Sie sind auf Seite 1von 14

Introducción

El tereré puede resultar ser una bebida sencilla y compleja a la vez, fácil de
describir pero difícil de captar en plenitud por todo el mundo cultural que lo rodea. Sin
necesidad de un arduo trabajo de campo se puede captar a leguas que el tereré es sin
más, el uso más extendido en nuestra sociedad paraguaya, y no conoce barreras
sociales ni límites jurisdiccionales en todo el territorio nacional. Llamativamente, siendo
tan difundido como uso y costumbre en nuestro mundo cultural, difícilmente se
encuentran textos que hayan abordado el tema en profundidad. Esto puede explicarse
por la aparente sencillez del tema, que supuestamente es conocido a cabalidad y no
se presta a mucho hablar, pero en la realidad la implicancia cultural del tereré se
extiende más allá de lo que pueda percibirse con los ojos o de lo que externamente
pueda aparentar.

La ronda de tereré es el único espacio en donde el paraguayo rompe su esquema de


poco hablar, para convertirse en un asiduo conversador; el tereré es la puerta de
entrada para conocer en profundidad al paraguayo inmerso en su mundo cultural. Es
por ello que el tereré, a pesar de su simpleza y sencillez externas, puede resultar
sumamente complejo y profundo a la hora de intentar penetrar más allá de lo que
aparenta externamente.

Este trabajo realizado pretende demostrar verdaderamente que concepto le damos al


terere, saber su origen, las costumbres, como se bebe, cuando se bebe, las
propiedades principales de la yerba mate y los diferentes tipos de terere que el
Paraguayo ha inventado desde su cultura, todo lo que involucra la economía, notar
desde un punto de vista extranjero y por ultimo dar respuesta a nuestro tema central
que nos deja con esta incógnita: ¿El terere es cosa de haraganes?

Por otro lado estaremos abordando sobre la Ley del mínimo esfuerzo, es decir el
peligroso conformismo paraguayo.

El paraguayo es una persona muy trabajadora, cuando trabaja, trabaja. Pero le está
faltando a una gran mayoría entender cuál es el verdadero complemento de sacrificio
para sobresalir sobre el común de la gente. Esa persona, que trabaja duro todo el día,
y que puede ahorrar alguito para estudiar a la noche o el fin de semana, ya es un
excelente ejemplo. Mas aquel que se conforma con un sueldito que le da posibilidad
de pagar su alquiler apenas, tener la ñoño y la costilla del fin de semana, esto suma
muy poco a su propio crecimiento. A esto se refiere cuando hablamos de la ley del
menor esfuerzo que se profundiza más adelante.
Capítulo I: El terere

I.1. ¿Que es el Terere?

El tereré es un refresco tradicional de Paraguay, consistente en una bebida de


yerba mate (Ílex paraguarienses, planta nativa paraguaya) macerada en agua fría con
hierbas aromáticas: menta y cedrón, entre otras. Se diferencia del mate en que este
último, tradicionalmente, se hace con agua caliente.

I.2.Origen del terere Paraguayo

Una versión folklórica de la creación del tereré cuenta que durante la Guerra del
Chaco (entre Paraguay y Bolivia, 1932-1935), las tropas comenzaron a beber el mate
frío para no encender fuegos que delataran su posición. De todos modos es un hecho
que el tereré se popularizó en Paraguay cuando los soldados veteranos del Chaco lo
introdujeron en la vida cotidiana.

Otra versión del origen del tereré, lo relaciona con los mensú (esclavos de los
yerbales del Paraguay y noreste argentino, hasta mediados del S.XX), que si eran
sorprendidos por los capangas (capataces) haciendo fuego para tomar mate eran
brutalmente torturados, por lo que optaron por empezar a tomar el mate frío. Se
presume por esta razón que fueron estos mensú, enrolados en filas del ejército
paraguayo quienes introdujeron esta costumbre.

Sin embargo se cree que el tereré ya era ingerido por los indios guaraníes, y que
en el S. XVII los jesuitas aprendieron de ellos las virtudes de la yerba mate (ka’a en
guaraní). Los mismos jesuitas elogiaron los efectos de la yerba, ya que daba un cierto
vigor al que ingería la infusión y calmaba la sed mejor que el agua pura.

I.3.Recipiente:

A diferencia del mate caliente convencional, que se toma en un porongo


(calabaza), en el caso del tereré la yerba se puede poner en un vaso cualquiera. Pero,
tradicionalmente, los paraguayos utilizan la guampa (“cuerno”en quechua), que suele
estar hecho de cuerno de vaca, a veces adornado con plata o algún otro metal.
También se hacen en forma de cuerno pero de palosanto (madera aromática) e
incluso de plástico.

Algunas guampas están hechas completamente de plata, a veces con


incrustaciones de oro de forma artesanal, pero actualmente mucha gente opta por
adquirir guampas de madera revestidas completamente en aluminio, o por fuera en
cuero, o símil, de colores con estilos modernos y personalizados con logos, imágenes
y textos.

I.4Cómo se bebe:

Para sorber el tereré se usa una bombilla metálica que se inserta dentro del
recipiente. Las bombillas se fabrican generalmente de alpaca aunque las hay
fabricadas en plata, oro, e incluso con figuras del símbolo de la familia, iniciales, o
hasta incrustaciones de piedras preciosas.

I.5Costumbres:

La palabra tereré es onomatopéyica, referida al sonido que emite el último


sorbo de la bombilla. Este sonido es tácitamente obligatorio dentro de la ceremonia del
tereré, puesto que señala que se ha consumido todo lo que se ha cebado (servido),
quedando el recipiente listo para cebarle a la siguiente persona.

El cebador generalmente es el pahague, la persona menor del grupo o, si no,


una mujer, aunque actualmente los mayores ceban para demostrar diferencia.

La tradición requiere cebar el primer tereré con el agua casi hasta el borde de
la guampa, pero no beberlo aún, sino ofrendarlo a Paí Zumé o Santo Tomás,
considerado el santo patrono de la yerba mate. Hay que aguardar algunos minutos,
hasta que la yerba seca absorba casi todo el líquido, humedeciéndose. Se interpreta
que Santo Tomás ya "bautizó" la bebida, absorbiendo el primer mate, y que a partir de
ese momento se puede disfrutar de la misma.

Las reglas no escritas del "terere jere" establecen que el cebado debe correr
siempre de derecha a izquierda, de manera equitativa, sin "viros" privilegiados ni
"salteos" injustos.

Al igual que con el mate caliente, sólo se debe agradecer al que “ceba” el
tereré cuando uno no desea beber más. La palabra “gracias” le indica al cebador que
quien le ha devuelto la guampa ya no desea seguir bebiendo

I.6.Propiedades:

 La Yerba Mate es 100% natural, produciéndose en forma totalmente


ecológica: no recibe ningún tratamiento químico en ninguna fase de su
producción y procesamiento.
 Actúa como estimulante natural por su contenido de mateína; no
produce hábito, y es más sana que el té y el café.
 Es energética: el uso de la Yerba Mate activa la función cerebral, excita
el aparato locomotor y demás funciones del organismo, debido a su
calidad tonificante.
 Además de diurética, es un suplemento dietético (no engorda).
 Tiene propiedades digestivas y laxativas.
 Es una planta muy rica en vitaminas, según estudios como los del
Instituto Pasteur de Francia: Contiene ac Pantoténico que comprende el
complejo de la Vitamina B1 B2, vitamina E, A y C.

I.7.Cuando se bebe:

El tereré es consumido tanto en verano como en invierno, de día como de


noche, en la calle, en las casas, en las oficinas o en la chacra, en la pasión colectiva
de asistir a un partido de fútbol o en la reunión de amigos en una plaza, más que lo
que se bebe, vale lo que se comparte. En verano, el intenso calor y humedad sólo
pueden sobrellevarse con litros y litros de un apetecible "tereré" refrescante. Es muy
bueno para mantenerse hidratado y para compartir en ronda con amigos (todo un
grupo se abastece de una sola guampa).

En las regiones rurales del interior del país -en la llamada "campaña"
paraguaya, persiste la creencia de que el tereré se debe beber entre la media mañana
y la siesta. No se recomienda hacerlo al atardecer o a la noche, porque la yerba
vespertina y nocturna hace fermentar malos humores.

Los paraguayos llaman tereré rupá ‘cama (o nido) del mate frío’, en guaraní) a
una especie de refrigerio matutino antes del tereré, que tradicionalmente suele
hacerse en horas de media mañana (a eso de las diez): se trata de algún bocadillo
para que el agua fría no “golpee” el estómago.

Además de Paraguay, el tereré es muy tomado en Brasil y en las provincias


mesopotámicas de Argentina (Misiones o Corrientes), donde las temperaturas son
elevadas. Últimamente el consumo del tereré se ha popularizado en varias regiones de
Argentina, llegando a la capital, Buenos Aires, y a ciudades balnearios como Mar del
Plata. Inmigrantes ucranianos y rusos, en la región de Itapúa, han inventado una
variante de tereré con jugos dulces de frutas o gaseosas, al que se denomina
popularmente "tereré ruso". Un estilo similar existe en regiones de Brasil y Argentina,
donde se comercializan marcas de yerba mate con sabor a piña, naranja, manzana y
otras frutas dulces.

El Festival del Tereré se realiza anualmente en el mes de febrero, en la ciudad


de Itakyry, Alto Paraná, localidad que desde principios del Siglo XX fue sede de La
Industrial Paraguaya, una de las empresas latifundistas extranjeras más renombrada,
dedicada a la explotación de yerba mate luego de la Guerra de la Triple Alianza, con
oscuros episodios de explotación de obreros yerbateros conocidos como los mensú.

Desde el 2011 en el Paraguay se celebra el Día Nacional del Tereré cada


último sábado de febrero, establecido por Ley N° 42611.

I.8.Los diferentes tipos de terere

I.8.1.El terere Albañil: Los albañiles usan una botella de plástico como jarra y un
vasito de plástico como guampa. No le ponen remedio.

I.8.2.El terere Chuchi: Preparado por oficinistas, con termos forrados que no
tenes que levantar para cebar. Mezclan cualquier clase de remedio porque
conocen poco de “poha ro’ysa”.

I.8.3.Terere Común: Se prepara en jarra de plástico o de vidrio con guampa


simple.

I.8.4.Terere Cerro Porteño: Con mucho remedio.

I.8.5.Terere Olimpia: Sin remedio, sin color, ni sabor.

I.8.6.Terere Yorador: Con kapi’i kati, koku, Santa Lucia, remedios refrescantes
para apagar el py’a raku.

I.8.7.Terere Pantano: Mezcla y exceso de remedios yuyos. Es peligroso y no es


recomendable.

I.8.8.Terere Diurético: Para para’i, cola de caballo, zarzaparrilla, para limpiar el


estómago a través del orín.

I.8.9.Terere Estomacal: Burrito y raíz de hinojo para calmar los dolores


estomacales.

I.8.10.Terere Energizante: Con catuaba o jengibre, antes se debe hervir las


hierbas.
I.8.11.Terere Tranquilizante: Menta’i, toronjil Paraguay, cedrón Paraguay.

I.9. Economía del Paraguay producida por la yerba mate.

Al tomar un refrescante terere implica dos cosas. La primera es que produce


una sociedad no segregada ya que, “ricos y pobres accedemos al agua, a la yerba y a
los remedios refrescantes. Posiblemente sea el liquido más democratizante y/o
democratizador para brindar por el futuro del país.”1 En una de los pocos países que
ambos grupos sociales; tanto ricos como pobres puedan acceder a un mismo
producto, sin tener diferencias como, las existen en la educación, salud u otros
derechos del ciudadano.

La segunda implicancia es que produce una fuente de ingresos a la economía


del Paraguay. Ya que “al consumo aparente, estimando que la población del Paraguay
es de 6.000.000 de habitantes, se tiene que el consumo es de aproximadamente 2,5
kilos per cápita de yerba mate elaborada. El dato toma como base las 30.000
toneladas en yerba elaborada que se producen al año.” Y que además de lo
consumido por el pueblo paraguayo se exporta hacia países como España que
encabeza la lista del mayor consumidor de yerba con 69.524 kilos brutos que, en
dólares seria de $110.795. Le sigue Bolivia, Alemania, Canadá, Brasil, Estados
Unidos, Japón, Corea del Sur, Uruguay y cierra la lista Noruega con 806 kilos brutos
que equivaldría a $1955. Según “ABC color” que, cita al centro yerbetero paraguayo
expone que, el total de dichos países entre el intervalo de enero- abril del 2010 es de
205.808 kilos brutos con un equivalente de $291.702. Mientras tanto el 2009 fue de
803.707 kilos brutos que equivale a $1.277.398. Y la sumatoria de ambos años es de
1.009.515 kilos brutos que implica $1.569.100.2

1
Romero, A. (2012). “mas paraguayo que la mandioca”. 8°edición. Asunción.
2
http://www.abc.com.py/edicion-impresa/economia/yerba-mate-paraguaya-con-un-gran-potencial-
pero-con-muchos-desafios-116602.html visto el 18 de octubre del 2017
País de destino Kilo Bruto Dólares
Alemania 21.220 38.599
Bolivia 58.061 58.474
Brasil 12.430 14.410
Canadá 15.226 23.598
Corea del Sur 6.540 12.600
España 68.524 110.795
Estados Unidos 8.247 14.287
Japón 8.052 11.444
Noruega 806 1.955
Uruguay 6.652 5.540
Total enero-abril 2010 205.809 291.702
Total 2009 803.707 1.277.398
Sumatoria 2009-2010 1.009.515 1.569.100

“Pasan los años y el aumento de del consumo de yerba mate sigue aumentado
y así, generando nuevos ingresos al país. Este aumento se debe a que también en
otros países como en Turquia, el Líbano e Israel consuenen la yerba mate ya no solo
en América sino en otro continente. Según el representante de la agremiación, en el
2015 los envíos registraron un volumen de 1.145 toneladas lo cual representó un
ingreso aproximado a los US$ 3 millones. Y expone el representante de la marca
Colón que han aumentado los envíos al exterior pues, el año pasado (2014) los envíos
fueron alrededor de 270 toneladas mientras que el 2014 registraron, aproximadamente
240 toneladas

Según datos proporcionados por el CYP, la producción de la materia prima


aumentó en un 20% el año pasado, siendo la misma aproximadamente 50.000
toneladas. Y Para el presente año, el representante de la firma Yerba Mate Colón
explicó que precisan aumentar la producción y llegar a los 9.000 toneladas. El
promedio de producción de la firma en los últimos años fue entre 7.000 a 8.000
toneladas anuales.

Sigue exponiendo otro representante de la marca Metalandia el señor Néstor


Goraleswki, también tuvieron un aumento en la producción cercano al 20% debido a
nuevas plantaciones y al aumento del consumo de la yerba mate en el Paraguay. La
empresa tuvo una producción de 500 toneladas en el año 2015 y para este año la idea
es la de aumentar alrededor del 15%.”3

I.3La corrida más grande de terere y reflexiones finales

Si el terere fuera cosas de haraganes ¿se organizaría una actividad para


promover la haraganería? Es por eso que se organizó un “encuentro donde fue
animado con música y danza paraguaya en vivo mientras los participantes disfrutan de
bocadillos para el famoso "Tereré rupa" a la par que las guampas con la refrescante
bebida recorren las manos de los asistentes."La Ronda de Tereré más grande del
mundo", además de haber cumplido su objetivo de ingresar al libro de los récords
Guinness, busca posicionar al Tereré como bebida oficial del Paraguay, por lo que en
la organización también estuvo involucrada la Secretaría Nacional de Cultura,
acompañando a la organización Tereré Paraguay Mba'e.

Esta es ya la segunda edición del tereré jere más grande del mundo, pero es la
primera vez que contempla convertirse en oficialmente en récord. La primera edición
fue en el año 2012 en el parque Ñu Guasu, ejecutado con un plan piloto.

Al evento se suman en simultáneo paraguayos desde sus localidades como:


Hernandarias y Encarnación, así como también las ciudades del exterior que acogen a
compatriotas, en los países de Perú, Panamá y España.”4

Dicha actividad de la ronda de terere más grande del mundo requiere tiempo,
trabajo y organización y, entonces como se organizaría una actividad para promover la
haraganería ya que, con el mismo hecho de organizar se está realizando algo
productivo.

3
http://www.economia.com.py/finanzas/exportaciones-de-yerba-mate-aumentaron-16-en-el-2015-
7837.html. visto el 18 de octubre del 2017

4
http://www.lanacion.com.py/pais/2017/10/14/nuevo-record-guinness-para-paraguay-la-ronda-mas-
grande-de-terere-del-mundo/. Visto el 20 de Octubre del 2017.
Capítulo II: la ley del menor esfuerzo

II.1. Orígenes

Aníbal Sanabria, en otro apartado del texto “Más paraguayo que la mandioca”,
hace referencia a un tema que él considera transversal a la cultura paraguaya y que
tiene fuertes repercusiones en el desempeño y la actitud del pueblo paraguayo frente a
la responsabilidad y a la vida. Se trata de lo que él llamará la ley del menor esfuerzo,
esto es, la capacidad de lograr un nivel de desempeño bajo y escasamente necesario
que no aspira a conseguir una superioridad o una optimización.

Sanabria da cuenta de esta característica a partir de una reflexión sobre la


ausencia de monumentos históricos en el Paraguay. El autor señala dos razones
principales: la primera es que los antepasados guaraníes se rehusaron a construirlas
debido a que no solo representan grandiosidad e inteligencia, sino también
sometimiento y esclavitud. La segunda razón, que más nos compete, es que los
guaraní se encontraban en una situación tan prodigiosa, producto del clima y el
ecosistema, que no necesitaban realizar grandes esfuerzos para hacer el medio
habitable:

“Nuestros antepasados se recostaban en un frondoso árbol que hacía


de techo, sombrilla, paraguas y protección, mientras a contados metros
murmuraba un arroyo puro, cristalino, con una cantidad y variedad de peces sin
igual. Sumado a esto, una tierra fértil (tal vez en demasía), donde crecía
cualquier semilla arrojada al azar. ¿Quién, viviendo en este paraíso, levantaría
muros, templos, cuando la naturaleza lo daba prodigiosamente todo?”5

Para Sanabria, el problema del menor esfuerzo puede datarse desde esa
experiencia originaria en dónde el ambiente natural ofrecía todo lo necesario para
llevar una buena vida, sin requerir un mayor esfuerzo para mantenerla. Desde esta
referencia paradigmática la personalidad del pueblo paraguayo podría haberse visto
remarcada por la escaza capacidad de llevar a cabo una acción de manera óptima o
superior, debido a la permanencia transversal de la idea de ser sostenidos
constantemente por la naturaleza y los beneficios que de ella emanan gratuitamente.

La ley del menor esfuerzo está vinculada con el llamado vai-vai, es decir, con la
capacidad de hacer las cosas a medias en el llamado “así no más”.

5
Sanabria, Aníbal. Más paraguayo que la mandioca. 8°edicion. Asunción.
“Esta característica tan arraigada, es visible ya desde la infancia y
adolescencia. Los estudiantes presentan sus tareas a medias y sin esmerarse
lo suficiente. Esto provoca que crezcan con este reprochable hábito y así
trasladan la costumbre a todos los ámbitos de la vida, incluido el laboral, donde
muchos encuentran dificultad a la hora de mantenerse en sus puestos por la
falta de dedicación”6

Para algunos comentaristas, esta es la principal razón por la cual Paraguay se


ha quedado atrás en muchos aspectos y se encuentra en las primeras listas de países
corruptos y empobrecidos.

“Si bien, el Estado como instrumento de la soberanía del pueblo, no es


nada más que un servidor y un organizador de la vida social; pero como
hablamos del Estado paraguayo, ya es de esperarse que sus actividades o
roles no se desempeñan con la mínima prudencia como lo haría un Estado
extranjero ya que como expusimos en principio, nos domina la ley del Vaí Vaí.” 7

II.2 El impacto de la dictadura

Si bien, Sanabria y Saro Vera dejan entredicho el origen del problema, hay
algunos otros y otras que se alejan del origen de tipo ancestral para ubicarlo como
producto de una coyuntura específica de la historia del Paraguay: el complejo periodo
de la dictadura militar.

“Las décadas de la dictadura interminable y los incontables años de


represión causaron un enorme daño a la sociedad paraguaya, que se
acostumbró a no protestar, a no exigir sus justos derechos y a no involucrarse
en actividades que pudieran ser mal vistas por los represores. La costumbre de
callar, de no participar y de renunciar a la acción, al tiempo que se dejaba todo
en manos del Estado -el ogro filantrópico- se convirtió en un legado perverso
de conformismo que todavía hoy se manifiesta en muchos espacios de la vida
pública.”8

6
Gabriela Marmori Battilana. Los pecados del paraguayo. http://www.abc.com.py/especiales/fin-de-
semana/los-pecados-del-paraguayo-400701.html. Revisado el 21 de octubre de 2017.
7
Hugo Colmanm. El paraguayo y la cultura del vaí vaí.
http://hugodavidcolmanm.blogspot.com/2013/09/el-paraguay-la-cultura-del-vai-vai.html Revisado el 21
de octubre de 2017.
8
Héctor Fariña. El conformismo, un cáncer extirpable. Fuente visto 08 de octubre del 2017:
http://enfoqueparaguay.blogspot.com/2008/09/el-conformismo-un-cncer-extirpable.html Revisado el
20 de octubre de 2017
La dictadura militar ofrece nuevas perspectivas para entender el problema del
menor esfuerzo. Y es que detrás de la mediocridad que tantos señalan, parece haber
un problema mucho más difícil y enmarañado, ligado vitalmente a la experiencia
traumática de la violencia militar de esas décadas.

Si consideramos que la militarización del país conllevó a una represión de todo


tipo, que no permitió a los ciudadanos la expresión de sus ideas, y además, de la
forma de llevarlas a cabo, podemos entender mejor la idea central del menor esfuerzo,
en cuanto la represión militar de todos los aspectos de la vida ciudadana se vieron
coartados, por lo cuál los miembros de la sociedad no pudieron hacerse cargo del todo
del destino del Estado y, en último término, de sus propias vidas.

“Para Yudith Rolón esta realidad no fue superada por la sociedad en los
25 años transcurridos después del golpe. Por ejemplo, cuenta que muchas
personas, principalmente en el interior del país, aún temen declarar sobre
brutalidades del stronismo por miedo a represalias.”9

En la medida en que la situación política del país no permite que la ciudadanía


se haga cargo, y lo que es peor, no permita la expresión de malestares y propuestas,
se va gestando una situación que puede moldear, desde el trauma y el miedo, la
idiosincrasia de todo un pueblo. Sobre todo, si estas medidas afectan incluso los
horizontes de la educación, limitando sus posibilidades y reduciendo sus espacios en
el simple y complejo adoctrinamiento.

Como señala el opinante, el temor a la declaración de los hechos encierra una


actitud y una forma de asimilar las responsabilidades que todavía permea desde la
profundidad, a la sociedad.

II.3 El conformismo

Otra variante de la llamada ley del menor esfuerzo es lo que en la actualidad se


llama actitud mediocre o conformista. Héctor Fariña señala que el conformismo,
producto inexorable de la dictadura militar, se traduce en esperar que el gobierno de
turno se encargue de resolver todos los problemas de la vida de la gente. En este
sentido, el ciudadano del Paraguay se ha acostumbrado a que todo se ordene sin él, y
ha asimilado el malestar como algo que soportar y no como una emoción que le
motive a la protesta y a la acción para facilitar el cambio:

9
Hugo Garay Caballero. La herencia de la dictadura. Leído en http://www.abc.com.py/especiales/25-
aniversario-del-golpe-de-1989/la-herencia-de-la-dictadura-1204521.html. Yudith Rolón es ex directora
de la Comisión Verdad, Justicia y Reconciliación. Revisado el 21 de octubre de 2017
“La tolerancia conformista se nota en temas como el transporte público,
cuando la gente sigue soportando que los ómnibus viajen con las puertas
abiertas, que no se detengan completamente para subir o bajar pasajeros, que
no se respeten las señales de tránsito y que se maneje con brusquedad. Es
intolerable que los mismos usuarios, los clientes que pagan por un servicio,
hayan perdido la capacidad de asombro y ya no reclamen cuando hay una
maniobra indebida, cuando se pone en riesgo la vida de las personas al no
cerrar las puertas del vehículo o al permitir que se viaje en las estriberas. Es
una pena que se vea como normal que la gente viaje colgada del pasamanos,
rozando la muerte.”10

La ley del menor esfuerzo se manifiesta no solo en la poca motivación para


realizar actividades de forma óptima, sino también en el escaso impacto que genera
en los ciudadanos y ciudadanas el rompimiento de las leyes de convivencia, y peor
aún, las que pasan por encima de sus dignidades, como en el ejemplo del transporte
público. ¿Por qué el pueblo paraguayo sigue exponiéndose a esos peligros del
transporte público? Según estos referentes, pareciera ser que se trata del cáncer del
conformismo.

10
Héctor Fariña. El conformismo, un cáncer extirpable.
Conclusión

El terere a la cultura paraguaya le da identidad y le entrega un carácter y si


fuera cosas de haraganes, también nos preguntaríamos si el mate en la cultura
Argentina también es cosa de haraganes para colocar un ejemplo. Más allá de lo que
se toma o comparte en ese tiempo de “haraganería” nos hacemos la pregunta ¿si el
compartir con mi hermano es, un tiempo perdido ya que, no produzco nada material?

Al parecer vemos al terere algo de haragán en esta, cultura tan material donde
vale el hacer y no el ser, donde vale la producción y no un encuentro personal con mi
hermano. Seguramente no veían al terere en tiempos anteriores como algo de
haraganería pues, estaban en otros tiempos, en otra cultura, en nuestra cultura la
cultura del descarte diría el Papa Francisco, es una sociedad de cosas desechables es
por eso, que vemos al terere como algo de haraganes. También al preparar un terer
requiere un largo procedimiento desde el seleccionar la hierba hasta cargar agua y
hielo en el termo si, fuera cosas de haraganes no se hace todo el procedimiento y no
se toma nada.

Pero si vamos colocando prejuicios en esto caso, catalogamos de haraganería


al terere y es algo que caracteriza a un pueblo nos quedaríamos sin cultura y, así se
va extiendo nuestra cultura día a día con estas nuevas ideas de cultura post-moderna.

También el pueblo paraguayo, producto de diferentes circunstancias históricas


y culturales, considera dentro de sus características la ley del menor esfuerzo. Esto es
una capacidad para conformarse con lo que hay y no aspirar a algo superior. Esta
actitud parece surgir producto de cierta conformación con el medio ambiente natural
que le ofrece todo para sobrevivir sin el menor esfuerzo, pero también se ha
alimentado diferentes coyunturas históricas, que, a modo de trauma, ha marcado la
idiosincrasia. La dictadura militar ha mutilado la personalidad cultural del pueblo, a
través de la represión y la violencia política, coartando las posibilidades de que la
ciudadanía se haga cargo no sólo de su propio destino, sino también de su propio
devenir como pueblo. Lo que se traduce en la inmutabilidad ante la constante
vulneración de derechos, y en un sembradío terrible de corrupción.

Sin embargo, también es necesario considerar estos aspectos desde cierto


matiz. La violencia se agudiza en la medida en que desplegamos cierta generalización
que dispone y predispone a entender el fenómeno de la cultura y de la idiosincrasia
paraguaya como un objeto unilateral y que modela perfectamente el carácter de cada
paraguayo y paraguaya.

“Muchos de los problemas que aquejan a los paraguayos han existido,


existen y existirán en otros lados y tienen causas similares. Y sobre el así
llamado “carácter nacional” se ha investigado bastante y lo que se ha
encontrado no es precisamente compatible con las ideas de estos
paraguayólogos.”11

Cabe mencionar que el hecho de que exista cierto conformismo va más allá de
cierta identidad nacional o cultural. De hecho, pensar de esa forma ya es cierta
ejecución de la ley del menor esfuerzo. Señala el psicólogo López-Rolón que, si bien
el ambiente de la comunidad es determinante en el desarrollo de la personalidad de
los individuos, este no es exclusivo, y permite, de alguna u otra forma la
autodeterminación. Es por eso que paraguayas y paraguayos han logrado construir
historias que van más allá del pre-juicio nacional-cultural que algunos autores, de
alguna u otra manera, instalan a partir de la violencia de sus generalizaciones.

La ley del menor esfuerzo será superada en la medida en que los ciudadanos y
ciudadanas del Paraguay logren pensar más allá de los prejuicios instalados en torno
a ellos mismos, valoren las riquezas reales de la cultura que hacen día a día y abran
los ojos ante una realidad que se presenta incesantemente como una rica oportunidad.

11
Álex López-Rolón. Paraguayología extraviada. http://www.abc.com.py/blogs/con-ciencia-en-mente-
133/paraguayologia-extraviada-3094.html Consultado el 21 de octubre de 2017

Verwandte Interessen