Sie sind auf Seite 1von 5

1

INTRODUCCIÓN

El concepto de política internacional se refiere a la relación sociocultural llevada a


cabo por los diferentes actores que participan dentro de un panorama internacional,
usualmente se basa en las políticas exteriores impuestas por los países miembros.

Para cada Estado, sus principales prioridades en política exterior están al mismo
nivel en las naciones, las cuales pueden ser geográficamente fronterizas ya sean
vecinas o no, en relación con aquellos países que expresan su voto dentro de las
Naciones Unidas, ésta junto con otros organismos internacionales, de los cuales las
sedes principales se ubican en Nueva York y Ginebra, además de con aquellos
países con los que mantienen relaciones económicas privilegiadas.

La política exterior moderna está sujeta a los criterios del Estado por los que se
rigen; a una percepción de la síntesis histórica en cuanto a la ubicación de un país
a nivel mundial, tanto en niveles como geográficamente, además de estar sujeta a
una lectura adecuada de los desafíos de la globalización y la repercusión en la vida
de cada uno de los individuos de una nación.

Dentro de la política exterior hay objetivos claros y precisos, como:

 Generar y preservar un ambiente de paz, estabilidad, comodidad y respeto en lo


que cabe a derecho internacional, en los ámbitos fronterizos, regional,
subregional y mundial y así obtener el escenario más utópico posible.
 Una diplomacia firme para el avance y desarrollo económico y social con
equidad.
 Se aspira a un mundo basado en el equilibrio respetuoso de los principios del
derecho internacional, en el que el multilateralismo, lejos de debilitarse, se
fortalezca.
 Un mundo donde se entienda que la globalización requiere de una
gobernabilidad basada en los valores de los derechos humanos. Una estructura
internacional donde haya menos desigualdad entre naciones y al interior de
éstas. Un mundo que haga del desarrollo sustentable no sólo un programa, sino
una realidad en la que el eje de la sostenibilidad sean los seres humanos.
2

EN EL MARXISMO

El marxismo se trataba en sí de una construcción teórica, la cual se basa en el


riguroso análisis de las contradicciones del desarrollo social. Los conceptos teóricos
fundamentales se originaron en base a las ideas de Carlos Marx y Federico Engels.
Para el marxismo la historia es considerada como un proceso de lucha de clases.
Aun si la obra de Marx y Engerls no aporta referencias a las relaciones
internacionales, esta llego a elaborar conceptos que sirvieron como herramientas
que tiempo después pudieron ser enriquecidos y ampliados por autores como Rosa
Luxemburgo, Bujarin o Lenin.
Rosa Luxemburgo desarrollo el concepto de la transnacionalización de capital,
haciendo hincapié en la teoría marxista sobre las clases sociales y ubicar el
concepto de lucha de clases dentro de una relación de dependencia, resultando en
una superación por sobre las fronteras nacionales. Posteriormente el autor Lenin ,
debido a su necesidad de un constante desarrollo expansivo con el fin de superar
las contradicciones internas y garantizar los beneficios para el Estado, estudiará el
fenómeno del imperialismo, en el cual se trata la concentración del capital y el
crecimiento de monopolios, la libre competencia tiende a desaparecer dejando
como protagonistas a los monopolios y al Estado como servidor de estos
remarcando los cambios experimentados por el capitalismo y las modificaciones de
su estructura tanto nacional como internacional. El enfoque creado por el marxismo
era un tanto complejo, de carácter no estatocéntrico, con los siguientes aspectos
definitorios:

1. La clase social es el actor principal en la consideración del medio internacional.


2. Existe un esfuerzo por realizar una visión totalizadora y globalizadora en el
análisis.
3. El estudio se realiza desde una perspectiva dinámica y crítica del sistema
internacional.
4. Existe una superación del elemento estatal, subordinado éste a relaciones de
dominación.
3

“La clase social es el actor principal en la consideración del medio internacional” –


Rosa Luxemburgo

EN EL LIBERALISMO

La escuela del liberalismo considera a los estados nacionales como importantes,


sin embargo, no son los únicos actores participantes, incluso en algunos casos
quedan como terceros, dejados de lado. Existen casos en los que los liberales no
aceptan los principios liberales de las Relaciones Internacionales sobre la
economía y la política, prefiriendo en su lugar el realismo o, por el contrario,
quienes no aceptan estrictamente los principios del liberalismo en la economía y
la política, pero siguen la teoría del liberalismo de las relaciones internacionales.
El liberalismo en la política y en la economía por lo general va de la mano, pero
hay algunos casos en los que los dos tipos de movimiento pueden existir por
separado, por ejemplo, la China moderna une la economía liberal con la política
no liberal, ósea, anti-liberal, dando como resultado al comunismo.
La seguridad del Estado contra las posibles amenazas externas es el objetivo de
toda sociedad, y la forma más directa es la democratización de todos los países del
mundo ya que las "democracias no se atacan entre sí" y en vez de pelear, buscan
una manera de eliminar los conflictos y las contradicciones pacíficamente sobre la
base de un compromiso. Los Estados democráticos están en un estado de paz
relativa, firme y garantizada, y sólo los Estados no democráticos y otros actores
políticos mundiales (tales como los terroristas), amenazan con la guerra

El Estado y la naturaleza humana cambian permanentemente, mejorando y


desarrollando el aumento de la libertad, la fortaleza del proceso de democratización,
el incremento de la tolerancia y la responsabilidad civil (que puede ser una
oportunidad para evolucionar todo el sistema político mundial, y la negativa gradual
de la estricta estructura hierática, y de los recursos y tecnologías materiales)

El gobierno estatal no es la única institución responsable de la política exterior, su


comprensión y puesta en práctica; los ciudadanos comunes de las democracias no
4

pueden ser individuos y en este caso pueden entender eficazmente los procesos de
las RI, e incluso tener influencia sobre ellos parcialmente.

El liberalismo económico es el principio del libre mercado, sin la interferencia del


gobierno en la economía, el llamado “laissez-faire”, lo cual quiere decir: libre
competencia, no interferencia en la economía, libertad de empresa ilimitada; y el
libre comercio. Está regido por la mano invisible y se "autorregula", es decir, un
mecanismo de los procesos económicos en el caso de que no existan instituciones
de gobierno. Según los liberales, en la economía, siguiendo el egoísmo razonable
y no teniendo restricciones exteriores, a excepción de las de los competidores, los
individuos, funcionando libremente, eligen la estrategia óptima de auto-
enriquecimiento y logran el mayor éxito.

EN EL CONSTRUCTIVISMO

El constructivismo asume que la identidad de los Estados es variable; esta


dependerá del contexto histórico, cultural, político hacia una perspectiva
constructivista y crítica del análisis de política exterior y social. Las acciones del
Estado en política exterior son constreñidas y empoderadas por las prácticas
sociales prevalecientes a nivel interno e internacional. Por lo anterior, a diferencia
de otros enfoques en relaciones internacionales, principalmente aquellos
provenientes de la tradición realista, para el constructivismo cada fenómeno a
estudiar debe ser contextualizado.
El constructivismo afirma que la identidad del Estado es producto de las prácticas
sociales. Dentro del Estado existen áreas de prácticas culturales lo
suficientemente empoderadas a través de la institucionalización y autorización, las
cuales son constitutivas o influencian la política estatal y que tiene efectos sobre
la identidad del Estado en el exterior.
El constructivismo puede considerarse, entonces, como una teoría que
complementa y enriquece el análisis de política exterior, ya que asume cuestiones
como el interés racional de los actores, pero los problematiza; se encarga también
de aspectos estructurales, tales como las influencias externas o sistémicas en la
determinación de las preferencias nacionales.
5

CONCLUSION

He de concluir que la política internacional, tanto como las relaciones, la economía


y los sistemas en si han sufrido cambios muy drásticos a lo largo de la existencia
de la humanidad, siendo mayormente influenciados por la opinión y lucha del
pueblo, siendo esta creada por los pensadores que aparecieron en dichas épocas,
incluso sin estar presentes, su la presencia dentro de sus propias obras estaba tan
arraigada que llego al pensamiento profundo de muchos otros pensadores,
creando así diferentes organizaciones y modos económicos.