Sie sind auf Seite 1von 3

Unidad Educativa “Ismael Proaño Andrade”

Investigación Científica
Curso: 2° Ciencias
Integrantes:
- Jovely Ilaquiche
- Gabriela Imacaña
- Jennifer Pachecho

Los sismos en el mundo

Los sismos son un fenómeno a la vez fascinante y aterrador. Fascinante por los misterios

que la ciencia nos ha sabido revelar hasta hoy, como su predicción y las leyes físicas que los

rigen. Aterrador por el peligro que representan para nuestra sociedad. A diferencia de otros

fenómenos naturales, los terremotos amenazan en silencio nuestra tranquilidad. Nada podemos

hacer para evitarlos. Sin embargo, mucho podemos hacer para reducir sus consecuencias, para

construir sociedades resistentes, capaces de enfrentar el peligro que suponen y de reponerse de

sus daños. Para ello hay que conocerlos. Hay que observarlos y entender cómo funcionan. En

este ensayo desarrollaremos algunas causas que originan esto fenómenos.

Los sismos son básicamente movimientos telúricos o simplemente temblores de tierra. Son

Fenómenos de sacudida brusca y pasajera de la corteza producida por la liberación de energía

acumulada en forma de ondas sísmicas. La mayoría se produce por la actividad de fallas

geológicas, por fricción en el borde de placas tectónicas, procesos volcánicos, impactos de

asteroides o cometas, incluso por el ser humano.

Un terremoto tiene su punto de origen en el epicentro, punto de la superficie terrestre. La

intensidad y origen de un sismo puede causar desplazamiento de la corteza terrestre, corrimientos

de tierra, maremotos o actividad volcánica.


La causa de una sacudida terrestre se encuentra en la liberación de energía de la corteza terrestre

acumulada por actividad volcánica y tectónica originada en los bordes activos de placas

tectónicas, desprendimientos de rocas, modificaciones de régimen fluvial, variaciones bruscas de

la presión atmosférica por ciclones son otros factores que pueden originar un terremoto de bajas

magnitudes, detectables solo por sismógrafos.

El sismo inducido es un pequeño sismo o terremoto de muy baja magnitud producido por alguna

intervención humana que altera el equilibrio de fuerzas en la corteza como por ejemplo: Fracking

o fractura hidráulica, esta técnica permite extraer petróleo o el llamado gas de esquisto, para

alcanzar y fracturar la roca de esquisto, se perfora y se inyecta a alta presión gran cantidad de

agua con aditivos químicos para liberar el gas, metano. Cuenta con ayuda de simulaciones

informáticas del mecanismo de “viaje” del agua en el subsuelo y evidencia como los terremotos

se han registrado mucho más lejos de la planta.

Explosiones nucleares: pueden propagarse a través de la tierra y causar terremotos menores,

podría disparar rupturas de fallas geológicas y así causar un sismo mayor a distancia de pocos

cientos de kilómetros del punto de impacto, pequeños seísmos inducidos podrían evitar el

desencadenamiento de un terremoto de mayor magnitud.


En conclusión los sismos son fenómenos indetectables que se originan en el interior de la tierra

y se propagan por ella en todas direcciones en forma de ondas, son de corta duración y cuyo

efecto destructivo depende de su intensidad. Son fenómenos que a pesar de ser producidos por la

naturaleza existen también sismos registrados ocasionados por el hombre. Las causas naturales

son principalmente por liberación de energía acumulada en la interacción de placas tectónicas, o

también por actividad volcánica, hundimiento o deslizamiento de montañas. Los sismos

ocasiones por el ser humano generalmente son imperceptibles y tienen que ver con factores

como la fracturación hidráulica, conocida también como Fracking, o también por explosiones

nucleares. En general los sismos producen destrucción en la ciudad o pueblo donde se

produzcan, además ocasionan otros fenómenos como maremotos, desplazamientos de tierra

incluso erupciones volcánicas que ocasionan más destrucción. La única forma de combatir un

sismo es informarse acerca de que hacer antes, durante y después de un sismo, para con esto

poder reducir las consecuencias que estos fenómenos traen.

Grandes embalses: reservorios grandes pueden alterar la actividad tectónica.

Seísmo: vibraciones de la superficie terrestre generadas por un movimiento brusco y repentino

de las capas internas (corteza y manto).