You are on page 1of 2

DESARROLLO Y ASEGURAMIENTO

EN EL SECTOR AGROPECUARIO
Por: Ing. Idan Cabello - Gerente de Riesgos de Seguridad y Salud

Este fin de semana, de regreso a casa luego de almorzar me hice las siguientes


preguntas: ¿Cuántos accidentes de trabajo habrán detrás de un plato de carapulcra? , y,
¿Cuántas mujeres sin SCTR contrajeron alguna enfermedad ocupacional para que en
Lima podamos disfrutar de un rico lomo saltado?

La creciente participación de la mujer en las actividades productivas las expone a los mismos peligros que los
hombres; por ejemplo, impacto de agentes ocupacionales en la salud reproductiva; demandas físicas y mentales
en el trabajo. A ello, debemos añadir las tareas no remuneradas que gran parte realizan en sus hogares.

Durante los primeros 09 meses del año 2017, los departamentos de Amazonas, Huánuco y Madre de Dios no
registraron oficialmente ningún accidente de trabajo o enfermedad ocupacional vinculado a la actividad
agropecuario (1). Estos departamentos no solo tienen en común a la actividad agropecuaria como principal
fuente de empleo, sino también, las tasas más altas de informalidad (2) en el país (86.6%, 87% y 78.2%
respectivamente).

El SCTR y la mujer en el sector agropecuario


El 25% de la población
La gastronomía peruana ha conquistado el mundo, sin embargo, económicamente activa (PEA)
un eslabón clave de esta cadena productiva es el relacionado al del Perú esta ligado a
sector agropecuario que no solo está sumergido en la informalidad actividades agropecuarias.
(3), sino también, mantiene a la mujer peruana desprotegida
frente a los riesgos ocupacionales que involucra esta actividad que Fuente: INEI
además carece de indicadores de (in)seguridad fiables.

Las empresas obligadas a contratar el SCTR (Seguro Complementario de Trabajo de Riesgo) se encuentran
señaladas en el anexo N°5 del D.S. 009-94-SA. Es sabido que, en diciembre del año 2016, se emite el D.S. N°
043-2016-SA (4) aprobado por el MINSA, el cual ampliaba la lista de 174 a 388 actividades económicas obligadas
a tener esta cobertura.mujeres en el Perú.

Las actividades económicas que el fugaz D.S. N°043 pretendió, incluir realistamente, contenía entre otras
actividades al sector agroindustrial y agricultura los cuales emplean a un significativo número de mujeres, y al
ser derogado, las mantiene vulnerables frente a los riesgos del trabajo, acentuando la inequidad de género en
caso de accidentes y/o enfermedades ocupacionales pues estas actividades emplean a más de 1 millón de
mujeres en el Perú.
En la misma línea, es importante precisar que la mayor parte de límites de exposición ocupacional se basan en
indicadores poblacionales masculinos o en extrapolación de pruebas de laboratorio con animales, lo cual
incrementa la incertidumbre sobre la incidencia de enfermedades ocupacionales en población femenina.

Según información del MINTRA (ver tabla), el sector agropecuario ha notificado solo 130 accidentes de trabajo
en los 09 primeros meses del año 2017 (5), lo cual evidencia que siendo un sector que emplea a más de
4’100,000 peruanos estaría reflejando la falta o inadecuada implementación de un sistema de gestión de
seguridad y salud que permita notificar los accidentes de trabajo y enfermedades ocupacionales.

· 1 de cada 4 peruanos de la PEA realizan actividades agropecuarias


· 3 de cada 10 trabajadores que realizan actividades agrícolas son mujeres (6)
· 4 de cada 10 mujeres que realizan actividades agropecuarias no tienen ingresos propios.

Esto nos lleva a tener más de 1’200,000 mujeres trabajando en el sector agropecuario sin tener la obligatoriedad
de estar cubiertas con el SCTR, de ellas más de 500 000, no solo no tienen SCTR sino tampoco cuentan con
ingresos propios.

Ahora bien, el modelo peruano de aseguramiento actual


desprotege a la mujer rural que se desarrolla prioritariamente en En América Latina, la mujer
el sector agropecuario. Esto nos llevaría a pensar que nuestros representa el 30% de la mano de
productos insignias como la papa, ají, cebolla, quinua, tarwi, obra agrícola pero el 40% de
choclos, tomate, ollucos, y frutas; no solo se estarían produciendo ellas no posee ingresos propios.
sin una adecuada Gestión de Seguridad y Salud en el Trabajo, sino
también dentro de un sistema que desprotege y vulnera a las Fuente: FAO
mujeres involucradas en tan importante actividad.

En conclusión, no puede haber desarrollo sostenible para este sector, sin un adecuado aseguramiento de riesgos
en el trabajo.

Referencias:

(1) Estos 03 departamentos tienen un PEA cercano a 780 000 trabajadores y CERO accidentes reportados entre enero y setiembre del 2017. Se
podría inferir erróneamente que disponen los “mejores índices de seguridad del mundo”

(2) Fuente: Informe del Centro de Investigación Empresarial (CIE) de PERÚCAMARAS. Información ampliada del Reporte Nacional - Edición N° 241

Actividades agropecuarias y pesqueras registran una tasa de informalidad de 97% en el interior del país. Fuente: informe del Centro de
(3) Investigación Empresarial (CIE) de PERUCÁMARAS.

http://busquedas.elperuano.com.pe/normaslegales/actualizacion-del-anexo-5-del-reglamento-de-la-ley-n-26790-decreto-supremo-n-043-201
(4) 6-sa-1469407-10/

MINTRA: Boletines estadísticos de notificaciones de accidentes de trabajo.


(5)
Según el último Censo Agropecuario realizado el 2012, esta actividad proporciona empleo a 180 mil 500 trabajadores permanentes y 13
(6) millones 867 mil 400 trabajadores eventuales. Según el sexo de los ocupados, el 81,2% de los trabajadores permanentes son hombres y el
18,8% son mujeres; en el caso de los trabajadores eventuales la composición de género es: 72,8% hombres y 27,2% mujeres.