Sie sind auf Seite 1von 2

MEDICINA GERMANICA Y ORTOMOLECULAR

Zapper: corriente cuadrada de alta frecuencia que conforma un circuito especial mediante el
cual, al pasar através del organismo, es capaz de hacer resonar y provocar un daño letal a los
microorganismos mas primitivos (bacterias, virus, parásitos, hongos), siendo inocua para las
células de los organismos que se encuentran en las etapas evolutivas mas altas (el humano es
el máximo exponente). El daño que provoca es fundamentalmente físico por rotura de
componentes vitales para los seres susceptibles, y secundariamente les provoca diversas
alteraciones bioquímicas.

Teoría Toxigénica sobre el Origen de las Enfermedades: los malos hábitos de vida,
carencias nutricionales, stress, contaminantes ambientales, mal descanso, etc., conducen a un
estado de desequilibrio metabólico e inmunosupresión con hiperproducción y retención de
endotoxinas, colonización de piel, epitelios e incluso de órganos internos por
microorganismos productores de sustancias que actúan como toxinas exógenas (todos estos
factores actúan retroalimentándose en forma positiva), sometiendo a las células del organismo
a un stress permanente que termina dañándolas, y como consecuencia de ese daño el
organismo se predispone a desarrollar la mayoría de las enfermedades (alrededor de un 80%,
entre ellas las metabólicas, cáncer y SIDA). Los factores genéticos predisponentes propios de
cada individuo potencian los factores antedichos.

Zapper y Cancer: las células neoplásicas tienen una frecuencia de vibración similar a la de
los virus y células infectadas por los mismos, por lo que resultan susceptibles a este tipo de
corriente, dañándolas sin perjuicio de las células normales. En la actualidad existe un extenso
número de estudios en los que se ha demostrado que un solo pasaje de 7 minutos de dicha
corriente en cultivos de células cancerígenas de múltipes estirpes, es capaz de citolizar
aproximadamente un 50% de la población de dichas células malignas. También se han
obtenido resultados similares en cultivos de células infectadas con VHB y VIH. Debido a que
se tocan intereses económicos multimillonarios, los estudios in vivo recién ahora se están
desarrollando y con resultados muy alentadores, a pesar de la falta de apoyo económico y de
la comunidad científica ortodoxa o que actúa bajo complicidad de los intereses de los grandes
laboratorios.

Vitamina C, otras vitaminas, minerales, oligoelementos, proteínas de alto valor


biológico: resultan ser citotóxicos directos sobre células neoplásicas y microorganismos,
tienen mecanismos de acción indirectos mediante los cuales perturban el accionar de los
mismos (por ejemplo, inhibición de la adsorción de microorganismos a sus tejidos blancos), y
resultan ser reguladores-normalizadores metabólicos e inmunoestimulantes, por lo que
contrarrestan estos desequilibrios a los que el cuerpo tiende a padecer y que favorecen el
desarrollo de enfermedades. Todos ellos y en especial la Vitamina C, Zinc y Selenio,
potencian la acción de la corriente Zapper.

Factores Botánicos: existe una gran variedad de compuestos de origen vegetal con
reconocidos efectos beneficiosos para el organismo (microbicidas, antineoplásicos, diuréticos,
hipolipemiantes, estabilizadores de la tensión arterial, broncodilatadores, etc.), que también
potencian la acción de la corriente Zapper.

Switch Metabólico y Cáncer: las células neoplásicas tienen un metabolismo aberrante, y


además, por múltiples motivos (ej: secuestro de nutrientes y producción de toxinas), provocan
un serio desequilibrio metabólico y un estado de inmunosupresión en el organismo que las
hospeda, los cuales a su vez dan terreno fértil para que las células malignas sigan proliferando
en forma cada vez más acelerada. La administración de cargas elevadas de correctores
metabólicos ha demostrado tener dos acciones beneficiosas, por un lado corrigen el
metabolismo y el estado inmunológico del organismo hospedero, y por otro, fuerzan la
normalización del metabolismo aberrante de las células neoplásicas, fenómeno que
obviamente les resulta letal (por ejemplo, los antioxidantes neutralizan la hiperactividad de las
vías oxidativas, peculiaridad metabólica muy característica de las células cancerígenas).
Entonces, la mejoría metabólica y defensiva del organismo, y el efecto citotóxico directo,
tienden a frenar la expansión tumoral maligna, y en algunos casos, a eliminar el cáncer por
completo.