You are on page 1of 10

CEREMONIA DE DEDICACIÓN Y/O PRESENTACION DE NIÑOS/AS

Introducción

 Nuestra iglesia cree que los niños son un regalo de Dios, y estamos muy
contentos que usted se interese en presentar y dedicar su hijo a Dios.
 Presentar a un niño es un compromiso público que se realiza delante de
Dios, tu iglesia y tu familia.
 La presentación proporciona a los padres, una oportunidad para expresar
públicamente su deseo de bendecir, dedicar liderar y nutrir espiritualmente
al niño en cooperación con el Espíritu Santo, por lo tanto su hijo va a
desarrollar un deseo de amar a Dios y amar a los demás.
 Un paso clave para dar testimonio de su deseo de guiar a su hijo en los
caminos de Dios es presentarlo públicamente, a través de una ceremonia
de presentación.

Que es presentar o dedicar su hijo a Dios?

 Se trata de una ceremonia en que los padres hacen un compromiso público


donde se comprometen a guiar a sus hijos según el plan de Dios.
 Un acto para reconocer la soberanía de Dios sobre el niño /a.
(Agradecimiento).
 Es la búsqueda de la bendición de Dios sobre la vida del niño. (Oración y
Ruego).
 Es un compromiso que contraen los padres para criar al pequeño para Dios
y como las Santas Escrituras enseñan. (Voto).

¿Qué es lo que dice la Biblia de la presentación de los niños?

El origen en las escrituras de la presentación de un niño se encuentra en 1


Samuel 1:27–28, donde una mujer piadosa llamada Ana año tras año oró a Dios
para que Él le conceda un hijo. Dios respondió su oración y dio a luz un hijo, a
quien llamó Samuel. Cuando nació Samuel, Ana oró estas palabras:

1 Ceremonia de Dedicación y/o Presentación de Niños /as. | Manantial de Vida – Iglesia


del Nazareno. José Nogales y Alfonso del Hierro, 23 de Junio Cotocollao. Telf: 2490681.
«Yo le pedí este niño, y él me lo concedió. Por eso ahora se lo entrego,
para que le sirva todos los días de su vida».

En Lucas 2, tras el nacimiento de Jesús, los padres de Jesús José y María


llevaron al niño al templo y lo presentaron.

En ambos pasajes de las escrituras, los padres confiaron y dedicaron su hijo


completamente a Dios.

Marcos 10:13-16

… Jesús les dijo: Dejad a los niños venir a mí, y no se lo impidáis; porque de los tales es
el reino de los Dios. De cierto os digo, que el que no reciba el reino de Dios como un niño,
no entrará en él. Y tomándolo en los brazos, poniendo las manos sobre ellos, los
bendecía.

Era algo muy natural que las madres judías quisieran que sus hijos fueran
bendecidos por un rabí importante y renombrado.

En Deuteronomio 6:5–9 describen el plan de Dios para los padres que deseen el
bien para sus hijos, mencionando:

Ama a tu Dios con todo lo que piensas, con todo lo que eres y con todo lo que vales.
Apréndete de memoria todas las enseñanzas que hoy te he dado, y repítelas a tus hijos a
todas horas y en todo lugar: cuando estés en tu casa o en el camino, y cuando te levantes
o cuando te acuestes. Escríbelas en tiras de cuero y átalas a tu brazo, y cuélgalas en tu
frente. Escríbelas en la puerta de tu casa y en los portones de tu ciudad.

Un paso clave para dar testimonio de su deseo de guiar a su hijo en los caminos
de Dios es presentarlo públicamente, a través de una ceremonia de presentación.

¿Ustedes bautizan a los niños?

La escritura da evidencia que el bautismo sigue a la decisión de un individuo de


recibir a Cristo como salvador (Hechos 2:41, 8:12 y 10:47–48). El nuevo
testamento registra los bautismos de adultos creyentes solamente.

En la Biblia, encontramos a los padres llevando a sus hijos a Jesús. Él los sostuvo,
oró por ellos y nos dijo que los dejemos ir a Él. Pero él no los bautizo y no le dijo a
nadie que los bautice.

En Manantial de Vida - Iglesia del Nazareno creemos que el bautismo es para


aquellos que han tomado una decisión personal de seguir a Cristo y que tienen la
madurez y la capacidad de entender lo que esto significa.

Como regla general, hemos determinado que un creyente debe tener al menos 6
10 años de edad para ser bautizado.
2 Ceremonia de Dedicación y/o Presentación de Niños /as. | Manantial de Vida – Iglesia
del Nazareno. José Nogales y Alfonso del Hierro, 23 de Junio Cotocollao. Telf: 2490681.
Presentar a un niño no es un sacramento; ni imparte gracia o salvación a un niño.
La salvación viene solamente por la fe en Jesucristo, cuando la persona reconoce
su pecado, recibe el perdón y la vida eterna a través de Cristo y su obra en la
Cruz.

En lugar de bautizar a los bebés o niños, aquí animamos a los padres cristianos a
presentar a sus hijos. Se trata de una ceremonia en que los padres hacen un
compromiso público donde se comprometen a guiar a sus hijos según el plan de
Dios.

¿Para presentar a mi hijo debo ser miembro de la iglesia?

 No necesita ser miembro de la Iglesia Congregacional para que su niño sea


dedicado públicamente en uno de nuestros servicios.
Animamos a los padres a tomar una decisión respecto a si esta será su
iglesia.
 ¿Por qué? Cuando usted presenta su hijo a Dios, usted asiente que está
dispuesto a colaborar con Dios y la iglesia para criar a su hijo en
cooperación con los planes de Dios.
 Para esta “asociación” con la iglesia, uno o ambos padres deberían
comprometerse con la doctrina y visión de la iglesia, para que puedan ser
UNO con la iglesia.
 Cuando usted elige convertirse en miembro de la Iglesia Congregacional,
usted afirma que está de acuerdo con las creencias y valores de esta
iglesia, y que desea que esta sea SU iglesia.

Para que su hijo sea presentado:

Les solicitamos lo siguiente:

1. Que los padres que tengan una relación personal con Jesucristo.
2. Que los padres estar de acuerdo con las creencias y valoren de nuestra
iglesia.
3. Que los padres sean participantes regulares de servicios de fin de semana.
4. Que los padres que viven juntos y que no están casados que tomen la
decisión de casarse, según el plan de Dios para su relación.
5. Que los padres y/o tutores hagan un voto de compromiso y promesa en
enseñar, educar y formar a sus hijos bajo el temor de Dios y su Santa
Palabra.

¿Cómo es la presentación de niños?

 Durante la presentación de niños, los padres expresan delante de Dios, su


familia y la iglesia, su deseo de criar a su hijo en una manera que honre a

3 Ceremonia de Dedicación y/o Presentación de Niños /as. | Manantial de Vida – Iglesia


del Nazareno. José Nogales y Alfonso del Hierro, 23 de Junio Cotocollao. Telf: 2490681.
Dios. Los padres son los principales modelos para sus hijos, ellos juegan un
papel primordial en la presentación.
 Se les pedirá a los padres que respondan afirmativamente algunas
preguntas sobre el compromiso. Estas preguntas se le proporcionarán en el
encuentro previo a la presentación que deberá tener con los pastores.
(Manual de la Iglesia del Nazareno. 218-219)

¿A qué edad un niño puede ser presentado?

No tenemos un requisito de edad establecido para la presentación de niños, la


edad para que un niño sea dedicado es desde su nacimiento a su primer año de
edad, aunque hay padres que desean dedicar a sus hijos que ya no son bebes,
generalmente en casos donde los padres son nuevos creyentes en Cristo y no
habían presentado a sus hijos cuando eran bebés.

¿Una Madre soltera puede presentar a su hijo?

¡Sí! Presentar a un hijo significa el compromiso de los padres (incluyendo a padres


solteros) para hacer su mejor esfuerzo para criar a su hijo para ser un seguidor de
Cristo. Además, animamos a los padres solos para presentar a sus hijos y a
comprometerse a guiarlos en el camino de Cristo.

La decisión de presentar a un niño no tiene relación con las creencias de su ex


cónyuge o padre del hijo/a ; sin embargo sugerimos que los padres solos,
conversen sobre la presentación del niño con su ex cónyuge o padre del hijo/a.

Una madre soltera necesita hacer un esfuerzo adicional para criar a un niño.

Como iglesia, estamos comprometidos en apoyar a padres solteros proveyéndoles


apoyo y fundamento para la crianza de sus hijos.

ADICIONAL:

Recuerde tomar el tiempo necesario para leer, reflexionar las respuestas a las
preguntas que hemos preparado. Si luego de leerlo usted tiene alguna duda puede
comunicarse con nuestra oficina al 022490681, o contactar con nuestros Pastores.

4 Ceremonia de Dedicación y/o Presentación de Niños /as. | Manantial de Vida – Iglesia


del Nazareno. José Nogales y Alfonso del Hierro, 23 de Junio Cotocollao. Telf: 2490681.
LITURGIA
1.- Presentación del Acto
2.- Lectura del versículo o pasaje bíblico referente al
acto.
3.- Entrada de los padres con los niños.
4.- Lectura de compromisos (ver manual nazareno)
5.- Dedicación, consagración y oración por el niño/a.
6.-Presentacion a la Congragación.

5 Ceremonia de Dedicación y/o Presentación de Niños /as. | Manantial de Vida – Iglesia


del Nazareno. José Nogales y Alfonso del Hierro, 23 de Junio Cotocollao. Telf: 2490681.
OTROS DATOS INFORMATIVOS :

::::::::::::::::::::::.
Estudios para la presentación de niños
Familia Cristiana
Dedicar un niño es esencialmente:
1-
Esto se debe resaltar en la dedicación.
Texto sugerido: Marcos 10:13-16
De los tales es el reino de los cielos.
Y le presentaban niños para que los tocase; y los discípulos reprendían a los que
los presentaban. Viéndolo Jesús, se indignó, y les dijo: Dejad a los niños venir a
mí, y no se lo impidáis; porque de los tales es el reino de los Dios. De cierto os
digo, que el que no reciba el reino de Dios como un niño, no entrará en él. Y
tomándolo en los brazos, poniendo las manos sobre ellos, los bendecía.
Era algo muy natural que las madres judías quisieran que sus hijos fueran
bendecidos por un rabí importante y renombrado.
Los llevaban ante alguna personalidad así especialmente han el primer
cumpleaños del niño. Así fue como llevaron los niños a Jesús en el día al que se
refiere este relato.
Sólo comprendemos en toda su plenitud le belleza casi desgarradora de este
pasaje si recordamos cuándo sucedió.
Debemos recordar que Jesús marchaba hacia la cruz, y El lo sabía. Esa sombra
cruel no puede haberse alejado jamás de su mente.
Fue en momentos como ése cuando encontró tiempo para dedicar a los niños.
Aun con semejante tensión en su mente tuvo tiempo para alzarlos en brazos, para
defenderlos y sonreírles y quizás también para jugar con ellos.
Esa es justamente la rezón por la cual los discípulos trataron de alejar a los niños.
6 Ceremonia de Dedicación y/o Presentación de Niños /as. | Manantial de Vida – Iglesia
del Nazareno. José Nogales y Alfonso del Hierro, 23 de Junio Cotocollao. Telf: 2490681.
No es que fueran hombres antipáticos y groseros. Querían proteger a Jesús. No
comprendían que era exactamente lo que ocurría pero veían con toda claridad que
tenían una tragedia por delante y percibían la tensión que embargaba a Jesús.
No querían que nadie lo molestara.
No podían concebir que Jesús quisiera tener a los niños cerca suyo en momentos
como ese. Pero hasta en esa circunstancia Jesús dijo: "Dejad a los niños venir a
mí."
En forma accidental, casi al pasar, esto nos dice mucho acerca de Jesús. Nos dice
que era la clase de persona que se interesaba por los niños y con quién estos
simpatizaban. No pudo haber sido una persona severa, melancólica y triste. Su
persona ha de haber tenido un cálido resplandor. Debe haber sido un hombre de
sonrisa fácil y de risa alegre.
En algunos de sus escritos, George Macdonald dice que no cree en el cristianismo
de alguien frente a cuya puerta nunca hay niños jugando. Este pequeño y precioso
incidente proyecta un haz de luz sobre la clase de persona humana que era Jesús.
"De los tales", Dijo Jesús, "es el reino de Dios." ¿Qué era lo que valoraba Jesús
en el niño y a lo cual daba tanta importancia?:
1- tenemos la humildad del niño. Hay niños exhibicionistas pero son los menos y
casi siempre son el producto de un trato equivocado por parte de los adultos.
Por lo general, el niño se siente confundido por la prominencia y la publicidad.
Aún no ha aprendido a pensar en términos de posición, orgullo y prestigio. Aún no
ha descubierto su propia importancia.
2- Tenemos la obediencia del niño. Es cierto que con frecuencia el niño es
desobediente pero por más paradójico que parezca el instinto natural del niño es
obedecer. Aún no ha aprendido el orgullo y la falsa independiente que separan al
hombre de su prójimo y de Dios.
3- Tenemos la confianza del niño. Lo vemos en dos cosas.
a) En la aceptación de la autoridad por parte del niño. En una etapa de su vida el
niño cree que su padre lo sabe todo y siempre tiene razón.
Para vergüenza nuestra, pronto se libera de esa creencia. Pero el niño percibe
instintivamente su propia ignorancia y desamparo y confía en aquel que, según su
opinión, sabe más que él.
b) Lo vemos en la confianza que deposita en la gente. Es algo que caracteriza de
manera exclusiva al niño: jamás piensa que alguien puede ser una mala persona.
Puede hacerse amigo de un desconocido.
Un hombre muy famoso afirmó en una oportunidad que el mejor halago que jamás
le habían hecho había sido cuando un niño muy pequeño a quien nunca había
visto antes, se le acercó y le pidió que le atara el cordón del zapato.
El niño no ha aprendido a sospechar del mundo. Sigue pensando lo mejor posible
sobre lo demás. A veces, esa confianza lo conduce al peligro, porque hay
personas que no la merecen en absoluto y que abusan de ella, pero eso no impide
que la confianza del niño sea algo muy hermoso.
4- El niño tiene una memoria de corto alcance. Aún no ha aprendido a
experimentar sentimientos de venganza y rencor. Inclusive cuando se lo trata sin
justicia --¿Y quién de nosotros no es injusto con sus hijos a veces?—lo olvida y lo
hace tan completamente que ni siquiera necesita perdonar.
7 Ceremonia de Dedicación y/o Presentación de Niños /as. | Manantial de Vida – Iglesia
del Nazareno. José Nogales y Alfonso del Hierro, 23 de Junio Cotocollao. Telf: 2490681.
En realidad, de los tales es el reino de Dios. ("¡…y poniéndolo en medio…!" <<Ese
es sitio en el cual deben encontrarse los niños, en el hogar, en la iglesia y en toda
sociedad pues Dios los ha colocado allí
:::::::::::::::::::::::::::
¿Qué significa dedicarle su hijo a Dios?

Buscar la bendición y el favor de Dios para mis hijos.


“Por este niño oraba, y Jehová me dio lo que le pedí. Yo, pues, lo dedico también
a Jehová; todos los días que viva, será de Jehová. Y adoró allí a Jehová”. 1
Samuel 1:27-28

Dedicarle un hijo a Dios significa desear lo que el Señor desea para ese niño.
Soltar a los hijos es una cosa muy difícil, pero para poder entregarle a Dios
nuestros hijos, debemos de remover nuestras manos y soltarlos a la voluntad y el
propósito de Dios. Esto debe continuar por el resto de sus vidas, si confiamos
sinceramente que la voluntad de Dios es lo mejor para sus vidas.
En el capítulo primero de 1 Samuel, encontramos la historia de Elcana y Ana, el
padre y la madre de Samuel. Muchos cristianos saben la historia de Samuel y
como Dios lo usó de una manera maravillosa y de un modo incomparable con
otros hombres de su generación. Dios lo usó en una época crítica en la historia de
la nación de Israel. Todo esto fue resultado de la oración de una mujer. Ella le
pidió a Dios que le diera un hijo, y ella hizo un voto a Dios de dedicarle su hijo a Él.
Mientras pensamos en todo lo malo de nuestra nación y la necesidad de un
avivamiento espiritual que honre a Cristo, tenemos que recordar cómo Dios usó al
niño que le fue dedicado a Él, y como la nación de Israel fue bendecida por la vida
de Samuel. Que Dios nos ayude a dedicar nuestros hijos e hijas al Señor para Su
servicio.

LOS HIJOS SON UN REGALO DE DIOS


Tenemos que reconocer que los hijos son un regalo de Dios. La Biblia dice en
Salmos 127:1-3:
“Si Jehová no edifìcare la casa, en vano trabajan los que la edifican; si Jehová no
guardare la ciudad, en vano vela la guardia. Por demás es que os levantéis de
madrugada, y vayáis tarde a reposar, y que comáis pan de dolores; pues que a su
amado dará Dios el sueño. He aquí, herencia de Jehová son los hijos; cosa de
estima el fruto del vientre”.
En esta generación, hay niños a quienes se les han dado el título de “niños
rechazados”. Esta frase representa las ideas ateas que actualmente han sido
institucionalizadas en nuestro mundo. Una y otra vez, tenemos que ser recordados
que los niños son un regalo de Dios. La Biblia dice: “Herencia de Jehová son los
hijos”. Cuando la concepción toma lugar y la vida comienza, es una obra milagrosa
de Dios. Los niños son un regalo de Dios.
LOS HIJOS NO SON NUESTRA POSESIÓN PERSONAL
Por supuesto, nosotros nos sentimos muy posesivos con nuestros hijos. Esto en
un instinto natural que Dios pone en el corazón de un padre. Los padres tienen un
8 Ceremonia de Dedicación y/o Presentación de Niños /as. | Manantial de Vida – Iglesia
del Nazareno. José Nogales y Alfonso del Hierro, 23 de Junio Cotocollao. Telf: 2490681.
sentimiento afectuoso y amoroso que es muy natural y necesario, pero debemos
recordar que no estamos criándolos para nosotros. Estamos criándolos para
Cristo, y para los compañeros(as) que ellos(as) conocerán más tarde y algún día
se casarán. Nuestros hijos son nuestros, pero solo son nuestros para criarlos.
Ellos son puestos bajo nuestro cuidado y seguridad por sólo un tiempo, aunque
continuamos la relación de padre e hijo a través de los años.
LOS HIJOS DEBEN SER DEDICAD0S A DIOS DE NUEVO
La Biblia no solamente nos enseña que los hijos nos son entregados para criar,
pero también nos enseña que debemos dedicárselos de nuevo a Dios. Esta es
una decisión deliberada que los padres deben hacer. Es un pacto entre los padres
y Dios. En un sentido, esto significa que debemos remover nuestras manos fuera
de las circunstancias y negocios de sus vidas, y reconocer que Dios puede obrar a
través de todas las cosas para el bien de nuestros hijos y para Su gloria. Cuando
las cosas no vayan bien, Dios aún puede obrar para bien dentro de una mala
circunstancia. Cuando tal parece que una persona ha entrado a sus vidas que no
es la persona que nosotros hubiésemos escogido para ellos, de alguna manera,
Dios puede tomar esta situación y tornarla para Su gloria y el bien de ellos.
LOS HIJOS DEBEN APRENDER DE DIOS EN EL HOGAR
El hogar es el lugar más natural para aprender acerca de Dios y de Sus caminos.
Al preguntarle si tiene un hogar cristiano, puede que usted responda: “Tengo una
Biblia en mi hogar; tengo placas colgadas en las paredes con versículos de la
Biblia”. Pero estas cosas no hacen a un hogar cristiano.
LA INSTRUCCIÓN COMIENZA EN EL CORAZÓN DE LOS PADRES
La instrucción debe comenzar en el corazón del padre. La Biblia dice en el capítulo
seis de Deuteronomio, versículos cuatro al seis:
“Oye, Israel: Jehová nuestro Dios, Jehová uno es. Y amarás a Jehová tu Dios de
todo tu corazón, y de toda tu alma, y con todas tus fuerzas. Y estas palabras que
yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón”.
ENSEÑE A SU HIJO DILIGENTEMENTE
La Palabra de Dios nos enseña que cuando dedicamos a nuestros hijos a Dios,
esto no se termina en el altar de la iglesia. Debemos enseñarles e inculcarles
repetida y diligentemente. La Biblia dice en Deuteronomio 6:7: “Y las repetirás a
tus hijos”. La palabra diligente significa “la entrega sincera y de todo corazón de
nuestra atención a un asunto, tratándolo con suprema importancia, y procurando
con certeza que sea cumplido”. Más adelante en la lectura encontramos: “…y las
repetirás a tus hijos, y hablarás de ellas estando en tu casa, y andando por el
camino, y al acostarte, y cuando te levantes”.
Hay dos detalles muy importantes que debemos saber acerca de la enseñanza de
nuestros hijos. Primeramente, debemos de siempre mantenernos contentos con la
oportunidad de enseñarles a ellos. A veces no es fácil hacer esto. He oído a
padres decir: “Me doy por vencido. Mis hijos nunca ponen atención. Estoy cansado
de tratar de enseñarles”. Dios no bendecirá esta clase de espíritu y esta manera
de sentir. Hay cosas que cada padre piensa que sus hijos deben y pueden hacer,
pero solo hay una cosa que debe ser nuestro mayor gozo. No importa dónde ellos
estén o lo que estén haciendo en lo que concierne al mundo, una cosa debe de
entusiasmar el corazón del padre cristiano más que cualquier otra cosa, y es el ver
9 Ceremonia de Dedicación y/o Presentación de Niños /as. | Manantial de Vida – Iglesia
del Nazareno. José Nogales y Alfonso del Hierro, 23 de Junio Cotocollao. Telf: 2490681.
a sus hijos verdaderamente vivir en la verdad de Dios. “No tengo yo mayor gozo
que este, el oír que mis hijos andan en la verdad”.
¿Qué quiere usted para sus hijos? Cuando los dedicamos a Dios estamos
diciendo: “Quiero para ellos lo que Dios quiere para ellos”. Su deseo es que ellos
caminen en la verdad.
Guíelos para que conozcan a Cristo como su Salvador personal. Sea sensitivo a
las oportunidades que el Señor provee para hablar a sus hijos específicamente
acerca de conocer a Cristo como Salvador personal. Manténgalos fielmente
asistiendo a una iglesia que enseñe y predique la Biblia. Lea la Palabra de Dios
con ellos diariamente. Ayúdeles a memorizar la Palabra de Dios. Enséñeles las
grandes historias de la Biblia. Ore con ellos, y por ellos. Arrodíllese junto a ellos y
permita que ellos mismos dirijan en oración. Escúcheles hablar con Dios. Como
padres, viva la verdad de Dios frente a ellos cada día.

____________
A continuación tenemos una lista de preguntas frecuentes sobre la presentación
de niños.
Tómese el tiempo necesario para leer las respuestas a las preguntas que hemos
preparado. Si luego de leerlo usted tiene alguna duda puede comunicarse con
nuestra oficina al 0343 4951157 o contactar a uno de nuestros pastores.

10 Ceremonia de Dedicación y/o Presentación de Niños /as. | Manantial de Vida – Iglesia


del Nazareno. José Nogales y Alfonso del Hierro, 23 de Junio Cotocollao. Telf: 2490681.