Sie sind auf Seite 1von 2

I.

EL PLANTEAMIENTO CURRICULAR

El nuevo planteamiento curricular implica el reordenamiento y la inclusión de los contenidos, así como
la adopción de los métodos necesarios para lograr la formación integral de las niñas, niños y jóvenes en
el contexto del siglo XXI. En un mundo globalizado, plural y en constante cambio, este planteamiento
debe aprovechar los avances de la investigación en beneficio de la formación humanista y buscar un
equilibrio entre los valores universales y la diversidad de identidades nacionales, locales e individuales.1
Esta relación entre lo mundial y lo local es la clave para que el aprendizaje contribuya a insertar a cada
persona en diferentes comunidades en las que pueda pertenecer, construir y transformar. 2 Por ello,
nuestro sistema educativo debe formar personas conscientes de su individualidad dentro de la
comunidad, el país y el mundo.

Hoy en día, el mundo se comprende como un sistema complejo en constante movimiento y desarrollo.
A partir del progreso tecnológico y la globalización, la generación del conocimiento se ha acelerado de
manera vertiginosa, y las fuentes de información y las vías de socialización se han multiplicado de igual
forma. La inmediatez en el flujo informativo que hoy brindan internet y los dispositivos inteligentes,
cada vez más presentes en todos los contextos y grupos de edad, era inimaginable hace una década.3
A su vez, estas transformaciones en la construcción, transmisión y socialización del conocimiento han
impactado las formas de pensar y relacionarse de las personas. En este contexto, resulta necesario
instruir al individuo para que sea capaz de adaptarse a los entornos cambiantes y diversos, desarrolle
pensamientos complejos, críticos, creativos, reflexivos y flexibles, y resuelva problemas de manera
innovadora.

Para lograrlo es importante superar la saturación de contenidos; buscar la interdisciplinariedad y la


transversalidad; y mejorar la articulación entre niveles educativos, campos del conocimiento y áreas
del desarrollo personal y social. Esta nueva focalización en los aprendizajes clave implica fortalecer en

1
28 Tedesco, Juan Carlos, Opertti, Renato y Amadio, Massimo, Por qué importa hoy el debate curricular, Ginebra,
UNESCO, 2013, p. 19.

2
29 Reimers, Fernando, Empowering global citizens: a world course, North Charleston, South Carolina, CreateSpace
Independent Publishing Platform, 2016,s/p (libro electrónico).

3
30 Brunner, José Joaquín y Tedesco, Juan Carlos (eds.), Las nuevas tecnologías y el futuro de la educación, Buenos Aires,
Septiembre Grupo Editor
la educación obligatoria los conocimientos, habilidades, actitudes y valores que permitan aprender a
aprender, es decir, continuar aprendiendo a lo largo de la vida. El replanteamiento de la organización
de los conocimientos promueve su constante relación y evita una concepción del saber limitado a
espacios fijos. Al mismo tiempo, busca conciliar las exigencias propias de un proyecto humanista.