You are on page 1of 21

Modelo OSI

El modelo de interconexión de sistemas abiertos (ISO/IEC


7498-1), más conocido como “modelo OSI”, (en
inglés, Open System Interconnection) es un modelo de
referencia para los protocolos de la red de arquitectura en
capas, creado en el año 1980 por la Organización
Internacional de Normalización(ISO, International
Organization for Standardization).1 Se ha publicado desde
1983 por la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT)
y, desde 1984, la Organización Internacional de Normalización
(ISO) también lo publicó con estándar.2 Su desarrollo
comenzó en 1977.

Historia
A principios de 1980 el desarrollo de redes
originó desorden en muchos sentidos. Se
produjo un enorme crecimiento en la cantidad
y tamaño de las redes. A medida que las
empresas tomaron conciencia de las ventajas
de usar tecnologías de conexión, las redes se
agregaban o expandían a casi la misma
velocidad a la que se introducían las nuevas
tecnologías de red.
Para mediados de 1980, estas empresas
comenzaron a sufrir las consecuencias de la
rápida expansión. De la misma forma en que
las personas que no hablan un mismo idioma
tienen dificultades para comunicarse, las redes que utilizaban diferentes
especificaciones e implementaciones no podían intercambiar información. El mismo
problema surgía con las empresas que desarrollaban tecnologías de conexiones
propietarias. Una tecnología es llamada «propietaria» cuando su implementación,
(ya sea de software o hardware) está sujeta a un copyright. Esto supone que una
empresa controla esta tecno logía y las empresas que quieran utilizarla en sus
sistemas tienen que pagar derechos por su uso. Las tecnologías de conexión que
respetaban reglas propietarias en forma estricta no podían comunicarse con
tecnologías que usaban reglas propietarias diferentes e incluso con las que usen
reglas de conexión copyleft.
Para enfrentar el problema de incompatibilidad de redes, la ISO investigó modelos
de conexión como la red de Digital Equipment Corporation (DECnet), la Arquitectura
de Sistemas de Red (Systems Network Architecture, SNA) y TCP/IP, a fin de
encontrar un conjunto de reglas aplicables de forma general a todas las redes. Con
base en esta investigación, la ISO desarrolló un modelo de red que ayuda a los
fabricantes a crear redes que sean compatibles con otras redes.

Modelo de referencia OSI


Fue desarrollado en 1980 por la
ISO,1 una federación global de
organizaciones que representa
aproximadamente a 130 países. El
núcleo de este estándar es el modelo
de referencia OSI, una normativa
formada por siete capas que define
las diferentes fases por las que deben
pasar los datos para viajar de un
dispositivo a otro sobre una red de
comunicaciones.
Siguiendo el esquema de este
modelo se crearon numerosos protocolos. El advenimiento de protocolos más
flexibles donde las capas no están tan desmarcadas y la correspondencia con los
niveles no era tan clar a puso a este esquema en un segundo plano. Sin embargo
se usa en la enseñanza como una manera de mostrar cómo puede estructurarse
una «pila» de protocolos de comunicaciones.
El modelo especifica el protocolo que debe usarse en cada capa, y suele hablarse
de modelo de referencia ya que se usa como una gran herramienta para la
enseñanza de comunicación de redes.
Se trata de una normativa estandarizada útil debido a la existencia de muchas
tecnologías, fabricantes y compañías dentro del mundo de las comunicaciones, y al
estar en continua expansión, se tuvo que crear un método para que todos pudieran
entenderse de algún modo, incluso cuando las tecnologías no coincidieran. De este
modo, no importa la localización geográfica o el lenguaje utilizado. Todo el mundo
debe atenerse a unas normas mínimas para poder comunicarse entre sí. Esto es
sobre todo importante cuando hablamos de la red de redes, es decir, Internet.
Este modelo está dividido en siete (7) capas o niveles:

Capa física
Es la primera capa del Modelo OSI. Es la que se encarga de la topología de red y
de las conexiones globales de la computadora hacia la red, se refiere tanto al medio
físico como a la forma en la que se transmite la información.
Sus principales funciones se pueden resumir como:
Definir el medio o medios físicos por los que va a viajar la comunicación: cable de
pares trenzados (o no, como en RS232/EIA232), cable coaxial, guías de onda,
aire, fibra óptica.
Definir las características materiales (componentes y conectores mecánicos) y
eléctricas (niveles de tensión) que se van a usar en la transmisión de los datos por
los medios físicos.
Definir las características funcionales de la interfaz (establecimiento, mantenimiento
y liberación del enlace físico).
Transmitir el flujo de bits a través del medio.
Manejar las señales eléctricas del medio de transmisión, polos en un enchufe, etc.
Garantizar la conexión (aunque no la fiabilidad de dicha conexión).

Nivel de enlace de datos


Esta capa se ocupa del direccionamiento físico, del acceso al medio, de la detección
de errores, de la distribución ordenada de tramas y del control del flujo. Es uno de
los aspectos más importantes que revisar en el momento de conectar dos
ordenadores, ya que está entre la capa 1 y 3 como parte esencial para la creación
de sus protocolos básicos (MAC, IP), para regular la forma de la conexión entre
computadoras así determinando el paso de tramas (trama = unidad de medida de
la información en esta capa, que no es más que la segmentación de los datos
trasladándolos por medio de paquetes), verificando su integridad, y corrigiendo
errores, por lo cual es importante mantener una excelente adecuación al medio
físico (los más usados son el cable UTP, par trenzado o de 8 hilos), con el medio de
red que redirecciona las conexiones mediante un router. Dadas estas situaciones
cabe recalcar que el dispositivo que usa la capa de enlace es el Switch que se
encarga de recibir los datos del router y enviar cada uno de estos a sus respectivos
destinatarios (servidor -> computador cliente o algún otro dispositivo que reciba
información como teléfonos móviles, tabletas y diferentes dispositivos con acceso a
la red, etc.), dada esta situación se determina como el medio que se encarga de la
corrección de errores, manejo de tramas, protocolización de datos (se llaman
protocolos a las reglas que debe seguir cualquier capa del modelo OSI).

Nivel de red
Se encarga de identificar el enrutamiento existente entre una o más redes. Las
unidades de datos se denominan paquetes, y se pueden clasificar en protocolos
enrutables y protocolos de enrutamiento.
Enrutables: viajan con los paquetes (IP, IPX, APPLETALK)
Enrutamiento: permiten seleccionar las rutas (RIP, IGRP, EIGRP, OSPF, BGP)
El objetivo de la capa de red es hacer que los datos lleguen desde el origen al
destino, aun cuando ambos no estén conectados directamente. Los dispositivos que
facilitan tal tarea se denominan encaminadores o enrutadores, aunque es más
frecuente encontrarlo con el nombre en inglés routers. Los routers trabajan en esta
capa, aunque pueden actuar como switch de nivel 2 en determinados casos,
dependiendo de la función que se le asigne. Los firewalls actúan sobre esta capa
principalmente, para descartar direcciones de máquinas.
En este nivel se realiza el direccionamiento lógico y la determinación de la ruta de
los datos hasta su receptor final.

Nivel de transporte
Capa encargada de efectuar el transporte de los datos (que se encuentran dentro
del paquete) de la máquina origen a la de destino, independizándolo del tipo de red
física que esté utilizando. La PDU de la capa 4 se llama Segmento o Datagrama,
dependiendo de si corresponde a TCP o UDP. Sus protocolos son TCP y UDP; el
primero orientado a conexión y el otro sin conexión. Trabajan, por lo tanto, con
puertos lógicos y junto con la capa red dan forma a los conocidos como Sockets
IP:Puerto (ejemplo: 191.16.200.54:80).

Nivel de sesión
Esta capa es la que se encarga de mantener y controlar el enlace establecido entre
dos computadores que están transmitiendo datos de cualquier índole. Por lo tanto,
el servicio provisto por esta capa es la capacidad de asegurar que, dada una sesión
establecida entre dos máquinas, la misma se pueda efectuar para las operaciones
definidas de principio a fin, reanudándolas en caso de interrupción. En muchos
casos, los servicios de la capa de sesión son parcial o totalmente prescindibles.

Nivel de presentación
El objetivo es encargarse de la representación de la información, de manera que
aunque distintos equipos puedan tener diferentes representaciones internas de
caracteres, los datos lleguen de manera reconocible.
Esta capa es la primera en trabajar más el contenido de la comunicación que el
cómo se establece la misma. En ella se tratan aspectos tales como la semántica y
la sintaxis de los datos transmitidos, ya que distintas computadoras pueden tener
diferentes formas de manejarlas.
Esta capa también permite cifrar los datos y comprimirlos. Por lo tanto, podría
decirse que esta capa actúa como un traductor.

Nivel de aplicación
Ofrece a las aplicaciones la posibilidad de acceder a los servicios de las demás
capas y define los protocolos que utilizan las aplicaciones para intercambiar datos,
como correo electrónico (Post Office Protocol y SMTP), gestores de bases de
datos y servidor de ficheros (FTP). Hay tantos protocolos como aplicaciones
distintas y puesto que continuamente se desarrollan nuevas aplicaciones el número
de protocolos crece sin parar.

Regla mnemotécnica
A fin de facilitar el aprendizaje y memorización de los nombres de las capas que
componen el modelo; una regla sencilla consiste en memorizarlas como una sigla
nemotécnica: FERTSPA, que en inglés sonaría como First Spa, primer spa en
castellano, el cual se define de la siguiente manera:
Aplicación
Presentación
Sesión
Transporte
Red
Enlace de datos
Física
Modelo TCP/IP
El Modelo TCP/IP es una descripción
de protocolos de red desarrollado por Vinton
Cerf y Robert E. Kahn, en la década de 1970.
Fue implantado en la red ARPANET, la
primera red de área amplia (WAN),
desarrollada por encargo de DARPA, una
agencia del Departamento de Defensa de los
Estados Unidos, y predecesora de Internet. A
veces se denomina como ', “modelo DoD” o
“modelo DARPA”.
TCP/IP es un conjunto de protocolos que
permiten la comunicación entre los
ordenadores pertenecientes a una red. La
sigla TCP/IP significa Protocolo de control de
transmisión/Protocolo de Internet y se pronuncia "T-C-P-I-P". Proviene de los
nombres de dos protocolos importantes incluidos en el conjunto TCP/IP, es decir,
del protocolo TCP y del protocolo IP.
El modelo TCP/IP es usado para comunicaciones en redes y, como todo protocolo,
describe un conjunto de guías generales de operación para permitir que un equipo
pueda comunicarse en una red. TCP/IP provee conectividad de extremo a extremo
especificando cómo los datos deberían ser formateados, direccionados,
transmitidos, enrutados y recibidos por el destinatario.
El modelo TCP/IP y los protocolos relacionados son mantenidos por la Internet
Engineering Task Force (IETF).
Para conseguir un intercambio fiable de datos entre dos equipos, se deben llevar a
cabo muchos procedimientos separados. El resultado es que el software de
comunicaciones es complejo. Con un modelo en capas o niveles resulta más
sencillo agrupar funciones relacionadas e implementar el software modular de
comunicaciones.
Las capas están jerarquizadas. Cada capa se construye sobre su predecesora. El
número de capas y, en cada una de ellas, sus servicios y funciones son variables
con cada tipo de red. Sin embargo, en cualquier red, la misión de cada capa es
proveer servicios a las capas superiores haciéndoles transparentes el modo en que
esos servicios se llevan a cabo. De esta manera, cada capa debe ocuparse
exclusivamente de su nivel inmediatamente inferior, a quien solicita servicios, y del
nivel inmediatamente superior, a quien devuelve resultados.

 Capa 4 o capa de aplicación: aplicación, asimilable a las capas: 5 (sesión), 6


(presentación) y 7 (aplicación), del modelo OSI. La capa de aplicación debía
incluir los detalles de las capas de sesión y presentación OSI. Crearon una capa
de aplicación que maneja aspectos de representación, codificación y control de
diálogo.
 Capa 3 o capa de transporte: transporte, asimilable a la capa 4 (transporte) del
modelo OSI.
 Capa 2 o capa de internet: Internet, asimilable a la capa 3 (red) del modelo OSI.
 Capa 1 o capa de acceso al medio: acceso al medio, asimilable a la capa 2
(enlace de datos) y a la capa 1 (física) del modelo OSI.

La diferencia entre estándar e implementación

En general, TCP/IP relaciona las siguientes dos nociones:

La noción de estándar: el protocolo TCP/IP representa la manera en la que se


realizan las comunicaciones en una red.

La noción de implementación: la designación TCP/IP generalmente se extiende


a software basado en el protocolo TCP/IP. En realidad, TCP/IP es un modelo cuya
aplicación de red utilizan los desarrolladores. Las aplicaciones son, por lo tanto,
implementaciones del protocolo TCP/IP.

TCP/IP es un modelo de capas

Para poder aplicar el modelo TCP/IP en cualquier equipo, es decir,


independientemente del sistema operativo, el sistema de protocolos TCP/IP se ha
dividido en diversos módulos. Cada uno de éstos realiza una tarea específica.
Además, estos módulos realizan sus tareas uno después del otro en un orden
específico, es decir que existe un sistema estratificado. Ésta es la razón por la cual
se habla de modelo de capas.

El término capa se utiliza para reflejar el hecho de que los datos que viajan por la
red atraviesan distintos niveles de protocolos. Por lo tanto, cada capa procesa
sucesivamente los datos (paquetes de información) que circulan por la red, les
agrega un elemento de información (llamado encabezado) y los envía a la capa
siguiente.

El modelo TCP/IP es muy similar al modelo OSI (modelo de 7 capas) que fue
desarrollado por la Organización Internacional para la Estandarización (ISO) para
estandarizar las comunicaciones entre equipos.

Presentación del modelo OSI

OSI significa Interconexión de sistemas abiertos. Este modelo fue establecido por
ISO para implementar un estándar de comunicación entre equipos de una red, esto
es, las reglas que administran la comunicación entre equipos. De hecho, cuando
surgieron las redes,cada fabricante contaba con su propio sistema (hablamos de un
sistema patentado), con lo cual coexistían diversas redes incompatibles. Por esta
razón, fue necesario establecer un estándar.

La función del modelo OSI es estandarizar la comunicación entre equipos para


que diferentes fabricantes puedan desarrollar productos (software o hardware)
compatibles (siempre y cuando sigan estrictamente el modelo OSI).

La importancia de un sistema de capas

El objetivo de un sistema en capas es dividir el problema en diferentes partes (las


capas), de acuerdo con su nivel de abstracción.

Cada capa del modelo se comunica con un nivel adyacente (superior o inferior).
Por lo tanto, cada capa utiliza los servicios de las capas inferiores y se los
proporciona a la capa superior.

El modelo OSI

El modelo OSI es un modelo que comprende 7 capas, mientras que el modelo


TCP/IP tiene sólo 4. En realidad, el modelo TCP/IP se desarrolló casi a la par que
el modelo OSI. Es por ello que está influenciado por éste, pero no sigue todas las
especificaciones del modelo OSI. Las capas del modelo OSI son las siguientes:

La capa física define la manera en la que los datos se convierten físicamente en


señales digitales en los medios de comunicación (pulsos eléctricos, modulación de
luz, etc.).

La capa de enlace de datos define la interfaz con la tarjeta de interfaz de red y


cómo se comparte el medio de transmisión.

La capa de red permite administrar las direcciones y el enrutamiento de datos, es


decir, su ruta a través de la red.

La capa de transporte se encarga del transporte de datos, su división en


paquetes y la administración de potenciales errores de transmisión.

La capa de sesión define el inicio y la finalización de las sesiones de


comunicación entre los equipos de la red.
La capa de presentación define el formato de los datos que maneja la capa de
aplicación (su representación y, potencialmente, su compresión y cifrado)
independientemente del sistema.

La capa de aplicación le brinda aplicaciones a la interfaz. Por lo tanto, es el nivel


más cercano a los usuarios, administrado directamente por el software.

El modelo TCP/IP

El modelo TCP/IP, influenciado por el modelo OSI, también utiliza el enfoque


modular (utiliza módulos o capas), pero sólo contiene cuatro: acceso a la red,
Internet, transporte y aplicación.

Como puede verse, las capas del modelo TCP/IP tienen tareas mucho más
diversas que las del modelo OSI, considerando que ciertas capas del modelo
TCP/IP se corresponden con varios niveles del modelo OSI.

Las funciones de las diferentes capas son las siguientes:

Capa de acceso a la red: especifica la forma en la que los datos deben enrutarse,
sea cual sea el tipo de red utilizado.

Capa de Internet: es responsable de proporcionar el paquete de datos


(datagrama).

Capa de transporte: brinda los datos de enrutamiento, junto con los mecanismos
que permiten conocer el estado de la transmisión. Comprende a los protocolos
TCP y UDP.

Capa de aplicación: incorpora aplicaciones de red estándar (Telnet, SMTP, FTP,


etc.).
Sistema operativo Windows 7
A continuación explicamos en líneas generales
¿Qué es?
¿Para qué sirve el Sistema Operativo?
En la actualidad existe gran variedad de Sistemas Operativos como pueden
ser
Windows, Linux, MacOS, Solaris, etc.
El Sistema Operativo es una pieza imprescindible para nuestro ordenador ya que
sin él este no puede funcionar.

La función principal que desempeña cualquier sistema operativo es la de controlar


los recursos del ordenador, tanto los recursos físicos (hardware) que lo componen
(la pantalla, el teclado, el disco duro, la impresora, …) como los recursos lógicos
(software) los programas. En resumen el sistema operativo es un programa que se
encarga de facilitar el uso del ordenador.

Por ejemplo, nosotros no tenemos por qué saber exactamente en qué parte del
disco curo tenemos guardado cada documento que hemos creado, ya que es el
sistema operativo el que se encarga de hacerlo.

El sistema de archivos se encarga de gestionar todo lo referente a la manipulación


de archivos, por ejemplo, un archivo puede estar dividido internamente en varios
trozos para optimizar el espacio del disco duro. Anteriormente se utilizaba el FAT,
que daba problemas al intentar manejar archivos grandes. Actualmente, el sistema
de archivos utilizado en Windows es el NTFS. Windows desarrollo posteriormente
un nuevo sistema de archivos más optimizado, el WinFS, pero no vamos a entrar
en por qué no se ha incorporado en Windows 7.
Un sistema operativo debería tener siempre bajo el control todas las tareas que se
están ejecutando en el ordenador de forma que el sistema no dejase de funcionar
pero esto no siempre es así y a veces una tarea se descontrola y el sistema se
bloquea, es lo que se conoce como “cuelgue” o “quedarse colgado”.
Las ventanas
Cada aplicación se abre en un recuadro
llamado ventana, lo que nos permite tener
varias aplicaciones funcionando a la vez e
ir cambiando de una u otra, mostrando u
ocultando sus ventanas.

La mayor parte de las ventanas de


Windows siguen la misma estructura y son
similares a la que puedes ver en esta
imagen.

Esta Ventana corresponde al Bloc de Notas de Windows y, en este caso concreto,


se abre al pulsar sobre el icono de Iniciar y luego en el recuadro de buscar
programas y archivos escribimos bloc de notas.

Vamos a describir los conceptos mas básicos de las ventanas:


 La barra de titulo esta situada en la parte superior de la ventana, Indica el
nombre del programa o documento.
 Los botones de tamaños permiten variar el tamaño de las ventanas. Están
situados en la esquina superior derecha y permiten minimizar, maximizar,
restaurar y cerrar.

El botón minimizar convierte la ventana en un botón situado en la


barra de tareas de Windows 7, escondiendo la ventana y mostrando lo que haya
tras ella.

El botón maximizar amplia el tamaño de la ventada a todo el área de trabajo,


sin dejar de mostrar la barra de tareas.

El botón restaurar da a la ventana un tamaño menor al de pantalla


completa, para permitirnos ajustar el tamaño y la posición que consideremos
oportuno. Por defecto adopta el tamaño y posición de la última vez que fue
restaurada. Solo se muestra cuando la ventana esta maximizada.
El botón cerrar se encarga de cerrar la ventana. En el caso de haber
realizado cambios en algún documento te preguntara si deseas guardas los cambios
antes de cerrar.
También tienes disponible un avanzado para conocer diferentes formas de
organizar las ventanas en el escritorio.

EL ESCRITORIO DE WINDOWS 7
El escritorio es la primera pantalla que nos aparece una vez que se haya cargado
el sistema operativo. La teclas rapidas o atajo para acceder a el cuando lo tenemos
cubierto de ventadas son Windows + D.

Una vez se ha cargado Windows 7, y tras introducir nuestra contraseña, si es


necesario, encontraremos un Escritorio similar al de la imagen. Y decimos similar
porque el Escritorio es muy personalizable y es posible que tu ordenador tenga un
fondo o unos iconos diferentes.

En el escritorio tenemos iconos que permiten abrir el programa correspondiente,


normalmente con doble clic.
Más adelante veremos cómo crearlos y organizarlos en el escritorio, y a lo largo del
curso aprenderemos a cambiar el fondo o el estilo de color.

El menú Inicio

El Botón Iniciar es el botón a través del cual podemos acceder a todas las
opciones que nos ofrece Windows 7. Si lo seleccionamos se desplegará un menú
similar al que te mostramos a continuación. Se trata del menú Inicio. También
podemos acceder a él mediante el teclado pulsando la tecla Windows.

En la parte superior se muestra un pequeño recuadro con la imagen del usuario, en


este caso invitado. Si pasamos el ratón por algún programa del menú Inicio, la
imagen irá cambiando a su correspondiente icono.
En el menú Inicio podemos distinguir diferentes zonas. Vamos a ir viendo cada una
de ellas.
La zona de la izquierda contiene a su vez tres áreas separadas por una línea
delgada.

La Barra de tareas
La barra de tareas es la que aparece en la parte inferior de la pantalla. Se compone
del botón Iniciar, a la izquierda, una zona de programas abiertos y anclados y por
último el área de notificación. Ya hemos aprendido para qué sirve el botón Iniciar en
el punto anterior, ahora nos concentramos en el resto de la barra.

La fecha y la hora del reloj del ordenador


Acabamos de ver los componentes de la
barra de tareas. En la parte derecha, dentro
del área de notificación encontrábamos un
reloj. A este reloj lo denominamos fecha de
sistema. Vamos a verlo con un poco más
detalle, ya que es un elemento importante de
nuestro sistema.
Más allá de ser un simple reloj informativo, la
fecha de sistema es la referencia temporal
que tiene nuestro equipo. Cuando creamos
documentos, por ejemplo, el ordenador
guarda en qué fecha fueron creados o
modificados por última vez, por ello es
importante tenerla correctamente
configurada. De esta forma podremos saber
cuándo modificamos por última vez un archivo o cuál es el más reciente, ordenarlos
por fecha, etc.
Aparte de reflejarse la fecha y la hora en la barra de tareas, podemos situar el cursor
sobre la hora y esperar unos segundos para que aparezca la fecha completa,
incluyendo el día de la semana.

COMO CREAR UN ACCESO DIRECTO EN EL ESCRITORIO


Antes hemos comentado que el sistema crea automáticamente accesos directos de
los programas durante la instalación. Pero podría ocurrir que a nosotros nos venga
bien tener más a mano algún archivo, carpeta o programa del que no tengamos
acceso directo. Disponemos de varias formas diferentes para crear accesos
directos, vamos a ver algunas de ellas.
Mediante el menú Enviar a.
Seleccionar el programa o archivo del cual
queremos crear un acceso directo.
Pulsar el botón derecho del ratón y seleccionar
la opción Enviar ay luego
elegir Escritorio (crear acceso directo).

Cómo organizar los iconos del escritorio


Podemos personalizar nuestro escritorio definiendo la manera en que se verán los
iconos y cómo se colocarán en el escritorio.
Para definir el aspecto de los iconos:
1. Sobre el Escritorio haz clic con el botón
derecho del ratón.
2. Selecciona el menú Ver.
3. Al desplegarse este menú puedes elegir
visualizarlos como Iconos
grandes, Iconos medianos o Iconos
pequeños.
Iniciar el Explorador de Windows
El Explorador es una herramienta indispensable en un Sistema Operativo ya que
con ella podemos organizar y controlar los archivos y carpetas de los distintos
sistemas de almacenamiento que dispongamos, como puede ser el disco duro, la
unidad de CD, la unidad de DVD, la memoria USB, etc.
El Explorador de Windows también es conocido como el Administrador de Archivos.
A través de él podemos ver, eliminar, copiar o mover archivos y carpetas.
Te aconsejamos que prestes especial atención a este tema por su gran importancia.
Puedes abrir el Explorador de varias formas, por ejemplo:
Desde el botón Iniciar se puede encontrar al:
Hacer clic en Todos los programas, clic en la carpeta Accesorios y
buscar .

Hacer clic en el programa si aparece


directamente en el menú.
Hacer clic en cualquiera de los accesos a carpetas personales: Tu
usuario, Documentos, Imágenes, Música o desde la opción Equipo.

La ventana del Explorador


Al abrir tu Explorador de Windows te encontrarás con una ventana similar a la de
la imagen. Puede que el aspecto cambie un poco ya que la podemos configurar a
nuestro gusto.
A continuación explicamos las distintas áreas que componen esta ventana:
1. Botones Adelante y Atrás a.
2. Barra de direcciones.
3. Cuadro de búsqueda.
4. Barra de herramientas.
Situada en la segunda línea.
5. Panel de navegación. Ocupa
la zona central izquierda
6. Lista de archivos. Es la zona
más grande en la parte
central derecha.
7. Panel de detalles. Situado en
la parte inferior.
Las vistas del Explorador
El explorador de Windows permite ver la información de las carpetas de varias
formas o vistas para facilitar la visualización según lo que más nos interese en cada
momento. Podemos cambiar estas opciones desde el botón de Vistas en la Barra
de Herramientas.

Si pulsas sobre la flecha del botón se desplegará un menú con las


opciones: Iconos muy grandes, Iconos grandes, Iconos medianos, Iconos
pequeños, Lista, Detalles, Mosaicos y Contenido. Si en vez de desplegar el menú
haces clic directamente en el botón, irá cambiando la vista de forma rotatoria.

Organizar y ordenar archivos y carpetas


A lo largo del tema han aparecido diferentes formas de organizar y ordenar las
carpetas, a medida que hemos ido recorriendo las zonas del Explorador de
Windows. Vamos a hacer una puesta en común de los diferentes métodos que
hemos ido viendo y a ampliarlos un poco.
Partiremos de que tenemos una carpeta abierta
con el Explorador de Windows.
Organizar los archivos consiste en
decidir según qué criterio los agrupamos o
mostramos. Podemos hacerlo desde la lista de
archivos, con el menú Organizar por. Al
desplegar el menú aparecen las
opciones Carpeta, Mes, día, Clasificación, Etiqueta y Borrar cambios, englobadas
en tres grupos, que se separan por finas líneas.
 Carpeta: Es la opción por defecto y la que hemos ido viendo durante todo el
tema. Significa que los archivos están ordenados por carpetas y subcarpetas.
Cada archivo está situado en su carpeta contenedora correspondiente.
 Mes, día, clasificación y Etiqueta: Seguro que te suenan, son propiedades y
las hemos visto como encabezados en la lista de detalle. Es la información
que el sistema tiene de un determinado archivo. Si organizamos
por Mes o día, veremos los archivos organizados por fecha. En el caso de
las imágenes, la fecha de captura. También podríamos organizar nuestra
música por Álbum, por Intérprete o Género. Si incluimos la información
detallada de nuestros archivos podemos sacarle mucho rendimiento a estas
opciones de organización, sin necesidad de ir creando carpetas para
organizarnos.

Crear carpetas
En ocasiones nos puede resultar útil crear una carpeta para organizar los archivos.
Hay distintas formas de hacerlo.
Para crear una carpeta, primero hay
que situarse en el lugar donde
deseamos crearla, luego hacer clic en
el botón Nueva carpeta de la Barra de
Herramientas.
Podremos observar una nueva carpeta que tiene como nombre Nueva Carpeta, este
es el nombre que Windows les aplica por defecto a las carpetas que creamos, en el
caso de encontrar otra carpeta con ese nombre la llamará Nueva Carpeta
(2), Nueva Carpeta (3), así sucesivamente.
Eliminar archivos y carpetas
A la hora de eliminar, trataremos de la misma forma los archivos (documentos,
accesos directos, imágenes, etc.) y las carpetas. Aunque sí debemos de tener en
cuenta que si borramos una carpeta, también se borrarán todos los archivos y
subcarpetas que contenga.
Para eliminar un elemento podemos:
Seleccionar el archivo o carpeta y pulsar el botón Organizar. Escoger la
opción Eliminar.
Pulsar el botón derecho del ratón sobre él y, en el menú contextual, elegir la
opción Eliminar. Si queremos eliminar más de un elemento, primero deberemos
seleccionarlos y hacer el clic derecho sobre cualquiera de los elementos
seleccionados.
Otra forma de eliminar es seleccionar los documentos a eliminar y pulsar
la tecla Supr (Del).
Al intentar eliminar el documento aparece un cuadro de diálogo preguntándonos si
estamos seguros de que queremos eliminar el elemento, tal y como se ve en esta
imagen.

Copiar y mover archivos y carpetas


Al copiar un elemento, lo que estamos haciendo es duplicarlo, crear una copia de
él, en otra ubicación o en la misma.
Para hacerlo debemos:
1. Copiar el original: Pulsar con el botón derecho del ratón sobre el elemento
que queremos copiar, se desplegará el menú contextual y elegimos la
opción Copiar. También podemos hacerlo con las teclas rápidas Ctrl + C. No
apreciaremos nada a simple vista, pero la copia ya se ha realizado.
2. Y pegarlo donde queramos: Buscamos la carpeta donde queramos ubicar la
copia que hemos realizado (o creamos una carpeta nueva). La abrimos y
hacemos clic con el botón derecho del ratón sobre la superficie de la ventana,
en el menú contextual pulsamos la opción Pegar. Las teclas rápidas
serían Ctrl + V.
Si la carpeta de destino es la misma que la de origen, el elemento se renombrará
como Nombre original - copia.
Para Mover una carpeta o archivo lo que hacemos es cortar y pegar. Como si se
tratara de un periódico del que nos quedamos un artículo, al situarlo en la nueva
ubicación desaparece de la original. Los pasos a seguir son idénticos a los que
hemos empleado para copiar, pero con la opción Cortar.
1. Cortar el original: Pulsar con el botón derecho del ratón sobre el elemento
que queremos mover, se desplegará el menú contextual y elegimos la
opción Cortar. También podemos hacerlo con las teclas rápidas Ctrl + X.
Apreciaremos que el icono del archivo o carpeta que estamos cortando se
atenúa, pierde brillo y color.
2. Y pegarlo donde queramos: Buscamos la carpeta donde queramos ubicar la
copia que hemos realizado (o creamos una carpeta nueva). La abrimos y
hacemos clic con el botón derecho del ratón sobre la superficie de la ventana,
en el menú contextual pulsamos la opción Pegar. Las teclas rápidas
serían Ctrl + V.

Propiedades de los archivos y carpetas


Tanto las carpetas como los archivos tienen sus
propias características o propiedades: el tamaño,
la ubicación, la fecha de creación, etc. Algunas de
estas propiedades se pueden ver en el Panel de
detalles del Explorador de Windows o si estamos
en la vista Detalle, pero también podemos ver en
un momento dado las propiedades de un archivo o
carpeta concretos, de forma más ampliada.
Para conocer las características de una carpeta o
archivo podemos:
-Seleccionarlo y pulsar el botón Organizar. Hacer
clic en la opción Propiedades.

Restaurar elementos eliminados


Restaurar archivos o carpetas a su lugar de origen. Lo haremos mediante el botón
de la barra de herramientas.
 Si no hay ningún elemento seleccionado, el botón se llamará Restaurar todos
los elementos y restaurará todo el contenido de la papelera.
 Si hay un elemento seleccionado, el botón se llamará Restaurar este
elemento.
 Si hay varios elementos seleccionados, el botón se llamará Restaurar los
elementos seleccionados.
Si no sabes dónde estaban anteriormente los elementos a restaurar puedes
consultar la Ubicación original consultando sus Propiedades. Selecciona el archivo
que quieras consultar y desde el botón Organizar, pulsa Propiedades. También
puedes hacerlo desde el menú contextual del archivo (botón derecho sobre él) o si
tienes activada la vista Detalles aparece en una columna Ubicación original.
Restaurar archivos o carpetas en un lugar distinto del que se eliminó. Lo haremos
simplemente moviendo el contenido desde la papelera hasta la carpeta que
queramos, como ya hemos aprendido. Recuerda que el proceso para mover
archivos y carpetas es:
1. Seleccionarlos, en este caso entre el contenido de la papelera.
2. Cortarlos. Ya sea desde la opción Cortar del botón Organizar o del menú
contextual. También con Ctrl + X.
3. Pegarlos en la carpeta de destino. Abrir la carpeta y elegir Pegar en el
botón Organizar, el menú contextual o con las teclas Ctrl + V.
También puedes moverlos desde la papelera hasta la carpeta de destino
arrastrándolos de una ventana a otra.

Eliminar permanentemente
Antes de eliminar algún elemento de la papelera de reciclaje has de tener muy
claro que luego no podrás recuperarlo. Para eliminarlos debes:
1. Abrir la papelera de reciclaje.
2. Seleccionar qué elementos quieres borrar definitivamente.
3. Eliminarlos. Se eliminan exactamente igual que el resto de archivos.
Recuerda que hay varias formas: desde el botón Organizar, desde el menú
contextual o con la tecla Supr.
4. Confirmar que deseas eliminarlos permanentemente pulsando Sí.