Sie sind auf Seite 1von 4

APARTALOS DE TI

2CORINTIOS 6:14-18 TLA. 14 No participen en nada de lo que hacen los


que no son seguidores de Cristo. Lo bueno no tiene nada que ver con lo
malo. Tampoco pueden estar juntas la luz y la oscuridad. 15 Ni puede haber
amistad entre Cristo y el diablo. El que es seguidor de Cristo no llama
hermano al que no lo es. 16 Nosotros somos el templo del Dios vivo. Si Dios
está en nosotros, no tenemos nada que ver con los ídolos. Dios mismo dijo:
«Viviré con este pueblo, y caminaré con ellos. Yo seré su Dios y ellos serán
mi pueblo.» 17 Por eso, el Señor también dice: «Apártense de ellos. No
toquen nada impuro, y yo los aceptaré. 18 »Yo seré para ustedes como un
padre, y ustedes serán para mí como mis hijos y mis hijas. »Esto lo afirmo
yo, el Dios todopoderoso.»

2CORINTIOS 7:1 Queridos hermanos en Cristo, Dios nos hizo esa promesa.
Por eso, para que Dios nos acepte, no debemos hacer el mal, sino
mantenernos libres de pecado. Honremos a Dios, y tratemos de ser santos
como él.

Sin duda hay aquí un reflejo del antiguo mandamiento de

DEUTERONOMIO 22:10 »Cuando trabajen un campo, no deben arar con


un buey y un burro juntos.

Anterior mente había una actividad agrícola para arar la tierra que se llamaba
enyugar que consistía en tomar dos los animales para trabajar la tierra, arar,
arrastrar peso, cargas, para eso se le coloca una madera sobre el cuello del
animal que se llamaba YUGO que sirve para "enyugar" dos animales juntos
y asociar sus fuerzas.

La Biblia habla del yugo, y Dios no permitía que se enyugaran animales de


distinta especie, y era obvio por la diferencia de contextura, de fuerza, de
porte y de peso, por ejemplo un buey y un burro, uno terminaría lastimando
o matando al otro.

Dios no aprueba el "Yugo desigual" para sus hijos, ni en la obra, ni en


nuestros negocios, ni en lo sentimental..."No unáis en yugo desigual con los
incrédulos; Porque ¿Que compañerismo tiene la justicia con la
injusticia?...¿Y que comunión la luz con las tinieblas?...(" Corintios 6:14-15).

Esto no es solo válido para un noviazgo o matrimonio, sinó también para las
sociedades comerciales, laborales o espirituales.

Los bueyes van juntos, los asnos también, no se puede mezclar.

Dios enfatizo muchos en sata situación que lo estableció como un


mandamiento para su pueblo.

Deuteronomio 7:1-4
1»Cuando el SEÑOR tu Dios te lleve dentro de la tierra donde estás a punto
de entrar y que vas a poseer, él te abrirá camino quitando de tu paso a
muchas naciones: los hititas, los gergeseos, los amorreos, los cananeos, los
ferezeos, los heveos y los jebuseos. Esas siete naciones son más fuertes y
numerosas que tú. 2 Cuando el SEÑOR tu Dios las entregue en tus manos y
las conquistes, debes destruirlas por completo.* No hagas tratados con ellas
ni les tengas compasión. 3 No te unas en matrimonio con su gente. No
permitas que tus hijas ni tus hijos se casen con los hijos o las hijas de esas
naciones, 4 porque ellos harán que tus hijos y tus hijas se aparten de mí para
rendir culto a otros dioses. Entonces el enojo del SEÑOR arderá contra ti, y
pronto te destruirá.

Pero a pesar de la orden de Dios el pueblo no obedeció y se ligaron con otras


naciones haciendo sociedades maritales, políticas, sociales y espirituales.
Veamos

2REYES 21:2-9 2 Manasés no obedeció a Dios, pues practicó las


costumbres vergonzosas de las naciones que Dios había expulsado del
territorio de los israelitas. 3 Reconstruyó los pequeños templos que su padre
Ezequías había destruido, hizo imágenes de la diosa Astarté y edificó altares
para adorar a Baal. También siguió el mal ejemplo del rey Ahab y adoró a
todos los astros del cielo. 4 Construyó altares para esos astros en los patios
del templo de Dios, aun cuando Dios había dicho que ese templo sería su
casa en Jerusalén. 6 Manasés puso la imagen de la diosa Astarté en el
templo de Dios, practicó la hechicería y la brujería, y se hizo amigo de los
espiritistas y los brujos. También hizo quemar a su hijo como un sacrificio.
Su comportamiento fue tan malo, que Dios se enojó mucho. Dios les había
dicho a David y a su hijo Salomón: «De todas las ciudades de Israel, he
elegido a Jerusalén, para poner allí mi templo y vivir en él para siempre. 8 Si
los israelitas obedecen todos los mandamientos que le di a Moisés, no los
expulsaré del país que les he dado». 9 Pero los israelitas no obedecieron a
Dios. Al contrario, Manasés los hizo cometer peores pecados que los que
habían cometido las naciones que Dios había destruido cuando los israelitas
llegaron a la región.

Hay cosas en el mundo con las que los cristianos ni deben ni pueden
asociarse.

En los tiempos de la iglesia primitiva no unirse al YUGO desigual

 a menudo quería decir que una persona tenía que abandonar: SU


PROFESIÓN: Supongamos que se trataba de un mampostero. ¿Qué le
pasaría si a su empresa le salía un trabajo de construir un templo pagano?
O supongamos que era sastre. ¿Qué le pasaría si se le contratara para
hacer las vestiduras de sacerdotes paganos?

Uno de los ejemplos más famosos de los tiempos modernos fue F. W.


Charrington. Era heredero de una fortuna amasada en destilerías de whisky.
Pasaba por delante de la taberna una noche. Había una mujer esperando a
la puerta. Un hombre, sin duda su marido, salió, y ella hizo todo lo posible
para que no volviera a entrar. El hombre la tiró al suelo de un puñetazo.
Charrington se adelantó y levantó la vista. El nombre que tenía la taberna era
el suyo, y Charrington dijo: «Con aquel puñetazo, aquel hombre no sólo dejó
fuera de combate a su mujer, sino me puso a mí fuera de aquel negocio para
siempre.» Y entregó la fortuna que era legalmente suya, para no tocar más
un dinero que se ganaba de aquella manera.
Nadie es el guardián de la conciencia de otro. Cada uno debe decidir por
sí si puede llevar su negocio a Cristo y a Cristo a su negocio todos los días.

 A menudo quería decir que una persona tenía que dejar su vida
social. En el mundo antiguo, muchas fiestas paganas se celebraban en
el templo de algún dios. La invitación se hacía en estos términos: "Te invito
a comer conmigo a la mesa del Señor Serapis.» Aunque no fuera siempre
así, una fiesta pagana empezaba y terminaba con una libación, una copa
de vino, que se derramaba como ofrenda a los dioses. ¿Podía un cristiano
tomar parte en eso? ¿O tenía que despedirse para siempre de la sociedad
de la que había formado parte y que tanto había representado para él?

 A menudo quería decir que una persona tenía que renunciar a sus
lazos familiares. Una de las cosas más dolorosas del Cristianismo en sus
primeros años era la forma en que se dividían las familias. Si una esposa
se hacía cristiana, su marido podía echarla de casa. Si un marido se hacía
cristiano, su mujer le podía abandonar. Si se hacían cristianos los hijos e
hijas, se les podían cerrar en la cara las puertas del hogar. Era literalmente
cierto que Cristo no vino a traer la paz sobre la Tierra, sino una espada
divisoria; y que los hombres y las mujeres tenían que estar preparados a
amarle más que a sus seres más próximos y queridos. Tenían que estar
dispuestos a verse excluidos hasta de sus propios hogares.
Por muy duro que parezca, siempre será verdad que hay ciertas cosas que
una persona no puede tener o hacer y ser cristiana. Hay ciertas cosas de las
que todo cristiano debe salirse.

¿Será que Dios es suficiente para mí o necesito algo más?


2Corintio 6:16
Nosotros somos el templo del Dios vivo. Si Dios está en nosotros, no
tenemos nada que ver con los ídolos. Dios mismo dijo: «Viviré con este
pueblo, y caminaré con ellos. Yo seré su Dios y ellos serán mi pueblo.»

Dios saco a Israel de Egipto (el Mundo) y prometio estar con ellos y
bendecirlos dándole lo suficiente.

Levitico 26:11 »Yo los acompañaré a dondequiera que vayan, y habitaré


en el santuario que me han construido; nunca más los miraré con desagrado.
Ustedes serán mi pueblo, y yo seré su Dios. Lev 26:13 Yo soy el Dios de
Israel. Yo los saqué de Egipto y les di libertad. Deben sentirse orgullosos de
esto, pues nunca más volverán a ser esclavos.

Hoy Jesús te dice acércate a mí ¿Por qué?

Mateo 11:29-30 Pónganse mi yugo. Déjenme enseñarles, porque yo soy


humilde y tierno de corazón, y encontrarán descanso para el alma.30 Pues
mi yugo es fácil de llevar y la carga que les doy es liviana».