Sie sind auf Seite 1von 2

Colombia una nación a pesar de sí misma

David Bushnell fue un gran historiador americano, con una destacada carrera en la docencia
escribió docenas de libros sobre Colombia siendo uno de ellos, Colombia: una nación a
pesar de sí misma. Visito Colombia después del hecho mas importante dentro del ámbito
del conflicto colombiano y fue el acontecimiento del ‘bogotazo’; Bushnell y su vida
académica se centro en la historia latinoamericana.
Su texto, Colombia: una nación a pesar de sí misma nos relata con una prosa narrativa
donde da a conocer hechos importantes dentro de la historia colombiana como lo fue el
inicio de la llegada de los españoles y la paulatina rebelión de ‘los comuneros’ donde se da
la independencia de los colonos. Bushnell trae a colación su libro en 1993, década en la que
su título como nación seria puesto aprueba, con la violencia a flor de piel, el narcotráfico
desbordado y ante una joven constitución, su libro da unos nuevos vientos sobre la
importancia de la historia colombiana, acontecimientos como el proceso 8000, derribo del
avión de Avianca y un Estado frágil, son elementos que en el libro se relatan, los españoles
en la Nueva Granda básicamente dejaban que los cabildos fueran los únicos representantes
de los criollos, mestizos, indígenas y demás pertenecientes de la sociedad colombiana.
El texto esta escrito de una manera cronológica y dando como un abre-bocas, una imagen
textual de la llegada previa a los españoles y como la llegad de éstos fue un nuevo libro
dentro de la historia colombiana y de manera muy clara y entendible da a entender cuales
fueron las dificultades que se le acreditaron a la relación Colombia-España con sus
representantes, los virreyes y los legisladores colombianos, no obstante sortea una cierta
clase de obstáculos que frenan su proceso lineal de la historia o al menos mas conciso y es
que ciertos de los datos que nos otorga sobre el paulatino desprendimiento no quedan del
todo claro aun cuando sus fuentes son textos académicos que respaldan sus hechos y si
bien es cierto que ahonda sobre muchos de los aconteceres en Colombia en el siglo XVIII,
es claro que da a entender como las persecuciones hacia algunos líderes como Antonio
Nariño, líderes indígenas y líderes políticos marcaron hechos que lentamente permearon el
sentimiento de independencia pero que tiempo después, comenzaría una lucha por las
ideas políticas que aun hoy, no se da por terminada; pasando por la patria boba, hasta la
trágica época de la violencia que supone su fin con el Frente Nacional.
Bushnell al referirse o tomar como fuentes textos académicos da un mayor grado de
neutralidad y no de un texto narrativo del mismo linaje como lo es caso de García Márquez,
donde sus textos sus historias con base a la voz popular, hechos que relatan los personajes
mas íntimos de la historia y que permite involucrarse más íntimamente sobre el personaje
principal del relato. Dentro de su prosa narrativa permite ver entre líneas como las
relaciones internacionales aun en época de la colonia se veían muy influenciadas por el
factor económico, cuando los colonos llegaron a una tierra “virgen” en busca de grandes
tesoros y se encontraron con ‘tierras raras’, tierras que no son ricas al no dar con oro,
metales o no cultivables y por otro lado, grandes hectáreas de tierra que eran el sustento
de comunidades que vivían con base al ‘tenedor’ de la tierra y que a base de un sistema
económico productivo , donde el agro era una fuerte fuente de sustento a la economía local
pero que a su vez debían pagar (los locales que querían producir) grandes impuestos a la
colonia lo que fue un fuerte impulso a las protestas constantes a los gobernantes españoles
y siendo así en temas económicos, la Nueva Granada si bien es cierto que no tenía una
producción tan extensa como lo fue Quito, Lima y Venezuela, Bushnell relata que esto no
impidió que los colonos ‘civilizaran’ a los indígenas y los convirtieran en cristianos,
aprovecharon esto y la iglesia como eje esencial del funcionamiento hasta el sol de hoy,
tenía sus grandes ‘hazañas’ al poseer y eso lo deja claro Bushnell al no poseer una certeza
clara, un 5% por sobre el total de bienes.
Bushnell deja claro que su texto no se sale del espectro de los que fue ‘La Gran Colombia’ y
sin escatimar en datos, deja claro ver de manera concisa su técnica de recurrir a diversas
fuentes de archivos como lo son los diversos libros de énfasis colombiana lo que da un
mayor campo de juego y veracidad al libro ya que los hechos de la historia y mas unos
hechos que tuvieron lugar 3 siglos atrás, donde la recolección de material legitimo y no
alterado es una tarea ardua, por tanto la coyuntura del siglo XVIII y XX (año en que lo
publica) no dista mucho, al menos no desde el punto de vista como lector al caer en cuenta
en la realidad que se transformo cuando los primeros blancos llegaron a ‘civilizar’ a
Colombia. Al poner a la disposición un texto de gran importancia a la mano permite
vislumbrar que la historia de Colombia mas que como hechos ‘románticos’ desde la época
colonial, tiene mas un aspecto de una Colombia en un bagaje donde se debatía su dominio
no solo desde el área política sino también desde el punto de vista de la heterogeneidad,
ya que, al ser pluricultural, cada raza, cada cultura, cada pueblo tiene su modo de dar a
conocer los principios que inspiraron la lucha de Colombia. Bushnell logra dejar de lado este
aspecto y de manera muy simbólica y académica, escribe la historia y los hechos y sin caer
en la necesidad en un patriotismo, aclara los hechos y dieron forma (no natural) la Colombia
que hoy se conoce, una Colombia con una lucha política interminable, con un egoísmo claro,
con la corrupción a flor de piel pero ante todo, con una Colombia dispuesta a seguir por un
sueño de ser mejor a la luz de sus habitantes