Sie sind auf Seite 1von 127

LA FE DEL ATEO

1. PRÓLOGO
Esta vida es dura, difícil, complicada para muchos y fue así para mí. La
vida me golpeó fuerte y sentí comer tierra en muchas oportunidades.
Pero gracias a grandes amigos, logré salir de ese hueco de oscuridad que
ofrece este mundo, levantando la cabeza y viendo la verdad.
Para ver la verdad no solo se necesita de razón, inteligencia, cerebro,
neuronas… también se necesita de fe, pues la inteligencia humana es
limitada, se equivoca, tiende al error, pero unida a la fe, se convierten en
dos alas que impulsan al hombre hacia la plenitud de la luz que siempre
estamos buscando.

2. DEDICATORIA
Nadie puede jactarse de creer saber más sobre Dios, porque nada divino
es invento humano, por lo que este libro no es motivo de orgullo para mí.
Agradezco mucho a mis amigos Padre Raúl Ángeles Cabrera y Padre
Roberto Padilla, quienes me enseñaron mucho lo que Dios les mostró y a
quienes debo, terrenalmente, mi paz, mi alegría, mi tranquilidad. Gracias
a ustedes estoy parado y no enterrado bajo dos metros sobre el suelo.
Gracias por su comprensión, por su paciencia, por sus palabras, gracias
por ser sacerdotes.
La psicología no pudo conmigo, pero Dios si pudo ablandar mi corazón.

A mi mamá, quien me llevó por primera vez a la iglesia y por bautizarme.


Te agradezco mamá por llevarme, de niño, a Dios, por darme el empujón
para volar y contemplar la verdad.
Agradezco al movimiento Internacional Juan XXIII por darme esa gran
ilusión cristiana que también me impulsó a ver la luz del mundo y me
hizo un cantante y guitarrista de buena música cristiana.
Y por último, doy gracias a la Legión de María, por acercarme a la
espiritualidad de la oración del Rosario y por hacerme ver a María, que
no es una diosa, sino una poderosa intercesora de los hombres ante Dios.
Muchísimas gracias.
3. ÍNDICE
1. PRÓLOGO .................................................................................................................................... 1
2. DEDICATORIA .............................................................................................................................. 1
3. ÍNDICE ......................................................................................................................................... 2
I PARTE ................................................................................................................................................ 4
4. INTRODUCCION .......................................................................................................................... 4
5. DESCUBRIMIENTO DE DIOS CON LA RAZÓN .............................................................................. 4
5.1. SENTIDO DE VIVIR ................................................................................................................... 4
5.2. RELIGIONES Y LA CIENCIA ....................................................................................................... 8
5.2.1. Religión China ..................................................................................................................... 8
5.2.2. Budismo .............................................................................................................................. 9
5.2.3. Hinduismo ......................................................................................................................... 10
5.2.4. Ciencia y fe ........................................................................................................................ 10
5.3. ¿QUE ES LA BIBLIA? .............................................................................................................. 12
5.3.1. CONCEPTO ........................................................................................................................ 12
5.3.2. PALABRA DE HOMBRES Y PALABRA DE DIOS .................................................................. 15
5.3.3. ESTRUCTURA E HISTORIA DE LA BIBLIA ........................................................................... 17
A. Antiguo Testamento ................................................................................................................. 18
B. Nuevo Testamento ....................................................................................................................... 19
5.3.4. LA BIBLIA Y LAS DIVISIONES RELIGIOSAS ......................................................................... 21
5.3.5. INCOHERENCIAS Y ERRORES EN LA BIBLIA ...................................................................... 26
5.3.6. SABIDURIA DE LA BIBLIA .................................................................................................. 28
6. DESCUBRIMIENTO DE DIOS POR MEDIO SOBRENATURAL..................................................... 32
6.1. SUCESOS SOBRENATURALES-PÚBLICOS .............................................................................. 35
6.1.1. REVELACIÓN DE LANCIANO-ITALIA: ................................................................................. 35
6.1.2. LA DANZA DEL SOL- FATIMA- PORTUGAL ........................................................................ 44
6.2. TESTIMONIO DEL ESCRITOR ................................................................................................. 47
II PARTE ............................................................................................................................................. 50
7. EL BIEN Y EL ORIGEN DEL MAL-SUFRIMIENTO......................................................................... 50
8. ¿DIOS SE OFENDE, JUZGA Y CASTIGA? ..................................................................................... 57
9. ¿SOY YO O EL GENIO MALIGNO? ............................................................................................. 58
10. EXPERIENCIA ESPIRITUAL ..................................................................................................... 60
11. MANDAMIENTO CRISTIANO................................................................................................. 66
12. LA ORACION .......................................................................................................................... 67
12.1. LA COMUNION DE LOS SANTOS ....................................................................................... 68
13. EL PECADO Y LA TENTACIÓN ................................................................................................ 69
14. LA CONFESIÓN ...................................................................................................................... 71
15. LAS EMOCIONES Y EL AMOR VERDADERO .......................................................................... 72
15.1. LOS MILAGROS.................................................................................................................. 75
15.2. EL CAMBIO DE ACTITUD USANDO EMOCIONES .............................................................. 76
15.2.1. LA PSICOLOGÍA Y LAS EMOCIONES .................................................................................. 76
15.2.2. RETIROS CATÓLICOS EMOCIONALES ................................................................................ 76
15.3. LAS MISAS ABURRIDAS..................................................................................................... 78
16. LA ESPIRITUALIDAD DE LAS RELIGIONES ............................................................................. 79
17. SACRAMENTO DE LA CONFIRMACION ................................................................................. 83
18. SACRAMENTO DEL BAUTISMO ............................................................................................. 84
19. LA HIPOCRESIA EN LA IGLESIA .............................................................................................. 85
20. LA FE ...................................................................................................................................... 88
21. ALMA, ESPIRITU Y CEREBRO................................................................................................. 89
21.1. ALMA-CEREBRO ................................................................................................................ 91
21.2. EL ALMA Y LA PSIQUIATRÍA .............................................................................................. 92
21.3. EL ESPIRITU ....................................................................................................................... 93
22. TEOLOGÍA DE LA CRUZ.......................................................................................................... 95
23. LA IRA DE DIOS...................................................................................................................... 98
24. HUMILDAD .......................................................................................................................... 102
25. LOS SACRIFICIOS ................................................................................................................. 103
26. LA SEXUALIDAD Y LA ESPIRITUALIDAD(MATRIMONIO) .................................................... 104
27. LECTURAS RECOMENDADAS POR EL ESCRITOR................................................................. 111
28. PALABRAS FINALES ............................................................................................................. 112
LA FE DEL ATEO

I PARTE

4. INTRODUCCIÓN
En este instante quizá digamos que creemos en Dios, que existe, que es grande y
poderoso, pero sin embargo creemos en Dios porque sí, porque nuestros padres
nos dijeron, porque nuestras familias nos enseñaron que existe, porque la mayoría
de gente en nuestro país cree en ese Dios que nos enseñaron de niños.
Nosotros creemos en Cristo y afirmamos que es nuestro Dios, pero sin embargo
pudimos haber nacido en india, Irak, China y estaríamos creyendo en otros dioses.
Somos cristianos gracias a que los españoles trajeron la religión cristiana a Perú.
Todos aquellos nacidos en otros países afirman que su dios es el verdadero, como
también nosotros afirmamos que nuestro Dios es el verdadero, sin tener ningún
fundamento.
El presente libro nos ayudará a descubrir si realmente existe Dios, y si existe,
buscaremos cuál es el verdadero, por lo que comenzaremos leyendo este libro
creyendo que somos ateos, aprendiendo y descubriendo desde cero.
Vamos a utilizar nuestro cerebro o razón para descubrir la verdad.

5. DESCUBRIMIENTO DE DIOS CON LA RAZÓN

5.1. SENTIDO DE VIVIR


Recordemos nuestra vida desde muy niños, recordemos los días que pasamos en
familia, las vacaciones, las fiestas de cumpleaños de niños, el primer chico(a) de
quien nos enamoramos, nuestro primer día en el colegio, nuestro primer beso,
nuestro primer enamorado(a).
Desearía que nos detengamos en esta parte y hagamos memoria de los más
hermosos momentos de nuestras vidas y los tristes, también. Quedémonos un
buen tiempo recordando momentos vividos.
Ahora sabemos que también tenemos planes a futuro, como sacar una profesión,
comprar una casa, casarnos, tener hijos, comprarnos un carro, hacer una
especialización en nuestra carrera profesional, sacar un préstamo para realizar un
negocio. Tenemos varios o pocos planes. Ahora, recuerda que somos ateos como
lo acordamos anteriormente.
Yo te pregunto individualmente:
¿De qué te sirve afanarte tanto en tus proyectos y vivir tantos momentos bonitos,
si al final terminarás en un cementerio? Donde tu cerebro, con todos tus recuerdos
y proyectos, se irán a podrir y desaparecer en la tierra. ¿De que servirá hacer
tanto en este mundo si no sabes cuándo iras a terminar en aquel cementerio?
Cuando visitas los cementerios, te das cuenta que hay nichos de niños, jóvenes,
adultos, ancianos ¿Quién te garantiza que mañana tendrás un día más de vida?
¿Eres dueño de tener vida para mañana? ¿Tienes el control de vivir los años que
desees, por más dinero y poder que tengas? ¿Entonces porque te afanas tanto en
hacer cosas, vivir momentos, hacer proyectos, si al final todo terminará podrido en
la tierra?
Ahora te mostraré en la siguiente imagen el tamaño de la tierra respecto a los
planetas y estrellas de nuestra constelación.
Si deseas ver un video mejor detallado, puede buscar en el portal youtube.com la
denominación Star Size comparation HD

El Sol (Sun) es una gran estrella de un descomunal tamaño y la Tierra (Earth) es


muy insignificante, respecto al sol.
Pero el Sol es muy pequeño respecto al tamaño de otras estrellas como la Antares.

Como se ve, la tierra es una insignificante materia respecto a otros planetas y


estrellas.

Y el sistema solar es una pequeña fracción de la galaxia la Vía Láctea.


Y en el universo, se calcula aproximadamente que existen 100 mil millones de
galaxias según el Instituto de Tecnología de California (Caltech)
Ahora, tú que eres racional y que piensas, date cuenta de la pura realidad. La vida
no tiene sentido y además somos una pequeña cosa en este universo. Somos uno
más de tantos miles y miles de personas que habitan en este planeta pequeño.
A nadie de esos miles le interesa tu vida, si eres abogado, presidente de tu
comunidad, alcalde de tu ciudad, un buen padre, un gran orador, un gran
deportista, un gran ingeniero. A nadie de esos miles le incumbe saber tu vida.
Y si llegases a ser un gran actor o político famoso, desaparecerás igual, y todas las
personas que te conocían también desaparecerán con su memoria que tenían de
ti.
Si nuestra vida termina con la putrefacción de nuestro cerebro, no hay sentido,
pero si todo lo que hacemos sigue en memoria y vigente, a pesar de haber
muerto, y si seguimos teniendo vida después de la muerte, ahí si existe sentido de
vivir.
Por lo tanto nos conviene que exista ese concepto llamado: “vida después de la
muerte” o “la existencia del espíritu”. Si afirmamos que existe el espíritu, por lo
tanto afirmaríamos que existe un ser espiritual perfecto, Dios.
Con esta afirmación no damos una prueba de que Dios existe, pero sacamos la
conclusión de que nos conviene que Dios exista, nada más. Es solo una
conclusión.
Sigamos con nuestro razonamiento.

5.2. RELIGIONES Y LA CIENCIA


La ciencia nos dice que el universo fue creado por una gran explosión llamado Big
Ban y que el hombre paso por una evolución anatómica hasta llegar a ser el ser
que es hoy, pero sabemos que los libros sagrados de la fe judía, musulmana y
cristiana, nos afirman, que el universo fue creado por Dios, en días.

5.2.1. Religión China


La cultura china tiene su relato de creación del mundo atribuido a Pangu, el primer
ser vivo y creador de universo. Según el relato, al comienzo del universo solo había
un caos sin forma del que surgió un huevo de 18 000 años de antigüedad. Cuando
las fuerzas yin y yang estaban equilibradas, Pangu salió del huevo y tomó la tarea
de crear el mundo. Dividió el yin y el yang con su hacha. El yin, pesado, se hundió
para formar la tierra, mientras que el yang se elevó para formar los cielos. Pangu
permaneció entre ambos elevando el cielo durante 18 000 años, tras los cuales
descansó. De su respiración surgió el viento, de su voz el trueno, del ojo izquierdo
el Sol y del derecho la Luna. Su cuerpo se transformó en las montañas, su sangre
en los ríos, sus músculos en las tierras fértiles, el vello de su cara en las estrellas y
la vía láctea. Su pelo dio origen a los bosques, sus huesos a los minerales de valor,
la médula a los diamantes sagrados. Su sudor cayó en forma de lluvia y las
pequeñas criaturas que poblaban su cuerpo (pulgas en algunas versiones),
llevadas por el viento, se convirtieron en los seres humanos.

Imagen de Pangu, primer ser vivo y creador del universo


para la cultura china.

5.2.2. Budismo
Buda, el fundador del budismo, afirmaba que no es bueno tratar de entender el
origen del mundo porque es confuso y nos desespera y trae locura, por lo que no
es conveniente tocar ese tema.

Imagen de Buda (Siddharta Gautama).


Cabe mencionar que según el budismo, Buda o iluminado, no es un dios sino un
estado de perfección espiritual de paz, armonía y felicidad que cualquier ser
humano puede llegar gracias a la meditación profunda.
Siddharta Gautama, según la tradición budista, llegó a ser Buda.
5.2.3. Hinduismo
Para los hinduistas, la creación del universo se le atribuye al dios poderoso
Purusha. Purusha fue un ser gigante de mil cabezas y mil pies, que fue sacrificado
y desmembrado por los devas (dioses): su mente se convirtió en la Luna, sus ojos,
en el sol, y su respiración, en el viento. Con su cuerpo se construyeron el mundo y
las castas.
5.2.4. Ciencia y fe
Es obvio que las culturas antiguas no sabían cómo explicar el origen del mundo y
del hombre, por lo que tuvieron que crear relatos para calmar la ansiedad que
genera aquellas preguntas.
Respecto al origen del universo, tenemos dos criterios, el de las religiones y el de
la ciencia. ¿A quién haremos caso? ¿Seguiremos creyendo en relatos muy antiguos
de personas que eran limitadas de conocimiento?
Cada uno se responde a esta pregunta.
Ahora ¿Realmente la religión odia y rechaza a la ciencia?
La ciencia ha ayudado mucho al hombre, le ha dado electricidad, comunicación a
través de celulares, internet, construcción de vehículos para el transporte,
construcción de edificios o viviendas, etc, pero muchos religiosos la critican, la
ignoran, cuando en realidad se sirven de la ciencia. Las religiones se sirven de la
electricidad para iluminar sus iglesias, se sirven de vehículos para transportar a sus
predicadores, se sirven de las telecomunicaciones, usan la ingeniería del sonido
para tener micrófonos y parlantes para poder hablar a muchas personas en sus
templos. ¿A quién seguiremos haciendo caso?
Todas las religiones, al ver que la ciencia dio afirmaciones que afectaron sus
relatos creacionistas del mundo, interpretaron sus relatos y trataron de
acomodarlos a los conceptos científicos, para no alterarse, pero la única religión
que acepta que su relato creacionista es un mito, es la iglesia Católica Romana.
Así que nuestro punto de atención será la religión Cristiana Católica, ya que las
demás religiones siguen basando sus ideologías en mitos.
Veamos primeramente, quien afirmo la teoría del Big Ban o la gran explosión.
El padre de la teoría del Big Ban fue el científico físico, belga, sacerdote católico,
Monseñor George Lemeitre.
En un principio, la comunidad científica desprecio la teoría del Big Ban de Lemaitre
ya que pensaban que quería involucrar la religión con la ciencia; incluso Albert
Einstein rechazaba a Lemaitre y lo minimizaba, pero al final, la comunidad
científica e incluso el mismo Einstein, aceptaron a Lemaitre. Inclusivamente,
Lemaitre fue invitado por el mismo Einstein para que dicte seminarios de ciencia.
El vaticano condecoró a Lemaitre por su idea pionera, además, que llegó a ocupar
un cargo muy importante en la iglesia, el de obispo.
Muchos no conocen estos datos… pero ¿no era que la religión católica afirmaba
que Adán y Eva era una verdad histórica absoluta, y el vaticano condecora a un
sacerdote por dar la teoría del Big Ban?
En la encíclica Humani generis (1950), el papa Pío XII ya había afirmado que no
había oposición entre la teoría de evolución y la doctrina de la fe sobre el hombre
y su vocación, con tal de no perder de vista algunos puntos firmes (cf. AAS 42
[1950], pp. 575-576).
*Una encíclica es una carta del Papa (autoridad máxima de la iglesia católica)
dirigida a obispos y fieles sobre asuntos de enseñanza de fe o costumbres. Además
que la Iglesia católica romana afirma que las enseñanzas oficiales del papa en
temas de fe y moral, son infalibles o libres de error, pues son venidas del Espíritu
Santo o Dios y por lo cual constituye un dogma, así que como toda verdad de fe,
ninguna discusión se permite a los dogmas dentro de la Iglesia católica y se debe
acatar y obedecer incondicionalmente.
Esta doctrina de infalibilidad, es una definición dogmática establecida en el Concilio
Vaticano I de 1870.
*Concilio es una reunión oficial entre muchos obispos del mundo y el Papa para
aclarar y acordar asuntos de fe y moral.
La encíclica Humani generis considera la doctrina del «evolucionismo» como una
HIPÓTESIS SERIA, digna de una investigación y de una reflexión profunda, al
igual que la hipótesis creacionista de Adán y Eva, pero Pío XII afirmaba que se
debía tomar como una hipótesis interesante, mas no un verdad absoluta, pues
seguían siendo una teoría.
En 1995, el ex líder católico, Juan Pablo II, realizó una charla para la pontificia
Academia de Ciencias, la cual es una organización de científicos al servicio del
Vaticano, afirmando su inclinación y promoción por la teoría de la evolución.
“Hoy, casi medio siglo después de la publicación de la encíclica Humani generis,
nuevos conocimientos llevan a pensar que la teoría de la evolución es más que una
hipótesis. En efecto, es notable que esta teoría se haya impuesto paulatinamente
al espíritu de los investigadores, a causa de una serie de descubrimientos hechos
en diversas disciplinas del saber. La convergencia, de ningún modo buscada o
provocada, de los resultados de trabajos realizados independientemente unos de
otros, constituye de suyo un argumento significativo en favor de esta teoría” Juan
Pablo II Vaticano, 22 de octubre de 1996
Puede leer todo el discurso de Juan Pablo II en el anexo 1.
Igualmente, en la actualidad, la autoridad máxima de la iglesia católica, Francisco I
afirmó que Dios no usó una varita mágica para crear el universo en 6 días.
Francisco señaló lo siguiente: “cuando leemos en el Génesis(primer libro de la
biblia) el relato de la creación, creemos imaginar que Dios es un mago, que con
una varita mágica ha hecho todas las cosas. Pero no es así. Él ha creado a los
seres y les ha dejado desarrollarse según las leyes internas que dio a cada uno,
para que alcancen su propio desarrollo. Dio la autonomía a los seres del universo
al mismo tiempo que les aseguraba su continua presencia, dando el ser a toda
realidad.
La creación ha proseguido su marcha por siglos y siglos, milenios y milenios hasta
que se ha convertido en lo que hoy conocemos; exactamente porque Dios no es
un mago sino el Creador que da el ser a todas las cosas.
El inicio del mundo no es obra del caos que debe a otro su origen, sino que se
deriva directamente de un Principio supremo que crea por amor. El Big-Bang, que
hoy se sitúa en el origen del mundo, no contradice la intervención de un creador
divino, al contrario, la requiere. La evolución de la naturaleza no contrasta con la
noción de creación, porque la evolución presupone la creación de los seres que
evolucionan” Francisco I. Vaticano 27 de octubre 2014
Además el Papa León XIII explica en su encíclica Providentissimus Deus, lo
siguiente: “Sabemos que la verdad no puede contradecir a la verdad”
Si la verdad no contradice la verdad. ¿Por qué las máximas autoridades de la
iglesia católica desacreditan la veracidad histórica del relato creacionista de su libro
sagrado?

5.3. ¿QUE ES LA BIBLIA?

5.3.1. CONCEPTO
Investigando los criterios teológicos de la iglesia católica romana, nos damos con
la sorpresa de que, la religión con más número de fieles en el mundo, afirma que
su libro sagrado, la biblia, no es un libro caído del cielo. La iglesia afirma que la
biblia no fue escrito o dictado por Dios, sino que fue escrito por varias personas
humanas a través de cientos de años, usando géneros literarios como narraciones
históricas, mitos, epopeyas, cuentos, leyendas, fábulas, géneros apocalípticos o
místicos, géneros propios de las épocas de los escritores bíblicos.
La iglesia afirma que aquellos hombres que escribieron la biblia, conocieron a Dios,
conocieron la felicidad que trae Dios, la sabiduría que trae Dios y quisieron
manifestar esta experiencia, por escrito, en la biblia, a pesar de sus errores, sus
limitaciones y exageraciones, pues los escritores bíblicos tienen la intención de dar
un mensaje sobre Dios, mas no de ciencias.
La intención de varios autores de los libros de la biblia, no era enseñar netamente
historia, ciencia, biología, sino que a través de géneros literarios, trataron de dar
un mensaje referente a Dios o dar un mensaje teológico.
La encíclica Afflante Spiritu del papa Pio XII, recomendó ,especialmente, el estudio
de los géneros literarios utilizados en los libros sagrados en aquellos tiempos
(Enchiridion Biblicum, 560):
“Puesto que la verdad se propone y se expresa de maneras diversas en los textos
de diverso género: histórico, profético, poético o en otros géneros literarios.
Conviene, además, que el intérprete investigue el sentido que intentó expresar y
expresó el hagiógrafo (Autor de libros sagrados) en cada circunstancia según la
condición de su tiempo y de su cultura, según los géneros literarios usados en su
época. Pues para entender rectamente lo que el autor sagrado quiso afirmar en
sus escritos, hay que atender cuidadosamente tanto a las formas nativas usadas
de pensar, de hablar o de narrar vigentes en los tiempos del hagiógrafo, como a
las que en aquella época solían usarse en el trato mutuo de los hombres”(Encíclica
Dei Verbum Cap. III, 12)
Sabiendo esto, la iglesia afirma que el relato de Adán y Eva es una alegoría creada
por los judíos con la intención de no enseñar como científicamente fue creado el
mundo, sino que quisieron dar una explicación del origen del universo y de porqué
el hombre siempre tiene la tendencia a irse al mal, aunque no quiera ser malo. Por
eso el relato creacionista relata que, al principio, el hombre no tenía pensamientos
y deseos malos, y al comer la manzana, el mal entro en él y a toda su
descendencia (pecado original) y es este el mal con el cual lucha cada día para no
obrar la maldad que no quiere hacer.
La narración de Jonás, también llega a ser una parábola, donde el escritor no
quiere enseñar historia, sino que quiere indicar que nadie se escapa de la mirada
de Dios, pues Jonás no logró escaparse de Dios, según el relato.
Es como narrar el cuento de Pinocho. Todos sabemos que pinocho nunca existió,
pero la intención del autor no es enseñar un relato 100% histórico, sino enseñar el
mensaje de “no mentir”
También, si vemos la película Chronicle o Poder Sin Límites, el autor de la película
no tuvo la intención de enseñar historia o un hecho real, sino que a través de una
narración de ficción, quiso enseñar que puede ser muy peligroso hurgar, fastidiar o
hacer “bullying” a personas tímidas, inseguras o antisociales, pues no sabemos la
crisis mental que están cargando o las situaciones que llevan a una persona a
tener conductas introvertidas que pueden causar un “estallido” . Recordemos los
asesinatos colectivos en la escuela Columbine el 20 de abril de 1999, los
asesinatos en la universidad estatal de Virginia(Virginia Tech) el 16 de abril del
2007, etc.

Una de las tantas limitaciones de aquellos hombres escritores de los libros bíblicos
sería la concepción sobre como fue el origen del mundo,el de la forma del planeta
tierra y los valores éticos errados que tenían.
Los judíos, escritores del antiguo testamento, afirmaban que la tierra era plana.
Creían que la sangre era el alma o espíritu de la persona, por lo establecían que
era pecado combinar o transferir sangre de una persona con otra, además los
judíos eran muy machistas y egoístas, como también afirmaban muchas
incoherencias y errores que se plasmaron en sus escritos. Podremos ver en el cap.
1.1.3 Incoherencias y errores en la biblia.

En la imagen podemos observar, como los judíos creían que era el mundo.
Imagen de la concepción del mundo, según los judíos, escritores del antiguo
testamento.
Por otro lado, el nuevo testamento se caracteriza por no estar lleno de fabulas,
mitos, leyendas, epopeyas, como lo está el antiguo testamento, con excepción del
libro del Apocalipsis, sino que se caracteriza por estar compuesto de cartas de los
apóstoles de Jesús (Pablo de Tarso, Pedro) a poblaciones de medio oriente, y las
narraciones de la vida de Jesús (Evangelios).

5.3.2. PALABRA DE HOMBRES Y PALABRA DE DIOS


Según la iglesia católica, la biblia es la agrupación de muchos relatos humanos que
se refieren a Dios, donde podemos encontrar muy buena sabiduría, que se le
atribuye que son divinas, y muchas palabras que no son divinas, sino humanas.
En general, según el vaticano, en la biblia se puede encontrar palabras buenas,
que cambian la vida de las personas (divinas), como también palabras malas o
destructivas (humanas) que pueden generar o generaron exterminios, guerras
religiosas y tantas aberraciones; un ejemplo son las formación de sectas que
desembocan en ideas absurdas, como los suicidios colectivos en
Jonestown(Guyana 1978) y en Kanungu(Uganda,2000), y otros.
Hay que mostrar todo el resplandor de la palabra de Dios, aun cuando esté
"expresada en palabras humanas" (Encíclica Dei Verbum, 13).
Según la iglesia católica, la palabra de Dios no baja directamente del cielo en hojas
escritas, sino que llega a través de palabras humanas, y que para saber interpretar
de manera correcta la biblia, hay que respetar las intenciones o el mensaje que
quiere transmitir el escritor bíblico.
“Teniendo en cuenta los modos de pensar, expresarse, de narrar que se usaban en
la época del escritor, y también las experiencias que en entonces más se solían
emplear en la conversación ordinaria”(Encíclica DEI VERBUM 12, FC 195)

Un ejemplo sobre el modo de pensar y expresarse de los hombres de aquella


época, se ve en el siguiente capítulo de la biblia, donde el seguidor de Jesús, Pablo
de Tarso, es muy machista:

1 Corintios 14,34

34.Las mujeres cállense en las asambleas; que no les está permitido tomar la
palabra antes bien, estén sumisas como también la Ley lo dice.

35.Si quieren aprender algo, pregúntenlo a sus propios maridos en casa; pues es
indecoroso que la mujer hable en la asamblea.

36.¿Acaso ha salido de vosotros la palabra de Dios? O ¿solamente a vosotros ha


llegado?

37.Si alguien se cree profeta o inspirado por el Espíritu, reconozca en lo que os


escribo un mandato del Señor.

38.Si no lo conoce, tampoco él es conocido.

39.Por tanto, hermanos, aspirad al don de la profecía, y no estorbéis que se hable


en lenguas.

40.Pero hágase todo con decoro y orden.

Además, la iglesia católica afirma que la máxima expresión o revelación de la


sabiduría divina o palabras divinas en la biblia, dirigidas por Dios al hombre, se
encuentra en el nuevo testamento y que en el antiguo testamento, es deficiente y
errado.
El antiguo testamento, según la iglesia católica, describe una época oscura de mal
entendimiento de Dios, donde Dios, quien realmente es amor y lleno de
perfección, es considerado por los hombres judíos, escritores del antiguo
testamento, como un ser castigador, lleno de ira por el pecado de los hombres
(Relato de Adán y Eva y destrucción de Sodoma y Gomorra), que juzga y reniega
de su creación (Narración del Diluvio).

Razonando, se podría afirmar que el Dios Judío, que supuestamente es perfecto y


todopoderoso, no es perfecto, pues se equivocó en crear a la humanidad.
Según la iglesia católica, después de esa edad oscura de mal entendimiento de
Dios, vino al mundo el mismo Dios, Cristo (El Mesías), quien dio la verdadera
sabiduría divina, libre de errores y malas interpretaciones judías, antiguas.
Además, en la iglesia se afirma que no existirá otra revelación de sabiduría
perfecta, más que de la sabiduría de Jesús. Solo se tendría que descubrir o
interpretar las enseñanzas ocultas en las palabras ya dadas por Jesucristo.

Esto dice la encíclica Dei Verbum:


“Pero la verdad íntima acerca de Dios y acerca de la salvación humana se nos
manifiesta por la revelación en Cristo, que es a un tiempo mediador y plenitud de
toda la revelación” (Enciclica Dei Verbum, cap. 2,2)

“Pues envió a su Hijo (Jesús viene al mundo), es decir, al Verbo (palabra) eterno,
que ilumina a todos los hombres, para que viviera entre ellos y les manifestara los
secretos de Dios; Jesucristo, pues, el Verbo (palabra o sabiduría) hecho carne,
hombre enviado, a los hombres, habla palabras de Dios y lleva a cabo la obra de la
salvación que el Padre le confió. Por tanto, Jesucristo -ver al cual es ver al Padre-,
con su total presencia y manifestación personal, con palabras y obras, señales y
milagros, y, sobre todo, con su muerte y resurrección gloriosa de entre los
muertos; finalmente, con el envío del Espíritu de verdad, completa la revelación y
confirma con el testimonio divino que vive en Dios con nosotros para librarnos de
las tinieblas del pecado y de la muerte y resucitarnos a la vida eterna. La economía
cristiana, por tanto, como alianza nueva y definitiva, nunca cesará, y no hay que
esperar ya ninguna revelación pública antes de la gloriosa manifestación de
nuestro Señor Jesucristo (cf. 1 Tim., 6,14; Tit., 2,13)”. (Encíclica Dei Verbum, cap
I,4)

5.3.3. ESTRUCTURA E HISTORIA DE LA BIBLIA


La biblia, según la iglesia católica, es un libro escrito en muchos cientos de años.
No fue un libro compacto desde el principio, sino que es un compendio de libros
escritos en diferentes siglos. Por ejemplo, en Lucas 4,17 narra que a Jesús le
dieron el “rollo” del profeta Isaías (Libro del antiguo testamento) más no un libro
compacto o un compendio de muchos libros que hoy llamamos biblia.
Algunos de estos libros, en sus narraciones, tomaban copia de las historias de las
civilizaciones vecinas a la judía. Como por ejemplo, el relato de Adán y Eva es
semejante al relato Enuma Elish de la cultura Babilónica, y el relato del diluvio es
muy semejante al relato Gilgamesh de la epopeya de la cultura mesopotámica.
Cabe destacar, por ejemplo, que el libro del génesis fue escrito después que los
libros Deuteronomio y Salmos, pero en la biblia de hoy, génesis está primero en el
orden de los libros bíblicos. Igual pasa con el orden de los evangelios. En el nuevo
testamento, primero en orden esta Mateo y después Marcos, cuando en realidad,
Marcos fue escrito antes que Mateo.
El orden de los libros de la biblia no indica mayor antigüedad.

A. Antiguo Testamento
Antes de establecerse o crearse lo que llamamos, hoy, el antiguo testamento y
nuevo testamento, estando en la época de la fe judía y antes de la venida de Jesús
al mundo, llegó la circunstancia en que existían muchos libros de fe, como Isaías,
Deuteronomio, crónicas, etc, pero no eran considerados sagrados u oficiales por
las autoridades religiosas judías, por lo que era necesario agruparlos y oficializarlos
como sagrados. A esta oficialización de libros exclusivos se le llama canon.

Existen tres cánones del antiguo testamento:


 El primer canon fue coleccionado por Esdras y Nehemías en el siglo IV a.C,
pero no tenía una lista definitiva y oficial de la lista de sus libros, pues se
agregaron más libros después de la muerte de Esdras.

 Después vino el canon alejandrino o conocido como de los setenta o


Septuaginta (LXX). Este canon es la traducción de los libros originales del
antiguo testamento escritos en hebreo y arameo al griego, por setenta y
dos cultos, sabios y ancianos judíos.
Su traducción inició en el Siglo III a.C. (c. 280 a.C.), y concluyó hacia finales
del Siglo II a.C. ( 100 a.C.).

Para ese tiempo, el idioma griego era más culto y desarrollado de la época.

La Septuaginta contiene siete libros más que el anterior canon: Sabiduría,


Eclesiástico, Baruc, Tobías, Judit y los dos de los Macabeos. Estos libros son
llamados Deuterocanónicos.
Ya en la época de Jesús, los judíos consideraban a la Septuaginta un canon
digno de leer y entender, pero desde que Jesús y sus seguidores usaban
mucho los escritos Deuterocanónicos para convencer a los judíos a
convertirse a cristianos, las autoridades religiosas judías se alarmaron por la
gran diminución de sus fieles y por el riesgo a desaparecer, por lo que
realizaron a finales del siglo I dC el concilio de Jamnia, donde oficializaron
un canon que eliminaba los 7 libros Deuterocanónicos y que además se
prohibía definitivamente a cualquier cristiano entrar a una sinagoga(templo
judío) a compartir la lectura y predicación de los libros sagrados judíos.
La antigüedad de la Septuaginta y de los libros Deuterocanónicos respecto al
canon de Jamnia, se confirmó gracias al hallazgo de escritos encontrados en las
cuevas de Quram(Valle del desierto de Judea en Palestina)
B. Nuevo Testamento
Setenta años después de la muerte de Jesús y ante la persecución y matanza
cristiana por parte de los judíos, aun no existía el Nuevo testamento.
En esa época, los seguidores de Cristo, tenían la concepción de que Cristo volvería
pronto (Lucas 21,25-28 y Mateo 24,29-35) junto con el fin del mundo o de los
tiempos, así que no tenían la necesidad o motivo de escribir la historia y las
enseñanzas de Jesús,solo enseñaban de manera oral, pero como los años pasaban
y no venía el fin del mundo, cambió la percepción de que Cristo, en escasos años
volvería.
Los discípulos empezaron a escribir, lo que llamamos hoy, el Nuevo Testamento,
para guardar de manera más precisa las enseñanzas de Cristo por miedo de que
se tergiversen por ser enseñados oralmente.
El primer evangelio escrito fue el de Marcos (70 d.C) y después los siguientes
evangelios Lucas y Mateo, que se basaron en Marcos y le agregaron más
argumentos a sus escritos.
Por ejemplo, el evangelio de Lucas tiene 4 bienaventuranzas de Jesús, pero Mateo
agregó 5 bienaventuranzas más.
Es en los tiempos de persecución cristiana es donde se escribe el libro apocalipsis,
aproximadamente en el año 100 d.C. Eran tiempos difíciles porque el imperio
romano perseguía a los cristianos. Los cristianos vivían casi escondidos y no podían
hablar en público. Menos podían escribir y publicar sus cartas. Por eso el autor del
Apocalipsis, para animar a los creyentes, publicó su escrito clandestinamente y usó
una manera de escribir muy misteriosa, con signos e imágenes que solamente los
entendidos podían comprender. Esta forma de escribir se llamaba “género literario
apocalíptico” (de revelaciones). Era una forma de escribir muy común en aquella
época. Con llamativas imágenes y grandiosas visiones ficticias.
El escritor quiere explicar “los últimos tiempos” que es “la lucha del poder político
romano contra la iglesia de Cristo. Muchos signos, símbolos y cifras en forma muy
sofisticada son como un juego para que los lectores entendidos puedan reconocer
su propia realidad e identificar personajes u acontecimientos de aquel tiempo.
El fin del apocalipsis era dar esperanzas y aliento a los cristianos que sufrían de
persecución, afirmando que el sufrimiento terminaría pronto, mas no tenía la
intensión de enseñar el futuro, asustar o infundir miedo.( Para dar razón de
nuestra Esperanza, sepa defender su Fe P. Paulo Dierckx P. Miguel Jordá
APOSTOLADO DEL LIBRO P. Miguel Jordá. F. 8571492)
Por ejemplo, en Apocalipsis 13,16-18 afirma: “La bestia ha logrado, asimismo, que
a todos, grandes y pequeños, ricos y pobres, libres y esclavos, se les ponga una
marca en la mano derecha o en la frente; y nadie podrá comprar ni vender si no
está marcado con el nombre de la bestia o con la cifra de su nombre.
Aquí verán quién es sabio. Si ustedes son entendidos, interpreten la cifra de la
bestia. Se trata de un hombre y su cifra es 666”

La cifra 666 se puede calcular de varias maneras, pero corresponde, a un


emperador romano que mataba a los cristianos.

La forma más aceptada de interpretar el 666 es la siguiente:

La cifra 7 es el símbolo de la perfección (en aquella época).

La cifra 6 es el signo de lo imperfecto. 6 representa a quien trato de ser 7 y no


alcanzó a serlo (Satanás)

El 7-1=6 es el imperfecto, es el malo.

La cifra 3 significa la plenitud.

Ahora bien, 3 veces 6 es la plenitud de lo imperfecto, es la plenitud de lo malo. En


este caso se refiere al emperador romano Nerón quien perseguía a los cristianos.
Este 666 fue tomado como símbolo para buscar al hombre perverso de aquel
tiempo.

Al igual que el antiguo testamento, el nuevo testamento se formó de un conjunto


de libros inicialmente no oficializados como sagrados. Recién en el siglo II d.C,
San Ireneo es el primero en aplicar el nombre de escritura a los libros que
narraban la historia de Jesús (evangelios) y Clemente Alejandrino, el primero que
habla del adjetivo de “antiguo y nuevo testamento”. Ya una fijación universal del
canon cristiano del nuevo testamento, no se hizo en la iglesia sino hasta la “Bula
Cantate Domino” del concilio de Florentino en 1442. Sin embargo, el canon del
nuevo testamento ya se estaba fijando desde tiempos remotos: una carta de San
Atanacio(367 D.C) contiene 27 libros del Antiguo testamento y de los 27 del nuevo
testamento, en un decreto atribuido al papa Dámaso(382 dc ) , en los sínodos de
Hipona(393) , de Cartago (397 dC) y otros.
Existían otros libros como es el evangelio de Judas, el evangelio de María
Magdalena, etc., que narraban la niñez de María y de Jesús, por ejemplo, pero
fueron excluidos del canon cristiano por considerarse libros de malas intenciones,
pues eran usados por algunas personas para autoproclamarse iluminados y
guiados por Dios con el fin fundar nuevas iglesias.
A estos libros se les considera apócrifos o fuera del canon.

5.3.4. LA BIBLIA Y LAS DIVISIONES RELIGIOSAS


El cristianismo fundado por Jesús de Nazaret, tuvo muchas divisiones a causa de
las interpretaciones bíblicas de sus seguidores.
Después de que el imperio romano estableciera en todo su territorio la libertad de
todos los cultos religiosos, incluyendo el cristianismo, gracias al emperador
Constantino y el edicto de Milán(313 d.C), el cristianismo esparcido por todo el
imperio romano se organizó en cuatro patriarcados en oriente de Europa, más el
obispado de Roma en occidente de Europa.
Los cuatro patriarcados eran:
-El patriarcado de Constantinopla
-El patriarcado de Alejandría
-El patriarcado de Antioquía
-Y el patriarcado de Jerusalén
Cada patriarcado gobernado por sus respectivos patriarcas, y el obispado de Roma
gobernado por el Papa.
Ya desde el año 589 empezaban a surgir conflictos entre los patriarcados y el
obispado de Roma sobre asuntos de doctrina (Filioque), diferencias en calendarios
litúrgicos, celos de supremacía de autoridad de toda la cristiandad entre el
patriarca de Constantinopla y el obispo de Roma (Papa), entre otros.
Ya en el 1054 d.C, por sus diferencias, los patriarcados de oriente se separan del
obispado de roma generándose el llamado Cisma de Oriente.
Hacia adelante, los patriarcados de oriente empezarían a denominarse como
Iglesia Ortodoxa, y la iglesia de occidente, como Católica Romana.
Un conflicto característico entre la iglesia Ortodoxa y la iglesia Católica fue porque
la iglesia Católica cambió la celebración de las fiestas religiosas romanas por las
fiestas religiosas cristianas con el fin de suprimir cualquier tipo de fiesta pagana
romana, hecho que indignó a los patriarcados de oriente.
Por ejemplo, la navidad se estableció el 25 de diciembre con el fin de suprimir la
fiesta del dios sol romano, por lo tanto es obvio que el nacimiento de Jesús no fue
el 25 de diciembre, y si se quiere saber la fecha verdadera del nacimiento, es muy
complicado saberlo. Esta es la causa por la que no hay orden cronológico de las
celebraciones católicas. Por ejemplo, la fiesta del 28 de diciembre, fiesta de los
santos niños inocentes asesinados por el rey Herodes quien buscaba matar al
mesías o rey de Judea, no coordina cronológicamente con la fiesta de bajada de
reyes del 6 de enero, ya que según el relato bíblico, “la bajada de los reyes magos
“se realizó antes de la matanza de los niños inocentes.
La religión Católica, no toma mucha importancia a la credibilidad de las fechas de
sus fiestas, sino a la celebración de las fiestas, en sí.
La iglesia Católica, por haber mezclado las fechas de las fiestas y costumbres
religiosas paganas romanas con sus fiestas y costumbres cristianas, fue criticada
por la iglesia de oriente. Esta es la razón por la que la iglesia católica es tildada
como la gran ramera, por haberse juntado con la cultura romana.
La iglesia Ortodoxa y Católica venera a algunos mismos santos como San Agustín,
Clemente I, Martin I, por tener el mismo origen histórico.
Muchos siglos después, en el año de 1560, el sacerdote católico agustino, alemán,
Martin Lutero, promueve la reforma de la iglesia católica, debido a que existían
muchas injusticias, corrupción y desenfrenos en la iglesia Católica. A él le
indignaba ver sacerdotes católicos llenos de dinero y que la iglesia pida dinero a
los fieles a cambio de perdonar los pecados en el sacramento de la confesión.
Otros iglesias protestantes en contra la iglesia Católica, influenciadas por el
pensamiento de Lutero y formadas en esa época, fueron la iglesia calvinista
(fundador Juan Calvino) y anglicana (fundador Rey ingles Enrique VIII)
Lutero alza su voz de protesta y se separa de la iglesia Católica y forma su propia
iglesia llamada la Iglesia Luterana.
Lutero proclama que en la biblia esta toda la verdad y es palabra divina sin error.
Para él, solamente se debía leer la biblia para alcanzar la verdad y la salvación.
Lutero publica su biblia y elimina los 7 libros deuterocanónicos, con la idea de que
se debía tomar el canon oficial judío (Jamnia) y rechazar a la Septuaginta (biblia
que usaban los primeros cristianos y que contenía los libros deuterocanónicos).
Lutero permite que la biblia se publique exponencialmente para el alcance de
muchas personas, comenzándose en la historia de la humanidad una diversidad
de interpretaciones bíblicas confusas (teniendo como pilar y norma el SOLO
SCRIPTURA O SOLO BIBLIA) generando entre las personas división de doctrinas
bíblicas y la formaciones de miles de iglesias cristianas divididas.
Si creemos que la biblia es un libro divino sin errores y por consiguiente debemos
hacer caso radical a sus palabras, deberíamos tomar atención de que en ninguna
parte de la biblia establece el “solo escriptura” de Lutero.
Algunas denominaciones o iglesias cristianas basan la norma de Lutero con la cita
bíblica 2 Tim 3,16.

 2 Timoteo 3, 16-17 : Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para


enseñar, para reprender, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que
el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena
obra.
Sin embargo, cuando el Apóstol Pablo escribía estas palabras, se refería a la biblia
que existía en ese tiempo, la cual era el antiguo testamento, la biblia griega del
antiguo testamento que usaban los primeros cristianos, la Septuginta, más no se
refería al nuevo testamento, debido a que aún no había sido escrito y oficializado
por algún canon.
Al ex pastor pentecostal Fernando Casanova tenía la certeza que la biblia
establecía la norma “Solo scriptura” con la cita 2 Timoteo 3,16-17. Sin embargo,
en una madrugada, fue levantado de sus sueños por una voz la cual le recriminó
por aferrarse a esa cita, pidiéndole de que no sea irresponsable y que profundice
el texto.
Casanova sabía que era la voz de Dios quien le conversaba, pues era muy clara y
venia de la nada. A la mañana siguiente, Fernando se puso a investigar mucho,
hasta que llegó a descubrir que en 2 Timoteo 3,15-17, el apóstol Pablo se refería a
la biblia Septuaginta o al antiguo testamento, mas no a la biblia compacta que
poseemos hoy.
Recuerden que la iglesia Católica afirma que la totalidad de revelación de la
sabiduría divina la hizo Jesús, entonces: ¿Toda la verdad, todas las herramientas,
toda la salvación, se encuentra en los evangelios? ¿Esto es un “Solo Scriptura
católica”?
Pues no…
En la misma biblia afirma lo siguiente:
Juan 21,25: “Y hay también otras muchas cosas que hizo Jesús, las cuales si se
escribieran una por una, pienso que ni aun en el mundo cabrían los libros que se
habrían de escribir”
Por lo tanto, se afirma que Cristo mostró la plenitud de la sabiduría divina y gran
parte de esta revelación está escrita en la biblia, pero la totalidad de la revelación
no está en la biblia.
Algunas de las iglesias fundadas después de Lutero son las siguientes:

Se menciona la denominación cristiana, fundador(a) y año de fundación.

Adventistas - Wiliam Miller - USA - 1818

Adventistas del 7 Día - Elena White - USA - 1863

Anglicanos - Enrique VIII - Inglaterra - 1534

Bautistas - J. Smith - Inglaterra - 1860

Ejército Salvación - William Booth - Inglaterra - 1878

Espiritismo - Familia Fox - USA - 1848

Rosacruces - Max H. - Alemania - 1880

Luteranos - Martín Lutero - Alemania - 1521

Metodistas - J. Wesley - USA - 1791

Mormones - José Smith - USA - 1853

Niños de Dios - David Berg - USA - 1950

Pentecostales - Grupo - USA - 1905

Presbiterianos - John Knox - Inglaterra - 1560

Testigos de Jehová - Charles Taze Russel - USA - 1876

( Para dar razón de nuestra Esperanza, sepa defender su Fe P. Paulo


Dierckx P. Miguel Jordá APOSTOLADO DEL LIBRO P. Miguel Jordá. F.
8571492)

Casi todas estas denominaciones cristianas, separadas de la iglesia católica y de la


ortodoxa, tienen como biblia oficial a la biblia Reina Valera (biblia del oso), que es
la primera traducción de la biblia hebrea y griega al español.
La biblia reina Valera fue traducida por el monje católico Casidoro de Reina, el cual
después se convirtió al protestantismo, con influencias de Lutero.
Su biblia fue publicada el 28 de setiembre de 1569.
Esta biblia recibe el nombre de Reina Valera, por haber sido traducida por Casidoro
de Reina y por haber hecho Cipriano de Valera la primera revisión de ella en 1602.
Cipriano de Valera, al igual que Casidoro, fueron religiosos católicos que perecieron
al monasterio de San Isidoro del Campo, pero después se convirtieron al
protestantismo de Juan Calvino (Iglesia Calvinista)

Creer que la biblia no contiene errores, que es puramente divina y que uno debe
someterse a la totalidad de sus escritos, se le llama fundamentalismo, y es una
característica propia de muchas iglesias formadas después de Lutero.
Incluso la religión católica, en épocas antiguas como la edad media, tenían la
tendencia de imponer que todas las palabras de la biblia eran infalibles o libres de
error, por esto se cuestionó al cristiano Galileo Galilei por afirmar que la tierra no
tenía forma plana sino ovalada.

Galileo afirmó una frase importante:


5.3.5. INCOHERENCIAS Y ERRORES EN LA BIBLIA

Al ser los libros de la biblia, escritos en diferentes épocas o siglos, se pueden


observar que entre ellos existen copias, errores, discrepancias o incoherencias.
Pero el fin común de aquellos escritores, era solo expresar al Dios poderoso.
Aquí mostramos algunas incoherencias encontradas en la biblia:
 Se supone que Dios es perfecto y nunca se equivocaría, pero sin embargo
se arrepiente de haber creado al hombre y manda un diluvio para
asesinarlos.
 Según Lev 24,20 Dios decretó que se pague “fractura por fractura, ojo por
ojo, diente por diente” pero Jesús, más tarde, declaró esa ley divina,
inaceptable en Mateo 5,38.
Jesús no consideró al antiguo testamento como inmutable.
 Mientras en Amos 9,7 Dios anuncia la exterminación de Israel, acto seguido
(versículo 9) se corrige y afirma que solo morirán todos los pecadores de su
pueblo y no todo el reino pecador. ¿Dios se contradice?
 Mientras Dios categóricamente ordenó “No mataras”, el mismo Dios ordenó
a Josué pasar por cuchillo a todos los habitantes de Maquedá y ni que decir
de la pena de muerte decretada por Dios para “el que pegue a su padre o
su madre o el que los maldiga (Éxodo 21,15).
 Según Números 31,31, el Dios del amor y la misericordia, pide a los judíos,
quienes acababan de ganar la guerra contra los medianitas, violar o
apoderarse de todas las mujeres vírgenes de sus enemigos como trofeo de
guerra.
 En Job 26,11; 37,18 Dice “Se tambalean las columnas del cielo, que es una
bóveda solidad como espejo de metal fundido” ¿Es el cielo realmente así?
 Según Génesis 6,19 Noé recibió de Dios la orden de meter una pareja de
todo tipo de animal, pero según Génesis 7,2 debería ser siete parejas, pero
de animales puros, y los impuros solo una pareja.
 También es incoherente la mención de la ciudad de Ramsés en Génesis
47,11, en la época de José, cuando en realidad, José, es anterior a la
dinastía de los faraones Ramsés (S.XIII)
 En levítico 11,22 se cataloga a la langosta como un bicho alado que anda
sobre cuatro patas, cuando en realidad tiene seis patas.
 David realizó un censo en Israel y según 2Samuel 24,9 fue que había en
Israel ochocientos mil hombres de guerra y en Judá había quinientos mil.
Según 1 Crónicas 21,5 las cifras eran de un millón cien mil y cuatrocientos
setenta mil respectivamente. Las cifras, además, son descomunalmente
inmensas para la población de aquellos tiempos en Palestina.
 Los evangelios sinópticos ( Mateo, Marcos, Lucas) sitúan la expulsión de los
vendedores en el templo por parte de Jesús al final de su vida pública, pero
Juan la sitúa al inicio(cap2)
 De acuerdo a Mateo y Marcos, Jesús se apareció a sus discípulos en Galilea,
no en Jerusalén como se lee en Lucas y Juan. Además, según Lucas la
ascensión de Jesús habría sido el mismo día de sus apariciones y cerca de
Betania, mientras que según Hechos habría ocurrido cuarenta días después,
y en el monte llamado de los olivos ( Hechos 1,3.12)
 Otro error de carácter histórico se ve en Génesis 4, cuando se supone que
Abel fue pastor de ovejas y Caín labrador, lo que sería propio de la vida
sedentaria, y no de los inicios de la humanidad, cuando los humanos eran
nómadas. Además, a la muerte de Abel solo quedaban sus padres y Caín,
de modo que la mención que dice Caín “que al fugar a la faz de la tierra
cualquiera que me encuentre me matara” (Génesis 4,14) es un
anacronismo, pues supone que la tierra estaba poblada y ellos eran los
únicos humanos.
 Dios se muestra ignorante de lo que sucede en Sodoma y Gomorra, cuando
él en realidad lo ve todo.
 Según Mateo 10,10 Jesús habría instruido a sus discípulos a no llevar para
el camino” ni alforja, ni dos túnicas, ni sandalias, ni baston”, pero de
acuerdo a Marcos 6,8 habría estipulado que aparte de un solo bastón, nada
tomaran para el camino…Vayan calzados con sandalias, pero no se pongan
dos túnicas”
 La ley de Dios permitía el divorcio en Deuteronomio 24,1, pero Jesús
declaró invalidad esa ley, y para ello remitió a Génesis 1,27. Porque desde
el principio la ley divina no era así, sino que Moisés y los judíos la
tergiversaron ( Mateo19,3)
 En sus conflictos y discusiones con autoridades religiosas de su tiempo,
Jesús repetidas veces relativizo ciertos aspectos de la ley, declaro nulos
otros, y puso de relieve la manera de entender la voluntad de Dios tomando
como principio fundamental el principio del AMOR (Mateo 5,21-47)
 Los ejemplos se podrían fácilmente multiplicar, y nos obligan a admitir la
existencia de errores (Viene del libro La biblia sin mitos, Eduardo Arens)
5.3.6. SABIDURIA DE LA BIBLIA
Como ya pudimos apreciar los errores y dificultades que presentaron los escritores
de la biblia, ahora veremos el lado valioso del libro más vendido de la historia. Por
algo la biblia es tan apreciada, tan difundida, famosa y catalogada como sagrada,
por muchas personas, pues debe tener palabras que cambian la vida de las
personas y las hacen ser mejores.
Ahora veremos ese lado valioso de la biblia:

 Eclesiastés 1,2-5: Vanidad de vanidades, todo es vanidad. ¿Qué


provecho saca el hombre de su afán de trabajar bajo el sol? Una
generación va, otra generación viene; más la tierra siempre permanece.
 Lucas 6:43: No hay árbol bueno que pueda dar fruto malo, ni árbol malo
que pueda dar fruto bueno. Cada árbol se conoce por su fruto.”
 Mateo 20:26-28: El que entre ustedes quiera ser grande, deberá servir a
los demás; y el que entre ustedes quiera ser el primero, deberá ser el
último. Porque, del mismo modo el hijo de Dios no vino al mundo para que
le sirvan sino a servir.

 Lucas 14,11-14: Porque todo el que se engrandezca, será humillado; y el


que se humille, será engrandecido.
Dijo también: Cuando des una comida o una cena, no llames a tus amigos,
ni a tus hermanos, ni a tus parientes, ni a tus vecinos ricos; no sea que
ellos te inviten a su vez, y tengas ya tu recompensa.
Cuando des un banquete, llama a los pobres, a los lisiados, a los cojos, a los
ciegos y serás dichoso, porque no te pueden corresponder, pues se te
recompensará en la resurrección de los justos.

 Mateo 4,4: No solo de pan vive el hombre, sino de toda palabra que salga
de los labios de Dios.

 Hechos 20,35: Hay más felicidad en dar que en recibir.


 Proverbios 15,21: La terquedad es alegría o burla para el falto de
entendimiento.

 Mateo 5,43-46: Pues habéis oído que amarás a tu prójimo y odiarás a tu


enemigo, Pues yo les digo: Amen a sus enemigos y rueguen por los que los
persiguen, para que sean hijos de vuestro Padre celestial, que hace salir su
sol sobre malos y buenos, y llover sobre justos e injustos. Porque si aman
solo a los que los aman, ¿qué recompensa tendrán? ¿Acaso no hacen eso
mismo también los publicanos?

 Mateo 5,48 : Sean perfectos como es perfecto vuestro padre celestial

 Santiago 3,7-18 : Toda clase de fieras, aves, reptiles y animales marinos


pueden ser domados y de hecho han sido domados por el hombre; en
cambio ningún hombre ha podido domar su lengua; es un mal turbulento;
está llena de veneno mortífero. Con ella bendecimos al Señor y Padre, y con
ella maldecimos a los hombres, hechos a imagen de Dios.
De una misma boca proceden la bendición y la maldición; Esto, hermanos
míos, no debe ser así.
¿Acaso de la fuente sale por el mismo caño agua dulce y amarga? ¿Acaso,
hermanos míos, puede la higuera producir aceitunas y la vid, higos?
Tampoco el agua salada puede producir agua dulce ¿Si hay entre vosotros
quien tenga sabiduría o experiencia? Que muestre por su buena conducta
las obras hechas con la dulzura de su boca. Pero si tienen en vuestro
corazón amarga envidia y espíritu de contienda, no se jacten ni mientan
contra la verdad. Tal sabiduría no desciende de lo alto, sino que es terrena,
natural, demoníaca. Pues donde existen envidias y espíritu de contienda, allí
hay desconcierto y toda clase de maldad. En cambio la sabiduría que viene
de lo alto es, en primer lugar, pura, además pacífica, complaciente, dócil,
llena de compasión y buenos frutos, imparcial, sin hipocresía. Frutos de
justicia se siembran en la paz para los que procuran la paz.

 Juan 8,1-11: Jesús se dirigió al monte de los olivos, y al día siguiente, al


amanecer, volvió al templo. La gente se le acercó, y él se sentó y comenzó
a enseñarles.
Los maestros de la ley y los fariseos llevaron entonces a una mujer que
habían sorprendido cometiendo adulterio. La pusieron en medio de todos
los presentes, y le dijeron a Jesús: maestro, esta mujer ha sido sorprendida
en el acto mismo de cometer adulterio. En nuestra ley, moisés ordenó que
se matara a pedradas a esta clase de mujeres. ¿qué dices tú? Ellos
preguntaron esto para ponerlo a pruebas, y así tener de que acusarlo. Pero
Jesús se inclinó y comenzó a escribir en la tierra con el dedo. Luego como
seguían preguntándole, se enderezó y les dijo: aquel de ustedes que no
tenga pecado, que tire la primera piedra. Y volvió a inclinarse y siguió
escribiendo en la tierra. Al oír esto, uno tras otro comenzaron a irse, y los
primeros en hacerlo fueron los más viejos. Cuando Jesús se encontró solo
con la mujer, que se había quedado allí, se enderezó y le preguntó: mujer,
¿dónde están los que te juzgaban? ¿Ninguno te ha condenado? Ella
contestó: ninguno, señor. Jesús le dijo: yo tampoco te condeno; ahora vete
y no vuelvas a pecar.

 Romanos 14,4: ¿Quién eres tú para juzgar al sirviente de otro? Que se


mantenga en pie o caiga sólo interesa a su amo; pero quedará en pie, pues
poderoso es su amo, el Señor.

 Romanos 7,15-24: Realmente, no comprendo de dónde vengo; pues no


hago lo que quiero, sino que hago lo que no quiero (el mal). En realidad, ya
no soy yo quien obra, sino el mal que habita en mí. Pues bien sé yo que
nada bueno habita en mí, es decir, en mi carne; en efecto, hacer el bien lo
tengo a mi alcance, mas no el realizarlo, puesto que no hago el bien que
quiero, sino que obro el mal que no quiero. Y, si hago lo que no quiero, no
soy yo quien lo obra, sino el pecado (el mal) que habita en mí.
Descubro esta ley: aun queriendo hacer el bien, es el mal el que se me
presenta, pero advierto otra ley en mis miembros que lucha contra la ley de
mi razón y me esclaviza a la ley del pecado que está en mis miembros.
¡Pobre de mí! ¿Quién me librará de este cuerpo que me lleva a la muerte?

 Filipenses 4,13: Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.

 Gálatas 2,20: No vivo yo, sino que es Cristo quien vive en mí; la vida que
vivo en presente en la carne, la vivo en la fe del Hijo de Dios que me amó y
se entregó a sí mismo por mí.

 Mateo 5,9: Bienaventurados los que trabajan por la paz, porque ellos
serán llamados hijos de Dios.

 Juan 15,17-20 : Lo que les mando es que se amen los unos a los otros.
Si el mundo los odia, sapan que a mí me ha odiado antes que a vosotros.
Si fueran del mundo, el mundo los amaría; pero, como no son del mundo,
porque yo al elegirlos los he sacado del mundo, por eso los odia el mundo.
Acuérdense de la palabra que les he dicho: El siervo no es más que su
señor.
Si a mí me han perseguido, también los perseguirán a vosotros; si han
guardado mi Palabra, también la vuestra guardarán.

 Mateo 10, 28 : Y no teman a los que matan el cuerpo, pues no pueden


matar el alma; temed más bien a aquel que puede llevar a la perdición alma
y cuerpo.

 Juan 17,13-16: Pero ahora voy a ti (Jesús se va al cielo donde el Padre), y


digo estas cosas en el mundo para que tengan en sí mismos mi alegría
colmada. Yo les he dado tu Palabra(a los apóstoles), y el mundo los ha
odiado, porque no son del mundo, como yo no soy del mundo.
No te pido que los retires del mundo, sino que los guardes del Maligno. Ellos
no son del mundo, como yo no soy del mundo.

 1 Juan 2,15-16: No amen al mundo ni lo que hay en el mundo. Si alguien


ama al mundo, el amor del Padre no está en él. Puesto que todo lo que hay
en el mundo, la tendencia de hacer el mal de la carne, de los ojos y la
jactancia de las riquezas - no viene del Padre, sino del mundo.

 Mateo 5,14: Ustedes son la luz del mundo. No puede ocultarse una ciudad
situada en la cima de un monte. Ni tampoco se enciende una lámpara para
ponerla debajo de la mesa, sino sobre el candelero, para que alumbre a
todos los que están en la casa.

 Mateo 16,26.Pues ¿de qué le servirá al hombre ganar el mundo entero, si


le arruina su vida? O ¿qué puede dar el hombre a cambio de su vida?

Escuchando todas estas palabras que nos llevan a ser mejores personas, a no
juzgar, a no buscar pleitos, a amarnos, a que en vez de generar más violencia
produzcamos paz. ¿Por qué no seguir esta buena sabiduría que se afirma ser
venida de Dios y que es reflejada en la escritura de los hombres?
¿Por qué no seguir a ese Dios de amor que perdona todo, incluso la peor
calamidad que se pudo haber hecho?
Hay que ser astutos, tener oídos y ojos, a cosas que nos hacen ser felices, pues la
cólera, la rabia, la venganza, el resentimiento, nos envejecen, nos tienen tensos e
infelices.
¿Por qué no seguir esta sabiduría guardada? ¿Por qué no seguir a ese Dios de
bondad?
Ya decía Mahatma Gandhi :

6. DESCUBRIMIENTO DE DIOS POR MEDIO SOBRENATURAL


Según la iglesia católica, no se puede llegar a conocer a Dios y a su sabiduría
solamente usando la inteligencia o la razón, pues la razón humana tiene límites,
tiene un tope de entendimiento que limita al hombre.
Por ejemplo, si nos ponemos a pensar en el inicio del universo, sabemos que todo
el universo está en constante expansión y que si retrocedemos el tiempo mas y
más, todo estuvo muy comprimido; si seguimos retrocediendo más el tiempo,
comprimiremos más al universo hasta llegar a un “tope de entendimiento del
inicio” que no superamos alcanzar.
También cuando pensamos en el límite del universo, miramos el cielo por la noche,
llena de estrellas, y no sabemos dónde quedara el límite de tan monstruosa
cantidad de materia y energía.
Otro límite que llega la razón humana es cuando se piensa: ¿por qué existo en el
mundo?, ¿de dónde vengo y a donde iré a terminar? ¿Por qué existe la mal? La
filosofía es pues el pensamiento del hombre que busca resolver estas preguntas,
pero que no alcanza resultados plenos o definitivos…siempre hay incertidumbre.
Según la iglesia católica, afirma, que además del conocimiento propio de los
humanos o la razón, existe otro conocimiento peculiar que es divino, perfecto y el
cual es la revelación de Dios. Este conocimiento divino es diferente al humano o
del cerebro, pues muestra la verdad total, muestra los misterios escondidos que no
alcanza el hombre usando la razón, solo se mira y aprecia, y no necesita de
razonamientos.
Este conocimiento “ni engaña, ni quiere engañar” (Encíclica Dei Filius, cap 4, DS:
3015 Concilio Vaticano I)

Juan Pablo II afirma en su encíclica Fides Et Ratio (Fe y la Razón):


“La fe y la razón (Fides et ratio) son como las dos alas con las cuales el espíritu
humano se eleva hacia la contemplación de la verdad. Dios ha puesto en el
corazón del hombre el deseo de conocer la verdad y, en definitiva, de conocerle a
Él para que, conociéndolo y amándolo, pueda alcanzar también la plena verdad
sobre sí mismo” (cf. Ex 33, 18; Sal 27 [26], 8-9; 63 [62], 2-3; Jn14, 8; 1 Jn 3, 2).
Por lo tanto, se afirma que para llegar a la sabiduría perfecta o a las respuestas
que el hombre siempre busca o a la felicidad plena, se necesita de la razón
(conocimiento natural humano) y de la fe (revelación sobrenatural). Tiene que
existir un equilibrio entre los dos, pues si se inclina mucho a la fe, se cae en el
error del fideísmo (desprecio al pensamiento o la razón), y si se basa mucho en la
razón, cae en el racionalismo que es limitado (filosofía).

Se afirma que la revelación divina o conocimiento divino ya fue mostrado con la


venida del mismo Dios al mundo, quien enseñó este conocimiento perfecto.

Juan 7,16: Jesús les respondió: “Mi enseñanza no es mía, sino del que me envió”.

Se afirma que con la oración o conversación con Dios, en total paz y armonía, es la
manera con la que Dios pone en la mente del hombre, conocimientos que no
pueden ser descubiertos por la razón. Además que da entendimiento, que ayudan
al hombre a entender o ampliar más las palabras que Jesús enseñó, las cuales
llevan a la felicidad plena y lo conducen a dejar de errar (“errar es humano”)

El verbo (la palabra divina) se hizo carne (humano) y habito entre nosotros (Juan
1,14)

Como en el primer capítulo nos enfocamos a buscar a ese ser divino y perfecto,
usando la razón, y no llegamos a una comprensión plena, y sabiendo que para
conocer a Dios no solo se necesita teorías y libros (razón), sino también de
palabras divinas, de experiencia, vivencia o revelación divina que son reveladas a
quien realmente busca, veremos algunas de las revelaciones sobrenaturales,
públicas, de la divinidad, al mundo. Además ¿De que serviría tener tanta teoría,
leer tantos libros, tener tantas palabras, si no hay experiencia vivida con el Dios
todo poderoso? ¿Cómo creer en algo que solo se basa en palabras y no se hace
presente a quien lo busca?

Mateo 7,8: Pidan y se les dará; busquen y hallarán; llamen y se los abrirá. Porque
todo el que pide recibe; el que busca, halla; y el que llama, se le abrirá. O hay
acaso alguno entre vosotros que su hijo le pide pan, le da una piedra; o si le pide
un pez, le da una culebra? Si, pues, ustedes, siendo malos, saben dar cosas
buenas a vuestros hijos, ¡cuánto más vuestro Padre que está en los cielos dará
cosas buenas a los que se las pidan!

Se afirma que Dios quiere hacerse conocer, siempre lo quiso, y se manifiesta a


todos aquellos humildes que no se creen más, que no se creen autosuficientes,
que no se creen poderosos, pues aquellos hombres autosuficientes tienen tapados
sus oídos por su soberbia, creen tenerlo todo y saberlo todo, pero con la muerte o
la enfermedad se derrumban ellos y todo su mundo de gloria.

Se dice que a los “niños” se presenta Dios,a los humildes de corazón.

 Lucas 10,21: En aquel momento, se llenó de gozo Jesús en el Espíritu


Santo, y dijo: «Yo te bendigo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque
has ocultado estas cosas a sabios e inteligentes, y se las has revelado a
pequeños.

 Éxodo 6,2: Habló Dios a Moisés y le dijo: Yo soy Yahveh. Me aparecí a


Abraham, a Isaac y a Jacob como El Sadday; pero mi nombre de Yahveh no
se lo di a conocer.

 Deuteronomio 4,36: Desde el cielo te ha hecho oír su voz para instruirte,


y en la tierra te ha mostrado su gran fuego, y de en medio del fuego has
oído sus palabras.
6.1. SUCESOS SOBRENATURALES-PÚBLICOS

6.1.1. REVELACIÓN DE LANCIANO-ITALIA:

Una mañana del año 700, mientras un monje de la orden de San Basilio
celebraba misa, le originó una duda tremenda sobre si Jesús estaba
presente en carne y sangre en la hostia y el vino (la doctrina católica afirma
que después que el sacerdote consagra el vino y el pan en misa, la hostia y
el vino se convierten en carne y sangre de Cristo).
Después de consagrar la hostia, aquella se convirtió en carne y el vino en
sangre, causando gran asombro en el sacerdote.

La carne y la sangre del milagro, existen hasta hoy.


La sangre sigue en estado semi líquido, dividida en 5 bolitas de sangre,
guardada en un cáliz de cristal, y la carne (que no se descompone) esta
guardada en una custodia, expuestos al público en el monasterio de San
Francisco de Lanciano, Italia.
Desde el suceso en el año 700, la carne y la sangre no han recibido
tratamientos de conservación en frio ni de químicos, e increíblemente la
sangre no se seca y la carne no se pudre, a pesar que ya pasaron más de
1300 años.

Investigaciones científicas

En 1574 se hicieron pruebas de la Carne y la Sangre y se descubrió un


fenómeno inexplicable. Las cinco bolitas de Sangre coagulada son de
diferentes tamaños y formas, pero al colocar en balanza cada una de la
bolitas, cada una pesa 15.18 gramos. Si se agrega en la balanza, 2 bolitas,
sigue pesando 15,18 gramos; si se agrega 3 bolitas, igualmente sigue
pesando 15,18 gramos; si se agregan en la balanza todas las bolitas,
increíblemente sigue pesando 15,18 gramos.
Este resultado está marcado en una tabla de mármol en el templo..

A través de los años se han hecho muchas investigaciones en que se ha


cortado y pinchado la carne, siendo examinada a través de microscopio y
fotografiada. Las investigaciones científicas fueron llevadas a cabo desde
1574, en 1970-71 y en 1981. En estas últimas, el eminente científico
Profesor Odoardo Linoli docente en Anatomía e Histología Patológica y en
Química y Microscopía Clínica, con la colaboración del Profesor Ruggero
Bertelli de la Universidad de Sena, utilizó los instrumentos científicos más
modernos disponibles.
Imágenes: Custodia y cáliz donde se
encuentran la carne y sangre de Lanciano.

Carne guardada en custodia.


De la parte
del medio se extrajo muestras para Cáliz y los 5 fragmentos de
pruebas científicas. Sangre semi liquida.

Monasterio de San Francisco


donde se exhibe la carne y
sangre de Lanciano.
Ahora veremos el sustento bíblico sobre la presencia de Cristo en el
Pan(Hostia) y en el vino.

 Según 1Corintios 11,23-26:


“Porque yo recibí del Señor lo que también os he enseñado: Que el
Señor Jesús, la noche que fue entregado, tomó pan; y habiendo dado
gracias, lo partió, y dijo: Tomad, comed; esto es mi cuerpo que por
vosotros es partido; haced esto en memoria de mí.
Asimismo tomó también la copa, después de haber cenado, diciendo:
Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre; haced esto todas las veces
que la bebiereis, en memoria de mí.
Así, pues, todas las veces que comiereis este pan, y bebiereis esta copa,
la muerte del Señor anunciáis hasta que él venga”

Pero para muchas personas creen que Jesús habló: “Esto es mi cuerpo” de
manera figurada o que el pan simboliza el cuerpo de Cristo, más no está
Cristo en el pan de manera real.
El capítulo 6 del evangelio de Juan, existen más de 40 versículos en que
Jesús habla sobre su presencia real en el pan y el vino, a más de 10mil
personas (según los estudiosos). A la multitud, les dice que su carne es
verdadera comida y su sangre verdadera bebida y quien no coma y beba su
sangre no tendrá vida eterna, pero la gente se altera y murmuran diciendo
que hablaba incoherencias, hablando: ¿Cómo vamos a comer su carne?
Jesús es retado, negado y cuestionado por sus palabras. Así que al ver que
la gente dudaba de sus palabras o pensaban que Jesús hablaba en sentido
figurado, sus palabras se vuelven más explícitas y ya no afirma que: “quien
coma su carne tendrá vida eterna”, sino cambia el verbo y afirma que:
“quien no triture y no corroa con los dientes su carne, no tendrá vida
eterna”.
Muchísima gente que lo escuchaban, lo dejan, porque piensan que hablaba
incoherencias.
Incluso, Jesús pregunta a sus discípulos si ellos también lo dejarán.

El verbo de triturar con los dientes o masticar no se puede leer en las


biblias de Jerusalén, Reina Valera, Vulgata, Latinoamericana, etc., solo se
encuentra en la biblia original escrita en griego. Las demás biblias son
traducciones, de la original biblia griega escrita por los discípulos, al idioma
de referencia. Además que no son traducciones exactas al original, debido a
que cambian verbos o interpretan el mensaje original, por otro diferente.
En la biblia original escrita en griego (escrito en griego, ya que en esa época
el idioma griego era muy bueno y culto, respecto al latín, al hebrero y
arameo) se puede leer en que Jesús cambia el verbo comer y lo cambia a
corroer o masticar. Mientras en las traducciones bíblicas del griego, el verbo
corroer o masticar, solo se traduce a comer.

Veamos la biblia griega original y enfoquémonos al verbo comer y


sus derivados. Además veamos la deficiencia de la traducción de la
biblia Reina Valera en el verbo que estudiamos.

Biblia griega Biblia Reina Valera 1909

ϕαγη : Se pronuncia “fague”. Significa acción de comer, devorar, consumir.

ϕαγειν : Se pronuncia “fagein”. Significa acción de comer, devorar,


consumir. Es un verbo derivado de ϕαγη (Fague)
ϕαγητε : Se pronuncia “fagete”. Significa acción de comer, devorar,
consumir. Es un verbo derivado de ϕαγη (Fague)

Τρωγων : Se pronuncia “trogon”. Significa comer, roer, masticar, comer


masticado.

Quien quiera investigar más a profundidad el idioma griego, se topará con


esta realidad.

Veamos todo el capítulo 6 del evangelio de Juan, pero en biblia traducida al


español:

Multiplicaciones de los panes:

Juan 6 :

1Después de esto, Jesús fue al otro lado del mar de Galilea, el de Tiberias.
2 Y le seguía gran multitud, porque veían las señales que hacía en los enfermos.
3 Entonces subió Jesús a un monte, y se sentó allí con sus discípulos.
4 Y estaba cerca la pascua, la fiesta de los judíos.
5Cuando alzó Jesús los ojos, y vio que había venido a él gran multitud. Dijo a
Felipe: ¿De dónde compraremos pan para que coman éstos?
6 Pero esto decía para probarle; porque él sabía lo que había de hacer.
7Felipe le respondió: Doscientos denarios de pan no bastarían para que cada uno
de ellos tomase un poco.
8 Uno de sus discípulos, Andrés, hermano de Simón Pedro, le dijo:
9Aquí está un muchacho, que tiene cinco panes de cebada y dos pececillos; mas
¿qué es esto para tantos?
10Entonces Jesús dijo: Haced recostar la gente. Y había mucha hierba en aquel
lugar; y se recostaron como en número de cinco mil varones.
11 Y tomó Jesús aquellos panes, y habiendo dado gracias, los repartió entre los
discípulos, y los discípulos entre los que estaban recostados; asimismo de los
peces, cuanto querían.
12 Ycuando se hubieron saciado, dijo a sus discípulos: Recoged los pedazos que
sobraron, para que no se pierda nada.
13 Recogieron,pues, y llenaron doce cestas de pedazos, que de los cinco panes de
cebada sobraron a los que habían comido.
14 Aquelloshombres entonces, viendo la señal que Jesús había hecho, dijeron:
Este verdaderamente es el profeta que había de venir al mundo.
15 Pero entendiendo Jesús que iban a venir para apoderarse de él y hacerle rey,
volvió a retirarse al monte él solo.

Jesús anda sobre el mar

(Mt. 14.22-27; Mr. 6.45-52)


16 Al anochecer, descendieron sus discípulos al mar,
17 yentrando en una barca, iban cruzando el mar hacia Capernaum. Estaba ya
oscuro, y Jesús no había venido a ellos.
18 Y se levantaba el mar con un gran viento que soplaba.
19 Cuandohabían remado como veinticinco o treinta estadios, vieron a Jesús que
andaba sobre el mar y se acercaba a la barca; y tuvieron miedo.
20 Mas él les dijo: Yo soy; no temáis.
21 Ellosentonces con gusto le recibieron en la barca, la cual llegó en seguida a la
tierra adonde iban.

La gente busca a Jesús


22 Eldía siguiente, la gente que estaba al otro lado del mar vio que no había
habido allí más que una sola barca, y que Jesús no había entrado en ella con sus
discípulos, sino que éstos se habían ido solos.
23Pero otras barcas habían arribado de Tiberias junto al lugar donde habían
comido el pan después de haber dado gracias el Señor.
24 Cuando vio, pues, la gente que Jesús no estaba allí, ni sus discípulos, entraron
en las barcas y fueron a Capernaum, buscando a Jesús.

Jesús, el pan de vida


25 Y hallándole al otro lado del mar, le dijeron: Rabí, ¿cuándo llegaste acá?
26 RespondióJesús y les dijo: De cierto, de cierto os digo que me buscáis, no
porque habéis visto las señales, sino porque comisteis el pan y os saciasteis.
27 Trabajad,
no por la comida que perece, sino por la comida que a vida eterna
permanece, la cual el Hijo del Hombre os dará; porque a éste señaló Dios el Padre.
28 Entonces le dijeron: ¿Qué debemos hacer para poner en práctica las obras de
Dios?
29 Respondió Jesús y les dijo: Esta es la obra de Dios, que creáis en el que él ha
enviado.
30 Ledijeron entonces: ¿Qué señal, pues, haces tú, para que veamos, y te
creamos? ¿Qué obra haces?
31 Nuestros padres comieron el maná en el desierto, como está escrito: Pan del
cielo les dio a comer.
32 Y
Jesús les dijo: De cierto, de cierto os digo: No os dio Moisés el pan del cielo,
mas mi Padre os da el verdadero pan del cielo.
33 Porque el pan de Dios es aquel que descendió del cielo y da vida al mundo.
34 Le dijeron: Señor, danos siempre este pan.
35 Jesúsles dijo: Yo soy el pan de vida; el que a mí viene, nunca tendrá hambre; y
el que en mí cree, no tendrá sed jamás.
36 Mas os he dicho, que aunque me habéis visto, no creéis.
37 Todo lo que el Padre me da, vendrá a mí; y al que a mí viene, no le echo fuera.
38 Porquehe descendido del cielo, no para hacer mi voluntad, sino la voluntad del
que me envió.
39 Yesta es la voluntad del Padre, el que me envió: Que de todo lo que me diere,
no pierda yo nada, sino que lo resucite en el día postrero.
40 Yesta es la voluntad del que me ha enviado: Que todo aquél que ve al Hijo, y
cree en él, tenga vida eterna; y yo le resucitaré en el día postrero.
41 Murmuraban entonces de él los judíos, porque había dicho: Yo soy el pan que
descendió del cielo.
42 Ydecían: ¿No es éste Jesús, el hijo de José, cuyo padre y madre nosotros
conocemos? ¿Cómo, pues, dice éste: Del cielo he descendido?
43 Jesús respondió y les dijo: No murmuréis entre vosotros.
44 Ninguno puede venir a mí, si el Padre que me envió no le trajere; y yo le
resucitaré en el día postrero.
45 Escrito
está en los profetas: Y serán todos enseñados por Dios. Así que, todo
aquel que oyó al Padre, y aprendió de él, viene a mí.
46 Noque alguno haya visto al Padre, sino aquel que vino de Dios; éste ha visto al
Padre.
47 De cierto, de cierto os digo: El que cree en mí, tiene vida eterna.
48 Yo soy el pan de vida.
49 Vuestros padres comieron el maná en el desierto, y murieron.
50 Este es el pan que desciende del cielo, para que el que de él come, no muera.
51 Yo soy el pan vivo que descendió del cielo; si alguno comiere de este pan, vivirá
para siempre; y el pan que yo daré es mi carne, la cual yo daré por la vida del
mundo.
52 Entonceslos judíos contendían entre sí, diciendo: ¿Cómo puede éste darnos a
comer su carne?
53 Jesús
les dijo: De cierto, de cierto os digo: Si no coméis la carne del Hijo del
Hombre, y bebéis su sangre, no tenéis vida en vosotros.
54 El que come mi carne y bebe mi sangre, tiene vida eterna; y yo le resucitaré en
el día postrero.
55 Porque mi carne es verdadera comida, y mi sangre es verdadera bebida.
56 El que come mi carne y bebe mi sangre, en mí permanece, y yo en él.
57 Como me envió el Padre viviente, y yo vivo por el Padre, asimismo el que me
come, él también vivirá por mí.
58 Este
es el pan que descendió del cielo; no como vuestros padres comieron el
maná, y murieron; el que come de este pan, vivirá eternamente.
59 Estas cosas dijo en la sinagoga, enseñando en Capernaum.

Muchos se alejan de Jesus


60 Al
oírlas, muchos de sus discípulos dijeron: Dura es esta palabra; ¿quién la
puede oír? (No entendían)
61 Sabiendo Jesús en sí mismo que sus discípulos murmuraban de esto, les dijo:
¿Esto os ofende?
62 ¿Pues qué, si viereis al Hijo del Hombre subir adonde estaba primero?
63 Elespíritu es el que da vida; la carne para nada aprovecha; las palabras que yo
os he hablado son espíritu y son vida.
64 Pero hay algunos de vosotros que no creen. Porque Jesús sabía desde el
principio quiénes eran los que no creían, y quién le había de entregar.
65 Y dijo: Por eso os he dicho que ninguno puede venir a mí, si no le fuere dado
del Padre.
66 Desde entonces muchos de sus discípulos volvieron atrás, y ya no andaban con
él.
67 Dijo entonces Jesús a los doce: ¿Queréis acaso iros también vosotros?
68 Lerespondió Simón Pedro: Señor, ¿a quién iremos? Tú tienes palabras de vida
eterna.
69 Y nosotros hemos creído y conocemos que tú eres el Cristo, el Hijo del Dios
viviente.
70 Jesúsles respondió: ¿No os he escogido yo a vosotros los doce, y uno de
vosotros es diablo?
71 Hablaba de Judas Iscariote, hijo de Simón; porque éste era el que le iba a
entregar, y era uno de los doce.
6.1.2. LA DANZA DEL SOL- FATIMA- PORTUGAL

Tres pastores analfabetos, Lucia Dos Santos, de diez años, y sus


primos, Jacinta y Francisco Marto, de seis y nueve años respectivamente,
señalaron que, mientras pastoreaban sus ovejas en la primavera y el verano
de 1916, experimentaron una presencia angelical. En su narración, los niños
afirmaron que todo esto era una preparación para las visitas de la madre de
Jesús, que se llevarían a cabo entre el 13 de mayo y el 13 de octubre de
1917.

El domingo 13 de mayo de 1917, los tres niños fueron a pastorear sus


ovejas como de costumbre, a un lugar conocido como Cova da Iria, cerca
de su pueblo natal de Fátima en Portugal. Lucía describió haber visto, en
una a una mujer «más brillante que el sol”, vestida de blanco, con un manto
con bordes dorados y con un rosario en las manos, que les pidió que
retornaran el mismo día y a la misma hora durante cinco meses
consecutivos, encomendándoles el rezo del rosario. Asombrados, corrieron
de regreso a su pueblo y lo dijeron a todos, pero muchos de sus habitantes,
incluyendo los padres de Lucía, no les dieron crédito. En cambio, los padres
de Jacinta y Francisco les creyeron y resguardaron en todo momento.

Los niños informaron más apariciones que tuvieron lugar el día trece de los
meses de junio y julio. Desde la segunda aparición en junio, afirmaron que
se les había anunciado las tempranas muertes de Jacinta y Francisco, las
que de hecho ocurrieron en menos de tres años. En razón de la epidemia
de gripe conocida como «gripe española» que asoló Europa, Jacinta y
Francisco cayeron enfermos en diciembre de 1918.
En los mensajes que los niños transmitían, la mujer exhortaba al
arrepentimiento, a la conversión y a la práctica de la oración.
Los niños experimentaron una transformación radical en su actitud, ya que
oraban demasiado.
En posteriores retornos al lugar de encuentro con la mujer, fueron seguidos
por miles de personas que se reunían en el lugar. Entre las
recomendaciones, según los testimonios de los niños, la mujer hizo hincapié
en la importancia del rezo del Rosario para la conversión de los pecadores y
del mundo entero.
La mujer también habría pedido la construcción de una capilla en el lugar.

El 13 de octubre de 1917, donde que miles de personas llegaron a Fátima


(Portugal), se produjo el denominado “Milagro del sol”, en el que, luego de
la aparición de la mujer a los pastorcitos Jacinta, Francisco y Lucía, se pudo
ver al sol temblar, en una especie de “danza”, según relataron los que
estaban ahí. Entre ellos periodistas y personalidades consideradas
"librepensadores" de la época, quedaron estupefactos ante el hecho.
El periodista Avelino de Almeida, del diario liberal y anticlerical O seculo,
repitió reiteradamente en su relato: "yo lo he visto... yo lo he visto", y
además estimó entre los 30 mil a 40 mil personas, presenten al momento
del milagro, mientras que el profesor de ciencias naturales de la Universidad
de Coimbra Joseph Garrett, que al igual que el periodista De Almeida estuvo
en el lugar ese día, estimó el número de testigos en 100 mil.

Luego de una intensa lluvia, las oscuras nubes se abrieron y dejaron ver el
sol, que según los testigos lucía como un suave disco de plata. Entonces, la
luz del sol tomó diferentes colores y el sol pareció caer sobre las miles de
personas, que se habían ya puesto de rodillas.

Según científicos, es imposible que el sol gire de un lugar a otro puesto que
generaría una catástrofe en el sistema planetario solar.

Lucía dos Santos (izquierda de la


fotografía), y sus primos, Francisco
Marto (centro) y Jacinta Marto(derecha)
Fotografía del 13 de octubre de
1917, durante el llamado «milagro
del sol».

La asombrada multitud
presenciando el milagro .

Multitud de personas, estimadas en 30


mil a 40 mil, en Fátima Portugal el 13 de
octubre 1917.
Estos son las dos revelaciones o milagros públicos más importantes que se pudo
manifestar a la humanidad.
La posición de la iglesia católica frente a estos sucesos públicos, es lo siguiente:

“A lo largo de los siglos ha habido revelaciones llamadas "privadas", algunas de las


cuales han sido reconocidas por la autoridad de la Iglesia. Estas, sin embargo, no
pertenecen al depósito de la fe. Su función no es la de "mejorar" o "completar" la
Revelación definitiva de Cristo, sino la de ayudar a vivirla más plenamente en una
cierta época de la historia. Guiado por el Magisterio de la Iglesia, el sentir de los
fieles (sensus fidelium) sabe discernir y acoger lo que en estas revelaciones
constituye una llamada auténtica de Cristo o de sus santos a la Iglesia.
La fe cristiana no puede aceptar "revelaciones" que pretenden superar o corregir la
Revelación de la que Cristo es la plenitud. Es el caso de ciertas religiones no
cristianas y también de ciertas sectas recientes que se fundan en semejantes
"revelaciones".
Catecismo de la Iglesia Católica, Numeral 67
Dentro de la iglesia católica, por mi persona, escuche relatos místicos de personas
que vivieron revelaciones, asuntos sobrenaturales, pero privados. Solo fue cuestión
de escuchar y ver el rostro de las personas para tener dudas a mi incredulidad.

6.2. TESTIMONIO DEL ESCRITOR

En la cabalidad de mis palabras, y muy consciente de las palabras que voy a


expresar, y si es necesario poner como garantía la vida mía y de mis seres más
amados, afirmo, que al buscar explicaciones a estos asuntos religiosos y en la
búsqueda de la divinidad, tuve la ocasión de experimentar en tres oportunidades,
tres experiencias sobrenaturales.

Me encontraba en reunión de escuela de catequistas en la parroquia Santo Toribio


de Mogrovejo en la ciudad de Chosica-Lima, febrero del año 2015.
Lo que puedo afirmar es que en aquella noche me sentía muy mal, viviendo en
caos mental y mucha ansiedad.
En mi búsqueda obsesionada de la verdad, le pedí a la divinidad que me ayudara a
superar ese estado negativo que vivía esa noche, y de manera sorpresiva e
inexplicable, sentí caer sobre todo mi cuerpo una tranquilidad, paz y alegría
tremenda.
No fue la primera vez que había sentido ese estado, ya que hacía mucho tiempo, a
mi edad de 15 años, en un retiro de 3 días realizada por un grupo católico, ya
había sentido la misma conexión.
Lo curioso fue que al experimentar ese gozo tremendo, mire a los ojos a mi
enamorada que estaba a mi lado y ella también empezó a experimentar esa fuerza
que vivía.
Al terminar la reunión de catequistas, empecé a preguntar a las demás personas
que se encontraban conmigo, si habían experimentado lo mismo que vivimos yo y
mi enamorada, pero ninguna persona nos afirmó.
Así que decidí tenerlo en secreto, junto a mi enamorada, ya cualquier persona no
me entendería o me tildaría de loco, pero al fin, en este libro, lo manifiesto sin la
ansiedad de que me crean o no.
De niño creía en Dios porque me decían, porque me lo contaban; pero hoy me
aferro a la divinidad porque lo viví, porque lo experimente y vivo para expresarlo,
pues nadie enciende una lámpara para ponerla bajo la mesa.
Otra fecha la cual no recuerdo, pero sé que fue el año 2013, me sentía lleno de
ansiedad y desesperación y no sabía porque me encontraba en ese estado. Me di
cuenta que me confesaba, oraba mucho, leia biblia mucho, pero seguía con mi
desesperación. Además me había percatado que no había comulgado o ingerido
hostia consagrada por 5 meses, puesto que me dedicaba a tocar mi guitarra y
cantar en las misas y no me acercaba al altar a comulgar, por estar concentrado
en la música.
No entendía porque Dios no me ayudaba con mi ansiedad a pesar que estaba muy
unido a la oración del rosario y la lectura bíblica, hasta que llego la oportunidad en
que cante en una misa muy cerca al altar, puesto que fue realizada en una capilla
muy pequeña. Al ingerir la hostia consagrada, mi malestar, mi ansiedad, el fuego
espiritual que me consumía, se alejó de mí repentinamente ni bien ingerí la
comunión, cuando de repente sentí en todo mi ser unas ganas tremendas de
predicar o hablar sobre Cristo hacia los demás. Fue increíble.

Las experiencias sobrenaturales solo fueron un trampolín para amar a Dios,mas no


son mi fundamento y pilar o base de fe para decir: Te amo Señor.
Principalmente, las palabras de Dios fueron las que me hicieron y me hacen vivir
feliz, a pesar de los problemas, a pesar de las dificultades de esta vida; pues mi
amor hacia Dios no se basa en milagros e intereses, beneficios, o favores divinos,
sino en un estado de vida que hace que ames a los enemigos, que no vivas en
intranquilidad, que vivas en paz a pesar que mamá se pueda morir, a pesar que la
familia viva dividida, a pesar que el cuerpo este enfermo, a pesar que el mundo
entero sea un caos, pues es eso. El amor de Dios no te ofrece dinero, salud y
“amor”… tres cosas que los adivinos, brujos y brujas te ofrecen, y no te llenan
interiormente o no te hacen pleno, o los tienes pero sigues siendo infeliz. El dinero,
la salud, el “amor” solo traen emociones de euforia temporales o pasajeras, no
duran para siempre.
¿Acaso el lograr comprar un carro te trae alegría por siempre, o acaso el
nacimiento de un hijo trae alegría eterna, o acaso lograr terminar construir la casa
propia trae gozo eterno? El mundo ofrece regalos que traen alegrías pasajeras,
momentáneas, emociones que vienen y van, pero la alegría de Dios, la paz de
Dios, el amor de Dios, ofrece un gozo inexplicable a pesar que el mundo se
desmorone o este en total oscuridad. Es un gozo espiritual.

Pues no somos de este mundo, pero estamos en el mundo…no somos cuerpo,


pero tenemos cuerpo.
Vivimos para llegar a ese destino de perfección y alegría que no es de este mundo,
que es espiritual, no es carnal, no es emocional, no es psicológico, es divino.

El quien es amigo de Dios, pide a Dios que se haga su voluntad en uno.


Ora con verdad diciendo: “hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo” de la
oración del padre nuestro. Le dice a Dios que si él quiere, le de salud, dinero y
“amor”, pues son cosas secundarias para ser feliz.
II PARTE

Habiéndose explicado la existencia de Dios por medio de razón y por medio


sobrenatural, empezaré a mostrar todas aquellas enseñanzas teológicas que pude
explorar, descubrir y vivir, a través de muchos años, las cuales me ayudaron a
encontrar la paz que siempre estuve buscando.
A veces me alejo de la felicidad, pero siempre estoy haciendo mi esfuerzo para no
alejarme de ese lugar que no es de este mundo.

7. EL BIEN Y EL ORIGEN DEL MAL-SUFRIMIENTO


El hombre siempre tiende a errar, a equivocarse, a tener en la mente la ansiedad
de hacer el mal, aun sabiendo que lo arruina y destruye a los demás.
El hombre malo hace lo que quiere sin desenfrenos, pero tarde o temprano
termina llorando, arrepintiéndose, envuelto en un estado mental intranquilo y
desordenado. Pero en cambio, el hombre justo o bueno, busca siempre hacer el
bien, pero siempre hay algo en su mente que lo inclina a hacer el mal, aunque no
quiera, aunque sepa que lo va arruinar de una u otra manera. Entonces. ¿Por qué
somos así? ¿Por qué tenemos el mal en nuestra mente? ¿Si no queremos ser
malos, porque hay algo de maldad en nosotros en que no tenemos control total?
¿Acaso es una inteligencia propia diferente a nosotros? ¿Acaso la maldad somos
nosotros? ¿Pero si no queremos ser aquello?
Nadie se salva de esta realidad. Ingenieros, abogados, presidentes, científicos,
oradores, músicos, jefes, gerentes…nadie se salva del mal.
Ya decía el apóstol Pablo:

 Romanos 7,15-24: Realmente, no comprendo de dónde vengo; pues no


hago lo que quiero, sino que hago lo que no quiero (el mal). En realidad, ya
no soy yo quien obra, sino el mal que habita en mí. Pues bien sé yo que
nada bueno habita en mí, es decir, en mi carne; en efecto, hacer el bien lo
tengo a mi alcance, mas no el realizarlo, puesto que no hago el bien que
quiero, sino que obro el mal que no quiero. Y, si hago lo que no quiero, no
soy yo quien lo obra, sino el pecado (el mal) que habita en mí.
Descubro esta ley: aun queriendo hacer el bien, es el mal el que se me
presenta, pero advierto otra ley en mis miembros que lucha contra la ley de
mi razón y me esclaviza a la ley del pecado que está en mis miembros.
¡Pobre de mí! ¿Quién me librará de este cuerpo que me lleva a la muerte?
En el libro de génesis, los judíos trataron de dar explicación al mal habitante en la
mente humana, describiendo que gracias a una manzana el mal entró en la
humanidad(PECADO ORIGINAL), y afirmando la existencia de una inteligencia
propia, espiritual y demoniaca que nos engaña y nos hace caer en el error, a pesar
que nosotros no queremos hacerlo. Pues eso es el mensaje teológico de la
narración de Adán y Eva, la inclinación del hombre al mal.
Ya hablaba René Descartes sobre la existencia del genio maligno que le inclinaba
siempre a errar en sus razonamientos.
El pecado original que se esparce a toda la humanidad es pues esto, la tendencia a
ser errar con maldad.
Se dice que el pecado original se borra con el bautismo ¿pero acaso, después del
bautismo no seguimos teniendo la inclinación al mal? Esto se debe a que el
bautismo borra el pecado, pero no el daño ya causado.

Se afirma en la iglesia, de espíritus malignos que habitan en nuestra mente y nos


impulsan a obrar mal. Estos espíritus se manifiestan con pensamientos, como
también se manifiestan en posesiones mentales que terminan torturando a las
personas.
Ya se escucha hablar de exorcismos, en películas, libros y en los mismos
evangelios.
¿Será cierto esto?
Ya se pueden ver los documentales de ultratumba del canal científico Discovery
Channel, en que narran sucesos inexplicables, como levitaciones, movimientos
bruscos de objetos sin que nadie los toque, objetos siendo tirados de un lugar a
otro por la nada y restablecimiento de personas catalogadas como enfermos
mentales con epilepsia o trastornos de personalidad, usándose el ritual católico
llamado Exorcismo.
Entrar al hueco de la ultratumba, la cual no conocemos y no sabemos si existe o
no, es una tontería.
Sí hay personas que ya pasaron y sufrieron esa experiencia, es mejor ser
inteligentes y no arriesgarnos..
El antiguo testamento se caracteriza por estar lleno de fabulas, mitos, leyendas,
epopeyas, pero el nuevo testamento se caracteriza por estar compuesto de cartas
de los apóstoles de Jesús( Pablo de Tarso, Pedro) a poblaciones de medio oriente
y narraciones de la vida de Jesús(Evangelios).
Veamos algunas citas del nuevo testamento que afirman la existencia de espíritus
diabólicos, y lo expresan sin usar géneros literarios mitológicos:
 Lucas 10,17-19: Regresaron los 72, alegres (discípulos de Jesús),
diciendo: “Señor, hasta los demonios se nos someten en tu nombre”.
Jesús les dijo: Yo veía a Satanás caer del cielo como un rayo. Miren, yo les
he dado el poder de pisar sobre serpientes y escorpiones, y sobre todo
poder del enemigo, y nada los podrá hacer daño.

 Mateo 4, 1-9; Marcos 1, 12-13; Lucas 4, 1-13: Jesús fue conducido por
el Espíritu al desierto para ser tentado por el diablo [...]. El diablo le dijo:
Todas estas cosas te daré si te postras ante mí y me adoras. Respondió
Jesús: Apártate de mí, Satanás.

 Marcos 3, 22-24; Mateo 12, 24-32, Lucas 11, 15-20: Los escribas
decían a Jesús: Esta poseído de Belcebú(demonio), y así por arte del
príncipe de los demonios es como lanza los demonios. Mas Jesús les
contestaba: ¿Cómo puede Satanás arrojar al mismo Satanás? Si un reino se
divide no puede subsistir

 Juan 12, 31: Dijo Jesús. Ahora "el príncipe de este mundo" va a ser
lanzado fuera.

 Mateo 8, 29; Marcos 1, 24; 5, 7; Lucas 8, 28: Un hombre poseído del


espíritu inmundo exclamó diciendo a Jesús: ¿Qué tenemos nosotros que ver
contigo, Hijo de Dios? ¿Has venido a atormentarnos antes de tiempo?

 1 Pedro 5, 8: Sean sobrios y vigilantes, porque vuestro enemigo el diablo


anda rondando como león rugiente alrededor de vosotros, en busca de
presa que devorar.

 Mateo 13, 19: El que oye la palabra del reino y no pone en ella su
atención, viene el mal espíritu y le arrebata aquello que se había sembrado
en su corazón

 Efesios 6, 11 – 12: Revístanse de las armaduras de Dios, para poder


resistir las asechanzas del diablo, pues nuestra pelea no es contra fuerzas
humanas, sino contra los espíritus malignos dominadores de este mundo
 1 Juan 3, 8: Quien comete pecado, del diablo es; porque el diablo desde el
momento de su caída continúa pecando. Por eso vino el Hijo de Dios, para
deshacer las obras del diablo.

 Santiago 4, 7: Estén, pues, sujetos a Dios y resistan al diablo y huirá de


vosotros.
Nos dice San Agustín, para consolarnos, que el demonio es un gran perro
encadenado, que acosa, que mete mucho ruido, pero que solamente muerde a
quienes se le acercan demasiado. (SANTO CURA DE ARS, Sermón sobre las
tentaciones).
La iglesia católica afirma que el diablo no es un mito o un género literario. Es real.
¿Pero dónde vino el diablo y sus demás espíritus?
Esta es la explicación:
Mirar lo que había antes de Dios es un límite que la razón humana no llega. No se
puede llegar a saber ese conocimiento, sino hasta llegar a la perfección o al
conocimiento pleno cuando nos unamos a Dios después de la muerte. Pues de
Dios venimos y hacia el vamos.
Cuando no existía universo, cuando no había materia y energía, Dios existía y eran
tres personas unidas en un todo. Pues aquí en estas circunstancias, no había
maldad, no había dolor, remordimiento, por el contrario, solo había gozo, felicidad,
alegría que es Dios.
Al estar Dios tan lleno de felicidad y alegría, quiso compartir este amor. Así como
cuando uno se enamora, es muy feliz y quiere que todos sean felices como uno, o
como cuando nace nuestro hijo, saltamos de alegría y lo compartimos con
nuestros amigos, familiares, vecinos, y queremos que el mundo entero sea feliz.
Igualmente, Dios al tener tanto gozo y alegría en su unidad y comunión en tres
personas, quiere compartir este gozo y decide crear a los ángeles,los humanos, a
la materia y a la energía, dándoles leyes para que funcionen. Al crearlos,los
ángeles y humanos vivían en completa paz, en completa armonía y sin mal en su
ser, conectados completamente a la paz, al gozo, a la alegría y perfección que es
Dios.Los crea independientes y libres. Dios no quiere crear robots que estén
programados para que hagan lo que Dios mande.

A los hombres se les da el universo para vivir y dominar sus leyes naturales.
Uno de los ángeles llenos de gozo, paz y perfección (Satanás), ya que estaba
unido a Dios, decide rebelarse ante su creador. Quiere ser como Él e incluso más,
y no está de acuerdo con el plan de Dios. Se aleja de Dios, y así como cuando uno
se acerca a una lámpara y se llena de calor y luz, igualmente, se ve oscuridad y
frio al alejarnos de la lámpara. Pues así el diablo se alejó de Dios y sintió frio y
oscuridad. Aquí necio el dolor, el sufrimiento, la intranquilidad, todo lo que es el
diablo.
Dios quiere que el diablo vuelva hacia él, pero el diablo es necio y no quiere, ama
ser rebelde. Además, no se aleja solo , sino que cae con un grupo de ángeles más.
 Isaías 14:12-15 : ¡Cómo has caído del cielo, oh lucero de la mañana, hijo
de la aurora! Has sido derribado por tierra, tú que debilitabas a las
naciones. Pero tú dijiste en tu corazón: “Subiré al cielo, por encima de las
estrellas de Dios levantaré mi trono, y me sentaré en el monte de la
asamblea, en el extremo norte.” Subiré sobre las alturas de las nubes, me
haré semejante al Altísimo.” Sin embargo, has sido derribado al Seol(a la
oscuridad o infierno), a lo más remoto del abismo.

 Lucas 10,17-19: Jesús dijo. Yo veía a Satanás caer del cielo como un
rayo. Mirad, yo les he dado el poder de pisar sobre serpientes y
escorpiones, y sobre todo poder del enemigo, y nada los podrá hacer daño.

 Ezequiel 28: Tú eras el dechado de la perfección, lleno de sabiduría y de


espléndida belleza. En el Edén, jardín de Dios, vivías. Innumerables piedras
preciosas adornaban tu manto: rubí, topacio, diamante, crisólito, piedra de
ónice, jaspe, zafiro, carbunclo y esmeralda; de oro era el borde de tu
manto, de oro las incrustaduras, todo a punto desde el día en que fuiste
creado. Como un querubín protector yo te había puesto en el monte santo
de Dios. Eras perfecto en tus caminos desde el día en que fuiste creado,
hasta que apareció en ti la iniquidad. Con el progreso de tu tráfico te
llenaste de violencia y pecados; y yo te he arrojado del monte de Dios y te
he exterminado, oh querubín protector, de entre las brasas ardientes. Tu
corazón se había engreído por tu belleza. Tu sabiduría estaba corrompida
por tu esplendor. Y Yo te he derribado en tierra y te he presentado como
espectáculo a los reyes

 1 Timoteo 3,6 : No seas que llevado del orgullo venga a caer en la misma
condenación en que cayó el diablo
 Sabiduría 2,23-24 : Dios creó al hombre para la incorrupción y le hizo a
imagen de Su propio ser. Mas por la envidia del diablo entró la muerte al
mundo y la experimentan los que le pertenecen
 Apocalipsis 12,4: Su cola arrastra la tercera parte de las estrellas del cielo
y las hizo caer precipitó sobre la tierra
 Apocalipsis 12: El Diablo ha descendido hacia vosotros con gran furor,
sabiendo que le queda poco tiempo

El diablo y sus ángeles seguidores, al caer en el frio, dolor, sufrimiento,


oscuridad, rabia, pena por voluntad propia…deciden bajar a la tierra, donde los
hombres vivían en completa paz y armonía conectados con Dios.
Como los hombres fueron creados libres y con decisión propia, son engañados
por el diablo, el hombre se entrega al servicio del diablo y este se vuelve rey
del mundo y manipula a los hombres a su antojo. Históricamente no se sabe
cuándo ocurrió este hecho, pero gracias al mensaje teológico de la manzana
prohibida de la alegoría de Adán y Eva, podemos entender este misterio.
Desde ese momento el diablo había bajado a la tierra y se había apoderado de
las leyes del mundo y de la mente del hombre.
Esta es pues la explicación del origen del mal en el mundo, en la naturaleza, en
la mentalidad humana.
Dios no puede hacer nada por los hombres pues los hizo libres.
 Efesios 2,2: Él diablo es el príncipe de este mundo.

 Mateo 4,8-10: El diablo lleva a Jesús a un monte muy alto, le muestra


todos los reinos del mundo y su gloria, y le dice: “Todo esto te daré si
postrándote me adoras”. Entonces Jesús le dice: “Apártate, Satanás,
porque está escrito: Al Señor tu Dios adorarás, y sólo a él darás culto”
Por lo tanto sacamos la conclusión de que el rey de este mundo es el diablo y no
Dios, porque si Dios fuera rey del mundo, todo el mundo, las autoridades, los
países, los gobiernos obedecerían la sabiduría de Dios y no habría tanta maldad
reinante en este mundo.

 Juan 18,33-37: Entonces Pilato entró de nuevo al pretorio y llamó a Jesús


y le dijo: ¿Eres tú el Rey de los judíos?
Respondió Jesús: ¿Dices eso por tu cuenta, o es que otros te lo han dicho
de mí?
Pilato respondió: ¿Yo soy judío? Tu pueblo y los sumos sacerdotes te han
entregado a mí. ¿Qué has hecho?
Respondió Jesús: Mi Reino no es de este mundo. Si mi Reino fuese de este
mundo, mi gente habría combatido para que no fuese entregado a los
judíos: pero mi Reino no es de aquí. Entonces Pilato le dijo: ¿Luego tú eres
Rey?
Respondió Jesús: Sí, como dices, soy Rey. Yo para esto he nacido y para
esto he venido al mundo: para dar testimonio de la verdad. Todo el que es
de la verdad, escucha mi voz.
Y nos preguntamos: ¿Por qué Dios no elimina al diablo quien es el que molesta y
tienta a los hombres a hacer el mal y es autor intelectual y/o principal de todos los
males, dolores y sufrimientos de este mundo?
La respuesta es simple: Porque Dios ama también al diablo y a sus ángeles, pues
son sus hijos, los ha creado y los ama tanto como ama a los hombres.
¿Si tuviéramos un hijo delincuente que hace daños a la sociedad, asesina, roba,
vende droga, golpea a los demás, engaña a las mujeres… lo mataríamos si
supiéramos dónde estaría? Pues Dios es el amor más puro y no puede matar a su
hijo.
Dios reprime muchos actos del diablo, como también lo deja actuar en ocasiones,
pues tampoco lo quiere reprimir(sin sentir Dios, dolor o lastima). Al final el quien
es el dueño y señor de los dolores, enfermedades, problemas, infidelidades,
hurtos, violaciones, robos, asesinatos, corrupción, son las manos, los pies, los ojos,
la boca, la voluntad y decisión de las personas. Pues quien se castiga y castiga a
otros es el propio hombre.
Dios no castiga, nunca lo hizo, no condena, no juzga.

 Lucas 22,31-34: Dijo Jesús a Simón: ¡Simón, Simón! Mira que Satanás ha
solicitado el poder para sacudirlos; pero yo he orado por ti, para que tu fe
no caiga.
Simón dijo: “Señor, estoy dispuesto a ir contigo hasta la cárcel y la muerte.”
Pero Jesús respondió: “Te digo, Pedro: No cantará hoy el gallo antes que
hayas negado tres veces que me conoces.”

Como vemos en Lucas 22, el demonio pide a Dios autorización de tentar a Simón
Pedro.
Dios puede reprimir o no al diablo, pero Jesús ora por Simón para que su ser
conecte más con el Señor y tenga más luz y fuerza para que no caiga en la
tentación.

Además Dios no permitirá tentaciones del diablo, superiores a nuestras fuerzas.

 1Corintios 10,12-13: Así pues, el que crea estar en pie, este atento y no
caiga.
No han sufrido tentación superior a sus fuerzas. Y fiel es Dios que no
permitirá que sean tentados más allá de sus fuerzas. Antes bien, con la
tentación les dará modo de poderla resistir con éxito.
8. ¿DIOS SE OFENDE, JUZGA Y CASTIGA?

Entre los hombres se hieren, entre los hombres se torturan y Dios los quiere así de
libres, y quiere que se den cuenta que el mal solo trae mal, y que los consejos y
palabras que El da, son para felicidad y alegría.
Aunque en la biblia existan citas que afirman que Dios castiga y juzga, pues no son
más que palabras humanas, no venidas del cielo. Pues Dios es amor. Incluso si en
el credo católico, afirman que Dios vendrá a juzgar y a condenar a vivos y a
muertos.
El cielo y el infierno no son lugares de bendición y tortura creados por Dios; no son
fuego y azufre, ni campos verdes llenos de flores donde los ángeles juegan cartas.
El cielo y el infierno son estados de vida.
Cuando una persona siente dolor, angustia, remordimiento, intranquilidad, eso es
el infierno, eso es lo que el diablo siente.
Cuando una persona siente paz, armonía, felicidad, amor, cariño, eso es el cielo.
Al morir, moriremos eternamente en el estado en que moriremos.
Cada uno se va al cielo o al infierno según sus decisiones, según su voluntad
según su conciencia. Cada uno se condena según lo que hace y produce.
Dios no juzga y no nos juzgará por lo que hicimos. No habrá un tribunal donde
Dios te gritará y te criticará por todas las ofensas que le diste y las maldades que
hiciste, y después te mande a sufrir por eternidad. Pues si Dios se ofende por las
cosas malas que hacemos, entonces nosotros seriamos más que él, lo
dominaríamos, estaría a nuestros pies.
Él no se ofende, no reniega y no anda rabioso, pues si tiene rabia y se arrepiente
de haber creado al hombre, sería un ser imperfecto que se equivocó en su
creación. No sería Dios, sino otro ser imperfecto que tiene errores como los
humanos.

 1 Corintios1, 21-22: No pueden beber de la copa del Señor y de la copa


de los demonios. No pueden participar de la mesa del Señor y de la mesa
de los demonios. ¿O es que queremos provocar los celos del Señor? ¿Somos
acaso más fuertes que él?
9. ¿SOY YO O EL GENIO MALIGNO?

Los criterios, sabidurías, experiencias del hombre siempre son imperfectas. El


hombre afirma algo hoy día, y mañana cambia de opinión. El hombre
frecuentemente toma decisiones que lo manda a sufrir o arrepentirse. Es
imperfecto en sus pensamientos. Cree saber dar consejos, cree tener la razón de
todo, pero es infeliz.
El hombre quiere hacer las cosas bien, quiere no hacer el mal, pero siempre hay
algo en su mente que lo inclina a errar. No puede controlar en totalidad su mente.
Si alguien dice que tiene control total de su mente, miente.
¿Si no tenemos control total de nuestra mente?, entonces hay otra inteligencia que
también tiene cierto control.
En psicología dicen que es el subconsciente, ¿pero acaso es mío algo que no
puedo controlar y que actúa por si solo?

Es en la mente del hombre donde habitan seres o inteligencias propias, que


buscan hacer equivocar y sufrir al hombre. Estas inteligencias son el diablo y sus
seres espirituales. Aunque suene a locura.
 1 Corintios 1, 27-29: Ha escogido Dios más bien lo tonto del mundo para
confundir a los sabios. Y ha escogido Dios lo débil del mundo, para
confundir lo fuerte. Lo plebeyo y despreciable del mundo ha escogido Dios;
lo que no es, para reducir a la nada lo que es, para que ningún mortal se
gloríe en la presencia de Dios.
 1 Corintios 1, 18-19: Pues la predicación de la cruz es una necedad para
los que se pierden. Porque dice la Escritura: Destruiré la sabiduría de los
sabios, e inutilizaré la inteligencia de los inteligentes. ¿Dónde está el sabio?
¿Dónde el docto? ¿Dónde el filósofo de este mundo? ¿No ha enloquecido
Dios la sabiduría de este mundo?

1 de corintios 1,18-19 y 1 corintios 1,27-29, resultan tener expresión humana de


fuerza y cólera, pero dentro de esta expresión hay un mensaje verdadero. La
sabiduría de Dios es verdad, frente a la humana y eso no significa que busca
pisotearla, sino que por naturaleza una es grande y la otra es pequeña.

Por lo tanto, no peleamos contra nosotros mismos, contra nuestra mente, contra
nuestros pensamientos, contra nuestras emociones… peleamos contra el mismo
diablo, quien es inteligente y muy astuto que hasta nos hace creer que somos
dueños de nuestra mente, mas no Él.
La psicología nos hace creer que al luchar contra nuestras crisis, nuestros
problemas mentales, luchamos contra nosotros mismos, contra nuestra mente,
pero es falso.

Todas nuestras emociones, pensamientos, recuerdos, son usados por el demonio,


quien busca hacernos sufrir y errar.

Haremos una experiencia con nuestra mente y nos daremos cuenta de esta
realidad, como también nos descubriremos que existe otra mente, otro
conocimiento, otra memoria, otro pensamiento que no es nuestro, que es perfecto,
que solo tiene paz, armonía, respuestas a las dudas, que es de Dios. Esta mente
divina no lo podemos controlar, solo se mira y se siente…solo se capta, dejando de
lado nuestra mente controlada en diversos niveles por el demonio.
10. EXPERIENCIA ESPIRITUAL

Comenzaremos a realizar la experiencia espiritual:

Para experimentar esta realidad espiritual en que el demonio usa nuestra mente,
debemos lograr desconectarnos de nuestra mente y captar solamente la mente
divina. Debemos dejar de hacer caso a nuestro pensamiento y nuestro
razonamiento, solo por estos momentos.
No pensaremos, no razonaremos, solo diremos si a todo lo que nos digan, y
después de haber pasado la experiencia, pensaremos todo lo que queramos, pues
en nuestra mente está el enemigo engañándonos, mintiéndonos y no quiere que
aprendamos algo nuevo.

Mateo 9,17: Nadie echa vino nuevo en odres viejos; de otro modo, el vino
reventaría los odres viejos y se echaría a perder tanto el vino como los odres: sino
que el vino nuevo, se hecha en odres nuevos, y así ambos se conservan.

Si creemos ser sabios, si creemos saber mucho, no aprenderemos algo nuevo. Hay
que ser humildes para aprender algo nuevo, porque la soberbia tapa los oídos y no
nos ayuda a conocer más, porque el hombre nunca deja de conocer.

Ahora, recomiendo entrar en un cuarto y estar solo y que nadie los interrumpa.
Desde ahora no pensaremos, no razonaremos, solo haran caso a lo que les diré.

Comencemos:

Recuerda que mañana o en 10 días, en 20 años, en 30 años, morirás, y que tu


cuerpo se hará polvo en un cementerio y desaparecerás. Por lo tanto tienes
cuerpo, pero no eres cuerpo. Eres espíritu que vive y vivirá después de morir.

Obvio que si te cortan un brazo, tu espíritu seguirá existiendo


(por favor no pienses, solo por esta experiencia…solo déjate llevar, no uses tus
criterios. Después de terminar la experiencia, pensarás y razonarás todo lo que
quieras)

Si te cortan un brazo, tu espíritu (tus pensamientos y recuerdos), seguirán


existiendo y estarán intactos. Si te cortan el otro brazo, igualmente tu espíritu
seguirá existiendo y estará intacto. Si te cortan una pierna, tu espíritu seguirá
existiendo. Si te cortan la otra pierna, tu espíritu seguirá existiendo.
Si te separan la cabeza del cuerpo…tu espíritu sigue existiendo y sigues viviendo,
siendo tú, teniendo conciencia.

Te das cuenta que no eres cuerpo. Tienes cuerpo temporal, pero no eres cuerpo.

No eres cuerpo, pero tienes cuerpo.

Eres espíritu o mente abstracta.

Ahora, sabiendo que no eres cuerpo, siéntete y ve tus recuerdos, tu pasado, tus
problemas, tus angustias, tus desesperaciones, tus recuerdos. Recuerda todo.

Haz caso a mis palabras…


Ahora, solo por estos momentos… agarra toda esa carga, todos esos
pensamientos, todos esos recuerdos malos, todas esas angustias, malestares,
desesperaciones y ponlo todo en una maleta, que piensas que está delante de ti.
Guarda todo en la maleta y ciérrenlo.

Pon en la maleta, todo, incluso el saber que tienes nombre, todos tus recuerdos…
absolutamente todo. Quédate en blanco.

Ahora siente la paz, la tranquilidad, la armonía, dejando todos tus problemas,


desesperaciones, problemas. Todo. Deja todo en la maleta.

Esa paz, esa tranquilidad, esa armonía, te das cuenta que no la puedes controlar.
Solo está ahí. Solo se vive.

Ahora escucha los sonidos del ambiente, escucha los sonidos de afuera y solo
cáptalos y date cuenta que no conoces nada, que no sabes que son esos sonidos,
solo lo sientes.

Esta paz, esta armonía, este gozo que vives y no puedes controlar, es Dios. El es
amor. Siempre estuvo ahí, en ti, pero no lo captabas. Te olvidabas de El.
Siempre estuvo ahí en ti. Nunca te dejó. Solo que tú no lo veías.

Estando con esta paz y armonía, gozo y tranquilidad…recuerda tus pensamientos


que te hacían sufrir, tus angustias, tus problemas.
Veraz que ya no te duelen, ya no te hieren, ya no te causan malestar.

Estos recuerdos sin dolor, sin angustia….este pensamiento de paz y tranquilidad,


no son tuyos, no es tu mente… es la mente y pensamiento de Dios.
Son los mismos pensamientos que te hacían sufrir, pero date cuenta que este
pensamiento no tiene dolor, no tiene sufrimiento. Es divino.

Tu pues, dejaste de pensar con tu mente contaminada por el dolor, la angustia, la


imperfección….esa tu mente contaminada por el diablo. No hagas caso a esa
mente y a sus pensamientos.
Que se resbalen como en aceite en ti. No luches contra ellos, solo déjalos pasar y
más bien, siempre conéctate con la perfección de Dios.

Ahora solo vives la mente de Dios, que está ahí, que solo se vive y solo trae paz.
Esto es el cielo, esto es un pequeño fragmento de lo que sentirás si mueres
unido(a) y amando a Dios y no a tu mente.

Pues si dejaste tu mente y te conectaste con la mente Dios ¿Entonces que eres?
Eres pues espíritu. Un vaso vacío. Una huella de Dios en la arena. Una huella que
solo es perfecta y completa si la mano de Dios entra en la huella que hizo.

Tus pensamientos y tus recuerdos es tu alma; tu mente que vivirá después que
dejes tu cuerpo en el cementerio, la cual dejará de ser molestada por el diablo
cuando llegues a morir, si aceptaste estar unido a Dios hasta el final, caso
contrario tu mente o alma vivirá unida al diablo.

Después de leer el libro, te volverás a conectar con tu mente, con la mente


imperfecta, pero para contrarrestar, está la oración y la lectura de la biblia, el
rezo de rosario, la comunión, para poder volver a conectarte con Dios, para
pensar como Dios piensa, para sentir como Dios siente, para vivir como Dios vive,
y no para pensar como tu mente piensa.
Eso es el cielo que Dios quiere que sientas con él.
A pesar que tu cuerpo este muy enfermo, a pesar que el mundo sea un caos, a
pesar que algún familiar querido muera, si estas conectado a la mente maestra, a
la mente divina, nada te dolerá, estarás muy unido a Dios.
El diablo solo busca que hagas cosas que te hagan sufrir. El diablo busca conflicto,
dolor, angustia, que es él. Él es el dolor, la angustia, la confusión, la
desesperación. No te conectes con él, pues cuando pecas, o haces cosas
negativas, te alejas de esa lámpara de luz y calor que es Dios, y al alejarte,
empiezas a sentir oscuridad y frialdad, que es el sentir del diablo.
Cuanto más pecas, más te desconectarás de Dios.
Mucha gente que sufre mucho, cree que solucionará su dolor embriagándose hasta
perder la conciencia, buscando placer sexual, o pecando más… No se dan cuenta
que empeoran las cosas, puesto que cuanto más pecan, más se unen al diablo, el
diablo abraza más sus mentes y los llena de mas descontrol y sufrimiento.
¿Acaso una mancha de suciedad en la ropa podrá limpiarse revolcándose,uno, en
un charco de lodo?

Imagina estar desconectado totalmente de Dios, quien es la alegría, la paz, la


armonía. Estar solamente conectado con el dolor, con la angustia, con la
desesperación, que es el sentir del diablo. Eso es el infierno que vivirán aquellos
que mueren viviendo el infierno.
Al morir dejarán hasta la más minúscula partícula de alegría, y solo vivirán
captando al demonio.

El pecado hace que te alejes de esa luz, de esa paz, de esa mente perfecta. Por
eso te recomiendo más oración, mas lectura biblia, mas comunión, mas misa.

La personalidad y carácter de las personas, ya sea personalidad agresiva o alegre,


se debe a si están más conectados al diablo o a Dios. Cada uno decide donde estar
más cerca de la luz o de la oscuridad.
No es tu carácter, no es tu personalidad…es la personalidad de Dios o del diablo
que establece y se impregna en tu mente. Pero es mejor dejar en un lado la
mente, ya sea más blanqueada u oscurecida, y conectarnos más con la mente
divina, pues el diablo siempre estará asechando en la mente del hombre y Dios se
lo permitirá.
 Efesios 6,11-12: Revístanse con las armas de Dios para poder resistir a
las acechanzas del Diablo. Porque nuestra lucha no es contra la carne y la
sangre, sino contra los Principados, contra las Potestades, contra los
Dominadores de este mundo tenebroso, contra los Espíritus del Mal que
están en las alturas.

Como dice efesios, no peleamos contra nosotros mismos, sino contra espíritus de
mal.

Sabiendo que la mente del hombre está en constante error, no es recomendable


eliminar algunos escritos de la biblia que nos parecen malos, ya que pesando que
son palabras humanas, se puede tener el error de leer solo lo que nos conviene y
no lo que Dios quiere enseñar. Por eso se debe dejar la biblia tal como está y
leerla en oración, llenos del Espíritu para que Dios nos haga ver su mensaje oculto
en todos los escritos.
Los testigos de Jehová tienen su biblia muy editada. Ellos eliminan y acomoda
muchos escritos bíblicos según a su conveniencia.

Apocalipsis 22,19: Y si alguno quitare las palabras del libro de esta profecía,
Dios quitará su parte del libro de la vida, y de la santa ciudad, y de las cosas que
están escritas en este libro.

Al morir todos, Dios sabrá darnos su amor eterno y su paz, si morimos luchando
por ser perfectos como el Padre es perfecto, para vivir eternamente en su
felicidad. Más los que murieron en imperfección, morirán en el infierno o Dios sabe
si podrá ayudarlos en el purgatorio.

Todos sabemos que para el mundo no hay muerto malo. Todos creemos que al
morir un familiar o amistad, estará en el cielo cuidándonos y protegiéndonos a
pesar que fue mala persona y que no obedeció los consejos de Cristo, pero todo
esto es falso. Sino todo el mundo iría al cielo a pesar de lo malos que somos. Es
una manera equivocada de predicar, pues cada uno muere según la conciencia
que tiene.

11. MANDAMIENTO CRISTIANO

Si alguien nos insulta, o insulta a nuestra enamorado(a), a nuestro hijo o hija,


mamá, papá o a nuestro mejor amigo, de repente saltamos y nos ponemos a la
defensiva, gritamos y nos vamos de frente a quien nos insulta, pero el cristianismo
te pide amar a tus enemigos, perdonar los insultos y bendecir a los que te odian.
¿Uno podrá no tener rencor u odio con el enemigo? ¿Se podrá querer a la persona
que habla mal de nosotros a nuestras espaldas? ¿Se podrá olvidar el daño que nos
hicieron?
Pondré un ejemplo más fuerte. Si alguien ultrajara a tu hijo o hija ¿Podrías
perdonar al ser que daño a tu hijo o hija? ¿Verdad que no? ¿No? Pero el
cristianismo te pide no tener rencor, perdonar y amar al enemigo.

Te das cuenta que tú no puedes perdonar, que se te hace difícil olvidar lo malo,
que eres tan débil frente a muchas situaciones.
Solo(a) no puedes llevar las cargas del mundo. Así que date cuenta que el diablo
habita en tu mente, te manipula y eres débil. Solo con Dios podrás perdonar,
podrás amar, podrás tener paz a pesar que el mundo se desmorone, porque ya no
serás tú, ya no será tu mente, sino Dios quien vive en ti. Todo lo podrás en Cristo
que te fortalece. Ya no serás tú el quien vive, sino Cristo quien vive en ti y es El,
quien perdona, quien ama, quien olvida, quien tiene felicidad y tú lo sientes.
El cristianismo es mucho más que canciones y reflexiones tristes que hacen llorar.

 Gálatas 2,20: “Y ya no vivo yo, sino que es Cristo quien vive en mí”
 Filipenses 4,13: “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece”
12. LA ORACION

No creas que al dejar de orar, haces sentir mal a Dios por que lo olvidaste, porque
te olvidas de saludarlo en la mañana y despedirte en la noche. ¿Quién eres tú para
que Dios necesite de ti? ¿Tú eres mayor que él para que él necesite de tus
oraciones y así él se sienta bien? Por el contrario, tú necesitas de él, pues tu
mente esta mezclada con el demonio, es imperfecta, te hace sufrir, y necesitas de
la oración y la comunión para conectarte con Dios, para que a pesar que haya
problemas, a pesar que haya dificultades, a pesar que el mundo sea un caos, estes
conectado con Dios y no habrá dolor, sufrimiento o caos que el diablo nos hace
captar.

 1 Corintios1, 21-22: No pueden beber de la copa del Señor y de la copa


de los demonios. No pueden participar de la mesa del Señor y de la mesa
de los demonios. ¿O es que queremos provocar los celos del Señor? ¿Somos
acaso más fuertes que él?

La oración no es pedir, sino es sentir, porque Dios conoce todos tus pedidos,
conoce toda tu mente ¿Entonces para que repetirle, a cada rato un favor que ya
conoce?
La oración es para hablarle a él y preguntarle que quiere, para captar lo que él
piensa, para sentir lo que El siente, ver lo que él pone en nuestro espíritu, que
luego será impregnado en nuestra mente.
La oración es acercarnos más a esa lámpara luminosa y caliente que esta quizá
alejada de nosotros, y nos provoca frio.
No hay que hacer oración, sino hay que ser oración.
Hay que estar en constante conexión con él y con la eucaristía, que es cuerpo y
sangre de Dios, que nos conecta más efectivamente con el Señor.
Anteriormente comenté que estuve 5 meses sin comulgar, ya que me dedicaba a
tocar guitarra y cantar para la misa, y no me daba tiempo de comulgar. Solo leía
biblia, me confesaba, oraba rosario, pero nunca comulgaba.
Pasó el tiempo y me empezaba a sentir mal. Los problemas pequeños me
agobiaban, me sentía decaído y frustrado. No sabía porque me pasaba esto a
pesar que oraba mucho, leía biblia mucho.
Leía biblia y oraba y me sentía bien un rato, pero después volvía la angustia por
los problemas pequeños que tenía.
Hasta que un día, tuve la oportunidad, en un sábado por la noche y tocando
guitarra muy cerca al altar, pude comulgar y lo hice. De un de repente, como si
hubiera comido una semilla del ermitaño, Increíblemente todo el malestar, toda la
angustia se fue y me vino unas ganas tremendas de hacer conocer a Cristo al
mundo. Fue increíble. Fue real. No tome ninguna pastilla o recibí un masaje para
que cambie de sentir en un momento inesperado.
Por eso recomiendo mucha Eucaristía, puesto que es el bien que nos conecta más
con Dios.
Comulgando, orar y leer biblia son complementos más efectivos para la unión con
Dios. Pero orar y leer biblia, sin comunión, no sirve.

12.1. LA COMUNION DE LOS SANTOS

Todos los cristianos somos espíritus vivientes en este mundo y estamos


conectados espiritualmente puesto que somos iglesia, sin importar las miles de
denominaciones y religiones. Si uno ora y se conecta más a Dios por medio de la
oración, permite que otros cristianos se acerquen más a la luz de Dios.
Por ejemplo: Cuando nosotros oramos y nos conectamos con Dios y dejamos esa
mente humana consumida por el demonio y nos hacemos uno solo con Dios, como
una huella se une a la mano que lo formó, por consiguiente otros cristianos
cercanos a nosotros también se acercarán espiritualmente, más a Dios y dejarán
de sentir dolor, tristeza, angustia, al demonio.
También, si nosotros nos unimos a Dios, ayudamos también a las almas del
purgatorio a acercarse más a Dios, pues se encuentran alejados de la luz y siente
frio.
A todo esto se le llama la comunión de los santos.

Recuerdo una vez que un gran amigo mío, sacerdote perteneciente a la


congregación de los Misioneros de los Santos Apóstoles, el Padre Raúl Ángeles, me
contó un hecho curioso que le pasó.

El sacerdote se encontraba durmiendo en su cuarto, pero afueras de la casa


escuchó a una pareja de enamorados discutiendo fuertemente.
El sacerdote empezó a escuchar golpes de piedras contra la pared y la voz de un
hombre gritando.
El sacerdote no sabía qué hacer… no sabía si salir afuera y reprender a la mujer
que lastimaba a su pareja, pero tenía temor, porque tenía un carácter fuerte, como
también tenía miedo porque podría ser lastimado por la mujer. Entonces se puso a
orar y a preguntar a Dios que podía hacer ante ese hecho. Entonces de repente, el
sacerdote empezó a sentir una rabia tremenda y un dolor fuerte en todo su ser. No
sabía lo que sucedía, solo soportaba la situación y decidió orar mucho para librarse
de ese malestar. Así que orando, el dolor y la rabia desaparecieron como una
cortina caída por una ventana.
De repente a afueras de su dormitorio, escuchó la voz de una mujer amable y
cariñosa.
La voz de aquella mujer rabiosa y alterada, había cambiado a una voz noble.
Entonces el sacerdote sacó su conclusión de que era verdad la doctrina enseñada
por la iglesia católica sobre la Comunión de los Santos.
No tuvo otra idea que agradecer a Dios por la experiencia y se puso a dormir
nuevamente.

13. EL PECADO Y LA TENTACIÓN

El pecado es toda aquella actitud que perjudica física y mentalmente a uno y/o a
los demás. Trae dolor, angustia, aunque el mundo crea que los pecados son
exageraciones de la iglesia, que son cosas antiguas, ridículas o estúpidas.

El concepto más claro es:


EL PECADO ES TODA ACTITUD FISICA O MENTAL CON PLENA VOLUNTAD Y
DESEO, QUE TE HACE MALA PERSONA O TE HACE SUFRIR.

TENTACIÓN ES TODA AQUELLA ACTITUD FÍSICA O MENTAL, NO VOLUNTARIA,


QUE NOS INSITA A OBRAR MAL O NOS HACE SUFRIR O DESESPERAR.

Ejemplo: Hay personas que creen que la envidia, la rabia o la tristeza que sienten
es pecado, pues no ya que la envidia, la rabia o la tristeza son sensaciones del
diablo, las cuales uno no quiere, no son voluntarias, así que no son pecados, sino
tentaciones.

Muchas veces se cree hacer lo correcto, pero realmente se hace el mal; como
también se cree hacer el mal, cuando realmente se hace lo correcto. Al final se
verá si es bueno o malo, según si te hace malo o bueno.
La tentación no es pecado.
La tentación al igual que el pecado, nos aleja de Dios si no estamos en constante
oración y conexión con los sacramentos, debido a que estamos a merced del
diablo, pero el pecado es un alejamiento mucho mayor que el de la tentación.
Además que la tentación es dominable.
Por ejemplo, la iglesia afirma que es pecado tener relaciones sexuales antes del
matrimonio, pero este mandato es ridículo para el mundo, pues según el mundo
eres un ridículo o homosexual si ya tienes más de cuatro meses de relación
sentimental con tu pareja y aun no tuviste sexo, porque fornicar es rico y punto, y
si no lo gozas eres un fracasado.
Los animales también cuando quieren sexo, solo van y lo hacen, sin pensar.
¿Pero la iglesia pone mandatos porque le gusta fastidiar al mundo? ¿Por qué
impone normas porque se le da la gana? Pues no.
Todo pecado perjudica a la persona tarde o temprano.

¿Por qué es pecado tener sexo antes del matrimonio?


Es pecado porque nadie garantiza que una relación sentimental perdure para
siempre, por lo que si una mujer se entrega en sexo a cada hombre, se sentirá
usada una y otra vez, dañando su mente y llevándola a la depresión. Además hay
el riesgo que todos los enamorados que tuvo, un día digan al público, que aquella
mujer fue suya y ella tiene sexo de una y otra manera.
En el caso de que un hombre tenga fama de ser promiscuo, logra que sus
amistades hablen mal de él y no encuentre una amiga o pareja que lo mire bien.
En cambio, si se puede tener relaciones sexuales después del matrimonio religioso,
puesto que une a dos personas hasta la muerte. No hay divorcios.
Si te separas de tu esposo(a), no puedes tener otra relación. Pues Dios no quiere
que la mujer ande de hombre en hombre y el hombre, de mujer en mujer,
teniendo sexo. Dios quiere que una sola mujer y un solo hombre se entreguen
para siempre, sin infidelidades, sin engaños. Quiere que sean uno solo hasta la
muerte.
¿Esto no es bueno? ¿O acaso nos gustaría que nos engañen y se burlen de
nosotros?
El pecado nos aleja de la mente perfecta, nos aleja de la paz perfecta, de la alegría
perfecta, del gozo. Nos alejamos de Dios como si nos alejáramos de una lámpara
de calor y luz, y empezáramos a sentir frio y oscuridad. Empezamos a sentir con
mayor grado al diablo.
La forma de volver a acercarnos a la luz de la lámpara, de la cual nos alejamos, es
mediante el sacramento de la confesión, pues Cristo estableció en el mundo este
modo físico para poder volver a la luz de Dios de la cual nos alejamos por propia
voluntad.

Muchas personas no están de acuerdo con contar sus pecados a un sacerdote,


pero fue el mismo Cristo quien estableció la confesión de pecados en el mundo por
medio de sus apóstoles y a la descendencia de estos.
¿Se deberían llamar cristianos aquellos que no obedecen a jefe?

Miremos el mandato de Cristo a sus apóstoles:

 Juan 20,21-23: Entonces Jesús les dijo otra vez: Paz a vosotros. Como me
envió el Padre, así también yo los envío.
Y habiendo dicho esto, sopló, y les dijo: Recibid el Espíritu Santo.
A quienes perdonen los pecados, les son perdonados; y a quienes se los
retuvieren, se les son retenidos.
¿Por qué pelear con el mandato del Jefe?

14. LA CONFESIÓN

Antes de confesar los pecados frente a un sacerdote, se debe recordar


profundamente todos aquellos pecados que hicimos.
Al empezar a confesarnos, el sacerdote nos dirá: Ave María Purísima. Y nosotros
debemos contestar : Sin pecado concebida.
Al contar nuestros pecados, no debemos contar con lujos de detalles el pecado
que hicimos, solo afirmar el concepto general del mal que hicimos, pues al
sacerdote no le incumbe saber con lujos de detalles el mal que hiciste, sino
aconsejarte sobre lo que hiciste.
Si el sacerdote te pregunta algunos detalles sobre el mal que se hizo, se debe
contestar para poder aconsejar mejor.
Si con toda la voluntad dijiste todos tus pecados y el sacerdote te absuelve los
pecados, estas libre de todo pecado, pero si al despedirte del sacerdote, te
recuerdas de uno o varios pecados que se te olvidó contar, no importa, pues ya
fueron perdonados todos tus pecados olvidados y los que contaste. Pero si sientes
que Dios no te ha perdonado y piensas que no puede perdonarte un muy grave
pecado que hiciste, estas siendo tentado por el diablo, pues el remordimiento
viene del diablo. Dios ya te perdonó todos tus pecados, pero tú no te perdonas.

15. LAS EMOCIONES Y EL AMOR VERDADERO

Si le pides a Dios por la salud, por el dinero o por una pareja… ¿Acaso el hombre
es feliz al tener salud, dinero y esposo(a), conjuntamente? ¿Al tener a papá y
mamá vivos, al tener hermanos? ¿al tener las manos y pies completas? ¿al tener
vista? ¿al tener casa propia? ¿al tener auto? ¿al tener un negocio prospero? ¿Acaso
no hay personas que al tener todos esos bienes, no se suicidan y siguen siendo
infelices?
Logras comprar tu carro en 5 años, igual sigues siendo infeliz.
Logras construir tu casa, igual sigues siendo infeliz.
Logras tener enamorada o casarte, igual sigues siendo infeliz.
Logras terminar tu carrera profesional, igual sigues siendo infeliz.
Logras tener hijos, igual sigues siendo infeliz.
Logras tener un negocio prospero, igual sigues siendo infeliz.
Logras tener un cuerpo perfecto y una belleza despampanante, igual sigues siendo
infeliz.
Logras obtener un cargo importante en tu trabajo, igual sigues siendo infeliz.
Logras sacar el primer puesto de tu facultad o de tu grado, igual sigues siendo
infeliz.
Todos aquellos vienes mencionados solo traen emociones pasajeras, que duran un
momento y después se van.
¿Entonces donde se encuentra la felicidad verdadera, si puedo ganarme el mundo
entero y no ser feliz?
Dios es el amor, la verdad y la vida, que trae el agua que colma la sed; sed que el
hombre siempre trata de saciar con las emociones temporales del mundo.

 Juan 14,6: Jesús dijo. Yo soy el camino, la verdad y la vida.


 Juan 4,5-15: Llega, pues Jesús, a una ciudad de Samaria llamada Sicar,
cerca de la heredad que Jacob dio a su hijo José. .Allí estaba el pozo de
Jacob. Jesús, como se había fatigado del camino, estaba sentado junto al
pozo. Era alrededor de la hora sexta. Llega una mujer de Samaria a sacar
agua. Jesús le dice: “Dame de beber”
Pues sus discípulos se habían ido a la ciudad a comprar comida. Le dice a la
mujer samaritana: “¿Cómo tú, siendo judío, me pides de beber a mí, que
soy una mujer samaritana?” (Porque los judíos se odiaban con los
samaritanos.)
Jesús le respondió: “Si conocieras el don de Dios, y quién es el que te dice:
"Dame de beber", tú le habrías pedido a él, y él te habría dado agua viva”
Le dice la mujer: “Señor, no tienes con qué sacarla, y el pozo es hondo; ¿de
dónde, pues, tienes esa agua viva? ¿Es que tú eres más que nuestro padre
Jacob, que nos dio el pozo, y de él bebieron él y sus hijos y sus ganados?”
Jesús le respondió: “Todo el que beba de esta agua, volverá a tener sed;
pero el que beba del agua que yo le dé, no tendrá sed jamás, sino que el
agua que yo le dé se convertirá en él en fuente de agua que brota para vida
eterna.”

Dios no te quiere ofrecer salud, dinero y amor mundano, pues solo generan
emociones de un rato; el solo quiere darte el cielo y la plenitud en el otro mundo y
en este. Él quiere darte felicidad, a pesar que el mundo entero sea un caos. A
pesar que tu mamá se valla de este mundo, seguiras siendo feliz. Es una locura
para muchos. A pesar que el cuerpo este muy enfermo, habrá felicidad en el
verdadero cristiano.

Si Dios permite darte gustos de este mundo, es para que generen emociones que
ayuden o motiven a acercarte hacia la verdadera felicidad o perfección, como
también puede no permitirte gozar de algunos beneficios mundanos porque te
alejan de la verdadera felicidad. Por eso cuando ores y hagas pedidos a Dios,
pídele que se haga lo que él quiera. Él sabe todo, es Dios.

 Cuando toda la familia goza de salud y dinero, muchas veces viven como
gatos y perros peleando, pero cuando mamá cae enferma de cáncer, recién
la familia cambia de actitud y se unen más.

 Una persona soltera, no tiene enamorado(a) y se une más a Dios, pero


cuando se casa, se olvida de Dios y empieza a alejarse de la felicidad plena
enfocándose solo en su pareja(emociones humanas).
 El arrogante y soberbio no cambia con consejos y palabras que le dicen por
años. Recién cuando le viene una enfermedad al cuerpo, en una semana,
se vuelve dócil y amable.

 Cuando el señor permite un milagro de sanación de alguna enfermedad


grave de una hija, genera que mamá y papá de la hija se llenen de emoción
y se unan más a Dios, como pueda ser que no.

Es lamentable también ver iglesias “cristianas” que se llenan los bolsillos de dinero,
afirmando que si perteneces a su iglesia te sanaras de tus enfermedades, tendrás
dinero y poder en abundancia, prosperidad, los negocios te irá bien.
Te dicen: entrega más dinero, más ofrenda económica a la iglesia y habrá mayor
bendición de Dios para ti y tu familia. ¿Acaso la bendición de Dios tiene costo?
¿Acaso Dios ama el dinero para así entregar bendición?
¿Acaso Dios ofrece emociones pasajeras que ofrecen los bienes que ofrecen estas
iglesias?

 1 Timoteo, 6, 10 : Porque la raíz de todos los males es el afán de dinero,


y algunos, por dejarse llevar de él, se extraviaron en la fe y se
atormentaron con muchos dolores.

Las emociones generadas por los bienes de este mundo, pueden ser buenas o
malas. Dependerá si te hacen buena o mala persona, si motivan acercarte a la
verdadera felicidad o a la oscuridad.
Las emociones son humanas, son de la mente. Otra cosa es la felicidad plena que
viene de la mente de Dios.
15.1. LOS MILAGROS

Dios puede conceder de manera extraordinaria un milagro, una sanación de alguna


enfermedad, ¿pero los milagros cambian a la persona? ¿Los milagros cambian la
actitud negativa o la maldad de la persona? ¿Los milagros hacen buena a la
persona?
Los milagros traen beneficio físico, emociones de alegría y euforia en la persona,
pero la emoción vendrá y se irá. El ciego volverá a ver, se alegrará, llorará, pero
después se calmará su euforia y, seguirá viendo con sus ojos, pero seguirá siendo
el mismo hombre imperfecto que tiende a inclinarse al mal.
Una niña podrá sanarse de cáncer, milagrosamente, pero pasará el tiempo y quién
sabe si esa niña será una buena madre, una buena hija, una buena profesional.
Los milagros generan emociones, ayudan físicamente, pero no convierten a la
persona.
Si la emoción grande que generó el milagro logra acercar a la persona a Dios y
alejarla de la imperfección de la mente humana, entonces si valdrá la pena el
milagro, pero si todo queda en una emoción y una ayuda física, de nada sirve,
porque el cuerpo igual irá a morir, como murió Lázaro después de ser resucitado.
Recordemos que a Jesús le seguían muchas personas. Miles lo seguían por sus
milagros y curaciones, y de seguro si Jesús vendría de nuevo al mundo realizando
milagros, todos nosotros lo seguiríamos. Pero de todas esas miles de personas que
seguían a Cristo y veían milagros, solo quedaron unidos a Cristo, solamente cien,
reunidos en la reunión de pentecostés.
El milagro podrá hacer que la persona sepa que Dios existe, pero de que ayuda
eso si sigue siendo la misma persona perversa de siempre. Si hasta el mismo
diablo sabe que Dios existe y sigue siendo diablo.
¿De qué servirá que la persona crea en Dios, si su alma está llena de maldad, de
envidia, de cólera?
15.2. EL CAMBIO DE ACTITUD USANDO EMOCIONES

Creemos que mirando la película La Pasión de Cristo de Mel Gibson, cambiaremos


de actitud, llorando y emocionándonos…. La emoción y el llanto duran un rato y
después seguimos siendo los mismos malos de siempre.
Creemos que los jóvenes cambiaran de actitud si les decimos con los ojos llenos
de lágrimas: “Cambien de actitud muchachos, correspondan al sacrificio de sus
padres. Miren a sus pobres mamitas que sufren, que trabajan por ustedes para
que coman y sea profesionales”.

Creemos que un hombre infiel cambiará su actitud, proyectándole una película


romántica o escuchando el testimonio desgarrador de un hombre infiel que
terminó perdiendo a su familia… o haciéndole escuchar canciones reflexivas que
buscan el llanto.
Nuevamente…la emoción es pasajera, pero el hombre sigue siendo imperfecto.

15.2.1. LA PSICOLOGÍA Y LAS EMOCIONES

La psicología busca ayudar los problemas de las personas usando palabras, usando
emociones y canciones bonitas, pero eso no ayuda mucho.
El paciente va a su cita psicológica, escucha palabras emotivas, llenas de emoción,
llenas de esperanza, pero pasan los días después de salida de la cita, y las
emociones vividas se diluyen y vuelve el dolor y la angustia, por lo que otra vez, el
paciente, busca desesperadamente otra cita psicológica, para encontrar nuevas
palabras emotivas que le ayudarán a olvidar sus problemas.

15.2.2. RETIROS CATÓLICOS EMOCIONALES

Hay retiros, que dicen ser espirituales, que en su mayoría solo se basan en el
llanto, dolor, emociones; pero las emociones, como se dijo anteriormente, son
pasajeras.
Si las emociones vividas en el retiro, son trampolín para que la persona se acerque
a Dios, a la mente divina libre de dolor mediante la oración, la comunión, los
sacramentos, entonces está bien; pero si el retiro solo se queda en emociones y
no ayudan a la persona a acercase a la espiritualidad de Dios, de nada sirve.
Lo que cambia realmente a la persona es la conciencia de que su mente está llena
de maldad. La persona cambia si se aleja de esa mente y se acerca a la mente
divina mediante la oración, la lectura bíblica, la comunión, los sacramentos. De
estas cuatro herramientas, la más importante y fuerte es la comunión o eucaristía,
que nos ayuda a alejarnos del mal viviente en nuestra mente, pero con
compromiso y entrega. Debe haber disposición de acercarse a Dios, porque si no
hay disposición y conciencia de querer dejar la mente imperfecta ¿quién lo hará
por nosotros? De nada sirve. Por eso vemos tantos cristianos incoherentes que son
santos y devotos en el templo, comulgan constantemente, van a misa
constantemente, pertenecen a grupos del templo, pero fuera del templo son fieras
en sus centros de trabajo, en sus hogares, en sus círculos sociales.

El movimiento internacional Juan XXIII adolece de esta situación. Ellos basan sus
retiros en emociones, en canciones emotivas, en llanto, en dolor y
arrepentimiento, que está bien; pero si se quedan en eso y no se acercan a Dios
realmente, de nada sirve. Muchisimos de sus retiristas o personas que vivieron el
retiro, vuelven al mismo hueco oscuro del que salieron.

 2 Pedro2, 22: Les ha sucedido lo de aquel proverbio tan cierto: “el perro
vuelve a comer su vómito» y «la puerca lavada, vuelve a revolcarse en el
barro”.

Por eso, en dicho movimiento y en muchos grupos católicos, existen personas que
solo van a la iglesia por las canciones bonitas, por las emociones que generan al
escuchar el llanto de las personas, por lo bonito que genera organizarse y
planificarse en grupo, por lo emocionante que resulta dar un sermón delante de
muchas personas, por lo emocionante que es ocupar un cargo importante; y no
realmente porque se acercan por amor a Dios, por comulgar con entrega total la
eucaristía y no porque se acercan a la confesión de sus pecados y tratan siempre
de acercarse a la mente divina dejando su lado humano.
El movimiento Juan XXIII es uno de los grupos católicos que atrae muchos
adeptos, por estar vinculado con emociones que le gusta a la gente, pero son
pocos de sus integrantes que usan como trampolín espiritual, dichas emociones.

Lo que cambia la actitud de la persona no serán las emociones, sino la


espiritualidad verdadera que nos acerca a Dios.
15.3. LAS MISAS ABURRIDAS

Gran cantidad de religiosos, obispos y sacerdotes, tuvieron y siguen teniendo


formación filosófica, psicológica y antropológica en los seminarios o centros de
formación, y estas enseñanzas o conocimientos o criterios venidos del hombre,
hacen creer a los estudiantes que la forma de cambiar a las personas es haciendo
reflexionar la mente, luchando contra la propia mente, hablándoles o haciéndoles
ver películas emocionantes y reproduciendo músicas tristes.
Como anteriormente se mencionó: ¿Cambiaremos al mundo con películas
reflexivas? ¿Cambiaremos al mundo con canciones reflexivas y llanto?
¿Cambiaremos al mundo tratando enfocándonos en la mente de las personas?
Pues no. Solo la espiritualidad cambia a las personas.
 Efesios 6,11-12: Revístanse con las armas de Dios para poder resistir a
las acechanzas del Diablo. Porque nuestra lucha no es contra la carne y la
sangre(mente humana), sino contra los Principados, contra las Potestades,
contra los Dominadores de este mundo tenebroso, contra los Espíritus del
Mal que están en las alturas.
Muchos sacerdotes se basan en la psicología, en la antropología y en la mente
humana, pero no se sumergen en esa nube flotante de conocimiento divino y
perfección de Dios, alejada de la mente imperfecta. Sus conceptos psicológicos y
antropológicos no coordinan con las palabras divinas de la biblia y por resultado,
generan, en sus misas, sermones aburridos.
¿Acaso Jesús hacia animaciones, cantos y dinámicas para atraer gente? ¿Acaso
Jesús tocaba guitarra o cítara para captar la atención de las personas? ¿Acaso
Jesús era un Showman?
Jesús solo hablaba y los oídos de la gente se habrían.
Las palabras de Jesús eran interesantes y atraían a miles de personas, debido a
que la espiritualidad de Jesús era tremenda. Las charlas de Jesús no se basaban
en los bienes, afanes y criterios del mundo. Jesús basaba su predicación en no
aferrarnos a este mundo, sino al mundo que esta después de la muerte.

Sacerdotes, religiosos y catequistas que basan sus sermones en cosas de este


mundo, en beneficios de este mundo, en emociones de este mundo, en criterios
de este mundo… al final, sus charlas resultan ser aburridas y se puede
comprobar. Por más años que se tengan en la parroquia, o por más experiencia
religiosa que tengan, tus charlas aburrirán a la gente si no te sumerges en la
espiritualidad.
Si el sacerdote de tu localidad hace misas aburridas, pues humildemente escúchalo
y saca las cosas espirituales y provechosas que diga, pero tu fin principal por lo
que vas a misa, que sea por la eucaristía, que es el alimento y la paz que llena el
espíritu humano y lo acerca tremendamente a Dios, si hay disposición.

16. LA ESPIRITUALIDAD DE LAS RELIGIONES

El hombre siempre tuvo cierta conciencia de que existía un pensamiento perfecto,


una mente perfecta, la perfección en sí, y que el hombre es imperfecto.

Ya hablaba Platón sobre un “mundo de las ideas”, afirmando que el hombre había
vivido en un mundo perfecto, lleno de luz, libre de error y conocimiento perfecto y
que un día bajo de esa perfección y vino al mundo donde se le fue borrado todo
ese resplandor de perfección. Al estar el hombre en el mundo imperfecto, debía
buscar volver a ese mundo de las ideas que un día perteneció.

También hablaba, Siddhartha Gautama (Buda), sobre un estado de perfección y


libre de error, que no se llegaba mediante la abstinencia total de alimentos y la
tortura del cuerpo (ascetismo), ni tampoco por la satisfacción desmedida de
placeres del mundo, sino que se alcanzaba ese nivel de perfección mediante la
meditación. A este nivel de perfección de conocimiento y estado de paz, libre de
sufrimiento se considera Nirvana. Al estar en este estado de Nirvana recién, uno
podría considerarse Buda.

Buda pertenecía a la religión hinduista, la cual tiene la misma tendencia a busca el


Nirvana, pero su doctrina esta mezclada por muchos dioses y relatos mitológicos.

Mientras la religión católica se basa más en la mente, en la psicología, en la


antropología… otras religiones se acercan más a la verdad, a pesar de sus
limitaciones. Pues Dios no se limita de mostrar su perfección, divinidad y salvación,
solo a la iglesia católica, sino a todo aquel que busque la perfección y la libertad
viviente en su ser. Ya decía Jesús: “El espíritu de Dios sopla donde él quiere”
Pues todo los conocimientos, la felicidad, la bondad y la alegría no vienen del
hombre sino de la mente perfecta, Dios.
 Juan 3,3-13: Jesús le respondió: “En verdad, en verdad te digo: el que no
nazca de lo alto no puede ver el Reino de Dios.”
Nicodemo responde: ”¿Cómo puede uno nacer siendo ya viejo? ¿Puede
acaso entrar otra vez en el viente de su madre y nacer?”
Respondió Jesús: “En verdad, en verdad te digo: el que no nazca de agua y
de Espíritu no puede entrar en el Reino de Dios. Lo nacido de la carne,
carne es; lo nacido del Espíritu, espíritu es.
No te asombres de que te haya dicho: Tienes que nacer de lo alto.
El viento sopla donde quiere, y oyes su voz, pero no sabes de dónde viene
ni a dónde va. Así es todo el que nace del Espíritu”
Respondió Nicodemo: “¿Cómo puede ser eso?”
Jesús le respondió: “Tú eres maestro en Israel y ¿no sabes estas cosas? En
verdad, en verdad te digo: nosotros hablamos de lo que sabemos y damos
testimonio de lo que hemos visto, pero ustedes no aceptan nuestro
testimonio. Si al decirles estas cosas de la tierra, no creen ¿cómo van a
creer si les digo cosas del cielo? Nadie ha subido al cielo sino el que bajó del
cielo, el Hijo del Dios”

Que injusto seria que Dios solo muestre su amor, su sabiduría y salvación de
sufrimiento, solo a los cristianos y no a aquellas culturas que no tuvieron la
oportunidad de escuchar la vida de Cristo.
Pues Dios no es injusto, aunque los judíos digan que solo en ellos está la salvación
y que muchos cristianos afirmen que solo en su iglesia se logra la gloria.

Ya la iglesia católica afirma lo siguiente en el Catecismo de la Iglesia Católica:

 CIC (compendio) 163: “En las Iglesias y comunidades eclesiales que se


separaron de la plena comunión con la Iglesia católica, se hallan muchos
elementos de santificación y verdad. Todos estos bienes proceden de Cristo
e impulsan hacia la unidad católica. Los miembros de estas Iglesias y
comunidades se incorporan a Cristo en el Bautismo, por ello los
reconocemos como hermanos”

 CIC 847: “Los que sin culpa suya no conocen el Evangelio de Cristo y su
Iglesia, pero buscan a Dios con sincero corazón e intentan en su vida, con
la ayuda de la gracia, hacer la voluntad de Dios, conocida a través de lo que
les dice su conciencia, pueden conseguir la salvación eterna” (Encíclica
Lumen Gentium 16; cf DS 3866-3872)

*Gracia es la acción sobrenatural que realiza Dios en las personas la que las lleva a
vivir en paz, armonía y felicidad.

La sabiduría y poder de Dios se ubica en algunos, en mayor grado, y en otros en


menor grado. A ellos llegará la plenitud de la sabiduría divina, según su
conciencia, según la confusión o paz y armonía que haya en sus mentes, según su
acercamiento o alejamiento de la mente perfecta que es la libertad y armonía libre
de sufrimiento.

Afirma lo siguiente el Catecismo de la Iglesia Católica sobre las religiones no


cristianas que buscan a Dios pero que el diablo siempre confunde la mente de las
personas, ya sean cristianas o no cristianas:

 CIC 844: “Con demasiada frecuencia los hombres, engañados por el


Maligno, se pusieron a razonar como personas vacías y cambiaron el Dios
verdadero por un ídolo falso, sirviendo a las criaturas en vez de al Creador.
Otras veces, viviendo y muriendo sin Dios en este mundo, están expuestos
a la desesperación más radical” (Encíclica Lumen Gentium 16).

Lo se afirma a cabalidad es que, la plenitud de la verdad o el lugar donde se puede


encontrar las herramientas para llegar más rápido a la perfección, a Dios, se
encuentra en la iglesia o rebaño establecido por Cristo en este mundo.

Veamos la cita bíblica en que Jesús da autoridad a Simón para fundar su rebaño
principal o iglesia a donde lo ideal es que todos deben lleguen.
La iglesia de Cristo no puede estar dividida, pues Dios ama el amor, la unidad y no
la división y la contienda.
 Mateo 16,19: Y Yo también te digo, que tú eres Pedro, y sobre esta
roca edificaré mi iglesia; y las puertas del infierno no prevalecerán contra
ella.

Jesús dio autoridad de su iglesia a su apóstol Simón, pues Jesús tenía que dejar en
el mundo, de manera física, una autoridad.

Jesús pone el sobrenombre Pedro a su apóstol Simón. Pedro significa piedra o


roca, para más adelante decirle en la cita Mateo 16,18, que será la roca-base de
su iglesia, junto a los sucesores que dejara después de su muerte.

Según documentos históricos, que cada uno puede investigar, observamos que el
orden de sucesión de descendencia que dejo Simón Pedro llega hasta el actual
obispo de Roma o más conocido como papa.

Todo el mundo somos iglesia de Dios, algunos más alejados de la perfección divina
y otros más cercanos sin importar la religión o país que nos encontremos, pero si
se tiene el lugar donde se encuentran las herramientas para llegar más rápido a la
perfección, ¿porque no ir donde ella?
Esas herramientas son la eucaristía, la oración, la confesión de pecados y los
demás sacramentos católicos.

 Juan 10,14-17: Jesús dice. “Yo soy el buen pastor; y conozco mis ovejas y
las mías me conocen a mí, como me conoce el Padre y yo conozco a mi
Padre y doy mi vida por las ovejas.
También tengo otras ovejas, que no son de este redil; también a ésas las
tengo que conducir y escucharán mi voz; y habrá un solo rebaño, un solo
pastor.
17. SACRAMENTO DE LA CONFIRMACION

Todo sacramento es un acto de acercamiento más profundo a Dios, hacia la


perfección, hacia la plenitud.
Según la iglesia católica, con el sacramento de la confirmación recibimos al Espíritu
Santo quien es el encargado de mostrarnos en plenitud la sabiduría divina, el
entendimiento de los conceptos divinos. El Espíritu Santo es aquel que nos llena de
ganas o de energía de enseñar al mundo a Cristo. Es el espíritu de la alegría, de la
fuerza, de la valentía. Y teniendo el Espíritu Santo nos volvemos soldados de
Cristo, que luchamos contra el mal del mundo. Pero para recibir el sacramento de
la confirmación lo ideal es que debemos, primero, ser cristianos maduros, con
elevado conocimiento sobre Dios y creer en Dios, ya no porque nuestros padres
nos dijeron que Dios existe, sino porque lo vivimos, lo experimentamos o lo
conocimos.
Cada año, las parroquias de todo el mundo reciben a jóvenes, para que se
preparen por 1 a 2 años para poder recibir al Espíritu Santo, recibiendo charlas de
conocimiento divino.
Lamentablemente, en su mayoría, los jóvenes entran a la parroquia, no por querer
recibir al Espíritu Santo, sino por conocer más chicos, chicas, amigos, o porque sus
padres los obligan a prepararse para la confirmación. Pero se debe aprovechar
este motivo equivocado para evangelizar.
También, lamentablemente, muchos catequistas son integrantes de la parroquia
por mucho tiempo, pero no se forman debidamente en asuntos religiosos y sus
charlas solo se basan en emociones, películas reflexivas o canciones tristes, solo
en eso, mas no en la espiritualidad, es más, de vez en cuando leen biblia y solo
para dar charla, recién buscan conceptos por internet, generando la exposición de
charlas aburridas e insuficientes.
Cada año, todas las parroquias del mundo sacan miles y miles de confirmantes,
pero de aquellos solo unos pocos siguen con Dios.
Se supone que todos aquellos jóvenes, al recibir al Espíritu Santo, estarían llenos
de Dios, llenos de entendimiento, sabiduría, alegría, pero ese no es el resultado
que se ve. Parecen iguales a como entraron. No se ve que estén llenos de
sabiduría y amor por Dios y terminan, incluso, siendo peores pecadores que antes.
¿Acaso el Sacramento de confirmación no sirve? ¿El sacramento de confirmación
solo es un poco de grasa puesta en la frente y nada más? (Debido a que este
Sacramento se ejecuta con la imposición de manos por parte de un Obispo y la
impregnación de grasa en la frente.)
¿Si no causa efectos después de su ejecución en la persona? ¿Si el antes y
después de la persona sigue siendo lo mismo? ¿El sacramento es verdadero?
Pues el sacramento es verdadero. Pero no se ejecuta si la persona no tiene
disposición y voluntad de querer conocer y amar a Dios. Dios no puede forzar que
su Espíritu entre en alguien que no pone entrega.
Con este sacramento, existe una diferencia entre el antes y después de la persona,
incluso si no recibió una debida formación cristiana, o estuvo recibiendo charlas
deficientes. El espíritu de Dios entrará en aquel humilde, lo llenará de espíritu de
alegría, amor, valentía y fuerza. Tendrá entendimiento y pondrá en duda todas
aquellas enseñanzas cristianas equivocadas, y el espíritu lo animará a buscar la
verdad, incluso si sus propios hermanos cristianos lo repriman porque pone en
duda enseñanzas cristianas débiles.
El espíritu Santo sopla donde él quiere. Ilumina a todo el mundo quien busca el
bien. El espíritu vive en todos los humanos, es por ello que se encuentra conceptos
muy buenos en muchas culturas y religiones no cristianas, pero Dios dispuso
realizar un acto, en el mundo, para que el Espíritu se manifieste con mayor
expresión, esto es la CONFIRMACION.

18. SACRAMENTO DEL BAUTISMO

Con el sacramento del Bautismo, uno, se acerca más a Dios y entra en mayor
plenitud a la iglesia de Cristo. Hacemos oficial, de manera física, nuestro
compromiso con la iglesia de Cristo. Nos hacemos hijos adoptivos de Dios puesto
que nuestra naturaleza no es divina, sino humana y al bautizarnos no sumergimos
más a la divinidad y nos hacemos hijos divinos adoptivos.
Se bautiza a los niños con la finalidad de que sus padres y padrinos los formen en
los conceptos cristianos, los acerquen a Dios como ellos están unidos a Dios. Pero
lamentablemente los padres tienen una mala formación cristiana, comenzando con
la idea de que Dios castiga y que no es necesario estar con Dios para caminar esta
vida.
Los padres eligen a los padrinos porque son amigos, porque quieren ser
compadres para unirse más o porque el padrino tiene mucho dinero, sin embargo
para estas cosas no fue establecido el padrinaje en el bautismo. Se supone que el
padrino es conocedor de Dios, ama a Dios, es un hombre de fe y va enseñar a su
pequeño niño ahijado, pero el padrino termina siendo alguien que cree en Dios a
medias, o cree por creer, no está seguro de saber si Dios existe, no está conectado
íntimamente con Dios, cree a su modo, ¿entonces que va enseñarle a ese niño?
Peor aún, muchos padrinos es alcohólicos, mujeriegos, va a misa solo cuando hay
en su agenda un bautizo, un matrimonio o la muerte de alguien.
Si ese padrino y esos padres no saben casi nada de Dios, entonces ese niño
crecerá sin conocer la sabiduría y poder de Dios, y cuando sea joven o adulto, se
burlará de la iglesia, criticará ignorantemente a Cristo, como muchos ateos nacen
por una mala formación cristiana, y maldecirá el día en que fue bautizado porque
no le dieron su autorización.
En cambio aquel niño que fue educado correctamente en la fe, crecerá y
descubrirá al Dios desconocido. Cuando crezca y se vuelva joven o adulto,
confirmará, experimentalmente, todo lo que aprendió de niño y afirmará, con toda
su conciencia, su fe en Dios.
Así que si vas a bautizar a tu hijo, es para que conozca a Dios. No para que tenga
un fuente de dinero y regalos o para que te embriagues con tu compadre o
comadre. No uses la religión para hacer cosas mundanas, como aquellos
mayordomos, encargados de fiestas religiosas, que usan las fiestas de la iglesia
para hacer sus cantinas públicas y su negocio por venta de cervezas.

19. LA HIPOCRESIA EN LA IGLESIA

Saltan pues voces de protesta en las parroquias, grupos y movimientos católicos,


por existir gente que no están unidas a Dios realmente, que no son coherentes con
su formación cristiana y que son solo fuentes de división y riñas.
Entre estas personas encontramos a laicos católicos, monjas, religiosos, sacerdotes
e incluso obispos.
Teniendo esta situación en la iglesia. ¿Hay que pelear? ¿Hay que discutir? ¿Hay
que expulsar del grupo a los malos cristianos?

Ya dice San Pablo:

 Romanos 14,4: ¿Quién eres tú para juzgar al sirviente de otro? Que se


mantenga en pie o caiga sólo interesa a su amo.

Ya dice el evangelio sobre estos problemas:

 Mateo 13,24-30: Jesús les propuso otra parábola, diciendo: «El Reino de
los Cielos es semejante a un hombre que sembró buena semilla en su
campo. Pero, mientras su gente dormía, vino su enemigo y sembró encima
cizaña en el trigo, y se fue.
Cuando brotó la hierba y produjo fruto, apareció entonces también la
cizaña.
Los siervos del amo se acercaron a decirle: "Señor, ¿no sembraste semilla
buena en tu campo? ¿Cómo es que tiene cizaña?" Él les contestó: "Algún
enemigo ha hecho esto."
Los siervos le preguntaron: "¿Quieres, pues, que vayamos sacar la cizaña?"
Él les dijo: "No, no sea que, al recoger la cizaña, arranquen también el trigo.
Más bien dejen que ambos crezcan juntos hasta la siega, y al tiempo de la
siega, diré a los segadores: Recojan primero la cizaña, atenla llévenlas para
quemarla, y el trigo, recójanlo y llévenlo a mi granero”

El trigo son aquellas personas que buscan y aman intensamente a Dios y buscan
ser coherentes con sus palabras y enseñanzas.
La cizaña se refiere a todos aquellos laicos, religiosos, sacerdotes y obispos que
promueven la división, el resentimiento, la angustia y la hipocresía en la iglesia.

Por lo tanto solo nos queda ser comprensivos, amar y tratar de ayudar a nuestros
hermanos desviados, sin importar el cargo religioso que tengan:

 Mateo 5,9: Bienaventurados los que trabajan por la paz, porque ellos
serán llamados hijos de Dios.

 Mateo 5,43-46: Pues habéis oído que amaras a tu prójimo y odiaras a tu


enemigo, Pues yo les digo: Amen a sus enemigos y rueguen por los que los
persiguen, para que sean hijos de vuestro Padre celestial, que hace salir su
sol sobre malos y buenos, y llover sobre justos e injustos. Porque si aman
solo a los que los aman, ¿qué recompensa tendrán? ¿Acaso no hacen eso
mismo también los publicanos?

 Juan 15,17-20: Lo que les mando es que se amen los unos a los otros.
Si el mundo los odia, sapan que a mí me ha odiado antes que a vosotros.
Si fueran del mundo, el mundo los amaría; pero, como no son del mundo,
porque yo al elegiros los he sacado del mundo, por eso los odia el mundo.
Acordaos de la palabra que les he dicho: El siervo no es más que su señor.
Si a mí me han perseguido, también los perseguirán a vosotros; si han
guardado mi Palabra, también la vuestra guardará.

 Mateo 20:26-28: El que entre ustedes quiera ser grande, deberá servir a
los demás; y el que entre ustedes quiera ser el primero, deberá ser el
último. Porque, del mismo modo el hijo de Dios no vino al mundo para que
le sirvan sino a servir.

 Lucas 14,11-14: Porque todo el que se engrandezca, será humillado; y el


que se humille, será engrandecido.
Dijo también: Cuando des una comida o una cena, no llames a tus amigos,
ni a tus hermanos, ni a tus parientes, ni a tus vecinos ricos; no sea que
ellos te inviten a su vez, y tengas ya tu recompensa.
Cuando des un banquete, llama a los pobres, a los lisiados, a los cojos, a los
ciegos y serás dichoso, porque no te pueden corresponder, pues se te
recompensará en la resurrección de los justos.

 Santiago 3,7-18 : Toda clase de fieras, aves, reptiles y animales marinos


pueden ser domados y de hecho han sido domados por el hombre; en
cambio ningún hombre ha podido domar su lengua; es un mal turbulento;
está llena de veneno mortífero. Con ella bendecimos al Señor y Padre, y con
ella maldecimos a los hombres, hechos a imagen de Dios.
De una misma boca proceden la bendición y la maldición; Esto, hermanos
míos, no debe ser así.
¿Acaso de la fuente sale por el mismo caño agua dulce y amarga? ¿Acaso,
hermanos míos, puede la higuera producir aceitunas y la vid, higos?
Tampoco el agua salada puede producir agua dulce ¿Si hay entre vosotros
quien tenga sabiduría o experiencia? Que muestre por su buena conducta
las obras hechas con la dulzura de su boca. Pero si tenéis en vuestro
corazón amarga envidia y espíritu de contienda, no se jacten ni mientan
contra la verdad. Tal sabiduría no desciende de lo alto, sino que es terrena,
natural, demoníaca. Pues donde existen envidias y espíritu de contienda, allí
hay desconcierto y toda clase de maldad. En cambio la sabiduría que viene
de lo alto es, en primer lugar, pura, además pacífica, complaciente, dócil,
llena de compasión y buenos frutos, imparcial, sin hipocresía. Frutos de
justicia se siembran en la paz para los que procuran la paz.
20. LA FE

Fe no es creer que Dios puede hacer cualquier cosa.


Si yo sé que Dios lo puede todo, y tengo la veracidad, como el tamaño de un
grano de mostaza ¿podré mover una montaña de un lado a otro? ¿Eso es fe?
Fe no es simplemente creer y nada más, pues el diablo también sabe que Dios
existe y que puede hacer cualquier cosa. Por lo tanto tendríamos la misma fe que
el diablo. Fe es muy distinto al concepto que muchos católicos poseen.
¿Acaso un padre da todo lo que el hijo pide?
¿Si el hijo pide helado, caramelos, juegos de video, gaseosa? ¿El padre dará todo
lo que pide el hijo? Un padre sabe cuando dar y cuando no dar algo que pide el
hijo. Sabe que si le da mucho caramelo se enfermará el hijo. Igual, es Dios. Dios
no da todo lo que sus hijos piden a pesar que crean que son buenos los pedidos,
porque Dios sabe que beneficia o que perjudica el alma de sus hijos, porque los
hijos no saben lo que piden, son imperfectos, se equivocan, son como niños
pidiendo helado, caramelo y juegos.
Por lo tanto, fe no es saber que Dios te puede dar todo si sabes que él puede
hacer todo. Fe es entrega, fe es sumisión, fe es caer a los pies de Dios y decirle
que se haga lo que él quiera sobre uno, porque él sabe que nos beneficia y que
nos perjudica. Eso es FE.
Sería entonces hipócrita, orar tantas veces la oración del padre nuestro diciendo
“Hágase tu voluntad” cuando nosotros pedimos, cargosamente, lo que queremos,
sin saber las consecuencias que nos puedan traer. A pesar de eso, Dios da
milagros cargosos sin sentido.
No seamos como un Kiko, cargoso, pidiendo dinero y caramelos a su mamá Doña
Florida.
Dejemos todo en manos de Dios. No te afanes, no te desesperes, no te inquietes,
porque la desesperación es inútil.
Recuerda que al estar unido con Dios, todo es paz, tranquilidad y alegría, a pesar
que pueda venir las cosas malas del mundo. Porque el mundo es pasajero y sus
afanes también. Somos espíritu que estaremos unidos al Padre en un gozo,
eternamente.
21. ALMA, ESPIRITU Y CEREBRO

En los capítulos anteriores afirmamos que el alma o la mente, eran los


pensamientos, los razonamientos, los recuerdos de la persona, y que a pesar que
el cuerpo se desintegre en la tierra, el alma o la mente vivirían después de la
muerte. Además afirmamos que debemos dejar la mente imperfecta y unirnos a
Dios, unirnos a su pensamiento, a su sentir, ya que somos también espíritu, el cual
es un vaso vacío o una huella vacía que espera ser llenada por Dios, por su
conocimiento y con su sentir. Dijimos que es mejor dejar la mente y unirnos con el
espíritu a Dios que nos llevara a cambiar de actitud, a ser más nobles, amables y
perfectos como el padre es perfecto.
Cuando la persona deje su cuerpo con la muerte, seguirá viviendo según la rabia,
dolor, cólera o amor, paz tranquilidad, gozo que vivió antes de morir.
Vivirá por la eternidad según a quien sintió al morir, a Dios o al diablo.
Si murió unido al diablo, Dios se alejara totalmente de la persona, dejándola
solamente con el dolor, el resentimiento, la culpa que son del diablo y ya no habrá
ni una partícula de paz en el, pues fue decisión de la persona.
Habrán dos grados de alejamiento de Dios, unos que ya no podrán sentir más a
Dios(infierno), pues decidieron sentir definitivamente ese mundo, por voluntad
propia, y otros que ya no sienten a Dios, pero buscan a la divinidad, y que por
ayuda de las oraciones de las personas vivas y por medio del arrepentimiento,
podrán volver a llegar a Dios. Estos son del purgatorio.
En el purgatorio, el diablo ya no molesta a las almas, pero las almas sienten el
vacío de no vivir con Dios.
La perfección será para quienes murieron unidos a Dios, y ya no tendrán al diablo
revoloteando sus mentes o almas. Sus razonamientos ya no tendrán la tendencia
de ir al error o al mal, sino que gracias a que sus espíritus estén totalmente llenos
de Dios, podrán imprimir dicho sentir, en sus mentes y vivir en gozo tremendo por
la eternidad.

Hasta aquí está todo claro, pero observemos un poco más. Si la mente o el alma
viven eternamente, ¿qué pasa con el cerebro? ¿Acaso no es el cerebro es el
encargado de pensar, razonar o memorizar? Además algunos científicos
encontraron y clasificaron las partes del cerebro que son encargadas para
determinadas funciones mentales como puede ser la matemática, la emocional, la
espacial, de memoria, etc.
¿Si el cerebro es cortado, punzado o dañado, no afecta en los comportamientos de
las personas? ¿No son acaso los pensamientos, circuitos eléctricos? ¿No son las
emociones, sustancias químicas como la Feniletilamina la cual es una sustancia
química cerebral encargada de hacernos sentir el enamoramiento; y la endorfina,
la emoción de la euforia?
Puede sonar contradictorio, pero la verdad es que el cerebro es el alma o la mente
de la persona.

Lo que la gente cree que es el AMOR

Lo que realmente es: Feniletilamina

Lo que la gente cree que es el HUMOR

Lo que realmente es: Serotonina


21.1. ALMA-CEREBRO

El cerebro y sus circuitos eléctricos (sistema nervioso), y sustancias químicas son


el alma o la mente de la persona.
Es como una computadora que tiene procesador y circuitos eléctricos, que
realizan procesos matemáticos, lógicos y de memoria, no visibles, y por este hecho
no significa que cuando se destruya el procesador y sus circuitos electrónicos, los
procesos lógicos, matemáticos y de memoria seguirán existiendo o serán
inmortales.
Por lo tanto, el cerebro es la mente o el alma.
Recordemos lo que dijo Jesús:
 Juan 11,25-26: Entonces Jesús le dijo: Yo soy la resurrección y la vida. El
que cree en mí vivirá, aunque muera; y todo el que vive y cree en mí no
morirá jamás.

 1tesalonicenses 4, 14: ¿Acaso no creemos que Jesús murió y resucitó?


Así también Dios resucitará con Jesús a los que han muerto en unión con él.

 1 Pedro 1,3: Alabado sea Dios, Padre de nuestro Señor Jesucristo! Por su
gran misericordia, nos ha hecho nacer de nuevo mediante la resurrección de
Jesucristo, para que tengamos una esperanza viva.

 Romanos 6,5-6: En efecto, si hemos estado unidos con él en su muerte,


sin duda también estaremos unidos con él en su resurrección. Sabemos que
nuestra vieja naturaleza fue crucificada con él para que nuestro cuerpo
pecaminoso perdiera su poder, de modo que ya no siguiéramos siendo
esclavos del pecado.
La resurrección de la carne es un dogma, una verdad para toda la iglesia de Cristo.
Por lo tanto, el cuerpo o la carne (incluido el cerebro) resucitarán. Por ello se habla
sobre la inmortalidad del alma o del cerebro o de la mente.
La misma esencia del cuerpo de la persona será resucitada, una copia exacta de lo
que se está pudriendo en un cementerio, pero ya no tendrá sexo, ya no tendrá
sangre,ya no será de igual material del que fue, sino será hecho de material divino
que hasta podrá traspasar objetos físicos.
Es muy difícil de explicarlo con la razón humana, pero así es como lo revelo Cristo.
 Mateo 22,23-32: Aquel día se le acercaron unos saduceos, esos que
niegan que haya resurrección, y le preguntaron a Jesús: “Maestro, Moisés
dijo: Si alguien muere sin tener hijos, su hermano se casará con la mujer de
aquél para dar descendencia a su hermano. Ahora bien, había entre
nosotros siete hermanos. El primero se casó y murió; y, no teniendo
descendencia, dejó su mujer a su hermano. Sucedió lo mismo con el
segundo, y con el tercero, hasta los siete. Después de todos murió la mujer.
En la resurrección, pues, ¿de cuál de los siete será mujer? Porque todos la
tuvieron”

Jesús les respondió: Están en un error, por no entender las Escrituras ni el


poder de Dios. Pues en la resurrección, ni ellos tomarán mujer ni ellas
marido, sino que serán como ángeles en el cielo. Y en cuanto a la
resurrección de los muertos, ¿no han leído aquellas palabras de Dios cuando
dice: “Yo soy el Dios de Abraham, el Dios de Isaac y el Dios de Jacob. No es
un Dios de muertos, sino de vivos”

21.2. EL ALMA Y LA PSIQUIATRÍA

El alma o la mente es el cerebro (neuronas, nervios o circuitos eléctricos y


sustancias químicas) que es manipulado por seres espirituales malignos, o como
decía Rene Descartes, por el genio maligno que lo lleva al error.
Las manipulaciones de estas inteligencias pueden ser fuertes, que puede generar
severas alteraciones físicas-químicas en el cerebro, como la disminución de
sustancias químicas que no permiten a la persona vivir con normalidad, por lo que
para contrarrestar estos males cerebrales se requiere la ayuda de medicina que
son brindadas por la psiquiatría (Sertralina,Clonazepam, Amisulpirida , Litio,etc).

Las sustancias químicas de la alegría, euforia, enamoramiento, etc fueron puesta


por Dios en la creación de la materia y energía, al inicio de todo, pero el demonio,
al entrar a la mente del hombre por el pecado original, alteró y altera la materia y
energía del cerebro provocando la disminución o segregación excesiva de las
sustancias químicas cerebrales, alterando la actitud del hombre.
Se refleja en la química y la electricidad del cerebro el sentir y vivir del diablo y sus
espíritus.
Debemos dejar de vivir con la mente imperfecta, y ser la mente divina, sentir como
siente, pensar cómo piensa, captar lo que vive, unirnos a ella.

La psiquiatría es diferente a la psicología.


La psiquiatría ayuda a tratar la ausencia o aumento descontrolado de sustancias
químicas del cerebro, que no permiten un comportamiento estable de la persona,
mediante la administración de fármacos que regulan dichas alteraciones del
cerebro causadas por el mal.
Mientras la psicología, es una rama de la medicina que investiga y quiere tratar los
malos comportamientos o actitudes humanas, buscando superarlos, por lo general,
con palabras que generan emociones temporales (propias de la mente imperfecta)
y así contrarrestar, siquiera por un momento, la confusión mental de la persona.

21.3. EL ESPIRITU
¿Y el espíritu? ¿Dónde queda? ¿Dónde queda el espíritu que es el vaso vacío que
somos donde Dios entra, nos llena, nos completa y nos hace sentir su vida, vivir su
vida, captar su conocimiento, su gozo, su paz?
Pues el espíritu también existe en la persona, pero misteriosamente es invisible y
se retira del cuerpo al fallecer. Aparentemente el espíritu pesa 21 gramos.
En 1996, científicos de la universidad de Michigan dejaron 540 personas
moribundas en camillas sobre unas balanzas electrónicas de gran precisión y
notaron que todos los cuerpos al fallecer perdían alrededor de 21 gramos, que
aunque se investigado, no se ha podido descubrir de dónde.
También se tiene el caso del doctor de medicina Duncan McDougall, de Hverhill,
Massachussets, que publico en marzo de 1907 sobre la pérdida de 21 gramos al
momento de morir. MacDougall se dedicó a pesar a personas moribundas justo
antes y después de morir y descubrió que las personas pesaban una media de 21
gramos menos después del momento del fallecimiento.
MacDougall se trasladó a un hogar de ancianos, donde pudo experimentar sobre
seis personas moribundas, pesándolas antes de su muerte en una cama que en
realidad era una balanza industrial; cuatro de estos pacientes tenían tuberculosis,
otro diabetes y el último sufría una enfermedad sin determinar.
Las notas de uno de los experimentos, escritas por el propio MacDougall en el asilo
de ancianos, dieron cuenta del siguiente resultado:
“El paciente fue perdiendo peso poco a poco a un ritmo de 28,35 gramos por hora
debido a la evaporación de la humedad a través de la respiración y la evaporación
del sudor (…) Transcurridas tres horas con cuarenta minutos, el paciente expiró y,
de golpe y coincidiendo con la muerte, la pérdida de peso se estableció en 21,26
gramos”
En un estudio posterior Macdougall también pesó a 15 perros moribundos en
balanzas, descubriendo que su muerte no implicaba ninguna pérdida de peso.

Revuelo Mundial
Las conclusiones de los experimentos de Mac Dougall, que comenzaron en 1901,
fueron publicados seis años más tarde en la revista “American Medicine” y en el
diario New York Times.
En el 2005 se trató de explicar científicamente (Dr Francis Crick, premio Nobel
1962) la pérdida de los 21 gramos que había percibido MacDougall.
Según Crick la actividad neural produce un campo eléctrico que hace que el cuerpo
pese más, entonces, al detenerse esta actividad neuronal(muerte) desaparece y
por lo tanto el peso también. Sin embargo, este argumento no explicó por qué los
perros, que también tienen actividad neuronal, no perdieron peso al morir
Personas criticaron los experimentos de MacDougall afirmando que las personas
moribundas pudieron haberse orinado o defecado encima, o que a causa de la
transpiración del cuerpo pudo perder agua y por lo tanto, peso. Esto lo rebatió de
la siguiente forma: Si el difunto hubiera defecado encima el peso no hubiera
variado ya que también se pesaba la cama, en cuanto al tema de la evaporación,
esta hubiera sido de forma gradual, y no de forma repentina, tal y como sucedió.
Otros físicos también rebatieron a MacDougall asegurando que para que una masa
de 21 gramos se transforme en energía y salga del cuerpo, científicamente, debe
producir un haz de luz. Lo curioso es que el mismo Mac Dougall, quien en otro
experimento intentó ver el alma mediante una máquina de rayos X, aseguró que
había visto un halo de luz en 12 personas moribundas.
22. TEOLOGÍA DE LA CRUZ
Nos enseñan siempre que Cristo murió por nuestros pecados, que nosotros lo
matamos, que por nuestra culpa murió. El padre lo mando a morir al mundo para
salvarnos del pecado.
¿Si nosotros lo matamos y por nuestra culpa murió? ¿Fue acaso que el padre
estaba muy furioso con los hombres y sus pecados, por lo que quería enviar otro
diluvio universal, por lo que el hijo tuvo que sacrificarse haciéndose hombre y
muriendo de una manera terrible para calmar la furia de Dios?
¿Acaso nosotros azotamos a Cristo? ¿Acaso nosotros gritamos a Pilato para que lo
maten? ¿Acaso nosotros lo clavamos en la cruz? Fueron los judíos quienes lo
mataron junto con los romanos. ¿Porque la doctrina de la iglesia nos echa la culpa
de su muerte?
Se ve confuso, pero todo esto esconde un misterio increíble sobre la muerte de
Cristo.
Recordemos cuando el universo no existía, pero Dios si, siendo uno solo en 3.
Dios creó la materia y la energía y le dio leyes para generar el proceso de
desarrollo de toda la perfección y orden que tiene la maravilla del universo. Creo
también a los ángeles y a los hombres. Pero recordemos cuando un ángel del
cielo, junto a muchos ángeles se rebelaron a Dios, por voluntad propia, y
decidieron alejarse de la luz y sentir la oscuridad. Pues cuando los ángeles y el
diablo se alejaron de Dios, bajaron al mundo, engañaron al hombre y este por
decisión propia se entregó su mente al demonio.Entraron los espíritus malos en la
mente y logrando dominar las decisiones de los hombres y por consiguiente,
logran controlar el mundo.
Al entrar los espíritus malignos en la mente de los hombres, hicieron que los
hombres sientan todo lo que los demonios sentían, dolor, angustia, desesperación,
rencor, cólera, rabia, vacío de Dios.
Dios no puede hacer nada ante esta situación pues creo a ángeles, demonios y
humanos libres, no robots controlados por la divinidad.
Dios quiere ayudar a los hombres, pues fueron engañados, y pide a los demonios
un precio por los hombres que agonizaban y no veían nada de Dios, ni una pizca
de alegría, de paz o tranquilidad.
El diablo dice al Señor que no tienen precio, que son de su propiedad.
Cristo propone entregarse por los hombres. Decide ocupar el lugar de los hombres,
sintiendo el dolor, angustia, ansiedad, pena y oscuridad que ellos viven, con la
condición de que ellos se liberen de ese martirio. Cristo decide hacer un cambio de
lugar, decide hacer la redención. Redención significa cambio de lugar. Desde
entonces, es Cristo quien toma el dolor, la angustia que sienten los hombres y lo
hace suyo, para que sean libres, pero el diablo sigue tentando en la mente del
hombre para que el hombre por propia voluntad decida volver al dolor o al sentir
del diablo. Los hombres por libertad pecan y vuelven a sentir la oscuridad del
demonio y el alejamiento de Dios, pero cuando se arrepienten y buscan cambiar,
Cristo vuelve a tomar sus dolores y penas y los hace suyos, para otra vez
liberarlos.
Nadie conocía este misterio desde el inicio de los tiempos, así que para que el
hombre conozca esta realidad Cristo decide bajar al mundo a morir y desvelar este
misterio de dolor de la cruz y la redención de los hombres que realizaba desde el
inicio del universo.
Baja al infierno que viven los hombres a cambiarlos de lugar.
Recordemos que el infierno no es un lugar debajo de la corteza tierra como los
judíos pensaban (Sheol), donde se cree que el dios de la rabia creo un lugar para
el martirio de las almas rebeldes, por haberse equivocado de su creación
(imperfección).
Cristo es resucitado por el Espíritu Santo, sube a los cielos y está sentado a la
derecha de Dios padre, pero constantemente baja al infierno de los hombres a
tomar el dolor de los hombres y liberarlos para que puedan ascender al Padre,
pero también vuelve a ascender al cielo. Este proceso se realiza todos los días,
todos los segundos desde el inicio de los tiempos. En las misas que se realizan
todos los días en el mundo, se presenta de manera física y espiritual este acto de
redención realizado por la segunda persona de la trinidad.
Imagen de la ubicación del Sheol según los judíos.
Además Cristo trae desde el cielo la verdadera sabiduría divina que estaba mal
entendida y tergiversada por los judíos, quienes vivían en caos e hipocresía.
Por esta razón es que la iglesia católica siempre tiene en sus templos la imagen de
un Cristo sufriente y crucificado, pues El realiza la redención desde los inicios de
los tiempos hasta su fin. Pero Cristo tiene doble dimensión, un dimensión
sufriente, y otra de gloria y poder.

 Juan 10,14-18: “Yo soy el buen pastor; y conozco mis ovejas y las mías
me conocen a mí, como me conoce el Padre y yo conozco a mi Padre y doy
mi vida por las ovejas.
También tengo otras ovejas, que no son de este redil; también a ésas las
tengo que conducir y escucharán mi voz; y habrá un solo rebaño, un solo
pastor. Por eso me ama el Padre, porque doy mi vida, para recobrarla de
nuevo. Nadie me la quita; yo la doy voluntariamente. Tengo poder para
darla y poder para recobrarla de nuevo; esa es la orden que he recibido de
mi Padre”

 1 Corintios 1, 18: Pues la predicación de la cruz es una necedad para los


que se pierden; mas para los que se salvan - para nosotros - es fuerza de
Dios.

 Juan 15,13-15: Nadie tiene mayor amor que el que da su vida por sus
amigos. Ustedes son mis amigos, si hacen lo que yo os mando. No los llamo
ya siervos, porque el siervo no sabe lo que hace su amo; a ustedes los
llamo amigos, porque todo lo que he oído a mi Padre les he dado a conocer.
23. LA IRA DE DIOS
Dios no puede tener ira por los pecados del mundo, no puede ofenderse, no puede
tener rabia, porque si reniega de su creación, se equivocó en hacer su creación, y
si se equivocó, no es perfecto, y si no es perfecto, no es Dios. Sería igual de
imperfecto que los hombres.
 1 Corintios1, 21-22: No pueden beber de la copa del Señor y de la copa
de los demonios. No pueden participar de la mesa del Señor y de la mesa
de los demonios. ¿O es que queremos provocar los celos del Señor? ¿Somos
acaso más fuertes que él?
La ira es un pecado capital para la iglesia católica; es una de los pilares de los
males del mundo, es sentir del diablo y sus espíritus malignos, por lo tanto Dios no
puede tener ira, aunque en la biblia afirme que castiga, que juzga, que critica,
pues no son más que palabras venidas del hombre y no de lo alto de los cielos.
Los profetas criticaban a la población, juzgaban y buscaban el arrepentimiento de
la gente mala. Predicaban con ira, con fuerza, y fueron matados. Pues la ira trae
más ira. Los profetas eran humanos y se equivocaron en la manera de predicar,
pero el fondo de su mensaje era bueno.

 Santiago 3,17: En cambio la sabiduría que viene de lo alto es, en primer


lugar, pura, además pacífica, complaciente, dócil, llena de compasión y
buenos frutos, imparcial, sin hipocresía. Frutos de justicia se siembran en la
paz para los que procuran la paz.

Cuando Jesús critica a los fariseos y les da calificativos muy fuertes:

 Mateo 23, 13-33: ¡Ay de ustedes, escribas y fariseos hipócritas, que


cierran a los hombres el Reino de los Cielos! Ustedes ciertamente no entran;
y a los que están entrando no les dejan entrar.
¡Ay de ustedes, escribas y fariseos hipócritas, que recorren mar y tierra para
hacer un prosélito, y, cuando llega a serlo, lo hacen hijo de condenación el
doble que ustedes!
«¡Ay de ustedes, guías ciegos, que dicen: "Si uno jura por el Santuario, eso
no es nada; más si jura por el oro del Santuario, queda obligado!"
¡Insensatos y ciegos! ¿Qué es más importante, el oro, o el Santuario que
hace sagrado el oro?
Y también: "Si uno jura por el altar, eso no es nada; más si jura por la
ofrenda que está sobre él, queda obligado." ¡Ciegos! ¿Qué es más
importante, la ofrenda, o el altar que hace sagrada la ofrenda? Quien jura,
pues, por el altar, jura por él y por todo lo que está sobre él. Quien jura por
el Santuario, jura por él y por Aquel que lo habita. Y quien jura por el cielo,
jura por el trono de Dios y por Aquel que está sentado en él.
¡Ay de ustedes, escribas y fariseos hipócritas, que pagan el diezmo de la
menta, del aneto y del comino, y descuidan lo más importante de la Ley: la
justicia, la misericordia y la fe! Esto es lo que había que practicar, aunque
sin descuidar aquello. ¡Guías ciegos, que colan el mosquito y se tragan el
camello!
¡Ay de ustedes, escribas y fariseos hipócritas, que purifican por fuera la
copa y el plato, mientras por dentro están llenos de rapiña e intemperancia!
¡Fariseo ciego, purifica primero por dentro la copa, para que también por
fuera quede pura!
¡Ay de ustedes, escribas y fariseos hipócritas, pues son semejantes a
sepulcros blanqueados, que por fuera parecen bonitos, pero por dentro
están llenos de huesos de muertos y de toda inmundicia! Así también
ustedes, por fuera aparen justos ante los hombres, pero por dentro están
llenos de hipocresía y de iniquidad.
¡Ay de ustedes, escribas y fariseos hipócritas, porque edifican los sepulcros
de los profetas y adornan los monumentos de los justos, y dicen: "Si
nosotros hubiéramos vivido en el tiempo de nuestros padres, no habríamos
tenido parte con ellos en la sangre de los profetas!" Con lo cual atestiguan
contra ustedes mismos que son hijos de los que mataron a los profetas.
¡Colman también ustedes la medida de sus padres!
¡Serpientes, raza de víboras! ¿Cómo irán a escapar del infierno?

Obviamente a Jesús también lo mataron por decir con firmeza y dureza, pues su
fin era ese, morir en la cruz para mostrar el misterio de la Cruz, pero Jesús no
decía estas palabras con ira interna, con rabia interna, pues es Dios y Dios no
peca, aunque se haya hecho humano.
Criticó y molesto a los judíos para morir y mostrar el misterio de la Cruz.

 Hebreos 4,15: “Uno que fue tentado en todo según nuestra semejanza,
sin pecado”
 1 Pedro 2, 22: Cristo no pecó nunca, y jamás engañó a nadie. Cuando lo
insultaban, jamás contestaba con insultos, y jamás amenazó a quienes lo
hicieron sufrir.

 2 Corintios 5,20-21: Somos, pues, embajadores de Cristo, como si Dios


pidiera por medio de nosotros. En nombre de Cristo suplicamos:
¡reconcíliense con Dios!
A quien no conoció pecado (Cristo), le hizo pecado (sufrimiento-Redención)
por nosotros, para que viniésemos a ser justicia de Dios en él.

Si Jesús molestó a los judíos y provocó que lo mataran ¿estos judíos ahora viven
en infierno?
Pues Dios mismo permitió, sin voluntad de estos hombres, que el demonio tome
control elevado sus mentes (pensamientos y actos) y de esta manera se logre la
muerte necesaria de Cristo.
Hasta que Cristo muera, no tenían culpa, no eran responsables de nada pues no
tenían voluntad de ser buenos o malos.

Veamos la siguiente cita:

 Romanos 9,20-21: ¡Oh hombre! Pero ¿quién eres tú para pedir cuentas a
Dios? ¿Acaso la pieza de barro dirá a quien la modeló: "por qué me hiciste
así"? O ¿es que el alfarero no es dueño de hacer de una misma masa unas
vasijas para usos nobles y otras para usos despreciables?

Esta cita que no sea mal interpreta para que algunos hagan mal teniendo
total voluntad de sus acciones.

Cuando Dios ya había logrado obtener la muerte de Jesús, estas personas dejaron
estar en control superior del demonio y recibieron la gracia y amor de Dios, así que
de ahí para adelante ya tenían libre voluntad de decidir si acercarse a Dios o
alejarse de Él, de morir en paz o en el infierno.

Lo mismo pasó con Judas Iscariote, quien fue liberado del diablo cuando ya había
vendido a Cristo. De ahí para adelante, era voluntad propia de él, si acercarse a
Dios o acercarse a la oscuridad. El decidió no creer en Dios, en no creer en la
bondad y el amor, y decidió suicidarse.
 Lucas 22,1-6: Se acercaba la fiesta de los Azimos, llamada Pascua.
Los sumos sacerdotes y los escribas buscaban la forma de matar a Jesús,
pero tenían miedo al pueblo. Entonces Satanás entró en Judas, llamado
Iscariote, que era uno de los doce discípulos de Jesús; y se fue a tratar con
los sumos sacerdotes y los jefes de la guardia del modo de entregar a
Jesús. Ellos se alegraron y quedaron con él para entregarle dinero. Judas
aceptó y andaba buscando una oportunidad adecuada para que los sumos
sacerdotes puedan capturar a Jesús, sin que la gente se de cuenta.

Sabiendo todo esto, que no haya excusa de muchos predicadores que les parece
correcto predicar con ira, que corrigen con fuerza o carácter, porque la fuerza y el
miedo no cambian a las personas.

Cuando una persona cambia por miedo, pasa el tiempo y definitivamente se pasa
el miedo y la persona vuelve a ser la misma que fue antes, pues solo el miedo lo
empujaba a hacer el bien.
Miremos a los soldados, que son guiados y dirigidos por miedo y no por amistad y
afecto. El soldado dará la vida por su capitán, si su capitán es su amigo y
compañero, pero jamás ayudará a su capitán en riesgo de muerte si solo es guiado
por miedo u orden autoritaria.

Cuantos sacerdotes con mucho carácter, que corrigen y predican como soldados,
se ve en la iglesia, incluidos Obispos serios y déspotas.
Cuantos catequistas que guían y corrigen con carácter y mucha fuerza, se ve en la
iglesia y les parece correcto, todo porque los profetas predicaron un mensaje
divino, pero de la manera incorrecta y porque no entienden por qué Cristo criticaba
a los judíos.
Alguna vez escuché a un sacerdote decir que la biblia es dura, recta y que
debemos ser profetas y denunciar con rectitud los pecados del mundo. ¿Acaso el
mundo cambiará criticándolos y peleándonos con ellos? ¿Acaso esperamos ser
matados como los profetas?
¡Sí! la biblia tiene un mensaje recto, no es variable, no es de decir un día, si, y otro
día no, pero que no se confunda esta rectitud de doctrina con la violencia.
 Romanos 14,4: ¿Quién eres tú para juzgar al sirviente de otro? Que se
mantenga en pie o caiga sólo interesa a su amo; pero quedará en pie, pues
poderoso es su amo, el Señor.

Si queremos que el mundo cambie, corrijámoslo con amor una vez, pero si no
hacen caso, no podemos obligarlos, pues no se ama a Cristo por obligación. Si no
reaccionan con nuestras palabras, solo nos queda orar, ayudándolos con la
comunión de los santos.

Que el mundo encuentre y ame a Cristo por amor y no por fuerza.

Cristo era alegre, extrovertido, bromista, pues sino habría sido así, no se le
acercarían los niños. Los niños solo se acercan a alguien amigable, alegre y que
transmite mucho carisma.
Ya imaginar a esos sacerdotes con cara de renegados, orgullosos y que creen
tener la razón de todo, que un niño se le acerque para abrasarlo. Más bien lo
asustará.

24. HUMILDAD

Muchas personas que van seguidamente al templo, o que pertenecen a un grupo


religioso, o que tienen muchos años participando activamente en la iglesia, creen
saber mucho, creen que ya nadie puede darle una charla catequética. En sus
interiores se dicen cuando escuchan la charla religiosa de su hermano: ¿Qué me va
enseñar este, si yo tengo más años que él? ¿Qué me va enseñar él, si recién está
empezando?

Yo te pregunto: ¿Todo el conocimiento que tienes no es venido de aquel que lavo


los pies de sus amigos? ¿Tú inventaste el conocimiento que tienes? ¿No es Dios el
autor? ¿Te jactas por un conocimiento que no es tuyo?
Si Dios, siendo el más grande, el poderoso, el jefe de la naturaleza, jefe de la
ciencia, jefe de los mares, de los planetas, del universo, decidió bajar al mundo y
nacer en un establo de animales, donde hay suciedad, excremento de animales y
huele mal, ¿y tú te crees el más grande por saber mucho sobre Dios? Ya Dijo
Cristo: “Quien quiera ser el más grande de todos, que sea el último de todos, el
servidor de todos”
25. LOS SACRIFICIOS

Cuando uno lee las vidas de los santos de la antigüedad, da miedo escuchar sus
testimonios, pues está lleno de austeridad extrema, no comen bien, se lastiman el
cuerpo, hacen actos de tortura que escandalizan a los demás. ¿A Dios le gustará la
sangre? ¿A Dios le gustará que nos maltratemos y dañemos más nuestra mente?
¿Acaso ofendemos a Dios con nuestros pecados para hacer actos de tortura para
alegrar a Dios y suprimir su ira? ¿Dios ama la tortura?
Nuestro verdadero ideal es Cristo y no los santos, debido a que la vida de los
santos muestran proceso de descubrimiento de Dios entre tropiezos y oscuridad.

 Oseas 6,6: Porque yo quiero amor, no sacrificio, conocimiento de Dios,


más que holocaustos.

 Mateo9,13: Misericordia quiero, mas no sacrificio. Porque no he venido a


llamar a justos, sino a pecadores.

Isaías en palabras humanas afirma lo siguiente:

 Isaías 1,11: ¿A mí qué, tanto sacrificio de ustedes? - dice Yahveh -Harto


estoy de holocaustos de carneros y de sebo de cebones; no quiero sangre
de bueyes, ni de ovejas, ni de machos cabríos.

Uno de los primeros sacrificios que narra la biblia es el de Abraham. Según la


narración bíblica, Dios pide a Abraham matar a su hijo, quemándolo y ofreciéndolo
a Dios, pero momentos antes que Abraham ejecute a su hijo, viene un ángel de
Dios y le dice: No quiero que mates a tu hijo, solo te ponía a prueba.

¿Acaso Dios no conoce el alma de la persona? ¿Dios tiene que poner pruebas para
recién conocer el interior de su creación? Dios lo sabe todo.

Abraham vivía en Ur de Caldea, lugar donde se solía adorar al dios Marduk, a


quien se ofrecía como sacrificio la muerte e inmolación de los hijos primogénitos.
Es un hecho que Abraham, de una u otra manera, escuchó el llamado de Dios para
entregar la vida de su hijo a Dios, pero no de muerte, sino de servicio, pero
como este vivía en las costumbres y cultura de su alrededor, pensó que debía
entregar la vida de su hijo como lo hacían los pueblos vecinos.
El escritor bíblico acomoda la situación y, seguramente, escribe en el relato que
Dios estaba probando a Abraham.
Para acercarnos a Dios no es necesario maltratar y torturar el cuerpo, ya que nos
puede afectar la mente, con la desesperación y ansiedad generada por los golpes.
Si tenemos una tentación de deseo sexual, en vez de maltratar el cuerpo, mejor
hagamos ejercicios o deporte, que ayudan a regular la energía sexual
descontrolada y también hagamos mucha oración y eucaristía.
Hay que ser inteligentes y contrarrestar el mal con la unión con Dios, como
también suprimir los deseos descontrolados del cuerpo con métodos físicos
(deporte, buena alimentación, buena postura), que ayudan al cuerpo imperfecto.

También existen personas que creen que haciendo actos de tortura, lograrán que
Dios les conceda milagros o pedidos personales. ¿Eso no es chantaje? Pues Dios
no permitirá que conceder un milagro, si más adelante pueda traer malas
consecuencias que alejan a la persona del cielo, pero si el pedido traerá conversión
y unión a Dios, Dios concederá el pedido sin necesidad de maltratar el cuerpo.

26. LA SEXUALIDAD Y LA ESPIRITUALIDAD(MATRIMONIO)

El sexo antes del matrimonio nos aleja de Dios, nos aleja de la sabiduría divina, de
la paz, de la tranquilidad, nos acerca al diablo, nos hace menos libres.
La masturbación, la pornografía esclavizan a la persona, lo hacen dependiente de
ello, lo hacen un hombre desesperado por el placer, esclavo del sexo
descontrolado. Esto no edifica a la persona. Destruye a la persona. Por esto que es
pecado, aunque los psicólogos y terapeutas afirmen que la masturbación es
normal. La masturbación conduce a la pornografía, y la pornografía conduce a la
morbosidad desenfrenada. El hombre ya no piensa con la cabeza, sino con su
miembro sexual. Todo lo ve sexo, piensa en sexo, hace bromas sobre sexo, sus
conversaciones son de sexo. No es libre, es esclavo de su dios, el sexo.
El sexo fue diseñado para la reproducción, fue diseñado para el matrimonio y no
para relaciones amorosas temporales e inestables.
¿A quien no le gustaría ser hombre o mujer por primera vez y para siempre para la
persona que quiere mucho y también sea correspondido?
Quienes son dueños de hostales, hoteles donde la poligamia, el desenfreno sexual,
la suciedad del pecado se ejecuta, pecan gravemente.
Igualmente, todos aquellos que reproducen música con contenido erótico que
incita al placer desordenado, pecan.
Todo lo siguiente lo escribo dirigido solo a matrimonios:
Cuantos matrimonios se destruyen, cuantas parejas que están unidas dos, cuatro,
diez, veinte años, 30 años y se terminan separando ¿Pero por qué? Se debe a que
el diablo introduce la división, la infidelidad, la desconfianza, los celos en las
parejas si no están unidas a Dios, y este es un motivo por el que muchas
personas no se quieren casar ante la iglesia porque no hay plena confianza en su
pareja, o se casan de modo civil porque hay modo de divorciarse y poder ser libre
para andar con una y otra pareja, después.
El matrimonio civil es solo un contrato social-económico que se puede disolver en
cualquier momento, en cambio el matrimonio religioso es para siempre. El
matrimonio civil es inmoral.
Si uno de la pareja, se une a Dios, se entrega a su amor, nunca será infiel, buscará
el bien del otro, no pensará en su propio placer o conveniencia, vivirá el verdadero
amor, pues vive unido a Dios quien es el AMOR.
El quien dice amar, pero cuando tiene la oportunidad de tener sexo con alguien
que no es su esposo(a) y lo hace, no es amor, solo es emoción humana alterada
por el diablo, pues el verdadero amor es Dios y no buscará jamás las lágrimas en
su pareja.
Cuantas parejas que escucho que dicen no necesitar de Dios en su matrimonio,
afirmando que la iglesia es solo para pecadores, dicen: ” ¿Acaso yo robo? ¿Acaso
yo he matado? ¿Para que voy a ir a misa? Eso es solo para gente pecadora.
Solo se acercan a Dios cuando hay un bautismo o un matrimonio, y eso es solo 2 o
3 veces al año, pero es una realidad que el diablo anda en acecho en la mente de
los novios autosuficientes. Muchas parejas no saben que su pareja le fue infiel
alguna vez y esto es lamentable.
Pero si uno quiere entregarse a Dios, quiere sentir su amor para reflejarlo en su
matrimonio, quiere conocer la perfección y alegría de Dios, pero su pareja no se
entrega a Dios, es obvio que tendrá miedo y desconfianza, pero ya decía San
Pablo: Basta que uno de la pareja se santifique y se una a Dios, para que el otro
también se santifique
¿Pero cómo es aquello?

 1Corintios 7, 13,14: Y si una mujer tiene un marido no creyente y él


consiente en vivir con ella, no le despida. Pues el marido no creyente queda
santificado por su mujer, y la mujer no creyente queda santificada por el
marido creyente. De otro modo, vuestros hijos serían impuros, mas ahora
son santos.

Muchas mujeres entregadas a Dios, viven su matrimonio, pero el marido sigue


siendo infiel o perverso. ¿Es una mentira lo que dice San pablo? De ningún modo.
Puesto que las mujeres y varones no están cumpliendo el matrimonio como debe
de ser. ¿Cómo se cumple el matrimonio? Es de la siguiente manera:

Si el marido infiel y perverso busca a su mujer para tener sexo, por ser su esposa,
la mujer lo debe consentir. El varón está en pecado por su infidelidad, pero la
mujer al estar llena de Espíritu de Dios y llena de amor pleno, tendrá sexo con
Dios, con la divinidad, pensara en Dios, vivirá el sexo con Dios, sin ver ya a su
esposo, pues Dios es el amor de su vida, el quien le da sentido a su vida, es su
todo y es con El quien tiene placer. No importa si la mujer realice gemidos. Se
debe entregar por completo, totalmente al amor de su vida, Dios. Y lo que
realmente sentirá la mujer, será una experiencia sobrenatural, divina e increíble,
que lo transmitirá también a su pareja. Su pareja sentirá la vida de paz, amor,
tranquilidad, perfección, felicidad que está viviendo la mujer y hará que su esposo
que está hundido en la oscuridad, sea elevado junto con su mujer al cielo, al gozo,
a la experiencia espiritual eterna. Después de esto, el hombre ya no buscará otras
mujeres fuera de su esposa. Se santificará y será elevado a la luz, y sacado de la
oscuridad que estaba sumergido. Pues el hombre infiel no vive en paz. Pero como
los hombres somos libres al igual que el diablo, dependerá de cada uno si quiere
seguir en el cielo o bajar a la oscuridad, pues la última palabra la tiene cada uno.
Cada uno decide.

El matrimonio es un servicio de santificación de una pareja a la otra. Pero que esto


no sea motivo para que el quien este unido a Dios, busque a una y otra pareja
sexual para supuestamente santificarla, por que comete adulterio y en vez de
santificar, se condena.
Quien tenga oídos que oiga. Pues la sabiduría de Dios es locura y necedad para el
mundo.

Esto va dirigido para quienes aún no se han casado:


Si no puedes controlar tu deseo sexual y a pesar que le pides a Dios por ello,
prosigue, entonces cásate. No haces mal. Es preferible que te cases y no sigas
viviendo en tortura, sin que importe lo que diga la gente, pues el mundo cree
tener la razón de todo, cree dar consejos a todos, pero siempre terminan
equivocándose.
Si puedes controlar tus impulsos sexuales, es recomendable que no te cases, para
que vivas más unido(a) y entregado(a) a Dios. Pues el quien se casa, no está en
total plenitud, unido a Dios, ya que tiene que dar tiempo al esposo(a) y a los hijos.
Mas unido a Dios vives si no te casas. Pero esto se dice por recomendación, mas
no por mandato, obligación o ley.
Esto dice San Pablo:

 1 Corintios 7,8-9: No obstante, digo a los célibes y a las viudas: Bien les
está quedarse como yo(soltero). Pero si no pueden contenerse, que se
casen; mejor es casarse que torturarse.

Si te casas y no tienes suficiente dinero para darle una calidad de vida a tu pareja
y tener más hijos, entonces ten relaciones sexuales con tu pareja en tiempos o
periodos de infertilidad de la mujer(para este fin Dios creo así a la mujer-
PFN/RNF),pues sería irresponsable tener muchos hijos y los hagas sufrir de buena
casa, comida y vestido, y serias uno más de las tantas parejas que tienen muchos
hijos sin tener una base económica buena, y llenan la sociedad de pobreza, siendo
los nidos de la delincuencia, el desorden social y de hijos que no son
correctamente educados por sus padres, debido a que los padres, más tiempo
pasan en el trabajo que con sus hijos y no saben los problemas, las dudas, las
dificultades de quienes son el futuro de la sociedad(la juventud y la niñez). Por ello
tantas jóvenes terminan embarazadas a temprana edad, sin tener dinero y el ciclo
de pobreza sigue continuando.
Si el sexo no tendría placer, no habría pobreza en el mundo.
Pero si tienes dinero, comodidad y estabilidad laboral y no quieres tener hijos por
puro egoísmo, pecas.
Usar preservativos, y métodos anticonceptivos de la ciencia médica es pecado,
debido a que promueve la infidelidad, la promiscuidad y el desenfreno sexual.

“ ¿Cuántos hijos debe tener un matrimonio?


Todos los hijos que concede Dios son una gracia y una gran bendición.
Esto no quiere decir que una pareja cristiana no deba considerar cuantos
hijos puede asumir responsablemente en su situación económica, social
o de salud” (YOU CAT 419)
“¿Puede un matrimonio cristiano utilizar métodos de regulación de la
fecundidad?
Si, un matrimonio cristiano puede y debe actuar responsablemente con
el don de poder dar la vida” (YOUCAT 420) (Catecismo de la iglesia
católica 2368-2369,2399)
No se puede dar una presión externa(como, por ejemplo, cuando el Estado decide
cuantos hijos esta autorizada a tener una pareja)

Catecismo de la iglesia católica 2399: La regulación de la natalidad representa uno


de los aspectos de la paternidad y la maternidad responsables. La legitimidad de las
intenciones de los esposos no justifica el recurso a medios moralmente reprobables (p.e.,
la esterilización directa o la anticoncepción)
“¿Por qué no son buenos todos los métodos de regulación de la fecundidad?
Como métodos de regulación consciente de la fecundidad, la iglesia remite a los
métodos perfeccionados de la autobservación y de la PLANIFICACION
NATURAL(PFN-RNF= Regulación natural de la fecundidad) Corresponden a la
dignidad del varón y la mujer; respetan las leyes internas del cuerpo femenino;
existe ternura y unas relaciones reciprocas respetuosos y son por ello una
escuela del amor” ( YOU CAT 421- Catecismo de la iglesia católica 2370-
2372,2399)

Palabras del Apóstol San Pablo a casados y solteros:

 1 Corintios 7 :

1.En cuanto a lo que me habéis escrito, bien le está al hombre abstenerse


de mujer.

2.No obstante, por razón de la impureza, tenga cada hombre su mujer, y


cada mujer su marido.

3.Que el marido dé a su mujer lo que debe y la mujer de igual modo a su


marido.

4.No dispone la mujer de su cuerpo, sino el marido. Igualmente, el marido


no dispone de su cuerpo, sino la mujer.

5.No os neguéis el uno al otro sino de mutuo acuerdo, por cierto tiempo,
para daros a la oración; luego, volved a estar juntos, para que Satanás no
os tiente por vuestra incontinencia.
6.Lo que os digo es una concesión, no un mandato.

7.Mi deseo sería que todos los hombres fueran como yo; mas cada cual
tiene de Dios su gracia particular: unos de una manera, otros de otra.

8.No obstante, digo a los célibes y a las viudas: Bien les está quedarse
como yo.

9.Pero si no pueden contenerse, que se casen; mejor es casarse que


abrasarse.

10.En cuanto a los casados, les ordeno, no yo sino el Señor: que la mujer
no se separe del marido,

11.mas en el caso de separarse, que no vuelva a casarse, o que se


reconcilie con su marido, y que el marido no despida a su mujer.

12.En cuanto a los demás, digo yo, no el Señor: Si un hermano tiene una
mujer no creyente y ella consiente en vivir con él, no la despida.

13.Y si una mujer tiene un marido no creyente y él consiente en vivir con


ella, no le despida.

14.Pues el marido no creyente queda santificado por su mujer, y la mujer


no creyente queda santificada por el marido creyente. De otro modo,
vuestros hijos serían impuros, mas ahora son santos.

15.Pero si la parte no creyente quiere separarse, que se separe, en ese


caso el hermano o la hermana no están ligados: para vivir en paz os llamó
el Señor.

16.Pues ¿qué sabes tú, mujer, si salvarás a tu marido? Y ¿qué sabes tú,
marido, si salvarás a tu mujer?

17.Por lo demás, que cada cual viva conforme le ha asignado el Señor,


cada cual como le ha llamado Dios. Es lo que ordeno en todas las Iglesias.

18.¿Que fue uno llamado siendo circunciso? No rehaga su prepucio. ¿Que


fue llamado siendo incircunciso? No se circuncide.

Los judíos cortan el prepucio del pene de los varones en signo de


que pertenecen al pueblo de Dios.
19.La circuncisión es nada, y nada la incircuncisión; lo que importa es el
cumplimiento de los mandamientos de Dios.

20.Que permanezca cada cual tal como le halló la llamada de Dios.

21.¿Eras esclavo cuando fuiste llamado? No te preocupes. Y aunque puedas


hacerte libre, aprovecha más bien tu condición de esclavo.

22.Pues el que recibió la llamada del Señor siendo esclavo, es un liberto del
Señor; igualmente, el que era libre cuando recibió la llamada, es un esclavo
de Cristo.

23.¡Habéis sido bien comprados! No os hagáis esclavos de los hombres.

24.Hermanos, permanezca cada cual ante Dios en el estado en que fue


llamado.

25.Acerca de la virginidad no tengo precepto del Señor. Doy, no obstante,


un consejo, como quien, por la misericordia de Dios, es digno de credito.

26.Por tanto, pienso que es cosa buena, a causa de la necesidad presente,


quedarse el hombre así.

27.¿Estás unido a una mujer? No busques la separación. ¿No estás unido a


mujer? No la busques.

28.Mas, si te casas, no pecas. Y, si la joven se casa, no peca. Pero todos


ellos trendrán su tribulación en la carne, que yo quisiera evitaros.

29.Os digo, pues, hermanos: El tiempo es corto. Por tanto, los que tienen
mujer, vivan como si no la tuviesen.

30.Los que lloran, como si no llorasen. Los que están alegres, como si no lo
estuviesen. Los que compran, como si no poseyesen.

31.Los que disfrutan del mundo, como si no disfrutasen. Porque la


apariencia de este mundo pasa.

32.Yo os quisiera libres de preocupaciones. El no casado se preocupa de las


cosas del Señor, de cómo agradar al Señor.

33.El casado se preocupa de las cosas del mundo, de cómo agradar a su


mujer;
34.está por tanto dividido. La mujer no casada, lo mismo que la doncella,
se preocupa de las cosas del Señor, de ser santa en el cuerpo y en el
esp1ritu. Mas la casada se preocupa de las cosas del mundo, de cómo
agradar a su marido.

35.Os digo esto para vuestro provecho, no para tenderos un lazo, sino para
moveros a lo más digno y al trato asiduo con el Señor, sin división.

36.Pero si alguno teme faltar a la conveniencia respecto de su novia, por


estar en la flor de la edad, y conviene actuar en consecuencia, haga lo que
quiera: no peca, cásense.

37.Mas el que ha tomado una firme decisión en su corazón, y sin presión


alguna, y en pleno uso de su libertad está resuelto en su interior a respetar
a su novia, hará bien.

38.Por tanto, el que se casa con su novia, obra bien. Y el que no se casa,
obra mejor.

39.La mujer está ligada a su marido mientras él viva; mas una vez muerto
el marido, queda libre para casarse con quien quiera, pero sólo en el Señor.

40.Sin embargo, será feliz si permanece así según mi consejo; que también
yo creo tener el Espíritu de Dios.

27. LECTURAS RECOMENDADAS POR EL ESCRITOR


Interesantes lecturas para el desarrollo de la fe.

 LA BIBLIA SIN MITOS Autor: Eduardo Arens


 Documento vaticano : LA INTERPRETACIÓN DE LA BIBLIA EN LA IGLESIA
28. PALABRAS FINALES

Juan, 15

1.«Yo soy la vid verdadera, y mi Padre es el viñador.

2.Todo sarmiento que en mí no da fruto, lo corta, y todo el que da fruto, lo limpia,


para que dé más fruto.

3.Vosotros estáis ya limpios gracias a la Palabra que os he anunciado.

4.Permaneced en mí, como yo en vosotros. Lo mismo que el sarmiento no puede


dar fruto por sí mismo, si no permanece en la vid; así tampoco vosotros si no
permanecéis en mí.

5.Yo soy la vid; vosotros los sarmientos. El que permanece en mí y yo en él, ése
da mucho fruto; porque separados de mí no podéis hacer nada.

6.Si alguno no permanece en mí, es arrojado fuera, como el sarmiento, y se seca;


luego los recogen, los echan al fuego y arden.

7.Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid lo que


queráis y lo conseguiréis.

8.La gloria de mi Padre está en que deis mucho fruto, y seáis mis discípulos.

9.Como el Padre me amó, yo también os he amado a vosotros; permaneced en mi


amor.

10.Si guardáis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor, como yo he


guardado los mandamientos de mi Padre, y permanezco en su amor.

11.Os he dicho esto, para que mi gozo esté en vosotros, y vuestro gozo sea
colmado.

12.Este es el mandamiento mío: que os améis los unos a los otros como yo os he
amado.

13.Nadie tiene mayor amor que el que da su vida por sus amigos.

14.Vosotros sois mis amigos, si hacéis lo que yo os mando.


15.No os llamo ya siervos, porque el siervo no sabe lo que hace su amo; a
vosotros os he llamado amigos, porque todo lo que he oído a mi Padre os lo he
dado a conocer.

16.No me habéis elegido vosotros a mí, sino que yo os he elegido a vosotros, y os


he destinado para que vayáis y deis fruto, y que vuestro fruto permanezca; de
modo que todo lo que pidáis al Padre en mi nombre os lo conceda.

17.Lo que os mando es que os améis los unos a los otros.»

18.«Si el mundo os odia, sabed que a mí me ha odiado antes que a vosotros.

19.Su fuerais del mundo, el mundo amaría lo suyo; pero, como no sois del mundo,
porque yo al elegiros os he sacado del mundo, por eso os odia el mundo.

20.Acordaos de la palabra que os he dicho: El siervo no es más que su señor. Si a


mí me han perseguido, también os perseguirán a vosotros; si han guardado mi
Palabra, también la vuestra guardarán.

21.Pero todo esto os lo harán por causa de mi nombre, porque no conocen al que
me ha enviado.

22.Si yo no hubiera venido y no les hubiera hablado, no tendrían pecado; pero


ahora no tienen excusa de su pecado.

23.El que me odia, odia también a mi Padre.

24.Si no hubiera hecho entre ellos obras que no ha hecho ningún otro, no tendrían
pecado; pero ahora las han visto, y nos odian a mí y a mi Padre.

25.Pero es para que se cumpla lo que está escrito en su Ley: Me han odiado sin
motivo.

26.Cuando venga el Paráclito, que yo os enviaré de junto al Padre, el Espíritu de la


verdad, que procede del Padre, él dará testimonio de mí.

27.Pero también vosotros daréis testimonio, porque estáis conmigo desde el


principio.
ANEXO 1

MENSAJE DEL SANTO PADRE JUAN PABLO II


A LOS MIEMBROS DE LA ACADEMIA PONTIFICIA DE CIENCIAS

Con gran placer le dirijo un cordial saludo a usted, señor presidente, y a todos
vosotros que constituís la Academia pontificia de ciencias, con ocasión de vuestra
asamblea plenaria. Felicito, en particular, a los nuevos académicos, que han venido
para participar por primera vez en vuestros trabajos. Quiero recordar también a los
académicos fallecidos durante el año pasado, a quienes encomiendo al Señor de la
vida.

1. Al celebrarse el sexagésimo aniversario de la refundación de la Academia, me


complace recordar los propósitos de mi predecesor Pío XI, que quiso rodearse de un
grupo elegido de sabios, esperando que informaran con toda libertad a la Santa
Sede sobre el desarrollo de la investigación científica, y que así le ayudaran en sus
reflexiones.

A quienes solía llamar el Senatus scientificus de la Iglesia, les pedía que sirvieran a
la verdad. Es la misma invitación que os renuevo hoy, con la certeza de que
podremos aprovechar la «fecundidad de un diálogo confiado entre la Iglesia y la
ciencia», (cf.Discurso a la Academia de ciencias, 28 de octubre de
1986: L'Osservatore Romano, edición en lengua española, 16 de noviembre de 1986,
p. 15).

2. Me alegra el primer tema que habéis elegido, el del origen de la vida y de la


evolución, tema esencial que interesa mucho a la Iglesia, puesto que la Revelación,
por su parte, contiene enseñanzas relativas a la naturaleza y a los orígenes del
hombre. ¿Coinciden las conclusiones a las que llegan las diversas disciplinas
científicas con las que contiene el mensaje de la Revelación? Si, a primera vista,
puede parecer que se encuentran oposiciones, ¿en qué dirección hay que buscar su
solución? Sabemos que la verdad no puede contradecir a la verdad (cf. León XIII,
encíclica Providentissimus Deus). Por otra parte, para aclarar mejor la verdad
histórica, vuestras investigaciones sobre las relaciones de la Iglesia con la ciencia
entre el siglo XVI y el XVIII son de gran importancia.

Durante esta sesión plenaria, hacéis una «reflexión sobre la ciencia en el umbral del
tercer milenio», comenzando por determinar los principales problemas creados por
las ciencias, que influyen en el futuro de la humanidad. Mediante vuestros trabajos,
vais proponiendo soluciones que serán beneficiosas para toda la comunidad
humana. Tanto en el campo de la naturaleza inanimada como en el de la animada,
la evolución de la ciencia y de sus aplicaciones plantea interrogantes nuevos. La
Iglesia podrá comprender mejor su alcance en la medida en que conozca sus
aspectos esenciales. Así, según su misión específica podrá brindar criterios para
discernir los comportamientos morales a los que todo hombre está llamado, con
vistas a su salvación integral.

3. Antes de proponeros algunas reflexiones más específicas sobre el tema del origen
de la vida y de la evolución, quisiera recordaros que el Magisterio de la Iglesia ya ha
sido llamado a pronunciarse sobre estas materias, en el ámbito de su propia
competencia. Deseo citar aquí dos intervenciones.

En su encíclica Humani generis (1950), mi predecesor Pío XII ya había afirmado que
no había oposición entre la evolución y la doctrina de la fe sobre el hombre y su
vocación, con tal de no perder de vista algunos puntos firmes (cf. AAS 42 [1950],
pp. 575-576).

Por mi parte, cuando recibí el 31 de octubre de 1992 a los participantes en la


asamblea plenaria de vuestra Academia, tuve la ocasión, a propósito de Galileo, de
atraer la atención hacia la necesidad de una hermenéutica rigurosa para la
interpretación correcta de la Palabra inspirada. Conviene delimitar bien el sentido
propio de la Escritura, descartando interpretaciones indebidas que le hacen decir lo
que no tiene intención de decir. Para delimitar bien el campo de su objeto propio, el
exégeta y el teólogo deben mantenerse informados acerca de los resultados a los
que llegan las ciencias de la naturaleza (cf. AAS 85 [1993], pp. 764-772, Discurso a
la Pontificia Comisión Bíblica, 23 de abril de 1993, anunciando el documento sobre La
interpretación de la Biblia en la Iglesia: AAS 86 [1994], pp. 232-243).

4. Teniendo en cuenta el estado de las investigaciones científicas de esa época y


también las exigencias propias de la teología, la encíclica Humani
generis consideraba la doctrina del «evolucionismo» como una hipótesis seria, digna
de una investigación y de una reflexión profundas, al igual que la hipótesis opuesta.
Pío XII añadía dos condiciones de orden metodológico: que no se adoptara esta
opinión como si se tratara de una doctrina cierta y demostrada, y como si se pudiera
hacer totalmente abstracción de la Revelación a propósito de las cuestiones que esa
doctrina plantea. Enunciaba igualmente la condición necesaria para que esa opinión
fuera compatible con la fe cristiana; sobre este aspecto volveré más adelante.

Hoy, casi medio siglo después de la publicación de la encíclica, nuevos conocimientos


llevan a pensar que la teoría de la evolución es más que una hipótesis. En efecto, es
notable que esta teoría se haya impuesto paulatinamente al espíritu de los
investigadores, a causa de una serie de descubrimientos hechos en diversas
disciplinas del saber. La convergencia, de ningún modo buscada o provocada, de los
resultados de trabajos realizados independientemente unos de otros, constituye de
suyo un argumento significativo en favor de esta teoría.
¿Cuál es el alcance de dicha teoría? Abordar esta cuestión significa entrar en el
campo de la epistemología. Una teoría es una elaboración metacientífica, diferente
de los resultados de la observación, pero que es homogénea con ellos. Gracias a
ella, una serie de datos y de hechos independientes entre sí pueden relacionarse e
interpretarse en una explicación unitaria. La teoría prueba su validez en la medida
en que puede verificarse, se mide constantemente por el nivel de los hechos; cuando
carece de ellos, manifiesta sus límites y su inadaptación. Entonces, es necesario
reformularla.

Además, la elaboración de una teoría como la de la evolución, que obedece a la


exigencia de homogeneidad con los datos de la observación, toma ciertas nociones
de la filosofía de la naturaleza.

Y, a decir verdad, más que de la teoría de la evolución, conviene hablar de las teorías
de la evolución. Esta pluralidad afecta, por una parte, a la diversidad de las
explicaciones que se han propuesto con respecto al mecanismo de la evolución, y,
por otra, a las diversas filosofías a las que se refiere. Existen también lecturas
materialistas y reduccionistas, al igual que lecturas espiritualistas. Aquí el juicio
compete propiamente a la filosofía y, luego, a la teología.

5. El Magisterio de la Iglesia está interesado directamente en la cuestión de la


evolución, porque influye en la concepción del hombre, acerca del cual la Revelación
nos enseña que fue creado a imagen y semejanza de Dios (cf. Gn 1, 28-29). La
constitución conciliar Gaudium et spes ha expuesto magníficamente esta doctrina,
que es uno de los ejes del pensamiento cristiano. Ha recordado que el hombre es
«la única criatura en la tierra a la que Dios ha amado por sí misma» (n. 24). En otras
palabras, el hombre no debería subordinarse, como simple medio o mero
instrumento, ni a la especie ni a la sociedad; tiene valor por sí mismo. Es una
persona. Por su inteligencia y su voluntad, es capaz de entrar en relación de
comunión, de solidaridad y de entrega de sí con sus semejantes. Santo Tomás
observa que la semejanza del hombre con Dios reside especialmente en su
inteligencia especulativa, porque su relación con el objeto de su conocimiento se
asemeja a la relación que Dios tiene con su obra (cf. Summa Theol., I-II, q. 3, a. 5,
ad 1). Pero, más aún, el hombre está llamado a entrar en una relación de
conocimiento y de amor con Dios mismo, relación que encontrará su plena
realización más allá del tiempo, en la eternidad. En el misterio de Cristo resucitado
se nos ha revelado toda la profundidad y toda la grandeza de esta vocación
(cf. Gaudium et spes, 22). En virtud de su alma espiritual, toda la persona,
incluyendo su cuerpo, posee esa dignidad. Pío XII había destacado este punto
esencial: el cuerpo humano tiene su origen en la materia viva que existe antes que
él, pero el alma espiritual es creada inmediatamente por Dios («animas enim a Deo
immediate creari catholica fides nos retinere iubet»: encíclica Humani generis: AAS
42 [1950], p. 575).
En consecuencia, las teorías de la evolución que, en función de las filosofías en las
que se inspiran, consideran que el espíritu surge de las fuerzas de la materia viva o
que se trata de un simple epifenómeno de esta materia, son incompatibles con la
verdad sobre el hombre. Por otra parte, esas teorías son incapaces de fundar la
dignidad de la persona.

6. Así pues, refiriéndonos al hombre, podríamos decir que nos encontramos ante
una diferencia de orden ontológico, ante un salto ontológico. Pero, plantear esta
discontinuidad ontológica, ¿no significa afrontar la continuidad física, que parece ser
el hilo conductor de las investigaciones sobre la evolución, y esto en el plano de la
física y la química? La consideración del método utilizado en los diversos campos del
saber permite poner de acuerdo dos puntos de vista, que parecerían irreconciliables.
Las ciencias de la observación describen y miden cada vez con mayor precisión las
múltiples manifestaciones de la vida y las inscriben en la línea del tiempo. El
momento del paso a lo espiritual no es objeto de una observación de este tipo que,
sin embargo, a nivel experimental, puede descubrir una serie de signos muy valiosos
del carácter específico del ser humano. Pero la experiencia del saber metafísico, la
de la conciencia de sí y de su índole reflexiva, la de la conciencia moral, la de la
libertad o, incluso, la experiencia estética y religiosa competen al análisis y de la
reflexión filosóficas, mientras que la teología deduce el sentido último según los
designios del Creador.

7. Para concluir, quisiera recordar una verdad evangélica capaz de irradiar una luz
superior sobre el horizonte de vuestras investigaciones acerca de los orígenes y el
desarrollo de la materia viva. En efecto, la Biblia es portadora de un extraordinario
mensaje de vida. Dado que caracteriza las formas más elevadas de la existencia,
nos da una visión sabia de la vida. Esta visión me ha guiado en la encíclica que he
dedicado al respeto de la vida humana y que, precisamente, he titulado Evangelium
vitae.

Es significativo que, en el evangelio de san Juan, la vida designa la luz divina que
Cristo nos comunica. Estamos llamados a entrar en la vida eterna, es decir, en la
eternidad de la felicidad divina.
Para ponernos en guardia contra las tentaciones más grandes que nos acechan,
nuestro Señor cita las importantes palabras del Deuteronomio: «No sólo de pan vive
el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios» (Dt 8, 3, cf. Mt 4, 4).

Por otra parte, la vida es uno de los más hermosos títulos que la Biblia ha
reconocido a Dios. Él es el Dios vivo.

De todo corazón invoco la abundancia de las bendiciones divinas sobre todos


vosotros y vuestros seres queridos.
Vaticano, 22 de octubre de 1996
ANEXO 2

Discurso de S.S. el Papa Juan Pablo II y

Documento de la Pontificia Comisión Bíblica


Este discurso fue pronunciado la mañana del viernes 23 de abril de 1993, durante una
audiencia conmemorativa de los cien años de la encíclica "Providentissimus Deus" de León
XIII y de los años de la encíclica "Divino affante Spiritu" de Pío XII, ambas dedicadas a los
estudios bíblicos.

La audiencia tuvo lugar en la sala Clementina del Vaticano. Participaron en ella los
miembros del Colegio Cardenalicio, del Cuerpo Diplomático acreditado ante la Santa Sede,
los de la Pontificia Comisión Bíblica y el profesorado del Pontificio Instituto de la Biblia en
la Iglesia.

Señores cardenales;
señores jefes de las misiones diplomáticas;
señores miembros de la Pontificia Comisión Bíblica;
señores profesores del Pontificio Instituto Bíblico:

1.- Agradezco de todo corazón al cardenal Ratzinger los sentimientos que acaba de
expresar al presentarme el documento elaborado por la Pontificia Comisión Bíblica sobre la
interpretación de la Biblia en lal Iglesia. Con alegría recibo este documento, fruto de un
trabajo colegial emprendido por su iniciativa, señor cardenal, y proseguido con
perseverancia durante muchos años. Responde a una gran preocupación mía, porque la
interpretación de la Sagrada Escritura es de importancia capital para fe cristiana y la vida
de la Iglesia. "En los Libros Sagrados -como nos ha recordado muy bien el Concilio- , el
Padre, que está en el cielo, sale amorosamente al encuentro de sus hijos para conversar
con ellos. Y es tan grande el poder y la fuerza de la palabra de Dios, que constituye
sustento del alma, fuente límpida y perenne de vida espiritual" (Dei Verbum), 21). El
modo de interpretar los textos bíblicos para los hombres y las mujeres de nuestro tiempo
tiene consecuencias directas para su relación personal y comunitaria con Dios, y también
está ligado estrechamente a la misión de la Iglesia. Se trata de un problema vital, que
merecía vuestra atención.

2.- Vuestro trabajo ha terminado en un momento muy oportuno, pues me brinda la


ocasión de celebrar con vosotros, dos aniversarios ricos de significado: el centenario de la
encíclica Providentissimus Deus y el cincuentenario de la encíclica Divino Afflante Spiritu,
ambas dedicadas a cuestiones bíblicas. El 18 de noviembre de 1893, el papa León XIII,
muy atento a los problemas intelectuales, publicó su encíclica sobre los estudios
relacionados con la Sagrada Escritura con el fin -escribió- "de estimularlos y
recomendarlos", y también de "orientarlos de una manera que corresponda mejor a las
necesidades de la época" (Enquiridión Biblicum, 82). Cincuenta años después, el papa Pío
XII, con su encíclica Divino Afflante Spiritu, dio a los exegetas católicos nuevo aliento y
nuevas directrices. Entre tanto, el magisterio pontificio manifestaba su atención constante
a los problemas escriturísticos mediante numerosas intervenciones. En 1902, León XIII
creó la comisión Bíblica; en 1909, Pío X fundó el Instituto Bíblico. En 1920, Benedicto XV
celebró el 1500 aniversario de la muerte de san Jerónimo mediante una encíclica sobre la
interpretación de la Biblia. Así, el gran impulso dado a los estudios bíblicos se confirmó en
el Concilio Vaticano II, de modo que la Iglesia entera se benefició de ellos. La constitución
Dogmática Dei Verbum ilumina el trabajo de los exegetas católicos e invita a los pastores y
a los fieles a alimentarse más asiduamente de la palabra de Dios contenida en las
Escrituras.

I. De la "Providentissimus Deus" a la "Divino Afflante Spiritu"

3.- En primer lugar, entre estos dos documentos se nota una diferencia importante. Se
trata de la parte polémica -o, más exactamente, apologética- de las dos encíclicas. En
efecto, ambas manifiestan la preocupación católica de la Biblia, pero estos ataques no
iban en la misma dirección. Por una parte, la Providentissimus Deus quiere proteger la
interpretación católica de la Biblia contra los ataques de la ciencia racionalista; por otra, la
divino Afflante Spiritu se preocupa más por defender la interpretación católica contra los
ataques de quienes se oponen al empleo de la ciencia por parte de los exegetas y quieren
imponer una interpretación no científica, llamada espiritual, de la Sagrada Escritura.

Este cambio radical de perspectiva se debía, evidentemente, a las circunstancias. La


Providentissimus Deus fue publicada en una época marcada por duras polémicas contra la
fe de la Iglesia. La exégesis liberal alimentaba en gran medida estas polémicas, porque
utilizaba todos los recursos de la ciencia, desde la crítica textual hasta la geología,
pasando por la filosofía, la crítica literaria, la historia de las religiones, la arqueología y
otras disciplinas más. Por el contrario, la Divino Afflante Spiritu se publicó poco tiempo
después de una polémica muy diferente suscitada, sobre todo, en Italia contra el estudio
científico de la Biblia. Un opúsculo anónimo muy difundido ponía en guardia contra lo que
describía como "un peligro grave para la Iglesia y las almas: el sistema crítico-científico en
el estudio y la interpretación de la Sagrada Escritura, sus desviaciones funestas y sus
aberraciones".

4.- En los dos casos, la reacción del Magisterio fue significativa, pues, en lugar de limitarse
a una respuesta puramente defensiva, fue al fondo del problema y manifestó así -
observémoslo en seguida- la fe de la Iglesia en el misterio de la encarnación.

Contra la ofensiva de la exégesis liberal, que presentaba sus afirmaciones como


conclusiones fundadas en los logros de la ciencia, se podría haber reaccionado lanzando
un anatema contra el uso de las ciencias en la interpretación de la Biblia y ordenado a los
exegetas católicos que se limitaran a una explicación espiritual de los textos.

La Providentissimus Deus no siguió ese camino. Al contrario, la encíclica exhorta a los


exegetas católicos a adquirir una verdadera competencia científica, para que aventajen a
sus adversarios en su mismo terreno. El primer medio de defensa -sostiene- "se encuentra
en el estudio de las lenguas orientales antiguas, así como en el ejercicio de la crítica
científica" (Enchiridion Biblicum, 118). La Iglesia no tiene miedo de la crítica científica.
Sólo desconfía de las opiniones preconcebidas que pretenden fundarse en la ciencia, pero
que, en realidad, hacen salir subrepticiamente a la ciencia de su campo propio.

Cincuenta años después, en la Divino Afflante Spiritu, el papa Pío XII pudo constatar la
fecundidad de las directivas impartidas por la Providentissimus Deus: "Gracias a un mejor
conocimiento de las lenguas bíblicas y de todo lo que concierne a Oriente..., un buen
numero de cuestiones planteadas en la época de León XIII contra la autenticidad, la
antigüedad, la integridad y el valor histórico de los libros sagrados... hoy se han aclarado y
solucionado" (Enchiridion Biblicum, 546). El trabajo de los exegetas católicos, "que han
hecho un uso correcto de las armas intelectuales utilizadas por sus adversarios" (n. 562),
había dado su fruto. Y precisamente por esta razón, la Divino Afflante Spiritu se muestra
menos preocupada que la Providentissimus Deus por combatir las posiciones de la
exégesis racionalista.

5.- Pero resultaba necesario responder a los ataques que provenían de los partidarios de
la exégesis así llamada "mística" (n. 552), que pretendían que el Magisterio condenara los
esfuerzos de la exégesis científica. ¿Cómo responde la encíclica? Podría haberse limitado a
señalar la utilidad e, incluso, la necesidad de estos esfuerzos encaminados a defender la
fe, lo cual habría favorecido una especie de dicotomía entre la exégesis científica,
destinada a un uso externo, y la interpretación espiritual, reservada a un uso interno. En
la Divino Afflante Spiritu, Pío XII evitó deliberadamente avanzar en este sentido. Por el
contrario, reivindicó la unión estrecha de esos dos procedimientos, indicando, por un lado,
el alcance "teológico" del sentido literal, definido metódicamente (Enchiridion Biblicum,
251); por otro, afirmando que, para que pueda ser reconocido como sentido de un texto
bíblico, el sentido espiritual debe presentar garantías de autenticidad. La simple inspiración
subjetiva no basta. Es preciso poder mostrar que se trataba de un sentido "querido por
Dios mismo", de un significado espiritual"dado por Dios" al texto inspirado (Enchirion
Biblicum, 552-553). La determinación del sentido espiritual entra también, de este modo,
en el dominio de la ciencia exegética.

Comprobamos, pues, que a pesar de la gran diversidad de dificultades que tenían que
afrontar, las dos encíclicas coinciden perfectamente en su nivel más profundo. Ambas
rechazan la ruptura entre lo humano y lo divino, entre la investigación científica y la
mirada de la fe, y entre el sentido literal y el sentido espiritual. Aparecen, por tanto,
plenamente en armonía con el misterio de la encarnación.
II. Armonía entre la exégesis católica y el misterio de la encarnación

6.- La encíclica Divino Afflante Spiritu ha expresado el vínculo estrecho que une a los
textos bíblicos inspirados con el misterio de la encarnación, con las siguientes palabras: "Al
igual que la palabra sustancial de Dios se hizo semejante a los hombres en todo, excepto
en el pecado, así las palabras de Dios expresadas e lenguas humanas, se ha hecho en
todo semejante al lenguaje humano excepto en el error" (Enchiridion Biblicum, 559).
Recogida casi al pie de la letra por la constitución conciliar Dei Verbum (13), esta
afirmación pone de relieve un paralelismo rico de significado.

Es verdad que la puesta por escrito de las palabras de Dios, gracias al carisma de la
inspiración escriturística, fue un primer paso hacia la encarnación del Verbo de Dios. En
efecto, estas palabras escritas representaban un medio estable de comunicación y
comunión entre el pueblo elegido y su único Señor. Por otro lado, gracias al aspecto
profético de estas palabras, fue posible reconocer el cumplimiento del designio de Dios,
cuando "el Verbo se hizo carne, y puso su morada entre nosotros" (Jn 1,14). Después de
la glorificación celestial de la humanidad del Verbo hecho carne, también su paso entre
nosotros queda testimoniado de manera estable gracias a las palabras escritas. Junto con
los escritos inspirados de la primera alianza, los escritos inspirados de la nueva alianza
constituyen un medio verificable de comunicación y comunión entre le pueblo creyente y
Dios, Padre, Hijo y Espíritu Santo. Este medio no puede, ciertamente, separarse del
manantial de vida espiritual que brota del corazón de Jesús crucificado y se propaga
gracias a los sacramentos de la Iglesia. Sin embargo, tiene su consistencia: la consistencia
de un texto escrito, que merece crédito.

7.- En consecuencia, las dos encíclicas exigen que los exegetas católicos en plena armonía
con el misterio de la encarnación, misterio de unión de lo divino y lo humano en una
existencia histórica completamente determinada. La existencia terrena de Jesús no se
define sólo a través de lugares y datos de comienzos del siglo I en Judea y en Galilea, sino
también a través de sus raíces en la larga historia de un pequeño pueblo de la antigüedad
en Oriente próximo, con sus debilidades y su grandeza, con sus hombre de Dios y sus
pecadores, con su lenta evolución cultural y sus avatares políticos, con sus derrotas y sus
victorias, y con sus aspiraciones a la paz y al reino de Dios. La Iglesia de Cristo toma en
serio el realismo de la encarnación, y por eso atribuye gran importancia al estudio
histórico-crítico de la Biblia. Lejos de condenarlo, como querían los partidarios de la
exégesis mística, mis predecesores lo aprobaron decididamente. "Artiscriticae disciplinam-
escribió León XIII-, quippe percipiendae penirus hagiographorum sententiae perutilem,
Nobis vehementer probantibus, nostri (esegetae, scilicet, ctholici) excolant" (carta
apostólica Vigilantiae, par la fundación de la comisión Bíblica, 30 de octubre de 1902,
Enchiridion Biblicum, 142). La misma vehemencia en la aprobación y el mismo adverbio
(vehementer) se encuentran en la Divino Afflante Spiritu a propósito de las investigaciones
de crítica textual (Cfr. Enchidion Biblicum, 548).
8.- La Divino Afflante Spiritu, como es sabido, recomendó especialmente a los exegetas el
estudio de los géneros literarios utilizados en los libros sagrados, llegando a decir que el
exegeta católico debe "convencerse de que no puede descuidar esta parte de su misión
sin gran menoscabo de la exégesis católica" (Enchiridion Biblicum, 560). Esta
recomendación nace de la preocupación por comprender el sentido de los textos con la
máxima exactitud y precisión y, por tanto, en su contexto cultural e histórico. Una idea
falsa de Dios y de la encarnación lleva a algunos cristianos a tomar una orientación
contraria. Tienden a creer que, siendo Dios el ser absoluto, cada una de sus palabras tiene
un valor absoluto, independiente de todos los condicionamientos del lenguaje humano. No
conviene, según ellos, estudiar estos condicionamientos para hacer distinciones que
relativizarían el alcance de las palabras. Pero eso equivale a engañarse y, rechazar, en
realidad, los misterios de la inspiración escriturística y de la encarnación, ateniéndose a
una noción falsa del ser absoluto. El Dios de la Biblia no es un ser absoluto que,
aplastando todo lo que toca, anula todas las diferencias y todos los matices. Es, más bien,
el Dios creador, que ha creado la maravillosa variedad de los seres de cada especie, como
dice y repite el relato del Génesis (Cfr. Gén 1). Lejos de anular las diferencias, Dios las
respeta y valora (Cfr. ICor 12,18.24.28). Cuando se expresa en lenguaje humano, no da a
cada expresión un valor uniforme, sino que emplea todos los matices posibles con una
gran flexibilidad, aceptando también sus limitaciones. Esto hace que la tarea de los
exegetas sea tan compleja, necesaria y apasionante. No puede descuidarse ningún
aspecto del lenguaje. El progreso reciente de las investigaciones lingüísticas, literarias y
hermenéuticas ha llevado a la exégesis bíblica a añadir al estudio de los géneros literarios
otros puntos de vista (retórico, narrativo y estructuralista). Otras ciencias humanas, como
la psicología y la sociología, también han dado su contribución. A todo esto puede
aplicarse la consigna que León XIII dio a los miembros de la Comisión Bíblica: "No
consideren extraño a su campo de trabajo ninguno de los hallazgos de la investigación
diligente de los modernos; por el contrario, estén atentos para poder adoptar sin demora
todo lo útil que cada momento aporta a la exégesis bíblica" (Vigilantiae, Enchiridion
Biblicum, 140). El estudio de los condicionamientos humanos de la palabra de Dios debe
proseguir con interés renovado incesantemente.

9.- Este estudio, sin embargo, no basta. Para respetar la coherencia de la fe de la Iglesia y
de la inspiración de la Escritura, la exégesis católica debe estar atenta a no limitarse a los
aspectos humanos de los textos bíblicos. Es necesario, sobre todo, ayudar al pueblo
cristiano a captar más nítidamente la palabra de Dios en estos textos, de forma que los
reciba mejor, para vivir plenamente en comunión con Dios. Para ello es preciso, desde
luego, que el exegeta mismo capte la palabra de Dios en los, textos, lo cual sólo es posible
si su trabajo intelectual está sostenido por un impulso de vida espiritual.

Si carece de este apoyo, la investigación exegética queda incompleta, pierde de vista su


finalidad principal y se limita a tareas secundarias. Puede, incluso, transformarse en una
especie de evasión. El estudio científico de los meros aspectos humanos de los textos
puede hacer olvidar que la palabra de Dios invita a cada uno a salir de sí mismo para vivir
en la fe y en la caridad.

La encíclica Providentissimus Deus recuerda, a este respecto, el carácter particular de los


libros sagrados y la exigencia que de ello deriva para su interpretación: "Los libros
sagrados-afirma-no pueden equipararse a los escritos ordinarios, sino que, al haber sido
dictados por el mismo Espíritu Santo y tener un contenido de suma importancia,
misterioso y difícil en muchos aspectos, para comprenderlos y explicarlos, tenemos
siempre necesidad de la venida del mismo Espíritu Santo, es decir, de su luz y su gracia,
que es preciso pedir ciertamente con una oración humilde y conservar con una vida santa"
(Enchiridion Biblicum, 89). Con una fórmula más breve, tomada de san Agustín, la Divino
Afflante Spiritu expresa esa misma exigencia: "Orent ut intellegant" (Enchiridion Biblicum,
569).

Sí, para llegar a una interpretación plenamente válida de las palabras inspiradas por el,
Espíritu Santo, es necesario que el Espíritu Santo nos guíe; y para esto, es necesario orar,
orar mucho, pedir en la oración la luz interior del Espíritu y aceptar dócilmente esta luz,
pedir el amor, única realidad que nos hace capaces de comprender el lenguaje de Dios,
que "es amor" (l Jn 4,8.16). Incluso durante el trabajo de interpretación, es imprescindible
que nos mantengamos, lo más posible, en presencia de Dios.

10.- La docilidad al Espíritu Santo produce y refuerza otra disposición, necesaria para la
orientación correcta de la exégesis: la fidelidad a la Iglesia. El exegeta católico no alimenta
el equívoco individualista de creer que, fuera de la comunidad de los creyentes, se pueden
comprender mejor los textos bíblicos. Lo que es verdad es todo lo contrario, pues esos
textos no han sido dados a investigadores individuales
"para satisfacer su curiosidad o proporcionarles temas de estudio y de investigación"
(Divino Afflante Spiritu; Enchiridion Biblicum, 566); han sido confiados a la comunidad de
los creyentes, a la Iglesia de Cristo, para alimentar su fe y guiar su vida de caridad.
Respetar esta finalidad es condición para la validez de la interpretación. La
Providentissimus Deus recordó esta verdad fundamental y observó que, lejos de estorbar
la investigación bíblica, respetar este dato favorece su progreso auténtico (Cfr. Enchiridion
Biblicum, 108-109). Es consolador comprobar que los estudios recientes de filosofía
hermenéutica han confirmado esta manera de ver y que exegetas de diversas confesiones
han trabajado en una perspectiva análoga, subrayando, por ejemplo, la necesidad de
interpretar cada texto bíblico como parte del canon de las escrituras reconocido por la
Iglesia, o estando mucho más atentos a los aportes de la exégesis patrística.

En efecto, ser fiel a la Iglesia significa situarse resueltamente en la corriente de la gran


Tradición que, con la guía del, Magisterio, que cuenta con la garantía de la asistencia
especial del Espíritu Santo, ha reconocido los escritos canónicos como palabra dirigida por
Dios a su pueblo, y jamás ha dejado de meditarlas y de descubrir su riqueza inagotable.
También el Concilio Vaticano II lo ha afirmado: "Todo lo dicho sobre la interpretación de la
Escritura queda sometido al juicio definitivo de la Iglesia, que recibió de Dios el encargo y
el oficio de conservar e interpretar la palabra de Dios" (Dei Verbum, 12).

Asimismo es verdad -como dice también el Concilio, que cita una afirmación de la
Providentissimus Deus-"a los exegetas toca... ir penetrando y exponiendo el sentido de la
Sagrada Escritura, de modo que con dicho estudio pueda madurar el juicio de la Iglesia"
(Dei Verbum, 12; Cfr. Providentissimus Deus, Enchiridion Biblicum 109: "Ut, quasi
praeparato studio, judicium Ecclesiae maturetur").

11.- Para realizar mejor esta tarea eclesial tan importante, " los exegetas se deben
mantener cerca de la predicación de la palabra de Dios, ya sea dedicando una parte de su
tiempo a este ministerio, ya sea relacionándose con quienes lo ejercen y ayudándoles con
publicaciones de exégesis pastoral (Cfr Divino Afflante Spiritu, Enchiridion, Biblicum, 551).
Evitarán, así, perderse en los caminos de una investigación científica abstracta, que los
alejaría del sentido verdadero de las Escrituras pues este sentido no puede separarse de
su finalidad, que consiste en poner a los creyentes en relación personal con Dios.

III. El nuevo documento de la Pontificia Comisión Bíblica

12.- En esta perspectiva -según la Providentissimus Deus- "se abre para el trabajo
personal de cada exegeta un campo vasto de investigación" (Enchiridion Biblicum, 109).
Cincuenta años después, la Divino Afflante Spiritu renovaba, con términos diferentes, la
misma comprobación estimulante: "Quedan, pues, muchos puntos, y algunos muy
importantes, en cuya discusión y explicación la penetración de espíritu y los talentos de los
exegetas católicos pueden y deben ejercerse
libremente" (Enchiridion Biblicum, 565).

Lo que era verdad en 1943 sigue siéndolo en nuestros días, porque el progreso de las
investigaciones ha aportado soluciones a ciertos problemas y, al mismo tiempo, ha
planteado nuevas cuestiones, que es preciso estudiar. En la exégesis, como en las demás
ciencias, cuanto más se desplaza la frontera de lo desconocido, tanto más se ensancha el
campo de exploración. No habían transcurrido cinco años de la publicación de la Divino
Afflante Spiritu, cuando el descubrimiento de los manuscritos de Qumrâm arrojaron nueva
luz sobre un gran número de problemas bíblicos y abrieron otros campos de investigación.
A continuación, se hicieron muchos descubrimientos, y se crearon nuevos métodos de
investigación y de análisis.

13.- Este cambio de situación ha hecho necesario un nuevo examen de los problemas: La
Pontificia Comisión Bíblica se ha aplicado a este cometido, y hoy presenta el fruto de su
trabajo, titulado La interpretación de la Biblia en la Iglesia.

Lo que impresiona a simple vista en este documento es la apertura de espíritu con que ha
sido concebido. Se pasa revista a los métodos, los enfoques y las lecturas realizadas hoy
en la exégesis y, a pesar de algunas reservas a veces graves que hay que expresar, se
admite en casi todos ellos la presencia de elementos válidos para una interpretación
integral del texto.

En efecto, la exégesis católica no tiene un método de interpretación propio y exclusivo


sino que, partiendo de la base histórico-crítica, sin presupuestos filosóficos u otros
contrarios a la verdad de nuestra fe, aprovecha todos los métodos actuales, buscando en
cada uno de ellos la semilla del Verbo.

14. Otro rasgo característico de esta síntesis es su equilibrio y su moderación. En su


interpretación de la Biblia, sabe armonizar la diacronía y la sincronía, reconociendo que las
dos se completan y son indispensables para que surja toda la verdad del texto y satisfaga
las exigencias legítimas del lector moderno.

Más importante aún es el hecho de que la exégesis católica no centra su atención


únicamente en los aspectos humanos de la revelación bíblica, error en que a veces cae el
método histórico-crítico, ni en los aspectos divinos, como pretende el fundamentalismo. Al
contrario, se esfuerza por poner de relieve todos esos aspectos, unidos en la
"condescendencia" divina (Dei Verbum, 13), que está en la base de toda la Escritura.

15. Por último, es posible descubrir el énfasis que este documento pone en el hecho de
que la palabra bíblica operante se dirige universalmente, en el tiempo y en el espacio, a
toda la humanidad. Si "la palabra de Dios... se hace semejante al lenguaje humano" (Dei
Verbum, 13), es para que todos la entiendan. No debe permanecer lejana, "porque... no
es superior a tus fuerzas, ni está fuera de tu alcance... Sino que está bien cerca de ti, está
en tu boca y en tu corazón para que la pongas en práctica" (Cfr Deut 30,11. 14).

Este es el objetivo de la interpretación de la Biblia. Si la tarea primordial de la exégesis


estriba en alcanzar el sentido auténtico del texto sagrado o sus diferentes sentidos, es
necesario que luego comunique ese sentido al destinatario de la Sagrada Escritura que es,
en la medida de lo posible, toda persona humana.

La Biblia ejerce su influencia a lo largo de los siglos. Un proceso constante de actualización


adapta la interpretación a la mentalidad y al lenguaje contemporáneo. El carácter concreto
e inmediato del lenguaje bíblico facilita en gran medida esa adaptación, pero su arraigo en
una cultura antigua suscita algunas dificultades. Por tanto, es preciso volver a traducir
constantemente el pensamiento bíblico al lenguaje contemporáneo, para que se exprese
de una manera adaptada a sus oyentes. En cualquier caso, esta traducción debe ser fiel al
original, y no puede forzar los textos para acomodarlos a una lectura o a un enfoque que
esté de moda en un momento determinado. Hay que mostrar todo el resplandor de la
palabra de Dios, aun cuando esté "expresada en palabras humanas" (Dei Verbum, 13).
La Biblia está difundida hoy en todos los continentes y en todas las naciones. Pero, para
que su acción sea profunda, es necesario que se dé una inculturación según el espíritu
propio de cada pueblo, Las naciones menos influenciadas por las desviaciones de la
civilización occidental moderna comprenderán, tal vez, con mayor facilidad el mensaje
bíblico que aquellas que ya son casi insensibles a la acción de la palabra de Dios a causa
de la secularización y de los excesos de la desmitologización.

En nuestro tiempo se requiere un gran esfuerzo, no sólo por parte de los estudiosos y los
predicadores, sino también de los divulgadores del pensamiento bíblico: deben utilizar
todos los medios posibles -y hoy disponen de muchos-, a fin de que el alcance universal
del mensaje bíblico se reconozca ampliamente y su eficacia salvífica se manifieste por
doquier.
Gracias a este documento, la interpretación de la Biblia en la Iglesia puede hallar un
impulso nuevo para bien del mundo entero, para hacer resplandecer la verdad y exaltar la
caridad en el umbral del tercer milenio.

Conclusión

16.- Al terminar, tengo la alegría de poder dar las gracias y alentar, como mis
predecesores León XIII y Pío XII, a los exegetas católicos y, en particular, a vosotros, los
miembros de la Pontificia Comisión Bíblica.

Os agradezco cordialmente el trabajo excelente que lleváis a cabo al servicio de la palabra


de Dios y del pueblo de Dios: trabajo de investigación, de enseñanza y de publicación;
ayuda prestada a la teología, a la liturgia de la Palabra y al ministerio de la predicación;
iniciativas que favorecen el ecumenismo y las buenas relaciones entre cristianos y judíos;
y participación en los esfuerzos de la Iglesia por responder a las aspiraciones y a las
dificultades del mundo moderno.

A esto añado mi aliento afectuoso para la nueva etapa que es preciso recorrer. La
complejidad creciente de esta tarea requiere los esfuerzos de todos y una amplia
colaboración interdisciplinar. En un mundo en que la investigación científica se vuelve cada
vez más importante en muchos campos, es indispensable que la ciencia exegética se sitúe
en un nivel adecuado. Es uno de los aspectos de la inculturación de la fe, que forma parte
de la misión de la Iglesia, en unión con la aceptación del misterio de la encarnación.

Que Cristo Jesús, Verbo de Dios encarnado, que abrió la inteligencia de sus discípulos a la
comprensión de la Escritura (Lc 24,45), os guíe en vuestras investigaciones. Que la virgen
María os sirva de modelo no sólo por su docilidad generosa a la palabra de Dios, sino
también, en primer lugar, por su modo de recibir todo lo que se le dijo. San Lucas nos
refiere que María meditaba en su corazón las palabras divinas y los acontecimientos que
se producían, "symbaIlousa en tê kardia autês" (Lc 2,19). Por su aceptación de la palabra,
es modelo y madre de los discípulos (Cfr Jn 19,27). Así pues, que ella os enseñe a aceptar
plenamente la palabra de Dios en la investigación intelectual y en toda vuestra vida.

Os imparto de todo corazón mi bendición apostólica, para que vuestro trabajo y vuestra
acción contribuyan cada vez más a hacer resplandecer la luz de la Sagrada Escritura.