Sie sind auf Seite 1von 18

CAPÍTULO 5.

ANÁLISIS DE RESULTADOS

CAPÍTULO 5

ANÁLISIS DE RESULTADOS

5.1 Introducción
Para cada tipo de betún y temperatura de ensayo se han obtenido las curvas
carga vs desplazamiento, que después se han convertido en curvas tensión vs
deformación unitaria con las que se va a trabajar.

Cuando se aumenta gradualmente la carga axial por incrementos de carga,


mediante los extensómetros se va midiendo el alargamiento que sufre la
probeta para cada incremento, continuando de este modo hasta que finaliza el
ensayo, es decir, hasta que se produce la rotura de la probeta.

Si conocemos el área de la sección transversal de rotura de la probeta, se


puede obtener la tensión (σ) para cada valor de la carga axial, simplemente
utilizando la relación:

P
σ= Ecuación 5.1
A

donde, P representa la carga axial en unidades de fuerza y A el área de la


sección transversal de rotura de la probeta.

Con los pares de valores de la tensión normal (σ) y de la deformación normal,


podemos representar gráficamente los datos experimentales tomando estas
cantidades como ordenadas y abscisas, respectivamente. Así se obtiene un
diagrama tensión vs deformación del material para este tipo de carga.

Elisabet Garrote Villar 47


CAPÍTULO 5. ANÁLISIS DE RESULTADOS

Este diagrama adopta diferentes formas en función de la temperatura de


ensayo y tipo de betún utilizado; en la figura 5.1 se representan las curvas
tensión vs deformación unitaria obtenidas a diferentes temperaturas para los
betunes estudiados.

B-60/70: 10ºC, 25ºC y 40ºC


1,25
Tensión (Mpa)

0,75 10ºC
25ºC
0,5
40ºC
0,25

0
0 0,025 0,05 0,075 0,1 0,125 0,15
Deformación unitaria (mm/mm)

B-60/70: -10ºC
5

4
Tensión (Mpa)

0
0 0,0005 0,001 0,0015 0,002
Deformación unitaria (mm/mm)

Figura 5.1a) Curvas tensión vs deformación del betún B-60/70 para las diferentes temperaturas
de ensayo

BM-3C : -10ºC, 10ºC, 25ºC y 40ºC


4
Tensión (Mpa)

3
10ºC
2 25ºC
40ºC
1
-10ºC
0
0 0,025 0,05 0,075 0,1 0,125 0,15
Deformación unitaria (mm/mm)

Figura 5.1b) Curvas tensión vs deformación del betún BM-3c para las diferentes temperaturas
de ensayo

Elisabet Garrote Villar 48


CAPÍTULO 5. ANÁLISIS DE RESULTADOS

BM-pn : 10ºC, 25ºC y 40ºC


Tensión (Mpa) 1,25

1
0,75 10ºC
0,5 25ºC
0,25 40ºC

0
0 0,025 0,05 0,075 0,1 0,125 0,15
Deformación unitaria (mm/mm)

BM-pn : -10ºC
5
Tensión (Mpa)

4
3
2
1
0
0 0,0005 0,001 0,0015 0,002
Deformación unitaria (mm/mm)

Figura 5.1c) Curvas tensión vs deformación del betún BM-pn para las diferentes temperaturas
de ensayo

Figura 5.1- Curvas tensión vs deformación a diferentes temperaturas para los betunes
estudiados

De cada una de las curvas tensión vs deformación unitaria obtenemos los


siguientes parámetros: la tensión máxima, el módulo de rigidez, la deformación
unitaria de rotura y la tenacidad de la mezcla.

5.2 Tensión Máxima

Los valores de tensiones para cada tipo de betún en función de la temperatura


se muestran en la figura 5.2.

Elisabet Garrote Villar 49


CAPÍTULO 5. ANÁLISIS DE RESULTADOS

4,000

3,500

3,000

2,500
Tensión (Mpa)

B60/70
2,000 BM-3c
BM-PN

1,500

1,000

0,500

0,000
-20 -10 0 10 20 30 40 50
Temperatura (ºC)

Figura 5.2- Variación de la tensión con la temperatura para los diferentes betunes
ensayados

Como era de esperar, a medida que disminuimos la temperatura la resistencia


de la mezcla aumenta.

Se observa que las diferencias de tensiones entre los diferentes tipos de betún
son mínimas, por lo que la tensión de rotura no debería considerarse como
único parámetro para diseñar las mezclas.

5.3 Deformación unitaria

5.3.1 Verificación de los resultados obtendios de deformación unitaria

Una vez ensayadas las probetas a tracción simple, los valores de deformación
unitaria quedan registrados en el equipo informático.

Se registran dos valores de deformación unitaria por cada incremento de carga,


ya que se colocan dos extensómetros, uno a cada lado de las entalladuras de
la probeta.

Los valores de deformación unitaria que registra el equipo no parten de la

Elisabet Garrote Villar 50


CAPÍTULO 5. ANÁLISIS DE RESULTADOS

deformación cero, incluso hay veces que estos valores son negativos. Los
desfases son muy pequeños y pueden ser debidos a las variaciones térmicas
que sufre la probeta desde que se monta en la prensa hasta que alcanza la
temperatura de ensayo.

Para ver la deformación real que sufre la probeta, desplazamos los valores
registrados de deformación unitaria hasta el cero, tal y como se muestra en la
figura 5.3.

40ºC / B60/70 : Probeta 3_17


0,14
Deformación unitaria

0,12
0,1
(mm/mm)

0,08
0,06
0,04
0,02
0
-0,02 0 500 1000 1500 2000
Tiempo (seg)

3_17 Extensómetro 1 3_17 Extensómetro 2

40ºC / B60/70 : Probeta 3_17 Corregida


0,14
Deformación unitaria

0,12
0,10
(mm/mm)

0,08
0,06
0,04
0,02
0,00
0 500 1000 1500 2000
Tiempo (seg)

3_17 Extensómetro 1 3_17 Extensómetro 2

Figura 5.3- (1) Deformación unitaria vs tiempo. (2) Deformación unitaria vs tiempo
desplazada al origen de coordenadas

Con las curvas de deformación unitaria desplazadas, el paso siguiente es


verificar que los resultados de deformación unitaria que se han obtenido de
cada extensómetro sean válidos. Para ello se han dibujado las gráficas de
deformación unitaria vs tiempo y carga/tensión vs deformación unitaria para
cada extensómetro. En las figuras 5.4 y 5.5 se muestra un ejemplo de los
gráficos que se han obtenido.

Elisabet Garrote Villar 51


CAPÍTULO 5. ANÁLISIS DE RESULTADOS

10ºC / B60/70 : Probeta 3_13


0,25
Deformación unitaria

0,20
(mm/mm)

0,15

0,10

0,05

0,00
0 500 1000 1500 2000 2500 3000
Tiempo (seg)

3_13 Extensómetro.1 3_13 Extensómetro.2

10ºC / B60/70 : Probeta 3_13


1

0,8
Tensión (Mpa)

0,6

0,4

0,2

0
0 0,05 0,1 0,15 0,2 0,25
Deformación unitaria (mm/mm)

3_13 Extensómetro.1 3_13 Extensómetro.2

Figura 5.4- Curvas deformación unitaria vs tiempo y tensión vs deformación unitaria para
cada extensómetro de la probeta 3_13

En la probeta 3_13, se ve que ambos extensómetros siguen una evolución


similar. Esto ocurre cuando la probeta se empieza a fisurar por ambos lados
más o menos a la vez. Las fisuras de uno y otro lado van avanzando
progresivamente se juntan en la parte central, y es entonces cuando rompe la
probeta. En los dos lados se alcanzan deformaciones similares antes de la
rotura de la probeta, como se puede observar en ambas gráficas.

Elisabet Garrote Villar 52


CAPÍTULO 5. ANÁLISIS DE RESULTADOS

40ºC / B60/70 : Probeta 3_18


0,25
Deformación unitaria

0,20
(mm/mm)

0,15

0,10

0,05

0,00
0 500 1000 1500 2000 2500 3000
Tiempo (seg)

3_18 Extensómetro.1 3_18 Extensómetro.2

40ºC / B60/70 : Probeta 3_18


0,1

0,08
Tensión (Mpa)

0,06

0,04

0,02

0
0,00 0,05 0,10 0,15 0,20 0,25
Deformación unitaria (mm/mm)

3_18 Extensómetro.1 3_18 Extensómetro.2

Figura 5.5- Curvas deformación unitaria vs tiempo y tensión vs deformación unitaria para
cada extensómetro de la probeta 3_18

En la probeta 3_18, se observa que la evolución de ambos extensómetros es


diferente, pero se considera igualmente válida. Esto sucede cuando el inicio de
la fisura se produce por un lado y va avanzando hacia el otro, en este ejemplo
el inicio de la fisura se produce en el lado donde se encuentra el extensómetro
2. En el lado donde se inicia la fisura la deformación unitaria aumenta
progresivamente desde el comienzo del ensayo, mientras que el otro lado, no
empieza a tener una deformación significativa hasta que no se ve afectado por
el avance de la fisura que le llega del lado opuesto. Esto también se ve
reflejado en la gráfica carga vs deformación, en la que se observa que cuando
rompe la probeta, el lado por el que se ha iniciado la fisura ha aguantado una
mayor deformación, mientras que el lado opuesto, cuando se empieza a
deformar, la fisuración total de la probeta ya es muy significativa, pudiendo
asumir una menor deformación.

La deformación unitaria de la probeta, una vez validados los resultados, se


puede considerar como la media de los valores de ambos extensómetros.

Elisabet Garrote Villar 53


CAPÍTULO 5. ANÁLISIS DE RESULTADOS

5.3.2 Determinación de la deformación unitaria de rotura

Una vez se han aceptado los resultados de deformación unitaria, se procede a


estimar el valor de la deformación de rotura.

La deformación última de rotura de las probetas es aquella deformación última


tal que el esfuerzo soportado por la mezcla asfáltica es mínimo. En la figura 5.7
se han comparado los resultados obtenidos de la deformación unitaria según
los siguientes criterios(1):

1. En la curva tensión vs desplazamiento(2) ,o de forma equivalente, en la


curva tensión vs deformación unitaria, se traza la tangente más
representativa en la parte post-pico, es decir, la recta tangente a la curva
que cubra la mayor área de la misma. El punto de corte de esta recta
con el eje de abscisas, se puede considerar como el desplazamiento o
deformación unitaria de rotura de la probeta, respectivamente. Este
criterio es similar al que plantean Félix Pérez Jiménez et al [22]. Un
ejemplo gráfico se muestra en la figura 5.6.

Cabe comentar que la relación que existe entre la deformación unitaria y


el desplazamiento, se determina con la ecuación 3.4, una vez conocidos
los valores de alargamiento (datos registrados) y longitud patrón (base
del extensómetro de 25 mm).

0,25
Tensión (Mpa)

0,2
0,15
0,1
0,05
0
0,00
0,01
0,02
0,03
0,04
0,05
0,06
0,07
0,08
0,09
0,10
0,11
0,12
0,13
0,14
0,15

Deformación unitaria (mm/mm)

Figura 5.6.- Determinación de la deformación de rotura

2. Tomando como referencia el informe realizado por Xue Li et al [23], se


establecen las siguientes deformaciones unitarias de rotura:

- La deformación que se produce cuando se llega a un valor del


14,5 % de la tensión máxima, en la parte post-pico. Este 14,5 %
corresponde a la media de los valores entre el 12 y 17% expuestos en
su estudio.

- A medida que aumenta la temperatura la resistencia de las mezclas


disminuye, por lo que se plantea disminuir el porcentaje anterior al 10%
(1)
Se siguen los criterios mencionados en el capitulo 3 de tracción directa.
(2)
Desplazamiento real que sufre la probeta y no el desplazamiento del pistón.

Elisabet Garrote Villar 54


CAPÍTULO 5. ANÁLISIS DE RESULTADOS

de la tensión máxima, ya que los valores del 12 y 17%, son válidos


para bajas temperaturas y en nuestro estudio también se han realizado
ensayos a altas temperaturas.

3. Siguiendo el criterio de Alonso [24], se toma una tensión límite de 0,05


Mpa para todas las mezclas, independientemente de la temperatura.

B-60/70

0,16
unitaria (mm/mm)

0,14
Deformación

0,12
0,10
0,08
0,06
0,04
0,02
0,00
-20 -10 0 10 20 30 40 50
Temperatura (ºC)

BM-3c

0,16
unitaria (mm/mm)

0,14
Deformación

0,12
0,10
0,08
0,06
0,04
0,02
0,00
-20 -10 0 10 20 30 40 50
Temperatura (ºC)

BM-pn
unitaria (mm/mm)

0,16
0,14
Deformación

0,12
0,10
0,08
0,06
0,04
0,02
0,00
-20 -10 0 10 20 30 40 50
Temperatura (ºC)

Criterio de la tangente Criterio 14.5% Rmáx


Criterio 10% Rmáx Criterio 0,05 Mpa

Figura 5.7- Variación de la deformación unitaria de rotura según los diferentes los
diferentes criterios para los betunes ensayados

Elisabet Garrote Villar 55


CAPÍTULO 5. ANÁLISIS DE RESULTADOS

Lo primero que se observa en los gráficos es que el criterio del 0,05 Mpa se
aleja mucho de las directrices que siguen el resto de criterios, tanto a bajas
como a altas temperaturas, por lo que se ha descartado. Este criterio no resulta
satisfactorio porque nuestro estudio se ha hecho en un rango de temperaturas
bastante amplio, en el que las tensiones alcanzadas por las probetas varían
considerablemente con la temperatura, por lo que limitar la rotura en todo el
intervalo a una misma tensión hace que no tenga un buen ajuste.

Las tendencias de deformación unitaria del resto de criterios son bastante


similares, pudiéndose considerar cualquiera de ellos para determinar la
deformación de rotura y con ella la tenacidad de las mezclas. No obstante, para
los cálculos que siguen a continuación, se ha optado por el criterio de la
tangente, ya que es el criterio más específico, dado que los valores de
deformación unitaria de rotura se han determinado de forma concreta para
cada caso de temperatura y tipo de betún estudiados.

Según el criterio seleccionado, las deformaciones de rotura para los distintos


tipos de betún en función de la temperatura se han representado en la figura
5.8.

0,12

0,10
Deformación unitaria (mm/mm)

0,08
B-60/70
BM-3c
0,06 BM-pn

0,04

0,02

0,00
-20 -10 0 10 20 30 40 50
Temperatura (ºC)

Figura 5.8.- Variación de la deformación unitaria de rotura con la temperatura para los
diferentes betunes ensayados

Resulta obvio que la deformación de rotura aumente a medida que


aumentamos la temperatura, ya que las mezclas se vuelven más dúctiles.

Elisabet Garrote Villar 56


CAPÍTULO 5. ANÁLISIS DE RESULTADOS

Comparando las mezclas con diferentes tipos de betún se observa que la


fabricada con betún convencional se comporta como un material muy frágil a la
temperatura de -10 ºC, para luego aumentar su ductilidad hasta los 25 ºC y
posteriormente decrecer esta propiedad a altas temperaturas. El betún
modificado con polímeros BM-3c aumenta la ductilidad de la mezcla tanto a
bajas como a altas temperaturas, mientras que el betún modificado con polvo
de neumático presenta menos ductilidad que el betún convencional en todo el
rango de temperaturas ensayadas, salvo a 40 ºC, y tienen un comportamiento
muy frágil a bajas temperaturas, -10 ºC.

Una observación significativa es que, el betún modificado con polvo de


neumático, puede ser una alternativa ambiental interesante a partir de los 35ºC.

5.4 Módulo de rigidez


En este estudio el módulo de rigidez de la mezcla se ha calculado como la
pendiente de la recta que va desde el origen hasta el punto de la curva tensión
vs deformación unitaria donde se alcanza un valor del 80% de la tensión
máxima de rotura. En la figura 5.9 se presentan los valores de los módulos de
rigidez de los betunes a las diferentes temperaturas de ensayo.

6000

5000
Módulo de rigidez (MPa)

4000

B-60/70
3000 BM-3c
BM-pn

2000

1000

0
-20 -10 0 10 20 30 40 50
Temperatura (ºC)

Figura 5.9- Variación del módulo de rigidez con la temperatura para los diferentes betunes
ensayados

Elisabet Garrote Villar 57


CAPÍTULO 5. ANÁLISIS DE RESULTADOS

Como las diferencias entre los módulos de rigidez a diferentes temperaturas no


quedan plausibles en el gráfico, ya que se producen saltos tremendamente
diferentes al pasar de una temperatura a otra, se incluyen los valores obtenidos
en la tabla 5.1.

Temperatura (ºC)
Betún
-10 10 25 40
B-60/70 5525 141 8 2
BM-3c 1972 179 28 6
BM-pn 4229 473 34 10

Tabla 5.1- Módulo de rigidez (Mpa) en función de la temperatura y tipo de betún

Como se ha comentado anteriormente, se observa que el módulo de rigidez es


muy sensible a la temperatura, presentando saltos bruscos de una temperatura
a otra.

La tendencia en todas las mezclas es la misma, a medida que la temperatura


disminuye, el módulo de rigidez de las mezclas aumenta. Sin embargo, el
aumento del módulo es más acusado en el betún convencional que en los
betunes modificados, y entre éstos, el BM-3c es el que presenta un menor
módulo a las temperaturas más bajas.

El efecto principal de añadir polímeros a los betunes es el cambio en la relación


viscosidad-temperatura (sobre todo en el rango de temperaturas de servicio de
las mezclas bituminosas), permitiendo mejorar de esta manera el
comportamiento del betún y con él el de la mezcla bituminosa, tanto a bajas
como a altas temperaturas. El efecto de utilizar polímeros en los betunes se
muestra en la figura 5.10.

Figura 5.10- Efecto de utilizar polímeros en los betunes [29]

Elisabet Garrote Villar 58


CAPÍTULO 5. ANÁLISIS DE RESULTADOS

5.5 Tenacidad

En esta tesina el método utilizado para determinar la tenacidad, es similar al


que se ha seguido en los estudios mencionados anteriormente en el capítulo 3.
La tenacidad o energía de fractura se ha calculado como el área bajo la curva
tensión vs deformación unitaria, poniendo como límite la deformación unitaria
de rotura.

La prensa MTS del laboratorio de Caminos nos proporciona un amplio registro


de datos, lo que permite calcular con precisión el área bajo la curva tensión vs
deformación unitaria. Para calcular dicha área, se ha utilizado la cuadratura
compuesta del trapecio para puntos no equiespaciados, ya que es muy sencillo
de aplicar:

n
 f ( xi +1 ) − f ( xi ) 
UT ≅ ∑  ⋅ ( xi +1 − xi ) Ecuación 5.2
i =1  2 

donde las xi son los valores de deformación unitaria y las f ( xi ) corresponden a


los valores de tensión en dichos puntos.

Como la tenacidad la hemos definido como el área encerrada por la curva


tensión vs deformación unitaria, según la forma que toman estas curvas,
representadas anteriormente en la figura 5.1, podemos entrever la influencia de
la temperatura y el tipo de betún en la tenacidad.

Se observa que la temperatura es un parámetro que afecta notablemente a la


tenacidad de las mezclas bituminosas, asimismo el tipo de betún hace que su
comportamiento también varíe. La diferencia en el comportamiento del betún
queda patente en el caso de la temperatura a -10ºC, ya que la deformación
asumida por los betunes B-60/70 y BM-pn es tan pequeña que se ha tenido
que cambiar la escala para poder graficarla, en cambio en el BM-3c se ha
podido graficar conjuntamente.

Aunque se ha optado por el criterio de la tangente a la hora de determinar la


deformación de rotura y con ello determinar la tenacidad, se ha querido
comparar la variación de la misma según el resto de criterios de deformación
de rotura expuestos anteriormente. Los valores de tenacidad según los
diferentes criterios se han graficado en la figura 5.11.

Elisabet Garrote Villar 59


CAPÍTULO 5. ANÁLISIS DE RESULTADOS

B-60/70
Tenacidad (N/mm) 1
0,8
0,6
0,4
0,2
0
-20 -10 0 10 20 30 40 50
Temperatura (ºC)

BM-3c

1
Tenacidad (N/mm)

0,8
0,6
0,4
0,2
0
-20 -10 0 10 20 30 40 50
Temperatura (ºC)

BM-pn
1
Tenacidad (N/mm)

0,8

0,6

0,4

0,2

0
-20 -10 0 10 20 30 40 50
Temperatura (ºC)

Tenacidad con Criterio de la tangente Tenacidad con Criterio 14,5% Rmáx


Tenacidad con Criterio 10% Rmax Tenacidad con Criterio 0,05 Mpa

Figura 5.11- Variación de la tenacidad según los diferentes los diferentes criterios para los
betunes ensayados

Se observa que con todos los criterios se obtienen valores de energía muy
similares.

Elisabet Garrote Villar 60


CAPÍTULO 5. ANÁLISIS DE RESULTADOS

En este caso lo más destacable es que en el criterio del 0,05% que claramente
se descartaba para el estudio de la deformación unitaria de rotura, no presenta
una gran diferencia del resto de criterios cuando se trata de determinar el valor
de la tenacidad, sobretodo a partir de temperaturas superiores a los 10º.

Siguiendo con el criterio de la tangente, los valores de tenacidad que se han


obtenido para los diferentes betunes y temperaturas de ensayo se muestran en
la figura 5.12 y sus valores quedan resumidos en la tabla 5.2.

0,8

0,7

0,6
Tenacidad (N/mm)

0,5
B-60/70
BM-3c
0,4
BM-pn

0,3

0,2

0,1

0
-20 -10 0 10 20 30 40 50
Temperatura (ºC)

Figura 5.12- Variación de la tenacidad con la temperatura para los diferentes betunes
ensayados

Temperatura (ºC)
Betún
-10 10 25 40
B-60/70 0,085 0,718 0,179 0,073
BM-3c 0,675 0,568 0,371 0,170
BM-pn 0,104 0,460 0,357 0,168

Tabla 5.2- Tenacidad (N/mm) en función de la temperatura y tipo de betún

Se observa que el tipo de betún tiene mucha influencia en la variación de la


tenacidad con la temperatura.

A altas temperaturas, 40 ºC, las mezclas con betunes modificados presentan


una tenacidad similar entre ellas. A media que va disminuyendo la temperatura,

Elisabet Garrote Villar 61


CAPÍTULO 5. ANÁLISIS DE RESULTADOS

la tenacidad de la mezcla con el betún modificado con polímeros, aumenta


progresivamente, mientras que para el betún modificado con polvo de
neumático, aunque también aumenta hasta los 10 ºC, por debajo de esta
temperatura disminuye bruscamente, es decir, presenta un máximo de
tenacidad para esa temperatura.

Por su parte la mezcla con betún convencional parte a 40 ºC de una tenacidad


inferior a la de los betunes modificados, aumenta considerablemente hasta los
10 ºC, presentado un valor máximo, superior al de los betunes modificados, y
disminuye a partir de esa temperatura hasta un valor similar al del betún
modificado con polvo de neumático.

A bajas temperaturas, la tenacidad de las mezclas con betún convencional y


betún modificado con polvo neumático es muy pequeña en comparación a la
que se alcanza con el betún modificado con polímeros, debido a que sus
deformaciones de rotura son unas 10 veces menor que la de la mezcla con
betún modificado con polímeros, mientras que la carga que aguantan toda ellas
es del mismo orden.

El hecho de que la tenacidad de una mezcla involucre tanto su resistencia


mecánica como su capacidad de deformación, hace que sea un parámetro
importante a tener en cuenta en el diseño de las mezclas bituminosas.

5.6 Comparativa con los resultados de tracción indirecta


Para cada tipo de betún y temperatura de ensayo se han obtenido las curvas
carga vs desplazamiento.

Estas curvas no se pueden convertir en curvas tensión vs deformación unitaria,


ya que los valores de desplazamiento que resultan del ensayo, no son los
reales, sino los desplazamientos del pistón.

Los valores de resistencia a tracción indirecta, calculados a partir de las


fórmulas descritas en el capítulo 2 para cada tipo de betún en función de la
temperatura se muestran en la figura 5.13 y sus valores en la tabla 5.3.

Temperatura (ºC)
Betún
-10 10 25 40
B-60/70 4,536 2,373 0,929 0,302
BM-3c 4,684 1,944 0,939 0,426
BM-pn 5,258 2,228 1,027 0,498

Tabla 5.3- Resistencia a tracción indirecta (Mpa) en función de la temperatura y tipo de


betún

Elisabet Garrote Villar 62


CAPÍTULO 5. ANÁLISIS DE RESULTADOS

Resistencia a Tracción Indirecta (Mpa)


5

3 B-60/70
BM-3c
BM-pn
2

0
-20 -10 0 10 20 30 40 50
Temperatura (ºC)

Figura 5.13- Variación de la resistencia a tracción indirecta con la temperatura para los
diferentes betunes ensayados

Los resultados son similares a los que se han obtenido con el ensayo de
tracción directa para determinar la tensión máxima.

Se observa que la temperatura es un parámetro que afecta notablemente a la


resistencia a tracción indirecta, a medida que disminuimos la temperatura, la
resistencia de la mezcla aumenta.

Igual que sucedía en el ensayo de tracción directa, no se observan diferencias


apreciables de resistencia entre los diferentes tipos de betún.

Para poder comparar los resultados obtenidos a tracción directa con los que se
han obtenido a tracción indirecta, hay que tener en cuenta el carácter reológico
de las mezclas bituminosas, es decir, aumentar la velocidad es equivalente a
disminuir la temperatura. El ensayo de tracción indirecta se ha realizado a una
velocidad mucho mayor que el ensayo de tracción directa, 50,8 mm/min frente
a 0,1 mm/min, respectivamente. Los resultados a tracción indirecta se pueden
comparar con los de tracción directa a una temperatura más baja, es decir,
desplazando los valores de tracción indirecta en el rango de temperaturas, de
la forma indicada en la tabla 5.4:

Elisabet Garrote Villar 63


CAPÍTULO 5. ANÁLISIS DE RESULTADOS

Tracción Directa Tracción indirecta


25 ºC comparable 40ºC
10ºC comparable 25ºC
-10ºC comparable 10ºC

Tabla 5.4- Equivalencia de los resultados a tracción directa con los resultados a tracción
indirecta

El valor de -10ºC a tracción indirecta equivaldría a una temperatura inferior a


-10ºC en el de tracción directa, pudiendo sobrepasar el punto de Fragilidad
Fraas de los betunes, por lo que se desconoce la validez de los valores de
resistencia a tracción indirecta a esta temperatura.

Elisabet Garrote Villar 64