You are on page 1of 5

LOS SIETE SABIOS DE GRECIA

Siete sabios de Grecia, también conocidos como los siete sensatos. Eruditos griegos que
vivieron entre los siglos VII y VI a.C. y que se interesaron por la ciencia, la filosofía y la
política. Aunque sus identidades difieren según las diferentes versiones, los nombres que
suelen aparecer con mayor frecuencia son Bías de Priene, Quilón de Esparta, Cleóbulo de
Lindos, Periandro de Corinto, Pítaco de Mitilene, Solón de Atenas y Tales de Mileto.

THALES DE MILETO
Nació Tales en la ciudad de Mileto, aproximadamente en el 624 a.C., y murió en el 546 a.C.
Tradicionalmente se ha considerado a Tales uno de los siete sabios de Grecia, siendo,
junto con Solón, de los más citados en las diversas listas en que se los agrupaba. Las
referencias acerca de su vida son confusas y contradictorias. Respecto a su propio origen,
por ejemplo, unos le consideran de origen fenicio, habiendo sido posteriormente hecho
ciudadano de Mileto, y otros le hacen natural de Mileto y de sangre noble.

La primera escuela importante de la filosofía griega, la jónica o milesia, era en gran parte
materialista. Fundada por Tales de Mileto en el siglo VI a.C., partió de la creencia de éste
en una sustancia primigenia, el agua, de la que procedería toda la materia.

Tales es considerado el primer filósofo por cuanto, frente a las explicaciones de la realidad
de carácter mítico y religioso, nos ofrece por primera vez una explicación basada en la
razón, es decir, en la que no se apela a entidades sobrenaturales para explicar lo real ni se
admite lo contradictorio.

La caída de Mileto provoca el éxodo de los intelectuales hacia el occidente: la Magna


Grecia; allí aparece Pitágoras de Samos, nacido hacia el año 570 a.C., quien prosigue y
engrandece la obra de Thales, supuesto maestro suyo. A Thales y a Pitágoras, a la cabeza
de los matemáticos jónicos y pitagóricos, respectivamente, les cabe el inmenso mérito de
haber jugado un papel iniciático en la construcción de la matemática –y en particular de la
geometría- como una disciplina formal. Con justicia, son designados uno y otro,
respectivamente, el primer matemático y el padre de la matemática.

BIAS DE PRIENE

Vivió a mediados del siglo VI a.J.C., contemporáneo de Alyattes de Lidia y su hijo Creso.
Famoso por su elocuencia, su dignidad y sus apoteginas (La mayor riqueza es no desear
nada; El saber es la única propiedad que no puede perderse, etc.). Cuando los habitantes
de Priene se vieron obligados a evacuar la ciudad, que había caído en poder de los persas,
se admiraron de ver que Bías no llevaba consigo sus bienes, y entonces él pronunció estas
palabras: Todo lo que me pertenece lo llevo conmigo (Omnia mea mecum porto), con lo
cual evidenció la noble altivez de su carácter.

Bías de Priene, (hijo de) Teutámides, dijo:

1. Los más de los hombres (son) malos.


2. Es necesario mirarse en el espejo, por si te refleja bello, hacer cosas bellas, y por si (te
muestra) feo, corregir el defecto de tu naturaleza con tu conducta intachable.
3. Ponte a la obra con lentitud, pero lo que emprendieras, avánzalo a grandes pasos.
4. Odia el hablar deprisa, para que no te equivoques, pues le sigue el arrepentimiento.
5. No seas ni simple ni maligno.
6. No te relaciones con la locura.
7. Ama la sensatez. 8. Habla de los dioses, en la idea de que existen.
8. Medita lo que es realizado.
9. Escucha muchas cosas.
10. Habla cosas convenientes.
11. Siendo pobre no censures a los ricos, a no ser que te reporte gran utilidad.
12. A un varón indigno no lo alabes a causa de su riqueza.
13. Toma habiendo persuadido, no habiendo actuado con violencia.
14. Lo que te resultara bien, a los dioses, no a ti mismo atribúyelo.
15. Adquiere en la juventud el buen obrar, y en la vejez la sabiduría.
16. Tendrás memoria para la obra, cuidado con el momento oportuno, nobleza de
carácter, fortaleza para la fatiga, respeto del temor reverencial, amistad con la fortuna,
elocuencia de palabra, disciplina en silencio, sentido de la justicia en la opinión, valentía
de ánimo, poder de hecho, el primer puesto en reputación.

PITACO DE MITILENE

(c. 650- c. 569 a.J.C.) Tirano de Mitilene. De origen tracio, terminó la guerra civil. Tras diez
años de tiranía (c. 595- c. 585), renunció voluntariamente. Uno de los siete sabios de
Grecia.

La leyenda dice que cuando mataron a su hijo y le trajeron al asesino, ante él, Pítaco lo
dejó en libertad, expresando, "El perdón es mejor que el castigo."

Otras frases célebres de Pítaco son:

“Es difícil realmente ser un buen hombre”


"Incluso los dioses no pueden luchar contra la necesidad."
"La energía evidencia al hombre."
"No digas de antemano lo que vas a hacer; porque si fallas, se burlarán de ti."
"Abstente de hablar mal no solamente de tus amigos, sino también de tus enemigos."
Su apogeo como hombre público se materializó en la cuadragésima segunda olimpíada.
Vivió más de setenta años y murió en el tercer año de la quincuagésima segunda
olimpíada (568 a. C.)

CLEOBULO DE LINDOS
Al morir su padre, volvió a su patria para gobernarla, muriendo cuando tenía setenta
años.
Se le atribuyen algunos poemas líricos y más de tres mil enigmas en verso. También se
creen suyas una serie de máximas y una carta dirigida a Solón.

Algunas de sus máximas son:

La medida es lo mejor
Poseer una lengua bien sonante
Allegado de la virtud, ajeno de la maldad
Odiar la injusticia, guardar la piedad
Suplicar a la fortuna.

PERIANDRO DE CORINTO

Tirano (siglo VII a.C.) en su ciudad, fue político, y su vida no justifica que fuera considerado
uno de los Siete Sabios de Grecia (lema: “Nada es imposible para el ingenio”), aunque
impulsó la construcción del camino a través del istmo de Corinto, capaz para la circulación
de naves arrastradas (diolkos), que convirtió su ciudad por un tiempo en la primera
potencia griega gracias a ser el pivote del tráfico marítimo entre el Sarónico y el golfo de
Corinto (hasta el s XIX no se construiría un canal en el mismo lugar).

Entre sus prácticas tiránicas se habla de muchos jóvenes que fueron enviados a Corcira
para ser castrados en Lidia, entre ellos el supuesto asesino de su propia esposa, Melisa,
hija de Procles, el tirano de Epidauro, en un acceso de cólera a causa de una falsa
acusación.

También se ocupó de reglamentar y humanizar el trabajo de los esclavos, protegió a la


clase social de los campesinos pobres y obligó a la nobleza a reducir la suntuosidad de sus
gastos. También llevó a cabo una sistemática política colonial de conquistas.

Existe una historia sorprendente acerca de hasta que extremos llegó Periandro para
ocultar el lugar de su sepultura: dio instrucciones para que dos jóvenes fueran a un lugar
determinado y se encontraran con un tercero, lo asesinaran y lo enterraran. Después
mandó que cuatro hombres persiguieran a los dos primeros, los mataran y los enterraran.
Y luego dispuso que un grupo más grande diera caza a los cuatro. Tras estos preparativos
salió al encuentro de los dos jóvenes, ya que él, Periandro, era el tercer hombre

QUILON DE ESPARTA

Vivió a principios del siglo VI a. C.Quilón fue considerado uno de los siete sabios, y parece
ser que fue el responsable de que el eforado adquiriera el poder que en la etapa clásica
fuera tan importante.

Algunos de sus epigramas son los siguientes:

No hables mal de los muertos


Honra a los hombres ancianos
Prefiere un castigo a un triunfo deshonroso; lo primero es doloroso pero por una vez, pero
lo segundo es para toda la vida
No te rías de una persona en su desgracia
Si eres fuerte, sé también misericordioso, de forma que tus vecinos puedan respetarte y
no sólo temerte
No permitas que tu lengua corra más que tu inteligencia
Contén la ira
No desees lo que es imposible
Obedece las leyes
La tradición dice que Quilón murió de alegría en los brazos de su hijo, que acababa de
ganar un premio en los Juegos Olímpicos.

SOLON DE ATENAS

Solón (en griego S????) (c. 638 adC–558 adC) fue un famoso legislador ateniense,
considerado uno de los precursores de la democracia en Atenas.

En el siglo VII hubo en Atenas, una serie de revoluciones. Los ciudadanos descontentos por
el abuso de los eupátridas, o sea aristócratas atenienses, decidieron que se debían hacer
leyes escritas. Un personaje, Dracón, se encargó de escribir un código de leyes en el 621,
pero a los pobladores les parecieron muy severa, ya que se castigaba con pena de muerte
por robar legumbres y frutas, la palabra draconiano fue desde entonces sinónimo de
implacable.

Mas tarde aparece Solón, quien se había hecho notar por su inteligencia y sus sabios
consejos. Era filósofo y había viajado mucho, contemplando las formas de gobierno de
otros pueblos. Los atenienses le confiaron el título de primer arconte y Solón fue dueño
del poder, creó nuevas leyes, que abolieron pedir préstamos con la garantía de volverse
esclavo en caso de no poder pagar, costumbre muy usual en aquel tiempo.

Decretó que cada ciudadano debía de tener un pedazo de tierra determinado, de esta
forma eliminó la pobreza, evitando que los ricos se continuaran enriqueciendo, también
en una ley decía que nadie podía vivir sin oficio. Luego se encargó de redistribuir los
impuestos, hasta aquel entonces estaban muy mal repartidos, Solón se encargó de dividir
los ciudadanos por su posición social y exigía determinada suma a cada uno de estos, a los
más pobres no se les cobraba impuestos. Sus leyes fueron escritas en cilindros especiales
de madera (kyrbeis) y puestas en la Acrópolis.

Los atenienses le rogaron que se conservase en el gobierno, pero Solón luego de cumplir
su período se marchó a Egipto.

Related Interests