Sie sind auf Seite 1von 33

GRUPO #1

CAPÍTULO 9
PÉRDIDAS DE CIRCULACIÓN

1. INTRODUCCIÓN

La reducción o la ausencia total del flujo de fluidos por el espacio anular cuando se
bombea fluido a través de la sarta de perforación. Si bien las definiciones de los
diferentes operadores varían, esta reducción del flujo puede clasificarse generalmente
como filtración (menos de 20 bbl/hr [3 m 3/hr]), pérdida de circulación parcial (más de 20
bbl/hr [3 m3/hr] pero aún con ciertos retornos), y pérdida de circulación total (cuando no
sale fluido del espacio anular). En este último caso severo, puede suceder que el pozo
no permanezca lleno de fluido aunque se cierren las bombas.

Si el pozo no permanece lleno de fluido, la altura vertical de la columna de fluido se


reduce y la presión ejercida sobre las formaciones abiertas se reduce. Esto a su vez
puede hacer que otra zona fluya hacia el pozo, en tanto que la zona de pérdida toma
lodo, o incluso puede producir una pérdida catastrófica de control del pozo. Hasta con
las dos formas menos severas, la pérdida de fluido en la formación representa una
pérdida financiera que debe abordarse y cuyo impacto se relaciona directamente con el
costo por barril del fluido de perforación y la tasa de pérdida con el tiempo.

2. DESARROLLO

2.1 Definición

La pérdida de circulación o pérdida de retorno está definida como la invasión de los


fluidos de perforación y/o lechadas de cemento hacia la formación. El control y
prevención de la pérdida de circulación de los fluidos de perforación es un problema
frecuentemente encontrado durante la perforación de pozos de petróleo y gas.

La pérdida de circulación puede ser natural o inducida, la pérdida de circulación natural


se da principalmente cuando atravesamos formaciones no consolidadas, altamente
permeables, con fracturas naturales, cavernosas o vugulares.

La pérdida de circulación inducida se da principalmente cuando causamos una fractura


en la formación que estamos atravesando y es generada por exceder el gradiente de

1
GRUPO #1

fractura, por ejemplo, al circular el lodo con alta presión o por sacar y meter la tubería a
alta velocidad.

Desde el punto de vista histórico, la pérdida de circulación ha sido uno de los factores
que más contribuye a los altos costos del lodo. Otros problemas del pozo, como la
inestabilidad del pozo, la tubería pegada, e incluso los reventones, son consecuencias
de la pérdida de circulación. Además de las ventajas claras que se obtienen al
mantener la circulación, la necesidad de impedir o remediar las pérdidas de lodo es
importante para otros objetivos de la perforación, como la obtención de una evaluación
de la formación de buena calidad y el logro de una adherencia eficaz del cemento
primario sobre la tubería de revestimiento.

Presión de Formación

También conocida como presión de poro, presión del yacimiento o presión de la roca;
es la presión ejercida por los fluidos o gases contenidos en los espacios porosos de las
rocas.

El peso de sobrecarga afecta las presiones de la formación, puesto que este es capaz
de ejercer presión en los granos y los poros de la roca. La presión deformación se
clasifica de acuerdo a su valor de gradiente de presión en: normal, subnormal y
anormal.

Las formaciones poseen una presión de poro equivalente a la presión hidrostática del
agua intersticial. En las cuencas sedimentarias, el agua intersticial normalmente posee
una densidad de 1,073 kg/m3 [8.95 lbm/galón americano], lo que establece un
gradiente de presión normal de 0.465 lpc/pie [10.5 kPa/m].

Presión de Fractura

Es la cantidad de presión necesaria para romper permanentemente la estructura de


rocosa de una formación.

También se dice que es la máxima presión que resiste la matriz de la formación antes
de abrirse o fracturarse en un punto específico del hoyo, es decir, la capacidad que
tienen las formaciones expuestas en un pozo para soportar la presión del fluido de

2
GRUPO #1

perforación más cualquier presión añadida desde la superficie bien sea de forma
intencional o no. Por lo tanto, si la presión en el hoyo es mayor que la presión de
fractura de la formación esta se abrirá ocasionando la pérdida del fluido.

Para que ocurra la fractura es necesario que la presión ejercida sobre la formación sea
mayor al esfuerzo efectivo de ésta, es decir, debe ser mayor que la suma de la presión
de poro más la componente horizontal de la presión de sobrecarga.

2.2 Grados de pérdidas de circulación.

La pérdida de circulación de fluido constituye un peligro conocido durante las


operaciones de perforación y cementación en yacimientos de alta permeabilidad, zonas
agotadas, y en formaciones débiles o naturalmente fracturadas, vugulares o
cavernosas. La circulación puede deteriorarse incluso cuando las densidades de los
fluidos se mantengan dentro de los márgenes de seguridad habituales. Detener las
pérdidas de circulación antes de que estén fuera de control es crucial para el logro de
operaciones seguras y rentables desde el punto de vista económico.

En general la pérdida de circulación, cuadro 1, puede estar igualmente catalogada


dentro de los siguientes grupos:

Cuadro 1. Tipos de pérdidas de circulación


Tipo de perdida Severidad de la perdida
Filtrado Menos de 1,5 m3/h (10bbl/h)
Perdida de circulacion parcial Mas de 10 bbl/h, pero con cierto retorno de fluidos
Perdida de circulacion total No retorna ningun fluido por el espacio anular

En el último caso extremadamente severo, el pozo quizás no retenga una columna de


fluido, aunque se detengan las bombas de circulación.

Si el pozo no permanece lleno de fluidos, la altura vertical de la columna de fluido se


reduce y la presión ejercida sobre la formación expuesta disminuye. En consecuencia,
otra zona puede fluir dentro del pozo mientras la zona de perdida primaria está
admitiendo fluido. En casos extremos, puede producirse la pérdida de control de pozo,
con consecuencias catastróficas.

3
GRUPO #1

2.3 Indicadores de pérdida de circulación.

Formaciones no-consolidadas:Fig. 1. Indicadores


de PC.

 Pérdida gradual y continua.


 Retornos parciales.
 El espacio anular se mantiene con bombas
paradas, pero desciende al desahogar la
presión.
 La pérdida aumenta al intentar reiniciar la
circulación.
 Un período de espera puede solucionar el
problema.

Formaciones con fracturas naturales:

 La pérdida puede pasar de gradual a total.


 Puede ocurrir después de un cambio brusco
de formación.

Formaciones cavernosas:

 Pérdida repentina y total.


 Disminuye el peso sobre la barrena al perder peso la sarta por flotabilidad.
 La barrena cae varios pies antes de encontrar de nuevo la formación.

Fracturas inducidas

 Frecuentemente suceden en formaciones de lutitas a cualquier profundidad.


 La fractura ocurre principalmente por debajo de la zapata.
 Generalmente se fractura al intentar romper circulación con alta presión después
de un viaje de tubería.

Mientras se está perforando las primeras evidencias de que está ocurriendo una
pérdida de circulación son que disminuye el flujo en la línea de retorno, disminución en

4
GRUPO #1

el nivel en los tanques de lodo, cambios en la presión de la bomba, disminución del


fluido del espacio anular al parar las bombas.

También al realizar viajes podremos encontrar evidencias visibles de la pérdida de


circulación, al sacar la sarta el agujero toma más fluido del que debe tomar, al meter la
sarta desplaza menos fluido del que debe desplazar.

2.4 Cuando la pérdida de circulación ocurre

2.4.1 Análisis del problema

Cuando se observa inicialmente la pérdida de circulación, las condiciones que existían


en el momento en que la pérdida ocurrió deben ser registradas con precisión y
estudiadas. Se debería tomar en cuenta el momento del incidente (durante la
perforación, circulación o los viajes), el tipo de pérdida (infiltración, parcial o completa) y
la severidad de la pérdida respecto a las formaciones expuestas. Esta información
ayudará a determinar la causa de la pérdida, la posición en el pozo donde ocurrió la
pérdida y el mejor remedio para la situación. La posición probable de la zona de pérdida
puede ser determinada a partir de la información disponible en el equipo de perforación.
Por ejemplo:

2.4.2 Información sobre la formación.

a. Las formaciones de carbonato contienen zonas cavernosas y fisuradas. Este tipo


de pérdida sería indicado por una pérdida rápida, grande y acompañada por una
caída de la columna de perforación.

b. Las formaciones de lutitas tienden a fracturarse de una manera que puede


constituir un tipo de pérdida más lenta. Esta pérdida debe ser controlada
rápidamente, ya que, si no lo es, causará la ampliación de la fractura y perjudicará la
integridad de la formación.

c. Un cambio de la velocidad de perforación puede indicar un cambio de formación,


posiblemente acompañado de un cambio de la integridad de la formación.

5
GRUPO #1

2.4.3 Información sobre las operaciones.

a. Algún tipo de pérdida de circulación inducida por la presión hidráulica sería


indicado por el aumento del peso del lodo en el momento de la pérdida. Este tipo de
pérdida puede sellarse por sí misma (infiltración) o requerir un tratamiento (fractura
inducida), según la severidad de la pérdida.

b. El movimiento rápido de la columna de perforación causará aumentos bruscos de


la presión que pueden causar fracturas o abrir de nuevo las zonas de pérdidas
previamente selladas. A menos que una zona de pérdida previamente sellada haya
sido sometida a una prueba de presión, siempre se debe suponer que esta área
sigue siendo una fuente potencial de pérdida. La velocidad a la cual la tubería se
mueve durante los viajes y durante el ensanchamiento debería ser ajustada para
compensar esta debilidad.

Al contar con la información descrita anteriormente, se puede tomar una decisión mejor
fundada, en lo que se refiere a las medidas apropiadas para eliminar las pérdidas.

2.4.4 Localización de la zona de pérdida.

Muchas veces cuando existe pérdida de circulación, no se encuentran disponibles los


datos de registros o tiempo para hacer el análisis detallado de los registros. Los
parámetros requeridos para el diseño de un tratamiento se basan en métodos de
diagnóstico. Una de las causas fundamentales para el fracaso del tratamiento es la
zona de identificación de la pérdida.

La información precisa es muy importante para una buena definición del problema de
pérdida y para la selección del mejor tipo de sellador deformable, viscoso y cohesivo
(DVC) y su procedimiento de colocación en el pozo y en la vía de pérdida de fluido en la
formación.

Estos datos pueden ayudar a verificar y calibrar las características obtenidas a partir del
análisis del registro y los esfuerzos de modelización. Algunos de los parámetros más
importantes son:

6
GRUPO #1

 Profundidad de la última zapata de la tubería, la zona de pérdida, zona de


afluencia, etc.
 Tipo y densidad del fluido del pozo.
 Gastos de pérdida de lodo intermitentes y continuos vs datos de presión durante
la perforación. Tamaños de tubería de revestimiento / tubería de perforación /
agujero.
 Antecedentes de otros tratamientos.
 Características de la formación en zonas débiles.
 Detección de flujo cruzado y el tipo de fluido que se desplaza.

Es muy importante restablecer la circulación lo antes posible, ya que la pérdida de


circulación aumenta el costo del lodo y puede causar otros problemas del pozo que
resultan en costos adicionales de operación. Dentro de los pasos a seguir para para
localizar la zona de perdida de circulación se tiene una secuencia de tres pasos:

1. Localizar el punto exacto de la pérdida de circulación.

Contrariamente a la opinión común, la mayoría de las pérdidas no ocurren en el


fondo del pozo. Se ha determinado que más de la mitad de las pérdidas ocurren
justo debajo de la zapata de la última tubería de revestimiento.

2. Determinar la severidad de la perdida.


Los mejores indicadores de la severidad de la pérdida son la cantidad de pérdida
y la altura de la columna de lodo estático. Si la altura de la columna de lodo
estática no es visible, puede ser determinada mediante la introducción de un
pedazo de madera con un cable de alambre. Otra opción consiste en usar un
dispositivo de medición por eco sónico.
3. Determinar el tipo de perdida.
Éste será determinado mejor por la litología. Estas clasificaciones pueden ser
relacionadas con los cuatro tipos de formación donde se producen las pérdidas
de lodo.
a) Formaciones poco profundas no consolidadas donde la permeabilidad de
la roca puede exceder 14 darcys.

7
GRUPO #1

b) Formaciones que tienen fracturas naturales como la caliza y algunas


formaciones de lutitas dura.
c) Fracturas inducidas a través de los esfuerzos mecánicos o hidráulicos
ejercidos sobre la formación.
d) Zonas cavernosas normalmente limitadas a caliza.

Varios métodos están disponibles para localizar el punto de la pérdida de circulación,


los cuales serán apreciados en la siguiente sección.

2.5 Métodos para localizar la perdida de circulación

En la industria se tienen varios métodos disponibles para localizar el punto de perdida


de circulación, los siguientes a mencionar, son los más utilizados:

a) Estudio de la ubicación de la zona de pérdida.

El estudio de la ubicación de la zona de pérdida se lleva a cabo introduciendo un


pequeño girador en el pozo con un cable monofilar, de tal manera que el rotor de
aletas girará o rodará si hay algún movimiento horizontal del lodo. La velocidad
(RPM) del rotor se registra en una gráfica mediante una serie de rayas o espacios.
La velocidad será muy lenta hasta que se alcance el punto de pérdida. La velocidad
del rotor aumentará claramente al punto de pérdida. Este método tiene dos
inconvenientes:

 Requiere la pérdida deliberada de grandes volúmenes de lodo.


 No es eficaz cuando el lodo ya contiene material de puenteo.
b) Estudio de temperaturas.

El estudio de temperaturas depende de un termómetro sub-superficial para medir la


diferencia entre la temperatura del lodo y la temperatura de la formación. Este
estudio se lleva a cabo introduciendo en el pozo un elemento sensible que cambia
su resistencia a medida que la temperatura cambia. Se realizan dos estudios. El
primero tiene por objeto establecer el gradiente de temperatura del pozo una vez
que el lodo está en equilibrio con la formación. El segundo estudio se realiza

8
GRUPO #1

inmediatamente después de añadir nuevo lodo frío al pozo. Esto producirá una
marcada discrepancia entre las temperaturas al punto de pérdida.

c) Estudio con trazador radioactivo

Los estudios radiactivos para localizar el punto de pérdida, consisten en realizar dos
estudios de rayos gamma. Se efectúa un registro de base antes de introducir el
material radioactivo. Luego se bombea una píldora de lodo que contiene material
radioactivo dentro del pozo y se realiza otro registro. Las altas concentraciones de
material radioactivo estarán ubicadas en el punto de pérdida. Este método
proporciona información precisa para localizar el punto de pérdida, pero requiere
equipos costosos y la pérdida deliberada de lodo para obtener la información
deseada.

d) Estudio de temperatura con cable.

La herramienta estudio de temperatura con cable se compone esencialmente de una


resistencia de alambre calibrada que es sensible a los cambios de temperatura. Se
introduce la herramienta hasta el punto deseado en el pozo y se registra la
resistencia. Luego se bombea lodo dentro del pozo. Si la herramienta está ubicada
encima del punto de pérdida, el lodo circulará a través de ésta, produciendo un
cambio de la resistencia. Si la resistencia no cambia, la herramienta está ubicada
debajo del punto de pérdida. La herramienta puede ser usada en cualquier tipo de
lodo, pero se requiere una gran cantidad de lodo para realizar este estudio.

e) Estudio con transductor para medir presiones.

Este tipo de estudio incluye el uso de un cilindro corto, abierto en su parte superior y
con diámetro reducido en su parte inferior para restringir el flujo de lodo a través del
tubo. Se instala una ventana provista de un diafragma de neopreno en un lado del
tubo. Un electrodo realiza un movimiento de vaivén entre los dos electrodos fijos en
el diafragma. La diferencia de presiones a través del diafragma produce una
variación del potencial (voltaje) en el circuito eléctrico, indicando la velocidad de flujo
del lodo y el punto en que el lodo se vuelve estático. Este método puede tener
ciertas ventajas:

9
GRUPO #1

 Se trata de un método de construcción y operación simples.


 No queda fácilmente obturado por material de pérdida de circulación
 Puede ser usado en prácticamente cualquier tipo de lodo.
 Puede ser usado para localizar un agujero dentro de la tubería de
revestimiento.
f) Estudio de registros de resistividad.

Los registros de resistividad pueden identificar algunas zonas donde se han


producido pérdidas de lodo base aceite (OBM). Sin embargo, estos datos no pueden
identificar ciertos tipos de zonas de pérdida de fluido o la trayectoria de flujo, tales
como fracturas estrechas o cerradas y/o donde regresa más fluido base aceite OBM,
pérdidas en zonas de hidrocarburos o flujo cruzado de agua. Son necesarios otro
tipo de datos de diagnóstico para confirmar la ubicación de estas trayectorias de
pérdida de fluido y para aquellos agujeros perforados con lodo base agua (WBM).

g) Estudio de registros de ruido

Herramientas de registros de ruido son dispositivos pasivos de escucha (hidrófonos)


que responden al sonido originado en y alrededor del pozo. La frecuencia y la
amplitud del nivel de ruido generado por el flujo en el fondo de pozo es una función
del tipo de fluido (gas, líquido) y la obstrucción del flujo en el fondo de pozo a través
de las diferentes restricciones.

2.6 Medidas correctivas.

La mejor manera de enfocar el control de pérdida de circulación es evaluando la


severidad de una zona de pérdida y estableciendo una correlación entre ésta y la
técnica y el material de remediación, en lo que se refiere al tamaño del material y a su
función.

1. Las pérdidas por infiltración pueden producirse en cualquier tipo de formación


cuando los agentes puenteantes no son lo suficientemente grandes para formar
un sello, o cuando no hay partículas finas para completar el sello. Dentro de las
medidas correctivas, se podría realizar lo consiguiente:

10
GRUPO #1

1ª. La técnica de sacar la tubería y esperar debería ser la primera técnica usada
para tratar de restablecer retornos completos
1b. Reducir el peso del lodo si es posible.
2. Pérdidas parciales ocurren en grava, pequeñas fracturas naturales y fracturas
inducidas apenas abiertas. Las mismas técnicas usadas en las pérdidas por
infiltración deberían ser usadas en las pérdidas parciales.
3. Las pérdidas totales ocurren en secciones de grava largas y abiertas, intervalos
largos de pequeñas fracturas naturales, grandes fracturas naturales o fracturas
inducidas abiertas.
3a. La técnica de sacar la tubería y esperar debería ser la primera técnica usada
para tratar de restablecer retornos completos
3b. Usar la técnica de inyección de presión de lechada de alta pérdida de filtrado
3c. Si esta técnica no restablece los retornos, se recomienda usar un tapón duro
como un tapón de cemento, cemento-bentonita, cemento-gilsonita o aceite diésel
bentonita-cemento.
3d. Reducir el peso del lodo, si es posible.

4. Pérdida parcial o total a fracturas inducidas profundas


4a. La técnica de sacar la tubería y esperar (4 a 8 horas) debería ser la primera
técnica usada para tratar de restablecer retornos completos.
4b. Aplicar una inyección de presión de tapón blando
4c. Si el pozo no permanece lleno durante el tiempo de espera, se debería
considerar la técnica de mezclar una lechada de LCM que contiene una mezcla
de agentes puenteantes grandes o el uso de una inyección de presión de
lechada de alta pérdida de filtrado.
5. Las pérdidas totales graves ocurren en grandes fracturas naturales abiertas,
cavernas y fracturas inducidas abiertas.
5a. Inyectar una lechada de alta pérdida de filtrado o grandes cantidades de
lechadas de aceite diésel-bentonita-cemento.

11
GRUPO #1

5b. Si las pérdidas totales graves siguen ocurriendo al penetrar en otras cavernas
o fracturas naturales abiertas, la técnica de perforación ciega o con lodo aireado
y colocación de la tubería de revestimiento debería ser considerada.
5c. Reducir el peso del lodo, si es posible.

2.7 Causas que impiden el restablecimiento de la circulación

Algunas de las causas más comunes que impiden, directa o indirectamente, los
controles de la pérdida de circulación son:

a) Muchas veces la ubicación de la zona de pérdida no ha sido determinada; como


resultado, los materiales son colocados en la posición incorrecta. En general, las zonas
de pérdida no están en el fondo, sino cerca del último asiento de la zapata o punto de
pérdida de circulación.

b) Los materiales de pérdida de circulación no se ajustan sistemáticamente al tipo y a la


severidad de la zona de pérdida. Debe haber una mezcla de tamaños de partículas
para iniciar y propagar un sello eficaz.

c) A veces hay cierta renuencia a usar la técnica requerida para tratar la severidad de la
zona de pérdida (i.e. perforación ciega y colocación de la tubería).

d) No se mantienen registros precisos que describan las pérdidas, así como los
materiales y las técnicas usados contra éstas. Los registros precisos de las
experiencias adquiridas en un área determinada son valiosos.

e) Durante la cementación, las columnas no están balanceadas y el lodo de perforación


pasa a través del tapón antes de que éste se fragüe. Además, cuando se retira la
tubería del pozo después de colocar la lechada, el nivel de lodo en el espacio anular
desciende y el lodo de la formación puede pasar a través de la lechada recién colocada.
Las técnicas de columnas balanceadas y de bajar tapón deberían ser usadas.

f) La integridad de la formación es demasiado débil para soportar la presión hidrostática


de la columna de fluido necesaria para controlar la presión en otras zonas expuestas.

Para ser eficaces, las técnicas y los materiales de pérdida de circulación deben estar
relacionados funcionalmente con las pérdidas que deben remediar. Por ejemplo,

12
GRUPO #1

cuando una cantidad razonable (15 a 20 lb/bbl) de LCM no ha producido resultados en


una lechada de alta pérdida de filtrado, será generalmente inútil usar concentraciones
más altas de los mismos materiales o de materiales similares. El siguiente paso debería
ser aumentar el tamaño de los materiales puenteantes.

2.8 Técnica de sacar la tubería y esperar

Esta técnica debería ser usada contra las pérdidas por filtración y las pérdidas
parciales, así como las pérdidas a fracturas inducidas.

Excepto en el caso de pérdidas totales y repentinas en las formaciones de caliza que


contienen grandes fracturas, fisuras o cavernas, la perforación y la circulación deberían
ser interrumpidas en cuanto se observe la primera indicación de pérdida de circulación.

La barrena debería ser retirada hasta un punto seguro y el pozo debería permanecer
estático durante un periodo de 4 a 8 horas. Monitorear cuidadosamente el pozo para
detectar cualquier señal de intrusión de fluidos y cualquier riesgo de amago. Después
del periodo de espera, buenas técnicas de perforación deben ser aplicadas para
regresar al fondo del pozo minimizando las presiones ejercidas sobre las formaciones.

Cuando se supone que los retornos no serán obtenidos esperando, se puede mezclar
una lechada de 100 bbl de LCM o un volumen similar de lechada de alta pérdida de
filtrado durante el periodo de espera. Si se anticipa que la píldora de LCM permanecerá
almacenada por mucho tiempo, se debería añadir un biosida para impedir la
degradación por actividad bacteriana de los componentes orgánicos.

La mitad de las pérdidas en la región de la Costa del Golfo fueron corregidas mediante
el uso de esta técnica. Las lutitas fracturadas expuestas a los lodos base agua se
regenerarán generalmente y la circulación será restablecida, especialmente si las
presiones pueden ser reducidas mejorando la hidráulica y las prácticas de perforación.
Los fluidos base aceite no demuestran el mismo nivel de autoregeneración.

Esta técnica aplica especialmente a las fracturas inducidas profundas.

OBSERVACIÓN: Las otras técnicas requieren el uso de materiales de pérdida de


circulación.

13
GRUPO #1

2.9 Métodos de curado

2.9.1 Uso de agentes obturantes o puenteantes

Esta técnica debería usarse contra las pérdidas por filtración y parciales, y las pérdidas
totales menos graves. Se mezcla un tapón de agentes puenteantes en el lodo,
aplicándolo de la siguiente manera:

a. Establecer el punto aproximado de la pérdida, el tipo de formación que está tomando


el lodo, la altura del lodo dentro del pozo y la velocidad de pérdida. Lo más probable es
que el punto de pérdida esté ubicado justo por debajo de la zapata de cementación de
la tubería de revestimiento, cuando se anticipa una fractura de la formación causada por
un aumento brusco de la presión.

b. Usar la tubería de perforación abierta para colocar el tapón, si es práctico. Si no, usar
barrenas de conducto abierto o barrenas con chorro, después de haber quitado las
toberas. Si los materiales deben ser colocados a través de una barrena con chorro o
herramientas de MWD/LWD, usar agentes puenteantes de tamaño mediano a fino para
evitar de taponar la barrena.

OBSERVACIÓN: Usar materiales solubles en ácido para laspérdidas al yacimiento.

c.Mezclar una lechada de 100 a 250 bbl de LCM. Las mezclas de agentes puenteantes
granulares, fibrosos y en escamas de tamaño grueso, mediano y fino están
comercialmente disponibles y podrían sustituir las mezclas que son agregadas
separadamente. Usar lodo del sistema de circulación o mezclar LCM en una lechada de
bentonita viscosa recién preparada.

14
GRUPO #1

Fig. 2a. Sello de la fractura en la cara del pozo.


Fig. 2b. Sello de la fractura dentro de la formación.

d. Bombear la lechada de LCM a través de la tubería de perforación abierta frente a la


zona de pérdida. Bombear a una velocidad lenta hasta que los materiales logren poner
fin a la pérdida. Repetir otra vez si el pozo no se llena, y luego usar una técnica de
inyección de presión de lechada de alta pérdida de filtrado si aún no se ha obtenido
ninguna señal de éxito. Si el pozo se llena, cerrar los preventores de reventones
(arietes) e inyectar en el espacio anular con una presión de 50 psi, durante 30 minutos.
Medirla presión en el espacio anular con un manómetro de 0 a 300 psi. Las lechadas de
LCM que contienen una mezcla de materiales son más eficaces. Los agentes
puenteantes deben contener por lo menos agentes granulares y fibrosos para ser
eficaces. Una mezcla eficaz de LCM consta de 3 a 6 partes de material granular, 2
partes de material fibroso y 1 parte de material en escamas.

2.9.2 Tapones Balanceados


a) Tapones duros
Varios tapones duros de cemento suelen ser eficaces contra las pérdidas totales. La
composición y la técnica de aplicación de la lechada de cemento usada para combatir la
pérdida de circulación deberían ser funcionalmente adecuadas para que la cementación
sea exitosa.
Composición de la lechada de cemento. El cemento, o el cemento más bentonita,
constituye un remedio importante para la pérdida de circulación, ya que estas lechadas
suelen sellar las zonas de pérdida fisuradas. Se recomiendan tres lechadas de cemento
Portland: puro, bentonita y gilsonita. Estos cementos han sido seleccionados en base a

15
GRUPO #1

la gran variedad de propiedades que pueden ser obtenidas y debido a que están
generalmente disponibles.
Cemento Portland puro. Mezclar hasta obtener una concentración de 15,6 lb/gal,
usando 46% de agua y cemento. Esta lechada forma un fluido denso y desarrolla una
alta resistencia a la compresión al fraguar.
Cemento de bentonita o gel. El cemento de bentonita, formado mediante la adición de
cemento al agua que contiene bentonita prehidratada, ofrece propiedades óptimas. La
lechada formada tiene una densidad más baja y un esfuerzo de gel más alto. También
tiene una resistencia de fraguado más alta que una lechada formada mediante la
adición de agua a una mezcla seca de bentonita y cemento. Al mezclar la lechada,
tratar el agua dulce por usar con 1/4 lb/bbl de carbonato de sodio y 1/4 lb/bbl de soda
cáustica para eliminar los iones calcio y magnesio. Añadir 10 lb/bbl de bentonita y dejar
que aumente la viscosidad. Usar esta lechada de bentonita para mezclar una lechada
de cemento-bentonita de 14,5 a 15,0 lb/gal. Usar 100 sacos o más de cemento para los
pozos más grandes.
Cemento Portland de gilsonita. La gilsonita puede ser añadida a las lechadas de
cemento que son usadas para tratar de restablecer los retornos. La gilsonita reduce la
densidad de la lechada y actúa como agente puenteante, funciones que ayudan a
mantener la lechadaen las inmediaciones del pozo. Debería ser aplicada
exactamentecomo las lechadas de cementobentonita,y debería ser inyectada si el pozo
se llena durante suaplicación. Se recomienda entre 25y 100 lb de gilsonita por saco.
Estos tres cementos sonrecomendados porque proporcionanlechadas con propiedades
que varíande lechadas pesadas, poco viscosas, de fraguado duro, lechadas
ligeras,densas, que tienen propiedades puenteantes. Además, estos cementosestán
disponibles en todas partes. Sinembargo, no están destinados a serusados con
exclusión de todas lasdemás formulaciones de cemento.
Técnicas para aplicar el cemento.
Las lechadas de cemento deberían serusadas para combatir las pérdidas a fracturas
naturales que tienen undiámetro de 1/3 pulgada a 1 pie, y a calizas.
b) Tapones Blandos

16
GRUPO #1

Tapones blandos mezclados en el fondo (aceite diesel/bentonita, Bengum). Usar esta


técnica contra fracturas inducidas y para mantener las lechadas de cemento en o cerca
del pozo hasta que fragüen. Para que los tapones blandos mezclados en el fondo sean
eficaces, será necesario que las cantidades correctas de componentes se reúnan y se
mezclen cerca de la zona de pérdida. Esto debe recibir una atención especial. Por
ejemplo, cuando se usa aceite diesel/bentonita, el lodo puede ser bombeado dentro del
espacio anular para establecer un caudal constante óptimo de lodo antes que la
lechada de aceite diesel/bentonita salga de la tubería de perforación.

Cómo mezclar y aplicar la lechada de aceite diesel/bentonita:

1. Si es posible, perforar sin retornos a través de toda la zona de pérdida de circulación.

2. Salir del pozo. Medir el nivel de lodo estático de la manera descrita anteriormente.

3. Localizar la zona de pérdida de la manera descrita anteriormente.

4. Después de haber localizado el intervalo de pérdida, introducir la unión substituta de


colocación más allá de la zona de pérdida para asegurar que esté expuesta. Colocar la
parte inferior de la unión substituta mezcladora a 50 pies encima de dicho intervalo.
Aplicar una presión de inyección máxima.

5. Bombear un volumen amortiguador de 10 bbl de aceite diesel sin agua delante de la


lechada.

6. Mezclar 200 sacos de bentonita de 100 lb con 50 bbl de aceite diesel. Para
volúmenes distintos, mezclar 4 sacos de bentonita con cada barril de aceite diesel. La
mezcla puede ser realizada continuamente mediante el uso de un camión cementador.
Esta mezcla producirá 1,39 bbl de lechada por cada barril de aceite diesel. Para las
zonas de pérdida grave, usar 600 sacos de bentonita en 150 bbl de aceite diesel,
mezclando continuamente.

7. Desplazar la lechada dentro de la tubería de perforación y seguir con 5 bbl de aceite


diesel. Cuando el frente del volumen amortiguador de 10 bbl llega al final de la tubería
de perforación, comenzar a bombear lodo de perforación dentro del espacio anular a
una velocidad de 4 bbl/min con otra bomba. Cerrar los arietes.

17
GRUPO #1

8. Controlar las velocidades de bombeo de manera que la relación de volumen de


lechada a volumen de lodo sea 1:1. En general, las velocidades de bombeo de 4
bbl/min en la tubería de perforación y 4 bbl/min en el espacio anular serán satisfactorias
con una tubería de perforación de 4 1/2 pulg. en pozos de 7 7/8 pulg. y pozos más
grandes.

9. Desplazar la mitad de la lechada dentro de la formación a esta rápida velocidad de


bombeo o hasta que la presión comience a aumentar en el espacio anular. Cuando se
obtiene la presión, reducir la velocidad de bombeo en la tubería de perforación y el
espacio anular, para que la lechada entre en la zona de pérdida sin exceder la presión
máxima establecida (100 a 500 psi). Conectar un manómetro de 0 a 300 psi en el
espacio anular para facilitar la lectura de los valores de presión baja.

Ocasionalmente se puede reciprocar lentamente la tubería de perforación para


determinar si la lechada está subiendo por el espacio anular. Si el indicador de peso
indica cualquier aumento del arrastre, desconectar y levantar la tubería hasta que
quede libre. Realizar las conexiones y seguir desplazando. No hay ninguna necesidad
de preocuparse por los cortos periodos de parada, ya que no se impone ningún límite
sobre el tiempo de bombeo de la lechada dentro de la tubería.

10. Desplazar la siguiente cuarta parte del volumen de lechada y lodo a la mitad de la
velocidad usada en el Paso 9.

11. Desplazar la totalidad menos 1 bbl de la cuarta parte restante del volumen de
lechada a la mitad de la velocidad usada en el Paso 10.

2.9.3 Cementación con Pérdida parcial y total de circulación (PPC y PTC)

Para la pérdida parcial

1. Mezclar 100 bbl de lechada:

Añadir 10 a 20 lb/bbl de arcilla de atapulguita o sepiolita a 80 bbl de agua. Si estas


arcillas no están disponibles y se usa bentonita como viscosificador, añadir 1/2 lb/bbl de
cal para flocular las arcillas y aumentar el filtrado. o:

18
GRUPO #1

Añadir 50 lb/bbl de materiales de tierra diatomácea (como antes). Usar solamente barita
si el peso del lodo es de 12 lb/gal o más, o si se trata del único material en polvo inerte
disponible.

Añadir una combinación de diferentes tamaños y formas de LCM para obtener una
concentración total de LCM de 15 lb/bbl.

2. Colocar la tubería de perforación con el extremo abierto en la parte superior o frente


a la zona de pérdida.

3. Desplazar 25 bbl de lechada dentro de la zona, a una velocidad de 2 a 4 bbl/min.

4. Interrumpir las operaciones durante 20 a 30 minutos

5. Desplazar otros 25 bbl de lechada a la misma velocidad

6. Seguir este procedimiento, alternando periodos de espera y desplazamientos hasta


que el pozo se llene. A veces dos cargas de 100 bbl serán necesarias. Durante estas
operaciones, la tubería de perforación debería ser reciprocada para impedir que se
pegue.

7. Cuando el pozo se llena, cerrar los arietes e inyectar dentro del espacio anular con
una presión de 50 a 100 psi, desplazando la lechada muy lentamente (1 bbl/min) dentro
de la tubería de perforación. Conectar un Manómetro de 0 a 300 psi en el espacio
anular para facilitar la lectura de los valores de presión baja. Mantener la inyección de
presión durante 30 a 60 minutos.

8. Salir del pozo, levantar la barrena y seguir perforando.

Para la pérdida total

El procedimiento para la pérdida totales el mismo que para la “pérdida parcial”, excepto
en lo que se refiere ala composición de los agentes puenteantes. La composición de
estosmateriales debería ser la siguiente:

1. Añadir 10 a 15 lb/bbl de arcilla deatapulguita o sepiolita a 80 bbl de agua. Si estas


arcillas no estándisponibles, tratar el agua de lamanera descrita anteriormente. Añadir
1/2 lb/bbl de cal.o:

19
GRUPO #1

Añadir 50 lb/bbl de materiales detierra diatomácea (como antes). Usar solamente barita
si el peso del lodo esde 12 lb/gal o más, o si se trata delúnico material en polvo
inertedisponible.

Añadir una combinación dediferentes tamaños y formas de LCM para obtener una
concentración totalde LCM de 20 a 30 lb/bbl.

Para el desplazamiento, referirse alos Pasos 2 a 8 en la sección titulada“Para la pérdida


parcial”.

2. Cuando ocurren pérdidas totalesgraves de retornos en formaciones con grandes


fracturas, fisuras,canales o cavernas de origennatural, se debería colocar por lo menos
una de las píldorasconvencionales de pérdida decirculación descritas anteriormente.Si
este procedimiento no mejora elproblema de pérdida de circulación,se debería
considerar el uso detratamientos para cavernas con materiales de relleno a granel
comotrapos, sacos de lodo, heno, papel,madera, etc., antes de bombear lostapones de
cemento.

2.10 Factores que afectan la pérdida de circulación

Existen muchos factores que originan pérdidas de circulación en el agujero, cada uno
de estos está relacionado con el tipo de formación que se está perforando, las
condiciones del agujero y la presión que ejerce la columna del fluido de perforación. Los
tipos de formaciones o condiciones en el subsuelo que pueden ocasionar o son
susceptibles de generar una pérdida de circulación en el pozo se clasifican en cuatro
categorías:

a. Fracturas Naturales

Son aquellas creadas por los esfuerzos tectónicos, y los diferentes eventos
geológicos ocurridos en una determinada zona. Se manifiestan por una
discontinuidad que rompe los estratos de las rocas en bloques por medio de grietas
o fisuras que pueden permitir el paso de los fluidos que se encuentran en el pozo
solo si existe suficiente presión en el agujero capaz de exceder la de los fluidos de la
formación y además el espacio creado por la fractura es tan grande como para
permitir la entrada de los fluidos con esta presión.
20
GRUPO #1

Formaciones que tienen fracturas naturales como la caliza y algunas formaciones de


lutitas dura. Características de identificación.

 Registros de pozos vecinos e indicadores geológicos.


 Pueden ocurrir en cualquier tipo de roca dura, quebradiza.
 Pérdida marcada por la disminución gradual del nivel de lodo en los tanques.
 La pérdida puede ser total si se sigue perforando y se exponen otras
fracturas.
b. Fracturas creadas o inducidas.

Son aquellas producidas durante las operaciones de perforación y/o terminación con
el fin de estimular la formación para mejorar la producción (fracturamiento hidráulico
y acidificación). Adicionalmente, muchas fracturas han sido creadas al tratar de
mantener el peso de la columna hidrostática en el agujero por lo que esta operación
también puede crear fracturas en la formación si se excede la densidad necesaria
para mantener las paredes del agujero. Las fracturas inducidas o creadas se
distinguen de las fracturas naturales principalmente por el hecho de que la pérdida
del fluido de perforación hacia fracturas inducidas requiere la imposición de presión
de una magnitud suficiente para romper o abrir una parte de la formación.

Características de identificación.

 Registros de pozos vecinos que incluyen una hidráulica anular excesiva.


 Podrían ocurrir en cualquier tipo de roca, pero serían anticipadas en las
formaciones que tienen planos típicamente débiles, como las lutitas blandas.
 La pérdida suele ser repentina y total.
 La pérdida puede seguir cualquier aumento del peso del lodo o aumento brusco
de la presión.
 Pueden ocurrir en formaciones consolidadas o no consolidadas.

c. Fracturas Cavernosas

21
GRUPO #1

Las fracturas creadas en zonas cavernosas están generalmente relacionadas con


formaciones volcánicas o de carbonatos (caliza y dolomía). Cuando estas
formaciones fisuradas son perforadas, la columna de fluido de perforación puede
caer libremente a través de la zona vacía creada por la fractura y producir
rápidamente la pérdida del fluido de perforación. Las formaciones cavernosas se
diferencian de las fracturas naturales e inducidas en que las cavernas son
probablemente el resultado de un fenómeno de disolución de la roca.

Características de identificación.

 Normalmente limitadas a caliza y dolomía.


 La pérdida de circulación suele ser repentina y total.
 La barrena puede caer de unas cuantas pulgadas a unos cuantos pies justo
antes de la pérdida.
 Se puede sufrir un torque excesivo antes de la pérdida.

d. Perdidas en formaciones altamente permeables o poco consolidadas.

Pueden tener una permeabilidad suficientemente alta para que el fluido de


perforación invada la matriz de la formación, y generar así la pérdida de circulación
de los fluidos del pozo. La alta permeabilidad también se encuentra frecuentemente
en las arenas, grava, y formaciones que fueron arrecifes o bancos de ostras. En
general para que ocurra la pérdida de fluido hacia las formaciones permeables es
necesario que los espacios intergranulares tengan suficiente tamaño para permitir la
entrada del fluido de perforación, y como en el caso de las fracturas naturales y
cavernosas, es necesario que exista una presión hidrostática que exceda la presión
dela formación. Solo así podrá ocurrir la invasión.

Formaciones poco profundas no consolidadas donde la permeabilidad de la roca


puede exceder 14 Darcys.

Características de identificación.

22
GRUPO #1

 Registros de pozos vecinos que identifican la zona y sus características.


 Reducción gradual del nivel del lodo en los tanques.
 La pérdida puede ser total si se sigue perforando.

En la figura 3se puede apreciar con claridad, los distintos factores que afectan la
pérdida de circulación:

Fig 3. Factores que afectan la pérdida de circulación.

2.11 Consecuencias de la pérdida de circulación

23
GRUPO #1

Cuando ocurre la pérdida de circulación, los fluidos de perforación se pierden en la


formación en lugar de regresar a la superficie para su recirculación en el pozo. En
consecuencia, la pérdida de circulación a veces se llama pérdida de retorno.

Cuando el volumen de pérdida no es grande y retorna parcialmente la operación de


perforación puede continuar para evitar perder tiempo ya que el tiempo del equipo
generalmente es muy costoso. Sufrir la pérdida de fluidos de perforación es evidente,
pero aceptable.

Sin embargo, esto puede no ser siempre el caso. Cuando el volumen de pérdida es
demasiado grande (a veces no regresa al volumen más alto de la bomba), las
operaciones de perforación deben detenerse y no puede reanudarse hasta que la
pérdida ha sido detenida.

Para agravar el problema, a menudo cuando ocurre la pérdida de circulación, el nivel de


fluido en el pozo no se puede mantener lo que se traducirá en una pérdida de la carga
hidrostática. Con esta presión hidrostática reducida, los fluidos de la formación de otras
zonas de alta presión pueden comenzar a fluir en el pozo. Cuando esto ocurre, el pozo
está experimentando problemas de control que son por lo general son mucho más
complicados y difíciles de resolver.

Esta situación puede causar que el flujo de retorno entre en una zona de flujo cruzado.
En casos severos, este escenario se convierte en un reventón subterráneo. Un
escenario de reventón se produce si esta corriente fluye sin control a la superficie. Los
reventones son peligrosos y deben prevenirse siempre. El costo de controlar un
reventón de un pozo puede ser enorme.

Con una presión hidrostática reducida, la formación puede colapsar (ver Fig. 3),
ocasionando pérdidas de conjuntos de herramientas, reventones, y pega de tubería por
presión diferencial (ver Fig. 4). El costo de restablecer el control de dicho pozo, si es
posible, podría estar en el rango de varios millones de dólares.

Fig 4. Colapso de la formación causada por presión hidrostática reducida.

24
GRUPO #1

Fig 5. Pega de tubería por presión diferencial.

En el peor de los casos es cuando se pierde fluido a la formación, cae la altura de la


columna de lodo dentro del espacio anular y se reduce en consecuencia la presión
hidrostática. Esta caída de presión hidrostática puede permitir que entren al pozo fluidos
de otras formaciones. En este caso, el pozo está fluyendo a una profundidad y
perdiendo en otra. Los fluidos de formación pueden fluir entre los dos intervalos,
resultando en un reventón subterráneo. Este flujo incontrolable de fluidos bajo la
superficie, es una situación muy crítica y muy difícil de resolver.

25
GRUPO #1

Aparte de la pérdida de material atribuible a la pérdida de circulación, resolver esta


problemática incurrirá significativamente en tiempo no productivo (NPT).

Para perforación en aguas profundas, el costo diario por un flotador en el Golfo de


México (GOM) es de millones de dólares. Un informe declaró que para perforación de
pozos en yacimientos de shelf gas en el GOM, los tiempos no productivos (NPT)
incidentales atribuibles a la pérdida de circulación por sí sola es superior al 12% y
aproximadamente el 25% de un presupuesto de perforación es para (NPT). Cuando
ocurre la pérdida de circulación, el impacto económico puede ser substancial.

Por esta razón, la perforación puede ser juzgada como imposible en áreas
consideradas a tener una ventana de seguridad de densidad del lodo estrecha. Por lo
tanto el acceso a dichas reservas se considera que sea comercialmente no viable.

El incremento en los costos como resultado del tiempo que lleve resolver los problemas
y el costo del lodo perdido.

Cambio en las propiedades del lodo, y cambios en los volúmenes de flujo para controlar
la pérdida de circulación pueden reducir la eficiencia en la perforación, al gastar tiempo
e incrementando el costo.

La Pega de tubería por presión diferencial en la zona de pérdida o por encima de ella,
debido a la ausencia de lodo en el espacio anular, son también consecuencias de la
pérdida de circulación.

2.12 Medidas preventivas de pérdida de circulación

Una buena planificación y prácticas de perforación apropiadas son los factores claves
para impedir la pérdida de circulación, minimizando las presiones excesivas sobre la
formación. Varias medidas pueden ser tomadas para impedir o minimizar la pérdida de
circulación.

Entre ellas se destacan:

 Seleccionar los puntos de colocación de la tubería de revestimiento en la


zona de transición: Colocar la tubería de revestimiento en la zona apropiada, de
manera que el gradiente de fractura de la formación en la zapata de cementación

26
GRUPO #1

de la tubería de revestimiento sea suficiente para soportar el cabezal hidrostático


de los fluidos más pesados que son requeridos para balancear las presiones en
las formaciones subyacentes.

 Minimizar las presiones de fondo:


- Mantener una densidad de fluido para controlar las presiones en el fondo del
pozo. Esto permite obtener velocidades máximas de penetración y presiones
mínimas de circulación.
- El movimiento de la tubería no debería exceder las velocidades críticas
durante los viajes.
- Una Velocidad de Penetración (ROP) muy alta aumenta la carga de recortes
en el espacio anular, produciendo un aumento en la Densidad Equivalente de
Circulación (DEC).
- El arranque o parada demasiado rápido de las bombas de fluido puede
causar aumentos bruscos de la presión.
- Mantener presiones de bomba capaces de remover los recortes hechos por la
mecha y conservar adecuadas propiedades de flujo de fluido en el anular.
Esto reducirá las presiones de circulación y evitará el ensanchamiento del
hoyo.

 Tratar previamente el fluido con materiales de pérdida de circulación:

Pre-tratar el fluido de perforación con materiales anti-pérdida únicamente si se


conoce con certeza que así se evitara la pérdida.

2.13 Procedimientos para minimizar y evitar pérdidas de circulación

Si ocurre una pérdida de circulación, se pueden adoptar ciertos procedimientos para


minimizar y eventualmente hasta evitar futuras perdidas, dentro de las cuales se tiene:

 Reducir el peso del lodo (pero manteniendo el balance con las otras
formaciones).

27
GRUPO #1

 Reducir la rata de circulación (esto reduce la densidad equivalente de circulación,


pero debe existir una velocidad anular suficiente para arrastrar los cortes y
mantener limpio el hueco).
 Incrementar la viscosidad del lodo (un lodo más viscoso reduce la rata de
pérdida).

Fig 6. Procedimientos para minimizar pérdidas de circulación.

Estos parámetros, o la combinación de ellos pueden ser alterada sólo dentro de ciertos
límites. Si estas modificaciones no detienen, o reducen suficientemente, la pérdida de
circulación, puede añadirse al lodo material de control de pérdidas (Lost Circulation
Material) (LCM) que es fibra de madera, cáscaras de nueces, cáscaras de semilla de
algodón, de arroz, conchas marinas, celofán o asfalto.

28
GRUPO #1

3. CONCLUSIONES

Se tienen las siguientes conclusiones:

 Se debe tener un excelente control de fluido de perforación cuando se realiza la


circulación del mismo.
 Se debe analizar la información disponible para prever pérdidas de circulación
realizando buenas prácticas operativas.
 El no contar con una metodología para control de pérdidas de circulación genera
pérdidas de dinero para las operadoras petroleras.

BIBLIOGRAFÍA.-

 http://www.glossary.oilfield.slb.com/es/Terms/l/lost_circulation.aspx
 https://geologyanddrillingproblems.wikispaces.com/PERDIDAS+DE+CIRCULACI
ON+DEL+LODO
 https://www.academia.edu/11332206/P%C3%A9rdida_de_Circulaci%C3%B3n_P
%C3%A9rdida_de_Circulaci%C3%B3n.
 https://www.netwasgroup.us/engineering-4/swab-and-surge-pressures.html
 http://www.drillingformulas.com/surge-and-swab-calculation-method-1/
 http://www.wildwell.com/literature-on-demand/literature/formation-fracture-
gradient-esp.pdf
 http://www.wildwell.com/literature-on-demand/literature/pressure-basics-and-
concepts-esp.pdf

29
GRUPO #1

ANEXOS

ANEXO #1: PREGUNTAS PROPUESTAS.

1. Defina pérdida de circulación


La pérdida de circulación o pérdida de retorno está definida como la invasión de los
fluidos de perforación y/o lechadas de cemento hacia la formación.
2. Indique las severidades de pérdida que se encuentran dentro de los tipos de
pérdidas de circulación.

La severidad de la pérdida se representa mediante:

Tipo de perdida Severidad de la perdida


Filtrado Menos de 1,5 m3/h (10bbl/h)
Perdida de circulacion parcial Mas de 10 bbl/h, pero con cierto retorno de fluidos
Perdida de circulacion total No retorna ningun fluido por el espacio anular

3. ¿Cuáles son los parámetros más importantes de la localización de la zona


perdida?

Son los siguientes:

o Profundidad de la última zapata de la tubería, la zona de pérdida, zona de


afluencia, etc.
o Tipo y densidad del fluido del pozo.
o Gastos de pérdida de lodo intermitentes y continuos vs datos de presión
durante la perforación. Tamaños de tubería de revestimiento / tubería de
perforación / agujero.
o Antecedentes de otros tratamientos.
o Características de la formación en zonas débiles.
o Detección de flujo cruzado y el tipo de fluido que se desplaza.
4. ¿Cuáles son los estudios utilizados localizar la pérdida de circulación?

Son los siguientes:

 Estudio de la ubicación de la zona de pérdida

30
GRUPO #1

 Estudio de temperaturas
 Estudio con trazador radioactivo
 Estudio de temperatura con cable
 Estudio con transductor para medir presiones
 Estudio de registros de resistividad
 Estudio de registros de ruido
5. ¿En qué consiste el estudio de la ubicación de la zona perdida?
El estudio de la ubicación de la zona de pérdida se lleva a cabo introduciendo un
pequeño girador en el pozo con un cable monofilar, de tal manera que el rotor de
aletas girará o rodará si hay algún movimiento horizontal del lodo. La velocidad
(RPM) del rotor se registra en una gráfica mediante una serie de rayas o espacios.
La velocidad será muy lenta hasta que se alcance el punto de pérdida. La velocidad
del rotor aumentará claramente al punto de pérdida.
6. ¿En qué consiste el estudio de temperaturas?
El estudio de temperaturas depende de un termómetro sub-superficial para medir la
diferencia entre la temperatura del lodo y la temperatura de la formación.
7. Indique los factores que afectan la pérdida de circulación

Se clasifican en 4 categorías:

a) Fracturas Naturales
b) Fracturas creadas o inducidas
c) Fracturas Cavernosas
d) Perdidas en formaciones altamente permeables o poco consolidadas
8. ¿Qué medidas preventivas se deben tomar cuando existe pérdida de
circulación?

Se deben seguir las siguientes medidas:

 Seleccionar los puntos de colocación de la tubería de revestimiento en la zona de


transición.
 Minimizar las presiones de fondo.
 Tratar previamente el fluido con materiales de pérdida de circulación.

31
GRUPO #1

9. Indique los procedimientos a realizarse para minimizar y evitar pérdidas de


circulación.

Se debe:

o Reducir el peso del lodo (pero manteniendo el balance con las otras
formaciones).
o Reducir la rata de circulación (esto reduce la densidad equivalente de
circulación, pero debe existir una velocidad anular suficiente para arrastrar
los cortes y mantener limpio el hueco).
o Incrementar la viscosidad del lodo (un lodo más viscoso reduce la rata de
pérdida).

10. ¿Qué es un LCM?

Es el material que se agrega al lodo para el control de pérdidas. LCM(Lost


Circulation Material) los cuales pueden ser fibra de madera, cáscaras de nueces,
cáscaras de semilla de algodón, de arroz, conchas marinas, celofán o asfalto.

32
GRUPO #1

ANEXO #2. MAPA CONCEPTUAL.

33