Sie sind auf Seite 1von 4

Universidad Tecnológica Nacional – Facultad Regional Tucumán

TPNª1: Emplazamiento Ingenio Azucarero Integrantes: Leiva, López, Medina Dip, Taddei

Emplazamiento de un Ingenio Azucarero

Para conocer los lineamientos principales para la instalación de una fábrica azucarera pasaremos a
detallar el proceso de obtención del azúcar a partir de la caña de azúcar.

Detalle del proceso productivo

Una vez conocido el detallle del proceso productivo podemos dar los lineamientos principales para la
instalación de una fábrica azucarera.
Una de las características más notables de la misma es la de ser una industria muy viva y susceptible de evolucionar
y transformarse rápidamente. Esta facultad la debe a su carácter intermitente: la fábrica trabaja 4 o 5 meses al año y
dispone de 7 a 8 meses para hacer todas las modificaciones y las transformaciones necesarias a sus procedimientos
y a su material.

El ingeniero que concibe una fábrica de azúcar, aun si la construye nueva, lo que no es usual, no debe tener en cuenta
la instalación prevista y que finalmente adopta, como estática. Por el contrario, tiene que considerarla como un
organismo vivo capaz de desarrollarse lenta o bruscamente en una de sus partes. La instalación debe preverse de
manera que éstos desarrollos sean posibles, por lo cual:

 Se debe dejar mucho espacio para la circulación alrededor de las máquinas, aparatos y en general hacer la
instalación amplia.
 Dejar lugar para las posibles ampliaciones imaginables, aunque no parezcan imponerse en un provenir próximo.
Por ejemplo, la casa de calderas no debe limitarse considerablemente. El último molino no debe chocar contra otros
aparatos; debe dejarse lugar para uno o dos molinos suplementarios. El múltiple efecto debe poder agrandarse en
dos vasos, tanto en la cabeza como en la cola. Lo mismo se dice para los tachos, las centrifugas, los tanques, las
defecadoras, etc.
 Hacer posible y fácil todo alineamiento posterior de los edificios. El eje de esto debe ser paralelo al eje de molinos
o al alineamiento de los aparatos, etc. Es decir, que las formas deben ser perpendiculares al eje o al alineamiento de
las máquinas que recibirán.

La libertad y el espacio deben buscarse no solamente en plano, sino en altura. Una fábrica raramente es muy alta.
Debe dejarse un espacio grande sobre los aparatos y cuando se llega al techo no sebe dudarse en subirlo varios metros.

La claridad, la simplicidad y la economía de la instalación, exigen que los departamentos inter dependientes, estén
dispuestos cerca unos de otros, particularmente:

 Los molinos y las calderas: con un trayecto en línea recta para el conductor de bagazo, de manera que el mismo
conductor tome el bagazo del último molino y lo distribuya a los hornos.
 Las calderas y la central eléctrica por las tuberías de vapor a alta presión.
 La central eléctrica, la evaporación y los tachos, por las tuberías de vapor de escape.
 Los molinos y la clarificación, por los tubos de jugo. Estos son poco molestos y la yuxtaposición es relativamente
secundaria.
 Los calentadores y la evaporación por los tubos de vapor tomado del evaporador (importante).
 La clarificación y los calentadores, (y en consecuencia la evaporación). Los calentadores deben encontrarse entre
los clarificadores y el múltiple efecto, por las tuberías de jugo frio y de jugo caliente.
 Los tachos, los cristalizadores y las centrifugas, por las tomas de mieles.

Por otro lado, algunos departamentos no deben estar en el interior de la fábrica sino en la periferia:

 Los molinos, por la alimentación de la caña.


 Las calderas, por la evacuación de cenizas y el excedente de bagazo.
Universidad Tecnológica Nacional – Facultad Regional Tucumán
TPNª1: Emplazamiento Ingenio Azucarero Integrantes: Leiva, López, Medina Dip, Taddei

 Los filtros, por la evacuación de cachaza.


 El departamento de vacío, por la evacuación del agua caliente o por el retorno del agua fría.
 Las centrifugas, por la alimentación y el despacho de azúcar.

Cuando se dibuja o se modifica el plano de la fábrica, es difícil respetar completamente todas estas condiciones de
proximidad y de emplazamiento. Esto puede hacerse en un proyecto nuevo por construir, pero en una fábrica
existente que va a modificarse, generalmente debe adoptarse un compromiso.

Se notará que las condiciones de proximidad enunciadas, no dan grado de libertad en los primeros departamentos de la fábrica
(molinos, calderas, plata eléctrica, clarificación, calentamiento, evaporación). Estos departamentos, por el contrario, no imponen
ninguna liga entre los que están antes y después de los tachos. Se dispone entonces una especie de articulación entre la
evaporación y los tachos. Puede entonces, a voluntad, disponerse la fábrica a lo largo, a partir de este punto, o adoptar una forma
más compacta y aproximar las centrifugas al resto de la fábrica.

Estos principios condicionan a la disposición esquemática.

Bombas

Debe haber el número menor posible de bombas en la fábrica. Las bombas se multiplican a veces al azar de las necesidades
cuando una distribución mejor comprendida permitiría evitarlas. La gravedad debe utilizarse cada vez que se pueda: no cuesta
nada, no necesita hilos, ni de corriente, ni de tubos, ni de vapor y jamás se descompone.

Como es necesario de vez en cuando subir jugos o la masa cocida, lo mejor es subirlos en ese momento, lo más alto posible y
después disponer los aparatos de manera que el servicio pueda hacerse por gravedad.

Frecuentemente es posible, por ejemplo hacer una distribución en la siguiente forma:


Universidad Tecnológica Nacional – Facultad Regional Tucumán
TPNª1: Emplazamiento Ingenio Azucarero Integrantes: Leiva, López, Medina Dip, Taddei

 El jugo fluye, por gravedad del clarificador primario al primer cuerpo.


 El jugo regresa, por gravedad, del clarificador secundario a la alcalización primaria.
 La cachaza va, por gravedad, del clarificador secundario al mezclador del filtro.
 La masa cocida va por gravedad, del werkpoor a las centrifugas de la primera templa.

Para este fin, la tanquera que recibe los productos a la salida de un departamento debe colocarse suficientemente alta.
A veces, en las instalaciones mal concebidas se ven bombas que se emplean para subir un producto algunos centímetros. Es
sobre todo en el círculo de agua fría y de agua caliente, en donde se encuentran las soluciones más mal estudiadas. Un circuito
bien estudiado, permitiría, en general, suprimir la casi totalidad de las bombas de recirculación.

El esquema puede llevarse a cabo en muchas formas diferentes. En la figura 458 se indica una de las soluciones aceptables.

Aire y luz

Otra mala tendencia es la que consiste en cerrar todos los departamentos para evitar robos. Para hacer azúcar en condiciones
económicas, el jugo debe tratarse rápida y limpiamente. Para que la fábrica tenga salas y aparatos limpios, debe contar con un
espacio generoso.

Es conveniente multiplicar las ventanas, pero es mejor suprimir completamente los muros. Estos se reservaran para el primer
piso y en ellos se harán tantas ventanas como sea posible. En el primer piso será suficiente un muro de un metro de altura y
eventualmente el piso superior se soportara pos simples columnas que deberán ser calculadas largamente, anclándolas y
gravitándolas perfectamente.

De esta manera se ofrecerá menor resistencia a los ciclones, ya que el viento atravesara los edificios sin encontrar bolsas o
barreras de muros y muy pocos ladrones podrán levantarse al nivel de un muro de seis u ocho metros sobre el piso, aun si algunos
pudieran entrar, debe decirse que la ganancia obtenida por el aire, la luz y la limpieza sobrepasaran las pérdidas que puedan
deberse a ladrones eventuales.
Universidad Tecnológica Nacional – Facultad Regional Tucumán
TPNª1: Emplazamiento Ingenio Azucarero Integrantes: Leiva, López, Medina Dip, Taddei