Sie sind auf Seite 1von 31

NOTA DEL AUTOR

Esta historia ocurre en una isla en el noroeste de Escocia.


No es una isla real, pero hay muchas islas similares en el
área. En invierno, el clima puede ser muy frío, pero el mar
es relativamente cálido. Esto se debe a la Corriente del
Golfo, una corriente oceánica cálida que va desde el Golfo
de México, hasta la costa atlántica de América del Norte y
hacia el noreste hacia Escocia. Por esta razón, es posible
cultivar algunas plantas tropicales en estas islas escocesas.
Muchas plantas exóticas crecen en los patios * del castillo
de Craigen.
-------------------- CAPÍTULO I --------------------
Vacaciones en Onach

Mi esposa y yo estamos de pie en los jardines del castillo


de Craigen. El castillo está en una isla en el noroeste de
Escocia. Está construido en el borde de un acantilado, muy
por encima del mar.
Frente a la isla en el continente está el pueblo de Onach.
Un puente une la isla al continente. Mi esposa nació en
Onach, pero ella realmente no conoce muy bien el pueblo.
Ella se fue cuando era joven y no ha vuelto allí desde
entonces.
La isla pertenece a Lord William Douglas. Ha pertenecido
a la familia Douglas durante cientos de años. Hasta hace
poco, Craigen era el hogar familiar. Pero los castillos son
costosos de mantener *, así que ahora Lord Douglas solo
vive aquí en el verano. Cuando él está aquí, Craigen Castle
está abierto a los visitantes. Julio es el mes más
popular. En julio, los jardines son luminosos y llenos
de gente.
No es julio ahora y no hay visitantes. Es diciembre,
un mes frío y oscuro, y estamos solos.
Hay un libro en mi mano. Se llama Craigen: Castle
and Grounds *.
"¿Dónde estamos exactamente?", Pregunta mi
esposa. Ella está nerviosa *. Ella habla rápidamente
y su voz suena más alta de lo normal. Eso es bueno.
Espero unos segundos antes de abrir el libro. Hay un
mapa en la primera página.
"Déjame ver." Ella saca el libro de mi mano y se
aleja.
"Relájate, Joan".
Pero Joan no está escuchando. Ella se para a
distancia, estudiando el mapa.
Cierro los ojos e intento imaginar la vida sin Joan.
En unas pocas horas, no lo necesitaría. Estaré sola de
nuevo, para siempre. La idea me hace sonreír.
"Muéstrame dónde estamos". Abro los ojos. Joan
está frente a mí. Ella está sosteniendo el libro. Lo
tomo de ella y señalo la palabra "colina" en la
esquina superior izquierda del mapa.
"Estamos muy lejos de la entrada principal *", dice,
mirando su reloj. "Venga. Son las cuatro en punto.
Deberíamos irnos ".
No dije nada. La nieve cubre el lejano terreno
elevado. Me siento frío mirándolo. Me vuelvo para
mirar los árboles. Sus
Oscureciendo ahora. Pero todavía puedo ver el lago,
y muy por encima, un solo pájaro volando sobre las
viejas paredes del castillo.
Qué tranquilo es todo. Que silencioso Y qué triste
que Joan no parece disfrutar de estar aquí. Ella
debería. Porque esto es lo que ella necesita: un lugar
tranquilo donde pueda relajarse. Es por ella que
estamos aquí, ¿sabes? Por su enfermedad, eso es.
▪ ■ ▪

Fue idea de Alan venir aquí. Alan es viejo amigo. Ahora él


también es nuestro socio comercial. Tenemos una pequeña
empresa en Glasgow. La compañía hace ropa. Los tres trabajamos
allí: Allan, Joan y yo. Me llamo Edward, Edward Sutton. Pero
todos me llaman Ed.
Soy el segundo marido de Joan. Su primer marido, John Roag, era
un hombre rico. Murió hace diez años y le dejó todo su dinero a *
Joan. Después de que Joan y yo nos casamos, ella usó parte del
dinero para comenzar la empresa. Durante años tuvo mucho éxito,
pero recientemente perdimos a uno de nuestros clientes más
importantes. Lo perdimos por culpa de Joan.
El cliente entró a la oficina un día para hablar sobre las fechas de
su orden de ropa *. La reunión fue bien al principio. Entonces
Joan se enojó sin razón. Ella le dijo al cliente que él era estúpido.
Se fue sin decir nada más. Al día siguiente, ella llamó por
teléfono para decir que lo sentía. Pero fue demasiado tarde.
Escribió una carta cancelando todas sus órdenes.
Después de este incidente, la vida en la oficina empeoró. Joan
comenzó a imaginar que todos la odiaban. Ella se volvió
temperamental. En un momento ella estaba calmada y racional;
~ 5 ~
al minuto siguiente estaba gritando * a todos. Por la noche
tenía sueños terribles y despertaba llorando.
Pensé que se estaba volviendo loca *. No quería trabajar
con ella ni vivir con ella nunca más. Pero necesitaba su
dinero.
Alan estaba muy descontento con Joan. El negocio era
muy importante para él; era su vida Él no quería que ella
lo * destruyera. Entonces Alan me contó sobre su plan. Me
gustó. Dije que deberíamos seguir *.
Entonces, un día del verano pasado, Alan vino a Onach
solo. Una mañana temprano condujo hasta la isla y fue a la
oficina del castillo, que está afuera de la entrada principal.
Había algunas llaves en la pared. Esperó a que nadie
mirara y tomó las llaves. Luego fue a un pueblo cercano,
donde se hicieron copias. Devolvió las llaves originales
antes de que alguien viera que se habían ido.
Esa fue la primera parte del plan.
Otoño vino. Joan empeoró. A fines de noviembre,
Alan le dijo: "Necesitas unas vacaciones". Vamos
todos juntos a unas vacaciones de invierno, en
Onach, donde naciste. Ella aceptó.
Así que ahora los tres de nosotros estamos aquí en
Onach.
Después del almuerzo en el hotel de hoy, Alan dijo
que estaba cansado. "Quiero quedarme en mi
habitación y leer", dijo. "Ustedes dos van a la isla.
Nos podemos encontrar aquí más tarde ".
Cuando Joan no estaba mirando, me dio una de las
llaves. Todo era parte del plan.
~ 6 ~
▪ ■ ▪
"Vamos, Ed. No deberíamos estar aquí. Vamonos."

Comenzamos a caminar a lo largo del camino hacia la


entrada principal. Camino tan lento como puedo. Joan
camina a mi lado. Puedo decir que ella se siente nerviosa
por el tiempo.

Quiero que piense en otra cosa, así que le enseño el libro


que estoy sosteniendo.
"¿Has leído esto?" Pregunto.
"No."
"¿Así que no sabes la historia de los tres patios *?"
"¿La historia de qué?"
"Los tres patios *. Están "al otro lado del castillo, en la
esquina más cercana al mar".
"No, no lo hago". Parece interesada, pero un poco
asustada.
"Entonces te lo diré".
No necesito el libro. Conozco bien la historia.

-------------------- CAPITULO 2 --------------------


La historia de los tres patios

"Dentro de las paredes del castillo Craigen hay tres


patios. Todos son muy hermosos, llenos de árboles
y plantas exóticas. Pero detrás de cada uno hay una
historia trágica. "Joan se acerca.

~7~
"El primero se llama patio de la fuente. Fue aquí, en el año
1397; que el tercer Lord Douglas fue asesinado por sus
enemigos *. Lo ataron a una pared del patio frente a la
fuente. No le dieron comida ni agua. Él murió muy
lentamente. Por la noche, cuando la luna está llena, dicen
que puedes oírlo gritar * por agua ".
La mano de Joan se cierra alrededor de mi brazo. Duele,
pero continúo.
"El segundo patio se llama Patio de la novia perdida *.
Aquí, en la noche en que su hijo se casó, en octubre de
1486, el sexto Lord Douglas dio una gran fiesta. Durante
la fiesta, hacia la medianoche, anunció un juego. Se puso
de pie, sosteniendo una gran bolsa de dinero.
"" Señoras ", dijo. "Ir y Ocultar *. ¡Aquellos de ustedes
que no se encuentran hasta después de la medianoche
compartirán este dinero!

"Las mujeres se escaparon riendo. Todos fueron


encontrados. Todos menos uno: la novia de su hijo. La
buscaron en todas partes, pero nunca la encontraron.
Muchos años después, algunos hombres estaban
trabajando en el techo * de la torre * sobre el segundo
patio. Bajo el techo encontraron un viejo baúl de metal.
Dentro estaba el esqueleto de una mujer joven. Aquí
estaba la "novia perdida". Después de que ella había
entrado al cofre, la cerradura * estaba cerca y no podía
salir. Ahora dicen que algunas noches, cuando todo está en
calma, puedes escuchar el sonido de ella tratando de salir
... ".
"Eso es suficiente", dice Joan.

~8~
"El tercer patio simplemente se llama Patio de Cora". Esta
historia es la más reciente ".
"Ed, detente, por favor. Me temo que."
"Hace treinta años, la familia Douglas tenía muchos
sirvientes *. Los sirvientes vivían en la parte del castillo
que está sobre el tercer patio. La más joven era una niña
de quince años. Su nombre era Cora Hay. Cora tenía una
amiga, una niña mayor llamada Liz, que también trabajaba
en el castillo. A Cora y Liz les gustaba un hombre llamado
Ian Jardine, que trabajaba en los jardines. Pero fue Liz de
quien Ian se enamoró. No pasó mucho tiempo antes de que
se casaran; y al año siguiente, Liz tuvo un bebé. Cora
estaba muy celosa *. Todos los días se ponía más celosa.
Finalmente, dos años después, ella decidió abandonar el
castillo.
"El día antes de que ella partiera, había una gran
fiesta de verano en el pueblo. La mayoría de las
personas que trabajaban en el castillo fueron a la
fiesta. A primera hora de la tarde solo quedaban
cuatro personas en el castillo: Liz, Ian, su pequeño
hijo y Cora. Cora estaba en el tercer patio regando
las plantas. Ian entró al patio con su niño pequeño.
Le dijo a Cora que irían a la fiesta. Él le pidió que le
dijera a Liz dónde estaban. Pero Cora, que ahora
odiaba a su viejo amigo, vio su oportunidad ". "Ed,
no quiero escuchar esto". "En el piso del tercer patio,
en una de las esquinas, hay una trampilla redonda.
La trampilla está hecha de metal y es muy pesada.
Grábelo, hay una escalera que baja a una cueva
completamente con agua. No hay salida."

~9~
"Esto no es gracioso, Ed. Deténgase, por favor."
No le presto atención y continúo.
"Ella esperó hasta que Ian y la niña se hubieron ido.
Entonces Cora abrió la trampilla. Encontró un sombrero
que pertenecía al niño de Liz y lo puso junto a la trampilla
abierta. Luego se escondió detrás de un árbol y gritó:
"¡Mamá! ¡Ayuda! "Liz oyó y se acercó a la ventana de
arriba. Miró hacia abajo y vio el sombrero de su pequeño
hijo junto a la trampilla abierta. Ella gritó. En silencio,
Cora salió del patio.
"Más tarde esa noche, el joven William Douglas, el actual
Lord Douglas, encontró a Liz en el suelo del tercer patio.
Ella estaba fría y húmeda. Ella había bajado por la
escalera hacia la cueva. Ella había buscado a su pequeño
niño hasta que el agua casi llenó la cueva. Entonces, sin
esperanza, ella había vuelto a subir por la escalera. Al día
siguiente, ella contrajo neumonía. Para el final del mes
ella estaba muerta. Cora nunca más fue vista ".
"¡Detener! Sácame de aquí, ¡ahora! "
"Está bien, está bien", le digo, mirando tan tranquilo como
puedo. "No hay necesidad de enojarse". Pensé que estarías
interesado, eso es todo.
Comienzo a caminar más rápido. No importa ahora. La
puerta de entrada principal está cerrada y estamos
atrapados * dentro del castillo. Por supuesto, Joan no lo
sabe. Tampoco sabe sobre la puerta abierta, la que
conduce a los tres patios.
Es parte del plan.
-------------------- CAPITULO 3 --------------------

~ 10 ~
¡Atrapado!
Estamos de pie junto a la entrada principal. El suelo es
más abierto aquí y el viento del norte nos golpea con
fuerza. Cubro mis oídos y veo a Joan tratando de abrir la
puerta. Es una puerta pesada, muy vieja, pero muy fuerte.
"No puedo abrirlo", dice ella.
"Déjame intentarlo." Tomo fuerte, pero la puerta no se
mueve.
"¿Qué pasa?", Pregunta Joan. "¿Por qué no se abrió?"
Me vuelvo hacia ella, pareciendo serio. "Porque está
bloqueado".
"¿Bloqueado?" Su cara se pone blanca. "¿Pero, cómo es
posible? Estaba abierto cuando vinimos aquí ".
"Sí, pero-"
"Me dijiste que tuvimos suerte de encontrar la puerta
abierta".
Ella está muy enojada ahora. "Oh, mira", dijiste, "podemos
entrar al castillo sin pagar", dice Joan, imitando mi voz.
"Y ahora me dices que la puerta está cerrada".
"Bueno, claramente alguien lo trabó mientras estábamos
en los jardines".
"¿Qué quieres decir con ..." alguien "? ¿Quien? Me dijiste
que nadie viene aquí en invierno ".
"Bueno, por supuesto, debe haber un jardinero. Los patios
están llenos de árboles y plantas. Alguien tiene que cuidar
de ellos, Eva en el invierno. Lord Douglas probablemente
pague a alguien del pueblo para que trabaje en los jardines
cuando él esté lejos. Tal vez el jardinero estaba trabajando
cuando llegamos aquí. Los terrenos del castillo son muy
grandes: no lo vimos y él no nos vio. El jardinero

~ 11 ~
tiene una llave Por eso la puerta no estaba cerrada.
Cuando se fue, cerró la puerta detrás de él. ¿Por
qué no debería ser? Él no sabía que estábamos aquí
". Joan gira hacia los terrenos del castillo. Hace
mucho frío. El hielo yace como cristales rotos en los
bordes del lago. Ella mira hacia arriba. Un círculo de
luz, misterioso, poco claro, toca las copas de los
árboles. Va a haber una luna llena. "Tenemos que
salir de aquí", dice en voz baja. No dije nada. Sé que
salir es imposible. Las paredes tienen al menos
treinta metros de altura, más en algunos lugares.
Joan se queda callada por un momento, luego se
vuelve hacia mí. "No hay escapatoria, ¿verdad?",
Dice ella. "No, no creo que exista". Ella comienza a
llorar. "¿Qué vamos a hacer? Moriremos de frío ".
"No, no ganamos". Estoy tranquilo, relajado.
"Escucha. No hay forma de que podamos entrar al
castillo, todas las puertas y ventanas están cerradas.
Pero sí vi que la puerta de los tres patios estaba
abierta. Podríamos ir allí y ... "¿Te refieres a esas
obras de teatro de las que me estabas hablando?
¿Dónde pasaron todas esas cosas terribles? ¿Crees
que deberíamos pasar la noche aquí? "Sí. Por qué
no? Va a ser mucho más cálido, estaremos fuera del
viento. También hay muchas plantas. Tal vez
podamos usarlos para hacer una cama ". "No quiero
ir allí". "Oh, vamos, Joan". La tomo del brazo. Ella se
aleja de mí

~ 12 ~
"No. Déjame solo."
"¿Quieres quedarte aquí toda la noche y morir de frío?
Ella no responde.
"Joan". Mi voz es más suave, más seria. "Tendremos que
hacerlo, es nuestra única oportunidad". Le tomo de nuevo
el brazo. Esta vez ella no se aleja y caminamos juntos por
el camino a la derecha del castillo.
▪■▪
Como el final del camino hay seis pasos que van hasta una
puerta. La puerta está por encima de nosotros, abierta de
par en par, como una boca negra y hambrienta.
Lentamente, subimos los escalones y entramos en los tres
patios.

-------------------- CAPÍTULO 4 --------------------


El patio de la fuente
La noche ha llegado.
Estamos en el primer patio, el que tiene la fuente. No hay
agua en la fuente. Estoy sentado con mi espalda contra la
pared del castillo. Joan está acostada a mi lado. Hemos
estado aquí durante seis horas.
Hay árboles y arbustos por todos lados. Algunos tienen
hojas grandes; otros tienen hojas pequeñas. Cuando
llegamos al patio, rompí algunas ramas y las puse en el
suelo, en una esquina, debajo de la pared del fondo. Joan
se acostó y usé más ramas para cubrir su cuerpo.

~ 13 ~
Ella está durmiendo ahora. No es un sueño tranquilo.
Puedo decir por la forma en que se mueve su cara que está
teniendo un mal sueño. Me alejo. No me gusta mirar el
dolor en la cara de Joan. Por alguna razón, me enoja.
Qué frío es No tan frío como en la entrada principal, pero
todavía se vende y se pone más frío. Me pregunto cómo
puede dormir Joan. Ella pronto se despertará. En las
primeras horas de la mañana, incluso las ramas no serán
suficientes para mantenerla caliente. Por supuesto, eso no
importará, será terminado por ellos.
Miro mi reloj. Diez minutos para la medianoche. Es hora
de hacer lo que tengo que hacer. Me levanto, en silencio.
Quiero estar seguro de que Joan todavía está durmiendo,
así que me paro sobre ella, mirando, esperando. Ella no se
mueve. Bueno. Puedo irme. Sigo el camino a la izquierda
de la fuente y me detengo frente a la puerta del patio. La
puerta está cerrada ahora: la cerré después de que
entramos. Tomo la llave que Alan me dio y la puse en la
cerradura. Hacer esto me da se están acercando. Miro
hacia arriba. Nada más que rocas duras y planas, excepto
las ventanas del castillo, muy por encima de mi cabeza. Sí,
es como dijo Alan. Cuando la puerta de los tres patios está
cerrada, no hay escapatoria ... Giro la llave.
Cuando regreso, Joan todavía está durmiendo. Me siento a
su lado y miro mi reloj de nuevo. Es casi medianoche -
hora de despertarla. Estoy pensando en la mejor manera de
hacerlo cuando ella se da vuelta, de repente, y se agarra a
mi brazo.
'Ed?'
'¿Qué es?'

~ 14 ~
'Un sueño, un sueño terrible'.
'¿Qué pasa?'
'Sobre lo que sucedió aquí. Oh Ed, no ... " Ella esconde
su cara en mi brazo. Es difícil escuchar lo que ella está
diciendo.
"No puedo oírte, Joan"
Ella mira hacia arriba. 'No me dejes. Solo no me dejes,
eso es todo.
Ella suena como un niño que tiene miedo a la
oscuridad. No siento nada por ella: sin amor, sin odio,
sin nada. Cuando respondo, mi voz está muerta y baja.
'No te dejaré. Debemos permanecer juntos ".
'Sí, pero en mi sueño no estabas conmigo. Tenía
miedo.'
Su voz es más suave ahora, sus ojos más grandes. Sé de
esto que ella quiere sentirse más cerca de mí. Yo
sonrío. Pero Joan no es estúpida. Ella puede ver que la
sonrisa es falsa. Sus ojos se vuelven más pequeños,
más tristes. Ella sabe que está sola con sus
sentimientos.
Nos sentamos de espaldas a la pared, mirando el cielo
nocturno.
Las nubes pasan sobre la luna. El efecto es extraño.
Todo a nuestro alrededor cambia de plateado a negro.
Los colores de las nubes cambian con el empuje y el
tirón del mar: sonido y luz sincronizados. También hay
otros sonidos: la llamada de un búho, el grito del viento
en los árboles. Pero es la música del mar lo que llama
nuestra atención. Hay algo terrible en eso. Y luego,
como

~ 15 ~
se retira de la costa, escuchamos algo más suave, el
sonido del agua que se filtra sobre la roca. El sonido
rítmico es como una droga.
Crash ... wash ... crash ... wash ... crash ... wash ...
Joan respira * profundamente. Siento su cuerpo
moviéndose al sonido del mar. Me hace querer dormir.
Crash ... wash ... crash ... wash ... crash ... wash ...
Joan deja de respirar. La miro. Su cuerpo está quieto,
su boca abierta.
'¿Estás bien?' Pregunto.
ese sonido ….'
¿Te refieres al mar?
Crash ... ¡agua! … ¡agua! ...
'No.' Ella tira de mi mano hacia ella. 'Escucha. Una
voz. Una voz horrible.
'Controla tú mismo, Joan'. Pero yo también escucho la
voz. Ahora es más fuerte y más regular. Viene de la
dirección de la fuente.
'¡Dios mío! ¿No puedes oír? Es como en la historia ".
¡AGUA! … ¡Agua! ... Wat ... crash ... wash ... crash
La voz se vuelve más suave. La mano cae. Entonces
todo está en silencio.
Joan cierra los ojos y se tapa las orejas.
La miro de lejos, un médico mira a alguien que está
enfermo.
'¿Qué te pasa, Joan?' Alejo sus manos de sus orejas.

~ 16 ~
'La mano', dice ella. '¿No viste la mano? Todo
delgado y blanco ...
'Estás imaginando cosas. Probablemente fue solo la
rama de un árbol, eso es todo. 'Pero la voz ...' 'No
hubo ninguna voz. Viste y oíste cosas que no
estaban allí. Es solo el efecto de la luz sobre las
plantas y el sonido del mar. Estaremos bien. Tomo
su mano 'Iremos al próximo patio. Es más abierto
allí. No te sentirás tan asustado. Me levanto y ayudo
a Joan a ponerse en pie. Lentamente, caminamos
hacia el patio de la novia perdida. El sueño de Joan
es real ahora. Y recién comenzó.

-------------------- CAPÍTULO 5 --------------------


El patio de la novia perdida

Pasamos por un arco e ingresamos al segundo


patio. Delante de nosotros hay una estructura,
construida de rocas grandes. La estructura de la
roca está en el medio del patio. Parece una pequeña
montaña. Las plantas crecen entre las rocas y al
lado de las paredes. Pero hay menos plantas aquí
que en el patio de Fountain. Detrás de la estructura
rocosa, en la esquina más alejada del patio, se
encuentra una torre alta. Es un edificio muy extraño,
casi el doble de las paredes exteriores. Parece
demasiado alto. Los pasos suben a la entrada. No
hay puerta Al principio, creo que tampoco hay
ventanas. Pero cuando llegamos

~ 17 ~
Más cerca veo que estaba equivocado. Hay uno, solo
uno. Está en la cima de la torre y mira hacia el mar. Nos
detenemos al final de los pasos. '¿Crees que
deberíamos entrar?' pregunta Joan. 'No lo sé. En el libro
dice que hay una habitación en la parte superior de la
torre, donde está esa ventana. Pero no hay vidrio en la
ventana, no es más que un agujero en la roca. Es
mucho más alto que donde estábamos antes. Va a ser
mucho más frío. Recuerdo lo frío que es. Intento no
pensar en el frío. Pero luego veo algo pequeño y blanco
volar por el aire. Luego otro y otro. Esta nevando. 'Oh
Dios', dice Joan. '¿Qué vamos a hacer?' 'Mantén la
calma. Creo que el mejor lugar para pasar la noche es
justo dentro de la entrada de la torre. Las paredes de la
torre nos mantendrán secos y más cálidos que aquí
afuera. Joan se queda completamente quieta. Ella no
puede moverse. Puse mi brazo alrededor de ella y la
ayudé a subir los escalones. Está oscuro dentro de la
entrada y el aire huele a mar. En frente de nosotros hay
más pasos. Suben en espiral hasta la parte superior del
propietario. Miro hacia arriba y recuerdo la historia de la
novia perdida. Me imagino lo que sucedió hace todos
esos años y mi cabeza se llena de sonidos: el sonido de
los pies de una joven corriendo ligeramente por encima
de mí, el sonido de su risa cuando piensa en un buen
lugar para esconderse, el sonido del pesado el cofre se
cierra sobre ella, el sonido de sus gritos de ayuda. Pero
no, no escucho eso. Nadie escuchó sus gritos de
ayuda. ~ 18 ~
¿Y Joan? ¿Está pensando en estas cosas? Tal
vez. Ella se para en la entrada, mirando la
estructura de la roca. Pensé que sería más cálido
aquí, pero no lo es. Parece tan frío dentro de la
torre como afuera. Joan intenta controlar su
cuerpo, pero el frío es demasiado. Esto me da la
oportunidad que he estado buscando, una razón
para irme. Me paro junto a ella y hablo
suavemente. 'Necesitamos algo para cubrirnos.
Tendré que regresar al primer patio y obtener las
ramas que estábamos usando. Joan parece
asustada. 'No, Ed. No me dejes Por favor.' 'Mira.
Si no nos mantenemos calientes, moriremos. ¿Es
eso lo que quieres?' Ella comienza a llorar. 'No sé
lo que quiero más. No sé lo que me está pasando
'. Le doy una mirada seria. '¿Tienes tu medicina
contigo?' Ella deja de llorar. 'Creo que si.'
'Tómalo. Te sentirás mejor.' '¿Por qué siempre
dices eso? "Toma la medicina. Te sentirás mejor".
Nuevamente ella me imita. "Crees que estoy
enojado, Ed, ¿verdad? A lo mejor si soy. Oh Dios.
Ayuadame.' Ella comienza a llorar nuevamente.
Quiero irme lo más rápido posible. Odio el sonido
de su llanto. 'Mira, será mejor que me vaya ahora.
No tardaré.
~ 19 ~
Ella se aferra a mi brazo.
'No. Voy contigo.'
No se que hacer. Esto no es lo que quiero, pero sé que
Joan no se quedará sola aquí. Tendré que llevarla
conmigo.
Bajamos los escalones y cruzamos el segundo patio.
Pasamos por el arco por segunda vez. Joan se detiene y
mira hacia la fuente. Ella no quiere ir más lejos. Es
extraño, pero yo tampoco.
Nos mantenemos unidos, ninguno de nosotros se mueve.
Todo está en silencio. ¿O es eso? Escucho duro. Y luego
escucho algo. Es el sonido de la música, la música
medieval, tocando suavemente en la distancia. La música
se pone más fuerte. Viene de detrás de Joan. Ella se da
vuelta y mira hacia la estructura rocosa. Hay luz que viene
del interior de la estructura, luz que arde como fuego a
través de la nieve que cae. Esta es mi oportunidad, mi
oportunidad de esconderme. Cuando Joan vea que está
sola, tendrá más miedo. ¿Y entonces? Sonrío para mí y
empiezo a alejarme, tan silenciosamente como puedo. Hay
un arbusto grande al lado de una de las paredes del
edificio del castillo. Me escondo detrás de él y miro a
través de las hojas. Desde mi escondite puedo ver el
segundo patio. Y, por supuesto, puedo ver a Joan, de pie
en el arco. Pero ella no puede verme.
Miro la extraña luz. Estoy emocionado. Sé lo que va a
pasar. Joan no. Ella ni siquiera sabe que yo no estoy allí,
toda su atención está en manos de la luz brillante que
viene de las rocas. Observo lo que parece mucho tiempo.
Y luego, desde un espacio entre dos de las rocas, veo algo
pequeño y redondo salir. Eso

~ 20 ~
crece más grande Ahora puedo ver qué es. Es la parte de
atrás de la cabeza de una mujer, la cabeza de una novia
vestida de blanco. Lentamente, la cabeza gira.
No hay cara, solo una calavera blanca *, cuya boca se abre
en un largo y silencioso grito.
Joan retrocede. Ella no ve que no estoy allí. Ella solo ve el
terrible cráneo. Pero ella llama mi nombre y extiende su
mano para tocarme. No hay nada allí.
Ella gira.
'Ed? ... Por el amor de Dios, Ed. ¿Dónde estás?
De esta manera, Joan. Pongo mi mano sobre mi boca para
que mi voz suene muy lejos.
Ella no puede decir dónde estoy. La música se pone más
fuerte y la luz se vuelve más brillante. Ella corre en la
dirección incorrecta y cae sobre una rama baja. Se levanta
y corre hacia la puerta del primer patio, la puerta que he
cerrado. Cuando no puede abrirlo, lo golpea con sus
manos. Escucho el sonido de su respiración y sus gritos de
ayuda. De repente, la música se detiene y la luz se apaga.
Miro hacia atrás. No hay cráneo ahora. Una vez más, todo
está tranquilo y oscuro.
Joan apoya su cabeza contra la puerta del patio.
"¿Ed ...?"
Su voz es suave, casi amable. Me imagino lo que ella está
pensando. Ella no sabe que cerré la puerta. Ella piensa que
la puerta cerrada es solo una más de las cosas terribles que
le están sucediendo, como la mano

~ 21 ~
y el cráneo. Ella está pensando que lo que está
sucediendo no es real, que todo está dentro de su
cabeza.
Ella gira. La fuente está sobre ella. Veo el terror en
su rostro, la mirada en sus ojos que muestra cuánto
quiere escapar. ¿Pero a qué camino puede ir? Solo
hay una manera posible. Y eso es a través del tercer
patio. ¿Ella piensa que es a donde me he ido? Creo
que sí, por la forma en que habla. Ella intenta sonar
tranquila e imagina que puedo escuchar cada
palabra.
"Fuiste al otro lado, Ed, ¿verdad? Fuiste a buscar
una salida. Cometí un error. Lo siento. Pero sé
dónde estás ahora, mi amor. Ya voy."
Ella camina hacia el segundo patio. Hay una sonrisa
loca en su rostro, una mirada de esperanza en sus
ojos, una estúpida y falsa esperanza.
Se detiene en el arco y saca algo del bolsillo. Es una
botella de medicina. Ella bebe de la botella y la
vuelve a poner en su bolsillo. Luego, después de un
rato, ella comienza a cruzar el segundo patio. En el
lado opuesto hay otro arco: la entrada al tercer patio.
Ella camina hacia eso cosas a su alrededor. Ella
entra.
Cora Hay está esperando.

-------------------- CAPÍTULO 6 --------------------


Patio de Cora
~ 22 ~
Espero unos segundos y luego sigo. Me muevo rápido,
pero en silencio, permaneciendo cerca de las paredes del
castillo. Me detengo junto al segundo arco y escucho.
Escucho la voz de Joan llamando mi nombre. Cuando
suena lo suficientemente lejos. Entro adentro
Veo inmediatamente que el tercer patio, como el primero,
está lleno de arbustos. Pero aquí también hay árboles. Sus
hojas esconden el cielo. No hay nieve por aquí. Todo es
muy oscuro.
Joan está parada debajo de uno de los árboles, mirando
hacia arriba. Ella está de espaldas a mí. ¿Está pensando
que puede llegar a las paredes exteriores desde el árbol?
Eso no la ayudará. Solo hay un mar frío y oscuro en el otro
lado, esperando muy abajo.
Ella entra en un rincón oscuro. No puedo verla ahora, pero
su voz enojada continúa.
"Hice lo que dijiste, Ed. Tomé la medicina. Me sentí
mucho mejor ahora. Entiendo si no quieres hablar
conmigo. Pero estás aquí, ¿verdad? Has encontrado una
salida. Nos vas a salvar ".
¿Ella realmente piensa que estoy en ese árbol?
"Espérame, Ed. Ya voy."
La escucho tratando de levantarse por una de las ramas.
Escucho la ruptura de la rama. Escucho un choque,
seguido por algo suave y pesado que cae al suelo. Por unos
momentos todo está en silencio. Entonces Joan comienza a
llorar.
Podría matarla ahora. No quiero. Quiero que el plan
funcione. Pero no puedo estar seguro de que así sea. Y
ahora sería un buen momento para matarla. Ahora,
mientras ella está mintiendo en el

~ 23 ~
parte inferior del árbol, toda la esperanza se fue. Podría
caminar detrás de ella, silenciosamente, poner mis manos
alrededor de ella ...
Un ruido repentino me detiene. Se está abriendo una
puerta, una puerta de metal. Joan deja de llorar. Siento un
viento frío moviendo las hojas y ramas a mi alrededor.
Lleva consigo el sonido del mar. También transmite otro
sonido: el sonido de un niño pequeño que grita.
Mamá ... Mamá ... ¡Ayúdame!
Joan comienza a llorar nuevamente. Pero no, eso no es
Joan, es otra mujer. Sus llantos son tan tristes que casi
tengo ganas de ayudarla.
Y luego alguien se ríe. La risa es seca y desagradable. La
voz del niño suena muy, muy lejos. Ahora se ha ido. La
mujer deja de llorar. Joan se pone de pie. Algo se mueve
en los arbustos frente a ella. Ella mira y escucha, su
cuerpo tan quieto como una roca. Escucho el sonido, de
los pies, acercándome. Y luego veo una cara, la cara de
una niña: la cara de Cora Hay.
Tiene el pelo largo y negro y su cara es del color de la
luna, incluso su boca delgada. Es una cara sin expresión, y
sin embargo es la cara más malvada que he visto en mi
vida. Todo al respecto está muerto. Excepto por los ojos
que arden con fuego verde frío.
Joan grita: un largo y desesperado grito que corta el aire
como un cuchillo. Retrocedo bajo la cubierta de los
arbustos y la observo. Ella corre desde el tercer patio hacia
la torre y sube los escalones. Escucho el

~ 24 ~
el sonido de sus pies. Cuanto más alto va, más suave es el
sonido. Entonces no hay nada.
Miro hacia arriba. Joan está en la ventana en la parte
superior de la torre. Debajo de ella, el mar está esperando.
Ella avanza. Ella ya no grita, sino que cae,
silenciosamente, como la nieve.
Esta terminado. Joan está muerta.

-------------------- CAPÍTULO 7 --------------------


A través de la Trapdoor

Me paro debajo de la torre por varios minutos. Está más


frío que nunca, pero ya no siento el frío. Me siento feliz.
Estoy solo otra vez, y libre, libre de Joan, libre de su
enfermedad, libre de hacer lo que quiera. Y ahora puedo
hacer lo que quiero, porque el dinero que era suyo ahora es
mío. Soy un hombre rico
Miro a mi alrededor. La nieve cae más fuerte ahora Todo
es blanco y limpio. El símbolo de una nueva vida: mi
nueva vida solo.
Doy vuelta y regreso al patio de Cora. Camino hacia la
esquina más alejada, más cercana al mar, hacia la
trampilla en el piso que está abierta. Miro hacia el
profundo hoyo en la roca. Miro a través de la trampilla en
la cueva muy abajo y veo la larga escalera. La escalera
baja a la cueva. Veo una luz en el fondo sobre un piso de
roca verde mojada.

~ 25 ~
Comienzo a bajar la escalera. Se mueve un poco porque
está hecho de cuerda. Pero no me importa, estoy
demasiado emocionado.
Alan está parado en el fondo, esperándome. Él es un
hombre alto y delgado con ojos oscuros. En el suelo junto
a él están las cosas que solía engañar * Joan: un
reproductor de casetes, dos máscaras de látex, una linterna
*, un vestido largo y blanco, una falsa cabellera negra y
una lámpara con cristales de colores. La lámpara está
encendida. La sombra de Alan baila en las paredes de la
cueva. Él no habla, pero hay una pregunta en sus ojos.
Yo lo respondo
"Bien hecho, Alan. El plan funcionó. Ella esta muerta."
Sonreímos. Él saca una pequeña botella de whisky de este
bolsillo.
"¿Beber?", Pregunta.
"¿Por qué no?"
Bebemos de la botella. Alan bebe mucho. Él parece
nervioso. Él se siente mal por lo que hemos hecho. Esa
sensación desaparecerá. Irá cuando le pague. Él termina el
whisky.
"Salgamos de aquí", dice.
Siento algo frío a mis pies y miro hacia abajo. El agua de
mar, oscura y húmeda, me toca los zapatos y me lava en la
parte posterior de la cueva.
"Cuanto antes, mejor", digo.
Alan arroja la botella de whisky vacía.
"Ow", llora, sosteniendo su brazo.

~ 26 ~
"¿Qué pasa?"
"Me lastimé el brazo al bajar la escalera. Me habia
olvidado de eso. Ahora duele aún más ".
¿Puedes subir por la escalera?
"Creo que sí". Él levanta la lámpara. "Puedo tomar esto,
pero ¿te importa llevar el resto de las cosas por mí?
Puedes poner todo en el vestido y usarlo como una bolsa ".
"No hay problema"
Alan se mueve hacia la escalera, luego gira.
"Será mejor que me des la llave del patio". Yo iré y abriré
la puerta mientras traes las cosas. Dejaré la lámpara en la
parte superior del agujero para que puedas ver tu camino
hacia arriba ".
"OK". Le doy la llave y empiezo a poner todo dentro del
vestido.
Probablemente no me lleve más de un minuto hacer esto,
pero parece mucho más. Cuando todo está listo, voy a la
escalera. Miro hacia arriba. Alan está en la cima del hoyo
ahora. Veo sus pies por un segundo, luego nada.
Comienzo a subir.
"Dame la llave."
Conozco esa voz. No es Alan's.
Alan está presionando la tecla. Veo su mano moverse por
la parte superior del agujero. Otra mano se encuentra y
toma la llave.
Mi sangre se convierte en hielo.
Segundos después, una cara me mira. Es una cara que
pensé que nunca volvería a ver.

~ 27 ~
Es Joan. Ella sonríe.
"Hola, Ed." Hay un cuchillo en su mano. Ella se lo da a
Alan. Él comienza a cortar la cuerda en la parte superior
de la escalera.
Mi boca se abre y se cierra estúpidamente.
"Pero ... vi ... yo ...". No salen más palabras.
"¿Me viste morir, Ed? ¿Eso es lo que ibas a decir? No
puedo responder. Siento pequeños trozos de cuerda
cayendo sobre mi cara.
"Pero no fue eso lo que viste, Ed", continúa. "Fue un
maniquí * vestido con la misma ropa que yo. Mientras te
estabas escondiendo en el primer patio, Alan estaba
poniendo el maniquí en la torre. Es por eso que dejé de
tomar el medicamento. Para darle tiempo ".
"Pero ... ¿el plan? No entiendo. YO …."
"Oh, Ed. No sigues pensando que todo esto fue idea de
Alan, ¿verdad? Por supuesto no. Era mío. Tú eras el que
estaba siendo engañado, no yo. Verás, Alan y yo queremos
casarnos. También queremos tener la compañía para
nosotros. Porque no puedo divorciarte, Ed. Si lo hago,
obtendrás la mitad de mi dinero y la mitad de la compañía.
Eso no es bueno. Lo quiero todo, Ed. Todo de todo.
Siempre he sido así. Gracioso, ¿no es así? Quiero decir, es
gracioso que pensaras que era tan diferente ... triste,
pequeña Joan. Realmente no eres un hombre muy
inteligente, ¿verdad Ed?
La escalera se rompe en un lado. Me agarro con una sola
cuerda. Es difícil respirar y hay un ruido en mi cabeza: el
ruido que hace mi corazón.
Joan pone su mano en el cuchillo.

~ 28 ~
"Espera", dice ella. Alan deja de cortar. Ella deja de
sonreír. Su cara es dura y fría ahora.
"Piensa en esto, Ed. En unas pocas horas, la cueva estará
llena de agua de mar. Te ahogarás * o morirás de frío.
Nadie te salvará ¿No recuerdas lo que me dijiste? "Nadie
viene aquí en el invierno". Esas fueron tus palabras
exactas ". Se vuelve hacia Alan. "Corta la cuerda y
encerrarte. Iré y abriré la puerta".
"Joan. Por favor, no lo hagas
Ella me mira y dice las dos últimas palabras que alguna
vez la oiré decir.
"Adiós, Ed."
"Joan. Espera. "Pero es demasiado tarde. Ella se ha ido.
Alan sigue cortando. Lloro para que se detenga. Pero su
cara es tan fría como la máscara de Cora Hay.
Segundos después, la cuerda se rompe y me caigo al suelo,
siento un dolor en la pierna y miro hacia arriba. Puedo ver
muy poco, pero tengo un gran choque. El choque del
heavy metal en la roca.
Entonces todo se pone en blanco.

-------------------- EPÍLOGO --------------------

Lord William Douglas terminó de leer y le pasó el último


de los papeles al inspector McCabe.
El inspector los empujó de vuelta a la botella de whisky
vacía.

~ 29 ~
"Así que ahí estás", dijo, "mientras Edward Sutton
esperaba morir, escribió su historia en las páginas
interiores de este libro". Lord Douglas cerró la tapa
del libro sobre su escritorio. Todavía estaba mojado,
todas las páginas interiores habían desaparecido y
las palabras en el frente, Craigen: Castle and
Grounds, eran difíciles de leer. El Inspector continuó,
"Escribió en los espacios vacíos alrededor de los
bordes de cada página. Difícil. Creemos que la única
luz que tenía provenía de una pequeña linterna que
encontramos en el bolsillo de su chaqueta ". Lord
Douglas se sentó. Él se sentía cansado. Las últimas
ocho horas fueron como un mal sueño. Recordó la
llamada telefónica de la policía, el largo viaje en
automóvil desde Edimburgo a Onach a lo largo de
caminos cubiertos de nieve. Recordó haber llegado
al castillo y la multitud de gente de la aldea que
estaba fuera de la entrada principal. Recordó la
primera palabra del inspector McCabe. "Buenas
tardes. Lord Douglas. Gracias por llegar tan rápido.
Probablemente has escuchado lo que sucedió.
Antes de decirle exactamente lo que sabemos, me
gustaría que lea estos documentos. Un niño los
encontró en la playa de Onach alrededor de las seis
y media de esta mañana. Estaban en una botella de
whisky vacía. Fueron escritos por un hombre
llamado Edward Sutton. Encontramos su cuerpo
dentro de la cueva debajo del castillo de Craigen. No
podemos estar seguros exactamente cuando murió,
pero creemos que fue hace una semana ".

~ 30 ~
Le había tomado cuarenta minutos a Lord Douglas leer la
trágica historia de Sutton. Era la historia de un hombre
muy malo, y no muy inteligente. Pero William Douglas
tenía un corazón amable. Sintió pena de que alguien
muriera como Edward Sutton.
El inspector caminó alrededor del escritorio y se detuvo en
la ventana. Cuando habló, su voz era profunda y seria.
"Encontramos el otro allí".
Lord Douglas se volvió rápidamente.
"Lo que dijo. "No entiendo."
"El otro. ¿No lo sabías? Encontramos un segundo chico,
en la parte inferior de esa torre ".
Lord Douglas fue a unirse al inspector en la ventana.
Miraron hacia la torre en el segundo patio.
"¿Ahí? Dios mío. ¿Pero quién? Cómo …?
"Era el cuerpo de Alan Cotmore. Él murió de frío. Parece
claro para nosotros que, mientras cortaba la cuerda, Joan
Sutton salió de los patios y lo encerró adentro. Él no podía
salir. No creemos que le haya llevado mucho tiempo
morir. Llevaba puestas prendas muy delgadas para que le
fuera más fácil cambiarse de ropa rápidamente. Bueno
para el plan, pero no para el frío ".
"¿Pero por qué debería Joan Sutton querer matarlo? Pensé
…?"
"¿Que estaban enamorados?" El Inspector sonrió
tristemente. "No. Cotmore era, quizás, ella no lo era. Ella
solo lo usó

~ 31 ~
para matar a su esposo Cuando el trabajo estuvo hecho,
ella ya no lo necesitaba ".
"Ya veo. Y ... ¿la has atrapado?
"No", dijo el inspector, moviendo la cabeza lentamente de
un lado a otro. "Y probablemente ya se haya ido del país,
llevándose todo su dinero con ella". Continuó explicando.
"Verá, cuando comenzamos a buscarla, usamos el nombre
equivocado".
"¿Te refieres a Sutton?"
"No exactamente. Ya sabíamos que ella tenía otro nombre.
Ella se había casado antes, ¿sabes? Su primer marido fue
un hombre llamado John Roag. Murió, misteriosamente,
poco después de casarse. Después de su muerte, Joan
mantuvo su nombre. Entonces Edward Sutton siempre la
conoció como Joan Roag. Pero ese no era su nombre real,
el nombre con el que nació. Descubrimos qué era eso de
los papeles en su oficina. Es un nombre que creo que has
escuchado antes, Lord Douglas ".
"¿Oh?"
"Sí. Es Hay - Cora Joan Hay. Ella solía trabajar aquí, creo
".
Lord Douglas no pudo responder. Una imagen de una
mujer desesperada vino a su mente. Una mujer que
pensaba que su hijo estaba muerto, yacía frío y mojado
junto a una trampilla.
Dio media vuelta y miró por la ventana.
▪■▪
Fuera, la nieve invernal continuaba cayendo. Cubría todo
lo que había sido la casa de la familia Douglas por lo

~ 32 ~
muchos años; paredes, jardines, tejados, torres. También
cubrió los tres patios. Con su capa de nieve se veían
diferentes, poco interesantes, casi, como la esquina de una
calle tranquila en la gran ciudad blanca que ahora era
Craigen Castle.
Deseó poder seguir así, para siempre.

~ 33 ~