Sie sind auf Seite 1von 4

EL ACOSO ESCOLAR O BULLYING 1

ACOSO ESCOLAR O “BULLYING”

(Albert Bandura 1977 citado por Vega &gonzález, 2016) afirma el ser humano no es
por naturaleza bueno ni malo, sino que aprende a comportarse de forma antisocial mediante
un aprendizaje social, relacionado con la agresión y la delincuencia. Según este autor para
entender cómo se aprende y se modela el comportamiento hay que centrarse en los resultados
de la interacción entre las personas que son determinados por un medio social concreto.

De esta manera aparece el acoso escolar como una problemática social muy reiterativa
en los colegios públicos o privados. Que implica diferentes componentes sociales como son
el estrato socio-económico, cultura, diferencias de pensamiento y sobre todo el contexto
social en el que se desenvuelve o pasa su mayor tiempo. Cuando hablamos de acoso escolar
o el famoso “Bullying” nos referimos a todas aquellas agresiones físicas, verbales y
psicológicas que una persona o estudiante le puede causar a otro de forma continua en
diferentes lugares de la institución.

Así mismo el acoso escolar involucra tres personas o variables muy importantes como
lo son; la víctima, el victimario, y la persona anónima es decir la que observa y sabe lo que
pasa, pero nunca habla ni sabe nada, estas tres personas principalmente oscilan entre los once
o doce años de vida, es decir cuando están entrando a la etapa de la pubertad y adolescencia.
el victimario siempre intimida a su víctima usualmente con el silencio, indiferencia y en
cooperación de otros estudiantes.

Las víctimas son los estudiantes más ansiosos e inseguros que suelen ser cautos,
sensibles y tranquilos; poseen baja autoestima, tienen una opinión negativa de sí mismos y
de su situación; y frecuentemente son considerados como fracasados sintiéndose estúpidos y
avergonzados, del mismo modo los agresores se distinguen por su agresividad con sus
compañeros y en ocasiones con los profesores y adultos. Suelen caracterizarse por la
impulsividad y una soberbia necesidad de dominar a otros. Pueden ser ansiosos e inseguros.
Estos agresores sienten la necesidad del poder y del dominio, parece que disfrutan cuando
tienen el control y necesitan dominar a los demás. (Dan Olweus 1998 citado por Castillo-
Pulido, 2011)
EL ACOSO ESCOLAR O BULLYING 2

Por otro lado (Dan Olweus 1998 citado por Castillo-Pulido, 2011) afirma que; el acoso
escolar se interpreta como maltrato, ya que El carácter repetitivo, sistemático y la
intencionalidad de causar daño o perjudicar a alguien que habitualmente es más débil, son
las principales características del acoso, la agresividad intimidatoria entre escolares es un
fenómeno muy antiguo pero solo hasta hace poco tiempo a principios de la década de los
setenta se hicieron esfuerzos para su estudio sistemático (p.418).

(Dan Olweus 1993 citado por Ruiz, 2014) dice Todos los actos agresivos asociados a la
violencia y al bullying toman distintas formas de conducta antisocial. Las formas más
características son la agresión física, la psicológica (que incluye la verbal y emocional) y la
sexual. Durante los años de la adolescencia temprana, el bullying ocurre con mayor
frecuencia e intensidad.

Del mismo modo (Castillo-Pulido, 2011) Refiere que La situación de acoso e


intimidación y la de su víctima queda definida en los siguientes términos: “Un alumno es
agredido o se convierte en víctima cuando está expuesto, de forma repetida y durante un
tiempo, a acciones negativas que lleva a cabo otro alumno o varios de ellos. En esta situación
se produce también un desequilibrio de fuerzas. (p.418).

(Ortega 2005 citado por escolar & Garzon , 2015) afirma que los niños y los jóvenes
presentan en sus juegos conductas agresivas que en algunos casos se consideran normales y
de ningún modo representan un acto de acoso. (p.220). al igual que (Marín &Reidl 2013
citado por Escolar & Garzón 2015) existen muchas conductas agresivas dentro de un grupo,
las cuales, no necesariamente son perjudiciales y se podría asegurar que de acuerdo con la
intencionalidad y al momento en el que se esté dando la conducta se puede atribuir su
significado, pues quizá, exista cierta permisividad para realizarlas y no causar daño en quien
las recibe ya que cada grupo de amigos posee sus normas de convivencia, sentimientos,
actitudes y valores propios.

Por otra parte se encuentra (Davis & Davis, 2008) El acoso escolar, intimidación o bullying,
es un problema que da como resultado niños destrozados física y emocionalmente, y adultos
que se sienten impotentes ante la situación. Sin embargo, existen estrategias comprobadas
para controlar este fenómeno y crear ambientes seguros e incluyentes para niños y
EL ACOSO ESCOLAR O BULLYING 3

adolescentes permitiéndoles crecer sin miedo en diferentes contextos sociales mediante


métodos creativos y efectivos ante dicha problemática. (p.160).

Finalmente, el Bullying o el acoso escolar va mas allá de una problemática social, pues nace
desde un mal aprendizaje en su contexto social. Esta situación está presente en cualquier sitio,
aunque más común mente en el colegio o sitio escolar, teniendo en cuenta que el bullying no
es una conducta agresiva pues como bien lo vimos con el señor Olweus es una acción repetida
que se da o se presenta usualmente en un tiempo conllevando a una postura desequilibrada
de poder y dominio. Cuando se habla de acoso escolar o bullying estamos también
refiriéndonos a cualquier tipo de maltrato que se da de forma física espontánea como son los
golpes y, las amenazas con arma, también está el maltrato físico trasversal que ya se cuenta
a todas aquellas burlas, insultos y apodos y por último el maltrato verbal o de eliminación
directa que se refiere a no dejar participar a la víctima en ninguna actividad y la indirecta que
es menospreciar, ignorar y tratar como un objeto a la persona todo este maltrato es lo que
identifica al bullying pues ese comportamiento siempre lo hace con una intencionalidad y esa
intensión de hacerle daño o perjudicarla.

Por lo tanto, en el bullying siempre existen tres personas, una de ellas es la victima la persona
más débil, el segundo es el victimario que es la persona que siente la necesidad de poder y
dominio y por último los espectadores o personas anónimas que son aquellas que ven todo
lo que pasa y escucha, pero nunca dice nada y si le preguntan no sabe nada ni ha visto nada.

Bibliografía
Castillo-Pulido, L. E. (2011). El acoso escolar. De las causas, origen y manifestaciones a la pregunta
por el sentido que le otorgan. Magis vol. 4, núm. 8, 415-428.

Davis, S., & Davis, J. (2008). CRECER SIN MIEDO. España: NORMA GRUPO EDITORIAL.

escolar, E. a., & Garzon Velasquez , f. (2015). María Fernanda Enríquez Villota. SABER, CIENCIA Y
Libertad Vol. 10, No.1, 1794-7154.

GONZÁLEZ, M. G. (2016). BULLYING EN LA ESCUELA SECUNDARIA. Revista Mexicana de


Investigación Educativa VOL. 21, NÚM. 71, 1165-1189.

Ruiz, P. A. (30 de 09 de 2014). Revista vinculando . Obtenido de Teoría epistemológica del bullying:
fundamentación teórica : http://vinculando.org/psicologia_psicoterapia/teoria-
epistemologica-del-bullying-fundamentacion-teorica-2a-parte.html
EL ACOSO ESCOLAR O BULLYING 4