Sie sind auf Seite 1von 3

Instituto Tecnológico

de Durango
INSTITUTO TECNOLOGICO DE DURANGO

Departamento de Ingeniería Química

Economía aplicada a la industria


“Marxismo”
Mijares Rodríguez Luis Alonso
El marxismo, o socialismo científico, es el nombre dado al conjunto de ideas
concebidas por primera vez por Karl Marx (1818-1883) y Friedrich Engels (1820-
1895). En su totalidad, estas ideas proporcionan una base teórica completamente
elaborada para la lucha de la clase obrera para alcanzar una forma superior de
sociedad humana - el socialismo.
Es este hecho el que explica los constantes y amargos ataques a todos los
aspectos del marxismo llevados a cabo por todo tipo de defensores del orden
social existente - desde los conservadores hasta los reformistas
pequeñoburgueses, desde el sacerdote jesuita hasta el profesor universitario.

Las teorías del marxismo le proporcionan al trabajador pensante el necesario


entendimiento a tal fin - un hilo capaz de conducirlo a través del laberinto confuso
de los acontecimientos, de los complejos procesos de la sociedad, de la
economía, de la lucha de clases, de la política. Armado con esta espada, el
trabajador puede cortar el nudo gordiano que lo ata al más poderoso obstáculo en
el camino al progreso para sí mismo y para su clase - la ignorancia.
Es para mantener este nudo firmemente atado que los representantes a sueldo de
la clase dominante luchan con todas sus fuerzas para desacreditar al marxismo
ante los ojos de la clase obrera. Es un deber de todo trabajador serio en el
movimiento obrero estudiar las teorías de Marx y Engels, como un requisito previo
esencial para la conquista de la sociedad por la clase trabajadora.

Sin embargo, hay obstáculos en el camino de la lucha de los trabajadores hacia la


teoría y la comprensión que son mucho más difíciles de resolver que los garabatos
de los sacerdotes y profesores. Una persona que se ve obligada a trabajar largas
horas en la industria, que no se ha beneficiado de una educación decente y, en
consecuencia, no tiene el hábito de leer, encuentra una gran dificultad en la
absorción de algunas de las ideas más complejas, sobre todo en un principio. Sin
embargo, era para los trabajadores para quienes Marx y Engels escribían, no para
estudiantes y personas de clase media "inteligentes".

"Todo comienzo es difícil", no importa de qué ciencia estemos hablando. El


marxismo es una ciencia y por lo tanto le exige mucho al principiante. Sin
embargo, todo trabajador que esté activo en los sindicatos o en un partido obrero
sabe que nada vale la pena si no se alcanza con cierto grado de lucha y sacrificio.

El método marxista ofrece una visión más completa y rica de la sociedad y la vida
en general, y despeja el velo de misticismo en la comprensión del desarrollo
humano y social. La filosofía marxista explica que el motor de la historia no se
halla ni en "grandes hombres", ni en lo sobrenatural, sino que se deriva del propio
desarrollo de las fuerzas productivas (industria, ciencia, técnica, etc) en sí mismo.
Es la economía, en última instancia, la que determina las condiciones de vida, los
hábitos y la conciencia de los seres humanos.

2
Sólo el marxismo ha sido capaz de exponer las contradicciones del capitalismo
que resultan periódicamente en recesiones y depresiones. El capitalismo ha
agotado por completo su papel histórico en el desarrollo de la base productiva de
la sociedad. Constreñidas por el Estado nacional y la propiedad privada, las
fuerzas productivas son sistemáticamente destruidas debido a la sobreproducción
masiva de mercancías y capitales.