Sie sind auf Seite 1von 3

Es de la doctrina de la represión de donde traemos el concepto de lo inconsciente

Lo inconsciente no coincide con lo reprimido pero todo reprimido es inconciente

existen dos tipos de icc desde el sentido descriptivo el latente susceptible de conciencia y lo
reprimido en sí y sin más es insusceptible de conciencia., pero en el dinámico solo hay un icc
Preconsciente a lo latente
Inconsciente a lo reprimido
El preconsciente está mucho más cerca de la conciencia que el inconsciente.
el concepto del yo: es la organización coherente de los procesos anímicos de la persona y tiene
como función controlar la motilidad de la descarga de excitaciones en el mundo exterior, en la
noche, aunque se va a dormir sigue ejerciendo la censura onírica
Hay un yo que no es equiparable con la conciencia, sino que parte del yo es icc por lo que ya no
es el conflicto entre el Icc y lo Cc, el conflicto es entre el yo cc y la parte icc del yo
¿Cómo algo deviene conciente? ¿Cómo algo deviene preconciente?
la conciencia está ubicada en la superficie del aparato anímico en un sentido funcional y anatómico
porque la conciencia tiene que ver con la corteza cerebral. Freud explica que a la conciencia llegan
percepciones de dos lados del mundo exterior las percepciones sensoriales y de adentro lo que
llamamos sentimientos sensaciones.
Freud hace una distinción entre un pensamiento ICC y un pensamiento PRCC es que en la primera
se consuma en algún material que permanece no conocido mientras que en la segunda se añade la
conexión con representación palabra. Es decir, un pensamiento ICC es una representación cosa
mientras que un pensamiento preconciente es una representación palabra este enlace con las
palabras es lo que permitirá que algo venga conciente o preconciente.
Todo lo que llega de la conciencia una vez fue percepción cc, excepto los sentimientos, lo que
desde adentro quiere devenir cc tiene que intentar trasponerse en percepciones exteriores.
Mediante el enlazase con la representación palabra la misma que tiene la función de hacer devenir
los procesos anímicos internos en concientes.
La representación palabra: son restos mnémicos una vez fueron percepciones y como todos los
restos mnémicos pueden devenir conscientes. Son mediaciones y por estas representaciones
palabra es que los procesos de pensamiento internos son convertidos en percepciones
EDIFICACION DE LA REPRESENTACION DEL YO
El yo parte de su núcleo que es el sistema Percepción y abraza primero al preconcinete que se
apoya en los restos mnémicos y que luego tiene también una parte inconsciente. El ello es la
continuación del yo que se comporta como inconsciente.
Ello es lo no conocido e inconciente, es la superficie en la que se asienta el yo que de hecho es la
parte del ello afectada por el mundo externo y que lo reprimido es una parte del ello dice que lo
reprimido es separado tajantemente del yo por medio de la represión y que se comunica con el yo
a través del ello hay una distinción entre lo que esta reprimido y es el ello que parece ser una
continuación del yo en el inconciente.
La percepción ocupa el mismo papel en el yo, que la pulsión ocupa en el ello. El yo tiene que lidiar
con las exigencias del mundo exterior y el ello con las exigencias de las pulsiones.
El yo es esencialmente cuerpo-esencia.
Representación del yo
El yo tiene un parte conciente y otra inconciente
El yo parte de su núcleo que es el sistema P y abraza primero al Prcc que se apuntala en los restos
mnémicos. El ello lo no conocido e inconciente, es la superficie en la que se asienta el yo el cual
no está separado tajantemente de ello, ya que confluye hacia abajo con el ello
La función del yo es el del gobernar los accesos a la motilidad
Escesencia cuerpo
El yo y súper yo

Cuando se pierde un objeto este se erige en el yo, es decir, que la investidura libidinal del objeto
va a ser relevada por identificación. Tiene un papel importante en la constitución del carácter del
yo
En la etapa oral es imposible distinguir entre investidura de objeto e identificación entonces cuando
un objeto sexual es resignado se produce una alteración en el yo si se vuelve a construir este objeto
dentro del yo siendo esta la única forma como el ello puede resignar sus objetos, es la estrategia
que tiene el yo para dominar al ello y decirle (mira puedes amarme también a mí; que soy parecido
al objeto).
El carácter del yo es una sedimentación de las investiduras de objeto resignadas, contiene la
historia de estas elecciones de objeto.
Las primeras identificaciones son con los progenitores y tienen un lugar especial en el psiquismo
y se caracterizan por ser universales y duraderas. Estas identificaciones se dan de acuerdo con el
resultado del complejo de Edipo y su sepultamente. Tras esto se produce la sedimentación en el
yo que consiste en el establecimiento de estas dos identificaciones del padre y la madre, unificadas
de alguna manera entre sí. Esta identificación primaria tiene un lugar especial que se contrapone
al resto de yo y se lo conoce como ideal o súper yo, pero el súper yo no es simplemente un residuo
de las primeras elecciones de objeto, sino que también tiene valor direccional esta identificación
es también una formación reactiva de doble faz por un lado debes ser como el padre, pero también
no te esta permitido ser como el padre, esta doble faz del ideal de yo deriva del hecho de ser
heredero del complejo de Edipo, y así el súper yo es el lugar de expresión de las más potentes
mocines y los más importantes destinos libidinales. Mediante su intuición es como el yo domina
el complejo de Edipo y simultáneamente se somete al ello. El yo representante del mundo exterior
y el súper yo abogado del ello. Esto se entiende los conflictos que tenía el yo con las investiduras
del objeto del ello se continúan con su heredero el súper yo y lo que dice es que si el yo no logro
dominar las investiduras libidinales lo logra con el súper yo ya que se constituye como lo contrario
del ello aquello que esta reprimido se va a erguir en el súper yo como lo contrario.
El yo deviene en representante