Sie sind auf Seite 1von 4

EL CASO LAVA JATO

BREVE RESUMEN DEL CASO

La prensa brasileña e
internacional asegura que
Lava Jato es la mayor
operación en la lucha contra
la corrupción en la historia
de Brasil. Se han abierto
denuncias contra
empresarios y ex
presidentes Inácio 'Lula' Da
Silva y Dilma Rousseff. El
escándalo también sacude a
Brasil, Perú y toda América
Latina. Y la principal empresa involucrada es Petrobras, la empresa más
grande de Brasil y de América Latina. Actualmente produce cerca de dos
millones y medio de barriles diarios y emplea a 87 mil personas.

La operación denominada Lava Jato comenzó en julio de 2013, cuando la


Policía Federal de Curibita descubrió una operación de lavado de activos de
mediano tamaño.

La red funcionaba de
la siguiente manera:
Petrobras licitaba sus
obras a grandes
empresas de
ingeniería y
construcción de
Brasil, como parte de
un programa
impulsado por el
presidente Lula y su
entonces ministra de
Energía, Dilma
Rousseff, para estimular la creación de empleos en el país. Para favorecer la
contratación de ciertas empresas, la petrolera brasileña pedía sobornos que
rondaban el 3% del presupuesto, que se repartía entre políticos y empresarios.
El dinero era reintroducido al sistema a través de negocios de hoteles,
lavanderías y estaciones de gasolina para ser blanqueado. Luego era
transferido al extranjero, a través de empresas 'fachada', a cuentas en China y
Hong Kong.

Este conjunto de constructoras corrompió a funcionarios de distintos países


para obtener importantes concesiones en toda América Latina. El dinero que se
pagaban en coimas era cargado al costo final de las obras a través de adendas
al contrato original. Ganaba la constructora, ganaba el funcionario corrupto,
perdía el Estado. Parte de ese dinero también era blanqueado a través de la
red montada en Brasil.

Se estima que entre 2004 y 2012, cerca de 8,000 millones de dólares fueron
licuados por esta red criminal que operó en toda América Latina.

En el Perú el caso llegó cuando, el 21 de diciembre de 2016, una corte de


Nueva York anunció que Odebrecht reconoció el pagó en Perú de sobornos por
29 millones de dólares entre 2005 y 2014. Este periodo compromete los
Gobiernos de Alejandro Toledo (2001-2006), Alan García (2006 - 2011) y
Ollanta Humala (2011 - 2006).

Entre las obras bajo


sospecha están el
Gasoducto Sur, el Metro 1
de Lima y la Carretera
Interoceánica. También está
bajo investigación la
constructora Camargo
Correa, que construyó el
tramo 4 de la Interoceánica.
Según la tesis de la Fiscalía,
el dinero que se pagaba
para sobornar funcionarios
gubernamentales se recuperaba con sobrecostos que se sumaban a los
contratos originales. La Fiscalía también sospecha que la constructora
brasileña financió las campañas presidenciales de Keiko Fujimori en 2011 y
2016.

Humala, Fujimori y Aráoz fueron tres de los doce candidatos presidenciales en


las elecciones del 2011, en la que también participó Alejandro Toledo, hoy con
orden de captura por el caso Odebrecht. Aráoz renunció a su candidatura a
mediados de enero del 2011, a tres meses de la votación y con 6% en las
encuestas. El partido liderado por Alan García llegó al día de la votación solo
con candidatos para el Congreso y el Parlamento Andino.

En sus declaraciones a la Justicia, Barata y Odebrecht han coincidido en que la


empresa brasileña aportó 3 millones de dólares a la campaña de Ollanta
Humala. El expresidente ha negado este pago.

ANÁLISIS DEL PROCESO DE LA OPINIÓN PÚBLICA EN EL CASO LAVA


JATO

En primer lugar, se generó un CLIMA DE OPINIÓN basado en el hecho que


muchos peruanos creen que sus dirigentes políticos son corruptos y que, la
mayoría de veces, roban. Este hecho también contribuyó a generar una
OPINION PÚBLICA LATENTE esperando que un caso como Lava Jato
apareciera tarde o temprano. Cuando, en diciembre 2016, hace casi un año, la
corte de Nueva York anuncia la declaración de pago de soborno en el Perú, el
pensamiento del ciudadano común, que sus autoridades son corruptas pero
que no se evidenciaba, se convierte en una OPINION PÚBLICA ACTIVADA ya
que se muestran indicios palpables de los hechos. Pero este hecho genera
opiniones, marchas, artículos, programas informativos, de opinión, reportajes,
etc., que da lugar a la OPINIÓN PÚBLICA MANIFIESTA en donde aparecen los
líderes de opinión. Allí es donde los intereses de las grandes empresas, dueñas
de los principales medios de comunicación, encauzan la opinión. Aun cuando
luego se debe generar una OPINIÓN PÚBLICA EFICAZ, este proceso aun no
llega ya que las autoridades limitan el proceso a tecnicismos legales. Pero el
desencadenante llegará tarde o temprano.

ETAPAS DE LA OPINIÓN PÚBLICA

La tarea principal ahora se desarrollará, era necesario hacer el proceso anterior


para entender el caso.

El caso Lava Jato pasó por todas las fases teóricas:

1. FASE PROBLEMA

La discusión del tema se inició el 2013 cuando el caso se hizo público en


Brasil. La gente consideraba que en algún momento iba a llegar al Perú y
solamente habría que esperar. Las conversaciones de la gente común eran
hacia acusar a presidentes y otros funcionarios, los políticos hacían arreglos
para callar las cosas o escapar.

2. FASE PROPUESTA

La gente empieza a valorar el tema Lava Jato ya que se hace evidente la


participación de Odebrecht y otras empresas en países vecinos. Incluso el
financiamiento de campañas presidenciales. Los rumores y el debate público
aparecen, y, además, nadie sabía qué hacer, los medios son los que
orientaban la opinión. Corrían los años 2014 y 2015.

3. FASE POLÍTICA

Las personas empiezan a usar las redes con más profusión, a favor y en
contra. Aun no llegaban al Perú las declaraciones involucrando políticos
peruanos, pero que ya sabían su participación, por lo que aparecen
editoriales a favor y en contra, editoriales llenando de noticias falsas y
verdaderas, no se sabía cuáles eran y cuáles no. Se generó una postura
social contraria y en espera.

4. FASE PROGRAMÁTICA

Con la llegada de información confirmada de participación de políticos


peruanos en el caso Lava Jato, el público empezó a tomar partido. La
latencia de las sensaciones en contra, se multiplicó entre la gente común,
pero que se contradecía con los titulares de los medios hegemónicos de la
información. Dos grandes grupos peruanos estuvieron en contra uno del otro
por el caso. El Comercio, de intereses de Graña y Montero- socio de
Odebecht, implicado en el caso Lava Jato- y la Republica, pro Toledo.
Apareciendo el Grupo Universal, dueño de Exitosa como el tercero en el
litigio, apoyando a Keiko.

5. FASE DE VALORACIÓN

La opinión pública, actualmente, recibe informaciones todos los días sobre el


caso. Daciones de dinero para campañas políticas, adendas extrañas, etc.,
lo que promueve que la gente siga pensando en la culpabilidad de todos los
involucrados. La prensa sigue machacando a favor y en contra, pero el sentir
ciudadano sigue sintiendo la culpabilidad de todos.