planeta había sido tan
veloz como actualmente. Cabe recordar que en términos territoriales las naciones colonizadas difícilmente
recuperan aquellas partes de sus culturas que fueron sesgadas por sus colonizadores.

Reflexión personal
Parece ser que, toda esta revolución tecnológica que en principio debería servir para crear y distribuir la
riqueza con mayor facilidad que en el pasado, crear empleos o mejorar la vida de las personas, está creando
un efecto contraproducente, el cual no parece ser accidental. A pesar de lo espectaculares que son nuestros
smartphones, la increíble velocidad que ofrece fibra o lo alucinante que puede ser la realidad virtual, lo cierto
es que estas tecnologías no crean empleo sino que lo precarizan y desplazan hacia zonas donde las
condiciones laborales rozan en muchos casos la esclavitud, tampoco distribuyen la riqueza generada ya que
ésta se queda en manos de unos pocos y, en definitiva, no parece que mejoren globalmente las condiciones de
vida de la mayoría de la población. Este fenómeno no es ni mucho menos nuevo, simplemente se adapta o, lo
que es más inquietante, él mismo produce los acontecimientos y hechos que preceden a los cambios citados
anteriormente.

Rubén Mejias Alonso - (CC BY-NC-SA 2.0) Pàgina 4


Mitjans Interactius - PAC1

Bibliografía y recursos web


Parisi, Lorenza. Modernidad y medios de comunicación de masas: el contexto. Barcelona. Material docente de
la UOC.

Rius Oliva, Lluis. Los señores del aire: Telépolis y el tercer entorno. Barcelona. Material docente de la UOC.

Página web Pijamasurf.com. [en línea]. 29 de Septiembre de 2017.


< http://pijamasurf.com/2010/09/las-10-principales-estrategias-de-manipulacion-mediatica/ >

Imagenes
Portada. Tech Evolution from laptop to google glasses (2013). Con licéncia CC (CC BY-NC-SA 2.0)
Attribution-NonCommercial-ShareAlike 2.0 Generic. Extraida de Flicker el 3 de Octubre de 2017.
< https://www.flickr.com/photos/jimmypons/8372997038/ >

Rubén Mejias Alonso - (CC BY-NC-SA 2.0) Pàgina 5