Sie sind auf Seite 1von 2

Teoría de Aprendizaje Significativo

¿Quién fue David Ausubel?


David Paul Ausubel fue un psicólogo y pedagogo nacido en el año 1918 que llegó a convertirse en
uno de los grandes referentes de la psicología constructivista. Como tal, ponía mucho énfasis en
elaborar la enseñanza a partir de los conocimientos que tiene el alumno.
Es decir, que el primer paso en la tarea de enseñar debía ser averiguar lo que sabe el estudiante
para así conocer la lógica que hay detrás de su modo de pensar y actuar en consecuencia.
De este modo, para Ausubel la enseñanza era un proceso por el cual se ayuda al estudiante a que
siga aumentando y perfeccionando el conocimiento que ya tiene, en vez de imponerle un temario
que debe ser memorizado. La educación no podía ser una transmisión de datos unilateral.

¿Qué es la Teoría del Aprendizaje Significativo?


Es una teoría psicológica porque se ocupa de los procesos mismos que el individuo pone en juego
para aprender. Pero desde esa perspectiva no trata temas relativos a la psicología misma ni desde
un punto de vista general, ni desde la óptica del desarrollo, sino que pone el énfasis en lo que ocurre
en el aula cuando los estudiantes aprenden; en la naturaleza de ese aprendizaje; en las condiciones
que se requieren para que éste se produzca; en sus resultados y, consecuentemente, en su
evaluación (Ausubel, 1976). Es una teoría de aprendizaje porque ésa es su finalidad. La Teoría del
Aprendizaje Significativo aborda todos y cada uno de los elementos, factores, condiciones y tipos
que garantizan la adquisición, la asimilación y la retención del contenido que la escuela ofrece al
alumnado, de modo que adquiera significado para el mismo.

Requisitos para el aprendizaje significativo

Al respecto Ausubel dice: “El alumno debe manifestar […] una disposición para relacionar sustancial
y no arbitrariamente el nuevo material con su estructura cognoscitiva, como que el material que
aprende es potencialmente significativo para él, es decir, relacionable con su estructura de
conocimiento sobre una base no arbitraria” (Ausubel, 1983: 48). Lo anterior presupone: • Que el
material sea potencialmente significativo, esto implica que el material de aprendizaje pueda
relacionarse de manera no arbitraria y sustancial (no al pie de la letra) con alguna estructura
cognoscitiva específica del alumno, la misma que debe poseer "significado lógico" es decir, ser
relacionable de forma intencional y sustancial con las ideas correspondientes y pertinentes que se
hallan disponibles en la estructura cognitiva del alumno, este significado se refiere a las
características inherentes del material que se va aprender y a su naturaleza. • Cuando el significado
potencial se convierte en contenido cognoscitivo nuevo, diferenciado e idiosincrático dentro de un
individuo en particular como resultado del aprendizaje significativo, se puede decir que ha adquirido
un "significado psicológico" de esta forma el emerger del significado psicológico no solo depende
de la representación que el alumno haga del material lógicamente significativo, "sino también que
tal alumno posea realmente los antecedentes ideativos necesarios" (Ausubel, 1983: 55) en su
estructura cognitiva.

El que el significado psicológico sea individual no excluye la posibilidad de que existan significados
que sean compartidos por diferentes individuos, estos significados de conceptos y proposiciones de
diferentes individuos son lo suficientemente homogéneos como para posibilitar la comunicación y
el entendimiento entre las personas. Por ejemplo, la proposición: "en todos los casos en que un
cuerpo sea acelerado, es necesario que actúe una fuerza externa sobre tal para producir la
aceleración", tiene significado psicológico para los individuos que ya poseen algún grado de
conocimientos acerca de los conceptos de aceleración, masa y fuerza. • Disposición para el
aprendizaje significativo, es decir que el alumno muestre una disposición para relacionar de manera
sustantiva y no literal el nuevo conocimiento con su estructura cognitiva. Así independientemente
de cuanto significado potencial posea el material a ser aprendido, si la intención del alumno es
memorizar arbitraria y literalmente, tanto el proceso de aprendizaje como sus resultados serán
mecánicos; de manera inversa, sin importar lo significativo de la disposición del alumno, ni el
proceso, ni el resultado serán significativos, si el material no es potencialmente significativo, y si no
es relacionable con su estructura cognitiva.

Los tipos de aprendizaje significativo


El aprendizaje significativo se opone al tipo anterior, fundamentalmente, porque para que se
produzca es necesario buscar de forma activa una vinculación personal entre los contenidos que
aprendemos y aquellos que ya habíamos aprendido. Ahora bien, en este proceso hay espacio para
encontrar diferentes matices. David Ausubel distingue entre tres clases de aprendizaje
significativo:
Aprendizaje de representaciones
Se trata de la forma más básica de aprendizaje. En ella, la persona otorga significado a símbolos
asociándolos a aquella parte concreta y objetiva de la realidad a la que hacen referencia,
recurriendo a conceptos fácilmente disponibles.
Aprendizaje de conceptos
Este tipo de aprendizaje significativo es parecido al anterior y se apoya en él para existir, de modo
que ambos se complementan y "encajan" entre sí. Sin embargo, hay una diferencia entre ambos.
En el aprendizaje de conceptos, en vez de asociarse un símbolo a un objeto concreto y objetivo,
se relaciona con una idea abstracta, algo que en la mayoría de los casos tiene un significado muy
personal, accesible solo a partir de nuestras propias experiencias personales, algo que hemos
vivido nosotros y nadie más.
Por ejemplo, para llegar a interiorizar la idea de lo que es una hiena es necesario desarrollar una
idea de “hienidad” que permita diferenciar a estos animales de los perros, los leones, etc. Si con
anterioridad hemos visto una hiena en un documental pero no la pudimos diferenciar de un perro
grande, ese concepto no existirá, mientras que una persona familiarizada con los perros
probablemente sí se dará cuenta de esas diferencias anatómicas y comportamentales significativas
y será capaz de crear ese concepto como una categoría aparte de la de los perros.
Aprendizaje de proposiciones
En este aprendizaje el conocimiento surge de la combinación lógica de conceptos. Por eso,
constituye la forma de aprendizaje significativo más elaborada, y a partir de ella se es capaz de
realizar apreciaciones científicas, matemáticas y filosóficas muy complejas. Como es un tipo de
aprendizaje que demanda más esfuerzos, se realiza de modo voluntario y consciente. Por
supuesto, se sirve de los dos anteriores tipos de aprendizaje significativo.