Sie sind auf Seite 1von 2

La atmósfera primitiva

Teoría de las tres atmósferas


La teoría de las tres atmósferas, que podemos encontrar en
Folsome, Clair Edwin: El origen de la vida. Edt.: Reverté S.A.
Barcelona 1981, supone que al comienzo de la formación de la Tierra
no había una auténtica atmósfera, ya que los gases presentes se
escaparían de la gravedad terrestre rápidamente. La primera
atmósfera aparecería cuando la Tierra tuviera un tamaño suficiente
producto de la emisión de gases a través de los volcanes. Se supone
que la mayoría de esos gases serían metano, amoníaco y carbono
(debido a su abundancia en otros cuerpos del sistema solar) que se
mantendrían en equilibrio a temperatura de emisión (1.200 ºC), pero
no a temperatura de equilibrio de la atmósfera 25 ºC. Además, la
formación de metano y amoniaco requiere tiempo.

La consolidación de la Tierra tendría tres estadios, al que


corresponden tres atmósferas diferentes: la fase del vulcanismo
primario, la fase de vulcanismo hawaiano, y la fase de estadio
biológico.

La fase de vulcanismo primario dura muy poco, entre los 4.500 y los
4.000 millones de años. Se caracteriza porque el núcleo de la Tierra
aún no estaba formado y los materiales sufrían rápidos
reordenamientos. La Tierra sería bombardeada por meteoritos
continuamente. Se supone que la temperatura de la Tierra era de
1.200 ºC que es la temperatura de los magmas actuales. Habría gran
cantidad de gases en la atmósfera, pero muy poco oxígeno. A estas
temperaturas los gases mayoritarios serían: hidrógeno, vapor de agua,
nitrógeno, monóxido de carbono y sulfuro de hidrógeno. En menor
cantidad se encontraría el dióxido de carbono y el azufre y sólo habría
trazas de metano y dióxido de azufre. Se supone que con esta
composición de la atmósfera la presión sería entre la mitad y el doble
que la actual. Si la temperatura de la atmósfera fuera de 25 ºC la
presión sería muy alta y permitiría la lluvia. Las partículas emitidas por
los volcanes dificultaría la acción de la radiación solar, sobre todo la
radiación infrarroja, ya que la ultravioleta atravesaría la atmósfera sin
problemas. El calor y el agua facilitarían las reacciones químicas y la
biogénesis. Esta teoría supone lluvias frecuentes, pero no explica
cómo es posible la lluvia en una Tierra tan caliente.

La fase de vulcanismo hawaiano se caracteriza por la organización


del núcleo terrestre, que aumentó su temperatura gracias a la presión
y la radiación de sus componentes. En él se acumuló la mayor parte
del hierro y la níquel del planeta. Este «encendido» del núcleo tubo
lugar hace unos 4.000 millones de años. La teoría supone que las
cantidades de oxígenoen la atmósfera era unas 100.000 veces mayor
que en la primera atmósfera, pero sus porcentajes eran aún muy
pequeños. Este aumento del oxígeno en la atmósfera se debería a
que al acumularse el hierro en el núcleo, y no presentarse en forma de
óxido ferroso, el oxígeno que antes formaba en óxido se liberó. Se
supone que la temperatura de la superficie terrestre era muy elevada,
aunque menor que en la etapa anterior. Abría océanos de agua, cada
vez más salada. El agua sería cien veces más abundante que el
hidrógeno. El CO2 cuarenta veces más abundante que el CO.
Los gases mayoritarios en la atmósfera serían el vapor de agua, el
dióxido de carbono, el nitrógeno y el dióxido de azufre. Gases
minoritarios serían el azufre y el monóxido de carbono y habría trazas
de metano, sulfuro de hidrógeno e hidrógeno. Las lluvias serían
abundantes. Esta atmósfera dominaría desde hace unos 4.000
millones de años hasta hace unos 2.000 ó 1.500 millones de años. En
ese lapso de tiempo la actividad volcánica iría disminuyendo, así como
la caída de meteoritos, y por lo tanto la temperatura también
disminuiría por radiación.

La última fase es la de estadio biológico. A esta fase corresponde


la formación de la atmósfera actual. Se caracteriza por la aparición de
organismos fotosintetizadores que liberan oxígeno a la atmósfera.
Sin la aportación de la vida el oxígeno se produce por la
descomposición de la molécula de agua debido a la acción de la
radiación ultravioleta en la alta atmósfera, pero el hidrógeno se escapa
rápidamente y el oxígeno reacciona pronto con otros compuestos, por
lo que hay muy poco oxígeno libre. La fase del oxígeno libre en la
atmósfera comenzó hace unos 2.000-1.800 millones de años y es
nuestra atmósfera actual en la que los gases mayoritarios son
nitrógeno, oxígeno, argón, CO2 y vapor de agua. A medida que el
oxígeno se iba haciendo más abundante en la atmósfera la radiación
ultravioleta iba formando en altura ozono O3, y se convirtió en una
capa capaz de absorber esa radiación, disminuyendo su impacto
sobre la superficie de la Tierra. Aparecieron, entonces, los organismos
multicelulares en superficie y en los continentes. De esto hace unos
600 millones de años