You are on page 1of 43

Centro de Capacitación y Gestión Judicial

“Dr. Mario Dei Castelli”

ACTOS PROCESALES: Concepto, Lugar de realización de los actos. El


tiempo: plazo y término; modo de computarlo.

PROCESO: Conjunto de actos procesales que realizan las partes, el juez o


terceros vinculados en el proceso en orden sucesivo donde cada uno es
consecuencia del anterior y antecedente del que le sigue.

ACTO PROCESAL:
Concepto: Son actos procesales los hechos voluntarios que tienen por
efecto directo e inmediato la constitución, el desenvolvimiento o la extinción
del proceso, sea que precedan de las partes o de sus auxiliares; del órgano
judicial o de sus auxiliares; o de terceros vinculados a aquél con motivo de
una designación, citación o requerimientos destinados al cumplimiento de
una función determinada.
Otros conceptos:
“Serie sucesiva de actos tenientes a la declaración del derecho y a su
ejecución”. Fassi.
“Los hechos humanos (actos) voluntarios lícitos que tienen por fin
producir efectos jurídicos tendientes en última instancia a obtener una
decisión judicial sobre una cuestión jurídica particular y a realizar para
tal fin, como intermedio, el proceso”. Falcón
Como todos los actos jurídicos, los actos procesales constituyen
manifestaciones voluntarias de quienes los cumplen. En tal circunstancia
reside su diferencia respecto de los hechos procesales, que se encuentran,
frente a aquéllos, en relación de género a especie, y a los que cabe definir
como todos los sucesos o acontecimientos susceptibles de producir, sobre el
proceso, los efectos antes mencionados (ej. todo acontecer susceptible de
influir en el proceso. Muerte de un litigante, testigo falta a su audiencia,
destrucción de una pieza procesal).

Curso para Ingresantes al Poder Judicial de la Prov. de Mnes.– Fuero Civil, Comercial y de Familia –
Capacitadora: Dra. Daniela Pedersen – Juzgado Civil y Comercial Nº 2
Centro de Capacitación y Gestión Judicial
“Dr. Mario Dei Castelli”

Clasificación:
1. Según de quien emanen:
Del juez o tribunal
De las partes
De terceros testigos auxiliares

2. Según su ubicación cronológica: Entendiendo al proceso como una


consecuencia cronológica, se observa que tiene un comienzo, un desarrollo
y un final. De allí que resulte distinguir entre actos procesales de iniciación,
de desarrollo y de conclusión o terminación.
Introducción, postulación o iniciación
De prueba
De conclusión
De impugnación y revisión Recursos.
De ejecución.
De cautelaridad

a) Son actos de iniciación aquéllos que tienen por finalidad dar comienzo
a un proceso. En el proceso civil el acto típico de iniciación procesal
se halla constituido por la demanda, aunque a título excepcional,
aquél puede comenzare con el cumplimiento de ciertas diligencias
preliminares.

b) Los actos de desarrollo son aquéllos que, una vez producida la


iniciación del proceso, propenden a su desenvolvimiento ulterior hasta
conducirlo a su etapa final. Aquí cabe distinguir entre actos de
instrucción y de dirección.

2 a) Los actos de instrucción implican el cumplimiento de dos tipos de


actividades. Por un lado, en efecto, es preciso que las partes
introduzcan o incorporen al proceso los datos de hecho y de derecho
involucrados en el conflicto determinante de la pretensión (alegación),
Curso para Ingresantes al Poder Judicial de la Prov. de Mnes.– Fuero Civil, Comercial y de Familia –
Capacitadora: Dra. Daniela Pedersen – Juzgado Civil y Comercial Nº 2
Centro de Capacitación y Gestión Judicial
“Dr. Mario Dei Castelli”

y, por otro lado, se impone la necesidad de comprobar la exactitud de


tales datos (prueba).

2 b) Los actos de dirección pueden a su vez subdividirse en actos de


ordenación, de comunicación o transmisión, de documentación o
cautelares.
2 b i) Son actos de ordenación los que tienden a encauzar el proceso
a través de sus diversas etapas. En esta categoría cabe diferenciar
tres tipos de actos: de impulso, de resolución o decisión y de
impugnación.
2 b i 1) Son actos de impulso aquéllos que, una vez iniciado el
proceso, tienden a hacerlo avanzar a través de las diversas etapas
que lo integran.

2 b i 2) Los actos de resolución son los que tienen por objeto proveer
las peticiones formuladas por las partes durante el curso del proceso
o adoptar, de oficio, las medidas adecuadas al trámite de éste o a la
conducta asumida por las partes.

2 b i 3) Son actos de impugnación, por último, aquéllos que tienden a


obtener la sustitución de una resolución judicial por otra que la
reformule, anule, rectifique o integre, o a lograr la invalidación de uno
o más actos procesales defectuosos. Así serían actos típicos de
impugnación los recursos y el incidente de nulidad.

2 b i i ) Los actos de comunicación o transmisión son los que tienen


por finalidad poner en conocimiento de las partes, de los terceros o de
funcionarios judiciales o administrativos, una petición formulada en el
proceso o el contenido de una resolución judicial. Algunos de estos
actos, como las resoluciones que disponen traslados, vistas o
intimaciones, incumben a los jueces y, excepcionalmente a los
secretarios. Otros, que son consecuencias de aquellas resoluciones,

Curso para Ingresantes al Poder Judicial de la Prov. de Mnes.– Fuero Civil, Comercial y de Familia –
Capacitadora: Dra. Daniela Pedersen – Juzgado Civil y Comercial Nº 2
Centro de Capacitación y Gestión Judicial
“Dr. Mario Dei Castelli”

competen al órgano judicial o a los auxiliares de éste (oficiales de


justicia y ujieres) o de las partes (letrados patrocinantes).

b i i i ) Son actos de documentación aquéllos cuya finalidad consiste


en la formación material de los expedientes a través de la
incorporación ordenada de los escritos y documentos presentados por
las partes o remitidos por terceros; en dejar constancia en los
expedientes mediante actas, de las declaraciones verbales emitidas
en el curso de las audiencias o en oportunidad de realizarse otros
actos procesales que permiten esa forma de expresión (notificaciones
e interposición del recurso de apelación) y, finalmente en la
expedición de certificados o testimonios de determinadas piezas del
expediente. El cumplimiento de este tipo de actos corresponde, como
principio general, a los secretarios, y excepcionalmente a los oficiales
primeros.

2 b iiii) Los actos cautelares son los que tienden a asegurar


preventivamente el efectivo cumplimiento de la decisión judicial
definitiva. Se disponen mediante actos de resolución y su ejecución
incumbe a los auxiliares del órgano (oficiales notificadores, oficiales
de justicia y ujieres).

c) Por último constituyen actos de conclusión, aquéllos que tienen por


objeto dar fin al proceso.

El acto normal de conclusión de todo proceso está representado por


la sentencia definitiva, aunque los procesos de ejecución ofrecen la
variante de que aquel acto debe complementarse con una actividad
procesal ulterior que culmina con la entrega o transformación de los
bienes embargados.

También existen los actos anormales de conclusión, los cuales


pueden provenir de declaraciones de voluntad formuladas por una o
ambas partes (allanamiento, desistimiento, transacción y conciliación)
Curso para Ingresantes al Poder Judicial de la Prov. de Mnes.– Fuero Civil, Comercial y de Familia –
Capacitadora: Dra. Daniela Pedersen – Juzgado Civil y Comercial Nº 2
Centro de Capacitación y Gestión Judicial
“Dr. Mario Dei Castelli”

o ser la consecuencia de un hecho, como es el transcurso de ciertos


plazos de inactividad, a los que la ley atribuye efectos extintivos sobre
el proceso (caducidad de la instancia).

Requisitos
Generales:
Voluntad: expresa, tácita, manifiesta o presumida por la ley.
Aptitud: hace a la legitimación y a la oportunidad procesal. No
sólo si la parte puede hacerlo sino en el momento (Cadena de actos)
Idoneidad: conseguir la decisión, hace a la eficacia del acto.
Forma: la exteriorización correcta del acto.
Oportunidad: cada acto tiene su lugar y no otro dentro del
proceso.
Posibilidad Jurídica: permitido por la ley.

Especiales:
Algunos actos requieren elementos especiales.
Ej: juez requieren la competencia del mismo.
Las partes, su capacidad procesal. Menores en juicio laboral.

Elementos
Tres son los elementos del acto procesal: los sujetos, el objeto y la actividad
que involucra. Este último elemento se descompone, a su vez, en tres
dimensiones: de lugar, de tiempo y de forma.

1. Sujetos
2. Objeto
3. Actividad Lugar
Tiempo
Forma.
Sujetos
Órgano: tiene el deber de actuar.
Curso para Ingresantes al Poder Judicial de la Prov. de Mnes.– Fuero Civil, Comercial y de Familia –
Capacitadora: Dra. Daniela Pedersen – Juzgado Civil y Comercial Nº 2
Centro de Capacitación y Gestión Judicial
“Dr. Mario Dei Castelli”

Partes: tienen la carga de actuar. Si no actúan pierden.


Terceros: carga pública con sanción.

Pueden ser sujetos de los actos procesales las partes (o peticionarios), el


órgano judicial (o arbitral) o sus auxiliares y los terceros directamente
vinculados al proceso.

Cada uno tiene diferentes importancias: mientras el órgano judicial y sus


auxiliares cumplen sus actividades en ejercicio de un deber de oficio que
tienen hacia el Estado y también hacia los litigantes, los actos de las partes y
peticionarios responden a la libre determinación de éstas, que no se hallan
sujetas, como principio, a deber alguno, sino a cargas instituidas en su
propio interés. Cuando los actos de los terceros responden al cumplimiento
de una carga pública, la actuación personal de aquéllos resulta
substancialmente equiparable a la de los órganos o a la de los auxiliares
permanentes.

Para que el acto procesal produzca sus efectos normales es necesario, por
lo pronto, que el sujeto que lo realiza tenga aptitud para ello: el órgano debe
ser competente, y las partes y peticionarios (o sus representantes),
procesalmente capaces.

Aparte de la aptitud, constituye requisito subjetivo del acto procesal la


voluntad, pues aquél comporta una expresión voluntaria de quien lo realiza.
La doctrina más generalizada señala que el requisito de la voluntad no
juega, en los actos procesales, la misma función que en los actos jurídicos
del derecho privado. Ocurre, que mientras en estos últimos la voluntad del
sujeto determina directamente la producción de efectos jurídicos, los actos
procesales producen efectos en la medida en que se hayan cumplido, a su
respecto, los requisitos prescritos por la ley, con prescindencia de las
motivaciones internas del sujeto de quien proceden. Aunque con exclusiva
referencia a las partes y peticionarios, constituye requisito subjetivo del acto

Curso para Ingresantes al Poder Judicial de la Prov. de Mnes.– Fuero Civil, Comercial y de Familia –
Capacitadora: Dra. Daniela Pedersen – Juzgado Civil y Comercial Nº 2
Centro de Capacitación y Gestión Judicial
“Dr. Mario Dei Castelli”

procesal el interés que determina su cumplimiento. No concurrirá tal


requisito, por ejemplo, respecto de la parte o peticionario que impugnase una
actuación o resolución que la beneficie.

Actos del órgano jurisdiccional


Reglamentación o instrucción del proceso, resoluciones, actos
documentación, de transmisión, de inspección, sentencias.

Actos de los auxiliares de justicia


Diligencia de cédulas, pericias, aceptación de cargos (martillero) realización
de subastas

Actos de terceros
Testigos. No están involucrados en el expediente pero su conducta influye
en éste.

Objeto
b) El objeto es la materia sobre la cual el acto procesal recae. Dicho objeto
debe ser: 1º) idóneo, o sea apto para lograr la finalidad pretendida por quien
lo realiza - carecería de este requisito, por ejemplo el reconocimiento judicial
requerido para probar un hecho que no haya dejado rastro alguno - ; y 2º)
jurídicamente posible, es decir no prohibido por la ley.

Es la materia sobre la que versa el acto


Cosas: embargo
Persona: guarda para adopción, citación.
Hechos: prueba
El acto debe ser idóneo para su objeto y jurídicamente posible
Actividad procesal.

Curso para Ingresantes al Poder Judicial de la Prov. de Mnes.– Fuero Civil, Comercial y de Familia –
Capacitadora: Dra. Daniela Pedersen – Juzgado Civil y Comercial Nº 2
Centro de Capacitación y Gestión Judicial
“Dr. Mario Dei Castelli”

Es el obrar de los sujetos e intervinientes procesales realizando el conjunto


de actos que de manera coordinada y sistemática se desarrollan
sucesivamente para lograr la composición del conflicto planteado, de
acuerdo a las normas jurídicas.
No solo es el obrar, sino que este debe ser adecuado, y realizado con
diligencia e eficacia.

Lugar
Principio general: en el juzgado pero admite excepciones.
* Circunstanciales: testigo enfermo
* Por la naturaleza del acto: reconocimiento judicial, notificación de una
cédula.

Tiempo: cuando se desarrolla el acto.


Términos. Plazos.
Plazo: lapso o período temporal fijado para una determinada actividad.
Término: vencimiento de dicho plazo.
Cómputo: los plazos procesales empezarán a correr desde la notificación y
si fuesen comunes, desde la última. No se cuenta el día en que se llevó a
cabo la diligencia ni los inhábiles (art. 156 CPCC).

Clasificación:
Legales, judiciales y convencionales.
Legales vienen de la ley pueden establecerse en día y horas
Judiciales: los que puede modificar el Juez conforme a la naturaleza del
proceso y la importancia de la diligencia
Convencionales son los que fijan las partes.

Prorrogables e improrrogables.

Curso para Ingresantes al Poder Judicial de la Prov. de Mnes.– Fuero Civil, Comercial y de Familia –
Capacitadora: Dra. Daniela Pedersen – Juzgado Civil y Comercial Nº 2
Centro de Capacitación y Gestión Judicial
“Dr. Mario Dei Castelli”

Ellos concluyen fatalmente con la actividad a cumplir o permiten una


extensión de la misma. Está ligada a la disponibilidad del proceso por las
partes. Juicio civil que las partes se pongan de acuerdo para la extensión del
plazo probatorio.
La improrrogabilidad refiere a que no pueden extenderse en más de lo que
establece el código: ej. prueba en juicio ordinario no mas de 40 días. Se
cierra el estadio ya no se puede volver atrás, ello determina la preclusión de
los actos.

Perentorios y no perentorios
Son aquellos concluyentes que liquidan la posibilidad de la actividad
procesal una vez cumplido el término, sin necesidad de manifestación de las
partes.
Los no perentorios dejan abierta la puerta para nuevas alegaciones.

La prorrogabilidad refiere al plazo. Durante el curso del plazo se puede


prorrogar cuando está permitido.
La perentoriedad al término. Es decir ataca el acto una vez que el término se
ha cumplido. La regla del código es que la perentoriedad es automática.
Plazo 155: son perentorios, pero podrán se prorrogados por acuerdo de
partes.

Plazos Individuales y comunes. De acuerdo a los sujetos (ej. Alegato).

El Código Civil cuenta los plazos en días corridos, a diferencia del Código
Procesal que establece en su art. 152 que todas las actuaciones y
diligencias judiciales se practicarán en días hábiles y hora hábiles;
considerando a los primeros como todos los días del año con excepción de
los que determine el RPJ, y éste en su art. 1, dispone que las dependencias
judiciales no funcionarán durante las ferias (ordinarias y extraordinarias), los

Curso para Ingresantes al Poder Judicial de la Prov. de Mnes.– Fuero Civil, Comercial y de Familia –
Capacitadora: Dra. Daniela Pedersen – Juzgado Civil y Comercial Nº 2
Centro de Capacitación y Gestión Judicial
“Dr. Mario Dei Castelli”

días sábados y domingos y los que sean declarados no laborables o


feriados. También dispone que el asueto no inhabilita el día (art. 2 del RPJ).
Respecto al horario, se diferencia según el lugar donde se realicen los actos,
si son cumplidos dentro de la sede del juzgado, de 7 a 12, y fuera de la
oficia, de 7 a 20 hs.
Sin perjuicio de ello, puede a petición de parte o de oficio disponerse la
habilitación de días y de horas inhábiles, cuando lo ameriten las
circunstancias (art. 153 CPCC).
También se encuentra establecida la habilitación tácita, que se da cuando
una diligencia iniciada en día y hora hábil no sea cumplida en tiempo,
debiendo llevarse acabo sin necesidad de habilitación. (art. 154 CPCC).

En el CPCC, establece una serie de plazos a los fines de la realización de


los diferentes actos procesales, la regla general es de 5 días (art. 150
CPCC).

Ejemplos :
Pericia 5 días
Apelación 5 días
Revocatoria 3 días
Demanda 10 días sumario y 15 ordinario, salvo el Estado (30 o 60 días
respectivamente) o su ampliación por la distancia (art. 159).
Proceso ejecutivo 5

Forma: cómo se cumplen los actos procesales, la manera de exteriorizarse


de los mismos independientemente de su disposición en el acto que
representa su estructura.
El acto procesal es una declaración de voluntad con incidencia directa en el
proceso, que consta de un elemento subjetivo (contenido) y de un elemento
externo (forma). El contenido del acto (elemento interno) se refiere a los

Curso para Ingresantes al Poder Judicial de la Prov. de Mnes.– Fuero Civil, Comercial y de Familia –
Capacitadora: Dra. Daniela Pedersen – Juzgado Civil y Comercial Nº 2
Centro de Capacitación y Gestión Judicial
“Dr. Mario Dei Castelli”

aspectos regulados por la ley civil en cuanto a su causa, intención y objeto.


La forma del acto es el elemento externo mediante el cual la voluntad se
manifiesta en la realidad. La forma requiere ciertos elementos de modo,
lugar y tiempo que la ley procesal regula para asegurar la eficacia del acto.
Pero además de un contenido sustancial y de la exteriorización formal, el
acto procesal requiere para su validez un fundamento jurídico que consiste
en el poder conferido por la ley procesal a un sujeto para cumplirlo: es el
contenido formal del acto.

Actuaciones en gral.
Art. 115 idioma traducción
Art. 118 redacción
Tinta negra, hoja oficio, márgenes, suma, encabezado, objeto
no mas de 30 líneas PInstancia
no mas de 30 líneas para Alzada, no mas de 30 hojas.
no mas de 25 líneas para STJ, no mas de 25 hojas.
Suma del escrito
Objeto
Firma: sin firma el escrito no tiene validez alguna. Acto inexistente. También
la matrícula.
Los actos son escritos, si son orales se vuelcan en un acta. Excepción:
aquellos que por ley no se deja constancia Ej. Audiencia divorcio.

Curso para Ingresantes al Poder Judicial de la Prov. de Mnes.– Fuero Civil, Comercial y de Familia –
Capacitadora: Dra. Daniela Pedersen – Juzgado Civil y Comercial Nº 2
Centro de Capacitación y Gestión Judicial
“Dr. Mario Dei Castelli”

RÉGIMEN DE LAS NOTIFICACIONES:


Las notificaciones constituyen actos procesales de transmisión.
El fundamento de su existencia reside en la garantía del derecho de defensa de las
partes.
Como todo acto procesal, se distinguen los siguientes elementos:
a) sujetos, que son el auxiliar encargado del acto y la persona a quien se va a
notificar;
b) objeto o transmisión del acto cuyo conocimiento interesa;
c) forma, que es la manera de realizar cada modo de notificación establecido por la
ley.
No debe pensarse que el régimen de las notificaciones judiciales se reduce a un
ritualismo formal, puesto que la adecuada notificación de las distintas etapas
fundamentales de la causa, “tiene por objeto proporcionar a los litigantes la
oportunidad de ejercer sus defensas con la amplitud que exige el debido proceso y
plantear las cuestiones que crean conducentes para la correcta solución del litigio”
(CSJN, 30/4/96, LL, 1996-D-803).
Ello se advierte en particular frente a los vicios de notificación del traslado de demanda;
acto que por su trascendencia pasa a constituir un presupuesto necesario del derecho de
defensa en juicio (art. 339).
Notificación por ministerio de la ley.- Es la clásica notificación por nota, también llamada
automática o ficta, basada en la presunción iuris et de iure de que las partes toman
conocimiento de las resoluciones judiciales en los días fijados por la norma, mediante su
comparecencia personal en la secretaría. Su razón está dada por la imposibilidad de
conminar a las partes para que comparezcan personalmente a notificarse en el
expediente, evitando actuaciones y notificaciones por vía de cédula.
Personas a quienes se aplica.- El sistema de notificación automática rige para las partes y
sus representantes y dentro de los límites de la instancia respectiva; para el actor, desde
que se provee la demanda, y para el demandado, desde la notificación del traslado de

Curso para Ingresantes al Poder Judicial de la Prov. de Mnes.– Fuero Civil, Comercial y de Familia
Capacitadora: Dra. Susana Conde – Secretaria – Cámara de Apelación en lo Laboral
Centro de Capacitación y Gestión Judicial
“Dr. Mario Dei Castelli”

aquélla hasta el dictado de la providencia de autos para sentencia. También se aplica a


los terceros que intervengan en forma voluntaria u obligada, a partir de su citación a juicio.
Ausencia del expediente.- Al no encontrarse el expediente en secretaría, y siempre que
ello se haga constar en el libro de asistencia, la notificación ficta queda enervada, y no se
produce sino el primer día de asistencia obligatoria posterior; en esta oportunidad se
puede presentar la misma hipótesis, es decir que no se encuentra en secretaría y se
vuelva a dejar constancia en el libro respectivo.
La constancia en el libro de asistencia no es un simple medio de prueba para acreditar la
indisponibilidad del expediente, sino la única hábil para comprobar la concurrencia del
interesado. No obstante, el requisito no debe interpretarse con carácter solemne, si por
cualquier otro medio, serio y objetivo, se puede acreditar que las actuaciones no se
encontraban en secretaría.
El libro de asistencia debe encontrarse a disposición de los litigantes y sus profesionales.
A los efectos de asegurar el derecho de defensa, a causa de los graves perjuicios que
puede ocasionar su ausencia, se responsabiliza al Secretario del correcto funcionamiento
del sistema. Incurrirá en falta grave de no mantener el libro a disposición de los
interesados (art. 133, párr. 3º).

Modo de computar la notificación automática.- Si la providencia es dictada en un día


martes o viernes, no se computa esa fecha como notificación automática, sino a partir del
próximo día de nota. Ello, por cuanto es obvio que la causa no permaneció en secretaría
durante el horario íntegro de atención al público, y los términos procesales se computan
por días enteros.
Artículo 133. [Principio general]. Salvo los casos en que procede la notificación por cédula
y sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo siguiente, las resoluciones judiciales quedarán
notificadas en todas las instancias los días martes y viernes. Si uno de ellos fuere feriado,
la notificación tendrá lugar el siguiente día de nota.
No se considerará cumplida tal notificación:
1) Si el expediente no se encontrare en el tribunal.

Curso para Ingresantes al Poder Judicial de la Prov. de Mnes.– Fuero Civil, Comercial y de Familia
Capacitadora: Dra. Susana Conde – Secretaria – Cámara de Apelación en lo Laboral
Centro de Capacitación y Gestión Judicial
“Dr. Mario Dei Castelli”

2) Si hallándose en él, no se exhibiere a quien lo solicita y se hiciera constatar tal


circunstancia en el libro de asistencia por las personas indicadas en el artículo siguiente,
que deberá llevarse a ese efecto. Incurrirá en falta grave el secretario que no mantenga a
disposición de los litigantes o profesionales el libro mencionado.

Notificación tácita.-
Se produce en aquellos supuestos en que la parte conoce o se presume que ha podido
conocer la resolución judicial. El ejemplo clásico es el préstamo del expediente al litigante
o su apoderado, puesto que no puede desconocer su contenido, o bien la presentación de
un escrito donde se hace expresa referencia a la sentencia.
Otros supuestos.- La presentación de la cédula en secretaría importará el anoticiamiento
de la parte patrocinada o representada del contenido del instrumento aportado. También
se ha entendido operada la notificación tácita cuando con posterioridad a la regulación de
honorarios la parte que debe cargar con ellos se presenta en autos y deposita su importe.
El retiro de las copias de escritos por la parte, o su apoderado, o su letrado o persona
autorizada en el expediente, implica notificación personal del traslado que respecto del
contenido de aquellos se hubiere conferido.
Además de los supuestos de retiro de expediente taxativamente regulados por el art. 127,
se han extendido las consecuencias legales a todos los casos en que resulte
fehacientemente comprobado que aquél estuvo en poder de la parte. No obstante, la
notificación tácita debe ser interpretada en forma restrictiva. Así, la presentación
espontánea en los incidentes de alimentos y tenencia de los menores, no importa
notificación de la demanda de divorcio.
Notificación personal o por cédula.- Constituye la excepción al principio general de
notificación automática establecida por el art. 133, pues procede sólo respecto de los
actos que enuncia la norma en exégesis y otras disposiciones aisladas. Pero lo que queda
expuesto reconoce su excepción en el principio jurisprudencial según el cual la parte que
peticiona queda notificada de la resolución respectiva por ministerio de la ley, con
excepción de la sentencia definitiva y las interlocutorias.

Curso para Ingresantes al Poder Judicial de la Prov. de Mnes.– Fuero Civil, Comercial y de Familia
Capacitadora: Dra. Susana Conde – Secretaria – Cámara de Apelación en lo Laboral
Centro de Capacitación y Gestión Judicial
“Dr. Mario Dei Castelli”

Superposición de notificaciones por cédula y por nota.- Puede ocurrir que el juzgado
ordene la notificación por cédula de una resolución que por ley no notifica
automáticamente. Debe prevalecer la notificación por cédula, por la razón de que el
litigante no debe ser sorprendido.
Notificación “bajo responsabilidad” de la parte.- Se trata de una creación jurisprudencial
que tiende a facilitar el normal desenvolvimiento del proceso y a superar las maniobras
dilatorias, en particular el ocultamiento del domicilio real por el demandado.
Su fundamento está en la exégesis del art. 339, párr. 3º, pues si el domicilio denunciado
por el actor es falso, probado el hecho, procederá la nulidad de la notificación. en
consecuencia, se autorizan estas notificaciones con la simple petición de parte, frente a la
devolución de la cédula con la manifestación del oficial público de que el citado no vive en
el lugar. No se exigen, por tanto, otros recaudos previos.
Notificación personal.- Estas notificaciones se las debe dirigir de la manera que sigue:
a) A las partes. Es la notificación expresa que la parte o su procurador suscriben en el
expediente ante el oficial primero, conforme prevé el art. 147.
b) A funcionarios judiciales. La notificación difiere según la jerarquía. Al procurador
general, fiscales, defensores, se los notifica personalmente en su despacho. Los demás
funcionarios quedarán notificados “el día de la recepción del expediente en su despacho”.
La diligencia de notificación como instrumento público.-
c) La cédula es un acto procesal de comunicación de las resoluciones judiciales, con
forma de documento escrito. Tiene el carácter de instrumento público cuando es suscrita
por el secretario (art. 979, inc. 2º, Cód. Civil), no así cuando es firmada por el abogado,
quien no es un funcionario público.
Se integra con un original y su copia, y suele ir acompañada con las copias de
documentos y escritos judiciales.
Al practicar la diligencia, el oficial notificador deja constancia en el original de lo actuado
con el notificado, lugar, día y hora, así como de la entrega de la copia acompañada. Esta
constancia de diligenciamiento es un instrumento público, ejecutado por un funcionario
competente. En consecuencia, las manifestaciones sobre hechos que el notificador

Curso para Ingresantes al Poder Judicial de la Prov. de Mnes.– Fuero Civil, Comercial y de Familia
Capacitadora: Dra. Susana Conde – Secretaria – Cámara de Apelación en lo Laboral
Centro de Capacitación y Gestión Judicial
“Dr. Mario Dei Castelli”

consigne como cumplidos por él u ocurridos en su presencia, hacen plena fe mientras el


instrumento no sea redargüido de falsedad (doctr. art. 993, Cód. Civil).
La doctrina precedente debe interpretarse en el marco de la nulidad de procedimiento a la
que pertenece el vicio de notificación. En consecuencia, la diligencia viciada será
impugnada dentro del quinto día de conocida, so pena de convalidación del acto (conf. art.
170, párr. 1º). Naturalmente, el contenido del incidente carecerá de fundamentación
adecuada si no se ataca la diligencia y se ofrece prueba suficiente como para destruir la
falsedad del trámite, no bastando la mera denuncia o disconformidad del quejoso.
Eficacia de la copia.- Si se presentan discordancias entre la cédula original y la copia
entregada al litigante en cuanto a la fecha de la diligencia, prevalece la que el oficial
notificador asentó en ésta. La conclusión ante la disyuntiva, puesto que ambos
instrumentos merecen plena fe, es que prevalece la fecha más favorable a la
conservación del derecho, y al principio de defensa en juicio, pues normalmente se trata
de simples errores materiales.
Sanción de nulidad.- Dependerá de las circunstancias particulares del caso y se apreciará
según la trascendencia de la violación incurrida.
Así, en un ejemplo, no resiste el menor análisis argumentar sobre la necesidad de
transcribir la firma del juez en el texto de la cédula.
Con el mismo criterio, la omisión de especificar juzgado y secretaría determina la nulidad
del acto cuando se trata de la primera notificación, y no así en las posteriores, pues habrá
que apreciar en cada caso si se afectó el derecho de defensa del destinatario.
Si la omisión fue en cuanto al detalle preciso de las copias, la notificación no será nula,
pero corresponderá la suspensión del término a petición del interesado dentro del plazo
de notificación que corresponda.
Firma de la cédula por el letrado patrocinante o procurador.- , La cédula, como
principio general, debe llevar la firma, en original y copia, del letrado de la parte interesada
en la notificación. Nada obsta a que el profesional sea el apoderado de la parte.

Curso para Ingresantes al Poder Judicial de la Prov. de Mnes.– Fuero Civil, Comercial y de Familia
Capacitadora: Dra. Susana Conde – Secretaria – Cámara de Apelación en lo Laboral
Centro de Capacitación y Gestión Judicial
“Dr. Mario Dei Castelli”

Cédulas suscritas por funcionarios del proceso.- También están facultados para firmar
cédulas el síndico, el tutor o el curador ad litem, quienes al igual que el letrado aclararán
su firma o estamparán el sello correspondiente.
Presentación de la cédula y notificación tácita.- Remitimos al comentario del art. 134,
es decir, si lleva la cédula al juzgado para que la libren, ello claramente implica que se ha
notificado.
La Reglamentación por vía de superintendencia del diligenciamiento de las cédulas, se
encuentra comprendida en el RPJ y en el Código Procesal.
El RPJ establece que la oficina de notificaciones es la encargada de diligenciar las
cédulas, “en la forma y en los plazos que disponga la reglamentación de
superintendencia”.
Notificación en la persona del interesado.- El funcionario dejará copia de la cédula
haciendo constar, con su firma, el día y la hora de la entrega. El original se agregará al
expediente con nota de lo actuado, lugar, día y hora de la diligencia, suscrita por el
notificador y el interesado. La firma de éste es innecesaria pues la manifestación del
notificador hace plena fe. No obstante, es conveniente que la persona se identifique,
dejándose constancia de su número de documento en el instrumento de la diligencia.
La notificación por cédula no es un acto personalísimo.- No es imprescindible la entrega
de la cédula en propias manos del interesado. El procedimiento varía cuando se trata del
traslado de la demanda (art. 339, párr. 2º), citación de terceros (art. 94) y preparación de
vía ejecutiva (art. 526), pues se establece que si no se encuentra al requerido se le deja
aviso para que espere al día siguiente. Si entonces tampoco se lo halla, se procederá
como ordena este artículo en el comentario.
Etapas previstas en el precepto.- La norma prevé distintas etapas a cumplir por el oficial
público para el supuesto, bastante frecuente, de no encontrar a la persona a quien va a
notificar:
a) entregará la cédula a otra persona de la casa, departamento u oficina, o al
encargado del edificio.

Curso para Ingresantes al Poder Judicial de la Prov. de Mnes.– Fuero Civil, Comercial y de Familia
Capacitadora: Dra. Susana Conde – Secretaria – Cámara de Apelación en lo Laboral
Centro de Capacitación y Gestión Judicial
“Dr. Mario Dei Castelli”

Procederá en la forma que prescribe el art. 140, esto es, dejará copia de la cédula
haciendo constar, con su firma, el día y la hora de la entrega.
Ante la última posibilidad, es decir, el no poder entregar la cédula al interesado o a las
personas mencionadas, corresponde al notificador la fijación de la cédula en la puerta de
acceso de la casa, departamento u oficina.
Notificación expresa.- Consiste en una diligencia asentada en el expediente por la cual el
notificado o su representante toman conocimiento del acto o resolución que se les debe
notificar, firmando al pie de la constancia que extiende el oficial primero. La presentación
de cualquier otro escrito posterior a la resolución que requiere notificación personal o por
cédula, no hace presumir el conocimiento de ésta.
Notificación mediante examen del expediente.- El párr. 2º del precepto se fundamenta en
la economía procesal, a fin de evitar el malgaste de tiempo y tramitaciones que apareja la
notificación por cédula. En la práctica esta forma de notificación no siempre es cumplida
debido a la dificultad de llevar un control estricto del examen del expediente en la mesa de
entradas.
Supuesto de que el interesado no firmara.- Sea por negativa o por imposibilidad de firmar,
se agregará a la atestación del oficial primero la firma del secretario (CSJN, 18/6/91, LL,
1992-B-661, nº 543).
Notificación por telegrama o carta documentada.- Se trata de una autorización limitada,
pues si bien el enunciado no es taxativo - traslado de demanda o de reconvención,
citación para absolver posiciones, la sentencia (por ej.: suspensión de la subasta judicial),
otras hipótesis requerirían auto fundado.
Régimen de la notificación por telegrama o carta documentada.- El precepto establece
que la constancia oficial de la entrega al destinatario del telegrama o carta documento en
el domicilio, determina la fecha de la notificación. Queda así sobreentendido que la
notificación se produce por la entrega del telegrama o carta y que se justifica por el mero
acompañamiento de la tarjeta de recepción.

Curso para Ingresantes al Poder Judicial de la Prov. de Mnes.– Fuero Civil, Comercial y de Familia
Capacitadora: Dra. Susana Conde – Secretaria – Cámara de Apelación en lo Laboral
Centro de Capacitación y Gestión Judicial
“Dr. Mario Dei Castelli”

Notificación por edictos.- es un tipo legal de comunicación de las resoluciones judiciales


de carácter excepcional. Por eso, sólo procede en dos situaciones particulares:
notificación a personas inciertas y a personas cuyo domicilio se ignore.
Personas inciertas.- Deben distinguirse dos hipótesis. Una, cuando se trata de personas
sobre cuya existencia no hay certeza, pueden existir o no. La otra, cuando se conoce su
existencia, pero se ignora su domicilio y su identidad. Así, por ejemplo, en el proceso de
usucapión, ante el fallecimiento del propietario, el usucapiente puede ignorar si aquél dejó
sucesores, o tener conocimiento de que existen pero sin poder individualizarlos.
El juramento.- No es necesario que el actor acredite las diligencias tendientes a localizar
el domicilio del demandado, pero sí se le exige la manifestación “bajo juramento que ha
realizado sin éxito las gestiones tendientes a conocer el domicilio de la persona a quien se
deba notificar”. Si ello fuera falso, el acto será nulo y se sanciona su perjurio con multa.
Conforme lo expuesto, quien peticiona la citación por edictos, previamente, en juicio o
fuera de él debió de informarse en los organismos oficiales pertinentes acerca del
domicilio real de la contraparte.
Efectos de la notificación edictal.
Intervención del defensor oficial.- Se presentan distintas hipótesis:
d) En el mismo edicto se emplaza al demandado bajo apercibimiento de dar
intervención al defensor oficial. Si no comparece, a petición de parte se hace efectivo el
apercibimiento, notificándose al defensor, quien debe contestar la demanda y actuar en
los actos posteriores de la causa. si comparece el demandado en el juicio se le correrá
traslado de la demanda por el término de ley, el que se notificará personalmente o por
cédula en el domicilio constituido.
e) La situación procesal del demandado que habiendo sido citado por edictos no
comparece, es distinta de la de quien ha sido notificado por cédula, oficio o exhorto, pues
mientras en este caso corresponde la declaración en rebeldía (art. 59), en el primero se
impone la designación de defensor legal, a quien debe corrérsele traslado de la demanda.
f) Comparecencia posterior: si el demandado comparece, cesa la intervención del
defensor, siendo válidos los actos ya cumplidos.

Curso para Ingresantes al Poder Judicial de la Prov. de Mnes.– Fuero Civil, Comercial y de Familia
Capacitadora: Dra. Susana Conde – Secretaria – Cámara de Apelación en lo Laboral
Centro de Capacitación y Gestión Judicial
“Dr. Mario Dei Castelli”

Sanciones.- Se aplican al perjuro por una malicia manifiesta, acumulándose la multa o la


nulidad de la comunicación.
Publicación de los edictos.- Se publican en el Boletín Oficial y en un diario de los de
mayor circulación del lugar del último domicilio del citado, siempre que fuere conocido. En
caso contrario, se prevé la publicación en un diario del lugar del juicio, es decir, donde
tiene su competencia territorial el juez interviniente.
Acreditación de la publicación.- La comunicación de los edictos se justifica mediante la
agregación al expediente de un ejemplar de aquéllos y del recibo del pago realizado.
Prescindencia de los edictos.- Se contempla la prescindencia de la publicación edictal
cuando el costo de la misma sea desproporcionado con respecto a al cuantía del juicio; en
tal hipótesis la notificación se practicará en la tablilla del juzgado.
Recaudos y texto del edicto.- Puesto que el edicto tiene por función poner en
conocimiento de la parte una resolución judicial, debe contener los recaudos comunes a
toda notificación, si bien por la naturaleza de la publicación, en forma sintética.
Cómputo de la notificación.- La resolución se tendrá por notificada al día siguiente de la
última publicación, lo cual implica que la diligencia se cumple con la última realizada.
Notificación por radiodifusión.- Es una forma de notificación ignorada en la práctica
judicial, por la lentitud formal del trámite y por su onerosidad.
g) Presupuestos para decretar la nulidad de la notificación.- Por aplicación de los
principios generales que regulan la categoría de las nulidades en el curso del
procedimiento, la sanción no es atendible en las siguientes situaciones:
a) Si no obstante su irregularidad, la notificación ha logrado la finalidad a que estaba
destinada(art. 169).
b) Si del expediente resultare que la parte ha tenido conocimiento de la resolución que
la motivó, la notificación surtirá sus efectos desde entonces (art. 149, párr. 2º; ver
comentario al art. 134).
h) Si el vicio es convalidado por presentación posterior en las actuaciones; así queda
subsanada si dentro del quinto día de conocida la nulidad no se deduce el respectivo
incidente (art. 170).

Curso para Ingresantes al Poder Judicial de la Prov. de Mnes.– Fuero Civil, Comercial y de Familia
Capacitadora: Dra. Susana Conde – Secretaria – Cámara de Apelación en lo Laboral
Centro de Capacitación y Gestión Judicial
“Dr. Mario Dei Castelli”

d) De no alegarse el perjuicio sufrido y el interés que se procura subsanar con la


declaración de nulidad: se exige al nulidicente la afirmación del perjuicio y el interés que
trata de proteger (art. 172).
e) Deberá mencionar el incidentista, en su caso, las defensas que no ha podido
oponer (art. 172).
El incidente de nulidad deberá plantearse ante la misma instancia en que haya tenido
lugar la irregularidad (ver art. 170).
En suma, la notificación viciada debe haber colocado a la parte afectada en estado de
indefensión (ver comentario al art. 136).
Trámite de la nulidad.- La vía ordenada por el CPN es el incidente; así se infiere de las
normas genéricas y del precepto en examen. No es accesorio imprimir a la cuestión el
trámite de redargución de falsedad, pero el contenido del escrito, si se impugnan las
manifestaciones vertidas por el oficial público, no podrá fundarse en una simple
disconformidad sustentada en simples pruebas en contrario, sino en una verdadera y
propia argución de falsedad (ver art. 136).

Entonces el principio general es que todos los actos procesales se notifican los
días de despacho por nota, excepto aquellos que expresamente están previstos en
el còdigo procesal o en las normas de fondos como ser leyes especiales (juicios
prendarios hipotecarios que tiene también normas de forma) deban notificarse en el
domicilio real u otro tal como el domicilio social, el de origen etc.
Art. 135. [Notificación personal o por cédula]. Sólo serán notificadas personalmente o por
cédula las siguientes resoluciones:
1) La que dispone el traslado de la demanda, de la reconvención y de los documentos que
se acompañen con sus contestaciones.
2) La que dispone correr traslado de las excepciones y la que las resuelva.
3) La que ordena la apertura a prueba y designa audiencia preliminar conforme al art. 360.
4) La que declare la cuestión de puro derecho, salvo que ello ocurra en la audiencia
preliminar.

Curso para Ingresantes al Poder Judicial de la Prov. de Mnes.– Fuero Civil, Comercial y de Familia
Capacitadora: Dra. Susana Conde – Secretaria – Cámara de Apelación en lo Laboral
Centro de Capacitación y Gestión Judicial
“Dr. Mario Dei Castelli”

5) Las que se dicten entre el llamamiento para la sentencia y ésta.


6) Las que ordenan intimaciones, o apercibimientos no establecidos directamente por la
ley, hacen saber medidas cautelares o su modificación o levantamiento, o disponen la
reanudación de plazos suspendidos por tiempo indeterminado, o aplican correcciones
disciplinarias.
7) La providencia que hace saber la devolución del expediente, cuando no haya habido
notificación de la resolución de alzada o cuando tenga por objeto reanudar plazos
suspendidos por tiempo indeterminado.
8) La primera providencia que se dicte después que un expediente haya
vuelto del archivo de los tribunales, o haya estado paralizado o fuera de secretaría más de
tres meses.
9) Las que disponen vista de liquidaciones.
10) La que ordena el traslado del pedido de levantamiento de embargo sin tercería.
11) La que dispone la citación de personas extrañas al proceso.
12) Las que se dicten como consecuencia de un acto procesal realizado
antes de la oportunidad que la ley señala para su cumplimiento.
13) Las sentencias definitivas y las interlocutorias con fuerza de tales y sus aclaratorias
con excepción de las que resuelvan caducidad de la prueba por negligencia.
14) La providencia que deniega los recursos extraordinarios.
15) La providencia que hace saber el juez o tribunal que va a conocer en caso de
recusación, excusación o admisión de la excepción de incompetencia.
16) La que dispone el traslado del pedido de caducidad de la instancia.
17) La que dispone el traslado de la prescripción en los supuestos del art. 346, párrs.
segundo y tercero.
18) Las demás resoluciones de que se haga mención expresa en la ley o determine el
tribunal excepcionalmente, por resolución fundada.
No se notificarán mediante cédula las decisiones dictadas en la audiencia preliminar a
quienes se hallaren presentes o debieron encontrarse en ella.

Curso para Ingresantes al Poder Judicial de la Prov. de Mnes.– Fuero Civil, Comercial y de Familia
Capacitadora: Dra. Susana Conde – Secretaria – Cámara de Apelación en lo Laboral
Centro de Capacitación y Gestión Judicial
“Dr. Mario Dei Castelli”

Los funcionarios judiciales quedarán notificados el día de la recepción del expediente en


su despacho. Deberán devolverlo dentro del tercer día, bajo apercibimiento de las
medidas disciplinarias a que hubiere lugar.

Palacio, Anotaciones para una explicación de la reforma procesal civil y comercial (ley
25.488), LL, 2002-A-1174.

En los casos en que este Código u otras leyes establezcan la notificación por cédula, ella
también podrá realizarse por los siguientes medios:
1) Acta notarial.
2) Telegrama con copia certificada y aviso de entrega.
3) Carta documento con aviso de entrega.
La notificación de los traslados de demanda, reconvención, citación de personas extrañas
al juicio, la sentencia definitiva y todas aquellas que deban efectuarse con entrega de
copias, se efectuarán únicamente por cédula o acta notarial, sin perjuicio de la facultad
reglamentaria concedida a la Corte Suprema de Justicia.
Se tendrá por cumplimentada la entrega de copias si se transcribe su contenido en la
carta documento o telegrama.
La elección del medio de notificación se realizará por los letrados, sin necesidad de
manifestación alguna en las actuaciones.
Los gastos que arrojen las notificaciones integrarán la condena en costas.
Ante el fracaso de una diligencia de notificación no será necesaria la reiteración de la
solicitud del libramiento de una nueva, la que incluso podrá ser intentada por otra vía.
Acta notarial. La ley 25.488 contempla en la nueva norma del art. 136 y como medio del
diligenciamiento de la notificación por cédula, el acta notarial.
La notificación por escribano público es una opción para agilizar y darle rapidez a la
notificación cedular [ver art 133 y 136, p. 155 a 158].

Curso para Ingresantes al Poder Judicial de la Prov. de Mnes.– Fuero Civil, Comercial y de Familia
Capacitadora: Dra. Susana Conde – Secretaria – Cámara de Apelación en lo Laboral
Centro de Capacitación y Gestión Judicial
“Dr. Mario Dei Castelli”

El único reparo que merece esta forma de notificación es de carácter crematístico, puesto
que su costo puede afectar el principio de economía procesal, sobre todo en pleitos de
escasa cuantía.
Telegrama y carta documento. Con relación al telegrama con copia certificada y aviso de
entrega y a la carta documento, que el Código uruguayo regula como una modalidad
genérica y sistemática (art. 80) llamada “correo judicial”, ya están contemplados en el
Código de la Nación con limitaciones, así como también en
otros ordenamientos procesales [ver § 122 a 132, p. 145 a 155].
Además, se excluyen de los actos a transmitir por estos instrumentos notificatorios, la
notificación de traslado de la demanda, reconvención, citación de personas extrañas al
juicio, la sentencia definitiva y todas aquellas que deban efectuarse con entrega de
copias.
Sin embargo, el artículo expresa: “Se tendrá por cumplimentada la entrega de copias si se
transcribe su contenido en la carta documento o telegrama”, lo que, en contradicción con
el parágrafo anterior, parece habilitar esta modalidad notificatoria.

No obstante creemos que las excepciones que contiene el artículo, si se hicieran por carta
documento o telegrama con la debida transcripción del contenido de las copias, la
notificación no es nula, pues cumple en definitiva con su finalidad.
No obstante, debe tenerse presente que existen situaciones en las cuales resultará
necesario que el destinatario de la notificación tenga a la vista copia o fotocopia del
documento”
En la parte final del nuevo artículo se establece que ante el fracaso de una diligencia
notificatoria no es necesaria la reiteración de la solicitud del libramiento de una nueva, la
que puede ser intentada, incluso, por otra vía.

Art. 137. [Contenido y firma de la cédula]. La cédula y los demás medios previstos en el
artículo precedente contendrán:

Curso para Ingresantes al Poder Judicial de la Prov. de Mnes.– Fuero Civil, Comercial y de Familia
Capacitadora: Dra. Susana Conde – Secretaria – Cámara de Apelación en lo Laboral
Centro de Capacitación y Gestión Judicial
“Dr. Mario Dei Castelli”

1) Nombre y apellido de la persona a notificar o designación que corresponda y su


domicilio, con indicación del carácter de éste.
2) Juicio en que se practica.
3) Juzgado y secretaría en que tramita el juicio.
4) Transcripción de la parte pertinente de la resolución.

El art. 136 in fine destaca que cuando se trata de este medio notificatorio, se realizará “sin
necesidad de manifestación alguna en las actuaciones”.
El art. 150 suprime la frase “a solicitud de parte” que contenía el art. 143 del CPCCN.
5) Objeto, claramente expresado, si no resultare de la resolución transcripta. En caso de
acompañarse copias de escritos o documentos, la pieza deberá contener detalle preciso
de aquéllas.
El documento mediante el cual se notifique será suscripto por el letrado patrocinante de la
parte que tenga interés en la notificación o por el síndico, tutor o curador ad litem, notario,
secretario o prosecretario en su caso, quienes deberán aclarar su firma con el sello
correspondiente.
La presentación del documento a que se refiere esta norma en la secretaría del tribunal,
oficina de correos o el requerimiento al notario, importará la notificación de la parte
patrocinada o representada.
Deberán estar firmados por el secretario o prosecretario los instrumentos que notifiquen
medidas cautelares o entrega de bienes y aquellos en que no intervenga letrado, síndico,
tutor o curador ad litem, salvo notificación notarial.
El juez puede ordenar que el secretario suscriba los instrumentos de notificación cuando
fuere conveniente por razones de urgencia o por el objeto de la providencia.
Con referencia a los instrumentos de notificación de medidas cautelares o entrega de
bienes, que deben estar firmados por el secretario o prosecretario, exceptúa de tal
requisito la notificación notarial.
Art. 138. [Diligenciamiento]. Las cédulas se enviarán directamente a la

Curso para Ingresantes al Poder Judicial de la Prov. de Mnes.– Fuero Civil, Comercial y de Familia
Capacitadora: Dra. Susana Conde – Secretaria – Cámara de Apelación en lo Laboral
Centro de Capacitación y Gestión Judicial
“Dr. Mario Dei Castelli”

oficina de notificaciones, dentro de las veinticuatro horas, debiendo ser diligenciadas y


devueltas en la forma y en los plazos que disponga la reglamentación de
superintendencia.
La demora en la agregación de las cédulas se considerará falta grave del Oficial primero,
cuando la diligencia deba cumplirse fuera de la ciudad asiento del tribunal, una vez
salladas, se devolverán en el acto y previa constancia en el expediente, al letrado o
apoderado. Las cédulas se enviarán directamente a la oficina de notificaciones y la
fijación del trámite cuando la diligencia deba cumplirse fuera de la ciudad asiento del
tribunal.
Sobre cerrado para las copias serán entregadas bajo sobre cerrado. Igual requisito se
observará respecto de las copias de los documentos agregados a dichos escritos.

El sobre será cerrado por personal de la oficina, con constancia de su contenido, el que
deberá ajustarse, en cuanto al detalle preciso de copias, de escritos o documentos
acompañados, a lo dispuesto en el art. 137, (necesidad de velar por el decoro en los actos
procesales.)
Si la notificación se hiciere por cédula o acta notarial, el funcionario o empleado
encargado de practicarla dejará al interesado copia del instrumento haciendo constar, con
su firma, el día y la hora de la entrega. El original se agregará al expediente con nota de lo
actuado, lugar, día y hora de la diligencia, suscripta por el notificador y el interesado, salvo
que éste se negare o no pudiere firmar, de lo cual se dejará constancia.
Art. 141. [Entrega del instrumento a personas distintas]. Cuando el notificador no
encontrare a la persona a quien va a notificar, entregará el instrumento a otra persona de
la casa, departamento u oficina, o al encargado del edificio, y procederá en la forma
dispuesta en el artículo anterior. Si no pudiere entregarlo, lo fijará en la puerta de acceso
correspondiente a esos lugares.
Art. 142. [Forma de la notificación personal]. La notificación personal se practicará
firmando el interesado en el expediente, al pie de la diligencia extendida por el
prosecretario administrativo o jefe de despacho.

Curso para Ingresantes al Poder Judicial de la Prov. de Mnes.– Fuero Civil, Comercial y de Familia
Capacitadora: Dra. Susana Conde – Secretaria – Cámara de Apelación en lo Laboral
Centro de Capacitación y Gestión Judicial
“Dr. Mario Dei Castelli”

Art. 143. [Notificación por examen del expediente]. En oportunidad de examinar el


expediente, el litigante que actuare sin representación o el profesional que interviniera en
el proceso como apoderado, estarán obligados a notificarse expresamente de las
resoluciones mencionadas en el art. 135.
Si no lo hicieran, se les invitará a hacerlo, expresándole en forma amable y educada, con
respeto, que es una orden del juez, o del secretario, para evitar el libramiento de cédulas
y agilizar las causas.
Puede ocurrir que la persona no sea un abogado y no sepa firmar, o no pudiere, valdrá
como notificación la atestación acerca de tales circunstancias y la firma de dicho
empleado y la del secretario.
Cuando se notifique mediante telegrama o carta documento certificada con aviso de
recepción, la fecha de notificación será la de la constancia de la entrega al destinatario.
Quien suscriba la notificación deberá agregar a las actuaciones copia de la pieza
impuesta y la constancia de entrega.
Carga procesal. Con respecto al régimen de notificación por telegrama o carta
documento, establece la carga procesal, para quien suscriba la notificación.

Curso para Ingresantes al Poder Judicial de la Prov. de Mnes.– Fuero Civil, Comercial y de Familia
Capacitadora: Dra. Susana Conde – Secretaria – Cámara de Apelación en lo Laboral
Centro de Capacitación y Gestión Judicial
“Dr. Mario Dei Castelli”

RÉGIMEN DE LAS NOTIFICACIONES:


Las notificaciones constituyen actos procesales de transmisión.
El fundamento de su existencia reside en la garantía del derecho de defensa de las
partes.
Como todo acto procesal, se distinguen los siguientes elementos:
a) sujetos, que son el auxiliar encargado del acto y la persona a quien se va a
notificar;
b) objeto o transmisión del acto cuyo conocimiento interesa;
c) forma, que es la manera de realizar cada modo de notificación establecido por la
ley.
No debe pensarse que el régimen de las notificaciones judiciales se reduce a un
ritualismo formal, puesto que la adecuada notificación de las distintas etapas
fundamentales de la causa, “tiene por objeto proporcionar a los litigantes la
oportunidad de ejercer sus defensas con la amplitud que exige el debido proceso y
plantear las cuestiones que crean conducentes para la correcta solución del litigio”
(CSJN, 30/4/96, LL, 1996-D-803).
Ello se advierte en particular frente a los vicios de notificación del traslado de demanda;
acto que por su trascendencia pasa a constituir un presupuesto necesario del derecho de
defensa en juicio (art. 339).
Notificación por ministerio de la ley.- Es la clásica notificación por nota, también llamada
automática o ficta, basada en la presunción iuris et de iure de que las partes toman
conocimiento de las resoluciones judiciales en los días fijados por la norma, mediante su
comparecencia personal en la secretaría. Su razón está dada por la imposibilidad de
conminar a las partes para que comparezcan personalmente a notificarse en el
expediente, evitando actuaciones y notificaciones por vía de cédula.
Personas a quienes se aplica.- El sistema de notificación automática rige para las partes y
sus representantes y dentro de los límites de la instancia respectiva; para el actor, desde
que se provee la demanda, y para el demandado, desde la notificación del traslado de

Curso para Ingresantes al Poder Judicial de la Prov. de Mnes.– Fuero Civil, Comercial y de Familia
Capacitadora: Dra. Susana Conde – Secretaria – Cámara de Apelación en lo Laboral
Centro de Capacitación y Gestión Judicial
“Dr. Mario Dei Castelli”

aquélla hasta el dictado de la providencia de autos para sentencia. También se aplica a


los terceros que intervengan en forma voluntaria u obligada, a partir de su citación a juicio.
Ausencia del expediente.- Al no encontrarse el expediente en secretaría, y siempre que
ello se haga constar en el libro de asistencia, la notificación ficta queda enervada, y no se
produce sino el primer día de asistencia obligatoria posterior; en esta oportunidad se
puede presentar la misma hipótesis, es decir que no se encuentra en secretaría y se
vuelva a dejar constancia en el libro respectivo.
La constancia en el libro de asistencia no es un simple medio de prueba para acreditar la
indisponibilidad del expediente, sino la única hábil para comprobar la concurrencia del
interesado. No obstante, el requisito no debe interpretarse con carácter solemne, si por
cualquier otro medio, serio y objetivo, se puede acreditar que las actuaciones no se
encontraban en secretaría.
El libro de asistencia debe encontrarse a disposición de los litigantes y sus profesionales.
A los efectos de asegurar el derecho de defensa, a causa de los graves perjuicios que
puede ocasionar su ausencia, se responsabiliza al Secretario del correcto funcionamiento
del sistema. Incurrirá en falta grave de no mantener el libro a disposición de los
interesados (art. 133, párr. 3º).

Modo de computar la notificación automática.- Si la providencia es dictada en un día


martes o viernes, no se computa esa fecha como notificación automática, sino a partir del
próximo día de nota. Ello, por cuanto es obvio que la causa no permaneció en secretaría
durante el horario íntegro de atención al público, y los términos procesales se computan
por días enteros.
Artículo 133. [Principio general]. Salvo los casos en que procede la notificación por cédula
y sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo siguiente, las resoluciones judiciales quedarán
notificadas en todas las instancias los días martes y viernes. Si uno de ellos fuere feriado,
la notificación tendrá lugar el siguiente día de nota.
No se considerará cumplida tal notificación:
1) Si el expediente no se encontrare en el tribunal.

Curso para Ingresantes al Poder Judicial de la Prov. de Mnes.– Fuero Civil, Comercial y de Familia
Capacitadora: Dra. Susana Conde – Secretaria – Cámara de Apelación en lo Laboral
Centro de Capacitación y Gestión Judicial
“Dr. Mario Dei Castelli”

3) Si hallándose en él, no se exhibiere a quien lo solicita y se hiciera constatar tal


circunstancia en el libro de asistencia por las personas indicadas en el artículo siguiente,
que deberá llevarse a ese efecto. Incurrirá en falta grave el secretario que no mantenga a
disposición de los litigantes o profesionales el libro mencionado.

Notificación tácita.-
Se produce en aquellos supuestos en que la parte conoce o se presume que ha podido
conocer la resolución judicial. El ejemplo clásico es el préstamo del expediente al litigante
o su apoderado, puesto que no puede desconocer su contenido, o bien la presentación de
un escrito donde se hace expresa referencia a la sentencia.
Otros supuestos.- La presentación de la cédula en secretaría importará el anoticiamiento
de la parte patrocinada o representada del contenido del instrumento aportado. También
se ha entendido operada la notificación tácita cuando con posterioridad a la regulación de
honorarios la parte que debe cargar con ellos se presenta en autos y deposita su importe.
El retiro de las copias de escritos por la parte, o su apoderado, o su letrado o persona
autorizada en el expediente, implica notificación personal del traslado que respecto del
contenido de aquellos se hubiere conferido.
Además de los supuestos de retiro de expediente taxativamente regulados por el art. 127,
se han extendido las consecuencias legales a todos los casos en que resulte
fehacientemente comprobado que aquél estuvo en poder de la parte. No obstante, la
notificación tácita debe ser interpretada en forma restrictiva. Así, la presentación
espontánea en los incidentes de alimentos y tenencia de los menores, no importa
notificación de la demanda de divorcio.
Notificación personal o por cédula.- Constituye la excepción al principio general de
notificación automática establecida por el art. 133, pues procede sólo respecto de los
actos que enuncia la norma en exégesis y otras disposiciones aisladas. Pero lo que queda
expuesto reconoce su excepción en el principio jurisprudencial según el cual la parte que
peticiona queda notificada de la resolución respectiva por ministerio de la ley, con
excepción de la sentencia definitiva y las interlocutorias.

Curso para Ingresantes al Poder Judicial de la Prov. de Mnes.– Fuero Civil, Comercial y de Familia
Capacitadora: Dra. Susana Conde – Secretaria – Cámara de Apelación en lo Laboral
Centro de Capacitación y Gestión Judicial
“Dr. Mario Dei Castelli”

Superposición de notificaciones por cédula y por nota.- Puede ocurrir que el juzgado
ordene la notificación por cédula de una resolución que por ley no notifica
automáticamente. Debe prevalecer la notificación por cédula, por la razón de que el
litigante no debe ser sorprendido.
Notificación “bajo responsabilidad” de la parte.- Se trata de una creación jurisprudencial
que tiende a facilitar el normal desenvolvimiento del proceso y a superar las maniobras
dilatorias, en particular el ocultamiento del domicilio real por el demandado.
Su fundamento está en la exégesis del art. 339, párr. 3º, pues si el domicilio denunciado
por el actor es falso, probado el hecho, procederá la nulidad de la notificación. en
consecuencia, se autorizan estas notificaciones con la simple petición de parte, frente a la
devolución de la cédula con la manifestación del oficial público de que el citado no vive en
el lugar. No se exigen, por tanto, otros recaudos previos.
Notificación personal.- Estas notificaciones se las debe dirigir de la manera que sigue:
d) A las partes. Es la notificación expresa que la parte o su procurador suscriben en el
expediente ante el oficial primero, conforme prevé el art. 147.
e) A funcionarios judiciales. La notificación difiere según la jerarquía. Al procurador
general, fiscales, defensores, se los notifica personalmente en su despacho. Los demás
funcionarios quedarán notificados “el día de la recepción del expediente en su despacho”.
La diligencia de notificación como instrumento público.-
f) La cédula es un acto procesal de comunicación de las resoluciones judiciales, con
forma de documento escrito. Tiene el carácter de instrumento público cuando es suscrita
por el secretario (art. 979, inc. 2º, Cód. Civil), no así cuando es firmada por el abogado,
quien no es un funcionario público.
Se integra con un original y su copia, y suele ir acompañada con las copias de
documentos y escritos judiciales.
Al practicar la diligencia, el oficial notificador deja constancia en el original de lo actuado
con el notificado, lugar, día y hora, así como de la entrega de la copia acompañada. Esta
constancia de diligenciamiento es un instrumento público, ejecutado por un funcionario
competente. En consecuencia, las manifestaciones sobre hechos que el notificador

Curso para Ingresantes al Poder Judicial de la Prov. de Mnes.– Fuero Civil, Comercial y de Familia
Capacitadora: Dra. Susana Conde – Secretaria – Cámara de Apelación en lo Laboral
Centro de Capacitación y Gestión Judicial
“Dr. Mario Dei Castelli”

consigne como cumplidos por él u ocurridos en su presencia, hacen plena fe mientras el


instrumento no sea redargüido de falsedad (doctr. art. 993, Cód. Civil).
La doctrina precedente debe interpretarse en el marco de la nulidad de procedimiento a la
que pertenece el vicio de notificación. En consecuencia, la diligencia viciada será
impugnada dentro del quinto día de conocida, so pena de convalidación del acto (conf. art.
170, párr. 1º). Naturalmente, el contenido del incidente carecerá de fundamentación
adecuada si no se ataca la diligencia y se ofrece prueba suficiente como para destruir la
falsedad del trámite, no bastando la mera denuncia o disconformidad del quejoso.
Eficacia de la copia.- Si se presentan discordancias entre la cédula original y la copia
entregada al litigante en cuanto a la fecha de la diligencia, prevalece la que el oficial
notificador asentó en ésta. La conclusión ante la disyuntiva, puesto que ambos
instrumentos merecen plena fe, es que prevalece la fecha más favorable a la
conservación del derecho, y al principio de defensa en juicio, pues normalmente se trata
de simples errores materiales.
Sanción de nulidad.- Dependerá de las circunstancias particulares del caso y se apreciará
según la trascendencia de la violación incurrida.
Así, en un ejemplo, no resiste el menor análisis argumentar sobre la necesidad de
transcribir la firma del juez en el texto de la cédula.
Con el mismo criterio, la omisión de especificar juzgado y secretaría determina la nulidad
del acto cuando se trata de la primera notificación, y no así en las posteriores, pues habrá
que apreciar en cada caso si se afectó el derecho de defensa del destinatario.
Si la omisión fue en cuanto al detalle preciso de las copias, la notificación no será nula,
pero corresponderá la suspensión del término a petición del interesado dentro del plazo
de notificación que corresponda.
Firma de la cédula por el letrado patrocinante o procurador.- , La cédula, como
principio general, debe llevar la firma, en original y copia, del letrado de la parte interesada
en la notificación. Nada obsta a que el profesional sea el apoderado de la parte.

Curso para Ingresantes al Poder Judicial de la Prov. de Mnes.– Fuero Civil, Comercial y de Familia
Capacitadora: Dra. Susana Conde – Secretaria – Cámara de Apelación en lo Laboral
Centro de Capacitación y Gestión Judicial
“Dr. Mario Dei Castelli”

Cédulas suscritas por funcionarios del proceso.- También están facultados para firmar
cédulas el síndico, el tutor o el curador ad litem, quienes al igual que el letrado aclararán
su firma o estamparán el sello correspondiente.
Presentación de la cédula y notificación tácita.- Remitimos al comentario del art. 134,
es decir, si lleva la cédula al juzgado para que la libren, ello claramente implica que se ha
notificado.
La Reglamentación por vía de superintendencia del diligenciamiento de las cédulas, se
encuentra comprendida en el RPJ y en el Código Procesal.
El RPJ establece que la oficina de notificaciones es la encargada de diligenciar las
cédulas, “en la forma y en los plazos que disponga la reglamentación de
superintendencia”.
Notificación en la persona del interesado.- El funcionario dejará copia de la cédula
haciendo constar, con su firma, el día y la hora de la entrega. El original se agregará al
expediente con nota de lo actuado, lugar, día y hora de la diligencia, suscrita por el
notificador y el interesado. La firma de éste es innecesaria pues la manifestación del
notificador hace plena fe. No obstante, es conveniente que la persona se identifique,
dejándose constancia de su número de documento en el instrumento de la diligencia.
La notificación por cédula no es un acto personalísimo.- No es imprescindible la entrega
de la cédula en propias manos del interesado. El procedimiento varía cuando se trata del
traslado de la demanda (art. 339, párr. 2º), citación de terceros (art. 94) y preparación de
vía ejecutiva (art. 526), pues se establece que si no se encuentra al requerido se le deja
aviso para que espere al día siguiente. Si entonces tampoco se lo halla, se procederá
como ordena este artículo en el comentario.
Etapas previstas en el precepto.- La norma prevé distintas etapas a cumplir por el oficial
público para el supuesto, bastante frecuente, de no encontrar a la persona a quien va a
notificar:
a) entregará la cédula a otra persona de la casa, departamento u oficina, o al
encargado del edificio.

Curso para Ingresantes al Poder Judicial de la Prov. de Mnes.– Fuero Civil, Comercial y de Familia
Capacitadora: Dra. Susana Conde – Secretaria – Cámara de Apelación en lo Laboral
Centro de Capacitación y Gestión Judicial
“Dr. Mario Dei Castelli”

Procederá en la forma que prescribe el art. 140, esto es, dejará copia de la cédula
haciendo constar, con su firma, el día y la hora de la entrega.
Ante la última posibilidad, es decir, el no poder entregar la cédula al interesado o a las
personas mencionadas, corresponde al notificador la fijación de la cédula en la puerta de
acceso de la casa, departamento u oficina.
Notificación expresa.- Consiste en una diligencia asentada en el expediente por la cual el
notificado o su representante toman conocimiento del acto o resolución que se les debe
notificar, firmando al pie de la constancia que extiende el oficial primero. La presentación
de cualquier otro escrito posterior a la resolución que requiere notificación personal o por
cédula, no hace presumir el conocimiento de ésta.
Notificación mediante examen del expediente.- El párr. 2º del precepto se fundamenta en
la economía procesal, a fin de evitar el malgaste de tiempo y tramitaciones que apareja la
notificación por cédula. En la práctica esta forma de notificación no siempre es cumplida
debido a la dificultad de llevar un control estricto del examen del expediente en la mesa de
entradas.
Supuesto de que el interesado no firmara.- Sea por negativa o por imposibilidad de firmar,
se agregará a la atestación del oficial primero la firma del secretario (CSJN, 18/6/91, LL,
1992-B-661, nº 543).
Notificación por telegrama o carta documentada.- Se trata de una autorización limitada,
pues si bien el enunciado no es taxativo - traslado de demanda o de reconvención,
citación para absolver posiciones, la sentencia (por ej.: suspensión de la subasta judicial),
otras hipótesis requerirían auto fundado.
Régimen de la notificación por telegrama o carta documentada.- El precepto establece
que la constancia oficial de la entrega al destinatario del telegrama o carta documento en
el domicilio, determina la fecha de la notificación. Queda así sobreentendido que la
notificación se produce por la entrega del telegrama o carta y que se justifica por el mero
acompañamiento de la tarjeta de recepción.

Curso para Ingresantes al Poder Judicial de la Prov. de Mnes.– Fuero Civil, Comercial y de Familia
Capacitadora: Dra. Susana Conde – Secretaria – Cámara de Apelación en lo Laboral
Centro de Capacitación y Gestión Judicial
“Dr. Mario Dei Castelli”

Notificación por edictos.- es un tipo legal de comunicación de las resoluciones judiciales


de carácter excepcional. Por eso, sólo procede en dos situaciones particulares:
notificación a personas inciertas y a personas cuyo domicilio se ignore.
Personas inciertas.- Deben distinguirse dos hipótesis. Una, cuando se trata de personas
sobre cuya existencia no hay certeza, pueden existir o no. La otra, cuando se conoce su
existencia, pero se ignora su domicilio y su identidad. Así, por ejemplo, en el proceso de
usucapión, ante el fallecimiento del propietario, el usucapiente puede ignorar si aquél dejó
sucesores, o tener conocimiento de que existen pero sin poder individualizarlos.
El juramento.- No es necesario que el actor acredite las diligencias tendientes a localizar
el domicilio del demandado, pero sí se le exige la manifestación “bajo juramento que ha
realizado sin éxito las gestiones tendientes a conocer el domicilio de la persona a quien se
deba notificar”. Si ello fuera falso, el acto será nulo y se sanciona su perjurio con multa.
Conforme lo expuesto, quien peticiona la citación por edictos, previamente, en juicio o
fuera de él debió de informarse en los organismos oficiales pertinentes acerca del
domicilio real de la contraparte.
Efectos de la notificación edictal.
Intervención del defensor oficial.- Se presentan distintas hipótesis:
i) En el mismo edicto se emplaza al demandado bajo apercibimiento de dar
intervención al defensor oficial. Si no comparece, a petición de parte se hace efectivo el
apercibimiento, notificándose al defensor, quien debe contestar la demanda y actuar en
los actos posteriores de la causa. si comparece el demandado en el juicio se le correrá
traslado de la demanda por el término de ley, el que se notificará personalmente o por
cédula en el domicilio constituido.
j) La situación procesal del demandado que habiendo sido citado por edictos no
comparece, es distinta de la de quien ha sido notificado por cédula, oficio o exhorto, pues
mientras en este caso corresponde la declaración en rebeldía (art. 59), en el primero se
impone la designación de defensor legal, a quien debe corrérsele traslado de la demanda.
k) Comparecencia posterior: si el demandado comparece, cesa la intervención del
defensor, siendo válidos los actos ya cumplidos.

Curso para Ingresantes al Poder Judicial de la Prov. de Mnes.– Fuero Civil, Comercial y de Familia
Capacitadora: Dra. Susana Conde – Secretaria – Cámara de Apelación en lo Laboral
Centro de Capacitación y Gestión Judicial
“Dr. Mario Dei Castelli”

Sanciones.- Se aplican al perjuro por una malicia manifiesta, acumulándose la multa o la


nulidad de la comunicación.
Publicación de los edictos.- Se publican en el Boletín Oficial y en un diario de los de
mayor circulación del lugar del último domicilio del citado, siempre que fuere conocido. En
caso contrario, se prevé la publicación en un diario del lugar del juicio, es decir, donde
tiene su competencia territorial el juez interviniente.
Acreditación de la publicación.- La comunicación de los edictos se justifica mediante la
agregación al expediente de un ejemplar de aquéllos y del recibo del pago realizado.
Prescindencia de los edictos.- Se contempla la prescindencia de la publicación edictal
cuando el costo de la misma sea desproporcionado con respecto a al cuantía del juicio; en
tal hipótesis la notificación se practicará en la tablilla del juzgado.
Recaudos y texto del edicto.- Puesto que el edicto tiene por función poner en
conocimiento de la parte una resolución judicial, debe contener los recaudos comunes a
toda notificación, si bien por la naturaleza de la publicación, en forma sintética.
Cómputo de la notificación.- La resolución se tendrá por notificada al día siguiente de la
última publicación, lo cual implica que la diligencia se cumple con la última realizada.
Notificación por radiodifusión.- Es una forma de notificación ignorada en la práctica
judicial, por la lentitud formal del trámite y por su onerosidad.
l) Presupuestos para decretar la nulidad de la notificación.- Por aplicación de los
principios generales que regulan la categoría de las nulidades en el curso del
procedimiento, la sanción no es atendible en las siguientes situaciones:
a) Si no obstante su irregularidad, la notificación ha logrado la finalidad a que estaba
destinada(art. 169).
b) Si del expediente resultare que la parte ha tenido conocimiento de la resolución que
la motivó, la notificación surtirá sus efectos desde entonces (art. 149, párr. 2º; ver
comentario al art. 134).
m) Si el vicio es convalidado por presentación posterior en las actuaciones; así queda
subsanada si dentro del quinto día de conocida la nulidad no se deduce el respectivo
incidente (art. 170).

Curso para Ingresantes al Poder Judicial de la Prov. de Mnes.– Fuero Civil, Comercial y de Familia
Capacitadora: Dra. Susana Conde – Secretaria – Cámara de Apelación en lo Laboral
Centro de Capacitación y Gestión Judicial
“Dr. Mario Dei Castelli”

di) De no alegarse el perjuicio sufrido y el interés que se procura subsanar con la


declaración de nulidad: se exige al nulidicente la afirmación del perjuicio y el interés que
trata de proteger (art. 172).
e) Deberá mencionar el incidentista, en su caso, las defensas que no ha podido
oponer (art. 172).
El incidente de nulidad deberá plantearse ante la misma instancia en que haya tenido
lugar la irregularidad (ver art. 170).
En suma, la notificación viciada debe haber colocado a la parte afectada en estado de
indefensión (ver comentario al art. 136).
Trámite de la nulidad.- La vía ordenada por el CPN es el incidente; así se infiere de las
normas genéricas y del precepto en examen. No es accesorio imprimir a la cuestión el
trámite de redargución de falsedad, pero el contenido del escrito, si se impugnan las
manifestaciones vertidas por el oficial público, no podrá fundarse en una simple
disconformidad sustentada en simples pruebas en contrario, sino en una verdadera y
propia argución de falsedad (ver art. 136).

Entonces el principio general es que todos los actos procesales se notifican los
días de despacho por nota, excepto aquellos que expresamente están previstos en
el còdigo procesal o en las normas de fondos como ser leyes especiales (juicios
prendarios hipotecarios que tiene también normas de forma) deban notificarse en el
domicilio real u otro tal como el domicilio social, el de origen etc.
Art. 135. [Notificación personal o por cédula]. Sólo serán notificadas personalmente o por
cédula las siguientes resoluciones:
1) La que dispone el traslado de la demanda, de la reconvención y de los documentos que
se acompañen con sus contestaciones.
2) La que dispone correr traslado de las excepciones y la que las resuelva.
3) La que ordena la apertura a prueba y designa audiencia preliminar conforme al art. 360.
4) La que declare la cuestión de puro derecho, salvo que ello ocurra en la audiencia
preliminar.

Curso para Ingresantes al Poder Judicial de la Prov. de Mnes.– Fuero Civil, Comercial y de Familia
Capacitadora: Dra. Susana Conde – Secretaria – Cámara de Apelación en lo Laboral
Centro de Capacitación y Gestión Judicial
“Dr. Mario Dei Castelli”

5) Las que se dicten entre el llamamiento para la sentencia y ésta.


6) Las que ordenan intimaciones, o apercibimientos no establecidos directamente por la
ley, hacen saber medidas cautelares o su modificación o levantamiento, o disponen la
reanudación de plazos suspendidos por tiempo indeterminado, o aplican correcciones
disciplinarias.
7) La providencia que hace saber la devolución del expediente, cuando no haya habido
notificación de la resolución de alzada o cuando tenga por objeto reanudar plazos
suspendidos por tiempo indeterminado.
8) La primera providencia que se dicte después que un expediente haya
vuelto del archivo de los tribunales, o haya estado paralizado o fuera de secretaría más de
tres meses.
9) Las que disponen vista de liquidaciones.
10) La que ordena el traslado del pedido de levantamiento de embargo sin tercería.
11) La que dispone la citación de personas extrañas al proceso.
12) Las que se dicten como consecuencia de un acto procesal realizado
antes de la oportunidad que la ley señala para su cumplimiento.
13) Las sentencias definitivas y las interlocutorias con fuerza de tales y sus aclaratorias
con excepción de las que resuelvan caducidad de la prueba por negligencia.
14) La providencia que deniega los recursos extraordinarios.
15) La providencia que hace saber el juez o tribunal que va a conocer en caso de
recusación, excusación o admisión de la excepción de incompetencia.
16) La que dispone el traslado del pedido de caducidad de la instancia.
17) La que dispone el traslado de la prescripción en los supuestos del art. 346, párrs.
segundo y tercero.
18) Las demás resoluciones de que se haga mención expresa en la ley o determine el
tribunal excepcionalmente, por resolución fundada.
No se notificarán mediante cédula las decisiones dictadas en la audiencia preliminar a
quienes se hallaren presentes o debieron encontrarse en ella.

Curso para Ingresantes al Poder Judicial de la Prov. de Mnes.– Fuero Civil, Comercial y de Familia
Capacitadora: Dra. Susana Conde – Secretaria – Cámara de Apelación en lo Laboral
Centro de Capacitación y Gestión Judicial
“Dr. Mario Dei Castelli”

Los funcionarios judiciales quedarán notificados el día de la recepción del expediente en


su despacho. Deberán devolverlo dentro del tercer día, bajo apercibimiento de las
medidas disciplinarias a que hubiere lugar.

Palacio, Anotaciones para una explicación de la reforma procesal civil y comercial (ley
25.488), LL, 2002-A-1174.

En los casos en que este Código u otras leyes establezcan la notificación por cédula, ella
también podrá realizarse por los siguientes medios:
1) Acta notarial.
2) Telegrama con copia certificada y aviso de entrega.
3) Carta documento con aviso de entrega.
La notificación de los traslados de demanda, reconvención, citación de personas extrañas
al juicio, la sentencia definitiva y todas aquellas que deban efectuarse con entrega de
copias, se efectuarán únicamente por cédula o acta notarial, sin perjuicio de la facultad
reglamentaria concedida a la Corte Suprema de Justicia.
Se tendrá por cumplimentada la entrega de copias si se transcribe su contenido en la
carta documento o telegrama.
La elección del medio de notificación se realizará por los letrados, sin necesidad de
manifestación alguna en las actuaciones.
Los gastos que arrojen las notificaciones integrarán la condena en costas.
Ante el fracaso de una diligencia de notificación no será necesaria la reiteración de la
solicitud del libramiento de una nueva, la que incluso podrá ser intentada por otra vía.
Acta notarial. La ley 25.488 contempla en la nueva norma del art. 136 y como medio del
diligenciamiento de la notificación por cédula, el acta notarial.
La notificación por escribano público es una opción para agilizar y darle rapidez a la
notificación cedular [ver art 133 y 136, p. 155 a 158].

Curso para Ingresantes al Poder Judicial de la Prov. de Mnes.– Fuero Civil, Comercial y de Familia
Capacitadora: Dra. Susana Conde – Secretaria – Cámara de Apelación en lo Laboral
Centro de Capacitación y Gestión Judicial
“Dr. Mario Dei Castelli”

El único reparo que merece esta forma de notificación es de carácter crematístico, puesto
que su costo puede afectar el principio de economía procesal, sobre todo en pleitos de
escasa cuantía.
Telegrama y carta documento. Con relación al telegrama con copia certificada y aviso de
entrega y a la carta documento, que el Código uruguayo regula como una modalidad
genérica y sistemática (art. 80) llamada “correo judicial”, ya están contemplados en el
Código de la Nación con limitaciones, así como también en
otros ordenamientos procesales [ver § 122 a 132, p. 145 a 155].
Además, se excluyen de los actos a transmitir por estos instrumentos notificatorios, la
notificación de traslado de la demanda, reconvención, citación de personas extrañas al
juicio, la sentencia definitiva y todas aquellas que deban efectuarse con entrega de
copias.
Sin embargo, el artículo expresa: “Se tendrá por cumplimentada la entrega de copias si se
transcribe su contenido en la carta documento o telegrama”, lo que, en contradicción con
el parágrafo anterior, parece habilitar esta modalidad notificatoria.

No obstante creemos que las excepciones que contiene el artículo, si se hicieran por carta
documento o telegrama con la debida transcripción del contenido de las copias, la
notificación no es nula, pues cumple en definitiva con su finalidad.
No obstante, debe tenerse presente que existen situaciones en las cuales resultará
necesario que el destinatario de la notificación tenga a la vista copia o fotocopia del
documento”
En la parte final del nuevo artículo se establece que ante el fracaso de una diligencia
notificatoria no es necesaria la reiteración de la solicitud del libramiento de una nueva, la
que puede ser intentada, incluso, por otra vía.

Art. 137. [Contenido y firma de la cédula]. La cédula y los demás medios previstos en el
artículo precedente contendrán:

Curso para Ingresantes al Poder Judicial de la Prov. de Mnes.– Fuero Civil, Comercial y de Familia
Capacitadora: Dra. Susana Conde – Secretaria – Cámara de Apelación en lo Laboral
Centro de Capacitación y Gestión Judicial
“Dr. Mario Dei Castelli”

1) Nombre y apellido de la persona a notificar o designación que corresponda y su


domicilio, con indicación del carácter de éste.
2) Juicio en que se practica.
3) Juzgado y secretaría en que tramita el juicio.
4) Transcripción de la parte pertinente de la resolución.

El art. 136 in fine destaca que cuando se trata de este medio notificatorio, se realizará “sin
necesidad de manifestación alguna en las actuaciones”.
El art. 150 suprime la frase “a solicitud de parte” que contenía el art. 143 del CPCCN.
5) Objeto, claramente expresado, si no resultare de la resolución transcripta. En caso de
acompañarse copias de escritos o documentos, la pieza deberá contener detalle preciso
de aquéllas.
El documento mediante el cual se notifique será suscripto por el letrado patrocinante de la
parte que tenga interés en la notificación o por el síndico, tutor o curador ad litem, notario,
secretario o prosecretario en su caso, quienes deberán aclarar su firma con el sello
correspondiente.
La presentación del documento a que se refiere esta norma en la secretaría del tribunal,
oficina de correos o el requerimiento al notario, importará la notificación de la parte
patrocinada o representada.
Deberán estar firmados por el secretario o prosecretario los instrumentos que notifiquen
medidas cautelares o entrega de bienes y aquellos en que no intervenga letrado, síndico,
tutor o curador ad litem, salvo notificación notarial.
El juez puede ordenar que el secretario suscriba los instrumentos de notificación cuando
fuere conveniente por razones de urgencia o por el objeto de la providencia.
Con referencia a los instrumentos de notificación de medidas cautelares o entrega de
bienes, que deben estar firmados por el secretario o prosecretario, exceptúa de tal
requisito la notificación notarial.
Art. 138. [Diligenciamiento]. Las cédulas se enviarán directamente a la

Curso para Ingresantes al Poder Judicial de la Prov. de Mnes.– Fuero Civil, Comercial y de Familia
Capacitadora: Dra. Susana Conde – Secretaria – Cámara de Apelación en lo Laboral
Centro de Capacitación y Gestión Judicial
“Dr. Mario Dei Castelli”

oficina de notificaciones, dentro de las veinticuatro horas, debiendo ser diligenciadas y


devueltas en la forma y en los plazos que disponga la reglamentación de
superintendencia.
La demora en la agregación de las cédulas se considerará falta grave del Oficial primero,
cuando la diligencia deba cumplirse fuera de la ciudad asiento del tribunal, una vez
salladas, se devolverán en el acto y previa constancia en el expediente, al letrado o
apoderado. Las cédulas se enviarán directamente a la oficina de notificaciones y la
fijación del trámite cuando la diligencia deba cumplirse fuera de la ciudad asiento del
tribunal.
Sobre cerrado para las copias serán entregadas bajo sobre cerrado. Igual requisito se
observará respecto de las copias de los documentos agregados a dichos escritos.

El sobre será cerrado por personal de la oficina, con constancia de su contenido, el que
deberá ajustarse, en cuanto al detalle preciso de copias, de escritos o documentos
acompañados, a lo dispuesto en el art. 137, (necesidad de velar por el decoro en los actos
procesales.)
Si la notificación se hiciere por cédula o acta notarial, el funcionario o empleado
encargado de practicarla dejará al interesado copia del instrumento haciendo constar, con
su firma, el día y la hora de la entrega. El original se agregará al expediente con nota de lo
actuado, lugar, día y hora de la diligencia, suscripta por el notificador y el interesado, salvo
que éste se negare o no pudiere firmar, de lo cual se dejará constancia.
Art. 141. [Entrega del instrumento a personas distintas]. Cuando el notificador no
encontrare a la persona a quien va a notificar, entregará el instrumento a otra persona de
la casa, departamento u oficina, o al encargado del edificio, y procederá en la forma
dispuesta en el artículo anterior. Si no pudiere entregarlo, lo fijará en la puerta de acceso
correspondiente a esos lugares.
Art. 142. [Forma de la notificación personal]. La notificación personal se practicará
firmando el interesado en el expediente, al pie de la diligencia extendida por el
prosecretario administrativo o jefe de despacho.

Curso para Ingresantes al Poder Judicial de la Prov. de Mnes.– Fuero Civil, Comercial y de Familia
Capacitadora: Dra. Susana Conde – Secretaria – Cámara de Apelación en lo Laboral
Centro de Capacitación y Gestión Judicial
“Dr. Mario Dei Castelli”

Art. 143. [Notificación por examen del expediente]. En oportunidad de examinar el


expediente, el litigante que actuare sin representación o el profesional que interviniera en
el proceso como apoderado, estarán obligados a notificarse expresamente de las
resoluciones mencionadas en el art. 135.
Si no lo hicieran, se les invitará a hacerlo, expresándole en forma amable y educada, con
respeto, que es una orden del juez, o del secretario, para evitar el libramiento de cédulas
y agilizar las causas.
Puede ocurrir que la persona no sea un abogado y no sepa firmar, o no pudiere, valdrá
como notificación la atestación acerca de tales circunstancias y la firma de dicho
empleado y la del secretario.
Cuando se notifique mediante telegrama o carta documento certificada con aviso de
recepción, la fecha de notificación será la de la constancia de la entrega al destinatario.
Quien suscriba la notificación deberá agregar a las actuaciones copia de la pieza
impuesta y la constancia de entrega.
Carga procesal. Con respecto al régimen de notificación por telegrama o carta
documento, establece la carga procesal, para quien suscriba la notificación.

Curso para Ingresantes al Poder Judicial de la Prov. de Mnes.– Fuero Civil, Comercial y de Familia
Capacitadora: Dra. Susana Conde – Secretaria – Cámara de Apelación en lo Laboral