You are on page 1of 5

RESUMEN REFLEXIVO DE LA OBRA

"EL ARO Y LA TRAMA"


(Episteme, Modernidad y Pueblo)
del Dr. MORENO O. Alejandro

La episteme moderna –actualmente dominante- sigue su fortalecimiento en forma progresiva,


abarcando los espacios religiosos, económicos, políticos, científicos; penetrando en lo más
profundo de la sociedad.
Lic. Nancy Espinoza
Escuela de Relaciones Industriales. FACES.
Universidad de Carabobo

El Aro y la Trama, del Dr. Alejandro Moreno Olmedo, es una obra rica en
información y profundidad filosófica, psicológica y social, es una obra científica, que
debe ser leída con sumo cuidado y paciencia, haciendo honor al duro e interesante
proceso de investigación de 12 años que permitió su elaboración.
En esta obra. Moreno deja al descubierto la Trama de la realidad dominante, (el
pueblo), dominante, no por el poder, sino por la magnitud de sus integrantes y por la
riqueza del contenido oculto, detrás de la vida popular, paralelamente descubre ante el
lector, el Aro, representado por la Modernidad, (la burguesía), quien impone su modo
de vida, sus normas ya que posee el poder.
Es importante destacar, la riqueza y profundidad que acompañan la proposición
del autor, éste, hace una intensa investigación histórica, del progreso de la humanidad
partiendo de Europa y sus destacados adelantos, transita por distintos continentes, hasta
llegar a América Latina y específicamente a Venezuela.
El Dr. Moreno reside en un popular barrio caraqueño y allí recoge la Historia de
Vida del pueblo (del barrio) que conjuntamente con los discursos más significativos
producidos en las distintas áreas geográficas del mundo constituyen su base de datos.
Hacer referencia a la extensa gama de teóricos, pensadores, teólogos, filósofos,
psicólogos e investigadores citados y estudiados por el autor no es mi intención, a pesar
de que reconozco lo valioso de su esfuerzo. Por el contrario, si deseo centrarme en lo
que a mi parecer es el planteamiento Central, o aporte del autor al conocimiento ya
existente.
El autor, inmerso en un Mundo de vida distinto al suyo y al que llega
fortuitamente, decide luego de estar allí, investigar y atendiendo a sus esquemas
preconcebidos del deber ser de la investigación científica, se propone trabajar sobre los
vínculos afectivos en la vida popular, no llegó muy lejos sin encontrar sus primeras
dificultades, relacionadas con el lenguaje, más adelante se percata que la metodología
no le permite plasmar todo lo encontrado y allí surge la duda sobre la validez del
método científico.
Apoyado en los planteamientos anteriores y haciendo uso del concepto de
"Episteme" y la "relación entre práctica y discurso" de Foucault; propone LA
EPISTEME COMO EL MODO GENERAL DE CONOCER.
Moreno, señala que la episteme se produce en el proceso de la historia, es
inevitable, es el pasado, el presente y el futuro, que es conocido sólo por los que viven
en su entorno, los que se manejan en la misma base ética. Los que viven ese Mundo de
Vida.
La episteme no se formula, se produce en la actividad social, los filósofos e
investigadores producen sus discursos dentro de la episteme y atendiendo a su modo de
vida.
La hermenéutica es el método señalado por Moreno para acceder al conocimiento
de una episteme, la inmersión en su realidad el requisito fundamental. Esta inmersión la
entiendo como el compromiso ético del investigador de no cuestionar la realidad, de no
pretender readaptarla a sus necesidades investigativas, de no cuestionarla, sino vivirla,
conocerla en esencia, sin ojos críticos, sino con ojos de comprensión que no significan,
ojos de apoyo incondicional a sus aberraciones, sino comprensión de las causas
originantes.
En el proceso Investigativo, Moreno resalta la existencia inicialmente de una
Episteme Feudo-aristocrática, con la regla epistémica que rige su modo de vida centrado
en la Relación entre los semejantes, la ayuda al necesitado, la caridad; posteriormente
comienza a surgir la episteme burguesa, donde se comienza a imponer la regla del
Sujeto-Individuo, la individuación del ser humano finalmente expone la existencia e
implantación definitiva de la episteme Moderna (La modernidad), dominante actual-
mente con su regla epistémica SUJETO-INDIVIDUO, predominando y negando la
existencia del otro, anteponiendo ante todo sus intereses.
En la regla epistémica de la modernidad hay predominio de lo cuantitativo sobre
lo cualitativo que antes prevalecía en la Feudo-aristocracia, se impone el conocimiento
como la vía para acceder a Dios, se libera al hombre, para que conquiste la naturaleza y
maneje a los demás hombres.
El autor hace especial énfasis en demostrar las características de la EPISTEME
MODERNA, y actualmente dominante, señala que se desarrolla a partir de finales del
siglo XV y sigue su desarrollo y fortalecimiento en forma progresiva abarcando los
espacios religiosos, económicos, políticos, científicos, ideológicos, penetrando en lo
más profundo de la sociedad y desarrollando su ética, su moral, su mundo de vida.
De manera profunda es tratado el tema religioso y su connotación en la vida del
hombre, a través de toda la historia, demuestra el autor en este aparte la presencia de la
regla epistémica moderna, "el sujeto individuo" El hombre es su propio Dios, la fe es
personal, individualizada.
En el aspecto económico igualmente se presenta la regla y esto es señalado por
Moreno en el sentido de la forma independiente, y unilateral en que se toman las
decisiones económicas, no en función de la mayoría, sino de una minoría, que tiene
unos objetivos determinados a su conveniencia, características evidentes en un sistema
capitalista.
En el terreno científico no hay nada diferente, se promulgan unas reglas del
método, se establece una metodología de investigación y los resultados tienen una
misma tendencia. La metodología Marxista no es excluida de esta caracterización, ya
que está enmarcada en la modernidad.
El discurso filosófico, la actividad política, todo el saber, el conocer, se encuentra
dominado por la regla sujeto-individuo. Desde esta episteme, no se hacen las cosas en
función del otro, para el otro; el otro, no existe, la comunidad, como un ente con
características y definición propia se encuentra ausente en los distintos discursos
producidos, pensados bajo la influencia de la modernidad.
En este modo de vida el hombre no vive en sociedad por convicción, sino porque
los modos de vida precedentes determinan que así sea. En esta realidad el sentido de la
vista determina, lo real o lo irreal; la relación entre las personas, no es normal; el amor
se concibe como la unión de dos soledades.
La libertad del hombre es percibida como independencia para actuar, y de esta
manera se esclaviza ante la búsqueda del poder. La visualización del otro, de los
problemas del otro sólo puede ser vista a la luz de los conocimientos individuales y las
soluciones propuestas desde fuera son las que la conciencia particular señala.
La ética moderna burguesa, es individualista, es racional, esta basada en un deber
ser, impuesto por una parte minoritaria y dominante a una mayoría dominada.
La alternativa, señala Moreno es el pueblo, él contiene en sí, todo un mundo de
vida, diferente a la modernidad, su ética, su moral, su lenguaje. sus costumbres, su
organización su regla "LA RELACIÓN", existe independientemente de la modernidad,
se mantiene, sólo que no domina el escenario, tampoco posee discursos representativos
de su realidad, no es conocida ni reconocida.
En la episteme Moderna la relación entre las personas está ausente, sin embargo el
autor señala a los más destacados investigadores, pensadores y estudiosos que han
hecho un esfuerzo, por centrar su discurso "en la relación entre las personas" pero, lo
han hecho desde su forma de pensar, no desde una realidad concreta observable. A
diferencia de los que plantea esta obra que fundamenta la novedad de su aporte en el
hecho de remitirse a una realidad vigente, lo cual determina la potencialidad de la
existencia de la episteme, ya que existe, con sus características, producto de un pasado,
se desenvuelve en el presente y se prospecta hacia el futuro.
La episteme propuesta, la vida popular está regida por la regla de la Relación, el
individuo no existe, la persona no se percibe aislada, sino en relación, la singularidad de
su persona la mantiene, pero también es vista en relación interna consigo misma, en el
sentido de las tres divinas personas que residen internamente en cada persona; en la
popularidad la persona se vive en relación, vivirla relación define al hombre, la relación
es la práctica que funda su mundo de vida, es una relación familiar predominantemente
materna, la constante no es la cualidad de la relación es la relación misma. "El hombre
venezolano popular no puede ser definido primario y originariamente, sino con una
expresión que aúne en una unidad organiza integrada, los términos vida y relación
compartida, hacen del hombre un hombre homo-convivialis". (charla, 26/04/94).
La familia popular, no preserva el esquema triangular (padre, madre, hijos) la
presencia del padre es poco significativa en cuanto al rumbo que siguen sus integrantes,
el padre está predominantemente ausente tanto físicamente como afectivamente.
La pareja en la familia popular es casi inexistente, más bien se da el dúo madre-
hijo, el hijo varón sustituye al padre en cuanto pareja, en él deposita la madre, su afecto,
en él busca apoyo y aceptación, respeto. El hijo varón reconoce en la madre su fuente de
vida, y ve en la esposa la satisfacción de una necesidad sexual, la realización como
hombre esta centrada en el sexo. Por su parte la hija hembra, busca hacerse madre y en
función de ello busca un compañero, para tener su propia familia.
Parece dejar entrever el autor, que los hijos de la episteme popular a pesar de
reconocer y valorar el papel de la madre, siente también la necesidad del amor paterno,
sienten la ausencia del padre.
El lenguaje utilizado en la episteme popular esta centrado en los mitos y los
símbolos. Conocer este mundo de vida y producir discursos que lo reafirmen es decisión
de cada investigador. La episteme ofrece la posibilidad de conocerla, la hermenéutica es
la herramienta adecuada para abordar su conocimiento, el respeto por lo encontrado su
condición y la búsqueda de como mejorar sus dificultades una tarea que debe emprender
la propia comunidad, a su ritmo, con sus normas, con su conocimiento, con su lenguaje,
siendo gestor de su propio destino.
La vida en relación es la esencia de la verdad, de la vida del hombre, el hombre
aislado tiende a su estado primitivo de animal racional. La vida en relación hace libre al
hombre, lo hace Hombre libre y no un animal racional.
El mensaje que trajo Jesús el cristo hace 2000 años ha sido mal interpretado ha
sido individualizado, cristo vino a traer la salvación del hombre, y esto no significa sino
la salvación de la especie humana, y expresó su mensaje de salvación a través del amor
al prójimo como a uno mismo. Expresó la verdad sobre la grandeza del Ser Humano, en
cuanto a sus potencialidades y su derecho a ser feliz, si tenia fe, amor y esperanza; lo
demostró con su ejemplo de vida. Señaló que esta potencialidad del hombre sería
ilimitada mientras tuviera su centro en el amor al prójimo, como a uno mismo, ya que
no se puede progresar indefinidamente en detrimento de los otros.
Seguramente pasaran muchos años, para observar el dominio de esta episteme en
armonía, pero haber iniciado el camino de su conocimiento y reafirmación de su regla
epistémica me parece maravilloso, ya que este modo de vida dominante actualmente
está en su mínimo vital y por ninguna parte se veía la alternativa a seguir.

CRISIS DE LA EPISTEME BURGUESA

La episteme moderna, nació, creció, se desarrolló, produjo grandes y cuantiosos


frutos, se insertó en todos los rincones del acontecer humano, hasta llegar a su nivel de
incompetencia, desde donde ahora se producen los más radicales discursos moderno-
burgueses QUE PRETENDEN INMORTALIZARLA, hacerla perdurar por siempre sin
percatarse que con ello se niega el derecho a la existencia digna de una parte de la
humanidad, mientras que otros parecieran llegar a la cumbre del cielo; que desde esta
episteme pareciera ser el poder, la libertad de hacer y deshacer únicamente en función
propia, sin importar a quien y a cuántos se está perjudicando.

El Dr. Moreno, plantea a través de cuatro puntos claves la crisis de la modernidad,


lo inicia con La crisis de la Ciencia, continúa con La crisis de las Ciencias Sociales,
aborda luego la alternativa de la post-modernidad, para finalmente concluir con la
afirmación de que La episteme de la modernidad sigue viva.

García Bacca (1985) citado por Moreno califica a la ciencia como "ideal de
conocimiento teórico, técnico, ontológico, fenomenológico, objetivo y sistemático".

Pareciera una definición perfecta, y lo es si entendemos que se apega a la regla


epistémica de la modernidad, pero tiende a conducir por caminos prefijados y a destinos
también prefijados, señala el autor.
Morrin (989), Vethencourt (1970), Prigogine (1988), Habermas (1989) son citados
por Moreno para evidenciar como esta siendo cuestionada la ciencia ya sea tratando de
colocarse fuera de la episteme o radicalizando el planteamiento burgués como en el caso
de Habermas. Por su parte el planteamiento de Morin evidencia una sólida crítica; sobre
la dualidad de la ciencia al servicio de dos Dioses, que han hecho tan grandes los frutos
del árbol del conocimiento, al punto que casi somos aplastados por ellos.
La critica surgida de la ciencia madre, la física es prueba contundente de la crisis
de la ciencia. En este sentido la proposición de Prigogine de "encontrar coherencia entre
lo que vivimos y lo que somos capaces de pensar",... no entren en antagonismos... a
pesar de la importancia que reviste este planteamiento. Moreno afirma que no existe tal
incoherencia sino desconocimiento de la episteme por parte de Prigogine.
En cuanto a las ciencias Sociales el panorama es más critico porque estas ni
siquiera han terminado de consolidarse, y ya han perdido la credibilidad; ya la vida, no
tiene sentido, ya el sin sentido de la vida ha invadido a la vida misma, no se puede
hablar de libertad, no hay fe en el progreso, no hay realidad permanente, no hay verdad
que buscar, no es posible predecir. La Modernidad ha arrasado con toda posibilidad, la
única verdad arraigada e inamovible es la regla epistémica Sujeto- individuo desde,
donde no se puede promover mas verdad que su existencia por una vía pre-establecida y
hacia un final aparentemente prefijado: El dominio de unos sobre otros.
La postmodernidad se presenta como el caos de la individuación, donde ya no hay
normas colectivas, no existe la solidaridad entre los hombres. El anuncio de la muerte
de Dios, libera completamente al hombre, lo hace responsable absoluto de su vida, ya
no es posible detenerse en la importancia del pasado ni para que preocuparse del futuro,
lo determinante es el Ahora centrado en el mí mismo.
Los discursos postmodernos, no hacen sino reafirmar la modernidad, hacerla mas
clara, evidente, irrefutable.
Pero si la modernidad está en crisis, ¿cuál es la próxima episteme?, a este
planteamiento Moreno responde que no es la Postmodernidad pues, ésta no existe, no es
posible, porque siempre el ahora será lo moderno. De cualquier manera, concluye
Moreno, el problema siempre va a ser el "Ser, el hombre, y al fondo Dios. vivos o
muertos"...
Ante este panorama, parece no quedar más alternativa que asumir como una
necesidad el postulado de Simón Rodríguez "Ha llegado el momento de enseñar a las
gentes a vivir". Esta nueva forma de investigar constituye una posibilidad de
investigación de problemas que antes no eran científicos.