Sie sind auf Seite 1von 3

ATENCIÓN PREHOSPITALARIA DE URGENCIAS MÉDICAS

Se entiende por atención prehospitalaria de las urgencias médicas a la otorgada a la persona cuya
condición clínica se considera que pone en peligro la vida, un órgano o su función, con el fin de
lograr la limitación del daño y su estabilización orgánico funcional, desde el primer contacto hasta
la llegada y entrega a un establecimiento para la atención médica con servicio de urgencias.

LA ATENCIÓN PREHOSPITALARIA (APH)

La Atención Prehospitalaria comprende todos los servicios de atención y de transporte que se


prestan a enfermos y accidentados antes de su ingreso a un establecimiento asistencial (hospital,
clínica, sanatorio, etc.). El objetivo fundamental es reconocer al paciente en situación crítica y
brindarle, de inmediato, los cuidados básicos para lograr una mejor condición de transporte e
ingreso al hospital, procurando mayor sobrevivencia. El paciente debe ser transportado en las
condiciones más cómodas y fisiológicas posibles de acuerdo con su condición y con los mismos
criterios de bioseguridad que en la atención hospitalaria. La entrega en el hospital se acompañará
de una información completa, verbal y escrita, de la hora, lugar y mecanismo del accidente;
evaluación del paciente, signos y síntomas, procedimientos realizados, evolución durante el
traslado, etc.

TRAUMA

Trauma proviene de un concepto griego que significa “herida”. Se trata de una lesión
física generada por un agente externo o de un golpe emocional que genera un perjuicio persistente
en el inconsciente.

El trauma físico está vinculado a una avería que sufre el cuerpo. Una herida es técnicamente la
interrupción de la extensión continuada de las mucosas o de la piel, lo que genera que el interior
corporal quede comunicado con el exterior.

Los esguinces, las fracturas y las luxaciones son ejemplos de traumas. Por lo general no suponen un
riesgo de vida, aunque pueden ocasionar discapacidad en la persona. Un traumatismo de cráneo,
en cambio, puede ser muy riesgoso ya que amenaza el sistema nervioso central.

De la misma forma, hay que subrayar que dentro de los diversos tipos de traumas físicos hay que
destacar otros que también se caracterizan por ser graves y que requieren mucha atención y
seguimiento por parte de los profesionales médicos. En concreto, entre aquellos se encuentran los
siguientes:

 Traumatismo en la columna vertebral. En este caso el peligro que tiene que una persona se
haya hecho este tipo de lesión es que la misma pueda afectar a la médula espinal. De
producirse ello podría suponer la parálisis en las extremidades del paciente.
 Traumatismo abdominal. El sistema urinario, el aparato digestivo y los vasos sanguíneos son
los que sufren las consecuencias de este tipo de lesión.
 Traumatismo torácico. Las funciones respiratorias y cardíacas del organismo de una persona
son las que pueden verse afectadas gravemente por aquel.
 Un trauma psicológico, por su parte, es una emoción negativa y duradera que pone en riesgo
el bienestar de la persona. Lo que hace el trauma es desequilibrar el sistema mental del
sujeto y su existencia desde el punto de vista de las emociones.

El trauma surge a causa de un miedo de gran intensidad (terror) o la falta de capacidad para
controlar un peligro real o potencial. Es habitual que aparezca cuando el paciente es testigo de un
hecho vinculado al daño o la muerte de otro ser humano, o cuando recibe una noticia inesperada y
trágica relacionada con un ser querido.

Más allá de las diferentes corrientes de la psicología, existe un consenso acerca de que un trauma
es un hecho que genera un estrés desmedido, que trasciende a las experiencias habituales. Por
ejemplo: aunque es lógico sentir temor al fuego, una persona que sufre un trauma por un incendio
puede hasta verse impedida de encender un fósforo o cerilla.

EMERGENCIA

Una emergencia es una atención de forma urgente y totalmente imprevista, ya sea por causa de
accidente o suceso inesperado. Depende el ámbito en el que se use, esta palabra podrá tener
distintos significados.

El termino emergencia suele ser utilizado por la mayoría de las personas para conjeturar una
situación que se salió de control y como consecuencia, provocó un desastre.

En la actualidad, podemos distinguir entre distintos tipos de emergencias:

Emergencia ecológica: La emergencia ecológica hace referencia a aquel escenario derivado de la


actividad humana o fenómenos naturales que modifican gravemente su composición, conllevando
un gran peligro a los diversos ecosistemas. Un claro ejemplo de emergencia ecológica es el
calentamiento global y el derrame de petróleo.

Emergencia rural: Un ejemplo son los incendios forestales, ya que al extenderse tal capa de fuego
sobre hectáreas y hectáreas de bosque, causa la erosión de la capa vegetal, provocándole al suelo
gran pérdida de sales y nutrientes. Debido a las altas temperaturas durante el incendio, se modifica
la composición química y biológica del suelo, poniendo en grave peligro a las personas que viven
cercanas al bosque y a aquellas que se nutren de él.

Emergencia sanitaria: Es aquella emergencia que fue causada por una pandemia o epidemia, como
por ejemplo el ébola,

Estado de emergencia: Este es decretado cuando en un país transcurre algún hecho que amenaza
la paz de los ciudadanos. El estado de emergencia consiste en privarse de ciertos derechos o
actividades.