Sie sind auf Seite 1von 4

1.

Bronquitis

Aunque es de corta duración, los niños que la padecen se ven afectados por tos e inflamación de los
bronquios. En la mayoría de los casos, se desarrolla por una gripe mal cuidada. Si es más aguda la incomodidad
se posicionará en la nariz, senos paranasales y la garganta, luego se trasladará hasta los pulmones. Como madre
deberás de estar atenta y llevarlo al centro médico más cercano para evitar complicaciones.

2. Fiebre

Te pone en alerta sobre alguna alternación del organismo.Cuando la fiebre aparece, algunos padres
cometen errores al intentar bajar la fiebre como por ejemplo: ofrecerle aspirina, darle un baño de agua fría y
hasta colocar compresas de agua fría en pies y manos. El 90% de los casos están asociados a infecciones virales
que no requieren tratamiento, pero sí deberás estar alerta si la temperatura sobrepasa los 100 grados. Considera
bajarla con un baño de agua tibia por 5 minutos.

3.Dermatitis

Se produce durante los primeros meses. El enrojecimiento en las partes íntimas podría estar acompañado de
irritación en la urea de la orina, que se transforma en amoniaco por la acción de las bacterias. Lo recomendable
es que consultes a su pediatra y hacer el cambio de pañal con más frecuencia. Si es necesario deja a tu bebé sin
ellos y coloca crema protectora a base de silicona.
4. Diarrea

La enfermedad celíaca (EC) es una de las causas que producen diarrea en los niños. La intolerancia a alimentos
con glúten de trigo, cebada, centeno y probablemente la avena, los predispone. La diarrea también se presenta
por no llevar un dieta saludable e higiénica, es decir la ingesta de alimentos contaminados. Los síntomas son
deposiciones más frecuentes y líquidas, asociadas a dolor abdominal, ojos hundidos, lengua y nariz seca, cara
pálida y disminución en la orina.

5. Varicela

Fiebre y aparición de erupciones en la piel son sus principales señales. Al ser muy contagiosa es de fácil
transmisión. El periodo de incubación se da entre el primer contacto con el virus y los primeros síntomas entre 9
a 21 días. La varicela es una infección viral causada por un herpesvirus del género Varicellovirus y la
subfamilia Alphaherpesvirinae. La taxonomía lo ha denominado virus herpes humano 3 (HHV-3) cuyo único
reservorio conocido es el hombre. El virus tiene un ADN de doble cadena (dsADN). Todos los virus de esta
familia rodean su ADN con una cápside icosaédrica con un área proteica triangular que lo recubre. En la
población adulta en Europa Central alrededor del 93 al 96 % de la población tiene anticuerpos sanguíneos
detectables para la varicela.

VIRUS

5. El rotavirus

Este virus gastrointestinal afecta sobre todo a los más pequeños, sobre todo niños menores de 5 años, y se
calcula que anualmente unos 111 millones de casos de gastroenteritis están directamente relacionados con la
presencia del mismo. El 82% de los casos mortales adjudicados a este virus se encuentran en países
subdesarrollados, donde alrededor de 440.000 niños mueren cada año debido a las complicaciones asociadas,
entre ellas la deshidratación severa. En EE. UU. cada año mueren entre 20 y 60 niños por rotavirus y aunque en
el 2006 se desarrolló una vacuna para prevenirlo, esta no está al alcance de todos y tiene varios efectos
secundarios indeseables.

4. El virus de la rabia

Este virus se transmite a través de la saliva. La infección ocurre cuando una persona es mordida por animales
portadores de la rabia, siendo muy frecuentes los perros y los murciélagos. Estos últimos son los más
peligrosos, porque muchas veces las personas no se dan cuenta que han sido mordidos hasta que desarrollan la
enfermedad. Este virus tiene una de las tasas de mortalidad más altas que cualquier otro, tanto es así, que en los
EE. UU. solo tres personas han sobrevivido después de contraer la enfermedad sin recibir la vacuna. Esta
vacuna preventiva es muy eficaz, pero tampoco está al alcance de muchos, por ejemplo en Asia y África, donde
la enfermedad mata cada año más de 55000 personas.

3. La influenza

Aunque el número exacto de muertes relacionadas con el virus de la influenza es bastante controvertido, lo
cierto es que sus víctimas son muchísimas más de lo que podríamos imaginar de una gripe. Es uno de los virus
más contagiosos aunque su tasa de mortalidad es relativamente baja teniendo en cuenta a la gran cantidad de
personas que afecta. Se estima que de los 5 millones de personas que pueden enfermar gravemente a causa del
mismo cada año, mueren entre 250.000 y 500.000 según la OMS. Al ser un virus con una gran capacidad de
mutar, cada año surgen nuevas cepas más o menos virulentas, algunas de las cuales han llegado a ser muy
famosas como la reciente pandemia provocada por la “gripe porcina” o H1N1.
2. Virus transmitidos por mosquitos

Aquí se pueden incluir el dengue, la fiebre amarilla y el virus del Nilo Occidental, que matan cada año a unas
50.000 personas. A ellos están expuestas el 40% de la población mundial. En América Latina una de las más
preocupantes suele ser el dengue hemorrágico, una infección mortal que causa fiebres muy altas y puede llevar
al organismo a un choque séptico de no tratarse adecuadamente. La fiebre amarilla es aún más letal y causa unas
30.000 víctimas cada año en el mundo. Todas ellas se transmiten a través de la picadura de mosquitos
infectados.

1. El Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH)

Aunque con los tratamientos actuales con antirretrovirales la mortalidad asociada al VIH ha disminuido
considerablemente, aún sigue siendo un virus temible en muchas partes del mundo, sobre todo en el África
subsahariana, donde el acceso a los servicios médicos y los medicamentos son muy insuficientes. Se estima que
solo en el 2012 murieron de SIDA alrededor de 1,6 millones de personas en todo el mundo y desde que se
descubrió la enfermedad, la cifra asciende a unas 36 millones. A pesar de que el aumento de la esperanza de
vida de los infectados es cada vez mayor gracias a los avances científicos, aún hoy es un virus incurable.