Sie sind auf Seite 1von 10

Capacidad de concentración según la edad

de los niñosdsdada
Capacidad de concentración: Muchos niños tienen falta de concentración cuando trabajan en una
tarea durante un tiempo determinado. Esto afecta a su aprendizaje y su rendimiento académico,
siendo un motivo de preocupación de familias y educadores.

La concentración es una habilidad necesaria para aprender y para ser efectivos en la realización
de tareas pero, son muchos los interrogantes que nos surgen en relación a la concentración y los
niños ¿Pueden los niños concentrarse? ¿Cuál es su capacidad de concentracíon? ¿Pueden
concentrarse igual que un adulto?

La importancia de la concentración en niños

La concentración es la habilidad para centrar la atención en una cosa y mantenerla durante un


tiempo determinado.

La concentración es imprescindible para la realización de tareas de manera efectiva y para el


aprendizaje, si no prestamos atención a algo difícilmente podremos aprenderlo.

Es por ello que desarrollar la capacidad de concentración es muy importante para los niños, ya
que garantiza su aprendizaje y es la clave para un rendimiento académico óptimo.

Capacidad de concentración: Por qué les cuesta concentrarse

La concentración es una habilidad que consiste en centrar la atención hacía una tarea o estimulo
determinado. La concentración, por lo tanto requiere de habilidades para dirigir la atención y
mantenerla durante un tiempo determinado.

La concentración requiere de un esfuerzo por parte del niño, ya que en el ambiente existen
muchos estímulos que llaman la atención y ésta se desvía constantemente centrándose en los
estímulos novedosos y llamativos que encuentra.

Esto es algo lógico y natural, el ser humano necesita atender a su ambiente para poder dar una
repuesta ajustada. Sin embargo, cuando hay muchos estímulos estos pueden y suelen interferir en
la capacidad de concentración y afectará al aprendizaje.

La concentración según la edad de los niños


La habilidad para concentrarnos es una habilidad compleja que requiere esfuerzo. Es importante
comprender que la capacidad de concentración del niño, no será la misma que la de un adulto.

Los niños poco a poco irán desarrollando la capacidad de concentrarse, pero es importante saber
cuánto tiempo puede estar concentrado un niño según su edad para no pedirle un sobreesfuerzo.

A menudo, las familias se preocupan por la capacidad de concentración del niño, pero para saber
si realmente el niño tiene una dificultad o si le estamos exigiendo de más, es importante saber
cuánto tiempo puede concentrarse.

Tabla de edad y tiempos de concentración

Conocer el tiempo de concentración de los niños según su edad nos puede ayudar a favorecer el
desarrollo de la capacidad de atención, desde una perspectiva realista y ajustada a las capacidades
del niño, sin sobre exigir. Si observamos la tabla, podemos comprobar que antes de los 10 años, el
niño tiene dificultades para concentrarse más de una hora. Esto es algo normal y natural que no
quiere decir que el niño tenga algún problema de concentración.

Quieres saber como aumentar la capacidad de concentración de tu hijo o hija. Te dejamos los
mejores artículos para poder fomentar la concentración en niños
Mejorar la concentración de un niño
Indice de contenido [Ocultar]
 1 Importancia de la concentración en la escuela
 2 ¿Cómo ayudar a un niño a concentrarse?
 3 Métodos de concentración para niños
 4 Beneficios de la concentración en los niños
o 4.1 Infografía educativa: Claves para que nuestros hijos se concentren

¡¡ Comparte en tus redes sociales !!







Califica este post

La capacidad de concentración es esencial para el aprendizaje y para la eficacia en la


realización de diversas tareas. Son muchos los niños que parecen tener dificultades para
concentrarse, las familias y educadores a menudo se preocupan por mejorar la
concentración de un niño. Pero esto puede convertirse en un verdadero reto.

Importancia de la concentración en la
escuela
La concentración es la capacidad de centrar la atención en algo de manera intencionada
durante un tiempo determinado. La concentración es una habilidad que requiere un
dominio de la atención: supone dirigir la atención hacía un estímulo determinado y
mantener la atención en ese estímulo.
La concentración es inseparable del aprendizaje y de la eficacia en muchas tareas. No se
puede aprender algo si no se presta atención al objeto de aprendizaje.

En la escuela es muy importante concentrarse, ya que los aprendizajes académicos,


requieren de capacidad de concentración. Puede que no sea la tarea que más guste a los
niños, de hecho a menudo les va parecer tediosa, y por eso es necesaria una capacidad de
atención sostenida.
La concentración es básica para un buen rendimiento en la escuela.

¿Cómo ayudar a un niño a concentrarse?


Aunque pueda ser complicado es muy importante favorecer la concentración en los niños,
podemos ayudarles a concentrarse para mejorar su aprendizaje. Algunos consejos para
favorecerla son:
No podemos obligar al niño a concentrarse, pero sí podemos comenzar por favorecer las
condiciones necesarias para concentrase:

 Evita estímulos distractores en el espacio de aprendizaje: Juguetes, teléfonos móviles, cosas


que hagan ruidos.

 Procura un espacio limpio y ordenado, donde el niño tenga todo el material que necesite a
su alcance, de este modo evitaremos distracciones como levantarse a por algo, etc. Es
importante hacer que el niño colabore en la preparación del espacio.

 El ambiente de estudio debe tener adecuada iluminación y temperatura, así como estar libre
de ruidos.

 Además es importante asegurar suficientes horas de sueño y de descanso y una buena


alimentación.

Métodos de concentración para niños


Además de crear las condiciones necesarias que favorecen la comunicación, podemos
también promover el desarrollo de métodos de concentración para niños. Algunos
consejos para ello son:
 Establece unas rutinas de estudio. El cerebro funciona con hábitos y con rutinas, si
creamos esa rutina la mente tendrá el hábito y está preparada para concentrarse cuando se
den la condiciones de su rutina. Para establecer rutinas es importante: misma hora de
concentrarse, mismo espacio, alguna actividad previa, etc.
 Realiza alguna actividad previa que prepare la mente para la concentración, a modo de
calentamiento. Para ello puede ser una idea excelente trabajar la meditación con niños, o
empezar con tareas sencillas. Ten en cuenta que es una actividad de calentamiento por lo
que debe suponer trabajo mental ligero.
 Ayúdales a organizarse y planificarse. La planificación ayuda a la concentración, porque
sabemos lo que hay que hacer y cuando.
 No intentes pasar de nada a mucha concentración. Recuerda que es un entrenamiento,
empieza por tiempos cortos a los que el niño pueda enfrentarse y poco a poco aumenta esos
tiempos.

Beneficios de la concentración en los niños


La capacidad de concentrase tiene muchos beneficios en los niños.

 Si la mejoramos, estaremos impulsando su aprendizaje, y desempeño y por lo tanto su


rendimiento académico.
 Además se logra que los niños sean dueños de su actividad y que adquieran habilidades
de autocontrol.
 Les ayuda a cumplir sus metas y por lo tanto mejora su seguridad y confianza.
 Cuando un niño se concentra bien, puede dejar de lado cosas menos importantes y conectar
consigo mismo y con el mundo que le rodea.

Infografía educativa: Claves para que nuestros hijos


se concentren
a concentración en los niños
La concentración: Uno de los problemas con los que nos encontramos a lo largo del
proceso de educación de nuestros hijos es la falta de concentración para realizar
determinadas tareas.
La falta de concentración puede darse en diversos contextos: a nivel académico, en el
desempeño de labores que suponen un esfuerzo extra por parte del niño/a, e incluso
en actividades que se presentan en el día a día y que aparentemente no suponen ningún tipo
de dificultad.

La concentración es la clave del éxito para conseguir las metas que nos proponemos.
Como herramienta fundamental es necesario explotar esta habilidad solo así nuestros
pequeños podrán lograr todo aquello que se propongan.
Un niño/a no puede concentrarse de forma automática, hay que trabajar y desarrollar
diferentes capacidades y habilidades para que logre alcanzar la concentración.

Para que exista concentración es fundamental:

 Un ambiente libre de estímulos innecesarios: ruidos, objetos, colores, olores…

 Una motivación por el desempeño de la tarea que se quiere llevar a cabo.

 Un sentimiento de autosatisfacción al valorar los fines o metas conseguidos gracias a la


concentración.

 Un tiempo para descansar


Trucos para ayudar a un niño a concentrarse
Cómo adultos podemos ayudar a que nuestros hijos alcancen estos cuatro factores de la
siguiente manera:

 Creando un espacio destinado a resolver tareas, un espacio libre de estímulos, puede ser
una zona dentro de su propio dormitorio, donde tenga un escritorio, buena luz y pocos
estímulos que puedan perturbar su atención (juguetes, ruidos…).

 Animar al niño/a para que este se implique con la tarea que quiere ejecutar, transmitir
motivación. Ayudar a valorar todos los aspectos positivos de la actividad y los beneficios
que conseguirá una vez termine la tarea.

 Recalcar, felicitar, señalar el esfuerzo que el niño/a ha hecho, y ayudarle a comprender que
el trabajo que ha realizado ha tenido sus frutos, valorando al mismo tiempo la satisfacción
personal que supone haber alcanzado una meta.

 Es oportuno que exista un tiempo en el cual los niños/as puedan desconectar de todas las
actividades y tareas que están llevando a cabo, por ello brindaremos unos minutos de
tiempo libre para reemprender la tarea con energía, no podemos pedir a nuestros pequeños
que se concentren realizando una actividad el mismo tiempo que nosotros, sencillamente no
están preparados, por ello deberíamos proponer cada cuarenta o cuarenta y cinco minutos
de actividad, un tiempo de descanso (unos minutos) beber un vaso de agua, ir al aseo,
comer algo… todo ello les ayudar a reemprender la tarea con mayor energía.
Por último y como actividades complementarias, que ayudarán a que el niño/a relaje sus
tensiones, se valore, aprenda a realizar tareas de forma bien hecha y pausada, podemos
ofrecerle:

 Actividades para quemar energía: son aquellas actividades con las que el niño/a libera gran
cantidad de endorfinas, ello le hace sentirse bien, como puede ser la práctica de un deporte.

 Actividades que ayuden a concentrarse y a sentir satisfacción por los logros obtenidos:
juegos de mesa, ajedrez, puzzles, etc…

 Actividades relajantes que ayuden a evadirse de las presiones y a encontrarse con uno
mismo: relajación, técnicas de respiración…

 Actividades que mejoren la expresión de emociones: el diálogo, la lectura (a través de la


lectura los niños/as identifican emociones)…

Alcanzar la concentración, es solo cuestión de persistencia y equilibrio con uno mismo. Los
padres somos los que podemos ofrecer las herramientas necesarias para que nuestros hijos
se concentren.