You are on page 1of 5

Jorge Juan Eiroa

Nociones de
Prehistoria general

Arie/ Prehis/OIio
CAPíTULO 16

EL CALCO LíTICO

Los orígenes de la metalurgia en Asia occidental. - Los orígenes de la


metalurgia en Europa. - El Ca1colítico en Oriente Medio y Próximo.
- Los orígenes de la vida urbana. - El Cakolítico en los valles del
Nilo y del Indo. - El Calcolítico en Anatolia.

El término «Calcolítico» es puramente tecnológico, aun cuando el cobre no


desempeñe un papel de importancia hasta una fase de plenitud. pero entre los prehis­
IOriadores define un período en el que los grupos humanos alcanzan un nivel de desa­
rrollo cultural que les permite una utilización más sistemática y diversificada del
medio, una organización social más compleja. en la que se empiezan a vislumbrar
jefaturas políticas y cierto grado de jerarquización o estratificación social que irá au­
mentando y consolidándose con el paso del tiempo, a la vez que se afianza la vida de
poblado con un modelo preurbano o protourbano, aumenta la población, se amplía la
especialización de funciones y se generalizan rasgos comunes de carácter ideológi­
co o religioso. Se trata. pues, más que de una cuestión tecnológica (que también es
importante), de u n nuevo modelo de convivencia y de relación con el medio que.
no obstante. no se origina con rapidez ni de forma generalizada. sino lentamente y
restringido a áreas delimitadas, en las que se observan variantes regionales.
Mientras en el Próximo y Medio Oriente las culturas calcolíticas desembocan
pronto en un modelo de convivencia basado en la vida urbana. propiciando poco des­
pués la aparición de las primeras ciudades-Estado, en Europa el proceso es mucho
más lento y las sociedades complejas no llegarán a elevarse hacia el modelo proto­
urbano hasta bien entrado el [ [ milenio a.e .. configurando comunidades a las que,
con cierto optimismo, podríamos definir como estatales. Este desequilibrio cultural
y cronológico entre Oriente y la mayor parte de Europa dio a las culturas orientales
un carácter referencial que aún hoy no han perdido, aunque hayan sido superadas
en buena medida las ideas difusionistas que hacían proceder de Oriente todas las
innovaciones cullurales que Europa experimentó a partir de fines del IV milenio a.e.
La metalurgia ha sido considerada como uno de los acontecimientos más impor­
tantes entre los avances tecnológicos que el hombre desarrolló para dominar el medio
en que se desenvuelve. La experiencia que a 10 largo de siglos habían acumulado los
alfareros. innovando y transfonnndo los hornos de cocción de cerámica y mejoran-
35 6 NOCIONES DE PREHISTORIA GENERAL EL CALCOLlTICO 357

do el aporte térmico. parece estar en el punto de partida de Ia metalur� ia. aunque. brimiento de la� téc�icas de trabaj ? de los metales fue uno de los momentos más
.
inicialmente, su aparición no supuso un cambio brusco en el sistema de Vida de estos notables de la hlstona de la humanidad. ya que supone el surgimiento de un mundo
"mpoS desde el punto de vista maleria!. ya que las sociedades del Ca1colítico no nuevO en el �ue �odo cambia rápidamente en relación con las etapas anteriores.
debieron ser esencialmente diferenles de las del período anterior. Las aplicaCiones que la fabricación de útiles en metal tuvo en materia de acti­
Es a partir de mediados del IV milenio a.c.. en Europa. cuando se comienzan a �
vidades de su sistencia. especialmente en el terreno agropecuario, son más que no­
producir una serie de circunstancias qut; va� a tener como consecuencia una 1�J.nsfor­ tables y contnbuy�ron a ga�antizar Ia base alimentaria de las poblaciones que. al
. .
mación profunda en el sistema de organización de los grupos humanos. El naCImiento margen de otras CircunstanCias. tuvieron como resultado un considerable aumento
de sociedades urbanas en el Próximo Oriente va a producir una aceleración del cam­ poblacional en los diversos territorios.
bio tecnológico. Desde el punto de "ista arqueológico. es fáci l detectar este cambio El descubrimiento y experimentación de l a metalurgia del cobre pudo producirse
en el campo de la metalurgia con la aparición de nuevas aleaciones de cobre-arsénico en varios lugares de forma independiente. Hasta hace poco se suponía que se había
y la de los moldes bivalvos que favorecen la aparición de nuevos tipos metalúrgicos introducido en el Egeo y Europa balcánica procedente de Anatolia. hacia mediados
más resistentes e innovadores que paulatinamente van sustituyendo a los de cobre. del IV milenio a.c. Hoy, sin embargo. como se ha dicho, estudios recientes ponen de
Estos hallazgos. unidos a la potenciación de la capacidad de tmnsmisión de las nue­ manifiesto que al menos en dos zonas de Europa. los Balcanes y el sur de la península
vas tecnologías y materiales entre sociedades del Próximo Oriente y europeas. van a Ibérica, pudo desarrollarse de forma independiente y autóctona.
contribuir a cambiar el panorama social. económico y político en los siglos siguientes Aunque. en principio. el cobre sólo tuvo un papel decomtivo y de prestigio y
en una gran parte de Europa. apenas supuso unos pocos y ligeros cambios en los utensilios, muy pronto. en el
El marco que proporc iona la emersión de la vida urbana. con todo lo que ello Calcolítico pleno y final. se empezaron a fabricar más instrumentos a la vista de
conlleva de complejidad en las relaciones sociales. es un campo ideal para el desa­ ? �
las ventajas el meta sobre la piedra: el metal era más maleable y no se rompía
.
.
rrollo y afianzamiento de la metalurgia del cobre. ya utilizado en el Neolftico final. fáCilmente; SI el utenSIlio perdía el filo, podía afilarse de nuevo y. en última instancia.
pero cuya práctica se potencia a fines del V milenio en el occidente de Irán y Turquía una vez roto, podía vol ver a fundirse para hacer otro instrumento. Pero el Calcolítico
central con el desarrollo de la fundición del metal en hornos. En Mesopotamia se no es más que el principio de un proceso tecnológico que, en realidad. se desarrolla en
inicia en tomo a 4500 a.C.. y en Egipto aproximadamente en 4200 a.C. el ambiente del Neolítico final. Los verdaderos cambios se perciben un poco después.
Otro aspecto. objeto de discusión entre los especialistas. es si el descubrimiento con la expansión tecnológica de la metalurgia en la Edad del Bronce. de enormes
y experimentación de 1" metalurgia del cobre se produce en una zona y. desde ahí. repercusiones sociales y económicas.
se difunde a otms áreas adyacentes o si. por el contrario. pudo producirse en varios En efecto. cuando se ensayaron las primeras aleaciones de cobre y estaño. el
lugares de forma independiente. Si nos basamos en datos arqueológicos. con datacio­ bronce supuso una verdadera innovación tecnológica que alcanzaría su apogeo en
nes absolutas que los corroboran. cabe afinnar en el "clllal estado de la investigación Europa dumnte el Bronce final. entre 1200 y 750 a.e.. aproximadamente. Todos los
aspecto� de I� vida diaria se vieron afectados. desde las técnicas agrícolas hasta la
que. ,,1 menos en dos zonas de Europa. los Balcanes y el sur de la península Ibérica.
estrategl3 bélica. Pam entonces. los grandes centros de producción distribuían útiles
este proceso pudo desarrollarse de fonna independiente y autónoma.
metálicos de todo tipo por todas las regiones, modificando sensiblemente las for­
Sin embargo. no cabe pensar que el cobre. en un principio. modificara signi­
mas de explotación del medio. mientras en Oriente. Anatolia y las costas del Medi.
ficativamente los modelos económicos de estos grupos sociales; simplemente pudo
desempeñar un papel decoralivo y de prestigio que apenas supuso cambios con res·

terr neo oriental el hierro. que se utilizaba esporádicamente desde 2000 a.e. en Asia
OCCIdental. comenzó a sustituir al bronce. Entre 1500 y 600 a.c. el uso del hierro
pecto a los útiles líticos. Ya en pleno Calcolítico y sobre todo al final del período. se
se extendió por casi todas fas regiones y. debido
comienzan a valorar las ventajas que supone la aplicación de este metal en la elaba­ a su abundancia y al conocimien­
to de I tecnología adecuada para trabajarl a
mción de útiles. dadas las cualidades que presenta respecto a los materiales líticos. � o. él tuvieron acceso todas las capas de
POblaCIón. convirtiéndose en un elemento imprescindible en la vida diaria.
especialmente su maleabilidad y capacidad de reamortización. Pero esto no es más
El acceso a las aleaciones y a la forja elel hierro dependió. sin duda. de la ca­
que un avance tecnológico muy concreto. ya que las grandes transformaciones están .
paCida

por llegar con la expansión tecnológica que se produce en la Edad del Bronce. de d tecnológica para obtener las alt:ls temperaturas que para ello se requerían:
ás de I .OCIO oC para el cobre y más ele 1 .500 oC para el hierro. Ambas pudieron
enormes repercusiones sociales. políticas y económicas.
r o �enerse a panir
Podemos decir que después de dominarse la metalurgia ya nada volvió a � de los hornos de ceramistas. mediante la inclusión ele sistemas de
OXigenación del foco calorífico
como ames. Su aplicación a la fabricación de herramientas. armas y útiles de todo ti­ y el perfeccionamiento de sus estructuras. Como se


ve, n avance tecnológico
po transformó el modo de explotación del medio natural. variando las prácticas hasta � propiciaba otros. en una cadena lógica de causa-efecto. a
ves de la experimentación y la observación. En la Europa céltica de La Téne gala
entonces empleadas: las técnicas agropecuarias. el transporte. la construcción. la es­
trategia bélica. el comercio... Todas las acth'idades de la vida cotidiana requerían del �
os erreros llegaron a idear formas ingeniosas de _soldadura_ de láminas de hierro
uso del metal. de tal form:. que surgen personas especializadas en los ..secretos- de medIante la unión de tiras de metal dulce al rojo vivo. o a fabricar fíbulas mediante la
su obtenciÓn y IrJ.nsformaciÓn. que rápidamente alcanzaron una alta consideración técnica del estampado al rojo vivo. de tal manera que parecían fundidas en moldes.
social dentro del grupo. Parece evidente que la Edad de los Metales. con el descu-
358 NOCIONES DE t>�EIIISTORIA GENERAL ELCALCOLÍTICO

técnica que aún se t:lrdaría .... iglos en practicar. Por enlOnces, el hierro ya era de u�o guerrJ. o con siervos o esclavos ... : la civilización mejoraba el nivel de vida del
grupc
común en la sociedad céhica. pero había que pagar determinados tributos sociales o espirituales. que en pri ncipi
Las repercusiones que la metalurgia tuvo en e l resto de las actividades humanas parecían inevitables y de los que no sabemos si los dirigentes eran o no conscie

nt
fueron enormes. Modificaron las lécnicas agropecuarias. el transporte. la construc_ La Edad del Bronc e es el trampolín desde el que saltan r � elevan los logros técnic
, o¡
ción. la estrategia bélica. el comercio .... ya que. desde entonces. no eran concebibles . .
el progreso. el desarrollo socwl. pero tambIén es el pnnc[p[o de una compleja ctan
el progreso y la explotación del medio sin los metales. Herramientas. armas. amdos. de conflictos entre grupos. de movimientos de pueblos y de despotismos est:[tales.
carros. barcos. casas... requerían melal. de forma que la metalurgia se hizo imprescin_ Puede parecer que la evolución de las sociedades humanas es una gloriosa
ma:
dible en cada grupo. que comaba con especialistas y les otorgaba notoriedad social. cha hacia el progreso a través de la historia. Pero. detrás de esa indudable gloria. ha
Podemos afirmar que el descubrimiento de las técnicas de trabajo de los metales fue también aspectos de fondo menos gloriosos que podrían pasar desapercibidos para (
uno de los avances tecnológicos más importantes en la historia de la humanid:ld. observador. si no fuese porque sus protagonistas eran también seres humanos.
Llama la atención la similitud entre los procesos evolutivos de áreas muy aleja­ De las aldeas neolíticas de carácter esencialmente agropecuario. en las que e
das entre sf y sin posible contacto enlre ellas. El proceso cultural americano. tanto en prácticamente imposible apreciar laS premisas fundamentales para que exista un
Mesoamérica como en América del Sur (área andina), teniendo notables diferencia� \'erdadem vida urbana. a las primeras ciudades en las que se centraliL:lban :[ctiv
en aspectos ambientales. tecnológicos o de recursos. desemboca. a la postre. en so­ dades de diversa índole y en las que ya podemos ver un modelo de vida urban
luciones semejantes para problemas semejantes. En América. partiendo de una base desarrollado. hay sólo un p:ISO. pero tan difícil de definir que es el punto crucial en I
neolítica en la que el hombre comprende las limitaciones del medio y aprende a Uli­ discusión actual de los especialistas. Llegar a saber cuáles fueron los motivos qu
lizarlo. se produce un proceso de sedentarización que culminará con la aparición de provocaron tan rápidos cambios. cuáles las condiciones previas. los mecanismo
centros ceremoniales, en los que una minoría de dirigentes que se dicen vinculados que promovieron las lransfonnaciones administrativas, cómo y por qué apareció �
al poder divino orientan la explotación del medio. tras haberse hecho con el con­ Estado y su complicada maquinaria de control. cuándo las categorías sociales.... e
trol de un calendario esencialmente agrícola y de la organización social. apoyados fin. cuándo la ciudad deja atr.ís la aldea agrícola y se conviene en un «centro urbano�
La militar que los respalda. Exactamente igual que en los denominados
en una fuer es el principal objetivo de nuestra atención. ya que en el marco de la vida urbana s
_despotismos orientales_ del Viejo Mundo. desarrollarán las actividades especializadas y los artesanos. verdaderos innovadore
En el ámbito europeo. sin embargo. prevalece la diversidad. dentro de estructu­ de todos los aspectos tecnológicos y. en fin. en s u seno y a su amparo nacer.í el cm
ras que siempre tienen rasgos comunes. Desde e l mundo micénico de la plenitud de brión de la ciencia.
la Edad del Bronce griega. que parece imitar los modelos orientales. hasta los grupos A veces es difícil llegar a saber qué orden de sucesión tuvieron los aconteci
de la Europa interior. dirigidos por clases nobles de guerreros e n las que no se aprecia mientos: si fue antes la escritura que la burocracia. o si fue l a burOCr.tcia la que
una cohesión política que pudiera afectar a extensos territorios. hay toda una gama de como elemento de control. generó la escritura. Muchas preguntas como ésta penna
modelos sociales y estructuras políticas que se adaptan a las fonnas de producción. necen aún sin respuesta definitiva (y quizás nunca la tengan), ya que a la dificultad d·
al ambiente territorial o a las actividades predominantes. guardando entre sí nowbles su análisis debe añadirse el que el proceso no fue igual en todas partes ni aconteeióel
coincidencias. fruto de innuencias culturales comunes o de connotaciones étnicas. el mismo momento. y al ser un hecho plural y diacrónico. los problemas adquieren .
Las tumbas de jefes. repanidas por toda la Europa de la Edad de los Metales. noS �­ veces una panicular dificultad que tiene mucho que \ier con las áreas geográficas. COI
velan señoríos personales. familiares o de clanes, que se repartían por todas partes. SIO la situación de los núcleos difusores y receptores y con factores detcrminantes de 10
que tengamos. hasta finales de la Edad del Hierro. muchos puntos de apoyo panl po­ do tipo. Mientras en el norte de Mesopotamia. en Tell STOCk y en los niveles V-IV dI
der saber qué tipo de relaciones tenían entre sí o si compartían ideologías o intereses. Uruk. aparecen los primeros textos e�ritos. en forma de tablillas pictográficas que SI
Es evidente que la Edad de los Metales es e l nacimiento de un mundo nuevo', en usaban para cuentas comerciales. hacia 3250 a,e .. en España y todo el Occidente eu
el que todo cambi:1 rápidamente. Sin embargo. no todo fueron beneficios. T� [� blén

ropeo. por ejemplo. se desarroJ laba el final del Neolítico, con poblaciones que vivía[
hubo aspectos negativos: la vida en comunidad y la seguridad alimentaria in�[dlC[,O un género de vida muy :llejado de la prosperid:ld oriental y. desde luego. totalmenh
en el aumento de la población y. en consecuencia. había más bocas que ah mentar. ágrafas. Estas difcrencias culturales marcan la complejidad analítica de la etapa. dI
.
la organización de los grupos fue definiendo territorios. pero también connlclOS de tal manera que es prácticamente imposible esbozar un panorama general sin tener e[
fronteras o de áreas de innuencias: los excedentes de producción de alimentoS Y Cuenta esta diversidad cultural.
de bienes de consumo propiciaron el comercio. pero también la codicia de quienes El hecho es que. cuando se ocuparon las tierrJ.s de la Baja Mesopotamia. co
poseían menos: la naciente organización estatal propició un militarismo como fuerza menzaron a desarrollarse Jos primeros gmndes centros de población. en los que la�
disuasoria en la que apoyarse. pero también propició una tendencia al conflicto entre características más destacadas eran: la creciente complejidad social. la provisión dt
Estados: la metalurgia solucionó numerosos problemas técnicos a la agricultura. la servicios. la producción alimentaria concentrada y con excedentes de producción
ganadería. los oficios. la vida diaria. pero también dotó de armas más mortífer� 5 a los la redistribución de esa producción. comercio. mercados. gobierno. clase dirigente
contendientes: las obr.ts públicas aportaron beneficios indudables a 1:[5 comumdadcs. e��r.ttificación social. especialización de funciones. artesanado. aumento de la pobla
pero necesitaban abund:lIlte mano de obra que a veces se aportaba con prisioneros de Clono etc.
EL CALCOLmco 36
360 NOCIONES DE !'REIIISTORIA GENERAL

Poco después de 4()(X) a.e" las primeras ciudades empiezan a crecer en las Ua· mo de los primeros cemros metalúrgicos del área póntica. como Kalinkaya. Kure. Y¡
prakli, Girasun y Murgul l. Poco después. a finales del v milenio e inicios del IV a.e
nums de las cuencas del Tigris y Éufrates. dotadas de un rico suelo agrícola y a?ua
. ya se explotaban varias minas de cobre en Irán y el mineral era manipulado en homc
abundante. Luego. el fenómeno apareció en Egipto. valle del Indo. Chma y A �én� a.
metalúrgicos en centros mesopotámicos y del Kurdistán, como Seh-Gabi. Tel-i-Ibli
Es el nacimiento de la civilización. en el marco de un acelerado proceso hlstónco
(Kernan) y Ghabristán (Qazvin). El trabajo del cobre por martilleo y fundición e
que no podríamos elllender sin conocer los pasos previos del Neolítico. con todos sus
moldes está bien documentado a lo largo del IV milenio a.e. en centros como Te¡:
avances sociales y tecnológicos.
Sialk, Gabristán. Tepe Hissar y. poco después. Susa.
Es fácil deducir el papel que la tecnología desempeñó en e� ta aventura h.umana.
Más al oeste, en tierras de Pakistán. hacia 4000 a.e. se fundían objetos de cobt
Sobre la base tecnológica que el Neolítico había desarrollado. onentada esenc�almen­
. en Mehrgarh y poco después esta tecnología estaba difundida por diversos centros d
te hacia la obtención de alimentos y bienestar, se asientan nuevos descubnml �n!os e la región, hasta el none de la India, donde llegará a su madurez con la civilizació
invenciones. ya con una orientación diversificada que pretendía atend� r a dlstmtos
. del Indo, en centros protourbanos como Mohenjo-Daro y Harappa.
aspectoS de la vida diaria en comunidad: vivienda. transporte. prodUCCión �e bienes
En la franja costera sirio-palestina el cobre se trabajaba en Tinna (Israel). dond
de consumo. defensa... Así. la vida urbana es a la vez efecto y consecuencia de sus existían minas de cobre y hornos de fundición en el IV milenio a.c., así como en Wa(
propias innovaciones. en un marco propicio rara que los especialistas y artesanos Arabah (Jordania) desde mediados del IV milenio a.e. Los centros de producción m�
desarrollasen su creatividad, al amparo de la CIUdad. conocidos de esta época fueron Tell Abu Matar y Beir Safadi (Jordania). donde en le
Pero la indudable magnitud del fenómeno urbano no debe llevamos a imáge� es
hornos de fundición de mediados del IV milenio a.c. se usaban crisoles y moldes poli
históricas engañosas. Serfa absurdo imaginar una Edad del Bronce plagada �e CIU·
elaborar cinceles, hachas. alfileres y objetos de adorno. De esta época es el depósit
dades cuando la realidad em bien distinta: había gmndes centros de poblaCión. en o tesoro de Nahal Mishmar. que contenf.. 4 1 6 piezas metálicas.
regio�es avanzadas. que centralizaban una activid?d extraordinaria. pero la inmen­
. Esta primitiva metalurgia del cobre. muy vinculada a la aparición de la �rimet
sa mayoría de la población era rural, basaba su vld� en !a explotaCión agropecu?­
orfebrería. ha sido denominada por Cyril Stanley Smith como la «metalurgia de I
ria y vivía en pequeños caseríos, granjas o aldeas dlsemmadas por todo el amplio
. . bisutería», al considerar que la mayor pane de las primeras piezas metálicas tenía
temtono. una función decorativa, como elementos de prestigio para quienes las poseían. sostE
No es casual que el inicio de este proceso coincida con el desarrollo de la meta­ niendo la idea de que el origen de la metalurgia estuvo en las artes decorativas par
lurgia del cobre. cuyas propiedades se descubrieron en pleno Neolítico final. La Edad cubrir necesidades estéticas y de prestigio personal en el seno de sociedades en l�
del Cobre o Calcolítico. que en el occidente de Irán y Turquía central y oriental se que se iniciaban las diferencias sociales.
inicia a fines del V milenio con la práctica de la fundición del metal en hornos. es En los valles de Mesopotamia la metalurgia del cobre es un poco más tardío
la culminación de una fase experimental que cambiará muy pronto aspectos funda­
como dijo y. Go�don �� IIde, «�I
. apareciendo en Tell Halaf y consolidándose después ya en las fases de El Obeid
mentales en la explotación del medio y supondrá. Uruk, en sus fases protourbanas.
salto más dramático en la historia de la humanidad_ o En Mesopotamla se IIlICI3 . haCia
500 a.e. y un poco más tarde. hacia 4200 a.e., en Egipto.
Los orígenes de la metalurgia en Europa
Los orígenes de la metalurgia en Asia occidental Aunque se pensaba que 1.. metalurgia del cobre había llegado hasta Euro�a
través de centros difusores de su tecnología desde el Próximo Oriente. Anat?ha
Aunque la primera utilización del cobre está doc umentada desde el
VII milenio a.C. en yacimientos del pleno Neolítico de Anatolla.
. . la región del Ponto. el conocimientos de diversos centros en Bulgaria y Serb13 p:.
en realidad se tra­ recen indicar que la metalurgia del cobre y el trabajo del oro pudieron desarrolla�s
ta de pequeños objetos de cobre nativo trabajados con la técnica del manill.ad? por de foma independiente en el seno de las culturas locales del tV milenio a.c., COI�
lo que no cabe hablar de una auténtica metalurgia del cobre, ya que no extstlll � na cidiendo con el proceso de complejidad social que conduciría. poco después. hacl
técnica adecuada para la fundición del metal mediante el suficiente apone térmiCO el desarrollo de entidades culturales que también podemos considerar preurbanas
ue sólo podía proporcionar un horno de fundición capaz de superar la temperalU� protourbanas.
ra adecuada. Estamos. más bien, ante la utilización de pequeños objetos de adorno Los grupos culturales del IV milenio a.e. de Vinca y Gumelnitsa ya pueden Sf
o prestigio, elaborados a panir de fragmentos minerales de cobre nativo trabaja�o considerados caleolíticos. Durante el desarrollo de las fases Karanovo VI y Gume
con la técnica más simple que. por otra pane. no tuvieron cominuidad después SIIl nitsa se comenzaron a explotar las minas de cobre de Ai Bunar (Stara Zagora. Bul
:
embargo. recientes estudios de los materiales de cobre de <;atal Hüyük (Anatolla) y garia), hacia 3600 a.C. Las minas eran 1 I pozos de unos 20 m de profundidad.. d
Yarin Tepe (none de Mesopotamia) hacen suponer que las técnicas a�ecuadas paf'J los que se extraía la calcopirita mediante el uso de mazos de minero. tensilio
. �
la reducción del cobre podían ser conocidas desde finales del VII mileniO a.e. . de asta de ciervo y la aplicación de fuego para provocar un choque téomco y h�
Las primems evidencias de una auténtica metalurgia del cobre datan de � v ":, lle­ cer que el mineral se resquebmjase y desprendiera de la roca madre. Durante las fase
nio a.e.. de centros situados entre Irán y Anatolia. como Can Hasan y Ergam. aSI ca-