Sie sind auf Seite 1von 69

HACHA

Gary Paulsen

"Esta historia de supervivencia plausible, tensa es una cuenta fascinante." -Kirkus ( opinión asterisco)

Pensamientos de divorcio de sus padres llenan la cabeza de Brian Robeson mientras vuela en un avión de un solo motor para visitar a su padre en el
desierto canadiense. Cuando el piloto sufre un ataque al corazón y muere, Brian de alguna manera debe aterrizar el avión por sí mismo y luego, a la
izquierda con sólo la ropa que lleva puesta y un hacha que recibió de su madre como regalo de despedida, Brian debe poner pensamientos de su pasado
detrás de él y tratar de averiguar cómo puede mantenerse con vida ...

' 'Una historia de infarto ... algo más allá de la aventura, un libro que sumerge a los lectores en la hendidura de la experiencia del protagonista ".
- Publishers Weekly

Un Newbery Honor Book Un


ALA Libro Notable
Lista de libros Selección del editor

1.

BRIAN ROBESON miraba por la ventana del pequeño avión en el desierto norte verde sin fin continuación. Eso
era un pequeño avión, un Cessna 406-un arbusto-avión-y el motor era tan fuerte, por lo rugiendo y lento y en voz alta, que arruinó
cualquier posibilidad de conversación.
No es que tuviera mucho que decir. Tenía trece años y el único pasajero en el avión con un piloto llamado, ¿qué era? Jim o Jake o algo-

que se encontraba en su mediados de los años cuarenta y que habían permanecido en silencio mientras trabajaba para prepararse para el

despegue. En los pies desde que Brian había llegado al pequeño aeropuerto en Hampton, Nueva York para reunirse con el avión impulsado

por su madre, el piloto había hablado sólo cinco palabras para él. "Póngase en el asiento del copiloto." ¿Qué Brian había hecho. Se habían

quitado y que fue la última de la conversación. Se había producido la excitación inicial, por supuesto. Nunca había volado en un avión de un

solo motor antes y estar sentado en el asiento del copiloto con todos los controles allí mismo, delante de él, todos los instrumentos de su

rostro cuando el avión garras de altitud, sacudidas y se desliza sobre las corrientes de viento como el piloto despegó, había sido interesante y

excitante. Pero en cinco minutos se habían estabilizado en seis mil pies y se dirigió al noroeste ya partir de entonces el piloto había estado en

silencio, mirando hacia el frente, y el zumbido del motor habían sido todo lo que quedaba. El zumbido y el mar de árboles verdes que se

extendía delante de la nariz del avión y fluyeron hacia el horizonte, se extendió con lagos, pantanos y arroyos y ríos errantes.

Ahora Brian se sentó, mirando por la ventana con el rugido atronador través de sus oídos, y trató de catalogar lo que había llevado hasta su

toma este vuelo. El pensamiento comenzó. Siempre que comenzó con una sola palabra. Divorcio.

Era una palabra fea, pensó. Un desgarre, fea palabra que significaba peleas y gritos, abogados-Dios, pensó, cómo odiaba
abogados que se sentaron con sus confortables sonrisas y trató de explicarle en términos legales cómo todo lo que vivió en se
deshacía y la ruptura y rompiendo todas las cosas sólidas. Su casa, su vida -todas las cosas sólidas. Divorcio. Una palabra de
ruptura, una palabra fea ruptura.
Divorcio.
Misterios.
No, no secretos tanto como simplemente el secreto. Lo que sabía y no le había contado a nadie, lo que sabía de su madre
que había causado el divorcio, lo que sabía, lo sabía el secreto.
Divorcio. El
secreto.
Brian sintió que sus ojos empiezan a arder y sabía que habría lágrimas. Había llorado por un tiempo, pero que ahora se ha ido.
No lloraba ahora. En cambio sus ojos ardían y las lágrimas llegaron, que filtran las lágrimas que ardían, pero no lloró. Se secó los
ojos con un dedo y miró al piloto por el rabillo del ojo para asegurarse de que no había notado la quema y lágrimas.

El piloto se sentaba grandes, las manos ligeramente sobre la rueda, los pies en los pedales del timón. Parecía más una máquina que un

hombre, una extensión del avión. Sobre el tablero frente a él Brian vio diales, interruptores, medidores, perillas, palancas, manivelas, las

luces, las manijas que se wiggling y el parpadeo, todo indica nada de lo que él entendía y el piloto parecía la misma manera. Parte del avión,

no humano.

Cuando vio a Brian vistazo a él, el piloto parecía abrirse un poco y sonrió. "¿Alguna vez volar en el asiento del copiloto
antes?" Se inclinó y levantó el auricular de la oreja derecha y la puso en su templo, gritando para superar el sonido del
motor.
Brian sacudió la cabeza. Nunca había estado en cualquier tipo de avión, nunca había visto la cabina de un avión, excepto en las películas o

en la televisión. Era ruidoso y confuso. "Primera vez."

"No es tan complicado como parece. Bueno avión como esto casi se vuela." El piloto se encogió de hombros. "Hace que mi trabajo fácil."

Tomó el brazo izquierdo de Brian. "Aquí, poner sus manos en los controles, los pies en
los pedales del timón, y yo voy a mostrar lo que quiero decir. "Brian sacudió la cabeza. 'Será mejor que no lo haga.'" Claro. Intentalo..."

Brian se acercó y se puso al volante de un agarre tan fuerte que sus nudillos estaban blancos. Él empujó sus pies sobre los pedales. El
avión viró repentinamente hacia la derecha.

"No es tan difícil. Tome su luz, llevarla a la luz." Brian alivió algunas veces", relajó su agarre. El ardor en sus ojos fue olvidado
momentáneamente como la vibración del avión llegó a través del volante y los pedales. Parecía casi vivo.

"¿Ver?" El piloto soltó la rueda, levantó las manos en el aire y bajó los pies a menudo" los pedales para mostrar Brian en realidad
estaba volando el avión solo.

"Simple. Ahora gire la rueda un poco a la derecha y empuje en el timón derecho pedalear una pequeña cantidad."

Brian se volvió ligeramente la rueda y el plano inmediatamente viró hacia la derecha, y cuando se presiona sobre el pedal derecho
del timón de la nariz se deslizó a través del horizonte hacia la derecha. Dejó fuera de la presión y enderezó la rueda y el plano
enderezó sí mismo.
"Ahora se puede girar. Traerla de vuelta a la izquierda un poco."

Brian giró el volante a la izquierda, empuja el pedal izquierdo, y el avión regresó alrededor. "Es fácil." Él sonrió. "Al menos esta
parte."
El piloto asintió. "Todos a volar es fácil. Solo se necesita aprender. Como todo lo demás. Como todo lo demás." Tomó los controles
espalda, luego se estiró y se frotó el hombro izquierdo. "Dolores y molestias-deben estar haciendo viejo."

Brian soltó los controles y movió los pies de los pedales como el piloto puso sus manos en el volante. "Gracias. . . "

Pero el piloto había puesto el auricular de nuevo y el agradecimiento se pierde en el ruido del motor y las cosas volvieron a Brian mirando

por la ventana en el océano de árboles y lagos. Los ojos ardientes no regresaron, pero los recuerdos lo hicieron, llegaron las inundaciones.

Las palabras. Siempre las palabras.


Divorcio. El

secreto. Peleas.

División.

La gran división. El padre de Brian no entendía como Brian lo hizo, sólo sabía que la madre de Brian quería romper el matrimonio
aparte. La división había llegado y luego el divorcio, todo tan rápido, y el tribunal le había dejado con su madre a excepción de los veranos
y el juez lo llamó "derechos de visita." Tan formal. Brian odiaba jueces como odiaba abogados. Los jueces que se inclinaban sobre el
banco y pidió a Brian si entendía donde iba a vivir y por qué. Los jueces que no saben lo que realmente había sucedido. Jueces con el
aspecto cuidado que no significaba nada como abogados dijeron frases legales que no significaban nada.

En el verano de Brian iba a vivir con su padre. En el año escolar con su madre. Eso es lo que dijo el juez después de mirar
en papeles de su escritorio y escuchar a los abogados hablan. Hablar. Palabras. Ahora el avión se sacudió ligeramente a la
derecha y Brian miró al piloto. Se frotaba el hombro de nuevo y allí estaba el repentino olor a gas cuerpo en el avión. Brian
volvió a evitar avergonzar al piloto, que era obviamente de alguna incomodidad. Debe tener problemas de estómago. Así que
este verano, este primer verano cuando se le permitió tener "derecho de visita" con su padre, con el divorcio sólo un mes de
edad, Brian estaba en dirección norte. Su padre era un ingeniero mecánico que había diseñado o inventado una nueva broca
de perforación de petróleo, una auto-limpieza, poco auto-afilado. Él estaba trabajando en los campos de petróleo de Canadá,
Brian estaba montando desde Nueva York con un poco de exploración geológica-se anclará al suelo en la parte trasera del avión junto a una bolsa

de tela que el piloto había llamado un paquete de supervivencia, que tenía suministros de emergencia en caso de que tuvieran que hacer un

aterrizaje de emergencia, que tuvo que ser hecho especialmente en la ciudad, montado en una avioneta con el piloto llamado Jim o Jake o algo

que había resultado ser un tipo bien, dejando a volar y todo.

Excepto por el olor. Ahora había un olor constante, y Brian tomó otra mirada en el piloto, lo encontró frotando el hombro y el brazo
ahora, mueren brazo izquierdo, dejando ir más gas y haciendo una mueca. Probablemente algo que comió, pensó Brian.

Su madre le había expulsado de la ciudad para cumplir con el plano en Hampton donde vino a recoger el equipo de perforación. Una unidad en

silencio, una unidad de tiempo en silencio. Dos horas y media de estar sentado en el coche, mirando por la ventana del mismo modo que ahora

estaba mirando por la ventana del avión. Una vez, después de una hora, cuando estaban fuera de la ciudad se volvió hacia él.

"Mira, no podemos hablar de esto? ¿No podemos hablar de esto? ¿No puedes decirme lo que te molesta?" Y había las
palabras de nuevo. Divorcio. División. El secreto. ¿Cómo podía decir lo que sabía? De modo que había permanecido en
silencio, sacudió la cabeza y siguió mirando sin ver el campo, y su madre había vuelto a conducir sólo para hablar con él una
vez más cuando estaban cerca de Hampton.

Ella llegó en el respaldo del asiento y se crió una bolsa de papel. "Tengo algo para ti, para el viaje."

Brian tomó el saco y abrió la tapa. Dentro había un hacha, el tipo con un mango de acero y una empuñadura de goma. La cabeza
estaba en un caso de cuero stout que tenía un bucle de correa latón-remachado.
"Va en el cinturón." Su madre habló ahora sin mirarlo. Había algunos camiones de granja en el camino ahora y tenía que
tejer a través de ellos y ver el tráfico. "El hombre de la tienda dijo que se podría utilizar. Usted sabe. En el bosque con su
padre."
Papá, pensó. No es "mi padre." Mi papa. "Gracias. Es muy agradable." Pero las palabras sonaban huecas, incluso a Brian.

"Pruébalo en. Vea cómo se ve en el cinturón."


Y que normalmente habría dicho que no, normalmente habría dicho que no que parecía demasiado hokey tener un hacha
en su cinturón. Esas eran las cosas normales que diría. Pero su voz era delgada, tenía un sonido como algo delgada que
rompería si lo tocó, y se sentía mal por no hablar con ella. Sabiendo lo que sabía, incluso con la ira, el blanco del odio calor de
su ira hacia ella, todavía se sentía mal por no hablar con ella, y así seguirle la corriente se aflojó el cinturón y sacó el lado
derecho y puso el hacha en y rethreaded la correa.

"Scootch alrededor para que pueda ver."

Se movió en el asiento, sintiendo sólo un poco ridícula.


Ella asintió. "Al igual que un explorador. Mi pequeño explorador." Y allí estaba la ternura en su voz que tenía cuando era
pequeño, la ternura que tenía cuando era pequeño y enfermo, con un resfriado, y ella puso su mano en la frente, y la quema
apareció en sus ojos una y otra que se había alejado de ella y miró por la ventana, olvidado el hacha en su cinturón y así
llegaron al avión con el hacha todavía en su cinturón.

Debido a que era un vuelo de arbusto de un pequeño aeropuerto no había habido seguridad y el avión había estado esperando,
con el motor en marcha cuando llegó y le había agarrado su bolsa maleta y mochila y correr por el avión sin parar para quitar el hacha
de guerra.
Por lo que todavía estaba en su cinturón. Al principio había sido avergonzado, pero el piloto no había dicho nada al respecto y Brian se olvidó de él, ya

que se quitaron y comenzaron a volar.

Más olor ahora. Malo. Brian se volvió de nuevo para mirar al piloto, que tenía las dos manos sobre su estómago y fue una mueca de dolor, tratando de

alcanzar el hombro izquierdo de nuevo como observaba cerebro.

"No sé, chico ..." Las palabras del piloto fueron un silbido, apenas audible. "Bad dolores aquí. Los malos dolores. Pensamos que era algo

que comí, pero..."

Se detuvo cuando un nuevo espasmo de dolor le golpeó. Incluso Brian podía ver lo malo que era el dolor condujo al piloto en el asiento,

atrás y hacia abajo.

"Nunca he tenido nada como esto ..."


El piloto alcanzado para el interruptor de su cable de micrófono, la mano que vienen en un pequeño arco de su estómago, y se accionó el

interruptor y dijo: "Este es el vuelo de cuatro y seis..."

Y ahora una sacudida lo tomó como un martillazo, con tanta fuerza que parecía aplastar de nuevo en el asiento, y Brian alcanzó para
él, no podía entender en un primer momento lo que era, no podía saber.
Y entonces sabía.

Brian sabía. La boca del piloto se puso rígido, juró y tiró de una corta serie de cierra de golpe en el asiento, sosteniendo su hombro ahora.

Maldijo y entre dientes, "Pecho! Oh Dios, mi pecho se está desintegrando!" Brian sabía ahora.

El piloto estaba teniendo un ataque al corazón. Brian había estado en el centro comercial con su madre cuando un hombre delante de la

tienda de Paisley había sufrido un ataque al corazón. Se había bajado y gritó sobre su pecho. Un hombre viejo. Mucho mayor que el piloto.

Brian sabía.
El piloto estaba teniendo un ataque al corazón e incluso como el conocimiento llegó a Brian vio el golpe piloto en el asiento una vez
más, una vez más horrible que golpeó de nuevo en el asiento y su pierna derecha bruscamente, tirando el avión al lado de un giro
repentino y su cabeza cayó hacia adelante y escupir llegaron. Spit vino de las comisuras de la boca y las piernas se contrajo arriba,
arriba en el asiento, y sus ojos en blanco en su cabeza hasta que sólo quedó blanco.

Sólo blanco para los ojos y el olor se hizo peor, llenó la cabina, y todo ello tan rápido, tan increíblemente rápido que la mente de
Brian no podía tomarlo en al principio. Sólo se podía ver en etapas.
El piloto había estado hablando, hace un momento, quejándose del dolor. Había estado hablando. Entonces habían llegado las

sacudidas.

Las sacudidas que tuvieron el piloto posterior habían venido, y ahora Brian sentaron y había una extraña sensación de silencio en el
rugido zumbido del motor de una extraña sensación de silencio y la soledad. Brian se detuvo.

Fue detenido. Dentro de él se detuvo. No podía pensar más allá de lo que vio, lo que sentía. Todo se detuvo. El núcleo
mismo de él, el centro de Brian Robeson fue detenido y herido con un blanco-flash de terror, un terror tan intenso que su
respiración, su pensamiento y su corazón casi se había detenido.

Detenido.

Pasaron unos segundos, segundos que se convirtieron en toda su vida, y él empezó a conocer lo que estaba viendo, comenzaron a
entender lo que vio y que era peor, mucho peor que quería hacer que su mente se congela de nuevo.

Estaba sentado en un rugido Bushplane siete mil pies sobre el desierto del Norte con un piloto que había sufrido un ataque
al corazón y que estaba muerto o en algo parecido a un estado de coma.
Él estaba solo.

En el plano rugiendo sin piloto que estaba solo. Solo.


2
POR UN TIEMPO que no podía entender Brian no podía hacer nada. Incluso después de que comenzó su mente trabajando y pudo
ver lo que había pasado no podía hacer nada. Era como si las manos y los brazos eran de plomo. Luego se buscó maneras para
que no han sucedido. Estar dormido, su mente gritó al piloto. Sólo tenga dormido y sus ojos se abrirán ahora las manos y se llevarán
a los controles y los pies se moverán a los pedales, pero no sucedió.

El piloto no se movió, excepto que su cabeza rodó sobre un cuello imposiblemente suelta, ya que el avión golpeó un poco de turbulencia.

El avión.
De alguna manera el avión aún estaba volando. Segundos habían pasado, casi un minuto, y el avión voló como si nada hubiera
pasado y tuvo que hacer algo, tenía que hacer algo, pero no sabía qué. Ayuda.

Tuvo que ayudar.

Se estiró una mano hacia el piloto, vio que sus dedos estaban temblando, y tocó el piloto en el pecho. Él no sabía que hacer.
Sabía que estaban los procedimientos, que se podía hacer mouthto-boca en víctimas de ataques al corazón y empuje el
pecho-CPR, pero no sabía cómo hacerlo y en todo caso no podía hacerlo con el piloto, que estaba sentado en el asiento y
todavía atado con el cinturón de seguridad. Así que tocaba el piloto con la punta de los dedos, le tocó el pecho y podía sentir
nada, ningún latido del corazón, sin subir y bajar de la respiración. Lo que significaba que el piloto era casi seguro muertos.

"Por favor," dijo Brian. Pero no sabía qué o quién preguntar. "Por favor. . . "
El avión se sacudió de nuevo, golpeó más turbulencia, y Brian sintió la caída de la nariz. No estirada, pero la nariz bajó ligeramente
y el ángulo hacia abajo aumenta la velocidad, y sabía que en este ángulo, este ligero ángulo hacia abajo, en última instancia, volar en
los árboles. Pudo ver a su equipo adelante en el horizonte, donde antes sólo podía ver el cielo.

Él tuvo que volar de alguna manera. Tenido que volar el avión. Tuvo que ayudarse a sí mismo. El piloto se había ido, más allá de lo que podía hacer.

Tuvo que tratar de volar el avión.

Se dio la vuelta en el asiento, feeing la parte delantera, y puso sus manos aún temblorosas-del anillo de control, con los pies suavemente en

los pedales del timón. Que sacó de la palanca para elevar el avión, sabía que a partir de la lectura. Siempre se tiró de la rueda. Él le dio un tirón

y se deslizó hacia él con facilidad. Con demasiada facilidad. El avión, con el aumento de la velocidad de la inclinación hacia abajo, se precipitó

con entusiasmo y condujo el estómago de Brian abajo. Empujó la rueda de nuevo, fue demasiado lejos esta vez, y la nariz del avión se debajo

del horizonte y de la velocidad del motor aumenta con la inmersión de poca profundidad.

Demasiado.

Se retiró de nuevo, más suavemente esta vez, y la nariz flotó de nuevo, demasiado lejos, pero no tan violentamente como antes, entonces un

poco demasiado, y de nuevo, muy fácilmente, y la parte delantera del capó del motor se instaló. Cuando lo tenía por objeto el horizonte y parecía

ser constante, que se celebró la rueda de donde estaba, dejó escapar el aliento que había estado conteniendo todo este tiempo, y trató de pensar

qué hacer a continuación.

Fue un claro, azul-cielo del día con trozos de nubes esponjosas aquí y allá y se veía por la ventana por un momento, con la
esperanza de ver algo, una ciudad o pueblo, pero no había nada. Sólo el verde de los árboles, verde, interminable y lagos repartidos
por más y más densamente que el avión voló-dónde?
Estaba volando, pero no sabía dónde, no tenía idea de dónde iba. Miró el tablero de mandos del avión, estudió los diales y
esperaba obtener alguna ayuda, esperaba encontrar una brújula, pero era
todo tan confuso, un revoltijo de números y luces. Una pantalla iluminada en la parte superior central del salpicadero, dijo que el número
342, otro al lado de él, dijo 22. Abajo debajo de eso eran diales con líneas que parecían indicar lo que las alas estaban haciendo, de
depósito o en movimiento, y una línea con una aguja apuntando con el número 70, que dijo que había sólo pensado que podría ser el
altímetro. El dispositivo que le dijo que su altura sobre el suelo. O sobre el nivel del mar. En algún lugar había leído algo acerca de los
altímetros, pero que no podía recordar cuándo y en dónde o nada de ellos.

Ligeramente a la izquierda y por debajo del altímetro vio un pequeño panel rectangular con una esfera iluminada y dos mandos. Sus ojos

habían pasado sobre ella dos o tres veces antes de ver lo que estaba escrito en letras minúsculas en la parte superior del panel. TRANSMISOR 221,

fue estampado en el metal y lo golpeó, por último, que esta era la radio.

La radio. Por supuesto. Tuvo que usar la radio. Cuando el piloto había-había sido golpeado de esa manera (que no se atrevía a decir que el
piloto estaba muerto, no podía pensar en ella), que había estado tratando de usar la radio.

Brian miró al piloto. El auricular estaba todavía en la cabeza, se volvió hacia los lados un poco de su interferencia en el asiento, y el
interruptor del micrófono se recorta en el cinturón.

Brian tenía que conseguir el auricular del piloto. Tenido que llegar a más y conseguir el auricular del piloto o que no sería capaz de
usar la radio para pedir ayuda. Tuvo que llegar a más de ...
Sus manos comenzaron a temblar de nuevo. No quería tocar el piloto, que no quería llegar a él. Pero tenía que hacerlo. Tenía que
conseguir la radio. Él levantó sus manos del volante, sólo un poco, y los mantuvo a la espera de ver lo que sucedería. El avión voló en
normalmente, sin problemas.

Muy bien, pensó. Ahora. Ahora, para hacer esto. Se dio la vuelta y cogió el auricular, se deslizó desde la cabeza del piloto, con un ojo en

el avión, esperando a que bucear. El auricular fue fácil, pero el interruptor del micrófono en el cinturón del piloto estaba atascado en y tuvo

que tirar de conseguirlo suelto. Cuando se retiró, su codo chocó la rueda y la empujó adentro y el avión comenzó a descender en una

inmersión profunda. Brian agarró el volante y tiró de él hacia atrás, demasiado duro de nuevo, y el avión cayó a través de otra serie de

stomachwrenching se abate hacia arriba y abajo antes de que pudiera ponerlo bajo control.

Cuando las cosas se habían asentado de nuevo tiró de la cuerda micrófono una vez más y al fin se sacudió el cable de conexión. Tardó
uno o dos segundos para colocar el auricular en su propia cabeza y coloque el tubo pequeño micrófono delante de la boca. Había visto el
piloto usarlo, lo había visto oprima el interruptor en su cinturón, por lo que Brian empujó el interruptor y sopló en el micrófono.

Oyó el sonido de la respiración en el auricular. "¡Hola! ¿Hay alguien escuchando sobre esto? Hola ..." Lo repitió dos o tres
veces y luego esperó, pero no oyó nada más que su propia respiración. El pánico inundó entonces. Había temido, había sido
detenido con el terror de lo que estaba ocurriendo, pero ahora llegó el pánico y comenzó a gritar en el micrófono, gritar una y
otra vez.
"Help! Que alguien me ayude! Estoy en este plano y no sé ... no sé ... no sé ..." Y se puso a llorar con los gritos, llorando y
golpeando sus manos contra la rueda del avión, haciendo que un tirón hacia abajo, entonces una copia de seguridad. Pero, de nuevo,
oyó nada más que el sonido de su propia sollozos micrófono mueren, sus propios gritos de burlarse de él, volviendo a sus oídos. El
micrófono. Conciencia cortado en él. Había usado un radio CB en la camioneta de su tío una vez. Había que girar el micrófono apagar
escuchar a nadie más. Llegó a su cinturón y se suelta el interruptor en la matriz.

Por un segundo todo lo que escuchó fue el whusssh de las ondas de aire vacías. Luego, a través del ruido y estática, oyó una voz.

"El que está llamado a esta red de radio, repito, suelte el interruptor-que el micrófono me está cubriendo.
Usted me está cubriendo. Encima."

Se detuvo y Brian conectó su interruptor de micrófono. "Te escucho! Te escucho. Este soy yo ...!" Se suelta el interruptor.

"Roger. Tengo que ahora." La voz era muy débil y las divisiones. "Por favor diga su dificultad y ubicación. Y di encima a la señal
final de la transmisión. Encima."

Por favor, indique mi dificultad, pensó Brian. Dios. Mi dificultad. "Estoy en un avión con un piloto que es, que ha tenido un ataque al corazón
o algo así. Él es, él no puede volar. Y no sé cómo volar. Ayúdame. Ayuda ..." Se volvió el micrófono apagado sin poner fin a la transmisión
correctamente.

Hubo un momento de duda antes de la respuesta. 'Señal Tour está rompiendo y me perdió la mayor parte de ella. Entender ... ... piloto no se

puede volar. ¿Correcto? Encima."

Brian apenas podía oírlo ahora, sobre todo oído el ruido y la estática. "Eso es correcto. No puedo volar. El avión está volando
ahora, pero no sé cuánto tiempo más. Over". "... perdida de señal. Su ubicación por favor. Número de vuelo ... ... ver la ubicación."
"No sé mi número de vuelo o ubicación. No sé nada. Te dije que a lo largo." Esperó ahora, esperó, pero no había nada. Una vez, por
un segundo, le pareció oír un descanso en el ruido, una parte de una palabra, pero podría haber sido estático. Dos, tres minutos,
diez minutos, el avión rugieron y Brian escuchó, pero no oyó a nadie. Luego se pulsa el interruptor de nuevo.

"No sé el número de vuelo. Mi nombre es Brian Robeson y nos fuimos Hampton, Nueva York se dirigió a los campos de
petróleo de Canadá a visitar a mi padre y no sé cómo volar un avión y el piloto ..."

Le soltó el micrófono. Su voz estaba empezando a vibrar y se sentía como si fuera a empezar a gritar en cualquier momento. Tomó
un respiro profundo. "Si hay alguien escuchando que puede ayudarme a volar un avión, responda".

De nuevo se libera el micrófono, pero no oyó nada más que el silbido de ruido en el auricular. Después de media hora de escuchar y
repetir el grito de ayuda se arrancó el auricular en la frustración y la tiró al suelo. II Todo parecía tan desesperada. Incluso si lo hizo
conseguir a alguien, lo que podría hacer a alguien? Dile que tener cuidado?

Todo tan desesperada.

Se trataba de averiguar los diales de nuevo. Él pensó que podría saber cuál era la velocidad que era un número iluminado que lee
160, pero que no sabía si eso era millas reales por hora o kilómetros, o si es sólo la intención de lo rápido que el avión se mueve a
través del aire y no sobre el suelo. El sabía velocidad era diferente de la velocidad respecto al suelo, pero no por la cantidad.

Partes de los libros que había leído sobre el vuelo vinieron a él. Cómo alas trabajaron, cómo la hélice sacó el plano a través del
cielo. cosas simples que no le ayudarían ahora.
Nada podía ayudarle ahora.
Pasó una hora. Cogió el auricular y lo intentó de nuevo, era, sabía que, al final todo lo que tenido-, pero no hubo respuesta. Se sentía como
un prisionero, mantenido en una celda pequeña que se precipitaba a través del cielo en lo que él cree que es 160 millas por hora,
encabezados por él no sabía donde solo-dirigido en algún lugar hasta que ...

Allí estaba. ¿Hasta que? Hasta que se quedó sin combustible. Cuando el avión se quedó sin combustible sería ir hacia abajo. Período.

O de que pudiera apretar el acelerador y hacer que se vaya ahora. Había visto el piloto empujar el acelerador para aumentar la velocidad. Si
apretó el acelerador hacia atrás a cabo, el motor podría disminuir la velocidad y la
avión podría bajar.
Esas fueron sus opciones. Podía esperar a que el avión se queda sin gas y caer o que pudiera empujar el acelerador y
hacer que suceda antes. Si esperaba que el avión sin combustible iba más lejos, pero no sabía en qué dirección se movía.
Cuando el piloto había bruscamente se había trasladado al avión, pero Brian no podía recordar lo mucho o si se había vuelto a
su curso original. Puesto que él no sabía que el curso original de todos modos y sólo podía adivinar qué pantalla podría ser la
brújula que la lectura-342 que no sabía dónde había estado o dónde se dirigía, por lo que no hay mucha diferencia si él bajó
ahora o esperado.

Todo en él se rebeló contra de parar el motor y cayendo ahora. Tenía una vaga sensación de que se había equivocado de
mantener partida que el avión se dirigía, la sensación de que podría ir en la dirección equivocada, pero no fue capaz de detener
el motor y el otoño. Ahora que estaba a salvo, o más seguro que si él descendió el avión estaba volando, todavía estaba
respirando. Cuando el motor parado iba a salir.

Así que dejó el avión en marcha, la celebración de altitud, y siguió tratando la radio. Se elaboró ​un sistema. Cada diez
minutos en el pequeño reloj integrado en el salpicadero trató la radio con un mensaje simple: "Necesito ayuda ¿Hay alguien
escuchando.?"
En los tiempos entre las transmisiones trató de prepararse para lo que sabía que venía. Cuando se le acabó el combustible del avión
comenzaría hacia abajo. Supuso que sin la hélice tirando de él tendría que empujar la nariz hacia abajo para mantener el vuelo
plano-pensó que puede haber leído que en algún lugar, o que acaba de llegar a él. De cualquier manera tenía sentido. Tendría que empujar
la nariz hacia abajo para mantener la velocidad de vuelo y luego, justo antes de que cayera, él tendría que tirar de la nariz una copia de
seguridad para frenar el avión lo más posible.

Todo tenía sentido. Se deslizan hacia abajo, luego frenar el avión y golpeó. Golpear.

Tendría que encontrar un claro cuando fue derribado. El problema con esto fue que no había visto una compensación desde que habían comenzaron a

volar sobre el bosque. Algunos pantanos, pero habían árboles dispersos a través de ellos. No hay carreteras, ni caminos, ni claros.

Sólo los lagos, y se le ocurrió que tendría que utilizar un lago para el aterrizaje. Si descendió en los árboles que estaba seguro de
morir. Los árboles podrían romper el plano de piezas, ya que entró en ellos.
Tendría que venir abajo en un lago. Mediodía
el borde de un lago. Tendría que bajar cerca de la orilla de un lago y tratar de frenar el avión tanto como sea posible justo antes de
que cayera al agua.
Es fácil decirlo, pensó, difícil de hacer.
Fácil de decir, difícil hacer. Fácil de decir, difícil hacer. Se convirtió en un canto que venció con el motor. Fácil de decir, difícil hacer. Imposible de hacer.

Se repitió la llamada de radio diecisiete veces en los intervalos de diez minutos, trabajando en lo que haría entre las
transmisiones. Una vez más, se acercó al piloto y le tocó la cara, pero la piel estaba fría, dura y fría, la muerte fría, y Brian se volvió
hacia el tablero de instrumentos. Él hizo lo que pudo, se apretó el cinturón de seguridad, se posicionó, ensayaba mentalmente una y
otra vez lo que debería ser su procedimiento.

Cuando el avión se quedó sin gasolina que debe mantener la nariz hacia abajo y la cabeza para el lago más cercano y tratar de
volar el avión tipo de sobre el agua. Así es como lo pensaba. Tipo de volar el avión en el agua. Y justo antes de que llegara él debe
tirar hacia atrás en el volante y frenar el avión para reducir el
impacto.

Una y otra vez su mente corrió la imagen de cómo iba a ir. El avión se queda sin gasolina, volar el avión en el agua, el
accidente-de imágenes que había visto en la televisión. Intentó visualizarlo. Trató de estar listo.

Pero entre las transmisiones de radio XVII y XVIII, sin una advertencia, el motor tosió, rugió con violencia por un segundo y
murió. Hubo un silencio repentino, cortar sólo por el sonido de la hélice fresado viento y el viento más allá de la cabina del
piloto.
Brian empujó el morro del avión hacia abajo y vomitó.

VA A MORIR, Brian pensó. Va a morir, a morir, a morir, su cerebro entero gritó en el silencio repentino.

Va a morir.
Se limpió la boca con el dorso de su brazo y se mantiene la nariz hacia abajo. El avión entró en un deslizamiento, un deslizamiento muy

rápido que se comió a la altura, y de repente no había ninguna lagos. Todo lo que había visto desde que comenzaron a volar sobre el bosque

era lagos y ahora ya no estaban. Ido. Por delante, lejos lejos en el horizonte, pudo ver a muchos de ellos, sale a la derecha y la izquierda más de

ellos, azul brillante en el sol de la tarde.

Pero necesitaba uno justo en frente. Necesitaba desesperadamente un lago justo en frente del avión y todo lo que veía a través del parabrisas

eran árboles, árboles verdes de muerte. Si tenía que convertir, si es que tuvo que recurrir no creía que podía mantener el vuelo de avión. Su

estómago se tensó en una serie de nudos de rodadura y su respiración se convirtió en ráfagas cortas ... No!

No del todo delante, pero ligeramente a la derecha vio un lago. En forma de L, con esquinas redondeadas, y el plano fue casi dirigido a
la parte larga de la L, procedente de la parte inferior y en dirección a la parte superior. Sólo un poco a la derecha. Él empujó el pedal
derecho del timón con suavidad y la nariz se acercó.
Pero la vuelta le costó la velocidad y ahora el lago estaba por encima de la nariz. Se echó hacia atrás en la rueda ligeramente y la nariz se

acercó. Esto hizo que el avión para frenar de manera espectacular y casi parece que parar y revolcarse en el aire. Los controles se hicieron

muy flojo-sentimiento y asustadas Brian, haciendo que empujar la rueda trasera. Esto aumenta la velocidad un poco, pero llenó el parabrisas

una vez más con nada más que árboles, y puso el lago muy por encima de la nariz y fuera del alcance.

Por espacio de tres o cuatro segundos cosas parecía colgar, casi a detenerse. El avión estaba volando, pero tan lentamente, tan
lentamente ... que nunca llegar al lago. Brian miró hacia un lado y vio un pequeño estanque y en el borde de la laguna alguna gran
animal-pensó un alce de pie en el agua. Todo lo que sigue buscando, por lo que se detuvo, el estanque y el alce y los árboles, mientras
se deslizaba sobre ellos ahora sólo tres o cuatro centenares de pies de la tierra, todo como un cuadro.

Entonces todo lo que sucedió a la vez. Árboles tomaron repentinamente en detalle, llenó toda su campo de visión con verde, y él sabía
que iba a golpear y morir, moriría, pero su suerte a cabo y justo cuando iba a golpear entró en un carril abierto, un canal de (extranjero
árboles, un gran lugar que lleva al lago.
El avión, comprometido ahora a aterrizar, al chocar, cayó en el amplio lugar como una piedra, y Brian
aliviado en el volante y se preparó para el choque. Pero había un poco de velocidad de la izquierda y cuando se retiró en la rueda de la
nariz se acercó y vio delante el azul del lago y en ese instante en que el avión chocó contra los árboles.

Hubo una gran desgarrador como las alas de los pinos atrapados en el lado del claro y se rompió la espalda, rasgando volver a las afueras de los

principales apoyos. Polvo y la suciedad que hizo explotar el suelo a la cara con tanta fuerza que pensó que debe haber habido algún tipo de explosión.

Estaba momentáneamente cegada y cerró de golpe hacia adelante en el asiento, rompiendo la cabeza sobre el volante.

A continuación, un salvaje estrellarse sonido, arrancando de metal, y el plano laminado a la derecha y sopló a través de los árboles,
por encima del agua y hacia abajo, hacia abajo para cerrar de golpe en el lago, salte una vez en el agua tan duro como el hormigón, el
agua que arrancó el parabrisas y destrozó las ventanas laterales, el agua que lo llevaron de nuevo en el asiento. Alguien estaba
gritando, gritando mientras el avión se dirigió hacia el agua. Alguien gritó apretados gritos de animales de miedo y dolor y que no sabía
que era su sonido, que rugió contra el agua que él y el avión tomó aún más profundo, abajo en el agua. No vio nada, pero sintió azul,
frío azul-verde, y se pasó a la captura del cinturón de seguridad, rasgó sus clavos sueltos en una mano. Se arrancó en ella hasta que se
libera y de alguna manera el agua tratando de matarlo, para poner fin a sí mismo de alguna manera se tiró por la ventana delantera rota
y arañó hacia el azul, sintió que algo retenerlo, sintió que su desgarro cazadora y que estaba libre. Se soltara. Rasga libre. ¡Pero hasta
ahora! Hasta ahora a la superficie y sus pulmones no podían hacer esto, no pudo contener y fuera a través, y succionaba agua, tomó un
gran tirón de agua que los aspirantes a fin de ganar, finalmente llevarlo, y su cabeza se rompió en la luz y vomitó y nadó, tirando sin
saber lo que era, lo que estaba haciendo. Sin saber nada. Tirando hasta que sus manos atrapadas en las malas hierbas y suciedad,
tirando y gritando hasta que sus manos atrapadas en el pasado en la hierba y el cepillo y sintió que su pecho en tierra, sintió que su
cara entre las cuchillas gruesas de hierba y se detuvo, todo se detuvo. Un color vino que nunca había visto antes, un color que explotó
en su mente con el dolor y se había ido, ido de todo, en espiral hacia el mundo, una espiral fuera en la nada. Nada.

4
LA MEMORIA era como un cuchillo de cortar en él. Rebanar profundamente en él con odio.

El secreto. Había sido montado en su diez velocidades con un amigo llamado Terry. Ellos habían estado tomando una carrera en una pista de

bicicleta y decidimos volver de una manera diferente, de manera que los llevó más allá del centro comercial ámbar. Brian recordaba todo con

increíble detalle. Recordaba el tiempo en el reloj del banco en el centro comercial, tres y treinta y un intermitente, entonces la temperatura, 82, y la

fecha. Todos los números eran parte de la memoria, toda su vida fue parte de la memoria.

Terry se había convertido primero en sonreír a él acerca de algo y Brian mirado sobre la cabeza de Terry y la vio.

Su madre.
Estaba sentada en una camioneta, un extraño carro. La vio y ella no lo vio. Brian iba a la ola o llamar a cabo, pero algo lo
detuvo. Había un hombre en el coche.
pelo corto y rubio, el hombre tenía. El uso de algún tipo de camisa blanca jersey de tenis. Brian vio esto y más, vio el secreto y vio
más tarde, pero el recuerdo se produjo en pedazos, se produjo en escenas como ésta-Terry sonriendo, Brian mirando por encima de la
cabeza para ver la camioneta y su
madre sentada con el hombre, el tiempo y el reloj de la temperatura, la rueda delantera de su moto, el corto pelo rubio del hombre, la camisa

blanca del hombre, las rodajas de odio-caliente de la memoria eran exactos.

El secreto.
Brian abrió los ojos y gritó.
Durante unos segundos no sabía dónde estaba, sólo que el choque seguía pasando y que se iba a morir, y gritó hasta que su
respiración se había ido.
A continuación, el silencio, lleno de sollozos mientras se ponía en el aire, medio llorando. Como no podía ser tan tranquilo? Hace instantes, pero no

había nada de ruido, chocando y lagrimeo, gritando, ahora tranquila.

Algunos pájaros cantaban. ¿Cómo podrían

los pájaros a cantar?

Sus piernas se sentían mojado y él había hecho suceder en sus manos y se volvió hacia ellos. Estaban en el lago. Extraño.
Se fueron abajo en el agua. Intentó moverse, pero el dolor clavado en él y hace su aliento acortar en jadeos y se detuvo, sus
piernas todavía en el agua. Dolor. Memoria.

Se volvió de nuevo y el sol se encontró con el agua, el sol tarde, cortó a los ojos y le hizo volver de distancia. Se había terminado entonces. El

choque. El estaba vivo.

El accidente ha terminado y estoy vivo, pensó. A continuación, los ojos cerrados y bajó la cabeza para los minutos que parecían más

tiempo. Cuando los abrió de nuevo, era de noche y parte de la fuerte dolor había disminuido, había muchos dolores y apagados del accidente

volvieron a él completamente.

Entre los árboles y hacia el lago. El avión se había estrellado y se hundió en el lago y que de alguna manera se había retirado libre.

Se levantó y se arrastró fuera del agua, gruñendo por el dolor de movimiento. Sus piernas estaban en llamas, y su frente se sentía
como si alguien hubiera estado golpeando sobre ella con un martillo, pero podía mover. Sacó las piernas fuera del lago y se arrastró sobre
sus manos y rodillas hasta que estuvo lejos de la orilla húmeda suave y cerca de un pequeño soporte de cepillo de algún tipo.

Luego bajó, sólo que esta vez para descansar, para salvar algo de sí mismo. Se tendió a su lado y puso su cabeza en el brazo y cerró los

ojos porque eso era todo lo que podía hacer ahora, lo único que podía pensar en ser capaz de hacer. Cerró los ojos y se durmió, sin sueños,

en el fondo y hacia abajo.

Casi no había luz cuando abrió los ojos de nuevo. La oscuridad de la noche era espeso y por un momento se comenzó a
entrar en pánico de nuevo. Para ver, pensó. Ver es todo. Y que no podía ver. Pero él volvió la cabeza sin mover su cuerpo y
vio que a través del lago el cielo era de un color gris claro, que el sol estaba empezando a surgir, y se acordó que había sido la
noche cuando fue a dormir.
"Debe ser por la mañana ahora ..." Murmuró ella, casi en un susurro ronco. A medida que el espesor de sueño le dejó el mundo
regresó.
Todavía estaba en el dolor, todo sobre el dolor. Sus piernas eran pequeñas y elaborado, apretado y dolorido, y le dolía la espalda cuando

trató de moverse. Lo peor fue un latido keening en su cabeza que pulsaba con cada latido de su corazón. Parecía que todo el accidente había

ocurrido a su cabeza.

Se dio la vuelta sobre su espalda y sintió sus lados y las piernas, mover las cosas con calma. Se frotó los brazos; Nada parecía ser

destrozado o incluso esguince tan mal. Cuando tenía nueve años que había arado su pequeña bici de la suciedad en un coche aparcado y

roto el tobillo, tuvo que usar un yeso durante ocho semanas, y hay
ahora no era nada de eso. Nada roto. Sólo maltratadas de todo un poco.
Su frente se sentía enormemente hinchada al tacto, casi como un montículo a lo largo de sus ojos, y estaba tan tierno que cuando sus
dedos rozaron que estuvo a punto de llorar. Pero no había nada que pudiera hacer al respecto y, como el resto de su cuerpo, que parecía
estar magullado más roto.

Estoy vivo, pensó. Estoy vivo. Podría haber sido diferente. No podría haber sido la muerte. Podría haber sido hecho.

Al igual que el piloto, pensó de pronto. El piloto en el avión, en el agua, en el agua azul atado en el asiento ...

Se incorporó -o intentó. La primera vez que cayó hacia atrás. Pero en el segundo intento, gruñendo por el esfuerzo, se las arregló para llegar

a una posición sentada y arrugó hacia los lados hasta que su espalda estaba contra un pequeño árbol donde estaba sentado feeing el lago,

mirando el cielo obtener más y más ligero con la llegada del amanecer.

Su ropa estaba mojada y húmeda y había un escalofrío finta. Tiró los restos rotos de la cazadora, piezas realmente, alrededor de sus
hombros y trató de contener lo que calentar su cuerpo pudo encontrar. No podía pensar, no podía hacer que los patrones de pensamiento
funcionan bien. Las cosas parecían ir y venir entre la realidad y la imaginación, excepto que todo era realidad. En un segundo parecía que
sólo han imaginado que había un accidente de avión que había combatido fuera del plano del hundimiento y nadado hasta la orilla; que todo
había ocurrido a alguna otra persona o en una reproducción de una película en su mente. A continuación, se sentiría su ropa, húmedos y
fríos, y su frente que recortará un dolor a través de sus pensamientos y él sabría que era real, que lo que realmente había sucedido. Pero en
una neblina, todo en un mundo de neblina. Así que se sentó y se quedó mirando el lago, sintió el dolor va y viene en oleadas, y visto salir el
sol sobre el extremo del lago. Se tardó una hora, quizá dos, no podía medir el tiempo sin embargo, y no le importaba, porque el sol para
llegar a media altura. Con él llegó un poco de calor, pequeñas partes de él en un primer momento, y con el calor vinieron nubes de insectos
de espesor, un enjambre de hordas de mosquitos que acudían a su cuerpo, hizo una ropa de estar en su piel expuesta, tapan la nariz
cuando se inhala, vertido en la boca cuando lo abrió para tomar un respiro.

No fue posible creíble. No esta. Había venido a través del choque, pero los insectos no eran posibles. Él les escupe, les
escupió, ellos estornudó, cerró los ojos y se mantiene rozando su cara, golpeando y aplastándolos por las decenas, por
cientos. Pero tan pronto como se aclaró un lugar, tan pronto como él los mató, más vino, gruesa, lloriqueo, zumbido masas
de ellos. Los mosquitos y algunas pequeñas moscas negras que nunca había visto antes. Todo morder, masticar, tomando
de él. En momentos sus ojos estaban cerrados por la hinchazón y su cara redonda y endeble para que coincida con la frente
maltratada. Se puso los trozos de la cazadora por encima de su cabeza y trató de refugio en ella pero la chaqueta estaba
llena de rasgaduras y que no funcionó. En su desesperación, tiró de su camiseta para cubrir su rostro,

Al final se sentó con la cazadora se detuvo, rozó con sus manos y la tomó, casi llorando de frustración y agonía. No había nada
más que hacer. Y cuando el sol estaba totalmente y lo calentar directamente, con lo que el vapor fuera de su ropa mojada y bañarlo
con el calor, los mosquitos y las moscas desaparecieron. Casi que de repente. En un momento estaba sentado en medio de un
enjambre; la siguiente, que se habían ido y el sol estaba sobre él.

Vampiros, pensó. Al parecer no les gustó


Su ropa estaba mojada y húmeda y había un escalofrío finta. Tiró los restos rotos de la cazadora, piezas realmente, alrededor
de sus hombros y trató de contener lo que calentar su cuerpo pudo encontrar. Él
no podía pensar, no podía hacer que los patrones de pensamiento funcionan bien. Las cosas parecían ir y venir entre la
realidad y la imaginación, excepto que todo era realidad. En un segundo parecía que sólo han imaginado que había un
accidente de avión, que había combatido fuera del plano del hundimiento y nadado hasta la orilla; que todo había ocurrido a
alguna otra persona o en una reproducción de una película en su mente. A continuación, se sentiría su ropa, húmedos y fríos,
y su frente que recortará un dolor a través de sus pensamientos y él sabría que era real, que lo que realmente había sucedido.
Pero en una neblina, todo en un mundo de neblina. Así que se sentó y se quedó mirando el lago, sentido el dolor va y viene
en oleadas, y vio salir el sol sobre el extremo del lago. Se tardó una hora, quizá dos, no podía medir el tiempo sin embargo, y
no le importaba, porque el sol para llegar a media altura. Con él llegó un poco de calor,

No fue posible creíble. No esta. Había venido a través del choque, pero los insectos no eran posibles. Él les escupe, les
escupió, ellos estornudó, cerró los ojos y se mantiene rozando su cara, golpeando y aplastándolos por las decenas, por
cientos. Pero tan pronto como se aclaró un lugar, tan pronto como él los mató, más vino, gruesa, lloriqueo, zumbido masas
de ellos. Los mosquitos y algunas pequeñas moscas negras que nunca había visto antes. Todo morder, masticar, tomando
de él. En momentos sus ojos estaban cerrados por la hinchazón y su cara redonda y endeble para que coincida con la frente
maltratada. Se puso los trozos de la cazadora por encima de su cabeza y trató de refugio en ella pero la chaqueta estaba
llena de rasgaduras y que no funcionó. En su desesperación, tiró de su camiseta para cubrir su rostro,

Al final se sentó con la cazadora se detuvo, rozó con sus manos y la tomó, casi llorando de frustración y agonía. No había nada
más que hacer. Y cuando el sol estaba totalmente y lo calentar directamente, con lo que el vapor fuera de su ropa mojada y bañarlo
con el calor, los mosquitos y las moscas desaparecieron. Casi que de repente. En un momento estaba sentado en medio de un
enjambre; la siguiente, que se habían ido y el sol estaba sobre él.

Vampiros, pensó. Al parecer no les gustaba lo profundo de la noche, tal vez porque era demasiado frío, y no podían tomar la luz solar

directa. Pero en ese momento gris de la mañana, cuando se empezó a calentarse y antes de que el sol era MIL y caliente que no podía

creer en ellas. Nunca, en toda la lectura, en las películas que había visto en la televisión acerca de la naturaleza, nunca tuvimos que

mencionan los mosquitos o moscas. Todo lo que siempre mostraron en los programas de naturalista fue hermoso paisaje o animales

saltar alrededor de tener un buen tiempo. Nadie volvió a mencionar los mosquitos y las moscas.

"Unnnhhh." Se incorporó a pie contra el árbol y se estiró, trayendo nuevos dolores y molestias. Sus músculos de la espalda
deben haber sido herido tan bien que casi parecían romper cuando se estiró y mientras que el dolor en la frente parecía estar
disminuyendo un poco, tratando de soportar lo hizo lo suficientemente débil como para casi colapso.

El dorso de sus manos estaban hinchados y sus ojos se cerraron casi hinchados por los mosquitos, y vio todo a través de
un estrabismo estrecho.
No es que no había mucho que ver, pensó, rascándose las picaduras. Frente a él estaba el lago, azul y profundo. Tenía una imagen
repentina del avión, hundido en el lago, hacia abajo y hacia abajo en el azul con el cuerpo del piloto todavía atado en el asiento, con el pelo
ondeando ... Él negó con la cabeza. Más dolor. Eso no era algo en que pensar.
Miró a su alrededor otra vez. El lago estiró ligeramente por debajo de él. Él estaba en la base de la L, mirando hacia arriba con
la parte larga de la parte corta a su derecha. A la luz de la mañana y la calma del agua era absolutamente, completamente
inmóvil. Podía ver los reflejos de los árboles en el otro extremo del lago. Boca abajo en el agua que parecía casi como otro
bosque, un bosque al revés para que coincida con la real. Mientras observaba, un gran bird- pensó que parecía un cuervo pero
parecía más grande, voló desde la parte superior, bosque real, y mueren reflexión-pájaro igualados, tanto volar sobre el agua.

Todo era verde, tan verde que entró en él. El bosque estaba compuesto principalmente de pinos y abetos, con stands de unos arbustos

bajo manchado aquí y allá y hierba espesa y algún otro tipo de pincel muy pequeño por todas partes. Que no pudo identificar la mayor parte

de ella, excepto los de hoja perenne-y algunos árboles frondosos que pensó que podría ser de Aspen. Había visto fotos de álamos en las

montañas en la televisión. El país alrededor del lago era moderadamente montañoso, pero las colinas eran pequeños montículos-casi-y había

muy pocas rocas, excepto a su izquierda. Allí se encontraba una cresta rocosa que sobresalía con vistas al lago, a unos veinte pies de altura.

Si el avión había bajado un poco a la izquierda habría golpear las rocas y nunca hizo el lago. Él habría sido aplastada.

Destruido.
La palabra vino. Hubiera sido destruido y roto y destrozado. Impulsado en las rocas y destruido.

Suerte, pensó. Tengo suerte, tuve la buena suerte allí. Pero sabía que estaba mal. Si hubiera tenido la buena suerte que
sus padres no se habrían divorciado a causa del secreto y que no habrían sido volar con un piloto que tuvo un infarto y no
estarían aquí donde tenía que tener buena suerte para evitar siendo destruido.

Si usted sigue caminando detrás de la buena suerte, pensó, llegará a la mala suerte. Él negó con la cabeza
otra vez, haciendo una mueca. Otra cosa no pensar.
La cresta rocosa se redondeó y parecía ser de algún tipo de piedra arenisca con trozos de piedra más oscuro en capas y
pegado en ella. Justo al otro lado del lago del mismo, en la esquina interior de la L, era un montón de palos y barro que se alza
fuera del agua un bien ocho o diez pies. Al principio Brian no podría colocarlo, pero sabía que de alguna manera sabía lo que era,
lo había visto en las películas. A continuación, una pequeña cabeza marrón saltó a la superficie del agua cerca del montículo y
comenzó a nadar a andar por la pata corta de la L dejando una V de ondas atrás y recordó dónde había visto. Era una casa de
castor, llamado Castor alojarse en un especial que había visto en el canal público.

Un pez saltó. No es un pez grande, pero hizo una gran salpicadura cerca del castor, y como por una señal de repente hubo
pequeños lavazas todo los lados del lago a lo largo de la costa, como comenzó peces saltando. Cientos de ellos, saltando y
golpeando el agua. Brian les observó durante un tiempo, aún en el medio aturdido, todavía no pensar así. El paisaje era muy
bonito, pensó, y había nuevas cosas que ver, pero todo era una mancha verde y azul y que se utilizó para el gris y el negro de la
ciudad, los sonidos de la ciudad. El tráfico, la gente hablando, suena todo el tiempo, el zumbido y el zumbido de la ciudad.

Aquí, en un primer momento, se hizo el silencio, o que pensaba que estaba en silencio, pero cuando empezó a escuchar, realmente

escuchar, oyó miles de cosas. Silbidos y blurks, pequeños sonidos, canto de los pájaros, el zumbido de los insectos, las salpicaduras de los

peces de partida hubo un gran ruido aquí, pero un ruido que no sabía, y los colores eran nuevas para él, y los colores y el ruido mezclado en

su mente para hacer un verde-


falta de definición azul que podía oír, oiga como un pulso de sonido silbante y él todavía estaba cansada.

Tan cansado.

Tan terriblemente cansado, y Permanente había tomado una gran cantidad de energía de alguna manera, le había drenado. Se supone que él

todavía estaba en una especie de shock por el accidente y aún estaba el dolor, el mareos, la sensación extraña.

Encontró otro árbol, un pino alto sin ramas hasta la parte superior, y se sentó con la espalda contra ella mirando hacia abajo en el lago
con el sol calentándole, y en unos momentos que se arrugó hacia abajo y se había dormido de nuevo.

Su OJOS se abrieron de golpe, martillado abierta, y había estas cosas sobre sí mismo que él conocía,
instantáneamente.

Era increíblemente, brutalmente sed. Tenía la boca seca y sabía falta y pegajoso. Tenía los labios agrietados y se sentían como si
estuvieran sangrando y si no bebió un poco de agua pronto sintió que iba a marchitarse y morir. Mucha agua. Toda el agua que
pudo encontrar.
Él conocía la sed y sintió la quemadura en su cara. Era media tarde y el sol se había apoderado de él y lo cocido mientras dormía
y su cara estaba en llamas, se ampolla, sería pelar. Lo cual no ayudó a la sed, el hecho que sea mucho peor. Se puso de pie,
usando el árbol para ponerse en pie, porque todavía había algo de dolor y mucha rigidez, y la vista hacia el lago.

Era agua. Pero no sabía si podía beber. Nadie le había dicho si podría o no podría beber lagos. También existía la idea de
que el piloto.
Abajo, en el azul con el avión, atado en el cuerpo ...
Horrible, pensó. Pero el lago era de color azul, y de aspecto mojado, y su boca y la garganta estragos con la sed y que no sabía
donde podría haber otra forma de agua que pudiera beber. Además, probablemente había tragado un montón de ella mientras
estaba nadando fuera del avión y llegar a la orilla. En las películas que siempre mostró el héroe encontrar una fuente clara con agua
dulce pura para beber, pero en las películas no tenían restos de avión y frentes hinchados y doloridos cuerpos y sed que
desgarraban el héroe hasta que no pudo pensar.

Brian tomó pequeños pasos por la orilla del lago. A lo largo del borde había pastos gruesos y el agua parecía un poco turbia y había
pequeñas cosas que nadan en el agua, pequeños insectos. Pero había un registro que se extiende alrededor de veinte pies en el agua del
lago, una gota de castor algún tiempo antes, con viejos extremidades dando la cara, casi como asas. Equilibró en el registro,
manteniéndose al día con las extremidades, y se balanceó hacia fuera más allá de las malas hierbas y agua turbia.

Cuando él estaba fuera, donde el agua es cristalina y pudo ver sin bichos nadando se puso de rodillas en el registro de beber. Un sorbo, pensó,

todavía preocuparse por el lago de agua-yo acaba de tomar un sorbo.


Pero cuando llevó una mano ahuecada a la boca y sintió el goteo lago de agua fría de sus labios agrietados y sobre su lengua no podía
detenerse. Había nunca, ni siquiera en los viajes largos en bicicleta en el verano caliente, este estado sed. Era como si el agua fuera más
que el agua, como si el agua se había convertido en toda la vida, y no podía parar. Se inclinó y puso su boca en el lago y bebió y bebió,
tirando de ella profunda y tragar grandes bocanadas de ella. Bebió hasta que su estómago estaba hinchado, hasta que casi se cae el
registro con él, entonces se levantó y escalonados tropezó su camino de regreso a la orilla.

Donde fue inmediatamente enfermo y vomitó la mayor parte del agua. Pero su sed se ha ido y el agua parecía reducir el dolor
en la cabeza, así, a pesar de la quemadura solar todavía cocinaba su cara.
"Asi que." Casi saltó con la palabra, que se habla en voz alta. Parecía tan fuera de lugar, el sonido. Lo intentó de nuevo. "So. So. así que aquí

estoy."

Y ahí está, pensó. Por primera vez desde


el accidente de su mente comenzó a trabajar, su cerebro activa y empezó a pensar.
Aquí estoy y dónde está eso? ¿Dónde
estoy?
Se puso a sí mismo una vez más a la orilla del gran árbol sin ramas y se sentó de nuevo con la espalda contra la corteza
áspera. Hacía calor, pero el sol estaba alto ya su trasero y se sentó a la sombra del árbol con relativa comodidad. Había cosas
que resolver.
Aquí estoy y que no es en absoluto. Con la mente abierta y pensamientos sucediendo todo trató de entrar con una carrera, todo lo
que había ocurrido y no podía tomarlo. Todo el asunto se convirtió en una mezcla confusa de que no tenía sentido. Así luchó hacia
abajo y trató de tomar una cosa a la vez.
Había estado volando hacia el norte para visitar a su padre durante un par de meses, en el verano, y el piloto había tenido un ataque al

corazón y murió, y el avión se había estrellado en algún lugar de los bosques del norte de Canadá, pero no sabía hasta qué punto había

volado o en qué dirección o dónde estaba ...

Más despacio, pensó. Reducir la velocidad más.

Mi nombre es Brian Robeson y yo soy trece años y estoy sola en los bosques del norte de Canadá.

Muy bien, pensó, que es bastante simple.

Estaba volando a visitar a mi padre y el avión se estrelló y se hundió en un lago.

Allí, que siga siendo así. pensamientos cortos. No


se donde estoy.
Lo cual no significa mucho. Más al punto, ellos no saben dónde soy- ellos es decir, alguien que podría ser querer mirar para
mí. Los buscadores.
Su aspecto sería para él, buscar el avión. Su padre y su madre serían frenético. Ellos destruir el mundo para encontrarlo.
Brian había visto búsquedas en las noticias, películas sobre aviones perdidos visto. Cuando un avión se montaron extensas
búsquedas y casi siempre se encontraron con el plano en un día o dos. Los pilotos toda presentaron planes de vuelo-un plan
detallado de dónde y cuándo iban a volar, con todos los cursos explicados. Vendrían, mirarían para él. Los buscadores
obtendrían aviones del gobierno y cubrir ambos lados del plan de vuelo presentado por el piloto y la búsqueda hasta que lo
encontraron.

Tal vez incluso hoy en día. Podrían venir hoy. Este fue el segundo día después del accidente. Nº Brian frunció el ceño. Era el
primer día o el segundo día? Habían bajado por la tarde y que habían pasado toda la noche fuera de combate. Por lo que este
fue el primer día real. Pero podrían venir hoy. Habrían comenzado la búsqueda inmediatamente cuando el avión de Brian no
llegó.
Sí, probablemente venir hoy.
Probablemente entrar aquí con aviones anfibios, pequeños bushplanes con flotadores que podrían aterrizar aquí en el lago
y recogerlo y llevarlo a casa.
¿Qué casa? El padre o la madre en casa a casa. Se detuvo el pensamiento. No importaba. Ya sea a su padre o a su madre. De cualquier

manera que probablemente estar en casa por la noche tarde o temprano por la mañana, el hogar donde pudiera sentarse y comer una

hamburguesa con queso jugosa grande, con tomates y patatas fritas dobles con salsa de tomate y un batido de chocolate espeso.

Y vino el hambre.
Brian se frotó el estómago. El hambre había estado allí, pero algo más en el miedo, el dolor había mantenido hacia abajo. Ahora, con la

idea de la hamburguesa, el vacío le rugió. No podía creer que el hambre, nunca se había sentido de esta manera. El agua del lago se había

llenado su estómago, pero lo dejó con hambre, y ahora es exigido alimentos, gritado por la comida.

Y había, pensó, absolutamente nada para comer. Nada.

¿Qué hacían en las películas cuando fueron atrapados como este? Oh, sí, el héroe encuentra generalmente algún tipo de planta que él sabía que
era bueno para comer y que se encargó de ello. Acaba de comer la planta hasta que estuvo lleno o utiliza algún tipo de trampa linda para atrapar
un animal y cocinar a fuego un poco resbaladiza y muy pronto él tenía una comida completa de ocho platos.

El problema, Brian pensó, mirando a su alrededor, era que todo lo que podía ver era la hierba y maleza. No había nada obvio para comer y
aparte de un millón de aves y el castor que no había visto animales para atrapar y cocinero, e incluso si él tiene uno de alguna manera él no
tenía ninguna coincidencia para que no pudiera tener un fuego. ..

Nada.
Se mantuvo volver a eso. No tenía nada.
Bueno, casi nada. Como cuestión de hecho, pensó, no sé lo que tengo o no tengo. Tal vez debería tratar de averiguar
hasta qué punto me encuentro. Me dará algo para hacer, dejar de pensar de los alimentos. Hasta que llegan a encontrarme.

Brian vez había tenido un profesor de Inglés, un tipo llamado Perpich, que siempre estaba hablando de ser positivo, pensamiento positivo,

mantenerse en la cima de las cosas. Así es como Perpich había puesto-mantener una actitud positiva y estar al tanto de las cosas. Brian pensó en él

ahora- se preguntó cómo mantener una actitud positiva y estar al tanto de esto. Todo Perpich diría es que tengo que conseguir motivado. Él siempre

estaba diciendo a los niños a sentirse motivado.

Brian cambió de posición por lo que estaba sentado sobre sus rodillas. Metió la mano en el bolsillo y sacó todo lo que tenía y lo
puso sobre el césped en frente de él.
Ya era bastante lamentable. Un cuarto, tres monedas de diez centavos, cinco centavos, y dos monedas de un centavo. Un cortaúñas. Una billetera con una

factura- veinte dólares "En caso de que se varados en el aeropuerto de alguna pequeña ciudad y tienen que comprar comida", había dicho su madre y algunas

piezas sueltas de papel.

Y en su cinturón, de alguna manera todavía allí, el hacha a su madre le había dado. Se había olvidado de él y ahora
alcanzado alrededor y lo sacó y lo puso en el césped. Había un toque de la roya ya la formación en el filo de la cuchilla y la
frotó con el pulgar.
Eso fue todo.

Él frunció el ceño. No, espera, si es que se va a jugar el juego, como bien podría jugar bien. Perpich le diría que dejar de jugar un
poco. Motivarse. Mirar todas de la misma, Robeson.
Tenía un par de buenos zapatos tenis, ahora casi seco. Y calcetines. Y los pantalones vaqueros y ropa interior y un cinturón de
cuero fino y una camiseta con una cazadora tan desgarrada que le colgaba en jirones. Y un reloj. Tenía un reloj digital en la muñeca,
pero que estaba rota desde el accidente pequeña pantalla en blanco y se lo quitó y casi lo tiró, pero se detuvo el movimiento de la mano
y se echó el reloj en la hierba con el resto de ella.

Ahí. Eso fue todo.


No, espera. Otra cosa. Aquellos eran todas las cosas que tenía, pero también tenía a sí mismo. Perpich utiliza al tambor que en
ellos- "Usted es su activo más valioso. No se olvide de eso. Tú son lo mejor que tiene ".

Brian mirar a su alrededor. Me gustaría que estuvieras aquí, Perpich. Tengo hambre y me cambiaría todo lo que tengo por una hamburguesa.

"Tengo hambre." Dijo en voz alta. En un tono normal al principio, luego más y más fuerte hasta que estaba gritando ella. "Tengo hambre, tengo

hambre, tengo hambre!"

Cuando se detuvo de repente se hizo el silencio, y no sólo de él, pero los clics y BLURPS y sonidos de aves de la selva así. El
ruido de su voz había sobresaltado y todo lo que estaba tranquilo. Miró a su alrededor, escuchaba con la boca abierta, y se dio
cuenta de que en toda su vida nunca había oído silencio antes. El silencio total .. Siempre había habido algún sonido, algún tipo de
sonido.
Que duró sólo unos segundos, pero fue tan intenso que parecía formar parte de él. Nada. No había ningún sonido.
Entonces el pájaro empezó de nuevo, y una especie de insectos zumbido, y luego un castañeteo y un graznido, y pronto no
era el mismo fondo de sonido.
¿Qué le queda todavía tiene hambre.

Por supuesto, pensó, poniendo las monedas y el resto en el bolsillo y el hacha en su cinturón-, por supuesto, si vienen esta
noche o incluso si se toman hasta mañana el hambre no es una gran cosa, la gente ha ido para muchos días sin comida, siempre y
cuando ellos tienen agua. Incluso si ellos no vienen hasta tarde mañana estaré bien. Perder un poco de peso, tal vez, pero la
primera hamburguesa y una malta y papas fritas se traerlo de vuelta.

Una imagen mental de una hamburguesa, la forma en que lo mostró en los anuncios de televisión, tronó en sus pensamientos. colores
vivos, la carne jugosa y caliente ...
Empujó la imagen de distancia. Así que incluso si no lo encontraron hasta mañana, pensó que iba a estar bien. Tenía mucha
agua, aunque no estaba seguro de si era bueno y limpio o no.
Se sentó de nuevo por el árbol, con la espalda contra ella. Había una cosa que le molesta. No estaba muy seguro de lo que era, pero
siguió masticando en el borde de sus pensamientos. Algo sobre el avión y el piloto que iba a cambiar las cosas ...

Ahh, allí estaba el momento en que el piloto tuvo su ataque al corazón pierna derecha había bruscamente el pedal del timón y el
avión viró hacia los lados. ¿Que significaba eso? ¿Por qué que siguen llegando a su pensar de esa manera, empujando y
empujando?
Esto significa que, una voz en sus pensamientos, dijo, que no podrían venir por ti esta noche o incluso mañana. Cuando el piloto
empuja el pedal del timón del avión había bruscamente a un lado y asumido un nuevo curso. Brian no podía recordar lo mucho que se
había retirado todo, pero no habría tenido que ser mucho porque después de eso, con los muertos piloto, Brian había volado durante
horas y horas en el nuevo curso.
Bien lejos del plan de vuelo, el piloto había presentado. Muchas horas, tal vez en 160 millas por hora. Incluso si era sólo un poco fuera de curso,

con el que la velocidad y el tiempo Brian ahora podría estar sentado varios cientos de millas
a un lado del plan de vuelo registrado.
Y que probablemente buscar más fuertemente en un primer momento a lo largo del curso de plan de vuelo. Puede ser que van hacia
un lado un poco, pero que fácilmente podrían ser tres, cuatrocientos millas al lado. No podía saber, no podía pensar en lo lejos que
podría haber volado mal porque no sabía el curso original y no sabía lo mucho que habían tirado de lado.

Un poco así es como lo recordaba. Todo un tirón a un lado. Se sacó la cabeza por encima bruscamente cuando el avión se había movido

alrededor.

Puede ser que no encontrarlo durante dos o tres días.

Sintió que su aumento de los latidos del corazón como comenzó el miedo. La idea estaba allí, pero peleó hacia abajo durante un tiempo, lo

apartó, entonces explotó.

Puede ser que no encontrarlo durante mucho tiempo.

Y el siguiente pensamiento fue allí también, que nunca le podrían encontrar, pero eso era de pánico y luchó hacia abajo y trató de
mantener una actitud positiva. Ellos buscaron duro cuando un avión cayó, se utilizan muchos hombres y aviones y que irían a un
lado, sabrían que estaba fuera de la trayectoria de vuelo, que había hablado con el hombre en la radio, que de alguna manera saber
.. .
Sería bien.
Lo encontrarían. Tal vez no mañana, pero pronto. Pronto. Pronto. Lo encontrarían
pronto.
Poco a poco, al igual que el aceite salpicando sus pensamientos se acomodaron y el pánico se había ido. Dicen que no vienen por dos días,

no, decir que no vienen por tres días, hasta que empujar a cuatro días, que podría vivir con eso. Tendría que vivir con eso. No quería pensar en

ellos tomando más tiempo. Pero decir cuatro días. Tenía que hacer algo. No podía simplemente sentarse en la parte inferior de este árbol y

mirar hacia abajo en el lago durante cuatro días.

Y noches. Él estaba en bosques profundos y no tenía ninguna coincidencia, no podía hacer un fuego. Había grandes cosas en el
bosque. Había lobos, pensó, y osos-otras cosas. En la oscuridad que iba a estar en el abierto aquí, sentado en la parte inferior de un
árbol.
Miró a su alrededor repente, sintió que el pelo en la nuca subir. Las cosas podrían estar mirando a él en este momento, a la
espera de él, esperando a oscuras para que pudieran entrar y llevarlo.
Se tocó el hacha en el cinto. Era la única arma que tenía, pero era algo. Él tenía que tener algún tipo de refugio. No, hacen
que más: Él tenía que tener algún tipo de refugio y que tenía que tener algo para comer.

Él se puso de pie y se sacudió la parte posterior de su camisa hacia abajo antes de que los mosquitos podrían llegar a ella. Tenía que hacer algo

para ayudarse a sí mismo.

Tengo que conseguir motivado, pensó, recordando Perpich. En este momento estoy todo lo que tengo. Tengo que hacer algo.

Dos AÑOS antes de que él y Terry había sido perder el tiempo hacia abajo cerca del parque, donde la ciudad parecía terminar por un
tiempo y los árboles crecieron grueso y llegó hasta el pequeño río que pasó por el parque. Era gruesa allí y parecía un poco salvaje, y
que había estado bromeando y haciendo las cosas y se
pretendieron que estaban perdidos en el bosque y hablaron de la tarde sobre lo que harían. Por supuesto que pensaron que tendrían todo
tipo de golosinas como una pistola y un engranaje cuchillo y la pesca y partidos para que pudieran cazar y pescar y tienen un fuego.

Me gustaría que estuvieras aquí, Terry, pensó. Con una pistola y un cuchillo y algunos partidos ... En el parque ese momento
habían decidido el mejor refugio era un Brian cobertizo y se dispuso ahora para hacer una. Tal vez lo cubra con hierba u
hojas o palitos, pensó, y empezó a bajar hasta el lago de nuevo, donde había algunos sauces que podría reducir para los
frenos. Pero se le ocurrió que él debe encontrar un buen lugar para el cobertizo y por lo que decidió mirar a su alrededor en
primer lugar. Quería quedarse cerca del lago porque pensaba que el avión, incluso de profundidad en el agua, podría
presentarse a alguien volando sobre y él no quería disminuir cualquier posibilidad de que podría tener de ser encontrado. Sus
ojos se posaron en la cresta de piedra a su izquierda y pensó en un principio que debe construir su refugio contra la piedra.

Usando el sol y el hecho de que se levantó en el este y se ponía en el oeste, decidió que era el lado más alejado del lado norte de la cresta. En

un momento en el lejano pasado había sido excavado por algo, probablemente un glaciar, y esto sacar con pala había dejado una especie de

cuenco de lado, de vuelta en menos de una cornisa. No, no era muy profunda, una cueva, pero era suave e hizo un techo perfecto y casi podía

estar de pie en menos de la cornisa. Tuvo que mantener la cabeza ligeramente inclinada hacia delante en la parte delantera para evitar que golpear

la parte superior del troquel. Algunos de la roca que había sido excavado también había sido pulverizado por la acción glacial, se convirtió en arena,

y ahora hizo una pequeña playa de arena, y baja hasta el borde del agua en el frente y hacia la derecha del voladizo.

Fue su primera buena suerte.

No, pensó. Tenía buena suerte en el aterrizaje. Pero esto era la buena suerte, así, de suerte que necesitaba. Todo lo que tenía que hacer

era blindar parte del recipiente y dejar una abertura como una puerta y él tendría un perfecto refugio mucho más fuerte que un cobertizo y

seca debido a que el saliente hizo un techo impermeable.

Se arrastró de nuevo, bajo el saliente de la matriz, y se sentó. La arena estaba fría aquí en la sombra, frescor y morir era una maravilla a la cara, que ya

estaba empezando a producir ampollas y obtener especialmente doloroso en su frente, con las ampollas en la parte superior de la hinchazón.

También era todavía débil. Sólo morir caminar alrededor de la parte posterior de la cresta y el ligero ascenso en la parte superior había dejado las piernas de

goma. Se sentía bien para sentarse un rato a la sombra de matriz de la proyección en la arena fresca.

Y ahora, pensó, si acabo de tener algo para comer. Cualquier cosa.

Cuando hubo descansado un poco regresó hacia el lago y bebió un par de sorbos de agua. Él no era tan sed, pero que
pensaba que el agua podría ayudar a tomar el borde de su hambre. No lo hizo. De alguna manera el agua del lago frío en
realidad lo hizo peor, lo afiló.
Pensó arrastrando en madera para hacer una pared en la parte del voladizo, y recogió una pieza para levantar, pero sus brazos eran

demasiado débiles y supo entonces que no era sólo el accidente y lesión en su cuerpo y la cabeza , sino que también era que él era débil

por el hambre.

Tendría que encontrar algo para comer. Antes de hacer cualquier otra cosa que tendría que tener algo que comer.

¿Pero que?

Brian se apoyó en la roca y se quedó mirando hacia el lago. Lo que, en todo esto, fue allí a comer? Estaba tan acostumbrado a tener

alimentos simplemente estar allí, simplemente estar siempre ahí. Cuando tenía hambre fue a la
nevera, o morir tienda, o se sentó en una comida cocinada a su madre.
Ah, pensó, recordando una comida ahora, oh. Fue la última acción de gracias, el año pasado, mueren última Acción de Gracias
que tenían como una familia antes que su madre exigió el divorcio y su padre se trasladó a cabo en el mes de enero siguiente. Brian
ya se conocía el secreto, pero no sabía que haría que se rompen y pensó que podría funcionar, el secreto que su padre todavía no
lo sabía, pero que iba a tratar de decirle. Cuando lo vio.

La comida había sido pavo y se han preparado en el patio trasero de la parrilla al carbón con la tapa cerrada firmemente. Su
padre había puesto astillas de nogal americano en el carbón y el olor de la cocina el pavo y el humo de nogal había llenado el
patio. Cuando su padre se quitó la tapa, la sonrisa, el olor que había salido era increíble, y cuando se sentaron a comer la carne
estaba mojado con jugo y rico y tenía el sabor del humo en ella ...

Tuvo que parar esto. Tenía la boca llena de saliva y su estómago se retorcía y gruñendo. ¿Qué había de comer?

¿Qué había leído o visto que le habló de los alimentos en el desierto de morir? Si no hubiera habido algo? Un espectáculo, sí, un espectáculo en la

televisión sobre los pilotos de la fuerza aérea y algún tipo de curso que se llevaron. Un curso de supervivencia. Muy bien, que tenía mueren espectáculo que

entra en sus pensamientos ahora. Los pilotos tuvieron que vivir en el desierto. Los meten en el desierto se apagan en Arizona o en algún lugar y tuvieron que

vivir durante una semana. Tenían que encontrar comida y agua durante una semana.

Para el agua que habían hecho una hoja de plástico en un dispositivo de rocío de recolección y para alimentos que consumían lagartos. Eso fue todo.

Por supuesto Brian tenía mucha agua y no había demasiadas lagartos en los bosques canadienses mueren, que conocía. Uno de los pilotos habían

utilizado un cristal de reloj como una lupa para enfocar el sol e iniciar un incendio por lo que no tienen que comer los lagartos prima. Pero Brian tenía un

reloj digital, sin necesidad de un cristal, roto en eso. Así mueren espectáculo no le ayudó mucho.

Espera, había una cosa. Uno de los pilotos, una mujer, habían encontrado algún tipo de frijoles en un arbusto y que ellos habían utilizado con su

carne de lagarto para hacer un poco de guiso en una lata que había encontrado. Frijol cocido lagarto. No había ninguna habas aquí, pero debe haber

bayas. Tenía que haber alrededor de arbustos de bayas. Claro, los bosques estaban llenos de arbustos de bayas. Eso es lo que todo el mundo

siempre dice. Alguien así, se había hecho nunca había oído decir eso. Pero sintió que debería ser verdad.

Tiene que haber arbustos de bayas.

Se puso de pie y se trasladó a cabo en la arena y la vista hacia el sol. Todavía era alta. No sabía a qué hora tiene que ser.
En casa sería una o dos si el sol fuera tan alta. En casa a la una o dos de su madre estaría poniendo los platos de comida y
preparándose para su clase de ejercicio. No, eso hubiera sido ayer. Hoy ella se va a ver él. Hoy era jueves y ella siempre fue a
verlo el jueves. El miércoles fue la clase de ejercicios y jueves fue a verlo. pequeños chorros calientes de odio trabajaron en
sus pensamientos, una vez presionado, movieron de nuevo. Si su madre no había empezado a ver él y obligado al divorcio,
Brian no estaría aquí ahora.

Sacudió la cabeza. Tuvo que parar ese tipo de pensamiento. El sol aún estaba alto y que significaba que tenía algún tiempo antes
de la oscuridad para encontrar bayas. No quería estar lejos de su-casi se pensó en él como en casa-refugio cuando llegó a ser
oscuro.
No quería estar en cualquier lugar en el bosque cuando llegó a ser oscuro. Y él no quería perderse, lo cual era un problema real.
AU que conocía en el mundo fue el lago en frente de él y la colina en la espalda y la cresta, si es que los perdió de vista había una
muy buena oportunidad que iba a conseguir la vuelta y no encontrar su camino de regreso.
Por lo que tuvo que buscar arbustos de bayas, pero mantener el lago o la cresta de roca a la vista en todo momento. Miró hacia arriba la
orilla del lago, hacia el norte. Para una buena distancia, tal vez doscientas yardas, fue bastante claro. Había altos pinos, el tipo sin
miembros hasta muy cerca de la parte superior, con un gemido suave brisa en ellos, pero no demasiado baja cepillo. Doscientos yardas
hasta que parecía ser una cinta de espesor, cepillo inferior de partida unos diez o doce pies de alto y que forman una pared que no podía
ver a través. Parecía ir de alrededor del lago, grueso y vigorosamente verde, pero no podía estar seguro.

Si había bayas que serían en ese pincel, sintió, y siempre y cuando se quedó cerca del lago, para que pudiera mantener el agua a su
derecha y sabía que estaba allí, que no se perdiera. Cuando hubo terminado o que se encuentran las bayas, pensó, él sólo daría la
vuelta por lo que el agua estaba a su izquierda y caminar hacia atrás hasta que llegó a la cresta y su refugio.

Sencillo. Mantenlo simple. Soy Brian Robeson. He estado en un accidente de aviación. Voy a encontrar algo de comida. Voy a buscar bayas.

Se acercó lentamente, todavía un poco de dolor en las articulaciones y débil por el hambre en marcha a lo largo del lado del lago. Los

árboles estaban llenos de pájaros que cantan delante de él en el sol. A algunos los conocía, algunos no lo hizo. Vio un petirrojo, y una especie

de gorriones, y una bandada de pájaros de color naranja rojizo con picos gruesos. Veinte o treinta de ellos estaban sentados en uno de los

pinos. Hicieron mucho ruido y se fueron volando por delante de él cuando caminaba bajo el árbol. Los vio volar, su color de una barra

luminosa en verde sólido, y de esta manera se encontró con las bayas. Los pájaros cayeron en alguna más alto tipo de sauce de maleza de

hojas anchas y empezaron a saltar y hacer ruido. Al principio estaba demasiado lejos de alquitrán para ver lo que estaban haciendo, pero su

color lo atrajo y se dirigió hacia ellos, manteniendo el lago a la vista de su derecha, y cuando se acercó vio que estaban comiendo bayas.

No podía creer que fuera tan fácil. Era como si los pájaros le habían tomado derecho de las bayas. Las ramas delgadas subieron unos
veinte pies y eran pesadas, caída, con racimos de bayas de color rojo brillante. Eran la mitad tan grande como las uvas, pero colgados en
racimos como las uvas y mucho más cuando Brian los vio, brillante de color rojo en la luz del sol, que casi gritó.

Su ritmo se aceleró y él estaba en ellos en los momentos, dispersando a los pájaros, agarrando las ramas, despojándolos de llenar la
boca con las bayas.
Casi se les escupió. No era que eran amargas tanto como que no tenían ninguna dulzura, tenía un sabor agrio que dejó su
sensación de sequedad en la boca. Y eran como las cerezas en que tenían grandes fosas, que les hizo difícil de masticar.
Pero no había tal hambre en él, un vacío tal, que no podía dejar de pelar y mantuvo ramas y comer bayas por el puñado,
agarrando y se obstruye ellos en la boca y tragar los hoyos y todo.

No podía parar y cuando, por fin, su estómago estaba lleno todavía tenía hambre. Dos días sin comida debe haber encogido el
estómago, pero la unidad de hambre todavía estaba allí. Pensando en las aves, y cómo iban a venir de nuevo en las bayas cuando se
fue, él hizo una bolsa de viaje de su cazadora desgarrado y se mantiene la recolección. Por último, cuando juzgó que tenía cerca de
cuatro libras en la chaqueta que se detuvo y se volvió a su campamento por la arista.

Ahora, pensó. Ahora tengo algo de comida y yo puedo hacer algo acerca de la fijación de este lugar. Miró el sol y vio que tenía un poco

de tiempo antes de que oscurezca.

Si tan sólo tuviera partidos, pensó, mirando con tristeza en la playa y junto al lago. Había trozos de madera en todas partes, por no
hablar de madera muerta y seca todo el cerro y ramas muertas secas que cuelgan de cada árbol. Toda la leña. Y no hay
coincidencias. ¿Cómo se utilizan para hacerlo? el pensó. Frotar dos palos?
Se metió las bayas en la bolsa de vuelta en bajo el saliente en la sombra fresca y encontró un par de palos. Después de
diez minutos de frotar sintió los palos y estaban casi frío al tacto. No es que, pensó. No hicieron fuego de esa manera. Él tiró
los palos con disgusto. Así que no hay fuego. Pero aún podía solucionar el refugio y hacerlo-aquí la palabra "seguro" le vino a
la mente y que no sabía por qué, más habitable.

Tipo de cierre en ella, pensó. Voy a cerrar en un poco.


Empezó arrastrando palos desde el lago y tirando de las ramas muertas de largo abajo de la colina, nunca consiguiendo fuera de la
vista del agua y la cresta. Con éstos se entrelazan y tejió una pared a través de la apertura de la parte delantera de la roca. Se tardó más
de dos horas, y tuvo que parar varias veces porque él todavía se sentía un poco débil y una vez porque sintió una nueva punzada extraña
en el estómago. Un endurecimiento, rodando. Demasiados bayas, pensó. Comí demasiados de ellos.

Pero se había ido pronto y siguió trabajando hasta que toda la parte frontal del saliente estaba cubierto, excepto por una pequeña abertura en

el extremo derecho, cercano al lago. La puerta era de unos tres pies, y cuando él entró, se encontró en una habitación casi quince pies de largo y

ocho a diez pies de profundidad, con la pared de roca inclinada hacia abajo en la parte trasera.

"Bueno," dijo, asintiendo. "Bueno..."


Fuera de morir sol se estaba poniendo, por último, y en la frescura inicial de los mosquitos volvieron a salir y nublado sobre él. Ellos
eran gruesas, terrible, si bien no es tan malo como en la mañana, y se mantuvieron a cepillar sus brazos hasta que no pudo soportarlo y
luego arrojar las bayas y poner la cazadora desgarrado sucesivamente. Al menos las mangas cubren sus brazos.

Envuelto en la chaqueta, con la oscuridad Bajo rápido ahora, se arrastró de vuelta en menos de la roca y se acurrucó y trató de dormir.
Estaba profundamente cansado, dolorido y todavía algunos, pero el sueño fue lento ir y finalmente no se asientan en hasta la noche fría
convertido en noche fría y los mosquitos se desaceleró.
Entonces, por fin, con su estómago encender las bayas, Brian fue a dormir.
7

" ¡MADRE!"
Gritó ella y que no podía estar seguro de si el grito de él o el dolor en el estómago despertó. Toda su abdomen se rasgó con
grandes sacudidas de rodadura de dolor, dolor que lo duplicó en la oscuridad del pequeño refugio, lo puso una y boca abajo en
la arena para quejarse una y otra vez: "Madre, madre, madre ..."

Nunca nada como esto. Nunca. Era como si todas las bayas, todos los pozos habían estallado en el centro de él, arrancado árido arrancó

a él. Se arrastró por la puerta y estaba enfermo en la arena, luego se arrastró todavía más lejos y estaba enfermo de nuevo, los vómitos y la

diarrea terrible durante más de una hora, durante más de un año, pensó, hasta que por fin se vacía y drenada de toda fuerza.

Luego se arrastró de nuevo en el refugio y cayó de nuevo a la arena, pero no podía dormir en un primer momento, se podía hacer nada más que

quedarse allí, y su mente decidió entonces llevar la memoria de nuevo.

En el centro comercial. Cada detalle. Su madre sentada en el carro de la estación con el hombre. Y ella se había apoyado en
todo y lo besó, besó el hombre con el pelo rubio y corto, y no era un beso amistoso, pero un beso. Un beso en la que volvió la
cabeza por encima en un ángulo y puso su boca contra la boca del hombre rubio que no era su padre y dio un beso, boca a boca,
y luego se llevó la mano hasta tocar su mejilla, la frente, mientras fueron los besos. Y Brian vio.

Vi esta cosa que su madre hizo con el rubio. Vio el beso que se convirtió en el secreto que su padre todavía no sabía nada,
saber todo sobre.
El recuerdo era tan real que podía sentir el calor en el centro comercial ese día, podía recordar la preocupación
Terry que se volvería a ver a su madre, podía recordar la preocupación de la vergüenza de ella y luego se desvaneció la memoria y se volvió

a dormir ...

Despierto.

Por un segundo, tal vez dos, que no sabía dónde estaba, todavía estaba en su sueño en alguna parte. Entonces vio el sol que
fluye en la puerta abierta del refugio y escuchó el zumbido cerca, vicioso de los mosquitos y supo. Se sacudió el rostro,
completamente welted ahora con dos días de picaduras, totalmente cubiertas con bultos y mordeduras, y se sorprendió al
descubrir que la hinchazón en su frente había bajado mucho, casi había desaparecido.

El olor era horrible y no podía colocarlo. Entonces vio el montón de bayas en la parte trasera de la vivienda y se acordó de
la noche y estar enfermo.
"Muchos de ellos," dijo en voz alta. "Demasiados cerezas intestino. .."
Se arrastró fuera de la vivienda y encontró donde había ensuciado la arena. Él utilizó palos y lo limpió lo mejor que pudo,
cubierto con arena limpia y se dirigió hacia el lago para lavarse las manos y tomar una copa.

Todavía era muy temprano, apenas pasado cierto amanecer, y el agua estaba tan tranquilo que podía ver su reflejo. Le-la cara
asustada fue cortado y sangrado, hinchada y llena de bultos, el pelo todo enredado, y en su frente un corte había curado, pero dejó el
pelo pegado con sangre y costra. Sus ojos eran rendijas de las picaduras y fue de alguna manera-cubiertas con tierra. Se golpeó el
agua con su mano para matar al espejo.

Feo, pensó. Muy, muy feo.


Y estaba, en ese momento, casi abrumado por la autocompasión. Estaba sucio y hambriento y mordido y herido y solitario y
feo y con miedo y tan desgraciada que era como estar en un pozo, un profundo pozo oscuro, sin salida.

Se sentó en el banco y luchó llorando. Entonces deja que vengan y lloró durante unos tres, cuatro minutos. lágrimas, lágrimas largas autocompasión,

desperdician las lágrimas.

Se puso de pie, regresó al agua, y tomó pequeños bebidas. Tan pronto como el agua fría golpeó su estómago se sentía el hambre afilar, como lo

había hecho antes, y se puso de pie y se mantiene el abdomen hasta que los calambres de hambre retrocedieron.

Él tenía que comer. Él era débil con él de nuevo, hacia abajo con el hambre, y tuvo que comer. De vuelta en el refugio de las bayas
ponen en una pila donde los había arrojado cuando agarró sus cerezas cazadora-intestino él los llamaba en su mente ahora, y pensó en
comer algunos de ellos. No es una cantidad tan loco, como lo había hecho, que se sintió provocado la enfermedad en la noche, pero sólo
lo suficiente para evitar el hambre un poco.

Se arrastró en el refugio. Algunas moscas estaban en las bayas y las retiró. Se selecciona sólo las bayas maduras que
estaban sólidamente -no los rojos de luz, pero las bayas que eran oscuro, marrón rojo a negro e hinchadas en la madurez.
Cuando tuvo un pequeño puñado de ellos se volvió hacia el lago y los lavó en el pez pequeño de agua dispersas cuando él
salpicó el agua y le gustaría tener una línea de pesca y gancho luego los comió con cuidado, escupir los pozos. Todavía
estaban tarta, pero tenía un sabor dulce a ellos, aunque parecían hacer que los labios un poco entumecida.

Cuando terminó, todavía tenía hambre, pero el borde no estaba y sus piernas no se sentía tan débil como lo habían hecho.

Regresó al refugio. Tardó media hora para navegar por el resto de las bayas y ordenarlos, poniendo todos los plenamente
maduros en una pila en algunas hojas, el resto en otro grupo. Cuando él era
hecho que cubría los dos montones de hierba que arrancó de la orilla del lago para mantener las moscas y volvió a salir.

Eran terribles bayas, las cerezas de la tripa, pensó. Pero no había comida allí, la comida de algún tipo, y que podía comer un poco
más tarde esta noche si era necesario.
Por el momento él tenía un día completo por delante de él. Miró el cielo a través de los árboles y vio que si bien había nubes que
estaban dispersos y no parecen tener lluvia. Hubo una ligera brisa que parecía mantener a los mosquitos hacia abajo y, pensó, mirando
hacia arriba a lo largo de la orilla del lago, si había una especie de baya no debe haber otros tipos. tipo más dulce.

Si se mantenía el lago a la vista como lo había hecho ayer que debería estar bien, debería ser capaz de encontrar de nuevo en casa, y lo

detuvo. En realidad había pensado que ese tiempo.

Casa. Tres días, no, dos o era tres? Sí, esto era baldosas tercer día y que había pensado en el refugio como el hogar.

Se dio la vuelta y lo miró, estudió la obra crudo. El cepillo hizo una pared justo, no resistentes al clima pero cortó la mayor parte del viento

fuera. No se había hecho tan mal en eso. Tal vez no era mucho, pero también tal vez era todo lo que tenía para un hogar.

Muy bien, pensó, así que voy a llamar a casa.

Se dio la vuelta y salió por el lado del lago, en dirección a los arbustos de la cereza de la tripa, su windbreakerbag en sus cosas estaban mal

accionados con la mano, pensó, pero tal vez no es tan malo.

Tal vez podría encontrar algunas bayas mejores.

Cuando llegó a los arbustos de cereza intestino se detuvo. Las ramas estaban vacíos de las aves, pero todavía tenía muchas bayas, y

algunos de los que habían sido simplemente roja ayer eran ahora un marrón oscuro a negro. Mucho más madura. Tal vez debería quedarse y

recogerlos para guardarlos.

Pero la explosión en la noche era aún mucho en su memoria y decidió seguir adelante. cerezas intestinales eran comida, pero difícil
de comer. Necesitaba algo mejor.
Otros cien yardas hasta la orilla había un lugar donde el viento había arrancado otro camino. Estos deben haber sido fuertes vientos, pensó,

para desgarrar lugares de esta manera, ya que tenían el camino que había encontrado con el plano cuando se estrelló. Aquí los árboles no eran

todos mueren camino hacia abajo, pero retorcido y quebraron a media altura desde el suelo, por lo que la parte de arriba estaban abajo y

podrido y se han ido, dejando los ganchos que sobresalen hacia el cielo como dientes rotos. Se hizo para toneladas de madera muerta y seca y

deseó una vez más se podría encender un fuego. También hizo una especie de centro de intercambio con las copas de los árboles ido el sol

pudiera bajar a la tierra y que estaba lleno de pequeños arbustos espinosos que fueron cubiertos con las bayas.

Frambuesas.

Estos sabía porque había algunos arbustos de frambuesa en el parque y él y Terry siempre estaban recogiendo y comiendo ellos
cuando recorrieron en bicicleta pasado.
Las bayas estaban llenos y maduros, y probó uno de encontrarlo dulce, y sin ninguno de los problemas de las cerezas de la
tripa. Aunque no crecen en racimos, había muchos de ellos y que eran fáciles de recoger y Brian sonrieron y empezaron a comer.

jugo dulce, pensó. Oh, eran dulce con sólo una pequeña espiga y se recogieron y comieron y tomaron y comieron y pensó
que nunca había probado nada tan bueno. Pronto, como antes, su estómago estaba lleno, pero ahora tenía algún sentido y
no atiborrarse o meter más abajo. En su lugar, tomó más y los puso en su cazadora, sintiendo el sol de la mañana en la
espalda y pensando que era rico, rico con comida ahora, sólo rico, y oyó un ruido a sus espaldas, un ligero ruido, y se volvió
y vio al oso.
No podía hacer nada, pensar en nada. Su lengua, manchado con jugo de bayas, pegado al techo de la boca y se quedó mirando el
oso. Era negro, con una nariz de color canela, a menos de veinte pies de él y grande. No, enorme. Era todo pelaje negro y enorme. Había
visto uno en el zoológico de la ciudad una vez, un oso negro, pero había sido de la India o en alguna parte. Éste era salvaje, y mucho
más grande que el que está en el zoológico y estaba justo allí.

Justo ahí.
El sol atrapó los extremos de los pelos a lo largo de su espalda. Negro brillante y sedoso el oso se puso de pie sobre sus patas traseras, la mitad para

arriba, y estudió Brian, sólo lo estudiado, luego bajó a sí mismo y se movió lentamente hacia la izquierda, comer bayas, ya que rueda a lo largo, wuffling y

delicadamente utilizando su boca para levantar cada baya de proa dado, y en cuestión de segundos se había ido. Ido, y Brian todavía no se había movido.

Su lengua estaba pegada a la parte superior de la boca, la mitad de punta a cabo, con los ojos muy abiertos y sus manos estaban llegando a una baya.

Luego hizo un sonido, una baja: "Nnnnnnggg." No tenía sentido, era sólo un sonido de miedo, de la incredulidad de que algo tan
grande podría haber estado tan cerca de él sin que él lo sepa. Simplemente se acercó a él y le podría haber comido y podría haber
hecho nada. Nada. Y cuando el sonido se hizo la mitad de una cosa que sucedió con las piernas, una cosa que no tenía nada que
ver con, y que estaban corriendo en la dirección opuesta a la del oso, de vuelta hacia el refugio.

Habría corrido todo el camino, en pánico, pero después de que él se había ido unos cincuenta yardas su cerebro se hizo cargo y redujo la velocidad y, por

último, lo detuvo.

Si el oso se hubiera querido, su cerebro, dijo, habría tomado usted. Es algo que entender, pensó, no es algo que huir de.
El oso estaba comiendo bayas.
No a las personas.

El oso no hizo nada para lastimarte, amenazarte. Se puso de pie para verte mejor, estudiar, y luego continuó sus bayas
forma de comer. Fue un gran oso, pero no le quería," no quería causarle daño, y que es el que hay que entender aquí.

Se volvió y miró hacia atrás en el stand de frambuesas. El oso se había ido, los pájaros cantaban, no vio nada que pudiera hacer
daño. No había ningún peligro aquí que él podía sentir, podía sentir. En la ciudad, por la noche, a veces había peligro. No se
podía estar en el parque por la noche, en la oscuridad, a causa del peligro. Pero aquí, el oso le había mirado y se había
trasladado y esta lleno de sus pensamientos-las bayas eran tan buenos.

Tan bueno. Tan dulce y rica, y su cuerpo era tan vacío.


Y el oso tenía casi indicó que no le importaba compartir-acababa de entrar de él. Y las bayas eran tan buenos.

Y, pensó, por último, si no volver y conseguir las bayas que tendría que comer las cerezas de la tripa de nuevo esta noche.

Eso lo convenció y él regresó lentamente a la recolección de frambuesas y continuaron recogiendo durante toda la mañana,
aunque con mucha cautela, y una vez cuando una ardilla crujía algunas agujas de pino en la base de un árbol que casi saltó de su
piel.
A eso del mediodía, el sol estaba casi en línea recta acetatos a las nubes comenzaron a espesar y buscar oscuro. En momentos
empezó a llover y se llevó lo que había recogido y trotó de vuelta al refugio. Había comido probablemente dos libras de frambuesas y
tenía tal vez otro tres libras en su chaqueta, envuelto en una bolsa.

Lo hizo al refugio al igual que las nubes se abrieron por completo y la lluvia rugieron en hojas.
Pronto el exterior arena estaba empapado y había riachuelos que llegan hasta el lago. Pero por dentro estaba seco y cómodo. Empezó a
poner las bayas recogidas de nuevo en la pila ordenada con las cerezas de la tripa, pero se dio cuenta de que las frambuesas se filtraba a
través de la chaqueta. Eran mucho más suave que las cerezas de la tripa y aparentemente estaban siendo aplastados un poco con su propio
peso.

Cuando se llevó a cabo la chaqueta y miró debajo de ella vio una corriente de líquido rojo. Se puso un dedo en ella y nos pareció que
es dulce y picante, como el pop sin la efervescencia, y él sonrió y se tumbó en la arena, con la bolsa a lo largo de la cara y dejar que el
goteo de filtraciones en la boca.
Fuera, la lluvia caía, pero Brian se echó hacia atrás, beber el jarabe de las bayas secas, y con el dolor casi todo se ha ido, la
rigidez también se ha ido, el estómago lleno y un buen sabor de boca.
Por mueren por primera vez desde el accidente no estaba pensando en sí mismo, de su propia vida. Brian se preguntaba si el oso era como

"sorprendida como él para encontrar otro ser en las bayas.

Por la tarde, al caer la tarde bajó, él fue al lago y se lavó el jugo de la baya pegajosa de la cara y las manos, y luego
regresó a prepararse para la noche.
Mientras que él había aceptado y comprendido que el oso no quería hacerle daño, todavía había mucho en sus pensamientos y en la
oscuridad entró en el refugio tomó morir hacha de su cinturón y lo puso junto a su cabeza, con la mano en el mango , como el día se
encontró con él y se durmió.

PRIMERO pensó que era un gruñido. En la oscuridad del refugio aún en medio de la noche en que sus ojos se abrieron y él
estaba despierto y él pensaba que era un gruñido. Pero fue el viento, un viento medio en los pinos había hecho algún sonido
que lo crió, le trajo despierto. Se incorporó y fue golpeado con el olor.

Se le aterrorizaba. El olor era uno de pudrición, algunos podredumbre húmeda que le hizo pensar solamente de tumbas con telarañas y el
polvo y la muerte de edad. Sus fosas nasales se abrieron y abrió más los ojos, pero no pudo ver nada. Estaba demasiado oscuro,
demasiado duro oscuro con nubes cubriendo incluso la pequeña luz de las estrellas, y que no podía ver. Pero el olor era vivo, vivo y lleno
y en el refugio. Pensó en el oso, pensó de Pie y todos los monstruos que jamás había visto en todas las películas de miedo que jamás
había visto, y su corazón martillado en la garganta.

Entonces oyó el resbaladizo. Un sonido de cepillado, un sonido deslizándose cepillado cerca de sus pies, y le dio una patada tan fuerte como

pudo, expulsado y arrojó el hacha en el sonido, un ruido que viene de la garganta. Pero el hacha de guerra se perdió, se perdió en la pared

donde golpeó las rocas con una lluvia de chispas, y su pierna estaba rota al instante de dolor, como si de un centenar de agujas habían sido

impulsados ​en ella. "Unnnngh!"

Ahora él gritó, con el dolor y el miedo, y se deslizó sobre su trasero arriba en la esquina del refugio, la respiración por la
boca, tratando de ver, oír.
El deslizándose se movió de nuevo, pensó hacia él en un primer momento, y el terror lo llevó, detener el aliento. Él sentía que podía ver
mínima forma oscura, un mayor en la oscuridad, una sombra que vivió, pero ahora se alejó, deslizándose y el raspado se alejó y él vio o
creyó ver que se vaya fuera de la abertura de la puerta.
Yacía de lado por un momento, y luego sacó un estertor y la sostuvo, escuchando el atacante para volver. Cuando se hizo
evidente que la sombra no iba a volver sintió la pantorrilla de la pierna, en la que se centra el dolor y la difusión de llenar toda
la pierna.
Sus dedos tocaron con cautela un grupo de agujas que habían sido expulsados ​a través del pantalón y en la parte carnosa de la pantorrilla.

Ellos eran rígidas y muy agudos en los extremos que sobresalían, y supo entonces lo que el atacante había sido. Un puercoespín había caído

en su refugio y cuando él había dado una patada que la cosa le había golpeado con su cola de plumas.

Se tocó cada pluma con cuidado. El dolor hace que parezca como si decenas de ellos se habían cerrado de golpe en la
pierna, pero hay sólo ocho eran, sujetando la tela contra su piel. Se apoyó contra la pared por un minuto. No podía dejarlos en,
tenían que salir, pero sólo tocarlos hizo que el dolor más intenso.

Tan rápido, pensó. Así las cosas rápido cambian. Cuando se había ido a dormir que tenía la satisfacción y en un momento todo era diferente.

Se agarró una de las púas, contuvo la respiración y se sacudió. Se envía señales de dolor al cerebro en oleadas apretados, pero él agarró otra,

tiró de él, y luego otra pluma. Cuando se hubo retirado cuatro de ellos se detuvo por un momento. El dolor se había pasado de ser un dolor por

lesión en punta a la difusión de una mancha caliente hasta su pierna y se le hizo contener el aliento.

Algunas de las plumas fueron expulsados ​en el más profundo que otros y rasgaron cuando salieron. Respiró hondo dos veces, la
mitad de la respiración soltó y volvió al trabajo. Tirón, pausa, idiota y tres veces más antes de que él se echó hacia atrás en la oscuridad,
hecho. El dolor llenó su pierna ahora, y con él llegó nuevas olas de autocompasión. Sentado solo en el, le dolía la pierna oscuro, algunos
mosquitos encontrarlo de nuevo, empezó a llorar. Todo era demasiado, demasiado, y no podía tomarlo. No es la forma en que estaba.

No puedo tomar de esta manera, solo, sin el fuego y en la oscuridad, y la próxima vez que podría ser algo peor, tal vez un oso, la
cual no sería justo púas en la pierna, sería peor. No puedo hacer esto, pensó, una y otra vez. No puedo. Brian se izó hasta que
estuvo sentado en posición vertical hacia atrás en la esquina de la cueva. Él puso su cabeza sobre sus brazos sobre las rodillas, con
rigidez teniendo su pierna izquierda, y lloró hasta que se gritó.

No sabía cuánto tiempo tomó, pero más tarde volvió a mirar en este momento de llorar en un rincón de la cueva oscura y el
pensamiento de él como cuando aprendió la regla más importante de la supervivencia, que fue que sentir lástima por ti mismo didn' t
trabajo. No era sólo que no era correcto hacer, o que se consideró incorrecta. Era más que eso, no funcionó. Cuando se sentó solo
en la oscuridad y lloró y fue hecho, fue hecho con él, nada había cambiado. Su pierna aún le dolía, todavía estaba oscuro, seguía
siendo solo y la autocompasión había logrado nada.

Por fin se volvió a dormir, pero sus patrones ya estaban cambiando y el el sueño era ligero, un descanso dormitar más que un sueño
profundo, con pequeños sonidos a su despertar dos veces en el resto de la noche. En el último período sopor antes del amanecer,
antes de que finalmente despertó con la luz de la mañana y las nubes de mosquitos nuevos, soñó. Esta vez no se trataba de su
madre, no del secreto, sino de su padre al principio y luego de su amigo Terry.

En el segmento inicial del sueño su padre estaba de pie al lado de una sala de estar mirándolo y estaba claro por su expresión
que él estaba tratando de decirle algo Brian. Sus labios se movían pero no había ningún sonido, ni un susurro. Se agitó las
manos en Brian, hizo gestos delante de su cara como si estuviera rascando algo, y trabajó para formar una palabra con la boca
pero al principio Brian no pudo verlo. A continuación, los labios hicieron una mmmmm forma, pero no salió ningún sonido. Mmmmm-maaaa.
Brian no podía oírlo, no podía entenderlo y quería tan mal; que era tan importante para entender su padre, para saber lo que
estaba diciendo. Él estaba tratando de ayudar, tratando muy duro, y cuando Brian no podía entender que parecía cruz, como lo
hizo cuando Brian preguntas más de una vez, y él se desvaneció. El padre de Brian se desvaneció en un lugar niebla Brian no
podía ver y el sueño era casi
más, o parecía ser, cuando Terry llegó.

Él no estaba señalando a Brian, pero estaba sentado en el parque en un banco mirando a un hoyo de la barbacoa y por un tiempo no pasó

nada. Luego se levantó y se sirvió un poco de carbón de una bolsa en la olla, y luego un poco de líquido de arranque, y dio un giro de tipo ligero

y encendió el líquido. Cuando se estaba quemando y el carbón era en conseguir la última caliente se volvió, dándose cuenta de Brian por

primera vez en el sueño. Se volvió y sonrió y señaló el fuego como si fuera a decir, ver, un incendio.

Pero no significaba nada para Brian, excepto que le gustaría tener un incendio. Vio un saco de abarrotes sobre mesa de matrices junto a

Terry. Brian pensó que debe contener los perros y los chips calientes y mostaza y él sólo podía pensar en la comida. Pero Terry negó con la

cabeza y señaló de nuevo al fuego, y dos veces más que señaló al fuego, hizo Brian ver las llamas, y Brian sintió que su ascenso la frustración y

la ira y pensó que todo bien, está bien, veo el fuego, pero por lo ¿Qué? No tengo un incendio. Yo sé de fuego; Sé que necesito un incendio.

Yo sé eso.
Sus ojos se abrieron y fue la luz en la cueva, un gris tenue luz de la mañana. Se limpió la boca y trató de mover la pierna, que se
había endurecido como la madera. Era la sed y el hambre, el cual comió algunas frambuesas de la chaqueta. Habían echado a perder
un poco, parecía más suave y más blando, pero todavía tenía una rica dulzura. Aplastó las bayas contra el techo de la boca con la
lengua y se bebió el jugo dulce, ya que corrió por su garganta. Un destello de metales le llamó la atención y vio a su hacha en la arena
donde se había tirado al puercoespín mueren en la oscuridad.

Él scootched arriba, haciendo una mueca un poco cuando él inclinó la pierna rígida, y se arrastró hasta donde estaba el hacha de guerra. Lo recogió y lo

examinó y vio un chip en la parte superior de la cabeza.

El nick no era grande, pero el hacha era importante para él, era su única herramienta, y que no debería haber tirado. Él debe ser
conservado en su mano, y hacer una herramienta de algún tipo para ayudar a empujar un animal de distancia. Hacer un personal, pensó, o
una lanza, y guardar el hacha de guerra. Algo vino a continuación, un pensamiento, mientras sostenía el hacha de guerra, algo sobre el
sueño y su padre y Terry, pero no podía precisarlo. "Ahhh ..". Se puso, y se puso en el sol de la mañana y estiró los músculos de la espalda
y el dolor de la pierna. El hacha estaba todavía en la mano, y mientras se estiraba y se la llevó por la cabeza que captó los primeros rayos
del sol de la mañana. La primera luz tenue golpeó la plata del hacha y se dirigió una de oro brillante en la luz. Como el fuego. Es decir,
pensó. Lo que estaban tratando de decirme.

Fuego. El hacha era la clave de todo. Cuando lanzó el hacha en el puercoespín en la cueva y se perdió y se golpeó la pared de piedra que

se había duchado chispas, una lluvia de oro de chispas en la oscuridad, como de oro con el fuego como el sol era ahora.

El hacha era la respuesta. Eso es lo que su padre y Terry habían estado tratando de decirle. De alguna manera se podría conseguir fuego

del hacha. Las chispas podrían hacer fuego.

Brian volvió a entrar en el refugio y estudió la pared. Era algún tipo de granito calcáreo, o una piedra arenisca, pero incrustada en ella eran

grandes piezas de piedra más oscura, una piedra más duro y más oscuro. Sólo le tomó un momento para encontrar dónde había golpeado el

hacha de guerra. El acero se había mellado en el borde de una de las piezas de piedra más oscuros. Brian volvió la cabeza hacia atrás para que

pudiera golpear con la parte trasera plana del hacha y golpeó la roca negro con suavidad. Demasiada suavidad, y no pasó nada. Él golpeó más

duro, un golpe oblicuo, y dos o tres chispas débiles rebotó en la roca y murió inmediatamente.

Se volvió más difícil, sostuvo el hacha de guerra por lo que golpearía un golpe deslizante más larga, y la roca negro explotó en fuego. Las

chispas volaron tan fuertemente que varios de ellos se deslizó y se subieron al arena debajo de la roca y él sonrió y se pegan una y otra vez.
Podría haber fuego aquí, pensó. Voy a tener un fuego aquí, pensó, y golpeado de nuevo, voy a tener fuego del hacha.
9

ENCONTRADOS BRIAN que era muy lejos de chispas de fuego.

Está claro que tenía que haber algo por las chispas para encender, una especie de mecha o de leña, pero ¿qué? Él trajo un poco
de hierba seca en, golpeó chispas en él y vio morir. Intentó pequeñas ramitas, romperlos en trozos pequeños, pero que era peor que
la hierba. Luego trató de una combinación de los dos, hierba y ramitas.

Nada. Él no tenía problemas para conseguir chispas, pero los pequeños trozos de piedra caliente o metal-no podía decir que eran

simplemente-pulverizaron y murieron.

Se acomodó en cuclillas con exasperación, mirando al grupo lamentable de hierba y ramitas. Necesitaba algo más fino,
algo suave y fina y esponjosa para coger los trozos de fuego. El papel triturado estaría bien, pero no tenía ningún papel.
"Tan cerca", dijo en voz alta, "tan cerca ..."

Se puso el hacha de nuevo en su cinturón y salió del refugio, cojera en su pierna dolorida. Que tenía que haber algo, tenía que ser.
El hombre había hecho fuego. Había habido fuego por miles, millones de años. Tenía que haber una manera. Se metió en los bolsillos
y encontró el billete de veinte dólares en la cartera. Papel. papel sin valor aquí. Pero si podía encender un fuego ...

Se arrancó el vigésimo en pequeños pedazos, hizo un montón de piezas, y golpeó chispas en ellos. No pasó nada. Ellos simplemente no

tomarían las chispas. Pero tenía que haber una manera alguna forma de hacerlo.

A menos de veinte pies a su derecha, inclinándose sobre el agua eran abedules y se quedó mirando a ellos por un medio minuto antes
de que se registraron en la cabeza. Eran un hermoso blanco con corteza como el papel limpio, ligeramente moteado.

Papel.
Se trasladó a los árboles. Cuando la corteza se estaba pelando de los troncos que se suben en el diminutos zarcillos, casi pelusas. Brian

arrancó algunos de ellos sueltos, los hizo rodar entre sus dedos. Parecían polvo inflamable, seca y casi. Sacó y trozos retorcidos apagado los

árboles, el embalaje en una mano, mientras que los recogió con la otra, la recolección y la recolección hasta que tuvo un fajo cerca del tamaño

de una pelota de béisbol.


Luego volvió a entrar en el refugio, y compuso la bola de cáscaras de corteza de abedul en la base de la roca negro. En el último
momento se lanzó en los restos del billete de veinte dólares. Ponchó y un chorro de chispas cayó en la corteza y murió rápidamente. Pero
esta vez una chispa cayó en un pequeño pelo de ladridos de seca casi un hilo de corteza y parecía brillar un poco más brillante antes de
morir.
El material tenía que ser más fino. Tenía que haber un nido suave y muy bien para las chispas. Tengo que hacer un hogar para las
chispas, pensó. Un hogar perfecto o que no se quedará, no van a hacer fuego.

Empezó a rasgar la corteza, usando sus uñas en un primer momento, y cuando eso no funcionó usó el borde afilado de la hacha, cortando la

corteza en rodajas finas, pelos tan fina que eran casi no existe. Era un trabajo laborioso, un trabajo lento, y se quedó con él durante más de dos

horas. Dos veces se detuvo por un puñado de bayas y de una vez para ir al lago para una bebida. Luego de vuelta al trabajo, el sol en la espalda,

hasta que por fin tenía una bola de pelusa tan grande como una pelusa de corteza de abedul pomelo-seca.

Se posicionó su nido, como la chispa que pensaba de ella, en la base de la roca, usó su pulgar para hacer una pequeña depresión
en el medio, y golpeó la parte trasera del hacha abajo a través de la roca negro. Una nube de chispas llover, la mayoría de ellos falta el
nido, pero algunos, tal vez treinta o así, un golpe en la depresión y de los seis o siete combustible encontrado y creció, ardía y ha
causado la corteza para asumir el brillo rojo.

Entonces salieron.
Primer él estaba cerca. Se vuelve a colocar el nido, hizo un nuevo y más pequeño mella con el pulgar, y golpeó de nuevo.

Más chispas, un ligero resplandor, entonces nada.

Soy yo, pensó. Estoy haciendo algo mal. No sé esto: un habitante de la cueva habría tenido un incendio por ahora, un hombre
de Cromagnon tendría un incendio por ahora, pero no sé esto. No sé cómo hacer un fuego.

Tal vez no hay suficientes chispas. Se instaló el nido en su lugar una vez más y golpeó la roca con una serie de golpes, lo más rápido que pude.

Las chispas se vierte como una cascada de oro. Al principio parecían tomar, había varias, muchas chispas que encontraron vida y tomaron

brevemente, pero todos ellos murieron.

Famélico.

Se echó hacia atrás. Ellos son como yo. Ellos se mueren de hambre. No era la cantidad, había un montón de chispas, pero se necesita más.

Yo mataría, pensó de pronto, de una caja de cerillas. Un solo libro. Sólo un partido. Yo mataría.
Lo que hace el fuego? Volvió a pensar en la escuela. Para todas aquellas clases de ciencia. ¿Alguna vez había aprendido lo que hizo un fuego? Realizó

un profesor nunca ponerse de pie y decir: "Esto es lo que hace que un incendio ..".

Él negó con la cabeza, trató de enfocar sus pensamientos. ¿Cómo lo hizo? Hay que tener combustible, pensó, y él tenía eso. La
corteza era combustible. Oxygen-tenía que haber aire.
Necesitaba añadir aire. Tuvo que ventilador en él, un golpe en él.

Hizo el nido listo de nuevo, sostuvo el hacha hacia atrás, se puso tenso, y golpeó a cuatro golpes rápidos. Sparks bajaron y se inclinó
hacia adelante lo más rápido que pudo y soplaron.

Demasiado duro. Hubo un brillante, casi intenso resplandor, y luego se había ido. Se había soplado hacia fuera. Otra serie de huelgas, más

chispas. Se inclinó y sopló, pero con cuidado esta vez, frenando y dirigiendo el chorro de aire desde la boca para golpear el punto más brillante.

Cinco o seis chispas habían caído en una apretada masa de pelo corteza y Brian centrado sus esfuerzos allí.
Las chispas crecieron con su suave respiración. La luz roja se trasladó desde las chispas a sí mismos en la corteza, se movió y creció y se convirtió en

gusanos, gusanos rojos brillantes que se arrastraban hasta los pelos de corteza y capturados otros hilos de corteza y crecieron hasta que hubo una bolsa

de color rojo tan grande como un cuarto, una resplandeciente carbón al rojo de calor.

Y cuando se quedó sin aliento y se detuvo para inhalar, la bola roja de repente estalló en llamas. "¡Fuego!" El grito.
"Tengo fuego! ¡Lo tengo, lo tengo, lo tengo ..."
Sin embargo, las llamas eran gruesas y aceitosa y la quema rápido, el consumo de la bola de la corteza tan rápido como si se tratara de la gasolina. Tuvo que

alimentar las llamas, mantenerlas en funcionamiento. Trabajando tan rápido como pudo colocó cuidadosamente los trozos de hierba y madera secas que había tratado

en un primer momento en la parte superior de la corteza y se alegró de ver los llevan.

Pero iban a ir rápido. Necesitaba más, y más. No podía permitir que las llamas se apagan. Se pasó desde el refugio a morir
pinos y comenzó a romper las ramas muertas, pequeñas bajas. Estos se lanzó en el refugio, se fueron a por más, arrojaron los
de, y en cuclillas para romper y alimentar las llamas con hambre. Cuando el pequeño bosque iba bien salió y encontró la madera
más grande y no se relajó hasta que se iba. Luego se apoyó en la llave de madera de su abertura de la puerta y sonrió.

Tengo un amigo, pensó-Tengo un amigo ahora. Un amigo hambre, pero una


buena. Tengo un amigo que se llama fuego.
"Hola, fuego ..."

La curva de la roca hacia atrás hizo un dibujo de combustión casi perfecta que lleva el humo a través de las grietas del techo,
pero mantuvo el calor. Si se mantenía el fuego pequeña, sería perfecto y que mantendría en nada a la de puercoespín que entra por
la puerta de nuevo.
Un amigo y un guardia, pensó.
Tanto a partir de una pequeña chispa. Un amigo y un guardia de una pequeña chispa.

Miró a su alrededor y deseó tener a alguien a decir esto, para mostrar esta cosa que había hecho. Pero no había nadie.

Nada más que los árboles y el sol y la brisa y el lago. Nadie.

Y pensó, pensamientos móvil, con el humo que sobre su cabeza y la sonrisa todavía la mitad de su rostro, pensó: Me pregunto
lo que están haciendo ahora.
Me pregunto lo que mi padre está haciendo ahora. Me

pregunto lo que mi madre está haciendo ahora. Me pregunto si

ella está con él.

10

ÉL NO PODRÍA en un primer momento dejar el fuego.

Era tan valioso para él, tan cerca y dulce una cosa, las llamas amarillas y rojas del brillo del oscuro interior de la vivienda, el
crepitar feliz de la madera seca, ya que queman, que no podía salir de él. Se fue a los árboles y trajo tantas ramas muertas que
podía cortar y transportar, y cuando tuvo un gran montón de ellos se sentó cerca del fuego, aunque se estaba haciendo en la parte
media caliente del día y que estaba caliente y los partió en trozos pequeños y se alimenta el fuego.

No voy a dejar de salir, se dijo a sí mismo, a las llamas, ni nunca. Y así que se sentó a través de un largo
parte del día, manteniendo las llamas, incluso, comiendo de su provisión de frambuesas, dejando a beber del lago cuando tenía sed. Por la tarde, hacia la tarde, con su

cara manchada de humo y su roja piel del calor, que finalmente comenzó a pensar en el futuro a lo que tenía que hacer. Se necesitaría una gran pila de leña para pasar

la noche. Sería casi imposible encontrar la madera en la oscuridad así que tenía que tener todo en y cortar y apilar antes de que el sol se puso. Brian se aseguró de

que el fuego se ladeó con madera nueva, luego salió del refugio y buscado por un buen suministro de combustible. Hasta la colina desde el camping la misma tormenta

de viento que le dejó un lugar para aterrizar el avión-tenía que hace tan sólo han pasado tres, cuatro días? -tenía caer tres grandes pinos blancos de uno a otro.

Estaban muertos ahora, seco y lleno de ramas secas y muertas, suficientes resistido por muchos días. Se corta y se rompió y se llevó la madera de nuevo al campo,

apilar las piezas bajo el alero hasta que tuvo lo que él cree que es una pila enorme, tan alto como la cabeza y seis pies de ancho de la base. Entre los viajes, agregó

trozos pequeños al fuego para mantenerlo en marcha y en uno de los viajes para obtener la madera notó una ventaja añadida del fuego. Cuando estaba en la sombra

de los árboles que rompen las extremidades de los mosquitos pululaban en él, como de costumbre, pero cuando llegó al fuego, o simplemente cerca del refugio donde

el humo se arremolinaba y se arremolinaba, los insectos se habían ido. Entre los viajes, agregó trozos pequeños al fuego para mantenerlo en marcha y en uno de los

viajes para obtener la madera notó una ventaja añadida del fuego. Cuando estaba en la sombra de los árboles que rompen las extremidades de los mosquitos

pululaban en él, como de costumbre, pero cuando llegó al fuego, o simplemente cerca del refugio donde el humo se arremolinaba y se arremolinaba, los insectos se

habían ido. Entre los viajes, agregó trozos pequeños al fuego para mantenerlo en marcha y en uno de los viajes para obtener la madera notó una ventaja añadida del

fuego. Cuando estaba en la sombra de los árboles que rompen las extremidades de los mosquitos pululaban en él, como de costumbre, pero cuando llegó al fuego, o

simplemente cerca del refugio donde el humo se arremolinaba y se arremolinaba, los insectos se habían ido.

Fue un descubrimiento maravilloso. Los mosquitos casi había vuelto loco y la idea de ser librado de ellos levantado el ánimo. En
otro viaje miró hacia atrás y vio el humo que a través de los árboles y se dio cuenta, por primera vez, que ahora tenía los medios
para hacer una señal. Se podría llevar a un tizón y construir una señal de fuego en la parte superior de la roca, hacer que las
nubes de humo y tal vez llamar la atención.

Lo que significaba más madera. Y aún más madera. No parecía ser el fin de la madera que necesitaba y se pasó todo el
resto de la tarde en la oscuridad a hacer viajes de madera.
De noche se instaló en otra vez por la noche, junto al fuego con la pila de piezas cortas listos para vestir, el cual comió el resto de las
frambuesas. Durante todo el trabajo del día su pierna se había aflojado, pero todavía le dolía un poco, y se frotó y observó el fuego y
pensó por primera vez desde el accidente que podría estar empezando a controlar las cosas, podría estar empezando a hacer algo más
que simplemente sentarse.
Estaba fuera de la comida, pero podía mirar mañana y que podría construir una señal de fuego mañana y obtener más madera mañana ...

El fuego se cortó la frescura noche y lo puso de nuevo en el sueño, pensando en el mañana.

Durmió duro y no estaba segura de lo que lo despertó, pero sus ojos se abrió y él se quedó en la oscuridad. El fuego se había
consumido y daba pero él agitó con un trozo de madera y se encontró un lecho de brasas siguen brillando caliente y roja. Con pequeños
trozos de madera y cuidado soplado pronto tuvo un incendio en marcha otra vez.

Había estado cerca. Tuvo que no deje de probar y dormir en intervalos cortos para que pudiera mantener el fuego, y él trató de
pensar en una manera de regular su sueño, pero lo hizo con sueño a pensar en ello y que sólo iba bajo otra vez cuando él oído el
ruido exterior.
No fue a diferencia del sonido del puercoespín, algo resbaladizo y siendo arrastrado por la arena, pero cuando miró por la
abertura de la puerta estaba demasiado oscuro para ver nada.
Fuera lo que fuese lo que dejó de hacer el sonido en unos momentos y le pareció oír algo de chapoteo en el agua en la costa, pero
no tenía el fuego y ahora un montón de madera por lo que no estaba tan preocupado como lo había estado la noche anterior .

Dormitó, durmió durante un tiempo, despertó de nuevo sólo a la luz del amanecer gris, y ha añadido leña al todavía-
fumar fuego antes de pie fuera y estiramiento. De pie con los brazos estirados sobre la cabeza y el nudo apretado del hambre
en el estómago, miró hacia el lago y vio las pistas.
Ellos eran extraños, una línea central principal desde el lago en la arena con marcas de garras en el lado

que conduce a un pequeño montón de arena, a continuación, volver a bajar al agua.

Se acercó y se puso en cuclillas cerca de ellos, ellos estudiado, tratado de darles sentido. Lo que había hecho las pistas tenían algún tipo

de arrastre inferior plana en el centro del troquel y al parecer fue empujado a lo largo de las piernas que sobresalían a morir lado.

Desde el agua a un pequeño montón de arena, y luego hacia abajo en el agua. Algunos animales. Algún tipo de animal del agua que se

acercó a morir a la arena ... ¿para qué?

Para hacer algo con la arena, jugar y hacer una pila en la arena?
Él sonrió. chico de ciudad, pensó. Oh, chico de ciudad con su ciudad-maneras hizo un espejo en su mente, un espejo de sí mismo, y vio
cómo debe mirar. chico de ciudad, con sus vías de la ciudad sentado en la arena tratando de leer las pistas y sin saber, sin comprender.
¿Por qué nada salvaje subir del agua para jugar en la arena mueren? No de esa manera, los animales no eran de esa manera. No
perdieron el tiempo de esa manera.
Se le había ocurrido desde el agua por una razón, una buena razón, y tiene que tratar de entender la razón, tiene que cambiar para
entender completamente la razón a sí mismo o que no lo haría.
Se le había ocurrido desde el agua por una razón, y la razón, pensó, en cuclillas, la razón tenía que ver con la pila mueren de arena.

Se sacudió la parte superior suavemente con la mano, pero sólo encontró arena húmeda. Aún así, tiene que haber una razón y él cuidadosamente

mantenido rascado y la excavación hasta que, cerca de cuatro pulgadas hacia abajo, de repente entró en una pequeña cámara en la arena de enfriamiento

húmedo y no ponen huevos, muchos huevos, huevos casi perfectamente redondas del tamaño de la tabla pelotas de tenis, y se rieron porque sabía.

Había sido una tortuga. Había visto un programa en la televisión sobre las tortugas marinas que se acercó a las playas y pusieron sus

huevos en la arena. Debe haber marcado el lago de agua dulce tortugas hizo lo mismo. Tal tortugas romperse. Había oído hablar de tortugas

romperse. Se convirtieron en bastante grande, pensó. Debe haber sido un pargo que surgió en la noche cuando oyó el ruido que lo despertó;

ella debe haber llegado a continuación y de los huevos.

Comida.

Más de huevos, más que el conocimiento, más que nada esto era la comida. Su estómago se tensó y rodó e hizo ruido al mirar a
los huevos, como si su estómago pertenecía a otra persona o había visto los huevos con sus propios ojos y estaba exigiendo
alimentos. El hambre, siempre allí, había sido un tanto controlada e inactivo cuando no había nada para comer, pero con los huevos
llegó el grito de comer. Todo su cuerpo alimento más deseado con una intensidad tal que aceleró la respiración.

Metió la mano en el nido y Sacó los huevos uno a la vez. Había diecisiete de ellos, cada uno tan redonda como una pelota,
y blanco. Tenían conchas correosas que dieron lugar de romper cuando se las apretó.

Cuando él les había amontonado en la arena en una pirámide que nunca se había sentido tan rica de alguna manera, de repente se dio cuenta

de que no sabía cómo comer ellos.

Tenía un fuego, pero no hay manera de cocinarlos, ninguno de los envases, y que nunca había pensado en comer un huevo
crudo. Tenía un tío llamado Carter, el hermano de su padre, que siempre puso un huevo en un vaso de leche y bebió de la mañana.
Brian había visto que lo haga una vez, sólo una vez, y cuando la parte nasal del blanco dejó el vaso y entró en la boca de su tío y por
la garganta de un solo trago Brian
a punto de perder todo lo que había comido.
Aún así, pensó. Todavía. A medida que su estómago se movió hacia su columna vertebral se hizo cada vez menos exigente. Algunos nativos en el

mundo comía saltamontes y hormigas y si podían hacer que él podría conseguir un huevo crudo hacia abajo.

Cogió uno y trató de romper la cáscara y lo encontró sorprendentemente difícil. Finalmente, usando el hacha afilada que un palo y hizo

un agujero en el huevo. Se amplió agujero de boquilla con el dedo y miró en su interior. Sólo un huevo. Tenía una yema de color

amarillo oscuro y no tanto blanco como él pensaba que sería. Sólo un huevo. Comida.

Sólo un huevo que tenía que comer.

Crudo.

Miró a través del lago y trajo el huevo a la boca y cerró los ojos y aspiró y apretó el huevo al mismo tiempo y se tragó todo
lo rápido que podía.
"ECCH ..."

Tenía un sabor grasoso, casi aceitosa, pero todavía era un huevo. Su garganta trató de tirar de nuevo hacia arriba, todo su cuerpo se parecía

a convulsionar con ella, pero su estómago lo tomó, lo sostuvo, y exigió más.

El segundo huevo era más fácil, y por el tercero no tuvo ningún problema en absoluto, simplemente se deslizó hacia abajo. Se comió seis de ellos, podría

haber comido fácilmente todos ellos y no ha sido completo, pero una parte de él, dijo a contenerse, guardar el resto.

No podía creer que ahora el hambre. Los huevos se habían despertado por completo, roaringly, por lo que rompió con él. Después
del sexto huevo le arrancó la concha abierta y lamió el interior limpia, luego volvió y arrancó los otros cinco abierta y los lamió fuera así
y se preguntó si podía comer las cáscaras. Tiene que haber algún valor de los alimentos en ellos. Pero cuando intentó eran
demasiado correosa de masticar y no podía bajarlos.

Se quedó lejos de los huevos por un momento, literalmente, se levantó y se dio la vuelta para que no pudiera verlos. Si miraba
hacia ellos tendría que comer más.
Él almacenarlos en el refugio y comer sólo una al día. Luchó contra el hambre de nuevo, controlado que se tomaría ahora y
almacenarlas y guardarlas y comer una al día, y se dio cuenta mientras lo pensaba que había olvidado que ellos podría venir.
Los buscadores. Sin duda, vendrían antes de que pudiera comer todos los huevos en una al día.

Se había olvidado de pensar en ellos y que no era bueno. Él tenía que seguir pensando en ellos, porque si él se olvidó de
ellos y no creo que de ellos puedan olvidarse de él.
Y tenía que seguir esperando. Tenía que

mantener la esperanza.
1

11

HABÍA estas cosas que hacer.

Fue transferido todos los huevos de la pequeña playa en el refugio, volver a enterrar a cerca de su área de dormir. Tomó toda
su voluntad para no comer otra como las movía, pero lo consiguió hecho y cuando estaban fuera de la vista de nuevo, era más
fácil. Agregó leña al fuego y limpió la zona del campamento.

Una buena risa, que-limpiar el campamento. Todo lo que hizo fue sacudir la cazadora y lo cuelga en el sol para secar el jugo de
bayas que habían empapado en, y alisar la arena donde dormía.
Pero era una cosa mental. Se había conseguido el pensamiento deprimido por la forma en que no lo habían encontrado todavía, y cuando

estaba lleno y tuvimos algo que ver la depresión parecía que salir.

Así que había cosas que hacer.

Con el campo cuadrado de distancia que trajo en más madera. Había decidido siempre tienen lo suficiente en la mano durante tres días y

después de pasar una noche con el fuego para un amigo que sabía lo que un sorprendente cantidad de madera que se necesitaría. Trabajó a

lo largo de la mañana en la madera, rompiendo las ramas muertas y romper o cortar en trozos más pequeños, almacenar ordenadamente

bajo el saliente. Se detuvo una vez para tomar una copa en el lago y en su reflexión, vio que la hinchazón en la cabeza casi había

desaparecido. No había dolor existe por lo que supuso que había cuidado de sí mismo. Su pierna también estaba de vuelta a la normalidad, a

pesar de que tenía un pequeño patrón de agujeros -aproximadamente estrella shaped- donde las púas le habían clavado, y mientras él estaba

de pie en la orilla del lago balance dio cuenta de que su cuerpo estaba cambiando.

No había estado nunca en grasa, pero que había sido un poco pesado con un poco de peso extra justo por encima de su cinturón a los lados.

Este había desaparecido por completo y su estómago se había hundido en el hambre y el sol le había cocinado pasado quema por
lo que estaba bronceado, y con el humo del fuego su cara estaba empezando a verse como el cuero. Pero tal vez más que su cuerpo
fue el cambio en su mente, o en la forma en que era-era
devenir.
No soy el mismo, pensó. Veo, oigo diferente. No sabía cuando comenzó el cambio, pero estaba allí; cuando un sonido vino
a él ahora no se limitó a escuchar, pero lo sabría el sonido. Él puede dar vuelta y mirarlo-una ramita de ruptura, un movimiento
de aire y conocer el sonido como si de alguna manera se podía mover la cabeza hacia abajo la onda del sonido de la fuente.

Él podía saber cuál era el sonido bastante antes de que se dio cuenta de que había oído. Y cuando vio algo, un pájaro moviendo
un ala dentro de un arbusto o una ondulación en el agua, que realmente vería esa cosa, no sólo lo nota como solía notar cosas en
la ciudad. Que vería todas sus partes; ver toda el ala, las plumas, ver el color de las plumas, ver el arbusto, y el tamaño y la forma y
el color de sus hojas. Que vería la forma en que la luz se movía con las ondas en el agua y ver que el viento hizo que las ondas y
en qué dirección que el viento tuvo que soplar para que las ondas se mueven en esa cierta manera.

Ninguno de los que solía estar en Brian y ahora era una parte de él, una parte cambiada de él, una parte adulta de él, y las dos cosas, su

mente y su cuerpo, se habían reunido a su vez, había hecho una conexión entre sí que no entendía muy bien. Cuando sus oídos escucharon

un sonido o sus ojos vieron un espectáculo su mente tomó el control de su cuerpo. Sin su pensamiento, se trasladó a enfrentar el sonido o la

vista, se movió para hacer preparados para ello, para tratar con él.

Había que hacer estas cosas.


Cuando se hizo la madera decidió obtener una señal de fuego listo. Se trasladó a la parte superior de la cresta de roca que formaba el acantilado por encima de

su refugio y se ha mostrado satisfecho de encontrar una zona de piedra grande y plana.

Más madera, pensó, gimiendo interiormente. Volvió a los árboles caídos y se encontró más miembros muertos, llevando para arriba en la
roca hasta que tuvo suficiente para hacer una fogata. Inicialmente había pensado PF haciendo una señal de fuego cada día, pero que no
podía, que nunca sería capaz de mantener el suministro de madera en marcha. Así que mientras trabajaba decidió tener listo el fuego y si
oyó un motor, o incluso pareció oír un motor de avión, que correría con una extremidad ardiente y haga sonar la señal de fuego.

Cosas para hacer.

En el último viaje a la cima del risco de piedra con la madera se detuvo, se sentó en el punto con vistas al lago, y en reposo. El
lago se extendía ante él, una veintena de pies abajo, y él no lo había visto así desde que había entrado con el avión. Recordando el
accidente que tuvo un momento de miedo, un poco de aliento rip-ajuste de terror, pero pasó y que fue capturado rápidamente por la
belleza del paisaje.
Era tan increíblemente hermosa que era casi irreal. Desde su altura podía ver no sólo el lago, pero a través de parte de la selva, una
alfombra verde, y estaba lleno de vida. Aves, insectos, había un zumbido constante y el canto. En el otro extremo de la parte inferior de
la L hubo otra gran roca que sobresale sobre el agua y en la parte superior de la roca un snaggly pino había encontrado alguna manera
de alimentos y crecido, doblado y retorcido. Sentado en una extremidad fue un pájaro azul con una cresta y pico afilado, un
Kingfisher-pensó en una imagen que había visto una vez que dejó la rama mientras observaba y se sumergió en el agua. Surgió una
parte fracción de segundo más tarde. En su boca era un pez pequeño, moviendo la plata en el sol. Tomó el pescado a una extremidad,
malabares dos veces, y se la tragó entera.

Pescado.

Por supuesto, pensó. Había peces en el lago y que eran los alimentos. Y si un ave podría hacerlo ... Se arrastró por el lado del
acantilado y corrió a la orilla del lago, mirando hacia abajo en el agua. De alguna manera, nunca se le había ocurrido mirar dentro el
agua sólo en la superficie. El sol estaba parpadeando una copia de seguridad a los ojos y se trasladó a un lado y se quitó los
zapatos y se metió a cabo quince pies. Luego se volvió y se detuvo, con el sol a sus espaldas, y estudió el agua otra vez.
Era, que vio después de un momento, literalmente, lleno de vida. Los peces pequeños nadando en todas partes, algunas estrechas y largas, algunas

redonda, la mayoría de ellos tres o cuatro pulgadas de largo, algunos un poco más grande y muchos más pequeño. Había una mancha de barro a un lado,

lo que lleva a aguas más profundas, y podía ver viejas conchas de almejas allí, así que debe haber almejas. Mientras observaba, un cangrejo de río, que

parece una pequeña langosta, dejó una de las conchas de almejas vacías y se fue a otro en busca de algo para comer, cavando con sus garras.

Mientras se encontraba algunos de los peces pequeños, redondeada llegaron muy cerca de sus piernas y él se tensó, se alistó, e hizo una puñalada

salvaje en agarrar uno de ellos. Ellos explotaron de distancia en un centenar de películas de la luz rápida, tan rápido que no tenía ninguna esperanza de

ellos la captura de esa manera. Pero pronto regresaron, parecían ser curioso acerca de él, y mientras caminaba desde el agua trató de pensar en una

manera de utilizar esa curiosidad para su captura.

No tenía ganchos o cadena, pero si de alguna manera les podría atraer a las aguas poco profundas, y crea una lanza, un pequeño pez de lanza que podría ser

capaz de golpear lo suficientemente rápido para conseguir uno.

Tendría que encontrar el tipo adecuado de la madera, delgado y recto que había visto algunos sauces a lo largo del lago que podría
funcionar, y que podía usar el hacha para afilar y darle forma mientras estaba sentado junto al fuego esta noche. Y que llevaban el
fuego, que tenía que alimentar de nuevo. Miró el sol y vio que se hacía tarde por la tarde, y cuando pensaba en lo tarde que era,
pensó que debía recompensar a todo su trabajo con otro huevo y que le hizo pensar que algún tipo de postre sería bueno -sonrió
cuando pensaba en el postre, tan elegante, y se preguntó si no debería moverse hacia arriba el lago y ver si podía encontrar
algunas frambuesas después de que el fuego se ladeó y mientras que estaba buscando la madera adecuada para una lanza.
Spearwood, pensó, y todo se enrolla, acaba de rodar juntos y rodó sobre él ... Había que hacer estas cosas.

12
La Lanza FISH no funcionó.

Se puso de pie en las aguas poco profundas y esperó, una y otra vez. Los peces pequeños acercaba más y más y se lanzó una y otra vez,

pero siempre era demasiado lento. Lo intentó tirarlo, señalando con ello, todo, pero agitando con él, y que no funcionó. Los peces eran demasiado

rápido.

Había estado tan seguro, tan absolutamente seguro de que iba a funcionar la noche anterior. Sentado junto al fuego que había tomado el sauce y

cuidadosamente la corteza pelada hasta que tuvo un personal recta de unos seis pies de largo y poco menos de una pulgada de espesor en la base, el

extremo más grueso.


Entonces, apoyando el hacha en una grieta en la pared de roca, que se había retirado la cabeza de su lanza contra de ella, que talla una pieza
delgada de cada vez, hasta que el extremo grueso ahusada hacia abajo a un punto de la aguja. Todavía no está satisfecho, no podía imaginar que
golpea uno de los peces con un solo punto se utiliza con cuidado el hacha para dividir el punto por el medio de ocho o diez pulgadas y metió un
trozo de madera para arriba en la división para hacer una de dos lanza púa con los puntos alrededor de dos pulgadas de distancia. Era crudo, pero
parecía eficaz y parecía tener un buen equilibrio cuando él estaba fuera de morir refugio y levantó la lanza. Había trabajado en la lanza de pescado
hasta que se había convertido en algo más que una herramienta. Se había pasado horas y horas en él, y ahora no funcionó. Se instaló en las
aguas poco profundas y se paró y el pez se acercó a él. Del mismo modo que antes de que pululaban alrededor de sus piernas, algunos de ellos
casi seis pulgadas de largo, pero no importa cómo intentó eran demasiado rápido. Al principio trató de tirarlo, pero que no tenía ninguna posibilidad.
Tan pronto como se trajo a su brazo hacia atrás, mucho antes de que lanzó el movimiento de los asustó. A continuación trató de lanzarse contra
ellos, teniendo la lanza preparada justo por encima del agua y empujando con él. Por último, en realidad poner la lanza en el agua y esperó a que
los peces eran justo en frente de ella, pero de alguna manera todavía telegrafió su movimiento antes de que empuje y que vio y se dirigió de
distancia.
Necesitaba algo para saltar la lanza hacia adelante, una cierta manera de hacer que se mueva más rápido que el pescado alguna fuerza

motriz. Una cadena que se rompió, o un arco. Un arco y flecha. A, flecha larga delgada con el punto en el agua y el arco hacia atrás de modo

que todo lo que tenía que hacer era liberar la flecha ... sí. Eso fue todo.

Él tuvo que "inventar" el arco y la flecha que casi se rió mientras se movía fuera del agua y ponerse los zapatos. El sol de la
mañana estaba caliente y se quitó la camisa. Tal vez eso fue lo que realmente sucedió, camino de regreso cuando, algún hombre
primitivo trató de lanza de pescado y que no funcionaba y que "inventó" el arco y la flecha. Tal vez siempre fue de esa manera, los
descubrimientos ocurrieron debido a que tenían que pasar.

No había comido nada todavía esta mañana por lo que tomó un momento para desenterrar los huevos y comer uno. Luego les volvió a

enterrar, se ladeó el fuego con un par de piezas gruesas de madera, se instaló el hacha de guerra en el cinturón y se tomó la lanza en la mano

derecha y se dirigió hasta el lago para encontrar madera para hacer un arco. Se fue sin camisa pero algo sobre el olor a humo de leña en él

mantuvo a los insectos a partir de molestarle mientras caminaba hacia el parche de la baya. Las frambuesas estaban empezando a ser

demasiado madura, justo a dos días, y él tendrían que recoger el mayor número posible después de que se encontró la madera, pero lo hizo

tomar un poco de tiempo para recoger a unos pocos y comerlos. Estaban llenos y dulce y cuando recogió uno, otros dos se caen de las

extremidades en la hierba y pronto sus manos y las mejillas se cubrieron con jugo de frutos rojos y estaba lleno. Eso sorprendió a él, estando

lleno.

No había pensado alguna vez sería lleno de nuevo, sabía que sólo el hambre, y aquí estaba lleno. Un huevo de tortuga y un
puñado de bayas y se sintió lleno. Miró a su estómago y vio que seguía hundido en no sobresalir, ya que tendría con dos
hamburguesas y un granizado freezy. Debe haber encogido. Y todavía había hambre allí, pero no como se-no rompiendo con la
mirada. Este fue el hambre que sabía que estaría allí siempre, incluso cuando él tenía comida-un hambre que le daba un
aspecto de las cosas, ver cosas. Un hambre para hacerle caza.

Se volvió sus ojos a través de las bayas para asegurarse de que el oso no estaba allí, a su espalda, y luego se trasladó hacia el lago.
La lanza salió delante de él automáticamente, moviendo el cepillo de su cara mientras caminaba, y cuando llegó a la orilla del agua
balanceó izquierda. No está seguro de lo que estaba buscando, sin saber qué madera podría ser mejor para un arco que nunca había
hecho un arco, nunca se disparó un arco en su vida, pero parecía que sería a lo largo del lago, cerca del agua.

Vio a algunos jóvenes de abedul, y fueron elástica, pero carecía de complemento de alguna manera, al igual que los sauces. No lo suficiente como látigo hacia

atrás.

A medio camino del lago, justo cuando comenzó a pasar por encima de un tronco, que estaba absolutamente aterrado por una explosión debajo

de sus pies. Algo así como una bomba de plumas sopló hacia arriba y lejos de ráfaga de hojas y truenos. Se le asustó tanto que se quedó atrás y

hacia abajo y luego se había ido, dejando sólo una imagen en su mente.

Un ave, que había sido, aproximadamente del tamaño de un pequeño pollo únicamente con alas de cola de milano y rechonchos que
golpeó contra su cuerpo y hacen un ruido fuerte. El ruido allí y se ha ido. Se levantó y se sacudió el polvo. El ave había sido manchado,
marrón y gris, y no debe ser muy inteligente, porque el pie de Brian había sido casi en él antes de que voló. Medio segundo más y
habría entrado en él.
Y la tomó, pensó, y comido. Él podría ser capaz de coger uno, o lanza una. Tal vez, pensó, tal vez sabía a pollo. Tal vez
podría coger uno o lanza uno y es probable que no nos gusto al igual que el pollo. Al igual que el pollo cuando su madre
cuece en el horno con ajo y sal y
resultó doradas y crujía ....
Sacudió la cabeza para impulsar la imagen y se trasladó hasta la orilla. Había un árbol allí con largas ramas que parecían
recta y cuando se ponía uno de ellos y soltó Tenía un chasquido casi vicioso a ella. Tomó una de las extremidades que parecían
derecha y comenzaron cortar la extremidad donde se unió a la matriz de árbol.

La madera se endureció, y no quería hacer que se divide por lo que tomó su tiempo, tuvo pequeños chips y se concentra con tanta

fuerza que al principio no lo oyó.


Un zumbido persistente, al igual que los insectos sólo es más estable con un borde de un rugido a ella, estaba en sus oídos y se corta y
se corta y se pensaba en un arco, cómo iba a hacer un arco, cómo sería cuando él le dio forma con el hacha de guerra y sigue siendo el
sonido no cortó a través hasta la extremidad era casi del árbol y el gemido estaba dentro de su cabeza y lo sabía entonces.

¡Un avion! Era un motor, a lo lejos, pero parecía volverse más alto. Ellos venían a por él! Arrojó la extremidad y su lanza y, sosteniendo el

hacha de guerra, empezó a correr por el campo. Tenía que llegar hasta el fuego en el acantilado y la señal de ellos, obtener fuego y el humo

hacia arriba. Puso toda su vida en sus piernas, saltó registros y se movió a través del cepillo como un fantasma la luz, girando y funcionando, su

llenado los pulmones y soplando y ahora el sonido era más fuerte, viniendo en su dirección.

Si no está bien en él, al menos más cerca. Podía verlo todo en su mente ahora, la imagen, la forma en que sería. Se ponía
el fuego y el plano vería el humo y el círculo, círculo vez, luego otra, y menear sus alas. Sería un hidroavión y sería aterrizar
en el agua y venir a través del lago y el piloto sería sorprendido que estaba vivo después de todos estos días. Todo esto lo
vio mientras corría por el campo y el fuego. Lo llevarían de aquí y esta noche, esta misma noche, se sentaba con su padre y
comer y decirle todas las cosas. Podía verlo ahora. Oh, sí, todo mientras corría en el sol, sus piernas muelles de líquidos. Se
puso en el campo todavía oír el zumbido del motor, y un palo de madera todavía tenía buena llama. Se lanzó el interior y
agarró la madera y corrió alrededor del borde de la cresta,

Fue abrupta, como si el avión se había convertido. Se protegió el sol de sus ojos y trató de verlo, intentó hacer que el avión se haga realidad

en sus ojos. Pero los árboles eran tan altos, tan espesa, y ahora el sonido era todavía más débil. Se arrodilló de nuevo a las llamas y sopló y

ha añadido hierba y patatas fritas y las llamas alimentadas y creció y en los momentos que tenía una hoguera tan alta como la cabeza, pero el

sonido se ha ido ahora. Mirar hacia atrás, pensó. Mirar hacia atrás y ver el humo ahora y convertir, por favor girar.

"Mirar hacia atrás", susurró, sintiendo todas las imágenes se desvanecen, al ver la cara de su padre se desvanecen como el sonido, como los

sueños perdidos, como un fin a la esperanza. Oh, girar y volver ahora, mirar hacia atrás y ver el humo y girar para mí ....

Pero seguía alejándose hasta que no pudo escuchar que incluso en su imaginación, en su alma. Ido. Se puso de pie en el
acantilado sobre el lago, con el rostro cocinar en la hoguera rugiente, mirando las nubes de ceniza y el humo de entrar en el cielo y
el pensamiento, no, más de pensamiento entonces supo que no iba a salir de este lugar. Ni ahora, ni nunca.

Eso había sido un avión de búsqueda. Él estaba seguro de ello. Eso debe haber sido ellos y que habían llegado tan lejos a
un lado del plan de vuelo, ya que pensaron que tendrían que venir y luego se volvió. No vieron a su humo, no se oye el grito
de su mente.
Que no volverían. Nunca dejaría ahora, no salir de aquí. Se fue hasta las rodillas y sintió que comienzan las lágrimas,
cortando a través del humo y cenizas en la cara, en silencio cae sobre la
piedra.

13

BRIAN DE PIE al final de la parte larga de la L del lago y vimos el agua, el agua olido, escuchado el agua, era el agua.

Un pez se movió y sus ojos se sacudió hacia los lados para ver las ondas pero no se movió cualquier otra parte de su cuerpo y no levantó la proa o

meter la mano en su bolsa del cinturón de una flecha de pescado. No era el tipo de pez, no un pescado para consumo humano.

El pescado para consumo humano se mantuvo cerca de, en las aguas poco profundas, y no rodó esa manera, pero hizo movimientos más rápidos, pequeños

movimientos, los movimientos de los alimentos. Los grandes peces de rodar y se quedó profundamente y no podía ser tomada. Pero no importaba. Este día, esta

mañana, que no estaba buscando para los peces. Pescado era carne blanca y estaba enfermo de ellos.

Él estaba buscando uno de los pájaros tontos-les llamó foolbirds-y había un rebaño que vivía cerca del final de la larga parte
del lago. Pero algo que no entendía lo había detenido y puesto en pie, respirando suavemente a través de la boca para guardar
silencio, dejando que sus ojos y oídos salgan y hagan el trabajo por él.

Ya había ocurrido antes de esta manera, algo que habían venido con él desde el exterior para advertirle y él se habían
detenido. Una vez que había sido el oso de nuevo. Había estado tomando la última de las frambuesas y algo entró y lo detuvo,
y cuando miró en sus oídos dice que parece que había una osa con cachorros.

que había dado dos pasos más habría llegado entre la madre y sus cachorros y que era un mal lugar para estar. Como era la
madre se había levantado y se enfrentó a él e hizo un sonido, un sonido bajo en su garganta para amenazar y advertirle. Se
prestó atención a la sensación ahora y se puso de pie y esperó, pacientemente, sabiendo que tenía razón y que algo vendría.

A su vez, oler, escuchar, sentir y luego un sonido, un pequeño sonido, y miró hacia arriba y lejos del lago y vio al lobo. Fue a mitad de

camino hasta la colina del lago, de pie, con la cabeza y los hombros que sobresalen en una pequeña abertura, mirando hacia abajo en él con

grandes ojos amarillos. Nunca se había visto un lobo y el tamaño de él, no tan grande como un oso pero de alguna manera parecía que arrojó

grandes. El lobo se reivindica todo lo que estaba por debajo de él como su propia, Brian tomó como propia.

Brian miró hacia atrás y por un momento sintió miedo porque el lobo era tan ... tan a la derecha. El sabía Brian, lo conocía y
le pertenece y optó por no hacer nada con él. Pero el miedo se movió entonces, se apartó, y Brian sabía que el lobo por lo que
era- otra parte de los bosques, otra parte de todo ello. Brian se relajó la tensión de la lanza en la mano, se instaló el arco en su
otro lado de donde había comenzado a subir. El sabía que el lobo ahora, como el lobo se lo sabía, y él asintió a él, asintió y
sonrió.

El lobo le observó para otro momento, otra parte de su vida, entonces se volvió y se dirigió sin esfuerzo hasta la colina y
como salió del pincel fue seguido por otros tres lobos, todos igual de grandes y grises y bellos, todos mirando hacia abajo en él
mientras trotaban pasado y lejos y Brian asintieron a cada uno de ellos.

No era lo mismo ahora, el Brian que se levantaron y observaron a los lobos se alejan y asintieron a ellos fue cambiado por
completo. El tiempo había llegado, el tiempo que se mide, pero no le importaba; hora
había entrado en su vida y se trasladó a cabo y lo dejó diferente.
Con el tiempo se mide cuarenta y siete días habían pasado desde el accidente. Cuarenta y dos días, pensó, ya que él había muerto y

nacido como el nuevo Brian.

Cuando el avión se había ido y venido tuvo que sacrificarlo, lo destruyó y lo dejó caer y lo dejó sin nada. El resto de ese primer día en
que había ido hacia abajo y hacia abajo hasta oscuro. Había dejado que el fuego se apague, se había olvidado de comer incluso un
huevo, había dejado que su cerebro le llevará hasta donde él se hizo, donde quería hacer y hacer.

A donde quería morir. Se había instalado en el funk gris profundo y aún más profundo, hasta que finalmente, en la oscuridad, que había subido en la

cresta y tomado el hacha de guerra y trató de acabar con ella mediante la reducción de sí mismo.

Locura. Una locura silbante que se llevó a su cerebro. No había nada para él entonces y trató de convertirse en nada más que el
corte había sido difícil de hacer, imposible de hacer, y él había caído por fin a su lado, desear la muerte, deseando que se ponga fin, y
sólo durmió didn' t sueño.
Con los ojos cerrados y la mente abierta yacía sobre la roca a través de la noche, para establecer y odiaba y deseaba que
terminara y pensó que la palabra Nube hacia abajo, Clouddoum a través de esa terrible noche. Una y otra vez la palabra,
queriendo todos sus nubes a bajar, pero por la mañana todavía estaba allí. Aún allí en su lado y salió el sol y cuando abrió los
ojos vio los cortes en el brazo, la sangre seca giro negro; vio la sangre y la sangre odiaba, odiaba lo que había hecho a sí
mismo cuando era el viejo Brian y era débil, y dos cosas vino a la mente de dos cosas verdaderas.

Él no era el mismo. El plano que pasa lo cambió, la decepción le corta y se le hizo nuevo. Él no era el mismo y que nunca
sea de nuevo como si hubiera sido. Esa fue una de las cosas verdaderas, las cosas nuevas. Y el otro era que no iba a morir,
no dejaría que la muerte de nuevo.
Él era nuevo.
Por supuesto que había cometido un montón de errores. Sonrió ahora, caminando por la orilla del lago después de que los lobos se habían ido,

pensando en los errores iniciales; los errores que vinieron antes de darse cuenta de que tenía que encontrar nuevas maneras de ser lo que se había

convertido.

Se había hecho fuego nuevo, que ahora se siguió adelante con madera podrida parcialmente porque la madera punk sería arder
durante muchas horas y aun así volver con fuego. Pero eso había sido el grado de hacer las cosas bien por un tiempo. Su primer arco era
un desastre que casi lo dejó ciego.

Se había sentado toda la noche y las extremidades en forma de arco con cuidado hasta que mueren veía hermosa. Luego se había pasado dos días

haciendo flechas. Los ejes fueron sauce, recta y con la corteza pelada, y el fuego se endurecieron-los puntos y dividir un par de ellos para hacer puntos

bifurcado, como lo había hecho con la lanza. No tenía plumas por lo que sólo les dejó al descubierto, calculando para los peces que sólo tenían que viajar

unas cuantas pulgadas. No tenía ninguna cadena y que lo lanzó hasta que miró hacia abajo a sus zapatos tenis. Tenían los cordones largos, demasiado

largo, y se encontró que un corte de encaje en el medio se haría cargo de los dos zapatos y que dejó la otra de encaje para una cuerda de arco.

Todo parecía ir bien hasta que intentó un disparo de prueba. Se puso una flecha en la cuerda, se retiró de nuevo a su mejilla,
apuntó a un montículo din, y en ese preciso instante la madera arco explotó en sus manos el envío de astillas y virutas de madera
en su rostro. Dos piezas realmente atrapados en la frente, justo por encima de los ojos, y si hubieran sido sólo ligeramente inferior lo
habrían cegado.
Demasiado rígido.

Errores. En su diario mentales que les aparece para decirle a su padre, una lista de los errores. Se había hecho un nuevo arco, con extremidades

delgadas y una más fluida, suave tirón, pero no podría llegar a los peces, aunque se sentó
en el agua y fue, al final, rodeado por una nube virtual de peces pequeños. Era exasperante. Él se retiraría el arco posterior, colocar la
flecha justo por encima del agua, y cuando el pescado no era más que una pulgada de distancia soltar la flecha.

Sólo para perder. Le parecía que la flecha había atravesado los peces, y otra vez, pero los peces no resultar herido. Finalmente,
después de horas, él se pegó la flecha hacia abajo en el agua, sacó el arco, y esperó a que un pez de acercarse y mientras
esperaba se dio cuenta de que el agua parecía tener la flecha doblarse o romperse en el medio.

Por supuesto, había olvidado que refracta agua, la luz se curva. Había aprendido que en alguna parte, de alguna clase, tal vez era la biología

que no podía recordar. Pero lo hizo doblar la luz y eso significaba que los peces no estaban donde parecían ser. Ellos fueron más bajos, justo

por debajo, lo que significaba que tenía que apuntar justo debajo de ellos.

Él no se olvide de su primer éxito. Jamas. Un pez de forma redonda, con lados de oro, los lados como el oro como el sol, se detuvieron
frente a la flecha y se dirigen justo debajo de él, en el borde inferior de los peces, y puesto en libertad en la flecha y hubo una ráfaga
luminosa, una toque de oro en el agua. Se agarró la flecha y se la llevó hacia arriba y el pescado estaba en el extremo, moviendo contra el
cielo azul.

Él llevó a cabo el pescado contra el cielo hasta que se detuvo moviendo, lo sostuvo y miró al cielo y sintió que su nudo en la garganta, se hinchan y

se llenan de orgullo por lo que había hecho.

Se había hecho la comida.

Con su arco, con una flecha de moda por sus propias manos que había hecho la comida, había encontrado una manera de vivir. El arco le

había dado de esta manera y se regocijó en ella, en la proa, en la flecha, en el pescado, en el hacha de guerra, en el cielo. Se puso de pie y

salió del agua, todavía con el pescado y flecha y el arco contra el cielo, al verlos cuando se ajusten a sus brazos, ya que eran parte de él.

Tenía comida.

Se cortó un sauce verde y tenedor a cabo el pescado sobre el fuego hasta que la piel crujió y se desprendió y la carne en el interior era

inusual y húmeda y blanda. Este cogió fuera cuidadosamente con los dedos, saboreando cada pieza, maceración en la boca con la lengua

para obtener los jugos fuera de ellos, piezas de emitir vapor de pescado ...

No podía, pensó entonces, cada vez recibe suficiente. Y todo ese primer día, el primer nuevo día, pasó ir al lago, disparando un pez,
tomando de nuevo al fuego, cocinar y comer, y luego de vuelta al lago, disparando un pez, cocinarlo y comerlo, y en esa forma hasta que
estaba a oscuras.
Se había quitado los restos de nuevo al agua con la idea de que podrían funcionar para el cebo, y los otros peces vinieron por los
centenares de limpiarlos. Él podía tomar su selección de ellos. Al igual que una tienda, pensó, al igual que una tienda, y que no podía
recordar más adelante cuántos comió ese día, pero pensó que debe haber sido más de veinte.

Había sido un día de fiesta, su primer día de la fiesta, y una celebración de estar vivo y la nueva forma que tenía de conseguir
comida. Al final de ese día, cuando se hizo oscuro y se acostó al lado del fuego con el estómago lleno de peces y la grasa de la
carne untada alrededor de la boca, podía sentir nuevo edificio esperanza en él. No espero que iba a ser rescatado, que se ha ido.

Pero la esperanza en su conocimiento. La esperanza en el hecho de que podía aprender y sobrevivir y cuidar de sí mismo. esperanza dura, pensó
esa noche. Estoy lleno de esperanza dura.
14

Errores.

Pequeños errores pueden convertirse en desastres, pequeños errores divertidos podrían agravarse de manera que mientras aún estabas sonriendo

en el humor usted podría encontrarse mirando a la muerte. En la ciudad, si ha cometido un error por lo general había una manera de rectificar, hacerlo

bien. Si se caía en su bicicleta y sufrió un esguince en una pierna que podía esperar a que se cure; Si se le olvidó algo en la tienda que pudo encontrar

otros alimentos en el refrigerador.

Ahora era diferente, y todo tan rápido, todo tan increíblemente rápida. Si se torció una pierna aquí que podría morir de hambre antes de que pudiera

moverse de nuevo; Si se perdió mientras estaba cazando o si el pez se alejó podría morir de hambre. Si se puso enfermo, muy enfermo para que no pudiera

moverse él podría morir de hambre.

Errores.
A principios del nuevo tiempo que había aprendido que lo más importante, el conocimiento verdaderamente vital que impulsa todas las criaturas en el

bosque de la comida es todo. La comida era simplemente todo. Todas las cosas en el bosque, desde los insectos a pescar a los osos, fueron siempre, siempre

en busca de comida, era el gran, única influencia de conducción en la naturaleza. Comer. Todos deben comer.

Pero la forma en que lo aprendió casi lo mata. Su segundo nuevo la noche, el estómago lleno de peces y el fuego que arde en el
refugio, que había sido profundamente dormido cuando algo más tarde, pensó que podría oler-le había despertado.

Cerca del fuego, completamente sin miedo a las brasas fumadores, completamente sin miedo de Brian, una mofeta estaba cavando donde
había enterrado los huevos. Hubo cierta franja de la luna y la luz tenue-perla podía ver la cola espesa, las rayas blancas en la parte de atrás,
y casi se había sonreído. No sabía cómo el zorrillo había encontrado los huevos, algo de olor, quizás algún pequeño fragmento de proyectil
había dejado un olor, pero se veía casi linda, su pequeña cabeza y su pequeña cola hacia arriba, ya que cavó y cavó, patear la arena
espalda.

Pero esos eran sus huevos, no la mofeta de, y la media sonrisa había sido reemplazado rápidamente por el miedo de que perdería su

comida y le había agarrado un puñado de arena y tirado en la mofeta.

"Sal de aquí..."
Iba a decir algo más, algunas palabras humanas tontas, pero en menos de medio segundo el zorrillo se había roto su extremo posterior hacia

arriba, curvada la cola otra vez, y se rocía Brian con un tiro directo dirigido a la cabeza de menos de cuatro pies de distancia .

En los pequeños confines del refugio el efecto fue devastador. El grueso olor a podrido sulfuroso llenó la pequeña habitación,
pesado, feo y apestoso. El spray corrosivo que se golpeó la cara grabada en sus pulmones y los ojos, dejándolo ciego.

Gritó y se lanzó hacia los lados, teniendo toda la pared de la vivienda; gritado y garras del refugio y cayó-corrió a la orilla
del lago. Tropezar y tropezar, trepó al agua y se golpeó la cabeza hacia atrás y pies> RTH tratando de lavar sus ojos, roza en
el agua para
aclarar sus ojos.

Un centenar de dibujos animados divertidos que había visto sobre las mofetas. dibujos animados lindo sobre el olor de las mofetas, los
dibujos animados para ríen y bromean sobre, pero cuando el spray golpeó no había nada de gracioso, estaba completamente ciego
durante casi dos horas. Toda una vida. Pensó que podría ser permanentemente ciego, o al menos deteriorada, y que habría sido el final.
Como era el dolor en sus ojos duró varios días, le molestaba después de que durante dos semanas. El olor en el refugio, en su ropa y en
su pelo todavía estaba allí ahora, casi un mes y medio más tarde.

Y casi se había sonreído.


Errores.
Comida tenía que ser protegida. Mientras estaba en el lago tratando de limpiar sus ojos la mofeta siguió adelante y desenterrado el resto de

los huevos de tortuga y se comió cada uno. Lamido todas las conchas limpias y no podría haber llevado a menos que Brian se agitaba en el

agua como una carpa de morir. La mofeta había encontrado comida y fue a tomarlo y Brian fue el pago de una lección.

Proteger los alimentos y tienen un buen refugio. No es sólo un refugio para protegerse del viento y la lluvia, pero un refugio para proteger, un refugio

seguro para hacerlo. El día después de que el zorrillo se puso a hacer un buen lugar para vivir.

La idea básica era buena, el lugar de su refugio estaba en lo cierto, pero él no había ido demasiado lejos. Había sido perezoso, pero ahora sabía

la segunda cosa más importante acerca de la naturaleza, lo que impulsa a la naturaleza. Comida era de primera, pero el trabajo por la comida

seguía y seguía. Nada en la naturaleza era perezoso. Había intentado tomar un atajo y pagó por ello con su huevos- tortuga que había llegado a

recibir más de huevos de gallina de la tienda. Habían sido más completa de alguna manera, tenía más profundidad a ellos.

Se dedicó a la mejora de su refugio por derribarlo. A partir de pinos muertos de la colina derribó troncos más pesados ​y se sujeta a varios de

ellos a través de la abertura, que hacía de cuña en la parte superior y enterrar los fondos en la arena. Luego se tejió en ramas largas a través de

ellos para hacer una pared realmente apretado y, todavía no está satisfecho, tomó ramas más delgadas y tejió, aquellos en la primera trama.

Cuando estaba en la última final que no podía encontrar un lugar para poner el puño a través. Todo se mantienen unidos como una cesta tejida

muy rígida.

El juzgó la apertura de la puerta para ser el punto más débil, y aquí se tomó un tiempo especial para tejer una puerta de sauces en una malla

tan apretado que no importa lo intentó una mofeta o puercoespín, pensó, mirando a las marcas en su pierna- que no podría pasar. Él no tenía

bisagras, sino mediante la organización de algunos miembros de corte en la parte superior de la manera correcta tenía un método para conectar

la puerta en su lugar, y cuando estaba en la puerta y se colgó él sentía relativamente seguro. Un oso, algo grande, aún se podía conseguir en

rasgando en ella, pero nada podía pequeña molestia y el tejido de la estructura sigue siendo permitido el humo se filtre a través de la parte

superior y por fuera.

En suma, le llevó tres días para hacer el refugio, parando para disparar peces y comer a su paso, baño cuatro veces al día para tratar de

conseguir el olor de la mofeta que salir. Cuando su casa se hizo, finalmente se hace bien, se dio la vuelta a la comida de problemas

constantes.
Estaba bien para cazar y comer, o pescado y comer, pero lo que sucedió si tenía que pasar mucho tiempo sin comer? Lo que ocurrió cuando las
bayas se habían ido y se puso enfermo o herido o pensamiento de la mofeta-guardada temporalmente? Necesitaba una manera de almacenar
comida, un lugar para almacenarlo, y necesitaba alimentos para almacenar. Errores.

Él trató de aprender de los errores. No podía enterrar comida de nuevo, no podía dejarlo en el refugio, porque algo como un oso
podría llegar a ella de inmediato. Tenía que ser alta, de alguna manera, alta y segura.
Por encima de la puerta de la vivienda, la cara de la roca cerca de diez pies, era una pequeña repisa que podría hacer
un lugar de almacenamiento natural, inalcanzable para los animales-, excepto que era inalcanzable para él también. Una escalera de mano, por

supuesto. Necesitaba una escalera. Pero no tenía manera de la manera una, nada para mantener los pasos de, y que lo detuvo hasta que

encontró un pino muerto con muchas ramas pequeñas siguen sobresaliendo. El uso de su hacha cortaba las ramas de modo que sobresalían

cuatro o cinco pulgadas, todo a lo largo del tronco, a continuación, se cortó el registro de cerca de diez pies de largo y lo arrastró hasta su refugio.

Era un poco pesado, pero seco y podía manejarlo, y cuando él la apoyó hasta que descubrió que podía subir a la repisa con facilidad, aunque el

árbol hizo rodar de lado a lado un poco mientras subía.

Su tiempo de conservación de alimentos como lo pensaba, había sido cubierta con estiércol de aves y él cuidadosamente raspado limpio con

palos. Nunca había visto a las aves allí, pero que era probablemente debido a que el humo de su incendio subió al otro lado de la abertura y

que no le gustaba el humo. Sin embargo, él había aprendido y se tomó el tiempo para tejer una puerta ajustada por la pequeña abertura de

sauces verdes, cortándola por lo que ha atascado en fuerza, y cuando terminó, se dio un paso atrás y miró a la cara su roca refugio a

continuación, la comida estante de encima y deja un poco de orgullo por venir.

No está mal, había pensado, no está mal para alguien que solía tener problemas para engrasar los cojinetes en su bicicleta. No está
mal. Errores.
Se había hecho una buena plataforma refugio y alimento, pero no tenía comida excepto para los peces y la última de las bayas. Y los
peces, tan buena como la que todavía probado entonces, no eran algo que podía almacenar. Su madre había dejado algo de salmón
por error una vez cuando iban en un viaje de noche a Cabo Hesper para visitar a familiares y cuando volvieron el olor llenó toda la casa.
No había manera de almacenar pescado.

Al menos, pensó, no hay manera de almacenarlos muertos. Pero al mirar a la trama de la estructura de un pensamiento vino
a él y se trasladó hacia el agua.

Había estado poniendo los desechos de los peces de nuevo en el agua y la comida había atraído a cientos de otras nuevas.

"Me pregunto..."

Parecían fácilmente llegar a la comida, al menos los más pequeños. Él no tuvo problemas para disparar ahora ellos e incluso
había lanceado uno con su lanza vieja peces ahora que sabía que apuntar bajo. Podía colgar algo en sus dedos y que llegaba hasta
ella. Puede ser que sea posible, pensó, sólo podría ser posible para atraparlos. Hacer algún tipo de estanque ...

A su derecha, en la base del acantilado de roca, había montones de rocas más pequeñas que habían caído de las principales trozo,

esquirlas y trozos, de tamaño doble puño para algunos tan grandes como su cabeza. Pasó la tarde armados con piedras a la playa y hacer lo

que equivalía a una gran pluma para la celebración de los peces vivos y dos "brazos" de rocas que sobresalían quince pies en el lago y

curvados juntos al final. Donde los brazos se reunieron dejó una abertura de unos sesenta centímetros de ancho, luego se sentó en la orilla y

esperó.

15

LOS DÍAS había doblado uno a otro y se mezclan de manera que después de dos o tres semanas que sólo sabía que el tiempo había pasado en

día porque se hizo una marca para cada día en la piedra cerca de la puerta de su vivienda. en tiempo real se mide en eventos. Un día fue nada,

ni una cosa a recordar, era simplemente sol que sale, el sol va hacia abajo, un poco de luz en el centro.

Pero los acontecimientos-eventos fueron quemados en su memoria y por lo que ellos utilizan para recordar el tiempo, conocer y recordar lo que había

sucedido, mantener un diario mental.


Se había producido el día de la Primera Carne. Eso había sido un día que había comenzado como el resto, hasta después de que el sol, limpiar el

campamento y asegúrese de que hay suficiente madera para otra noche. Pero fue hace mucho tiempo, mucho tiempo de comer pescado y en busca de bayas,

y que ansiaba más, ansiaba más comida, la comida más pesada, la comida más profundo.

Ansiaba carne. Pensó en la noche ahora de carne, pensó de cocinar un asado de su madre o soñaba con pavo, y una noche se
despertó antes de que tuviera que poner leña al fuego con la boca haciendo la saliva y el sabor de las chuletas de cerdo en la boca.
Tan real, tan real. Y todo es un sueño, pero lo dejó intención de conseguir la carne.

Había estado trabajando cada vez más lejos de la madera, a veces pasando ahora casi un cuarto de milla de distancia desde el campo de

la madera, y vio muchos animales pequeños. Ardillas estaban por todas partes, los rojos pequeños que charlaban y le parecían a jurar y saltó

de rama en rama. También había muchos conejos-grandes, los grises con una mezcla de color rojizo el momento, los grises rápidos pequeños

que sólo vio al amanecer. Los más grandes a veces sentados hasta que estuvo bastante cerca, a continuación, acotada y se sacudió dos o

tres pasos antes de congelar de nuevo. Pensó que si trabajó en ella y practica que podría golpear a uno de los conejos más grandes con una

flecha o una lanza-nunca los pequeños o las ardillas. Eran demasiado pequeño y rápido.

Luego estaban los foolbirds. Ellos lo exasperaron hasta el punto en que estaban cerca de conducir a la locura. Las aves estaban por

todas partes, cinco y seis en un rebaño, y su camuflaje era tan perfecta que era posible para Brian para sentarse y descansar, apoyado

en un árbol, con uno de ellos de pie justo en frente de él en un grupo de sauce, dos pies de distancia-ocultos, sólo para explotar en

vuelo ensordecedor justo cuando menos se esperaba que Brian. Simplemente no podía verlos, no podía encontrar la manera de

localizarlos antes de que volaron, porque estaban tan perfectamente inmóvil y mezclado en tan perfectamente bien.

Y lo peor fue que eran tan tontos, o parecían ser tan tonto, que era casi un insulto la forma en que mantienen ocultos de él.
Tampoco podía acostumbrarse a la forma en que estallaron cuando volaban. Parecía que cada vez que iba para la madera,
que era todas las mañanas, se pasó todo el tiempo saltando y tirando de miedo mientras caminaba. En una mañana
memorable en realidad había llegado a un trozo de madera, lo que él cree que es un tronco de brea en la base de un abedul
muertos, sus dedos cerca de tocarlo, sólo para que se explote en la cara.

Pero en el día de la primera carne que había decidido que lo mejor para tratar de que sería un foolbird y que mañana se había establecido con su arco y la lanza

para conseguir uno; para quedarse con él hasta que llegó uno y comió un poco de carne. No para obtener madera, no para encontrar las bayas, pero para conseguir

un pájaro y comer un poco de carne.

Al principio la caza no había ido bien. Vio un montón de pájaros, trabajando a lo largo de la orilla del lago hasta el final, y luego por el
otro lado, pero sólo los vio después volaban. Tenía que encontrar una manera de ver ellos primero, verlos y acercarse lo suficiente a
cualquiera de ellos disparar con el arco o utilizar la lanza, y no podía encontrar una manera de verlos.

Cuando se fue al otro lado del lago, y había saltado una veintena de aves, que finalmente se rindió y se sentó en la base de
un árbol. Tuvo que resolver esto, ver lo que estaba haciendo mal. Había pájaros allí, y tenía ojos sólo tenía que llevar las dos
cosas juntas.
Mirando mal, pensó. Busco mal. Más, más de que estoy siendo mal de alguna manera- lo estoy haciendo por el camino equivocado. Fino

sarcasmo apareció en sus pensamientos-Yo sé que, gracias. Sé que estoy haciendo mal. Pero lo que es correcto? El sol de la mañana le había

cocinado hasta que pareció que su cerebro estaba friendo, sentado junto al árbol, pero no salió hasta que se levantó y comenzó a caminar de

nuevo y no había ido dos pasos cuando un pájaro se levantó. Había estado allí todo el tiempo, mientras que él estaba pensando en la forma de

ver
ellos, justo al lado de él, allí mismo.
Estuvo a punto de gritar.

Pero esta vez, cuando el pájaro voló, algo le llamó la atención y fue la clave secreta. El pájaro cortado hacia el lago, luego, al ver que
no podía aterrizar en el agua, se volvió y regresó a lo alto de los árboles. Cuando se dio la vuelta, curva a través de los árboles, el sol
se había cogido, y Brian, por un instante, lo vio como una figura; puntiagudo delante, detrás de la cabeza en una forma de bala
aerodinámica a la grasa corporal.
Algo así como una pera, había pensado, con un punto en un extremo y un poco de grasa corporal; una pera volar. Y que había sido el

secreto. Había estado buscando plumas, para el color del ave, para un pájaro que se sienta allí. Tenía que buscar el esquema en su lugar,

tuvo que ver la forma en lugar de las plumas o de color, tuvo que entrenar los ojos para ver la forma ...

Fue como encender un televisor. De repente podía ver cosas que nunca había visto antes. En pocos minutos, al parecer, vio a tres
pájaros antes de que volaron, los vio sentado y se acercó a uno de ellos, moviéndose lentamente, se acercó lo suficiente para intentar un
tiro con su arco.

Se había perdido ese tiempo, y había perdido muchos más, pero los vio; vio las formas pequeñas de grasa con las cabezas puntiagudas

que se sientan en el cepillo por todo el lugar. Una y otra vez dibujó, celebrada, y dejar flechas volar, pero que todavía no tenía plumas en las

flechas y eran poco más que palos que se dejó caer fuera del arco, a veces va hacia los lados. Incluso cuando era un pájaro de siete u ocho

pies de distancia en la flecha resultaría sin plumas para estabilizarlo y golpear cepillo o una ramita. Después de un tiempo se dio por vencido

con el arco. Había funcionado bien para los peces, cuando llegaron hasta el final de la flecha, pero no era bueno para cualquier tipo de

distancia, al menos no de la forma en que estaba ahora.

Pero se había llevado a su lanza de pescado, el original con las dos puntas, y se trasladó el arco a su mano izquierda y llevado a la
lanza en la derecha.
Intentó tirar la lanza pero no era lo suficientemente bueno y no con la rapidez suficiente, las aves pueden volar increíblemente rápido,

levantarse rápido. Pero al final se descubrió que si vio el pájaro que se sienta y se movió hacia los lados hacia él-no directamente hacia ella,

pero en un ángulo, de ida y vuelta, que pudiera acercarse lo suficiente para poner el punto de la lanza por delante casi hasta el ave y el empuje

-lunge con él. Se acercó dos veces, y luego, a lo largo del lago no lejos de la casa de castor consiguió su primera carne.

El pájaro se había sentado y había abalanzó y los dos puntos se llevó el ave hacia abajo en el suelo y lo mató casi instantáneamente-había

ondeaba una de bits y Brian había agarrado y lo sostuvo con ambas manos hasta que estuvo segura de que estaba muerto .

Luego cogió la lanza y el arco y trotó alrededor del lago para su refugio, donde el fuego había consumido hasta el carbón
encendido. Se quedó mirando el pájaro sin saber qué hacer. Con el pescado, acababa de ellos cocinado todo, dejándolo todo
en y recogió la carne fuera. Esto era diferente; tendría que limpiarlo.

Siempre había sido tan sencillo como en casa. Se iba a la tienda y obtener un pollo y todo estaba limpio y ordenado, sin plumas
o la parte interna, y su madre se hornea en el horno y que iba a comer. Su madre desde el antiguo tiempo, desde el momento
antes, sería hornearlo.
Ahora tenía el pájaro, pero nunca se había limpiado uno, nunca se toma el interior hacia fuera o deshecho de las plumas, y que
no sabía por dónde empezar. Pero quería que la carne tenía que tener la carne y que lo llevó.

Al final, las plumas se desprendieron fácilmente. Lo intentó arrebatar de la piel, pero era tan frágil que se quitó, así, por lo que
acaba de sacar la piel de las aves. Como pelar una naranja, pensó, algo así. Salvo que cuando la piel se había ido el interior
cayeron el extremo posterior.
Fue capturado de inmediato en una nube de olor a crudo, una especie de olor a estiércol humeante que, llegando por la bobina de grasa del

interior que caían de las aves, y

estuvo a punto de vomitar. Pero había algo más que el olor también, algún tipo de riqueza que se fue con su hambre y que se
sobrepusieron el olor enfermo.
Se cortó rápidamente el cuello con su hacha, cortó los pies de la misma manera, y en su mano tenía algo así como un pequeño pollo
con un oscuro, grasa, pecho grueso y pequeñas piernas.

La puso arriba en algunos palos en la pared refugio y tomó las plumas y el interior hacia el agua, a su estanque de peces. Los
peces comer, o comer lo que podía, y la acción de alimentación traería más pescado. En el segundo pensamiento que llevó a cabo
las alas y la cola de plumas, que eran rígidas y bastante largo y con banda y moteado en marrones y grises y rojos de luz. Puede
haber alguna utilidad para ellos, pensó; tal vez ellos trabajan en las flechas de alguna manera.

El resto se lanzó en el agua, vio que los peces pequeños ronda comienza desgarrando, y se lavó las manos. De vuelta en el refugio
de las moscas estaban en la carne y las retiró. Era sorprendente cómo fin llegaron, pero cuando se construyó el fuego y el humo
aumenta las moscas desapareció casi por arte de magia. Empujó un palo de punta a través del pájaro y la sostuvo sobre el fuego.

El fuego era demasiado caliente. Las llamas alcanzaron la grasa y el ave casi se encendieron. Lo sostuvo más alto, pero el calor era peor y

finalmente se trasladó a un lado un poco y no parecía para cocinar correctamente. Excepto que sólo cocinado en un lado y todo el jugo goteaba.

Tuvo que girar lentamente y que era difícil de hacer con las manos así que encontró un palo en forma de horquilla y se lo metió en la arena para

poner su palo de cocción. Se convirtió, y de esta manera se encontró un método adecuado para cocinar el pájaro.

En cuestión de minutos el exterior estaba preparado y el olor que surgió fue casi el mismo que el olor cuando su madre pollos al horno en el
horno y que no creía que pudiera soportarlo, pero cuando trató de tirar de un trozo de la carne de pechuga fuera la carne estaba todavía dentro
prima.

La paciencia, pensó. Gran parte de esto fue la paciencia en espera y pensar y hacer las cosas bien. Gran parte de todo esto, por lo que gran parte de

toda la vida era la paciencia y el pensamiento.

Se instaló hacia atrás, girando el ave lentamente, dejando que los jugos se remontan a la carne, dejando cocer y el olfato y el
olor y cocinar y hubo un momento en que no importa si la carne estaba hecho o no; era negro en el exterior y dura y caliente, y
que iba a comer.
Se arrancó un pedazo del pecho, un trozo de carne, y lo puso en su boca y lo masticó con cuidado, se mordió tan lenta y
cuidadosamente como lo que pudo para todo el sabor y pensó:

dieciséis
Y Ahora estaba en el extremo de la parte larga del lago y no era lo mismo, no sería lo mismo otra vez.

Había habido muchos primeros días.

En primer lugar Flecha día, cuando él había utilizado el hilo de su andrajosa viejo pedazo de cazadora y un poco de tono desde un tocón de poner

astillas de plumas sobre un árbol de sauce seco y hacer una flecha que volaría correctamente. No precisa-él nunca se puso muy bien con él, pero

volar correctamente, de modo que si un conejo o un foolbird sentaron en un lugar el tiempo suficiente, lo suficientemente cerca, y tenía suficientes

flechas, que podría llegar a ella. Que presentó por primera vez Conejo Día-cuando mató a uno de los grandes conejos con una flecha y despellejado

que como lo había hecho la primera ave, lo cocinó el mismo para encontrar la carne tan bien, pero no tan rico como el pájaro, pero sigue siendo

buena y había tiras de grasa en el lomo del conejo que cocinado en la carne para que sea más rica.

Ahora se fue de ida y vuelta entre conejos y foolbirds cuando podía, rellenando con pescado en el medio dado.

Siempre hambriento.

Siempre tengo hambre pero puedo hacerlo ahora, puedo conseguir comida y sé que puedo conseguir comida y que me hace más. Yo sé lo que puedo

hacer.

Se movió más cerca del lago a un soporte de cepillo de tuerca. Estos eran gruesos arbustos con pequeñas cápsulas que contenían Stickler verdes

tuercas tuercas que pensó que iba a ser capaz de comer, pero que no estaban maduras todavía. Estaba fuera de foolbird y le gusta esconderse en la

base de la parte gruesa del cepillo de tuerca, de vuelta en donde los tallos estaban muy juntos y la cobertura proporcionada.

En el segundo grupo vio un pájaro, se acercó a ella, se detuvo cuando llegaron las plumas de la cabeza y se hizo un sonido como un
grillo, una señal de alarma justo antes de que voló, entonces se acercó más cuando las plumas se redujeron y el pájaro relajado. Él hizo
esto cuatro veces, sin mirar al pájaro directamente, moviéndose hacia ella en un ángulo de modo que parecía que se estaba moviendo apagado
al lado había perfeccionado este método después de muchos intentos y funcionó tan bien que en realidad había cogido uno witii sus
desnudas manos hasta situarse a menos de tres pies del pájaro, que fue congelado en una actitud que oculta entre la maleza .

El ave a cabo por él y se puso una flecha en el arco, una de las flechas de plumas, no una flecha de pescado, y dibujó y puesto en
libertad. Fue un fallo limpio y tomó otra flecha fuera de la bolsa de tela, en el cinturón, que se había hecho de una pieza de la manga para
romper el viento, atada en un extremo para hacer un fondo. El foolbird se quedó quieto para él y que no mire directamente a ella hasta que
llamó la segunda flecha y dirigido y puesto en libertad y se perdió de nuevo.

Esta vez el ave se sacudió un poco y la flecha pegada al lado de él tan cerca que casi rozó su seno. Brian sólo tenía dos flechas más y

debatió moviéndose lentamente a cambiar la lanza hacia su mano derecha y usar eso para matar al ave. Una oportunidad más, decidió, que

iba a intentarlo de nuevo. Se llevó a cabo poco a poco otra flecha, lo puso en cadena de la matriz, y dirigido y puesto en libertad y esta vez

vio la ráfaga de plumas que significaba que había hecho un éxito.

El ave había sido golpeado fuera del centro y fue dejándose alrededor violentamente. Brian saltó sobre ella y la agarró y la
golpeó contra el suelo una vez, bruscamente, para matarlo. Luego se levantó y recogió sus flechas y se aseguró de que estaban
bien y se dirigieron hacia el lago para lavar la sangre de las manos. Se arrodilló en la orilla del agua y puso el ave muerta y sus
armas hacia abajo y metió las manos en el agua.

Era casi el último acto de su vida. Más tarde, él no sabría por qué comenzó a girar -algunos
oler o sonido. Un pequeño sonido de cepillado. Pero algo llamó la oreja o la nariz y empezó a girar, y tenía su cabeza en torno a la
mitad, cuando vio una pared marrón de la piel se alejen de la selva a su retaguardia, desciende sobre él como un camión fuera de
control. Tuvo el tiempo justo para ver que se trataba de un alce-les conocía por fotos, pero no lo sabía, no podía adivinar lo
grandes que eran, cuando lo golpeó. Era una vaca y no tenía cuernos, pero ella lo tomó en el lado izquierdo de la espalda con la
frente, lo tomó y lo echó en el agua y luego vino después de él para terminar el trabajo.

Él tenía otro medio segundo para llenar sus pulmones con aire y ella estaba en él de nuevo, usando la cabeza para conducir en el
barro del fondo. Loco, pensó. Sólo que, la palabra, demente. Barro llenó los ojos, las orejas, el jefe cuerno en el alce lo volvía más y
más profundamente en el lodo del fondo, y de repente se había terminado y que se sentía solo.

Él escupió a la superficie, aspirando el aire de pánico y la lucha, y cuando se limpiaba el barro y el agua de los ojos y les aclaró vio
la vaca que se coloca de lado a él, a menos de tres pies de distancia, con calma mascar en una raíz nenúfar. Ella no parecía ni
siquiera verlo, o no parece que se preocupan por él, y Brian volvió con cuidado y comenzó a nadar a rastrear fuera del agua.

Tan pronto como se movía, el pelo de la espalda se acercó y ella lo acusó de nuevo, usando la cabeza y patas delanteras en esta
ocasión, golpeándolo hacia atrás y hacia abajo en el agua, en la espalda esta vez, y él gritó el aire de sus pulmones y martillado en
la cabeza con los puños y se llenan la garganta con agua y se dejan de nuevo.

Una vez más llegó a la superficie. Pero ahora que estaba herido, herido en el interior, daño en las costillas y se quedó encorvado,
se hizo pasar por muerto. Ella estaba de pie otra vez, comer. Brian la estudió por un ojo, mirando al banco con el otro,
preguntándose la seriedad con que se lesionó y se preguntó si ella lo dejaría ir esta vez.

Insano.

Empezó a moverse, muy lentamente; su cabeza se volvió y el pelo hacia atrás subió como el pelo de un perro enojado y se detuvo,
respiró lenta, el cabello se bajó y se comió. Mover, pelo, parar, cabello hacia abajo, mover, el pelo recogido-medio pie a la vez hasta

él estaba en la orilla del agua. Se quedó en sus manos y rodillas; de hecho, fue herido por lo que no estaba seguro de que podía caminar de

todos modos, y parecía que aceptarlo y dejar que se arrastran, poco a poco, fuera del agua y hacia los árboles y arbustos.

Cuando él estaba detrás de un árbol se puso de pie con cuidado y ha hecho balance. Piernas parecía bien, pero las costillas estaban mal herido,

sólo podía tomar respiraciones cortas y luego tuvo un dolor punzante y el hombro derecho que parecía ser arrancado de alguna manera. También su

arco y lanza y foolbird estaban en el agua.

Al menos podía caminar y que había casi decidido dejarlo todo cuando la vaca se trasladó fuera del agua más profundo y lo dejó,
tan rápido como había venido, caminando por largo de la costa en el agua poco profunda, con sus largas piernas haciendo sonidos de
succión cuando se ponía en libertad del barro. Colgando de una rama de pino, que la vio alejarse, casi esperando que se volviera y
volver a correr de nuevo sobre él. Pero ella siguió su camino y cuando ella se perdió de vista, así que fue al banco y encontró el ave, y
luego se metió un poco para conseguir su arco y lanza. Ninguno de ellos estaban rotas y las flechas, increíblemente, todavía estaban
en su cinturón en la bolsa, aunque en mal estado con el barro y el agua.

Le llevó más de una hora para trabajar su camino de vuelta alrededor del lago. Sus piernas funcionaban bastante bien, pero si se tomaba dos o

tres pasos rápidos que comenzarían a la respiración profunda y el dolor de sus costillas lo detendría y que tendrían que apoyarse en un árbol hasta

que pudo reducirse de nuevo a la respiración superficial. Ella había hecho más daño de lo que había pensado en un principio, la vaca loca-no tiene

sentido en absoluto a ella. Sólo


Locura. Cuando llegó al refugio se arrastró dentro y estaba agradecido de que las brasas aún estaban brillando y que había pensado para conseguir la

madera a primera hora de la mañana para estar listo para el día, agradecido de que él había pensado para conseguir suficiente madera para dos o tres

días a la vez, agradecido de que él había pescado cerca si que necesitaba para comer, agradecido, por último, como se quedó dormido, que estaba

vivo.

Tan loco, pensó, dejando que el sueño cubrir el dolor en su pecho un ataque, tales loco por ninguna razón y que se durmió con su
mente tratando de hacer los alces tienen razón.
El ruido lo despertó.
Era un sonido bajo, un sonido crepitante baja que venía de viento. Sus ojos se abrieron de golpe no porque era fuerte, pero porque
era nuevo. Había sentido el viento en su refugio, sintió la lluvia que viene con el viento y el trueno había oído muchas veces en los
últimos cuarenta y siete días, pero no esto, no este ruido. Baja, casi vivo, casi de una garganta de alguna manera, el sonido, el ruido
era un rugido, un rugido lejano pero viniendo de él y cuando estaba completamente despierto, se sentó en la oscuridad, con una
mueca de dolor de sus costillas. El dolor era diferente ahora, un dolor apretado, y parecía menos pero el sonido. Tan extraño, pensó.
Un sonido misterio. Un sonido espíritu. Un mal sonido. Se tomó un pequeño bosque y se puso en marcha otra vez el fuego, sintió algún
pequeño consuelo y la alegría de las llamas, sino también sintió que debía prepararse. No sabía cómo, pero debería estar listo. El
sonido venía por él, venía sólo para él, y tuvo que prepararse. El sonido le deseaba.

Encontró la lanza y el arco donde estaban colgados en las perchas de la pared refugio y llevó sus armas a la cama que había hecho
de ramas de pino. Más comodidad, pero al igual que la comodidad de las llamas no funcionó con esta nueva amenaza que él no
entendía todavía.
amenaza inquieta, pensó, y se quedó fuera del refugio lejos de las llamas para estudiar el cielo, pero estaba demasiado
oscuro. El sonido significaba algo para él, algo de su memoria, algo que había leído. Algo que había visto en la televisión. Algo
... oh, pensó. Oh no.
Fue el viento, el viento como el sonido de un tren, con el rugido del vientre baja de un tren. Fue un tornado. ¡Eso fue todo! El rugido de un

tren significaba mal viento y que iba a venir por él. Dios, pensó, en la parte superior de los alces no esta, no esta.

Pero ya era demasiado tarde, demasiado tarde para hacer algo. En la extraña quietud que parecía el cielo nocturno, y luego se
volvió a su refugio y se inclinó para pasar por la abertura de la puerta cuando golpeó. Más tarde pensaría en ella y encontrar que
era el mismo que el alce. Sólo la locura. Fue llevado en la espalda por una fuerza loco y enterrada en el refugio en su cara, colgó
en las ramas de pino de su cama.

Al mismo tiempo, el viento arrancó el fuego y se rocía brasas y chispas en una nube a su alrededor. Luego se retiró,
pareció dudar un momento, y volvió con un rugido masiva; un rugido que llevó a sus oídos y la mente y el cuerpo.

Él fue azotado contra la pared frontal de la vivienda como un trapo, se sentía un dolor de rasgadura en las costillas de nuevo, a continuación, fue

elaborado a abajo en la arena una vez más, mientras que el viento se llevó toda la pared, la cama, el fuego, su herramientas- todos de la misma, y ​la

arrojó en el lago, se ha ido fuera de la vista, se ha ido para siempre. Se sintió un ardor en el cuello y se estiró para encontrar brasas allí. Se sacudió

los fuera, que se encuentra más en los pantalones, los cepillado de distancia, y el viento alcanzó rachas de nuevo, ráfagas fuertes, lagrimeo. Oyó

romperse árboles en el bosque alrededor de la roca, sintió que su cuerpo se deslice fuera y arañaron las rocas para mantener a sí mismo hacia abajo.

No podía pensar, que acaba de celebrarse y sabía que él estaba orando, pero no sabía lo que era- la oración sabía que quería ser, permanecer y ser,

y entonces el viento trasladado al lago.

Brian oyó los grandes, rugiendo sonidos de succión de agua y abrió los ojos para ver el lago desgarrado por
el viento, los portazos agua en grandes olas que se fue en todos los sentidos, se enfrentaron entre sí y luego se levantó en un chorro de agua

subiendo hacia el cielo nocturno como una columna húmeda de la luz. Era hermoso y terrible al mismo tiempo.

El tornado arrancó una vez más en la orilla en el lado opuesto del lago-Brian podía oír árboles que se arrancaron y luego fue hecho, han ido tan

rápido como había llegado. Se dejó nada, nada más que Brian en la oscuridad total. No pudo encontrar nada de donde había sido su fuego, no una

chispa, nada de su abrigo, herramientas, o en la cama, incluso el cuerpo de la foolbird había desaparecido. Estoy de vuelta a nada de lo que

pensaba, tratando de encontrar cosas en la oscuridad, de nuevo a donde estaba cuando me he caído. Daño, en la oscuridad, de la misma manera.

Como para enfatizar sus pensamientos la mosquitoes- con el fuego y el humo ha ido protectora ya no guardar él, regresó en gruesos
enjambres, las fosas nasales que obstruye. Todo lo que quedaba era el hacha en el cinto. Aún allí. Pero ahora comenzó a llover y el
aguacero que nunca encontrar nada lo suficientemente seca para encender un fuego, y al fin sacó el cuerpo golpeado de nuevo en bajo
el saliente, donde su cama había sido, y envolvió sus brazos alrededor de sus costillas .

El sueño no vino, no podría venir con los insectos que rasga a él, así que estaba el resto de la noche, golpeando los
mosquitos y masticar con su mente en el día. Esto, por la mañana había sido gordo-bueno, casi grasa y feliz, seguro de todo,
con buenas armas y alimentos y el sol en su cara y las cosas pintan bien para el futuro, y en el interior de un día, un solo día,
él había sido atropellado por un alce y un tornado, había perdido todo y estaba de vuelta al punto de partida. Así.

Una cara de alguna moneda gigante y fue el perdedor.

Pero hay una diferencia, pensó-realmente hay una diferencia. Podría ser golpeado, pero no he terminado. Cuando llega la luz Voy a

empezar a reconstruir. Todavía tengo el hacha de guerra y eso es todo lo que tenía en el primer lugar.

Vamos, pensó, mostrando los dientes en la oscuridad, vamos. ¿Es lo mejor que puedes hacer? Es todo lo que me puede golpear con-un alce

y un tornado? Bueno, pensó, sosteniendo sus costillas y sonriente, a continuación, escupiendo los mosquitos fuera de su boca. Bueno, eso no va

a hacer el trabajo. Esa fue la diferencia ahora. Se había cambiado, y era difícil. Soy fuerte en los momentos importantes de mano dura en la

cabeza.

Al final, justo antes del amanecer una especie de ola de frío descendió-algo más nuevo, esta Snap frío y los mosquitos se
acomodó en la hierba húmeda y bajo las hojas y que podía dormir. O dormitar. Y el último pensamiento que tenía esa mañana
mientras cerraba sus ojos era: Espero que el tornado golpeó el alce.
Cuando despertó sol suerte estaba cocinando el interior de su boca y su lengua se había secado al cuero. Había caído en un sueño
más profundo con la boca abierta justo al amanecer y sabía como si hubiera estado chupando en su pie toda la noche.

Se dio la vuelta hacia fuera y casi rugió de dolor de sus costillas. Se habían apretado en la noche y parecía tirar de su pecho cuando se

movía. Disminuyó la velocidad de sus movimientos y se levantó lentamente, sin estirar indebidamente, y fue al lago para tomar una copa.

En la orilla se puso de rodillas, con cuidado y con gran delicadeza, y bebía y se enjuagó la boca. A su derecha vio que el estanque de peces

todavía estaba allí, aunque la puerta de sauce se había ido y no había peces. Que van a volver, pensó, tan pronto como puedo hacer una

lanza o un arco y conseguir uno o dos para el cebo que van a volver.

Se volvió para mirar a su refugio-vio que parte de la madera para la pared se dispersa alrededor de la playa, pero aún estaba allí, y luego

vio su arco atascado en un registro de madera a la deriva, roto, pero con la cadena preciosa sigue intacta. No es tan malo ahora no es tan

malo. Miró hacia abajo de la costa de otras partes de su pared y fue entonces cuando lo vio.

En el lago, en la parte corta de la L, algo curvada y amarillo se pegaba seis u ocho


pulgadas fuera del agua. Era de un color brillante, no una toma de tierra o de color natural, y por un segundo que no podía colocar, entonces él

sabía que lo que era.

17

Se volvió de nuevo a su campamento y mirado a los restos. Él tenía mucho que hacer, reconstruir su vivienda, conseguir un nuevo fuego encendido, encontrar

algo de comida o prepárate para encontrar algo de comida, hacer armas y tuvo que trabajar lentamente debido a sus costillas duelen.

Lo primero es lo primero. Él trató de encontrar un poco de hierba seca y ramitas, corteza pelada luego de un abedul cercano a triturar en un nido de

fuego. Él trabajó lentamente, pero aún así, con su nueva habilidad que tenía un fuego en menos de una hora. Las llamas cortan la mañana húmedo y

frío, crepitaban e hicieron mucho para que sus espíritus hacia arriba, por no hablar de ahuyentar a los mosquitos incesantes. Con el fuego buscó seca

de madera de la lluvia había conducido el agua en prácticamente toda la madera que pudo encontrar, y por último se encuentra algunos en un espesor

de hoja perenne, donde las ramas superiores se habían cubierto los muertos inferiores, mantenerlos secos.

Tenía gran dificultad para romperlas, al no ser capaz de tirar tanto con el brazo o el pecho músculos, pero finalmente consiguió suficiente para

mantener el fuego durante todo el día y la noche. Con eso descansó un poco, alivió su pecho y luego se dedicó a conseguir un refugio cuadrado

de distancia.

Gran parte de la madera de la pared de su original todavía cerca y en parte posterior de la cresta que realmente encontró una sección
importante de la trama sigue intacta. El viento había arrancado a cabo, la levantó, y arrojado a la parte superior de la cresta y Brian
sentía suerte una vez más que no había sido matado o más en serio injured- que habría sido el mismo, pensó. Si no podía cazar que iba
a morir y si estuviera gravemente herido que no sería capaz de cazar.

Se sacudió y se arrastró hasta la madera alrededor el pared estaba una vez más en su lugar-crudamente, pero podría mejorar más tarde. Él no

tenía problemas para encontrar suficientes ramas de pino para hacer una cama nueva. La tormenta había arrancado el bosque en pedazos arriba en

la parte posterior de la cresta que parecía un gigante se había enojado y se utiliza algún tipo de una picadora de carne masiva en los árboles.

Enormes pinos estaban retorcidos y quebraron, soplado de lado. El suelo estaba tan lleno, con extremidades y copas de los árboles que sobresalen

en todas direcciones, que era difícil de conseguir a través. Sacó suficientes ramas gruesas en una cama, verde y picante con olor a savia nueva

matriz roto, y por la noche que estaba agotado, hambriento y sufriendo, pero tenía algo cercano a un lugar para vivir, un lugar para ser.
Mañana, pensó, mientras se recostaba en la oscuridad. Mañana tal vez el pescado sería atrás y que haría una lanza y arco
nuevo y conseguir algo de comida. Mañana iba a buscar comida y refinar el campamento y que las cosas vuelvan a la cordura de
un día completamente loco.
Se enfrentó al fuego. Curvando su cuerpo, apoyó la cabeza en su brazo, y se puso a dormir cuando una imagen vino a la cabeza. La cola

del plano que sobresale del agua. Allí estaba, la cola hacia arriba. Y en el interior del avión, en algún lugar cerca de la cola, fue el equipo de

supervivencia. Debe haber sobrevivido al accidente, porque el cuerpo principal del avión estaba intacto. Esa fue la imagen-la cola dando la

cara y el paquete de supervivencia interior derecho existe en su mente mientras dormía. Sus ojos se abrieron. Si pudiera conseguir en el

paquete, pensó. Oh, si pudiera conseguir en el paquete. Probablemente tenía comida y cuchillos y fósforos. Podría tener un saco de dormir.

Podría tener artes de pesca. Oh, debe tener tantas cosas maravillosas, si pudiera conseguir en el paquete y acaba de obtener algunas de

esas cosas. Sería rico. Tan rico si podía conseguir en el paquete.

Mañana. Observó las llamas y sonrió. Mañana veré. Todas las cosas vienen mañana. Dormía, en el fondo y hacia abajo con sólo
la imagen del plano de cola que sobresale en su mente. Un sueño reparador.

Por la mañana se puso en marcha antes de la verdadera luz. En el alba gris que construye el fuego y se encontró más madera para el

día, sintiéndose casi astilladora porque sus costillas eran mucho mejor ahora. Con el campo listo para el día miraba hacia el lago. Una parte

de él casi esperaba la cola de avión que se ha ido, hundido en las profundidades, pero vio que seguía allí, no parecía haberse movido en

absoluto.

Miró hacia abajo a sus pies y vio que había un poco de pescado en su pluma peces en busca de los pequeños trozos de cebo que aún quedan de

antes de que llegara el viento. Luchó impaciencia para conseguir en el plano proyecto y el sentido recordado, recordó lo que había aprendido. En primer

lugar la comida, ya que los alimentos hizo fuerza; primer alimento, entonces el pensamiento, entonces la acción. Había peces en la mano aquí, y él podría

no ser capaz de conseguir cualquier cosa, desde el avión. Eso era todo un sueño.

El pez fuera real y su estómago, hasta su nuevo estómago encogido, estaba enviando señales de que era salvajemente vacía.

Hizo una lanza de pescado con dos puntos, no pelar la corteza de todo el camino de vuelta, pero sólo trabajando en punta del troquel. Tardó

una hora o así y todo el tiempo que trabajaba estaba sentado mirando a la cola del avión mueren dando la cara en el aire, con las manos que

trabajan en la lanza, su mente trabajando en el problema del avión.

Cuando se hizo la lanza, aunque todavía crudo, se ha atascado una cuña entre los puntos para separarlos y fue al
estanque de peces. No había nubes de peces, pero por lo menos diez, y se recogieron uno de los más grandes, un pez ronda
casi seis pulgadas de largo, y poner la punta de la lanza en el agua mueren, la sostuvo, a continuación, empuje con un
movimiento de parpadeo de la muñeca cuando el pescado era justo por encima del punto. El pescado fue fijado de forma
clara y tomó dos más con la misma facilidad, a continuación, lleva a los tres de nuevo hasta el fuego. Tuvo un tablero de
peces ahora, un trozo de madera que había aplanado con el hacha, que se inclinó por el fuego para cocinar el pescado por lo
que no tenía que mantener un palo todo el tiempo. Se llevó los tres peces en el tablero, empujó estacas afiladas través de sus
colas en las grietas de la placa de cocción, y la apoyó junto a morir más roja parte de los carbones.

El pescado no lo rellene, ni siquiera se la carne de cerca pescado era demasiado ligero para eso. Pero ellos le dieron fuerza-podía
sentirlo en movimiento en sus brazos y piernas, y él comenzó a trabajar en el proyecto de avión.
Al tiempo que la lanza que había decidido que lo que tendría que hacer era hacer una balsa y pushpaddle la balsa al plano y lo
atan allí por una base de trabajo. De alguna manera tendría que entrar en la cola, el interior del avión-rip o cortar su camino dentro y
sin embargo lo hizo él necesitaría una base de operaciones de algún tipo. Una balsa.

El cual, se encontró con tristeza, era mucho más fácil decirlo que hacerlo. Había un montón de troncos alrededor. La orilla estaba llena de trozos

de madera, nuevos y viejos, tiró hacia arriba y dispersada por el tornado. Y era una simple cuestión de encontrar cuatro de ellos aproximadamente la

misma longitud y tirar de ellos juntos.

Mantenerlos juntos fue el problema. Sin cuerda o travesaños y las uñas de los registros acaba de rodar y se separaron.
Intentó acuñamiento juntos, cruzando sobre la otra, nada parecía funcionar. Y necesitaba una plataforma estable para hacer el
trabajo. Cada vez era más frustrante y que tenía una pérdida momentánea de los estribos, como lo habría hecho en el pasado,
cuando era la otra persona.
En ese momento se sentó de nuevo en la playa y estudió el problema de nuevo. Sentido, tuvo que usar su sentido. Eso es todo lo que hizo

para resolver problemas-solo sentido.

Llegó entonces. Los registros seleccionados que había eran lisas y redondas y no tenía extremidades. Lo que necesitaba eran troncos con

ramas de fuera, entonces él podía cruzar las extremidades de un registro sobre los miembros de la otra y "tejer" juntos como lo había hecho su

pared, la cubierta útil de los alimentos, y la puerta del Pescado. Exploró la zona superior de la playa y encontró cuatro copas de los árboles secos

que habían sido rotos a causa de la tormenta. Estos tenían las extremidades y los arrastraron hacia abajo a su área de trabajo en la orilla del agua y

ellos montados juntos.

Se tomó la mayor parte del día. Las extremidades eran desordenado y pegado de cualquier manera y él tendrían que cortar uno a
hacer otro ajuste, luego se corta uno de otro registro para volver a la primera, y luego otro de un tercer registro tendría que ser tirado en.

Pero, al fin, por la tarde hubo terminado y la balsa-al que llamó Brushpile Uno por su apariencia-colgado juntos, incluso
mientras se ponía en el agua en la playa. Flotaba bien, si es baja en el agua, y en la emoción comenzó para el avión. No podía
soportar en él, pero tendría que nadar junto.

Estaba fuera de la profundidad del pecho cuando se dio cuenta que no tenía manera de mantener la balsa en el avión. Necesitaba alguna manera de atar en su

lugar para que pudiera trabajar de ella.

Y por un momento que fue bloqueado. No tenía ninguna cuerda, sólo la cuerda del arco y el otro cortados muy finos en sus zapatos-tenis, que

eran por ahora mirando cerca de muertos, sus dedos de los pies que muestra en la parte superior. Entonces se acordó de su cazadora y se

encontró con la parte jirones se utiliza para una bolsa de flecha. Lo rompió en tiras estrechas y los ató juntos para hacer una cuerda o de amarre

alrededor de cuatro pies de largo. No era fuerte, no podía utilizarlo para tirar de un Tarzán y el swing de un árbol, pero debe mantener la balsa al

plano.

Una vez más se deslizó la balsa en la playa y en el agua hasta que estuvo pecho profundo. Había dejado las zapatillas de tenis en el

refugio y cuando sintió el turno de arena en barro entre los dedos de los pies se dio inicio a la parte inferior y comenzó a nadar.

Empujando la balsa, pensó, era sobre como tratar de empujar un portaaviones. Todas las ramas que sobresalían hacia abajo en el
agua arrastrados y tirados y los registros de ellos luchaban cualquier movimiento hacia delante y no había dado veinte pies cuando se
dio cuenta de que iba a ser mucho más difícil de lo que pensaba conseguir la balsa al plano. Apenas se movió y si seguía yendo de esta
manera le sería casi alcanzar el avión en el oscuro. Se decidió dar la vuelta de nuevo, pasar la noche y comenzar temprano en la
mañana, y él sacó la balsa una vez más a la arena y limpie-raspado se seca con la mano. Paciencia. Era mejor ahora, pero todavía
impaciencia suelo en él un poco así que se sentó en el borde de los peces
estanque con la nueva lanza y tomó tres peces más, los cocinó y se los comió, lo que ayudó a pasar el tiempo hasta que
mueren oscuro. También arrastró en más madera- sinfín de madera y luego se relajó y observó la puesta de sol sobre los
árboles en la parte posterior de la cresta. West, pensó. Estoy viendo la puesta de sol en el oeste. Y de esa manera se
encontraba al norte, donde estaba su padre, y de esa manera al este y al sur de esa manera y en algún lugar al sur y al este
de su madre sería. La noticia sería en la televisión. Podía visualizar más fácilmente su madre hacer las cosas de su padre
porque nunca había estado en donde su espuma vivía ahora. Lo sabía todo acerca de cómo vivía su madre. Tendría que la
pequeña televisión en el mostrador de la cocina y estar en ver las noticias y hablando de lo terrible que era en Sudáfrica o qué
lindo el bebé en el comercial se veía.

Él sacudió la cabeza de nuevo al lago. Hubo una gran belleza aquí, casi increíble belleza. El sol explotó el cielo, justo lo
voló con el color de ajuste, y que el color vino abajo en el agua del lago, encendió los árboles. Increíble belleza y le
gustaría poder compartirlo con alguien y decir: "Mira allí, y de allí, y ver que ..."

Pero incluso solo era hermosa y que alimenta el fuego para cortar el frío de la noche. Ahí está otra vez, pensó, que a finales del
verano de enfriamiento al aire, el olor de la caída. Se fue a dormir pensando en un tipo de pregunta inversa. No sabía si volvería a
salir de esta, no podía ver cómo podría ser, pero si de alguna manera llegó a casa y volver a vivir la forma en que había vivido, ¿sería
justo lo contrario? Iba a estar sentado viendo la televisión y de repente pensar en la puesta de sol en la espalda de la cresta y se
preguntan cómo el color se veía en el lago?

Dormir.

Por la mañana, el frío fue más pronunciado y podía ver pequeñas volutas de vapor de su aliento. Él tiró leña al fuego y sopló hasta que
se encendió, y luego se ladeó las llamas al último y descendió hasta el lago. Tal vez porque el aire era tan enfriar el agua estaba
caliente mientras se metió en el agua. Se aseguró de que el hacha estaba todavía en su cinturón y la balsa aún juntas, a continuación,
se establece empujando la balsa y poner en nadar hacia la cola del avión.

Al igual que antes, era muy difícil ir. Una vez que un remolino de viento subió contra él y él parecía estar parado y por el
tiempo que estuvo lo suficientemente cerca de la cola para ver los remaches en el aluminio que había empujado y expulsado
por más de dos horas, estaba casi agotado y deseó había tomado algún tiempo para obtener un pez o dos y tomar el
desayuno. También estaba arrugada como una pasa y listo para un descanso. La cola parecía mucho más grande cuando
llegó junto a él, con una parte importante del estabilizador vertical y mostrando quizás la mitad de los ascensores. Sólo un
pequeño trozo de la parte superior del fuselaje, el cuerpo del avión hacia la cola, estaba fuera del agua, sólo una curva de
aluminio, y al principio no podía ver ningún lugar para amarrar la balsa.

Con la balsa asegurar que se subió encima de ella y se echó sobre su espalda durante quince minutos, descansar y dejar que el sol lo

calienta. El trabajo, pensó, parecía imposible. Para tener alguna posibilidad de éxito que tendría que ser fuerte cuando empezó.

De alguna manera tenía que conseguir el interior del avión. Todas las aberturas, incluso la pequeña escotilla de carga trasera, estaban bajo el agua para

que no pudiera llegar a ellos sin bucear y que viene en el interior del avión.

Donde sería atrapado.


Se estremeció al pensarlo y luego recordó lo que había en la parte delantera del avión mueren, abajo en el fondo del lago, todavía
atado en el asiento, el cuerpo del piloto de baldosas. Sentado allí en el agua-Brian él, el hombre grande con el pelo ondeando en la
corriente, con los ojos abiertos podía ver ...
Parada, pensó. Parar ahora. Detener ese pensamiento. Estaba casi en el punto de nadar hacia la orilla y olvidar todo el
asunto. Pero la imagen del paquete de supervivencia lo mantuvo. Si pudiera sacarlo del avión, o si tan sólo pudiera entrar en ella
y sacar algo. Una barra de dulce.
Incluso eso, sólo una barra de chocolate. Merecería la pena. Pero, ¿cómo

conseguir en el interior del avión?


Él salió de la balsa y se puso a sí mismo en todo el avión. No hay aberturas. Tres veces se ponen su cara en el agua y abrió
los ojos y miró hacia abajo. El agua estaba turbia, pero podía ver quizá seis pies y no había manera obvia de entrar en el
avión. Él fue bloqueado.

18

Brian trabajó alrededor de la cola del avión dos veces más, tirando de él a lo largo del estabilizador y el ascensor, pero simplemente no
había manera de entrar.

Estúpida, pensó. Yo era estúpido pensar que sólo podía venir aquí y entrar en el avión. Nada es tan fácil. No aquí, no en
este lugar. Nada es facil.
Dio un puñetazo contra el cuerpo del avión y para su sorpresa la cubierta de aluminio dio fácilmente bajo el golpe. Se golpeó de
nuevo, y una vez más se inclinó y le dio y se encontró que incluso cuando él no la golpee pero sólo empujó, todavía se movía. Fue
realmente, pensó, piel de aluminio muy fina sobre una especie de esqueleto y si se dio tan fácilmente él podría ser capaz de abrirse
paso a través ...

El hacha de guerra. Podría ser capaz de cortar o cortar con el hacha de guerra. Llegó a su cinturón y sacó el hacha a cabo,
escogió un lugar donde el aluminio dio a su empuje y tomó un giro experimental en ella.

El hacha de cortar a través del aluminio como si se tratara de queso blando. No podía creer. Tres cortes más y que tenían un agujero
triangular del tamaño de su mano y pudo ver cuatro cables que Supuso eran los cables de control que se remontan a la cola y que
golpean la piel del avión con una serie frenética de hacks para hacer un alambique mayor apertura y se inclinaba una pieza de aluminio
de distancia de dos abrazaderas de aluminio de algún tipo cuando se le cayó el hacha de guerra.

Se dirigió directamente hacia abajo más allá de sus piernas. Él sentía que golpee el pie y luego ir hacia abajo, abajo en el agua y por un

segundo que no podía comprender que lo había hecho. Por todo este tiempo, todos los vivos y los combates, el hacha de guerra habían sido

todo-él siempre lo había usado. Sin el hacha de guerra que no tenía nada, ni fuego, ni herramientas, no hay armas que no era nada. El hacha

fue, lo había sido.

Y él había dejado caer.


"Arrrgghhh!" Gritó ella, ahogada en él, un gruñido-grito de rabia en su propio descuido. El agujero en el avión era todavía demasiado pequeñas para ser

usadas por cualquier cosa y ahora él no tenía una herramienta.

"Ese era el tipo de cosas que yo hubiera hecho antes", dijo al lago, al cielo, a los árboles. "Cuando llegué aquí, yo hubiera
hecho eso. Ahora no. Ahora no. .."
Sin embargo, lo que tenía y se colgó en la balsa por un momento y sintió lástima de sí mismo. Por su propia estupidez. Sin embargo, como

antes, la autocompasión no ayudó y sabía que sólo tenía un curso de acción.

Tenía que sacar el hacha espalda. Tuvo que bucear y recuperarlo.

Pero la profundidad era? En la parte más profunda de la piscina de gimnasia en la escuela que no tenía problemas para llegar a la parte inferior y que

era, estaba bastante seguro, unos once pies.

Aquí era imposible saber la profundidad exacta. El extremo delantero del avión, anclada por el peso
del motor, era obviamente en la parte inferior, pero volvió a subir en un ángulo tal que el agua no era tan profundo como el avión fue
largo.

Se izó fuera del agua por lo que su pecho podría ampliar, dio dos respiraciones profundas y giró y se lanzó, tirando de sus brazos y
dando inicio a la parte inferior balsa con sus pies.

Su primer impulso lo llevó un buen ocho pies pero la visibilidad era de sólo cinco pies más allá de eso y no podía ver a
fondo todavía. Arañó hasta seis o siete pies más, la presión de empuje en sus oídos hasta que se tapó la nariz y las metió y
tan
que se quedó sin aliento y se dirigió de nuevo hasta creyó ver la parte inferior todavía cuatro pies por debajo de su inmersión.

Él explotó fuera de la superficie, golpearse la cabeza en el lado del ascensor cuando él se acercó y tomó aire TIKE una ballena,

empujando el aire viciado hasta que jadeó, tomando nueva. Se tendría que conseguir más profundo aún y todavía tienen tiempo para buscar

mientras estaba allí abajo.

Estúpida, pensó una vez más, maldiciendo a sí mismo- simplemente tonto. Sacó el aire una y otra vez, empujando su pecho hacia fuera hasta que no

pudo conseguir posiblemente más capacidad, luego tomó una bocanada más profundo, con ruedas y se sumergió de nuevo.

Esta vez se hizo una flecha de sus brazos y usó sus piernas para impulsarse del fondo de la balsa, todo lo que tenía en sus piernas, a la

primavera-snap y lo impulsará hacia abajo. Tan pronto como se sintió un poco desaceleración que comenzó barriendo hacia atrás con los

brazos a los lados, como paletas, y empujando con sus piernas como una rana y esta vez fue tan exitoso que corrió su cara en el lodo del

fondo.

Él sacudió la cabeza para aclarar los ojos y miró a su alrededor. El avión desapareció fuera y hacia abajo frente a él.
Pensó que podía ver las ventanas y que le hizo pensar de nuevo en el piloto sentado en el interior y obligó a sus
pensamientos de ella, pero no pudo ver hacha. disparadores de aire malas estaban empezando a apagarse en su cerebro y
sabía que estaba limitada a segundos ahora, pero él llevó a cabo por un momento y trató de mover un poco y justo cuando se
quedó sin aire, sabía que iba a tener que soplar pronto, vio el mango que sobresale del barro. Hizo uno de agarre, se perdió,
alcanzó de nuevo y sintió sus dedos cerca de la goma. Se agarró y en un solo movimiento golpeó con los pies en el barro y
se alimenta a sí mismo. Pero ahora sus pulmones estaban a punto de explotar y tuvo destellos de color en su cerebro,
explosiones de color, y que tendrían que tomar una atracción de agua,

"Tcbaaak!" Era como si un globo había explotado. aire sopló edad de la nariz y la boca y sacó de nuevo en una y otra vez.
Alcanzó el lado de la balsa y colgó allí, sólo para respirar, hasta que se le ocurrió una vez más, se agarró el hacha de guerra y
brillante en su mano derecha.
"Está bien ... el avión. Aún así el avión. .." Él regresó al agujero en el fuselaje y comenzó a picar y cortar de nuevo, el pelado de la piel de
aluminio en pedazos. Se va lento porque estaba cuidado, mucho cuidado con el hacha, pero él cortó y tiró hasta que se había abierto un
agujero lo suficientemente grande como para tirar de la cabeza y los hombros y mirar hacia abajo en

dentro del agua. Estaba muy oscuro en el interior del fuselaje y no pudo ver nada, sin duda ninguna señal del paquete de supervivencia.
Hubo algunos pequeños trozos y pedazos de papel que flotan en la superficie interior del avión-suciedad del suelo del avión que había
flotado hacia arriba, pero nada sustancial.

Bueno, pensó. ¿Se esperaba que fuera fácil? Tan fácil de esa manera? Sólo tiene que abrir a levantarse y obtener el paquete de derecha?

Tendría que abrirla más, mucho más de lo que podía meter por dentro y ver lo que podía encontrar. El paquete de supervivencia
había sido una bolsa de nylon con cremallera, o tal vez de la lona de algún tipo, y pensó que había sido rojo, gris o era? Bueno, eso
no importa. Debe de haber sido movido cuando el avión
se estrelló y que podría estar atascado por debajo de algo más.
Empezó a cortar de nuevo, cortando la distancia de aluminio en pequeños triángulos, poniendo cada uno en la balsa mientras
cortaba-nunca podría tirar nada nuevo, pensó, porque podrían ser útiles más adelante. Trozos de metal, puntas de flecha de pescado o
señuelos, tal vez. Y cuando finalmente terminó otra vez que había limpiado de distancia todo el lado y la parte superior del fuselaje que
sobresalía del agua, había cortado en el agua por lo que él podría alcanzar y tenía un agujero casi tan grande como él, excepto que se
cruzó y atravesado por aluminio o podría ser de acero, no podía decir, aparatos ortopédicos y formadores y cables. Era una maraña
horrible, pero después de cortar algunas llaves de distancia que había espacio para él a moverse a través y entrar.

Se contuvo por un momento, incómodos con la idea de conseguir el interior del avión. ¿Qué pasa si la cola se instaló de nuevo a
la parte inferior y que quedó atrapado y no podía salir? Era un pensamiento horrible. Pero luego reconsideró. Lo había sido hasta
ahora para dos días, más un poco, y que había estado martillando y subir en él y que no se había vuelto hacia abajo. Parecía
bastante sólido.

Él eeled a través de los cables y los formadores, moviendo y tirando hasta que estaba dentro de la cola con la cabeza clara de la
superficie del agua y las piernas en el suelo en ángulo. Cuando estuvo listo, tomó una respiración profunda y empujado hacia abajo por el
suelo con las piernas, buscando algún tipo de tela o paño, cualquier cosa, con los pies descalzos. Se tocó nada más que las planchas del
piso.

Arriba, un nuevo aliento, entonces él se inclinó para formadores bajo el agua y sacó a sí mismo bajo el agua, con las piernas empujando hacia

abajo y hacia abajo casi hasta los respaldos de los asientos delanteros y, finalmente, en el lado izquierdo del avión, pensó que sintió que su golpeó el

pie de tela o lienzo.

Para más aire, la respiración profunda, entonces un agarre más en los formadores y empujar tan duro como pudo, metió los
pies hacia abajo y se golpeó de nuevo, sin duda lona o nylon pesado, y esta vez cuando empujó su pie le pareció sentía algo
dentro de ella; algo duro.
Tenía que ser la bolsa. Impulsada por el accidente, se ha atascado en los respaldos de los asientos y atrapado en algo. Él trató
de llegar a ella y tirar, pero no tenía la izquierda de aire y subió por más.
Pulmones llenos de grandes bocanadas, se dispararon de nuevo, tirando de los formadores hasta que estuvo casi allí, a continuación, girando la

cabeza hacia abajo que se agarró a la tela. Fue la bolsa de supervivencia. Sacó y se rompió en ella para aflojarla y del mismo modo que se liberó y su

corazón dio un salto a sentir que suba mirando hacia arriba, por encima de la bolsa. A la luz que entra por la ventana lateral, la luz verde pálido del

agua, vio que la cabeza del piloto sólo que no era la cabeza del piloto por más tiempo.

El pescado. En realidad, nunca había pensado en ello, pero el pescado el pez que había estado comiendo durante todo este tiempo tenía que comer,

también. Habían estado en el piloto de todo este tiempo, casi dos meses, mordisquear y masticar y todo lo que quedaba era el cráneo no es limpiado y

cuando levantó la vista se tambaleó ligeramente.

Demasiado. Demasiado. Su mente gritó de horror y se golpeó la espalda y estaba enfermo en el agua, enfermo, por lo que se ahogo en

él y trató de respirar agua y podría haber terminado allí, terminó con el piloto en que casi terminó cuando llegaron por primera vez a

excepción de que sus piernas se sacudió. Fue instintivo, temer más que cualquier otra cosa, el miedo a lo que había visto. Pero ellos se

sacudieron y se empujan y se dirigía hacia arriba cuando se sacudió y le disparó a la superficie, aún dentro de la jaula de formadores y

cables.

Su cabeza chocó contra un soporte mientras se aclaraba y se estiró para agarrarlo y estaba libre, en el aire, colgando en la cola.

Se colgó de esa manera durante varios minutos, asfixia y agitado y falta de aire, luchando para borrar la imagen del piloto
de su mente. Se fue lentamente- sabía que nunca podría dejar por completo, pero se veía a la orilla y había árboles y los
pájaros, el sol estaba bajando y oro sobre su refugio
y cuando él dejó de toser pudo oír el suave sonido de la noche, los sonidos de la paz, los sonidos de los pájaros y la brisa en los
árboles.
La paz llegó finalmente a él y se estableció su respiración. Era todavía un largo camino de ser-había terminado de una gran cantidad de trabajo por hacer.

La bolsa estaba flotando junto a él, pero que tenía que conseguir que fuera del plano del troquel y a la balsa, a continuación, volver a la orilla.

Se movió a través de los formadores; parecía más difícil que cuando entró y sacó la balsa alrededor. La bolsa se resistió. Era casi
como si no quería abandonar el avión. Tiró y tiró y todavía no cabía y al final tuvo que cambiar la forma de la misma, la reordenación
de lo que había dentro, empujando y tirando de los lados hasta que se había estrechado y lo hizo más largo. Incluso cuando llegó
finalmente fue difícil y tuvo que tirar por primera vez en uno de los lados, y luego otro, una pulgada a la vez, apretando hasta el final.

Todo esto tomó algún tiempo y cuando finalmente consiguió la bolsa y atado en la parte superior de la balsa que era casi de noche, que era el

hueso cansado de trabajar en el agua todo el día, refrigerados profundo, y aún tenía que empujar la balsa apuntalar.

Muchas veces pensaba que no lo haría. Con el peso añadido de la bolsa, que parecía hacerse más pesado por el pies junto con el
hecho de que estaba cada vez más débil todo el tiempo, la balsa parecía apenas moverse. Le dio una patada y tiró y empujó,
tomando el camino más corto hacia atrás hasta la orilla, colgando a descansar muchas veces, y luego surgiendo una y otra vez.

Parecía una eternidad y cuando por fin sus pies toquen fondo y podía empujar contra el barro y deslice la balsa en la maleza de
la orilla a topar contra el banco estaba tan débil que no podía soportar, tuvo que arrastrarse; tan cansado que ni siquiera notó los
mosquitos que desgarraron en él como una nube gris enojado.

Lo había hecho.
Eso es todo lo que podía pensar ahora. Lo había hecho.

Se dio la vuelta y se sentó en el banco con las piernas en el agua y sacó la bolsa a tierra y comenzó el largo de arrastrar no
podía levantarla-vuelta por la costa a su refugio. Dos horas, casi tres se arrastraron y tropezaron en la oscuridad, el cepillado de los
mosquitos, a veces de pie, con mayor frecuencia en las rodillas, para finalmente caer a través de la bolsa de dormir y cuando hizo la
arena en frente de la puerta. Lo había hecho.

19

TESORO.

riquezas increíbles. No podía creer que el contenido del paquete de supervivencia.

La noche antes de que él era tan entumecido por el cansancio que no podía hacer nada más que dormir. Durante todo el día en el agua le había

cansado tanto que, al final, se había quedado dormido sentado contra la pared de su vivienda, incluso ajeno a los mosquitos, a la noche, para nada.

Sin embargo, con el amanecer gris falsa que había despertado, al instante, y comenzó a cavar en el paquete-encontrar increíbles, cosas maravillosas.

Había una bolsa de dormir, que se colgó a secar encima de su techo de refugio en la almohadilla para dormir fuera-y espuma. Un aluminio

cocinero ajustado con cuatro pequeñas ollas y dos sartenes; que en realidad tenía incluso un tenedor y un cuchillo y cuchara. Un recipiente a

prueba de agua con fósforos y dos encendedores de butano pequeños. Un cuchillo de la vaina con una brújula en el mango. Como si de una brújula

le ayudaría, pensó, sonriendo. Un kit de primeros auxilios con vendas y tubos de pasta de antiséptico y pequeñas tijeras. Una tapa que dijo CESSNA a

través del frente en letras grandes. ¿Por qué una gorra? el se preguntó. Fue ajustable y se puso en marcha inmediatamente. UN
kit de pesca con cuatro bobinas de línea, una docena de pequeños señuelos, y los ganchos y las platinas.

riqueza increíble. Era como todos los días de fiesta en el mundo, todos los cumpleaños no lo eran. Se sentó en el sol por la
puerta morir donde había caído la noche anterior y tiró de la presenta-al pensar en ellos, uno a la vez para examinarlos, los
convierten en luz, tocarlos y sentirlos con las manos y los ojos.

Algo que en un principio lo desconcertó. Él sacó lo que parecía ser el roto-off, de la voluminosa de un rifle y que iba a ponerlo a un lado,
pensando que podría ser para otra cosa en el paquete, cuando lo sacudió y se sacudió. Después de trabajar en un momento en que se
encontró el tope de las acciones se desprendió y en el interior había un conjunto de cilindro y la revista y la acción, con un clip y una caja
llena de cincuenta proyectiles. Era
un rifle de calibre 22 que la supervivencia había visto una vez

en la tienda de deportes donde se fue para bicicleta de piezas y el cañón enrosca en la acción-Nunca había sido propietario de un
rifle, no disparado, pero los había visto en la televisión, por supuesto, y después de unos momentos descubierto la manera de
juntarlo atornillando la acción a la acción, como cargar y poner el cargador lleno de balas en la acción.

Era una sensación extraña, sosteniendo el rifle. De alguna manera se lo retiró del todo a su alrededor. Sin el rifle que tenía que
encajar, ser parte de todo esto, para entenderlo y utilizarlo-el bosque, todos de la misma. Con el rifle, de repente, que no tiene por
qué saber; no tiene que tener miedo o entender. Él no tuvo que acercarse a un foolbird para matarlo-no tiene que saber cómo
sería estar de pie si no se veía en él y se movió a un lado.

El rifle lo cambió, el momento en que lo recogió, y él no estaba seguro de que le gusta el cambio mucho. Él dejó a un lado, apoyándolo

cuidado en la pared. Podía hacer frente a esa sensación después. El fuego se había apagado y usó un encendedor de butano y un trozo de

corteza de abedul con pequeñas ramitas para conseguir otro comenzó-maravillándose de lo fácil que era, pero la sensación de nuevo que el

más ligero de alguna manera lo alejó de donde él estaba, lo que tenía que saber. Con una llama dispuesta él no tiene que saber cómo hacer un

nido de chispa, o cómo alimentar a los nuevos llamas para hacerlos crecer. Al igual que con el fusil, que no estaba seguro de que le gusta el

cambio.

Arriba y abajo, pensó. El paquete fue maravilloso, pero le dio arriba y abajo sentimientos. Con el fuego y el envío hasta el
humo negro y un rugido constante a partir de un trozo de paso de olor se puso, se volvió una vez más a la manada. Hurgando
en los alimentos paquetes de él no había llevado a cabo todavía porque quería guardarlos para el final, la gloria de ellos, se le
ocurrió un pequeño dispositivo electrónico completamente encerrado en una bolsa de plástico. Al principio pensó que se trataba
de una radio o reproductor de casete y tuvo una oleada de esperanza porque se perdió la música, el sonido se perdió, se perdió
la audición otra voz. Pero cuando abrió el plástico y se llevó a cabo la cosa y le dio la vuelta vio que no era un receptor en
absoluto. Hubo una bobina de alambre se mantienen unidos en el lado de la cinta y que surgió en una antena de tres pies de
largo cuando se hizo la cinta fuera. Ningún orador, sin luces,

Transmisor de emergencia.

Eso fue todo. Se giró el interruptor de un lado a otro varias veces, pero no pasó nada, que ni siquiera podía oír a la electricidad estática así,
al igual que con el rifle, lo puso contra la pared y volvió a la bolsa. Probablemente fue arruinado en el accidente, pensó.

Dos barras de jabón.

Se había bañado con regularidad en el lago, pero no con jabón y pensó en lo maravilloso que sería para lavar su cabello. De espesor con

mugre y la suciedad humo, encrespado por el viento y el sol, manchado de pescado y fool-
grasa de ave, su cabello había crecido y pegado y enredado y crecido hasta hacerse un lío agrupada en la cabeza. Podía usar las tijeras
del kit de primeros auxilios para cortarla, luego lavar con jabón.
Y luego, finalmente, la comida.

Era todo liofilizado y en tal cantidad que pensó, con este pudiera vivir para siempre. El paquete después del paquete se llevó a cabo,
cena de carne con patatas, queso y fideos cenas, cenas de pollo, huevo y patata desayunos, mezclas de frutas, mezclas de bebidas,
mezclas para postres, más cenas y desayunos de los que podía contar fácilmente, decenas y de todos ellos decenas empacado en bolsas
impermeables, todo en perfecto estado y cuando los tenía todos y puso contra la pared en pilas que no podía soportarlo y se fue a través
de ellos de nuevo.

Si yo soy cuidadoso, pensó, van a durar tanto tiempo como ... siempre que los necesito para durar. Si tengo cuidado .... No, todavía no. No voy a tener

cuidado por el momento. En primer lugar voy a tener una fiesta. Aquí y ahora voy a cocinar su propia comida y comer hasta que se me cae y luego voy a

tener cuidado.
Entró en los paquetes de alimentos una vez más y selecciona lo que quería para su fiesta: una carne de cuatro personas y la cena de la patata, la
bebida de naranja para un aperitivo y algo que se llama un látigo de melocotón para el postre. Sólo tiene que añadir agua, se dijo en los paquetes, y
cocinar durante media hora o así hasta que todo era normal de tamaño y hecho.

Brian fue al lago y se puso agua en una de las ollas de aluminio y regresó al fuego. Sólo que sorprendió a él, para ser capaz de
llevar agua al fuego en una olla. un acto tan simple y que no había sido capaz de hacerlo durante casi dos meses. Adivinó en las
cantidades y poner la cena de carne y postre de durazno a hervir, luego regresó al lago y trajo agua para mezclar con la bebida de
naranja.
Era dulce y picante, casi demasiado dulce, pero tan bueno que no bebía rápido, lo sostuvo en su boca y dejar que el sabor ir
sobre su lengua. Cosquillas en los lados, salpicando hacia atrás y adelante y luego hacia abajo, tragar, y luego otro.

Eso, pensó, que está muy bien. Muy bien. Se puso más agua del lago y se mezcla otra y bebió rápido, luego una tercera, y
estaba sentado con que cerca del fuego, pero mirando al otro lado del lago, pensando en lo rico que el olor era de la cena de
carne para cocinar. Hubo ajo en ella y algunas otras especias y los olores se acercó a él y le hizo pensar en su casa, su cocina
madre, los ricos olores de la cocina, y en ese preciso instante, con su mente llena de casa y el olor de la comida llenándolo,
apareció el avión.

Sólo tuvo un momento de advertencia. Había un pequeño avión no tripulado, pero que antes no se registró, entonces, de repente, rugiendo sobre su cabeza

baja y en la parte posterior de la cresta de una Bushplane con flotadores bastante explotó en su vida.

Se pasa directamente sobre él, muy bajo, con punta de un ala drásticamente en la cola del avión accidentado en el lago, corte de energía, se deslizó

hacia abajo la parte larga de la L del lago, luego se volvió y se deslizó hacia atrás, tocando el agua suavemente una vez , dos veces, y la solución con un

spray para el rodaje y detener con sus flotadores chocando suavemente la playa en frente del refugio de Brian.

No se había movido. Todo había sucedido tan rápido que no se había movido. Se sentó con la olla mueren de bebida de naranja todavía

en la mano, mirando el avión, sin entender todavía; Sin saber aún que todo había terminado.

El piloto apagó el motor, abrió la puerta y salió, equilibrada, y dio un paso hacia adelante en el flotador para saltar a la
arena sin mojarse los pies. Llevaba gafas de sol y se los quitó para mirar a Brian.

"Escuché su emergencia transmisor-luego vi el avión cuando vine ..." Se calló,


ladeó la cabeza, el estudio de Brian. "Maldita sea. Lo estás, ¿verdad? Eres ese chico. Dejaron buscando, un mes, no, hace
casi dos meses. Lo estás, ¿verdad? Eres ese chico .. ".
Brian estaba de pie, pero aún en silencio, todavía con la bebida. Su lengua parecía estar pegado al techo de la boca y la
garganta no funcionaba correctamente. Miró el piloto y el avión, y hacia abajo a sí mismo, sucio y harapiento, quemado y
delgado y duro, y tosió para aclararse la garganta.
"Mi nombre es Brian Robeson," dijo. Entonces vio que su guiso estaba hecho, el látigo de melocotón casi terminado, y él hizo un gesto
a ella con la mano. "¿Quieres algo de comer?"

Epílogo

EL PILOTO que aterrizó tan repentinamente en el lago era un mapeo comprador de pieles Cree atrapando campos para una futura compra de las
corridas-dibujadas por Brian cuando, sin saberlo, se convirtió en el transmisor de emergencia y lo dejó ir. El movimiento del Cree en los campos de otoño e
invierno para atrapar y los compradores vuela de un campamento a otro en una ruta regular.

Cuando el piloto rescatado Brian hubiera estado solo en el lago en forma de L de cincuenta y cuatro días. Durante ese tiempo se había perdido el

diecisiete por ciento de su peso corporal. Más tarde recuperado seis por ciento, pero prácticamente no tenía grasa corporal, su cuerpo se había

consumido todo el peso extra y que permanecería delgado y fibroso durante varios años.

Muchos de los cambios resultaría ser permanente. Brian había ganado enormemente en su capacidad de observar lo que
ocurría y reaccionar ante ella; que le duraría toda su vida. Se había convertido en más reflexivo, así, y desde ese momento en
que pensaría lentamente sobre algo antes de hablar.
Alimentos, todos los alimentos, incluso alimentos que no le gustaba, nunca perdió su maravilla para él. Durante años después de su rescate se encontraría

parando en tiendas de comestibles para simplemente mirar a los pasillos de alimentos, maravillado por la cantidad y la variedad.

Hubo muchas preguntas en su mente acerca de lo que había visto y conocido, y trabajó en la investigación cuando regresó, identificando el
juego y bayas. Gut cerezas cerezas fueron denominados cuellos de botella, y nos dio buenas jalea. Los arbustos de frutos secos, donde los
foolbirds ocultaban eran avellanos. Los dos tipos de conejos eran raquetas y conejos; los foolbirds se Urogallo superado (también llamados
gallinas tonto por los tramperos, por su estupidez); los peces de alimentos a pequeña eran bluegills, peces luna, y la perca; los huevos de
tortuga fueron puestos por una tortuga mordedora, como había pensado; los lobos eran lobos de madera, las cuales no son conocidos por
atacar o molestar a la gente; el alce era un alce.

Había también los sueños que tenía muchos sueños sobre el lago después de ser rescatado. El gobierno canadiense envió un
equipo para recuperar el cuerpo del piloto y se llevaron a la prensa, que, naturalmente, tomaron fotografías y películas de todo el
camping, el refugio-todos de la misma. Por un breve tiempo la prensa hizo gran parte de Brian y fue entrevistado por varias redes,
pero el furor murió a los pocos meses. Un escritor mostró que quería hacer un libro sobre la "aventura completa" (como él la
llamaba) pero resultó ser un soñador y todo llegó a nada más que hablar. Aún Brian se le dio copias de las fotos
y cinta, y buscando en ellos parecían desencadenar los sueños. No eran pesadillas, ninguno de ellos era aterrador, pero se
despertaba a veces con ellos; acaba de despertar y sentarse y pensar en el lago, el bosque, el fuego en la noche, los pájaros de la
noche de canto, el pescado de partida sentarse sola en la oscuridad y pensar en ellos y no estaba mal y nunca sería malo para él.

Las predicciones son, en su mayor parte, ineficaces; pero podría ser interesante observar que no había sido rescatado Brian cuando él era,

de haber sido forzada a entrar en caída fuerte, quizás el invierno, hubiera sido muy dura con él. Cuando el lago se congeló habría perdido el

pescado, y cuando la nieve se internaba habría tenido problemas para moverse en absoluto. Juego se vuelve aparentemente abundantes en el

otoño (es más fácil de ver con las hojas del cepillo), pero en invierno se vuelve escasa y, a veces simplemente no existen como depredadores

(zorros, linces, lobos, búhos, comadrejas, pescadores, martin, coyote norte) de barrido a través de áreas y limpie las cosas. Es asombroso lo

que un solo búho puede hacer para una población local de urogallo superado y conejos en tan sólo unos meses.

Después de la sorpresa inicial y la felicidad de sus padres en su estar vivo-por una semana, parecía como si en realidad podría volver
a estar juntos, cosas fue rápidamente a la normalidad. Su padre regresó a los campos petroleros del norte, donde Brian finalmente lo
visitó, y su madre se quedó en la ciudad, trabajó en su carrera en el sector inmobiliario, y continuó a ver al hombre en el carro de la
estación.

Brian intentó varias veces para decirle a su padre, llegó muy cerca una vez para hacerlo, pero al final nunca dijo una palabra sobre el
hombre o lo que sabía, el Secreto.

fin

Verwandte Interessen