You are on page 1of 14

ECUACIÓN DE ENERGÍA

Muchos problemas que implican el movimiento fluido exigen que la primera ley de la
termodinámica, referida a menudo como la ecuación de la energía, se utilice para relacionar
cantidades de interés. Si el calor transferido a un dispositivo (una caldera o un compresor), o el
trabajo hecho por un dispositivo (una bomba o una turbina), se desea, la ecuación de la energía
es obviamente necesaria. También se utiliza para relacionar presiones y velocidades cuando la
ecuación de Bernoulli no es aplicable; Éste es el caso cuando los efectos viscosos no pueden ser
descuidados, tales como fluir a través de un sistema aflautado en una planta industrial o un
campo de golf, o en un canal abierto que trae el agua a los Ángeles. Expresemos la ecuación de
energía en forma de volumen de control. Para un sistema es:

EQ. (1)

Donde la energía específica e incluye la energía cinética específica V2/2, la energía potencial
específica gz, y la energía interna específica de u; Es decir

EQ. (2)

No incluiremos otras formas de energía, como la energía debida a las interacciones de campo de
flujo magnético o eléctrico o las que se deban a reacciones químicas. En términos de un
volumen de control, EQ. (1) se convierte en

EQ. (3)

Esto se puede poner en formas simplificadas para ciertos flujos restringidos, pero primero
vamos a discutir el término de la transferencia de calor ˙Q y el término de la tasa de trabajo ˙ W.
El término ˙Q representa la transferencia de la velocidad de la energía a través de la superficie
de control debido a una diferencia de temperatura. (No confunda este término con la velocidad
de flujo Q.)
El término de transferencia de la tasa de calor se da o los resultados del uso de EQ. (3). El
cálculo de Q ˙ de las temperaturas dadas es el objetivo de un curso de transferencia de calor y es
bastante difícil, en general, para calcular. Un curso completo en transferencia de calor se dedica
a menudo a la determinación de Q˙ de temperaturas dadas. El término de la tarifa de trabajo se
discute detalladamente en la sección siguiente.
1. TERMINO DE RAZÓN DE TRABAJO
El término de razón de trabajo resulta del trabajo que está realizando el sistema. O, puesto que
consideramos el instante en que el sistema ocupa el volumen de control, también podemos
afirmar que el término de la tasa de trabajo resulta del trabajo que está realizando el volumen de
control.
El trabajo de interés en la mecánica de fluidos se debe a una fuerza que se desplaza a través de
una distancia mientras actúa sobre el volumen de control. El índice de hacer el trabajo ˙W, o el
poder, es dado por el producto punto de una fuerza F por su velocidad:
EQ. (4)

Donde VI es la velocidad medida con respecto a un marco de referencia fijo inercial.


El signo negativo resulta porque hemos seleccionado la Convención que el trabajo realizado en
el volumen de control es negativo.
Si la fuerza resulta de una tensión variable que actúa sobre la superficie de control, debemos
integrar,

EQ. (5)

Donde t es el vector de esfuerzo que actúa en el área elemental dA, la fuerza diferencial está
representado por, como se muestra en la Fig. 1.
Para un volumen de control en movimiento, como un coche, tenemos que evaluar la velocidad
con respecto a un marco de referencia fijo. Por ejemplo, consideremos un automóvil que viaja a
velocidad constante (ver ejemplo 4,10). Si queremos aplicar la ecuación de la energía,
podríamos hacer el coche el volumen de control. En ese caso, la velocidad en EQ. (4) se mediría
en relación con una referencia fija y no relativa al coche. Si la velocidad relativa al coche se
utiliza, la fuerza de arrastre tendría una velocidad cero que daría lugar a ningún trabajo hecho;
pero sabemos que a gran velocidad, la energía de la gasolina va principalmente a superar el
arrastre. Así el marco de referencia inmóvil es necesario.
En general, para los volúmenes de control en movimiento, la velocidad del vector V l está
relacionada con una velocidad relativa V, observada en un marco de referencia unido al
volumen de control por

EQ. (6)

Donde ˙S es la velocidad del volumen de control (ver Fig. 2). Ahora podemos escribir la tasa de
trabajo de EQ. (5) como

EQ. (7)

Donde el término de “razón de trabajo inercial” está dado por

EQ. (8)

A continuación se expresa el vector de esfuerzo como la suma de una componente normal y una
componente de esfuerzo cortante, es decir.
1

EQ. (9)

Donde se supone que la presión p es positiva en un estado de compresión. Entonces

EQ. (10)

Se permitirá que el esfuerzo cortante se componga de dos partes. Una parte tiene en cuenta el
trabajo llamado trabajo de una flecha ˙Ws transmitido por una flecha rotatoria que es cortada
por la superficie de control; este término es importante cuando nos ocupamos de los flujos en
bombas y turbinas.
La otra parte se denota trabajo de cortante ˙Wcortante y es los resultados de trasladar los; se
requiere si la superficie de control se mueve en relación con el volumen de control, como ocurre
con una correa en movimiento o banda móvil.
De ahí que el término de la tasa de trabajo es

EQ. (11)

Los términos se resumen como sigue:


Razón de trabajo que resulta de la fuerza generada por una presión que
se desplaza en la superficie de control. A menudo conocida como
trabajo de flujo.
Razón de trabajo que resulta de las flechas rotatorias como las de una
bomba o turbina, o la energía eléctrica equivalente.
Razón de trabajo producida por el esfuerzo cortante que actúa en un
CORTA
NTE límite móvil tal como una banda móvil.
Razón de trabajo que ocurre cuando el volumen de control se desplaza
con respecto a un marco de referencia.
Se debe hacer notar que los términos de razón de trabajo ˙Wcortante y ˙Wl rara vez se presentan en
problemas en un curso introductorio y a menudo se omiten en libros de texto. Se incluye aquí
con el objeto de complementar el análisis.
2. ECUACIÓN GENERAL DE LA ENERGÍA
Cuando el termino de razón de trabajo de la ecuación EQ. (11) se sustituye en la ecuación EQ.
(3), se obtiene la ecuación de la siguiente forma.

EQ. (12)

La razón del término de trabajo necesario para mover la fuerza de presión fue trasladad al lado
derecho y se trata como un término de flujo de energía
La sustitución de la ecuación EQ. (2) da por resultado

EQ. (13)

Esta forma general de la ecuación de energía es útil en el análisis de los problemas de flujo de
fluidos que pueden incluir efectos dependientes del tiempo y perfiles no uniformes. Antes de
simplificar la ecuación para el flujo constante y perfiles uniformes, vamos a introducir la noción
de "pérdidas".
En muchos flujos fluidos, las formas útiles de energía (energía cinética y energía potencial) y el
trabajo del flujo se convierten en formas inutilizables de la energía (energía interna o traspaso
térmico). Si asumimos que la temperatura del volumen de control permanece inalterada, la
energía interna no cambia y las pérdidas se equilibran mediante transferencia de calor a través
de la superficie de control. Esta transferencia de calor puede ser el resultado de la convección,
radiación o conducción en las superficies de control. La teoría de la transferencia de calor
presenta una descripción detallada de estos efectos. Sin embargo, en un curso de mecánica de
fluidos introductorios la suma de estos efectos se aglutina y denota Q. así definimos las pérdidas
como la suma de todos los términos que representan formas inutilizables de energía:

EQ. (14)

Podemos reescribir la ecuación de energía como:


EQ. (15)

Las pérdidas se deben a dos efectos principales


1) La viscosidad provoca fricción que incrementa la energía interna (incremento de la
temperatura) o transferencia de calor.
2) Los cambios de geometría provocan flujos separados que requieren una energía útil
para mantener los movimientos secundarios resultantes que ocurre la disipación.
En un conducto, las pérdidas por efectos viscosos se distribuyen en toda la longitud, mientras
que la pérdida debida a un cambio de geometría (una válvula, un codo, una ampliación) se
concentra en las cercanías del cambio de geometría.
El cálculo analítico de las pérdidas es bastante difícil, particularmente cuando el flujo es
turbulento. En general, la predicción de las pérdidas se basa en fórmulas empíricas.
Tales fórmulas serán dadas en capítulos subsecuentes. En este capítulo discutimos las pérdidas
cualitativamente, y, en ejemplos y problemas, se darán pérdidas.
Para una bomba o una turbina las pérdidas se expresan en términos de la eficacia. Por ejemplo,
si la eficiencia de una bomba es 80%, las pérdidas serían el 20% de la entrada de energía a la
bomba.
Puede ser que el objetivo en un flujo fluido particular sea cambiar la energía interna del líquido,
por ejemplo en el generador de vapor (caldera) de una central eléctrica, por la transferencia del
calor; entonces la definición de las pérdidas arriba debe ser alterada de modo que el término de
la pérdida incluya solamente los efectos disipantes de la viscosidad del líquido.
Generalmente, para problemas de interés en la mecánica de fluidos, EQ. (15) es aceptable.
3. FLUJO UNIFORME CONTINUO
Consideremos una situación de flujo constante en la que hay una entrada y una salida a través de
la cual se pueden asumir perfiles uniformes. También, asuma que ˙ WCORTANTE =˙ Wi =0 con
VI=V. Para tal flujo el término (V2/2 + gz + p/r) en EQ. (5) es constante a través de la sección
transversal porque v es constante (asumimos un perfil de velocidad uniforme) y la suma de
p/ρ + gz es constante si la aerodinámica en cada sección es paralela. La ecuación de la energía
(EQ. (15)) entonces simplifica a

EQ. (16)

Donde los subíndices 1 y 2 se refieren a la entrada y salida, respectivamente. El flujo total es


dado . Después de dividir por ˙mg tenemos

EQ. (17)
Donde se introdujo la perdida de altura hL, definida como

EQ. (18)

A menudo se escribe en función de un coeficiente de perdida K como

EQ. (19)

Donde V es más a menudo V1 o V2; Si no es obvio, se especificará.


La pérdida de la altura se conoce como "altura", ya que tiene dimensiones de longitud. Podemos
también referir a V2/2g como la altura dinámica de la velocidad y p/γ y como altura de presión
puesto que esos términos también tienen dimensiones de la longitud. Recuerde también del
capítulo 3 que p/γ + z se llama la altura piezométrica. Además, la suma de la altura piezométrica
y la altura dinámica se llama la altura total.
La ecuación de energía, en forma de EQ. (17), es útil en muchas aplicaciones y es, quizás, la
forma más utilizada de la ecuación de energía. Si las pérdidas son insignificantes y no hay
trabajo de flecha, entonces la ecuación de energía adquiere la forma

EQ. (20)

Observe que la ecuación de la energía se ha reducido a una forma idéntica con la ecuación de
Bernoulli cuando γ2 = γ1 (un flujo constante de la densidad). Debemos recordar, sin embargo,
que la ecuación de Bernoulli es una ecuación de impulso aplicable a lo largo de una
aerodinámica y la ecuación de arriba es una ecuación de energía aplicada entre dos secciones de
un flujo. No es de extrañar que ambos deben predecir resultados idénticos de las condiciones
indicadas porque la cabeza de la velocidad es constante sobre una sección representativa y la
suma de la cabeza y de la elevación de la presión sigue siendo constante sobre una sección
representativa.
La ecuación de la energía EQ. (17) se puede aplicar a cualquier flujo constante, uniforme con
una entrada y una salida. El volumen del control se selecciona generalmente de modo que las
secciones de la entrada y de la salida tengan una cabeza total uniforme. Por ejemplo, puede
aplicarse al flujo de agua a través de una tubería larga; la cabeza total en la entrada y la salida
puede entonces ser evaluada convenientemente en el centro de la entrada y de la salida de la
pipa. La ecuación de la energía se puede aplicar al flujo que pasa una puerta (Fig. 4,9). Se
muestra un volumen de control apropiado. La cabeza total en la entrada y salida puede ser
evaluada en cualquier punto de la entrada y salida, respectivamente. Sin embargo, una opción
conveniente sería los puntos en la superficie del agua. Así la ecuación de la energía se convierte

EQ. (21)
donde las presiones han sido puestas a cero. Si hubiéramos elegido el centroides de la entrada y
salida, como se muestra en la Fig. 2 , habríamos obtenido

EQ. (22)

Vemos que este resultado es el mismo que en EQ. (21) si sustituimos p1 = γh1/2 y P2 = γh2/2.
Para la integridad, se observa que las pérdidas entre 1 y 2 en

La figura 2 podría descuidarse porque los efectos viscosos internos ocurren solamente sobre
una distancia relativamente corta y no se generan flujos secundarios significativos.
La ecuación de energía (EQ. (15)) se puede aplicar a cualquier volumen de control. Por ejemplo,
considere el flujo incompresible constante y uniforme a través de una sección en T en una
tubería (Fig. 3) en la que hay una entrada y dos salidas. La ecuación de energía se puede aplicar
a cada uno de los dos volúmenes de control, uno para el flujo másico que sale de la sección 2 y
el otro para el flujo másico que sale de la sección 3:

EQ. (23)

Los términos de la pérdida en EQ. (23) incluyen las pérdidas entre la entrada y las salidas
respectivas. Si las pérdidas son insignificantes, la ecuación de energía se reduce a una forma
similar a la ecuación de Bernoulli que se aplica a lo largo de una aerodinámica que va de 1 a 2 o
una aerodinámica va de 1 a 3.
Una nota final a esta sección se refiere a la nomenclatura de bombas y turbinas en un sistema de
flujo. A menudo es convencional para llamar el término de energía (˙WS/˙mg) asociado con una
bomba de la cabeza de la bomba HP, y el término (˙ WS/ ˙mg) asociado con una turbina de la
turbina de la cabeza HT. Entonces la ecuación de energía, para un flujo incompresible, toma la
forma

EQ. (24)

En esta forma hemos igualado la energía en la entrada más energía agregada a la energía en la
salida más energía extraída (energía por peso unitario, por supuesto). Si cualquiera de las
cantidades es cero (por ejemplo, no hay bomba), el término apropiado se omite simplemente.
Los términos HP y HT representan la energía que se transfiere a y desde el fluido,
respectivamente. Si se desea la energía suministrada por la turbina o requerida por la bomba,
debe utilizarse la eficiencia de cada dispositivo.

La potencia generada por la turbina con una eficiencia de ηT es simplemente

EQ. (25)

El requisito de energía por una bomba con una eficacia de ηP sería

EQ. (26)

Vamos a calcular la potencia en vatios, ft-lb/seg, o caballos de fuerza. Recuerde que un caballo
de fuerza equivale a 746 W o 550 ft-lb/seg.
4. FLUJO CONSTANTE NO UNIFORME
Si la asunción de perfiles de velocidad uniformes no es aceptable para un problema de interés,
como es a veces la situación, tenemos que considerar la integral de la superficie de control en
EQ. (15) con la expresión adecuada para la distribución de la velocidad. En la práctica, se puede
contabilizar una distribución de la velocidad introduciendo el factor de corrección α, definido
por

EQ. (27)

donde es la velocidad media sobre el área A, dada por EQ. (11). Entonces el término que
explica el flujo de energía cinética en EQ. (15) es

EQ. (28)

donde hemos utilizado . usando este factor, podemos tener en


cuenta las distribuciones de velocidad no uniformes modificando EQ. (24) para leer

EQ. (29)

donde son las velocidades medias en las secciones 1 y 2, respectivamente. Para


un flujo con un perfil parabólico en un tubo podemos calcular α=2,0 (ver ejemplo 2).
Sin embargo, para la mayoría de los flujos turbulentos internos, el perfil es casi uniforme con un
α≈ 1,05. Por lo tanto, simplemente vamos a α = 1 ya que está tan cerca de la unidad; esto
siempre se hará a menos que se indique lo contrario, ya que la mayoría de los flujos internos que
encontramos son, de hecho, flujos turbulentos.
EJEMPLOS