Sie sind auf Seite 1von 3

Estrategias de la empresa

en la minería, generalmente encontramos casos de apoyo asistencialista, como la construcción de


escuelas, bibliotecas, hospitales, entre otros. Obras que si bien son importantes para la
comunidad, solo resuelven sus necesidades de corto plazo. La responsabilidad social empresarial
en la minería comprende una visión de mediano y largo plazo donde se planifica cómo contribuir
al desarrollo económico, social, local, ambiental, laboral, de manera sustentable, vinculándose con
sus empleados, familias y sociedad en general, y donde la operación minera es un miembro más
de la comunidad. En este proceso de planificación es importante entender cuáles son los intereses
de las comunidades y no simplemente pensar qué es lo mejor para ellos. Asimismo, debe ser un
proceso participativo y en el que se explique clara y transparentemente cada posición:
1) Maximizar la rentabilidad de la mina:

Para aumentar la rentabilidad debe maximizarse el rendimiento del proceso productivo;


para ello, las empresas mineras deberán gestionar las operaciones de manera integrada con
visión sobre toda la cadena de valor, tomando decisiones efectivas que busquen óptimos
globales más que beneficios parciales de cada proceso unitario (ej.: carguío, transporte,
chancado, etc.).

Las tecnologías existentes permiten integrar los procesos de gestión y agilizar radicalmente
la toma de decisiones operacional a través del monitoreo en línea y en tiempo real de las
variables clave de los procesos unitarios, pero aún existe un espacio importante de avance
para integrar esa información y tomar decisiones en tiempo real y con visión integrada de
todo el sistema productivo. Avanzar en esta línea requerirá resolver una serie de desafíos
culturales, desarrollar competencias de las personas, modificar estilos de liderazgo y
establecer nuevas prácticas de gestión de operaciones.

2) Optimizar costos:

El costo de compra de bienes y servicios en las empresas mineras representa entre un 60 a


70% del costo total. Muchas empresas mineras enfocan su esfuerzo en negociar precios y
descuidan otros elementos de optimización.

Existen cuatro elementos para reducir su costo total de compras:

1. Establecer una estrategia clara de abastecimiento que relacione las iniciativas de compras
a la estrategia de la compañía y clarifique las expectativas y el desempeño esperado del área
de abastecimiento.

2. Gestionar las categorías de insumos y servicios aplicando sistemáticamente un set de


“palancas” de compra (comerciales, técnicas y de proceso) diferenciadas para reducir el
costo total de compra.

3. Gestionar la base de proveedores para integrar, reducir, y/o desarrollar proveedores.


4. Establecer habilitadores (organización, procesos, personas, infraestructura, indicadores)
para controlar y gestionar las acciones definidas en la estrategia

3) potenciar la gestión del personal:


Ante la alta necesidad y demanda de profesionales y técnicos calificados en la industria, las
empresas mineras deberán establecer una nueva forma de gestionar a las personas con el
fin de apalancar la visión futura del negocio.

El gran cambio pasa por adaptar el sistema de gestión de RR.HH. hacia uno con foco en las
personas, contemplando tanto sus necesidades profesionales como las expectativas de una
mejor calidad de vida. Se deberá, por ejemplo, explorar nuevos sistemas de turnos, operar
y gestionar de manera remota, generar espacios para el emprendimiento y desarrollo
personal, desarrollar sistemas para transmitir el conocimiento del personal con mayor
experiencia hacia nuevos profesionales u otras iniciativas.

4) Mayor seguridad en los equipos.

En la minería, sobre todo en la etapa de producción, se utilizan colosales maquinarias


tanto para la explotación a cielo abierto como subterránea. Grandes camiones fuera de
ruta, por ejemplo, llegan a soportar cargas de hasta 300 toneladas. La innovación
tecnológica, por lo tanto, apunta a que estos equipos sean cada vez más seguros para los
operadores, faciliten su trabajo, se ahorre combustible, sean amigables con el medio
ambiente y colaboren con la productividad de la mina.

Para cumplir con este compromiso, la empresa ha incluido en los nuevos camiones algunos
sistemas de seguridad tales como escaleras diagonales anchas y escaleras de acceso
mecanizado para reducir el riesgo de resbalones y caídas. Asimismo, los camiones cuentan
con un sistema de cámara integrado que proporciona a los operadores una vista
panorámica de sus alrededores. También son destacables los controles de traba y el
servicio al nivel del suelo que apuntan a crear un entorno más seguro para el personal de
mantenimiento.
Otra de las empresas líderes en equipos para la minería es Komatsu, la cual cuenta con
equipos que incluyen sistemas de frenado que exceden las normas, sistemas de retardo
dinámico altamente confiables, cabinas con protección para volcamiento y caída de objetos
(ROPS, FOPS), luces de alta intensidad, pisos y cintas antideslizantes, y puertas de accesos
por ambos costados. También cuenta con el sistema Komtrax Plus, el cual monitorea los
signos vitales de los equipos, permitiendo transmitir señales de control de los componentes
principales por diversas vías, incluyendo la posibilidad de retroalimentar el sistema desde
un punto remoto con acceso a internet, y programar el envío de alertas a dispositivos
móviles. Adicionalmente, todos los equipos vienen implementados con sistemas completos
de alerta en el panel de control, para proteger los sistemas críticos de la ocurrencia de
fallas.
5) Gestionar la empresa como estrategia de negocio:

La sostenibilidad está pasando a ser uno de los aspectos centrales de las estrategias de
negocio, pero el desafío pendiente es la integración y complementariedad de las variables
sociales y ambientales con las variables económicas en los sistemas de planificación y
gestión de las compañías. Será necesario redefinir la forma de entender los intereses y
motivaciones de los grupos de interés, generar nuevas formas de entendimiento en un
nuevo marco de valores que incluya las variables sociales y ambientales, y propiciar el
cambio cultural que requiere la industria minera para avanzar hacia el desempeño
sostenible de largo plazo del negocio y asi poder obtener la máxima ganancia de este