Sie sind auf Seite 1von 2

«Abasi: científico moderno»

1. ¿Qué es la religión? Definiciones operativas.


2. Sobre la esencia de la religión. Su ser.
3. El origen de la religión. Su arché.
4. Crítica de la religión. Función y peligros. Su telos.
5. La experiencia mística: esoterismo y exoterismo. El gran debate.

1. “[…] conjunto de sentimientos suscitados por la irrupción en la vida humana, mental y


emocional, de instancias punitivas y/o tutelares poderosas y enigmáticas ante las cuales
los seres humanos improvisan respuestas, para intentar aplacarlos y superar el espanto
o temor que generan” (Puente Ojea, 2009: 33).

2. La religión se basa en el animismo. Y “[…] el animismo se fundamenta en una falacia


ontológica y epistemológica a la vez” (Puente Ojea, 2009: 36). La primera se refiere a la
existencia de seres extrasomáticos; y la segunda, a la posibilidad de conocer los
misterios de la naturaleza a través de los caprichos de éstos. Esencialmente, la religión
es una ilusión de la mente primitiva del hombre arrastrada hasta nuestros días. Una
secuela de nuestra ignorancia.

3. El origen de la religión (el timo antropológico, en palabras del autor) recae en el animismo,
es decir, en la capacidad noética del hombre de pensar en almas primero y en espíritus
luego. Esta falsa doctrina epistemológica es el germen de toda creencia escatológica.
(Puente Ojea, 2009: 46).

4. La función de la religión es: “[…] desterrar los terrores de la naturaleza, reconciliar (al
hombre) con la crueldad del destino, en particular como se presenta en la muerte, y
resarcir por las penas y privaciones que la convivencia cultural impone” (Freud, 1992:
18). Además de la muerte, para el primitivo, el animismo explica: el sueño y la
contingencia del ser humano frente a la fatalidad genética de los demás animales.

El fin de la religión es desaparecer en favor de la ciencia. Su peligro recae en ralentizar


el progreso cognoscitivo del ser humano, creando falacias irreconciliables con el
pensamiento crítico basado en los hechos y en las pruebas. (Puente Ojea, 2009).

5. El exoterismo es una forma más honesta de religión, ya que no pretende reducirla


elitistamente a unos pocos. El esoterismo, en cambio, es la vertiente más nefasta y falsa
de la religión pues se basa en estados de consciencia alterados en los que el cerebro ha
perdido toda capacidad directora. Y, además, no admite discusión racional; a diferencia
del exoterismo que, aunque filosófica o teológicamente, sí acepta.
Referencia:

Gonzalo Puente Ojea. (2009). La religión, ¡vaya timo! Navarra, España: Editorial Laetoli.

Sigmund Freud. 1992 (1927). El porvenir de una ilusión (vol. 21). Argentina: Amorrortu Editores.