Sie sind auf Seite 1von 3

Ficha Técnica del Programa Nacional de Convivencia Escolar

El Programa Nacional de Convivencia Escolar es una iniciativa que emprende el Gobierno


Federal a través de la Secretaría de Educación Pública, para impulsar en las escuelas de
educación básica ambientes de relación y de convivencia favorables para la enseñanza y el
aprendizaje, iniciativa que al mismo tiempo da respuesta a la política nacional para una
escuela libre de acoso escolar.

Propone una estrategia formativa y preventiva para el fortalecimiento personal de los


alumnos, en los siguientes aspectos:

 El desarrollo de habilidades sociales y emocionales


 La expresión y manejo de las emociones de manera respetuosa
 La resolución de conflictos mediante el diálogo y la búsqueda de acuerdos

El Programa es una propuesta de intervención de carácter vivencial, para que en la escuela


se aprenda a convivir mediante actividades en el aula y con apoyo de materiales educativos
que promuevan la interacción entre el docente con su grupo y en el trato entre pares.

El antecedente del Programa lo constituye el Proyecto a favor de la convivencia escolar


PACE, el cual inició en el ciclo escolar 2014-2015, en 18,500 escuelas primarias de tiempo
completo, posteriormente en el 2015-2016, se implementó en 35,00 escuelas de tiempo
completo y escuelas seguras; en ambos ciclos en los 3er grados de primaria.

En el ciclo escolar 2016 2017 se oficializa el Programa Nacional de Convivencia Escolar, el


cual se implementa en las escuelas primarias de 1º a 6º grados. En el siguiente ciclo escolar
2017-2018 se tiene programado ampliar su cobertura a los niveles de preescolar y
secundaria y posteriormente, en el ciclo 2018-2019 cubrir toda la educación básica
formando parte del componente del desarrollo personal y social de la currícula a través de
la autonomía escolar y de la currícula del nuevo modelo educativo.

Para su implementación el Programa cuenta con materiales educativos impresos y


audiovisuales, que están diseñados para apoyar didácticamente a los alumnos, docentes,
madres y padres de familia en el fortalecimiento emocional y en el establecimiento de
relaciones sociales que contribuyan a la convivencia armónica, pacífica e inclusiva, a través
de actividades vivenciales, lúdicas, participativas y colaborativas. Así mismo, los materiales
también apoyan acciones e iniciativas de diversos organismos públicos y privados fuera del
ámbito escolar, para favorecer el desarrollo integral de niñas, niños y jóvenes.

La estrategia de implementación incluye la capacitación en el uso de los materiales


educativos a equipos técnicos, supervisores, directores y docentes. Las escuelas en su
autonomía de gestión integran en la planeación de la ruta de mejora las actividades del
programa.
Los materiales, los conceptos e información del programa están disponibles en el sitio:
Escuela libre de acoso, el cual favorece el uso y aprovechamiento de la información y
recursos de apoyo del programa, en forma accesible y abierta para toda la sociedad. La
difusión de los contenidos y del sitio también se realizará a través de redes sociales, sitios
de carácter federal y medios de difusión masiva.

La cobertura del programa en el ciclo escolar 2016 2017, será para la comunidad escolar de
21,000 escuelas focalizadas ubicadas preferentemente en las demarcaciones que forman
parte del Programa Nacional de Prevención Social de la Violencia y la Delincuencia
(PNPSVyD). De igual forma, en 30,000 escuelas primarias que recibirán materiales
educativos en sus bibliotecas escolares. Las escuelas primarias también recibirán apoyo de
talleres para promover la participación de las familias, a través de la coordinación
interinstitucional entre el CONAPASE y UNICEF, así como, la difusión de las actividades del
programa por medio de la página web, redes sociales y medios de comunicación masiva.

El Programa cuenta con herramientas para la valoración del clima escolar y de las
habilidades sociales y emocionales previas y posteriores a la implementación del programa,
lo que permitirá a las escuelas contar con un diagnóstico para fortalecer la convivencia y el
clima escolar que propicie mejores condiciones para el aprendizaje