Sie sind auf Seite 1von 2

DIVISIÓN DE LA BALÍSTICA FORENSE:

La Balística Forense se puede dividir en:

1. BALÍSTICA INTERIOR.

2. BALÍSTICA EXTERIOR

3. BALÍSTICA DE EFECTOS O TERMINAL

4. BALÍSTICA IDENTIFICATIVA

BALÍSTICA INTERIOR
La balística interior es la rama de la balística que estudia los fenómenos que ocurren al interior del
arma desde el inicio del encendido del propelente hasta la salida del proyectil por la boca de la
misma. “Es decir, estudia todos los fenómenos que impulsan al proyectil, así como el quemado del
propelente, la presión gaseosa, el giro y rozamiento dentro del ánima, etc”.

BALÍSTICA EXTERIOR:

Estudia el movimiento del proyectil fuera del arma durante el recorrido por el espacio, es decir
desde el momento que sale de la boca del cañón, hasta la llegada del objetivo pretendido.

BALÍSTICA DE EFECTOS O TERMINAL:

Estudia los fenómenos que se realizan al llegar los proyectiles a las superficies de impacto se
concreta fundamentalmente en la precisión, la perforación o penetración, el trauma ocasionado la
detención o poder de parada u otros que se pretendan conseguir sobre las superficies de impacto.

BALÍSTICA IDENTIFICATIVA:

Es la que se ocupa de establecer una relación de identidad entre las marcas y lesiones aparecidas
en los elementos no combustibles del cartucho (proyectil, casquillo y fulminante) y la parte del
arma que ha ocasionado dichas lesiones

ESPECTROFOTOMETRÍA DE ABSORCIÓN ATÓMICA:

En química analítica, la espectrometría de absorción atómica es una técnica para determinar la


concentración de un elemento metálico determinado en una muestra. Puede utilizarse para
analizar la concentración de más de 62 metales diferentes en una solución.
Generalmente cuando se detona o dispara un cartucho de un arma de fuego, una cantidad de
vapores y partículas son expelidas alrededor del arma, a lo que se le conoce como residuos de la
deflagración. Los métodos empleados para determinar si un individuo detonó un arma de fuego,
están basados en el análisis de dichos residuos, que generalmente suelen encontrarse en ropa,
cara, manos e incluso pelo.

Para este método, se usa cuatro algodones humedecidos en acido nítrico o en acido clorhídrico
para limpiar las palmas y los dorso de las manos, de manera de recobrar los componentes
metálicos del fulminante. Y un quinto trozo de algodón se usa como control. Los trozos de algodón
deben tener manguitos de plástico, no de madera que puede contener bario. Se puede considerar
como positivo, cuando se encuentra niveles de antimonio superiores o iguales a 35 ng., 150 ng
para bario y de 800 ng para plomo.

ANÁLISIS DE RESIDUOS DE PÓLVORA TRAS EL DISPARO:

Tras el disparo, se generan residuos incinerados, restos de pólvora, residuos metálicos y restos del
fulminante) y no incinerados provenientes de los casquillos de la bala y del propulsor del arma.
Este material se deposita en la ropa de la víctima, en la ropa o en las manos del victimador. En el
caso de las escopetas, la rosa de dispersion de los perdigones de escopeta.

INDUCTIVE DE PLASMA ACOPLADA A LA ESPECTROMETRÍA DE MASAS:


Para Moreno Gonzales, la espectroscopia de absorción atómica (cromatógrafo de absorción
atómica) esta prueba la considera la más confiable. Aunque prefiere la prueba Inductive de plasma
acoplada a la espectrometría de masas.

CLASES DE DISPARO EN EL CUERPO HUMANO:

BOCAJARRO:

Se denomina al disparo del arma en contacto directo con el cuerpo o a una distancia de menos de
6 centímetros, produciéndose un orificio de entrada con bordes irregulares en ocasiones
desgarrados y suelen estar ennegrecidos por la pólvora quemada y a veces se localizan residuos
negros de humo.

QUEMARROPA:

El sujeto que recibe el disparo se encuentra a más de 6 y menos de 25 centímetros, produciéndose


un orificio en forma de ojal o circular. (Hasta 10-15cm con revólver.) Se denomina así, porque el
sujeto que recibe el disparo se encuentra dentro del alcance de la llama.

Se observa una cintilla de contusión, (collarete erosivo) y alrededor de la herida, se produce una
quemadura de la piel, por la llama, y queda apergaminada, de color oscuro o amarillento.