You are on page 1of 6

EL USO DE LA LIBERTAD CRISTIANA

Hace algunos años el vivir el evangelio se limitaba a una serie de reglas


exteriores: no fumes no bailes, no tomes, no vayas al cine. Un conjunto de reglas
exteriores que no tenía nada que ver con los diez mandamientos.
Tenemos directrices clara en los diez mandamientos, pero qué con lo que no
nos dice la Biblia. La Palabra no habla del Cine, del Facebook, de los juegos de
Cartas, de los conciertos o la música, no habla de fumar, El vestido, el
maquillaje, la internet, la comida, etc.
1. ¿Es acorde con el propósito de nuestra existencia?
La Palabra de Dios nos enseña que el propósito de nuestra existencia y sobre
todo el propósito de nuestra redención es dar la gloria de Dios. Para eso fuimos
creados como seres humanos, para eso fuimos redimidos como hijos de Dios.
Para nosotros, sin embargo, sólo hay un Dios, el Padre, del cual proceden todas
las cosas, y nosotros somos para él; y un Señor, Jesucristo, por medio del cual
son todas las cosas, y nosotros por medio de él. 1 Cor 8:6
Eso que voy a hacer, eso que voy a realizar ¿dará la gloria a Dios? O
simplemente va a satisfacer mis apetitos egoístas, sólo traerá placer para mí sin
ninguna clase de beneficio espiritual. ¿Me ayudará a meditar en Dios? O
simplemente hará olvidarme de Él por todo ese tiempo. ¿Honra a Dios o es un
tipo de idolatría encubierta?
Si, pues, coméis o bebéis, o hacéis otra cosa, hacedlo todo para la gloria de Dios.
1 Cor 10:31

2. El principio de la conciencia. Nunca vaya en contra de su conciencia.


Pero no en todos hay este conocimiento; porque algunos, habituados hasta aquí
a los ídolos, comen como sacrificado a ídolos, y su conciencia, siendo débil, se
contamina. 1 Cor 8:7
Dios nos ha regalado un sistema de alarma para nuestro beneficio, es la
conciencia, ella nos habla cuando algo puede ser malo para nosotros. No es
absolutamente confiable, pues a veces nos acusa cuando no hay motivos reales
y eso es malo, pues muestra que nuestra conciencia es débil. De igual forma la
conciencia está condicionada por la religión y la cultura. Un musulmán radical
no es acusado por su conciencia al agredir o matar a alguien cuando lo hace en
honor a su dios Alá.
Igual la conciencia no es absolutamente confiable porque a veces no nos dirá
nada frente a Ios pecados de ignorancia o en los que ya estamos habituados.
Haremos pecado y no nos damos cuenta y la conciencia no dice nada.
El punto es que sea una conciencia débil que acusa por todo, o sea una
conciencia medio cauterizada que no me acuse de nada, jamás debemos ir en
contra de ella. El resultado sería peor. El Espíritu Santo siempre usará la
conciencia para hacernos mover al arrepentimiento y contrición de corazón.
Él nos mostrará con la Biblia lo que es pecado, luego usará la conciencia para
movernos al arrepentimiento, pero una conciencia cauterizada equivale a un
corazón endurecido y rebelde al ministerio del Espíritu Santo.
Si estás haciendo algo y tu conciencia te acusa, simplemente para y cambia a
otra actividad. Si lo que hacías no era pecado Dios te ayudará a superarlo, si por
el contrario era pecado, Dios fortalecerá aún más tu conciencia y tu
discernimiento.
De todo lo que se vende en la carnicería, comed, sin preguntar nada por motivos
de conciencia; porque del Señor es la tierra y su plenitud. Si algún incrédulo os
invita, y queréis ir, de todo lo que se os ponga delante comed, sin preguntar
nada por motivos de conciencia. 1 Cor 10:25 - 27

En todo caso, jamás es sabio ir en contra de la conciencia, se puede cauterizar


y el daño es terrible.
3. ¿Edifica mi vida espiritual? El principio de la edificación
Todo me es lícito, pero no todo conviene; todo me es lícito, pero no todo edifica.
1 Cor 10:23

Todo me es lícito: Es todo lo que no prohíbe o manda los diez mandamientos,


todo lo que no se enmarque ahí es lícito. (Facebook, cine, la Tv, Música, teatro,
juegos de azar, el play station, el parqués, las cartas, internet, revistas, etc)
Edificar: oikodomeo Edificar una casa, es decir tu vida espiritual, esa que debe
estar sobre la roca no sobre la arena.
Existen muchas cosas lícitas que podemos hacer, pero no todas son
convenientes, no todas me ayudarán a edificar con disciplina y amor nuestra
vida espiritual, es simple; sino te ayuda a estar más cerca de Dios limita su uso
a un tiempo bastante razonable. Tienes un propósito fundamental: ¡Glorificar a
Dios! Si te aleja de ese propósito no lo hagas tu prioridad.
Es simple daremos cuenta a Dios de todo lo que hacemos y de todo en lo
invertimos el tiempo de nuestra existencia sobre la tierra.
Y si sobre este fundamento alguno edificare oro, plata, piedras preciosas,
madera, heno, hojarasca, la obra de cada uno se hará manifiesta; porque el día
la declarará, pues por el fuego será revelada; y la obra de cada uno cuál sea, el
fuego la probará. Si permaneciere la obra de alguno que sobreedificó, recibirá
recompensa. Si la obra de alguno se quemare, él sufrirá pérdida, si bien él
mismo será salvo, aunque así como por fuego. 1 Cor 3: 12 - 15

4. ¿Cómo me hará correr la carrera?


El centro de su existencia debe ser su vida espiritual, no el empleo, la profesión,
sus talentos o el dinero. Básicamente el ser humano es un alma con cuerpo, pero
como el alma no se ve y no vemos tampoco a Dios o al diablo. Así que,
olvidamos por completo la dimensión espiritual de la existencia y perdemos el
verdadero enfoque de la vida. Si usted le pregunta a la Biblia le dirá que lo
espiritual siempre debe ser primero, después las otras dimensiones.
La vida espiritual es una carrera, ésa es la carrera más importante de la vida y
¿cómo la estamos corriendo?
¿No sabéis que los que corren en el estadio, todos a la verdad corren, pero uno
solo se lleva el premio? Corred de tal manera que lo obtengáis. Todo aquel que
lucha, de todo se abstiene; ellos, a la verdad, para recibir una corona corruptible,
pero nosotros, una incorruptible. Así que, yo de esta manera corro, no como a
la ventura; de esta manera peleo, no como quien golpea el aire, sino que golpeo
mi cuerpo, y lo pongo en servidumbre, no sea que habiendo sido heraldo para
otros, yo mismo venga a ser eliminado. 1 Cor 9:24 – 27

Esta carrera necesita enfoque, estar centrados en la meta; no podemos correr a


la aventura, debemos ir por un camino estrecho y entrar por una puerta delgada,
necesitamos estar concentrados.
Esta carrera necesita disciplina y dominio propio. Simplemente debemos
negarnos cosas que nos son permitidas para decirle a nuestra carne quien está al
control. Golpear nuestro cuerpo y ponerlo en servidumbre es dominio propio y
evitar todo aquello que me pueda atrapar en un hábito distractor o destructor.

Todas las cosas me son lícitas, mas no todas convienen; todas las cosas me son
lícitas, mas yo no me dejaré dominar de ninguna. 1 Cor 6:12

Existen cosas lícitas que a son muy atrapadoras, forman habitos y pueden llevar
fácilmente a la esclavitud: Facebook y todas las redes sociales, los videojuegos,
el alcohol, el acostarse a altas horas de la noche, el trabajo. ¿quieres en verdad
estar atrapado en un hábito esclavizante?
En promedio un Colombiano invierte 7 horas en visitar el Facebook en un mes,
en un año son 84 horas, es decir dos semanas laborales. El punto es que pocos
jóvenes tienen sólo Facebook. Está instagram, Watssap, Twiter, Youtube, Hi5,
tumblr y conforme tenga redes sociales, más tiempo invertirá en ello. ¿Cuántas
horas leyendo la Biblia? ¿Cuántas orando? ¿Cuántas asistiendo a la iglesia?
¿Cómo estamos corriendo la carrera? ¿Quién está al mando? ¿Va a contribuír a
mi desarrollo espiritual?
La época más susceptible para una adicción es de 12-25 años. Papás ayuden a
sus hijos a usar bien la libertad que tienen, ustedes deben ayudarlos a invertir su
existencia, guíenlos en el uso de los principios que estamos revisando esta
mañana. Ellos deben fortalecer su carácter y sobre todo su vida cristiana, la
realidad es que necesitan nuestra ayuda para hacerlo. Papás esta edad no es para
que les den plena libertad, es la edad de enseñarles a usar su libertad y es en
realidad la edad donde más deben rendir cuentas del uso del tiempo.
5. El principio de la Vigilancia Espiritual
Y estas cosas les acontecieron como ejemplo, y están escritas para
amonestarnos a nosotros, a quienes han alcanzado los fines de los siglos. Así
que, el que piensa estar firme, mire que no caiga. No os ha sobrevenido ninguna
tentación que no sea humana; pero fiel es Dios, que no os dejará ser tentados
más de lo que podéis resistir, sino que dará también juntamente con la tentación
la salida, para que podáis soportar. Por tanto, amados míos, huid de la idolatría.
Como a sensatos os hablo; juzgad vosotros lo que digo. 1 Cor 10:11-15
No podemos ser incautos, Satanás siempre tratará de hacernos caer. No
podemos ser distraídos, adentro de nosotros hay un traidor, la naturaleza
pecaminosa siempre hará de las suyas si nos descuidamos. Todo lo puede
volverse una tentación, todo puede ser usado para encubrir un pecado.

Existen posiciones riesgosas para la vida espiritual y moral. Al principio parece


inocente, pero puede producir terrible consecuencias. Coqueteos sean hombres
o mujeres. Los va a poner en circunstancias comprometedoras. Un hombre y
una mujer solos en un lugar, siempre los va a poner en una circunstancia
comprometedora. Una exploración de internet a solas y altas horas de la noche,
te pondrá en una situación comprometedora.

Tenemos libertad para muchas cosas, pero debemos vigilar en todo momento,
la carne es débil y tratará de aprovechar cualquier cosa para pecar. Hay libertad
para muchas actividades, pero Satanás querrá usar hasta el Tetris para alejarte
de Dios. Nunca podemos dejar de vigilar. Nos creemos muy fuertes o muy
prudentes y se nos olvidan fácilmente los límites. Podemos imitar al mundo
olvidando que hemos sido librados del presente siglo malo.
¿Lo que hago me distrae tanto que olvido vigilar?

6. ¿Llevará a otros a Cristo?

Por lo cual, siendo libre de todos, me he hecho siervo de todos para ganar a
mayor número.
Me he hecho a los judíos como judío, para ganar a los judíos; a los que están
sujetos a la ley (aunque yo no esté sujeto a la ley) como sujeto a la ley, para
ganar a los que están sujetos a la ley; a los que están sin ley, como si yo estuviera
sin ley (no estando yo sin ley de Dios, sino bajo la ley de Cristo), para ganar a
los que están sin ley. Me he hecho débil a los débiles, para ganar a los débiles;
a todos me he hecho de todo, para que de todos modos salve a algunos. Y esto
hago por causa del evangelio, para hacerme copartícipe de él. 1 Cor 9:19-23

Pablo siempre usó su libertad para ganar a otros para Cristo, Lo que haces traerá
a otros a Cristo o pondrá a pensar a los que te acompañan este es cristiano o
cristiana: ¿Qué será lo diferente? Hace todo lo mismo que nosotros. Baila, toma
no se emborracha pero toma, la misma música, viste como todos, habla como
todos. ¿Qué es lo diferente? Pablo hacía concesiones, pero eran concesiones
que jamás comprometieron su comunión con Dios, el lo que hacía era restringir
su libertad no abusar de su libertad.
Nos creemos muy fuertes o muy prudentes y se nos olvidan fácilmente los
límites. Podemos imitar al mundo olvidando que hemos sido librados del
presente siglo malo y se nos olvida que estamos aquí para guiar a otros a Cristo.
Lo que hacemos guía a otros a Cristo o los confunde respecto al cristianismo?
7. Ir en pos de la semejanza a Cristo
Sed imitadores de mí, así como yo de Cristo. 1 Cor 11:1
¿Esto que hago es lo que haría Jesús? Nuestras acciones nuestro carácter deben
seguir a Jesús, Sé que Jesús es más que nuestro ejemplo, Él es Dios, es nuestro
Señor, es nuestro salvador, es más que un simple ejemplo. Hago la aclaración
porque muchos sólo predican de Jesús el ejemplo y el modelo a seguir y no toda
su obra redentora, Pero no me olvido de que Él es mi modelo seguir y ese
ejemplo nos ayuda a usar de la libertad que Cristo nos ha dado en la cruz.

Resumen para recordar aplicaciones:


¿Es acorde con el propósito de nuestra existencia?
El principio de la conciencia. Nunca vaya en contra de su conciencia.
¿Edifica mi vida espiritual? El principio de la edificación
¿Cómo me hará correr la carrera?
El principio de la Vigilancia Espiritual
¿Llevará a otros a Cristo?
Ir en pos de la semejanza a Cristo