Sie sind auf Seite 1von 4

PORQUE QUÉ TODOS COMERCIAN: VENTAJA

COMPARATIVA Y PROPORCIONES DE FACTORES

Este capítulo analiza el equilibrio general de una economía con dos productos para tratar la
primera de las cuatro preguntas básicas: ¿Por qué intercambian las naciones? En realidad, ¿Por
qué todos, tanto cada país como cada persona, encuentran valioso producir y exportar alguna
cosa e importar otras? Se procederá en tres etapas:

1. El principio de la ventaja comparativa de David Ricardo.


2. Herramientas las curvas de posibilidades de producción y las curvas de indiferencia
sociales.
3. La teoría de Heckscher-Ohlin

TEORÍA DEL COMERCIO Y POLÍTICAS GUBERNAMENTALES

El mercantilismo defiende la intervención del gobierno (promover exportaciones y limitar


importaciones). Smith, Ricardo y Heskcher – Ohlin defienden el libre comercio debido a que el
control (cuotas) de las importaciones y el incentivo (subsidio) a las exportaciones desperdician
recursos.

MERCANTILISMO

Su premisa básica era que el oro y la plata (monedas de cambio) eran los principales soportes
de la riqueza nacional. Un país ganaba oro y plata cuando exportaba bienes. Por lo tanto, esto
implicaba mantener un superávit comercial, con la ayuda de la intervención del gobierno para
así obtener mayor poder y riqueza.
Hume, señaló que a la larga ningún país podría conservar una balanza comercial superavitaria
debido al aumento de la oferta interna de dinero y a la inflación los cuales guiaran al equilibrio
a las balanzas comerciales de dos países.
El mercantilismo contemplo al comercio como un juego de suma cero. A lo que Adam Smith y
David Ricardo demostraron que se trataría de un juego de suma positiva, situación en la que
todos los países se benefician.

LA CRITICA DE ADAM SMITH AL MERCANTILISMO

Smith argumentó que la fuente de las riquezas de las naciones provenía de la división del trabajo
y no de la acumulación de metales; ya que esta permite a los individuos a mejorar sus niveles de
productividad. La condición que Smith estableció para que el comercio entre las naciones sea
de mucho provecho se le conoce como:

LA TEORIA DE LA VENTAJA ABSOLUTA DE ADAM SMITH

La teoría de la ventaja absoluta afirma que los países difieren por su capacidad de producir
bienes con eficiencia (Horas por hombre). Esta teoría indica que un país debe especializarse en
producir bienes de categorías en las que tiene una ventaja absoluta e importar los de categorías
en que otros países tienen tal ventaja. Pero y ¿si el otro país es mejor en todo?
A esto responde David Ricardo en su:
TEORIA DE LA VENTAJA COMPARATIVA

El principio de la ventaja comparativa se basa en la importancia del coste de oportunidad la


cantidad de otros productos a los que se renuncia al producir más de un bien concreto. Dicho
principio afirma que un país exportara productos que puedan tener con un reducido coste de
oportunidad a cambio de importar aquellos que, de otro modo, hubiera producido con un coste
de oportunidad elevado. Ricardo se centró en las diferencias en las productividades del trabajo
y demostró que habría un comercio que aportaría beneficios aun si un país fuera menos eficiente
en la producción de todos los bienes.

LOS COSTOS CONSTANTES DE RICARDO Y LA CURVA DE POSIBILIDADES DE PRODUCCIÓN

El enfoque de Ricardo supone unos costes marginales constantes. Eliminado este supuesto
para permitir unos costes marginales crecientes facilita la explicación de por qué los países no
se especializan totalmente en producir únicamente un bien.
Escritores posteriores cuestionaron, siendo la objeción mas dañina al supuesto de los costos
marginales constantes es que no implica algo que se observe en las pautas reales de producción.

COSTOS MARGINALES CRECIENTES

Reemplazando así el supuesto de costes marginales constantes del enfoque ricardiano por un
supuesto mas real sobre, los costos marginales crecientes.
Las diferencias internacionales en la forma de las curvas de posibilidades de producción
pueden deberse a:

1. Distintos bienes utilizan los factores de producción en diferentes proporciones


2. Los países difieren en sus dotaciones relativas de factores.

CURVAS DE INDIFERENCIA SOCIALES

Una curva de indiferencia muestra las diversas combinaciones de cantidades de consumo que
le reportan el mismo nivel de bienestar o utilidad. La combinación concreta de consumo
escogido por el individuo depende de la limitación presupuestaria personal, es decir, la renta
disponible para gastar en los bienes y los precios de los mismos. Dada la restricción
presupuestaria o línea de precio, el individuo elige la combinación de consumo para estar lo
mejor posible, alcanzar la curva de indiferencia más alta posible. Se utilizarán las curvas de
indiferencia sociales ya que son convenientes y asépticas. Son razonables como descripción de
los fundamentos de los patrones de demanda nacional para dos productos simultáneamente.

PRODUCCION Y CONSUMO A LA VEZ

Las posibilidades de producción se representan por la curva de posibilidades de producción


convexa, y las preferencias de consumo, mediante un mapa de curvas de indiferencia sociales,
de las que sólo se representan tres.

SIN COMERCIO

Punto donde la nación consume lo que produce.


CON COMERCIO

Para las condiciones existentes en cada país, representadas por sus curvas de indiferencia social
y posibilidades de producción, el equilibrio del libre comercio implica un precio relativo, los
productores responden al menor precio relativo reduciendo la producción de un bien y
aumentado la del otro bien. Se supondrá, en general, que solo hay un precio relativo
internacional de equilibrio del libre comercio para unas condiciones de oferta y demanda dadas
en cada país.

CURVAS DE OFERTA Y DEMANDA

Una curva de demanda muestra como la cantidad demandada responde a su precio.

GANANCIAS DEL COMERCIO

El comercio permite a cada país consumir en un punto que está más allá de su capacidad de
producción. Esto es una ganancia del comercio mientras se considere que es deseable un mayor
consumo.
Un país ganará más mediante el comercio si recibe un precio elevado por sus exportaciones
en relaciona los preciso que paga por sus importaciones. Para cada país, las ganancias
comerciales dependen de la relación de intercambio internacional de país

EXCEPCIONES Y SUPUESTOS

Nuestro modelo simple contiene varios supuestos irreales, entre estos:


Supusimos que un mundo simple con solo dos países y dos productos. En el mundo real hay
muchos países y muchos bienes.
Omitimos los costos del transporte internacional.
Supusimos que cada país tiene un conjunto fijo de recursos y que el libre comercio no
modifica la eficiencia con que los aprovecha.

A pesar de las insuficiencias del modelo de Ricardo, en las investigaciones se ha comprobado


que los datos sustentan la premisa básica de que países exportan los bienes que producen con
mayor eficiencia.

EVIDENCIA EMPIRICA DEL MODELO RICARDIANO

El modelo Ricardiano de comercio internacional es un instrumento extremadamente útil para


pensar sobre las razones por las que se produce el comercio y sobre los efectos del comercio
internacional sobre el bienestar nacional. Su predicción básica del modelo ricardiano, que los
países tenderán a exportar aquellos bienes en los que su productividad es relativamente alta,
ha sido solamente confirmada por numerosos estudios.
El crecimiento del comercio mundial y la especialización resultante de las economías nacionales
no nos permiten ver que es lo que los países no saben fabricar bien.
Aunque pocos economistas creen que el modelo ricardiano constituya una descripción
totalmente adecuada de las causas y consecuencias del comercio mundial, sus dos principales
implicaciones sí que parecen respaldadas por la evidencia.
LA TEORIA DE HECKSCHER – OHLIN

Heckscher Ohlin utilizaron esas ideas para construir una teoría moderna de la ventaja
comparativa. La teoría H-O del patrón de comercio predice que las naciones exportaran los
productos que emplean más intensivamente los factores de producción relativamente
abundantes a cambio de importar bienes que utilizan sus recursos escasos más intensivamente.
Los tres enfoques llegan a la conclusión de que el comercio no es un juego de suma cero en el
que un país gana solo lo que el otro país pierde. El mundo en su totalidad se beneficia con el
comercio, y cada país, como mínimo, esta tan libre con comercio como sin él. Pueden
demostrarse las ganancias de comercio por dos caminos: en primer lugar, el comercio permite
al país consumir más de lo que sería capaz de producir, permite un consumo más allá de su curva
de posibilidades de producción; segundo, el comercio permite alcanzar una curva de indiferencia
social más elevada, lo que indica que se ha alcanzado un mayor nivel de bienestar económico.